Informe fifa leoz havelange

204
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
204
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Informe fifa leoz havelange

  1. 1. 129/4/2013Declaración del presidente del órgano de decisión de la FIFA Hans-Joachim Eckert sobreel examen del caso ISLEn calidad de presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética, he examinadodetenidamente el informe con fecha 18 de marzo de 2013 que me hizo llegar el presidentedel órgano de instrucción, Michael J. Garcia, relativo al caso ISL. En julio de 2012, elComité Ejecutivo de la FIFA solicitó al nuevo presidente electo del órgano de instrucciónde la Comisión de Ética, Michael J. Garcia, que examinara el llamado "caso ISL". Elmotivo de esta solicitud fue el auto de sobreseimiento de la fiscalía del cantón de Zug en lainstrucción penal contra la FIFA, Ricardo Terra Texiera y Jean-Marie FaustinHavelange por abuso de confianza. Este auto, fechado 11 de mayo de 2010, se hizo públicopor decisión del Tribunal Federal Suizo, dictada el 11 de julio de 2012. En la carta en laque se comunicó al Comité Ejecutivo la remisión del caso al órgano de instrucción, seexplicaba que, a pesar de que "el caso ISL está cerrado desde el punto de vista jurídico",se pidió al Sr. Garcia "que lo analice desde el punto de vista ético y moral".Mi propio análisis tiene en consideración el material sobre el auto de sobreseimiento y elinforme de Michael J. Garcia ("dictamen jurídico"), así como los documentos adjuntos,que se detalla a continuación. Tal como se explica en dicho informe, el Código Ético de laFIFA fija los parámetros de la jurisdicción y la competencia de la Comisión de Ética. Lasnormas éticas vigentes (el Código Ético) datan de julio de 2012. El primer Código Ético dela FIFA se promulgó el 6 de octubre de 2004. Anteriormente no existía ningúnordenamiento que regulara los principios éticos. Las normas éticas se revisaron en 2006 yuna vez más en 2009.El Código Ético reglamenta la conducta de los funcionarios del fútbol. De acuerdo con elartículo 3, no se sancionará el comportamiento anterior a menos que hubiera violado lasdisposiciones del Código Ético vigente en el momento que se cometió la infracción. Elmismo artículo 3 estipula que, se impongan sanciones o no, la Comisión de Ética podrávalorar la conducta anterior y de ahí extraer las correspondientes conclusiones. Elpreámbulo del Código Ético en vigor establece, entre otros, que la FIFA se esfuerza porevitar en su seno prácticas ilegales, inmorales o contrarias a los principios éticos.He llegado a las siguientes conclusiones, acordes con el dictamen jurídico:De conformidad con el régimen jurídico suizo y el art. 60 y ss. del Código Civil suizo, laFIFA es una asociación inscrita en el Registro Comercial del cantón de Zúrich con sedeen el mismo. Sus estatutos han sido complementados o enmendados en varias ocasiones.En este documento se hace referencia a los estatutos vigentes. Es de suma importanciadestacar que el Congreso es el órgano legislativo supremo, el Comité Ejecutivo el órganoejecutivo y la secretaría general el órgano administrativo. El Presidente de la FIFArepresenta legalmente a la asociación y es responsable de la ejecución de las decisionesque se adopten.
