El Discipulo Amado

436 views
397 views

Published on

Published in: Education, Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
436
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El Discipulo Amado

  1. 1. ¿Quién es el ‘discípulo amado’? ‫לעָר מ ֵית חְַָה ה ַ ל ִיד ה ה ב‬ ַ ‫ֲ נני ַ ְ מ‬ ִ ‫ַ ְז‬ {Lazar miBet Jananyah hatalmid haahuv} Por Maor BaOlam Introducción: Entre los libros escritos por los primeros discípulos de Iehoshua, hay uno en particular que presenta el testimonio de un discípulo que siempre estuvo cerca e involucrado en los acontecimientos que sucedieron alrededor de Iehoshua. Por siglos se le ha atribuido este libro a Iojanan Ben Zavdiel (helenizado a Juan), uno de Los Doce, el hermano de Iaaqov Ben Zavdiel quien fue acecinado a espada por orden de Herodes. Pero lo que mostraremos a continuación es que esa afirmación es un error y que el autor en realidad es Lazar miBet Jananyah (helenizado a Lazaros de Betania) “hatalmid haahuv” (el talmid amado). Como nota aclaratoria los Natzratim llamamos a este libro Edut haTalmid haAhuv (Testimonio del discípulo amado) o Edut Lazar (Testimonio de Lazar). __________________________________________ Para comenzar lo primero que hay que saber es que al final del libro se encuentra la CLAVE para saber quien es el autor: “…[Iehoshua] le dijo [a Kefa]: ‘Sígueme’. Kefa volviéndose vio que [les] seguía el talmid a quien Iehoshua amaba… Entonces Kefa al verlo dijo a Iehoshua: ¿y este qué?” Iehoshua le dijo: Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti, que?... Este es el talmid que da edut [testimonio] de estas cosas y el que escribió esto, y sabemos que su testimonio es verdadero” (Edut Lazar 21.19b-24). Estas son las palabras claves con las que el autor da a conocer su identidad. El autor no es más que “el talmid a quien Iehoshua amaba”, y obviamente las últimas palabras (Este es el talmid…) fueron agregadas por algunos que conocían al autor y que confirman sus palabras diciendo: “sabemos que su testimonio es verdadero”. De manera que ahora nos toca identificar en este mismo libro quien es “el talmid a quien Iehoshua amaba”. Pero debemos de tener presente que el autor se refiere a si mismo varias veces en el libro bajo la tercera persona “el talmid que Iehoshua amaba”. A continuación se mostrarán las pruebas de que Lazar es el discípulo a quien Iehoshua amaba, y el autor de este libro. 1. En todo el libro solo hay una persona de quien se dice tres veces “a quien Iehoshua amaba”: “Esta enfermo cierto Lazar de Bet Jananyah, la aldea de Miriam y de su 1
  2. 2. hermana Marta. Miriam, cuyo hermano Lazar estaba enfermo, fue la que ungió al Adon con perfume y le secó los pies con sus cabellos. Las hermanas entonces mandaron a decir a Iehoshua: Adon, mira el que tú amas está enfermo… Iehoshua amaba a Marta, a su hermana y a Lazar… Iehoshua lloró. Decían entonces los de Judea: ¡Miren cómo lo amaba!”. (Edut Lazar 11.1-3; 35-36). Estas palabras son claramente una alusión al autor del libro en tercera persona, si el se hace llamar “el talmid a quien Iehoshua amaba” es imposible que utilice esa frase para otro talmid, ya que no se podría identificar en singular como “el talmid” a quien el Maestro le tenía un amor especial. Inclusive aún podemos pensar que lo más probable es que las hermanas de Lazar en realidad no dijeron “el que tú amas está enfermo”, sino simplemente “Lazar está enfermo”, pero el autor agregó esas palabras (el que tú amas) en el dialogo para identificarse así mismo. 2. Al final del libro se narra una conversación entre Iehoshua y Shim’on Kefa: “…[Iehoshua] le dijo [a Kefa]: ‘Sígueme’. Kefa volviéndose vio que [les] seguía el talmid a quien Iehoshua amaba… Entonces Kefa al verlo dijo a Iehoshua: ¿y este qué?” Iehoshua le dijo: Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti, que? Tú sigueme. Se divulgó entre los hermanos este dicho: Aquel discípulo no muere” (Edut Lazar 21.19b-24). Esta es obviamente otra alusión al autor del libro. Ahora pensemos ¿sobre quién se puede afirmar que “no muere” sino sobre Lazar, el cual fue revivido después de morir? ¿Moriría dos veces Lazar? 