Relajacion para niños y adolescentes

  • 699 views
Uploaded on

Relajación para niños y adolescentes. UTCA y IBSMIA del Hospital Universitario Son Espases.

Relajación para niños y adolescentes. UTCA y IBSMIA del Hospital Universitario Son Espases.

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
699
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
26
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 1 de 14 Relajación para niños y adolescentes Referencia del documento Título Relajación para niños y adolescentes MODIFICACIONES REVISIÓN FECHA DESCRIPCIÓN 2010 Versión 1ª original PREPARADO REVISADO / RESPONSABLE APROBADO Nombre, apellidos y firma . Elisabet Ducret Dossier Esperanza García Gozalo Asunción González Ozonas
  • 2. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 2 de 14 Relajación para niños y adolescentes DEFINICIÓN. OBJETIVO GENERAL La relajación hoy en día es una necesidad no solo para el adulto sometido a un ritmo de vida estresante, sino también para el niño y el adolescente que viven situaciones de inestabilidad emocional que les dificultan el poder relacionarse de forma adecuada y hacer frente a los continuos cambios que nos presenta esta vida, en el colegio, en casa y en cualquier lugar. El estrés de enfrentarse a situaciones desconocidas y transformarlas en algo familiar y predecible es algo esencial para el desarrollo del cerebro infantil, pero solo es una parte y sin su opuesto, la relajación, el estrés produce sobreestimulación y agotamiento que bloquea el proceso de aprendizaje. En la sociedad actual, el niño desde muy pequeño esta sobrecargado de información y actividades pero no se le permite en contrapartida llorar, gritar, correr para liberar las tensiones acumuladas. Estas tensiones psíquicas producen ansiedad, temores y malestar que se manifiesta en el niño por alteraciones conductuales, inquietud y trastornos del sueño. Una manera muy habitual de evitar ponerse en contacto con nuestras emociones es tensar inconscientemente nuestros músculos. La relajación consiste, mediante una u otra técnica, en aflojar estos músculos, canalizar las energías de los niños y distender tanto el espíritu como el cuerpo. Permite disminuir la tensión y recuperar el equilibrio y el bienestar. En el niño, la relajación también permite: Disminución de la ansiedad Aumento de la capacidad de enfrentarse a situaciones estresantes Incrementa la capacidad creativa Aumenta la facilidad de pensar en positivo Aumenta la autoestima Mayor receptividad Más participación activa Aumenta la confianza en uno mismo Aumenta la concentración y la memoria Aumenta la eficiencia en la capacidad de aprendizaje Incrementa la sociabilidad Disminuye la agresividad Mejora la calidad del sueño Incrementa la habilidad para relajarse cada vez que lo necesite
  • 3. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 3 de 14 Relajación para niños y adolescentes . ESPECIFICACIONES PARA NIÑOS Existen múltiples técnicas de relajación pero muchas de ellas resultan aburridas y desesperantes para los niños, sobre todo los más pequeños. Para que la relajación sea efectiva para ellos tenemos que tener en cuenta varios factores: Las sesiones deben ser más cortas y más frecuentes para compensar la falta de atención del niño. Los niños aprenden sobre todo mediante el ejemplo. Una persona tranquila puede tranquilizar a los demás. Así muéstrese tranquila y relajada. Las instrucciones serán simples y cortas Hay que controlar más los aspectos ambientales puesto que los niños se distraen con más facilidad Utilizar el juego como método de aprendizaje La persona que enseña la relajación al niño debe ayudarlo físicamente Felicitar a los participantes que se esfuercen y que lo hagan bien No obligar al niño a participar. Cuando este preparado se unirá voluntariamente al grupo Repetir la misma técnica de relajación varios días seguidos de manera que la aprendan correctamente y se sientan a gusto practicando Durante toda la sesión de relajación debemos recordar que tiene que ser una actividad agradable, hecha para quitar tensión y no crear problemas. Algunos niños, por timidez, vergüenza, miedo al ridículo o a la novedad pueden alterar un poco la dinámica del grupo. Tomaremos tiempo de tranquilizarlos, explicarles bien de que se trata, como se va a realizar y los beneficios esperados. Nos podemos encontrar con las incidencias siguientes: Algunos niños se ponen a reír. En un principio no haremos caso y puede que paren solos. Si no, se les recordara tranquilamente que esta actividad se hace en silencio. Si las risas molestan o se prolongan, se apartara al niño (o los niños). Algunos niños pueden tener miedo de cerrar los ojos durante la sesión, por lo que sienten en su cuerpo o porque necesitan mantener el contacto con los demás. No importa, no se le obligara Antes de empezar especificar claramente que no tienen obligación de hacerlo. Se sentaran en silencio. Lo importante es que no molesten. En cualquier momento si cambian de idea pueden seguir a partir de entonces. No castigue a un grupo de niños porqué esta más alterado de lo normal. Mejor darles tiempo de calmarse con juegos de relajación No juzgue la manera de relajarse de ningún niño. Cada uno puede relajarse y sacar provecho del ejercicio a su manera