  2. 2. 2El dictamen jurídico tiene una extensión de aproximadamente 30 páginas y ladocumentación obtenida en el curso de la investigación de los hechos, incluidas lastranscripciones de los testimonios, comprende unas 4 200 páginas. El 18 de marzo de2013, se dio a conocer el dictamen al presidente del órgano de decisión. Otros documentos(unas 4 200 páginas) se pusieron a su disposición a partir del 20 de marzo de 2013.En el marco del análisis de los hechos, se realizaron entrevistas con numerosos testigos,abogados que actuaron en el proceso y empleados de la FIFA, y se añadieron a lainstrucción penal diferentes tipos de documentos. Entre otras personas, el Sr. Garcia seentrevistó con el Presidente de la FIFA Joseph Blatter y con el actual miembro delComité Ejecutivo Nicolás Leoz.I)Advertencia preliminar:En cuanto a los hechos constatados, se puede hacer referencia a las alegaciones del autode sobreseimiento. Teniendo en cuenta estas indagaciones y las del Sr. Garcia, no me cabela menor duda de que los hechos se determinaron de manera objetiva en lo que se refierea las empresas y personas, así como a los contratos y movimientos de efectivo, en lamedida en que estos pudieron constatarse.Para comprender el llamado "caso ISL", resulta necesario describir a grandes rasgos losmovimientos de efectivo y su finalidad, sin partir exclusivamente del dictamen jurídico,sino considerando igualmente el auto de sobreseimiento.Queda claro que, a finales de 2000, el grupo ISMM/ISL formaba parte de las principalesempresas de los medios de comunicación y comercialización en el ámbito del deporte y,por tanto, a juicio de la FIFA, se consideró adecuado para representar a la FIFA en elámbito de la comercialización de los derechos comerciales y de transmisión. ISMM AGactuó como sociedad matriz. Cierto número de sus sociedades filiales llevaba a cabo en elmundo entero diversas actividades en el ámbito del deporte mediante sociedadesindependientes de los medios de comunicación, de comercialización y de compañías deservicios. El grupo adquiría de federaciones internacionales deportivas derechos detorneos con licencia general o como agente (“rights-in"), los desarrollaba convirtiéndolosen conceptos integrados de mercadotecnia deportiva y los “vendía” a patrocinadores,cadenas de televisión o licenciatarios („rights-out“).En el periodo comprendido entre diciembre de 1997 y julio de 2000, la FIFA celebróvarios contratos con ISL y algunas de sus sociedades filiales, mediante los cualestransfirió licencias y derechos de transmisión.En este contexto, se acordaron como retribución para la FIFA cantidades de cientos demillones de CHF y de USD. Entre otras personas, se autorizó como signatario de la FIFAal presidente actual, el Sr. Blatter, así como a otros exfuncionarios de la FIFA. Por suparte, ISL recurrió a varias sociedades filiales y fundaciones para realizar los pagos decomisiones. A fines de la década de los años 90, ISL al parecer constituyó una fundaciónregida por el derecho de Liechtenstein. Otras supuestas sociedades filiales de ISL
  3. 3. 3transfirieron fondos a la fundación, la cual distribuyó el dinero entre determinados"beneficiarios".Básicamente, estos fondos se utilizarían para gastos de adquisición de derechos. Enresumen, los fondos se emplearían para comisiones, honorarios, pagos de intermediacióno pagos de adquisición suplementarios y para "contribuciones a celebridades o personascon poder de decisión del deporte mundial y, asimismo, para la nueva adquisición oprórroga de derechos mundiales de explotación comercial".Observación:En mi opinión, ya se habían concertado acuerdos antes o al mismo tiempo que losprimeros acuerdos contractuales entre la FIFA y el grupo ISL con el fin de ocultar lospagos o el movimiento de efectivo esperado y para poder desviar pagos no autorizados,esto es, pagos sin causa jurídica justificativa, a través de una red de compañías y cuentasbancarias. En este sentido, se debe tener en cuenta que la FIFA e ISMM acordaron comoremuneración mínima por la adjudicación de los derechos comerciales del Mundial 2002la cantidad de 650 millones de CHF y de 750 millones de CHF para el Mundial de 2006que ISMM debería pagar a la FIFA.De la documentación se desprende que, tras la firma del contrato, la FIFA acordó conISMM AG/ISL que la totalidad de ingresos derivados de la explotación comercial deradio y televisión se pagarían a una llamada "cuenta especial" en el Bank Nationale deParis (BNP) de Basilea. En mi opinión, esto es práctica común y adecuada