La situaciónLa crisis mundial del agua 4Las etapas importantes 5Los indicadores del progreso alcanzado 7Los recursos mundi...
Desafíos en el ámbito de la gestión:gobernabilidadDesafío 7: Reducir los riesgos y hacer frente a la incertidumbre 23Agenc...
La crisis mundialdel aguaLa Tierra, con sus diversas y abundantes formasde vida, que incluyen a más de 6.000 millones dese...
pone de seis secciones principales: antecedentes,evaluación de los recursos hídricos a nivel mundial,examen de las necesid...
Agua de la Haya en el año 2000 y la ConferenciaInternacional sobre el Agua Dulce de Bonn en el2001 continuaron este proces...
10. Mejorar los conocimientos básicos–de forma que la información y elconocimiento sobre el agua seanmás accesibles para t...
Tierra a las evaluaciones de los recursos hídricos(por ejemplo, las repercusiones del efecto inverna-dero sobre los recurs...
variaciones espaciales y temporales del agua dispo-nible, se puede decir que la cantidad de agua exis-tente para todos los...
cipitación aumentará probablemente desde las lati-tudes 30ºN y 30ºS, pero muchas regiones tropicalesy subtropicales recibi...
Desafío 1Satisfacer lasnecesidadeshumanas básicasLas dolencias relacionadas con el agua son unade las causas más comunes d...
se reduciría la carga en alrededor 70% por año. Elanálisis de rentabilidad de las intervenciones en elsector hídrico sugie...
comparación con las intervenciones sanitarias con-vencionales.A lo anterior cabe añadir otras medidas raciona-les y centra...
(físico-químicos y biológicos), datos hidrológicos yevaluación biológica, incluyendo el grado de biodi-versidad.Si bien ob...
Desafío 3Ciudades:necesidadesdivergentes delentorno urbanoEl 48% de la población mundial actual vive en pue-blos y ciudade...
Aguaparaltodos.Aguaparalavida.Resumen16das o privadas, sujetas a una reglamentación ade-cuada. También es esencial contar ...
17Desafío 4Asegurar elsuministro dealimentos parauna poblaciónmundial crecienteLa principal fuente de suministro de alimen...
Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen18exceso de bombeo de los acuíferos, la contamina-ción debida a sustancias agroquímica...
19Desafío 5Promover unaindustria máslimpia enbeneficio de todosLa industria, que es un motor esencial del creci-miento eco...
La utilización del agua en los procesos de fabri-cación, a menudo en grandes cantidades, es muycorriente (para lavar, coci...
Desafío 6Utilizar la energíapara cubrirlas necesidadesdel desarrolloSi bien el agua no es la única fuente de energía (enci...
actualmente de biomasa), contribuyendo a unentorno doméstico más limpio y saludable.En la producción térmica de electricid...
23Desafío 7Reducir losriesgos y hacerfrente a laincertidumbreEl número de víctimas de los diversos desastresnaturales aume...
planes de socorro, etc.). Si bien es imposible impe-dir las inundaciones, o cualquier otro desastre, lacapacidad de acción...
Desafío 8Compartir elagua: definir elinterés comúnEl agua debe compartirse fundamentalmente dedos maneras: entre sus difer...
de los ríos). La falta de voluntad internacional y definanciación para recoger la información necesariafrenan la evaluació...
Desafío 9Identificar yvalorar lasmúltiples facetasdel aguaMucho se ha avanzado en el curso de los últimosdiez años en lo q...
Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen28al sector privado en la gestión de los recursos hídri-cos, debería ser en calidad de...
comerciales, especialistas sanitarios, educadores,abogados, economistas, científicos e ingenieros detodo tipo, así como a ...
Desafío 11Administrarel agua de modoresponsable paraasegurar undesarrollosostenibleLa crisis del agua es esencialmente una...
desarrollo como en los paísesdesarrollados.Las servidumbres del agua constituyen un temadelicado que requiere más atención...
Estudios pilotoSe presenta a continuación una selección de sieteestudios de casos de cuencas fluviales y lacustresque ilus...
Agua para unesco
Agua para unesco
Agua para unesco
Agua para unesco
Agua para unesco
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Agua para unesco

101

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
101
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Agua para unesco"

  1. 1. La situaciónLa crisis mundial del agua 4Las etapas importantes 5Los indicadores del progreso alcanzado 7Los recursos mundialesde agua dulceEl ciclo natural del agua 8Agencias líderes: UNESCO y OMSDesafíos frente a la vida y al bienestarDesafío 1: Satisfacer las necesidades humanas básicas 11Agencia líder: OMSAgencia colaboradora: UNICEFDesafío 2: Proteger los ecosistemas en bien de la población y del planeta 13Agencia líder: PNUMAAgencias colaboradoras: CEPE/OMS/UN-CBD/UNESCO/UNDESA/UNUDesafío 3: Ciudades: necesidades divergentes del entorno urbano 15Agencia líder: UN-HABITATAgencias colaboradoras: OMS y UNDESADesafío 4: Asegurar el suministro de alimentos para una población mundial creciente 17Agencia líder: FAOAgencias colaboradoras: OMS/PNUMA/OIEADesafío 5: Promover una industria más limpia en beneficio de todos 19Agencia líder: ONUDIAgencias colaboradoras: OMS y UNDESADesafío 6: Utilizar la energía para cubrir las necesidades del desarrollo 21Agencia líder: ONUDIAgencias colaboradoras: OMS/PNUMA/Comisiones Regionales/Banco MundialAgua para todos, agua para la vida I ResumenÍndice
  2. 2. Desafíos en el ámbito de la gestión:gobernabilidadDesafío 7: Reducir los riesgos y hacer frente a la incertidumbre 23Agencia líder: OMSAgencias colaboradoras: UNDESA/UNESCO/OMS/PNUMA/DIRDN/UN-CBD/Comisiones RegionalesDesafío 8: Compartir el agua: definir el interés común 25Agencia líder: UNESCOAgencias colaboradoras: Comisiones RegionalesDesafío 9: Identificar y valorar las múltiples facetas del agua 27Agencia líder: UNDESAAgencias colaboradoras: CEPE y Banco MundialDesafío 10: Asegurar la difusión de los conocimientos básicos: una responsabilidadcolectiva 28Agencias líderes: UNESCO y OMMAgencias colaboradoras: UNDESA/OIEA/Banco Mundial/PNUMA/UNUDesafío 11: Administrar el agua de modo responsable para asegurar un desarrollosostenible 30Agencia líder: PNUDAgencias colaboradoras: FAO/PNUMA/UN-CBD/Comisiones RegionalesEstudios pilotoEjemplos concretos 32• Cuenca del río Chao Phraya (Tailandia)Oficina del Comité de Recursos Hídricos de Tailandia (ONWRC)• Cuenca del Lago Peipsi/Chudskoe (Estonia y Rusia)Ministerio de Recursos Naturales de la Federación de Rusia y Ministerio del Medio Ambiente de Estonia• Cuencas del Ruhuna (Sri Lanka)Ministerio de Irrigación y Gestión Hídrica de Sri Lanka• Cuenca del Sena-Normandía (Francia)Agencia para el Agua de Seine-Normandie (AESN – Agence de l’Eau Seine-Normandie)• Cuenca del Río Senegal (Guinea, Mali, Mauritania y Senegal)Organización para el Desarrollo del Río Senegal (OMVS - Organisation pour la Mise en Valeurdu Fleuve Sénégal)• Cuenca del Lago Titicaca (Bolivia y Perú)Autoridad Binacional del Lago Titicaca Perú-Bolivia (ALT)• Gran Tokio (Japón)Instituto Nacional para la Gestión de la Tierra y de las Infrastructuras – Ministerio de la Tierra,de las Infrastructuras y del Transporte de Japón (NILIM-MLIT)Colocar las piezas para armar el todo 32Epílogo 33
  3. 3. La crisis mundialdel aguaLa Tierra, con sus diversas y abundantes formasde vida, que incluyen a más de 6.000 millones deseres humanos, se enfrenta en este comienzo delsiglo veintiuno con una grave crisis del agua. Todaslas señales parecen indicar que la crisis se estáempeorando y que continuará haciéndolo, a no serque se emprenda una acción correctiva. Se trata deuna crisis de gestión de los recursos hídricos, esen-cialmente causada por la utilización de métodosinadecuados. La verdadera tragedia de esta crisis,sin embargo, es su efecto sobre la vida cotidiana delas poblaciones pobres, que sufren el peso de lasenfermedades relacionadas con el agua, viviendo enentornos degradados y a menudo peligrosos,luchando por conseguir una educación para sushijos, por ganarse la vida y por solventar a susnecesidades básicas de alimentación. La crisis pesaasimismo sobre el entorno natural, que cruje bajola montaña de desechos que se vierten a diario ypor el exceso de uso o uso indebido que de él sehace, con aparente desinterés por las consecuenciasy por las generaciones venideras. En realidad, setrata fundamentalmente de un problema de actitudy de comportamiento, problemas en su mayoríaidentificables (aunque no todos) y localizables.Actualmente poseemos los conocimientos y la peri-cia necesarios para abordarlos y hemos elaboradoexcelentes herramientas conceptuales, tales como laequidad y la noción de sustentabilidad. Sinembargo, la inercia de los líderes y la ausencia deuna conciencia clara sobre la magnitud problemapor parte de la población mundial (en muchoscasos no suficientemente autónoma para reaccio-nar), resultan en un vacío de medidas correctivasoportunas y necesarias y en una incapacidad parainfundir a los conceptos de trabajo una resonanciamás concreta.El estado de pobreza de un amplio porcentajede la población mundial es a la vez un síntoma yuna causa de la crisis del agua. El hecho de facilitara los pobres un mejor acceso a un agua mejor ges-tionada puede contribuir a la erradicación de lapobreza, tal como lo muestra el Informe de lasNaciones Unidas sobre el Desarrollo de los RecursosHídricos en el Mundo [The World Water DevelopmentReport (WWDR)]. Al mismo tiempo, una mejorgestión nos permitirá hacer frente a la crecienteescasez de agua per cápita en muchas partes delmundo en desarrollo.Resolver la crisis del agua es, sin embargo, sólouno de los diversos desafíos con los que la humani-dad se enfrenta en este tercer milenio y ha de consi-derarse en este contexto. La crisis del agua debesituarse en una perspectiva más amplia de soluciónde problemas y de resolución de conflictos. Talcomo lo ha indicado la Comisión sobre el Desarro-llo Sostenible [Commission for Sustainable Deve-lopment (CSD)] en 2002:«Erradicar la pobreza, cambiar lospatrones de producción y consumoinsostenibles y proteger y administrarlos recursos naturales del desarrollosocial y económico constituyen losobjetivos primordiales y la exigenciaesencial de un desarrollo sostenible.»Aún así, de todas las crisis, ya sean de ordensocial o relativas a los recursos naturales con lasque nos enfrentamos los seres humanos, la crisisdel agua es la que se encuentra en el corazónmismo de nuestra supervivencia y la de nuestroplaneta.Este primer Informe sobre el Desarrollo de losRecursos Hídricos en el Mundo (WWDR) es una ini-ciativa conjunta de 23 agencias de las NacionesUnidas y constituye uno de los pilares del nuevoPrograma Mundial de Evaluación de los RecursosHídricos [World Water Assessment Programme(WWAP)], establecido en el año 2000 y cuya secre-taría se encuentra en la sede de París de la Organi-zación de las Naciones Unidas para la Educación, laCiencia y la Cultura (UNESCO). El Informe se com-Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen4La situación