  • 4. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 4 de 14 Relajación para niños y adolescentes DESCRIPCIÓN. El proceso de la relajación constará de tres fases: Primera fase: Introducción corta con explicación del tipo de relajación que se va a practicar para situarlos y bajar el nivel de actividad. Los niños se pondrán en situación, sentados o tumbados en sillones o colchonetas. Escuchando una música apropiada empezaran haciendo respiraciones. Segunda fase Relajación propiamente dicha utilizando varias técnicas según la edad, el tipo de grupo o el ambiente del momento: Método de Jacobson: esta técnica consiste simplemente en contraer grupos de músculos para luego aflojarlos y aprender de las sensaciones vividas de “tensión versus relajación”. Juegos de relajación para niños. Mediante juegos conseguir los movimientos de contracción, distensión, estiramientos y relajación. Biodinámica: dejarse llevar por la música y mover el cuerpo lentamente en una especie de baile Relajación de los colores: través de “imágenes” guiadas el niño ira relajando poco a poco las distintas partes de su cuerpo y su mente. Cuentos: relajación mediante la música y la narración. Tercera fase: Conclusión o regreso. Al terminar el ejercicio, el niño empezara a moverse poco a poco y se incorporará. En esta fase se puede introducir una discusión y valoración del ejercicio en grupo o individual.
  • 5. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 5 de 14 Relajación para niños y adolescentes RELAJACIÓN DE JACOBSON EXPLICACIÓN DE LA RELAJACIÓN Cuando te sientes alterado o nervioso, ciertos músculos de tu cuerpo se ponen tensos. Si puedes aprender a identificar estos músculos y relajarlos, entonces cuando se pongan tensos en diferentes situaciones tú podrás relajarlos y sentir la sensación opuesta a la tensión. Te sentirás relajado porque tus músculos están relajados. Nosotros te enseñamos la relajación haciendo que deliberadamente tenses ciertos músculos y después los relajes. Estos músculos son los mismos que se ponen tensos o estirados cuando estás alterado o nervioso. Haciendo que tú deliberadamente tenses ciertos músculos de tu cuerpo, aprenderás a identificar aquellos que están tensos. Después aprenderás a relajarlos y poco a poco serás capaz de relajarte en una situación en la que te sientas ansioso, por ej. antes de ir a hablar con el médico, antes de un examen…. Si vas a entrar en una situación en la que te parece que te vas a poner tenso, podrás relajarte. Si acabas de estar en una situación que ha hecho que te alteres o te pongas ansioso y aún estas molesto, entonces puedes relajarte y minimizar su efecto. Vas a utilizar la relajación como una técnica de autocontrol para el resto de tu vida ANTES de una situación que te produzca ansiedad, DURANTE la situación, mientras estas ansioso, y después si todavía estás alterado. Practicar la relajación te ayudará a disminuir tu nivel de ansiedad, a dejar de sentir miedo de las cosas nuevas y a perder el miedo en ciertas situaciones. Posición de relajación Siéntate en el sillón, con la cabeza recta, sin inclinarla. La espalda debe estar tocando el respaldo. Mantén las piernas sin cruzar, pon las manos sobre los muslos. También podemos practicar la relajación tumbados Tensión-relajación Una vez que estés cómodo comenzarás a tensar y a relajar grupos de músculos de tu cuerpo. Cuando tenses un músculo, fíjate dónde sientes particularmente la tensión. Después observa lo que sientes cuando los músculos se están relajando. La secuencia es 1. Tensar los músculos hasta su grado máximo 2. Notar lo que sientes cuando los músculos están tensos 3. Relajarlos 4. Disfrutar de esta agradable sensación Cuando estés tensando y relajando una parte de tu cuerpo, intenta mantener el resto de tu cuerpo relajado. Después de un poco de práctica te será mucho más fácil. Es muy importante que practiques. La relajación como cualquier otra habilidad cuanto más la practiques mejor te saldrá.
