Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Psicoanalisis y-hermeneutica-profunda- costa rica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Psicoanalisis y-hermeneutica-profunda- costa rica

  • 271 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
271
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.PSICOANÁLISIS Y HERMENÉUTICA PROFUNDAPSYCHOANALYSIS AND DEPTH-HERMENEUTICS__________________________________*MSc. MANUEL MARTÍNEZ HERRERARESUMEN fundamentales de la obra freudiana (Braunstein,Este artículo presenta los principales desarrollos 1993) que se detallarán a continuación.históricos derivados de la obra freudiana, endonde se señalan el lugar del etnopsicoanálisis y La primera es una lectura biologista que derivala hermenéutica profunda en función de la del Freud médico y neurólogo, con una claraproblematización y reconceptualización pretensiónpsicoanalítica. Se realiza, también, una organísmica, la cual nos habla de la "fuentecomparación entre ambos sistemas teóricos en el somática" de la pulsión, de la "inervación" de lanivel óntico, epistémico y heurístico, energía sexual en las parestesias y parálisisestableciendo así sus confluencias y diferencias. histéricas. Dicha lectura promete, de maneraFinalmente, se indaga la hermenéutica profunda vana, que algún día la ciencia -obviamente secomo método de análisis de la cultura y praxis refiere a la ciencia médica- descubrirá elliberadora. "quimismo de la sexualidad", lo cual sería la comprobación última a sus hallazgos en relaciónPalabras claves: hermenéutica, psicoanálisis, con el origen de la libido (Freud,1915). En textosteoría crítica, etnopsicoanálisis, hermenéutica ulteriores, particularmente en los denominadosprofunda. textos didácticos, Freud (1917, 1919, 1933, 1938) no abdica a su fundamento biológico, al menos en referencia a la naturaleza y función deABSTRACT la pulsión. En dichos textos persiste unaThis article revises the main historical concepción biologista en cuanto a las conformaciones caracterológicas, precisamentedevelopments derived from the freudian works,pointing the place of ethnopsychoanalysis and a partir del tránsito de la libido por el soma deldepth-hermeneutics according to the individuo; nos referimos, obviamente, a laspsychoanalytics problematics and zonas erógenas: oral, anal y genital. En general, el Freud biologista e instintivista pervive a loreconceptualizations. This work also carries outa comparison between both theorical systems at largo de sus Obras Completas, es el Freud de Melanie Klein.ontical, epistemological and heuristical levéis,establishing like this its intersections and Por otra parte, se encuentra el Freud (1923) dedifferences. Finally, it inquires the depth-hermeneutics as a method for analyzing the las instancias psíquicas y del "comercio" entreculture and a liberating practice. ellas, a partir de las exigencias del ello, las demandas del super yo y del criterio de realidad del yo, el cual es el asiento y lugar de losKeywords: hermeneutics, psychoanalysis, conflictos psíquicos, de las formacionesdepthhermeneutics. sintomáticas y de la mediación de los mecanismos de defensa. Para Anna FreudCONSIDERACIONES (1954), la larga historia del psicoanálisis no esPRELIMINARES otra cosa más que el encuentro con la instancia psíquica del yo. En la "prehistoria" delLa monumental obra de Freud ha derivado en psicoanálisis, con el método catártico (quedistintas lecturas o interpretaciones, cada una de acaece bajo hipnosis profunda), de lo que se trataellas con diversos desarrollos históricos y es de la cancelación del yo; posteriormente, conautores paradigmáticos. Clásicamente se han la asociación libre y la regla primordial (quereconocido, al menos, cuatro lecturas impele a expresar todo aquello que concurra 43
  • 2. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.libremente a la conciencia), se intenta burlar la referimos a textos tales como: Tótem y Tabúacción del yo, hasta llegar a la última estación (Freud, 1913), Psicología de las masas y análisisdel desarrollo técnico de la obra de Freud, nos del Freud, 1930), entre otras. Los desarrollosreferirnos al análisis de la transferencia y de las teóricos derivados de la aportación freudiana yoresistencias (esto incluye los mecanismos de (Freud, 19211. El porvenir de una ilusióndefensa, que son un hallazgo del propio Freud). (Freud, 1927) y El malestar en la cultura (a laEsta psicología del yo mantiene su vigencia en la comprensión de la cultura es quizás, la másPsicología y Psiquiatría psicodinámicas, de la diversapsicopatología dinámicamente explicada, de la y variada de las lecturas psicoanalíticas. quetestología de orientación analítica y de muchas arranca prematuramente con los propiosde las psicoterapias denominadas breves, focales, discípulos de Freud; tal es el caso de Reich,de objetivos o de las psicoterapias quien, según