EL PODER DE LOS MERCADOS. Y LOS ESPAÑOLES

531 views

Published on

Los mercados financieros. Un gran poder.
Funcionamiento, potencia y comportamiento.
Nuevo reequilibrio entre los poderes
Globalización, países emergentes,
Estamos viviendo un cambio de era.
Nuestros particulares demonios españoles.

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
531
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

EL PODER DE LOS MERCADOS. Y LOS ESPAÑOLES

  1. 1. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 1 EL PODER DE LOS MERCADOS. Y LOS ESPAÑOLES Mecanismos, funcionamiento, contradicciones, globalización…
  2. 2. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 2 EL PODER DE LOS MERCADOS. Y LOS ESPAÑOLES Una visión desde la política de los campos de batalla y confrontación de intereses del sistema en el Siglo XXI. Funcionamiento, mecanismos, contradicciones... Mercados, globalización y emergentes un cambio de era. ________________________________________________ „Cuesta aceptar la realidad de que en un momento de deterioro tan agudo, ante una crisis económica de carácter tan sistémico, hayamos perdido el control de aspectos decisivos de nuestra vida. Una manera de reafirmar cierto grado de control consiste en tratar de comprender qué ha pasado.‟ ¡Huy! John Lanchester. Edit.Anagrama Uno de los 10 mejores libros sobre la crisis. A Felipe, Miguel. Y colegas activistas de Almería. MANUEL HERRANZ MONTERO. Primavera 2013. ‘Arian seis’ La imagen de portada es un cuadro del autor, pintado en 1965.
  3. 3. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 3 ÍNDICE PRESENTACIÓN 5 I - LOS MERCADOS YA EXISTÍAN 1. ESTALLÓ LA BURBUJA. Y VIMOS LOS MERCADOS. 8 1.1 ¿Qué es la deuda pública? Y el déficit 1.2 La burbuja de crédito. Y nuestra responsabilidad 1.3 Por qué no actuaron entonces 1.4 Continúan las malas noticias 1.5 Las pensiones. Y los tiburones 1.6 Después de la sesión Parlamentaria de febrero 2010 1.7 La deuda española. La deuda privada arrastrará la pública 2. Y DE REPENTE ¡PLAF! LOS RECORTES DE MAYO DE 2010 25 2.1 Toc, toc. Despierta PSOE 2.2 Después del ajuste. Muchos lobos esperan 2.3 Uno se divide en dos 2.4 Y llegó la huelga. Y después, la crisis sigue 2.5 No nos merecemos esto 2.6 España no es Irlanda, pero entonces ¿qué sucede? II –MERCADOS. FUNCIONAMIENTO, MECANISMOS, CONTRADICCIONES 3. EL CAPITAL FINANCIERO AUMENTA SU PODER 43 3.1 Estados Unidos y alrededores, a comienzos del siglo XXI 3.2 El dinero crece y diversifica sus formas y circulación 3.3 El ahorro mundial es el combustible que utilizan los mercados 3.4 Compañías de Seguros. Planes de pensiones. Fondos de inversión, Fondos de riesgo, Fondos soberanos... 4. RENDIMIENTOS DECRECIENTES FORZARON LOS CAMBIOS 60 4.1 Tasa de ganancias decrecientes impulsan millones de operaciones 4.2 El crédito fue la palanca sobre la que se apoyaron 4.3 Subprime. Hipotecas basura. Bonos, securitización 4.4 Las finanzas dan un salto. Cambio cualitativo en la globalidad 4.5 Derivados, CDS, CDO… Inmenso y meteórico crecimiento 5. VENDER MILLONES DE BONOS NECESITA UNA GRAN INDUSTRIA 83 5.1 Más bancos, más derivados y títulos… más bonus, más leña al fuego… 5.2 ‘The financial crisis inquiry report’ 5.3 Las agencias de calificación y su contribución a la locura 5.4 Concentración bancaria, la mayor de la historia 6. NUEVOS CAMPOS DE BATALLA Y CONFRONTACION DE PODERES 98 6.1 El capital se aleja de la producción real. Dinero crea dinero 6.2 Rápido, rápido…Velocidad e inmediatez, se adueñan de la vida 6.3 El riesgo cambia de consideración 6.4 Turbulencias. Inestabilidad permanente, volatilidad… 6.5 Los Mercados, difuminan identidades y ocultan culpables
  4. 4. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 4 III – LOS MERCADOS EN EL SIGLO XXI ALUMBRAN UN CAMBIO DE ERA 7. BALANZAS. EMERGENTES, Y GLOBALIZACIÓN 115 7.1 Balanzas y Países Emergentes, factores de cambio 7.2 Las desigualdades en un mundo global 8. LOS CAPITALES SE ESCONDEN DE LOS ESTADOS 127 8.1 Los ricos no pagan impuestos ¿Hasta cuándo? 8.2 Multimillonarios del planeta y evasión fiscal 9. BANCOS CENTRALES OTRO PROTAGONISTA EN LOS MERCADOS 134 9.1 Espacio de relación político económica durante la crisis 9.2 El Banco Central Europeo interviene en nuestras vidas IV - EN ESPAÑA. CAMINANDO AL DESASTRE 10. CAPITALISTAS Y MERCADOS NO EXPLICAN TODO 148 10.1 Capitalistas, mercados. Y nuestros demonios 10.2 Sobre la construcción racional 10.3 La crisis. Y la izquierda. Una carta 10.4 Houston tenemos un problema. O muchos, a la izquierda 10.5 La reforma de las pensiones la hacen los mercados 10.6 La economía global necesita una política global 11. LA SOCIEDAD ESPAÑOLA SE DERRUMBA 2011/2012 163 11.1 La deuda es mucho más que deuda 11.2 La banca europea es parte del problema 11.3 ¿Qué nos pasó? La tormenta perfecta 11.4 Rescate ligero, bancario. O vaya usted a saber. Junio 2012 11.5 Mentiras y cegueras visionarias 11.6 Los caballos se desbocan en el verano de 2012 V – LOS PODERES SON DIVERSOS Y MÚLTIPLES 12. CAPITALISTAS, MERCADOS. MEJOR DOS CONCEPTOS QUE UNO 190 12.1 Dos conceptos distintos para mirar situaciones diferentes 12.2 La realidad está en movimiento, nunca lineal, siempre relacionada 12.3 Mercados, globalización y emergentes son el magma de nuestra vida 13. EL PODER POLÍTICO Y EL ECONÓMICO LUCHAN 200 13.1 El Capital manda. Y el Estado manda 13.2 Política y economía iteran, se relacionan con autonomía VI – EPÍLOGO: AL FINAL DE LA ESCAPADA 14. AL FINAL DE LA ESCAPADA. OTRA ESCAPADA 208 15. ANEXOS: SOPORTES, E INSTRUMENTOS FINANCIEROS 216
  5. 5. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 5 PRESENTACIÓN Hace semanas, un antiguo y joven colega, Miguel-Felipe, dejó un comentario en relación a mi escrito sobre la aportación democrática por parte de los rojos, una de las frases abrió la puerta a otra reflexión, en este caso, sobre el tema de los mercados y los capitalistas, lo cual es de agradecer. No deberían interpretarse las opiniones de Miguel como contrarias a las mías, las suyas estimularon mi curiosidad, y encontré otras diferentes tomadas de la red, que aproveché. Mis opiniones son reflejadas en escritos sobre la crisis, -por ejemplo ‘La crisis económica III’, y ‘La deuda es mucho más que deuda’ - en ellos mantengo como identidad diferenciadora, que uno de los hilos conductores de la situación que vivimos, es la complejidad, la diversidad de intereses entre sectores de capital, grupos económicos y sociales, entre países, las contradicciones en cada problema y alternativas, la multiplicidad de fuerzas en lucha en cada proceso,… No me resultan explicaciones suficientemente válidas aquellas que simplifican excesivamente haciendo aparecer posiciones lineales, lo cual lleva a una identificación de trincheras limitando los campos a solo dos bandos. Un ejemplo resumido de mis posturas lo tienen aquí. Miguel-Felipe escribió lo siguiente: "Pues sí que eran demócratas, lo que no eran partidarios era de que el poder se les diera es decir a los capitalistas, hoy diríamos muy finamente a los mercados. Eran demócratas que querían el poder para el pueblo." Me pareció interesante aclarar la definición capitalistas vs mercados, porque la mayor precisión en los conceptos permite comprender y definir mejor la realidad, por consiguiente debería ser de mayor utilidad para actuar sobre ella. Referenciar todo con un mismo término, querer explicar lo que ocurre ahora de la misma manera que hace 100 años no resulta de utilidad, encerrar demasiadas cosas en el término capitalistas y pretender aclarar la diversidad existente con el mismo concepto, dejará obligatoriamente fuera otros muchos aspectos y hurtará explicaciones que pueden aportar mayor claridad al funcionamiento del sistema y mejor comprensión de la realidad concreta y actual que nos toca vivir. Máxime si en los últimos decenios se producen tal acumulación de transformaciones globales que provocan un salto cualitativo, un cambio de época, alumbrando realidades muy diferentes en el funcionamiento del sistema. Aclarar conceptos comportaba reseñar los profundos cambios que estamos viviendo, resaltar características diferenciadoras del capitalismo actual
  6. 6. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 6 respecto del existente hace 150 años, o el vivido por nosotros en los últimos lustros. Los mercados ya existían hace tiempo, disfrutamos de su actuación desde la integración española en Europa –durante años recibimos de la UE la mayor ayuda financiera que nunca en la historia recibiera un país, muy superior al Plan Marshall de EEUU hacia Europa en la postguerra- Posteriormente en la eurozona, implantada la nueva moneda al nacer el siglo, tuvimos oportunidad ver a los modernos mercados financieros actuar en España, inundándola de euros que muchos enterraron bajo arena y ladrillos. Todavía no fuimos conscientes de qué hacían. Dos explosiones simultáneas presentan la actuación de los mercados últimamente, de sopetón nos daremos cuenta de que tienen enorme influencia en nuestras vidas; Los estallidos de la burbuja inmobiliaria y de crédito españolas, y la crisis financiera internacional, nos transportarán a una nueva situación. Así el trabajo se apoya en cinco partes y un epílogo: I) Los mercados intervienen en España, batalla que vivimos aquí y ahora casi sin perspectiva. Experiencias reflejadas del 2010. II) Caracteriza y define los mercados, comportamiento y mecanismos, sus cambios acelerados, instrumentos… escrita en la primavera de 2013. III) Mercados, Globalización y Emergentes. Nuevo magma que alumbra un cambio de era. Sistema de obtención y acumulación de riqueza, balanzas externas y bancos centrales complementan aclaraciones. Los multimillonarios escapan de los estados y huyen de las desigualdades que generan, explotación, paro, injusticia, hambre, miseria,… IV) De vuelta a España. No todo se puede explicar utilizando ambos conceptos, sumergidos en la lucha de múltiples poderes e intereses, están la corrupción, la podredumbre y abandono social, los pelotazos, el amiguismo; y la derechona, nuestros demonios. V) Los poderes son diversos y todo es un conjunto de múltiples interrelaciones, contradictorias y cambiantes. VI) Y un epílogo. La nueva situación sobrevenida, plantea problemas a la actividad política de gobiernos, partidos y activistas sociales, que deben actualizar teorías y formas de lucha, ya que gran parte de contenidos y formas quedaron obsoletas para impedir una regresión, e inoperantes para producir cambios hacia adelante. La Crisis, realmente es la guerra que estamos librando por el cambio de época, y las fuerzas de izquierda y progresistas están mermadas. O viceversa, precisamente, porque estaban debilitadas, es por lo que aquí retrocedemos más que en otros países. Manuel Herranz Montero, primavera de 2013.
