• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El juego implicaciones_afectuvas_y_cognitivas_del_juego_imaginativo_en_ninos
 

El juego implicaciones_afectuvas_y_cognitivas_del_juego_imaginativo_en_ninos

on

  • 754 views

 

Statistics

Views

Total Views
754
Views on SlideShare
754
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
17
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial-NoDerivs LicenseCC Attribution-NonCommercial-NoDerivs LicenseCC Attribution-NonCommercial-NoDerivs License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El juego implicaciones_afectuvas_y_cognitivas_del_juego_imaginativo_en_ninos El juego implicaciones_afectuvas_y_cognitivas_del_juego_imaginativo_en_ninos Document Transcript

    • El juego: implicaciones afectivas y cognitivas del juego imaginativo en los niños Sarlé M.; Amaro F.; Tomàs J.¿Por qué juegan los niños?El comportamiento de los niños en el juego, forma parte de una preparación necesariapara trabajar después en otras actividades.Uno de los primeros investigadores del juego, Karl Gross (1901), propone que el juegosurge por selección natural, como una forma de practicar necesaria por parte de animaleso niños. Desde este punto de vista adaptativo, el juego de la lucha o pelea entre animaleses esencial para la práctica de la destreza que más tarde les ayudará en susupervivencia.La concepción psicoanalítica del juego, propone que el juego en sí mismo surge bajocondiciones de deprivación de las gratificaciones iniciales del niño (el pecho de la madre),causándole la “alucinación” de la imagen de un objeto satisfactorio. Esta imagenalucinativa, más tarde podría llegar a ser la fuente de un pequeño viaje satisfactorio quepermitiría al niño demorar o controlar aleatoriamente, inquietos movimientos y gritos deangustia, provocados por la deprivación del objeto.El juego envuelve un intento, por parte del niño, de convenio con un conflicto con el afectomaternal y resentimiento del abandono materno durante reiterativos esfuerzos deaprendizaje.Erikson (1963) sugiere una teoría psicoanalítica del juego, más allá de la satisfacción dela temprana psicosexualidad infantil, hacia la incorporación de las muchas característicasdel desarrollo social que es imitado dentro del formato del juego.De este modo, el juego llega a ser no sólo una forma de gratificación indirecta, sino queproporciona una manera de dirigir y reparar, a través de la creación de una miniatura detrabajo más manejable, aquellas dificultades y problemas experimentados por el niño.Quizás el trabajo más minucioso de la teoría de los orígenes del juego y bajo unaperspectiva más cognitiva, ha sido el de Jean Piaget (1962), quien creyó que el juegosurge en el contexto de la representación del niño de las características fundamentales delas modalidades de experiencia y desarrollo, alojamiento y asimilación.La modalidad de experiencia y desarrollo, proporciona la oportunidad de imitar einteraccionar físicamente con el medio ambiente, mientras que el alojamiento y laasimilación representan el intento de integrar percepciones externas, o acciones motorasderivadas de un número limitado de esquemas, o diferenciar técnicas cognitivas, omotoras ya disponibles en el niño.El aprendizaje de juegos físicos, con sus repeticiones y práctica de cualidades, está másrelacionado con la modalidad de asimilación. Piaget uso las dos modalidades paramantener que el juego, por lo tanto, es primordial en la primera infancia para la formación
    • del pensamiento operacional concreto en el niño; y minimiza el papel del juego en elgrupo de niños mayores de 7 años.En contraste, Brian Sutton-Smith (1966) acepta la importancia que Piaget da al desarrollode la primera infancia, pero propone que el juego continúa en la adolescencia como unamanera para crear miniaturas del medio ambiente en el cual ellos se adelantan a lasensación de poder, a través de la elaboración y reconstrucción de las complejidadesemocionales y cognitivas, a las que se enfrentara el mundo adulto que les rodea.El juego es un comportamiento que no está asociado con la satisfacción directa de lasnecesidades biológicas y está relativamente libre del esfuerzo por encontrar patronesestablecidos por la sociedad. Patrones de juego que son establecidos por los jugadoresmismos, dentro de un contexto que puede no ser el mismo de los comúnmenteobservados en la sociedad.El juego tiene una especial