CORRIDAS DE TOROS Y PROTECCIÓNDEL MENORDRA NÚRIA QUEROL VIÑAS
1CORRIDAS DE TOROSY PROTECCIÓN DELMENORDRA NÚRIA QUEROLRECOPILACIÓN DERECOMENDACIONESY ARTÍCULOS
2CARTA DE EXPERTOS EN VIOLENCIACarta de Dr. Kenneth Shapiro y 273 científicos, catedráticos yexpertosDistinguidos Miembros...
3violencia hacia las personas, ser testigo directo del maltrato a los animales también puede conducir a futuroscomportamie...
4Atentamente,Kenneth Shapiro, P.h.D. in Clinical Psychology, Editor, Society and Animals Journal"AVALAN CON SU FIRMA ESTA ...
5Fuera de nuestras fronteras, las reformas legislativas encaminadas a proteger a losanimales domésticos han sido muy desta...
6Por otro lado, trasladándonos a una dimensión más oscura, la miseria del espíritu dealgunos humanos ha causado una cantid...
7Las ejecuciones públicasEl sacrificio de cientos de miles de animales en Nepal en el Festival de Gadhimai [6],
8Los niños demonios de Togo [7] (niños, discapacitados, enfermos mentales o epilépticosson golpeados, alejados de la comun...
9... Y así, cientos de tristes ejemplos de la vileza humana.La violencia colectiva se perpetúa mediante el desarrollo de d...
10Les ruego que disculpen la obviedad, pero no podemos olvidar que los toros no puedenelegir formar parte de un espectácul...
11También constituyen una incomprensible excepción de la prohibición de matanzas públicasde animales.Los espectáculos que ...
12Tuve la oportunidad de ser el Capitolio en una de las ruedas de prensa y reuniones concongresistas. Nos resultó muy inte...
13el trastorno de conducta en menores (ya que no podemos hablar todavía de trastornoantisocial de la personalidad). En var...
14Asimismo, también desaconseja que los menores sean testigos de maltrato a los animalespor parte de adultos o adolescente...
15Esta visión empobrecida del mundo contrasta con las hipótesis de varios autores que hablande nuestra predisposición natu...
16Muchas gracias, Sra. Presidenta, señoras / es diputados.Dra. Núria Querol ViñasMédico adjunta en el Hospital Universitar...
17Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales.Miembro de la Comisión de Ética y Experimen...
18EL PROCEDIMIENTO DE LA CORRIDA: DESDEEL PUNTO DE VISTA DE UN PSICÓLOGO DELA EDUCACIÓNTraducido por Santiago Van Oosterze...
19- Que el niño sufra un simple choque consciente o un traumatismoreal, y no pueda confiar en su entorno familiar: chocarí...
20del goce exhibicionista de los adultos en la corrida de toros se asemeja más auna escena pornográfica.En un momento y lu...
21- En el niño, la capacidad de sentir empatía no se limita solamente a los sereshumanos, sino que esta emoción la puede s...
22como la insensibilización de los sujetos”.” La exposición repetida a escenas deviolencia, disminuye la reacción de los e...
23Los que defienden el acceso a las plazas de toros por parte de los menores dicenque tanto para los niños como para los a...
24RECOMENDACIÓN DEL PROFESOR HUBERT MONTAGNER“Apoyar las escuelas taurinas es incompatible con losprincipios educativos y ...
25El profesor Hubert Montagner, antiguo director del Instituto Nacional para laSalud y la Investigación Médica de Francia ...
26Como he tenido el honor, el placer y el privilegio de dirigir durante más de treinta añosinvestigaciones científicas sob...
27menciona en particular “la violencia psicológica”. En su discurso, el señor Anthony Lake precisaque, “con independencia ...
28Por otra parte, ¿conocemos de verdad las motivaciones reales de los niños que expresan el deseode asistir a una corrida,...
29Objetivamente, ya no nos encontramos en “la prioridad dada al interés superior del niño”, uno de loscuatro principios fu...
30Cantón de Vaud, Lausana, Suiza (1998-2000).*Consultor de la Sociedad Europea para la Investigación en Pediatría Ambulato...
31*Experto del Grupo del Proyecto Nº 8 del Consejo de Europa "Innovación en la Escuela Primaria "(1982-1986).*Presidente d...
32agresivos (pero no las cintas, sin una justificación) dio lugar a la agresión más expresada en niños que enniñas. Tambié...
33se espera, por identificarse con mayor facilidad con los personajes agresivos [Huesmann, 1986;. Huesmannet ál., 1998]. L...
34a) El cuestionario sobre ¿Opinión de los Toros¿, diseñado por los autores para evaluar la opinión generalde los niños de...
35traje negro, uno da un paso adelante para demostrar su valentía. Se acerca al toro y pone sus banderillas enel cuerpo de...
36embiste al caballo y recibe un golpe de puya. ¡Qué buen golpe! El toro es capaz de soportar los golpes,porque él es fuer...
37violencia de este evento. El torero agita al toro con la ola de su capa, obligando al toro cada vez a estar máscerca del...
38Todos Nunca A Veces Frecuentemente¿Te gustan las corridas de toros? Sí (43%)No (57%)29 (21,6%),105 (78,4%)54 (67,5%)26 (...
39una de las mediciones psicológicas evaluadas en los sujetos. Todas las variables fueron positivas ysignificativamente co...
40Edad3978 1 3 .002 .969Video 3.097 2 1.548 6.053 .003**Sexo * edad 508 1 584 .199 .656Sexo*video 1.881 2 .941 3.677 .027*...
41con la justificación agresiva también produjo más agresiones que ver el video neutral (2,76 vs. 2,21, t = 3,55, p<0,001)...
42Edad*sexo*video 165,300 2 82,650 2,149 119Error 8,729,908 227 38,458Total 243,896,368 240Total Corregido 11,349,186 239*...
43justificación del evento festivo tanto agresivo como neutral influye significativamente en las tres medicionespsicológic...
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor

4,376

Published on

Por Dr. Núria Querol i Viñas, MD, M.Sc, BSc.
Founder of GEVHA- Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales
Fellow- Institute for Human-Animal Connection, Denver University
American Society of Criminology, Div. Critical Criminology
Sociedad Española de Investigaciones Criminológicas
Comisión contra la Violencia Familiar y de Género, Hospital Universitario Mútua Terrassa
Animals and Society Institute, Scholar Member
http://www.gevha.com

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
4,376
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estudio sobre las corridas de Toros y la Protección del Menor

  1. 1. CORRIDAS DE TOROS Y PROTECCIÓNDEL MENORDRA NÚRIA QUEROL VIÑAS
  2. 2. 1CORRIDAS DE TOROSY PROTECCIÓN DELMENORDRA NÚRIA QUEROLRECOPILACIÓN DERECOMENDACIONESY ARTÍCULOS
  3. 3. 2CARTA DE EXPERTOS EN VIOLENCIACarta de Dr. Kenneth Shapiro y 273 científicos, catedráticos yexpertosDistinguidos Miembros del Parlamento de Cataluña:Hemos tenido conocimiento de que el Parlament está considerando una Iniciativa Legislativa Popular quemodificaría y mejoraría un artículo de la Ley de Protección de los Animales en Cataluña.Desde el mayor de los respetos nos dirigimos a Ustedes con la esperanza de que nuestras aportaciones lesresulten de utilidad durante sus deliberaciones acerca de esta importante decisión. En calidad deinvestigadores científicos, psicólogos, sociólogos, criminólogos y profesionales de los servicios legalesestamos preocupados por la contribución que el maltrato a los animales supone al problema de la violenciacontra los seres humanos.Numerosas investigaciones demuestran que existe un estrecho vínculo entre el maltrato a los animales y laviolencia de género, el maltrato infantil y otras formas de violencia interpersonal, cuya prevención es degran interés para la sociedad. En consecuencia, la prudencia y la precaución exigirían iniciativas legales quetuviesen en cuenta dicho vínculo.Los maltratadores de animales presentan una mayor probabilidad de ser violentos con las personas y decometer delitos comunes. Según un amplio estudio (Arluke et al., Journal of Interpersonal Violence, 1999), unmaltratador de animales presenta cinco veces más probabilidades de cometer crímenes violentos comoagresiones físicas, violaciones y asesinato; cuatro veces más de delinquir contra la propiedad; y tres vecesmás de cometer delitos relacionados con las drogas. Las investigaciones también establecen un vínculoespecialmente estrecho entre el maltrato a los animales y la violencia doméstica. Aquellos que perpetranactos violentos contra animales son más proclives a cometerlos también con sus cónyuges o sus hijos.Como es obvio, la violencia es violencia, sea cual sea la víctima, y quienes recurren a la violencia en el tratocon los animales tienen más probabilidades de emplearla también en sus relaciones con los humanos.Independientemente de si la dirigen contra animales o humanos, estos agresores utilizan la fuerza y el poderde la violencia para dominar y controlar a los demás.Un aspecto que algunos desconocen, es que, además de la relación entre el maltrato a los animales y la
  4. 4. 3violencia hacia las personas, ser testigo directo del maltrato a los animales también puede conducir a futuroscomportamientos violentos hacia otros seres humanos. Estudios recientes demuestran que el simple hecho deser testigo del maltrato a los animales perpetúa el ciclo de la violencia a través de la insensibilización y de laimitación. Los jóvenes que presencien maltrato animal de manera reiterada podrían ser más vulnerables a“aprender” a usar la violencia en sus relaciones personales.Teniendo en cuenta las numerosas evidencias que asocian el maltrato de animales con la violencia hacia losseres humanos, muchos gobiernos han tomado medidas para fortalecer sus leyes de protección de losanimales, y en varios países las agencias de orden público y los organismos gubernamentales han aprobadopolíticas basándose en estas conclusiones. A modo de ejemplo: muchas jurisdicciones de Estados Unidos hanimplementado sistemas de intercambio de datos y de formación entre los servicios sociales y lasorganizaciones de bienestar animal. Por otra parte, el FBI utiliza información sobre casos de maltrato deanimales para buscar e identificar a delincuentes violentos. Se ha instruido a los trabajadores sociales sobrela necesidad de informar acerca de los casos de maltrato a animales, y la policía ha recibido entrenamientopara detectar signos de maltrato infantil y de violencia de género al investigar casos de maltrato deanimales. Más recientemente, los servicios de protección a la infancia, las casas de acogida para mujeresmaltratadas y las jefaturas de policía local, han comenzado a colaborar con veterinarios y con otrasentidades que trabajan en el cuidado de los animales, utilizando los informes sobre casos de maltrato a losanimales para identificar hogares donde se puede estar produciendo maltrato infantil o violencia contra lamujer.Centrándonos ahora en las corridas de toros: las sociedades difieren, tanto por costumbre como por ley, enlo que entienden (o han entendido en el pasado) por maltrato hacia los animales. Las corridas de toros sonuna de las numerosas prácticas que cada vez están siendo más debatidas y cuestionadas en países y regionesen las que gozaron en su momento de cierta popularidad.Desde nuestro punto de vista, está claro que las corridas de toros comparten las principales característicasde esas formas de maltrato a los animales que según se ha descubierto están asociadas con la violencia hacialos humanos. El poder, el dominio, la subyugación y el control son todos ellos componentes de las corridas detoros. La gravedad del daño infligido a los animales también constituye una variable importante en dichaasociación. El herir al toro en un proceso lento y ritualizado que culmina con su muerte, es comparable acasos de maltrato grave y atroz.Estamos preocupados muy especialmente por el impacto que las corridas de toros puedan tener sobre laspersonas que las presencian. Los jóvenes que son testigos de cómo los toros son heridos una y otra vez hastamorir ante un público entusiasta, son impresionables y más susceptibles de aprender que es aceptableimponer su poder y dominio sobre otros seres más vulnerables a través de la violencia, ya sean éstosanimales o personas.A pesar de que no todas las personas implicadas en el maltrato a los animales son violentas hacia loshumanos, y muchas personas que perpetran o presencian el maltrato a los animales no se vuelven violentashacia las personas, la conexión entre el maltrato a los animales y la violencia interpersonal no puede pasarsepor alto. El maltrato a los animales es un asunto muy serio y preocupante que afecta a la sociedad y cuyasrepercusiones son muy significativas para el bienestar de las personas. Cada vez es más evidente que unmundo que consiente el maltrato a los animales es un mundo menos seguro para los seres humanos. Loslegisladores responsables actuarían con prudencia si consideraran la cada vez mayor evidencia de unaasociación entre estas dos formas de violencia y maltrato.En conclusión y en vista de la comprobada relación existente entre la violencia hacia animales y la violenciahacia los humanos, nos unimos en tanto que científicos, académicos y profesionales del derecho, alrededordel mundo y respetuosamente les instamos a apoyar la Iniciativa Legislativa Popular y a prohibir lascorridas de toros.
