Guerra de sucesion
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Guerra de sucesion

on

  • 2,308 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,308
Views on SlideShare
2,308
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
9
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Guerra de sucesion Guerra de sucesion Document Transcript

  • INDICE Nº DE PG<br />Índice1<br />Introducción a la Guerra2<br />Plan de Investigación3<br />Resumen4-7<br />Fin de la supremacía española4-5<br />Cambios en la vida valenciana6<br />Defensa de los valencianos7<br />Análisis8-9<br />Bibliografía10<br />INTRODUCCION A LA GUERRA <br />Desde siempre los reyes habían proclamado guerras entre ellos por diferentes causas; por eso la Guerra de Sucesión no fue la primera ni sería la última guerra que se produce por la falta de heredero pero si que fue la que más se recuerda en España y la que más afectó a Europa directamente, por la implicación en la guerra o por los pretendientes, o indirectamente, por los puertos que fueron abiertos o clausurados a diferentes países y por las reformas en los intercambios comerciales dentro de Europa y fuera de ella.<br />La guerra fue provocada por la enfermedad de Klinefelter por una sucesión de matrimonios entre primos, hermanos y familiares que compartían la misma sangre. Esto era debido a dos razones: Primeramente, las familias nobles pensaban que su sangre era la única pura y se preocupaban de que si se casaban con alguna persona de un nivel social más bajo, su sangre y la de sus descendientes quedaría contaminada; esto eliminaba los futuros casamientos de nobles con burgueses o campesinos. Y, en segundo lugar y menos aceptada, algunos nobles querían que las tierras que siempre habían pertenecido a su familia no fuesen usurpadas por un matrimonio con otra familia noble que se podía adueñar de ellas; esto eliminaba algunos de los casamientos con nobles que no pertenecían a la familia. Estas restricciones limitaban el número de personas con las que te podías casar por lo que algunos nobles se decantaron antes hacia los casamientos entre personas de su misma familia antes que hacia el celibato.<br />El síndrome no permitía al rey tener descendencia por lo que no tenía ningún sucesor directo pero si tenía varios hermanos y primos lejanos que podían optar al trono. Como en todas las guerras, el pueblo tomó lados: la corona de Aragón (que incluía la Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña) y las Islas Baleares respaldaron al candidato austríaco Don Carlos de Habsburgo y el resto de España apoyaba al candidato francés Felipe d’Anjou. Cuando ganó el candidato francés, los que no le habían apoyado sufrieron unas graves consecuencias que limitaron sus derechos y empobrecieron paulatinamente a la población. Estas consecuencias fueron la retirada de los fueros valencianos y la imposición de varios impuestos nuevos sobre la población valenciana. Felipe V respondió a las quejas alegando que los traidores que no habían apoyado al mejor candidato no eran más que eso, unos traidores, por lo que se les debía tratar como tales.<br />PLAN DE INVESTIGACIÓN<br />El rey de España en el año 1700, Carlos II, estaba muy anciano. Y aunque tuviese ya muchos años no había tenido ningún descendiente con su esposa María Luisa de Orleans. Se decía que esto era debido a que el rey padecía “el síndrome de Klinefelter por sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real”. Todas las potencias Europeas en ese momento esperaban con impaciencia el testamento del rey español ya que no se sabía a quién podía dar la corona del país. Desafortunadamente, cuando el rey falleció, el testamento no agradó a nadie y dos familiares lejanos, Felipe d’Anjou y el Archiduque Carlos de Habsburgo, reclamaron el trono español en su totalidad por lo que se produjo una guerra a la que llamaron la Guerra de Sucesión.