importancia, no solo para el desarrollo mental del niño, sinotambién por la gradual formación de la capacidad de fantasía e imaginación en los niños ylos adultos.Piaget (1962) remarca el papel del juego simbólico como precursor de los procesos delógica y secuenciación ordenada.El proceso de información, organiza la estructura lógica pero también examina lasalternativas y futuras posibilidades, o incluso considera las peores alternativas quepuedan aparecer en cualquier nueva experiencia humana.Con el juego, somos capaces de explorar una serie de posibles experiencias futuras,viajar a través del tiempo y del espacio para mejorar nuestra infancia y madurez.Sin un adecuado desarrollo de la narrativa subjuntiva o dimensión imaginativa, el niñoestá consecuentemente en desventaja en el desarrollo cognitivo y emocional.La perspectiva cognitiva pone énfasis en el hecho de que los humanos parecen estarcontinuamente asignando significados y organizando sus experiencias en esquemas yletras, y que no excluyen el papel significativo de la motivación para influir en la emoción.Desde la perspectiva cognitivo-afectiva, los humanos muestran patrones de respuestadiferenciados emocionalmente que están entrelazados como respuesta a la novedad,complejidad y otras estructuras prosperas de información a las que enfrentarse.La memoria y la anticipación son las características principales de las experienciasemocionales.¿Qué papel tiene el juego en los procesos de información?La dificultad de los niños está en tomar consciencia de un mundo complejo a través de lainformación gradual de esquemas y guiones, y a través de la asimilación de nuevassituaciones establecer organizadas estructuras mentales o categorías léxicas.
    • Un niño puede responder con miedo cuando se enfrenta con novedades que no puedenser fácilmente asimiladas en estructuras establecidas. También puede responder con unasonrisa de placer ante un hecho que está entre una nueva información y algún buenesquema ya conocido, asimilando la ambigüedad del medio ambiente.Cuando la nueva situación es solo moderadamente compleja y dispone de algún esquemapredominante, el niño puede jugar a explorar esa nueva situación, y provocar los efectospositivos de motivación e interés.Los niños y los adultos viven en una situación de permanente y delicado equilibrio entre elpotencial de miedo y ansiedad provocado por las nuevas situaciones y la emoción deexplorarlas. Con esta exploración, uno puede asimilar incongruencias con los esquemasestablecidos, enriquecerlos o empezar a formar de nuevos.Aprendemos a conducir juegos de expectativas de lo que puede ocurrir a cada nuevasituación, y practicamos estas expectativas a través de cortas fantasías anticipatorias,algunas más realistas que otras, dependiendo de nuestra madurez, de la complejidad denuestra estructura de esquemas, y de nuestro desarrollo social.Nuestra tarea en cada nueva situación es examinar la nueva información y determinar siconfirma o desconfirma de nuestras anticipaciones. Si la identificación y la organizaciónde la nueva información, llegan a ser fundamentales, podemos entender que con eldesarrollo de la función del juego imaginativo, el proceso de pensamiento parece hacersemás fácil con el juego.El juego imaginativo puede ser entendido como una manera con la que las incontrolablescualidades y complejidades físicas propias, y las que nos rodean, pueden sergradualmente miniaturizadas y manipuladas.Apego e IndividualizaciónEl dilema entre apego e individualización no solo se refleja estructuralmente en el gradode prioridades asignadas por los niños a las interacciones sociales o a las experienciasimaginativas, también es la base del contenido del juego. Los temas de juego en el niño, amenudo, reflejan la continua tensión entre el deseo de afirmar el poder personal, laimportancia y la necesidad de privacidad.¿Cómo surge el juego imaginativo?El juego es beneficioso para mejorar la destreza social y cognitiva. El juego sigue unaparticular secuencia en su emergencia y está al servicio del desarrollo del pensamientooperacional concreto. El niño empieza con un juego sensorio-motor que gradualmenteevoluciona hacia la capacidad para simbolizar o fingir un juego, y después, se vahaciendo más estructurado, y ordena el juego con reglas. Las funciones del juego son, engran parte, delineadas con relación a su papel en el desarrollo de los procesos delpensamiento lógico formal.