  7. 7. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 7 I PARTE LOS MERCADOS YA EXISTÍAN RICARDO VERGÉS ESCUÍN
  8. 8. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 8 1. ESTALLÓ LA BURBUJA. Y VIMOS LOS MERCADOS Lo que ocurre en todo lugar está influido por cuestiones generales y por las particulares del propio sitio, causas diversas y grados de influencia con diferente peso, pero nos equivocaríamos si para comprender nuestros problemas sólo pusiéramos la lupa en lo local y olvidáramos lo global. Y a la inversa. Toda realidad está multirelacionada, cualquier problema social es imposible explicarlo con una frase y atribuirlo a una sola causa y menos a una sola persona. La crisis mundial que vivimos, comenzó en EEUU, cuando su sistema financiero se tambaleó y con él el sistema mundial. Los bancos habían concedido miles de millones en hipotecas a personas sin capacidad de pago y por encima del valor de las casas que los soportaban. Posteriormente esos créditos fueron titulizados, (nominados en papelitos) y después de troceados, vendidos por todo el planeta, a bancos, fondos, empresas y particulares. Nadie sabe, aún hoy, cuanto de esa basura tiene en sus balances cada banco del planeta, nadie sabe cuántas pérdidas no reconocidas siguen existiendo. Mucha gente en lugares distintos, vivía por encima de sus posibilidades, ello quiere decir que consumía por encima de lo que tenía, para lo cual pedía créditos. Cuando el castillo de naipes se derrumbó, afectó al planeta entero, ningún gobierno ninguna institución internacional, (FMI, OCDE, Banco Mundial) se percataron del desastre. De repente el crédito desapareció de la escena mundial, nadie sabía cuántos bancos estaban afectados por pérdidas, no se conocía quienes compraron esos títulos que no valían nada. El precio de los activos mundiales se desplomó, el sistema entero se tambaleó, el mundo estuvo al borde de una catástrofe, y entramos en la mayor crisis desde 1929. Culpar a una sola persona por esto, es cómodo, pero poco útil. Decir aquello de „conmigo no habría pasado‟, es cuanto menos pecar de ignorancia supina. Cuando el sistema financiero explota en EEUU, las constructoras e inmobiliarias españolas, ven rota su estrategia de abandono lento del sector inmobiliario, que ya estaban practicando. Habían empezado a diversificar inversiones tomando posiciones en otros sectores y en otros países. Siempre a crédito y soportado en las garantías de solares y cientos de miles de viviendas no vendidas que aumentaban cada día, hasta llegar a pasar del millón y cuarto hoy. Tengamos en cuenta que hace dos años, varias decenas de miles de viviendas se consideraban vendidas, cuando solo estaban señalizadas por los especuladores a corto. Así lo que empezó siendo una crisis en el sector financiero se trasladó a la economía productiva o real.
  9. 9. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 9 Excelente artículo el 29/11/09 „La banca, todavía. Joaquín Estefanía‟, en el cual destaca que: El director del FMI ha vuelto a llamar la atención sobre los problemas de la banca mundial porque los bancos no hayan reconocido todavía en sus balances la mitad de las pérdidas que tienen. Dice que el FDIC en EEUU, equivalente al Fondo de Garantía de Depósitos español, señala la existencia de 500 entidades con problemas graves para ser intervenidas y vendidas a precio de saldo, en lo que va de año han quebrado 124 bancos. Dice que Reino Unido y Alemania, han nacionalizado bancos, han gastado, a escondidas, miles de millones en sujetarlos, y que pueden sufrir miles de millones de pérdidas adicionales. ¿Qué es la deuda pública? Y el déficit Para empezar debemos distinguir entre dos conceptos diferentes, como son déficit y deuda. El déficit es la diferencia entre un gasto mayor que un ingreso referido a un ejercicio, en general el déficit público será la diferencia entre ingresos por recaudación de impuestos y gastos de todo tipo en un presupuesto anual. Este es el concepto que está aumentado a gran velocidad en España, y otros países, por menores ingresos en la recaudación resultado de la menor actividad económica y mayores gastos como consecuencia de ayudas sociales. Los déficit públicos deben financiarse con recursos que no tenemos, si gastamos por encima de lo que ingresamos hay que sacarlo de otra parte, hay que pedir préstamos con garantía de compromisos de pago del Estado, emitiendo deuda pública, generalmente Bonos y Obligaciones a medio y largo plazo y Letras del Tesoro a corto. Por los préstamos pagaremos intereses a los compradores (tenedores) de esos títulos. La deuda es el acumulado histórico de dinero que debemos. Así que la deuda pública será el dinero que debe el Reino de España. (Así nos llamamos). Normalmente es referida a porcentajes del PIB, para poderla comparar con otros países y para determinar si es mucha o poca al relacionarla con la posibilidad de generar riqueza anualmente de un país. Lógicamente si se producen aumentos de déficit, la deuda irá creciendo, como sucede ahora. Mucha gente desconoce que España es uno de los países que menor deuda pública tiene, de Europa y del mundo, reducida sistemáticamente en estos últimos años de bonanza económica. Con datos referidos a 2008, podemos ver la deuda pública de los grandes países europeos en porcentaje del P.I.B. fecha que ya recoge una fuerte subida por la crisis. España........... 39.7 Reino Unido.... 55.2 Alemania......... 65.9 Francia............ 68.1 Italia............... 105.8 Grecia, en situación de grave peligro, se estima tenga una deuda para este año 2009 de un 113%, no muy lejos de Italia. Y Japón, otro gran deudor, tendrá una deuda de alrededor del 200 %. El mayor deudor mundial en
  10. 10. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 10 términos absolutos es EEUU, en términos relativos está en el entorno de Alemania y Reino Unido. EEUU es quien más dinero debe al resto del mundo, unos 12 Billones de $, por sus muchos años viviendo por encima de sus posibilidades, gran parte de su deuda está en manos chinas que junto con los árabes productores de petróleo son los mayores tenedores de dólares. Los préstamos para financiar los déficit, serán difíciles de conseguir cuanta peor calificación tengamos, y la misma dependerá de la cantidad de deuda en relación al PIB y de la inseguridad en su devolución, sopesando también la velocidad de crecimiento de la misma, los déficit, ya que de un año a otro puede doblarse su porcentaje con los fuertes déficit actuales, como por ejemplo es el caso del Reino Unido. El trabajo de calificación de países, empresas o Comunidades Autónomas, lo realizan agencias como Moody’s o S&P, los engañadores de las hipotecas basuras y otros ‘productos de ingeniería financiera’, causantes directos de la crisis en la que estamos instalados. Una calificación de seguridad dada por ellos desvía cantidades enormes de fondos en esa dirección y una duda sembrada por los mismos, supone elevados costes, en el caso del que hablamos habrá que devolver los préstamos con intereses superiores. Quiero terminar recogiendo una frase de Ángel Laborda, director de coyuntura de la Fundación de las Cajas de Ahorros, que refiriéndose a las agencias de calificación decía en un ‘artículo de 13/12/09’ …„‟No parece muy racional que cuestiones tan importantes dependan de informes y calificaciones de agencias que, si tuvieran un poquito de vergüenza, lo menos que deberían hacer es disculparse por haber coadyuvado en grado máximo a provocar una de las mayores crisis financieras de la historia.‟‟… Cuadro de Ricardo Vergés
  11. 11. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 11 La burbuja de crédito. Y nuestra responsabilidad En España se acumularon excesivos créditos, medio BILLON € (500.000.000.000), las empresas del sector inmobiliario español, como nunca antes hicieron en la historia. Una gran parte de recursos del sistema fue desviada a un sector productivo desatendiendo otros. Concedidos por la banca y las cajas, sector privado, no por el gobierno. No conocemos ningún ejecutivo bancario que haya sido penalizado y la banca española en los últimos 10 años quebró los patrones de riesgo utilizados hasta entonces, aumentó desproporcionadamente el número de oficinas y empezó a conceder créditos hipotecarios del 100% y superiores, del valor de tasación de la vivienda, que a su vez se inflaba por la carrera especulativa. Durante toda mi vida, el máximo de préstamo hipotecario que se concedía era del 70% del valor de garantía, con un endeudamiento máximo permitido del 30% del flujo de renta. Esto fue sobrepasado con mucho en EEUU y en bastante en España. Los tertulianos y malintencionados siempre olvidan lo evidente, fueron particulares, empresas constructoras e inmobiliarias y los banqueros los que aumentaron vertiginosamente los créditos. Muchos empresarios que hoy gritan contra el gobierno fueron directamente responsables de alimentar la carrera especulativa. El dinero que se prestó no estaba en España, no había tanto ahorrado, por lo que la banca española pidió créditos en el extranjero. Era dinero de ciudadanos de otros países, con lo que se estaba construyendo y soportando el espejismo inmobiliario. La banca española (al parecer) tenía pocos ‘papelitos sucios de EEUU’, las famosas hipotecas basura, que recordemos estaban avaladas como excelentes productos financieros por las agencias de calificación de riesgos. La misma agencia S&P que ahora llama la atención sobre el peligro de la deuda española, es una de las que calificó sobremanera esos productos basura. Pero, ¿quién controla a los controladores? Minorías que pueden hacer caer la mitad del planeta. Ese es uno de los problemas pendientes de resolver en esta crisis, ya que el mercado por sí solo ha demostrado ser poco útil para miles de millones de personas. Pero la banca española tiene otro problema, el dinero tomado en préstamo y derrochado en el negocio inmobiliario, ahora hay que devolverlo y no lo tenemos. Algunas entidades financieras, mas Cajas que Bancos, concentraron demasiados huevos en la misma cesta y cuando el sector se ha derrumbado los escombros han pillado a algunas, que desaparecerán fusionadas en otras. Esa es la causa de que no haya crédito en España que afectará todavía durante un tiempo a todos, particulares, empresas y Administraciones. La tormenta continuará varios años y será compatible con señales positivas de salida de la crisis, ambas cuestiones pueden convivir un lustro, un pequeño crecimiento del PIB con mucho paro, porque el crecimiento será insuficiente para generar empleo que pueda absorber cifras tan altas de paro. Y todavía faltan, pero se los espera, los invitados inflación, tasas de interés altas y precios de energía elevados. Por supuesto la realidad es compleja. Nuestro anticuado modelo de crecimiento ya no será posible, pero cualquier salida hacia el futuro debería ser apoyada en sectores intensivos en conocimiento, en valor añadido, por
