Por Las 35 Horas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Por Las 35 Horas

on

  • 937 views

 

Statistics

Views

Total Views
937
Views on SlideShare
930
Embed Views
7

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

2 Embeds 7

http://materialescrisisjc.blogspot.com 4
http://jovescomunistesmovimentobrer.blogspot.com 3

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Por Las 35 Horas Por Las 35 Horas Document Transcript

  • REDUCCION DE LA JORNADA LABORAL a 35 horas, DESEMPLEO Y EXPERIENCIAS, MAS ALLÁ DE LA CRISIS” Por las 35 horas, Trabajar menos para trabajar todos.” Introducción El desempleo estructural que azota a las economías que siguen el modelo capitalista, es un rasgo característico del actual modelo de crecimiento, que hay que relacionar, lejos de cualquier mensaje gubernamental , a las políticas economicas de tinte neoliberal implantadas desde los años 80 ( sin pretender que este sea nuestro chivo expiatorio y origen de todos los males) Empezemos por explicar la historia. A partir de los 70 se vió la incompatibilidad de los intereses del capital y del modelo social, el llamado estado del bienestar, la regulación estatal y la democracia de masas eran los rasgos más relevantes de una fase histórica que reflejaba una determinada correlacion de fuerzas y expresaba el poder que “los de abajo”, la clase trabajadora en su conjunto a través de su organización en sindicatos y a través de los partidos obreros en los parlamentos de toda Europa, habían ido conquistando en la sociedad El mercado regulado demostraba algo que las fuerzas neoliberales una vez mas, todo y esta crisis, siguen rechazando: que el mercado dejado a su libre albedrio, genera desigualdades,
  • despilfarros y paro, que obliga a los poderes públicos, siempre bajo presión popular a intervenir activamente en el ciclo económico, mostrando, por el contrario, su carácter monopolista de estado. En esa era dorada del llamado fordismo, nombre debido a su máximo difusor y creador de ese método, mas tarde modelo, en sus fábricas llamado Henry Ford, con una determinada correlación de fuerzas, se tejió un seguido de redes de protección social( jubilación, asistencia sanitaria….etc) y una prestación de servicios asistenciales a los grupos sociales mas desfavorecidos gracias a unos sindicatos robustecidos por un industrialismo de masas obreras concentradas en fábricas , favorecidas por situaciones de pleno empleo en algunos paises,y a unos partidos obreros fuertemente implantados en el sistema parlamentario. Otro aspecto de esa era “dorada” es la democracia de masas que, por el contrario lo que nos dicen los creadores de opinión de muchos medios que es la condición natural del capitalismo, fué el resultado de los y las trabajadores en su lucha contra él a través de los sindicatos y los partidos obreros por la consecución de unos derechos y poderes reales de los y las ciudadanas Pues bien, este conjunto de de derechos y poderes, este modelo social, está siendo combatido por los poderes económicos dominantes y por su clase política desde hace ya casi dos décadas. No nos puede extrañar que el pleno empleo, y sus consecuencias sociales de mayor organización de clase, sindicatos mas fuertes y a la ofensiva, junto con unos partidos obreros pujantes. sea uno de sus objetivos a batir diciendo que o bien es imposible, o bien sería negativo para la necesaria flexibilidad económica en la época de globalización que vivimos Aquí Marx demuestra una vez mas su clarividencia cuando hace 150 años evidenció la incompatibilidad a largo plazo entre capitalismo y pleno empleo y la subsiguiente necesidad de un ejército de reserva de una parte-siempre renovada y hoy en día ampliada- de la población desempleada consiguiendo así tres objetivos (1) 1. Disciplinar y potenciar aun más el poder de dirección de los empresarios 2. Disminuir las redes sociales de solidaridad entre trabajadores y trabajadoras, dividiéndolos/ las, segmentándolos/las, en figuras sociales separadas entre sí con experiencias vitales diferenciadas 3. Reducir radicalmente la capacidad contractual y debilitar el papel del sindicalismo de clase Esta ruptura con el pleno empleo crea fractura social que divide y debilita a los sectores populares que tiende a incapacitarlos como sujetos políticos autónomos. Vemos así la aparición de distintas figuras sociales donde se combinan conflictualmente áreas de integración salarial, vulnerabilidad social ligada a una precariedad que aumenta, y la exclusión social, pura y dura, como figura permanente de este modelo Nos tratan, en definitiva, y en cierto modo lo consiguen, de imponer un modelo social basado en la inseguridad y en el miedo, creándonos una sistemática incertidumbre sobre el futuro del trabajo, de las pensiones, de la asistencia sanitaria…etc. que ha generado debido a la falta de respuesta organizada desde la izquierda social y política, las condiciones para dejar en manos
  • privadas los elementos mas rentables del sector social. En este sentido la lucha por las 35 horas es una lucha contra el paro permanente, contra la pobreza y la exclusión social, pero también en pro de una un modelo de sociedad democrática e igualitaria ecológicamente sostenible y por una nueva relación entre géneros, por la profundización y extensión de la democracia política. La presentamos con unos objetivos explícitos: 1. Derrotar al pensamiento único neoliberal hoy aun hegemónico, en términos Gramscianos, ésta es una condición previa que los y las comunistas debemos siempre poner encima de la mesa, los y las trabajadores y la ciudadanía en general vivimos en un chantaje permanente sobre la amenaza de argumentos macroeconómicos: si los salarios suben es malo para la competitividad, si no se abarata del despido los empresarios no invertirán y si no se incentiva fiscalmente al capital tenemos el inminente riesgo de fuga de capitales hacia otras zonas más rentables. Es decir, se implantan unas condiciones determinadas por unos pocos y no sometidas a decisión popular y democrática. Es subordinar las personas a la economía y conseguir la reducción de la jornada laboral a 35 horas por ley va en la dirección opuesta para subordinar a la economía a la necesidad de la sociedad. 2. Impugnar las políticas neoliberales implantadas hasta la actualidad, demostrando su ineficacia, demostrando que la alternativa al desempleo estructural no es el mercado desregulado y precario. La realidad es que cada vez mas solo una parte reducida trabaja y en peores condiciones laborales, la tendencia actual, además, es la prolongación de jornada y el crecimiento de ritmos productivos. En esta línea conseguir las 35 horas es una prioridad de lo social en la política económica, condición previa para resolver realmente el problema de desempleo. 3. Construir un modelo de sociedad democrática e igualitaria. Todas las políticas que se vienen realizando, con el pretexto de la globalización y de la competitividad, tienden a degradar el modelo social preexistente, mercantilizar la fuerza de trabajo y reducir el de por sí del débil modelo de Estado social. Con esas u otras medidas lo que se busca es provocar inseguridad y miedo en las mayorías que den mas poder a los empresarios y empresarias. Conseguir la ley de las 35 horas es el instrumento más adecuado para avanzar hacia el pleno empleo y con ello profundizar en un modelo de sociedad más justo y hacia unos derechos sociales entendidos como derechos imprescindibles de ciudadanía. 4. Repartir todos los trabajos. El tipo de sociedad que genera un sistema social basado en al exclusión y en la precariedad favorece la discriminación de la mujer y consolida el modelo patriarcal. Conseguir la ley de las 35 horas es avanzar en un reparto real del trabajo que modifique las relaciones entre producción y reproducción que replantee radicalmente las relaciones entre trabajo domestico y trabajo asalariado. 5. Avanzar hacia un modelo social y ecológicamente sostenible. Conseguir la ley de 35 horas significa imponer criterios sociales, es decir, elecciones conscientes de la