    • Los juegos con reglas o normas, son un importante eslabón para el desarrollo del procesode ordenación, regulación y autocontrol del niño, que a menudo, incluyen elementos deficción o fantasías compartidas en la edad adulta.¿Para qué sirven los juegos?Un niño mediante el juego simbólico puede:- representar actividades familiares, incluso con la ausencia del material necesario o elcontexto social (je: un niño pretende beber de una taza vacía)- representar actividades que no pueden ser llevadas a cabo en un resultado lógico.- tratar a un objeto inanimado como animado.- substituir un objeto por otro.- llevar a cabo una actividad normalmente representada por otra persona, oespecialmente por un adulto (je: fingir que es un doctor, dentista,...)Un paso importante en el desarrollo del niño, supone el desemparejamiento de lasrepresentaciones directas que nosotros sostenemos, de los objetos, personas osituaciones, con su imagen perceptiva surge un nuevo grupo de metarrepresentacionesque son simbólicas o representaciones mentales de ese mismo grupo de objetos original,pero que ahora son tratados como parte de un sistema de pensamiento, que uno puedemodificar, manipular, analizar, o transformar a metáfora.Con la ayuda extensiva de los adultos pero también, como base de una capacidadinherente en el niño, la habilidad para el juego surge para crear un marco, en el cual deotra manera muy estable, los objetos pueden ser transformados en representaciones quellevan sólo una tenue conexión con su forma original.Los humanos tienen muy asequible el dominio de las metarrepresentaciones, con las quese puede manipular para conseguir: deducciones acerca de las razones, prediccionessobre futuros eventos, reconocer las consecuencias, distinguir la realidad de la fantasía,adquisición del lenguaje representando experiencias mentales y deducción demotivaciones.Este desarrollo del juego empieza quizás a mitad del segundo año, pero no llegarealmente ha alcanzar la cumbre hasta el tercer o cuarto año.La emergencia de una habilidad para poder ver más allá del llamado egocentrismo comoexperiencia buena, e identificar que otros pueden pensar diferente de uno mismo es unpaso necesario para la formación de un juego más complejo, como es el juego simbólico.Los niños autistas parecen tener un déficit en la habilidad para desarrollar el mundometarrepresentacional, desacoplándolo de las representaciones primarias. Además,muestran poca capacidad para, espontáneamente o estimuladamente, crear un juego deficción.El juego imaginativo en niños surge casi necesariamente como una capacidad cognitivadel niño, favorecida por el aumento de la capacidad cerebral e inevitables experienciassociales. Al mismo tiempo, esta metarrepresentación posibilita el incremento de la
    • complejidad del juego y proporciona placer en el niño, permitiéndole miniaturizar sucesoscomplejos y objetos, así como también, ganar poder sobre los objetos y la gente que lerodea, a través de la manipulación. Estas formas de miniaturización tienen elementos denovedad suficiente para excitar e interesar al niño hasta que gradualmente, mediante eljuego y la repetición, ellos puedan llegar a asimilar en esquemas previos o a integrar ennuevos esquemas organizados una gran variedad de situaciones sociales.El juego entre padres e hijos es una experiencia universal que tiene un mutuo impactoreforzante.¿Cuándo se inicia el juego imaginativo?Los niños que tienen mucha imaginación abordan más juegos sociales, también participanmás en juegos ritualizados y canciones, y es menos probable que jueguen solos. El niñoimaginativo tiende a ser el que inicia el juego y raramente lo hace en solitario, apartado, oa la defensiva. Ocasionalmente, puede jugar a solas, pero no marca un límite territorial enla dirección de sus actividades.Después del primer año de vida, el niño tiende a reducir su gran actividad motora eincrementa el ritual, juego con canciones y baile, que muestran un incremento de lasinteracciones sociales. También incrementa el papel de los temas de peligro, desastres ymutilaciones. Puede ser que, en el caso de los preescolares este tema también se hayaincrementado en la vida real y ahora, pueden expresar estos miedos verbalmente ytrabajándolos en su juego.Aunque la televisión puede proporcionar una rica fuente de contenidos en la temática deljuego imaginativo, los niños que ven mucha televisión son, a menudo, imaginativamentemenos espontáneos en su juego.