Your SlideShare is downloading. ×
3 textos sobre La Moribuba, de Urdapilleta y Tortonese
3 textos sobre La Moribuba, de Urdapilleta y Tortonese
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

3 textos sobre La Moribuba, de Urdapilleta y Tortonese

1,051

Published on

3 textos periodísticos sobre los tres estrenos de "La Moribunda" de Alejandro Urdapilleta y Humberto Tortonese, obra que nos recuerda al tercer integrante de este trio under de los 80 y 90, Batato …

3 textos periodísticos sobre los tres estrenos de "La Moribunda" de Alejandro Urdapilleta y Humberto Tortonese, obra que nos recuerda al tercer integrante de este trio under de los 80 y 90, Batato Barea.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,051
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 3 notas sobre los estrenos de LA MORIBUNDA Tragedia en cuatro Estaciones (alternativa Teatral.com - 2005) (sobre la puesta de Gabriel Alejandro Flores para el 3er festival de Teatro Independiente, 2005) Homenaje tragicómico de los autores a su amigo y colega muerto Batato Barea (La moribunda en cuestión). Dos hermanas cuidan a una mayor que agoniza en otro lado de la casa (en extraescena). Mientras esperan su muerte, se permiten jugar con el tiempo, detenerlo, modificar las estaciones, ficcionalizar acerca de esa realidad que las espanta, en medio de un contexto opresivo, imposibilitadas de amar en un mundo que ha estallado, en que los hombres son sus refugiados. Pero lo hacen desde el humor que es la mas eficiente de las armas. Alejandro Urdapilleta y Humberto Tortonese, dos cultores del teatro Underground inician su camino juntos en el viejo Paracultural por el año 89. Junto con Batato Barea hicieron obras como "La Poetisa", "Gambas al Ajillo" y "Los Melli", donde se rieron de todo, de la poesía, de las estructuras teatrales, de lo bien hecho y lo prolijo, ridiculizaban las instituciones, el feminismo, el machismo, el lesbianismo, el homosexualismo y todos los ísmos. Por aquellos años el Under era lo que transgredía lo establecido sin preocuparse por crear algo nuevo y además una forma de vivir y concebir la realidad. Los medios de comunicación los ignoraron hasta que se vieron con la necesidad de ofrecer algo nuevo al público. Después de la muerte de Batato estrenaron "Mamita Querida", considerado por los críticos como el paradigma del teatro Posmoderno, pero ellos se burlaban de los críticos y del teatro posmoderno. La moribunda fue estrenada a fines de Noviembre de 1997 en el Morocco y en el 98 fue reestrenada en el teatro Picadilly, donde se mantuvo en cartel durante nueve meses (...) ALTERNATIVA TEATRAL: Tragedia en cuatro Estaciones, 2005. <http://www.alternativateatral.com/obra4123-la-moribunda> [Consulta: 16/10/2013] ALEJANDRO URDAPILLETA Y HUMBERTO TORTONESE FRENTE A LAS CONVENCIONES Hoy, lo subversivo es hablar de Dios (Clarín - 1997) Volvieron a juntarse sobre un escenario como en los viejos tiempos del Parakultural. Aunque no se lo propusieron, en La Moribunda hay un homenaje a Batato Barea y un friso siniestro de la decadencia. JAVIER ROMBOUTS Hay una guerra ahí afuera. Mientras tanto, en un sótano, tres hermanas se sobreviven en medio del delirio manifiesto de dos de ellas y del delirio invisible de la tercera: de La Moribunda que canta, se queja, agoniza. En fin, que resiste. Así transcurre la nueva obra que Humberto Tortonese y Alejandro Urdapilleta presentan los lunes y los jueves en El Moroco. En ese encierro de dos pisos conviven la muerte y la locura. La manipulación de los cuerpos y la manipulación del amor. La miseria y las miserias. Un universo familiar degradado huyendo de un mundo degradado. Afuera de la casa de Tortonese no hay una guerra, pero hace un calor de realismo mágico. Ahí, las hermanas Karren y Kara responden con mayor facilidad a los nombres de Alejandro y Humberto. Sin embargo, a la hora de hablar sobre la obra, vuelven a ponerse sus trajes de batalla. “No sabemos si nuestra hermana está viva o está muerta. Es como macabro. Las cosas se agrandaron y se empequeñecieron. El espacio y el tiempo ya no son lo que eran. La vida ya no es lo que era”, dice Tortonese como si realmente estuviera hablando desde el sótano. “Ellas son de otra época. La moribunda fue una gran diva, una cantante de música clásica. Yo soy una catedrática que sabe