 Toda la información contenida en este documento es propiedad de la línea IAVANTE, perteneciente a la
Fundación Pública A...
Línea IAVANTE 2
Objetivos generales del módulo
1. Conocer los principales indicadores para la vigilancia y el control del ...
Línea IAVANTE 3
Frutas y verduras: En general, las pruebas de que las frutas y verduras protegen del
cáncer son menos conc...
Línea IAVANTE 4
 Evitar el SEDENTARISMO. Realizar ACTIVIDAD FÍSICA a diario y mantenerse
físicamente activos durante toda...
Línea IAVANTE 5
- Entorno social y condiciones de vida en las que vive la persona: familia, vecindario,
cultura del grupo ...
Línea IAVANTE 6
Estas actuaciones no están solo destinadas a reducir los
riesgos y prevenir las enfermedades, sino que bus...
Línea IAVANTE 7
de distribución de Frutas y Verduras en los Colegios (Consejería de Agricultura
y Pesca).
- Proyectos comu...
Línea IAVANTE 8
Lecturas recomendadas
1. Resolución WHA57.17 Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad físic...
Línea IAVANTE 9
Otra bibliografía de interés
1. Demark-Wahnefried W, Rock C, Patrick K et al. Lifestyle Interventions to R...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Hábitos de vida saludables. alimentación y actividad física

603

Published on

Prevención y diagnóstico precoz del cáncer

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
603
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Hábitos de vida saludables. alimentación y actividad física

  1. 1.  Toda la información contenida en este documento es propiedad de la línea IAVANTE, perteneciente a la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía. Queda prohibida la reproducción total o parcial de dicho contenido. MÓDULO 1: IMPACTO DEL CÁNCER EN LA POBLACIÓN. PROMOCIÓN DE SALUD Y PREVENCIÓN PRIMARIA DEL CÁNCER Tema 3: Hábitos de vida saludables. Alimentación y actividad física Jesús Muñoz Bellerín PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL CÁNCER IMPARTIDO POR LA LÍNEA IAVANTE
  2. 2. Línea IAVANTE 2 Objetivos generales del módulo 1. Conocer los principales indicadores para la vigilancia y el control del cáncer en la población. 2. Identificar los principales factores de riesgo asociados al desarrollo del cáncer. 3. Comprender la importancia de promover hábitos de vida saludables para la prevención primaria del cáncer. TEMA 3. HÁBITOS DE VIDA SALUDABLES. ALIMENTACIÓN Y ACTIVIDAD FÍSICA En el año 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el Informe de la salud en el mundo en el que se destacaba el cambio de patrón epidemiológico que se venía produciendo en la mayoría de los países, caracterizado por el incremento de las enfermedades no trasmisibles (cardiovasculares, diabetes, cáncer, etc.) como las principales causas de mortalidad y morbilidad. Según este informe, las principales enfermedades no transmisibles representaban alrededor del 60% de todas las causas de defunciones y el 47% de la morbilidad en el mundo, y la previsión era que estos datos se fueran incrementando en el futuro. El Informe además precisaba cuales eran los principales factores de riesgo y su contribución para estas enfermedades: Hipertensión Arterial, Tabaquismo, Diabetes, Sedentarismo, Sobrepeso y obesidad, Hipercolesterolemia, Relaciones sexuales de riesgo, Abuso de alcohol, Bajo peso infantil, etc. Entre estos factores de riesgo, 5 de ellos están estrechamente asociados a la mala alimentación y a la falta de actividad física. A partir de ese informe, la OMS publica la Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud (1) que establece las bases para los planes sobre prevención de la obesidad y hábitos de vida que los distintos países han puesto en marcha, como la Estrategia NAOS a nivel nacional y el Plan para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Equilibrada (PAFAE) en Andalucía. El PAFAE, entre sus objetivos, busca contribuir a la reducción de los factores de riesgo para las enfermedades crónicas, en colaboración con otros planes integrales. A continuación se describen las bases de actuación conjunta entre el PAFAE y el Plan Integral de Oncología de Andalucía (PIOA), así como las actuaciones que se están desarrollando en materia de prevención y promoción de la alimentación equilibrada y actividad física y control del peso (como resultado de los dos anteriores factores). En adelante utilizaremos el término “hábitos de vida” para referirnos a estos 3 factores. 1. LAS CAUSAS DEL CÁNCER: LOS FACTORES DE RIESGO Se estima que los hábitos de vida relacionados con la alimentación y la actividad física están relacionados con el 30-35 % de las defunciones por cáncer (Anand, 2008). A continuación se recoge un resumen del informe elaborado por el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF), con las pruebas científicas que vinculan los alimentos, la nutrición y la actividad física con el riesgo de cáncer (3): Actividad física: Existen pruebas convincentes de que la actividad física protege del cáncer de colon y, probablemente, también del cáncer de endometrio y el de mama en mujeres posmenopáusicas. Hay indicios que sugieren que todos los tipos y grados de ejercicio pueden tener un efecto protector. Grasa corporal: Hay pruebas convincentes de que existe una relación causal entre el aumento de la grasa corporal y el cáncer de esófago, páncreas, colon, endometrio, riñón y mama (en mujeres posmenopáusicas), y probablemente también con el cáncer de vesícula biliar, tanto directa como indirectamente mediante la formación de piedras en la vesícula. Por el contrario, es probable que el aumento de la grasa corporal actúe como protección contra el cáncer de mama en mujeres premenopáusicas.
  3. 3. Línea IAVANTE 3 Frutas y verduras: En general, las pruebas de que las frutas y verduras protegen del cáncer son menos concluyentes de lo que se creía. Es probable que las frutas y verduras no feculentas protejan del cáncer de boca, garganta, esófago, pulmón y estómago. Los alimentos que probablemente protegen de ciertos tipos de cáncer son: a) el ajo picado, del cáncer de estómago; b) los carotenoides, del cáncer de boca, garganta y pulmón; c) el licopeno (presente en el tomate, especialmente si está cocinado), del cáncer de próstata; y d) la vitamina C, del cáncer de esófago. Fibra dietética: Es probable que los alimentos que contienen fibra protejan del cáncer de intestino grueso. Carne, aves, pescado y huevos: Existen pruebas convincentes de que el consumo continuado de grandes cantidades de carne roja y procesadas aumentan el riesgo de padecer cáncer de intestino. Grasas, aceites, azúcares y sal: El consumo elevado de sal y alimentos conservados en sal probablemente contribuye a aumentar el riesgo de padecer cáncer de estómago. Leche y productos lácteos: Es probable que la leche proteja del cáncer colorrectal y hay pruebas limitadas que sugieren que también protege del cáncer de vejiga. Aunque existe una probable relación causal entre las dietas ricas en calcio y el cáncer de próstata, sin embargo, no existen datos concluyentes que demuestren que el elevado consumo de leche y productos lácteos esté relacionado con el cáncer de próstata. Lactancia materna: Existen pruebas convincentes que demuestran que la lactancia materna protege a la madre del cáncer de mama a todas las edades (incluso después de la menopausia). Alcohol: Existen datos convincentes de la relación causal entre las bebidas alcohólicas y el cáncer de boca, garganta, esófago, colorrectal (en hombres) y de mama (en mujeres). Además, en mujeres es probable que haya una relación causal entre el consumo de bebidas alcohólicas y el cáncer de hígado y de intestino. 