  • sociedad que son imprescindibles para impedir la lógica depredadora del mercado capitalista. Sostenibilidad ecológica y cuestión social de “los de abajo” encontrarán así una nueva alianza y mucho más profunda. 6. Conquistar una democracia participativa. La aportación fundamental del movimiento obrero y de la izquierda social y política ha sido unificar la lucha social por la emancipación de los trabajadores y trabajadoras y extender la democracia, entendida como autogobierno de las poblaciones. Conseguir la ley de las 35 horas es volver a situar en el centro la democracia la cuestión social, y con ello, impedir que siga avanzando un modelo oligárquico que margine a las mayorías sociales de la política. 1.Conceptualizemos sobre el paro. Ya en los años 30 John Maynard keynes (economista británico) opinaba que la enfermedad del paro tecnólogico (1)no seria mas que una fase del de desequilibrio transitorio y que, en un arco de cien años, la humanidad habria resuelto su problema economico. Según esa profecia antes de 25 años el hombre (2) deberia enfrentarse a su verdadero y permanente problema: como emplear el tiempo libre ganado gracias a la ciencia , para vivir bien, de forma agradable y con sensatez. En los 75 años que han transcurrido la humanidad no se ha movido en la dirección de quedar libre de la necesidad de venderse a cambio de obtener medios de vida.De la edad de la ansiedad de Keynes hemos pasado a la edad de la anomalia del despilfarro en un mundo plagado de necesidades. Pese al constante avance de conocimientos tecnicos y cientificos y de la acumulacion de capital acontecido durante las ultimas décadas, en los paises mas ricos del mundo hay mas de 35 millones de hombres y mujeres sin trabajo, en su mayoria jóvenes, y no porque se hayan liberado de él sino porque carecen de él. Pero la teoria economica y el arte de gobernar no saben explicar el problema más grave: demasiados bienes-poco trabajo. En este sentido es importante resaltar la siguiente relacion: cuando la produccion disminuye, disminuye tambien el empleo, pero no sucede lo contrario: que si al producción se recupera se recupere también el empleo. El paro se cristaliza mediante reestructuraciones tecnológicas y organizativas que se hace casi irreversible. Cuando disminuye la produccion cada empresario reduce el empleo por su cuenta pero cuando la producción se recupera, cualquier empresario pensará que le conviene aprovecharse de los cambios técnicos y organizativos que le han permitido ahorrar trabajadores y trabajadoras para no contratar a nadie más. Este es el aspecto estructural de la flexibilidad capitalista del empleo: la mano de obra es un bien, y la cantidad que se demanda de tal bien es flexible pero solo hacia abajo 2.El paro en el capitalismo Primero cabe destacar el aprendizaje de los capitalistas sobre la experiencia de que el desempleo crea una corriente de fuerzas tal que disciplina el mercado de trabajo y frena el crecimiento de los salarios , ahora quizas empezemos a recordad las palabras de nuestra querida CEOE sobre el abaratamiento del despido, o la moderacion salarial, bajo la premisa “
  • tal y como esta la situación hay que decir gracias por tener trabajo”. Las tesis que mas se barajan sobre las causas y posibles remedios del paro pueden quedar reducidads a tres, una ortodoxa y dos heréticas La primera tesis, la ortodoxa y pesimista sostiene que es un problema que se puede solucionar con mayor o menos facilidad, llegando a sostener incluso que un eventual aumento del empleo en las epocas expansivas debe ser contrarrestado , pues temen mas a la inflación que al paro. Los de formación neoclásica, sostienen por otro lado, no opuesto, que si hay paro es voluntario, o si es involuntario, se debe a que hay un tipo de salario real superior al de equilibrio, o a la rigidez del mercado de trabajo. Dando por hecho como si el paro y el salario real se formaran en el mercado de trabajo en vez de en la esfera o ámbito de la producción y en el mercado de bienes, y no como resultado de una negociación politica ya sea a través de los convenios o desde el estado ( salario mínimo) .Se indican como medidas necesarias los recortes salariales y la mayor flexibilidad del mercado de trabajo. La solución como siempre estaría en el mercado, el cual, se ajustaría a través de los precios impuestos por la perfecta competencia que llevaria a un aumento de la producción que provocaría una reabsorción de los trabajadoras y trabajadores que hubieran quedado en paro. Por desgracia para los parados y paradas, el mercado no es tan eficiente. La segunda tesis, herética y optimista, parte de un hecho evidente e importante, el trabajo socialmente necesario para la producción de bienes esta disminuyendo progresivamente gracias al desarrollo tecnológico, lo que llamaríamos “paro tecnológico”, parece que la profecía de Keynes se esta cumpliendo, el mismo Keynes afirmaba en similitud a Paul lafargue (3) “tres horas de trabajo diaria son suficientes para satisfacer al viejo Adan que llevamos dentro”. Ahora bien, solo podría ser si los bienes producidos en forma de mercancias pudieran cubrir todas las necesidades de los individuos y de la sociedad, y si no hubiera necesidades sociales que quedaran sin cubrir. En el proceso de producción y reproducción capitalista se da una paradoja muy peligrosa politicamente: una mezcla de superproducción de bienes, falso bienestar, de paro laboral y de necesidades sociales no cubiertas en los campos de la educacion y de la cultura, del cuidado de los individuos y el tejido social, conservación del medioambente y de la naturaleza. El bienestar material es relativamente alto y llega a muchas personas pero aumentan y mas ahora en tempos de crisis, las bolsas de pobreza lo que demuestra claramente que,no solo se implanta una configuración Norte-americana de desregulación del mercado de trabajo donde ser asalariado ya no es una condición que permita salir de la pobreza, sino también que las políticas propuestas enfocadas hacia un aumento de la producción de bienes no genera un aumento del empleo ,y además, que este tipo de políticas dejan sin cubrir las necesidades que no satisface el mercado. Podemos llegar fácilmente a la conclusion, que la economia capitalista es irracional porque no cubre las necesidades en cuanto tales, sino solo las necesidades dotadas de capacidad adquisitiva ya que en el mercado se satisfacen demandas, no necesidades. Ahondando en los procesos que determinan esta conclusión, podemos decir que los terminos
  • de la relación capital y trabajo asalariado han cambiado hacia una forma de racionalización erronea que hace reducir los costes de producción de una empresa concreta y a la vez eleva los costes de producción social, “enriqueciendo al individuo y empobreciendo a la sociedad”. A largo plazo los costes del paro de masas es mayor que el de la inflación moderada. El problema mas inmediato, es ahora ,como conservar el empleo existente, o parar la destruccion masiva de empleo que estamos viviendo. Una politica industrial real es justo lo opuesto a una politica de devaluacion competitivia a la que parece que estamos abocados sin freno. En una economia abierta a exportaciones e importaciones el problema de empleo es automaticamente un problema de competitividad en los mercados internacionales, pero ese aumento de productividad no debe ir de la mano de reducción del coste de trabajo (4) El pasado 7 de octubre de 2008, los sindicatos, organizaciones politicas y movimientos sociales varios, salimos a la calle en defensa de una politica industrial, aunque mucha gente e incluso muchos de los sindicalistas apuntaban a decir que lo importante de una buena politica industrial era simplemente una financiarizacion o subvencion del estado a la producción, es decir, la consigna era, si ayudais a los bancos con miles y miles de millones, se debe ayudar tambien a la economia productiva directamente para salvar los puestos de trabajo en juego. En este texto, los jovenes comunistas vamos mas allá y creemos que una politica industrial que se precie siginifica, a medio plazo, planificar un modelo competitivo, es decir, un modelo de desarrollo y un modelo de orden social coherente entre si, decidir cuál debe ser el salario de los trabajadoras y trabajadores directamente o indirectamente productivos, cuál debe ser el excedente, cuál el peso y la estructura de los consumos y cuál la imposicion fiscal, es decir establecer una coherente planificación economica, decidir y definir los gastos asignados al cuidado de las personas, los de educacion e investigacion, medioambiente... En definitiva decidir que parte de nuestra renta destinamos a nuestros hijos y nietos. De lo anteriormente dicho se desprende que al mantenimiento del excedente es necesario para conservar el nivel de empleo existente en el sector que produce bienes vendibles como para proveer a cuantos no están ocupados en él y para cubrir las necesidades que el mercado no puede satisfacer. Llegados a este punto se podria argumentar que un excedente elevado haria tolerable el paro, dado que se podria transferir a los parados y paradas el poder adquisitivo que necesitan para cubrir su demanda de bienes. Argumentación correcta contablemente pero carente de visión económica-politica, ya que no tiene en cuenta que la otra cara del paro masivo, la masa de necesidades sociales no cubiertas, aquellas necesidades que el mercado no cubre ni puede cubrir ( mas adelante profundizaremos en esta cuestión) Las dos soluciones que se discuten con mas frecuencia, entre los que no creen en la panacea ortodoxa( recortes salariales y relanzamiento de la demanda), son la reducción de la jornada laboral con carácter general y una especie de renta de ciudadania o de existencia. 3.La reducción de la jornada labora”Trabajar menos para trabajar todos”