de todo menos del amor. Y ella era muy chica cuando todo esto empezó y nunca se llevó muy bien conmigo. Claro que todo esto es lo que pasa. Pero nunca se sabe si es verdad o mentira”, explica y duda Urdapilleta. ¿Cuánto de sus trabajos anteriores hay en esta obra? Urdapilleta: Esta vez quisimos cambiar. Lo nuestro sale de un modo muy intuitivo; no trabajamos con una lógica. Pero en La Moribunda hay una historia, hay más correlación. Tortonese: Quisimos salirnos de la poesía. Hacer una obra sin hablar con el público. No hablan con el público, pero hablan sobre ustedes. ¿La moribunda tiene nombre y apellido? Urdapilleta: Sí, hablamos de nosotros. Entonces, puede ser que aparezca un poco el asunto de Batato (Barea). Pero no es un homenaje a Batato. En el estreno, todos decían: Esto es el homenaje a Batato. Bueno, tampoco es así. Pero el tema está presente porque en nosotros está Batato. (…) ROMBOUTS, Javier (10/12/1997): Hoy lo subersivo es hablar de Dios. Alejandro Urdapilleta y Humberto Tortonese frente a las convenciones. Clarín. <http://edant.clarin.com/diario/1997/12/10/c-00411d.htm> [Consulta: 16/10/2013]
  • 2. EL DESCONCHE (Página 12 - 2007) “Todo empieza siempre con la frase Tenemos que hacer algo: ahí empezamos a tomar. Así, borrachos, nos armamos montones de obras que después nunca hacemos. Y las que hacemos son en su mayoría retazos de borracheras. En la época del Parakultural, nos juntábamos en un departamento de mis viejos en Piedras y Venezuela con discos de vinilo y botellas varias. Una noche llegamos a armar once sketches que nos duraron años (...) HERMANAS “Hay una sensación única: la de encontrar gente que es par tuya, con la que te juntás porque te gustan las mismas cosas. Eso es lo que me pasó cuando conocí a Batato y a Alejandro. Nunca ensayábamos. Batato me llamaba y me decía: ‘Esta noche hacemos algo’, nos juntábamos un rato antes y subíamos, cada uno con sus poemas y ahí había una obra.” Como en la desesperante espera de Godot, o en la desquiciada ausencia de la Cantante Calva, la Moribunda nunca aparece en escena. Mucha gente sale del teatro adivinando quién es el personaje ausente. Urdapilleta dice: “Desde hacía tiempo queríamos un tercer personaje que no apareciera, que estuviera pero que no se viera. En esta obra está nuestro pasado con Batato, sin que sea un homenaje ni nada por el estilo. Esa situación que nosotros vivimos de tener una hermano-hermana que agonizaba y que murió. Cuando la empezamos a armar, queríamos algo en tono trágico, y apareció Batato como una hermana a quien adoramos. Que apareciera nos hizo las cosas más fáciles: cuando éramos tres, armar historias con conflictos era más fácil, y esta vez volvió a ser así.” LOCAS Breve sinopsis de La Moribunda (una tragedia en cuatro estaciones) a cargo de Tortonese: “Son dos hermanas que están completamente locas, Karen y Kara Te Kanawa, que están unidas por la hermana mayor que se está muriendo. La moribunda es la cantante lrica Kiri Te Kanawa, que está en su cuarto, en el entrepiso que tiene el escenario. El sótano en que viven y ellas mismas son algo así como lo que quedó de lo que era: la decrepitud de una familia que tuvo momentos de esplendor. Lo único que les queda es la estrella moribunda”. Claro que esto es apenas la punta del iceberg casi psicótico que habita dentro de la Bestia Bicéfala: “Aunque nunca se diga, creemos que el escenario es el sótano de la casa después de una guerra. En la superficie está la Cruz Roja repartiendo alimentos en latas, se quebró el eje del mundo y la televisión lo maneja todo”. El pico más alto y literario de esta psicosis creativa a la hora de inventar la historia está en el Diario de Karen, que Urdapilleta escribió en un cuaderno Rivadavia: “A la obra no le aporta nada porque no digo ni una línea de lo que escribí ahí. Pero a mí me sirve, y además me cago de risa escribiéndolo”. La Moribunda puede ser vista como el reverso dark de la majestuosa Alhajas. O el himno funerario de las familias aristocráticas después del menemismo. O como la caída familiar a secas, en un país en el que todo sube como mera excusa para justificar la caída (...) BOIDO, Juan Ignacio (19/01/2007): El Desconche. Suplemento Verano 12. Página 12. <http://www.pagina12.com.ar/diario/verano12/subnotas/79282-25577-2007-01-19.html> [Consulta: 16/10/2013]

×