Estrategia y mente

5,682 views
5,531 views

Published on

Published in: Entertainment & Humor
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,682
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
414
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estrategia y mente

  1. 1. Estrategia y menteEl código del gran juego Carlos Martín Pérez Colección Religiones, Autoayuda y Crecimiento www.librosenred.com
  2. 2. Dirección General: Marcelo PerazoloDirección de Contenidos: Ivana BassetDiseño de cubierta: Emil IosipescuDiagramación de interiores: Andrés BeláusteguiEstá prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su tratamientoinformático, la transmisión de cualquier forma o de cualquier medio, ya seaelectrónico, mecánico, por fotocopia, registro u otros métodos, sin el permisoprevio escrito de los titulares del Copyright.Primera edición en español en versión digital© LibrosEnRed, 2005Una marca registrada de Amertown International S.A.Para encargar más copias de este libro o conocer otros libros de esta colecciónvisite www.librosenred.com
  3. 3. ÍNDICEPrólogo 6¿Qué es la estrategia? 7¿Qué es la Táctica? 10Occidente 13 De la Guerra. Karl Von Clausewitz 14 Las ocho Máximas de la Estrategia según Liddell Hart 20 20 reglas para el juego del poder 23 Napoleón Bonaparte 32 Baltasar Gracián 34 Nicolás Maquiavelo 51 Diego Saavedra Fajardo 61 Aprendiz de cortesano 67 La Rochefoucauld 70 La invasión de Francisco Villa a los Estados Unidos de Norteamérica y la expedición punitiva de Pershing 74 Drácula, o Vlad Tepes, héroe nacional en Rumania 78 Estrategias del Lado Oscuro 85 El Arte de la Ventaja 88 Pitágoras 94 Séneca 100 Epicuro 103 Epicteto 108 Francisco de Quevedo 110
  4. 4. Leonardo Da Vinci 112 Las 48 leyes del poder 116Oriente 136 36 Estrategias Chinas 137 Sun Tzu 144 Sun Bin 148 Miyamoto Musashi 152 Mao Tse Tung 159 Bushido 164 Hagakure 171 Huainanzi 177 Aforismos de los grandes maestros de las artes marciales 182 Confucio 185 Huanchu Daoren 202 Lao Tse 211 Hua Hu Ching 218 I-Ching 223 El Dhammapada 232Mente 236 Dale Carnegie 237 Programación Neurolingüística 246 El mundo de la Grafología 258 Lenguaje Corporal 265 Liderazgo 276 El Poder de la Mente (o pensar en un limón) 282 Eficiencia en el manejo de su tiempo 287Acerca del autor 291Editorial LibrosEnRed 292
  5. 5. PRÓLOGOQuerido lector, sea usted bienvenido a este libro.Lo que aquí va a ver, leer y comprender es una sabiduría destilada a travésdel tiempo y del espacio, a lo largo de muchos siglos y muchas culturas.Desde la antigua Grecia y Roma, remoto imperio de China, Japón feudal,renacimiento europeo, revoluciones maoístas, técnicas de venta en EE.UU.,samuráis, Pancho Villa, programación de su propio cerebro (PNL), lenguajecorporal, Drácula, enseñanzas de maestros de artes marciales, pensamien-tos de cortesanos de todas las épocas,... y mucho más.He tratado de condensar la sabiduría acumulada en milenios de historiahumana tanto en estrategias como en conocimiento de la mente propiay ajena. Muchas personas pagaron con su vida o con su libertad el poderadquirir o expresar estos conocimientos. A usted le van a llegar con muchomenos esfuerzo y peligro.¿Para que le van a servir todas estas ideas? Cada lector podrá saberlo alfinalizar de leer este libro. De momento le puedo anticipar que a muchaspersonas les ha cambiado su vida. Sabrá por qué ocurren muchas cosas,cómo poder afrontar los problemas de la vida y cómo ordenar su mente. Sino lo consiguiera, espero haberle abierto una vía de investigación.Seguir estas reglas no le asegurarán el éxito, pero estoy convencido que elignorarlas le garantizarán el fracaso.Estoy seguro que va a disfrutar con esta lectura.Reciba un cordial saludo, Carlos Martín Pérez 6 LibrosEnRed
  6. 6. ¿QUÉ ES LA ESTRATEGIA? “Cuando has comprendido el Camino de la Estrate- gia, ya no hay nada que no puedas comprender” MIYAMOTO MUSASHI. El Libro de los Cinco AnillosUn cazador disparó a un zorro a mucha distancia, estaba en lo alto de unaladera y el zorro casi abajo de la misma. El zorro recibió el impacto delleno, o al menos eso dio a entender, ya que cayó rodando por la ladera,absolutamente “desmadejado”, todo lo que el impulso de la carrera quellevaba le hizo avanzar, quedando inmóvil en una posición absolutamenteantinatural (cabeza doblada, patas extendidas, etc.) dando la absoluta sen-sación de estar totalmente muerto. El cazador se puso a bajar la laderapara recoger el cuerpo y en el momento en que atravesaba una zona depinos que le impedían la visión del animal, el zorro salió corriendo como“alma que lleva el diablo” sin dar sensación de estar herido en ningunaparte tal como corría (ni cojeaba ni hacía ningún movimiento extraño).Cuando el cazador salió del pequeño bosquete de pinos allí no había zorroni nada que se le pareciese, y eso que estuvo un buen rato buscando porla zona donde había estado el “cadáver”. Supongo que aún, hoy en día, seseguirá preguntando quien le robó su pieza de caza. Los que tuvieron lasuerte de ver toda la escena desde una ladera enfrente aún recuerdan losgestos de estupor que hacía el hombre cuando no encontraba un cuerpoque momentos antes estaba “muerto” allí.Tal vez la estrategia sea algo innato a algunas especies, como el zorrodel relato anterior. Nosotros, los humanos, como especie “racional” quesomos, a continuación vamos a entrar a comprender el concepto de estra-tegia.La estrategia es la ciencia y arte de concebir, utilizar y conducir los mediosy los recursos –naturales, espirituales y humanos– en un tiempo y en unespacio determinado para alcanzar y mantener en su caso los objetivosestablecidos utilizando lo mejor posible los medios que se disponen.Una estrategia es catalogada de buena si se consigue con ella alcanzar losobjetivos previstos y si en ella ha habido economía de esfuerzos. Los obje- 7 LibrosEnRed