  4. 4. pone de seis secciones principales: antecedentes,evaluación de los recursos hídricos a nivel mundial,examen de las necesidades, usos y demanda deagua («Desafíos frente a la vida y al bienestar»),estudio minucioso de la gestión del agua («Desafíosen el ámbito de la gestión»), siete estudios de casosrepresentativos que ponen de relieve diferentessituaciones tipo, así como conclusiones y anexos.Las dos secciones de «desafíos» están basadas enlos siete retos identificados en el 2º Foro Mundialdel Agua, que tuvo lugar en el 2000, más otros cua-tro identificados durante la preparación delInforme. Se incluye también una nutrida documen-tación con datos reveladores por países en cifras,cuadros y mapas, y recuadros que consignan algu-nas de las principales lecciones aprendidas. El pre-sente Resumen del Informe cubre los puntos clavedel mismo. Para conocer la síntesis detallada, lasconclusiones y las recomendaciones, los lectoresdeben remitirse a las secciones pertinentes.Las etapasimportantesEn los últimos veinticinco años se han organizadovarias grandes conferencias mundiales, algunas deellas sobre el agua. La serie continúa en 2003 con eltercer Foro Mundial del Agua (en Japón) y con elAño Internacional del Agua Dulce. Estas conferen-cias, las preparaciones que las precedieron y losdebates subsiguientes han modificado nuestra per-cepción de la crisis del agua y ampliado nuestracomprensión de las respuestas necesarias. La confe-rencia de Mar del Plata de 1977 marcó el comienzode una serie de actividades globales en torno alagua. Entre ellas, el Decenio Internacional de AguaPotable y Saneamiento (1981-1990) aportó unaampliación substancial del suministro de serviciosbásicos para las poblaciones pobres. Estas experien-cias nos han mostrado, por comparación, la magni-tud de la tarea a realizar, a saber, la necesidad deefectuar una enorme expansión en el suministrobásico de agua y de servicios sanitarios para cubrirlos requisitos actuales y los del futuro próximo. LaConferencia Internacional sobre el Agua y el MedioAmbiente de Dublín, en 1992, estableció cuatroPrincipios, que siguen siendo válidos (PrincipioN.° 1, «El agua dulce es un recurso finito y vulnera-ble, esencial para sostener la vida, el desarrollo y elmedio ambiente»; Principio N.° 2, «El aprovecha-miento y la gestión del agua debe inspirarse en unplanteamiento basado en la participación de losusuarios, los planificadores y los responsables delas decisiones a todos los niveles»; Principio N.° 3,«La mujer desempeña un papel fundamental en elabastecimiento, la gestión y la protección del agua»;Principio N.° 4, «El agua tiene un valor económicoen todos sus diversos usos en competencia a losque se destina y debería reconocérsele como unbien económico»).La Conferencia de las Naciones Unidas sobre elMedio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de1992 permitió la adopción de la Agenda 21 que,con sus siete propuestas de acción en el ámbito delagua dulce, contribuyó a movilizar a las poblacio-nes en favor del cambio y favoreció la todavía lentaevolución de las prácticas de gestión del agua.Ambas conferencias fueron pioneras en el sentidoque colocaron el agua en el centro del debate sobreel desarrollo sostenible. El 2.º Foro Mundial delLasituación5
  5. 5. Agua de la Haya en el año 2000 y la ConferenciaInternacional sobre el Agua Dulce de Bonn en el2001 continuaron este proceso. En cada una deestas reuniones se establecieron metas para mejorarla gestión del agua, muy pocas de las cuales se hancumplido.Entre todos los objetivos que las distintas ins-tancias internacionales han establecido en los últi-mos años, las Metas de Desarrollo del Milenio parael 2015, adoptadas por la Cumbre de las NacionesUnidas del año 2000, siguen siendo los más influ-yentes. Entre ellas, las siguientes son las más perti-nentes en relación con la problemática del agua:1. reducir a la mitad la proporción depersonas que viven con menos de 1dólar al día;2. reducir a la mitad la proporción depersonas que padece de hambre;3. reducir a la mitad la proporción depersonas sin acceso al agua potable;4. proporcionar a todos los niños yniñas por igual los medios para quepuedan concluir un ciclo completode educación primaria;5. reducir la mortalidad materna en un75% y en dos tercios la mortalidad deniños menores de cinco años;6. detener la propagación delVIH/SIDA, la malaria y otrasenfermedades principales ycomenzar a invertir la tendencia;7. proporcionar especial ayuda a losniños que hayan quedado huérfanosa consecuencia de VIH/SIDA.Todas estas necesidades han de cubrirse almismo tiempo que se protege el medio ambiente deuna degradación adicional. Las Naciones Unidasreconocieron que estos objetivos, que se centran enla pobreza, la educación y la salud, no puedenlograrse sin un acceso equitativo y suficiente a losrecursos, los más fundamentales de los cuales sonel agua y la energía.La Declaración Ministerial de La Haya de marzodel año 2000 aprobó siete desafíos como base de laacción futura y que fueron también adoptados porel Informe (WWDR) como criterios de seguimientopara controlar el progreso realizado:1. Cubrir las necesidades humanasbásicas –asegurar el acceso al aguay a servicios de saneamiento encalidad y cantidad suficientes;2. Asegurar el suministro de alimentos–sobre todo para las poblacionespobres y vulnerables, mediante unuso más eficaz del agua.3. Proteger los ecosistemas–asegurando su integridad a travésde una gestión sostenible de losrecursos hídricos.4. Compartir los recursos hídricos–promoviendo la cooperaciónpacífica entre diferentes usos delagua y entre Estados, a través deenfoques tales como la gestiónsostenible de la cuenca de un río.5. Administrar los riesgos –ofrecerseguridad ante una serie de riesgosrelacionados con el agua.6. Valorar el agua –identificar yevaluar los diferentes valores delagua (económicos, sociales,ambientales y culturales) e intentarfijar su precio para recuperar loscostos de suministro del servicioteniendo en cuenta la equidad y lasnecesidades de las poblacionespobres y vulnerables.7. Administrar el agua de maneraresponsable, implicando a todos lossectores de la sociedad en elproceso de decisión y atendiendo alos intereses de todas las partes.Los cuatro desafíos adicionales que se adopta-ron para ampliar el alcance del análisis son:8. El agua y la industria –promover unaindustria más limpia y respetuosade la calidad del agua y de lasnecesidades de otros usuarios.9. El agua y la energía –evaluar elpapel fundamental del agua en laproducción de energía paraatender las crecientes demandasenergéticas.Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen6
  6. 6. 10. Mejorar los conocimientos básicos–de forma que la información y elconocimiento sobre el agua seanmás accesibles para todos.11. El agua y las ciudades –tener encuenta las necesidades específicasde un mundo cada vez másurbanizado.Estos once desafíos son los que estructuran elInforme.En la Cumbre Mundial del Desarrollo Sosteni-ble [World Summit on Sustainable Development(WSSD)], en 2002, el Secretario General de lasNaciones Unidas, Kofi Annan, identificó los cincograndes temas, reunidos en la sigla WEHAB [Waterand Sanitation, Energy, Health, Agriculture, Biodi-versity] [Agua y saneamiento, Energía, Salud, Agri-cultura y Biodiversidad] como parte integrante deun enfoque internacional coherente del desarrollosostenible. El agua es esencial en cada una de estasáreas clave. La Cumbre Mundial del Desarrollo Sos-tenible añadió también el objetivo de reducir a lamitad la proporción de personas sin acceso a servi-cios de saneamiento para el 2015.De este modo, 2002-2003 constituye una etapaimportante en el progreso del género humano haciael reconocimiento de la importancia decisiva delagua para nuestro futuro, un tema que se encuentraentre los principales en la agenda política actual.Los indicadoresdel progresoalcanzadoUn componente clave del Programa Mundial deEvaluación de los Recursos Hídricos (WWAP) es laelaboración de un conjunto de indicadores para elsector hídrico. Estos indicadores deben presentarlos fenómenos complejos de este sector de maneracompleta y comprensible, tanto para los responsa-bles políticos como para el público en general.Deben establecer criterios comparativos para anali-zar los cambios que se producen en el sector, tantoa nivel espacial como temporal, de forma que sir-van a los responsables políticos para comprender laimportancia de las cuestiones hidrológicas y lesinvolucren en la promoción de una gestión eficazde estos recursos. La existencia de buenos indica-dores ayuda a los profesionales del sector hídrico asalir de la «pompa del agua» que, tal como unapompa de jabón, les impide tener en cuenta elamplio abanico de problemáticas sociales, políticasy económicas que afectan o que resultan afectadaspor el agua. Además, los objetivos son esencialespara controlar el avance hacia la consecución de lasmetas de desarrollo del milenio relativas al agua.Lasituación7El proceso de elaboración de indicadores es lentoy complejo y requiere numerosas consultas. Losindicadores nuevos deben ser puestos a prueba ymodificados a la luz de la experiencia.Hasta el momento, el Programa Mundial deEvaluación de los Recursos Hídricos (WWAP) haadoptado un enfoque metodológico para la ela-boración de indicadores del agua y ha identifi-cado un conjunto de ellos a través de recomenda-ciones efectuadas por los organismos de lasNaciones Unidas que participan en el programa.Así, se ha logrado comprender mejor los pro-blemas que presenta la elaboración de indicado-res, o sea, la disponibilidad de datos y la escala yagregación de la información proveniente de lasdiferentes fuentes. Una de las dificultades paradefinir los indicadores es el lento avance del sec-tor hídrico para adaptar los datos existentes demodelización de los sistemas de observación de la
  7. 7. Tierra a las evaluaciones de los recursos hídricos(por ejemplo, las repercusiones del efecto inverna-dero sobre los recursos hídricos regionales). Otradificultad es la relativamente pobre comprensióndel funcionamiento de los sistemas complejos dedrenaje en relación con los desafíos antropogéni-cos, en comparación con el buen entendimientoque de ello tiene la hidrología a escala local. Porotro lado, la degradación de las estaciones y siste-mas de medición para hidrología (un problemainternacional generalizado) limita la obtención debuenos datos. Sin embargo, esta degradación secompensa con la excelente posibilidad de controlque ofrecen los recursos contemporáneos de sensorremoto y con la capacidad de análisis de datos porcomputadora. No obstante, continúa existiendouna urgente necesidad de contar con una ampliaserie de variables socioeconómicas que ayuden acuantificar el uso del agua. La conjunción de estasdos últimas variables con las variables hidrográficaspuede crear dos cifras fundamentales: la tasa deextracción/consumo de agua y el suministro deagua disponible. Estas dos variables reunidas pro-ducen un valioso indicador del uso relativo delagua y de la capacidad de los sistemas hídricos parasuministrar los servicios necesarios. Las incerti-dumbres que subsisten en las estimaciones actualesde la extracción global de agua dificultan las eva-luaciones correctas del uso relativo de la misma.La recolección y preparación de los datos geofí-sicos y socioeconómicos para futuros Informesimplican un ingente esfuerzo. Además de la geogra-fía del abastecimiento de agua, en futuros análisisdeberán incluirse los problemas de la capacidadtecnológica de los prestatarios de servicios públicosde distribución de agua, el crecimiento demográ-fico, los niveles de protección ambiental y serviciossanitarios, así como también las inversiones eninfraestructura hidráulica. Por el momento se hacomenzado el proyecto a largo plazo de elaboraciónde una serie exhaustiva de indicadores del aguafáciles de usar, que se basarán en la experiencia y encontroles que realizan los Estados miembros y losorganismos de las Naciones Unidas integrantes delprograma.Los recursosmundiales deagua dulceEl ciclo naturaldel aguaAunque el agua es el elemento más frecuente en laTierra, únicamente 2,53% del total es agua dulce yel resto es agua salada. Aproximadamente las dosterceras partes del agua dulce se encuentran inmo-vilizadas en glaciares y al abrigo de nieves perpe-tuas. El agua dulce disponible se distribuye regio-nalmente tal como se indica en la figura 1.A la cantidad natural de agua dulce existente enlagos, ríos y acuíferos se agregan los 8.000 kilóme-tros cúbicos (km3) almacenados en embalses. Losrecursos hídricos son renovables (excepto ciertasaguas subterráneas), con enormes diferencias dedisponibilidad y amplias variaciones de precipita-ción estacional y anual en diferentes partes delmundo. La precipitación constituye la principalfuente de agua para todos los usos humanos y eco-sistemas. Esta precipitación es recogida por lasplantas y el suelo, se evapora en la atmósferamediante la evapotranspiración y corre hasta el mara través de los ríos o hasta los lagos y humedales. Elagua de la evapotranspiración mantiene los bos-ques, las tierras de pastoreo y de cultivo no irriga-das, así como los ecosistemas. El ser humano extraeun 8% del total anual de agua dulce renovable y seapropia del 26% de la evapotranspiración anual ydel 54% de las aguas de escorrentía accesibles. Elcontrol que la humanidad ejerce sobre las aguas deescorrentía es ahora global y el hombre desempeñaactualmente un papel importante en el ciclo hidro-lógico. El consumo de agua per cápita aumenta(debido a la mejora de los niveles de vida), lapoblación crece y en consecuencia el porcentaje deagua objeto de apropiación se eleva. Si se suman lasAguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen8