  5. 5. 4Atentamente,Kenneth Shapiro, P.h.D. in Clinical Psychology, Editor, Society and Animals Journal"AVALAN CON SU FIRMA ESTA CARTA 273 INVESTIGADORES CIENTÍFICOS, PSICÓLOGOS,CRIMINÓLOGOS, PROFESIONALES DE LOS SERVICIOS LEGALES Y PROFESIONALES DE LAPROTECCIÓN DE LAS PERSONAS".COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT DE CATALUNYA :DRA. NÚRIA QUEROLGracias Sra. Presidenta, señoras / señores diputados, organizaciones y público asistente."Los animales no están hechos para los humanos, al igual que las mujeres noestán hechas para los hombres ni los negros para los blancos". Esta contundente yconmovedora frase de la autora del Color Púrpura, Alice Walker, condensa tres de lasgrandes revoluciones éticas de la Humanidad: la igualdad entre los seres humanos sindistinción del color de la piel, la no discriminación por sexo, y la que , dicen los expertos,será la revolución del tercer milenio: la no discriminación en función de la especie.En los últimos tiempos, hemos podido constatar cómo la creciente sensibilidad de lasociedad condena el maltrato a los animales domésticos; seguro que recordarán la repulsaunánime a uno de los primeros casos públicos de crueldad con animales: la matanza de los15 perros de la Protectora de Reus el año 2001.La repulsa al maltrato a los animales por parte de los ciudadanos ha cristalizado de formade destacables leyes en todo el mundo:
  6. 6. 5Fuera de nuestras fronteras, las reformas legislativas encaminadas a proteger a losanimales domésticos han sido muy destacables: En 2002 la Cámara Baja del ParlamentoAlemán hizo Historia en votar a favor de la inclusión de la protección de los animales en laConstitución [1]. En esta línea siguieron las Constituciones de Austria y Suiza en 2004.En Reino Unido, Francia y recientemente en Holanda [2] existe legislación que prohíbe lasrelaciones sexual con animales.En California se acaba de proponer una Ley (SB 1277) que supondría la creación de unregistro policial de condenados por maltratar animales dada su tendencia a la reincidencia.De esta importante proposición otras importantes iniciativas como el desarrollo de unidadesforenses especializadas en maltrato a los animales [3], hablaremos el próximo de abril mesen la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard [3 b]En los estados de Arizona SB 1057 o Virginia HB 1145 el veterinarios deben notificar lasospecha razonable de maltrato por ley.El Parlamento del Reino Unido acaba de elaborar un informe sobre cómo la violenciadoméstica y el maltrato a menores supone un riesgo para los animales, cómo el maltrato alos animales para adultos supone un riesgo para otros miembros de la familia y cómo lacrueldad hacia los animales afecta a los niños y adolescentes.Un gran paso para ayudar a las mujeres maltratadas que no se atreven a huir de su casapor miedo a dejar solos a sus animales de compañía (no olvidemos que han sido, junto consus hijos, sus únicas fuentes de amor incondicional ) ha sido la inclusión de los animales enlas órdenes de alejamiento en casos de violencia doméstica en 15 de los estados de USA.* Estos son algunos de los avances legislativos que son la traducción de la motivación socialpara proteger a nuestros compañeros no humanos.
  7. 7. 6Por otro lado, trasladándonos a una dimensión más oscura, la miseria del espíritu dealgunos humanos ha causado una cantidad inmensa de dolor.A lo largo de la Historia, y desgraciadamente, también la actualidad, existen numerososejemplos de víctimas humanas y animales a los que se ha despersonalizado y cosificadodebido a miedos, supersticiones, rituales, creencias irracionales y diversiones perversas.Los infames circos romanos, las peleas de osos o toros y perros en Inglaterra [4],Las persecuciones a mujeres acusadas de brujería ya sus gatos [5]
  8. 8. 7Las ejecuciones públicasEl sacrificio de cientos de miles de animales en Nepal en el Festival de Gadhimai [6],
  9. 9. 8Los niños demonios de Togo [7] (niños, discapacitados, enfermos mentales o epilépticosson golpeados, alejados de la comunidad y abandonados a su suerte)El Ritual zulú (Ukweshwama) [8] de malentendida masculinidad en que se tortura un torohasta la muerte con las manos desnudas, (curiosamente, aparecía en un diario sudafricanoun artículo reflexionando sobre el posible impacto de la ILP en la continuidad del cruel ritual[9])
  10. 10. 9... Y así, cientos de tristes ejemplos de la vileza humana.La violencia colectiva se perpetúa mediante el desarrollo de diversas estrategias: laatribución de la culpa o simbolismos a la víctima (por ejemplo: la encarnación del mal, laposesión por un espíritu maléfico, el intercambio de una vida en cambio de bienes odeseos) o bien con la justificación del marco cultural o la tradición.Dijo Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz y superviviente del Holocausto, que la neutralidadfavorece al opresor, nunca a la víctima. Por supuesto, el hecho de ampararse en excusaspuede conseguir apaciguar el sentimiento de culpa que permite seguir ejerciendo actos deviolencia extrema, pero cualquier sociedad sana debería llegar a un punto de inflexión en elque ejerza el pensamiento crítico y se cuestione si es ético lo que permite.
  11. 11. 10Les ruego que disculpen la obviedad, pero no podemos olvidar que los toros no puedenelegir formar parte de un espectáculo lúdico y no necesario. La posibilidad de poder elegir yque se respete la dignidad, bienestar e integridad de uno es algo que hemos aprendido deforma vergonzosa los humanos, con la abolición de la esclavitud o la aprobación del Códigode Nüremberg, por ejemplo. En cuanto a los animales, sería deseable presuponer nuestrabuena fe hacia ellos, dado que no pueden elegir, y procurar el máximo bienestar ...cualquier otra actitud tiene algo de perverso.Por otra parte, nuestra cuestionable diversión les supone una tortura inimaginable. Ladefinición de tortura (RAE) es la siguiente: Grave dolor físico o psicológico infligido aalguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener una confesión, o comocastigo.Prestigiosos etólogos como el Dr. Marc Bekoff, experto en emociones en animales, o la Dra.Marian Dawkins de la Universidad de Oxford, experta bienestar animal, explican que laexperiencia del dolor en animales puede ser mucho más traumática precisamente porque,trasladados a una situación que no les es natural, no comprenden lo que les sucede. A unadulto con dolor, le puedo explicar lo que le está sucediendo y, en el mejor de los casos, leayudará a mitigar su experiencia ... pero en el caso de un bebé .... de nada servirían horasde retórica.Si nos centramos en los actos violentos que se ejercen sobre el toro en la plaza, podemoshacer varias consideraciones:Son una excepción a la directiva europea 93/119/CE de protección de los animales en susacrificio [10].
  12. 12. 11También constituyen una incomprensible excepción de la prohibición de matanzas públicasde animales.Los espectáculos que involucran la muerte de otros animales (gallos, perros) estánprohibidos por Ley a pesar podrían justificarse por argumentos similares a los que oiremosestos días:No sé si recuerdan el escándalo mundial en 2007 del jugador de fútbol americano,MichaelVick, detenido y condenado por haber estado involucrado en peleas de perros.
  13. 13. 12Tuve la oportunidad de ser el Capitolio en una de las ruedas de prensa y reuniones concongresistas. Nos resultó muy interesante, a la par que muy duro, visionar entrevistas apersonas involucradas en esta actividad, que explicaban cómo aman su perro, que ésterepresenta la nobleza, la valentía y la lucha y que existen unas normas u códigos a respetarlos participantes. No tengo duda de que estas personas creyeran firmemente en lo quedecían, pero la evidencia era que decenas de perros morían triturados en una terriblecarnicería [11].Debería ser motivo de profunda reflexión el hecho de que si los actos que se cometen sobreel toro en la plaza fueran ejercidos sobre un gato o un perro, serían considerados delitosegún el Código Penal. A nivel social, el maltrato a los animales no es algo que se puedabanalizar ni se trata de un hecho inocente sino que debería ser considerado una señal dealarma [12].La consideración por el maltrato a los animales y sus posibles implicaciones a nivelindividual y social no son una preocupación de la sociedad del bienestar, sino que han sidomotivo de reflexión por parte de fuerza autores. Santo Tomás de Aquino recomendaba lacondena social al maltrato animal ya que "siendo cruel hacia los animales, un acabavolviendo violento hacia los humanos". John Locke afirmó que: "el acostumbrarse aatormentar y matar bestias, endurecerá gradualmente las mentes de los hombres y aquellosque se complazcan en el sufrimiento y la destrucción de criaturas inferiores no serán aptospara ser compasivos o benevolentes ".Forma parte de los ítems diagnósticos [13] de diversos trastornos mentales. Uno de ellos es
  14. 14. 13el trastorno de conducta en menores (ya que no podemos hablar todavía de trastornoantisocial de la personalidad). En varios estudios se ha observado que la crueldad hacia losanimales es uno de los ítems más tempranos y la precocidad va asociada a mal pronóstico.En consecuencia, en este caso, cuando antes dejemos de obviar el maltrato a animales enla infancia / adolescencia quizá dejaremos de perder oportunidades de intervenir de maneramás rápida.Hablando de menores, esta mañana se ha mencionado el estudio sobre los posibles efectospsicológicos de las corridas de toros [14] y, imagino que por falta de tiempo, no se hanmencionado algunos datos que, a mi parecer son bastante relevantes . El informe consta de4 estudios encargados por el Defensor del Menor que fueron evaluados por el Dr..Echeburúa, experto en violencia, quien hizo una serie de consideraciones finales. Resultamuy interesante que en una muestra de 344 menores, el 72% refiere que no les gustan lascorridass. Los motivos que dan los niños es la muerte del animal y el sufrimiento. El informedesaconseja llevar a corridas de toros a los menores que muestren actitudes de protecciónhacia los animales o que sean sensibles.
  15. 15. 14Asimismo, también desaconseja que los menores sean testigos de maltrato a los animalespor parte de adultos o adolescentes en fiestas populares. El informe también dicetextualmente "... otra cosa es el aprendizaje en el respeto creciente a los derechos de losanimales que forma parte de una sociedad cada vez más evolucionada."Si seguimos revisando la importancia de la consideración del maltrato a los animales a nivelsocial, hay que destacar su vínculo con la violencia doméstica. En uno de los másimportantes estudios realizados sobre violencia doméstica en EEUU: en torno a un 80% delas mujeres maltratadas que estaban en un hogar de acogida explicaban que su maltratadorhabía maltratado / muerte del animal de compañía para hacerlos chantaje [15].Sabemos por muchos de estos estudios que los animales son las víctimas iniciales preferidaspor varios motivos: su desprotección, la impunidad de los delitos (en Criminología se sabeque es fundamental la certeza de la pena), la desensibilización social y normalización deactos violentos (no son pocos los lugares donde los jóvenes se entretienen quemando gatoso disparándose, por ejemplo, y nadie les dice nada ... o aún sentimos lo de "sólo es unanimal" o "son cosas de jóvenes ...") y la persistencia de una concepción bastantecartesiana [16] de la naturaleza en que los animales todavía son vistos como objetos anuestra disposición.
  16. 16. 15Esta visión empobrecida del mundo contrasta con las hipótesis de varios autores que hablande nuestra predisposición natural hacia los seres vivos: Erich Fromm describía la biofília [17]como la pasión por lo que está vivo, y el Premio Pulitzer y entomólogo Edward Wilson,definió la biofília [18] como la afinidad emocional innata e inconsciente de los sereshumanos hacia el resto de seres vivos.Es, pues, fundamental destacar el papel clave de la educación en varios niveles:El mantenimiento de esta tendencia natural de respeto hacia los demás seres vivosEl fomento de valores como la empatía, la compasión, el respeto por el medio ambienteY ya para terminar, las más de 180.000 firmas nos han abierto un histórico marco dedebate donde tenemos la oportunidad de ejercer la compasión, la generosidad, la bondad... la Justicia ... y demostrar que somos dignos de llamarnos seres humanos .