  7. 7. Carlos Martín Péreztivos pueden ser ofensivos, defensivos o simplemente de mantenerse en elstatus quo.El alcanzar o mantener los objetivos, implica doblegar la voluntad deladversario. Esto es una decisión. La decisión es la consecución de los obje-tivos a costa de la voluntad del adversario.Hay que considerar la esencia de la estrategia: descubrir la vulnerabilidaddel adversario y conservar nuestro poder. Nuestras acciones irán dirigidassobre las vulnerabilidades del adversario, empleando los medios adecua-dos a estas vulnerabilidades, de acuerdo a las posibilidades y limitaciones,previendo las reacciones adversas para preparar las acciones de réplica.Formas de aplicar la estrategia:  Amenaza directa. Los medios propios son muy potentes, el objetivo es modesto y se goza de libertad de acción. La sola amenaza de esos medios puede llevar al adversario a aceptar las condiciones que se le quiere imponer, y a renunciar a sus pretensiones de modificar la situa- ción existente.  Presión Indirecta. Los medios son escasos para constituir una amenaza decisiva, el objetivo es modesto y la libertad de acción es reducida. Se buscará la decisión mediante acciones más o menos amenazantes e indirectos  Acciones sucesivas. Los medios son escasos, el objetivo importante y la libertad de acción reducida. El éxito se alcanzará mediante una serie de acciones sucesivas, combinando, si fuera preciso, la amenaza directa y la presión indirecta con acciones de fuerza limitada. Lucha Total Prolongada. La libertad de acción es grande y los medios dis- ponibles escasos. Se obliga al adversario a un esfuerzo mucho más considerable que no podrá sostener indefinidamente.  Lucha Frontal. Los medios son potentes, el objetivo es importante y la libertad de acción reducida. El éxito se conseguirá mediante un con- flicto violento y si es posible de corta duración.Los principios de la estrategia –y de cualquier actividad humana– sonQUERER, PODER Y SABER. Querer es un acto volitivo; poder es un acto delibertad; y saber un acto de capacidad.QUERER o Voluntad de vencer. Implica fe en el triunfo, tenacidad paraalcanzar el objetivo, aún a costa de las adversidades que se puedan pre-sentar. La voluntad de vencer implica responder a ¿qué quiero hacer? Surespuesta está en la elección del punto decisivo que se quiere alcanzar enfunción de las debilidades del adversario. 8 LibrosEnRed
  8. 8. Estrategia y mentePODER o Libertad de acción. Es la facultad de elegir libremente la manio-bra, los medios con que se ejecutará y la asignación de misiones. Es la librefacultad para decidir, preparar y realizar, pese a la voluntad y a la actua-ción del adversario. Es la elección de la maniobra preparatoria para per-mitir alcanzar el punto decisivo. Pero como ambos adversarios están enoposición de voluntades, el éxito irá hacia aquel de los oponentes quehaya sabido impedir la maniobra adversa y dirigir la suya hacia su objetivo.Hay conservar la libertad de acción y privar de ella al adversario.SABER o Capacidad de Ejecución. Es la adecuación de los medios disponi-bles a las diversas misiones coordinándolas en el espacio y en el tiempo. Eluso adecuado de los recursos en el tiempo y el espacio se llama la econo-mía de medios. 9 LibrosEnRed
  9. 9. ¿QUÉ ES LA TÁCTICA? Los gobiernos inteligentes y los generales con conoci- miento de la ciencia militar deben prepararse prime- ro; después pueden lograr el éxito antes de combatir, de forma que no pierden un posible logro exitoso después de luchar. Por ello, cuando los guerreros sa- len con éxito y vuelven sin ser heridos, entienden el arte la guerra. SUN BIN. El Arte de la Guerra IISi podemos decir que la Estrategia es la ciencia y el arte de ganar la guerra,se puede decir que la táctica estudia la forma de ganar batallas. Por ponerun símil, estrategia sería cómo ganar un campeonato en un deporte; la tác-tica haría todo lo posible para ganar un partido de ese campeonato. Existeuna rama intermedia que lo une, se denomina nivel operativo. Vamos apasar de largo sobre este nivel, ya que no afecta para nada para el plan-teamiento de este libro y sería desviarnos del tema que trata.Existen unos principios tácticos, que aunque sean también de aplicaciónestratégica, es en el campo de la táctica dónde adquieren su mayor valor.Son la seguridad, la sorpresa, la economía de medios, concentración defuerza, aprovechar el éxito y la flexibilidad. A continuación se explicaranen detalle todos estos conceptos.SeguridadConsiste en precaverse de las acciones que el adversario puede realizarcontra nosotros. Debe ser aplicada siempre y en cualquier circunstancia.En 1941, la base aeronaval de Pearl Harbour en Hawai fue atacada por laaviación nipona. Consecuencia de ese ataque gran parte de la flota de losEE.UU. fue hundida en el propio puerto y supuso el comienzo de la guerraen el Océano Pacífico para los EE.UU. No había ninguna medida de seguri-dad en dicha base, con el resultado de un desastre total. En la fiesta judíadel Yom Kippur, en 1.973, las fuerzas que guarnecían el Sinaí estaban con 10 LibrosEnRed