  • La idea de la reduccion del tiempo de trabajo para todos, tiene 2 significados. Ambos parten de la idea que el trabajo socialmente necesario para producir una determinada cantidad de bienes ha disminuido y continua disminuyendo: asi lo prueba el aumento del paro en épocas de expansion economica, en la mayoria de paises desarrollados. Partiendo de esta premisa se desprenden 2 posibilidades, la primera consiste en explotar la tecnologia disponible para ahorrar trabajo en lugar de trabajadores y trabajadoras, en explotar el desarrollo de las fuerzas productivas en lugar de ser explotados y explotadas por él, invertir la relacion entre maquinas y trabajo vivo. La segunda posibilidad consiste en redistribuir el tiempo de trabajo con el fin de reabsorber el paro. La segunda posibilidad es la que aquí desarrollaremos, la reducción del tiempo de trabajo se vé como una solucion al paro en sí.Trabajar menos para trabajar todos, es, sin duda,a una posibilidad a contemplar incluso de forma inmediata pero tiene sus limitaciones, y hay impedimentos que deben ser tenidos en cuenta si se quiere que esta solucion sirva de algo y no se oponga a la solución a largo plazo.Una politica de reduccion de la jornada , sin corte salarial, provoca una indudable oposicion capitalistas, pero por otra parte da por hecho que los bienes producidos pueden satisfacer todas las necesidades. Una politica de reduccion del tiempo de trabajo debe servir para reducir el trabajo que se dedica a la producción de bienes, no para aumentar el número de trabajadores y trabajadoras empleados y empleadas en ello.. En la actual situacion de crisis internacional, la redistribucion del trabajo es una posibilidad hay que plantearse decididamente.En esta situacion, la reduccion de la jornada de trabajo, corre el riesgo de ser un compromiso empresarial entre capital , trabajadores y trabajadoras en activo, que, sin embargo no haga reducir el paro y que siga estancado en la lógica de producción de bienes ( como ocurrió en la Wolkswaguen). Las politicas de reducción de jornada laboral, manteniendo el salario, se justifica con la idea de reparto de las mejoras de productividad entre empresas y trabajadores y trabajadoras, en términos de menor tiempo de trabajo. 4.Renta de Ciudadania o Renta de existencia, el eterno debate: La segunda solucion no es una solucion, es mas bien, un maquillage puesto que seguiria tratandose de una transferencia de los que tienen trabajo hacia los que no tienen, no por ello es menos necesaria. Si el producto social se distribuye a partes iguales entre rentistas, capitalistas y trabajadoras y trabajadores, la renta de que disponen en su conjunto los trabajadores y trabajadores con trabajo o sin él, es la adquirida por las trabajadoras y trabajadores que tienen empleo.La renta que disponen los trabajadores y trabajadoras sin empleo es el resultado de la transferencia de los trabajadores y trabajadoras que si tienen empleo, a través del estado, o directamente de la familia.Esta renta no es mas que el excedente de salario de los ocupados respecto a los costes de reproducción de éstos. En definitiva una renta de ciudadania, no resolveria el problema de autonomia economica y
  • politica de los que estan en paro, favoreceria el voto interesado y no resolveria las necesidades sociales que se quedan sin cubrir. Dicha autonomia economica y politica, no se da ,sin una renta de trabajo. 4.Entonces,el pleno empleo es posible? “La utopía del Pleno empleo” Proporcionemos, desde nuestro poder, unos objetivos y ofrezcamos los incentivos necesarios y el capital comerá de nuestra mano como una bestia domesticada(…) David Anisi Utopia era hace años clonar a seres humanos y hoy es una realidad, si los científicos que lo han conseguido se hubieran parado porque era utópico hoy no se habría conseguido convertir la utopía en realidad. Los mismo pasa con el pleno empleo., el pleno empleo es una utopía igual que lo és el socialismo. Para recordarnos que es realizable debemos remitirnos al articulo 40.1 de la Constitución española, que se lo propone como objetivo” Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal mas equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizaran una política orientada al pleno empleo”. Las políticas de empleo llevadas a cabo en España en las ultimas décadas, han sido una desregulación total del marco de las relaciones laborales, por un lado para conseguir la incentivación de los empresarios a contratar en función del abaratamiento de los costes laborales y, por otro, la habilitación de las políticas activas de empleo, esto es, la cualificación y formación de la fuerza de trabajo, y las subvenciones a los empresarios que contratan, via exenciones y bonificaciones fiscales y de cotizaciones a la Seguridad Social, etc. Es la estrategia de crear empleo aunque sea basura. Este esquema, por otro lado, ha producido varios efectos no deseables: De un lado la alta precariedad ya analizada, que llega a afectar a 7 de cada 10 asalariados, como señalaba ya Daniel Lacalla en su prodigioso libro( la clase obrera en España) De otro lado, la desincentivacion que genera la temporalidad a la hora de invertir en capital humano ¿ para que van a invertir los empresarios en formación y reciclaje profesional con unos empleados que saben que van a abandonar la empresa en un corto periodo de tiempo Pero para colmo de despropósitos y como resultado vemos la crisis que estamos viviendo, la precariedad y la temporalidad se han revelado contrarias al consumo privado, uno de los factores mas retardatarios de la demanda interna, y, por tanto, del crecimiento económico en este modelo. La via debe ser crear empleo con derechos, empleo de calidad. Y una via para crear empleo, es ir alli donde se puede crear empleo de calidad y con derechos, un empleo publico para alli donde hay necesidades sociales sin cubrir alli donde hay yacimientos de empleo, desde el desarrollo de servicios de proximidad, ayuda a domicilios a personas mayores o con minusvalias, guarderias para niños sin escolarizar, asistencia a jovenes en dificultad, mejoras de condiciones de vida en las ciudades y barrios, transportes colectivos,
  • saneamientos de zonas contaminadas....etc Se trata de crear empleo pero alejado de los dogmas neoliberales que han dominado las politicas de la UE heredadas del tratado de Maastricht. Si dejar en las manos invisibles del mercado la creacion de empleo, fundar toda la politica economica en el crecimiento sostenido, que lo demas( empleo, estado de bienestar) se dará por añadidura, se ha visto desmentido por la dura realidad del crecimiento del paro, tambien se han desmentido con el paso del tiempo y de las experiencas fracasadas otro dogma; la politica de los años 80 y 90 de desregular y flexibilizar so pretexto de crear mas empleo. El fracaso ya anunciado de las reformas laborales en el sentido de desproteger tanto la entrada como la permanencia y la salida, no han creado empleo, todo lo mas, lo han precarizado. España y sus economistas han hecho tan bien los deberes que señalaban las instancias neoliberales internacionales,y de forma tan beata que ha generado que tengamos mas del doble del paro que la media europea, el triple de precariedad, trabajo para poco mas del 50% de los ciudadanos en edad de trabajar, mas flexibilidad que nadie y con un mas 20% de la poblacion por debajo del humbral de la pobreza, y todo en aras del crecimiento sostenido Por todo ello, en una sociedad donde se condena a una parte de la misma al paro, la precariedad y la exclusión y donde la otra parte de la poblacion realiza jornadas de trabajo agotadoras, es preciso proponer un debate a la sociedad que sirva para poner en marcha una seria de nuevas propuestas como la reduccion de la jornada laboral En resumen una sociedad de pleno empleo, pero para ello es necesario que se genere la correlación de fuerzas portadora de una nueva cultura y alternativa politica que renuncie a la falsa via de desregulación y las meras politicas activas de empleo y que finalmente, junto a las politicas activas y pasivas proceda a convertir los incrementos de productividad en reparto de empleo del tiempo de trabajo y distribucion de la renta. Ninguna utopia ha acabado haciendose realidad por la libre voluntad de los poderosos.Solo la movilizacion social va a conseguir traer la utopia desde el continente de deseo hasta el continente de la realidad. Respecto a la cita que antes he comentado de david anisi, que , proporcionando objetivos y ofreciendo incentivos adecuados, el capital comeria de nuestra mano” como una bestia domesticada”, debemos añadir que es esencial para hacer viable cualquiera de las aspiraciones que hemos ido desgranando hasta aquí, que su domesticacion solo responde a nuestra fuerza exhibida y a su propio interés. Y ahi es donde entra la politica , seremos capaces de demostrar al capital que le conviene prescindir de una parte de los incrementos de productividad para resolver la crisis ecologico-social 5. La ecuación de la reducción de jornada El trabajo es toda la actividad laboral que realiza una sociedad en aras a obtener un determinado nivel de bienes y servicios. Cuantos mas bienes y servicios se produzcan, dado un nivel de desarrollo tecnologico, mayores necesidades de trabajo existirán..En las actuales sociedades capitalistas la actividad laboral se divide en una parte de trabajo asalariado , una