  17. 17. 16Muchas gracias, Sra. Presidenta, señoras / es diputados.Dra. Núria Querol ViñasMédico adjunta en el Hospital Universitario Mútua de Terrassa y Bióloga especialista enBiología Celular y Genética y Biosanitaria.Máster en Gestión de Servicios Sanitarios (UB). Posgrado en Tratamiento de la ViolenciaFamiliar (UB). Máster en Tratamiento de la Violencia Familiar (UB).Diplomada en Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (UniversidadComplutense de Madrid)Profesora del Máster de Intervención Educativo-terapéutica asistida con animales de laUniversidad de Barcelona.Estudios en Psicología, Criminología, Perfil Criminal y Psicopatía, e Investigación deHomicidios en Serie.Colaboradora en la Revista Criminología y Justicia
  18. 18. 17Fundadora del Grupo para el Estudio de la Violencia Hacia Humanos y Animales.Miembro de la Comisión de Ética y Experimentación Animal de la Generalitat de Catalunya.Miembro de la Comissió Sanitària contra la Violència de Gènere i Intrafamiliar de Sant Cugatdel Vallès. Hospital Universitari Mútua TerrassaMiembro de la Asociación Americana de Criminología, Especialista en crueldad haciaanimales.American Society of Criminology: Division on Critical Criminology- International GreenCriminology Work GroupMiembro de Society for Police and Criminal PsychologyMiembro de The International Association of Forensic CriminologistsMiembro de la American Sociological Association, secciones "Animals and Society" y "CrimeLaw and Deviance"Miembro de la World Society of VictimologyMiembro de la Sociedad Española de Estudios CriminológicosMiembro de la Societat Catalana de Psiquiatría i Salut Mental.Miembro de la Sociedad Americana de Psicología-División de Estudios Humano-AnimalMiembro de The American Academy of Experts in Traumatic StressMiembro de la Sociedad Española Contra la ViolenciaMiembro de la Asociación Internacional para el Estudio de Trastornos de Personalidad.Miembro de la International Association for Womens Mental HealthMiembro del Grupo de Violencia de Género de la Societat Catalana de Medicina Familiar iComunitàriaMiembro del Grupo de Salut Mental de la Societat Catalana de Medicina Familiar iComunitàriaMiembro de la Sociedad Española Contra la ViolenciaMiembro Consultor de la Comisión Ética de la Asociación de AVEPAMiembro de PRODA.Miembro de AIUDA, Asociación Interuniversitaria para la Defensa Animal.Miembro del Comité de Honor de la Fundación Altarriba.
  19. 19. 18EL PROCEDIMIENTO DE LA CORRIDA: DESDEEL PUNTO DE VISTA DE UN PSICÓLOGO DELA EDUCACIÓNTraducido por Santiago Van Oosterzee BaudryJoel Lequesne, psicólogo clínicoSe trata de una misión bastante curiosa el tener que decir aquí, lo queprácticamente todo el mundo sabe ya, o de tener que demostrar lo que nosparece tan evidente desde hace tiempo; quiero hablarles del impacto negativode las corridas de toros sobre el psiquismo de los más jóvenes.Mi punto de vista es el de un psicólogo escolar, que se ha vuelto psicólogoclínico, que comparte en líneas generales el punto de vista de mi camarada ycolega Jean Paul RICHIER, psiquiatra y médico interino de un hospital.Les voy a presentar entonces los cuatros motivos principales y prioritarios parapedir la prohibición de espectáculos de corrida de toros a menores de 16 años.Estos argumentos pueden solaparse o recortarse: se presentan por separadosolo para dar sensación de claridad al tema.¿Qué consecuencias negativas pueden tener las corridas de toros sobre elpsiquismo de los más jóvenes?1/Los efectos traumáticosLa reacción normal de un niño viendo un animal sangrando bajo la violencia deun ser humano es siempre por principio una reacción de rechazo, de apuro y demiedo. Es lo que como mínimo se espera de él.Pero la fuerte propensión emocional de una escena de tortura presenta tambiénun riesgo, el de una fractura psíquica en lo que Freud denominaba la: “para-excitación”.El traumatismo es sin embargo un fenómeno psíquico complejo que no respondea una causalidad lineal. Los sujetos implicados en una situación potencialmentetraumática no resultarán todos traumatizados de la misma forma. Todo dependede la organización psíquica del niño.Sin embargo hay dos aspectos que podemos tener cuenta:- Una proporción significativa de estos sujetos desarrollará problemasposteriores, pero los que no se traumaticen los pueden desarrollar de otramanera. (Por ejemplo como en el caso de los conflictos de lealtad que oponga elniño a sus padres, en cuyo caso le hará falta ocultar todo deseo de compasiónhacia una víctima animal).
  20. 20. 19- Que el niño sufra un simple choque consciente o un traumatismoreal, y no pueda confiar en su entorno familiar: chocaría entonces con unaactitud de negación al sufrimiento por parte de sus padres. (Lo que agravaríamás las cosas, porque de poder comunicarse transformaría el trauma en algomenos efectivo y menos pernicioso).Simón Casas director de la plaza de toros de Nîmes, nos da ya un buen ejemplocuando afirma seriamente que: “en la plaza nada prueba que el animal sufre”.(1)Los adultos que deseen iniciar a los niños o adolescentes en el espectáculo delas corridas de toros, tendrán recursos tales como el eufemismo, o la negacióndel mal causado.Tal como nos lo recuerda Jean-Baptiste JEANGENE VILMER (2): se enseña a losniños “que el toro apenas sufre, que las banderillas solo le pinchan ligeramentetal como lo hacen las vacunas al ser humano”.Otra cosa más contribuye a hacer olvidar la realidad del sufrimiento, es el papelaislante que emplea la terminología española. Tal como observa BernardLEMPERT: “El léxico técnico-iniciático funciona habitualmente como unexorcismo para expulsar de las plazas todo indicio de compasión”. (3)El niño preocupado por preservar la imagen se sus padres no tendrá más opciónque negar a su vez la barbarie de la que habrá sido testigo. La psicoanalistaJosette BENCHETRIT subraya también que “el niño necesita que su entornofamiliar sea el ideal para no caer en la depresión. No es todavía un adolescente,no está en la edad de la rebeldía, y necesita un hogar estable. No puede portanto dudar de que lo que hacen sus padres es bueno y es para su bien”. (4)2/ La debilitación del sentido moralTodos sabemos que la infancia es el tiempo del aprendizaje del sentido moral; elpapel de la educación, es hacer entender también al niño que no puede ceder asus impulsos, o incluso enseñarle que su libertad y su goce tienen sus límites enlo que atañe a vulnerar su libertad y la ajena.La violencia del mundo moderno, tal como el niño puede descubrirla, le espresentada como algo censurable pero, a pesar de todo, explicable.Pero la violencia del espectáculo de tauromaquia es otra, y se presenta con unacaracterización bien definida: el niño descubre que el sufrimiento de uno es lacondición necesaria para el goce de los demás; ve también como actos decrueldad son rituales y constituyen el espectáculo, a expensas de un animal queevidentemente no ha dado su opinión. ¡Por otro lado, un niño con impulsosdestructores, no pediría tanto!Es testigo obligado de un usufructo perverso, el que consiste en tomar como“contrincante” el que no es más que la víctima. Todo ocurre como si el animalaceptase este acto, obligado a querer “jugar a este juego” y “a tener algúninterés en ello”.Contrariamente a una escena habitual, (como puede ser el coito de sus padres)que el niño puede sorprender de manera más o menos furtiva, el espectáculo
  21. 21. 20del goce exhibicionista de los adultos en la corrida de toros se asemeja más auna escena pornográfica.En un momento y lugar dado, todo se vuelve posible, a instancias de unfantasma destructivo. A la vista de los niños, lo que se ofrece es una barbarie acielo abierto, dentro del cuadro de una violencia legalizada, puesta en escenapor adultos socialmente reconocidos y garantizada por los seres humanos másidealizados: sus padres.¿Cuáles pueden ser los efectos de tal experiencia?- El niño descubre que no tomando la defensa del más débil, la justicia de loshombres no es universal, y que no se muestra particularmente injusta contra elanimal; descubre al mismo tiempo que existe un aspecto de la ley que relacionaal hombre con el animal, que es una zona de “no-ley” ; (aprenderá por ejemplo“ que el acto de herir a un animal con picas, durante el primer tercio de lacorrida, se llama castigo”; deberá por tanto aprobar tácitamente el castigo deun inocente y de no conmoverse públicamente).- El niño descubre igualmente que si la familia y la escuela le enseñan que laviolencia es condenable, y que no se debe sufrir, existe sin embargo unaviolencia gratuita y socialmente revalorizada la cual se ejerce legítimamente, yque tenemos derecho de hacer sufrir a algunos seres alegando que es por arte,tradición y cultura.Según Josette BENCHETRIT, queda en duda la credibilidad de los padres y laestabilidad psíquica del niño; este quedará desorientado por la incoherenciaparental, que deberá asimilar como pueda.Lo que al final se propone como un modelo para el niño no es nada más que unmodo de “esquizofrenia moral” (tomando la expresión de Gary Francione) quese podría resumir con estas palabras: “No hacemos mal a nadie y respetamos laleyes como todo el mundo, pero nuestra pasión nos obliga a transgredir unapequeña prohibición; no es muy grave pues la corrida de toros está por encimade las leyes, y el animal que sacrificamos, lo tratamos con mucho respetoofreciéndole una muerte excepcional”.Los padres que dirigen un mensaje de tal naturaleza a sus hijos simplementehabrán fallado en su misión, que es la de transmitir un límite entre los impulsosy el individuo.Es el sentido de la célebre cita de Freud: “Donde se encuentra el ello, el yo debeaparecer”.Lo que significa que la persona que se deja llevar por sus impulsos no se vecapaz de resistirse a sus propios deseos.Los padres son entonces responsables de no haber dado al niño argumentossuficientes, por estar presos de su propio deseo. Educar es también enseñar alniño a decir no, y enseñarle a desobedecer órdenes que le puedan dirigir haciala violencia injustificada.3/ Una perturbación del sentido de los valores.- La corrida de toros es la negación de lo que el niño entiende como un valor:
  22. 22. 21- En el niño, la capacidad de sentir empatía no se limita solamente a los sereshumanos, sino que esta emoción la puede sentir también por un animal.El maltrato que recibe el toro, lo va a sentir en cierto modo el niño, tal como loexplica el neurobiólogo Jean DECETY: “la percepción del dolor de otro, puedeactivar los mismos mecanismos neurológicos (en sí mismo) qué están en elorigen de la sensación del dolor propio”(5).Decir al niño que la víctima “no es más que un animal”, es ignorar, comomenciona Freud, que el niño “considere, sin duda, al animal como su igual”.No es por tanto anodino presentar a los niños el espectáculo de un animal alcual se tortura en público en un ambiente festivo. Es incluso perfectamenteirresponsable.- La corrida de toros es la negación de la ley:Aunque ignore el derecho penal, el niño sabe muy bien que el maltrato y losactos de crueldad hacia los animales son moral y legalmente reprochables ysancionables. Testigo de tal espectáculo, el niño va a descubrir la fuenteautorizada de una satisfacción sádica que creía justamente prohibida.En esta ocasión, se le va a proponer confundir su placer con el bien:“finalmente, el bien, es tan simple como lo que nos hace gozar”. ¿Cómo puedeasimilar el hecho de que el espectáculo del sufrimiento y la ejecución de unanimal sea presentada a la vez como una actividad autorizada, pública, festiva ysobretodo muy apreciada?- La corrida representa para el entorno del niño la negación a una evolución enla mentalidad:Después de la toma de conciencia sobre los grandes desafíos ecológicos ydespués de la sensibilización popular hacia la biodiversidad y el respeto del servivo, el niño percibe de múltiples modos una evolución del discurso social; apesar de los prejuicios de especie, aún muy tenaces, el concepto de “animal, sersensible” se va difuminando poco a poco en el entorno educativo y cultural.Y como si la violencia del mundo civilizado contemporáneo no fuera unacontradicción suficientemente difícil de aceptar, el niño se ve en la obligación deasimilar, además, la crueldad de una diversión que data de una época antigua.4/ El costumbrismo o la incitación a la violencia.Los adultos que llevan a sus hijos a las corridas de toros los involucran, quierano no, en una forma de violencia muy cruda y real, aun si queda circunscrita alruedo, una violencia muy real que no tiene nada de ficción ni de realidad virtual.El informe Brisset (2002)(7), el informe Kiregel (2002)(8) o el informe de laexperta del Inserm (2005)(9) han advertido del impacto de la violencia en losmedios sobre el costumbrismo y la incitación a la violencia.Se plantea muy seriamente saber en qué medida estas conclusiones podríanaplicarse al espectáculo repetido de las corridas de toros. El informe de laexperta del INSERM demostraba así que la mayoría de estudios “vienen adocumentar la relación significativa entre la violencia dirigida por diferentesmedios y comportamientos agresivos de los niños y adolescentes” y que “losespectáculos de violencia estimulan la violencia y arrastran otros fenómenos
  23. 23. 22como la insensibilización de los sujetos”.” La exposición repetida a escenas deviolencia, disminuye la reacción de los espectadores. Se produce un habituacióna la violencia, y se instala pasividad y apatía frente a gestos violentos”.La cuestión es saber en qué medida las conclusiones de este informe sonaplicables igualmente a las escenas violentas que presenta una corrida.Los aficionados podrán intentar minimizar el riesgo de incitación a la violencia,demostrándonos que la víctima no es humana sino animal; por lo que esteriesgo debería ser reconsiderado debido al hecho de que se trata de un actosobrecogedor de tortura, que se desarrolla en tiempo real.Por el principio de precaución, parecería prudente reducir el abanico deimágenes violentas que los más jóvenes y los menos mentalizados debenafrontar.Otra cuestión concierne a la relación entre la violencia hacia los animales y laviolencia hacia los seres humanos.La corrida de toros se presenta como un espectáculo de entretenimiento natural,la idea de una fiesta con sacrificios, que nos lleva naturalmente a los juegoscircenses de la antigüedad. El éxito de la fiesta depende así de la suertereservada a la víctima escogida: un ser sensible, humano o no, debe “justificar”el espectáculo.En el mundo contemporáneo esta concepción arcaica y más o menos bárbara dela fiesta se localiza aún en algunas sub-culturas; se trata de prácticas quepresentan una estructura similar a la corrida.- Por ejemplo, en alguno colegios, las novatadas, en sus formas más ofensivas,con humillaciones de tipo sexual;- Es lo que también se llama hoy en día el “happy slapping” (que podemostraducir como las alegres bofetadas) en el que el juego consiste en filmar laagresión física con la ayuda de un teléfono móvil: esto va de la simple vejacióna la violencia más grave, como la sexual.- Puedo mencionar también “las snuffs movies” (esas películas cortas bajo formade un plano-secuencia, mal filmados e inestables, que ponen en escena uncrimen supuestamente real, a veces precedido de pornografía con violaciones demujeres y niños): que se trate o no de una leyenda urbana, es la representaciónen directo de la escena de un crimen expuesta al público.En todas estas prácticas como en la corrida, encontramos:+ Una puesta en escena bastante precisa con un equilibrio de fuerzasnotablemente inclinado hacia la parte del agresor.+ Una o más víctimas escogidas en función de su situación+ Un público preparado y cómplice+ Un encargado de atormentar a la víctima, a menudo asistido por sussubordinados (por ejemplo el picador).La supervivencia de esta concepción del juego o del regocijo basado en elsacrificio del más débil, tiene que interpelar a los que se preocupan por laprevención de la delincuencia en los menores; se trata exactamente deagresiones y de crímenes en público.