Martín (1982), anticipó la obra depsicoanalíticas propiamente dichas, las cuales Marcuse, Adorno y Horkheimer. Habermas yguardan importantes coincidencias y Lorenzer continúan, a partir de sendosdivergencias con la propuesta original de Freud. desarrollos teóricos de la tradición fundada porSu fin es la armonía del yo y la adaptación del la Escuela de Frankfurt. Erick Fromm. por suindividuo a la realidad. parte, fluctuó entre la Escuela Crítica de Frankfurt y los denominados culturalistas, yCon Lacan se inaugura el denominado giro destacó su pretensión de asentar la obra de Freudlingüístico del psicoanálisis, sustentado sobre una base materialista e histórica, al tiempoparticularmente en los historiales clínicos de que culturaliza algunos de los principalesFreud, para quien el inconsciente es una realidad constructos freudianos.óntica cuya existencia reposa en el aparatopsíquico; en tanto, para Lacan (Braunstein, ETNOPSICOANALISIS Y1993) lo óntico del inconsciente va más allá delo estrictamente reprimido, es una ausencia, algo HERMENÉUTICA PROFUNDAinaprehensible e imposible que se pierde en una A continuación se plantearán los principalessegunda mirada pero que, a la vez, queda supuestos de partida comunes, entre elatrapado en la estructura temporal del lenguaje y etnopsicoanálisis y la hermenéutica profundaestá allí para ser resimbolizado y resignificado. (Sanabria, 1995).Se retorna aquí al Freud de la palabra, del otrosentido que trasciende la convención del En primera instancia, ambas tradicioneslenguaje y que se manifiesta en el "contenido investigativas parten del análisis freudiano de lalatente", en el "desplazamiento" y en la cultura, siendo su origen inmediato la Escuela"condensación" que Lacan estructuraliza Crítica de Frankfurt. Como todo psicoanálisis, su(Carvajal, D* Angelo Rinty, Marchina (1996) en objeto de conocimiento es el inconsciente, peroarreglo a la Semiótica y a la Lingüística. De lo no como cualidad óntica del hace referencia aquíque trata entonces el psicoanálisis es de palabras, a los arquetipos jungianos ni al inconscientedel significado como convención social que colectivo; antes bien, el inconsciente es unapermite la comunicación en una comunidad producción social que no preexiste a loshablante y del significante como polifonía y dominios societales que lo definen, aunque loshuella psíquica en el hablante. Empero, la trascienda.palabra no agota la totalidad de la experiencia,antes bien, denuncia la ausencia, la falta, la Si bien es cierto, el lenguaje en tanto convenciónhiancia de aquello que es innombrable y que social nos permite el intercambio comoescapa a toda representación simbólica, comunidad hablante, también es cierto que algoevocando, así, un deseo y una demanda propone y algo excluye, y lo que deja de lado esimposible. lo socialmente proscrito. Esta es, justamente, la dimensión social del inconsciente, es decir,La última lectura, aunque no cronológicamente, aquello que está más allá del lenguaje en tantocorresponde a la obra cultural freudiana. nos 44
  • 3. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.posibilidad de mediación entre el sujeto y la escénica es el entendimiento analítico de lasociedad. El individuo se encuentra aquí escena, cualquiera que sea su naturaleza.escindido entre el consenso comunicacional y lasingularidad subjetiva constituida por lo Tanto el etnopsicoanálisis como la hermenéuticapresentativo, lo no lingüístico, a saber: imágenes, profunda se propone n, desde una perspectivasensaciones, percepciones y emociones que teleológica, la exploración de lo inconsciente; elpreexisten al lenguaje y que son parte esencial cual, como se dijo, es del orden de lo prohibido,del acontecer humano. de lo excluido y de lo innombrable. El psicoanálisis se erige como una teoría y unEn el propio Freud (1926), a propósito de la método que contribuye al pasaje de loformación sintomática en general y de la presentativo a lo discursivo, de la imagen a laangustia en particular, se encuentran tales palabra y al nexo lingüístico, y que permite darmanifestaciones previas al lenguaje. De lo que sentido a las formas de interacción socialmentetrata entonces el psicoanálisis, es de la propuestas.aprehensión de ese lenguaje privado, a partir deun proceso de deconstrucción/construcción, que El lenguaje permite, también, realizar el pasajepermita llevar al orden de lo simbólico todo del acto de la palabra y de nombrar losaquello que atañe al ánimo. sentimientos como condición de su aprehensión consciente. Esto es, la posibilidad de atrapar laDesde el punto de vista metodológico, tanto en el pulsión, no en su condición original, sino comoetnopsicoanálisis como en la hermenéutica representación y retoño pulsional (Freud, 1915).profunda, el sujeto tiene un valor heurístico, La apropiación subjetiva del entramado societalsiendo la principal fuente de información. Se