PRESENTADO POR: CONDORI MOROCCO, Vilma GUTIÉRREZ CONDORI, Max Isidro MAYTA PAMPA, David Nazaret URRUTIA HURTADO, Alberto R...
HIJOS ALIMENTISTASEALPRESENTACIÓN                                                  Pág.DEDICATORIAHIJOS ALIMENTISTAS:  1. ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  El ordenamiento jurídico de un país no puede ignorar las relaciones personales, pero  tampoco puede...
HIJOS ALIMENTISTASEAL                        3
HIJOS ALIMENTISTASEAL   1. GENERALIDADESEl actual tratamiento legislativo de la acción de reclamación de la paternidad ext...
HIJOS ALIMENTISTASEALCódigo Civil, se contempla una simple acción a efectos dealimentos, fundada en la posibilidad de la p...
HIJOS ALIMENTISTASEALPor estas razones se ha planteado la necesidad de crear la figura del "hijo alimentista", surgiendoso...
HIJOS ALIMENTISTASEALSe trata, luego, de hijos legalmente sin padres, por consiguiente, no llevan sus apellidos, no tienen...
HIJOS ALIMENTISTASEAL    En este mismo sentido se pronuncia nuestra actualConstitución al señalar en su artículo seis terc...
HIJOS ALIMENTISTASEAL                                            Por lo expuesto es que no deben existir en nuestra       ...
HIJOS ALIMENTISTASEALAl respecto la Corte Suprema, menciona:                  “Sostener una completa igualdad entre los hi...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        grado de certeza que no es el padre". La modificatoria llena un vacío, puesto que el        d...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        Si estas pruebas dieran resultado negativo el presunto padre quedará exento de lo        disp...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        Así, por ejemplo, si el causante tuviese cónyuge y        2 hijos reconocidos, para efectos d...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        matrimonio, por maniobras frau-        dulentas o abuso de autoridad, entre        otros, son...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        le otorga una petición alimenticia al llamado “alimentista        Los Códigos más recientes h...
HIJOS ALIMENTISTASEAL   Conviene precisar que la conducta de la madre debe haber sido notoriamente desarreglada, que   la ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL   7. EFECTOS JURÍDICOSLa condición del hijo alimentista genera consecuencias jurídicas de trascenden...
HIJOS ALIMENTISTASEAL   c) LIMITACIÓN DE OBLIGACIÓN ALIMENTARIA ENTRE PADRE E HIJO       ALIMENTISTA.- Según el artículo 4...
HIJOS ALIMENTISTASEALsolicitud de la aplicación de las pruebasbiocientíficas constituye un medio de defensapara el sujeto ...
HIJOS ALIMENTISTASEALdeben regir el proceso de reclamo de pensión alimenticia y filiación extramatrimonial,respectivamente...
HIJOS ALIMENTISTASEAL   9. LA PRETENSIÓN DE ALIMENTOS DEL HIJO EXTRAMATRIMONIAL, CUYA       PATERNIDAD NO ESTÁ DETERMINADA...
HIJOS ALIMENTISTASEAL       relaciones, o el atentado al pudor sin violencia sobre una mujer menor de dieciocho       años...
HIJOS ALIMENTISTASEAL         respectiva. Sin embargo, la jurisprudencia, anterior a la ley de 1912, había atenuado el    ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL       específicas circunstancias tales de tornar verosímil (giustificata) la pretensión       accion...
HIJOS ALIMENTISTASEAL         probable del alumbramiento, y la época de las relaciones con el presunto padre. El         t...
HIJOS ALIMENTISTASEAL         sin embargo, hoy queda superado por un sistema legal como el nuestro que autoriza toda      ...
HIJOS ALIMENTISTASEALComo vemos, esta figura nace de la duda de no saber con certezaquién es el padre de un menor, así est...
HIJOS ALIMENTISTASEALAquí pues tenemos a un extraño árbol (las presunciones), quecomo todos tiene una raíz (sistema cerrad...
HIJOS ALIMENTISTASEAL                        29
HIJOS ALIMENTISTASEAL    1. SI EL OBLIGADO ACREDITA QUE NO ES EL PADRE BIOLÓGICO DEL       HIJO ALIMENTISTA ¿Puede dejar d...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  por lo cual resultan inaplicables dichos dispositivos; CONSIDERANDO: Primero.- Que,  que como se ha...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  Consecuentemente, no se advierte que las instancias de mérito hayan aplicado de manera  indebida el...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  unidades de referencia procesal; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en  el diario...
HIJOS ALIMENTISTASEAL    2. SI EN UN PROCESO DE HIJO ALIMENTISTA LA MADRE DEMANDANTE       SE DESISTE DE LA PRUEBA DE ADN ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL Civil, esto es por la contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, sus...
HIJOS ALIMENTISTASEAL consta haber visto relación amorosa y sexual entre las partes, y que la preguntante le refirió haber...
HIJOS ALIMENTISTASEAL noventa y cuatro del Código Procesal Civil; Octavo.- Que, de otro lado, el inciso quinto del artícul...
HIJOS ALIMENTISTASEAL        3. EN LOS CASOS DE HIJO ALIMENTISTA ¿DEBEN ACREDITARSE           RIGUROSAMENTE LAS RELACIONES...
HIJOS ALIMENTISTASEALacrediten las relaciones sexuales habidas durante la época de la concepción que, por su naturalezaen ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL    4. HIJO ALIMENTISTA - ¿SE ENTIENDE RECONOCIDO UN HIJO AL       ACEPTARSE QUE SE EMBARAZÓ A LA MAD...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  causal contenida en el inciso primero del artículo trescientos ochenta y seis del Código  Procesal ...
HIJOS ALIMENTISTASEAL  consideraciones y en aplicación de lo dispuesto en el artículo trescientos noventa y seis inciso  p...
HIJOS ALIMENTISTASEAL      5. SI EL HIJO ALIMENTISTA CONTINÚA SATISFACTORIAMENTE         ESTUDIOS SUPERIORES. ¿Subsiste la...
HIJOS ALIMENTISTASEALsin embargo, las instancias de mérito no han tenido en cuenta que el recurrente ha demostrado enforma...
HIJOS ALIMENTISTASEALartículo cuatrocientos quince precitado; Sexto: Que, por estas consideraciones, resulta aplicable alp...
Hijos alimentistas (Max gutierrez condori)
Hijos alimentistas (Max gutierrez condori)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Hijos alimentistas (Max gutierrez condori)

14,949

Published on

EN ESTE TRABAJO SE HACE UN DETALLADO ANALISIS DE LA FIGURA JURIDICA DE LOS HIJOS ALIMENTISTAS REGULADO POR NUESTRO CODIGO CIVIL

Published in: Education
0 Comments
9 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
14,949
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
303
Comments
0
Likes
9
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Hijos alimentistas (Max gutierrez condori)

  1. 1. PRESENTADO POR: CONDORI MOROCCO, Vilma GUTIÉRREZ CONDORI, Max Isidro MAYTA PAMPA, David Nazaret URRUTIA HURTADO, Alberto Renzo ZAPANA SOTO, David SEMESTRE: 6to. “A”
  2. 2. HIJOS ALIMENTISTASEALPRESENTACIÓN Pág.DEDICATORIAHIJOS ALIMENTISTAS: 1. GENERALIDADES……...……………………………………………………………... 4 2. CONCEPTO……………………………………………………………………………...6 3. LA IGUALDAD EN EL TRATAMIENTO DE LOS HIJOS………………………...7 4. ACCIÓN ALIMENTARIA……………………………………………………………...10 5. PROBANZA……………………………………………………………………………...13 6. EXTINCIÓN…………………………………………………………………………..… 16 7. EFECTOS JURÍDICOS………………………………………………………………....17 8. COMPETENCIA DEL PROCESO DE CESE DE ALIMENTOS DEL HIJO ALIMENTISTA………………………………………………..………………… 18 9. LA PRETENSIÓN DE ALIMENTOS DEL HIJO EXTRAMATRIMONIAL, CUYA PATERNIDAD NO ESTÁ DETERMINADA, EN EL DERECHO COMPARADO………………………………………………………….………………. 21 10. EL HIJO ALIMENTISTA, “CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA”…..… 26JURISPRUDENCIA…………………………………………………………………………......30BIBLIOGRAFÍA 1
  3. 3. HIJOS ALIMENTISTASEAL El ordenamiento jurídico de un país no puede ignorar las relaciones personales, pero tampoco puede gobernar en detalle todos los sucesos de la vida íntima y cotidiana del núcleo doméstico, por eso, sólo establece normas generales sobre la materia. El presente trabajo, ofrece una visión integral de la figura jurídica del “hijo alimentista” que se encuentra regulado por el artículo 415º del Código Civil; tema de gran interés tanto para estudiantes como para operadores del sistema jurídico, por cuanto el término “hijo alimentista” es confuso, equívoco, pues no se trata legalmente de un hijo, ya que no ha habido reconocimiento ni declaración judicial de paternidad, sino que se presume filiación pero sólo con efectos alimentarios, obligándose al varón que tuvo trato sexual con su madre en la época de la concepción, a alimentar a este extramatrimonial puramente alimentista. Por lo tanto, la naturaleza del trabajo tiene la finalidad de aclarar la figura jurídica del “hijo alimentista”, abarcando todo lo concerniente a este, incluyendo además diversas jurisprudencias que permitirán un mejor entendimiento del tema, esperando que colme las expectativas de la responsable de la cátedra. Juliaca, junio del 2010 EL GRUPO 2
  4. 4. HIJOS ALIMENTISTASEAL 3
  5. 5. HIJOS ALIMENTISTASEAL 1. GENERALIDADESEl actual tratamiento legislativo de la acción de reclamación de la paternidad extramatrimonialdetermina que esta procede solo en los casos taxativamente contemplados en la ley, no obstante lavigente regulación de la causal de acreditación del vínculo parental a que se refiere el inciso 6 delartículo 402 del Código Civil. Siendo que esta última causal se sustenta en la actuación de laprueba del ADN u otras pruebas genéticas o científicas con igual o mayor grado de certeza, esposible que ellas no se puedan actuar por diversas razones; Sobre este punto, se puede decir que“la previsión del legislador” es siempre más pobre que la realidad, ya que existen numerosos casos marginados que no han sido acogidos por la ley y menos pueden ser encajados en la misma, como el de la empleada del hogar vejada y embarazada por el patrón o por los hijos de éste, la mujer que accedió al trato sexual bajo la falsa promesa de matrimonio, el de la enamorada embarazada y abandonada por el presunto padre, las relaciones extramatrimoniales que mantiene el casado con su amante, etc.; Todos estos casos, no encuentran una respuesta en la ley para la determinación de la filiación. Sin embargo y siguiendo los sistemas legislativos que combinan los criterios prohibidos y permisivos para la investigación de la paternidad extramatrimonial, para los casos indicados y, en general, para cualquier supuesto de hecho que no encaje en la previsión legal del artículo 402 del 4