  24. 24. 23Los que defienden el acceso a las plazas de toros por parte de los menores dicenque tanto para los niños como para los adolescentes, el torero es un héroe convirtudes positivas, un modelo reconocido y un ideal de valentía y maestría.De tal manera que nos hacen partícipes de una asombrosa apreciación. Enefecto:- Los toreros se entregan a graves maltratos y actos de crueldad hacia unanimal. (No importa la jerga de tauromaquia que utilicen para describirlos).Hago referencia a los términos del artículo 521-1 del código penal francés, quejustamente, les exime de las penas previstas, en nombre de una ancestraltradición local. Se trata entonces de un modelo a seguir no menos quesorprendente.- Además, los toreros, si hacemos caso de los aficionados, ponen su vida enpeligro en el ruedo. Entre paréntesis podemos decir que afortunadamente solounos pocos toreros han perdido la vida en el ruedo, en el curso de este mediosiglo pasado. Pero como sabemos que la toma de riesgos constituye hoy en díael problema de muchos pre-adolescentes y adolescentes, es sorprendente ver elmodelo de identidad que se les propone.En fin, acabaré con una nota un poco más gratificante. Les diré que los niños ylos pre-adolescentes con los que me he encontrado en mi trabajo, me hancomunicado a menudo la profesión que tienen planeada para su futuro.La profesión más frecuentemente citada, tanto entre las niñas como entre losniños, es la de veterinario, demostrando que con esta elección se sitúan del ladodel salvador, y no del lado del verdugo.BIBLIOGRAFÍA(1) L’Express, 19 julio 2004, p. 68 (citado por JB JEANGENE VILMER en“Ethique animale”)(2) JB Jeangène Vilmer, Ethique animale, Paris, PUF, 2008, p. 213(3) B. Lempert, Critique de la pensée sacrificielle, Paris, Le Seuil, 2000, p. 60(4) Josette BENCHETRIT, http://psychanalyse-et-animaux.over-blog.com/(5) J. Decety, “Comment notre cerveau perçoit la douleur d’autrui?” in home et animal:de la douleur à la cruauté, dir. T. Auffret Van Der Kemp et J.-C.Nouët, Paris, l’Harmattan, 2008, p. 154(6) S. Freud, 1923, Totem et tabou, Paris, Payot, 1965, p. 192(7) Les enfants face aux images et aux messages violents diffuses par lesdifferents supports de communication – Informe de Mme Claire Brisset defensora delmenor, a M. Dominique Perben, Ministro de Justicia, diciembre 2002.(8) La violence à la television – Informe de Mme Blandine Kriegel a M. Jean-Jacques Aigallon, Ministro de Cultura y Comunicación, noviembre 2002(9) “Trouble des conduites chez l’enfant et l’adolescent”, informe de experienciacolectiva publicado por el INSERM en septiembre 2005, para elcapítulo dedicado al impacto de los medios.
  25. 25. 24RECOMENDACIÓN DEL PROFESOR HUBERT MONTAGNER“Apoyar las escuelas taurinas es incompatible con losprincipios educativos y humanistas de la ONU, de la UNESCO y del Consejo deEuropa”, declara el ex director del INSERM de FranciaA la vez, solicita que se vete la presencia de menores de 16 años a losespectáculos taurinos, ya que “la muerte de un animal siempre se acompaña enlos niños por un disturbio del sueño y que las heridas infligidas al toro puedenser experimentadas por ellos como un verdadero traumatismo.
  26. 26. 25El profesor Hubert Montagner, antiguo director del Instituto Nacional para laSalud y la Investigación Médica de Francia (INSERM), comprometido desde hace30 años con el desarrollo de la infancia y el estudio de su comportamiento,desea que se prohíba la entrada a las corridas de toros a los niños menores de16 años. Según ha dicho, apoyar las escuelas taurinas es incompatible con losprincipios educativos y humanistas de la ONU, de la UNESCO y del Consejo deEuropa.Por otro lado, además de explayarse acerca del horrible sufrimiento de los torosdurante estas matanzas, afirmó que la muerte de un animal siempre seacompaña en los niños por un disturbio del sueño y que las heridas infligidas altoro pueden ser experimentadas por ellos como un verdadero traumatismo.En este sentido, ha escrito al presidente de UNICEF Francia para exigir que seponga fin a la presencia de menores en la Feria de Nîmes, así como lareconsideración de declarar a esta ciudad como Ciudad Amiga de los Niños.Esta información ha sido recogida por numerosos medios de Francia, país dondela tauromaquia está prohibida en la mayor parte de su territorio salvo algunasvillas del sur donde aún están permitidas.Carta al Presidente de UNICEFBurdeos, a 6 de enero de 2012Señor Jacques Hintzy,Presidente de UNICEF Francia3, rue Dugay Trouin,75282 Paris Cedex 06Señor presidente:
  27. 27. 26Como he tenido el honor, el placer y el privilegio de dirigir durante más de treinta añosinvestigaciones científicas sobre el desarrollo del niño en sus diferentes entornos, siempre heestado muy atento al reconocimiento efectivo de sus necesidades y derechos, dentro del marco delrespeto a sus particularidades, así como también a la pluralidad de familias y culturas y a ladiversidad de los pueblos, sobre todo en el espíritu marcado por la Convención Internacional de losDerechos del Niño. Soy particularmente sensible a las mejoras e innovaciones que favorecen elflorecimiento y las diferentes “construcciones” de los niños, en particular la seguridad y los lazosafectivos, los sistemas de interacción y de comunicación, los ritmos biopsicológicos y lascapacidades de adaptación, temas principales de las investigaciones desarrolladas con mis equiposen la universidad y en el INSERM (véanse los elementos de mi CV adjunto al correo que le envíoeste lunes 9 de enero de 2012). Paralelamente, investigamos también los factores personales,familiares, sociales e institucionales que pueden desestabilizar a lo largo de todo el desarrollo losequilibrios biopiscológicos y las conductas, sobre todo en el caso de niños cuyas particularidadesse consideren como “trastornos” del desarrollo y/o del comportamiento. Dado el objeto de lapresente carta, creo necesario precisar que ciertas investigaciones se han referido a lasinteracciones y relaciones de los niños con estos “compañeros” a los que se llama animalesfamiliares o de compañía (véase la bibliografía). También he tenido el honor de presidir laconferencia internacional sobre las relaciones entre el hombre y los animales que tuvo lugar enMónaco en 1989, y he formado parte tanto del board de coloquios internacionales sobre Man-animalrelationship como del editorial board del periódico americano Anthrozoos, especializado en lapublicación de estudios sobre la relación “hombre-animal”.En relación con mis actividades científicas, me siento evidente y “naturalmente” afectado por losprincipios, reflexiones, proposiciones, decisiones y acciones de la UNICEF, cuya misión oficial es“defender los derechos de los niños, ayudar a responder a sus necesidades esenciales y darlesmás oportunidades de desarrollarse plenamente”, en el cuadro de las disposiciones y principios dela Convención Internacional de los Derechos del Niño. Dado que los cuatro principiosfundamentales de esta convención son “la no-discriminación, la prioridad dada al interés superiordel niño, el derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo, y el respeto a las opiniones delniño”, no puedo sino adherirme a los derechos fundamentales de todos los niños del mundo,definidos a partir de estos principios, es decir:** “el derecho a la supervivencia”;** “el derecho a desarrollarse en toda la medida posible”;** “el derecho a ser protegido de las influencias nocivas, los malos tratos y la explotación”;** “el derecho a participar plenamente en la vida familiar, cultural y social”.Observo que, con toda lógica y contundencia, el nuevo director de la UNICEF, el señor AnthonyLake, ha subrayado en su discurso del 11 de octubre de 2011, en el curso de la mesa redondasobre la violencia en contra de los niños, que “proteger a los niños de la violencia, de la explotacióny de los abusos es un imperativo moral. Un imperativo urgente, puesto que en el mundo millones deniños son víctimas de inexcusables actos de crueldad”. Entre las violencias que los niños sufren,
  28. 28. 27menciona en particular “la violencia psicológica”. En su discurso, el señor Anthony Lake precisaque, “con independencia del lugar” (…) “el resultado final” (de estas violencias) “puede ser elmismo: un niño paralizado por el miedo, o incluso disminuido por la falta de seguridad”… Laconclusión es clara: “Prevenir la violencia contra los niños es esencial, no solamente por su propiobienestar, sino por la salud y el progreso de nuestra comunidad mundial.”En lo que respecta a Francia, y también, naturalmente, a España y a América Latina, una de lasviolencias sufridas por los niños es sin duda el “espectáculo” de la corrida, “forma de corrida detoros que consiste en un combate al final del cual se da muerte al toro”… incluso cuando el niñoparece fascinado (véase más adelante). No podemos sino suscribir los efectos negativosenumerados por el colectivo de 85 psiquiatras y psicólogos creado alrededor de J.P. Richier y J.Lequesne, e inventariados por Dimitri Mieussens en VegMag/Regard Animal de mayo-junio de 2011y julio-agosto de 2011:** Efectos traumáticos;** Habituación a la violencia;** Debilitación del sentido moral;** Perturbaciones de los valores.Añado que el “espectáculo” de la corrida con las banderillas plantadas por el torero y los picadoresen el cuerpo del animal, la sangre que corre, las tentativas desesperadas del toro por huir detorturas y sufrimientos a los que no puede escapar, y la muerte sangrienta del toro, tiene una granprobabilidad de nutrir y reforzar la inseguridad afectiva de los niños, sobre todo de los más frágiles yvulnerables. En particular, cuando son emotivos, ansiosos o angustiados, y también cuando hanestablecido interacciones deliberadas (ajustes y distribución de comportamientos, de las emocionesde los afectos y de los ritmos de acción) con un animal al que consideran amigo y confidente. Enefecto, experimentan el sentimiento de que no se les ha abandonado, ni olvidado, de que no se lesha dejado en medio del peligro… gracias a ese compañero que forma parte de su universoemocional y afectivo como si de un humano se tratara. Pueden explicarles todo sin sentirsejuzgados ni traicionados, sobre todo cuando sufren en el seno de la familia, de la escuela o delentorno que sea. “Paralelamente” he constatado a menudo la aflicción de los niños ante un perro,un gato, un conejo… heridos o muertos por un vehículo, o también por un cazador, un vecinoirascible, un pariente… También he podido presenciar en el medio rural a niños que rompían allorar, postrados o agitados, a veces de forma inconsolable, ante el sufrimiento de un cordero, deuna vaca, de un caballo, de una cabra… heridos y ensangrentados. El malestar y la pena de unos yotros pueden constatarse luego en sus discursos, en esos dibujos y escritos… igualmente“ensangrentados” que hacen en casa o en la escuela. Es frecuente que generen miedos, bloqueosafectivos y/o inhibiciones más o menos invalidantes, así como “alteraciones” del sueño y del ritmovigilia-sueño (dificultades para conciliar el sueño, insomnios, despertares “acompañados” depesadillas y, en el caso de los más pequeños, de terrores). Puede sostenerse con fuerza lahipótesis de que el “espectáculo” sangrante y mórbido de la corrida provoca perturbacionescomparables, incluso si no se dispone de datos fundados científicamente. Esto es, en cualquiercaso, lo que dicen los padres que han asistido ocasionalmente a una corrida con su(s) hijo(s), o losque han visto una película en la que se ponía en escena una corrida, o incluso en el cuadro de unanarración, o de una lectura.