  10. 10. Estrategia y menteunos medios de una tercera parte de lo habitual. El ataque egipcio contraesas posiciones fue arrollador y cayeron a las pocas horas de iniciado elataque. La seguridad estaba por debajo del mínimo nivel que la situaciónrecomendaba.SorpresaAtacar al adversario en el momento y lugar menos esperado por éste. Tam-bién consiste en emplear medios desconocidos o inesperados por este.En la Segunda Guerra Mundial, los ejércitos aliados desembarcaron enFrancia por Normandía, cuándo Alemania esperaba dicho desembarco enCalais. Se realizó la acción por el lugar menos esperado por el enemigo. Yahemos comentado que los egipcios atacaron a los judíos el día de su fiestanacional, el Yom Kippur, en el momento menos esperado.En el periodo de los Tres Reinos Combatientes en China, un general efectuóun ataque nocturno contra el campamento de un enemigo muy superioren número. Para ello empleó dos mil bueyes a los que encendió teas en suscuernos. Tras de ellos, empezaron a sonar los tambores. El estruendo de lostambores sumado a la estampida de los animales enloquecidos infundió elpánico y el descontrol, arrasando el campamento y las fuerzas enemigas.Se emplearon medios inesperados por el enemigo.Economía de mediosHay que atacar con los medios más ajustados posibles, otros recursos puedenhacer falta en otro momento y lugar. Siempre hay que dejar una reservapara situaciones imprevistas. Conviene estudiar con detalle los medios queasignamos para cada acción.La guerra de guerrillas es el más claro ejemplo de economía de medios.Con escasas fuerzas se puede hostigar y llegar a vencer a fuerzas muy supe-riores. Sobran ejemplos de ello en la Historia.Concentración de esfuerzosEs la concurrencia al mismo fin de cuantos elementos intervienen en unaacción, sea ofensiva o defensiva. Se materializa mediante la aplicación enel momento oportuno en tiempo / espacio de una superior potencia a ladel adversario. Por el contrario, conviene dividir las fuerzas enemigas para 11 LibrosEnRed
  11. 11. Carlos Martín Pérezque no lleguen a concentrar sus medios. Una vez dividido, se pueden lanzarnuestros medios, que serán superiores, contra una parte del adversario queserá derrotado con facilidad. De esta forma, una pequeña fuerza puedevencer a cualquier fuerza superior.Aprovechamiento del éxitoConsiste en mantener el impulso de las primeras acciones con éxito parabeneficiarse de la disminución, ya conseguida, de la potencia del adver-sario o para anular y desequilibrar sus posibilidades de acción o reacción.Cualquier éxito parcial debe ser rentabilizado.En la invasión de Francia por Alemania en la Segunda Guerra Mundial,los alemanes lograron embolsar en Dunkerke lo que quedaba del ejercitofrancés y todo el ejército inglés en Francia. Si se hubiera aprovechado eléxito, habrían apresado o destruido dichas fuerzas. Sin embargo, se las dejópartir a Inglaterra, de forma que, una vez recuperadas, fueron empleadasen otros frentes contra Alemania.FlexibilidadEs la capacidad de modificar las disposiciones iniciales para adaptarse alas variaciones de la situación. Exige apertura de mente y planes sencilloscon soluciones alternativas. Mantener una reserva de medios es una recetabásica para ejercer una flexibilidad táctica o estratégica. Ningún plan podráprever de manera exacta las variadas situaciones que se puedan presentaren cuanto nos enfrentamos a un adversario.Ningún plan resiste el primer choque contra un adversario, siempre hayque modificarlo o realizar otro nuevo. Conviene no aferrarse ciegamentea las disposiciones iniciales debido a lo cambiante de la situación según sedesarrolla el combate. Si tomas los suministros de armas de tu propio país, pero quitas los alimentos al enemigo, puedes estar bien abastecido de armamento y de provisiones. Los que ganan todas las batallas no son realmente profesionales; los que consiguen que se rindan impotentes los ejércitos ajenos sin luchar son los mejores maestros del Arte de la Guerra SUN TZU (El Arte de la Guerra) 12 LibrosEnRed
  12. 12. OccidenteDe la Guerra. Karl Von ClausewitzLas ocho máximas de la estrategia según Liddell Hart20 Reglas para el juego del poderNapoleón BonaparteBaltasar GraciánNicolás MaquiaveloDiego Saavedra FajardoAprendiz de CortesanoLa RochefoucauldPancho VillaVlad Tepes, DráculaEstrategias del Lado OscuroEl Arte de la VentajaPitágorasSénecaEpicuroEpictetoFrancisco de QuevedoLeonardo Da VinciLas 48 leyes del poder