<br />La pregunta que nos planteamos es: ¿hasta qué punto la Guerra de Sucesión española afectó los aspectos de la vida en esa época, en España y, más concretamente, en la Comunidad Valenciana? Presentaremos cómo los españoles, las españolas, valencianos y valencianas vivieron la Guerra de Sucesión y en qué les afectó, tanto en sus vidas públicas cómo en sus vidas privadas. Las preguntas que nos cuestionaremos son:<br />¿Cómo afectó la Guerra de Sucesión española a los valencianos y valencianas? ¿Qué le hubiese pasado a la historia española si Carlos II hubiera tenido descendientes? ¿Cómo habría cambiado España si hubiese sido sucesor el Archiduque Carlos de Austria en vez del francés Felipe d’Anjou? Si la Comunidad Valenciana no hubiese apoyado al perdedor ¿seríamos ahora diferentes a lo que somos actualmente? ¿No se podría haber llegado a un acuerdo sobre el descendiente sin luchar?<br />El resultado de nuestra investigación será enseñar cómo y por qué se desarrolló la Guerra de Sucesión y qué consecuencias tuvo en los habitantes de Valencia.<br />FIN DE LA SUPREMACÍA ESPAÑOLA<br />Este tipo de guerras se habían visto muchas veces durante la historia; un rey no tenía descendencia y moría designando a una persona que no gustaba a nadie. Entonces se presentaban varios pretendientes más importantes y el pueblo se dividía en dos bandos. Después de una duradera guerra uno de los bandos resultaba victorioso y al pretendiente se le designaba rey. <br />Tras la muerte de Carlos II, hijo de Felipe IV, España no tenía ningún sucesor de Carlos II, y por tanto no había ningún rey. Esto provocó una guerra por el control del trono español, llamada La Guerra de Sucesión. Los candidatos al trono español eran: Felipe d’Anjou (de la casa de los Borbones) y el Archiduque Carlos (de la casa de los Habsburgo).<br />Felipe D’AnjouCarlos de Austria<br />Este conflicto superó las fronteras españolas y muchas de las potencias europeas tomaron parte de un bando u otro. Inglaterra en un principio apoyó al pretendiente austríaco, pero al morir su hermano el emperador José I sin sucesión el trono imperial recayó en Carlos con lo que, si Carlos llegaba a ser rey de España, podrían rememorar la antigua unión del Imperio de Carlos I de España y V de Alemania. Inglaterra apoyaba una política de equilibrio de poderes (Balance of Powers) en la que ella igualaba el poder de las potencias si estas alcanzaban un poder mayor a cualquiera de las otras. Por esto Inglaterra tuvo que apoyar al candidato francés obligándole a renunciar a sus aspiraciones como rey de Francia. <br />Se firma el Tratado de Utrecht, que supone el fin de la Guerra de Sucesión, en el que Inglaterra se apropia de Gibraltar, Menorca y Terranova; por otra parte los Países Bajos y una serie de posesiones en Italia son regaladas al Imperio Austro-húngaro como compensación por la renuncia. Esto no era debido solamente a la obsesión por la apropiación de tierras, sino porque Inglaterra dominaría en muchos campos como, por ejemplo, el económico y el demográfico. Inglaterra consiguió el asiento de negros (un monopolio de 30 años sobre el tráfico de esclavos negros con la América Española) así como un navío de permiso y el derecho de asiento que permitían a sus comerciantes realizar intercambios comerciales con diferentes puertos del mercado Americano.<br />CAMBIOS EN LA VIDA VALENCIANA<br />En 1714 Valencia estaba desolada. La Comunidad Valencia había apoyado al perdedor y no iba a pasar inadvertida. Felipe V decidió imponer el mismo sistema político que su abuelo Luis XIV de Francia: el absolutismo. Mediante un decreto llamado el Decreto de Nueva Planta (1707), Felipe V suprimía todas las antiguas instituciones y fueros valencianos e imponía un modelo centralizado y uniforme. Las cortes valencianas se disuelven y todas las funciones que antes poseían pasaron a las cortes de Castilla que pasaron a ser las Cortes Españolas.<br />“Por encima de cualquier institución se encontraba el rey que intervenía y decidía en cualquier asunto de Estado. Le ayudaban los secretarios, semejantes a los actuales ministros, que ayudados por los funcionarios ejecutaban las órdenes reales.”<br />El nuevo monarca reorganizó los distintos territorios valencianos. Así Valencia dejó de ser un reino para convertirse en un conjunto de provincias (Valencia, Alicante, Castellón y San Felipe) y sus habitantes pasaron a estar gobernados por capitanes generales que tenían todos los poderes sobre la población. Los ayuntamientos valencianos pasaron a estar controlados por una nueva figura: el corregidor, que era un alcalde que los ciudadanos identifican con Castilla. Los intendentes eran unos funcionarios de origen francés empleados por Felipe V para informar de cualquier cuestión de interés en sus reinos.