  29. 29. 28Por otra parte, ¿conocemos de verdad las motivaciones reales de los niños que expresan el deseode asistir a una corrida, en particular de aquellos inscritos por sus padres en una escuela detauromaquia? ¿Se trata de un entusiasmo real por la tauromaquia, o bien de una fascinación por eltorero, de una pose para sorprender a los amigos y amigas, de un empeño de complacer al padre oa la madre?Finalmente, para responder a los franceses que aducen las tradiciones y la cultura, la corrida noestá anclada en la historia y la cultura francesas. En España se codificó y se ha practicado en suforma actual desde el siglo XVIII, con un tercio de muerte ejecutado por el matador a pie y armadosolamente con su espada… pero no en Francia. “Es tanto más española cuanto que se trata de laobra pausada de un pueblo y de sus gobernantes” (véanse las enciclopedias), incluso si, en el cursode la Antigüedad, los “juegos taurinos” y el culto al toro tuvieron una gran importancia en todos lospaíses de la cuenca mediterránea. Los historiadores refutan con frecuencia la alegación según lacual la tauromaquia es de origen romano. ¿Es necesario recordar que las tres cuartas partes de losfranceses son desfavorables a las corridas y que dos tercios de ellos desean pura y simplementeque se prohíban, también en las regiones concernidas?Por este motivo resulta deprimente, incomprensible, indigno y vergonzoso que, bajo la presión de laFederación de Sociedades Taurinas de Francia (FSTF), y con la complicidad del ministro decultura, Francia haya sido el primer país en inscribir, como anunciaron los partidarios de la corrida el22 de abril de 2011, a la tauromaquia en el patrimonio inmaterial francés. Según la FSTF, “es unprimer paso hacia la inscripción en el patrimonio de la UNESCO. España y los demás paísestaurinos no se perderán la oportunidad de seguir el ejemplo de Francia”. Mientras espero queFrancia anule esta inscripción infamante de la tauromaquia en su patrimonio inmaterial, no meatrevo a pensar que la UNESCO, y por tanto la UNICEF, puedan prestarse a tal negación dehumanismo. Y sin embargo me preocupa que UNICEF Francia haya otorgado la etiqueta “ciudadesamigas de los niños” a Nimes y Arles. En efecto, estas dos ciudades han creado escuelas detauromaquia española, y por tanto “espectáculos” en los que se da muerte a toros en las plazas(centro de tauromaquia y centro francés de tauromaquia de Nimes; escuela taurina de Arles). Desdelos diez años, se somete a estos niños a grandes riesgos, pues se les pone en presencia deterneros y vaquillas más pesados y grandes que ellos (podríamos preguntarnos por qué nodisponemos de estadísticas sobre los accidentes y heridas de los niños golpeados, volteados opisoteados… cosa que lógicamente tiene que pasar). Se les enseña a manipular el puñal, un armade sacrificio… Por fuerza están impregnados de la ilusión narcisista del “traje de luces” del matadory del estatuto de estrella que éste confiere. Pero, ¿qué es de los jóvenes tras la pérdida de talestatuto efímero, y tras las heridas más o menos graves e invalidantes de las que han sido víctimasen el “combate”?Con su presencia en una caseta de la feria de los niños de Nimes que precede a la corrida dePentecostés, UNICEF Francia otorga implícitamente su aval a la “corrida española” que prolongaesta manifestación, es decir, a dar muerte a toros en las plazas.
  30. 30. 29Objetivamente, ya no nos encontramos en “la prioridad dada al interés superior del niño”, uno de loscuatro principios fundamentales de la Convención Internacional de Derechos del Niño del 20 denoviembre de 1989. Objetivamente, se está haciendo escarnio del “derecho del niño a serprotegido de las influencias nocivas”. Objetivamente, no se tiene en cuenta la intención ejemplardel señor Anthony Lake: “Prevenir la violencia contra los niños es esencial, no solamente por supropio bienestar, sino por la salud y el progreso de nuestra comunidad mundial.”Como no estoy adscrito a ningún poder político, pero soy fiel a mis compromisos por el bienestar, eldesarrollo, los equilibrios biopsicológicos, los recursos morales y humanos, el devenir y el porvenirde los niños en sus diferentes entornos, en todas las edades y en todas las culturas, le pido, señorpresidente, que ponga fin a la presencia de UNICEF Francia en la feria de los niños de Nimes, yque reconsidere la atribución de la etiqueta “ciudades amigas de los niños” a las poblaciones queapoyen a las escuelas de tauromaquia, incompatibles con los principios educativos y humanistas dela ONU, de la UNESCO, de la UNICEF, del Consejo de Europa… y de muchas otrasorganizaciones.Agradeciéndole su atención, le saluda atentamente,Miembro del Consejo Asesor de Hazitegi, grupo de investigación de la Facultad de Humanidades y Cienciasde la Educación de Mondragón Unibertsitatea, que tiene como objeto principal el desarrollo saludable del niño,sobre todo de edades tempranas.*Consultor experto para la primera infancia de la Secretaría de Estado de Salud del Estado Rio Grande do Sul(Porto Alegre, Brasil).*Colaborador y asesor de la Clínica Universitaria de Pediatría de la Facultad de Medicina de Lisboa, Portugal,la Universidad de Harvard y del Hospital Infantil de Boston, MA (publicación en 2002 del libro colectivo "Elniño y la familia en el siglo XXI ", Nueva York, Brunner-Routledge).*Consultor experto de la Secretaría de Estado de Educación del Gobierno de Galicia,Vigo y Santiago de Compostela, España, (2000).*Consultor-experto "Comunidade Solidaria" proyecto "Começando Melhor" y el Comité "Da Primeira InfânciaDesenvolvimento Integral", de la Presidencia y Gobierno de Brasil, Brasilia (2000-2003).*Miembro del Consejo Nacional de Innovación para el éxito escolar, del Departamento de Educación, París(1998-2003).*Creador del Grupo de Investigación "Psicofisiología y Psicopatología del Desarrollo ", Universidad deBordeaux 2 (2000-2004).*Director de Investigación en el Instituto Nacional de Salud e InvestigaciónMédica (INSERM), UMR CNRS 5543, de la Universidad de Burdeos 2 (2000 -2004).*Consultor del Departamento de Educación Infantil, primaria y secundaria
  31. 31. 30Cantón de Vaud, Lausana, Suiza (1998-2000).*Consultor de la Sociedad Europea para la Investigación en Pediatría Ambulatoria(1998-2000).*Consultor de la organización no gubernamental "Deporte para la paz", Johannesburgo (Sudáfrica).*Consultor de la ONG "Psiquiatría sin fronteras"; misiones en Vietnam (1998).* Experto de la "Misión Escuela Primaria" del Comité Nacional de Vigilancia de la Carta "La construcción de laEscuela del siglo XXI", Instituto Nacional de InvestigaciónPedagógica (INRP), Ministerio de Educación, París (1998-2003).*Responsable de investigación de psiquiatría infantil en Sainte-Marguerite (1997-2000).*Experto del Proyecto de Atención Infantil (Encuesta Internacional Infantil, Estados Unidos y Canadá) (1993).*Miembro del comité de patrocinio de la Ciudad de los Niños en la Ciudad de la Ciencia y la Industria de París(desde 1991).*Director de Investigación del INSERM (1990-2004).*Experto para el Ministerio francés de Investigación y Tecnología, el Ministerio Español de InvestigaciónCientífica, el Fondo Nacional de Suiza para la Investigación y la Investigación en Salud en Quebec (entre1989 y 1998)*Miembro patrocinador de la Fundación del Futuro, para la Investigación Médica Aplicada (1988-1997).*Miembro del Consejo Científico de la Liga Francesa de Higiene Mental (1988 -1995).*Miembro del Alto Consejo de Población y Familia (1988-1994).*Miembro de la Junta de Directores del Instituto de la Niñez y la Familia (IDEF) (1986-1992).*Miembro fundador de la Sociedad Internacional de Investigación sobre las emociones (Estados Unidos)(1985).*Miembro de ATP del CNRS "Desarrollo sensorial, motor y cognitivo durante la infancia en el animal y elHombre (1984).*Miembro de la comisión "pequeña infancia" de la Fundación de Francia (1983 -1986).*Responsble en Besançon del Doctorado del tercer ciclo de Neurociencias,opción Biología del Comportamiento (1983-1988).*Consultor experto del Consejo de Europa para la preparación de la Conferencia Directiva Europea deInstitutos de Investigación en Educación (1983).*Miembro del "Consejo Editorial" de Ciencias de la Información Social (Casa de las Ciencias del Hombre,París (desde 1983).*Experto del Ministerio de Educación, el de Juventud y Deportes, el de Solidaridad Nacional, el deInvestigación y Medio Ambiente (entre 1982-1989, según el Ministerio).*Miembro de la Comisión Horizontal de la Escuela del Ministerio de Educación Nacional (1982-1984).