  6. 6. HIJOS ALIMENTISTASEALCódigo Civil, se contempla una simple acción a efectos dealimentos, fundada en la posibilidad de la paternidad; esto es,sobre la base de una presunción relativa de paternidad para sololos efectos alimentarios. Vale decir, fuera de los supuestosexcepcionales de investigación judicial de la paternidad, sepermite al hijo extramatrimonial reclamar una pensión dealimentos –que se regula de acuerdo con los criteriosestablecidos en el artículo 481 del Código Civil: considerandolas necesidades de quien los pide y las posibilidades de quiendebe darlos– al varón que ha tenido relaciones sexuales con sumadre, durante el periodo legal de la concepción; pensión queestará vigente hasta la edad de 18 años cumplidos, pudiendo subsistir si llegado a su mayoría nopuede proveer a su subsistencia por incapacidad física o mental (artículo 415 del Código Civil).Se trata, entonces, de un hijo extramatrimonial cuya paternidad no ha sido reconocida nideclarada judicialmente.Al respecto, la Corte Suprema ha determinado el sentido del artículo 415 del Código Civil. Así: “Consecuentemente, la correcta interpretación de la norma citada es que el pago de alimentos, en el caso de hijos extramatrimoniales tiene como finalidad evitar que los hijos no reconocidos voluntariamente queden en estado de indefensión al no poder satisfacer sus necesidades económicas, debiendo asumir tal responsabilidad el que ha mantenido relaciones sexuales con la madre en la época de la concepción. En todo caso, la aplicación de la prueba genética u otra de validez científica de igual o mayor grado de certeza deviene potestativa al demandado, cuando se escolta la demanda con elementos probatorios que hagan presumir su paternidad y no necesariamente la certeza de una relación sexual; determinación que no implica desconocer definitivamente el derecho que por otra vía puede corresponderle a la actora en representación del alimentista”.La denominación de "hijo alimentista" en opinión de Arias-Schreiber, es poco acertada. Refiereque se trata de un término equívoco ya que parte del error de denominar “hijos” a quienes enrealidad no lo son, por eso también Varsi Rospigliosi y Miranda Canales estiman que se trata másbien de un acreedor alimenticio. 5
  7. 7. HIJOS ALIMENTISTASEALPor estas razones se ha planteado la necesidad de crear la figura del "hijo alimentista", surgiendosobre el particular hasta tres planteamientos: a) El conservador.- Sustenta que esta figura jurídica debe permanecer tal corno se halla regulado en el Código Civil por su gran utilidad para los hijos no reconocidos ni declarados judicialmente. b) El innovador o radical.- Que propone derogar todo el capítulo del epígrafe por considerarlo obsoleto (opinión de la Sub Comisión de Familia). c) El moderado.- sostiene que la figura debe conservarse hasta que llegue el momento que sea pertinente suprimirlo, planteamiento que compartimos con Arias-Schreiber.En efecto, este capítulo de los hijos alimentistas deberá desaparecer a futuro en la medida que sevayan aplicando las pruebas del ADN u otras de validez científica y, desde luego, siempre que seabarate su costo.En nuestro país las normas del Código Civil en esta materiase inspiran en los artículos 367, 381, 382 y 386 del CódigoCivil de 1936. Luego, en el Código Civil actual en elartículo 415 y siguientes, el que ha sufrido unamodificación significativa por Ley N° 27048 de 06.01.99que permite la aplicación de las pruebas genéticas u otra devalidez científica. A ello se suma otra modificatoria porvirtud del artículo 5º de la Ley N° 28439 de 28.12.04, queagrega el cese de la obligación alimentaría si se compruebaque no es el padre. 2. CONCEPTOAlgunos autores los llaman “hijos puramente alimentistas”. Son los hijos extramatrimoniales noreconocidos voluntariamente por sus padres, ni declarados judicialmente, pero que puedenreclamar una pensión alimentaría que disfrutarán hasta los dieciocho años, de quien tuvorelaciones sexuales con la madre durante la época de la concepción. 6
  8. 8. HIJOS ALIMENTISTASEALSe trata, luego, de hijos legalmente sin padres, por consiguiente, no llevan sus apellidos, no tienenamparo de la patria potestad, no poseen derechos sucesorios y, sin embargo, la ley no desconocesu derecho a sobrevivir, razón por la cual les reconoce una pensión alimentaria por el estado denecesidad en que se hallan.El notable tratadista Cornejo Chávez, expresa, que es el hijo extramatrimonial no reconocido nideclarado por su padre, pero a quien debe pasar una pensión alimenticia hasta cierta edad el varónque hubiera mantenido relaciones sexuales con la madre en la época de la concepción. Entonces,no es como su nombre pareciera sugerirlo de que todo hijo tiene derecho a alimentos, puesentonces todos lo serían en tanto se hallen en estado de necesidad.En este sentido, afirma Fernández Clérigo, que "por regla general todas las legislaciones, pese aerrores y lagunas que siempre se encuentran y de los que no pueden librarse las obras humanaspor escrupulosas que sean, conceden a los hijos extramatrimoniales, que no pueden serreconocidos ni declarados, respecto de los padres, un derecho de alimentos, cuando por la edad uotras circunstancias aquéllos los necesiten, y al sólo efecto de la concesión de esa pensiónalimenticia que la ley otorga". 3. LA IGUALDAD EN EL TRATAMIENTO DE LOS HIJOS El Código Civil de 1936 hacía unadiferencia entre los hijos por su origen, así,eran considerados legítimos aquellos nacidosdurante el matrimonio o dentro de los 300 díassiguientes a su disolución (artículo 299), eilegítimos aquellos nacidos fuera delmatrimonio (artículo 348). Posteriormente, nuestra ConstituciónPolítica de 1979 superó esta diferencia que sehacía entre los hijos, al establecer en suartículo seis que todos los hijos tenían igualesderechos, prohibiéndose toda mención sobre el estado civil de los padres y la naturaleza de lafiliación de los hijos en los registros civiles y en cualquier documento de identidad. 7
  9. 9. HIJOS ALIMENTISTASEAL En este mismo sentido se pronuncia nuestra actualConstitución al señalar en su artículo seis tercer párrafoque todos los hijos tienen iguales derechos y deberes,agregando que está prohibida toda mención sobre elestado civil de los padres y sobre la naturaleza de lafiliación en los registros civiles y en cualquier otrodocumento de identidad. Este articulado no hace sino ir acorde con loestablecido en las Declaraciones Internacionales sobre Derechos Humanos suscritos por nuestropaís que prohíben toda forma de discriminación. Así, la Declaración Universal de los DerechosHumanos en su artículo 2 inciso 1) señala que toda persona tiene todos los derechos y libertadesproclamados en dicha Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión,opinión política o cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimientoo cualquier otra condición. De igual modo se pronuncia la Convención Americana sobre Derechos Humanos al disponeren su artículo 24 que todas las personas son iguales ante la ley, en consecuencia, tienen derechosin discriminación a igual protección de la ley. Sobre la conceptualización de la igualdad el Tribunal Constitucional en la Sentencia del 26 demarzo de 2003 recaída en el Expediente Nº 261-2003-AA/TC ha señalado que la igualdad debepercibirse como un principio rector de la organización y actuación del Estado y como un derechofundamental de la persona, y es en este sentido que implica “el reconocimiento de la existencia deuna facultad o atribución conformante del patrimonio jurídico de una persona, derivada de sunaturaleza, que consiste en ser tratada igual que los demás en relación a hechos, situaciones oacontecimientos coincidentes; por ende, como tal deviene en el derecho subjetivo de obtener untrato igual y de evitar los privilegios y las desigualdades arbitrarias”. Señala además el Tribunal Constitucional que dicho derecho instala a las personas situadas enidéntica condición en un plano de equivalencia, por ello no se pueden establecer excepciones oprivilegios que excluyan a una persona de los derechos que se le conceden a otra en paridadsincrónica o por concurrencia de razones. 8
  10. 10. HIJOS ALIMENTISTASEAL Por lo expuesto es que no deben existir en nuestra legislación normas discriminatorias, sino por el contrario normas que permitan un igual tratamiento a las personas que se encuentren en igualdad de situaciones. En el caso que nos ocupa, si bien el Código Civil no se ha colocado en el supuesto del hijo alimentista que siga una profesión u oficio con éxito y solo prescribe que aquel tiene derecho a los alimentos hasta los 18 años de edad, a diferencia de los hijos reconocidos a quienes sí se les considera tal derecho.Los alcances de la igualdad de los derechos se reflejan en: El tercer párrafo del Art. 6º de la Constitución Política del Perú, referida al alcance igualitario de derechos entre los hijos que tienen filiación establecida con sus padres (matrimonial o extramatrimonialmente), más no es de aplicación dicho principio de igualdad a los denominados “hijos alimentistas”. *CAS. Nº 870-06-Puno, Corte Suprema.¿Cuál es la diferencia en el tratamiento legal entre un hijo con vínculo paterno-filial y un hijoalimentista? Si bien, como ya se mencionó, el tercer párrafo delartículo seis de la Constitución Política del Estadoseñala que todos los hijos tienen iguales deberes yderechos, tratándose de derecho de alimentos existediferencia entre aquellos hijos extramatrimoniales quetienen relación paterno filial de aquellos que notienen filiación con el presunto padre, como son losdenominados hijos puramente alimentistas, conquienes solo mantienen una obligación pecuniaria. 9
  11. 11. HIJOS ALIMENTISTASEALAl respecto la Corte Suprema, menciona: “Sostener una completa igualdad entre los hijos cuyo vínculo paternal se encuentra establecido, con los hijos cuya paternidad no ha sido reconocida ni declarada judicialmente, significaría admitir que el obligado en este último caso tiene la calidad de “padre” y que por tanto, además de alimentos, el alimentista también puede reclamar herencia y otros derechos, lo que evidentemente no refleja la voluntad objetiva de la norma constitucional. En este sentido, al hijo no reconocido ni declarado solo le corresponden alimentos hasta los dieciocho años de edad, salvo que acredite incapacidad física o mental”. (Cas. Nº 870-06-Puno. Lima, 04/10/2006). 4. ACCIÓN ALIMENTARIA a) NOCIÓN Y FUNDAMENTO.- El artículo 415, modificado por el numeral 2° de la Ley N° 27048, dispone que, fuera de los casos del artículo 402, el hijo extramatrimonial sólo puede reclamar del que ha tenido relaciones sexuales con la madre durante la época de la concepción una pensión alimenticia hasta la edad de los dieciocho años. La pensión continúa vigente si el hijo, llegado a la mayoría de edad, no puede proveer a su subsistencia por incapacidad física o mental. El demandado podrá solicitar la aplicación de la prueba genética u otra de validez científica con igual o mayor grado de certeza. Si éstas dieran resultado negativo, quedará exento de lo dispuesto en este artículo. La Ley N° 28439 agrega lo siguiente: "Asimismo, podrá accionar ante el mismo juzgado que conoció del proceso de alimentos el cese de la obligación alimentaria si comprueba a través de una prueba genética u otra de validez científica con igual o mayor 10