  13. 13. DE LA GUERRA. KARL VON CLAUSEWITZ No obstante la plena vigencia de la obra de Clausewitz, como lo de- muestra el hecho de que sus conceptos básicos y el autor mismo sean citados frecuentemente en la literatura militar contemporánea, su obra maestra “De la Guerra” sigue siendo escasamente leída. Y es que prácticamente todo el que se haya decidido a hacerlo, se ve enfrenta- do a un libro de carácter teórico, de naturaleza abstracta y en el que algunas secciones además de haber perdido vigencia, son francamen- te aburridas. Lo que aquí se puede leer son unas frases escogidas y que dan idea del pensamiento de tan celebre tratadista.Aspecto político de la guerraLa guerra no es simplemente un acto político, sino un verdadero instru-mento político, una continuación de las relaciones políticas, una gestión delas mismas con otros medios”.La guerra no es sino la continuación de las transacciones políticas, llevandoconsigo la mezcla de otros medios. Decimos la mezcla de otros medios,para indicar que este comercio político no termina por la intervención dela guerra”.Los tres aspectos de la guerraLa guerra en relación a sus tendencias dominantes constituye una maravi-llosa trinidad, compuesta del poder primordial de sus elementos, del odio yla enemistad que pueden mirarse como un ciego impulso de la naturaleza;de la caprichosa influencia de la probabilidad y del azar, que la convier-ten en una libre actividad del alma; y de la subordinada naturaleza de uninstrumento político, por la que recae puramente en el campo del racioci-nio”El primero de estos aspectos es más bien propio de los pueblos; el segundode los generales y sus Ejércitos; y el tercero, de los gobiernos. 14 LibrosEnRed
  14. 14. Estrategia y menteEstas tres tendencias tienen su raíz en la íntima naturaleza de las cosas, y son,además, de variable magnitud. La teoría que descuidara de una de ellas, oque las quisiera ligar por arbitrarias relaciones, se pondría instantáneamenteen tal oposición con la realidad, que tal causa bastaría para anularla.El problema consiste en mantener la teoría gravitando entre estas tres ten-dencias como entre tres polos de atracción.Destrucción del Al hablar de destrucción de fuerzas enemigas hemos deobservar que nada nos obliga a limitar este concepto simplemente a lasfuerzas físicas, sino que, por el contrario, deben comprenderse en ellas,necesariamente, las morales, pues que ambas se penetran hasta en sus máspequeñas partes, y por tanto, son en absoluto inseparables.Al hablar de destrucción de fuerzas enemigas hemos de observar que nadanos obliga a limitar este concepto simplemente a las fuerzas físicas, sino quepor el contrario, deben comprenderse en ellas, necesariamente, las morales.Las Fuerzas Militares deben ser anuladas, esto es puestas en tal estado queno puedan continuar la lucha. Haremos notar aquí que con la expresión“aniquilamiento de los medios de combate enemigos” nos referimos a laidea expuesta.”La VictoriaLa victoria –finalidad del combate– es entonces consecuencia de la capitu-lación moral del enemigo y será el resultado de:1° El incremento de la pérdida física del adversario. [mediante el combate]2° El incremento de la pérdida moral. [como resultado del combate]3° La confesión pública de estas desventajas, manifestado por el abandonodel primitivo proyecto. [la capitulación o derrota]La incertidumbreLa incertidumbre es la dificultad de ver claramente, constituye una de lasmás potentes fricciones en la guerra y hace que las cosas aparezcan convisos distintos a lo que habíamos imaginado.Generalmente nos inclinamos más a creer lo malo que lo bueno, a exage-rarlo sin visible causa.El azar hace que en la guerra aparezcan sin cesar las cosas de manera dis-tinta a como se las esperaba. 15 LibrosEnRed
  15. 15. Carlos Martín PérezLa fricciónLa máquina militar, el ejército y cuanto a el pertenezcan es en el fondobien sencillo, y parece, por lo tanto, fácil de manejar. Más reflexionando seve que ninguna de sus partes está compuesta de una sola pieza; que todasestán compuestas de individuos, cada uno de los cuales conserva en todaspartes su propia fricción.Objetivo político de la guerraTan pronto como el despliegue de fuerzas que exija, sea tan grande que nose encuentre equilibrado con la importancia del fin político, debe abando-narse éste y seguir la paz.El mismo fin político como motivo originario de la guerra nos dará lamedida así para el resultado que pretende alcanzarse por medio del actoguerrero, como para los esfuerzos que deben realizarse.Pero el Objetivo Político no es un tirano, debe adaptarse a la naturaleza delos medios, y por ello puede ser alterado con frecuencia, más siempre debeatenderse a el preferentemente.Ya que los primeros propósitos políticos varían mucho en el curso de la guerra yal final pueden ser completamente distintos, justamente por que están deter-minados por los resultados y por la probabilidad de los acontecimientos.Cierto que en muchos casos pudieran ser éstas (las fuerzas morales y laspasiones de los combatientes) excitadas en forma tal que sólo con trabajopudiera apartárselas del camino político.De aquí se desprende cuán desacertados estaríamos en considerar la guerrade los civilizados como la ejecución de un acto meramente racional de losgobiernos, y cada vez más desprovisto de todo apasionamiento, tal quefinalmente no serían necesarias las fuerzas físicas, sino sólo sus relaciones:una especie de álgebra de la acción.La defensiva¿Cual es la idea fundamental de la defensa? Es la de parar un golpe. ¿Porqué señal se distingue? Se distingue porque en ella se espera el golpe quese debe parar.Una guerra en la cual las victorias solamente sirven para parar los golpesy donde no hay ninguna intención de devolverlos, sería tan absurda como 16 LibrosEnRed