  8. 8. variaciones espaciales y temporales del agua dispo-nible, se puede decir que la cantidad de agua exis-tente para todos los usos está comenzando a esca-sear y ello nos lleva a una crisis del agua.Por otro lado, los recursos de agua dulce se venreducidos por la contaminación. Unos 2 millonesde toneladas de desechos son arrojados diariamenteen aguas receptoras, incluyendo residuos industria-les y químicos, vertidos humanos y desechos agrí-colas (fertilizantes, pesticidas y residuos de pestici-das). Aunque los datos confiables sobre laextensión y gravedad de la contaminación sonincompletos, se estima que la producción global deaguas residuales es de aproximadamente 1.500 km3.Asumiendo que un litro de aguas residuales conta-mina 8 litros de agua dulce, la carga mundial decontaminación puede ascender actualmente a12.000 km3. Como siempre, las poblaciones máspobres resultan las más afectadas, con un 50% de lapoblación de los países en desarrollo expuesta afuentes de agua contaminadas.El efecto preciso que el cambio climático pro-duce sobre los recursos hídricos es incierto. La pre-Figura 1Relación entre ladisponibilidad de aguay la poblaciónLa disponibilidad globalde agua versus lapoblación subraya lasdisparidadescontinentales y, enparticular, lapresión ejercida sobreel continente asiático,que alberga más de lamitad de la poblaciónmundial, con sólo el36 % de los recursoshídricos del mundo.Fuente:Sitio web de UNESCO-PHI(Oficina Regional de Cienciaspara América Latinay el Caribe).Américadel Nortey Central15 % 8 %Américadel Sur26 % 6 %África11 % 13 %Europa8 % 13 %Asia36 %60 %Australiay Oceanía5 % < 1 %
  9. 9. cipitación aumentará probablemente desde las lati-tudes 30ºN y 30ºS, pero muchas regiones tropicalesy subtropicales recibirán posiblemente una canti-dad de lluvia inferior y más irregular. Con una ten-dencia perceptible hacia condiciones meteorológi-cas extremas más frecuentes, es probable que lasinundaciones, sequías, avalanchas de lodo, tifonesy ciclones aumenten. Es posible que disminuyanlos caudales de los ríos en períodos de flujo escasoy la calidad del agua empeorará, sin duda, debidoal aumento de las cargas contaminantes y de la tem-peratura del agua.Se ha avanzado notablemente en la compren-sión de la naturaleza del agua y de su interaccióncon el entorno biótico y abiótico. Actualmente seposeen mejores estimaciones sobre los efectos delcambio climático en los recursos hídricos y la com-prensión de los procesos hidrológicos ha permitidoque en el transcurso de los años se haya podidocontar con recursos hídricos suficientes para nues-tras necesidades y reducir los riesgos de situacionesextremas. Sin embargo, las presiones sobre el sis-tema hidrológico continental aumentan al ritmo delcrecimiento demográfico y del desarrollo econó-mico y se plantean graves retos frente a la falta pro-gresiva de agua y a su contaminación. A mediadosdel presente siglo, 7.000 millones de personas en60 países sufrirán escasez de agua, en el peor de loscasos, y en el mejor se tratará de 2.000 millones depersonas en 48 países.Aguaparaltodos.Aguaparalavida.Resumen10Las estimaciones recientes sugierenque el cambio climático será responsablede alrededor del 20% del incrementode la escasez global de agua.
  10. 10. Desafío 1Satisfacer lasnecesidadeshumanas básicasLas dolencias relacionadas con el agua son unade las causas más comunes de enfermedad y demuerte y afectan principamente a los pobres en lospaíses en desarrollo. Las enfermedades transmitidaspor el agua que originan dolencias gastrointestina-les (incluyendo la diarrea) son causadas por beberagua contaminada; las enfermedades transmitidaspor vector (por ejemplo la malaria o la esquistoso-miasis) provienen de insectos y caracoles que sereproducen en ecosistemas acuáticos; las enferme-dades que desaparecen con el agua (por ejemplo lasarna o el tracoma) están causadas por bacterias oparásitos adquiridos cuando no se dispone de sufi-ciente agua para la higiene básica (lavado de ropa,ducha, etc.). En el año 2000, la tasa de mortalidadestimada por diarreas relacionadas con la falta desistemas de saneamiento o de higiene y por otrasenfermedades relacionadas con el saneamiento delagua (esquistosomiasis, tracoma, infecciones intes-tinales por helmintos) fue de 2.213.000 personas.Según una estimación, la malaria sería responsabledel deceso de un millón de individuos. Más de2.000 millones de personas quedaron infectadas enel mundo por esquistosomas y helmintos transmiti-dos por el suelo, de las cuales 300 millones sufrie-ron una enfermedad grave. La mayoría de los afec-tados por mortalidad y morbilidad relacionadascon el agua son niños menores de cinco años. Latragedia es que el peso de estas enfermedades es engran parte evitable.Las vacunas contra la mayor parte de las enfer-medades relacionadas con el agua, incluyendo lamalaria, el dengue y las infecciones gastrointestina-les, son inexistentes. La resistencia a los insecticidasha socavado la efectividad de los programas de con-trol de los vectores de enfermedades y la resistenciade las bacterias ante los antibióticos y de los parási-tos ante otros fármacos es creciente. Sin embargo, anivel doméstico, el acceso a agua potable salubre, elsaneamiento que impida que los contaminantesalcancen las fuentes del agua potable, además delavarse las manos y de una cuidadosa manipulaciónde los alimentos, constituyen instrumentos clave enla lucha contra las enfermedades gastrointestinales.Por otro lado, la mejora de las prácticas de gestióndel agua podría reducir considerablemente lasenfermedades transmitidas por vector.Actualmente, 1.100 millones de personas care-cen de instalaciones necesarias para abastecerse deagua y 2.400 millones no tienen acceso a sistemasde saneamiento. En el círculo vicioso de la pobrezay la enfermedad, el agua y el saneamiento insufi-cientes constituyen a la vez la causa y el efecto:aquellos que no disponen de un suministro de aguasuficiente y abordable son, invariablemente, losmás pobres. Si el abastecimiento de agua y el sanea-miento básico fueran ampliados a aquéllos quehasta el día de hoy no conocen esos servicios, seestima que la carga de las diarreas infecciosas sereduciría en un 17% anual. Si se llevase a cabo unsuministro de agua bien regulado de conducciónuniversal por cañerías y un saneamiento completo,Desafíosfrentealavidayalbienestar11Desafíos frente a la viday al bienestar
  11. 11. se reduciría la carga en alrededor 70% por año. Elanálisis de rentabilidad de las intervenciones en elsector hídrico sugiere además que:1. La desinfección con pastillas decloro en el lugar de uso y eldepósito seguro del agua,combinados con una educaciónsomera en materia de higieneconstituyen el mayor beneficio parala salud al menor costo diferencial;2. La desinfección del agua en el lugarde uso es por consiguiente laintervención más rentable. Por otrolado, el hecho de lavarse las manosresulta asimismo muy eficaz.Considerados en su conjunto, estos resultadosmuestran la necesidad de un cambio de política enlos países de ingresos más bajos hacia una mejor ges-tión de calidad del agua doméstica, una mejora de lahigiene individual y familiar, una expansión conti-nuada del abastecimiento de agua y del saneamiento,unido a niveles de servicio que aseguren un suminis-tro confiable y una calidad del agua aceptable.La incorporación en los sistemas de recursoshídricos de prácticas razonables basadas en la saluddebería por tanto incluir la gestión de la calidad delagua asegurando la protección de la fuente, asícomo el tratamiento y la distribución del agua pota-ble, utilizando para ello las Evaluaciones deImpacto en la Salud [Health Impact Assessments(HIA)] en todos los proyectos de desarrollo parareducir la amenaza de enfermedades transmitidaspor vector. Las mejoras en las técnicas de riego,tales como surcos, utilización estacional de ciclosde humidificación y desecado, y la supresión de lasaguas estancadas o de eliminación lenta, además dela educación de los agricultores sobre el riesgo deenfermedad, supondrían considerables avances.Además, otras medidas tomadas a un nivel superiorpodrían asimismo contribuir a este esfuerzo, talescomo responsabilizar a los diferentes usuarios delagua de los efectos sanitarios adversos de sus pro-yectos, evaluar periódicamente los costos del malestado de salud de las poblaciones ligado al sistemahídrico y estimar la rentabilidad de las intervencio-nes de abastecimiento y de gestión del agua enAguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen12Asia65%África27%América Latinay el Caribe6%Europa2%Abastecimiento de agua,distribución de poblacionessin servicioAsia80%África13%América Latinay el Caribe5%Europa2%Saneamiento,distribución de poblacionessin servicioFigura 2Población carente de acceso al agua y al saneamiento.Asia muestra el mayor número de personas sinservicios, ya sea de abastecimiento de aguao saneamiento; pero es importante observar que, enproporción, este grupo es mayor en África debidoa la diferencia demográfica entre los doscontinentes.Fuente: Programa de Control Conjunto OMS/UNICEF, 2002. Actualizadoen septiembre de 2002.
  12. 12. comparación con las intervenciones sanitarias con-vencionales.A lo anterior cabe añadir otras medidas raciona-les y centradas en la salud: mejorar la protecciónpersonal mediante rehidratación oral; utilizar mos-quiteros impregnados de insecticida; impulsar a lostrabajadores sanitarios a que promuevan una acti-tud positiva respecto del saneamiento básico y deun mejor comportamiento higiénico; movilizar alas comunidades para mejorar las instalaciones deagua potable y para informarse sobre su contamina-ción y la necesidad de almacenarla en depósitosseguros.Desafío 2Proteger losecosistemasen biende la poblacióny del planetaEl agua constituye una parte esencial de todo ecosis-tema, tanto en términos cualitativos como cuantita-tivos. Una reducción del agua disponible ya sea enla cantidad, en la calidad, o en ambas, provoca efec-tos negativos graves sobre los ecosistemas. El medioambiente tiene una capacidad natural de absorcióny de autolimpieza. Sin embargo, si se la sobrepasa,la biodiversidad se pierde, los medios de subsisten-cia disminuyen, las fuentes naturales de alimentos(por ejemplo, los peces) se deterioran y se generancostos de limpieza extremadamente elevados. Losdaños ambientales originan un incremento de losdesastres naturales, pues las inundaciones aumen-tan allí donde la deforestación y la erosión del sueloimpiden la neutralización natural de los efectos delagua. El drenaje de humedales para la agricultura(de los que se perdió el 50% durante el siglo veinte)y la disminución de la evapotranspiración (por des-monte de tierras) causan otras perturbaciones en lossistemas naturales con graves repercusiones sobre lafutura disponibilidad de agua. Una vez más, son laspoblaciones más desmunidas las que resultan másperjudicadas, no sólo porque viven en zonas margi-nales inundables, contaminadas y con escaso sumi-nistro de agua, sino además porque pierden valiosasfuentes naturales de alimentos.En los últimos diez años se ha aceptado laimportancia de dos conceptos clave, a saber: quelos ecosistemas no sólo poseen su propio valorintrínseco, sino que además proporcionan serviciosesenciales al género humano y, en segundo lugar,que la durabilidad de los recursos hídricos requiereuna gestión participativa, basada en el ecosistema.El cuadro 1 resume las presiones a las que los eco-sistemas de agua dulce están sujetos y los efectosprobables sobre los sistemas en peligro.Para medir el estado de salud de los ecosistemasse utilizan indicadores de la calidad del aguaDesafíosfrentealavidayalbienestar13La mayor parte de lo aquí indicadono es complicado ni oneroso, perorequiere una reorientación políticaconsiderable. Las ventajas son tanimportantes que es absolutamenteindispensable encontrar la voluntadpolítica adecuada para poner estasmedidas en práctica.