  • parte de trabajo mercantil autonomo y una parte de trabajo no mercantil( trabajo domestico y trabajo comunitario). Repartir el trabajo puede suponer una razonable demanda igualitaria en la medida en que el trabajo es una carga necesaria para garantizar el nivel de producción. Pero si el objetivo igualitario consiste en repartir la carga, el punto de vista debe ser el de reparto de toda la carga, no sólo la de la parte que se realiza como trabajo asalariado. Este reparto de trabajo conlleva a tener en consideración lo que ocurre en el espacio extramercantil donde las mujeres obedeciendo a una antigua y renovada división sexual del trabajo realizan la mayor parte de este trabajo lo que tiene una enorme influencia en su vida laboral y social.Una estrategia igualitaria del reparto de la carga de trabajo debe tener en consideración conjunta ambas esferas, desde el desarrollo de servicios públicos( guarderías, atención personas mayores….etc) hasta adecuar la jornada laboral a las necesidades reproductivas…etc, si no, una propuesta de reducción de jornada de trabajo será simplmente un reparto del empleo asalariado,es decir, una mera distribución de la renta entre asalariados, la solidaridad de una clase dentro de la clase obrera. Mientras el empleo asalariado siga constituyendo la fuente principal de renta d ela mayoria de las personas, su expansión o contracción influyen poderosamente en la calidad de vida de la gente.por lo tanto debemos concentrarnos en analizar los factores que influyen en su crecimiento y reduccion. Partiendo de una economia muy simple, en la que todos los empleos son iguales y existe un solo producto. En este caso el volumen de empleo, el total de horas trabajadas, dependerá de varios factores: la cantidad total de producción y la productividad. Cuanto mayor sea el volumen de producción mayor sera la cantidad de horas de trabajo a realizar, cuanto mayor sea la productividad de cada hora trabajada, menor el volumen de producción.( en horas de trabajo) H: Q/P Donde H es el número de total de horas a trabajar, Q la producción total y P la producción por hora, Dandole números a esta fórmula puede observarse que si la productividad está dada( pongamos que P es igual a 5 unidades de producto por hora) cyanto mayor sea Q mayor será el volumen de horas trabajo( si Q es 1000 se requerirán 200 horas, si es 2000, 400). Por el contrario, si consideramos dada la producción, por ejemplo 2000 unidades, cuanto mayor sea P, menor será H( si Q es 2000 con una productividad de cinco se requeriran 400 horas y con una de 10 requeriran 100) Dado H, el número total de horas a trabajar, el volumen total de puestos de trabajo E dependerá de la jornada por trabajados: E=H/J Donde E es el numero de puestos de trabajo, H el número de horas a trabajar para obtener el producto Q dada una productividad P y J la jornada de trabajo individual. Por ejemplo, con una productividad de 5 unidades por hora y un producto de 2000, una jornada de trabajo de 8 horas se traducirá en 50 puestos de trabajo, En conjunto podriamos señalar que el volumen de empleos crecerá cuando aumente la producción y se reducirá con el aumento de la
  • productividad y de la jornada laboral. La variable de productividad, no obstante, es una variable tecnosocial, La cantidad de tiempo necesaria para realizar un producto depende del nivel de desarrollo teconologico alcanzado por una determinada sociedad y en parte de la intensidad del trabajo realizado por los miembros,algo que depende en gran medida de las condiciones sociales en las que se desarrolla la producción. Dado un nivel de empleo, el paro se presenta por el volumen personas que, queriendo un empleo voluntario, están excluidas del mismo, lo que podemos definir como: U=N-E Donde U es el paro, N población que busca un puesto de trabajo y E volumen de puesto de trabajo. Hay que advertir que estadísticamente el paro puede reducirse tanto por un aumento de E, generación de mas empleo, como por una reducción de N, las personas que buscan empleo o población activa. Este ultimo elemento es mas importante si se tiene en cuenta los procesos de jubilación anticipada, el alargamiento de la edad escolar o la presión a las mujeres para que se queden en el hogar(ejemplo RDA años 90). En este caso se plantea el problema de cómo se garantiza una renta suficiente a estas personas para subsistir y en todos los problemas sociopsicologicos que plantea la exclusión del empleo asalariado en un mundo en el que este juega un papel social central. Ello, que obliga no solo a fijarse en el desempleo, sino también en los y las excluidas del mercado laboral( subempleo, comercio callejero, artesanía marginal…etc) Este simple esquema permite concentrarnos en las estrategias del empleo y en las explicaciones del desempleo La explicación antes mencionada sobre el paro tecnológico estima que el desarrollo tecnológico se ha orientado de tal forma que ha aumentado el volumen de producción, de tal forma que se ha reducido la cantidad total de trabajo, En muchos casos se supone implícitamente que el crecimiento ha sido inferior al de la productividad. Aun aceptando que esta ha sido la razón fundamental del crecimiento del desempleo, parece un abuso considerarlo paro tecnológico.No solo porque el aumento de la productividad no constituye una cuestión exclusivamente técnica, sino porque ello no explica porque la jornada laboral y el volumen de producción, no se han alterado de forma suficiente. Los incrementos de productividad en españa no se han transformado en crecimiento de empleo y los motivos es que el nivel de producción es menor del que podria ser debido al mal funcionamiento del actual sistema social, a la incapacidad de una economia capitalista de generar pleno empleo de forma sistemática. Las razones de esta incapacidad son diversas: los problemas de coordinacion de una economia descentralizada que se basa en los estados de humor de una minoria rentista, la experienca de que el desempleo crea una correlacion de fuerzas, que disciplina la fuerza de trabajo y frena el crecimiento de los salarios( dejando una mayor parte del producto social e manos de los capitalistas)...etc Pero la conclusión necesaria es que el paro no solo se debe a razones tecnologicas, sino que esta ligado intimamente a la existencia de un determinado régimen de propiedad, en la que la
  • actividad laboral es objeto de unn comercio mercantil y los propietarios de medios de producción son los que deciden cuanta gente contratan en función de sus perspectivas de rantabilidad privada, siendo a su vez un instrumento adecuado para asegurar el buen funcionamiento de este sistema económico, pues significa un poderoso medio de disciplinar la conciencia social a nivel colectivo, de frenar la movilización de cara a la distribución mas equitativa de la renta Hemos de comprender que hace falta cambiar cambiar el modelo productivo, incluso dentro del mismo sistema capitalista: hemos de cambiar las formas de producir, limitando las tendencias consumistas y los modos de vida prefabricados 6.Causas del desempleo Algunos economistas consideran que un volumen de producción insuficiente es una de la causas principales del desempleo. Desde esta perspectiva estamos ante el paro Keynesiano, explicable por el hecho de que hay buenas razones para suponer que el volumen actual de producción y el empleo, es inferior al que realmente podría ser por el mal funcionamiento del sistema económico o por los intereses capitalistas en juego. Debemos considerar en primer lugar que puede considerarse que el nivel de producción no puede crecer porque están saturadas las necesidades de consumo de la sociedad. Una situación que parece