  12. 12. HIJOS ALIMENTISTASEAL grado de certeza que no es el padre". La modificatoria llena un vacío, puesto que el deudor alimentario al probar que no es el padre no tenía derecho para exigir el cese de la obligación alimentaria, como ahora ya se le reconoce. La acción alimentaria del hijo no reconocido ni declarado por su padre se funda en el derecho a la vida que tiene todo ser humano por el hecho de serlo. En tal sentido, alguien habrá de proveer a la subsistencia de ese hijo sin familia y privado del status jurídico familiar y, ese alguien, en opinión del autor mencionado "no puede ser otro que aquél a quien, no con certeza y ni siquiera con vehemente verosimilitud o probabilidad, mas sí con razonable posibilidad, puede reputarse como el progenitor. b) CARÁCTERES DE LA ACCIÓN ALÍMENTARIA.- El artículo 415, sobre este particular, destaca las notas distintivas siguientes: Consagra una presunción de paternidad sólo para efectos alimentarios, que puede ser destruida por el presunto padre. Sólo acuerda al hijo un derecho frente al alegado padre y no frente a la madre, por tanto no puede hacerse valer contra los ascendientes ni descendientes en la línea paterna. Exige acreditar el hecho de la relación sexual entre, el demandado y la madre del actor en época contemporánea a la concepción. La sentencia que fija alimentos para el acreedor alimentista no constituye prueba de paternidad extramatrimonial. Permite la aplicación de pruebas genéticas u otras de validez científica para descartar la paternidad, lo que constituye un gran avance. 11
  13. 13. HIJOS ALIMENTISTASEAL Si estas pruebas dieran resultado negativo el presunto padre quedará exento de lo dispuesto en el artículo 415 antes mencionado. Asimismo, podrá accionar ante el juzgado que conoció del proceso de alimentos el cese de la obligación alimentaría si comprueba a través de una prueba genética u otra de validez científica con igual o mayor grado de certeza que no es el padre. c) TITULARES DE LA ACCIÓN.- La acción por mandato del artículo 417 corresponde al hijo alimentista no reconocido ni declarado por su padre, por tanto, es una acción personal. No obstante ello, esta acción puede ejercitarse por medio de un representante legal (madre) y se la dirige contra el presunto padre o sus herederos. Los herederos, sin embargo, de conformidad con el artículo 480 del Código Civil no tienen la obligación de pagar al hijo más de lo que habría recibido como heredero si hubiese sido reconocido o judicialmente declarado Se advierte que los herederos sólo asumen la responsabilidad de cumplir con el pago de la pensión de alimentos, pero no la obligación en sí misma. Esa responsabilidad gravitará sobre la herencia del causante sin alcanzar a los bienes de los herederos y afectará la porción disponible hasta donde fuera necesario para cumplirla, con lo cual, se conserva intacta la legítima de aquellos herederos forzosos. (728 del CC) 12
  14. 14. HIJOS ALIMENTISTASEAL Así, por ejemplo, si el causante tuviese cónyuge y 2 hijos reconocidos, para efectos de determinar la parte afectada de la porción disponible se deberá considerar al hijo alimentista como un “heredero”. En este supuesto el causante tendría cuatro herederos. Siendo así, de la porción disponible – considerada como un todo– solo se destinará para el cumplimiento de esa obligación alimentaria un cuarto de la misma. Apréciese que la responsabilidad de pago de la pensión de alimentos se cumplirá hasta agotar la parte afectada de la porción disponible de la herencia o hasta que el alimentista alcance la mayoría de edad, lo que ocurra primero. 5. PROBANZA a) PRUEBA DE LAS RELACIONES SEXUALES.- La probanza de las relaciones sexuales no podrá obtenerse más que de una manera indirecta y de acuerdo a las circunstancias de cada caso. La posibilidad de la directa acreditación consistirá en su filmación o grabación; pero la carga probatoria se centrará en demostrar los indicios que en su conjunto adquieran significación y conduzcan al Juez de Familia a la certeza de su comisión. Sin duda no bastará la partida de nacimiento del hijo en la que aparezca mencionado el varón demandado corno padre del titular de ese documento público. “La probanza para los fines de la filiación debe ser contundente, lo que no debe ocurrir tratándose de los alimentos para un hijo alimentista. La propia naturaleza de los hechos hace difícil acreditar objetivamente las relaciones íntimas que hubiera mantenido la madre con la persona contra quien se reclama los alimentos, razón por la cual se tiene que recurrir a indicios y a presunciones para llegar a la conclusión determinante sobre las relaciones imputadas” La admisión expresa o tácita de haber sostenido relaciones sexuales, de carácter habitual y notorio de la relación de pareja, la seducción de la madre por promesa de 13
  15. 15. HIJOS ALIMENTISTASEAL matrimonio, por maniobras frau- dulentas o abuso de autoridad, entre otros, son algunos de los hechos que requieren ser probadas para demostrar la existencia de las relaci- ones sexuales, por eso se dice que la obligación de prestar alimentos para el hijo alimentista no deriva de la certeza de la paternidad, sino de la existencia de presuntas relaciones sexuales en la época de la concepción. Debe destacarse que la mención del demandado en la partida de nacimiento del menor alimentista no constituye un medio probatorio que acredite las relaciones sexuales. Así lo ha precisado la Corte Suprema: “Que para la probanza de las relaciones sexuales no debe tenerse en cuenta la partida de nacimiento de la menor alimentista, por más que aparezca en forma clara e inequívoca el nombre del demandado como presunto padre de dicha menor, y a pesar de no haber solicitado aquel la exclusión de su nombre, así la menor llevara sus apellidos durante años”. Igualmente y en atención a la sanción prevista en el artículo 392 del Código Civil de tener por no puesta la mención de quien no efectúa el reconocimiento, es irrelevante que en la partida de nacimiento se haya consignado como presunto padre a otra persona distinta del demandado. Cabe mencionar también que, ante la negativa del demandado de someterse a algunas de las pruebas, luego de haber sido debidamente notificado bajo apercibimiento, hasta por dos veces, el juez, después de evaluar dicha negativa, las pruebas presentadas y su conducta procesal, resolverá declarando la paternidad o al hijo como alimentista; es decir, declara la filiación o 14
  16. 16. HIJOS ALIMENTISTASEAL le otorga una petición alimenticia al llamado “alimentista Los Códigos más recientes han descartado definitivamente el principio de la presunción de paternidad para dar curso al empleo de las pruebas biológicas u otras de validez científica con igual o mayor grado de certeza, que tienen hoy en día mayor contundencia en la determinación de la paternidad no matrimonial. Nuestro Código con la modificatoria por Ley N° 27048, se establece que el demandado podrá solicitar la aplicación de la prueba genética u otras de validez científica con igual o mayor grado de certeza. Si éstas dieran resultado negativo, quedará exento de lo dispuesto en este artículo. Así, el Código se pone a la altura de los tiempos cuando admite estas pruebas. b) PRUEBAS SOBRE LA CONDUCTA DE LA MADRE.- La presunción iuris tantum mencionada podía ser destruida por el alegado padre si acreditaba que durante la época de la concepción la madre tuvo: CONDUCTA NOTORIAMENTE DESARREGLADA.- Esto es, si la madre tanto en su vida pública como privada muestra conducta que se caracteriza por su entrega a la sensualidad y los placeres mundanales en forma notoria que no condice con los dictados del honor y la dignidad, la moral y las buenas costumbres. La ley no sólo exige conducta desarreglada, sino que sea notoriamente desarreglada. TRATO CARNAL CON PERSONA DISTINTA DEL PRESUNTO PADRE.- Vale decir, relaciones sexuales con varias personas, donde la habitualidad es una de sus características fundamentales, por tanto, no puede -de manera inequívoca- imputarse la paternidad a una sola persona. IMPOSIBILIDAD DE ACCESO CARNAL CON EL DEMANDADO.- La acción es improcedente si durante la misma época fue manifiestamente imposible al demandado tener acceso carnal con la madre, sea porque estuvo privado de la libertad, por encontrarse de viaje, enfermedad grave u otra causa semejante. 15
  17. 17. HIJOS ALIMENTISTASEAL Conviene precisar que la conducta de la madre debe haber sido notoriamente desarreglada, que la misma haya mantenido pluralidad de cópulas con personas distintas y que la imposibilidad del demandado para tener acceso carnal con la madre sea manifiesta. Sólo en esos casos podía enervarse el derecho alimentario del hijo alimentista. Sin embargo, la Ley N° 27048 ha derogado el artículo 416 del Código Civil, el que permitía al demandado invocar la exceptio plurium concubentium, por el que se alegaba la conducta notoriamente desarreglada de la madre o el trato carnal que ella haya mantenido con otras personas o la imposibilidad de que el demandado haya tenido trato sexual con la madre; empero, esta derogatoria no impedirá que los demandados en estos procesos invoquen esos mismos hechos como medios de defensa de su parte, hechos que deberán ser apreciados por el juez de acuerdo con el principio de la multiplicidad de las pruebas y la unidad del tema probandi. 6. EXTINCIÓNEl derecho alimentario del hijo extramatrimonial no reconocido ni declarado por su padre seextingue por las siguientes causales: a) Por llegar el alimentista a la edad de dieciocho años, salvo que el hijo no se encuentre en condiciones de proveer a su subsistencia por incapacidad física o mental, en cuyo caso, la pensión alimenticia continuará vigente mientras dure tal incapacidad. b) Por muerte del obligado o alimentante, sin embargo, muerto éste, su herencia deberá seguir soportando la carga de los alimentos por un monto no mayor a la herencia que hubiera recibido el hijo de haber sido reconocido o declarado. c) Por muerte del alimentista, en cuyo caso, sus herederos están obligados a pagar los gastos de los funerales. (415, 486 y 728) 16
  18. 18. HIJOS ALIMENTISTASEAL 7. EFECTOS JURÍDICOSLa condición del hijo alimentista genera consecuencias jurídicas de trascendencia que esnecesario señalar: a) DERECHO A UNA PENSIÓN ALIMENTARIA.- Como se tiene mencionado el acreedor alimentista puede reclamarlo hasta los 18 años de edad, sin embargo dicha pensión continua vigente si el hijo referido no puede proveer a su subsistencia por incapacidad física o mental. Al respecto la Corte Suprema señala: La pensión alimenticia debe ser graduada según las particularidades del alimentante y de la alimentista; esto es, que la menor no se encuentra en aptitud de atender por sí misma su subsistencia y que el demandado es casado y tiene un hijo de corta edad (Exp. Nº 452-98. Lima, 18/10/99). “(...) Debe tenerse presente las necesidades de los alimentistas, y, en ese sentido la pensión alimenticia ha de guardar la proporción debida (...)” (Exp. Nº 3356-95-Lima, 26/03/97). b) IMPEDIMENTO PARA CONTRAER MATRIMONIO.- Precisamente el inciso primero del artículo 242º expresa que el fallo que condena al pago de alimentos en favor del hijo extramatrimonial no reconocido ni declarado judicialmente produce también el impedimento matrimonial. Sin duda, tiene su fundamento en la necesidad de prevenir matrimonios incestuosos aun cuando parezca que el hijo no tuviera progenitores, pero el hecho de que el presunto padre tuvo relaciones sexuales con la madre en la época de la concepción, ya es un indicio para conjeturar que es hijo suyo. 17