  12. 12. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 12 tanto menos generadores de empleo masivo. La lucha entre el corto y largo plazo será enorme en todas las instancias del país ya que una medida adecuada para el corto puede dañar el largo plazo. En esta situación parece poco adecuado responsabilizar a un mandatario de lo que sucede o de las posibles salidas. El terremoto en el que estamos instalados se hubiera producido con unos u otros, de hecho ha ocurrido así, en unos países con gobiernos de un signo y en otros al contrario, ningún individuo puede parar un terremoto y las soluciones poco dependerán de un gobernante u otro. Nadie sabe qué lugar ocupará cada país del mundo al salir de la crisis en relación al resto, pero no creo que podamos ver dentro de 5 años la misma posición relativa que tienen hoy muchos. Unos caerán y otros subirán, para empezar parece poco descabellado aceptar una caída de España, como una gran devaluación de riqueza entre un 15 y 30 %. Al igual que parece que algunos países emergentes, crecerán mas, ya que han sido menos percutidos que otros desarrollados, probablemente por contar con un sistema financiero menos avanzado. Esta es y será la realidad de las dificultades en cualquier ciudad, que no dependerán del alcalde de turno. Ojalá, fuera tan sencillo como quitar a uno y poner a otro. Lo cual no quiere decir que no se pueda hacer nada, por ejemplo frenar proyectos y consolidar solo lo desarrollado, reducir expansión y gastos, no confiar en financiación alguna. El deporte nacional, es culpar de todo lo que sucede al gobernante de turno, lo cual es un error, porque esconde el problema real y por tanto retrasará la solución. Si no comprendemos que nuestros problemas colectivos tienen mucho que ver con los problemas globales del mundo poco podremos hacer para resolverlos, porque cambiar un individuo por otro, no servirá para nada, si el resto continúa igual. Nuestra actual sequía de créditos se debe a problemas globales, (y a nuestros propios problemas) esto hace quebrar miles de empresas que unido a la burbuja inmobiliaria que se llevó en su día enormes cantidades de dinero que no vieron otros sectores productivos, han hecho caer miles de empresas, lo cual ha provocado centenares de miles de trabajadores despedidos. Ayer, al comienzo de la crisis, el jefe de la CEOE pedía que el Estado asumiera el papel del mercado que había hecho tanto daño. Ayer, el mismo individuo, proclamaba a los cuatro vientos que ellos, los empresarios, son la solución, (lo dijo, lo dijo) siendo en muchos casos los mismos individuos que nos llevaron a la crisis. Hoy, el mismo jefe de la patronal reconfirmado por sus colegas, deja en tierra a miles de personas que habían pagado el pasaje, cientos de despidos en sus empresas, préstamos impagados, acuerdos incumplidos y enfrentamientos con banqueros, acreedores, clientes, sindicatos… Así que, ¿éstos van a ser la solución a la crisis? Menos lobos caperucita. Si aceptamos que ensalcen a los empresarios por crear empleos cuando las cosas van bien, en las vacas flacas deberíamos responsabilizarlos de destruirlos. Si quieren premios en lo bueno, habrá que penalizar en lo malo, como a todo el mundo. Los excesos de capacidad productiva provocada por muchos empresarios y analistas financieros, ahora los tenemos que pagar entre todos, pero las decisiones fueron exclusivamente suyas. Mas grúas,
  13. 13. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 13 mas ladrillos, mas puertas, mas casas,… ¿hasta cuándo? El mercado se iba a regular él solito, nos contaban los neoliberales, el Estado debía mantenerse al margen, decían. Ellos sabían lo que era adecuado en cada momento, pero llegó la crisis y recesión, soportada en los excesos de producción, en el derroche y en las mentiras del mercado nunca auto regulado, con productos financieros basura, pero que tenían las máximas puntuaciones de las agencias de calificación, soportado en decisiones de analistas que seguían echando dinero al mercado inmobiliario… Una parte de la responsabilidad de la crisis española, digo yo que tendrá que ver con nuestra clase empresarial, su falta de preparación, su visión cortoplacista del negocio, su avaricia y falta de apoyo a la innovación y al conocimiento, su afán desmedido por ganar dinero soportado solo en los bajos salarios su gusto por la especulación y el pelotazo. En muchos casos han sido gañanes quienes decidieron el urbanismo de muchas zonas de España. Así que, por favor integremos en los análisis de la crisis a la clase empresarial española. Aquí echamos en falta una burguesía emprendedora, amante del trabajo y del medio ambiente, defensora de la cultura, el urbanismo, el paisaje y el entorno. Las causas de la crisis son múltiples, tienen que ver con lo interno, que no solo es el gobierno de turno, y con lo externo. Tienen que ver con nuestro modelo económico y con la grave crisis mundial. Modelo económico determinado por millones de personas interactuando, con el sector público y privado, con sector interior y exterior, con empresas y trabajadores, y en largos hitos temporales, que no resuelven frases ocurrentes, que no arreglaremos sin ideas y proyectos colectivos. La culpa y la penitencia cristiana poco resuelven, por mucho que líderes de la derecha, como el Sr. Pizarro –candidato del PP- sigan ofreciendo como única salida a la crisis „hacer las cosas como Dios manda‟, sin que todavía hayamos leído, escuchado o visto plan alguno para mejorar la situación, ni del PP en general ni de Rajoy en particular. Una pregunta que hago cuando escucho tanto discurso vacío es, ¿en las Comunidades y ciudades donde gobierna el PP hay menos crisis, menos paro y más créditos, que en las que gobierna el PSOE? Si en todas partes cuecen habas, el discurso de Rajoy de ‘con nosotros esto no pasaría‟, se convierte solo en una provocación, de las que estamos sobrados en este año que comienza y que puede ser peor que el anterior. Un detalle de la crisis del sistema financiero mundial: A finales de año 2.009, de los 8.100 entidades financieras de EEUU, hay 2.200 muy por encima del umbral de riesgo, de las cuales 600 están en peligro de hundirse. Desde mediados de 2007 han quebrado unas 150 entidades. (Citado en El País, el 29/11, por Eric Dash de N.Y.T. que lo recoge de Foresight Analytics, empresa de investigación bancaria de EEUU) (Manuhermon 'En mi barrio. Alcorcón'. Diciembre 2009)
  14. 14. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 14 Por qué no actuaron entonces Sucedió que los mismos bancos que patrocinaban los estudios sobre la burbuja inmobiliaria redujeron las garantías exigidas para conceder hipotecas, aumentaron la concesión de créditos y el número de oficinas, los mismos que avisaban del desastre se lanzaban vertiginosamente al cortoplacismo. Economistas y analistas escribieron en los primeros años de siglo desde ángulos y con ideas diferentes la que se avecinaba. Gentes vinculadas al PSOE también escribían sobre el tema, incluso en el programa electoral se recogían ideas transformadoras de producción, dirigentes y equipos de gobierno parecía estaban al tanto. Muchos lo sabían, pero no se tomaron medidas y a todos pilló con el pie cambiado, porque quizás no se previó la virulencia repentina, deseaban que se resolviera por sí solo, y lentamente. Si repasamos estudios de entonces encontramos mucha historia, pero todo fue sepultado por la bronca permanente del PP, cualquier asunto de futuro se emponzoñaba, era imposible discutir de nada en Parlamentos o universidades, en medios de comunicación o en tertulias privadas. Hoy es indiferente quienes hayan provocado la bronca y quienes han caído en el revoltijo. La política ha mostrado otra vez que los principios sirven poco en lo colectivo, porque si quieres avanzar tienes que sumar y no desgastar fuerzas en enfrentamientos estériles entre fuerzas parejas, que será lo que ocurra si enfrentas principios en combate. Solo con fuerzas dedicadas a pactos y acuerdos a un lado y otro será posible avanzar o fracasarás en este país con poderes tan diversificados. No es posible arrasar a los otros, un tercio de población no puede tapar o derrotar a otro tercio. En política no solo se trata de querer, de desear, sino de poder, de capacidad para sumar voluntades y neutralizar o aceptar las otras. No es acertado seguir aceptando que el presidente, cualquier presidente, ha tropezado porque ha sido poco izquierdista, o desde el otro lado poco derechoso, simplemente no hay fuerza suficiente para transformar España en la dirección que gusta a unos mientras se opongan los otros, sobre todo si las fuerzas son parejas. En la primera legislatura del PSOE, el Gobierno con su presidente a la cabeza se enredó en dos temas políticos, muy importantes, las negociaciones con ETA y el Estatuto catalán, ambos directamente en manos del presidente, lo cual desgastó fuerzas necesarias para abordar los cambios económicos estructurales que habían sido detectados y estudiados. Esta situación desde las filas gubernamentales se agrava por dos factores inherentes al personaje, al líder. a) Su excesivo personalismo, el presidente quiso participar en todo, poco generador de equipos, poco dado a apoyarse en grupos con su propio protagonismo, estilo que se ha extendido entre los responsables políticos socialistas de distintos sectores, lo cual aparta en vez de aglutinar, a posibles apoyos del propio entorno. b) La falta de discurso, es un grave error permanente, personalmente es persona poco dada a elaborar discurso político, o apoyarse en discursos de otros y las dificultades de hacer política sin discurso aumentan, como ocurre también en la oposición. Nos falta explicar las medidas han dicho en alguna
  15. 15. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 15 ocasión, no, no solo ni exactamente es eso. Los planes, la táctica, tienen que encontrar sitio en un discurso que muestre la estrategia, el proyecto de futuro, hacia donde queremos ir y por qué en esa dirección y no otra, que explique y aclare, que oriente y pueda sumar voluntades, porque las medidas se vean encajar en un proyecto a largo plazo. (31-01-2010) Continúan las malas noticias Querer no es poder, concepto tan conocido por todos parece que se olvidó por nuestros gobernantes y el Sr. Zapatero está repentinamente despertando, en Davos y en la presidencia europea, de los sueños de que la eurozona iba a arrastrarnos rápidamente en su recuperación y aquí encontraríamos una salida a la situación de crisis antes de sentirse obligado a tomar dolorosas medidas. La postura del presidente ha sido parecida a otras recientes de nuestra clase empresarial. Las inmobiliarias quisieron escapar a última hora del boom, querían salir de la burbuja suavemente, y que les diera tiempo a recolocar la pasta en otros países y en otros sectores, también los ejecutivos de bancos y cajas pretendían cobrar los créditos pendientes antes de que se cayera el edificio, y los especuladores pensaban vender un día antes, hasta los ayuntamientos pensaban cobrar elevadas sumas de terrenos y locales y por actividad productiva, lo gastado con antelación, todos ellos sabían la que se avecinaba a escala país y apuraron hasta el último momento, esperaban llevarse las ganancias y que les diera tiempo a salir corriendo de una situación que estaba sujeta con alfileres y que era por sí misma especialmente desequilibrada. Pero en esto llegó repentinamente y con enorme crudeza la crisis mundial. Si la tostada con mantequilla cae… Podemos enredarnos en discusiones ideológicas varias, pero los problemas ahora son muy concretos. Los mercados y los organismos internacionales no se fían de la economía española, ni de sus gobernantes y las presiones de todo tipo han comenzado a hacernos daño, así el diferencial de la deuda con el bono alemán, típica unidad de medida, se ha doblado hasta separar la deuda española de la alemana, hasta un punto, (o 100 puntos básicos). Esto que parece una tontería, da igual que esté soportado en buenas o malas razones, supone un encarecimiento de la deuda española, un pago muy superior de intereses, un derroche de millones a añadir a los miles de millones de gasto público, supone mayores dificultades para encontrar financiación, estatal, autonómica y municipal. Supone ver las orejas al lobo de que no sea posible pagar más salario social, supone empezar a tomar medidas urgentes y drásticas. Es demasiado tiempo el que llevamos esperando al dialogo social, sin tomar medidas, ni por sindicatos ni patronal, ni por el gobierno que estaba esperándolos. Es demasiado tiempo con enorme gasto social y grave disminución de ingresos. Así de repente todo lo no realizado en años de bonanza se agolpa y llama ahora a la puerta y se agrava con lo no realizado el año pasado y pasará factura enérgicamente. Hay que reducir gastos, ya anunciado, y hay que aumentar fuertemente los ingresos, la subida de impuestos está pendiente de anunciar. Es el momento de intentar reventar la bolsa de fraude fiscal y de incorporar fiscalmente parte de la economía