¿Qué supone tener un amigo imaginario de juego?Un juego imaginativo especial que refleja esencialmente la misma tendencia respecto aldesarrollo de un sistema de símbolos representacional puede encontrarse en el desarrollode un compañero imaginario de juego.Alrededor del año de vida, muchos niños muestran una tendencia a llevar consigo unatela o paño suave y algunas veces, se lo llevan incluso a la cama. Este paño sirve depropósito para proporcionar un concreto recuerdo en ausencia del calor materno y supresencia física. El término de objeto transitorio significa que el niño, gradualmenterenuncia al apoyarse físicamente a los padres, pero sostiene algo concreto y palpablecaracterístico de esta experiencia. El objeto transitorio también implica el conocimiento delniño de que pensamiento y fantasía pueden substituirse por la presencia palpable de unobjeto.Estos objetos transitorios son mantenidos durante el período en que las capacidadesprimarias cognitivas de los niños implican a la memoria de reconocimiento y pueden
    • progresivamente renunciar a ellos, a medida que desarrollan la destreza del recuerdovoluntario o la recuperación mental de los objetos deseados.El invisible amigo imaginario de juego es un fenómeno relativamente común. Los niñosque tienen experiencias con amigos imaginarios de juego tienden a ser más imaginativosen el juego libre, mostrando más positividad emocional, mayor cooperación con adultos, yun extenso uso del lenguaje. El compañero imaginario debe ser entendido como unaforma de juego imaginativo que surge cuando el niño progresivamente va adquiriendo lacapacidad de aumentar las imágenes mentales.¿Qué funciones adaptativas supone el juego imaginativo?Existe una proporción inversa entre la destreza del niño para el juego imaginativo y lasmanifestaciones abiertas de enfado y agresión, sugiriéndose la importancia del uso deljuego en una gran variedad de esfuerzos terapéuticos con los niños angustiados opreocupados.La terapia de juego se enfrenta con niños que muestran limitaciones en sus habilidadespara abordar situaciones, y que en la ficción pueden encontrar vías para podermodificarlas, practicando con ejemplos o ejercicios graduales.Otra característica del juego imaginativo es que el niño está verbalizando en voz altadescripciones de situaciones complejas. Aunque algunas de sus declaraciones puedenreflejar comentarios incomprendidos para los adultos, estas verbalizaciones proporcionanreacciones del niño y también pueden provocar respuestas correctivas mediante lasupervisión de los adultos o del grupo de iguales.Además, la naturaleza inherente del juego inventado implica el desarrollo de argumentoscon frases, y esto requiere un incremento del uso de adjetivos, verbos, y prolonga lalongitud de las declaraciones.El juego imaginativo, como en realidad, requiere una historia lineal, tiende a proveer alniño de foco y dirección, y entonces supone mantener la concentración durante largosperíodos de tiempo. Los niños que tienen experiencia en la invención de juegos son máscapaces de discriminar las situaciones reales de las irreales, han aprendido a identificarcon sus propios pensamientos el sistema metarrepresentacional.Una de las consecuencias del juego inventado en solitario o en grupo es que los niños, amenudo, adoptan diferentes roles y progresivamente identifican las cualidades especialesde cada uno de los papeles y de lo que les rodea.El niño propenso al juego simbólico, tiene mayor probabilidad de ponerse a cooperar conadultos u otros niños. Además, la necesidad de negociar papeles y terreno en el juegocon iguales, para mantener la invención, proporciona práctica que les será de utilidad enla destreza social.Los niños que son activos para la invención, a menudo, son los primeros en iniciar nuevosjuegos. La práctica en crear series de argumentos o guiones para el juego, fomenta lahabilidad de poder introducir nuevos grupos de niños en el mismo juego.