3. Los autores de los otros libros comienzan narrando las enseñanzas de Iehoshua en Galil (Galilea), sin embargo el autor de este libro a diferencia de los demás comienza narrando “las cosas que sucedieron en Bet Jananyah” (1.28), en Iehudah (Judea). Resulta interesante que el mismo autor en el Cap. 11.1-3 dice: “Esta enfermo cierto Lazar de Bet Jananyah, la aldea de Miriam y de su hermana Marta… mira el que tú amas está enfermo…”. No es por gusto que Lazar de Bet Jananyah quiera comenzar narrando los sucesos que acontecieron en su ciudad. 4. En ninguno de los libros escritos por los primeros discípulos de Iehoshua se hace hincapié en Lazar, solo en el libro Maase Iehoshua (helenizado a Lucas) se menciona el momento en que Lazar fue revivido, pero solo como uno de los tantos milagros, mientras que en este libro no solo lo menciona el momento de ser revivido, sino que Lazar de Bet Jananyah juega un papel importante, Lazar no es un simple personaje sino una figura central. Su nombre se menciona por primera vez en el cap.11 con respecto a su muerte, y luego en el cap. 12 se vuelve a mencionar su nombre ya que Iehoshua y los demás discípulos comen en su casa de Bet Jananyah (12.1-2), además es Lazar parte del motivo por el que los residentes en Judea fueron a ver a Iehoshua (12.9), es Lazar otro que como a Iehoshua desean matar los principales Kohanim (12.10), es por causa de Lazar que muchos de los de Judea seguían a Iehoshua como el Mashiaj (12.11), y es por causa de 2
  3. 3. Lazar que una gran multitud recibe a Iehoshua al entrar en Jerusalén como el Rey Mashiaj. 5. En ningún otro libro sino en este se explica que parte del motivo por la que la “Gran Multitud” recibieron a Iehoshua proclamándolo Rey y Mashiaj fue debido a que Lazar había sido revivido: “La multitud que estaba con él cuando llamó a Lazar del sepulcro y lo revivió de los muertos, daba testimonio. Por esto también salió a su encuentro la multitud, porque oyeron que él había hecho esta señal” (12.17-18). No cabe duda de que Lazar es el autor. Lazar, Shim’on Kefa y el resto de los discípulos Es obvio que Shim’on Kefa es de todos los talmidim el más sobresaliente en todos los libros y que siempre es descrito como ‘la voz de todos los talmidim’, de hecho su papel siguió sobresaliendo aún después de la separación física del Maestro. Algo que es notable en este libro es que siempre que el autor se menciona lo hace en un suceso donde se encuentra o se relaciona con Kefa, y se destaca sobresaliendo entre todos los talmidim. Veamos: Los primeros discípulos de Iehoshua: Lazar fue primero que Kefa. “Y lo oyeron hablando [a Iojanan haMatbil] dos de sus discípulos y siguieron a Iehoshua… y se quedaron con él aquel día, porque era como la hora décima (4:00 pm). Uno de ellos era Guever (helenizado a Andrés), el hermano de Shim’on Kefa… lo llevó a Iehoshua. Mirándolo fijamente, Iehoshua dijo: Tú eres Shim’on Ben Iojanan, tú serás llamado Kefa” (Edut Lazar 1.37, 39-40, 42). Lazar el autor de este libro muestra claramente que de las dos primeras personas que decidieron ser discípulos de Iehoshua, uno era Guever pero el otro Lazar ‘el discípulo a quien Iehoshua amaba’, o sea que él fue discípulo antes de Shim’on Kefa. La muerte de Lazar: Lazar glorificó primero con su muerte a Elohim. Cuando llegó el mensaje a Iehoshua de que “el que amas está enfermo”, Iehoshua dijo: “Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Elohim…” (11.4). Cuando Iehoshua alude a la muerte de Shim’on Kefa, el autor escribe: “Esto dijo [Iehoshua] dando a entender con que clase de muerte glorificaría a Elohim” (21.19). El autor manifestó que él antes de Kefa había glorificado a Elohim a través de su muerte, cosa que Kefa hizo pero posteriormente. En Pesaj: Más cerca del Maestro que Kefa y los demás La narración sobre la última Pesaj de Iehoshua con sus talmidim es narrada en este libro un tanto diferente a los demás, pero siempre Shim’on Kefa juega un papel importante (ver 13.6-9). Pero a la vez el autor (al cual Iehoshua amaba) se describe a él 3