entre gentes denegocios para controlar el movimiento de efectivo, particularmente visto que la FIFAhabía estipulado que el BNP le enviaría una copia de todos los comprobantes de lastransacciones.Observación:En las operaciones constatadas por las autoridades suizas responsables de lasinvestigaciones, estructuras delictivas en el seno del grupo ISMM/ISL comenzaron aeludir el explícito acuerdo original pactado con la FIFA. La conducta de las partesresponsables de ISMM/ISL y la de otras empresas involucradas puede considerarse típicaen una mezcla creativa de actividades legales, esto es, contractualmente admisibles y unaconducta fraudulenta y desleal.Del dinero que pasó por el grupo ISMM/ISL, existe la certeza de que se desviaroncantidades considerables hacia el expresidente de la FIFA Havelange y su yerno RicardoTeixeira, así como al Dr. Nicolás Leoz, sin que pueda demostrarse que se haya prestadoservicio alguno por ello. Estos pagos también se llevaron a cabo mediante empresasficticias con el fin de encubrir a los verdaderos destinatarios y deben clasificarse como"comisiones", conocidas hoy como "sobornos".En este contexto, todos los pagos se realizaron entre 1992 y mayo de 2000.A través de la opinión jurídica de un abogado suizo independiente contratado por el Sr.Garcia, se llega a la conclusión de que la aceptación del soborno por parte de Havelange,Teixeira y Leoz en aquel momento no constituye delito punible conforme al derecho penalsuizo. Estoy de acuerdo con esta constatación.No obstante, se puede ver igualmente que Havelange y Teixeira en ningún caso debíanhaber aceptado soborno en calidad de funcionarios oficiales del fútbol, y deberían
  4. 4. 4haberlo devuelto, puesto que se trata de cantidades vinculadas a la explotación de losderechos comerciales.Esto no afecta el hecho de que las dos personas se han comportado de forma reprochable,tanto desde el punto de vista moral como ético.Estoy de acuerdo con la opinión jurídica del Sr. Garcia, en cuanto a que su conductaescapa al ámbito del Código Ético. Tal como se ha indicado anteriormente, la FIFA llevóa cabo sus operaciones sin un Código Ético hasta 2004. Los pagos de ISL a Havelange y aTeixeira que se conocen se realizaron antes del 2000. Además, ni Havelange ni Teixeiraocupaban un cargo oficial en el seno de la FIFA en el momento en que el nuevo CódigoÉtico entró en vigor. El Sr. Teixeira dimitió de todos los cargos vinculados al fútbol enmarzo de 2012, mientras que el Sr. Havelange ha mantenido solamente un cargohonorario, que no es suficiente para calificarlo de “oficial” conforme al Código Ético.Además, El Sr. Havelange dimitió de su cargo de presidente honorario el 18 de abril de2013.En cuanto al Dr. Nicolás Leoz, este alegó que todo el dinero que recibió de ISL lo donó aun proyecto escolar, pero lo hizo hasta enero de 2008, ocho años después de haberlorecibido. En todo caso, el Dr. Nicolás Leoz no fue completamente franco con el ComitéEjecutivo de la FIFA en una sesión que se celebró en diciembre de 2010 ni tampoco conMichael J. Garcia cuando se entrevistó con él con motivo de este análisis. Mediantemisiva del 24 de abril de 2013, el Dr. Nicolás Leoz comunicó a la FIFA su dimisión delComité Ejecutivo de la FIFA y de las comisiones permanentes correspondientes, así comode su cargo de presidente de la CONMEBOL.II)Un punto esencial del nuevo dictamen del Sr. Garcia fue la postura de la FIFA y la de supresidente, el Sr. Blatter, después de que se hicieron públicos los hechos en torno a ISL.El 21 de mayo de 2001, ISMM e ISL se declararon en quiebra.En sentido cronológico, las personas responsables de la FIFA reaccionaron de inmediatoy de forma correcta, en mi opinión, ante la quiebra de ISL y la inminente pérdidaeconómica, implícita o real, de los fondos que correspondían a la FIFA por la explotaciónde los derechos comerciales.Tal como se detalla en el auto de sobreseimiento, en virtud de la denuncia presentada porla FIFA el 28 de mayo de 2001 contra las personas nombradas como responsables de lagestión de ISL y contra personas desconocidas, se instruyó procedimiento el 29 de mayode 2001, que concluyó el órgano investigador en Suiza el 18 de marzo de 2005. Noobstante, el Juzgado de instrucción de Zug abrió el 8 de agosto de 2005 instrucción penalcontra ciertas personas de las que se desconoces los particulares por gestión desleal endetrimento de la FIFA. La apertura de la instrucción penal resultó de las diligenciasllevadas a cabo dentro del marco del procedimiento anteriormente mencionado.