  • 6. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 6 de 14 Relajación para niños y adolescentes SESIÓN DE RELAJACIÓN Frente: arruga la frente. Fíjate donde la notas particularmente tensa (sobre el puente de la nariz y encima de las cejas). Relaja lentamente tu frente y presta especial atención a las áreas que estaban particularmente tensas. Dedica unos cuantos segundos a observar qué sientes al tener estos músculos sueltos, relajados. Ojos: cierra fuertemente los ojos. Nota donde los sientes tensos. Debes sentir la tensión por encima y por debajo de cada párpado y en los bordes exterior e interior de cada ojo. Relaja gradualmente los ojos mientras los vas abriendo lentamente. Observa la diferencia entre la tensión y la relajación. Nariz: arruga la nariz. Nota las zonas que se encuentran tensas (el puente y los agujeros). Relaja poco a poco la nariz, muy despacio dejando salir la tensión. Observa lo que se siente al dejar todos esos músculos apagados, completamente relajados. Observa la diferencia entre esta sensación y la anterior. Sonrisa: haz que la boca y la cara adopten una sonrisa forzada. Siente las partes que se encuentran tensas (labio superior e inferior y ambas mejillas). Relaja gradualmente la cara. Observa que sientes al tener todos estos músculos sueltos, apagados, relajados. Disfruta de esta sensación. Lengua: aprieta tu lengua fuertemente contra el cielo de la boca. Nota donde sientes la tensión (dentro de la boca, en la lengua y en los músculos que están debajo de la mandíbula). Relaja lentamente estos músculos dejando caer la lengua poco a poco. Fíjate qué sientes al tener todos estos músculos sueltos, apagados, relajados. Observa la diferencia entre la tensión y la forma en que te sientes ahora. Mandíbula: aprieta los dientes. Nota donde sientes la tensión (en los músculos laterales de la cara y también en las sienes). Relaja gradualmente la mandíbula y nota la sensación de distensión. Aprecia qué sientes al tener estos músculos apagados, relajados. Labios: aprieta los labios y sácalos hacia fuera. Fíjate donde sientes la tensión (labio superior e inferior y a cada lado de los mismos). Relaja poco a poco los labios. Nota como estos músculos están apagados, relajados. Concéntrate en sentir la diferencia entre la tensión y la relajación. Cuello: mueve la cabeza hacia delante hasta que la barbilla toque el pecho. Nota la tensión en la parte anterior del cuello, pero sobre todo en la parte de atrás. Lentamente vuelve a poner la cabeza en posición vertical. Observa cuán relajados y cómodos se sienten los músculos de delante y de detrás del cuello. Ahora echa la cabeza hacia atrás todo lo que puedas de modo que sientas la tensión en la parte de atrás de tu cuello, pero especialmente en la de delante. Vuelve a poner lentamente la cabeza en posición vertical. Ésta es la posición de menor tensión. Observa la diferencia entre las sensaciones de tensión y las de relajación en estos músculos. Brazos: Extiende el brazo derecho recto con el puño cerrado, y tensa todo el brazo desde la mano hasta el hombro. Observa dónde sientes la tensión (bíceps, antebrazo, parte de atrás del brazo, codo, muñeca y dedos). Presta especial atención a las áreas
  • 7. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 7 de 14 Relajación para niños y adolescentes que están particularmente tensas. Relájalas totalmente. Relaja y baja el brazo, de forma que descanse en el regazo (o apoyabrazos del sillón) en la posición de relajación. Nota como te sientes al tener esos músculos sueltos, apagados, relajados y fíjate que diferente es la sensación de ahora. Repite con el brazo izquierdo. Piernas: Ahora levanta la pierna derecha de forma que la punta del pie mire hacia ti y tensa toda la pierna. Nota dónde la sientes tensa (en la parte de arriba y de abajo del muslo, la rodilla, la pantorrilla, la parte anterior y posterior del pie). Poco a poco relaja y baja la pierna a medida que la relajas y hasta que apoye completamente en el suelo (o sillón). Asegúrate