Angiofibroma nasal derecho en mujer de 60 años

373 views

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
373
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Angiofibroma nasal derecho en mujer de 60 años

  1. 1. ANGIOFIBROMA NASAL DERECHO EN MUJER DE 60 AÑOS Dr. Luis Alfredo Rodríguez Regalado. Especialista de 1er grado en Otorrinolaringología. Profesor instructor. Hospital Docente Clínico Quirúrgico 10 de Octubre. Ciudad de La Habana, Cuba.Dra. Ivonne Delgado Juan. Especialista de 1er grado en Medicina General Integral. Especialista de 1er gradoen Otorrinolaringología. Profesor instructor. Hospital Docente Clínico Quirúrgico 10 de Octubre. Ciudad de La Habana, Cuba Dr. Malfred Yunior Rodríguez Fuentes. Medico general. Residente en Medicina General Integral. Policlínico Aleida Fernández Dra. Yanisleydi Alemán Sixto. Medico general. Residente en Otorrinolaringología. Hospital Docente Clínico Quirúrgico 10 de Octubre. Ciudad de La Habana, CubaResumenPresentamos una paciente femenina de 60 años de edad con un tumor fácilmente sangrante en fosa nasalderecha proveniente de cornete medio con el cuadro de obstrucción nasal derecha progresiva, epistaxisespontánea frecuente y cefalea frontal con el diagnóstico anatomopatológico de angiofibroma nasal lo que lohace un caso excepcional porque estos tumores en mujeres y adultos son muy raros. Se le realizó TAC defosa nasal y senos perinasales y aunque no se le pudo realizar angioTAC fue operada por rinoscopia anteriorcon métodos convencionales extrayendo todo el tumor, la paciente actualmente esta normal. Se realizarevisión bibliográfica de todos los tumores benignos de fosa nasal.Palabras clave: angiofibroma, epistaxis, tumores nasalesPRESENTACIÓN DEL CASOSe trata de una paciente femenina de 60 años de edad, de la raza blanca con antecedentes patológicospersonales (APP) de Cardiopatía Isquémica, Asma bronquial e hipertensión arterial (HTA), que acude anuestro centro por presentar obstrucción nasal derecha, de 3 años de evolución lentamente progresiva hastala actualidad, acompañada de epistaxis espontánea frecuente y cefalea frontal. Se realiza examen físicootorrinolaringológico encontrando en:RA: Tumoración grande, rojiza, dura, proveniente de cornete medio que ocupaba toda la fosa nasal derechafácilmente sangrante al tacto.Resto del examen físico sin alteraciones.Se realizó biopsia siendo altamente sangrante por lo cual requirió taponamiento anterior lo cual nos hizosospechar que la paciente presentaba un tumor vascular. El resultado de la biopsia informó tejido necrótico noútil.Se indica TAC de fosas nasales y senos perinasales donde se observa masa de 23 x 30mm parcialmentecalcificada en fosa nasal derecha a nivel del cornete medio. (Fig 1)Se indicó AngioTAC lo cual no fue posible realizar.Ante estos resultados se decidió realizar chequeo preoperatorio a la paciente para bajo anestesia GOT,realizar biopsia o exéresis de la tumoración para diagnóstico anatomopatológico.
  2. 2. En el acto quirúrgico con anestesia general a través de rinoscopia anterior, se intento realizar biopsia de latumoración comenzando esta a sangrar profusamente por lo que se decidió realizar exéresis completa deltumor junto con el cornete medio observando que al lograr efectuar este paso extrayendo la tumoración, elsangramiento desapareció completamente y la fosa nasal quedo libre de tumor. (Fig. 2)Se dejo taponamiento anterior nasal que se retiro a las 48 horas, sin tener sangramiento.Tuvo varias consultas evolutivas posquirúrgicas sin recidivas.El reporte definitivo anatomopatológico fue Angiofibroma pediculado de cornete medio.INTRODUCCIÓNNo existen datos seguros de la incidencia global de los tumores benignos de la fosa nasal y senos perinasales(SPN) pero si se sabe que los tumores malignos de esta región son poco frecuentes (1 a 2 en 100000habitantes x año) siendo menos del 3% de los cáncer del tracto aerodigestivo superior (1).El diagnóstico diferencial entre un tumor benigno, premaligno y maligno de las fosas nasales y senosperinasales (SPN) puede ser difícil, ya que los síntomas pueden ser similares y a veces el hallazgo de unalesión maligna solo puede ser advertido a la histología, por lo tanto, resulta crucial, realizar un diagnósticoclínico y anatomopatológico precoz (1,2,3).CLASIFICACIÓN1. Tumores inflamatorios (Seudotumores y tumores no neoplásicos.• Poliposis( incluyendo al pólipo antrocoanal)• Quiste de retención• Granuloma piógeno• Mucocele• Micetoma• Granuloma de colesterol• Granuloma por cuerpo extraño y amiloidosis.2. Tumores epiteliales.