  5. 5. 5De acuerdo con el auto de sobreseimiento, no hay indicios de que el presidente Blatterhaya recibido pagos de comisiones de ISL, o de su director ejecutivo Jean-Marie Weber ode otras personas.Tampoco existen indicios de que el presidente Blatter fuese responsable del desvío deefectivo a Havelange, a Teixeira o a Leoz, ni de que él mismo haya recibido pago algunodel grupo ISL, incluso en forma de pagos encubiertos.Ha de cuestionarse, no obstante, si el presidente Blatter conocía o debía haber conocidoen el transcurso de los años antes de la quiebra de ISL que esta empresa realizó pagos(sobornos) a otros funcionarios de la FIFA.En el curso de la investigación del Sr. Garcia, la FIFA misma presentó un extracto delbanco UBS, el cual mostraba que el 3 de marzo de 1997 ISL había transferido la cantidadde 1.5 millones de CHF a una cuenta de la FIFA, con la indicación de que el pago estabarelacionado con una garantía para el Sr. Havelange. Según el aviso de pago, eldestinatario era el Sr. Havelange c/o FIFA. Es indiscutible que, el entonces jefe decontabilidad de la FIFA puso esto en conocimiento del entonces secretario general Blattery el primero organizó la transferencia para devolver la suma a ISL. En su entrevista conel Sr. Garcia, el presidente Blatter afirmó que “no comprendía por qué alguien enviabadinero a la FIFA destinado a otra persona", aunque en aquel entonces no sospechó que elpago fuera una comisión.El comportamiento del presidente Blatter de ningún modo puede calificarse de incorrectocon respecto a las normas éticas.La conducta del presidente Blatter puede haber sido desacertada, ya que podía existir lanecesidad de una aclaración interna, pero esto no lleva a ninguna infracción penal o de losprincipios éticos.Observación:En este contexto, y en lo que concierne a la negativa de algunos exempleados aproporcionar información al Sr. Garcia, se debería añadir a los contratos de trabajo de laFIFA una cláusula que estipule que existe el deber de comunicar hechos al órgano deinstrucción, incluso después de que haya terminado la relación laboral. Indudablemente,todos los acuerdos de rescisión de contrato deberían incluir dicha cláusula y estipularpenalizaciones en caso de incumplimiento.
