Respeto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Respeto

on

  • 928 views

 

Statistics

Views

Total Views
928
Views on SlideShare
928
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
4
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Respeto Presentation Transcript

  • 1. RESPETO
    RESPETO A LOS BIENES PUBLICOS
    RESPETO A LOS PADRES
    RESPETO A LADIGNIDAD HUMANA
    RESPETO A LA NATURALEZA
    RESPETO A LOS BIENES AJENOS
    RESPETO A MIS AMIGOS Y COMPAÑEROS
    RESPETO A LOS ANCIANOS
  • 2. RESPETO A LOS ANCIANOS
    La vejez es una condición a la que muy probablemente llegarás algún día y, por lo tanto, debes tratar a todos los ancianos con los que te relacionas, de la misma manera como quisieras que lo hicieran contigo en su debido momento. Tu pareja, tus hijos y obviamente tú, tienen a su alcance formas sencillas de expresar a estos seres adorables, el cariño e inmenso respeto que sienten por ellos. Hacerlo es muy sencillo; basta con dedicarles unos minutitos, escucharles sus historias, leerles un cuento o algunas páginas de su libro preferido, acompañarlos a escuchar ese disco que tantos recuerdos les trae o disfrutar juntos de una partida de ajedrez o de dominó.
  • 3. RESPETO A LADIGNIDAD HUMANA
    La primera actitud que sugiere la consideración de la dignidad de todo ser humano es la de respeto y rechazo de toda manipulación: frente a él no podemos comportarnos como nos conducimos ante un un objeto, como si se tratara de una "cosa", como un medio para lograr nuestros fines personales. Principio de Respeto«En toda acción e intención, en todo fin y en todo medio, trata siempre a cada uno - a ti mismo y a los demás- con el respeto que le corresponde por su dignidad y valor como persona» Todo ser humano tiene dignidad y valor inherentes, solo por su condición básica de ser humano. El valor de los seres humanos difiere del que poseen los objetos que usamos. Las cosas tienen un valor de intercambio. Son reemplazables. Los seres humanos, en cambio, tienen valor ilimitado puesto que, como sujetos dotados de identidad y capaces de elegir, son únicos e irreemplazables.
  • 4. RESPETO A LA NATURALEZA
    Respetar la Naturaleza no significa tan solo respetar el entorno en el que vivimos, conservar un paisaje de especial belleza o salvar de la extinción a las ballenas o los elefantes. A la larga, el respeto por la naturaleza nos lleva a cambiar nuestra forma de vivir y nuestra actitud respecto del mundo y de nosotros mismos.
    Durante los últimos siglos (sobre todo desde el siglo XVII, con la Revolución Científica de Galileo, Descartes y Newton) los occidentales hemos pensado que la naturaleza es algo sin vida y por tanto, no merece ninguna consideración especial (por ejemplo, a partir de Descartes la ciencia supuso que los animales eran simples máquinas y que sus gritos no eran una expresión de sufrimiento sino el simple ruido de un mecanismo mal ajustado). Así pues, nos hemos acostumbrado a ver la naturaleza como algo que estaba totalmente a nuestra disposición: un almacén del cuál extraer materias primas y un vertedero ilimitado donde alojar nuestros residuos. Pero desde hace unas décadas, una serie de acontecimientos que se han dado en llamar “crisis ecológica” nos han demostrado que no podemos mantener por más tiempo esta actitud.
     
     
  • 5. RESPETO A LOS PADRES
    Es triste ver a los jóvenes gritar con coraje a sus papás por algún permiso que se les ha negado; verlos enfurecidos con sus maestros porque les pescaron haciendo trampa en un examen; que se rían de los comentarios de sus abuelos que son del siglo pasado... Eso no es respeto. ¿por qué es importante respetarse unos con otros?
  • 6. RESPETO A LOS BIENES AJENOS
    El respeto a lo ajeno implica conocer y sentir que no se debe disponer de lo que no es propio, y si en un momento determinado necesitamos de algo que no es nuestro, no podemos tomarlo si no contamos con la aprobación de su dueño
    Pero es también algo más. Es saber apreciar, reconocer y cuidar el trabajo de los demás, como por ejemplo no destruir los bienes materiales que realizan otras personas y de los cuales nosotros nos servimos, tal como la limpieza de la ciudad, el cuidado de los árboles del parque, etc
  • 7. RESPETO A MIS AMIGOS Y COMPAÑEROS
    No Hagas lo que no quieras que te hagan!", teniéndolo siempre en mente es más fácil respetar a las personas y a su vez exigir respeto, no grito, no insulto, no ofendo a aquellas personas con las que convivo por que no me gustaría que a mi me lo hicieran...
  • 8. RESPETO A LOS BIENES PUBLICOS
    Ejemplos de solidaridad y participación ciudadana en asuntos comunitarios contrastan a diario con actitudes individualistas, desaprensivas e, incluso, violentas en los lugares públicos. Por eso construir pautas de convivencia y buena vecindad resulta una prioridad vital para hacer de la ciudad un espacio habitable. En ese sentido es oportuna la iniciativa de la comuna porteña de distinguir a vecinos y organizaciones no gubernamentales por su trabajo cotidiano en actividades de interés social, en distintos barrios y quehaceres. Las actitudes de estas personas e instituciones con vocación de participar contribuyen a cimentar los valores de lo público, entendido como el espacio común que va más allá de lo estrictamente estatal. Este, sin embargo, es sólo el punto de partida, porque son muchos los aspectos de la vida cotidiana donde priman la indiferencia y la agresividad. Ejemplos cotidianos de esto son las malas conductas en el tránsito, la falta de cuidado en la higiene de los espacios públicos o las faltas de respeto a la tranquilidad de los vecinos. Se trata de actitudes que afectan la calidad de vida de los demás y la propia y generan gastos públicos financiados con los impuestos que todos pagamos. Para solucionar este problema cultural hace falta detenerse a pensar en el sentido de las conductas antisociales que tenemos a diario, a veces sin tomar conciencia y otras por falta de preocupación por el cuidado de los bienes públicos. Habrá, para esto, que luchar contra la vieja excusa de que no se es cuidadoso porque nadie lo es, y comenzar por dar ejemplos más solidarios en nuestras actitudes cotidianas. La comuna puede ayudar en esta tarea con campañas de educación y con sanciones a quienes no cumplen con las normas de convivencia.