  19. 19. HIJOS ALIMENTISTASEAL c) LIMITACIÓN DE OBLIGACIÓN ALIMENTARIA ENTRE PADRE E HIJO ALIMENTISTA.- Según el artículo 480º la obligación de alimentarse que tiene un padre y su hijo extramatrimonial no reconocido ni declarado, conforme a lo dispuesto en el artículo 415º, no se extiende a los descendientes y ascendientes de la línea paterna. Por el contrario, ellos –los herederos– solo asumen la responsabilidad de cumplir con el pago de la pensión de alimentos, pero no la obligación en sí misma. Esa responsabilidad gravitará sobre la herencia del causante –sin alcanzar a los bienes de los herederos– y afectará la porción disponible hasta donde fuera necesario para cumplirla (artículo 728 del Código Civil); con lo cual, se conserva intacta la legítima de aquellos herederos forzosos. d) PENSIÓN ALIMENTICIA Y GRAVAMEN SOBRE LA PORCIÓN DISPONIBLE.- Según el articulo 728º, si el testador estuviese obligado al pago de una pensión alimenticia conforme al artículo 415º, la porción disponible quedará gravada hasta donde fuera necesario para cumplirla 8. COMPETENCIA DEL PROCESO DE CESE DE ALIMENTOS DEL HIJO ALIMENTISTALa contundencia de las pruebas biológicas, como la prueba de ADN, ha marcado el camino paraque la verdad biológica prime sobre la verdad formal que se sustenta en desfasadas presunciones.Prueba de ello lo constituyen las modificaciones al libro de familia del Código Civil en losúltimos años que han incluido a las pruebas biológicas u otras de validez científica con igual omayor grado de certeza, dejando de lado las presuncionesEn el tema de alimentos, la figura del hijo alimentista descansa sobre el hecho de que la madrehaya tenido relaciones sexuales con un hombre durante la época de la concepción para que seaindicativo de paternidad (ya que puede ser cierto que sea el padre como que no). Es solo unindicativo, un hecho que se tiene por cierto, salvo que se acredite que no es así. En efecto, la 18
  20. 20. HIJOS ALIMENTISTASEALsolicitud de la aplicación de las pruebasbiocientíficas constituye un medio de defensapara el sujeto demandado al pago de unapensión alimenticia por el referido supuesto.Si se comprueba a través de una pruebagenética y otra de validez científica que eldemandado no es el padre, este podrádemandar el cese de la obligación alimentariaante el mismo juzgado que conoció el procesode alimentos (artículo 415. del. CC).Según se desprende del artículo 415 del Código Civil, la solicitud de las pruebas biológicas puedeser ofrecida en dos momentos: Cuando por vez primera se demande la pensión alimenticia en mérito de la figura del hijo alimentista. En caso el resultado de la prueba resulte negativo, se configura un supuesto de exoneración del pago de alimentos. Cuando el ya obligado a prestar alimentos (en mérito a la figura del hijo alimentista) accione ante el mismo juzgado que conoció el proceso de alimentos acreditando que no es el padre a través de las pruebas biológicas. En este caso, si el resultado de las pruebas es negativo, se configura el cese de la obligación alimentaria.Es decir, mientras que en la primera parte se indica expresamente que el hijo extramatrimonialreclama una pensión alimenticia del que ha tenido relaciones sexuales con la madre durante laépoca de la concepción, pero si aquel a quien se dirige la acción logra desvirtuar ser el padre,quedará exento de tal obligación. Se entiende que ello ocurre durante el proceso de alimentos,pero debido a que el indicado artículo materia de modificación tiene estrecha relación con elartículo 402 del C.C. el que prescribe pruebas de rigor científico, que el presunto padre acceda arealizarse en el proceso de filiación; y demuestre así que el no es el progenitor del reclamante.Si bien es cierto que el artículo en mención se ubica dentro de la estructura del CC, su naturalezaes de derecho procesal y de manera idéntica sucede con el artículo 402 al contener pautas que 19
  21. 21. HIJOS ALIMENTISTASEALdeben regir el proceso de reclamo de pensión alimenticia y filiación extramatrimonial,respectivamente.El aludido artículo 415 del CC se refiere al hijo alimentista y nuevamente, se desliza el procesode filiación extramatrimonial atribuida al demandado; mas en este caso lo que ocurre es que aquelha logrado desvirtuar tal premisa, y por ello de una manera muy lógica, se le libera de laobligación de continuar prestándolos. Es decir, mientras que en la primera parte se indica expresamente que el hijo extramatrimonial reclama una pensión alimenticia del que ha tenido relaciones sexuales con la madre durante la época de la concepción, pero si aquel a quien se dirige la acción logra desvirtuar ser el padre, quedará exento de tal obligación. Se entiende que ello ocurre durante el proceso de alimentos, pero debido a que el indicado artículo materia de modificación tiene estrecha relación con el artículo 402 del C.C. el que prescribe pruebas de rigor científico, que el presunto padre acceda a realizarse en el proceso de filiación; y demuestre así que el no es el progenitor del reclamante. Así la modificatoria en cuestión nos lleva al terreno de un proceso de alimentos que ya finalizó con una sentencia favorable al reclamante, y que se viene ejecutando, por cuanto indica que el obligado podrá recurrir al mismo juzgado que conoció del proceso de alimentos y solicitar el cese de la obligación alimentaría.Además, es dicho juzgado a quien nuestro legislador le enviste de competencia para conocer estenuevo proceso.Cabría además la posibilidad de que aquel que ha demostrado no tener vínculo alguno con elsolicitante de alimentos, peticione la devolución de los pagos por concepto de pensión efectuados,como incidente del mismo proceso de cese de la obligación alimenticia. La. Llamamos así porcuanto este supuesto no se enmarca de manera alguna en el de exoneración o extinción, ya quedescansa en diferentes supuestos fácticos 20
  22. 22. HIJOS ALIMENTISTASEAL 9. LA PRETENSIÓN DE ALIMENTOS DEL HIJO EXTRAMATRIMONIAL, CUYA PATERNIDAD NO ESTÁ DETERMINADA, EN EL DERECHO COMPARADOLa orientación seguida por el Derecho comparado revela el cuidado que evidencian laslegislaciones para llegar a una solución que permita, por un lado, que la madre y su hijo nomatrimonial obtengan los alimentos, y también lo necesario en la época de la gestación,alumbramiento y puerperio, por la vía más sumaria posible y, por otra parte, evite la injusticia deque se pague alimentos provisionales mientras se sustancie el juicio respectivo que puedeconducir, en ocasiones después de largo lapso, a la comprobación de que no existe título algunopara consumirlos.Sobre esa materia conviene tener presente lo que sigue: a) EL SISTEMA BELGA.- Es ilustrativo el procedimiento acogido por el legislador belga. Se sabe que cuando en Bélgica regía el Code Napoleón, la investigación de la paternidad hallábase solo permitida en casos que importan o un reconocimiento – posesión de estado– o la comisión de un delito que se vincula a la época de la concepción –rapto, privación de libertad, secuestro, violación de la madre–. Prácticamente, pues, la investigación de la paternidad extramatrimonial resultaba vedada. Pero, ya la Ley del 6 de abril de 1908 había otorgado al hijo no matrimonial una acción por alimentos que no resulta declaratoria de filiación, contra quien tuvo relaciones sexuales con la madre durante el periodo legal de la concepción. Es decir, que el condenado a prestar los alimentos no es, jurídicamente, padre del niño no matrimonial. La acción de este último era, entonces, meramente creditoria, pero no de filiación. La prueba que se debe aportar es, además, calificada: se debe probar las relaciones sexuales, por un lado; por el otro, que se verificarán durante el periodo legal de la concepción. Pero tales hechos deben surgir sobre la base de medios de pruebas limitados: la confesión escrita del demandado, o el carácter notorio y habitual de las 21
  23. 23. HIJOS ALIMENTISTASEAL relaciones, o el atentado al pudor sin violencia sobre una mujer menor de dieciocho años, o la seducción calificada de la madre. La causal significativa es la relativa a la prueba de las relaciones sexuales mediante la comprobación del carácter habitual y notorio de ellas, lo cual puede acaecer por medio de testigos. Sin embargo, la mencionada Ley belga otorgó al demandado dos excepciones perentorias: la exceptio plurium y la inconducta notoria, a parte de los demás medios de defensa. El sistema del legislador belga se explicaba porque se vedaba, prácticamente, toda investigación de paternidad no matrimonial. Pero la Ley francesa Nº 72-3, del 3 de enero de 1972, dejó a un lado tal sistema legal. b) EL SISTEMA FRANCÉS.- No está de más señalar que a comienzos del segundo decenio del siglo pasado, la ley francesa, del 16 de noviembre de 1912, al modificiar el artículo 340 del Code Napoleón, que prohibía la investigación de la paternidad no matrimonial, salvo en el caso de rapto inculpado a la época legal de la concepción, permitió esa indagación en ciertos supuestos: rapto y violación, referidos a la época de la concepción, seducción, confesión escrita, concubinato notorio o posesión de estado. Esa acción debía intentársela, so pena de caducidad, dentro de los dos años que seguían al alumbramiento, o bien, a la cesación del concubinato notorio o de los hechos que originaron una especie de posesión de estado, que se concretaba en el mantenimiento y educación del niño en calidad de padre. Contra tal acción el demandado podía oponer estas excepciones perentorias: el plurium concubentium, la inconducta notoria, o la imposibilidad física (por ausencia o por el efecto de algún accidente. Es lógico, entonces, que ante ese sistema la acción por alimentos sufría las consecuencias de él: solo habiéndose declarado la filiación procedía la condena 22
  24. 24. HIJOS ALIMENTISTASEAL respectiva. Sin embargo, la jurisprudencia, anterior a la ley de 1912, había atenuado el rigor de esas conclusiones en el caso de seducción dolosa de la madre y de promesa de sustentar al hijo no matrimonial (“natural”) que resultare de prueba por escrito o de posesión de estado. La ley francesa del 15 de julio de 1955, no solo admitió la acción de alimentos de los hijos “adulterinos”, sino que amplió el concepto de las hipótesis de la idea de sanción (v. gr., en lo referente a la seducción dolosa) y lo atinente a la materia probatoria. Empero, es la ley del año 1972 la que brinda al Derecho francés una fisonomía jurídica que se acerca a la idea de igualdad jurídica de las filiaciones. c) EL SISTEMA ITALIANO.- El Código Civil italiano, cuyo libro I regía desde el 1 de Julio de 1939, había establecido la obligación de alimentos del padre hacia el hijo “natural” y los descendientes “legítimos” de él, aparte de los estrictamente necesarios para el nieto “natural” (artículo 435, derogado por la ley del 19 de mayo de 1975). Pero, en este caso, la filiación “natural” debía ser legalmente reconocida o declarada, a cuyo efecto se aplicaban los principios regulatorios de la paternidad y de la maternidad “natural” (antiguos artículos 267 a 277). El nuevo Derecho de Familia establecido en la Ley italiana Nº 151 del 19 de mayo de 1975, no solo admite el reconocimiento del hijo no matrimonial aun cuando quien lo reconoce ya se hallaba unido en matrimonio con otra persona a la época de la concepción (artículo 250), sino que prevé supuestos de reconocimiento del hijo concebido con el impedimento matrimonial de parentesco en grado prohibido, mediando buena fe de quien efectúa el reconocimiento (artículo 251). La investigación de paternidad y maternidad de los hijos no matrimoniales es admitida en los casos en que el reconocimiento de esa filiación resulta procedente, correspondiendo todo género de pruebas (artículo 269). La acción para la declaración judicial de la paternidad o maternidad exige una previa admisibilidad, que se la aprehende así: “si concurren 23