  6. 6. 6III)Convenio conciliatorio 20041)El auto de sobreseimiento se basa en la apertura de instrucción penal por parte delJuzgado de instrucción de Zug en agosto de 2005.Objeto de la instrucción fue, entre otros, el pago de 2.5 millones de CHF a laadministración concursal de ISL en marzo de 2004 y otros convenios acordados alrespecto. En 2003, los administradores concursales de ISL emprendieron una "acción derestitución" con un cierto número de empresas que habían hecho posibles las"comisiones", aunque también con los accionistas de ISL. Uno de los acusados en esteprocedimiento fue el Sr. Weber, ex director ejecutivo de ISL.En el ámbito de sus investigaciones, el Sr. Garcia contrató a un abogado suizoindependiente del que recogió su opinión jurídica sobre silos funcionarios de la FIFA que recibieron comisiones tienen la obligación derestituir este dinero a la FIFAla FIFA tenía la obligación de exigir tal restitución.En opinión del abogado suizo independiente, los funcionarios de la FIFA tenían laobligación o habrían tenido la obligación de restituir las comisiones indebidamentepercibidas (nota del autor: fundamento legal del enriquecimiento ilícito en un puesto deespecial confianza).Sin embargo, en ausencia de un claro marco estatutario, la FIFA no tenía la obligación deexigir la restitución del dinero. Sería la FIFA exclusivamente la que decidiría si debeaplicar su criterio económico para recuperar el dinero.2)En 2003, los administradores concursales de ISMM AG y de ISL Worldwideemprendieron acciones legales y ejecutorias para hacer valer las reclamaciones derestitución de pagos frente a las empresas, personas o accionistas involucrados en lospagos de comisiones. En consecuencia, los administradores procedieron contra lafundación en Liechtenstein, entidad que había transferido dinero a la fundación, y losaccionistas de ISMM AG. Objeto de la acción fue la transferencia de fondos en mayo de1999 de una sociedad filial de ISL, tal como se ha descrito anteriormente.Uno de los inculpados en este procedimiento fue el Sr. Weber.Después de redactar numerosos borradores de un posible convenio conciliatorio, losadministradores concursales y Weber concertaron un convenio conciliatorio el 27 defebrero de 2004, por el cual Weber se comprometía a abonar la cantidad de 2.5 millonesde CFH a las masas concursales.
  7. 7. 7Parte del convenio conciliatorio era un acuerdo por el cual "los destinatarios directos yfinales de las transferencias objeto de la acción no sigan siendo demandados porrestitución, los últimos en caso de estar vinculados de manera directa o indirecta almundo del fútbol".El 17 de abril de 2004, Teixeira y Havelange pagaron 2.5 millones de CHF a la cuenta deun abogado suizo, quien transfirió el dinero a la cuenta de la masa concursal de ISL.Desde un punto de vista razonable, parece lógico suponer que los funcionarios de altorango de la FIFA de aquel entonces estaban implicados en las negociaciones del convenio,máxime sabiendo que con ello se pondría punto final a las faltas de Teixeira y Havelangey, de hecho, de todos los funcionarios del fútbol, de modo que estos tendrían que restituira ISL parte de los sobornos recibidos.Incluso después de la insistencia del fiscal que investigaba el caso, el Sr. Hildbrand, y delas tentativas del Sr. Garcia de arrojar luz al asunto, parte de él sigue sin aclararse. Enparticular, puede atribuirse al hecho de que un representante de la administraciónconcursal privada de ISL explicó que el abogado suizo involucrado en el convenioconciliatorio de 2004 había indicado que él representaba a la FIFA y que la FIFA tenía uninterés legítimo en no verse involucrada en especulaciones sin justificación.Por su parte, el presidente Blatter afirmó que no había firmado personalmente poderalguno que autorizara al abogado suizo a actuar en representación de la FIFA o de supersona y que tampoco había dado instrucciones al abogado en relación con el convenioconciliatorio de 2004.En vista de que el fiscal de entonces a cargo de la investigación de los hechos considerabala posibilidad de infracciones penales por parte de responsables de la FIFA, había hechotodo lo posible para esclarecer el origen de los 2.5 millones de CHF. Por tanto, llevó acabo una operación de registro en la sede de la FIFA, tomó declaración al