    • Un desarrollo importante del niño es la habilidad de aplazar la gratificación inmediata, eninterés de un objetivo a largo plazo, o simplemente tolerar naturalmente que ocurrenaplazamientos. La concepción del ego en psicoanálisis se construye alrededor de estanoción de gratificación diferida, de la capacidad para aplazar, y del auto-control de lasrespuestas.El juego imaginativo proporciona al niño una oportunidad general de practicar imágenesque ponen a prueba representaciones mentales de objetos concretos o detransformaciones de estos objetos concretos. La destreza en producir imágenes es algoque el niño desarrolla propiamente de manera correcta y también puede adelantarse porla continua secuencia del juego imaginativo.Más allá de la elaboración de nuevas imágenes, el juego puede ser la base para elpensamiento divergente y creativo en la forma verbal y imaginativa. El juego es importanteporque representa un potencial de la socialización a largo plazo, ya que se asocia con elrespeto por los turnos y la forma de interacción social. Las exigencias de los guiones,convenidos inicialmente en invención, es una actividad que impone formas de autocontrolen el niño. En el caso de cooperación, los turnos proporcionan una valiosa delineación dela orientación y la secuencia.Cada juego reduce a una medida miniaturizada, una variedad de situaciones del mundoadulto, que a menudo, los niños no comprenden muy bien. En sus esfuerzos paraformular una invención, el niño cada vez pone a prueba roles y de esta manera, puedeprogresivamente asimilarlos en esquemas estructurados que le servirán para circularmejor por la vida y encontrarse con personas semejantes.En la situación psicoterapéutica, una función importante de la terapia de juego es que elniño empiece a poner a prueba los nuevos tipos de roles e interacciones, empezando conel terapeuta, pero después extendiéndose a personas imaginadas con quien el niñopuede establecer contacto más adelante.La naturaleza del juego inventado conlleva una cierta lógica, un sentido de principio,medio y final, que progresivamente llega a ser la base de la formación de diferenciadosguiones, que serán formas importantes de esquemas de acción en el sistema de memoriadel niño. La sucesión del juego inventado proporciona al niño oportunidades de aprenderla necesidad de sostener y organizar guiones en miniatura y les permite ser más libres,hasta cierto punto, del impulso puramente asociado a una respuesta.Una adicional extensión de la naturaleza de argumentar y de crear secuencias narrativascomo parte de un pensamiento fomentado por el juego inventado, es la conciencia de quelas acciones tienen consecuencias específicas. Este es el principio del pensamiento socialcausa-efecto en el niño, que se desarrolla en el curso del juego imaginativo.¿Qué conduce al niño al uso del juego imaginativo?Un apego temprano por lo menos a un padre o a un adulto cuidador constante predice elposterior surtimiento del juego imaginativo. La buena voluntad de los padres para contar
    • juegos de fantasía, sugerir cuentos, o el uso de juguetes, es el paso anterior a laexperiencia del niño en el juego y posee una importante correlación para predecir lasfuturas capacidades del niño. Un sentido total del juego en la familia, enmarca abiertoscaminos a la imaginación, al humor, y incluso, al sentido ilusorio, esenciales para lacapacidad normal de imitación.En la primera y media infancia, el trastorno emocional y cognitivo, y las dificultadesafectivas están, a menudo, asociados con la inhabilidad para sostener el juego.El papel del psicoterapeuta es ayudar a los niños a encontrar vías para miniaturizar susmiedos, brutales experiencias de abuso, exposición alas riñas de los padres, oabandonos, en trozos más manejables. El fomento del terapeuta del juego para laprovisión de una marco apropiado de juguetes y juegos conducidos a simbólicasrepresentaciones de dificultades, lanza al terapeuta al papel necesario de mediador de lasfiguras parentelas.Planeando el juego como forma clave de las cuestiones de la vida con los adultossignificativos o los hermanos, ayuda al niño a desarrollar nuevos esquemas, guiones, y elconocimiento de nuevas estructuras que más tarde, pueden reducir la ambigüedad,confusión o afecto, del miedo o terror que las nuevas situaciones pueden representar.El terapeuta de juego, de orientación psicoanalítica o cognitivo-conductual, no soloproporciona al niño la oportunidad de identificar y trabajar a través de problemasespecíficos, sino también, con él aumenta del desarrollo de la capacidad del niño parajugar, le proporciona un potente instrumento cognitivo que aumenta el sentido de símismo y la individualización.La invención, internalizada en la infancia media, en una rica elaboración de la fantasía,llega a ser, finalmente una sistema funcional mayor a través del cual todos nosotrospodemos recibir oportunidades y posibilidades de afectuosidad, aproximación ycomunicación con otros mientras mantenemos nuestro sentido de la individualidad yprivacidad.Referencias Bibliográficas: Gross, 1901 Freud Piaget, 1962 Erikson, 1963 Sutton-Smith, 1966 Bretherton I