  13. 13. (físico-químicos y biológicos), datos hidrológicos yevaluación biológica, incluyendo el grado de biodi-versidad.Si bien obtener los datos necesarios no es fácil,no hay dudas que los ecosistemas acuáticos conti-nentales presentan graves problemas. El caudal dealrededor del 60% de los mayores ríos del mundoha quedado interrumpido por alguna estructurahidráulica. El número de pesquerías comerciales,bien conocidas, ha disminuido de manera dramá-tica a causa de la degradación del hábitat, de lasespecies invasoras y del exceso de capturas. Sobreel total de seres vivos que habitan en las aguas inte-riores en todo el mundo, un 24% de los mamíferosy un 12% de los pájaros se encuentran amenaza-dos, al igual que un tercio del 10% de las especiesde peces estudiadas en detalle hasta ahora. La bio-diversidad de las aguas interiores acusa una mermageneral debido principalmente a alteraciones delhábitat, lo cual se puede considerar como unaprueba de la degradación del ecosistema.Las medidas de protección de los ecosistemasincluyen: iniciativas políticas y estratégicas destina-das a fijar objetivos, establecer normas y promoverla gestión integrada del uso de la tierra y el agua; laeducación ambiental; la presentación periódica deinformes sobre la calidad del medio ambiente y suscambios; el mantenimiento del caudal de los ríos; laprotección del ambiente de origen de las aguas; laprotección de especies, etc.El reconocimiento de estos desafíos ambientalesha aumentado el interés y la participación de insti-tuciones gubernamentales y no gubernamentales(ONG) en la restauración de la ecología. Los datosdisponibles señalan un avance en ciertos aspectosde la conservación de la biodiversidad y del uso delas aguas interiores, sobre todo en materia de plani-ficación estratégica y de formulación de objetivos.Se espera que la restauración de ecosistemas se con-vierta en una actividad primordial de la gestiónambiental en el futuro, incluyendo la recuperaciónde los sistemas mediante la reducción de la conta-minación y la restauración y restablecimiento de lasconexiones entre humedales y pantanos.Aguaparalapoblación.Aguaparalavida.Resumen14Cuadro 1. Presiones que sufren los ecosistemas de agua dulceActividad humana Efecto potencial Función en peligroCrecimiento demográficoy del consumoAumenta la extracción de agua y la adquisición detierras cultivadas mediante el drenaje de humedales;aumenta la necesidad de todas las demás actividades,con los riesgos consiguientesPrácticamente, todas las funciones delecosistema, incluyendo funciones dehábitat, producción y regulaciónDesarrollo deinfraestructura (presas,canales, diques, desvíos,etc.)La pérdida de integridad altera el ritmo y la cantidad delas corrientes fluviales, la temperatura del agua y eltransporte de nutrientes y sedimentos, y como resultadoel rellenado del delta bloquea las migraciones de peces.Cantidad y calidad del agua, hábitats,fertilidad de la llanura de inundación,pesquerías, economías del deltaConversión de tierras Elimina componentes clave del entorno acuático;pérdida de funciones; integridad; hábitat ybiodiversidad; altera pautas de escurrimiento;inhibe la recarga natural, rellena de limo los cuerposde aguaControl natural de inundaciones, hábitatspara pesquerías y aves acuáticas, recreo,suministro de agua, cantidad y calidad delaguaExceso de cosecha yexplotaciónReduce recursos vivos, las funciones del ecosistema yla biodiversidad (agotamiento de aguas subterráneas,colapso de pesquerías)Producción de alimentos, suministro deagua, calidad y cantidad de aguaIntroducción de especiesexóticasCompetencia de especies introducidas; alteraproducción y ciclo de nutrientes; y causa pérdida debiodiversidad entre especies nativasProducción de alimentos, hábitat de fauna yflora, actividades de recreoDescarga decontaminantes en tierra,aire o aguaLa contaminación de cuerpos de agua altera la químicay ecología de ríos, lagos y humedales; las emisiones degas invernadero producen notables cambios en lospatrones de escurrimiento y precipitaciónSuministro de agua, hábitat, calidad delagua; producción de alimentos; cambioclimático puede también repercutir en laenergía hidráulica, capacidad de dilución,transporte, control de inundacionesUna amplia gama de usos humanos y de transformaciones del agua dulce o de los ambientes terrestres tienenla potencialidad de alterar, a veces de forma irreversible, la integridad de los ecosistemas de agua dulce.Fuente: IUCN, 2000.
  14. 14. Desafío 3Ciudades:necesidadesdivergentes delentorno urbanoEl 48% de la población mundial actual vive en pue-blos y ciudades. En el 2030 la proporción será dealrededor del 60%. La lógica del proceso de urbani-zación es clara: a mayor crecimiento económicomayor urbanización, tal como ha sucedido en losúltimos cuarenta años. Las aglomeraciones urbanascuentan generalmente con los recursos económicosnecesarios para instalar sistemas de abastecimientode agua y saneamiento. Por otro lado, sin embargo,concentran los desechos. Cuando la gestión de losresiduos es precaria o inexistente, las ciudades setransforman en los entornos más peligrosos queexisten en el mundo.La buena gestión del agua en las ciudades es unatarea compleja que requiere, por un lado, la gestiónintegrada de los suministros de agua tanto para nece-sidades domésticas como industriales, el control dela contaminación y el tratamiento de las aguas resi-duales, así como la gestión del caudal pluviométrico(incluyendo el agua de tormentas), la prevención deinundaciones y el uso sostenible de los recursoshídricos. A lo anterior cabe añadir la cooperacióncon otras administraciones que comparten la cuencadel río o la fuente de aguas subterráneas.El Informe global de evaluación del suministro deagua y del saneamiento, publicado en el 2000 por laOMS y la UNICEF, especifica que un suministrorazonable de agua debe corresponder a 20 litrosmínimos por persona y por día, procedentes deuna instalación situada a menos de un kilómetrode la vivienda del usuario. Más que una definiciónsobre el acceso apropiado, estas indicaciones sir-ven como referencia a efectos de control. Por ejem-plo, en un asentamiento precario densamentepoblado (100.000 habitantes), este tipo de accesono puede por cierto considerarse suficiente. Laconfiabilidad y regularidad del abastecimientourbano de agua en países de bajos ingresos dejanmucho que desear, el agua es de mala calidad y suprecio prohibitivo cuando se la compra a vendedo-res callejeros. En lo que concierne al saneamiento,las letrinas de foso y los inodoros compartidos noson realmente adecuados en zonas urbanas. Amenudo están mal mantenidos y sucios, a losniños les resulta difícil usarlos y el precio para unafamilia pobre es impagable. Por consiguiente,muchos habitantes de las zonas urbanas recurren ala defecación al aire libre o en una bolsa o envol-tura, que se arroja luego a la basura.Es difícil contar con datos exactos sobre lacalidad y existencia de suministro de agua y sa-neamiento en las ciudades de muchos países debajos ingresos. Parecería que los datos nacionalesoficiales proporcionados para varios estudios exa-geran las prestaciones y que la situación real es talvez peor de lo que las cifras actuales indican. Loque es claro es que cuando existe abastecimientode agua y saneamiento, la salud mejora en propor-ciones espectaculares. Los avances mayores seproducen cuando se pasa de la falta absoluta deservicios a los servicios básicos y, a continuación,cuando se extienden los servicios a las viviendasindividuales.Para mejorar el suministro de agua, el sanea-miento y el control de las inundaciones en las ciu-dades, es necesario tomar una serie de medidas. Laexistencia de buenos servicios sanitarios es primor-dial, ya se trate de empresas públicas, semi-priva-DesafíosfrentealavidayalbienestarLas ciudades a menudo captan agua fuerade sus límites administrativos y descargansus desechos aguas abajo, afectandode este modo a otros usuarios.15
  15. 15. Aguaparaltodos.Aguaparalavida.Resumen16das o privadas, sujetas a una reglamentación ade-cuada. También es esencial contar con una regla-mentación razonable del urbanismo y del loteopara controlar la expansión industrial y de vivien-das. El control de las extracciones de agua y de losefluentes contaminantes resulta también imprescin-dible, así como una buena gestión de la cuenca paraminimizar las perturbaciones ecológicas y aprove-char mejor los recursos. Para las zonas suburbanases muy recomendable crear las condiciones necesa-rias a fin de que las comunidades y las ONG pue-dan llevar a cabo su propio suministro de agua ysaneamiento, a condición de que no causen proble-mas en otras partes del sistema. El inconvenienteque suele presentarse para realizar estas tareas es ladebilidad de ciertos gobiernos locales y los escasosingresos de la mayoría de la población.020406080100África Asia AméricaLatinay el CaribeOceanía Europa Américadel NorteToma de agua en la vivienda o en el patioConectado a alcantarilla%Figura 3Proporción de viviendas urbanasconectadas a conducciones de aguapor cañerías y alcantarillasEstas cifras están basadas en infor-mación obtenida para 116ciudades. En ninguna región hubo unamuestra representativa de grandesciudades, aunque es probable que lascifras de cada región sean indicativasde niveles medios de instalación paralas principales ciudades de esaregión.Si la instalación adecuada de sanea-miento en grandes ciudades se supo-ne que significa un inodoro conectadoa una alcantarilla, esta cifra indicaentonces una notable falta de instala-ciones adecuadas en todas las ciuda-des de África, Asia, América Latina yel Caribe y Oceanía.Fuente: OMS y UNICEF, 2000.
  16. 16. 17Desafío 4Asegurar elsuministro dealimentos parauna poblaciónmundial crecienteLa principal fuente de suministro de alimentos delmundo es la agricultura, que incluye cultivos,ganado, piscicultura y silvicultura. Con una agri-cultura no controlada se logra alimentar a unos 500millones de personas; por eso, para alimentar lapoblación mundial actual de 6 mil millones de per-sonas es necesario recurrir a la agricultura sistemá-tica. Por otro lado, la agricultura es, a nivel local, elepicentro de diversos sistemas económicos rurales.Para producir las 2.800 calorías por persona y pordía que requiere una nutrición adecuada, se nece-sita un promedio de 1.000 metros cúbicos (m3) deagua.La mayor parte de la agricultura depende de lalluvia, pero las tierras de regadío representan alre-dedor de una quinta parte de la zona cultivabletotal de los países en desarrollo. El riego consumealrededor de un 15% del agua de uso agrícola,ascendiendo a unos 2.000-2.500 kilómetros cúbi-cos (km3) al año. En los países en desarrollo, la tie-rra de regadío produjo en 1998 dos quintos deltotal de las cosechas y tres quintos de los cereales.Estos últimos constituyen el cultivo más impor-tante, proporcionando el 56% de las calorías consu-midas. Las oleaginosas siguen en orden de impor-tancia. Los países desarrollados cuentan conalrededor del 25% de las zonas irrigadas delmundo. Puesto que la población de estos paísescrece lentamente, la mayor parte del desarrollo enmateria de regadíos se ha de llevar a cabo en elmundo en desarrollo, donde el crecimiento demo-gráfico es elevado. El Informe de las Naciones Unidassobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en elMundo (WWDR) proporciona un desglose, país porpaís, de los indicadores clave del suministro nacio-nal de alimentos.El riego consume actualmente el 70% delinsumo total de agua. Esta cantidad aumentará enun 14% en los próximos treinta años, ya que lazona de regadío se ampliará en un 20%. Hacia2030, el 60% del total de las tierras potencialmenteregables se encontrarán en explotación. De los 93países en desarrollo estudiados por la FAO, diezestán ya utilizando un 40% de su agua dulce reno-vable para regadío, que es el nivel a partir del cualpuede tornarse difícil elegir entre la agricultura yotros usos del agua. En Asia meridional se habráalcanzado este nivel del 40% en 2030 y en MedioOriente y en el norte de África alrededor del 58%.En cuanto al África subsahariana, América Latina yel este de Asia, por el contrario, la demanda de aguade riego estará situada por debajo del umbral crí-tico, aunque pueden presentarse graves problemasa nivel local. El agua subterránea poco profunda esuna importante fuente de agua de regadío, pero elDesafíosfrentealavidayalbienestarCuadro 2. Cantidad de agua necesaria para producir los principalesalimentosProducto Unidad Agua equivalenteen metros cúbicosBovino, ganado Cabeza 4.000Ovejas y cabras Cabeza 500Carne fresca de bovino Kilogramo 15Carne fresca de oveja Kilogramo 10Carne fresca de pollo Kilogramo 6Cereales Kilogramo 1.5Cítricos Kilogramo 1Aceite de palma Kilogramo 2Legumbres, raíces y tubérculos Kilogramo 1Fuente: FAO, 1997b.Este cuadro ofrece ejemplos del agua requerida por unidadde los principales productos alimenticios, incluyendo el ganado, queconsume la mayor cantidad de agua por unidad. Los cerealesy cultivos de aceite, así como las legumbres, raíces y tubérculosconsumen mucho menos agua.