2. RECOMEDACIONES SOBRE ACTIVIDAD FISICA Y ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA (AFAE) Y CÁNCER Tanto las principales estrategias sobre promoción de actividad física y alimentación como de prevención del cáncer coinciden en muchos aspectos: (1 )  Evitar el sobrepeso y la Obesidad. Mantener un peso normal a lo largo de toda la vida. La fórmula más utilizada para conocer el estado ponderal en adultos es el Índice de Masa Corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso (Kg.) por la altura (en metros) al cuadrado (Kg/metros2 ). Clasificación: Bajopeso (IMC: inferior a 22 kg/m2 ), Normopeso (IMC entre 22 y 24,9 kg/m2 ), Sobrepeso (IMC= 25- 29,9 kg/m2 ) y Obesidad (IMC a partir de 30 kg/m2 ).  Aumentar el consumo diario de FRUTAS, VERDURAS y hortalizas, así como de legumbres y cereales integrales. Se recomienda un consumo lo más variado posible de estos alimentos. Recomendación: Tomar al menos 400-600 g de frutas y verduras al día, que vienen a ser 5 raciones entre las dos.  Limitar la ingesta energética procedente de las GRASAS, sustituir las grasas saturadas por grasas insaturadas y tratar de eliminar los ácidos grasos trans. Limitar el consumo de grasas de origen animal. Se recomienda que el consumo diario de energía procedente de ácidos grasos saturados sea inferior al 10%, y que de éstos <1 % proceda de ácidos grasos trans. 1 Resumen de: Código europeo contra el cáncer, Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud, Plan de acción europeo para políticas sobre alimentos y nutrición, y Guía de actividad física y nutrición de la Sociedad Americana de Cáncer.
  4. 4. Línea IAVANTE 4  Evitar el SEDENTARISMO. Realizar ACTIVIDAD FÍSICA a diario y mantenerse físicamente activos durante toda la vida. En adultos, realizar al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada (aeróbica) al menos 5 días a la semana (ó 75 minutos de actividad vigorosa semanal). Para menores y adolescentes, la recomendación es de 60 minutos diarios. (2 ) Otras recomendaciones, específicas de la dieta, en las que se viene trabajando desde el PAFAE son interesantes en la prevención del cáncer, debido a que abordan factores de riesgo relacionados con otras patologías que a menudo le acompañan (comorbilidad): o Limitar la ingesta de AZÚCAR. Se recomienda que menos del 10% de energía de la ingesta diaria proceda de azúcares libres. o Limitar la ingesta de SAL (sodio) de toda procedencia a menos de 5 g diarios, y consumir preferentemente sal yodada. o Si bebe ALCOHOL, ya sea cerveza, vino o bebidas de alta graduación, modere el consumo a un máximo de dos consumiciones diarias, si es hombre, o a una, si es mujer. 3. HABITOS DE ALIMENTACIÓN Y DE ACTIVIDAD FÍSICA DE LOS ANDALUCES A partir de los datos de la Encuesta Andaluza de Salud podemos conocer el grado de seguimiento de las recomendaciones sobre hábitos de vida por la población andaluza. Los datos de la Encuesta del 2011, referidos a población mayor de 16 años de edad, nos muestran los siguientes resultados: - El 63,8% de los andaluces cumplen con la recomendación de comer al menos, 1 pieza o ración de FRUTA al día, y el 41,0% de VERDURA. En general, estos hábitos son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, y en las personas con mayores ingresos económicos respecto a los de menos (10 % de diferencia). - El 26,8% no realiza ningún tipo de ACTIVIDAD FISICA en su tiempo libre. El sedentarismo es más frecuente en las mujeres, en las personas con menor nivel educativo y en aquellas con menores ingresos económicos familiares. - El 18,7% presentan OBESIDAD (IMC > 30 kg/m2 ), siendo más frecuente también en aquellos con menor renta mensual y menor nivel de estudios. Como vemos, si bien los indicadores poblacionales nos dan una idea de cuál es la magnitud de estos factores de riesgo en el conjunto de nuestra población, también podemos ver que las cifras varían según características socioeconómicas de los grupos, lo que nos lleva a hablar de Determinantes Sociales de la Salud. 