  16. 16. Estrategia y menteuna batalla en la cual la defensa más absoluta (la pasividad) prevalecieseen todas las partes y de todas maneras.Pero para que el que se defiende haga también la guerra, debe asestargolpes, es decir dedicarse a la ofensiva. Así la guerra defensiva comprendeactos ofensivos que forman parte de una defensiva de un orden más omenos elevado.ContraataqueUn rápido y vigoroso cambio hacia la ofensiva –el relámpago de la espadavengadora– es lo que constituye los más brillantes episodios de la defensa.La defensiva no es más que una forma ventajosa de guerra, por medio dela cual se desea procurar la victoria para poder, con ayuda de la preponde-rancia adquirida, pasar al ataque, es decir a un objeto positivo.El acto de ofensiva consiste siempre en la guerra, y sobre todo en la estrategia,en una alternativa y una combinación continua del ataque y la defensa.En el denominado punto culminante, un rápido y vigoroso cambio hacia laofensiva –el relámpago de la espada vengadora– es lo que constituye losmás brillantes episodios de la defensa.Cuando parar en la victoriaSegún esto, la preponderancia que se posee o adquiere en la guerra es unmedio, no el fin, y debe ser sacrificada a este último. Pero es preciso cono-cer el punto que sirve de límite para no rebasarlo y recoger, en lugar deventajas nuevas, la vergüenza de un fracaso.Táctica y estrategiaSe deduce la existencia de dos acciones completamente distintas: la dispo-sición y conducción de estos combates y el combinarlos entre si para el finde la guerra. La primera constituye la Táctica, a la segunda la llamamosEstrategia.Para llevar a feliz término toda una guerra o cada una de sus actos másimportantes, que denominamos campañas, precisa un profundo criterioen altas razones de Estado. Dirección de la guerra y política obran de con-senso, y el general en jefe se hace también estadista. 17 LibrosEnRed
  17. 17. Carlos Martín PérezEs cierto que la cuestión política no penetra profundamente en los deta-lles de la guerra; no se colocan los centinelas, no se conducen las patrullassegún las consideraciones políticas. Pero la influencia del elemento políticoes tanto mayor, cuando se hace el plan de toda la guerra, de la campaña ya menudo también de una batalla.Esto es aplicable a los esfuerzos determinados en ambos Estados por el finpolítico y el objetivo que el mismo confía a la acción guerrera. Algunasveces el mismo fin político puede ser también ese objetivo; por ejemplola conquista de una provincia. Otras, (el fin político) no es apropiado paraindicar el objetivo de una acción guerrera, y en este caso debemos elegirun objetivo que le sea equivalente y que pueda representarlo al hacerse lapaz.Cuanto más importante y de mayor entidad sean los motivos de la guerra,cuanto más afectan a los intereses vitales de los pueblos, con mayor empeñose tratará de derribar al adversario, entonces tienden a confundirse obje-tivo guerrero y fin político y la guerra aparece menos política y más pura-mente guerrera.Centro de gravedadEs necesario no perder de vista jamás las relaciones predominantes de losEstados beligerantes. Los intereses que con ellos se relacionan formaránun centro de potencia y movimiento que arrastra todo lo demás. Es contraeste centro de gravedad contra el que debe ser dirigido el choque colec-tivo de todas las fuerzas.No obstante, distinguiremos aquí tres cosas, que como objetos generalescomprenden todo lo restante y que son: las fuerzas militares, el país y lavoluntad del enemigo.Las fuerzas militares enemigas deben ser anuladas, esto es puestas en talestado que no puedan continuar la lucha. El país debe ser conquistado,pues con el se podría formar nuevos elementos de combate.Conseguidos estos dos extremos, la guerra, esto es la tensión hostil y laacción de medios hostiles, no puede creerse hayan cesado mientras lavoluntad del enemigo no sea violentada, es decir, sometidos su Gobierno yaliados a firmar la paz o subyugados los pueblos.Así, cuando se trata de un proyecto de guerra, el primer punto de vistatiene por objeto investigar los centros de potencia del enemigo y reducir-los en lo posible a uno solo. 18 LibrosEnRed
  18. 18. Estrategia y mentePrincipios de los planesConsiste en reducir la potencia enemiga a un número lo más reducido posi-ble, a uno si se puede, y, en todos los casos reducir a un mínimo el númerode choques contra esos centros, y si es posible a uno solo.Los factores morales constituyen la cuestión más importante en la guerra,porque los efectos de las fuerzas físicas están completamente fundidos conlos efectos de las fuerzas morales, y no pueden separarse.Ahora, en el combate, toda la actividad, pues tal supone su concepto, seencamina al aniquilamiento del contrario, o mejor dicho, de su capacidadde combatir; la destrucción de las fuerzas en combate es, pues, siempre elmedio para conseguir este fin del combate.Conducción de los combatesIncurriríamos en gran equivocación si pretendiéramos sacar la consecuen-cia de que la embestida ciega llevará siempre la victoria sobre la comedidahabilidad. La torpe acometida contribuiría a la destrucción de las fuerzaspropias y no de las contrarias; no podemos en modo alguno referirnos aella.Es claro que un adversario vivo, valiente y resuelto, no nos dejará el tiempopara ejecutar combinaciones laboriosas de efecto lejano; y sin embargo,sería precisamente contra un tal adversario cuando tendríamos mayornecesidad de ser sostenidos por el arte. Esto parece probar suficientementela superioridad de los resultados sencillos y directos sobre aquellos quedependen de combinaciones complicadas.Nosotros no pensamos, pues, que el choque simple sea el mejor, sino quela ventaja de las combinaciones debe restringirse según la seguridad quepresenten. 19 LibrosEnRed