acaece en el oblicuo espacio donde confluyen lasindaga la subjetividad que se asume como interioridades y las exterioridades, no como unapropuesta cultural y como subjetivación de la objetivación de la subjetividad, sino comocultura, y se indagan, también, las externalización de la realidad social.representaciones simbólicas subjetivas, resultadode la interacción social y del encuentro de La hermenéutica profunda y el etnopsicoanálisisinconscientes. trascienden el diván y van más allá de la clásica intervención clínica reconocida en elEl investigador-analista renuncia a cualquier psicoanálisis, es la aplicación psicoanalítica apretensión de cura y se involucra en la situación temáticas sociales importantes como laestudiada como sujeto y objeto de investigación, xenofobia, los encuentros intergeneracionales ose remite a la propia experiencia para descifrar la culturales. Se reacciona aquí a la excesivadramaturgia oculta; por tanto, el investigador es primacía freudiana, al vínculo primario y aluna parte esencial de la situación analizada, se núcleo familiar; parafraseando a Erick Frommabandona a la experiencia y se deja sorprender (1973), diremos que es la aplicación del(Sanabria, 1997). Se renuncia adrede a cualquier psicoanálisis a grupos sociales más amplios. Enneutralismo cientí ico o ascetismo clínico para f todo caso, ambos son métodos de investigaciónjugarse en la situación de forma etnológicamente psicoanalíticaniente construidos.psicoanalítica. De esta manera, a la transferenciale corresponde la contratransferencia; a la La fantasía, cuyo origen se cifra en unaasociación libre, la atención libre flotante y las representación pulsional, brinda la posibilidad deresistencias serán, también, las del investigador o aprehensión de lo inconsciente. Esta, en sudel lector. El investigador se deja "irritar" por el condición de "sueño diurno", es siempre laotro, el texto o la escena. La irritación es una realización de un deseo y de la deformaciónresonancia subjetiva del investigador, analista o producida por la censura correspondiente.lector, quien contribuye a la comprensión de la Prematuramente en su obra, Freud (1906) llega asituación, la escena o el texto a p artir de una desdecirse de su primordial concepción en eltrama, en la cual quien investiga se encuentra sentido de que el origen del trauma psicológicoprofundamente imbricado. La comprensión tenía su fundamento en una experiencia sexual 45
  • 4. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.real acaecida en los primeros años de vida. investigador es una experiencia de naturalezaRápidamente, se persuadió de que en la diacrónica o, más específicamente, es elconformación sintomática del trauma podían encuentro del analista con un producto culturalparticipar hechos reales o fantaseados, y de que acabado, en cuya comprensión participa solo lano era posible discernir fantasía de realidad; subjetividad del investigador y no los creadoresdesde entonces, abandona toda pretensión de los productos culturales en cuestión. Loetiogénica en relación con el recuerdo esencial es la comprensión subjetiva deltraumático. Las fantasías de todo tipo y género investigador.conforman una parte esencial de la situaciónanalítica, lo cual es válido, también, en relación Para Sanabria (1997), no se interpreta el texto nicon el investigador. el lector sino la experiencia de lectura: esto es, las experiencias y las vivencias reales ePara Sanabria (1997), las relaciones vinculares imaginadas que, como irritación, provoca lason propuestas interaccionales inventadas, obra. Benjamín (1929), por su parte, refiere quefantaseadas e imaginadas, a partir de las cuales la obra literaria no es más clara para el autor quese establecen los intercambios y las relaciones para el lector; el secreto de la obra, segúnsociales. En su develamiento emergen las Benjamín, proviene de los abismos del alma y desubjetividades y con ellas las demandas la mismisidad más profunda del hombre, inclusomanifiestas y latentes que constituyen los nos previene de que la aproximación a la obra novínculos sociales; valga decir, el consenso debe ser una crítica analítica, sino uncomunicacional y el acontecer subjetivo. Las acercamiento poético, preservando así la bellezarelaciones sociales, en tanto encuentro de y la erdad (Benjamín, 1922). El fenómenosubjetividades, brindan la posibilidad de su "aurático" en Benjamin (1931), es una ausenciaresignificación y resimbolización. que sustrae a quien admira la obra, es abandono, un momento místico que solo nos es dadoHasta aquí se han señalado algunos supuestos de experimentar, un instante imposible de retener,partida teóricos y metodológicos comunes del inaprehensible e incomprensible. Para Benjaminetnopsicoanálisis y de la hermenéut ica profunda. (1939), la obra de arte es una evocación y unPrecisamente, su mayor diferenciación no radica encuentro