  17. 17. Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen18exceso de bombeo de los acuíferos, la contamina-ción debida a sustancias agroquímicas y la extrac-ción excesiva de aguas subterráneas fósiles presen-tan numerosos problemas. Los productos químicosagrícolas (fertilizantes y pesticidas) constituyen engeneral una causa principal de contaminación delagua, mientras que los nutrientes de los abonoscausan graves problemas eutróficos en aguas super-ficiales de todo el mundo.Las aguas residuales constituyen una importantefuente de agua de riego, ya que en alrededor del 10%del total de las tierras de regadío de los países en des-arrollo se utiliza este recurso. Esto beneficia directa-mente a los agricultores donde el agua es escasa,puede mejorar la fertilidad del suelo y reducir la con-taminación de las aguas receptoras corriente abajo.Aunque las aguas residuales deberían recibir trata-miento para ser utilizadas como agua de riego, enpaíses de bajos ingresos se usan frecuentemente enforma directa, sin tratar, con los riesgos que ellocomporta en términos de exposición de trabajadoresy consumidores a parásitos bacterianos, amébicos,virales y nematodos, así como a contaminantes orgá-nicos, químicos y de metales pesados. Las cosechascultivadas con aguas residuales sin tratar no puedenexportarse y su acceso a los mercados locales estárestringido, al menos parcialmente. Es probable queel uso de aguas residuales tratadas en zonas urbanasaumente en el futuro para regar árboles, parques ycampos de golf.El comercio de productos alimenticios siguesiendo marginal en comparación con la produccióndoméstica global, pero está creciendo. Los países endesarrollo importaron 39 millones de toneladas decereales a mediados de los años setenta. Se calculaque en 2015 esta cantidad aumente hasta 198millones de toneladas y a 265 millones de tonela-das en 2030. El acceso a los mercados de exporta-ción es un factor clave del desarrollo sostenible delas economías de predominio agrícola.Los costos de desarrollo del regadío oscilanhabitualmente entre 1.000 y 10.000 dólares de losEstados Unidos por hectárea. Los costos futurosde inversión total anual en todo el mundo se esti-man en 25.000-30.000 millones de dólares, si seincluye la expansión de las zonas de regadío, larehabilitación y modernización de sistemas exis-tentes y la instalación de depósitos adicionales deagua.Los efectos positivos de la inversión en sistemasde regadío, sobre todo en términos de reducciónde la pobreza y de seguridad alimentaria, soninnegables.En la India por ejemplo, el 69% de lapoblación que vive en zonas de secano son pobres,mientras que en las zonas irrigadas esta proporcióndesciende al 26%.El uso eficiente del agua de riego, actualmentesituado alrededor del 38% en todo el mundo, debe-ría mejorar lentamente hasta alcanzar un promediodel 42% en 2030, gracias a la tecnología y a unamejor gestión del agua de riego. Esto ayudará tam-bién a aliviar los problemas de enfermedades trans-mitidas por vector relacionadas con el riego. Lareforma indispensable de la gestión del agua deriego –para mejorar los resultados, lograr unamayor equidad en la distribución, en la participa-ción de los interesados y en la eficiencia del uso delagua– está ya en marcha en muchos países, talescomo México, China y Turquía. El proceso incluyecambios estructurales y gerenciales destinados amejorar el servicio a los usuarios del agua de riego,incluyendo en muchos casos una delegación deautoridad a asociaciones de usuarios. No obstante,el progreso es lento y los resultados no siemprepositivos.Más que por causa de una inseguridad relativaal agua, esta situación tiene su origen en conflictosnacionales. La producción agrícola ha crecido másrápidamente que la población mundial en las últi-mas décadas, y nada indica que esta tendencia vayaa variar. En términos generales, el mensaje que laagricultura trasmite es prudentemente optimista.A pesar de lo dicho anteriormente,777 millones de personas sufren desub-alimentación en los países endesarrollo y no es probable que estasituación pueda reducirse a la mitadantes del 2030.
  18. 18. 19Desafío 5Promover unaindustria máslimpia enbeneficio de todosLa industria, que es un motor esencial del creci-miento económico y elemento crítico para la conse-cución de las Metas de Desarrollo del Milenio de lasNaciones Unidas, requiere recursos suficientes deagua de buena calidad como materia prima básica.Se estima que el uso anual global de agua por partede la industria aumente de una cantidad aproxi-mada de 725 km3en 1995 a unos 1.170 km3en2025. El uso industrial representará entonces un24% del consumo total de agua. Gran parte de esteaumento se llevará a cabo en aquellos países en des-arrollo que se encuentran actualmente en fase decrecimiento industrial acelerado. La figura 4 mues-tra los volúmenes de agua utilizada por la industriaen las distintas regiones del mundo comparadoscon otros usos importantes.Los indicadores que sirven para medir el efectoque tiene la industria sobre el agua no son aún losuficientemente confiables porque se basan amenudo en datos incompletos, indirectos o incom-patibles. En un intento de mejorar la evaluaciónque la industria hace del agua, el Informe sobre elDesarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo pro-pone relacionar el consumo industrial de agua conel valor agregado obtenido.El aumento previsto de la demanda industrialde agua podrá ser atendido solamente si se articu-lan dos elementos: una oferta correctamente anali-zada y una gestión racional de la demanda, tanto enel sector público como en el privado. La demandajuega un importante papel en cuanto a la eficienciadel agua utilizada en los procesos industriales y enla disminución de la carga contaminante de efluen-tes vertidos por la industria.DesafíosfrentealavidayalbienestarFigura 4Usos alternativos del agua según el nivel de ingresode los paísesEl uso industrial del agua aumenta según el nivelde ingresos del país, variando desde el 10%en países de ingresos medios y bajos hasta el 59%en países de ingresos elevados.Fuente: Banco Mundial, 2001.Usoagrícola70%UsoIndustrial22%Uso doméstico8%Usos alternativos del agua(mundo)Usoagrícola30%UsoIndustrial59%Uso doméstico11%Usos alternativos del agua(países de ingresos elevados)Usoagrícola82%UsoIndustrial10%Uso doméstico8%Usos alternativos del agua(países de ingresos mediosy bajos)
  19. 19. La utilización del agua en los procesos de fabri-cación, a menudo en grandes cantidades, es muycorriente (para lavar, cocinar, enfriar, etc.). Luego,se devuelve a los sistemas locales. Ahora bien, elagua vertida por las industrias puede ser de muymala calidad y, a no ser que se la trate de forma ade-cuada, es una amenaza para las aguas superficialesy subterráneas en las que se vierte. La industriapuede constituir una amenaza crónica debido alvertido constante de efluentes, o bien una amenazacrítica si, por un fallo accidental, se genera unacontaminación intensa en un período corto.El daño que la actividad industrial puede pro-ducir en los recursos hídricos no se limita a losrecursos «locales» de agua dulce. La concentracióncreciente de población y de industrias en las zonascosteras ocasiona un empobrecimiento tanto de loshábitats como de la población que de ellosdepende. Por otro lado, la emisión hacia la atmós-fera de contaminantes orgánicos persistentes, porejemplo, puede contaminar aguas muy alejadas delos centros industriales.En vista de estos problemas y a fin de hacerfrente a ellos, muchos países han adoptado el prin-cipio por el cual «el que contamina paga» o de pre-caución, pero por otro lado suelen ser renuentes aobstaculizar el rendimiento industrial o económicoo bien simplemente carecen de recursos para con-trolar y hacer cumplir los reglamentos. Esto vaunido, en muchos países de ingresos medios ybajos, a una falta de conocimiento por parte de losgerentes de cómo se utiliza el agua en sus empresasy al uso de tecnología obsoleta, ineficiente o pocoapropiada. Estos factores constituyen serios obstá-culos para una gestión eficiente del uso del agua enlas empresas. La mayor parte de los efluentes verti-dos de muchas industrias son de materias primasen exceso, que podrían ser captados y reutilizados,reduciendo así los insumos y los costos.Se fomenta así la participación industrial, porun lado, y se rompe por otra parte el paradigmaimperante que vincula crecimiento industrial condaño ambiental. Para promover tales iniciativas anivel local y regional, la Organización de las Nacio-nes Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) yel Programa de las Naciones Unidas para el MedioAmbiente (PNUMA) han establecido una red demás de veinte centros nacionales de producciónmás limpia, que proporcionan asistencia técnica aempresas de países en desarrollo en todo el mundo.Es necesario continuar el trabajo a nivel globalpara elaborar y afinar indicadores sólidos y apro-piados del consumo y calidad del agua y estimularla recolección permanente de datos confiables.También se necesita ayuda para incorporar estosindicadores a la gestión regional y local del agua ypara integrarlos en la planificación industrial, eco-nómica y financiera. Asimismo, se necesita estimu-lar la demanda de las empresas, pues ella puedeincitar a los industriales a cumplir los objetivosestablecidos en el 2º Foro Mundial del Agua y lasMetas de Desarrollo del Milenio.La formación en materia de gestiónde la demanda, combinada con latransferencia de tecnología, puede beneficiaral medio ambiente y mejorar el rendimientoeconómico de las empresas.Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen20
  20. 20. Desafío 6Utilizar la energíapara cubrirlas necesidadesdel desarrolloSi bien el agua no es la única fuente de energía (enciertas regiones el combustible fósil, la energíanuclear y la energía eólica constituyen importantesrecursos), es sin embargo imprescindible para laproducción de energía en diversas áreas. Sus dosaplicaciones principales son la producción de elec-tricidad de origen hidráulico y su uso a efectos deenfriamiento en centrales térmicas de energía eléc-trica. Entre otros usos, excluyendo la energíahidráulica, cabe citar la energía de las mareas, laenergía de las olas y la geotermia. A pesar de la grancantidad de electricidad generada en el mundo ydel papel crucial de la energía en el desarrollo sos-tenible, el acceso a la electricidad es muy desigual.Alrededor de 2.000 millones de personas no dispo-nen de electridad en absoluto, 1.000 millones utili-zan medios de producción eléctrica antieconómicos(baterías de pila seca), velas o queroseno y 2.500millones de personas de países en desarrollo tienenun acceso reducido a los servicios de electricidadcomercial.Sin embargo, la electricidad contribuye a lareducción de la pobreza en muchas formas. Porejemplo, resulta esencial para la subsistencia depequeñas empresas y para mejorar los serviciosmédicos, incluyendo los equipos electrógenos y larefrigeración de vacunas y medicamentos. Puedeampliar la duración de la jornada laboral, propor-cionando iluminación para estudiar o hacer nego-cios. Suministra energía para bombear agua confines domésticos y agrícolas, o para realizar activi-dades industriales simples o para el tratamiento delagua. Sustituye los combustibles sólidos utilizadospara cocinar y comer (el 80% del consumo familiarde combustible en países en desarrollo provieneCuadro 3. Producción de energía hidráulicaMundo Gran. centralesPeque. centralesTotal2.2651152.3803.9902204.210UE + AELC Gran. centralesPeque. centralesTotal401,540441,544350493CEE Gran. centralesPeque. centralesTotal57,54,562831699CIS Gran. centralesPeque. centralesTotal160416438812400NAFTA Gran. centralesPeque. centralesTotal6351865368525710Pacífico OCDE Gran. centralesPeque. centralesTotal1310,7131,71383141Mediterráneo Gran. centralesPeque. centralesTotal35,50,536720,772,7África Gran. centralesPeque. centralesTotal65,41,6671473150Oriente Medio Gran. centralesPeque. centralesTotal24,80,22549150Asia Gran. centralesPeque. centralesTotal291423331.0001001.100América Latina Gran. centralesPeque. centralesTotal461,53,5465990101.000Ubicación Área demercadoSituaciónen 1995(TWh/año)Situaciónestimada en2010(TWh/año)Fuente: «Water Power and Dam Construction», 1995 e «InternationalJournal on Hydropower and Dams», 1997.UE + AELC → Unión Europea & Asociación Europeapara el Libre ComercioCEE → Europa Central y del EsteCIS → Países Ex-URSSNAFTA → Estados Unidos, Canadá, MéxicoPacífico OCDE → Australia, Japón, Nueva ZelandaMediterráneo → Turquía, Chipre, Gibraltar, MaltaAsia → Todos excluyendo ex-URSS de AsiaEl presente cuadro muestra la producción actualy futura de energía hidráulica en el mundo, la cualtiende a aumentar en todas lasregiones, en particular en África, Asia y AméricaLatina, donde el potencial de desarrollo es mayor.