  19. 19. LAS OCHO MÁXIMAS DE LA ESTRATEGIA SEGÚN LIDDELL HART Sir Basil Henry Liddell Hart fué un extraordinario autor de estrategia mi- litar. Nació el 31 de octubre de 1895, se educó en Cambridge hasta que la Primera Guerra Mundial lo llamó a servir, donde fue herido en dos oportunidades. Se retiró como capitán en 1927 y fue corresponsal mili- tar para el London Daily Telegraph y el London Times. Fue un temprano defensor de la guerra mecanizada y su pensamiento influyó en el alto mando alemán previo a la Segunda Guerra Mundial. Desarrolló la teoría conocida como “la aproximación indirecta”. Sus libros más famosos son: Scipio Africanus, Greater than Napoleon (1926); Strategy second edition (1954); the German Generals Talk (1948); The tanks (1959); A History of the Second World War (1970). Editó “The rommel Papers” (1953). El texto que sigue a continuación corresponde al capítulo XIX y XX del libro: “Strategy” Second Revised Edition de B. H. Liddell Hart. Meri- dian 1954.EstrategiaEstrategia es el arte de la distribución y aplicación de los medios militarespara alcanzar los objetivos de la política.Para ser exitosa una estrategia depende, primero y principal, de un acer-tado cálculo y coordinación entre los fines y los medios. Un buen ajusteentre medios y fines establecerá una perfecta economía de fuerzas. El pro-pósito de la estrategia es disminuir la posibilidad de resistencia y para estose recurre al movimiento y a la sorpresa. La perfección de la estrategia seríaproducir una decisión favorable sin un combate importante.Máximas de la Estrategia1. Ajustar sus fines a sus medios.En la elección de los fines debe prevalecer una mirada clara y un cálculofrío. Quien mucho abarca poco aprieta, y el comienzo de la sabiduría enestrategia es el sentido de “que es posible”. Entonces, enfrente los hechosen lugar de que prevalezca la confianza, la confianza que se puede conse- 20 LibrosEnRed
  20. 20. Estrategia y menteguir lo que aparentemente es imposible. La confianza es como la corrientede una batería: evite gastarla en un esfuerzo en vano.2. Tenga siempre en mente su objetivo, a cada rato adapte sus planes a lascircunstancias.Existe más de un camino para ganar un objetivo. Mida cuanto contribuyeel objetivo intermedio para la consecución del objetivo final.3. Elija la línea (o curso) de menor expectativa.Trate de ponerse en los zapatos de su enemigo, y piense cual sería el cursomenos probable que planea.4. Explote la línea de menor resistencia.Tan lejos como pueda adentrarse hacia un objetivo que contribuya con elobjetivo esencial.5. Tome la línea de operación que ofrezca objetivos alternativos.Poseer objetivos alternativos le permitirá obtener un objetivo. No dejeque sus acciones revelen sus objetivos, esto pondrá a su oponente entre laespada y la pared. Mientras que con un solo objetivo, excepto que el ene-migo sea netamente inferior, significa que no lo ganará, ya que no existeincertidumbre a cerca de su objetivo. Es un error común confundir la elec-ción de una sola línea de operación, que es usualmente una decisión sabia,con el objetivo único, que es usualmente inútil.6. Asegúrese de que sus planes y dispositivos son flexibles y se adaptan alas circunstancias.Su plan debe tener previsto contingencias y acciones para el próximo paso,en caso de éxito, de éxito parcial o de fracaso; para que transcurra el menortiempo posible en la explotación y adaptación de planes, de acuerdo a loocurrido.7. No se lance a pelear con todo su peso mientras su oponente este enguardia, o bien parado para eludirlo o evadirse.A no ser que su oponente sea notablemente inferior, no lo ataque contodas sus fuerzas hasta que no este desorganizado y desmoralizado. La 21 LibrosEnRed
  21. 21. Carlos Martín Pérezguerra psicológica precede a la guerra física. También la guerra física espsicológica en su naturaleza.8. No reinicie un ataque en la misma línea (o en la misma forma) una vezque ha fallado.Incrementar sus fuerzas para reiniciar un ataque no es un cambio sufi-ciente, ya que es probable que en el mismo intervalo su enemigo las estereforzando. Y es muy probable que el éxito en rechazarlo haya incremen-tado la moral del enemigo.La esencia de estas ocho máximas es, que para lograr el éxito deben serresueltos dos grandes problemas: dislocación y explotación. Uno va pri-mero y el otro lo sigue. Usted no puede golpear en forma efectiva a suenemigo a menos que haya creado la oportunidad; y no será decisivo amenos que explote la segunda oportunidad que viene antes de que él serecupere. 22 LibrosEnRed