  16. 16. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 16 sumergida, pero el tiempo apremia y será insuficiente la velocidad para conseguirlo, por lo que tenemos garantizada una fuerte subida de impuestos. Hoy es indiferente que España tenga una deuda pública menor al conjunto europeo, Alemania o EEUU, ellos son los hijos del dueño y la economía mundial les tratará de otra forma, al margen sus potencialidades exportadoras y/o monetarias con el dólar. El asunto es que internacionalmente España está en el punto de mira, es el centro de atención y país de muy superior peso que Grecia y Portugal, o que Islandia o los pequeños países del Este, por eso los nervios repentinos, el aluvión de noticias de reducción de pensiones, de retraso de edad de jubilación, etc. Otra vez la economía muestra su cara política, relegando teorías que la presentan como ciencia aséptica y con vida autónoma. Los vaivenes del gobierno, los últimos días hasta podrían ser justificables, los nervios que provoca tomar medidas que no quisieran tomar se entienden, el problema es que el pasado existe y salta ahora a primera línea y se percibe vivo. Lo que yo he citado como terrible lucha entre el corto y largo plazo hace mella en el gobierno. La única salida aceptable de la situación es generar empleo, porque el paro dilapidará recursos colosales que no tenemos. (Algunos dirán que se podría hacer una revolución, pero me temo que no dará tiempo a tenerla resuelta antes de morir). Las pensiones. Y los tiburones El tema de las jubilaciones empiezo a descubrirlo hace 10 años, cuando mi edad y situación laboral me hace prejubilable. Cincuentañeros a la calle era la consigna de las grandes empresas, salvo para los gerentes de las mismas, y aunque muchos lo tomaban como una ventaja en sus vidas, otros éramos contrarios a esas medidas. Los estudios sobre reformas que planteaban aumento de edad de jubilación y disminución de pensiones y/o aumento de los años de cotización para percibirlas eran abundantes por lo menos hace diez años. La base real donde se soportan todos los estudios es que la esperanza de vida ha aumentado considerablemente en los últimos 30 años y si antes una pensión de jubilación era percibida durante 5 años, ahora lo es por unos 15. Y al margen de la formulación teórica de los estudios, la realidad es que ahora respecto a hace 30 años hay mayor número de viejos que viven muchos más años al tiempo que hay menos jóvenes. Vicens Navarro, es un intelectual español referente para la izquierda y entre los estudiosos sociales, gran experto en cuestiones de desarrollo social español, sus libros y muchos trabajos sobre el tema son referencias, el libro ‘El subdesarrollo social de España’ editado por Anagrama en 2006 es una maravilla. En estos días y sobre el tema de las pensiones ha escrito en su página tres artículos de obligada lectura. -La sabiduría convencional sobre las pensiones está equivocada -Los errores del determinismo demográfico: el caso de las pensiones -Una vez más, las pensiones
  17. 17. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 17 Lejos de mi intención desdeñar dichos textos, no obstante, creo posible aportar otra visión, otro punto de vista sobre el cambio de política del presidente del gobierno. Estos días están siendo bastante turbulentos, el gobierno lanzó al viento una serie de medidas que a muchos les han parecido chocantes, a otros desgraciadas, a otros un error, y muy pocos han manifestado su apoyo a las mismas, aunque existen gentes a su favor. Mi opinión sobre los anuncios realizados es que el gobierno no quería aplicar esas políticas que anunció, pero se ha visto obligado a ello por las presiones internacionales, al igual que se verá obligado a anunciar en el futuro nuevas medidas altamente impopulares. Y ¿qué son las presiones internacionales?, pues los inversores del mundo globalizado que han comenzado a atacar la deuda de España –retiran su dinero, dejan de comprar deuda soberana con criterios y precios anteriores-, y han hecho subir rápidamente la diferencia con el bono alemán, nos han encarecido el coste de la financiación española hasta en un punto (100 puntos básicos, cuando estaba hace poco por debajo de 50) y lo que es más duro, han seleccionado un enemigo a batir. La realidad es aquello que nos rodea, y tan real es que España tiene una deuda pública en relación al PIB menor a la mayoría de países europeos y Norteamérica, tan real es eso, como el crecimiento vertiginoso del déficit, el gran aumento del paro y la errática política del gobierno durante estos años, como la enorme deuda privada española equivalente a dos PIB. De estas cosas ya he escrito antes y los problemas actuales de estos días lo que hacen aparecer es un elemento nuevo que nos puede meter en un torbellino de derrumbes. La especulación internacional conoce los datos, que aquí y para mucha gente han saltado a la palestra recientemente y basándose en ellos se ha lanzado a la apuesta contra la deuda española la apuesta podría ser a que se encarece, en tal plazo. Ahora no se trata tanto de convencerlos de que no estamos tan mal o de que seremos capaces de hacer algo para mejorarlo, cuestiones que sin duda habrá que esforzarse en realizar a toda máquina, pero la apuesta especulativa se mueve con otros parámetros. Así, aunque Vicens Navarro u otros tuvieran razón al decir que las pensiones no están en peligro a largo plazo, cuestión que habrá que pelear por activa y por pasiva durante años, hoy en una parte del mundo, para el capital globalizado, esos argumentos tienen poco valor para evitar el ataque de los mercados a la deuda española. Entre otras razones porque los inversores, prestamistas, observan que en 30 años hemos duplicado el número de personas mayores de 65 años y que viven más años que antes, al tiempo que se ha reducido casi a la mitad el número de jóvenes. Los mercados han apostado a que la deuda española tendrá dificultades de colocación y deberá pagar mayores intereses para hacerlo, han apostado a que aumentará el riesgo de impago de España y que el gobierno no podrá evitarlo, porque no confían en que sea capaz de liderar y reconducir la situación de paro y aumento del déficit y que podamos crecer y generar empleo en varios años, suficiente para garantizar el mayor gasto en pensiones que se derivará de aumentos de población perceptora de las mismas y durante mayor número de años. Lo fundamental del asunto para la especulación mundial, y para el conjunto de los mercados, no es que lo anterior suceda o no, ello es indiferente en esta coyuntura para aquellos
  18. 18. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 18 mercados, especuladores internacionales, que ya han tomado posiciones en la apuesta. Entiéndase bien se trata de una apuesta de gestores de finanzas internacionales contra la deuda española. Este es el juego de la especulación mundial en las materias primas, en las finanzas internacionales o en la deuda país, y en la enorme burbuja de deuda mundial generada para contrarrestar la recesión los tiburones han encontrado posibilidades de enriquecerse. Hace muchos años leí de André Kostolany, entre otros ‘Estrategia bursátil’, ‘¿… y que hace el dólar? Editados por Planeta. Kostolany –estudió filosofía e historia del arte- fue un tiburón del siglo XX que contaba experiencias, gran especulador e inversor enriquecido y arruinado en varias ocasiones, apostando en todo tipo de mercados. Las apuestas inversoras podían estar basadas en buenos estudios, pero todas necesitaban de grandes medios para salir adelante, normalmente con apalancamiento, de préstamos, y de cálculos precisos de cuando entrar y hasta qué momento mantener las posturas, para ejecutar las garantías, porque siempre había otra parte que apostaba a la inversa y a la que era necesaria vencer. Así cuenta muchos ejemplos del funcionamiento especulativo, que intentaré sintetizar con este símil de bancos de inversión que quiebran porque apuestan a la subida de una materia prima, supongamos cobre, y compran a crédito enormes cantidades con plazo determinado de venta a fecha X. Efectivamente esa mercancía puede subir, pero otros bancos, empiezan a vender cobre y lo hacen caer. La lucha es tremenda y toda ella gira alrededor de una fecha exacta, el día X, si en esa fecha ha subido, un banco y todos los inversores que apostaban con él, ganarán enormes sumas, pero otro banco quebrará. Todo ello girará en torno a conseguir la subida o bajada con límite en una fecha, después de la cual poco importará que fueran buenos análisis o malos, porque pueden ser correctos y estar muy bien documentados y ser verdad que el cobre suba, pero si lo hace al día siguiente de ejecutar las garantías se habrá producido la ruina y no habrán valido para nada positivo y sí para soportar el desastre. De ahí la importancia de las dos cuestiones básicas, el momento oportuno y la otra parte que cubre la apuesta. No tendrán las mismas oportunidades al combatir el euro, que combatir contra la demostrada fiereza de los bancos centrales de EEUU o Reino Unido. La idea de Kostolany, me parece interesante, una vez decidida la batalla contra la debilidad que se percibe de España, no interesa conocer si podemos o no mantener las pensiones, que son los argumentos de Vicens, interesa sobre todo determinar dos cuestiones, si habrá suficiente fuerza en la defensa inmediata y si el gobierno tiene fuerzas y apoyos suficientes, del electorado, sindicatos, patronal, y capacidad suficiente de la oposición, para reconducir la situación y apuesta por que las cifras de gasto, de deuda y déficit, se mantengan dentro de parámetros previamente determinados en el juego, que serían los fijados por la euro zona y los criterios del FMI y la OCDE o los criterios de las agencias de calificación y de grandes bancos e inversores internacionales. Claro que también podría salir el BCE a la palestra a mantener la posición contraria a los especuladores y competir contra ellos para aplastarlos. Pero esto me parece un sueño, por ahora, porque mira que si algunos de los especuladores estuvieran cercanos al BCE, no olvidemos que la enorme
  19. 19. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 19 deuda española está prestada por la banca internacional, en gran parte dinero procedente de Europa y querrán cobrarse caro dichos préstamos. Si los bancos europeos toman préstamos del BCE baratos, al 1% por ejemplo y compran deuda país que paga al 5%, hacen buen negocio, y si consiguen que pague al 10% mucho mejor negocio. Estas cosas suceden, son realidades, este es el juego que practican los mercados. Y otras parcelas de realidad serán las medidas a tomar para conseguir paz social, para asegurar las pensiones, para ser más justos, etc. Una misma realidad tiene múltiples lados para ser mirada, con infinitos reflejos que emiten existencias diferentes dependiendo desde donde se mire y lo que se pretenda. Y encima la realidad se mueve. Quizás convenga aclarar que los problemas que tiene España no los han provocado los especuladores, hay una base real en los mismos, los fundamentales, las bases reales, están dañadas, los especuladores que se aprovechan de ello, han venido a añadir uno nuevo al cesto de problemas y el que han creado es tan real como cualquiera de los anteriores. Después de la sesión Parlamentaria de febrero 2010 Nueva sesión en el Parlamento con la crisis al fondo. Parece que los que perdieron en las elecciones anteriores, todos menos el PSOE, quieren una nueva oportunidad cuanto antes. Todos creen que el desgaste del gobierno les favorecerá. El PP piensa que ganará, IU y UPyD, creen que mejoraran considerablemente, incluso que podrían ser la bisagra del próximo gobierno, y los nacionalistas consideran la posibilidad de recuperar su gobierno en Euskadi y Cataluña. Todos sueñan con mejorar posiciones políticas a costa de la tormenta que esperan caiga solo sobre el PSOE, pero yo no estoy tan seguro de que moje solo a unos y no a todos, porque la ciudadanía empezamos a comprender que estamos ante una de las mayores crisis de los últimos 70 años y supongo que veremos que aquí no hay un único culpable, sean personas, o partidos. Los problemas son serios y profundos como para que los pueda provocar o resolver un gobernante solamente. Ayer el gobierno, un poco más humilde y necesitado que otras veces, volvió a intentar pactos que parece son posibles con los nacionalistas, poco probables con IU y UPyD y muy difíciles con el PP, quien considera otra vez que desgatará mejor al gobierno desde fuera y dejando caer chinitas que poniéndose a trabajar alguna vez. Dice el PP que si se bajan los impuestos ellos aceptarían, pero esta gente ha visto el déficit, la deuda, las presiones internacionales, pero si los impuestos tendrán que subir. O precisamente porque lo ha visto, quiere producir mayor desgaste con el populismo de yo bajaría impuestos mientras la izquierda los sube. Los nacionalistas parece están dispuestos, parece lógico, tienen que ganar, política, económica y electoralmente, las medidas a poner en marcha parece se acercan más a ellos que a IU, que piensa en sufrir mayor desgaste si apoya al gobierno en lo que creen un giro a la derecha de ZP. Consideran que si se oponen están realizando una política más de izquierdas y eso les sumará votos, pero yo me quedo con ganas de ver explicado un proyecto de medio y largo plazo de salida de la crisis por parte de una fuerza política