poco realista incluso en un contexto de los países capitalistas desarrollados, en los que amplios sectores de la población sienten frustradas sus expectativas de consumo y calidad de vida, incluso en algunas cuestiones básicas como pueden ser una vivienda adecuada, bienes culturales…etc. Cualquier denuncia del consumismo debería hacerse a partir de un replanteamiento en profundidad de la cuestión de las necesidades básicas que incluya una evaluación de los volúmenes de consumo de los distintos grupos sociales. En todo caso, no parece que sea la saturación de consumo lo que explica el no crecimiento de la producción. Es pues muy factible que una estrategia que atendiera la satisfacción de las necesidades básicas, y en especial desarrollara una amplia red de los servicios sociales actualmente inexistentes, demandaría una importante cantidad de horas de trabajo sin que necesariamente generara un impacto negativo. Otra posición existente es la centrada en el “decrecimiento” o no crecimiento de Q. Esta es la posición de gran parte de la corriente ecologista, que considera el crecimiento incompatible con las constricciones naturales del planeta, una mayor producción agravaría las tensiones ambientales y resultaría insostenible a medio plazo. Cualquier proyecto ecológicamente sostenible pasa por contener el crecimiento de la producción y, por tanto, bloquea la posibilidad de generar empleo aumentando los niveles de consumo. Es lógico cuestionarse por apostar por un crecimiento continuado en un mundo de dimensiones finitas y que esta regulado por procesos naturales irreversibles . Pero debe tomarse en cuenta por una parte, que aceptando que el actual nivel de desarrollo tecnoproductivo es inadecuado desde una óptica ecológica.Debemos tener en cuenta además del volumen de producción, la tecnología empleada. Pasar a un sistema productivo ecológicamente racional significa seguramente
  • alterar a la vez Q y P( utilizar medios de producción, con menor consumo energético, lo que posiblemente puede significar una reducción de la productividad aparente de la fuerza de trabajo).Cualquier política ecológica afectará no solo al volumen de producción, sino también a su composición y a las técnicas utilizadas para obtenerla, lo que puede significar alterar todos los parámetros que determina la cantidad de trabajo a realizar, lo que hace mas fácil el pronostico sobre la cantidad de trabajo que será necesario desarrollar. 7.Soluciones a Corto Plazo Interesa pues saber si una reducción de la jornada laboral puede permitir generar empleo a corto plazo. El resultado de esta reducción de jornada laboral en algunos países como Francia o la república federal alemana en 1983, supuso una reordenación de los tiempos de trabajo y la consiguiente introducción de mas turnos. Ello a veces puede llevar a un alargamiento de trabajo efectivo de utilización de las plantas de producción o de la tecnología empleada lo que podría conllevar a una ampliación de los horarios en que se ofrece un servicio. Esta combinación entre reducción de la jornada laboral con la ampliación del tiempo de funcionamiento de las unidades productivas es favorable para la aplicación de dicha reducción, porque la complementariedad entre los bienes de producción empleados y la fuerza de trabajo es una condición necesaria .Ya que, por ejemplo,en una cadena de montaje donde trabajan 10 personas, si reducimos la jornada laboral un 10% difícilmente se podría generar un nuevo puesto de trabajo si la estructura de puestos de trabajo es muy rigida y cada puesto de trabajo corresponde a una maquina particular. Si hay inputs asociados al puesto de trabajo es mas dificil trasladar menor jornada a mas empleos (5) A corto plazo se podría decir que si la reducción de la jornada permite la introducción de un nuevo turno de producción es posible que se produzca efectivamente una ampliación del empleo( dependiendo de la rigidez de los horarios, diferencia entre hostelería e industria) Otra cuestión a considerar es la inadecuación de cualificaciones lanorales, por ejemplo, si se reducen las horas de trabajo de cirujanos y no existe un volumen suficiente de cirujanos en paro, a corto plazo no podrían generarse empleo que potencialmente permite la reducción de jornada A modo de conclusión debemos considerar que una política de empleo basada en la reducción de la jornada laboral debe ir acompañada de intervenciones en el campo de la organización del trabajo, la regulación de los tiempos de trabajo y la formación profesional, prohibición efectiva con control de las horas extras.(6) 8.Reduccion de salario? La otra variable a tener en cuenta para un plan de “reparto del empleo”, es si ha de ser manteniendo el salario integro. Una reducción de jornada en estas condiciones( manteniendo el salario integro, sin reducción salarial) significa un aumento del salario real por hora, desde el punto de vista de los trabajadores y trabajadoras afectados y afectadas, o un aumento de los costes salariales unitarios desde el punto de vista de la empresa. De todas formas, si la
  • reducción de jornada viene acompañada por un aumento de la intensidad del trabajo o una reorganización del proceso productivo que mejora el uso de la capacidad productiva, es posible que los costes unitarios de la empresa disminuyan y compensan los mayores costes salariales. Marx ya ironizó en su debate sobre la reducción de jornada hace dos siglos, que no existe ninguna razón técnica que justifique una determinda jornada laboral. Teniendo en cuenta que la competitividad exterior marca el rumbo de la política económica y gran parte de los déficit comerciales de España se producen con países que tienen una jornada laboral mas corta, podemos deducir que, si la reducción es drástica, la reducción de jornada implicará un importante cambio de la distribución de la renta desde los beneficios capitalistas a los salarios. Por razones igualitarias es posible que tal cambio en la distribución sea aceptable, aunque chocará enseguida con las resistencias capitalistas tecnocráticas de quienes alegan que reducir drásticamente los beneficios pone en cuestión el funcionamiento de la economía. Ciertamente las rentas no salariales se dirigen, entro otros, a inversión en nuevas tecnologías y equipos productivos, por una parte y consumo de capitalistas, por otra.Es posible que un recorte en este último no solo NO sea un desastre, sino que es seguramente necesario por motivos de equidad y racionalidad ecológica. Existe por tanto teóricamente la posibilidad de que un cambio en la distribución no afecte seriamente, como plantea el discurso oficial, a las posibilidades de desarrollo para la sociedad. Pero yendo al plano practico, debemos considerar el grado de desorganización social existente entre las clases trabajadoras, por un lado, y la densidad de las instituciones capitalistas internacionales, por otro, con su capacidad de de penalizar con celeridad los expermientos locales anticapitalistas, hace aun mas difícil esta distribución a corto plazo.Debido a la conciencia de este hecho, desde sectores de izquierda se plantea la reducción de la jornada con reducción salarial de los actualmente ocupados. Se trata de adoptar la via de redistribución entre los asalariados, de solidaridad dentro de una sola clase, ya que quedarían intactos los beneficios del capital por efecto de un aumento de la productividad. Pero esta reducción de salario y la obtención de un empleo adicional no se experimenten simultáneamente para una misma familia, entendida como red social de soporte y redistribución para muchos trabajadores y trabajadoras, generándose una sensación de desigualdad extrema.La situación se verá agravada por el hecho de que ni todas las unidades familiares son del mismo tamaño ni el desempleo esta repartido de forma homogénea. En aquellas familias de pocas personas, donde todos tiene un empleo de bajo nivel, una reducción salarial puede verse como un agravio inaceptable. Se podría presentar como un dilema entre mas ocio o mas consumo, pero para la mayoría de personas un ocio aceptable esta asociado a un mayor consumo: viajes de fin de semana, asistencia a restaurante, actos culturales, competiciones deportivas, o simplemente ir de compras….etc. Pero para muchas personas con bajos ingresos un aumento del tiempo libre puede ser poco apreciado. Porque su nivel de renta no permite utilizar el tiempo de ocio satisfactoriamente( dadas las actuales pautas culturales) y la reducción de salario puede ser