de que la pierna vuelve a la posición de relajación y fíjate qué diferente es la sensación ahora. Repítelo con la pierna izquierda. Espalda: Echa los hombros para atrás, estirando la espalda. Observa dónde sientes particularmente la tensión (en los hombros, en el centro de la espalda). Lentamente relaja tu espalda y vuelve a la posición anterior, dejando los brazos sueltos en la posición de relajación. Observa cómo te sientes al tener estos músculos sueltos, relajados y nota la diferencia. Estómago y abdomen: contrae el estómago y el abdomen. Fíjate donde tienes la tensión. Poco a poco relaja tu estómago y tu abdomen hasta que vuelva a su posición natural. Observa lo que sientes al tener esos músculos sueltos, relajados. La idea es tensar una cierta parte de tu cuerpo, observar dónde sientes la tensión y relajar esa parte lentamente de forma que puedas identificar los músculos que estás relajando. Ejercicios de respiración Dentro de unos segundos voy a pedirte que realices una profunda respiración, que la mantengas y que expulses el aire lentamente por la boca. Mientras estás expulsando el aire intenta que todo tu cuerpo se relaje desde la cabeza hasta los pies. Intenta imaginar que eres capaz de ver todos tus músculos relajándose desde la cabeza hasta los pies. Es como si alguien moviese una varita mágica delante de ti, empezando por la cabeza y bajando hasta lod pies. Todos los músculos de tu cuerpo se relajan a medida que esta varita va pasando por cada una de las partes de tu cuerpo. Quiero que respires otra vez de la misma forma pero ahora cuando empieces a expulsar el aire, debes decir la palabra “R-E-L-A-X” para ti mismo. Dilo lentamente de manera que cuando llegues a la X hayas bajado hasta los pies y expulsado todo el aire. Repitelo 5 veces.
  • 8. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 8 de 14 Relajación para niños y adolescentes Segunda fase de prácticas Cuando el niño haya practicado varias veces la tensión-relajación dirigida completa dejaremos la iniciativa al niño nombrando solo las partes a tensar-relajar. Ahora vamos a hacer la relajación, pero como ya has practicado varias veces y conoces el procedimiento esta vez sólo voy a ir nombrando cada parte del cuerpo. Por favor fíjate en las partes que están en tensión. Tensarás como has aprendido. Cuando creas que notas suficiente tensión, relaja lentamente esa parte. Cuando la notes relajada, hazme una señal, levanta el dedo índice. Una vez que el niño haya hecho esto con todas las partes, pídale que haga 5 ejercicios de respiración diciendo la palabra “R-E-L-A-X” para si-mismo. Relajación sin tensión Ahora voy a pedirte que relajes una parte del cuerpo después de que yo la nombre. Por ejemplo y diré “frente” y tu la relajarás lo mejor que puedas. Una vez que la sientes relajada, haz una señal con el dedo índice. No debes tensar ninguna parte a menos que tengas problemas para relajarla. Se irán nombrando todas las partes y al final se harán 5 ejercicios de respiración profunda con la palabra “R-E-L-A-X”. RELAJACIÓN DE LOS COLORES Música de los Chakras Sentados o tumbados, ojos cerrados o abiertos Vamos a hacer la relajación de los colores imaginando cada parte de nuestro cuerpo de un color. Empezaremos con el rojo. Imagina un color rojo luminoso y positivo en la planta de los pies y siente o imagina como este color asciende por los gemelos, las rodillas, los muslos hasta los genitales. Observa tus piernas: si notas alguna tensión, tensa este músculo y afloja de nuevo. Siente como las piernas se relajan. Realiza 3 respiraciones (hacer una pausa larga) Imagina ahora un color amarillo intenso, luminoso y positivo. Lo sientes o imaginas en el vientre, tus caderas, vejiga, intestinos, riñones y final de tu columna vertebral. Realiza 3 respiraciones y siente el color amarillo. (pausa) Ahora vamos a imaginar el color naranja, intenso y positivo, en la zona del estómago. Siente el color naranja en el estómago, hígado, vesícula, páncreas, bazo, suprarrenales y columna dorso lumbar.