  20. 20. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 20 que necesitaría hacerlo y tienen ahora la mejor oportunidad de su historia para comunicarlo. Al gobierno podría bastarle con los apoyos sindicales a su izquierda, los cuales parecen tener ideas claras de lo que quieren y el camino que debería tomarse. Cuando se escucha a ambos líderes sindicales se aprecia un discurso elaborado. Su apoyo para el gobierno podría consistir en evitar el enfrentamiento abierto (la huelga general) y lograr un marco social de acuerdos con la patronal que han comenzado después de 2 años de retrasos. De UPyD, sabemos muy poco, ¿alguien conoce proyectos sobre salidas de la situación? La gran esperanza blanca para muchos, al no estar quemados por labores de gobierno parecen limpios y no gastados, pero me temo que aparecen demasiado insípidos, poco comprometidos con la problemática de un país en crisis que exige planes, trabajos y propuestas, deberían contarnos que harían por ejemplo con los siguientes problemas: ¿Damos ya por cerrados los apoyos a la recesión para concentrarnos en contener la deuda y el déficit? ¿o antes hay que generar un gran plan de empleo?, ¿con qué plazos y qué recursos?, ¿en qué sectores apoyarse rápidamente? y ¿qué sectores industriales apoyar a medio plazo?, ¿qué zonas o regiones potenciar?, ¿por qué energías apostar?, aunque contamos con exceso de capacidad eléctrica instalada, convendría saber cómo vamos a conseguir mayor eficiencia energética, donde poner el dedo legal para generar puestos de trabajo?, como reducir el déficit público?, del Estado central y de las CCAA, de los municipios y el resto de administraciones públicas, en qué partidas reducir gastos?, por donde aumentar ingresos?, y eso significa hablar de impuestos… ¿Cómo resolvemos la falta de crédito que está ahogando el funcionamiento de muchas pymes?, ¿nacionalizamos una parte del sector bancario?, ¿qué hacemos con las Cajas de Ahorro en situación crítica? y que dirigentes políticos autonómicos solo quieren fusionar con las de su propia autonomía que están igual de mal. Y con los activos contaminados, grandes cifras del sector inmobiliario en la banca española ¿qué hacemos?, ¿hasta cuándo van a estar tapados sin saber que bancos los tienen?, ¿podemos proteger a todo el sistema financiero con esa argucia contable o será peor que si salen a la luz los valores reales de pérdidas? ¿Qué hacemos con las infraestructuras imprescindibles para crecer y el enorme déficit público que no podrá destinarse a ellas?, ¿se impulsa con capital privado? ¿Cómo dotamos la marca España, (marca España que a algunos parece extrañarles, cuando el asunto es tan viejo como mear), de mayor credibilidad exterior para conseguir mejores condiciones de financiación?, es decir que podamos conseguir dinero a menor precio, ¿cómo lograr que el gobierno aumente su peso político en las instituciones internacionales? Lo cual permitiría influir en decisiones, como por ejemplo demorar la subida de tipos de interés del euro que nos perjudicará en estos años y que a Alemania podría beneficiarle… La lista se podría ampliar, pero como ejemplo nos vale para comprender que desconocemos la opinión de todas las fuerzas políticas sobre estos temas. En España somos dados a criticar personas, nos gusta despellejar a la gente, pero no discutir cuestiones concretas, realidades, queremos creer que un individuo sea el culpable de todo lo que sucede en la vida porque así nos engañamos mejor con las soluciones a los problemas, quitamos uno y ponemos otro y ya está, es como si buscáramos la culpa de las creencias
  21. 21. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 21 religiosas y de esa forma nos escapamos de investigar cómo funciona la realidad. Se entiende, despellejar personas es más sencillo que estudiar los problemas, aunque sirva de poco para resolverlos. Otra cosa es que sea útil para luchar por el poder. En esta coyuntura, todos a criticar al gobierno, normal. Los ultramedios (Telemadrid, Veo7, Intereconomía, Libertad Digital…) se ponen las botas, y el PP, ni siquiera se aparta para que le hagan el trabajo sucio. Ahora bien, todavía no hemos leído ni escuchado ninguna crítica a los organismos internacionales como el FMI, con el Sr. Rato a la cabeza –excelso líder del PP- en aquellos momentos, que no avisaron, que no se percataron de la que se avecinaba. Tampoco escuchamos a esos ultramedios y oposición, criticar a nuestros empresarios, a élites financieras, a banqueros europeos, a grandes y pequeñas inmobiliarias, a los analistas que recomendaban más leña al fuego inmobiliario, a los que se enriquecieron en estos años de frenesí y gasto en ladrillos, de créditos que ahora nos están hundiendo, ello a pesar de que la enorme deuda privada de empresas y particulares, es cuatro veces mayor que la pública. Este silencio tan escandaloso ya no es normal. Hoy después de 2 años estamos instalados en un torbellino y para millones de españoles, se abrió la ventana por la que ven que: 1- Existe una crisis financiera internacional, que ha secado el crédito mundial y ha hecho desaparecer el dinero. 2- Hay una recesión mundial, la máquina económica se ha parado y millones de personas han quedado sin trabajo. Con señales poco claras en algunas partes de estar tocando fondo. 3- Tenemos una crisis española que tiene varios componentes: a) Una parte de la crisis financiera mundial que impide llegar dinero a nuestro sistema. b) Una parte de la recesión mundial, que dificulta nuestras exportaciones e inversiones exteriores, por tanto contribuye a paralizar nuestra maquinaria económica. c) Otra parte y muy importante la componen nuestras particulares miserias, que son varias y profundas, y de las que hablo habitualmente en este blog. Estas cosas, y la tremenda lucha política por el poder en España, son visibles desde los mercados internacionales y claro que sí, por supuesto que especulan, (es inherente a los mercados) a pesar de que les llame tanto la atención a ultramedios como ‘El Mundo’ que dedican hasta una portada a la no conspiración. Especulación pura y dura, contra el euro, contra Grecia, contra España, especulación contra materias primas, contra monedas, contra deuda pública y/o privada, contra todo lo que tenga problemas y sea susceptible de moverse rápidamente. (Febrero 2010)
  22. 22. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 22 La deuda española. La deuda privada arrastrará la pública „La deuda externa atenaza a España‟. Era el titular del artículo de El País del 28-02. En él se decía entre otras cosas que la deuda externa, el endeudamiento público y privado en manos de extranjeros asciende al 167 % del PIB. Y que la deuda total de la economía española, pública y privada, alcanza el 400% del P.I.B según Analistas Financieros Internacionales (A.F.I.) o el 342 % según informe de McKinsey Global Institute. Cifra solo superada por Reino Unido y Japón. (Por cierto, noticias de hoy señalan ataques a la libra esterlina por parte de los mercados, la especulación va donde ve debilidades y posibilidad de especular.) Del informe de MacKinsey, el que refleja menor deuda, en un cuadro del artículo citado destacan para el caso de España las siguientes cifras de deuda por sectores: 750.000 millones de € sería la de las instituciones financieras, 850.000 millones sería de empresas, 1.360.000 millones (un billón trescientas sesenta mil millones de €) sería la correspondiente a los hogares, a los particulares, y 470.000 millones la correspondiente al Estado. En total 3.420.000.000.000, tres billones cuatrocientos veinte mil millones de euros, que representan el 342% del P.I.B. Un matiz a considerar en las cifras sobre deudas son las diferencias de unas fuentes a otras, motivadas por el momento de consideración, por sus movimientos y por diferentes criterios de medición. Algunas cuestiones que se desprenden de las cifras y comentarios alrededor de las mismas: a) La deuda pública española es bastante menor que la deuda privada, pero para el PP y sus voceros parece no existir la privada, solo se refieren a lo malo que es el gobierno que nos va a arruinar gastando tanto. Es una de las menores de Europa, Norteamérica y Japón. b) La deuda pública española era en 2.008 una de las más bajas del mundo, 390.000 millones, creciendo rápidamente en estos dos años por los déficit
  23. 23. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 23 generados para atender la crisis. Esta velocidad de generación es uno de los temas que preocupa a los mercados, porque el déficit aumenta la deuda. c) La deuda pública española generada en estos dos años lo ha sido para destinarla a los desfavorecidos, parados y planes de expansión de la demanda para tratar de paliar la crisis. Y también por ayudas al sector financiero para fortalecerlo y reactivar el crédito y al sector automovilístico para reactivar la demanda. d) La deuda pública, comprende la suma del Estado central, la de las CCAA y Municipios, estas dos últimas en parte controladas por el PP y otros partidos, además del PSOE. Este es uno de los problemas en el que inciden los mercados cuando se trata de confiar en su reducción al quedar su control total fuera de las manos del Gobierno. e) La deuda pública, es realmente un préstamo a España, se coloca en bonos a corto, medio y largo plazo, en los mercados, nacional e internacional, pagando intereses por el préstamo, mayores cuanto mayor incertidumbre exista. Los pagos de intereses son un mayor gasto público que suma déficit, y aumenta deuda. Si ayer comenté sobre la deuda pública, hoy será sobre la privada. El total de la deuda española, según el informe citado ayer de McKinsey, es de 3.420.000.000.000, tres billones cuatrocientos veinte mil millones de euros. De los cuales corresponden: Deuda Pública 470.000 millones Deuda de instituciones financieras 750.000 millones Deuda de empresas 850.000 millones Deuda de los hogares 1.360.000 millones a) Lo primero que llama la atención es su enorme volumen, la tercera mayor del mundo, lo cual quiere decir que en mayor cuantía que otros pueblos hemos estado viviendo de prestado durante muchos, muchos años. Comprábamos cosas con el dinero de otros, alemanes, ingleses… b) Hemos vivido por encima de las posibilidades que teníamos, apalancando nuestra inversión y consumo, utilizando dinero ajeno, apoyado en la gran cantidad de dinero y los bajos tipos de interés fomentados desde 2001 por EEUU, (Greenspan), para salir de la crisis generada por la burbuja tecnológica, tipos de interés bajos que afectaron también a la recién creada zona euro. c) En el caso de España los tipos de interés llegaron a ser negativos durante años, al considerar la inflación generada superior al mismo tipo de interés, teníamos dinero gratis y lo dedicamos a enterrarlo en vez de invertirlo en sectores tecnológicos y de futuro. Donde diablos estaban desde aquellos años nuestros empresarios, nuestros líderes, nuestros partidos…y donde están hoy los ultramedios que nunca hablan de esos años, como si la crisis española hubiera sido provocada por el rayo de Zapatero.