  4. 4. mismo como “reclinado en el pecho de Iehoshua” (13.23), de tal modo que Kefa no pregunta directamente a Iehoshua ¿quién lo entregará? sino que es a través de Lazar , el cual “recostándose así sobre el pecho de Iehoshua le dice: Adon: ¿quién es?” (13.25). En el patio de la casa de Qaiafa: ¿Quién entró a Kefa? “Shim’on Kefa y otro discípulo seguían a Iehoshua. Y este discípulo era conocido del Gadol haKohanim, y entró Iehoshua en el patio del Gadol haKohanim; mas Kefa se había quedado afuera, de pie junto a la puerta. Salió entonces el otro discípulo (el conocido del Gadol haKohanim), y habló a la portera e hizo entrar a Kefa. De todos los discípulos, Lazar fue el primer testigo en ver el sepulcro vacío: “En el primer día de la semana, estando aún oscuro, Miriam Magdaláh… corre y va a Shim’on Kefa y al otro discípulo a quien Iehoshua amaba, y les dice: Se llevaron del sepulcro al señor… Entonces salió Kefa, y el otro discípulo, e iban al sepulcro. Y corrían los dos juntamente; pero el otro discípulo corrió adelante, más aprisa que Kefa, y llegó primero al sepulcro; y agachándose, ve puestos los lienzos; sin embargo, no entró. Entonces, siguiéndolo, llega también Shim’on Kefa, y entro en el sepulcro, y ve puestos los lienzos… en ese momento entonces, entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro, y vio y se mantuvo firme en la verdad” (20.1-8). En el barco: ¿Quién reconoció primero a Iehoshua? “Shim’on Kefa, Toma, Netan’el de Kana de Galil, los hijos de Zavdiel (estos son Iojanan y Iaaqov) y otros dos de sus talmidim” (Edut Lazar 21.2) habían estado pescando toda la noche pero sin poder coger nada, hasta que un personaje ‘extraño’ les sugirió que echaran la red hacia la parte derecha del barco y efectivamente al hacerlo pudieron coger gran cantidad de pescados. “Entonces aquel discípuloo a quien Iehoshua amaba, dice a Kefa: ¡es Adonenu!” (Edut Lazar 21.7). De todos estos nombres es obvio siguiendo la practica del autor de no dar su nombre, sino de llamarse “el talmid a quien Iehoshua amaba”, que él no es ninguno de los nombrados, sino uno de esos dos talmidim que no se dan sus nombres. Uno de los últimos encuentros entre Iehoshua y los discípulos: “…[Iehoshua] le dijo [a Kefa]: ‘Sígueme’. Kefa volviéndose vio que [les] seguía el talmid a quien Iehoshua amaba… Entonces Kefa al verlo dijo a Iehoshua: ¿y este qué?” Iehoshua le dijo: Si yo quiero que él se quede hasta que yo venga, ¿a ti, que?... Este es el talmid que da edut [testimonio] de estas cosas y el que escribió esto, y sabemos que su testimonio es verdadero” (Edut Lazar 21.19b-24). El autor pone de manifiesto que así como en la cena de Pesaj, él estuvo siempre junto al Maestro, hasta los últimos tiempos antes de separarse de sus discípulos. 4
  5. 5. En la muerte de Iehoshua: ¿Quién queda a cargo de la madre del Maestro? “Viendo entonces Iehoshua a la madre y al discípulo a quien amaba, de pie a su lado, dice a la madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dice al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su propia casa” (19.26-27). Es Lazar el discípulo que reside en Bet Jananyah, en Iehudah, al cual Iehoshua le pide que tome cuidado de su madre en su ausencia; esto debido a que es muy probable que sus hermanos, los otros hijos de Miriam, residentes en Galil no se habían enterado de lo que le sucedía a Iehoshua en Iehudah. Pero lo más notorio es que Iehoshua elige entre todos los discípulos, solo a Lazar para que quede a cargo de su madre. Lazar es una variante de Elazar, y es el nombre de este discípulo. La variante se debe a que existía la costumbre de abreviar algunos nombres, así como Bar Ba (‫ ) ַר ָא‬en lugar de Bar Abá (‫ ,) ַר ָא‬también Lazar (‫ לעָר‬gentilizado a Lazaros) en lugar de El'azar (‫( )אלעָר‬ver por ejemplo en el Talmud Irushalmi ‫ַ ְז‬ ‫ֶ ְ ָז‬ Rosh Hashanah 4.8, Megilah 3.7 y Bikurim 3.3). 5

×