presidenteBlatter y como resultado solo pudo determinar que los 2.5 millones de CHF venían deHavelange y Teixeira, pero no pudo aclarar completamente la red de personas yempresas.En este sentido, debe tenerse en cuenta que los investigadores estatales cuentan con másrecursos y posibilidades que el jefe de investigación de la Comisión de Ética, incluidas lasmedidas coercitivas a su disposición.Estoy de acuerdo con el análisis del Sr. Garcia respecto a que la formalización delconvenio conciliatorio y del contenido de este último puede entenderse perfectamentecomo un conflicto de intereses. La FIFA recurrió a su abogado para encontrar unasolución con los síndicos de la quiebra de ISL a través del Sr. Weber, utilizando dineroque llegó en parte de un miembro en funciones del Comité Ejecutivo, el Sr. Teixeira,quien había recibido una parte sustancial de las comisiones. A cambio, la FIFA consiguióque se desestimaran posibles acciones legales contra funcionarios del fútbol.Posteriormente, al parecer como parte del convenio conciliatorio, la FIFA presentó una“declaración de desinterés” renunciando a la demanda entablada contra ISL en 2001
  8. 8. 8para recuperar el dinero para la FIFA. No fue posible determinar con certeza si elabogado suizo que ayudó a coordinar el convenio conciliatorio de 2004 había involucradoal Sr. Blatter en las deliberaciones y decisiones.En el periodo en que se negoció, se celebró y se ejecutó el convenio conciliatorio aún no sehabía promulgado un Código Ético, aunque ya estaba elaborándose (otoño de 2004).Por tanto, desde un punto de vista formal, no existen infracciones que deban procesarse.En este sentido, estas acciones no dan lugar a instrucciones penales y conforme a la leycivil la negociación de acuerdos se ampara en la libertad de contrato, incluso cuandoexisten cláusulas fuera de lo habitual. Al sopesar un asunto, toda empresa debeigualmente considerar si ha de proceder con otras posibles reclamaciones justificadas yasumir el riesgo de empañar su imagen pública. No compete a la Comisión de Éticacuestionar ese tipo de decisiones empresariales.IV)En cuanto al cese o continuación de las investigaciones de los hechos que llevaron a cabolas autoridades competentes de Zug mediante el pago de una cantidad acordada, no esposible determinar que el presidente Blatter haya adoptado a título personal o de maneraalguna decisiones que perjudicasen a la FIFA o que pusieran en peligro el patrimonio deesta última. El consentimiento a la oferta formulada por el órgano investigador, a saber,cerrar el caso conforme al derecho suizo, concretamente el art. 53 del Código Penal suizo,fue examinado por varios bufetes de renombre que asesoraban a la FIFA. Esta normativase recoge en las normas de procedimiento de casi toda Europa y sirve para cerrarprocesos mayores con prudencia.La decisión fundamental de consentir tal acuerdo, incluso si se vincula al pago deconsiderables cantidades, es una decisión político-empresarial, cuyas ventajas ydesventajas deben sopesarse.Resumen:Si bien es cierto que el Código Ético podría haberse implantado antes en la FIFA, y queno existían mecanismos de control para el uso de los fondos en años anteriores, este hechono debería llevar a la infracción de normas éticas, que como código no se promulgaronsino hasta octubre de 2004.Tal y como se ha hecho evidente en notorios procesos de corrupción que han involucradoa importantes empresas en Alemania o Estados Unidos tras sobornos internos a cambiode contratos, se introdujeron mecanismos de control, se crearon departamentos decumplimiento y se despidió a los empleados imputados mediante la anulación decontratos.
  9. 9. 9Desde que se hicieron públicos los hechos sobre ISL, varios funcionarios de alto rango dela FIFA han dimitido de sus cargos.Constato lo siguiente:1. La Comisión de Ética ha cerrado el caso ISL.2. Destaco que el Sr. Havelange dimitió de su cargo de presidente honorario con efecto el18 de abril de 2013 y que el Dr. Nicolás Leoz dimitió de sus funciones como miembro delComité Ejecutivo de la FIFA, miembro de las comisiones permanentes de la FIFA ypresidente de la CONMEBOL con efecto el 24 de abril de 2013. De modo que resultansuperfluas otras medidas o propuestas.3. No es necesario incoar otros procedimientos en el caso ISL contra otros funcionariosdel fútbol.

×