  • vista como un mero empeoramiento de su nivel de vida. Es por eso que los pobres( asalariados con bajos niveles de rentas, jóvenes, mujeres inmigrantes…..etc) tienden con mayor facilidad a aceptar horas extra o renunciar a las vacaciones pagadas. Por lo tanto desde Joves Comunistes rechazamos una política del reparto del empleo con reducción salarial, no obstante, no solo se ha de hacer lo posible sino lo necesario, y se llegara a aplicar dicha política debería acompañarse de penisones compensatorias, fijando previamente, un sistema de ingresos que permita financiarlas. La apuesta por una reducción de la jornada sin reducción salarial es una apuesta viable pero que contará con la feroz resistencia de los poderosos. 9.Aspectos sociales de una reducción de la jornada laboral Primero de todos debemos especificar que la jornada laboral incluye el tiempo de transporte entre el lugar de la vivienda y el trabajo, a la que dedicamos de media en la ciudad de Barcelona entre 1 y 2 horas. Un primer aspecto seria de ámbito sanitario en función de jornadas de trabajo reducidas para determinados tipos de empleo que generan especiales tensiones al organismo. Tambien pueden darse justificaciones a favor de un aumento de las actividades relacionales( actividades sociopolíticas, o de relación personal) El problema político estriba en que el planteamiento del reparto del empleo , al efectuarse simplemente en términos instrumentales, como un medio para crear empleo no solo no introduce estas cuestiones , sino que choca con las aspiraciones, necesidades y situaciones particulares de gran parte de la población a la que pretendemos movilizar. Las largas jornadas de trabajo que vivimos no solo no reflejan la voluntad de alcanzar unos niveles de consumo socialmente normalizados, sino que se producen en muchos casos por la presión a que están sometidas muchas personas en un sistema social jerarquizado y competitivo que premia el trabajo duro por poco sentido que este tenga, acompañado por la presión hipotecaria y crediticia que avala dicho nivel de consumo. NO parece fácil que sin la existencia de otras percepciones y aspiraciones sociales la gente no acepte trabajar menos horas, y hasta acepte ganar menos, por mera solidaridad Por tanto, debemos plantear la medida no tanto como para paliar el desempleo como en términos de niveles y formas de vida deseables. Este fue el planteamienfo histórico y exitoso de la reivindicación de las ocho horas con el eslogan “ ocho horas para trabajar, ocho horas para descansar, y ocho para desarrollar vida social” que apuntaba hacia un modelo de vida socialmente aceptable. Un modelo que respetaba las necesidades fisiológicas y las aspiraciones sociales de una población que aspiraba a tener tiempo para participar en instituciones formales-cooperativas, sindicatos…..etc- o informales- charlas callejeras, y otro tipo de aglomeración espontanea. Debemos recuperar este enfoque de ligar reivindicación y proyecto de vida, incluso no solo el
  • reparto del trabajo asalariado, sino del conjunto del trabajo social.Una reivindicación que puede ser sostenida fácilmente por millones de mujeres interesadas en un cambio de las pautas de división del trabajo. La reducción de la jornada sin reducción salarial es sobretodo para construir un orden social distinto, para apropiarse de la innovación tecnológica y plegarla a las exigencias de las personas. La premisa es bien simple, el mercado no se basta para resolver los problemas del empleo. Incluso el hecho de que éste se restrinja cada vez mas en los países donde le mercado es rey absoluto hace pensar que la solución no es esta. La propuesta es ; “al margen del mercado”. Se trata de crear nuevos puestos de trabajo, para realizar productos socialmente utiles que hoy son mas urgentes que nunca, pero que el mercado no da ni puede dar. Un economista de izquierdas Girogio Lunghini, ha explicado cumplidamente dicha propuesta en el numero dos de “Fuorilinea”. <Según él, la política keynesiana radical no basta, porque la enfermedad del paro tecnológico ha llegado hoy a un estadio endémico. El uso actual de de la tecnología tiene como finalidad ahorrar a trabajadores y trabajadoras, dividiéndolos/las, y no la de reducir el trabajo, distribuyéndolo, Ante esta situación, las vías dela reducción del horario de trabajo y del salario minimo garantizado son eficaces, pero encierran impedimentos y contradicciones.La reducción de horario “presume de resolver el problema del paro solo en el ámbito de la esfera capitalista de la producción, que produce solamente mercancías y no bienes servicio socialmente utiles”.La segunda construye una simple “racionalización” de lo exitente, puesto que se trataría una vez mas de transferencias de los empleados a los parados. El tercer remedio, para Lunghini, consiste en pagar a los desocupados un salario al margen del mercado, pero socialmente utiles. Se recuperaría asi, en un mundo dominado por el valor de cambio, la categoría del valor de uso. 10.El problema sindical y político El trabajo que estamos viviendo, almenos en la europa occidental, es una mercancía en vías de reducción. A parte de la crisis que hoy estamos viviendo se trabaja menos en todo el mundo occidental: no en el sentido que disminuyen las horas de trabajo,( al contrario, van creciendo),s ino en el sentido de que son cada vez menos los que trabajamos, esclarecedor es el dato que el minimo de paro nunca ha bajado del 8%, y se espera que cuando salgamos de la crisis( cuestión aun a esclarecer) el dato paro no vuelva a tener un digito. Y menos aun son los que disponen de un trabajo tradicionalmente entendido como tal, estable y seguro, iniciado al final de un ciclo formativo o académico, y proseguido poco a poco, encarrilándose hacia un progreso ya prefijado Para los sindicatos el reto es sobre que trabajo hay que crear reconstruir y redistribuir. En el mejor de los casos, el sindicato, se ocupa o se preocupa, de cuestiones ocupacionales, afronta el tema del empleo caso por caso, alla donde este se ve duramente agredido por la crisis o por los procesos de reconversio o reestructuración. Respuestas parciales, necesariamente contradictorias, o casi siempre insuficientes o perdedoras. Y precisamebte por referirse a casos particulares y por carecer de elaboración y de estrategia general nunca afrontan los nucleos
  • estructurales de la economía occidental, sino algunas expresiones de esa crisis y de esa falta de trabajo. Se limitan por tanto, a defender en lo posible el empleo existente. Sirven para salvaguardar cierto numero de puestos de trabajo en una fabrica, en una empresa, en una zona. Pero nunca han bloqueado el proceso de reducción del trabajo al que nos referimos. Incluso cuando esas tentativas han asumido un horizonte mas general, nunca se ha superado la dimensión de la defensa, todo lo notable y justa que se quiera, pero insfuciente. Parece como si la desesperación obrera, las formas extremadas que han asumido las luchas de estos últimos en defensa del empleo, revelasen una conciencia de todo esto. “El trabajo es el devenir per se del hombre en la alienación, o en cuanto hombre alienado, el acto por el cual el hombre se produce o se objetiva”, escribia el joven Marx (manuscritos: economía y filosofía).El trabajo , pues, como formadores de valores, de uso, como trabajo útil, es una condición de existencia del hombre y de la mujer, independiente de todas las demás formas de sociedad; “es una necesidad eterna de la naturaleza, que tiene la función de mediar en el recambio organico entre hombre y naturaleza o sea, en la vida de los hombres”, escribia el viejo Marx ( el capital, Libro 1) Hoy cabe definir el trabajo mercantil, en una primera aproximación como un recurso limitado, una mercancía en vías, si no de agotamiento, si de inexorable reducción. Se trabaja menos, en todo el mundo occidental: no el sentido de que disminuyan las horas de trabajo( al contrario), van creciendo para cada uno de los trabajadores), sino en el sentido de que son cada vez menos los que trabajan. Y menos aun los que disponen de un trabajo tradicionalmente entendido como tal, estable y seguro, iniciado al final de un ciclo formativo o académico, y proseguido poco a poco, encarrilándose hacia un progreso ( o “carrera”) ya prefijado. Pero si esto es asi¿ que consecuencias sociales, antes que políticas tendrán estos procesos? Despues de la crisis financiera de 2008 sin duda veremos aceleradamente las consecuencias de este proceso. La izquierda europea tiene al alcance de la mano una utopía concreta que podría movilizar a millones de personas: la reducción de la jornada laboral Una reducción de la duración del trabajo, concebida no solo como instrumento tecnocrático para repartir mas equitativamente el trabajo, sino como la via hacia una sociedad distinta, que brinde a la gente mas tiempo disponible” ( son palabras de Peter Glotz, dirigente del SPD, conocido sobre todo por una afortunadísima definición sobre la “sociedad de los dos tercios”), “hay que hacer de ello no una cuestión particular de la política social-escribia- sino el terreno de una iniciativa mas general de carácter político y cultural, referida a toda la sociedad” El alcance de la propuesta clara: reducir el horario de trabajo y no solo con fines redistributivos y de equidad, sino también y sobre todo para construir un orden social distinto, para apropiarse de la innovación tecnológica y plegarla a las nuevas exigencias de las personas. Pero ¿ como ponerlo en practica? ¿ se debe reducir el horario diario o semanal, mensual o anual? Andre Gorz persigue desde hace años, la idea de una reducción del tiempo de trabajo que habría que realizar a gran escala, para todos, y por lo tanto mediante grandes esquemas temporales. La idea fundamental ( recogida en la “metamorfosis del trabajo”) es la de un