  24. 24. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 24 d) Las dificultades para devolver la deuda son enormes y dificilísimo a corto plazo. Si los tipos de interés del euro suben, (ahora están especialmente bajos), la situación se complicará todavía más, y tendrán que subir en cuanto la economía crezca en Europa. Ahora bien, el problema es que puede crecer en el norte y no en el sur, si la velocidad de salida de la crisis es diferente en la zona euro las dificultades para nosotros todavía aumentarán. e) La deuda de las entidades financieras está generada por los masivos prestamos ofrecidos por la banca y pedidos por empresas y familias españolas, gran parte de ellos créditos tomados del exterior ya que aquí era insuficiente la cantidad de ahorro generado para satisfacer las ansias de gastos. Con una dificultad añadida, una parte considerable, 350.000 millones, tienen vencimientos antes de 2.013. f) La deuda de los hogares tiene mucho peso por las hipotecas de vivienda, lo cual fomentó la burbuja inmobiliaria, (en 20 años la vivienda multiplicó su precio por 10, una subida del 1.000%) que enterró inmensas cantidades de recursos en ladrillos y suelo sin destinar recursos a otros sectores del sistema productivo que mejoraran su capacidad y competitividad, lo cual hubiera servido entonces y ahora para vender productos en el exterior. g) La deuda privada tiene que ver con el consumo desaforado, y poco con inversión en elementos de futuro realizada en España. Por ejemplo, tiene que ver con los coches comprados, modelos de gamas altas muchos de los cuales no se fabrican en España, por lo que empeoraban las cuentas exteriores. h) La deuda de las empresas tiene un fuerte (la mitad) componente, del sector inmobiliario, promotoras, constructoras, inmobiliarias, fábricas vinculadas a la construcción, (de puertas, sanitarios, ventanas, azulejos, etc.), deuda soportada en gran parte de activos que pueden perder muchísimo de su valor, como por ejemplo solares y promociones sin vender. La pregunta que se hace todo el mundo es ¿cómo será posible pagarlo? Y a quienes prestaron el dinero, por ejemplo entidades financieras españolas, ¿cómo les repercutirán los impagos? i) Quedarse con promociones y solares en dación de pago, es una salida para no perder todo el valor del crédito, pero la caída del precio de esos activos que hoy figuran en los balances todavía con precios altamente ficticios, podría provocar reacciones de derrumbes en cadena. j) Si los activos fueran valorados a precios de mercado el Estado tendría que intervenir para sujetar al sector financiero y no solo prestando avales como hasta ahora, tendrían que ser ejecutados, tendría que inyectar dinero público en las entidades financieras para recapitalizarlas.
  25. 25. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 25 2. Y DE REPENTE ¡PLAF! LOS RECORTES DE MAYO DE 2010 ¿De repente? De repente no. Son 2 años intensos de sucesos a velocidad de vértigo en todo el planeta, con reacciones lentas e insuficientes por parte del gobierno. Pero antes, son 15 años (y gobiernos del PP y PSOE, y empresarios y analistas, y banqueros y familias…) de ocurrir muchas cosas algo menos rápidas, en España, y también en otras partes del mundo. Esas cosas que ocurrieron lentamente durante mucho tiempo, son la base de muchos (no de todos, también está la crisis internacional) de los problemas actuales, burbuja inmobiliaria, colosales recursos destinados a ladrillos que lastran a bancos, empresas y familias, recursos que eran apalancados, promovido por dinero abundante y gratis, pero prestados por el exterior, hasta llegar a constituir una de las mayores deudas privadas el mundo, crecimiento basado en consumo desaforado soportado en préstamos, abandono de otros caminos de crecimiento, etc. Y ¿ahora qué sucede? ¿Qué es lo nuevo?, pues que los mercados han dicho que no nos prestan, los prestamistas no se fían de nosotros, salvo que demos pruebas, ¿qué pruebas? Las que ellos, que son quienes prestan, quieren. (Bancos, gestoras y fondos internacionales, no solo los de riesgo, empezaban a no comprar deuda española y BBVA y Santander ya tienen demasiada). No olvidemos que ahora nos están prestando para el día a día, y que si no entra dinero no se podrán pagar subsidios y pensiones y etc. Y aquí entran las llamadas y conversaciones políticas, que me parecen normales, (¿de EEUU, Alemania, Francia?). Durante el plan de rescate, con los 750.000 millones en juego, una conversación del tipo ‘‟Oye Jose Luis los grifos de pasta se cierran porque no ven reacciones fuertes y seguras por vuestra parte, la caída de España puede arrastrarnos a otros, si te aprietas el cinturón contarás con mi ayuda en todo lo que pueda. Pero si sigues por tu camino ya no voy a poder hacer nada’’. Toc, toc. Despierta PSOE Subidas de impuestos. Para reducir un déficit grande, parece razonable atacar por los dos lados, el del gasto y el de los ingresos. Sobre el gasto, que es el camino que ofrece resultados inmediatos, parece que conocemos las intenciones del gobierno, cambiantes respecto a discurso y políticas anteriores, lanzadas sobre la mesa de forma repentina, ni siquiera puestas en la mesa de Zurbano de hace unas semanas. Sobre los ingresos no queda clara cuál es la postura del gobierno de España ni la del partido que le sustenta. Después del debate en el que escuché al presidente Sr.
  26. 26. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 26 Rodríguez Zapatero, he escuchado a Chávez, Alonso, Salgado, De la Vega y Blanco, lo más granado del gobierno y del partido, y de sus palabras no deduzco qué postura van a mantener respecto a los impuestos, son un ‘si pero no’. Este es uno de los problemas graves que ha mostrado el gobierno en esta crisis. La indefinición, la ambivalencia, la poca capacidad de hacer público un discurso coherente y estable que marcara el camino. La verdad es que este defecto se ve desde el principio del liderazgo de Zapatero y no solo en esta legislatura, sucede que se ha notado demasiado en los últimos 2 años. El problema es mayor que ZP, preocupa la postura del PSOE. Como es posible que no se hayan dado cuenta de la necesidad imperiosa de funcionar mas colectivamente, con equipos, con planes, con líneas de actuación contrastadas y conocidas públicamente y hayan dejado permanentemente la dirección política a un individuo, y daría lo mismo la individualidad de que se tratara, aunque en este caso particular sea tan falto de discurso, le hemos visto dando tumbos en muchas cosas, metiendo la pata demasiadas veces. De los temas de la primera legislatura recuerdo la negociación con ETA y el tema Estatuto. De la crisis estamos hablando. Han pasado varios años de crisis ¿y no tenemos un plan de aumento de impuestos?, ¿no existían planes de disminución de gastos? no me lo puedo creer. Si dentro del PSOE no hay equipos que hayan facilitado al gobierno y a la sociedad distintos planes de aumentos de impuestos, es muy serio. No me puedo creer que con la gente tan cualificada que tienen alrededor, con los medios e intelectuales que les rodean, no tengan estudios de recaudación de impuestos que contemplen diferentes escenarios posibles, en tiempos normales y con mayor motivo en tiempos de crisis. Si existen y no son conocidos es un tremendo error. ¡España, tenemos un problema! Desde que comenzó la crisis se ve con claridad que el aumento del gasto público era imprescindible para contener la sangría, para apuntalar sectores, para impulsar la demanda y para atender necesidades sociales, y se apostó por él. Bien. Pero me parece que desde el comienzo era evidente, desde dentro del gobierno y desde fuera, que las cuentas públicas se desnivelaban a gran velocidad aumentando gastos y disminuyendo ingresos, como consecuencia de la caída de actividad económica. Entiendo las dificultades y variables posibles a poner sobre la mesa, sobre qué impuestos tocar, con cuales se recauda más, IVA y el IRPF aportan grandes cantidades y de otras rúbricas son muy pequeñas, entiendo que subir mucho los impuestos a los ricos puede hacer que se lleven el dinero, que la masa recaudatoria está en las llamadas clases medias, entiendo los problemas para definir nuevos impuestos que penalicen y graven operaciones de riesgo especulativo, entiendo que muchos remedios impositivos tienen necesidad de ser realizados conjuntamente con Europa pero me resisto a creer no contemplen variables de impuestos ejemplarizantes, subidas altas a tramos altos, reflotar impuestos antiguos, o ideas nuevas que aunque recauden poco, sean moralmente justos, no puedo entender que todo se fíe al despegue económico para que la actividad aumente el flujo recaudatorio.
  27. 27. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 27 Supongamos que hay varios trabajos sobre impuestos por muchos rincones, ¿será posible que no los tenga el gobierno?, y no me refiero solo a los ministros, sino a toda la maquinaria político administrativa. Peor aún, ¿será posible que no hayan sido discutidos?, y si han sido discutidos ¿como es que no hay un criterio y una línea de discurso público ampliamente extendida, en el gobierno, en el partido, en la sociedad? ¿A qué se está esperando para darlos a conocer? A que el líder decida de repente, en un momento en el que puede estar influido por los acontecimientos del día. Mal sistema de funcionamiento es ese, en el siglo XXI hay que funcionar con equipos, imposible hacer algo serio si no es colectivamente, dificilísimo hacer política sin discurso, sin proyectos, sin planes conocidos. Necesitamos que el PSOE despierte y empiece a buscar rápidamente alternativas al actual equipo dirigente. Después del ajuste. Muchos lobos esperan Son una pequeñísima muestra de la inmensidad que tiene la red. Los hay de todos los tipos desde aquellos que dicen que las medidas de ajuste servirán de poco hasta los que dicen que esto no ha hecho más que empezar, los que comentan que el plan está bien pero poco estudiado, pasando por los que avisan de errores políticos de bulto que se habrían evitado discutiéndolo, dejando la misma profundidad de recortes, los hay que piensan que desde aquí podemos empezar a caminar. Pero las medidas anunciadas son para reducir gasto y evitar una situación crítica de impagos públicos, no son de impulso económico, no son medidas para crecer, que sería fundamental para evitar seguir gastando. Mas puestos de trabajo, menos paro, menos gasto social, menos déficit y mayores ingresos estatales. Ahora sí empieza a existir percepción social de gravedad, algo que hasta hace muy poquito en España no existía. (Gravedad por la deuda pública, aún no transmitida esa sensación por las deudas privadas). Hace muy poco la mayoría de la gente tildaban de catastrofistas a quienes describían la situación o analizaban la crisis en la que estamos metidos, a pesar de que nunca debemos dejar los temas que afectan a todos en manos de unos pocos, hay una parte de la opinión pública de izquierda que ha dejado el tema crisis en boca de la derecha, solamente. Ni que decir tiene que los anuncios de ‘más madera‟ realizados por organismos internacionales pueden acelerar la percepción de gravedad y entonces sí aumentar la violencia callejera y empujar las salidas ‘extrañas’ a la crisis. Ahora ya son muchos lobos esperando sacar tajada de todo, ahora se instalará la crisis política casándose con la crisis económica y lo siento por los soñadores, de poco servirá hablar de revoluciones, o de que el capitalismo es muy malo y salvaje, creo que les viene muy bien a los lobos que se haga abstracción de todos los problemas y se metan éstos en la nube de las palabras sin contenido concreto. El problema real que tenemos es que hay que encontrar salidas concretas a problemas concretos. La primera y principal pasa porque el partido que apoya al gobierno despierte de una vez y hable, y escuche, primero entre ellos, luego con la sociedad, y se pronuncie sobre todas las cuestiones,