  22. 22. 20 REGLAS PARA EL JUEGO DEL PODER Las Autoridades de todo tipo avisan que este tipo de juegos pueden ser perjudiciales para su propio poder. Poder es la capacidad de convertir todas tus ideas en acciones. Proverbio Zen A los hombres se les debe gobernar con guante de acero dentro de guante de terciopelo. Napoleón BonaparteReglas del juegoLe guste o no le guste, todas las relaciones humanas se basan en un juegode poder. Cuanto mejor lo domine, más feliz será, y por lo tanto, más felizpodrá hacer a los demás. Si juega mal o se niega a jugar, en el mejor de loscasos, su vida discurrirá con menos suavidad. Aquí se expondrán unas reglasque generalmente conviene seguir. Son un resumen de textos de variosautores clásicos con algunos comentarios. Quizás alguien se escandalicecon algunas de las ideas que aquí se exponen, choquen con sus creenciaso parezcan poco éticas. Aunque ahora se hable de unos valores como soli-daridad, tolerancia, etc., desgraciadamente, la vida viene siendo un juegode poder desde hace milenios y no parece que vaya a cambiar. De todasformas, usted elige bando: tener poder o no tenerlo. Espero que disfrutencon esta lectura y que a partir de ahora jueguen con ventaja...1/ Ser misterioso e impredecible “Cualquiera que tenga forma puede ser definido, y cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido”. Sun Bin (Arte de la Guerra II) 23 LibrosEnRed
  23. 23. Carlos Martín Pérez “No obrar siempre igual. Así se confunde a los demás, especialmente si son competidores. No hay que obrar siempre de primera intención, pues nos captarán la rutina y se anticiparán y frustrarán las acciones. Tampoco hay que actuar siempre de segunda intención, pues enten- derán la treta cuando se repita” El Arte de la Prudencia (Baltasar Gra- cián) “Sé extremadamente sutil, discreto, hasta el punto de no tener forma. Sé completamente misterioso y confidencial, hasta el punto de ser si- lencioso. De esta manera podrás dirigir el destino de tus adversarios”. El Arte de la Guerra (Sun Tzu) “Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente”. El Príncipe (Maquiavelo) “Si el soberano no es misterioso, los ministros encontrarán la oportu- nidad de tomar y tomar.” Huanchu Daoren2/ Hacer que nadie sepa lo que piensas “Que el enemigo nunca sepa lo que piensas”. Mario Puzo en El Padrino “Confundir a los contrincantes significa actuar de tal manera que les impida mantener la mente en calma. Intenta varias maniobras según la oportunidad del momento, haciendo pensar al contrincante que ahora vas a hacer esto, después lo otro, y a continuación algo distinto, hasta que veas que empieza a estar desconcertado, y así ganar a vo- luntad”. El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi) “Todo el mundo conoce la forma mediante la que resulto vencedor, pero nadie conoce la forma mediante la que aseguro la victoria”. El Arte de la Guerra (Sun Tzu)3/ Hablar menos de lo que se debería “Alá dio al hombre dos oídos y una boca para hablar la mitad de lo que se escucha”. Proverbio árabe “Nunca se debe empezar a hablar antes de que lo hagan los subordi- nados. Cuanto más tiempo se permanezca callado, más pronto empe- 24 LibrosEnRed
  24. 24. Estrategia y mente zarán los demás a hablar. Y mientras lo hacen, uno puede comprender sus verdaderas intenciones.” Huanchu Daoren4/ Cuando hay que dejar elegir a alguien, que sólo elija entre lo que ustedquieraCuando ofrezca elección, asegúrese que escogen lo que usted quiere. Elijanlo que elijan, siempre ganamos. Puede ofrecer ir al cine o al teatro. Decualquiera de las dos formas, conseguirá salir de casa (que es lo que ustedquería). “Las heridas y cualquier otro mal que los hombres se ocasionan a sí mismos espontáneamente y por su propia elección son a largo plazo menos dolorosas que aquellas que les ocasionan los otros.” El Príncipe (Maquiavelo)5/ Que otros hagan las cosas por usted “Es una gran suerte de los poderosos acompañarse de hombres de gran entendimiento que les saquen de todos los problemas causados por la ignorancia y que incluso peleen por ellos las luchas más difíciles. El que no pudiera alcanzar a tener la sabiduría en servidumbre, que la alcance en la amistad”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)6/ Que su jefe no sepa ni sospeche que usted es más listo que él “Toda derrota es odiosa, y si es sobre el jefe o es necia o es fatal. Siem- pre fue odiada la superioridad, y más por los superiores. Será fácil ha- llar quien quiera ceder en éxito y en carácter, pero no en inteligencia, y mucho menos un superior. A los jefes les gusta ser ayudados, pero no excedidos”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)7/ Hacer que la gente dependa de usted “Un príncipe sabio ideará la forma para mantener a todos los ciudada- nos en todas las circunstancias en situación de dependencia del Estado y de él; y entonces ellos siempre confiarán.” El Príncipe (Maquiavelo) “Hacerse indispensable. Más se saca de la dependencia que de la cor- tesía; el satisfecho vuelve inmediatamente la espalda a la fuente. La 25 LibrosEnRed
