(209)long dinero gratis

  • 178 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
178
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 DINERO GRATIS E IMPULSO ECONOMICO. Manfred Nolte El 5 de Junio próximo, el Consejo de Gobierno del Banco Central europeo(BCE), presidido por Mario Draghi situará previsiblemente el precio del dinero prestado a los Bancos, el llamado ‘tipo central de refinanciación’ en el cero por ciento o en su entorno próximo(el tipo actual es el 0,25% anual). O sea dinero gratis o casi. A las entidades financieras que decidan depositar sus excedentes en el Banco emisor(la remuneración actual está en el 0%), hacerlo les va a costar dinero, esto es, deberán satisfacer una prima negativa en porcentaje anual. Naturalmente hablamos de hipótesis sujetas al veredicto de los hechos, pero se han lanzado pistas suficientes desde hace algunos meses y sobre todo se han reforzado con las recientes declaraciones del consejero y miembro del directorio Yves Mersch en la mismísima presencia del guardián de la ortodoxia monetaria europea, Jens Weidmann, Presidente del Bundesbank alemán. Paralelamente el propio discurso de ‘Supermario’ contenido en la llamada ‘forward guidance’ o guía anticipada de su política monetaria apunta en dicha dirección. Incierto el ‘cuanto’, las apuestas coinciden mayoritariamente en el ‘qué’ (rebaja) y en el ‘cuando’(5 de junio). Más en el aire quedan otras medidas debatidas como una tercera barra de liquidez ilimitada, los llamados programas LTRO, por sus siglas en inglés, en línea con la facilidad billonaria practicada en el transito de los años 2011 al 2012, aunque en su caso con una condicionalidad en su destino, consistente en el apoyo crediticio a las pequeñas y medianas empresas, cuyo colateral serviría a su vez de garantía para la liquidez concedida. Menos valedores en la quiniela tiene el debatido programa de ‘relajación cuantitativa’ (‘quantitative easing’) consistente en la compra de deuda emitida no solo por los estados sino por las corporaciones privadas, al menos hasta observar las reacciones del paciente a la nueva terapia y también con el ánimo de comprar tiempo ante la velada hostilidad al proyecto mostrada por el banco emisor alemán. El BCE intentará de esta manera estimular la anémica travesía europea en un contexto de bajo nivel de inflación, “dada la dinámica de debilidad económica de la economía real y la de la dinámica monetaria subyacente”. En particular, el Instituto emisor contempla una demanda agregada deprimida en un ambiente
  • 2. 2 de debilidad en las condiciones de trabajo y en la utilización de la capacidad productiva. En el terreno de las finanzas la dinámica monetaria refleja un crecimiento raquítico de los agregados monetarios y un desarrollo muy débil del crédito al sector privado no-financiero en el necesario contexto de un desapalancamiento de activos, que sin embargo es negativo para el crecimiento económico. No se asume un escenario deflacionista, aunque se linde con él en algunos sectores y períodos y aunque la indeseada apreciación del euro reste competitividad a las exportaciones del área euro y constituyan en su consecuencia un tipo de deflación importada. Desde el verano de 2012 en que el euro cotizaba a 1,20 dólares, la moneda europea se ha apreciado en un 15% frente al dólar y en términos reales, teniendo en cuenta la inflación, más de un 10% respecto a las divisas de los principales compradores de productos de la eurozona. Combatir monetariamente la débil recuperación del área euro en un escenario predeflacionista, he ahí el argumentario fundamental exhibido por el BCE de cara a sus próximas actuaciones. La doble pregunta que se desprende de las medidas anticipadas se refiere a los beneficiarios y perjudicados de las mismas y si en última instancia tendrán alguna efectividad en la línea de los objetivos perseguidos. Es claro que, en principio, un abaratamiento del precio del dinero favorecerá a todos los que mantengan posiciones deudoras, como son todas aquellas empresas y particulares con créditos bancarios y muy en particular a los gobiernos y administraciones públicas que acuden regularmente a financiarse en el mercado. Quedarán perjudicados los acreedores a tipo de interés variable, llevándose la palma los Bancos privados, cuyos márgenes financieros sufrirán nuevos recortes que tratarán sin duda de compensar con el cobro de comisiones u otras fuentes novedosas de facturación. Pero, ¿ayudará una política de tipos de interés en el umbral del cero por ciento a estimular la economía real? Difícilmente. En el entorno sin inflación por el que transitamos, mientras los tipos nominales caen, los tipos ‘percibidos’ u operativos se mantienen, de manera que la política monetaria de tipos cero apenas tiene incidencia en la actividad, situación conocida como la ‘trampa de la liquidez’. Los precios caen, y la confianza flaquea, lo que a su vez conduce al atesoramiento y a la reducción de la velocidad de circulación en un círculo que se autoalimenta. Entretanto, el valor relativo de la deuda aumenta mientras la demanda se mantiene a la expectativa. Pero tampoco cabe argumentar que las medidas sean perjudiciales o contraproducentes. Sicológicamente, siempre resulta positivo percibir que Draghi se mueve. Y refiriéndonos a la economía española, simplemente hay que constatar que nuestra situación seudo-deflacionista es consecuencia del imprescindible proceso de devaluación interna acometido y que por lo tanto la nula inflación es el síntoma evidente de que el país recupera a marchas forzadas la competitividad. Lo mismo cabe decir de la caída recurrente del crédito debida a la reducción de posiciones activas de la Banca(desapalancamiento) necesaria hasta un cierto límite para reiniciar la senda de un crecimiento ordenado. Puede que cuanto se decida en Frankfurt el 5 de junio nos resulte simplemente inefectivo. Aún quedaría en el sótano del BCE un misil no ensayado de potencial y alcance desconocidos: la política monetaria no convencional titulada
  • 3. 3 ‘relajación cuantitativa’, antes citada. Ya se verá. Pero cada uno, a lo que está en su propia mano: la economía española, que debuta tímidamente en el escenario de la recuperación debe proseguir sin desaliento el adelgazamiento y eficacia de su estructura productiva, lo que denominamos ‘políticas estructurales’ o de oferta, para concursar eficazmente en un mundo cada vez mas globalizado y competitivo.