  • 9. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 9 de 14 Relajación para niños y adolescentes Realiza 3 respiraciones, observa toda la zona naranja y la relajas. (pausa) Imagina ahora un color verde luminoso y positivo. Lo sientes en tus pulmones, corazón, pecho, brazos y espalda. Inspira este color verde, observa y si encuentras alguna tensión la relajas con la expiración. Realiza 3 respiraciones, (pausa) Ahora vas a sentir o imaginar un color violeta luminoso y positivo en tu garganta y cuello. Sientes como se afloja. Si notas alguna tensión gira suavemente el cuello. Vuelve a hacer 3 respiraciones. (pausa) Ahora vas a imaginar y sentir un color azul luminoso y positivo en tu cabeza, tu cerebro, ojos, oídos, boca y nariz. Siente como se relajan todas tus tensiones. Inspira y expira 3 veces. (pausa) Ahora por encima de tu cabeza imagina un color azul índigo, como un cielo de noche estrellada. Imagina que la luz blanca de las estrellas baja hacia ti bañando tu cuerpo y relajándolo. Sientes que toda tu piel se relaja. Respira 3 veces lentamente. (pausa y seguir con una de las lecturas) Si este día solo se hiciera esta parte de la relajación, sin lectura posterior, concluir de esta manera: Acuerdate que en el color naranja esta tu bazo. Imagina un rayo de sol que baja directamente a tu bazo. Vamos a hacer 7 respiraciones, cada una de un color. Cada vez que yo diga un color pensaremos cada uno en nuestro nombre. Inspiramos Rojo positivo de……(cada uno que ponga su nombre)….. te da fuerza Espiramos Inspiramos Amarillo positivo de…....................................................... te da alegría Espiramos Inspiramos Naranja positivo de………………………………………….. te da seguridad Espiramos Inspiramos
  • 10. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 10 de 14 Relajación para niños y adolescentes Verde positivo de............................................................ ..te da amor Espiramos Inspiramos Violeta positivo de….......................................................... te da comprensión Espiramos Inspiramos Azul positivo…………………………………………………te da confianza en ti mismo Espiramos Inspiramos Azul índigo positivo………………………………………… te da armonía Espiramos Disfrutamos un momento de la relajación. JUEGOS DE RELAJACIÓN PARA NIÑOS DE 5 A 12 AÑOS Una vez elegido el juego, antes de empezar, lo explicaremos a los niños, imitando los movimientos que van a realizar. EL GLOBO El niño se relaja mediante la inspiración y espiración. Vamos a jugar al globo: primero os explico de que se trata y después haremos el juego juntos. Explicación En este juego te conviertes en un globo que se infla y se desinfla. Yo tengo una bomba de aire en las manos. Cuando bombee el aire (hacer el movimiento) tú te inflarás como un globo: llenarás tus pulmones, hinchando el abdomen y levantando los brazos en forma de cruz. Cuando te lo indique, pon las manos en el vientre y deja salir el aire del globo. Espira el aire de tu boca suavemente y vuelve a colocar los brazos a lo largo del cuerpo. A jugar Todos de pie con bastante espacio para poder levantar los brazos Ahora eres un globo Empiezo a bombear el aire y tu te inflas como un globo Llena tus pulmones de aire, hinchando la tripa y levantando los brazos en forma de cruz Cada vez te inflas más y más Puedes ponerte de puntillas Ahora pon las manos en la tripa para dejar salir el aire como si el globo se estuviera desinflando. Espira por la boca Te mueves en todos los sentidos, como un globo que se desinfla Repetimos 3 o 4 veces