  25. 25. HIJOS ALIMENTISTASEAL específicas circunstancias tales de tornar verosímil (giustificata) la pretensión accionable deducida”. El procedimiento, entonces, subsigue conforme a las reglas establecidas en el artículo 274. La filiación “incestuosa” aún admite la investigación judicial si existió rapto o violencia carnal en la época que corresponde a la concepción (artículo 278). Como se comprende, el examen probatorio previo para la admisión de la acción de filiación no matrimonial, implica establecer si existe aquella “verosimilitud de los hechos”. d) EL SISTEMA ALEMÁN.- El sistema del Derecho alemán, según el Código Civil que regía el 1° de Enero de 1990, partió de una presunción: se reputa padre del hijo “natural” al que haya cohabitado con la madre en la época de la concepción, a menos de que haya cohabitado otro en la misma época (exceptio plurium). Esa presunción que había establecido el artículo 1717, BGB, caía cuando la cohabitación o las relaciones sexuales, según las circunstancias, no ha hecho evidentemente posible que la madre haya concebido el hijo en virtud de tales relaciones. La exceptio plurium no resultaba alegable por quien había reconocido en un documento público su paternidad después del nacimiento del hijo (artículo 1718, BGB). El plurium concubentium partía sobre la base de que solo la paternidad verdadera constituye el fundamento de la acción de alimentos; de lo contrario –se ha dicho– veríase al representante del menor elegir por padre, entre los amantes de su madre, al más rico o más solvente. Dicho Código Civil alemán establecía que los alimentos podían ser demandados por la madre, antes del nacimiento del hijo, para que se condenara provisionalmente al presunto padre a pagar lo necesario que requiriesen los gastos de alumbramiento y lolos de manutención de la madre, durante las 6 semanas posteriores al parto, así como la pensión alimentaria que se debiera suministrar al hijo durante los tres primeros meses (artículos 1715 y 1716, BGB). La acción de la madre, para que procediera, debía tender a acreditar, prima facie, la paternidad del demandado, probando el embarazo, la fecha 24
  26. 26. HIJOS ALIMENTISTASEAL probable del alumbramiento, y la época de las relaciones con el presunto padre. El tribunal debía tener en cuenta la presunción legal ya indicada (artículo 1717, BGB), pero al demandado le asistía el derecho de oponer la exceptio plurium concubentium. Como se observa, el referido Código Civil alemán, si bien protegió altamente al hijo no matrimonial a los fines de que el padre lo sustentare dentro de los límites legales (artículo 1708, BGB), así como a la madre no matrimonial, no descuidó, aun en el procedimiento sumario tendiente a conseguir una decisión provisional, de reglar los medios de defensa perentorios que al demandado le asisten en esa misma vía sumaria, que se tramitaba oralmente. El demandado tenía la facultad de requerir la absolución de posiciones por parte de la madre del presunto hijo no matrimonial de aquel. e) EL SISTEMA SUIZO.- También, el legislador suizo ha organizado minuciosamente el procedimiento en la materia, sea exigiendo que la acción de reconocimiento del hijo no matrimonial –aun cuando tienda a obtener solo alimentos– se intente después del año del nacimiento, pudiendo deducírsela con anterioridad a este último (artículos 308 y 309 del Código Civil suizo), sea presumiendo esa paternidad cuando se prueba la cohabitación en la época de la concepción (artículo 314, 1ª parte, Código Civil suizo), sea haciendo caer esta presunción cuando de los hechos se deduzcan dudas serias sobre la paternidad del demandado (artículo 314, 2ª parte, Código Civil suizo), sea ordenando rechazar la acción cuando la madre vivía, a la época de la concepción, en la inconducta (artículo 315). Pero los gastos del alumbramiento y de manutención (artículo 317), así como la pensión alimentaria para el hijo, solo se ordena satisfacerlos si la demanda es declarada fundada (artículo 319). Sin embargo, si la paternidad del demandado aparece prima facie establecida (parait établie), puede el juez, si la madre hállase en necesidad, condenarlo, aun antes de la sentencia, a dar caución por los gastos presumibles del alumbramiento y por los de la manutención del hijo durante tres meses (artículo 321). Se concluye, pues, que media prudente conducta del legislador suizo, que pondera todos los intereses en juego, lo cual, 25
  27. 27. HIJOS ALIMENTISTASEAL sin embargo, hoy queda superado por un sistema legal como el nuestro que autoriza toda especie de pruebas, incluídas las pruebas biológicas.En la legislación comparada el uso de esta figura es poco frecuente en latinoamerica, ya que sólose la ha encontrado con el nombre de action á fins desubsides, instituida en los artículos 342 y siguientes delCódigo Civil chileno, a quienes se los llama "hijosilegítimos no reconocidos solemnemente". Sin embargo,siguiendo los sistemas legislativos que combinan loscriterios prohibidos y permisivos para la investigación dela paternidad extramatrimonial, se contempla una simpleacción de alimentos fundada en la posibilidad de lapaternidad. Esta situación busca brindar protección almenor, al hijo extramatrimonial que corre el riesgo de caeren el más absoluto desamparo. 10. EL HIJO ALIMENTISTA, “CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA”La figura del hijo alimentista regulada en el artículo 415 del Código Civil, cada vez va perdiendovigencia, pues con el avance de la ciencia y su exactitud, es impensable que ahora el hijoextramatrimonial pretenda solo una pensión alimenticia, que es lo único que se logrará conseguiren mérito de la institución del hijo alimentista, ya que el legislador consideró que “si bien esinhumano privar a un inocente de los alimentos, tampoco es justo que una persona que puede noser el padre, tenga que asumir el sostenimiento del hijo con la misma amplitud que si fuera un hijomatrimonial o extramatrimonial reconocido o declarado.Sin duda alguna la denominación de “hijo alimentista” es una expresión desafortunada que amuchos lleva a la equivocación. Como ya sabemos el hijo alimentista es aquel menor, fruto deuna relación extramatrimonial, de quien no se ha podido determinar plenamente su paternidad porno encontrarse en alguno de los cinco primeros incisos del artículo 402 del CC, por lo que solo sele otorga una pensión alimenticia por parte de quien mantuvo relaciones sexuales con la madre deaquel al tiempo de la concepción; es solo, como diría Varsi Rospigliosi, un “acreedoralimentario”, por lo que este mal llamado “hijo” no tiene “ningún otro derecho propio de lafiliación legalmente establecida”. 26
  28. 28. HIJOS ALIMENTISTASEALComo vemos, esta figura nace de la duda de no saber con certezaquién es el padre de un menor, así está establecido en el artículo415 del Código Civil; posteriormente, al promulgarse la Ley N°27048, esta figura se hizo presente en el inciso 6 del artículo 402del C.C. como una de las consecuencias de la negativa deldemandado a someterse a la prueba de ADN, ante lo cual ladoctrina respondió que “la salida legal de declarar al hijo comoalimentista (…) no es la más adecuada, pues teniendo las pruebasde ADN, esa figura no debiera existir en nuestro ordenamiento civilya que se presume la paternidad de aquel que tuvo relacionessexuales con la madre en la época de la concepción, y deja la dudade saber si el demandado era padre o no del alimentista, obviandoel derecho de todo niño y niña a conocer su origen biológico”.Opinión que compartimos plenamente, pues ¿por qué otorgarle a un niño solo una apariencia depadre y a este un acreedor alimentario, quien tal vez sea su hijo, cuando con la prueba de ADN talduda se salvaría y se le pueda otorgar a tal niño, mal llamado “hijo alimentista”, todos losderechos que tiene un auténtico hijo respecto de su padre y no privarlo de estos?.En efecto, si bien la figura del “hijo alimentista” resultaba adecuada hace poco más de dosdécadas atrás, ahora no lo es, debido a que no se le puede seguir privando a un niño del derecho aconocer su propio origen biológico, y por ende, conocer a su auténtico padre, por el simple hechode no encontrarse dentro de los indicios enumerados en los cinco primeros incisos del artículo 402del CC, siendo que ahora se puede establecer su verdadera filiación y esclarecer todaincertidumbre a través de la experticia de ADN. Afortunadamente así lo ha entendido el legisladoral eliminar esta figura del inciso 6 del artículo 402 del CC con la promulgación de la Ley N°28457, lo cual viene a ser un gran avance.Además, es preciso tener en cuenta que esta figura es propia de un sistema cerrado, pues al nopoder encajar una determinada situación dentro de los supuestos taxativos que este sistemaestablece, no queda más que declarar al niño, cuya paternidad se quiere determinar, como hijoalimentista. Es decir, esto es algo así como el resultado de no poder ubicarnos dentro de alguna delas presunciones, en otras palabras, esta figura es producto de aquellas. 27
  29. 29. HIJOS ALIMENTISTASEALAquí pues tenemos a un extraño árbol (las presunciones), quecomo todos tiene una raíz (sistema cerrado) y que a su vezproduce dos tipos de frutos, unos dulces y otros amargos, losfrutos dulces, que son los pocos, vienen a ser una declaraciónjudicial de paternidad extramatrimonial y los frutos amargos,que son los más, vienen a ser una declaración de “hijoalimentista”. Siendo que el agricultor (el legislador) extrae deraíz tal árbol, pues no le gustan los frutos amargos, y en sulugar coloca otro (la prueba de ADN) de fuerte raíz (sistemaabierto) que solo produce frutos dulces, esto es, la declaraciónjudicial de paternidad extramatrimonial (con un 99.9999% decerteza del vínculo filial entre el demandado y su hijo); ahorala pregunta es ¿puede el primer árbol seguir produciendo sus frutos amargos luego de haber sidoextraído de raíz?, evidentemente que no. Pues bien, con esta sencilla comparación lo quequeremos hacer notar es que no se puede mantener una figura exclusiva de un sistema cerrado,cuando ahora nos encontramos en un sistema abierto, siendo, por ello, que esta figura estáobligada a desaparecer; de la misma opinión es Arias-Schreiber al precisar, comentando elartículo 415 del CC, que esta figura “paulatinamente tenderá a quedar en desuso, por loscontinuos avances científicos que permitirán a la mayoría de la población acceder a las pruebas depaternidad”, por fortuna el primer paso para ello ya se dio al borrar esta figura del artículo 402 delCC y estamos seguros que dentro de poco desaparecerá por completo de nuestro Código Civil, eltiempo y la ley se encargarán de darnos la razón.En consecuencia, es claro que la figura podría no existir en la medida que, actualmente, eldesarrollo científico permite que las pruebas tengan mayor grado de certeza como es el caso delADN, que casi indubitablemente determina la filiación biológica. Sin embargo, es importanteresaltar que debido a su considerable costo no es factible que la mayoría de procesados lo seansometidos a ella. 28