con un tiempo pretérito que seen estos ámbitos sino, más bien, en el objeto de resignifica en la contemporaneidad, esestudio que asumen en cuanto a métodos de presentización del pasado donde se reivindica ainvestigación. las generaciones que nos antecedieron.En el caso del etnopsicoanálisis, se estudian Según Martínez (2003), no existe en Benjaminhechos y eventos sociales presentes a partir del una intención explicativa ni comprensiva, siendointercambio subjetivo directo con otros más bien el encuentro con el arte, una impronta(semejantes y diferentes a la vez), en el marco de sensual que colma los sentidos, unadeterminadas formaciones sociales y referentes atemporalidad. y una inmaterialidad queculturales. Este intercambio lleva conmueve la subjetividad.inevitablemente implícito un encuentro subjetivoy societal a la vez. Es in mersión y análisis en la LA HERMENÉUTICA PROFUNDAdramaturgia social, es contemporaneidad ysincronía, así como intersubjetividad. La hermenéutica profunda fue planteada por Alfred Lorenzer, siendo un método de análisis deLa hermenéutica profunda, por su parte, surge la producción cultural y de la cultura misma.del análisis de la producción cultural en general. Proviene de la tradición teórica de la EscuelaLos productos culturales preexisten al encuentro Crítica de Frankfurt, que tie ne, entre suscon el investigador, quien no participa en su afluentes principales, el psicoanálisis freudiano yproducción e incluso puede ser ajeno a su el marxismo. Esta se propone una reformulacióntiempo, circunstancias sociales y culturales que metateórica y se plantea la indagación de lales dieron origen. En tal sentido, para el dimensión social de lo inconsciente, presente en 46
  • 5. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.el encuentro (que siempre es subjetivo) con la comprensión implicando a otros elementos de lacultura. Es una aplicación del análisis freudiano escena.(el cual fue concebido en el restringido espaciode la clínica analítica) a la comprensión de los La comprensión analítica implica tanto elfenómenos sociales y culturales, a partir, lenguaje como la acción (que siempre esjustamente, de un replanteamiento teórico, interacción) con el otro o con un productometodológico, técnico e instrumental. cultural. De este encuentro resultan dos discursosClásicamente, el psicoanálisis ha dado cuenta del manifiestos y dos discursos latentes que seacontecer individual y de las dinámicas entrelazan y multideterminan entre sí, los cualesinconscientes del paciente, cuyos orígenes se se producen, verbigracia, del vínculo social y deencuentran en los contextos biográficos la compresión escénica que de este se hace. Lasingulares. El estudio de la cultura, a partir del escena, según Lorenzer (1986), implica tresmétodo psicoanalítico, solo es posible en la momentos diacrónicos que confluyen en laconcepción del inconsciente como un contemporaneidad, a saber: la escena actual, laacontecimiento social, en tanto y en cuanto lo situación analítica y las vivencias biográficasproscrito culturalmente hablando. El material pretéritas. Estos momentos corresponden alinconsciente, así concebido, es el retorno al contenido manifiesto, la transferencia y loorigen social, a un momento donde no había reprimido, respectivamente. Se intentaráobrado la represión que es, también, un producto reconstruir la situación perdida o mutilada por lacultural. represión dentro de un nuevo marco significativo, para llegar luego a una conclusión.La comprensión, en un sentido pleno, implica Así, se discierne lo que se dice y lo que se omite,una reconstrucción histórica de la escena lo que se sabe y lo que se ignora, lo prescrito y looriginaria y de su significación primordial; lo proscrito. Es necesario tener claro que lacual devuelve el sentido original, perdido por comprensión, en un sentido analítico, suponeefecto de la represión. El sentido pleno se inspira también un contexto no lingüístico que remite aen el propósito emancipador del marxismo como la actuación, lo cual trasciende el acto de hablar.derrotero histórico e imperativo ético; fiel adicha tradición se coloca en una función crítica La teoría crítica propone que las categoríasen relación con el acontecer social e histórico, sociológicas no son reductibles a categoríasincluso, mantiene una posición crítica respecto a psicológicas ni viceversa; como tampoco, sujetoaquellos psicoanálisis al servicio del estatus quo. y sociedad son equivalentes o transferibles entre sí (Horkheimer, 1990). Pero, entonces, ¿qué es loComo método analítico al servicio de la que permite la interrelación entre estos doscomprensión de los significados y de los órdenes de la realidad? Esta interrogante es,sentidos sociales, la hermenéutica profunda quizá, una de las más complejas cuestiones queutiliza las herramientas freudianas para discernir se puedan formular en ciencias