Your SlideShare is downloading. ×
Peret y nosotros
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Peret y nosotros

489
views

Published on

A mi amigo Blanco Herrera le pagaron su salario …

A mi amigo Blanco Herrera le pagaron su salario
y sin pensarlo dos veces salió para malgastarlo,
una semana de juerga y perdió el conocimiento
como no volvío a su casa todos lo daban por muerto,

y no estaba muerto no, no y no estaba muerto no, no,
y no estaba muerto no, no, estaba tomando caña, olere lele

Published in: Art & Photos

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
489
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
14
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El primer recuerdo de Pedro Pubill Calaf, Peret, (nacido en 1935) data de la Guerra Civil. Al lado de una humilde chabola de Mataró, un niño juega con balines como si fueran canicas. El padre está en el frente del Ebro y la madre ha ido a su encuentro para llevarle ropa y comida. Peret es un niño al cuidado de sus tías y abuelos. Alguien avisa de la presencia de un avión. El patriarca familiar tranquiliza a los suyos: ¡Es de los nuestros! Proclama. El avión hace un vuelo rasante sobre sus cabezas, gira junto a una nube y vuelve. La ametralladora escupe fuego. «Eso se me quedó grabado», repetía después, Peret. «Tranquilo que es de los nuestros... Si ese que es amigo, nos ametralla, me destroza los balines con los que estaba jugando, atraviesa el cubo donde lavaba mi tía y nos salvamos de milagro...
  • 2. Peret creó con sus amigos del Raval barcelonés a mediados de los años cincuenta del siglo XX la rumba catalana. Solo su fe religiosa le apartó de la música, en 1983 anunció que abandonaba su carrera para ejercer como pastor de la iglesia evangélica de Filadelfia. Pero el "hermano Pedro" dejó de creer a finales de esa década y regresó como productor. Después fue el compositor de la célebre canción Gitana hechicera, que se convirtió en uno de los himnos de los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992. Su último disco fue De los cobardes nunca se ha escrito nada (2009).
  • 3. Si había en este mundo un artista de extracción popular, ése era Peret. Hijo de la preguerra (1935), la guerra y la posguerra. Gitano de Mataró. Vendedor de puerta en puerta de telas acompañando a su padre. Fugitivo rural de la Guardia Civil (estaba prohibida la venta trashumante). Criatura sin escolarizar que aprendió a leer fijándose en los letreros de las calles, churumbel espabilao que se agarraba, por diversión y porque no había otra cosa, a la guitarra, como tantos otros de su raza, y al que su padre pedía: «Peret, coge la guitarreta y toca algo alegre».
  • 4. “Aunque uno cree que los asuntos de la salud son privados, quisiera comunicar que hace unos días me fue detectado un cáncer", escribió en ese momento. "Estoy siguiendo el tratamiento correspondiente, y los médicos me aseguran que no tardaré mucho en subirme de nuevo a los escenarios, que es lo que más me gusta en el mundo". "Por experiencia sé que una enfermedad como esta hay que afrontarla con entereza y optimismo. ¿No era acaso yo quien cantaba que es preferible reír que llorar y que así la vida se debe tomar? Pues en ello estoy", apuntó al comunicar su enfermedad.” Pedro Pubill Calaf COLITA
  • 5. “La paternidad de la rumba catalana es lo que menos debería importarnos en esta hora tan triste, precedida por un imperdonable anuncio prematuro de la muerte de Peret por el que alguien debería pedir disculpas. Con Pere Pubill i Calaf desaparece uno de los grandes protagonistas de nuestra música popular en el siglo XX. El artista que divulgó más y mejor -también hasta más lejos- la rumba catalana, género que el maestro Mingus B. Formentor definió en su día como "un potentísimo folklore urbano que tiene por cuna y sostén Barcelona". DONAT PUTX Textos de: UVE : EL MUNDO

×