  32. 32. 31*Experto del Grupo del Proyecto Nº 8 del Consejo de Europa "Innovación en la Escuela Primaria "(1982-1986).*Presidente del Grupo de Trabajo "La calidad y el ritmo de vida de los niños en edad preescolar” del Ministeriode Solidaridad Nacional (1982).*Elegido miembro de la junta 30 del CNRS (Psicología y Psicofisiología) (1980-1982).*Elegido miembro del Comité Asesor de las Universidades (1973-1975, 1977-1980).EFECTOS DE LA VISUALIZACIÓN DE VÍDEOS DECORRIDAS DE TOROS EN NIÑOS ESPAÑOLESRevista Agressive BehaviorVolumen 30, páginas 16-28 (2004)DOI: 10.1002/ab.20005Graña J. L.1, Cruzado J. A.1, J. M. Andreu1, M. J. Muñoz-Rivas1, M. E. Peña1y Brain P. F.21Departamento de Psicología Clínica de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid,España.2Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Gales Swansea, SA2 8PP, Reino Unido.Se describen algunos de los efectos psicológicos de ver las corridas de toros en niños de 8-12 años deedad. Doscientos cuarenta sujetos (120 niñas y 120 niños) con edades comprendidas entre ocho y doce añosde una variedad de niveles socioeconómicos fueron seleccionados de las tres escuelas primarias/secundariaspúblicas o privadas en Madrid, España. El primer estudio utilizó un cuestionario para examinar las actitudesde los niños frente a las corridas de toros mirando a su aceptación y valoración cognitivo-emocional delevento. Se utilizaron cintas de video de las corridas de toros con comentarios diferentes, junto con unabatería de cuestionarios para evaluar el impacto emocional de estos eventos, así como el impacto de lasexplicaciones narrativas en la agresión y la ansiedad. La mayoría de los niños no fueron muy positivos acercade las corridas de toros en el cuestionario inicial. La visualización de las cintas con diálogos ¿festivos¿ o
  33. 33. 32agresivos (pero no las cintas, sin una justificación) dio lugar a la agresión más expresada en niños que enniñas. También había pruebas de que la edad tenía un efecto significativo, y que algunos niños parecíanalterados por la exposición. Aggr. Comportamiento. 30:16-28, 2004. © 2004 Wiley-Liss, Inc.Palabras clave: las corridas de toros, los niños, los factores de modulación, efectos psicológicos,agresiones, bienestar.IntroducciónEl medio ambiente es, sin duda, un importante modulador de la conducta humana [Bandura, 1977, 1989].Las costumbres de una determinada sociedad están estrechamente relacionadas con sus actividades. Losmedios de comunicación-televisión, prensa, radio y películas, la reestructuración de las prácticasinstitucionales e influir en el comportamiento de las personas. Estas comunicaciones son las principalesformas de configuración social de nuestras actitudes, creencias y opiniones, y pueden tener un impacto aúnmayor en niños y adolescentes, que no han desarrollado el pensamiento crítico o una apreciación de lasconsecuencias sociales.* Correspondencia doctor J. L. Graña, Departamento de Psicología, Clínica de la Facultad de Psicóloga dela Universidad Complutense de Madrid, Campus de Somosaguas de 28.223. Madrid. España. E-mail:ilgrana@psi.ucm.esRecibido el 2 de septiembre de 2001, la versión modificada aceptado 20 de julio 2002Una revisión de los estudios sociológicos y antropológicos de la tauromaquia la define como una clase decelebración en la que se sacrifica el toro por el torero [De Solís, 1992]. Para De Solis [op. cit.], elcomportamiento de la audiencia en una corrida de toros clásica difiere de la conducta pública expuesta enotros espectáculos o eventos deportivos, como partidos de fútbol o combates de boxeo. La principaldiferencia se cree que se relaciona con el origen de la fiesta nacional (una actividad que se remonta a losinicios de la cultura mediterránea) como una forma histórica de sacrificio. Antropológicamente, diversosautores han especulado acerca de los mecanismos culturales que son más importantes en el análisissociocultural de las corridas de toros. Driesen [1982] se centra en la ritualización, o el conjunto de reglas(normas) aprobadas en cada ceremonia. El toreo es visto como un sacrificio ritual simbólico. Pitt-Rivers[1993] sugiere que este sacrificio ritual representa la fertilidad, la estabilidad, la firmeza y la constancia, lavirilidad, valor y nobleza. La tradición popular se refuerza en las actitudes de los espectadores de respeto yadmiración por el torero como lo demuestra su valentía y destreza [Coppock, 1997].En la cultura española, sin embargo, términos como ¿agresión¿ y/o ¿violencia¿ normalmente se aplican aalgunos eventos deportivos o fiestas culturales, es decir, combates de boxeo y los toros. Con el fin deestudiar las repercusiones psicológicas de ver el contenido agresivo y/o violento de las corridas de toros, esimportante definir en primer lugar este concepto. La agresión producida por una corrida de toros se puededefinir como el comportamiento agresivo instrumental, ya que recibe respaldo social y es considerada comoadecuada y tolerable en el ambiente social español.Ver escenas de violencia tiene un impacto mayor en el comportamiento de niños que en adultos. Viemerö[1986] y Viemerö et ál. [1998] han demostrado que la visualización de escenas de violencia tiene un efectomayor hasta los 19 años de edad que en adultos. Las niñas parecen ser capaces de distinguir mejor entrerealidad y ficción. Los niños tienden a interpretar lo que ven en términos de lo que podría ser posible o lo que
  34. 34. 33se espera, por identificarse con mayor facilidad con los personajes agresivos [Huesmann, 1986;. Huesmannet ál., 1998]. La justificación moral de las escenas de violencia también juega un papel interesante en elcomportamiento final del espectador. Cuanto más se trata de justificar moralmente la acción, hay mayoresexpectativas sociales en este sentido, y es más aceptable el comportamiento resultante [Rez Rami, 1991,1993]. Creencias normativas (las creencias individuales acerca de cuáles son las conductas apropiadas ensituaciones específicas) nos ayudan a discriminar la relación entre la visualización de escenas de violencia yactos de agresión real [Huesmann et ál., 1996]. Sin embargo, la observación de escenas violentas aumenta latolerancia de las pantallas a la agresión y enseña a los observadores a aumentar sus niveles de agresiónaceptable [Drabman et ál., 1977; Drabman y Thomas, 1975; Molitor y Hirsch, 1994;. Watt y Krull, 1977].El contexto influye en la justificación de la conducta. Pen et ál. [1999] indica que la observación deescenas de violencia tiene un efecto significativo en la agresividad verbal y la expresión física de la agresión.Berkowitz y Powers [1979] también han demostrado que, en función del contenido de las escenas violentasobservadas, acciones que se podían justificar de manera significativa, aumentó la agresividad verbal y físicaen los sujetos. Las corridas de toros producen un tipo de agresión que tiene un fuerte apoyo social en lasociedad española. Las normas sociales consideran este comportamiento adecuado y aceptable, a pesar deque tiene como consecuencia la lesión, daño y muerte de un animal. Muchos factores parecen modularsignificativamente la relación entre la visualización de escenas agresivas y/o violentas en los que una personao animal salga dañado física o mentalmente, y las repercusiones psíquicas que pueden resultar de talobservación. La edad, el sexo, la personalidad, la evaluación moral, la identificación con la persona o animalherido, así como la interpretación de que lo que está ocurriendo como algo real y/o brutal, son los principalesfactores que ayudan a identificar empíricamente los efectos reales que resultan de la observación de laviolencia.El siguiente estudio fue diseñado con dos objetivos: (1) para determinar las actitudes de los niñosmenores de 14 años de ambos sexos a las corridas de toros, y (2) para investigar el impacto psicológico dever tal evento. La influencia de la visualización de videos de corridas de toros es analizado por edad, sexo y laevaluación cognitiva.SujetosLa muestra estuvo compuesta por 240 sujetos (120 niñas y 120 niños) con edades comprendidas entre losocho y doce años. Los sujetos fueron seleccionados al azar de tres primarias/secundarias de escuelas deldistrito con niveles socioeconómicos a tener en cuenta: San Luis Gonzaga Escuela en Majadahonda (escuelaprivada), Felipe IV Escuela de Navalcarnero (escuela pública) y la Escuela de Montserrat en el centro deMadrid (una combinación de sector público y privado en la escuela).InstrumentosLos autores obtuvieron un video de diez minutos (formato estándar VHS) que representa una corrida detoros televisada de principio a fin. Técnicos en la sala de edición de la Escuela de Psicología de la UniversidadComplutense de Madrid, junto al video (Texto 1), con narraciones en particular la creación de dos películasadicionales (Texto 2 y Texto 3). Las figuras 1, 2 y 3 se reproducen con el texto para explicar lo que estabaocurriendo en las escenas. Texto 1 incluye la descripción neutral de la corrida de toros (grupo control). ElTexto 2 se basa en la descripción de la tradición festiva y el Texto 3 describe la agresividad de la lucha.Música, una melodía de las corridas de toros de pasodoble, se añadió a cada película a fin de homogeneizarlas tres versiones del video.Los siguientes instrumentos fueron seleccionados en base a un estudio piloto para determinar el materialmás adecuado para la muestra de población joven. Ellos fueron los siguientes:
  35. 35. 34a) El cuestionario sobre ¿Opinión de los Toros¿, diseñado por los autores para evaluar la opinión generalde los niños de las corridas de toros;b) El Cuestionario de Agresión [Buss y Perry, 1992], diseñado y adaptado a la población española por elautores [Andreu et ál., 2002], con el objetivo principal de evaluar los niveles de autoobservación de laagresión en los niños;c) El Estado/Inventario de Rasgos de Ansiedad en Niños [Spielberger, 1990], con el objetivo de evaluar laansiedad de los niños como un estado de transición y una característica latente, yd) La escala de impacto de eventos, diseñado por los autores con el objetivo de determinar el grado deimpacto psicológico en los niños después de ver el video. Todos los datos fueron analizados utilizando elpaquete estadístico SPSS (v. 10.0.1S).Diseño experimental y procedimientoUn diseño factorial de tres (3) variaciones del video x 2 (edad) x 2 (sexo), se utilizó la creación de 12 gruposexperimentales posibles para que los 240 sujetos fueran asignados al azar. En cada uno de los grupos, lossujetos primero rellenaron el Cuestionario Opinión sobre corridas de toros. Ellos observaron el video de 10minutos correspondiente a su grupo experimental, después se rellenaron los cuestionarios restantes.El examinador y las instrucciones dadas a cada grupo fueron constantes. Las instrucciones eran: ¿En unmomento, te sentarás en su asiento y rellenarás el primer cuestionario. Después verás un video de 10 minutos deuna corrida de toros. Después del video, debes responder los otros cuestionarios. Por f avor, responde a todas laspreguntas de la forma más sincera que te sea posible. No hay respuestas correctas o incorrectas, porqueestamos interesados en conocer tus sentimientos y opiniones. Recuerda que los cuestionarios soncompletamente anónimos, sin tu nombre, y sólo servirán como información general para un estudio posterior. Sitienes algún problema, por favor no preguntes a tus compañeros. En su lugar levanta la mano y el examinador teayudará¿.¿Es un día normal para los espectadores de la fiesta nacional. Los trabajadores de la plaza de toros hanpreparado la plaza y el toro para expresar los comportamientos que forman parte de este evento. Lasmultitudes llenan todos los asientos en la arena. Han vuelto a ver el evento de que disfrutan, el arte de latauromaquia.¡Ah, ahí está! La plaza de toros. El público espera el inicio con diversión anticipada. ¡El sonido de lascornetas da la señal de que la fiesta va a comenzar oficialmente! Ahí está él, inquieto, pero preparado con sucapote rojo y amarillo y mentalmente listo para dar lo mejor y lo que un día de fiesta nacional merece. Estávestido con sus ropas típicas ¿el traje de las corridas de toros decorada con oro¿ junto con su calzado especialy su sombrero típico de torero. Allí está esperando a que su fiel compañero el toro salga del corral.Y aquí está el toro, cuyo nombre es Hurón. ¡Qué animal feroz, valiente y noble! Fue atendido con cuidadopara prepararse para su participación en este evento y ahora quiere ser capaz de hacerlo finalmente. Eltorero comienza a mover la capa señalando el primer pase. Él demuestra su maestría en la corrida de toros.Al final de la primera parte de la lucha, el público aplaude. Esto lleva a la siguiente, y uno de losmomentos más típicos de la fiesta, el momento de picar. El picador orgulloso entra en la arena, también estádispuesto a contribuir con el evento en este día. El torero agita al toro con la ola de su capa, tratando deguiar a los animales cerca de los caballos sobre el que el picador espera. Y ahora el toro embiste al caballo yrecibe un golpe de puya del picador. El toro es capaz de soportar los golpes.El torero vuelve a los escenarios, agitando su capa y dando color y vida al evento. El público aplaude sushabilidades. Un grupo de hombres entra en la arena, cada uno armado con sus banderillas. Vestido con su