sociales, estaen el investigador sus transferencias, relación (no exenta de tensiones) entreresistencias, sueños, deseos, ansiedades y subjetividad y sociedad acaece por mediacióntemores. Como método hermenéutico, la del lenguaje que, a su vez, está signado porhermenéutica profunda es eminentemente ambos órdenes; a partir del cons ensoanalítica e interpretativa; y como método comunicacional (lo social) y del lenguajeetnológico, el investigador participa como sujeto privado (lo individual). Es precisamente en estay objeto de investigación, siendo parte encrucijada donde el psicoanálisis presta susfundamental de la situación analizada. Desde el mayores y mejores servicios, al brindar lapunto de vista operativo (Lorenzer, 1977), el posibilidad de la traducción del lenguaje privadoprimer paso sería la irritación que el texto a un lenguaje comprensible para el sujeto y paraprovoca a partir de la atención libre flotante, los demás. Si lo reprimido es lo proscrito yseguido de la asociación libre correspondiente, excluido por la cultura, en el acto depara, posteriormente, acceder a una mayor concienciación retorna a su origen social. Tal retorno a la conciencia revela, simultáneamente, 47
  • 6. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.la conformación del sujeto y de la realidad histórico, una producción y una prácticasocial. colectiva que levanta la represión y denuncia las formas de opresión, que son siempre sociales yEl lenguaje, en su función comunicativa, puede compartidas, que devela en lo subjetivo, lo queimpedir la comunicación y reproducir las Marx develó en la estructura social.condiciones inconscientes de dominación. ParaHabermas (1993), la hermenéutica filosófica es El psicoanálisis, como instrumento de liberación,incompleta y requiere de una teoría social más debe propender al desarrollo de una concienciaamplia que incluya la p roducción material y las reflexiva, libre y solidaria, que comprenda elrelaciones de poder, en esta perspectiva propone origen estructural, social y político que crean lasincluir, también, los procesos lingüísticos y condiciones de enajenación. Se trata de lacomunicativos. La hermenéutica profunda es construcción de una conciencia que luche contracapaz de superar la seudocomunicación y toda forma de inequidad e injusticia,aprehender ese segundo significado que brinda comprometida en la construcción colectiva de unun sentido más pleno al acto comunicativo. La mundo mejor para todos.hermenéutica profunda atañe a una dimensiónhistórica y política en la comprensión de los Freud hace una transposición de su psicologíafenómenos sociales, a la vez que es una crítica profunda (sustentada en el análisis del individuo)social y un discurso emancipatorio. En todo al ámbito social, desconociendo loscaso, el significado siempre estará mediado por determinismos históricos, tensiones yel horizonte cultural del intérprete y las contradicciones que caracterizan la estructuracondiciones de liberación estarán también social, la cual va más allá de las subjeti-vidades.definidas por dicho horizonte. Por el contrario, para el marxismo la forma como se organiza la sociedad para producir es la queLa verdad del sentido no está en los hechos ni en define y determina las relaciones sociales. Estesu historicidad, trasciende de los criterios es, precisamente, el punto muerto de lasformales de verdad y de cualquier realidad concepciones culturales freudianas, dondefáctica; es un segundo sentido que desafía la naufragan muchos de los esfuerzos integrativos ycomprobación empírica y las operaciones eclécticos entre el marxismo y el psicoanálisis.formales de la lógica, porque está expresado enel lenguaje del inconsciente. Desde ciertos El marxismo parte de las condiciones históricasdesarrollos teóricos, cabe preguntarse acerca del de producción material, a las cualesvalor del conocimiento así obtenido, a saber: la corresponden ciertas formas de relacionesvalidez de la explicación de un hecho social sociales que determinan y pautan lascualquiera que sea, a partir de subjetivas y interacciones entre los sujetos. El psicoanálisis, aoscuras motivaciones inconscientes. su vez, parte de las vicisitudes subjetivas que permiten pesquisar en el individuo lasEl reencuentro con el pasado perdido (García, deformaciones, censuras y represioness.f.), permite al sujeto apropiarse de un trozo de ideológicamente impuestas, lo cual es cierto yexistencia extrañada, que en ausencia mutila su válido únicamente para aquel psicoanálisisidentidad, lo sujeta a formas vinculares e comprometido con el cambio social. Parece serinteraccionales opresivas, y lo condena a una que un punto de encuentro entre estos doscompulsión, a la repetición inconsciente. La monumentales edificios teóricos, como lo son elapropiación del pasado se constituye en un factor psicoanálisis y el marxismo, estriba en unade emancipación de las viejas ataduras y la propuesta política de liberación de lasposibilidad de un desarrollo consciente y condiciones de explotación y alienación que seautodirigido. Ahora bien, si el psicoanálisis, al ciernen sobre la sociedad y los individuos, y enmenos el psicoanálisis que nos ocupa, es una la construcción de una humanidad más solidariapráctica liberadora no solo en lo que al sujeto a partir de la toma de conciencia de dicha tarearespecta, se debe a que es concebido como el histórica. Se puede argumentar que tal propósitoresultado de una praxis social, un producto consiste en una politización del psicoanálisis, en 48