4. LAS CAUSAS DE LAS CAUSAS: DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD Y CÁNCER El sedentarismo, los hábitos de alimentación y la obesidad han demostrado ser factores de riesgo porque incrementan la probabilidad de que una persona tenga cáncer. A su vez estos factores de riesgo vienen determinados por otros factores (las causas de las causas) que igualmente están operando en la epidemiología y en la clínica del cáncer, y que tiene que ver con características personales, sociales y del medio ambiente en el que viven las personas. Estas son los Determinantes Sociales de la Salud, definidos por la OMS como “Las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, y los sistemas establecidos para combatir las enfermedades”. El modelo más conocido que representa, de forma integrada, ese conjunto de factores que influyen tanto a nivel individual como social en la salud, es el elaborado por Dahlgren y Whitehead, que diferencia los siguientes grupos de factores: - Factores genéticos y biológicos de la persona (edad, sexo, etc.) - Conductas individuales y hábitos de vida 2 Para conocer las recomendaciones sobre AF mas detalladas y especificas para los distintos grupos de edad, consultar: Recomendaciones mundiales sobre AF para la salud (OMS, 2007), Guía de recomendaciones para la promoción de actividad física (Consejeria de salud, 2010), y Exercise guidelines for cancer survivors.. (American College of Sports Medicine, 2010).
  5. 5. Línea IAVANTE 5 - Entorno social y condiciones de vida en las que vive la persona: familia, vecindario, cultura del grupo de pertenencia, ingresos, educación, etc. - Condiciones sociales, económicas y culturales, incluidas las políticas (educación, salud, trabajo, vivienda, etc.) - Características del entorno físico Modelo de determinantes de la salud (Dahlgren & Whitehead, 1991) Cuando analizamos la distribución social de cualquier enfermedad o la discapacidad por variables como el nivel de instrucción, los ingresos, el sexo, la edad, o el hábitat donde vivimos, se observan diferencias significativas entre grupos. La salud depende, en gran medida, de nuestra forma de vida individual, de la familia donde hemos nacido, el barrio donde vivimos, las oportunidades de recibir una buena educación, de las características del trabajo que realizamos, del uso de tiempo de ocio, del entorno físico, etc. 5. PROMOCIÓN DE SALUD Y PREVENCIÓN En los últimos años ha habido una disminución importante en las tasas de mortalidad por cáncer, produciéndose por tanto un incremento del periodo de supervivencia de las personas afectadas. Esto significa que, además del papel de los hábitos de vida en la prevención del cáncer, estos factores también lo tienen en la calidad de vida y en los resultados de salud que tienen las personas tras el diagnóstico de cáncer, como señala la evidencia científica (Demark-Wahnefried, 2008). A continuación, y siguiendo el modelo de historia natural de la enfermedad, se describen las principales actuaciones que vinculan las actuaciones del PAFAE y el PIOA. Promoción de Salud Definida por la OMS como “el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud”, incluye un conjunto de medidas destinadas a: - actuaciones sobre el entorno físico y social, - incrementar la capacitación (conocimientos y habilidades) de las personas y grupos sociales sobre los factores que puedan amenazar su salud (Factores de Riesgo) y también aquellos que les pueden proteger (Activos en Salud), - la participación en las decisiones sobre su salud, y - la articulación de la actuación de los diferentes agentes sociales (Intersectorialidad).