  30. 30. HIJOS ALIMENTISTASEAL 29
  31. 31. HIJOS ALIMENTISTASEAL 1. SI EL OBLIGADO ACREDITA QUE NO ES EL PADRE BIOLÓGICO DEL HIJO ALIMENTISTA ¿Puede dejar de brindarle alimentos? Al haberse acreditado mediante una prueba de SI EL OBLIGADO ACREDITA QUE ADN que el obligado a prestar alimentos no es el NO ES EL PADRE BIOLÓGICO padre biológico del hijo alimentista, resulta DEL HIJO ALIMENTISTA aplicable lo dispuesto en el artículo 415 del Código Civil en lo concerniente a que aquel podrá ¿Puede dejar de brindarle alimentos? solicitar el cese de dicha obligación. CASACIÓN Nº 522-2005-Lambayeque (El Peruano, 1 de agosto de 2006) CAS. N° 522-2005-LAMBAYEQUE Exoneración de alimentos. Lima, veintiséis de enero de dos mil seis.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA, vista la causa el día de la fecha, producida la votación correspondiente de acuerdo a ley, emite la presente sentencia: MATERIA DEL RECURSO: Se trata, en el presente caso, del recurso de casación interpuesto por María Zoila Huatay Herrera, a fojas doscientos setenta y seis, en contra de la resolución de vista de fojas doscientos sesenta y siete, su fecha once de octubre de dos mil cuatro, la misma que confirma la sentencia de primera instancia, de fojas doscientos treinta y ocho, su fecha veintiocho de octubre de dos mil tres, que declara fundada la demanda; en los seguidos por Ricardo Isaac Padilla Arbulú contra María Zoila Huatay Herrera, sobre exoneración de alimentos; FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Mediante resolución de fojas trece, del cuadernillo de casación, su fecha veintiuno de abril de dos mil cinco, esta Sala Suprema ha declarado procedente el recurso por la causal prevista en el inciso uno, del artículo 386 del Código Procesal Civil, relativa a la aplicación indebida de normas de derecho material, como son: A) artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código Civil, toda vez que, de acuerdo a lo argumentado por la recurrente, no se da ninguno de los tres presupuestos para que se configure la exoneración de alimentos: el haber desaparecido en el alimentista el estado de necesidad, el haber alcanzado el alimentista la mayoría de edad, o el haber muerto el alimentista o el obligado; B) artículo cuatrocientos quince, in fine, del Código Civil, pues en autos se demanda una exoneración y no un cese de la obligación alimentaria; 30
  32. 32. HIJOS ALIMENTISTASEAL por lo cual resultan inaplicables dichos dispositivos; CONSIDERANDO: Primero.- Que, que como se ha reseñado, la recurrente denuncia que se ha aplicado indebidamente: a) el artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código Civil, toda vez que no se da ninguno de los tres presupuestos para que se configure la exoneración de alimentos, a saber: el haber desaparecido en el alimentista el estado de necesidad, el haber alcanzado el alimentista la mayoría de edad, o el haber muerto el alimentista o el obligado, por lo que la demanda debió declararse infundada en todos sus extremos; además tampoco se ha considerado que, en el proceso de exclusión de nombre, la partida de nacimiento del menor alimentista aún mantiene el apellido del demandante; y, b) el artículo cuatrocientos quince, última parte del Código Civil, pues en, en autos se demanda una exoneración de alimentos y no un cese de obligación alimentaria, resultando inaplicable dicho dispositivo; Segundo.- Que, en cuanto a la alegación esgrimida en el literal a), es preciso tener en consideración que si bien la pretensión del demandante se refería a que se ordene el “cese de abuso de derecho alimentario dictado a favor del menor Álvaro Padilla Huatay”, no se encuentra dentro de los supuestos descritos en el primer párrafo del artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código Civil, lo que en el fondo pretendía el actor era que se libere, exonere o dispense de la pensión alimenticia, por no ser el padre del hijo de la demandada; Tercero.- Que, asimismo, el inciso ocho del artículo ciento treinta y nueve de nuestra Carta Magna señala que “son principios y derechos de la función jurisdiccional: 8. El principio de no dejar de administrar justicia por vacío o deficiencia de la ley (...). De otro lado, el artículo III del Título Preliminar del Código Procesal Civil precisa que el juez deberá atender a que la finalidad concreta el proceso es resolver un conflicto de intereses o eliminar una incertidumbre, ambas con relevancia jurídica, haciendo efectivos los derechos sustanciales, y que su finalidad abstracta es lograr la paz social en justicia (...); Cuarto.- Que, estando a dichos preceptos, se advierte que las instancias de mérito, a efectos de poder dar solución a la presente litis, han considerado, correctamente, conforme a sus facultades, que la pretensión del demandante persigue la finalidad que señala el artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código procesal Civil, el cual es la exoneración de seguir pasando la pensión alimenticia al menor hijo de la demandada. Además, la fundamentación jurídica de la pretensión procesal puede ser errada o simplemente no estar fundamentada adecuadamente en materia jurídica; es en dicho supuesto en que el juez debe aplicar el derecho que corresponda a al controversia. Como bien señala la doctrina, es tarea fundamental del juez determinar la norma sustantiva aplicable al caso o adecuada para resolver el conflicto. 31
  33. 33. HIJOS ALIMENTISTASEAL Consecuentemente, no se advierte que las instancias de mérito hayan aplicado de manera indebida el artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código Procesal Civil, puesto que la misma sí resultaba pertinente para dirimir la presente controversia; en tal sentido, este extremo del recurso debe ser desestimado por infundado; Quinto.- Que, sin perjuicio de lo antes expuesto, es preciso señalar que en aplicación de lo dispuesto por el artículo ciento noventa y ocho del Código Procesal Civil, el cual prescribe que las pruebas obtenidas válidamente en un proceso tienen eficacia en otro, el demandante ha hecho uso de la prueba del ADN, actuada en el proceso de exclusión de nombre, el cual tiene plena eficacia en el presente proceso; Sexto.- Que, con respecto al sustento esgrimido en el literal b) expuesto en el considerando primero, es preciso señalar que dicha norma no resulta impertinente al caso de autos. Si bien en el presente caso no discute el otorgamiento de una pensión alimenticia, puesto que ello ya fue otorgado en el proceso pertinente, el sustento que sostiene el demandante para pretender la exoneración de alimentos es el hecho de que en el procesó seguido por las mismas partes sobre exclusión de nombre (expediente noventa y ocho-ciento cuarenta y cuatro) se acreditó mediante prueba de ADN que él no era padre del niño Álvaro Padilla Huatay (fojas ciento cuarenta y tres del expediente). En tal sentido, al haberse acreditado ello, resulta aplicable lo dispuesto en el artículo cuatrocientos quince, en lo concerniente a que el demandado (demandante en el presente proceso) podrá solicitar la aplicación de la prueba genética u otra de validez científica con igual o mayor grado de certeza. Si estas dieran resultado negativo, quedará exento de lo dispuesto en este artículo. Asimismo, Max Arias Schereiber-Pezet señala que si el demandado demuestra por medio de estas pruebas la imposibilidad de ser el padre, no se le podrá condenar alimento1; Sétimo.- Que, si bien la Sala Superior al expedir la recurrida, ha señalado de manera errónea, que es de aplicación el último párrafo del artículo cuatrocientos quince, referida al cese de la obligación alimentaria, esta Sala Suprema, en aplicación del segundo párrafo del artículo trescientos noventa y siete del Código procesal Civil, concluye que la parte resolutiva de la resolución impugnada se encuentra arreglada a ley y por ende, el presente recurso debe ser desestimado. Por estas consideraciones, de conformidad con el artículo trescientos noventa y siete del Código Procesal Civil y el Dictamen Fiscal Supremo, declararon INFUNDADO el recurso de casación interpuesto a fojas doscientos setenta y seis por María Zoila Huayta Herrera; en consecuencia, NO CASARON la sentencia de fojas doscientos sesenta y siete, su fecha once de octubre de dos mil cuatro; CONDENARON a la recurrente al pago de una multa de dos 32
  34. 34. HIJOS ALIMENTISTASEAL unidades de referencia procesal; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el diario oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Ricardo Isaac Padilla Arbulú contra María Zoila Huatay Herrera, sobre exoneración de alimentos; y los devolvieron. SS. TICONA POSTIGO, CARRIÓN LUGO, FERREIRA VILDOZOLA, PALOMINO GARCÍA, HERNÁNDEZ PÉREZ 33
  35. 35. HIJOS ALIMENTISTASEAL 2. SI EN UN PROCESO DE HIJO ALIMENTISTA LA MADRE DEMANDANTE SE DESISTE DE LA PRUEBA DE ADN ¿Se puede ordenar esta de oficio? Si se ventila en el proceso el derecho a los alimentos de un menor, debe estimarse siempre el interés superior del niño, establecido en el SI EN UN PROCESO DE HIJO artículo IX del Título Preliminar del Código de ALIMENTISTA LA MADRE los Niños y Adolescentes; para lo cual, pese a que DEMANDANTE SE DESISTE DE LA la demandante desista de la prueba genética del PRUEBA DE ADN ADN, se puede ordenar como medio probatorio de oficio la actuación de dicho medio de prueba u ¿Se puede ordenar esta de oficio? otro de validez científica, si se consideraba que lo actuado no formaba convicción, conforme a la facultad prevista por el artículo 194 del Código Procesal Civil. CASACIÓN N° 2314-2004-Moquegua (El Peruano, 03 de julio de 2006) CAS. N° 2314-2004-MOQUEGUA Alimentos. Lima, cuatro de noviembre de dos mil cinco.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; vista la causa número dos mil trescientos catorce de dos mil cuatro, en audiencia pública de la fecha, y producida la votación con arreglo a ley, con lo expuesto en el dictamen fiscal emite la siguiente sentencia; MATERIA DEL RECURSO: Se trata del recurso de casación interpuesto por Sabina Marina Tarqui Mercado mediante escrito de fojas ciento veintitrés, contra la sentencia de vista emitida por la Sala Mixta de la Corte Superior de Justicia de Moquegua de fojas ciento trece, su fecha nueve de julio de dos mil cuatro, que revoca la sentencia apelada de fojas setenta, del cinco de enero de dos mil cuatro; y reformándola declara infundada la demanda de alimentos; FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Que, concedido el recurso de casación a fojas ciento veintiocho, fue declarado procedente por resolución, obrante a fojas diecisiete del cuadernillo formado en este Supremo Tribunal, del ocho de noviembre de dos mil cuatro, por, la causal contemplada en el inciso tercero del artículo trescientos ochenta y seis del Código Procesal 34