  • 7. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.efecto lo es; aunque no en mayor grado, pero sí En tanto Anna Freud (1954), se quejaba de quede una manera más consciente y honesta, que históricamente se le había dado una excesivatodas aquellas otras expresiones "apolíticas" del importancia al inconsciente, a la vez quepsicoanálisis, al servicio del status quo. Ninguna manifestaba que la larga historia delforma (directa o indirecta) de explotación, hará psicoanálisis no era otra cosa más que elmás libre ni consciente al individuo. encuentro con la instancia psíquica del yo; incluso decía que, en la prehistoria delDISCUSIÓN psicoanálisis, con el método catártico (el cual acaece bajo estado de hipnosis profunda), seA diferencia de las interpretaciones biologistas, intentaba cancelar la acción del yo, en tanto, conpsicologistas o "lenguajeras", cuyos excelsos la asociación libre y la regla fundamental, de lorepresentantes corresponden a Melanie Klein, que se trata es de burlar o distraer la acción delAnna Freud y Jaques Lacan, respectivamente, la yo bajo estado de vigilia. En la última estacióninterpretación de los textos culturales de Freud de la evolución técnica de Freud, con el análisiscarecen de una paternidad o de una maternidad de las resistencias y de la transferencia, ellegítimamente reconocida, incluso, puede decirse analista trabaja en el yo y con el yo, único lugarque, desde una perspectiva teleológica, donde se puede pesquisar lo inconsciente.concepciones fundamentales como la noción delorgón Reich, el carácter social frommniano o lo Lacan, por su parte, sostiene que el inconsciente"presentativo" de la tradición etnopsicoanalítica, está estructurado como un lenguaje; no es unaconstituyen entelequias que difícilmente se cosa en cuanto cosa, no preexiste a la palabra yconjugan entre sí, y que se comportan como deviene verbigracia de esta. El inconsciente severdaderas entropías. Es justamente en el provoca, se produce en el discurso, es aquelloedificio teórico freudiano (es decir, del propio imperceptible que queda atrapado en laFreud), donde se integra, aunque no exento de estructura temporal del lenguaje, que está all ícontradicciones, el Freud de la biología, de la para ser resignificado y resimbolizado.psicología, de la palabra y de la cultura. Es en latextualidad freudiana donde las diversas lecturas Las tradiciones etnopsicoanalítica ypsicoanalíticas se encuentran a partir de la hermenéutica profunda proponen, a su vez, quenoción de lo inconsciente, en cuanto piedra el inconsciente es un acontecimiento social, elangular universalmente reconocida por las cual no deriva, entonces, de ninguna "fuentediversas discursividades que derivan del somática", ni de un "comercio intrapsíquico", apsicoanálisis. La noción de inconsciente es la vez que trasciende el lenguaje a partir de lojustamente lo que separa al psicoanálisis como presentativo, en tanto y en cuanto manifestaciónun conocimiento y una aporía que lo distingue de no lingüística de lo inconsciente.otros saberes y disciplinas. Empero, es menesterindicar que la concepción del inconsciente, tan Tal estado de cosas revela que, en una categoríaextensa y arduamente desarrollada por Freud, es epistémica fundante del psicoanálisis, como es lainterpretada de manera disímil por las diversas noción de lo inconsciente, no existe acuerdolecturas psicoanalíticas. básico posible entre las diversas lecturas psicoanalíticas. Señalemos de paso, también, queEl inconsciente pulsional e instintivista tal acuerdo tampoco existe en concepcioneskleiniano, que encuentra su máximo exceso en el esenciales como el Complejo de Edipo o laconocimiento concepción de aparato psíquico."epistemofílico de los padres en coito", comogustaba decir Melanie Klein (1987), es una idea Freud, que tan extraordinaria importancia brindóy un conocimiento innato, necesario para al lenguaje, no reconoce su origen social;sustentar su concepción de un edipo temprano considera que este es un atributo intrínseco del(alrededor del sexto mes de vida) y de un super sujeto, algo dado, una condición fun danteego preedípico. inherente a la naturaleza humana que no requiere una explicación acerca de su filogénesis, aunque 49
