(211)jurisdicciones secretas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

(211)jurisdicciones secretas

on

  • 265 views

 

Statistics

Views

Total Views
265
Views on SlideShare
153
Embed Views
112

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

7 Embeds 112

http://mnolte.blogspot.com.es 92
http://mnolte.blogspot.com 8
http://blogs.deusto.es 7
http://mnolte.blogspot.fr 2
http://mnolte.blogspot.be 1
http://feedly.com 1
http://mnolte.blogspot.ch 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

(211)jurisdicciones secretas Document Transcript

  • 1. 1 JURISDICCIONES SECRETAS Y EMPRESAS DEL IBEX. Manfred Nolte ‘Tax Justice Network’ ( ‘Red de Justicia Fiscal’), una acreditada organización civil sin ánimo de lucro ha fijado estimativamente la masa o stock de riqueza financiera situada en jurisdicciones opacas (‘offshore’) entre los 21 y los 32 billones de dólares. Billones con ‘b’. Para poner dicha cifra en perspectiva estamos hablando de 28 veces la producción anual de bienes y servicios finales de la economía española, o 4 veces la de China o el doble de la de Estados Unidos de América. Añadidamente los flujos transfronterizos delictivos se estiman entre 1 y 1,6 billones de dólares al año. Desde 1970 solamente en el continente africano la evasión se cifraría en más de 1 billón de dólares. Dado que su deuda externa es de 190.000 millones de dólares, África se constituye paradójicamente en un relevante acreedor del resto del mundo. Medir el tamaño y alcance de estos reductos es delicado ya que por definición resulta difícil conocer los detalles de lo secreto. El FMI , el Banco Mundial, el Banco de Pagos Internacionales, el G20, la OCDE y un grupo de líderes de las economías centrales mantienen posiciones tibias y contradictorias al respecto. Por citar un ejemplo, resulta irónico el reciente alegato contra la corrupción de David Cameron1 en el contexto de la última cumbre del G7 en Bruselas, cuando 1 David Cameron:The Corruption Cure: Transparency, Taxes, Trade: G-7 leaders should address the crony capitalism eating away at economic and political systems. The Wall Street Journal, 4 de junio de 2014. http://online.wsj.com/articles/david-cameron-the-corruption- curetransparency-taxes-trade-1401913005
  • 2. 2 las jurisdicciones opacas representan el epicentro de la corrupción mundial y cuando justamente el Reino Unido ejerce una tutela decisiva en al menos 6 de ellas que, a su vez, figuran entre las 21 más activas del planeta. El sentido común deduce que el término de ‘jurisdicciones opacas’ trasciende a un determinado número de demarcaciones como generalmente hacen creer las Instituciones Financieras internacionales. El Banco de Pagos Internacionales relaciona a 22 pequeñas islas como jurisdicciones ‘offshore’ excluyendo a gigantes como Suiza, Luxemburgo, Estados Unidos, Países Bajos, Irlanda o el Reino Unido que ofrecen una protección más que generosa a los activos de sus no-residentes, sin ofrecer transparencia alguna a los países de origen o residencia de las personas físicas o jurídicas relatadas. Como principio general – las excepciones confirman la regla- la práctica totalidad de la riqueza transfronteriza mundial se encontraría, en opinión de ‘Red de Justicia Fiscal’, bajo secreto y en consecuencia no sujeta a impuestos. Si un residente en Indonesia, Estados Unidos o Nigeria sitúa fondos en la cuenta de un Banco austriaco, alemán o español resulta prácticamente imposible que las autoridades indonesias, americanas o nigerianas ‘vean’ y menos controlen esos fondos. Es cierto que está vigente el llamado sistema TIEA(Tax Information Exchange Agreements) para el acceso bilateral de información entre dos jurisdicciones. Todos somos testigos de las comisiones rogatorias por las que España, por ejemplo, está solicitando información a Suiza, en relación al ‘affaire Bárcenas’. Pero para ello el país demandante debe tener una información tan próxima y detallada de lo que solicita, que la efectividad de este ámbito de transparencia es literalmente despreciable. El lector habrá concluido atinadamente que la solución al conflicto consiste en deshacer aquello que lo hace especifico y buscado: la erradicación del secreto mediante un sistema universal de transmisión automática de información. Podría mantenerse de esta manera la guerra de tipos de gravamen entre centros que caracteriza a los paraísos fiscales, pero no la impunidad de los activos y rendimientos y sobre todo de la última titularidad y propiedad de la riqueza desplazada. El ámbito de estas conductas se convierte en consecuencia en un punto ciego, y por mero abandono de responsabilidades de aquellos que deberían asumirlas, es la voz de la sociedad civil y en alguna medida la académica la que viene a denunciar aquello que constituye quizá el primer escándalo consentido de la economía de nuestra era. Pues bien. El último informe del ‘Observatorio RSC’2, una organización civil que monitorea la responsabilidad social corporativa constata que al cierre de 2012, de las 35 compañías que configuran el IBEX 35, todas menos dos están presentes en 17 paraísos fiscales con 449 establecimientos físicos. Los enclaves preferidos han sido Delaware en Estrados Unidos, Holanda, Luxemburgo e Irlanda. La pregunta que cierra esta columna es la siguiente: ¿Con qué propósito hacen 2OBSERVATORIO DE RSC (2014):LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA EN LAS MEMORIAS ANUALES DE LAS EMPRESAS DEL IBEX . Análisis del ejercicio 2012. http://www.observatoriorsc.org/Informe_memoriasRSC_ibex_2012_final_completo.pdf
  • 3. 3 uso del libre establecimiento en estas jurisdicciones opacas las empresas españolas en general y las del IBEX en particular? Porque con la excepción de una mera deslocalización logística, la realidad es que las jurisdicciones secretas están ahí para facilitar a individuos y empresas los medios para escapar –y en ocasiones contravenir- las leyes y reglas de otras jurisdicciones , utilizando el secreto como herramienta central. Dando por descontado que se haya producido el desembarco en estos Paraísos fiscales con las preceptivas autorizaciones administrativas, ¿se trataría en exclusiva de acogerse al beneficio de una fiscalidad más reducida, mediante el sutil procedimiento de los ‘precios de transferencia’ trasladando la cifra relativa de beneficios de una zona a uno de estos centros? Y si es así, salvada la compleja carrera de obstáculos que ello implica en base a una ingeniería financiera soportada en los más exclusivos bufetes de consultoría fiscal del país, ¿sería justo aunque estuviese en el entorno de una legalidad con comillas? ¿Es eso responsabilidad fiscal corporativa?