  • trabajo intermitente: el tiempo de trabajo para todo el muno, se reduce a 30000 horas, 1.000 horas anuales ( en vez de las actuales 1600 ( no en España)).La otra idea sustentante es la de una separación entre renta y trabajo, en ese sentido, Gorz es contrario a una reducción del salario en proporción a la del tiempo de trabajo. Naturalmente quienes pagarían la diferencia no serian las empresas, sino la colectividad a través de la construcción de una renta social. Financiándola a través de un impuestos sobre los incrementos de productividad fruto de la informatización o el desarrollo tecnológico.Son propuestas, en cualquier caso, que entrañan un trastueque del orden social capitalista. A esta idea de la reducción de horario, coincidente con un cambio global de los regímenes horarios dominantes y que por comodidad podríamos denominar “modelo francés”, se suma otra concepción de la reducción del horario de trabajo a la que podríamos llamar “alemana”. En ella la reducción de tiempo respeta el orden social y los ritmos hoy vigentes. Preve a partir de una prolongación del tiempo libre de fin de semana y de una reducción del tiempo de trabajo. Un week end mas largo y una semana laboral mas corta, llevando las horas de la semana a 35,30 o 25. Estas propuestas presuponen una autodeterminación de los trabajadores y de sus sindicatos, Se contraponen netamente, pues, a la reducción de horario vigente en Italia y llamada flexibilidad, que incluye, a cambio de un numero menor de horas de trabajo, el trabajo en sabados y domingos, el turno de noche y casi siempre una reducción salarial. En resumen, una adecuación a las conveniencias de la empresa. 11.Hablemos del modelo español En los últimos 2 años, entre 2007 y 2009 se han perdido más de 2.000.000(1) de puestos de trabajo y el empleo que se ha creado, se ha hecho mayoritariamente, mediante contratos a tiempo parcial o temporales, a septiembre de 2009 el 90% de contratos que se habían celebrado habían sido temporales (1)Tabla elaboración.propia.INE Evolución del paro y el empleo en España (1987-2008) 25.0 22,5% 4,000.00 Tasa de paro Paro (miles) 3,500.00 20.0 14,7% 3,000.00 2,500.00 15.0 13,9% 2,000.00 10.0 8% 1,500.00 1,000.00 5.0 500.00 0.0 0.00 1987TII 1988TII 1989TII 1990TII 1992TII 1993TII 1996TII 1997TII 1998TII 1999TII 2000TII 2002TII 2005TII 2006TII 1991TII 1994TII 1995TII 2001TII 2003TII 2004TII 2007TII 2008TII Cuadro2
  • Población Española Total Hombres Mujeres ( datos hasta el 2008) Total 46.157.822 22.848.121 (49,49%) 23.309.700 (50,49 %) Menor de 15 años* 6.667.266(14,4%) 3.427.218 3.240.048 Mayores de 65 años* 7.626.656 (16,52%) 3.244.433 4.382.223 Entre 15 y 64 años 30.903.600 (66.62%) 15.627.200 15.276.400 Ocupada.2009 (15-64) 18.720.362(60,57%) 10.519.253(67,3% deh.) 8.201.109(53,6%dem.) Inactiva/parada.2009(15-64) 12.183.238 (39,42%) 4.747.947(30,38% deh.) 7.075.291 (46.31% de m.) Poblacion Suecia Total Hombres Mujeres ( datos hasta el 2008) Total 9.045.389 4.482.758 4.562.631 Menor de 15 años* 1.448.967 (16%) 745.110 703.857 Mayores de 65 años* 1.659.344 (18,34%) 729.500 929.844 Entre 15 y 64 años 5.937.078 (65.63%) 3.008.148 2.928.930 Ocupada.2009. 4.589.000 (77%) 2.460.062 (81% deh.) 2.190.839 (74% de m.) 15 y 64 Inactiva/parada.2009 1.348.078 (22%) 548.084 (19% de h.) 738.090 (25%de m.) 15 y 64 *Aquí llamamos a estos sectores “pasivos” para abreviar Veamos nuestra realidad actual en cifras comparadas con el modelo nórdico ( cuadro 2) Podemos ver en la siguiente tabla que en España solo 4 de cada 10 personas trabajan ( seis de cada diez, son hombres). O lo que es lo mismo, de cada cien personas, 40 personas trabajan –y de estos 40, solo 25 con contrato indefinido-para mantener a 33 inactivos y 31 pasivos( menores de 15, y mayores de 65) En Suecia, en cambio, trabajan casi 8 de cada 10 personas ( casi 9 de cada 10 hombres y 8 de cada 10 mujeres), o en otras palabras 77 personas mantienen a 22 imactivos y a 34 “pasivos” ( menores de 15, y mayores de 65) El problema español, ya sea en términos de ocupados, de pensionistas del estado o del estado
  • de bienestar, es, pues, diametralmente distinto del nórdico-próximo al pleno empleo- y, por lo que se refiere a la actividad femenina, el modelo es claramente distinto o inverso. La diferencia no resude tanto en los pasivos ni en el envejicimiento de la población , sectores en los que, en porcentajes, ambos países difieren poco, sino en la enormidad de ese tercer sector de población, inactiva, en España, decidiamente feminizado.De estas cifras pueden hacerse 2 lecturas: 1.Una lectura superficial y tendenciosa- próxima a la que suelen ofrecer las versiones ortodoxas españolas- llevaría a dibujar un todo armonioso, sin conflictos reales de intereses y/ o de clase/de genero, y a concluir que los mas de 4,5 millones de españoles y mas de 7 millones de españolas, entre los 15 y 64 años, que no dedican su tiempo al trabajo remunerado- cuantificable en salario o renta-viven maypritariamente ociosos, dedicados a “la vida”, felizmente emancipados de las constricciones del mercado.esta eventualidad vendrá avalada tanto por algunas estadísticas que presentan a España como “el país donde mejor se vive”, como por la pasividad- conformismo de la mayoría de los sectores sociales afectados: mujeres, parados, jóvenes, sindicatos…etc, no se han levantado “ a la francesa” ni apenas han chistado. La única conclusión posible de una lectura de este tipo seria felicitar a los sucesivos gobiernos por nuestro modelo de estado de bienestar y cumplir la obligación ineludible y solidaria de extender nuestro modelo al resto de Europa ¿Queremos ser todavía mas solidarios? Entonces “trabajar menos para trabjar todos” equivaldría, grosso modo, a dividir el tiempo de trabajo prácticamente por la mitad: los 18 millones de ocupados/as trabajarían la mitad de tiempo ( 20 horas semanales, o 3 dias a la semana, o seis meses al año) y los doce millones de inactivos/as/parados/as la otra mitad. Tendriamos 30 millones de españoles y españolas, nuestro verdadero capital humano, trabajando veinte horas ( o seis meses al año), en lugar de 18 millones a cuarenta horas.Es algo que la revolución tecnológica, el aumento de la productividad no solo hacen posible, sino deseable. Pero evidentemente plantearía muchos más problemas que en Suecia, donde 4,5 millones de personas ocupadas deberían hacer sitio a a 1 millon de inactivos/parados, sin duda se trata de otra dimensión. Pero esta gigantesca masa de inactivos en nuestro país,( ese extraordinario potenciall humano aparcado)¿ constituye realmente una población felizmente desmercantilizada, o se trata mas bien de un amplísimo sector excluido del sistema, atenazado por el miedo y la inseguridad, que en su mayoría necesita y desea trabajar, pero no puede hacerlo, y por lo tanto, susceptible de ser calificado como autentico “ejercito de reserva” donde se mezclan sectores en los limites del “cuarto mundo” junto con clases populares muy castigadas por la política económica de los últimos veinte años? 2. Una lectura mas cercana a la realidad nos dice que el trabajo remunerado es escandalosamente escaso y/o esta muy mal repartido, no solo porque excluye a 4,5 millones de hombres y mas de 7 millones de mujeres del sistema, condenándolos al no trabajo, sino porque carga sobre muy pocos hombros el peso social y económico de mantenerse no solo a si mismos y al 70 por 100 de la ciudadanía que no trabaja ( suma de pasivos, parados/as e inactivos/as), sino sobre todo a una estructura financiera y política ( banqueros, políticos)