  6. 6. Línea IAVANTE 6 Estas actuaciones no están solo destinadas a reducir los riesgos y prevenir las enfermedades, sino que buscan, aún en ausencia de enfermedad, que las personas y grupos sociales aumenten su potencial de salud y bienestar. De ahí que, sin renunciar a medidas de sensibilización e información de la población, a la promoción de la salud le interesan principalmente las intervenciones que se relacionan con la mejora de las condiciones, los entornos y las normativas que facilitan la toma de decisiones saludables de la población y que obstaculicen las decisiones menos 'apropiadas'. Prevención Primaria En aquellas personas que tienen factores de riesgo, pero no han desarrollado la enfermedad, las medidas de prevención primaria tratan de informar sobre esos factores de riesgo y cómo actuar, con el fin de que la persona (especialmente las más vulnerables) los modifique. Por ejemplo, es importante que las mujeres sedentarias sepan que caminar 1 hora o más al día reduce el riesgo de cáncer de mama de forma significativa (entre 14% - 28%, según Hildebrand), y además, que tengan acceso a recursos e instalaciones locales, actividades organizadas, etc. que les ayuden a realizar esta actividad (parques, circuitos, formación de grupos para caminar, etc.). Un ejemplo de este tipo de actuación es el programa Consejo Dietético3 , que se viene realizando en los centros de atención primaria, cuyo objetivo principal es mejorar los hábitos de vida en las personas con factores de riesgo (cardiovascular, diabetes y cáncer, etc.) con hábitos de alimentación inadecuados, sedentarias y/o con sobrepeso/obesidad. Prevención Secundaria y Terciaria El incremento de los años de vida tras el diagnostico de cáncer ha dado lugar al término “supervivientes de cáncer” (CDC, 2011), y a un gran interés científico de cómo la alimentación y la actividad física pueden contribuir a mejorar el tratamiento, mejorar el pronóstico y contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que tienen la enfermedad. Sin embargo, a pesar de que muchos estudios avalan estos beneficios y que muchas personas mejoran sus hábitos tras el diagnóstico de cáncer, otro número importante siguen sin cumplir las recomendaciones. Una encuesta sobre población americana con cáncer puso de manifiesto que menos del 50% realizaban al menos 30 minutos de actividad física, el 20% tomaban las 5 raciones de fruta y verdura diarias, y solo el 5% cumplían ambas recomendaciones (Blanchard, 2008). Desde los servicios de salud deben fomentarse prácticas saludables entre las personas con cáncer (mejoras en la alimentación, reducir el sedentarismo…), así como promover su participación en iniciativas de promoción de salud que se desarrollen en la comunidad En Andalucía los profesionales sanitarios cuentan con los recursos siguientes para realizar actividades de promoción de salud y de prevención, y colaborar con las actuaciones que se vienen desarrollando: - Recursos de información y sensibilización: Hábitos de Vida Saludable (pirámide de recomendaciones de alimentación y actividad física); Conoce tu IMC (para dar a conocer el indicador y hacer la autovaloración); Declaraciones Nutricionales (lectura de etiquetas de alimentos), etc. - Programas educativos: Alimentación Saludable en la Escuela (con la Consejería de Educación), Plan de Deporte en Edad Escolar (Consejería de Deportes), Plan 3 http://www.csalud.junta- andalucia.es/salud/channels/temas/temas_es/P_4_SALUD_PUBLICA/P_2_PROMOCION_DE_LA_SALUD/actividad_fisica_alimentacio n_equilibrada/consejo_dietetico_p/consejo_dietetico_p?perfil=org&desplegar=/temas_es/P_4_SALUD_PUBLICA/&idioma=es&tem
  7. 7. Línea IAVANTE 7 de distribución de Frutas y Verduras en los Colegios (Consejería de Agricultura y Pesca). - Proyectos comunitarios: Rutas para la Vida Sana (circuitos locales para caminar), Escaleras es Salud (fomento del uso de las escaleras en vez del ascensor), Por un Millón de Pasos (organización de grupos para caminar). - Programas institucionales: Comedores Saludables (información y asesoramiento nutricional a centros de menores, mayores y discapacidad con comedor) y Consejo Dietético en Atención Primaria. Todos los documentos, programas y recursos del PAFAE se pueden consultar en: www.juntadeandalucia.es/salud/pafae