<br />Los valencianos perdieron el control sobre sus impuestos, que pasaron a ser controlados por el gobierno central que estaba situado en Madrid. Aprovechando el triunfo de Felipe V sobre los valencianos, se impuso un nuevo impuesto llamado “la talla”. Se trataba de una contribución obligatoria que los valencianos tenían que pagar como castigo por su rebeldía al apoyar al Archiduque Carlos como pretendiente a la corona.<br />Como última secuela de los cambios anteriores de la vida valenciana, el rey suprimió todos los documentos escritos en la lengua propia de Valencia, el valenciano. Este idioma pasó a ser considerado popular ya que no se usaba ni en los documentos escritos ni en la administración. Sólo quedaban retazos del idioma en las conversaciones de las clases populares, mientras que las clases más acomodadas castellanizaron la educación de sus hijos y cambiaron su idioma por el castellano.<br />DEFENSA DE LOS VALENCIANOS<br />Se sabe que el rey Felipe V finalmente impuso un fuerte castigo a los valencianos, pero ¿alguien dijo que lo aceptaran sin más? Los valencianos, antes de someterse al rey, lucharon bravamente por sus fueros y leyes que Felipe V deseaba derogar. Un ejemplo de esta resistencia fue el teniente mariscal Joan Batista Basset. Un contemporáneo del siglo XVIII lo describe de esta manera: “Era hombre de buena intención; su genio tumultuoso. El arte de la guerra no le había infundido los modales de un civil estilo.” Todos los soldados a su mando lo describían como un gran líder y así era ya que encabezó una de las batallas más importantes en la defensa de Valencia contra el ejército de Felipe V. <br />Joan Batista fue nombrado, en 1705, por el Archiduque Carlos, General de las Armas del Reino de Valencia" y participó en numerosas batallas en contra de la ocupación borbónica. Entre las más importantes podemos destacar la reconquista de Valencia y el retraso del avance de las tropas borbónicas hacia Barcelona ambas en el año 1705. Pero al ser encarcelado no llegó a combatir en la batalla decisiva de Almansa.<br />“El ejército aliado se encontraba totalmente dispuesto en orden de batalla en los llanos de Almansa. Este ejército estaba bajo el mando del Marqués de las Minas y de lord Galloway. En el frente contrario, las tropas borbónicas (caballería francesa, española e infantería irlandesa) bajo el mando del duque de Berwick esperaban los refuerzos del Duque de Orleans, que no llegarían a tiempo. Las tropas del Archiduque Carlos de Austria fueron derrotadas a pesar de su superioridad numérica. Las pérdidas se cifraron en seis mil muertos y heridos en las tropas aliadas y tres mil en las borbónicas. La victoria permitió a los felipistas ocupar Aragón y Valencia que vieron sus fueros suprimidos, sus tierras ocupadas militarmente, y sufrieron una fuerte represión.”<br />QUÉ HUBIESE PASADO SI...<br />La mayoría de las provincias españolas estaban de parte de Felipe D’Anjou excepto la Corona de Aragón (que incluía a la actual Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares). Nosotros sabemos que Felipe D’Anjou suprimió los derechos de los valencianos como los fueros e importantes instituciones, como sus Cortes, etc.… y también puso elevados impuestos a los vencidos, lo cual creó muchas protestas. Sabemos que Felipe D’Anjou suprimió la lengua de la comunidad valenciana, que es el valenciano. Esto creo un descontento en la población y ocurrieron varias revueltas. Ahora actualmente en el museo de Játiva se encuentra el cuadro del candidato francés boca abajo, para demostrar lo mucho que le odiaban los valencianos (incendió la ciudad y le cambió el nombre por el de San Felipe). Los historiadores no pusieron el cuadro boca arriba para recordar cuánto mal hizo.<br />Si Carlos II hubiese tenido descendientes, el heredero hubiese sido su hijo, es decir un miembro de la Dinastía de los Austrias (Habsburgos) y no podría haber solicitado el derecho a reinar un miembro de otra familia real, en este caso la francesa (Dinastía de los Borbones). La guerra no hubiera estallado, porque la sucesión estaba clara. Sin embargo, esta situación era improbable porque después de tantos matrimonios consanguíneos entre los Austrias, la familia real estaba muy degradada. A Carlos II se le conocía con los sobrenombres de “el impotente” por su nulo interés sexual y “el hechizado” por ser muy raro en su carácter.