  • 11. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 11 de 14 Relajación para niños y adolescentes La última vez desinflas el globo hasta que esté vacío del todo y te tumbas poco a poco al suelo. Los brazos y las piernas también están completamente desinflados. Descansa un poco. Cuando diga tu nombre, puedes levantarte despacio. DURO, DURO, BLANDO, BLANDO El niño se relaja aflojando distintas partes del cuerpo mediante movimientos de contracción y distensión. Explicación Vamos a jugar a “duro, duro, blando, blando” Para empezar te tumbarás de espalda Cuando diga “duro, duro” cierra los puños y pon toda la fuerza que puedas en los brazos. Al mismo tiempo estira la punta de los pies y haz toda la fuerza que puedas con muslos y piernas. Cuando diga “blando, blando”, relajarás los pies y las piernas y luego las manos y los brazos. A jugar Ahora túmbate de espaldas sin cruzar las piernas, los brazos a lo largo del cuerpo, pegados a los muslos. Duro, duro! cierra los puños y haz fuerza con los brazos. Estira la punta de los pies y haz toda la fuerza que puedas con los muslos y las piernas. Tu cuerpo esta duro, duro. Blando, blando! relaja pies, muslos y piernas, relaja también las manos y los brazos. Tu cuerpo está blando, blando. Repetir los dos puntos 3 o 4 veces. Ahora voy a dejar que descanses un rato. LAS EXTREMIDADES Hacer que el niño llegue a un estado de relajación alternando el estiramiento y la distensión de diversas partes del cuerpo. Explicación Para empezar te pondrás de pie. Cuando diga el nombre de algo que esté arriba (cielo, avión, nubes, sol planeta Marte…..) ponte de puntillas y estira los brazos arriba todo lo que puedas. Cuando diga el nombre de algo que esté abajo (hierba, ,mar, flores, tierra….) deja caer los brazos y el cuerpo hacia delante, dobla un poco las rodillas y deja que tu cuerpo se quede blando.
  • 12. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 12 de 14 Relajación para niños y adolescentes Cuando diga “¡entre el cielo y el suelo!” ponte derecho y relajado. A jugar Ponte de pie ¡Sol! (o cualquier objeto que esté en el cielo) Estirare bien. Ponte de puntillas y estira los brazos hacia arriba todo lo que puedas. (Esperar así unos segundos) ¡Flores! (o cualquier cosa que esté en el suelo) Afloja el cuerpo, deja caer los brazos y el cuerpo hacia delante, doblando un poco las rodillas. Tu cuerpo esta blando. Y así repetir 4 o 5 veces alternativamente con distintos elementos. Acabar diciendo “¡entre el cielo y el suelo!”. Ponte derecho, quédate así unos segundos y la actividad ha terminado. LA PRIMAVERA Cada niño es un bloque de hielo que se derrite lentamente y se convierte en un florecilla de primavera mediante movimiento de contracción y distensión. Explicación Vamos a jugar a la primavera Cuando diga ¡A JUGAR! empezarás a moverte, caminando y saltando en el sitio. Cuando diga ¡HIELO! te convertirás en un bloque de hielo de pie y apretando fuertemente puños y brazos. Te habrás congelado. Cuando diga ¡DESHIELO! empezarás a derretirte aflojando los dedos, las manos los hombros, la cabeza. A jugar Muévete como quieras, salta o camina. ¡HIELO! te congelas, tus brazos se ponen duros, duros y aprietas fuertemente los puños. Estas congelado, congelado. ¡DESHIELO! empiezas a derretirte lentamente, aflojas los dedos, las manos, los hombros y la cabeza. Repetir 3 o 4 veces En el último “DESHIELO” sigues derritiéndote hasta doblar las rodillas lentamente y tumbarte en el suelo. Estás completamente blando, blando. El bloque de hielo se ha convertido en agua. Tus brazos y tus piernas están totalmente blandos. Ya ha llegado la primavera. Imagínate un campo lleno de florecillas. DESPERTAD AL OSO El niño llega a un estado de tranquilidad mediante la inmovilidad. Cada niño se convierte en un oso que hiberna. Explicación