  36. 36. HIJOS ALIMENTISTASEAL Civil, esto es por la contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso, sustentada en que los magistrados habrían inaplicado los artículos cuatrocientos cincuenta y ocho; cuatrocientos sesenta y uno, inciso segundo y doscientos setenta y seis del Código Procesal Civil; argumentando en el sentido que, no se ha reparado en que el demandado tiene la condición de rebelde; no ha aportado ninguna prueba al proceso, y ni siquiera se ha apersonado a la audiencia única, en donde debía responder una serie de preguntas, comportamiento que ha sido evaluado por el a quo pero no así por el ad quem; es así que la Sala Superior yerra cuando afirma que no se ha configurado el supuesto previsto en la norma invocada; CONSIDERANDO: Primero.- Que; existe contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso cuando en el desarrollo del mismo no se han respetado los derechos procesales de las partes, se han obviado o alterado actos de procedimiento, la tutela jurisdiccional no ha sido efectiva y/o el órgano jurisdiccional deja de motivar sus resoluciones o lo hace en forma incoherente, en clara transgresión de la normatividad vigente y de los principios procesales Segundo.- Que, conforme a lo establecido en el inciso tercero del artículo ciento veintidós del Código Procesal Civil, toda resolución debe contener la mención sucesiva de los puntos sobre los que versa la resolución con lasa consideraciones, en orden numérico correlativo, de los fundamentos de hecho que sustentan la decisión, y los respectivos de derecho con la cita de la norma o normas aplicables en cada punto, según el mérito de lo actuado; Tercero.- Que, la referida contravención denunciada constituye una causal abierta, que aunque no fuere invocada de manera expresa, necesariamente importa la observancia de la norma precedentemente glosada; la que guarda pertinencia con los principios consagrados en los incisos tercero y quinto del artículo ciento treinta y nueve de la Constitución Política y el artículo primero del Título Preliminar del Código Procesal Civil, pues de lo contrario se privaría de tutela y se sometería a la indefensión a los justiciables; Cuarto.- Que, el juez de la causa ha amparado la demanda considerando acreditados sus fundamentos para lo cual ha estimado la declaración testimonial prestada por María Magdalena Zapata Lucero, el estado de rebeldía del demandado y su conducta procesal; Quinto.- Que, la Sala Superior ha revocado la apelada señalando que no se encuentra acreditada las relaciones sexuales durante la época de la concepción del menor, para lo cual ha resaltado que la única prueba ofrecida, para este fin, por la actora y actuada en la audiencia única, es la declaración testimonial de María Magdalena Zapata Lucero; que, resulta limitada para probar el derecho alimentario del hijo extramatrimonial, en razón que la mencionada testigo declara que no le 35
  37. 37. HIJOS ALIMENTISTASEAL consta haber visto relación amorosa y sexual entre las partes, y que la preguntante le refirió haber quedado embarazada por haber tenido relaciones con el demandado; no habiendo sido corroborado por otras pruebas para lograr la finalidad de los medios probatorios; que, la declaración de rebeldía, como causa de hechos expuestos en la demanda, no surte efecto alguno cuando la pretensión se sustenta en un derecho indisponible, como lo es el de alimentos, conforme lo establece el artículo cuatrocientos sesenta y uno, inciso segundo, del Código Procesal Civil; y, que los indicios probatorios a que se refiere el a quo, solo adquieren significación en su conjunto, cuando conducen al juez a la certeza en torno a un hecho desconocido, relacionado con la controversia, pero referido a los medios probatorios sucedáneos, como lo exige el artículo doscientos setenta y seis del Código Procesal Civil; Sexto.- Que, es presupuesto para que se configure la existencia del hijo alimentista que se acredite las relaciones sexuales habidas con la madre durante la época de concepción, conforme lo establece el artículo cuatrocientos quince del Código Civil; por tanto, las pruebas actuadas en un proceso de esta naturaleza deben conducir al Juzgador a determinar el estado de alimentista de quien lo solicita; sobre la base de las pruebas que esta parte presente para acreditar su derecho, e incluso a las que presente la parte contraria para desestimar la existencia de las relaciones sexuales; así como, a los sucedáneos de los medios probatorios; Sétimo.- Que, sin embargo la Sala Superior no ha tenido en cuenta que en autos la actora ha dado su versión sobre los hechos en su escrito de demanda, la misma que no ha sido contestada, habiéndose declarado rebelde al demandado; situación que debió ser analizada por la Sala a la luz de lo que dispone el artículo cuatrocientos sesenta y uno del Código Procesal Civil, haciendo la salvedad que solo es derecho indisponible para pedir los alimentos mas no para negarlos; a lo que se une la conducta procesal del demandado al no acudir a la audiencia única para prestar su declaración de parte, en la que debía absolver las preguntas del interrogatorio; aspectos probatorios que debieron ser analizados por la Sala Inferior, para no afectar el derecho a la tutela jurisdiccional de la recurrente; más aún si se considera que en autos se ventila el derecho a los alimentos de un menor por lo que, debe estimarse siempre el interés superior del niño, establecido, en el artículo noveno del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes; para lo cual pese que la demandante se desistió de la prueba genética del ADN (Ácido Desoxirribonucleico), la Sala Superior ha podido ordenar como medio probatorio de oficio la actuación de dicho medio de prueba u otro de validez científica, si consideraba que lo actuado no le formaba convicción, conforme a la facultad prevista por el artículo ciento 36
  38. 38. HIJOS ALIMENTISTASEAL noventa y cuatro del Código Procesal Civil; Octavo.- Que, de otro lado, el inciso quinto del artículo ciento treinta y nueve de la Constitución Política, establece como garantía constitucional la motivación escrita de las resoluciones en todas las instancias, con mención expresa de la ley aplicable y de los fundamentos de hecho que la sustentan, lo que se encuentra ratificado por el inciso tercero del artículo ciento veintidós del Código Procesal Civil y artículo doce de la Ley Orgánica del Poder Judicial; asimismo, el inciso sexto del artículo cincuenta de la aludida norma procesal, establece como deber de los jueces, fundamentar los autos y las sentencias bajo sanción de nulidad; Noveno.- Que, siendo esto así y habida cuenta que se ha contravenido las normas procesales contenidas en los artículos cuatrocientos cincuenta y ocho, cuatrocientos sesenta y uno, inciso segundo y doscientos setenta y seis del Código Procesal Civil y al haberse vulnerado el artículo Constitucional ciento treinta y nueve, inciso quinto, de conformidad con los artículos trescientos ochenta y seis, inciso tercero y trescientos noventa y seis inciso segundo, acápite dos punto uno, concordado ton el artículo ciento setenta y uno del Código Procesal Civil: Declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuesto, a fojas ciento veintitrés, por Sabina Marina Tarqui Mercado; y, en consecuencia CASARON la sentencia recurrida de vista de fojas ciento trece, su fecha nueve de julio de dos mil cuatro, la que declararon NULA; y, ORDENARON que la Sala de su procedencia emita un nuevo fallo con arreglo a derecho; DISPUSIERON la publicación de la presente Resolución en el diario oficial El Peruano; en los seguidos por Sabina Marina Tarqui Mercado con Javier Marquina Starke, sobre alimentos; y los devolvieron. SS. ECHEVARRÍA ADRIANZÉN, TICONA POSTIGO, SANTOS PEÑA, MANSILLA NOVELLA, PALOMINO GARCÍA 37
  39. 39. HIJOS ALIMENTISTASEAL 3. EN LOS CASOS DE HIJO ALIMENTISTA ¿DEBEN ACREDITARSE RIGUROSAMENTE LAS RELACIONES SEXUALES HABIDAS DURANTE LA ÉPOCA DE LA CONCEPCIÓN? Exp. N° 864-98 CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA Demandante : Kelly Antonia Jara Torres Demandado : Federico Antonio Jara Guzmán Asunto : Alimentos Fecha : 29 de setiembre de 1999 Tratándose de un hijo alimentista no es de rigor exigir pruebas contundentes que acrediten las relaciones sexuales habidas durante la época de la concepción que por su naturaleza en muchos casos son de difícil probanza, por lo que tiene que recurrirse a pruebas indirectas o presunciones, en suma a los sucedáneos de los medios probatorios.EXP. N° 864-98 Lima, veintinueve de setiembre de mil Novecientos noventa y nueve.- VISTOS; interviniendo como Vocal ponente el Señor Carrión Lugo; con la participaciónademás de los señores Ferreyros Paredes y Cabello Matamala; en la causa seguida por doñaPaulina Malena Torres Álvarez con don Federico Antonio Jara Guzmán sobre alimentos. I. CONSIDERANDOS Por sus fundamentos pertinentes y por la consideración siguiente: 1) El presente proceso se refiere a la reclamación de alimentos a favor de la menor KellyAntonia Jara Torres en su calidad de hija alimentista, dentro de la previsión contenida en elartículo cuatrocientos quince del Código Civil, no se trata de un proceso de filiación. 2) Tratándose de una hija alimenticia no es de rigor exigir pruebas contundentes que 38
  40. 40. HIJOS ALIMENTISTASEALacrediten las relaciones sexuales habidas durante la época de la concepción que, por su naturalezaen muchos casos es de difícil probanza, por lo tiene que recurirse a pruebas indirectas opresunciones, en suma a los sucedáneos de los medios probatorios. 3) En el presente caso las indicaciones hechas por la actora en la audiencia única de fojascincuenta y seis sobre lunares que tiene el demandado en el cuerpo, indicaciones hechas a unapregunta que se le formuló en la audiencia hacen presumir sobre las relaciones íntimas habidasentre las partes siendo insuficientes para desvirtuar las anotadas afirmaciones el certificadomédico de fojas noventa respecto a la ubicación exacta de los lunares. II. DECISIÓN:a) CONFIRMARON la sentencia de fojas noventa y ocho, su fecha ocho de julio de mil novecientos noventa y nueve que declara fundada en parte la demanda de fojas cuatro y siguientes y, en consecuencia, ORDENA que el demandado don Federico Antonio Jara Guzmán acuda con una pensión alimenticia a la menor Kelly Antonia Jara Torres en su calidad de hija extramatrimonial, pensión alimenticia que se fija en la suma de doscientos nuevos soles mensuales; con lo demás que contiene y es materia de la apelación.b) ORDENARON la devolución de los autos al Juzgado de origen para los fines consiguientes.FERREYROS PAREDESCARRION LUGOCABELLO MATAMALA 39