<br />Pensamos que si el Archiduque Carlos hubiese ganado a Felipe D’Anjou hubiesen cambiado muchas cosas. En la Comunidad Valenciana seguiría todo como estaba, es decir se seguiría hablando valenciano, se tendrían en pleno uso los fueros y las Cortes funcionarían. No sabemos si el Archiduque hubiera sido tan vengativo como el candidato francés en cuanto a represalias contra el resto de la nación que se puso de parte del francés. Desde el siglo XV el Levante y Cataluña fueron los motores económicos del Estado Español y una victoria del Archiduque Carlos habría impulsado aún más la economía de estas zonas. ¿Hablaríamos catalán en todo el territorio español?<br />¿Seriamos diferentes si hubiéramos apoyado al candidato francés? Opinamos que al haber apoyado al vencedor de la guerra, muchas cosas seguirían igual e incluso se habrían favorecido las características propias de estos territorios. Sin duda seríamos ahora una potencia económica. De hecho ya en el siglo XV Valencia lo era (siglo de oro valenciano), pues en la época de Alfonso el Magnánimo, Valencia comerciaba con Italia, Nápoles y Sicilia pertenecían a la Corona de Aragón y en Roma era Papa un arzobispo valenciano, el Papa Borgia (Alejandro VI). Creemos que no, porque España era una potencia apetecible para cualquier otro Estado. España ya había descubierto América, los barcos cargados de plata del Potosí (Perú) llegaban al puerto de Sevilla y tenía colonias por todo el mundo, por tanto cualquier otro reino con derechos dinásticos sobre España, hubiese reclamado esos derechos.<br />ANALISIS DE LAS PRINCIPALES FUENTES<br />Las dos principales fuentes que hemos consultado en el transcurso de nuestra investigación son una revista catalana llamada Sapiens y una enciclopedia de la colección Larousse. La enciclopedia nos pareció una gran forma de prepararse para una investigación, ya que las enciclopedias están dotadas con todos los detalles de los grandes acontecimientos. Esta en concreto fue de gran ayuda ya que toda la información que encontramos en ella estaba muy bien clasificada y con unos diagramas sobre los movimientos de las tropas que fueron de gran ayuda. También estaba muy bien ordenado ya que tenía varias secciones ordenadas en subsecciones explicando muchas cosas. El único fallo fue que estaba todo muy resumido y comprimido en muy poco espacio por lo que nos costó encontrar la sección, y no habían demasiados hechos importantes que nosotros pudiésemos destacar en nuestra investigación.<br />La otra fuente que nos ha sido de mucha ayuda ha sido la revista catalana “Sapiens” ya que encontramos un tomo que explicaba perfectamente las consecuencias de la Guerra de Sucesión en Valencia y Cataluña. Nos ha ayudado mucho con nuestro proyecto ya que sus artículos estaban bien explicados y claros pero ha sido un reto muy entretenido el de aplicar conocimientos propios a los de una revista que no está escrita en nuestra lengua, sino en una lengua parecida, pero diferente al fin y al cabo.<br />BIBLIOGRAFÍA<br />CASTELLVÍ I OBANDO, F., Narraciones Históricas desde el año 1700 al 1725, Madrid: Fundación Francisco Elías de Tejada y Erasmo Pèrcopo, 1997<br />Gran Enciclopedia Larousse, tomo 11, Planeta, 1988<br />WALES J. y SANGER L., Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_VI_del_Sacro_Imperio_Romano_Germ%C3%A1nico#Pretendiente_al_trono_de_Espa.C3.B1a<br />WALES J. y SANGER L., Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_II_de_Espa%C3%B1a <br />WALES J. y SANGER L., Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Tratado_de_Utrecht<br />WALES J. y SANGER L., Wikipedia. http://www.guerradesuccessio.cat/01conflicte.html<br />CLIMENT, J. y otros, Història del País Valencià, de les Germanies a La Nova Planta, Barcelona: Edició 62, 1988<br />Agustí Alcoberro “Una veritable guerra mundial”, Sapiens, volumen 60, Octubre de 2006, páginas 22 y 23<br />Col·laboradors del Institut Ramon Muntaner, 11 de Setembre 1714 http://www.11setembre1714.org/Biografies/Basset-Ramos-Joan-Baptista-frame.htm<br />