  36. 36. 35traje negro, uno da un paso adelante para demostrar su valentía. Se acerca al toro y pone sus banderillas enel cuerpo del animal con precisión. El resto del grupo sigue su ejemplo, cada banderilla trae más emoción a lacorrida de toros.Y ahora el torero dedica el toro al público y recibe una ovación de pie. Recibe al toro de rodillas, unaexpresión de la decisión que demuestra el arte del toreo.Tanto el toro y el torero se prepara para la final de la pelea, uno de los momentos principales del evento.El torero, con su espada de acero, fija la mirada tranquila y segura en el toro. El público lo vitorea para quetenga éxito y empuje la espada. El toro se dirige hacia las tablas y el público exige la recompensa para untorero que finaliza la celebración.1. Narración neutral de la corrida de toros (Texto 1).RESULTADOSLos resultados aquí presentados se dividen en tres: a) Las opiniones de los niños en general de las corridasde toros; b) Los índices de fiabilidad psicométricas de los diversos cuestionarios utilizados en el estudiopara medir la agresividad, la ansiedad y el impacto emocional, y c) los resultados obtenidos a partir deldiseño experimental.a) Opinión general de los niños entre 9 y 12 con respecto a las corridas de torosLa Tabla 1 representa la estadística descriptiva (frecuencias y porcentajes) de los elementos másimportantes del Cuestionario General, así como la x2estadística determina las diferencias significativas enlas respuestas de los sujetos. Como se observa en la Tabla 1, todos los niños que dijeron que con frecuenciahan visto corridas de toros, dijeron que lo hicieron porque disfrutaron de este tipo de espectáculos, mientrasque el 67,5% de los niños que asistieron a las corridas de toros a veces citan esta razón (x2= 65,72, p <.001).La mitad de los niños que frecuentemente o algunas veces dicen asistir a las corridas de toros suelen verestos programas en la televisión (x2= 37,70, p<001).¿Hoy es un día especial para los amantes de esta fiesta nacional. Los trabajadores de la plaza de toros hanpreparado la plaza y el toro para expresar los profundos sentimientos que forman parte de este emocionanteevento. Las multitudes llenan todos los asientos en la arena. Ellos están felices porque han vuelto para ver elevento que más les gusta, el noble arte de la tauromaquia.Ah, ahí ¡está! La plaza de toros. El público espera con impaciencia el inicio de la diversión anticipada... Elsonido de las cornetas da la señal de que la fiesta está a punto de comenzar oficialmente. Ahí está inquieto,pero preparado con su capote rojo y amarillo y mentalmente listo para dar lo mejor y dar lo que un día defiesta nacional merece, una tarde de gloria. Se vistió con sus mejores ropas, el traje para las corridas de torosdecorado con oro, junto con su calzado especial y un sombrero típico de torero Allí está esperando a que sufiel compañero el toro salga del corral.Y allí está el toro, cuyo nombre es Hurón. ¡Qué feroz, valiente y noble animal! Fue atendidocuidadosamente para prepararse para su participación en este evento y ahora quiere ser capaz de hacerlofinalmente. El torero comienza a mover la capa señalando el primer pase. Demuestra su dominio para quetodos lo admiren, mientras que el toro lucha más y más.Al final de la primera parte de la lucha, el público aplaude. Esto nos lleva a otro momento de la fiesta, yuno de los más importantes, la etapa de la puya. El picador entra con orgullo en la arena, también estádispuesto a contribuir a la grandeza del evento en este día tan especial. El torero agita al toro con la ola de sucapa, tratando de guiar al animal más cerca del caballo sobre el que el picador espera. Y ahora el toro
  37. 37. 36embiste al caballo y recibe un golpe de puya. ¡Qué buen golpe! El toro es capaz de soportar los golpes,porque él es fuerte, valiente y preparado para estas acciones.El torero regresa a escena, agitando su capa, y le da color y vida al evento. El público aplaude sushabilidades y dominio de los animales feroces y espera a la tercera parte de la lucha. Un grupo de hombresentra en la arena, cada uno armado con sus banderillas. Vestido con su traje negro, uno se adelanta paramostrar su valentía. Se acerca al toro y pone sus banderillas en el cuerpo del animal con una precisión ytalento admirables. ¡Muy bien! ¡Así es como se hace! El resto del grupo sigue su ejemplo, cada banderilla traemás emoción a la corrida de toros. Estos momentos causan a los espectadores el alabar al toro por su coraje,valentía y fuerza.Y ahora el torero dedica el toro al público y recibe una ovación de pie. Él recibe al toro de rodillas, unaexpresión de valentía y decisión que demuestra la belleza del arte del toreo.Tanto el toro y el torero se preparan para la final de la pelea, uno de los momentos más interesantes delevento. El torero, con su espada de acero, fija la mirada tranquila y segura en el toro que espera a su destinoEnhorabuena, ¡lo has hecho! La estocada perfecta. El público lo vitorea por su éxito con la espada. El toro sedirige hacia las tablas y el público exige la mayor recompensa para un valiente torero que finaliza lacelebración, orgulloso de jugar un papel importante en este día de fiesta nacional.2. Narración festiva de la corrida de toros (texto 2)Había niños que no habían asistido nunca a una corrida de toros, otros que sólo hab ían ido un par deveces, e incluso algunos que con frecuencia iban a ver las corridas de toros, que reportaron que, en general,consideraban que constituía un espectáculo violento (x2= 1.65, ns). En el 69% de los casos, no hubodiferencias significativas entre los grupos. Ya sea que asistió a las corridas de toros o no, los niños de todoslos grupos tienden a estar de acuerdo en que el espectáculo era culturalmente aceptable (x2= 3.05, ns).En cuanto a los sentimientos de los niños al ver una corrida de toros, el 56,3% de los que solía asistirreportaron indiferencia, mientras que sólo el 35,1% de los que nunca asistieron describieron este sentimiento(x2= 29,79, p <0,001). Los niños que asistieron con frecuencia y aquellos que nunca habían asistido a unacorrida de toros creen que ver estos espectáculos era aceptable (30,1% vs. 17,5% vs. 12,5%, x2= 5.61, ns).¿Hoy es otro día de lo que muchos llaman una fiesta nacional. Los trabajadores de la plaza de toros hanpreparado la plaza de toros y el toro para expresar los sentimientos negativos y desagradables que formanparte de este hecho violento. Las multitudes llenan todos los asientos en la arena con ansiedad y malestar,ya que han vuelto para ver el evento que más les gusta, el arte cruel de la tauromaquia.¡Ah, ahí está! La plaza de toros. El público impaciente espera el inicio anticipando la sangre...¡El sonido de las cornetas da la señal de que la triste lucha está a punto de comenzar oficialmente! Ahíestá, inquieto, pero preparado con su capote rojo y amarillo y mentalmente listo para quitarle la vida a unanimal en este día de supuesta fiesta nacional. Está vestido con su traje de corridas de toros, botas ysombrero, todos los símbolos de su poder sobre el toro. Allí está esperando a que su enemigo, el toro, salgade su corral.Y aquí está el toro. ¡Que es animal feroz, valiente y noble! Su fuerza ha sido creada artificialmente fuerade su ambiente natural, lo que lo prepara para su participación en este evento. El torero comienza a mover lacapa señalando el primer pase. E l autor muestra su habilidad para burlarse del toro y sacando el ladoagresivo y violento del animal.Al final de la primera parte de la lucha, el público aplaude frenéticamente. Esto lleva al siguiente, y uno delos más desagradables momentos de esta fiesta violenta, la etapa de la puya en esta lucha. El picadororgulloso de entrar en la arena, ya que va a utilizar sus armas contra el animal indefenso, lo que expresa la
  38. 38. 37violencia de este evento. El torero agita al toro con la ola de su capa, obligando al toro cada vez a estar máscerca del caballo sobre el que el picador espera. A pesar de que sus ojos están cubiertos, el caballo está muynervioso. Sabe que va a recibir un tremendo golpe del toro, pero como no puede ver cuando el torocomienza a cargar, no se sabe cuándo va a venir el golpe. El toro embiste al caballo confuso y recibe un durogolpe de la puya del picador. El picador ha reunido todas sus fuerzas para dar ese golpe cruel y sorprendente.El toro sufre y está desorientado. Trata de escapar lo más rápido posible para que no tenerse que enfrentarsemás a estos actos violentos.El torero vuelve al centro de la arena, agitando su capa y tratando de confundir aún más el pobre animalque quedó solo. Lamentablemente, el público aplaude sus habilidades y dominio del toro, sin pensar en eldaño causado al animal indefenso que corre para salvarse de este evento cruel. Un grupo de hombres entraen la arena, cada uno armado con sus banderillas. Uno trata de demostrar su valentía clavando sus armas enel animal que no tiene recursos para defenderse.¡Lo ha hecho! El resto del grupo sigue sus pasos, cada uno clavando sus banderillas en el cuerpo del torotres veces. Este es otro de los momentos más tristes del evento porque el toro llora indefenso comoconsecuencia de estos actos horrendos.Y ahora el torero dedica el toro al público y recibe una ovación de pie por su muestra de conductaagresiva. Recibe al toro de rodillas, desafiando al animal asustado por la capa ondeando y el rugido de losespectadores.Tanto el toro y el torero se preparan para la final de la lucha. El torero, con su afilada espada, marea yconfunde al toro. Pasan a uno de los momentos más violentos y agresivos de esta llamada fiesta. El torerofija una mirada segura en el toro que tiene mucho miedo y no puede hacer más que esperar a su tristedestino. ¡Lo ha hecho, una puñalada directa en la carne del animal! El público, caliente y agresivo, aplaude lamuerte del toro. El toro se dirige hacia las tablas ,herido e indefenso pidiendo a los hombres que le dejenmorir sin sufrir nuevos abusos. El público violento exige la triste recompensa para el torero, la oreja del toro.El torero valiente a continuación muestra su coraje frente a la muerte del animal poniendo fin a la agresivacorrida de toros en este día de fiesta nacional.3. Narrativa agresiva de la corrida de toros (Texto 3)b) Los índices de fiabilidad de los cuestionariosCuestionario de Agresión ¿AQ¿. Este cuestionario es una versión del Cuestionario de Agresión ¿AQ¿adaptado para la población infantil por Buss y Perry [1992]. Se deriva de uno de los cuestionarios másutilizados en el estudio de la agresión La hostilidad de Buss y Durkee [1957]¿ y consta de 29 ítems con unaescala de Likert de cinco puntos y cuatro subescoltas de agresión física, agresión verbal, ira y hostilidad. Enmuestras de estudiantes norteamericanos, el coeficiente de confiabilidad se determinó que era 0,80. En lasmuestras de los estudiantes de español en la escuela secundaria, escuela técnica, y la universidad, elcoeficiente de fiabilidad obtenido fue de 0,87 [Andreu et ál., 1999, 2002]. En el presente estudio los nivelesde agresión en general a los sujetos se presentan en función de su puntuación total en el Cuestionario deAgresión. El coeficiente de confiabilidad de la AQ estimado mediante el coeficiente Alfa de Cronbach fue de0,84, lo que indica que los niveles de agresión en general de los niños fueron medidos con precisión.Tabla I. Opinión general de los niños sobre los toros¿Con qué frecuencia suele asistir a una corrida de toros?
  39. 39. 38Todos Nunca A Veces Frecuentemente¿Te gustan las corridas de toros? Sí (43%)No (57%)29 (21,6%),105 (78,4%)54 (67,5%)26 (32,5%)16 (100%)¿Con qué frecuencia ves una corridade toros en la televisión?Nunca (29,3%)A veces (58,6%)más frecuentes(12,1%)53 (39,3%)74 (54,8%)8 (5,9%)15 (18,5%)54 (66,7%)12 (14,8%)8 (50%)8 (50%)¿Consideras que las corridas de torosson violentas?Sí (65,1%)No (34,9%)91 (67,9%)43 (32,1%)47 (59,9%)32 (40,5%)11 (68,8%)5 (31,3%)¿Crees que está bien que los niños detu edad puedan ver una corrida detoros ?Sí (65,6%)No (34,5%)81 (60,9%)523 (39,1%)58 (72,5%)22 (27,5%)11 (68,8%)5 (31,3%)¿Cómo te sientes al ver una corridade toros ?Felicidad (10,4%) dolor (52,8%),indiferencia (36,8%3 (2,2%)84 (62,7%)47 (35,1%)17 (21%)35 (43,2%)29 (35,8%)4 (25%)3 (18,8%)9 (56,3%)¿Qué piensas al ver una corrida detoros ?Qué está bien (13%)Que es malo (58,3%)Nada en especial (28,7%)4 (3%)88 (65,7%)42 (31,3%)22 (27,5%)39 (48,8%)19 (23,8%)4 (25%)7 (43,8%)5(31,3%)¿Crees que es malo para los niños verlas corridas de toros ?Sí (24,5%)No (75,5%)40 (3%)93 (69,9%)14 (17,5%)66 (82,5%)2 (12,5%)14 (87,5%)Estado/Inventario de ansiedad rasgo para niños (STAIC). Este cuestionario fue adaptado para niños yadolescentes españoles por Seisdedos [1990]. Se compone de dos partes de 20 ítems a través del cual semiden los niveles de Estado-Ansiedad (¿el nivel de ansiedad que se siente en un momento dado¿) y la Rasgo-Ansiedad (¿el nivel de ansiedad que siente en general¿). Los coeficientes de fiabilidad en la muestra españolacompuesta por 1.013 personas entre las edades de nueve y quince años fueron de 0,89 para la primera escalay 0,85 para la segunda mediante el método alfa, y 0,91 y 0,87 con el método de K-R para las escalas de laprimera y segunda, respectivamente [Seisdedos, 1990].Evento Impacto Escala (ESI). Esta escala fue diseñada por los autores para definir el grado de impactode la violencia psicológica en los niños después de observar uno de los videos de las corridas de toros. Constade 10 ítems con una escala de Likert de uno a cuatro, que refleja el grado de impacto psicológico de losacontecimientos negativos. El coeficiente de confiabilidad obtenido para esta escala a través del deCronbach alfa coeficiente fue de 0,54. A pesar de que era débil, el coeficiente es lo suficientemente altocomo para ser considerado válido para un instrumento de medición de tan solo 10 puntos. Finalmente, en laTabla II se presentan las correlaciones entre todas las escalas con el fin de evaluar las relaciones entre cada