  28. 28. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 28 incluidas las medidas del gobierno que ellos sustentan, basta de tanta individualidad y tanto mesianismo y ampliemos el campo de trabajo a lo colectivo. Son ya demasiadas veces las que hemos leído noticias del tipo como que los ministros se enteran por la prensa de las decisiones del gobierno, o similares. Al tiempo que se aborda ese problema, hay que tomar todas las ideas vengan de donde vengan y ponerse a trabajar con ellas y encajarlas en un proyecto colectivo y sumar y sumar todo en la lista de ese proyecto, con firma o sin ella. Y sin escudarse populistamente en ello, sean grandes o pequeñas medidas hay que olvidarse por una temporada del manido chocolate del loro, porque 10 es la suma de 1+2+3+4, y tiene un efecto ejemplarizante, de tirón, de solidaridad. Además no sería la primera vez que de las pequeñas medidas salen grandes ideas. La suma debe empezar por el empleo una de las llaves maestras del asunto, un gran plan de empleo debe ponerse rápidamente en marcha, hay que conseguir puestos de trabajo, casi como sea, sin empleo no hay reducción posible de gastos, ni aumento de ingresos, ni iniciativas sostenibles, ni… hay que aumentar el crédito utilizando todos los recursos estatales de banca pública mas allá de donde estamos y si hay que crear un 'banco malo',(que englobe toda la porquería), hágase ya, no dentro de 5 años, y junto con la batalla contra el fraude fiscal y contra la economía sumergida, hay que aumentar ingresos por impuestos a los que más tienen, hay que entrar fiscalmente en las ejecutivas financieras, incluso a los que no los pagan como la iglesia católica. Tenemos que racionalizar las administraciones, los gastos duplicados de ministerios o empresas públicas, barrer asesores autonómicos y municipales, las diputaciones, las televisiones autonómicas y locales, hay que reducir gente de consejos de administración para públicos, hay que evitar salarios cuasi públicos duplicados, reducir y eliminar gastos internacionales autonómicos y municipales (que despilfarro de Madrid con su pabellón de Shanghái), hay que apagar luces de edificios, monumentos y carreteras, con la mitad es suficiente… No podemos perder de vista el futuro al tomar medidas, pero me parece que no habrá buen futuro sin estabilizar el presente. La pérdida de soberanía, es el hueso al que ahora muerde la derecha. Desde que entramos en la Europa Comunitaria, hemos estado perdiendo soberanía nacional y al mismo tiempo ganando otra forma soberana, porque España decide Europa, -o debería decidirla- como todos los estados que ceden parcelas nacionales para ganar una parcela común. Con la unión monetaria, cedimos todavía más, todos, en aras de tener una moneda común, que ha mostrado necesita de políticas económicas comunes, para fortalecer y evitar terremotos como los surgidos en la batalla por el euro. En esta batalla el PP, ¿está apostando por menos Europa o es una táctica electoral? Porque una parte también ha mordido el hueso de la soberanía sin entender que gran parte de los combates contra los mercados son imposibles en un entorno nacional, solo encontrarán tratamiento en un marco superior. Dos meses antes, en marzo escribí lo siguiente:
  29. 29. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 29 ‘’La Unión Europea se mueve. Lentamente, pero se mueve. Parece que está intentando negociar la creación de algo parecido al F.M.I. pero europeo, Nada como una crisis para empezar a preocuparse de tomar medidas, y la crisis económica mundial, es buen momento para dar otro paso adelante en la construcción europea después del Tratado de Lisboa. Que la UE camina despacio, ya lo sabemos, siempre ha sido así, es difícil poner de acuerdo a todos los gobiernos y parlamentos con tantos intereses diferentes, a veces contrapuestos, representados, difícil asumir acciones comunes con apoyo unánime de todos ellos. Todos saben que muchas decisiones sería mejor tomarlas por mayorías, sin necesidad de unanimidad, vale, todos lo entienden, pero no es fácil aceptar que gobiernos soberanos queden subordinados a un ente común, cuando se tome una decisión mayoritaria que ellos no respalden. A la crisis económica global debemos sumar la crisis financiera contra el euro. Que sí, que hubo especulación específica contra la moneda, y contra la deuda griega y española, y por cierto contra la libra aunque no esté dentro del euro, que los ultramedios no se han enterado todavía que los mercados especulan habitualmente, o es que no es una de las características de los mercados, ahora va a resultar que los mercados son colegios de parvulitos y no inversores particulares especulativos, grandes fortunas, hedge funds, fondos de capital riesgo, fondos soberanos, aseguradoras, fondos de pensiones, bancos de inversión, etc. todos ellos dirigidos por equipos de tiburones. También hubo, hay, y habrá, movimientos políticos contra la moneda única y la unidad de la eurozona, mucha gente tiene intereses contrarios al euro, y están los especuladores, pero también podría provocar una mayor unidad en torno a la moneda única, como muestra el intento de crear un equivalente al F.M.I. que Alemania y Francia estudian y negocian, porque son los dos que mas ponen sobre la mesa, y extienden las propuestas para estudiar y negociar al resto, de crear instituciones y políticas comunitarias que permitan ayudar a los PIGS, ahora Grecia, mañana quien sabe. La noticia de hoy es que estudian medidas reguladoras sobre CDS (Credit Default Swap), instrumentos financieros en teoría utilizados cubrirse contra un riesgo, para asegurar una posición, pero normalmente usados para especular contra un riesgo, puesto que permite contratar aseguramiento a una posición futura de un título (bono español, o cualquiera), sin necesidad de haber comprado ese título apuesto contra él, que de eso trata la especulación, de apostar a que sucederá tal o cual cosa en una fecha definida, sin haberme gastado el dinero del valor de esa cosa puesto que apalancan inversiones, invierten 5 sobre el valor de 100 en la especulación, por lo que el resultado es que con poco invertido pueden mover enormes cifras. En el artículo direccionado se escribe: „‟El volumen de derivados negociados en mercados no organizados (OTC) (operaciones extra bursátiles en las que no se da parte a la autoridad del mercado) ascendió a finales de junio de 2009 a 605 billones de dólares (10 veces el PIB mundial), según el informe del Parlamento Europeo que promueve "una regulación lo más uniforme y coordinada posible a nivel internacional".
  30. 30. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 30 Es para estar preocupados aunque las salidas rápidas a la situación que muchos han previsto, es no permitir tanto apalancamiento, poner tasas especiales a estos derivados, controlar globalmente estas operaciones, prohibición de esos instrumentos en algunos casos…No obstante muy difícil es el tema de domar la especulación, sino se doman los mercados, porque se inventarán otros productos, otras formas.‟‟ Y en estas se producen los ataques al euro y las reuniones en las que cambian el signo de la política del presidente Zapatero, reuniones que modifican el signo de los compromisos económicos de Europa, y comienza una nueva etapa. Que la UE ha tenido que ver en la postura del presidente parece fuera de duda, aunque me parece que sin esas presiones los recortes también se hubieran producido, otra cuestión son los tempos. Porque el debate de fondo planteado hoy, está en si cortando los estímulos la economía encontrará fuerza para salir de la crisis, o se meterá en una recesión pronunciada. Como todo debate teórico se enfrenta a la realidad de las contradicciones del corto y largo plazo, lo mejor para hoy puede no ser lo mejor para mañana y a la realidad de las fuerzas suficientes para mantener unas u otras posturas. Evidentemente en Europa los mercados globales han ganado esta batalla y probablemente apoyados por opciones políticas concretas. Y en estas llegan los recortes presidenciales y mi postura es decir que estudios sobre ellos deberían haber estado hechos desde hace mucho, en universidades y medios, en los equipos gubernamentales y en todos los partidos de oposición y desde mucho antes de la batalla del euro, porque desde comienzos de la crisis hay que empezar a trazar escenarios y cuando los gastos públicos aumentaron a gran velocidad había que realizar trabajos y discusiones sobre recortes. Al igual que deberían ser conocidas las posibilidades de aumentos de ingresos públicos, desde que empezaron a caer como consecuencia de la crisis. Decía ‘hay que tomar todas las ideas vengan de donde vengan y ponerse a trabajar con ellas y encajarlas,’ lo cual no significa que todas valgan, ni que todas tengan la misma importancia. Habrá que estudiarlas, ya deberían estar estudiadas, y ver como encajan en el conjunto, habrá que considerar aquellas que requieran poco esfuerzo, poca inversión y sean susceptibles de dar buenos resultados. Pero la idea está clara, hay que estudiar recortes posibles, a los citados en el post anterior, añado que no podemos mantener tantas universidades autonómicas y congelar pensiones, no podemos querer todo en todos lados, aeropuertos por cada esquina y AENA con un déficit de 15.000 millones, el AVE no puede pasar por todos lados, no es posible que estemos construyendo casi 4 veces más Km. de alta velocidad que Alemania y Francia juntos, y no tener dinero para pagar a los jubilados, hay otras fórmulas mucho más baratas de gran velocidad sin ser alta. Se nos ha ido la olla, hemos querido que otros, los prestamistas, nos paguen esos caprichos. No es posible gastarse tanta pasta en fiestas, y no pagar la dependencia, hagamos fiestas sin gasto. ¿Qué pintan 30.000 m2 de alfombra, azul oiga, en la Gran Vía para pisarla festivamente?, o ¿qué pinta el despilfarro del pabellón de Madrid en Shanghái?, efectuado por los mismos que tienen la
  31. 31. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 31 mayor deuda pública de una ciudad, Madrid, con 3,3 millones de habitantes tiene una deuda superior a las 49 capitales de provincia españolas, que suman 12 millones de habitantes. La mitad de los recortes del gobierno equivalen a la enorme deuda de Madrid. El problema es que en las encuestas sacan mayoría absoluta quienes son campeones del gasto público, Madrid ciudad y CCAA de Valencia, del PP, pero se permiten el lujo de despellejar al gobierno por su déficit, y al mismo tiempo siguen hablando de reducir impuestos. Y ahora defienden el gasto social. Pero esta gente ¿se creerá de verdad que los problemas se resuelven quitando a ZP y poniendo a Rajoy? ¿Que está fallando en la sociedad española? se critica poco y mal, confundiendo los insultos con aportaciones a la comprensión de la realidad, hacemos poca labor didáctica sobre los asuntos concretos, se difunden muchas ideas abstractas y grandilocuentes palabras y banderas y poco la identificación de problemas con posibles vías de salida. Una de los graves dilemas es ¿quién pone el cascabel al gato del mundo financiero, a los mercados?, tenemos que empezar a hablar de esos problemas, porque hay que tomar medidas, aquí y en el marco europeo. Y habrá medidas de futuro que necesiten ser discutidas y conocidas por todos, pero tiene que haber otras tomadas en el acto, en el mismo corto plazo en que se efectúan los recortes y el plan de austeridad. Los impuestos especiales sobre los enormes salarios de los ejecutivos financieros, sobre sus fondos y planes de jubilación, deben ponerse ya mismo, igual que hace Obama en EEUU. El poder político, el único poder elegido por la ciudadanía, no puede ceder y ceder tanta y tanta soberanía al poder económico. El problema no es ceder soberanía a Europa, como escuchamos en los ultramedios y el PP, porque Europa somos nosotros. El verdadero problema es ceder nuestra soberanía al poder económico, al poder financiero. Uno se divide en dos Los tiempos están cambiando, a velocidad de vértigo, y así puede suceder que lo que ayer era válido, para hoy no lo sea. Ocurre con frecuencia que cada medida que se toma tiene dos caras, como las monedas, ventajas e inconvenientes y que „uno se divide en dos‟, una posible solución en una dirección puede abrir un escenario nuevo y crear un problema diferente. Los recortes, frenarán la incipiente recuperación, y al tiempo abren un escenario de crispación y enfrentamiento social. Pero ¿quizás no sea posible una salida de la situación sin recortes?, si alguien lo cree, ¿asumiría la responsabilidad de paralizar el estado por falta de liquidez al no recibir préstamos, (por no colocar la deuda)? ¿Cómo explicaría que todos los países europeos recorten y nosotros no? –La cuestión es dónde hacerlo, con qué planificación temporal y qué objetivos, consensuado socialmente…- Los que como el PP defendían hace meses, la reducción de impuestos, rebajar ingresos del Estado, como las cotizaciones sociales, reducción del impuesto de sociedades, mantenimiento de la deducción fiscal por vivienda en el IRPF, ahora la derogación de la subida del IVA, medidas todas que hubieran aumentado el déficit público, en un partido que siempre defiende