  • 13. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 13 de 14 Relajación para niños y adolescentes Vamos a jugar a despertar al oso Para imitar al oso te tumbarás en el suelo. Yo haré de lobo y me pasearé por el bosque mientras tú harás como si fueras un oso dormido. Buscaré un oso que no se mueva porqué tengo hambre y me lo quiero comer. Cuando yo vea un oso que esté completamente quieto, le tocaré la punta del pie y en cuanto le toque el oso se despertará, se levantará lentamente y se convertirá en lobo. Entonces yo ocuparé su sitio y me convertiré en un oso que duerme. El nuevo lobo busca un oso que está completamente quieto y se repite el juego. A jugar Túmbate en el suelo. Quédate inmovil. Yo soy el lobo. (dejar pasar unos 10 segundos y tocar el pie de un niño que esté completamente inmóvil. El oso se convierte en lobo y yo me tumbo en su lugar. El nuevo lobo se pasea en el bosque unos segundos y toca el pie de otro oso. Seguir así unos minutos. Ahora todos somos osos y descansaremos durante unos instantes. CHICLE DE FRESA El niño se relaja mediante movimientos de estiramiento, caída y distensión. Explicación Vamos a jugar a “Chicle de fresa”. Primero nos pondremos formando un círculo y haremos como si estuviéramos masticando un chicle de fresa. Cuando yo diga ¡CHICLE! te estirarás como un chicle. Para esto levantarás los brazos por encima de la cabeza y estirarás el cuerpo. Cuando diga ¡DE FRESA! te doblarás como si hicieras una bola con el chicle. Te sentarás, bajarás los brazos y doblarás las rodillas. Luego acercarás los muslos al pecho y rodearás las piernas con los brazos. Cuando diga las dos palabras ¡CHICLE DE FRESA! escupirás el chicle, te tumbarás en el suelo y descansarás. A jugar Poneos en círculo y haced como si estuvierais masticando un chicle de fresa. ¡CHICLE! estírate como si fueras un chicle, levanta los brazos por encima de la cabeza y estira el cuerpo hacia arriba. ¡DE FRESA! dóblate como si estuvieras haciendo una bola con el chicle. Siéntate, baja los brazos y dobla las rodillas. Ahora acerca las piernas al pecho y redéalas con los brazos. Repetir los dos puntos alternativamente 3 o 4 veces. ¡CHICLE DE FRESA! escupir el chicle, tumbarse de espaldas y descansar unos minutos. Al levantarse recoger cada uno su chicle del suelo y tirarlo a la papelera.
  • 14. DEN-PG-00 Revisión :A Fecha:2010 Dirección de Enfermería Página 14 de 14 Relajación para niños y adolescentes EL BOSQUE TRANQUILO El niño se relaja mediante movimientos suaves y harmoniosos Explicación Vamos a jugar al bosque tranquilo. Primero nos ponemos en cuclillas. Nos imaginamos que somos un árbol que esta creciendo. Nos pondremos en pie poco a poco estirando nuestras ramas (brazos) con la intención de tocar las nubes. Tras el estiramiento bajaremos los brazos poco a poco como si una suave brisa los moviera, imitando el movimiento de los árboles movidos por el viento. Se procurará que los movimientos sean suaves y harmoniosos. A jugar Formar un círculo y poneos en cuclillas. Eres un árbol y estas creciendo. Empieza a incorporarte poco a poco, estirando los brazos con la intención de tocar el cielo. Te puedes poner de puntillas. Crecerás más y más. Ahora con el viento mueve con suavidad los brazos como si fueran las ramas de un árbol mecidas por el viento. Ahora las hojas del árbol caen suavemente. Baja poco a poco los brazos, y ves doblando el cuerpo suavemente hasta quedar nuevamente en cuclillas. Repetir 2 o 3 veces. La última vez bajar hasta quedar tumbados y descansar unos minutos BIBLIOGRAFÍA Joseph R. Cautela, June Groden Técnicas de relajación, manual práctico para adultos, niños y educación especial Ed. Martinez-Roca S.A. Barcelona 1985 Micheline Nadeau 24 juegos de relajación para niños de 5 a 12 años Ed. SIMO, Málaga 2001 Cristina J. Gallego García La relajación del niño a través de la música www.filimusica.com Cuerpo y Mente Técnicas de relajación infantil www. Mundogar.com Relajación infantil www.auderiasymas.blogspot