  • carísima donde abundan los parasitos, los corruptos y los ladrones.Esta segunda lectura vendría avalada por la conjunción de de cifras que hemos manejado con nuevos datos comparativos de tipo social. A titulo de ejemolo, se presentan cifras comparadas entre España y Suecia ( ver cuadro 3) Cuadro 3 ESPAÑA SUECIA • Población ocupada 18 mill de 46 4.5 mill de 9 • Salario minimo 728 euros 1200 €( salarios mas bajos) • Abanico salarial(diferencia 1/9 o 1/10 1/3 SM/salario diputado) • % mujeres entre los bajos salarios 60% ¿? • Tasa sindicación 16% 78% • Prestaciones familiares (%PIB) 0,52% 2,5% • Gastos protección social 5.162 euros por H. 8997 euros por H. • Reciben subsidio de 77% parados, 57% 100% desempleados desempleo mujeres 9% • Tasa pobreza 19% Constatamos entre muchas otras cosas, que España no es sólo el país con mayor índice de desempleados e inactivos/as, de paro juvenil (39 por 100) y de parados de larga duración, sino además el que presenta mayor porcentaje de ocntratos temporales y de precariedad laboral, la población adulta menos preparada/formada, menorescotas de protección de los desfavorecidos, uno de los salarios minimo mas bajos de europa una gran desigualdad salarial. Es también el estado que gasta menos en servicios sociales: el gobierno español está bastante por debajo del promedio de la UE en sus gastos de prestación social ( por debajo del 20% del PIB) y está bajando en su porcentaje del PIB. Por ejemplo, en 1967 el presupuesto del estado para ayuda social era del 25% y en 2009 ha pasado al 0,52% en ayudas familiares España, presenta unas divisiones activo-inactivo, dentro-fuera del sistema que, a grandes líneas, se solapan con la dicotomía hombre-mujerm: son las mujeres las que presentan mayores índices de de inactividadm de desempleo y de precariedad, pero también de pobreza y marginalidad, divisiones que expresan dos ordenes sociales distintos, dos lógicas económicas- y políticas-diferenciadas: un sector moderno, dinamico, fundamentalmente masculino, frente a otro sector casi tercermundista, muy feminizado, excluido y desmercantilizado, e ignorado social, política y estadísticamente, sin apenas derechos o en
  • todo caso totalmente dependientes d elas transferencias de renta procedentes del sistema de protección social o de salarios del Estado ( funcionarias, profesoras.etc,) Pero la esencia de la diferencia española por lo que respecta al mundo socioeconómico, comparado con el modelo socialdemócrata nordico,radica fundamentalmente en la cifra de <inactivas>, sin paralelo en Europa. Ello es el reflejo de una cultura impregnada de misoginia opusdeista que, sin tener en cuenta los cambios estructurales, familiares, demográficos y sociales, prioriza modelos sociolaborales casi precapitalistas, cuyos principales pilares son de un lado las amas de casa que corren gratuitamente con el grueso de los servicios socioafectivos, y de otro estado, con un rol solo subsidiario de aquela, condenando asi a millones de mujeres a un voluntariado permanente en la esfera < de la vida>, y a millones de ciudadanos a vivir de la asistencia-caridad, con salarios que son un insulto a la dignidad El modelo español, impone, pues, un análisis y unas propuestas muy matizads y especificas, porque los datos hablan de una realidad difícilmente homologable con otros países de la UE. Los 12 millones de personas en edad de trabajar que <oficialmente> no trabajan ( aunque existe una considerable economía sumergida), de las que una mayoría amplia son mujeres, obligan a sesgar y limitar considerablemente la universalidad del debate sobre el reparto del empleo en nuestro país y m en ultima instancia, sobre el papel del modelo del <Estado del bienestar> español. Porque si algo cabe deducir de este estado de cosas es que las mujeres españolas, que ya cobran un 30% menos, que monopolizan el trabajo a tiempo parcial y , sobre todo, el trabajo no remunerado y la <inactividad> forzosa, no pueden repartir lo que no tienen, o lo que tienen de forma muy precaria.Por consiguiente en España un eventual, reparto del trabajao remunerado, plantearía, en ultima lectura, un brutal trasvase de genero y exigiría, por consiguiente, un cambio cultural previo de dimensiones casi revolucionarias. 12.Riqueza y costes Sea cual fuere la política o políticas económicas alternativas por las que se opte, toda inversión en <cuestiones sociales> tiene un coste en forma de partidas concretas de un presupuesto. Y aquí hay que decir que si bien España no es Suecia, tampoco es Rwanda, España produce considerable riqueza, lo que pasa es que esa riqueza no se distribuye solidariamente según exigiera el espíritu del “contrato social”. En su mayor parte la riqueza no se socializa, sino que, bien se privatiza en algunos manos, bien se “estatliza” ( y se volatiliza en el pago de decenas de miles de cargos políticos y públicos superfluos e innecesarios).Algunos ejemplos relativos a 2008 y 2009 son muy ilustrativos: • El Banco Santander obtiene un beneficio neto de 8.876 millones en 2008 • El beneficio neto de las cajas de ahorros en el año 2008 fue de 6.829 millones de euro • Las elecciones de 2008 costaron un total de 30 millones de euros
  • • Las perdidas de empresas publicas ( armas, barcos, minas…etc) 3.500 millones de eu- ros • Coste de las administraciones territoriales • Coste de la familia real, mas de 30 millones de euros • Los diputados disponen de 5.000.000 de euros al año para viajes, más de 6.000 euros mensuales para comidas, regalos y actos de protocolo. Todo este dinero sin contar las indemnizaciones previstas por ley para sufragar «gastos que sean indispensables para el ejercicio de su función. Teniendo en cuenta que hay hay , aproximadamente, 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán . El gasto parece estratosférico. A titulo de ejemplo,en España tenemos el mismo número de coches oficiales que en todo Estados Unidos. Eso significa que pese a todo, nuestra sociedad, es relativamente rica ( solo con el beneficio de uno de los grandes bancos privados se podria mantener holgadamente o crear empleo para millones de personas actualmente inactivas-paradas( y que, por lo tanto, habria margen para hacer sitio a todos y ofrecer, con esos recursos, opciones de vida inmensamente variadas para todo el mundo. 13.A modo de conclusion exponemos unas Propuestas redistributivas a Corto y largo plazo: La reducción de jornada laboral para los que ya trabajan es viable, pero se trata de una medida lógica y consecuente con el aumento de productividad que generan nuestros recursos humanos y materiales y las nuevas tecnologías. Pero en si misma no alteraría nuestro modelo de sociedad o de desarrollo, ni por supuesto nuestra desigualitaria vida cotidiana ni la magnitud del desempleo estructural. A corto plazo, y desde el punto de vista de la financiación de la reestructuración del empleo, parece viable disponer de algunas medidas mno solo realistas, sino necesarias: 1. Un primer paso obligado seria la reactivación de las cifras dedicadas a financiar la inactivad ( parados, stages de formación ficticios,…etc( un parado no resulta mas caro ala colectividad que un ocupado. 2. Prohibicion de horas extras 3. Una profunda y atrevida reforma fiscal que hiciera pagar mas a quienes mas tienen, lo que permitiría reducir las cargas sociales que pesan sobre el mundo del trabajo y que castigan a los bajos salarios y al empleo 4. En contra de la ortodoxia , el sector publico debe debe crecer y crear empleo en ámbitos como los servicios sociales, los cuidados personales, la preservación del medioambiente, la investigación en energias renvables y baratas, la formación..etc.
  • 5. Las personas desempleadas y marginadas de la vida social, deben disponer de medios jurídicos y financieros para poder exspresarse y hacerse oir en la sociedad, ideando al mismo tiempo, formas nuevas de representación de los parados e inactivos en todas aquellas instancias que les incumben 6. Si hablamos de compartir trabajo, habría que empezar con el sector público, el menos expuesto a la competencia internacional ( y por tanto a criterios de rentabilidad, competitividad..etc). La administración debería ser pionera en compartir empleo, mediante una prima estimulo, para los voluntarios del trabajo reducido que permitiría reconvertir, por ejemplo, dos empleos a tiempo comleto en tres a tiempo parcial. A largo plazo es necesario luchar para que se compartan entre todos el empleo y las rentas en los países postindustrializados, se repartan el conocimiento y los medios con el mundo subdesarrollado y el planeta con las futuras generaciones. Apostar por la desmercantilizacion progresiva de nuestra vida cotidiana-ganando espacios al mercado- por el control de las decisiones que nos afectan y sobre todo, por socializar los recursos, esto es, los servicios de ahorro, de crédito y de inversión pasar de una actitud y reivindicación defensiva a una actitud ofensiva , hemos de pensar en términos de una autentica movilización . 35 HORAS YA!! Que no te hagan pagar la crisis!! ORGANITZA’T I LLUITA A JOVES COMUNISTES!! www.jovescomunistes.cat