  • 8. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.sí de su función. Este es, precisamente, el ámbito función y finalidad la contención y el control delde análisis freudiano respecto al lenguaje o, individuo; es decir, que siempre se ubicarían enquizá, sea más exacto decir, referente a la las necesidades y en los designios de lapalabra, ya que Freud no se preocupa de la subjetividad. La sociedad y, para el caso, lasintáctica, de la semántica o de la semiótica cultura, no son reconocidas en su estatuto ónticodesde de una p erspectiva formal; antes bien, se en tanto productoras de una realidad quepodría decir que la palabra es un vehículo, la vía trasciende en mucho las individualidades y que,de acceso más importante al inconsciente, el cual a la vez perfilan y definen los intercambios entrese manifiesta como proceso primario sin arreglo los individuos, intercambios que edifican laslógico ni temporalidad alguna (Freud, 1938). La subjetividades propiamente dichas.palabra es un pretexto que brinda la posibilidad,y solo la posibilidad, de acceder al material Solo la concepción del inconsciente comoinconsciente o, dicho de otra manera, al lenguaje acontecimiento social de la Escuela Críticadel inconsciente. posibilita el pasaje del individuo a la cultura en doble vía. El consenso comunicacional, en tantoEn la concepción freudiana del lenguaje se lo manifiesto y lo prescriptivo, algo prohibe ypierde toda dimensión social y la existencia reprime, y aquello que proscribe es la materiamisma del lenguaje como realización humana y prima del inconsciente; el cual, por ende, es uncomo reconstrucción social de la realidad, más producto cultural determinado por la exclusiónallá de la simple reproducción de las condiciones social.sociales de existencia. No se reconoce su valorcomo resignificación social, como manera de La posibilidad de que el psicoanálisis seotorgar un significado social e individual a la encuentre al servicio de una praxis social de lavez. El resultado de este estado de cosas es una liberación, está dada a partir del entendimientoindividualidad con un lenguaje privado que de que los individuos comparten determinadasclama por manifestarse, y cuyo espurio linaje estructuras sociales que impactan y constituyensocial se reduce a los oscuros vínculos primarios las subjetividades, más allá de los avalaresy a las experiencias tempranas, desdeñándose individuales. Esta situación implicaría quetodo trasfondo social e histórico. existen distintas formas de subjetividades histórica y culturalmente constituidas, una suerteLa derivación freudiana de la psicología de matriz social del carácter como dijera Fromm"profunda" a la interpretación de los procesos (1973), donde se reúnen (en una especie dehistóricos y culturales, esto es, el pasaje de una psicología colectiva) aquellos individuospsicología "individual" a una psicología "social" sometidos a similares rigores estructurales, que(Freud, 1921), presupone el tránsito de una los harían semejantes, aunque diferentes entre sí.psicología de la consciencia y la persuasión a La participación en análogas condiciones deuna psicología de lo inconsciente aplicada al vida, homologaría ciertos rasgos esenciales deanálisis de los procesos sociales. Freud encuentra determinados conglomerados humanos que,su explicación primera y última en los procesos conjuntamente con las experiencias particulares,subjetivos, desdeñando toda construcción de una contribuirían a la definición de lasmaterialidad histórica que trasciende los individualidades.procesos intra e intersubjetivos. Cabe señalarque, desde una perspectiva marxista, es la La confluencia entre las subjetividades estaríamaterialidad histórico-social la que gobierna las dada por similares condiciones materiales derelaciones entre los individuos y define las existencia y de asimilación del contextoformas de actuar, pensar y sentir, históricamente histórico-social que impondrían formas dehablando. Freud desconoce los procesos conciencia, anhelos, frustraciones y represionesestructurales-sociales que para él, en última compartidas, aunque diferenciadas einstancia, derivarían de la represión pulsional del individualizadas. Las condiciones estructuralesindividuo. Dicho de otra manera, las ubicarían en una posición de subordinación a lainstituciones sociales tendrían como principal enorme mayoría de la humanidad en una 50