  32. 32. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 32 la reducción del mismo, (aunque nunca lo practica). ¿Cómo se hubieran enfrentado hoy a la realidad de los mercados exigiendo su reducción? , ¿Acaso gobernando el PP habrían entrado millones de € en préstamos que hubieran permitido el funcionamiento diario del Estado? Es claro que para Alemania, Francia, Italia, R.U. etc. no hubiera entrado dinero, por eso recortan. Aunque para el PP de España, para ellos, si hay dinero. Las inyecciones de dinero público de todos los gobiernos evitaron la recesión ocasionada por los agujeros creados por los agentes privados, cuando han conseguido frenar el derrumbe, sin tiempo para la reacción, para consolidar la situación, los mercados han exigido nuevamente su papel de vencedor en la batalla, obligando a los gobiernos a tratar el tema de la deuda pública, que efectivamente es un gran problema, pero sin tiempo a consolidar la recuperación, reducir gasto público en Europa puede conducir a paralizar la economía de la UE durante años. Sin crecimiento económico el peso de la deuda es mayor y hace muy penosa su disminución. Las enormes deudas de los años 30 y II Guerra Mundial se absorbían en parte por el crecimiento económico, la inflación rebajaba su peso, si ahora limitamos en Europa el crecimiento, ésta podría quedar atrapada y retrasada durante años en el conjunto mundial. Los problemas son inmensos, esta es la revolución en marcha de esta generación, uno de cuyos textos básicos a utilizar, es el informe presentado a la UE por el grupo de sabios, bajo la dirección de Felipe González, en el cual aparecen sintetizados los retos. Es en las salidas concretas donde hay que enfrentar las discusiones entre avance o retroceso, entre salidas que favorezcan mas mercado o mas estado, entre aceptar dar mayor poder a los políticos o a los financieros, entre mayor Europa o mayor nacionalismo y autarquía, como increíblemente parece que defiende el PP, a tenor de sus opiniones. Yo abogo por salidas que contengan mayor poder político y más Europa y en este binomio que en definitiva supone mas estado, está situada la batalla política con la derecha actualmente. A los políticos podemos controlarlos, con leyes actuales o con otras susceptibles de modificar mediante elecciones y control parlamentario, están cerca, son conocidos, les vemos y oímos, incluso conocemos su malicia, y en todo caso tener el enemigo cerca permitirá combatirle mejor. A los mercados no les conocemos, no sabemos nada de ellos salvo que harán todo lo posible y a escondidas por engordar su bolsa, el mercado dejado a su bola es tremendamente injusto e insolidario, y con su funcionamiento capaz de llevarse por delante pueblos y países enteros. Quiero más Europa (ayuda a embridar demonios patrios) porque poco pueden hacer las naciones por sí solas para controlar los mercados y en particular el poder financiero global que actúa en países, pero está radicado en paraísos fiscales, lo cual necesita de estructuras de mayor calado y peso mundial. Haciendo eso podríamos reducir el poder sin límite de las finanzas globalizadas. Estas son las discusiones en Europa, creación de organismos de control, de bancos, de seguros y fondos de pensiones, de mercados de valores. Creación de fondos dotados por los bancos para su propio rescate, controles
  33. 33. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 33 e imposiciones fiscales que puedan disminuir y graven la especulación, controles sobre las agencias de calificación, regulación de los gestores de fondos, regulación de los fondos, transparencia y límites a los CDS (seguros contra impagos, instrumentos de especulación), etc. Quedan muchos otros asuntos, que encontrarán mejores salidas en el marco europeo que en el nacional. Porque devaluar la peseta como hacíamos antes ya no es posible, y salir del euro, parece una locura. Por ahora. Der Spiegel. 2010. Campeones Deuda pública. Der Spiegel. 2010. Deuda pública en relación a producción e ingresos fiscales
  34. 34. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 34 Y llegó la huelga. Y después, la crisis sigue a) La destrucción de empleo parece que continúa, el ritmo de actividad económica sigue bajo mínimos y con pocas perspectivas de aumentar. Dice el INE en sus notas de prensa de septiembre, que la actividad industrial (IPI) presenta tasas negativas interanuales en todos los sectores salvo energía. Caen más los bienes de equipo que los de consumo, (las máquinas para otras empresas). En los indicadores del Ministerio de Economía y Hacienda se aprecian las graves caídas de 2008 y 2009, mejora de las caídas corrigiéndose y vuelta abajo en los últimos datos de actividad, import+export, producción industrial. b) Las tensiones en los mercados de deuda que habían remitido algo, podrían volver a reproducirse, (a pesar de la afirmación del Sr. presidente de que estaban resueltas) empezando para Irlanda y Portugal y continuando para Grecia y probablemente para España. La visita del presidente a Nueva York y sus reuniones con grandes inversores y tenedores de deuda española, podrían haber intentado evitar ventas masivas y apoyar nuevas compras ante los rumores de rebajar la calificación del Reino de España. c) No hay dinero, para nadie. Se acabó, se ha malgastado en estos años pasados, descomunales cifras que hoy son la deuda privada, familias y empresas y bancos fuertemente apalancados endeudándose hasta límites increíbles, sin que nadie les exigiera cuentas ni entonces ni ahora. Es increíble la falta de crítica social a los bancos y sector inmobiliario y a los políticos que impulsaron ese tipo de crecimiento. d) Tampoco hay dinero público, se gastó a montones que no teníamos para salvar la situación, hasta que nos dijeron basta y dejaron de prestarnos. El Problema, que nos prestan con fuertes condiciones. Puede llegar a ser peor, simplemente que presten con mayor coste, que nos cueste mucho más seguir igual. Y todavía puede empeorar, si no nos prestan. e) El pago de los intereses de la deuda pública es la tercera mayor partida de gasto del Estado. Es una sangría, solo por seguir tal cual, no para dinamizar o mejorar la situación. f) Sigue siendo probable que algunas administraciones, municipales y autonómicas tengan problemas serios de pago de salarios. Y encima en los últimos meses, mientras el Estado central hacía esfuerzos para recortar, las otras administraciones han seguido malgastando aumentando déficit. g) La falta de crédito sigue siendo la tónica, que continuará. Los bancos solo soltarán migajas, porque necesitan recomponer sus maltrechas cuentas, con tantas locuras como hicieron, apalancamientos y numerosos huevos en la misma cesta, que ahora no pueden recuperar. Sin descartar nuevas turbulencias financieras. Si las viviendas de sus balances se contabilizaran a precios de venta y no imaginarios, sería tremendo, y con un millón de casas sin vender pocas salidas aparecen salvo derrumbar los precios, o las viviendas.
  35. 35. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 35 h) Y sube la inflación, a pesar del poco consumo, por las materias primas y petróleo, que después del retroceso de la recesión están en aumento, nuevo peligro, poco consumo y los precios aquí no se contienen ni bajan, salvo salarios y cotizaciones que se sumergen. i) Las exportaciones han aumentado ligeramente, pero siguen aumentando en gran medida las importaciones. Crecemos poquísimo y somos incapaces de producir aquí mucho de lo que compramos fuera. j) La competitividad cae por los suelos, seguimos descendiendo puestos a gran velocidad en los rankings internacionales, World Economic Forum con lo que resulta preocupante colocar nuestros productos fuera. Así las inversiones en educación, en I+D+i, mejoras en productividad, organización y compromiso, encontrar formas de fabricar y administrar mejor, más barato y eficiente, resulta imprescindible. k) Y la maldita reforma laboral seguirá su curso, sabiendo todos que no creará empleo, porque solo se hizo a destiempo y mal para calmar a los mercados de deuda y hoy el gobierno no tiene crédito. l) Y lo que es peor se pretende continuar realizando reformas que marcarán nuestros próximos 20 años a traspiés, deprisa y corriendo, con un gobierno sin apoyos sociales. Solo un gran plan de empleo y reformas, consensuado política y socialmente podrá sacarnos del pozo. Eso requiere una situación completamente nueva, probablemente elecciones para poder discutir pública y socialmente las alternativas y todos seamos conscientes de qué partida jugamos, requiere, en todas partes, que salgan nuevos equipos, nuevas energías, nuevas personas, abandono de posiciones propias y tomar algo de las ajenas. Seguir languideciendo según vamos, es aceptar enterrarnos, porque no hay mejora en la dirección que llevamos, ni a corto, ni a medio ni a largo plazo. La crisis global continúa y no sabemos qué dirección podría tomar, si una guerra de tipos de cambio, por tanto una guerra comercial, proteccionista… pero de la crisis española algunas cosas deberíamos saber: a) La primera de ellas que hay una crisis económica española concreta y específica, cuyos síntomas eran evidentes desde hace muchos años, en todo caso similar a la de algunos pocos países y b) la segunda, que hay una crisis global, que comenzó siendo financiera internacional y muta, que afecta a España como a muchos otros y que enlazada con nuestra crisis particular nos afecta empeorando nuestras condiciones en mayor medida que a la mayoría de países del mundo, y c) tercera, que todo es relativo. En el pasado, 30, 50, ó 70 años atrás, vivíamos bastante peor, muchos mayores han conocido penalidades muy superiores, lo cual no impide que se haya producido y/o produzca un empeoramiento comparativo respecto al pasado y a otros países.
  36. 36. ‘El poder de los mercados. Y los españoles’ . Manuhermon, ‘Arian seis’ Página 36 Muchas cuestiones están oscuras, pero otras no. La realidad poco clara es la que esgrime mucha gente para generalizar y decir que nadie, políticos y economistas, sabe nada. Los otros, los lobos dispuestos a saltar a la presa, solo ven la oscuridad y conocen al responsable, quitándolo estará todo arreglado, nos dicen. Pero como siempre la realidad es compleja y cuesta mucho entrar a conocerla e interpretarla, y la pregunta es ¿por qué hacerlo, por qué esforzarnos en comprender?, pues para poder tener control de nuestras vidas, para poder tomar decisiones con mayor conocimiento, para saber que nos sucederá a nosotros y a los que nos rodean en el futuro. Ojalá los problemas estuvieran generados solo por una persona, o un gobierno, se cambian y todo resuelto, pero eso es como creer en los Reyes Magos o que los niños vienen de París, solo sirve para los creyentes, no es útil para traer niños al mundo, ni para cuidarlos. Tampoco nos vale el ‘ya se ve la luz a lo lejos’, acompañadas de las criticas por cenizos a los que muestran sombras, amparados en que nada está claro. Hay cuestiones que son conocidas, por ejemplo cuando un objeto se tira al alto, caerá, tardará mucho o poco, no sabremos el tiempo exacto, pero caerá. Cuando un país tiene durante años, muchos, un déficit en Balanza de Cuenta Corriente, va perdiendo competitividad, y vende menos al exterior y compra mas fuera, si aparecen datos un año tras otro de pérdida de productividad, si constantemente tenemos inflación superior a nuestros vecinos y socios, durante años necesitará recursos externos para financiar su actividad. Si en el pasado producía devaluaciones una tras otra para ajustar estos problemas y ahora con el euro resulta imposible, si además de generar poco ahorro y por tanto recurrir al exterior lo hacemos pidiendo descomunales cantidades que llevaron a tener una de las mayores deuda privada del mundo, préstamos que en vez de destinarlos a mejorar el sistema productivo, modernizar industrias y negocios, se enterraron entre arena y ladrillos… Estas cosas estaban ocurriendo ante nuestras narices, varios gobiernos y partidos lo vieron pasar, con abundantes datos públicos y notorios. Sin haber estallado la crisis financiera internacional ya estábamos en un pozo muy hondo. Y como he comentado otras veces la cabeza la tengo llena de preguntas, ‘que pasa aquí en la política’, por qué ninguna fuerza política o social empujó lo suficiente para atajar los problemas. Que pasó desde antes de nuestra entrada al euro (2001) para generar este desastre que se fue incubando y del que ahora vemos su explosión. Hay muchos errores acumulados por parte de toda la sociedad, ahora quiero recordar el cometido por el Gobierno del Sr. Zapatero negando la evidencia durante muchos meses. Pero negarla no significa crearla. La ‘bicha’, la crisis española, ya estaba instalada aquí, pero la actitud del Gobierno y la complacencia del PSOE taponaron las explicaciones, quitaron del escenario de la izquierda el debate económico y la necesidad de reformas y lo dejaron situado en el escenario de la derecha, que se lo apropió y dio las interpretaciones convenientes a sus intereses. Dieron considerable fuerzas y armas políticas a la derecha, lo cual no solo es un error infantil, que los es, es mucho mas, porque muestra una concepción del poder y de la organización y actividad política erróneas.

×