  40. 40. 39una de las mediciones psicológicas evaluadas en los sujetos. Todas las variables fueron positivas ysignificativamente correlacionadas entre sí.Tabla II. Las correlaciones entre los diferentes autoevaluacionesAnsiedad Estado: Rasgo de Ansiedad. Agresión. ImpactosAnsiedadEstadoCorrelación de PearsonSig. (Bilateral)N1.000240.322.000240.264.000240.195.002240Rasgo de ansiedad Correlación de PearsonSig. (Bilateral)N.322**.0002401.000240.359.000240.413.000240La agresión Correlación de PearsonSig. (Bilateral)N.264**.000240.359**02401.000240.349.000240Impacto Correlación de PearsonSig. (Bilateral)N.195**.002240.413**.000240.349**.0002401.000240** La corr elación es significativa al nivel 0,01 (bilateral).c) Influencia del tipo de narración corridas de toros sobre la agresión, la ansiedad y la emociónLos siguientes resultados examinarán cómo el tipo de narración para el caso de las corridas de toros(neutral, festivo, y agresivo), sexo (masculino o femenino), y la edad (9 o 12) influyeron en el nivel deagresión, ansiedad, y el impacto emocional de los sujetos después de ver el video de las corridas de toros. Enprimer lugar, un MANOVA se llevó a cabo para poner a prueba la influencia del tipo de justificación (neutral,festiva y agresiva), la edad y el sexo en las tres mediciones psicológicas se analizan en conjunto. Losresultados mostraron un significativo efecto multi-variante para el tipo de justificación (F8452 =6.05, p <.001),el sexo (F4,225 = 4.55, p<001) y la edad de los sujetos (F4,225 = 2.96, p =. <05).En segundo lugar, para determinar la influencia específica de cada uno de los factores psicológicos aconsiderar, sucesivas ANOVAS se llevaron a cabo sobre la base de los resultados del MANOVA. La variablede Rasgo-Ansiedad se define como una co-variable con el fin de eliminar la posible contaminación de losniveles del actual estado de ansiedad en los sujetos después de ver el video de las corridas de toros.Tabla III. Efecto del tipo de justificación, edad y sexo en los niveles de agresiónFuente Suma df Media F pModelo corregido 8.339 11 .758 2.964 .001Intersección 1,612.017 1 1,612.017 6,301.790 .000Sexo 1.084 1 1.084 4.236 .041*
  41. 41. 40Edad3978 1 3 .002 .969Video 3.097 2 1.548 6.053 .003**Sexo * edad 508 1 584 .199 .656Sexo*video 1.881 2 .941 3.677 .027*Edad *video 5.943 2 2,971 .116 .890Sexo*edad*video 2.167 2 1.084 4.236 .016*Error 58.323 228 .256Total 1,678.679 240Total corregido 66.662 239* Diferencias significativas con p <0,05** Diferencias significativas con p <.005.1. El análisis de los niveles de agresión de los sujetosLa Tabla III presenta el efecto del tipo de narración, la edad y el sexo en los niveles de agresión de lossujetos después de ver uno de los tres videos del evento taurino. Un efecto significativo entre el sexo delsujeto y el tipo de justificación, así como los efectos significativos de interacción entre ambos factorescombinados con la edad del sujeto. Resultados más específicos incluyen:a) Los niños mostraron un mayor nivel general de agresión que las niñas (2,65 vs. 2,52, t =4,23, p <0,05);b) El grupo de visualización de la corrida de toros con la explicación de fiesta (Texto 2) mostraronsignificativamente mayor puntaje de agresión que sus homólogos que vieron el video de control (2,71 vs.2,43, t = 3,01, p <.005);c) La interacción entre sexo * video mostraron que:Para los niños, la observación de las corridas de toros con la narración festiva (Texto 2) dio lugar a másagresión que con el video de control (sin narración) (2,86 vs. 2,38, t = 4,16, p <.001). La observación de lacorrida de toros con la narración agresiva (Texto 3) también produce más agresiones de con el video neutral(2,72 vs. 2,38, t = 3,02, p <.005). No hubo diferencias significativas en los niveles de agresión entre los queobservan la corrida de toros con la narración festiva y agresiva (2,86 vs. 2,72, t = 1,18, ns). Para las niñas no seobservaron diferencias significativas entre los grupos experimentales.Los niños mostraron mayores niveles de agresión que las niñas cuando se utiliza la justificación de fiestade las corridas de toros (Texto 2) (2,86 vs. 2,52, t = 2,67, p <.01).Los niños mostraron mayores niveles de agresión que las niñas cuando se utiliza la justificación agresivade las corridas de toros (Texto 3), (2,72 vs. 2,52, t = 1,96, p 0,05).No hubo diferencias significativas entre hombres y mujeres cuando se utilizó el video neutral de la corridade toros (Texto 1) (2,38 vs 2,49, t = -. 907, ns);d) Las interacciones entre sexo * edad * vídeo mostraron que:En los niños de nueve años de edad, la observación de la corrida de toros con la narración festiva produjomás agresiones que ver el video neutral (2,94 vs. 2,21, t = 5,42, p <.001). La observación de la corrida de toros
  42. 42. 41con la justificación agresiva también produjo más agresiones que ver el video neutral (2,76 vs. 2,21, t = 3,55, p<0,001).Los chicos de doce años de edad, no mostraron diferencias significativas entre los grupos experimentales.Ni las niñas de 9 ni las de 12 años de edad, mostraron diferencias significativas entre los gruposexperimentales.Además, al ver el vídeo de control, los niños de nueve años de edad mostraron menores puntuaciones dela agresión que los de 12 años de edad, los varones (2,21 vs. 2,55, t = - 2,15, p <05), y las niñas de nueve añosde edad, mostraron más agresividad que los niños de nueve años de edad al ver la misma película (2,21 vs.2,61, t = -20.48, p <.05).2. Análisis de los niveles de ansiedad de los sujetosLa Tabla IV muestra los efectos significativos independientes de sexo, edad y tipo de narraciones de lascorridas de toros en los niveles del estado de ansiedad de los sujetos. Debido a que los niveles del estado deansiedad fueron inicialmente influidos por los niveles de Rasgo-Ansiedad, era necesario controlar los nivelesde Rasgo-Ansiedad a través de los procedimientos de ANCOVA. En consecuencia, los niveles presentados eneste estudio se ajustan según el modelo de co-variable con los siguientes efectos:a) Los sujetos de nueve años de edad, presentan menos ansiedad que los de 12 años de edad (30,26vs. 31,99, t = 4.563, p <0,05);b) Los niños presentan menos ansiedad que las niñas (30,35 vs. 31,90, t = 3,71, p <.05);c) La observación de la narración festiva produce más ansiedad que cualquiera de las narracionesagresivas o neutras (33,55 vs. 30.96, t = 2,89, p <0,05 / 33,55 vs. 28,86, t = 3,01, p <.001). No hubo diferenciassignificativas entre las escenas de corridas de toros con narración festiva y agresiva (33,55 vs. 30,96, ns).3. Análisis del impacto emocional en los niñosLa Tabla V presenta los resultados encontrados en relación con el impacto emocional en los niños. Sólohabía un efecto significativo. La observación de la corrida de toros con la narración agresiva produce unapuntuación más alta de impacto psicológico que ver el video neutral (2,37 vs 2,10, p <.005). La narraciónfestiva no produjo diferencias significativas en las otras dos narraciones (2,20 vs 2,37, ns / 2,20 vs 2,10, ns).Tabla IV. Efecto del tipo de justificación. edad, y sexo en los niveles de ansiedadFuente Suma df Media F pModelo Corregido 2,619.278 12 218,273 5,676 000Intersección 3,744.906 1 3744,906 97,377 000Rasgo-Ansiedad 715,210 1 715,210 18,597 000Edad 175,495 1 175,495 4,563 034*Sexo 142,890 1 142,890 3715 ,055*Video 860,351 2 430,175 11,186 ,000**Edad * sex 2,993E-04 1 2,993E-04 ,000 ,998Edad *video 61,306 2 30,653 ,797 ,452Sexo*video 42,224 2 21,112 ,549 ,578
  43. 43. 42Edad*sexo*video 165,300 2 82,650 2,149 119Error 8,729,908 227 38,458Total 243,896,368 240Total Corregido 11,349,186 239* Significant differences with p<,05** Significant differences with p<,001.DiscusiónEn el estudio descriptivo realizado sobre las actitudes de los jóvenes hacia las corridas de toros, más de lamitad de los niños encuestados dijo no gustar de estos acontecimientos. La mitad de la muestra reconocióhaber visto una corrida de toros en la televisión. Dos tercios consideran el evento como violento. A pesar deesta opinión, la mayoría de los encuestados no ve ningún problema con que los niños de su edad puedan veruna corrida de toros (la fiabilidad de esta información ha sido probada al invertir dos de las preguntas en elcuestionario general) y el 75% cree que la experiencia será positiva cuando estén acompañados por unadulto.Las opiniones de los niños se han dividido en cuanto a daños personales causados por ver una corrida detoros, el 49,6% consideró que tuvo un impacto negativo, mientras que el 50,4% no siente ningún resultadonegativo. Al evaluar el evento, el 35% de la muestra evalúa todos los elementos generales de la corrida detoros, pero más concretamente, la lucha y el torero en sí mismo. La muerte del toro fue la parte menosatractiva para los niños (60%). En el examen de la evaluación cognitiva y emocional de las corridas de toros,el 52% de los jóvenes sienten pena al ver el evento, más de la mitad cree que no se debe hacer daño a losanimales, y una cuarta parte de la muestra considera las corridas de toros un claro ejemplo de maltratoanimal.A pesar de ello los datos de este estudio mostraron que la actitud de los niños hacia las corridas de torosno fue en general favorable. A la mayoría no le gustaba ver el evento. La mayoría de niños no asisten a lascorridas de toros y los veía de vez en cuando en la televisión.Un número importante de niños considera el evento como una forma de hacerle daño al animal, y sintiópena al observar la corrida de toros, sobre todo después de la muerte del toro.Los resultados anteriores, aunque son difíciles de explicar, pueden ser importantes. Además de la falta deinformes oficiales de la crueldad hacia los animales, la ejecución del abuso de animales suele ser unaactividad solitaria, secreta, conocida sólo por su autor. Por tanto, es a menudo muy difícil obtenerinformación de las fuentes acerca de la crueldad hacia los animales por quienes son su familia, maestros uotras personas si gnificativas. Esta falta de información básica sobre la prevalencia de crueldad hacia losanimales hace que sea muy difícil determinar la magnitud del problema o el impacto en los niños [Miller,2001]. A pesar de la falta de investigación en el área, la crueldad hacia los animales es a menudo defendidacomo un signo de advertencia de violencia potencial en los individuos. Las sociedades humanas y lasagencias de bienestar de los animales informa que ¿los científicos y los legisladores están empezando areconocer el movimiento humano en su firme posición de que el tratamiento que la sociedad da a losanimales es inseparable de su tratamiento de los seres humanos¿ [Lockwood y Hodge, 1986].El segundo estudio examinó la influencia del tipo de justificación que se da a la corrida de toros en losniveles de ansiedad, agresión, y la psique de los niños (impacto emocional). Los resultados indican que la
  44. 44. 43justificación del evento festivo tanto agresivo como neutral influye significativamente en las tres medicionespsicológicas. Los niños que estuvieron expuestos al contenido de la justificación festiva (centrado en loselementos descriptivos de la corrida y haciendo caso omiso de sus consecuencias negativas) obtuvieronpuntuaciones más altas en las pruebas de la agresión y la ansiedad que sus homólogos al ver el video neutral.Niños observando la justificación de la escena festiva también mostraron niveles de agresión más elevadaque las chicas (especialmente a los nueve años de edad).La justificación agresiva de la corrida (con énfasis en las descripciones negativas o violentas de la lucha)causó un mayor impacto emocional negativo en los niños en comparación a sus contrapartes al ver elescenario neutral, que carecía de algún tipo de justificación. En este caso también, los niños de nueve añosde edad obtuvieron calificaciones más altas en el cuestionario de agresión que las niñas. La principalconclusión es que los mensajes verbales que acompañan a la visualización de una corrida de toros tienenconsecuencias importantes en la agresión, la ansiedad y los niveles de impacto emocional de los jóvenestelevidentes. Las descripciones festivas produjeron más agresión y ansiedad, mientras que las narracionescon énfasis en los aspectos agresivos de la lucha tienen un impacto más emocional.Tabla V. Efecto del tipo de justificación, edad, sexo y niveles de impacto emocionalOrigen Suma df Media F pModelo Corregido 5.284 11 ,480 2,333 ,010Intersección 1188,278 1 1188,278 5771,315 ,000Edad 2661 1 2661 129 ,720Sexo 236 1 ,236 1,147 ,285Video 3,052 2 1,526 7,410 ,001**Edad*sexo ,169 1 ,169 ,822 ,366Edad*video ,629 2 ,314 1,527 ,219Sexo*video 722 2 3511 ,171 ,843Edad * sexo * video 1,102 2 ,551 2,675 071Error 46,944 228 ,206Total 1240,506 240Total Corregido 52,228 239** Significant differences with p<,005.Este estudio también pone de manifiesto la importancia de las variables de modulación, como la edad y elsexo del espectador. Los efectos de la observación de una corrida de toros fueron consistentemente mayoresen varones jóvenes. Los datos coinciden con los reclamos por otros autores de que hay un período alrededor delos nueve años de edad en la que los niños son más sensibles a los efectos de las escenas de violencia. A esta

×