  • 9. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.perspectiva histórica lo que, en todo caso, Benjamín, W. (1970). Sobre el programa de laposibilitaría la existencia de un programa filosofía futura y otros ensayos. Caracas: Montepolítico y social de liberación. En este punto se Ávila.quiebra el monismo individualista e inconscientedel psicoanálisis clásico, para dar paso a la Benjamín, W. (1980). Imaginación y sociedad.construcción consciente de una realidad y de una Iluminaciones I. Madrid: Taurus.subjetividad emancipada como proyecto social ehistórico. Benjamín, W. (1982). Discursos interrumpidos I. Madrid: Taurus.La reconceptualización de los sujetos deinvestigación como poseedores de una historia, Benjamín, W. (1980). Poesía y capitalismo.una praxis y un saber propios, y el Iluminaciones II. Madrid: Taurus.reconocimiento de los investigadores conidénticas atribuciones, replantean el objeto de Braunstein, N. (1993). La clínica psicoanalítica:conocimiento, los métodos y las técnicas de de Freud a Locan. San José: Clínica deinvestigación. A partir de este discernimiento, la Psicologíaconstrucción del conocimiento es una Dinámica.producción conjunta entre quienes participan enel proceso de investigación, ya sea en calidad de Carvajal, E., R. DAngelo, & A. Marchina.sujetos o de investigadores. (1996). Una introducción a Lacan. Buenos Aires: Gedisa.En todo emprendimiento investigativo en elnivel social debe existir un estatuto ético Freud, A. (1954). El yo y los mecanismos deinapelable, el cual parte de que uno, en su defensa. Buenos Aires: Paidós.subjetividad, existe en el reconocimiento quehace el otro de uno mismo, no en condición de Freud, S. (1996). Mis opiniones acerca del rol desubordinación ni de complementariedad, sino en la sexualidad en la etiología de la neurosis.una genuina aceptación de la diferencia y de la Obrasindividualidad. En tal sentido, la totalidad es Completas. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva.dual, constituida por el sí mismo y los otros, asícomo por los contextos histórico-sociales en que Freud, S. (1996). Tótem y Tabú. Obrasse desenvuelven las relaciones entre los Completas. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva.individuos. El sujeto, así entendido, se produceen los intercambios sociales, en la interacción Freud, S. (1996). Pulsiones y destinos decon los demás, en la relación misma; de allí que pulsión. Obras Completas. Madrid: Editorialtoda psicogénesis es por antonomas ia una Biblioteca Nueva.sociogénesis. El sujeto se reconoce a sí mismoen la alteridad y en el vínculo con el otro; por Freud, S. (1996). Los instintos y sus destinos.tanto, la liberación de las condiciones sociales de Obras Completas. Madrid: Editorial Bibliotecaopresión es un ejercicio compartido y una tarea Nueva.colectiva. Nadie puede ser libre, a partir de unacondición de opresión e iniquidad de los otros. Freud, S. (1996). Lecciones introductorias alTal y como lo plantea Montero (2002), una psicoanálisis. Obras Completas. Madrid:ontología y una epistemología de la relación Editorialtendrá como su principal consecuencia la Biblioteca Nueva.democratización, la tolerancia y el respeto a losderechos humanos. Freud, S. (1996). Psicología de las masas y análisis del yo. Obras Completas. Madrid:BIBLIOGRAFÍA Editorial Biblioteca Nueva. 51
  • 10. Revista Costarricense de Psicología. 26(39), 2007.Freud, S. (1996). El yo y el ello. Obras Lorenzer, A. (1986). Símbolo, interacción yCompletas. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva. - praxis. México D.F.: Siglo XXI.Freud, S. (1996). El porvenir de una ilusión. Martín, M. (1982). Métodos actuales deObras Completas. Madrid: Editorial Biblioteca investigación social. Madrid: AKAL.Nueva. Martínez, M. (2003). Apuntes para laFreud, S. (1996). El malestar en la cultura. comprensión de la concepción estética en WalterObras Completas. Madrid: Editorial Biblioteca Benjamin.Nueva. Reflexiones. 82 ().Freud, S. (1996). Inhibición, síntoma y angustia. Montero, M. (2002). Texto de la Antología delObras Completas. Madrid: Editorial Biblioteca curso Teorías y Sistemas de la Psicología II,Nueva. Módulo de Retos y Perspectivas de la Psicología. Segundo Semestre, 2006.Freud, S. (1996). Nuevas lecciones Universidad de Costa Rica. Escuela deintroductorias al psicoanálisis. Obras Psicología.Completas. Madrid: EditorialBiblioteca Nueva. Sanabria, J. (1995). Etnopsicoanálisis y hermenéutica profunda en la investigaciónFreud, S. (1996). Compendio del Psicoanálisis. social. Actualidades enObras Completas. Madrid: Editorial Biblioteca Psicología. U (87).Nueva. Sanabria, J. (1997). Hermenéutica profunda yFromm, E. & M. Maccoby. (1973). etnohermenéutica. Actualidades en Psicología.,Sociopsicoanálisis del campesino mexicano: un 13 (93).estudio de la economía y la psicología de unacomunidad rural. México D.F.: Fondo deCultura Económica.,García, E. (s.f.). La praxis psicoanalítica: unanálisis del(a) lenguaje). Recuperado el 15 dediciembre del2006 dehttp://www.pedagogica.edu.co/storage/folios/articulos/folios 14 09 arti.pdf. Digitalizado porRED ACADÉMICA.Habermas, J. (1993). Lógica de las CienciasSociales. México D.F.: Rei.Horkheimer, M. (1990). Teoría crítica. BuenosAires: Amorrortu.Klein, M. (1987). El psicoanálisis de niños.Obras Completas, Tomo II. Barcelona: Paidós.Lorenzer, A. (1977). El lenguaje destruido y lareconstrucción psicoanalítica. Buenos Aires:Amorrortu. 52