  21. 21. actualmente de biomasa), contribuyendo a unentorno doméstico más limpio y saludable.En la producción térmica de electricidad, elagua se utiliza sobre todo para enfriar las turbinas.Las plantas de energía térmica son los usuarios máseficientes de agua de enfriamiento (que reutilizanvarias veces) y producen una contaminación tér-mica mucho menor que las plantas generadoras sinreciclaje hídrico. Si bien se utilizan grandes canti-dades de agua en el enfriamiento de una centraleléctrica, la mayor parte vuelve a la cuenca, conescasa contaminación o evaporación.Del total de la producción de electricidad en2001, la energía hidroeléctrica constituyó el 19%(2.740 tera vatios por hora [Twh]); 377 Twh suple-mentarios se encuentran en construcción o en fasede planificación. Queda aún un potencial hidroe-léctrico no explotado de entre 4.000 a 7.500 Twh.Sólo un tercio de las estaciones consideradas eco-nómicamente viables ha sido explotado hasta elpresente.El uso de energía hidráulicapuede reducir las emisionesde gases de efecto invernaderoy de otros contaminantesatmosféricos procedentes de centrales tér-micas, y puede también minimizar la contamina-ción asociada a la extracción de los combustiblesfósiles que ellas necesitan.Los países desarrollados explotan hoy en díaalrededor del 70% de su potencial eléctrico,mientras que en los países en desarrollo esta cifrano llega al 15%.La energía hidráulica proporciona actualmentepor lo menos el 50% de la producción eléctrica en66 países y por lo menos el 19 % en 24 países.Las centrales hidráulicas autónomas (no conec-tadas a una red) y pequeñas (que generan menos de10 megavatios), tienen menos problemas que lasmás grandes. Aunque no tienen la ventaja de laproducción de energía en gran volumen, puedenresultar muy provechosas en las zonas rurales yapartadas. China cuenta por sí sola con unas60.000 de estas pequeñas centrales hidráulicas, y secalcula que aumentarán en un 60% en todo elmundo hacia 2010.En algunas regiones muy áridas del mundo,como por ejemplo en los países del Golfo Pérsico,la energía es necesaria para la producción de agua.En esta región se depende mucho del agua dulceproducida por desalinización. Además, especial-mente en las zonas áridas, se depende también delas aguas subterráneas, que requieren energía parasu extracción.Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen22
  22. 22. 23Desafío 7Reducir losriesgos y hacerfrente a laincertidumbreEl número de víctimas de los diversos desastresnaturales aumentó de 147 a 211 millones por añoentre 1991 y 2000. En el mismo período, más de665.000 personas perecieron en 2.557 desastresnaturales, de los cuales más del 90% tuvieron quever con el agua. De estos últimos, las inundacionesrepresentaron alrededor de un 50%, las enfermeda-des transmitidas por el agua y por vector un 28% ylas sequías un 11%. Las inundaciones causaron un15% de decesos y las sequías un 42% de las pérdi-das de vidas humanas causadas por todo tipo dedesastres naturales. Las pérdidas económicas deri-vadas de las catástrofes naturales han aumentado de30.000 a 70.000 millones de dólares de los EstadosUnidos entre 1990 y 1999. Estas cifras subestimanla verdadera magnitud de las pérdidas, que sonprobablemente dos o más veces mayores. Además ysi bien estas cifras indican la repercusión econó-mica de los desastres en la actualidad, no evalúanlos efectos sobre futuros costos sociales, la pérdidade los medios de subsistencia, etc.Las cifras de la figura 5 indican que los desas-tres naturales suceden con una frecuencia crecientey que afectan de manera desproporcionada a lospaíses de ingresos bajos. Efectivamente, alrededordel 97% de las muertes causadas por ellos hantenido lugar en países en desarrollo. El número deDesafíosenelámbitodelagestión:gobernabilidadDesafíos en el ámbito de la gestión:gobernabilidadFigura 5Tipos y distribución de desastres naturalesrelacionados con el agua, 1990-2001Más de 2.200 desastres de mayor y menorimportancia relacionados con el agua ocurrieron enel mundo entre 1990 y 2001, la mitad de los cualesfueron inundaciones. Asia y África fueron loscontinentes más afectados.Fuente: CRED, 2002.Sequía11%Inundación50%Hambruna2%Desprendimientode tierras y avalancha9%Tipos de desastres naturalesrelacionados con el aguaEpidemiarelacionadacon el agua28%Oceanía3%Américas20%Asia35%Distribución de desastresnaturales relacionadoscon el aguaÁfrica29%Europa13%
  23. 23. planes de socorro, etc.). Si bien es imposible impe-dir las inundaciones, o cualquier otro desastre, lacapacidad de acción y reacción de los servicios deemergencia ha mejorado notablemente.Las sequías, cuyo comienzo es lento, son tam-bién causa de importantes pérdidas humanas ysocioeconómicas. A menudo se atribuyen a la faltade distribución del agua, de conocimientos técni-cos, de recursos humanos y de capital en las regio-nes más pobres. Las medidas de mitigación puedenincluir la modificación de las prácticas en cuanto aluso de la tierra, la irrigación gracias a pozos oembalses, los planes de seguros de las cosechas, losprogramas de ayuda, la protección de los usuariosprioritarios, etc. Las medidas a más largo plazoincluyen el cambio del tipo de cultivos, la construc-ción de embalses, el refuerzo de la seguridad a nivellocal y familiar y, si necesario, incluso el traslado dela población. La predicción climática, estacional y alargo plazo ha progresado en los últimos años, locual facilita la aplicación de medidas de gestión delas sequías.desastres hidrometeorológicos (inundaciones ysequías) se ha duplicado desde 1996. Las personasmuy pobres, los mayores, las mujeres y los niñosson los más afectados. Puesto que la población delas tierras marginales es cada vez mayor, el riesgode inundación o sequía va en aumento progresivo.La falta de preparación ante el desastre y demétodos eficaces de mitigación de sus efectos sehace sentir en el mundo entero. La razón de elloradica en que la reducción de riesgos no constituyeuna parte integrante de la gestión de los recursoshídricos, considerada principalmente como un pro-blema técnico no relacionado con los factores queobligan a las poblaciones a instalarse en zonasarriesgadas. Cabe también mencionar que la faltade voluntad política ha contribuido notablementeal estado actual de la situación. Lo que no se tieneen cuenta es que una inversión adecuada en mate-ria de reducción del riesgo, junto con una reasigna-ción de recursos para destinarlos a la prevención,ofrecerían ventajas económicas significativas, sincontar con la reducción de pérdidas humanas y conlas mejoras posibles del bienestar y la estabilidad.Una serie de factores económicos, institucionales,jurídicos y comerciales dificultan la adopción deuna gestión más eficaz del riesgo. Existe una clararelación entre recursos hídricos, variabilidad climá-tica y riesgo; la inversión para atenuar los riesgos esnecesaria, aunque más no fuera porque el riesgodisminuye la propensión a invertir, pero ademásporque las ventajas que existen en los países que seadaptan a los efectos de las conmociones inducidaspor el agua en sus economías son elevadas.La gestión del riesgo tiene tres aspectos:evaluación, aplicación de medidas tantoestructurales como no estructurales parareducirlos y participación en el riesgo através de programas de seguros y otrosmecanismos de transferencia.Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen24En el caso de las inundaciones, el riesgo poten-cial está relacionado con su magnitud y frecuencia.Es posible calcular la probabilidad de su aparición yprever las inundaciones en tiempo real. Las medi-das de reducción incluyen elementos estructurales(presas, diques, etc.) y no estructurales (planifica-ción del uso de la tierra, previsión de inundaciones,
  24. 24. Desafío 8Compartir elagua: definir elinterés comúnEl agua debe compartirse fundamentalmente dedos maneras: entre sus diferentes usos (energía,ciudades, alimentación, medio ambiente, etc.), yentre los diferentes usuarios (regiones administrati-vas o países que comparten una misma cuenca oacuífero). El caudal de agua que utilizan muchasregiones, ciudades y países depende de usuariosaguas arriba. Los usuarios aguas abajo están sujetosa la acción de los usuarios río arriba. A la inversa,ciertos países pueden verse obligados a satisfacerlas exigencias de países situados aguas abajo. Unagestión equitativa y sostenible del agua comúnrequiere instituciones flexibles y holísticas, capacesde responder a variaciones hidrológicas, cambiossocioeconómicos, valores de la sociedad y, especial-mente en el caso de cursos de agua internacionales,cambios de régimen político. Este tipo de situaciónpuede manejarse a través de lo que se denomina laGestión Integrada de los Recursos Hídricos [eninglés Integrated Water Resources Management(IWRM)], y la integración puede efectuarse de dosmaneras: en función del sistema natural y en fun-ción del sistema humano. La integración debe pro-ducirse tanto dentro como entre estas dos catego-rías, teniendo en cuenta la variabilidad en elespacio y en el tiempo. Queda entendido que parala gestión integrada de los recursos hídricos, la uni-dad de base es la cuenca, allí donde las aguassuperficiales y las subterráneas se unen de modoinextricable entre sí y en relación con la utilizacióny gestión de la tierra.Las medidas que se usan para repartir el aguaentre los diversos usos posibles incluyen: una estra-tegia nacional y/o legislación sobre asignacionesDesafíosenelámbitodelagestión:gobernabilidad25intersectoriales, obstáculos tarifarios y subsidiosselectivos, gestión de la extracción, aplicación ycumplimiento de estándares de calidad del agua,reglamentación del funcionamiento de los embal-ses, gestión de embalses multiuso, gestión de siste-mas que cuentan con múltiples depósitos y gestiónde las emisiones de caudales de compensación enlos embalses.En la actualidad existen 261 cuencas interna-cionales y 145 naciones poseen territorios en cuen-cas compartidas. Aunque sus límites rara vez coin-ciden con los límites administrativos existentes, seprogresa gracias a una legislación e institucionesapropiadas. A pesar del potencial conflictivo, laexperiencia sugiere que en las cuencas compartidasprevalece el recurso a la cooperación. Los datos dela figura 6, recogidos durante un período de cin-cuenta años, muestran que en las cuencas compar-tidas analizadas se han producido 1.200 casos deacción cooperativa, frente a 500 casos conflictivos,sin que hubiera recurso a guerras formales. Esteestudio ha identificado los siguientes indicadoresde conflicto potencial:1. cuencas internacionalizadas queincluyen las estructuras de gestiónde países que han accedidorecientemente a la independencia;2. cuencas donde se han elaboradoproyectos unilaterales y donde losregímenes políticos no hacenningún esfuerzo de cooperación;3. cuencas donde los gobiernos sonhostiles respecto de cuestiones norelacionadas con el agua.En los últimos cincuenta años se han firmado200 tratados relativos a los distintos cursos fluvialesinternacionales (excluyendo el tema de la navega-ción). Estos acuerdos siguen siendo imperfectospor los siguientes motivos: falta de medidas relati-vas a la repartición de los recursos acuáticos; espe-cificaciones insuficientes sobre la calidad del agua;falta de dispositivos para el control, aplicación yresolución de conflictos y no inclusión de todos lospaíses ribereños. Últimamente existe una tendenciaa compartir los beneficios del agua, más que el aguapropiamente dicha.En lo que respecta a la gestión de los acuíferostransfronterizos, el avance es netamente insuficiente,a pesar del volumen masivo de agua de que se trata,a menudo de excelente calidad (volumen estimadoen 23.400.000 km3frente a los 42.800 km3
  25. 25. de los ríos). La falta de voluntad internacional y definanciación para recoger la información necesariafrenan la evaluación de los recursos hídricos subte-rráneos. Por otro lado, la elaboración de sistemasapropiados de gestión colectiva se encuentra en unafase muy prematura.Las estructuras de gestión de cuencas transfron-terizas que existen desde hace ya tiempo y que handemostrado su resistencia proporcionan una valiosaexperiencia. Más probable que un conflicto vio-lento, lo que puede afectar la estabilidad interna deuna nación o región y aumentar la tensión ribereñaes el deterioro de la calidad o la cantidad del agua(o de ambos peligros a la vez). Es preciso crearestructuras de gestión adaptables, con una distribu-ción de beneficios equitativa y con un mecanismobien montado de resolución de conflictos.050100150200250300350400450500-7 Guerra formal-6 Acciones militares de gran escala-5 Acciones militares de pequeña escala-4 Acciones político/militares hostiles-3 Acciones diplomático/económicas hostiles-2 Hostilidad verbal fuerte/oficial-1 Hostilidad verbal leve/no oficial0 Acciones neutras/no significativas1 Apoyo verbal leve2 Apoyo verbal oficial3 Acuerdo/apoyo cultural científico4 Acuerdo no militar, económico,tecnológico e industrial5 Apoyo militar, económico, estratégico6 Tratado internacional de aguas7 Unificación en una nación-7 -6 -5 -4 -3 -2 -1 0 1 2 3 4 5 6 7Figura 6Acontecimientos relacionadoscon cuencas transfronterizas.Si bien los recursos hídricostransfronterizos puedenocasionar hostilidad, el historialde cooperación es enormementesuperior al de conflicto agudo o,lo que es lo mismo, el agua esmucho más un vector decooperación que una fuentede conflicto.Fuente: Wolf et al., de próxima aparición.