• Papiloma nasosinusal• Adenomas (pleomorfo y de células basaloides)• Mioepitelioma• Oncocitoma3. Tumores no epiteliales.a) Tumores de hueso y cartílago (osteomas y condromas, fibroma osificante y cementoma, displasiaosteofibrosa, tumor de células gigantes, osteoblastoma y osteoma osteoide.b) Tumores de tejidos blandos: fibroangioma juvenil, fibroma, fibromatosis agresiva, mixoma, histiocitomafibroso, leiomioma, hemangioma, neurofibromas, paragangliomas, neurilonoma, plasmocitoma.c) Tumores de tejidos vecinos: meningioma, tumores odontogénicos, tumor neuroectodérmico y teratomas (1,2, 3, 4, 5,6).Los tumores benignos de las fosas nasales son poco frecuentes y dentro de ellos el angiofibroma representael 0,5% de los tumores de cabeza y cuello, siendo excepcional en las fosas nasales. Son tumoraciones casiexclusivas del sexo masculino y de la adolescencia debutando la gran mayoría de los casos entre 10 y 18años (1, 5, 6).
  3. 3. Se han postulado varias teorías para explicar la etiopatogenia pero la más reciente y acertada son las deSchiff (1959) que señala el origen vascular a partir del tejido vascular sensible a hormonas sexuales quenormalmente se observa en los cornetes nasales y la de Girgis (1973) que señala su origen a partir de tejidoparagangliomas situado en la zona de las ramas terminales de la arteria maxilar interna. El angiofibroma esgeneralmente un tumor lobulado, de coloración rojo azulada y de superficie irregular y friable. Se caracterizamicroscópicamente por un estroma constituido por fibras colágenas y un entramado reticular de abundantesfibroblastos y células gigantes polinucleadas, así como abundantes vasos en la base del tumor que vanramificándose formando lagunas venosas de paredes tenues. La irrigación está dada principalmente por laarteria maxilar interna, rama terminal de la carótida externa, pero según va creciendo el tumor participan otrasarterias como la arteria faríngea ascendente, la arteria occipital, la arteria palatina mayor, la arteria temporalsuperficial y la arteria facial, así como en ocasiones de la arteria carótida interna y del sistema arterialcontralateral explicando la dificultad que existe para cohibir las copiosas epistaxis que provoca el tumor (5, 6,7).El diagnóstico se efectúa por el cuadro clínico siendo un tumor sangrante típico de la pubertad masculina condos síntomas constantes: obstrucción nasal progresiva y epistaxis recurrentes. Otros síntomas de acuerdo altamaño del tumor pueden ser; cefalea, rinorrea mucopurulenta, hipoacusia de transmisión secundaria a otitismedia serosa, rinolalia cerrada, exoftalmos, diplopia, desplazamiento del paladar, deformidad facial y anosmia(1, 2, 3, 4, 8, 9, 10).En la rinoscopia anterior y nasofibroscopia rígida o flexible se observa un tumor rojo azulado, de superficieirregular fácilmente sangrante al tacto.La Tomografía Computarizada es muy importante para ver la extensión del tumor y el Angio-TAC es esencialpara el diagnóstico y tratamiento precisando de donde proviene el suministro arterial y para poder realizar unaembolización previa a la cirugía, técnica que generalmente facilita mucho el acto quirúrgico al disminuir elsangramiento. Según la mayoría de los autores no es necesario realizar biopsia para el diagnóstico utilizandoel cuadro clínico, TC y Angio TAC, aunque cuando la tumoración está en la fosa nasal y existe duda la biopsiaes imprescindible realizarla aunque provoque copioso sangramiento (1, 2, 3, 4,8).El diagnóstico diferencial se debe realizar con otros tumores sangrantes de fosa nasal como: Hemangiomacavernoso, pólipos angiomatosos, paragangliomas y leiomiomas.El tratamiento más efectivo es la resección quirúrgica previa embolización utilizando una rinotomíaparalateronasal o sublabial o un abordaje mediante cirugía endoscópica nasal realizando una completaextirpación del tumor con la menor morbilidad posible. Se han utilizado otros tratamientos alternativos paracasos de recidivas o tumores con penetración intracraneal inoperables como radioterapia, hormonoterapia,quimioterapia y crioterapia (1, 2, 3, 4, 10).COMENTARIOPresentamos a una paciente femenina de 60 años con una tumoración en la fosa nasal derecha diagnosticadacomo Angiofibroma nasal, lo cual es un caso excepcional según la literatura revisada. Nosotros no seguimoslos procedimientos conocidos debido a que no pudimos realizarle el AngioTAC y la embolización del tumorprequirúrgica, pero le aplicamos la cirugía convencional pudiendo extraer completamente el tumor, conevolución satisfactoria de la paciente y encontrándose de alta en la actualidad.http://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/2371/1/Angiofibroma-nasal-derecho-en-mujer-de-60-anos.htmlhttp://www.portalesmedicos.com/publicaciones/articles/2371/2/Angiofibroma-nasal-derecho-en-mujer-de-60-a%F1os

×