Foucault 2.0

3,186 views
3,107 views

Published on

Breve ensayo sobre la nueva sociedad de vigilancia a través del panóptico digital y las concepciones de Michel Foucault.

Published in: Technology, Business
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,186
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Foucault 2.0

  1. 1. Foucault 2.0 Marcela Mikowski
  2. 2. <ul><li>Distintos tipos de organizaciones nos conocen únicamente como secuencias codificadas de números y letras. </li></ul><ul><li>Datos precisos de nuestra vida se recogen, se almacenan y se procesan todos los días dentro de enormes bases de datos que pertenecen a grandes empresas y departamentos gubernamentales. </li></ul><ul><li>Esta es la nueva sociedad de la vigilancia. </li></ul><ul><li>“ Ellos” saben cosas de nosotros , pero muchas veces nosotros no sabemos qué es lo que saben, por qué lo saben o con quién más pueden compartir su conocimiento. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>La vigilancia de antes estaba signada a un grupo determinado y estaba reducida al espionaje. </li></ul><ul><li>Ahora con la digitalización de la vida, lo que antes se consideraba la excepción, se ha convertido en regla a medida que instituciones altamente especializadas utilizan medios cada vez más sofisticados para recopilar rutinariamente datos , cosificándonos en un montón de códigos. </li></ul><ul><li>Además con la digitalización, el control y el almacenamiento de datos se volvieron más invisibles y accesibles . </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Actualmente se registran nuestras transacciones almacenando fragmentos de nuestras vidas : desde algo tan simple como un formulario de registro hasta compras online, todo queda registrado. El problema no es ese, sino qué se hace con esa información y cómo se decodifica. </li></ul><ul><li>Esta vigilancia se extiende a formas sutiles como el comercio digital, encuestas, medir el funcionamiento de un sitio, es decir todo lo que pasa en el ámbito digital es medible y cuantificable. </li></ul><ul><li>Y es por esto que esta vigilancia se realiza de forma oculta, inconsciente y a través de transacciones habituales. Ingresar a un sitio en internet o mandar un SMS ya generan datos. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Participar en la sociedad moderna estando bajo la vigilancia digital sin elegirlo, tiene varias lecturas: </li></ul><ul><ul><li>Por un lado sigue manteniéndose la división según el nivel socioeconómico –la mitad de la población mundial tiene celular, el tema es para qué lo usan-, que va conformando ciertos datos almacenados y no otros . </li></ul></ul><ul><ul><li>Por otro lado tiene además una lectura “generacional”: los nativos digitales viven con naturalidad la digitalización de la vida y la exponen en blogs, posts, redes sociales, formulario de registros, etc. disfrutando del dinamismo que provoca esta nueva forma de comunicación, conversación y convergencia. </li></ul></ul>
  6. 6. <ul><li>Bentham plantea el problema de la visibilidad pero pensándola totalmente organizada alrededor de una mirada dominadora y vigilante . Hace funcionar el proyecto de una visibilidad universal, que actuaría en provecho de un poder riguroso y meticuloso. </li></ul><ul><li>Pero… ¿Por qué sentimos que nuestra intimidad se ve amenazada al estar guardada en bases de datos? </li></ul><ul><li>El conocimiento especializado fortalece el poder de toda institución moderna que de a poco va tomando partes de nuestra vida privada, que se va deshumanizando fragmentadamente en el mundo burocrático –primero- y digital -después-. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>Además la frontera entre lo público y lo privado se está transformando. El espacio público es donde se realiza la confesión pública de los secretos e intimidades privadas sin dejar de ser privadas ni adquirir nuevos valores colectivos durante el curso de su proyección. </li></ul><ul><li>La tecnología permite el intercambio, la conexión o el contacto entre mundos privados. Se trata de un encuentro en un espacio público artificial , sin cruce ni roce corporal, meramente virtual que deja a los sujetos modernos conectarse entre sí y generar espacios públicos nuevos a veces demasiado frágiles y esporádicos como chats, foros, teleconferencias que parecen hoy la posibilidad de intercambio de información válida para la vida moderna. </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Sin embargo estas nuevas formas de comunicación no implican la desaparición de una u otra esfera sino que las complementan y además, dejan registro del momento histórico en que se produjeron , agregando lo que Foucault explica sobre las condiciones de posibilidad de un discurso, que son exteriores a las condiciones discursivas y son otros discursos anteriores que no están incluidos en el corpus. </li></ul><ul><li>El discurso va más allá de la lingüística y del límite de una frase y supone siempre un uso situado del lenguaje y hablantes ubicados en un tiempo y lugar, es decir un contexto social constitutivo del discurso . </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Pero… ¿Se puede vivir en el Panóptico? Y si lo podemos imaginar, ¿hasta dónde nos llevan los sueños? ¿En qué se transformó lo privado? </li></ul><ul><li>Y además, ¿quién es libre de elegir participar de este contrato social impuesto? </li></ul><ul><li>Para ingresar a la vida en esta sociedad es requisito saberse vigilado , aceptar la idea que cámaras de seguridad disfrazadas en cuadros, oídos en todas las conversaciones, diálogos cifrados, libros y noticias censuradas son aquello que nos coteja en cada paso que damos. </li></ul>
  10. 10. <ul><li>Fuentes: </li></ul><ul><li>Foucault, Michel. El orden del discurso . Argentina: Fabula Turquests editores. 2004. </li></ul><ul><li>Foucault, Michel. La verdad de las formas jurídicas , Barcelona: Editorial Gedisa, 1980. “Conferencia Cuarta y Quinta”. </li></ul><ul><li>Foucault, Michel. Las redes del poder . Buenos Aires: Editorial Almagesto, 1991. Reedición de un texto publicado en 1986 en la revista Farenheit 450 Nº 1. Originalmente la desgrabación de una conferencia dada en Brasil y publicada en la revista Barbarie Nº 4 y 5, San salvador de Bahía, 1981 y 1982. </li></ul><ul><li>Foucault, Michel. Vigilar y castigar . México: Siglo XXI, 1976. “Disciplina. Parte III- El Panóptico”. </li></ul><ul><li>Lyon, David. El ojo electrónico: el auge de la sociedad de vigilancia . Madrid: Editorial Alianza, 1995. “Introducción: cuerpo, alma y tarjeta de crédito”. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>Marcela Mikowski </li></ul><ul><li>[email_address] </li></ul>Muchas gracias

×