Your SlideShare is downloading. ×
Literatura peruana de la conquista
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Literatura peruana de la conquista

58,149
views

Published on

Literatura Peruana en la época de la conquista.

Literatura Peruana en la época de la conquista.

Published in: Education

8 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
58,149
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
533
Comments
8
Likes
6
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Institución Educativa Técnica Carlos A. Velásquez Lic. Mario Poma Curi Ilo – Moquegua Perú
  • 2. LITERATURA PERUANA DE LA CONQUISTA.1 Concepto de Literatura de la Conquista: Es la literatura desarrollada entre los años de la Conquista y su afianzamiento en el Perú (1532-1570). Esta literatura nos hace conocer todo lo que vivieron, escucharon e hicieron los primeros españoles llegados a estas tierras, de las grandezas y declives del Imperio de los Incas, los hechos de la Conquista y la Guerra Civil entre los españoles. Desde el año de 1532, tras la caída de Atahualpa en manos de las huestes de Pizarro, comienza para el Perú una etapa violenta de dominación y explotación. Quizá fue un momento todavía incierto, tras el amodorramiento de los soldados y habitantes incaicos (Después resistirán desde el valle de Vilcabamba). Sin embargo, se impuso la fuerza, la ambición y dominio de los invasores españoles por más de 300 años. En esta etapa, ni una ni otra cultura (la incaica y española) cedió a la dominación, sino que ambas convivieron, por que no decirlo, juntas, aunque una matizada de la otra. A este proceso se llama aculturación. Y la literatura no estaba ajena a esta proceso. Ricardo Gonzáles Vigil nos dice “... El fruto capital del encuentro idiomático y literario fue el nacimiento de una literatura mestiza, una literatura que ya no era ni únicamente española, ni puramente indígena. Nos guste o no, con las huestes de Francisco Pizarro acabó la época del antiguo Perú y comenzó la nueva época de un Perú en trance de mestizaje integrador (...) Claro que, como alerta Mariátegui, la palabra “mestizaje” puede sugerir algo falso: una fusión, más o menos proporcionada y armónica, entre realidades socioculturales diferentes. Y lo que hubo fue una imposición excesiva de la realidad socio-cultural de una minoría (la europea), junto con la represión y 2
  • 3. marginación de las mayorías. Empero, a pesar de ello, la mezcla se dio, aunque forjando un mestizaje demasiado “europeizado”, cuando debió ser predominantemente andino y amazónico. La primera manifestación literaria de ese Perú mestizo fueron las crónicas...”.2 Proceso de Aculturación: Se llama así a las situaciones de contacto entre culturas diferentes, que significan no la simple mezcla o adaptación de elementos culturales de una a otra cultura sino la reestructuración o desestructuración de las culturas materias del contacto. De esta manera, lo que antes se expresaba o entendía simplemente como transculturación o mestizaje cultural ahora se le estudia mucha más racional o técnicamente bajo el concepto de aculturación. Este concepto se refiere, de manera general, a los fenómenos que surgen del contacto de grupos humanos que participan de culturas distintas. Se caracteriza por el desarrollo continuado de un conflicto entre las diferentes formas de vida y se manifiesta en variados niveles de contradicción. El contacto entre los españoles y los indígenas americanos fue un choque violento en el que el europeo prevaleció como grupo dominante. Sin embargo, los fenómenos que surgieron de este contacto tuvieron distintas consecuencias, trascendencia y significado, según la naturaleza de las culturas de las sociedades americanas involucradas en tal contacto. El proceso aculturativo no constituyó un traspaso mecánico de los patrones culturales hispánicos a las sociedades dominadas sino que se produjo una reelaboración y reinterpretación de tales patrones, en función de la manera como iban respondiendo a las necesidades y exigencias en la práctica misma de la vida social. 3