  8. 8. Línea IAVANTE 8 Lecturas recomendadas 1. Resolución WHA57.17 Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud. 57ª Asamblea Mundial de la Salud. http://www.who.int/dietphysicalactivity Documento que recoge las recomendaciones mundiales así como las principales estrategias para su desarrollo. De referencia para todas las estrategias nacionales y regionales en esta materia. 2. Grupos de expertos del PAPPS. Recomendaciones de prevención del cáncer. Recomendaciones sobre estilos de vida. Aten Primaria. 2012;44 Supl 1:23-35. http://www.papps.org/upload/file/Grupo_Expertos_PAPPS_3.pdf Son dos artículos. Síntesis de las evidencias y resumen de las recomendaciones de prevención en atención primaria. 3. Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer/Instituto Estadounidense de Investigación sobre el Cáncer. Alimentos, nutrición, actividad física, y la prevención del cáncer: una perspectiva mundial. Washington, D.C.: AICR, 2007 http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=13330&I temid Documento en el que colabora además la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con una amplia revisión de las evidencias científicas sobre la asociación entre hábitos de vida y cáncer, así como las principales propuestas de prevención. Enlaces de interés 1. Plan para la Promoción de la Actividad física y la alimentación equilibrada: http://www.juntadeandalucia.es/salud/pafae 2. CDC: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5324a3.htm 3. Cancer.net :http://www.cancer.net/all-about-cancer/risk-factors-and- prevention/physical-activity/physical-activity-and-cancer-risk 4. OMS: http://www.who.int/cancer/prevention/es/ 5. CDC (Prevención y Control del Cáncer): http://www.cdc.gov/spanish/cancer/ 6. Asociación Española contra el Cáncer (prevención): https://www.aecc.es/sobreelcancer/prevencion/paginas/prevencion.aspx 7. Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM): http://www.seom.org/es/informacion- sobre-el-cancer/prevencion-cancer 8. Instituto Nacional de Cáncer (EEUU): http://www.cancer.gov/espanol/cancer/prevencion
  9. 9. Línea IAVANTE 9 Otra bibliografía de interés 1. Demark-Wahnefried W, Rock C, Patrick K et al. Lifestyle Interventions to Reduce Cancer Risk and Improve Outcomes. Am Fam Physician. 2008 Jun 1;77(11):1573-1578 http://www.aafp.org/afp/2008/0601/p1573.html 2. Código Europeo Contra el Cáncer. (tercera revisión). http://ec.europa.eu/health-u/doc/cancercode_es.pdf 3. L.M. Buffart, D.A. Galvão, J. Brug, M.J.M. Chinapaw, R.U. Newton. Evidence-based physical activity guidelines for cancer survivors: Current guidelines, knowledge gaps and future research directions. Cancer Treatment Reviews 40 (2014) 327–340 4. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Cancer survivors – United States, 2007. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2011;60:269–72. 5. American Cancer Society Guidelines on Nutrition and Physical Activity for Cancer Prevention - Reducing the Risk of Cancer With Healthy Food Choices and Physical Activity http://www.cancer.org/index 6. Blanchard CM, Courneya KS, Stein K; American Cancer Society's SCS-II. Cancer survivors' adherence to lifestyle behavior recommendations and associations with health-related quality of life: results from the American Cancer Society's SCS-II. J Clin Oncol. 2008 May 1;26(13):2198-204. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18445845 7. Anand, Kunnumakara,Sundaram,Harikumar. Cancer is a Preventable Disease that Requires Major Lifestyle Changes. Pharmaceutical Research, Vol. 25, No. 9, September 2008 (# 2008) DOI: 10.1007/s11095-008-9661-9. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2515569/pdf/11095_2008_Article_9661. pdf 8. Schmitz KH, Courneya KS, Matthews C, Demark-Wahnefried W, Galvao DA, Pinto BM, et al. American College of Sports Medicine roundtable on exercise guidelines for cancer survivors. Med Sci Sports Exerc. 2010; 42(7):1409–1426.

×