  41. 41. HIJOS ALIMENTISTASEAL 4. HIJO ALIMENTISTA - ¿SE ENTIENDE RECONOCIDO UN HIJO AL ACEPTARSE QUE SE EMBARAZÓ A LA MADRE? Cas. Nº 2534-02 Puno SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA REPÚBLICA Demandante : Ana Lilia Quispe Porcela Demandado : Hilario Quispe Charca Asunto : Pensión alimenticia Fecha : 27 de enero del 2003 No es suficiente reconocer haber embarazado a la madre del menor para que se entienda reconocido este último. Es indispensable consignar la identidad del menor, pues sino lo único que se estaría reconociendo es la existencia de relaciones sexuales entre ambas personas. CAS. Nº 2534-02 - PUNO. Pensión alimenticia. Lima, veintisiete de enero del dos mil tres.- LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; Vista la causa número dos mil quinientos treinta y cuatro - dos mil dos, en Audiencia Pública de la fecha, y producida la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia: MATERIA DEL RECURSO: Se trata del Recurso de Casación interpuesto por Hilario Quispe Charca, mediante escrito de fojas ochenta y ocho, contra la sentencia de vista de fojas ochenta y uno-ochenta y dos, su fecha diez de julio del dos mil dos, expedida por la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Puno, que confirmando la sentencia de fojas cincuenta, de fecha veinte de mayo del dos mil dos, en el extremo que falla declarando fundada la demanda sobre cobro de pensión alimenticia; y revoca la misma en el extremo que dispone que el demandado acuda a su hija Ana Lilia Quispe Porcela, con la pensión mensual y adelantada ascendente a la suma de doscientos nuevos soles de sus ingresos mensuales; reformando este extremo, ordenaron al demandado Hilario Quispe Charca, acuda a la demandante Ana Lilia Quispe Porcela, con la suma de ciento cincuenta nuevos soles, por concepto de alimentos y por mensualidades adelantadas; FUNDAMENTOS DEL RECURSO; La Corte mediante resolución de fecha seis de setiembre del dos mil dos, declaró procedente el recurso por la 40
  42. 42. HIJOS ALIMENTISTASEAL causal contenida en el inciso primero del artículo trescientos ochenta y seis del Código Procesal Civil, denunciando la interpretación errónea de normas de derecho material, correspondiente al artículo cuatrocientos quince del Código Civil, porque estando a la partida de nacimiento de la actora y los fundamentos de la demanda, la actora tiene la condición de hijo alimentista, teniendo derecho a reclamar una pensión alimenticia solo hasta los dieciocho años y no hasta la actualidad, en la que tiene veintiún años; tampoco prevé la citada norma se continúe asumiendo obligación después de la mayoría de edad por razones de estar siguiendo una profesión u oficio exitosamente, salvo por incapacidad física o mental que no es el caso; por lo que, considera no le asiste a la demandante el derecho de percibir una pensión alimenticia; CONSIDERANDO: Primero.- Que, de la partida de nacimiento de fojas dos, se aprecia que la actora no se encuentra reconocida como hija del demandado, en razón que este último no figura como declarante; asimismo, del acta de conciliación y arreglo de fojas tres, su fecha treinta de agosto de mil novecientos ochenta y uno, se aprecia que si bien, el demandado Hilario Quispe Charca acepta haber embarazado a la madre de la accionante, en el mes de enero de dicho año, se compromete a la crianza del bebe apenas nazca; sin embargo, en dicho documento no se consigna la identidad del menor, debido a que, se encontraba aún en el vientre de su madre, por ello dicho instrumento solo prueba la existencia de relaciones sexuales entre ambas personas; Segundo.- Que, estando a lo expuesto, se aprecia que no se encuentra acreditada la relación de parentesco entre la accionante y el demandado, que permitiría la aplicación del artículo cuatrocientos veinticuatro y cuatrocientos setenta y cuatro inciso segundo del Código Civil, en el sentido que ambos no se deberían alimentos recíprocamente, y que este derecho alimentario subsistiera aun cuando el hijo fuera mayor de dieciocho años; Tercero.- Que, por el contrario si resulta aplicable la figura del hijo alimentista, regulado en el artículo cuatrocientos quince del glosado código; empero, el beneficio alimentario consagrado en dicha norma, solo permanece hasta que el alimentista cumpla dieciocho años de edad, y solo subsiste si éste no puede proveer a su subsistencia por incapacidad física o mental; situación que no se aprecia en el presente proceso, en razón que de la partida de nacimiento de fojas dos se aprecia que la actora al momento de la interposición de la demanda contaba con veinte años de edad, y además en autos no obra documento alguno que adolezca de incapacidad física o mental; Cuarto.- Que, en consecuencia la demanda de fojas cinco adolece del requisito de procedencia establecido en el artículo cuatrocientos veintisiete inciso tercero del Código Procesal Civil; Por tales 41
  43. 43. HIJOS ALIMENTISTASEAL consideraciones y en aplicación de lo dispuesto en el artículo trescientos noventa y seis inciso primero del acotado, declararon FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Hilario Quispe Charca, y en consecuencia NULA la sentencia de vista de fojas ochenta y uno-ochenta y dos, su fecha diez de julio del dos mil dos; y actuando en sede de instancia REVOCARON la sentencia apelada de fojas cincuenta, su fecha veinte de mayo del dos mil dos, y reformándola declararon IMPROCEDENTE la demanda de fojas cinco interpuesta por Ana Lilia Quispe Porcela; ORDENARON se publique la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano; en los seguidos con Hilarlo Quispe Charca, sobre pensión Alimenticia; y los devolvieron. SS. ECHEVARRÍA ADRIANZÉN; MENDOZA RAMÍREZ; AGUAYO DEL ROSARIO; LAZARTE HUACO; PACHAS ÁVALOS. 42
  44. 44. HIJOS ALIMENTISTASEAL 5. SI EL HIJO ALIMENTISTA CONTINÚA SATISFACTORIAMENTE ESTUDIOS SUPERIORES. ¿Subsiste la obligación alimentaria? La obligación de proveer alimentos subsiste en los SI EL HIJO ALIMENTISTA hijos varones o mujeres mayores de dieciocho CONTINÚA años que continúen en forma exitosa una SATISFACTORIAMENTE profesión u oficio acreditada de manera ESTUDIOS SUPERIORES. fehaciente. La protección del beneficiado se prorroga en este supuesto y alcanza también a los hijos alimentistas porque de acuerdo con el ¿Subsiste la obligación alimentaria? artículo sexto de la Constitución Política del Perú, todos los hijos tienen iguales derechos. CASACIÓN N° 2466-2003-APURÍMAC (El Peruano, 1 de agosto de 2005)CAS. N° 2466-2003 - APURÍMAC.Exoneración de Alimentos. Lima, veintidós de setiembre de dos mil cuatro.- LA SALA CIVILTRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA; con losacompañados; vista la causa en la audiencia pública en el día de la fecha y producida la votacióncon arreglo a ley, emite la siguiente sentencia: MATERIA DEL RECURSO: Se trata del recursode casación interpuesto por Noé Vega Castro, contra la resolución de vista de fojas ochenta y uno,su fecha veintiuno de agosto de dos mil tres, expedida por la Sala Mixta de la Corte Superior deJusticia de Apurímac, que confirmando la apelada de fojas sesenta y uno, su fecha dieciséis dejulio del mismo año, declara fundada la demanda y dispone la exoneración de alimentos; con lodemás que contiene; FUNDAMENTOS DEL RECURSO: Mediante resolución expedida poresta Suprema Sala, de fecha siete de noviembre de dos mil tres, se declaró PROCEDENTE elpresente recurso, por la causal prevista en el inciso segundo del artículo trescientos ochenta y seisdel Código Procesal Civil, referida a la inaplicación del tercer párrafo del artículo cuatrocientosochenta y tres del Código Civil, concordado con el artículo cuatrocientos veinticuatro del mismoCódigo, que en forma expresa disponen que subsiste la obligación del proveer al sostenimiento delos hijos e hijas mayores de dieciocho años que estén siguiendo con éxito una profesión u oficio; 43
  45. 45. HIJOS ALIMENTISTASEALsin embargo, las instancias de mérito no han tenido en cuenta que el recurrente ha demostrado enforma amplia respecto a la subsistencia del estado de necesidad alimentaria, así como que seencuentra estudiando en forma exitosa una profesión u oficio; CONSIDERANDO: Primero:Que, el derecho alimentario es un derecho humano fundamental de atención prioritaria, pues seencuentra estrechamente ligado a la subsistencia y desarrollo de la persona, por ello goza deprotección, no solo en la legislación nacional, sino en tratados internacionales; Segundo: Que, lasinstancias de mérito, han reconocido que el demandado se encuentra cursando estudios, acreditadocon documentos que obran en autos, sin embargo, han estimado procedente la exoneración dealimentos del hijo alimentista, solicitada por Orestes Vega Morales, tema que es materia decuestionamiento por el recurso de casación que nos ocupa; Tercero: Que, el artículo cuatrocientosochenta y tres tercer párrafo del Código Civil modificado por la Ley número veintisiete milseiscientos cuarenta y seis protege al alimentista cuando ha transcurrido la mayoría de edad, si: “...está siguiendo una profesión u oficio exitosamente...”; artículo que resulta perfectamente aplicablea los hijos alimentistas al ser coherente con el artículo sexto in fine de la Constitución Política delEstado, según el cual todos los hijos tienen iguales derechos y deberes; Cuarto: Que, asíestablecidas las reglas, se puede determinar que resulta plenamente aplicable al presente caso lanorma bajo comentario, pues conforme han dilucidado las instancias inferiores, el demandado haacreditado en forma fehaciente que se encuentra siguiendo estudios de manera exitosa conforme alas constancias de fojas veinte y veintidós y resultados académicos de fojas diecinueve; además,con los documentos de fojas dieciséis a dieciocho ha probado realizar los pagos respectivos; másaún cuando en el presente caso el actor ha venido prestando asistencia alimentaria al demandadodurante dieciséis años, sin hacer uso de la facultad de llevar a cabo las pruebas genéticasnecesarias para descartar definitivamente la paternidad que todo este tiempo se le ha atribuido;Quinto: Que, a mayor abundamiento resulta pertinente tener en cuenta que, si bien el artículocuatrocientos quince del Código Civil establece taxativamente que el hijo alimentista tienederecho a una pensión de alimentos hasta los dieciocho años; en similares términos se contemplanlos alimentos para el hijo reconocido, que en un principio se mantiene también hasta dicha edadcomo señala el artículo cuatrocientos ochenta y tres en su segundo párrafo, según el cual lapensión que se pasa a los hijos menores de edad deja de regir cuando se ha llegado a la mayoría deedad y como también resulta del artículo cuatrocientos setenta y dos del Código Civil; lo quecorrobora que la obligación de alimentos para el alimentista que sigue una profesión u oficioexitosamente es un derecho contemplado también para los hijos alimentistas a que se refiere el 44
  46. 46. HIJOS ALIMENTISTASEALartículo cuatrocientos quince precitado; Sexto: Que, por estas consideraciones, resulta aplicable alpresente caso, la última parte del artículo cuatrocientos ochenta y tres del Código Sustantivo; y deconformidad con lo previsto en el acápite primero del artículo trescientos noventa y seis delCódigo Procesal Civil; SENTENCIA: declararon: FUNDADO el recurso de casación interpuestopor Noé Vega Castro, a fojas ochenta y ocho; en consecuencia CASARON la resolución superiorde fojas ochenta y uno, de fecha veintiuno de agosto de dos mil tres; y actuando en sede deinstancia: REVOCARON la sentencia apelada de fojas sesenta y uno, su fecha dieciséis de juliode dos mil tres, que amparó la demanda y dispone la exoneración de alimentos;REFORMÁNDOLA declararon INFUNDADA la demanda; en la causa seguida por OrestesVega Morales contra Noé Vega Castro, sobre exoneración de alimentos; MANDARON sepublique la presente resolución en el diario oficial El Peruano, bajo responsabilidad; y losdevolvieron. SS. ROMÁN SANTISTEBAN, TICONA POSTIGO, LAZARTE HUACO, RODRÍGUEZESQUECHE, EGÚSQUIZA ROCA. 45

×