  • 4. En el caso del Perú, al final del periodo autóctono, el imperio de los Incas se había impuesto como entidad política dominante en casi toda el área andina, pero no constituía una cultura homogénea; pues seguían vigentes modos de vida, lenguas, creencias y otras instituciones de los pueblos y comunidades sometidos por los incas. Frente a la cultura occidental las diferencias entre las culturas nativas perdieron significación y se diluyeron dentro de un todo que se ha dominado globalmente cultura aborigen. Esto ha traído como consecuencia algunos problemas, puesto que se ha establecido generalizaciones que impiden comprender la naturaleza de muchas instituciones importantes aún supervivientes como el ayllu, los sistemas de parentesco, las formas de creencia, etc., que no fueron iguales y a veces ni siquiera semejantes en toda el área andina..3 Vertientes de la Literatura de la Conquista: Existieron dos vertientes: a) La vertiente Popular: Cuyas manifestaciones son las coplas y los romances.  La Coplas. Son composiciones breves, irónicas y de contenido popular, las que solían ser contadas por los soldados para ridiculizar y burlarse de sus superiores y jefes; están escritas en verso de arte menor (ocho o menos de ochos sílabas) utiliza un castellano vulgar. Ejemplo: ¡Ah! Señor, Gobernador, Miradlo bien por entero, Allá va el recogedor, Acá queda el carnicero. Juan de Saravia a don Pedro de los Ríos, Gobernador de Panamá, 1527. 4
  • 5. Tiempo es, el caballero, Tiempo es de andar de aquí, Que me crece la barriga Y se me acorta el vestir.Francisco de Godoy a Diego de Almagro para advertirlo de la celada que le había tendido Pizarro, 1537. Almagro pide paz, Los Pizarros, guerra, guerra; Ellos todos morirán, Y otro mandará la tierra. Cantar popular, 1537. Los Romances: Son composiciones más extensas que las coplas y constituyen una mezcla de literatura épica (narran hechos) y lírica (expresan sentimientos íntimos). Tenían por finalidad informar al Rey sobre los hechos más importantes que se producían en estas tierras. Estaban escritos en arte mayor (nueve sílabas o más). Utiliza un castellano culto, hecho por los clérigos, secretarios de los conquistadores. Ejemplo: La Muerte de Don Diego de Almagro Católica, Sacra Real Majestad, César Augusto, muy alto monarca, fuerte reparo de Roma y su barca en todo lo humano de más potestad; 5
  • 6. Rey que procura saber la verdad, crisol do se funde la recta justicia, pastor que constante cualquiera amicicia conserva el ganado por una igualdad. (Se argumentan a favor de los vulnerados y escarnecidos derechos almagristas e imploran la sanción real contra el ajusticiero del jefe amigo, - Romance atribuido a Alonso Enríquez de Guzmán).b) La Vertiente Culta: fue posterior a la popular, su expresión máxima son las crónicas.  La Crónica: El hallazgo de un nuevo continente, determinó desde el primer momento la necesidad de contar las sorpresas, la vanidad de contar hazañas y el placer de encantar con el relato de ciertas o imaginarias aventuras. Para ello se recurrió a la Crónica. Al finalizar el mismo siglo XV, cuando sólo llegaban noticias confusas, fray Ambrosio Montesinos, en la corte de los Reyes Católicos, en unas Coplas a San Juan Evangelista, pudo aludir a esa curiosidad: Los hombres van navegando, hallan tierra muy remotas, cuando vuelven, que es ya cuando los estamos esperando en el puerto con sus flotas, que nos digan, les pedimos, las novedades que vieron y si algo nuevo oímos más velamos que dormimos por saber lo que supieron. 6
  • 7. Las primeras crónicas de América fueron en verdad los relatos del propio Colón en 1493,todavía sobre el Atlántico, en la carabela en que volvió después del destrozo de la Santa Maríaen la Española.La Crónica de Indias es un relato minucioso de hechos presenciados directamente por el autoro recogidas directamente por él, constituye un interesante género que tiene de historia, ensayo ynovela, en ellos se da a conocer la grandeza del imperio incaico y su caída, la conquista y laguerra civil entre los españoles.Raúl porras Barrenechea, gran conocedor de las crónicas en su libro Los Cronistas del Perú nosdice: “... la crónica se hace rápidamente un género mestizo. Es el primer cruzamiento fecundode la tierra con el espíritu. Se funden luego en ella las dos razas, con sus ideas y sentimientosdisímiles y las dos culturas, la occidental española y la indígena primitiva (...) En las crónicasnace así un espíritu nuevo que es el del Perú. El nombre mismo del Perú surgido de ellas, es elsímbolo de ese nuevo destino (...) En la crónica se guardan todas las formas vivas y perennesde la nacionalidad (...) La crónica tuvo como característica formal, ser narración pura,objetividad ajena a toda opinión o juicio reflexivo”.Los Cronistas son las personas quienes en su afán de conocer y dar a conocer lo que estabanviviendo, escuchando y haciendo, escribieron las crónicas. Para el caso peruano, esas personasson españoles, mestizos e indios, quienes se interesaron por relatar los hechos que lesllamaban la atención utilizando el idioma castellano que ya se imponían en estas nuevas tierras,después de los duros días de la conquista. El mismo Raúl Porras Barrenechea, en su libro Mito, 7