  26. 26. Desafío 9Identificar yvalorar lasmúltiples facetasdel aguaMucho se ha avanzado en el curso de los últimosdiez años en lo que se refiere a la comprensión de lanaturaleza del agua, no sólo como un valor econó-mico, sino en su dimensión social, religiosa, cultu-ral y ambiental y en la conciencia de que estos dife-rentes aspectos son a menudo interdependientes. Elconcepto de equidad en el uso y gestión del aguaestá ahora bien establecido, como lo está también lanoción de optimizar su valor a través de múltiplesusos, promoviendo al mismo tiempo un accesoequitativo y un suministro adecuado. Está claro quecuando se utilizan instrumentos económicos parala asignación del agua deben tenerse plenamente encuenta las necesidades de los grupos más vulnera-bles –los niños, las comunidades locales, las perso-nas que viven en la pobreza– y el medio ambiente.Se ha aprendido a distinguir entre el valor del agua(el provecho para los beneficiarios), el precio delagua (las cargas para los consumidores) y el costode suministro del agua (costos de inversión y deexplotación de los sistemas de suministro de agua).La valoración del agua, como parte integrantede la gestión de recursos, juega un rol importanteen el proceso de asignación del agua, de gestión dela demanda y de financiación de las inversiones. Sinembargo, el problema que surge es que los instru-mentos económicos no son aptos para estimar conexactitud el valor social y religioso del agua, losefectos externos que actúan sobre la economía y elmedio ambiente o el valor económico intrínseco delagua. Los métodos de valoración actuales sondemasiado complejos, la aplicación operativa deestos métodos de valoración es reducida y los servi-cios del agua son en general subvencionados,incluso en los países desarrollados.Las inversión necesaria en el sector hídrico y lafinanciación del agua y del saneamiento se estimanentre los 20.000 y los 60.000 millones de dólaresde los Estados Unidos, cifra mucho más elevada delo que existe hoy en día. Si bien es esencial implicarDesafíosenelámbitodelagestión:gobernabilidad27Cuadro 4Comparación del precio del agua en paísesdesarrolladosPaís $ US/M3Alemania 1.91Dinamarca 1.64Bélgica 1.54Países Bajos 1.25Francia 1.23Reino Unido de Gran Bretañae Irlanda del Norte 1.18Italia 0.76Finlandia 0.69Irlanda 0.63Suecia 0.58España 0.57Estados Unidos 0.51Australia 0.50Sudáfrica 0.47Canadá 0.40Fuente: Watertech Online, 2001.Nota: Estas cifras están basadas en el suministro a consumidoresprofesionales (en oficinas) que ocupan 4.180 m2de espacio urbano y queutilizan 10.000 m3/año.Los países desarrollados muestran una gran variedaden el precio del agua, que oscila desde el más bajo enCanadá a precios cinco veces mayores en Alemania.
  27. 27. Aguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen28al sector privado en la gestión de los recursos hídri-cos, debería ser en calidad de catalizador financieroy no como una condición previa para el desarrollodel proyecto. Puesto que la valoración del aguaincluye prioridades sociales y ambientales, asícomo la recuperación de gastos, el controlde los activos debería perma-necer en manos del gobierno yde los usuarios.En América del Norte y Europa, las tarifas deconsumo del agua se basan generalmente en la recu-peración de la inversión total, mientras que en lospaíses de bajos ingresos se basan a menudo sola-mente en los gastos de explotación, tanto para elsuministro de agua como para el riego. El problemade la recuperación del costo del agua de riego radicaen el bajo precio de los productos y en la variaciónde los mismos entre los diferentes cultivos.Las dificultades que existen para fijar los pre-cios del agua reflejan las que se encuentran paravalorar el agua, como se indica más arriba, ademásde que:• cada uno de los diferentes sectores económi-cos donde se utiliza el agua (alimentación,uso urbano, industria, etc.) puede ser valo-rado de forma diferente;• la costumbre de pagar por el agua no estámuy arraigada en todas partes;• no es siempre posible ni económicamentefactible medir el consumo real, lo cualredunda en tarifas aproximadas;• el principio de que el que contamina paga nopuede aplicarse siempre porque la contamina-ción del agua (legal o ilegal) es incontrolable.Las subvenciones financieras que se suelenotorgar para facilitar el acceso de los pobres al aguase considera como una estrategia «en favor de lospobres». Aunque no siempre tienen éxito, algunosde los mejores sistemas tarifarios ayudan a lospobres, lo mismo que la gratuidad de la cantidadinicial de agua consumida y ciertas iniciativas deorden social, tales como la distribución de cuponesde agua.Desafío 10Asegurar ladifusión de losconocimientosbásicos: unaresponsabilidadcolectivaLa información y el saber son una de las claves deldesarrollo, de la posibilidad de mejorar los mediosde subsistencia, de la participación en la defensa dela calidad del medio ambiente y de la consolidaciónde la democracia. La producción y difusión delconocimiento –para ampliar la educación, facilitarla investigación, desarrollar aptitudes y reducir ladiferencia entre ricos y pobres– requieren voluntadpolítica, inversión y cooperación internacional. Losconocimientos básicos en el ámbito del agua sonexcepcionalmente amplios porque abarcan la salud,la agricultura/acuacultura, la industria, la energía ylos ecosistemas. Los conocimientos básicos inclu-yen disciplinas tales como la educación, la medi-cina, el derecho, la economía, la ciencia, la tecnolo-gía y la gestión, así como una amplia gama denociones comerciales. Este conocimiento interesa acomunidades locales, dirigentes industriales y
  28. 28. comerciales, especialistas sanitarios, educadores,abogados, economistas, científicos e ingenieros detodo tipo, así como a las propias autoridades.El arsenal de conocimientos e información queexiste sobre el agua es enorme, pero también lo sonlas dificultades de acceso para muchos, especial-mente en los países de bajos ingresos. Las dificulta-des surgen por problemas de idiomas y de accesorestringido a las tecnologías de la información y lacomunicación, así como por una financiación limi-tada. Una gran parte de la información existente serefiere a situaciones que conciernen más bien a lospaíses desarrollados y los conocimientos autócto-nos de tipo general y especializado sobre problemaslocales son escasos, así como una investigación ade-cuada sobre los problemas de los países de ingresosreducidos. La educación científica a nivel universi-tario enfrenta una grave crisis en muchos países endesarrollo y poco a poco se va instalando la ideaque la ciencia no logra abordar los grandes proble-mas del abastecimiento de agua, del saneamiento,de la seguridad alimentaria y del medio ambiente.Es indispensable contar con más trabajos de inves-tigación sobre estructuras institucionales y técnicasde gestión eficaces para países de bajos ingresos.Los estudios consagrados a la privatización se inte-resan más en los requisitos industriales que en lainvestigación holística básica.La enseñanza de las ciencias del agua es unpunto de partida estratégico para el advenimientode una nueva ética de la gestión de los asuntoshídricos y, por ejemplo en África, muchos paísescomienzan a introducir temas relacionados con elagua en sus programas escolares. En términos gene-rales, los retos que se presentan en el ámbito delsaber y de la información sobre el agua incluyen:ampliar la capacidad de los países pobres para des-arrollar sus propios conocimientos especializadospertinentes, una expansión del intercambio deconocimientos y experiencias entre los países endesarrollo (cooperación sur-sur) y, al mismotiempo, garantizar el pleno acceso de los países endesarrollo al volumen global de conocimiento exis-tente en torno al agua.Recuadro 1.El Portal Mundial del Agua: cómo cooperar y compartirla información sobre el agua■ El Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos(WWAP), en colaboración con otras organizaciones y programashidrológicos, prepara el «Portal Mundial del Agua», un modelo departicipación y cooperación en materia de información sobre elagua. Este portal Internet integrará diversas redes regionales,utilizando estructuras, protocolos y estándares comunes, con elfin de facilitar el acceso a un amplio volumen de informaciónsobre el agua. Las prioridades actuales en la elaboración delPortal Mundial del Agua incluyen:F Creación de una red de proveedores de información confiablesobre el agua;F Creación de una estructura organizativa que proporcioneapoyo técnico (asistencia/estándares sobre metadatos, guíade «buenas prácticas» para preparar bases de datos ypáginas web, motores de búsqueda, elaboración deprocedimientos para la adquisición de datos, etc.), quegarantice la calidad de la información referenciada a través deprocesos de revisión (coordinación/apoyo del proceso derevisión entre pares, listas de debate, etc.) y que promueva laadhesión a pautas de gestión de la información;F Fortalecimiento de la capacitación en el área de la gestión dela información y de creación de sitios web para organizacionescolaboradoras, así como educación y formación de directoresy técnicos para llevar a cabo un uso más eficaz de Internet;F Auspicio de acuerdos de trabajo, por medio de redes a la vezfísicas y virtuales, el uso de información confiable y unamejora de la toma de decisiones en cuanto a la gestiónintegrada de los recursos hídricos. A través de unadescripción precisa y coherente de la información existente yel contacto entre las diferentes organizaciones, el Portalpretende ofrecer una fuente de información valiosa yactualizada en tiempo real para quienes toman las decisiones,para los directores de recursos, los investigadores, losestudiantes y el público en general.■ Actualmente se prepara un prototipo centrado en las Américasque, si apropiado, servirá de base para compartir e integrar lainformación a nivel global en el Portal Mundial del Agua. Estemodelo permitirá a las organizaciones locales, nacionales oregionales establecer relaciones entre sí y buscar la informaciónque sea más pertinente para cada una, contribuyendo al mismotiempo a acrecentar el acervo mundial de conocimiento sobre elagua. Otras regiones podrán entonces utilizar las tecnologías einstrumentos del prototipo para ampliar rápidamente elcontenido y el alcance del Portal Mundial del Agua.http://www.waterportal-americas.org