  • 8. Tradición e Historia del Perú, nos habla de los cronistas: “Los cronistas repiten invariablementela misma sucesión de hechos y batallas, con las mismas palabras. No pretenden juzgar niencontrar una idea general, ni una explicación reflexiva sobre las causas. Las crónicasprimitivas son puro relato. Los cronistas viven en el espíritu de los acontecimientos que narran ypertenecen a él. Se jactan de lo que vieron o de lo que oyeron decir y de ello deriva su jerarquíaen la credibilidad de las fuentes. Pero su cronología y su geografía son deficientes, y tienen todala vaguedad de las tradiciones populares”.Las Crónicas: Literatura o HistoriaUna de las principales fuentes históricas hasta hace algunos años fue la suministrada por losantiguos Cronistas de Indias, autores que, queriéndolo o no, rebasan todo límite posible entreficción y realidad. Pese a ello, los historiadores vacíos de la vieja historia de la conquista ycolonización de nuestro territorio las tomaron como primera fuente, hasta que, de un momento aotro, las modernas ciencias del lenguaje se apropiaron de parte del discurso de estos oficiantesde la historiografía primitiva, registrándose desde entonces una amable disputa entre el reino dela ficción, que posee la literatura y el reino de la verdad, propio de la historia.Una de las actitudes recurrentes que tuvieron los antiguos Cronistas de Indias al enfrentarse a lapalabra escrita, fue la ex profesa voluntad de trastocar los límites que imponía la realidad,voluntad que no ha llegado a determinarse en forma exhaustiva debido a las abismalesdiferencias existentes en cada uno de dichos autores y a la imposibilidad que se tiene ennuestro siglo de poder contar con los materiales pertinentes para desbrozar sus principaleslíneas de trabajo. Fernando Silva Satisteban, nos habla en su libro Historia del Perú sobre eltema: “La crónica no es propiamente literatura, si bien hay cronistas sobresalientes por su estilo 8
  • 9. y otros que buscan expresarse en forma elegante y hasta poética –hay incluso crónicasrimadas-. No es el estilo precisamente lo que señala el carácter de las crónicas. La mayor parteson narraciones simples y a veces farragosas de los sucesos relatados. El aspecto fundamentalde la crónica es el interés del autor por la manera como deben ser conocidos los hechos, aveces con deliberada parcialidad a favor o en contra de algo y siempre de alguien. Otras buscansimplemente comunicar la extrañeza de una realidad, ser testigo presencial de un mundosorprendente por su lejanía geográfica y cultural. Pero, tampoco la crónica es historia pura, almenos en los cronistas no existe la preocupación por un método rigurosamente histórico que seapoye en la evidencia y rastree la verdad de los hechos. En la crónica caben todas lasemociones, los prejuicios y las pasiones. Pese a ello, la crónica es el testimonio por excelenciaen base al cual se ha reconstruido la historia”.Ante esta incógnita de ubicar a la Crónica como literatura o historia, y ante las diferentesclasificaciones que hacen los estudiosos en literatura o historia, tendría que incluirse una nuevaclasificación dado el contenido como cronistas ficcionales (para literatos) y cronistas de hechosinsoslayablemente reales (para historiadores).2. Clasificación de los Cronistas: Existen variedad de clasificaciones de los Cronistas de Indias. Así por ejemplo:  José de la Riva Agüero divide a los cronistas en: • Cronistas que conocieron el incanato • Cronistas que llegaron después de la conquista 9
  • 10. • Cronistas que nunca vieron el Perú • Cronistas que asistieron a la colonización • Los escritores del siglo XVII Luis Alberto Sánchez en su tratado de Literatura Peruana. Derrotero para una historia cultural del Perú, divide a los cronistas según el carácter o el género de su crónica, en: • Cronistas historiadores • Cronistas doctrinarios o catequizadores • Cronistas juristas o justificadores de la conquista. Louis Baudin en su libro Imperio Socialista de los Incas, plantea una división cronológica en función a la historia de los incas, determinándolo en: • Cronistas que vieron el imperio incaico • Cronistas que llegaron cuando había sido ya destruido el imperio • Cronistas que no vinieron al Perú y recogieron sus datos de los primeros conquistadores. • Cronistas que recogieron sus datos de los descendientes de los incas. • Historiadores españoles del siglo XVII. Raúl Porras Barrenechea en su libro Los Cronistas del Perú, propone la siguiente clasificación: • Cronistas del descubrimiento • Cronistas de la conquista 10
  • 11. • Cronistas del Incario • Cronistas de las guerras civiles. Augusto Tamayo Vargas en su tratado de Literatura Peruana divide a los cronistas en: • Cronistas españoles • Cronistas mestizos • Cronistas indios 11