  29. 29. Desafío 11Administrarel agua de modoresponsable paraasegurar undesarrollosostenibleLa crisis del agua es esencialmente una crisis degestión de los asuntos públicos, o en otras palabras,de gobernabilidad. Los síntomas de esta crisis hansido expuestos con anterioridad, pero las causasincluyen una falta de instituciones adecuadas en elsector del agua, la fragmentación de las estructurasinstitucionales (un enfoque de gestión sector porsector y estructuras de decisión superpuestas y/ocontradictorias), la contradicción de intereses aguasarriba y aguas abajo en lo que se refiere a los dere-chos de los ribereños y al acceso al agua, la transfe-rencia ilícita de recursos públicos al sector privadoy la imprevisibilidad en la aplicación de las leyes,reglamentos y prácticas en materia de permisos, locual traba los mercados.La gobernabilidad del sector hídrico se enfrentacon situaciones inciertas y muy complejas y los admi-nistradores confrontan situaciones cambiantes que amenudo les exigen funcionar como catalizadorespositivos de ese cambio. Con frecuencia deben hacerfrente a exigencias contrapuestas, resultantes de lamultiplicidad de intereses ligados al agua. Los erroresde gobernabilidad del agua han obstaculizado confrecuencia el avance hacia un desarrollo sostenible yhacia el necesario equilibrio entre necesidades socioe-conómicas y la salud ecológica duradera.Aún no existe una definición concertada de lagobernabilidad del sector hídrico –las implicacioneséticas y las dimensiones políticas todavía están en dis-cusión– pero es urgente tratar numerosos aspectosligados a esa gobernabilidad (ver el recuadro 2).Aún así, queda claro que losprincipios básicos de una gestiónefectiva de los asuntos hídricosincluyen la participación de todoslos interesados, la transparencia,la equidad, la responsabilidadfinanciera, la coherencia, la capacidadde reacción, la integracióny las cuestiones éticas.Aguatodos.Aguaparalavida.Resumen30Entre las diversas razones del lento avance sepueden incluir las siguientes: la preocupación porla reducción de la deuda y el déficit; la reducidainversión en servicios de infraestructura relaciona-dos con el medio ambiente (es decir, concentraciónen un crecimiento económico que atribuye la res-ponsabilidad sobre el agua a niveles inferiores degobierno, carentes de recursos y de capacidad deobrar) y adopción por parte del gobierno de unenfoque de tipo sector privado, sin consultar a losusuarios y sin mecanismos apropiados de participa-ción pública en la toma de decisiones. Aunque elavance es lento, se han hecho sin embargo esfuer-zos para introducir las reformas necesarias, sobretodo en las tres esferas siguientes:1. reconocimiento de que es precisocontar con una gestión sólida ycoherente de los recursos hídricos,que es necesario reformar lapolítica del agua y las instituciones,que es importante aplicar las leyesy la reglamentación, lo cual esesencial para asegurar undesarrollo sostenible del agua;2. la reforma de instituciones ypolíticas relacionadas con el aguase está llevando a cabo actualmenteen muchos países, pero el avancees lento y limitado;3. aplicación de la gestión integradade los recursos hídricos, enfoqueque es aceptado en principio, peroque se pone en prácticaparcialmente, tanto en los países en
  30. 30. desarrollo como en los paísesdesarrollados.Las servidumbres del agua constituyen un temadelicado que requiere más atención, y que tal vezexija una disociación entre servidumbres del agua yderechos de uso de la tierra, para incluir la equidady el acceso al agua para todos. La reforma en esteámbito constituye un verdadero reto. Existen variasformas de asociación público-privadas y la partici-pación del sector privado tiende a crecer. Para con-tribuir con este esfuerzo, será necesario aumentarconsiderablemente, en los países en desarrollo, lacapacidad de las empresas privadas del sector delagua, ya sean nacionales o locales. Además seránecesario contar con una buena regulación y conlos medios financieros suficientes para elaborarla.Todos los sistemas de distribución comunitarios,tales como las asociaciones de usuarios, las ONG ylas comunidades locales, tienen un gran potencial ypor sus conocimientos y contactos locales son clavepara una prestación eficaz y equitativa. A menudo,sin embargo, carecen de fondos, de capacidad insti-tucional y cuentan con pocos miembros, además deque no tienen la capacidad para repetir y aumentarla escala de las medidas acertadas que aplican.Las reformas en materia de gobernabilidad delsector hídrico se adoptan generalmente después dela reforma del sector de la energía y aprovechan confrecuencia la sinergia producida por la liberaliza-ción política y económica. Es importante lograr unacorrecta selección y secuencia de las medidas y lareforma sólo es factible si existe un sólido liderazgopolítico nacional y local.Para lograr una gestión más eficaz de los asuntoshídricos es preciso reformar y dinamizar las institu-ciones y políticas del sector. Entre los problemas quese deben atender cabe mencionar los derechos depropiedad antagónicos y la fragmentación de institu-ciones, así como la falta de eficacia de las iniciativaspúblicas o privadas y la reducida participación delpúblico. Los regímenes reguladores deben permitirque existan transacciones claras y transparentes entrelos interesados en un clima de confianza, compar-tiendo la responsabilidad para salvaguardar losrecursos del agua. No obstante, la reforma del sectordel agua únicamente no es suficiente. La problemá-tica del agua es compleja y transciende este solo sec-tor. En el ámbito del desarrollo macroeconómico y lademografía, por ejemplo, se debería tener en cuentael impacto y efectos de las decisiones en los recursoshídricos y en sus utilizaciones.Recuadro 2Planificación de la gestión del agua en Taiz: claves para la resoluciónde conflictos rurales/urbanos■ La Autoridad Nacional de Recursos Hídricos de Yemen (ANRH) hapuesto en práctica en los últimos años un sistema de transferenciasde agua de comunidades rurales a zonas urbanas en la región deTaiz, aplicando los principios de la gestión integrada de los recursoshídricos y buscando minimizar los conflictos políticos y sociales. Losrasgos fundamentales de este sistema incluían tanto medidas degestión de la demanda (tales como impuestos a la entrada delrecurso y creación de una conciencia pública) como medidassociales (elaboración de un régimen de servidumbres de aguanegociables). Se consideró que las medidas de gestión de lademanda sólo supondrían una aportación significativa en pos delobjetivo de gestión sostenible de los recursos hídricos si seadoptaban conjuntamente con estas medidas sociales.■ Para definir un sistema de transferencias de aguas rurales azonas urbanas fue necesario realizar consultas detalladas con lascomunidades rurales locales, especialmente los agricultores, quefrecuentemente desconfían de las instituciones que toman parte enel proceso consultivo. A pesar de que a menudo los debates dabanlugar a acaloradas discusiones, el proceso continuó durante más detres años. Se realizaron especiales esfuerzos para garantizar que eldiálogo no se rompiera en ninguna de las fases y el proceso fueconsiderado valioso para fomentar la confianza. Hubo varias seriesde debates, a veces con grandes grupos de agricultores y en otrosmomentos sólo con dirigentes influyentes de la comunidad, cadauna basada en los asuntos planteados en la anterior.■ El resultado final fue que las comunidades se pusieron deacuerdo en los siguientes principios fundamentales:F Los derechos deben estar claramente definidos y tener encuenta consideraciones éticas tales como la prioridad de lasnecesidades en materia de agua potable.F Excepto el agua para beber y para satisfacer las necesidadesbásicas, el resto debería asignarse mediante procesos similaresa los del mercado.F Las servidumbres del agua deberían ser negociables y, en lamedida de lo posible, debería existir para aquellos individuosque deseen transferir sus servidumbres del agua a otros unacompensación directa, proporcional a los derechos transferidos.F Las transferencias de derechos deberían ser verificables. Losque estén de acuerdo en transferir sus servidumbres del aguadeberían reducir la utilización de la misma proporcionalmente.F Las comunidades locales deberían participar en la elaboraciónde las reglas y mecanismos que rigen las transferenciasrurales-urbanas, incluyendo un mecanismo de control decumplimiento y de castigo de infractores.F La ANRH debería cumplir un papel de supervisión de lastransferencias rurales-urbanas para garantizar el caráctersostenible de los recursos y la equidad.Fuente: UNDESA. Preparado para el WWAP.
  31. 31. Estudios pilotoSe presenta a continuación una selección de sieteestudios de casos de cuencas fluviales y lacustresque ilustran las diferentes situaciones que existenen el mundo actualmente en materia de recursoshídricos. Los casos incluyen ejemplos de paísesdesarrollados, semi-desarrollados y en desarrollo,de cuencas transfronterizas, de situaciones de ele-vada y baja altitud, de zonas alta y escasamentepobladas, de zonas tropicales o frías. Consideradosen su totalidad, estos estudios proporcionan unavisión de conjunto de la serie de desafíos a los quese enfrenta la humanidad en materia de recursoshídricos, a la hora en que se comienza a hacerfrente a la reforma del sector del agua, a intentarmejorar su gestión y a entrever posibles soluciones.Los estudios piloto que se presentan en el pri-mer Informe son: la cuenca del Río Chao Phraya(Tailandia), la cuenca del Lago Peipsi/Chudskoe(Estonia y Rusia), las cuencas del Ruhuna (SriLanka), la cuenca del Sena-Normandía (Francia), lacuenca del Río Senegal (Guinea, Mali, Mauritania ySenegal), la cuenca del Lago Titicaca (Bolivia yPerú) y Gran Tokio (Japón). Cada uno de ellos pre-senta desafíos muy específicos.• La cuenca del Río Chao Phraya trata deunificar un sistema de gestión del agua muyfragmentado e introduce una nueva ley sobreel agua.• El lago Peipsi/Chudskoe está sujeto a laacción eutrófica y a otras presiones, pero seprepara a enfrentar el estándar que exige elingreso de Estonia en la Unión Europea.• Las cuencas del Ruhuna buscan hacerfrente a la tensión hídrica causada por lasvariaciones estacionales y el aumento de lasnecesidades de riego y de energía hidráulica.• La cuenca del Sena-Normandía, a pesarde las diversas mejoras de los últimos años,sufre todavía de contaminación por nitrato yla pérdida de valiosos humedales.• La construcción de presas en la cuenca delRío Senegal ha tenido efectos a la vez posi-tivos y negativos, ya que si bien se dispone deagua para la agricultura durante todo el año,han surgido problemas sanitarios y en losecosistemas acuáticos.• En el caso de la cuenca del Lago Titicaca, eldesafío para Bolivia y Perú consiste en la ges-tión de una zona habitada por grupos indíge-nas muy pobres, cuyos valores tradicionales yforma de vida deben integrarse en todo plande gestión de los recursos hídricos que seadopte.• Finalmente, en el Gran Tokio, la zona me-tropolitana densamente poblada está sujeta ainundaciones y otros desastres naturales. Losretos que se presentan a la gestión incluyen lareducción del riesgo y la conciencia pública.Colocar las piezaspara armar eltodoLas once grandes áreas que en la forma de diversosdesafíos constituyen la estructura del primerInforme sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos enel Mundo tienen un marcado color político. Fueronpropuestas por la Reunión Ministerial en el 2.º ForoMundial del Agua e incluidas en los capítulos del«WEHAB» en la Cumbre Mundial sobre DesarrolloSostenible de 2002, como partes integrantes de unenfoque internacional coherente sobre el desarrollosostenible. Además, coinciden con las responsabili-dades ministeriales de muchos gobiernos. Su elabo-ración en tanto que estructura de análisis del sectorhídrico es reciente, pero pueden tomarse en su con-junto y utilizarse desde diferentes ángulos y proble-máticas, tales como el desarrollo sostenible, elMarco Pobreza y Acción y otras estructuras.La problemática del agua es en cada país dife-rente. Hoy en día se dispone de una cantidadimportante de información sobre el agua y sobreotros temas pertinentes, procedente de fuentesdiversas, la cual ha servido para efectuar un análi-sis, país por país, de las características esencialesdel sector hídrico y del avance realizado para cum-plir las Metas de Desarrollo del Milenio.Los efectos negativos de cada una de las onceáreas o desafíos en las poblaciones pobres son depor sí enormes. La triste realidad indica, sinembargo, que los pueblos muy pobres no sólosufren de varios de estos problemas relativos alagua al mismo tiempo, sino que a veces los sufrenAguaparatodos.Aguaparalavida.Resumen32

×