  25. 25. Carlos Martín Pérez primera lección de la experiencia debe ser entretenerla, pero no satis- facerla; así se conserva la dependencia que los demás tienen; incluso la del Rey.” El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)8/ Confiar en el interés del prójimo, no en su agradecimiento “La forma mejor y más rápida de hacer fortuna es dejar que los demás vean claramente que está en su propio interés promocionar el tuyo” Jean de la Bruyère.Si se va a pedir ayuda a alguien, no hay que recordar los favores del pasado,encontrarán las formas de ignorarlo. Hay que encontrar algo en la peticiónque le pueda beneficiar y exagerarlo. Entonces, la otra parte responderácon entusiasmo, ya que también podrá sacar provecho.9/ La información es el poder: espíe “Los espías nativos se contratan entre los habitantes de una localidad. Los espías internos se contratan entre los funcionarios enemigos. Los agentes dobles se contratan entre los espías enemigos. Los espías liqui- dables transmiten falsos datos a los espías enemigos. Los espías flotan- tes vuelven para traer sus informes. Entre los funcionarios del régimen enemigo, se hallan aquellos con los que se puede establecer contacto y a los que se puede sobornar para averiguar la situación de su país y descu- brir cualquier plan que se trame contra ti, también pueden ser utilizados para crear desavenencias y desarmonía”. El Arte de la Guerra (Sun Tzu)10/ Destruya totalmente a sus enemigosCuando Roma venció definitivamente a los cartagineses, un senador dijo:“En mi opinión, Cartago debe ser destruida”. Todos sus habitantes fueronesclavizados y la ciudad fue totalmente arrasada y sembrada con sal. Nuncamás volvieron a molestar a Roma. “A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras ya que de las graves no puede: la afrenta que se hace a un hombre debe ser, por tanto, tal que no haya ocasión de temer su venganza”. El Príncipe (Maquiavelo) “Aplastar” exige un estado de ánimo de aniquilamiento, como cuan- do ves débil a un adversario y te creces entonces para vencerle. Si tú “aplastamiento” es débil, puede volverse contra ti. Tienes que sabe 26 LibrosEnRed
  26. 26. Estrategia y mente distinguir cuidadosamente cuando estás en pleno control de ti mismo en el momento de atacar para aplastar. También en el arte individual de la guerra, cuando tú contrincante no está tan entrenado como tú, o cuando su ritmo disminuye, o cuando empieza a retroceder, es esen- cial no dejarle que tome aliento, ni concederle siquiera el tiempo de pestañear: abátele inmediatamente. Lo más importante es no dejarle recuperarse”. El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi)11/ No discutir, actuar “Pensar y actuar son la misma cosa”. Proverbio Zen. Bushido “Nunca se debe discutir. En sociedad no se debe discutir nada, sólo hay que ofrecer resultados.” Benjamín DisraeliCualquier victoria en una discusión creará resentimiento duradero y serápeligroso a la larga. Es mejor que los demás cambien de opinión a travésde las acciones: hay que demostrar, no explicar. Cuando se acaba una dis-cusión, todas las partes están más convencidas de sus ideas. En realidad, novale para nada discutir, salvo para enmascarar otras tretas.12/ Elija sus enemigos y muévalos a su antojo “Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo, serás poderoso en cualquier lugar a donde vayas”. El Arte de la Guerra (Sun Tzu) “Hay muchas gentes que estiman que un príncipe sabio debe, cuando tenga la oportunidad, fomentarse con astucia alguna oposición a fin de que una vez vencida brille a mayor altura su grandeza”. El Príncipe (Maquiavelo) “Un jefe que conoce a los soldados” es un método practicado siempre en tiempos de conflicto, tras haber alcanzado la maestría a la que uno aspira: habiendo logrado el poder del conocimiento del arte de la gue- rra, piensa en los adversarios como en tus propios soldados, sabiendo que puedes ordenarles lo que desees y manejarles con libertad. Tú eres el jefe, los adversarios son las tropas. Esto requiere práctica”. El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi) “Los buenos guerreros hacen que los adversarios vengan a ellos, y de ningún modo se dejan atraer fuera de su fortaleza. Si haces que los adversarios vengan a ti para combatir, su fuerza estará siempre vacía. 27 LibrosEnRed
  27. 27. Carlos Martín Pérez Si no sales a combatir, tu fuerza estará siempre llena. Este es el arte de vaciar a los demás y de llenarte a ti mismo. Lo que impulsa a los adver- sarios a venir hacia ti por propia decisión es la perspectiva de ganar. Lo que desanima a los adversarios de ir hacia ti es la probabilidad de sufrir daños.” El Arte de la Guerra (Sun Tzu) “Al hombre sabio le son más útiles sus enemigos que al necio sus ami- gos. Una malevolencia suele allanar montañas de dificultad que la be- nevolencia no se atrevería a pisar. A muchos sus enemigos les fabrica- ron su grandeza. Es más fiera la lisonja que el odio, pues éste señala defectos que se pueden corregir, pero aquélla los disimula. La cautela es grande cuando se vive junto a la emulación, a la malevolencia”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)13/ La retirada no es la rendición “Una retirada a tiempo vale más que mil victorias” Napoleón “Si puedes ganar la batalla, lucha; si no, retírate”. Mao Tse Tung (es- trategia y táctica)Estrategia 36: De las 36 estrategias, la definitiva es la última: retirarse. Reti-rarse cuando todo falla es la estrategia definitiva. Pero no significa huirdefinitivamente. Al enfrentarnos con un enemigo infinitamente superior, sepuede rendir, negociar o retirarse. La retirada no significa la derrota total, elcompromiso significa una media derrota y la rendición, la derrota total.Para Sun Tzu representa someterse temporalmente al poderoso, en espera deuna transición a una nueva fase. En la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos seretiraron hasta Moscú, dejando todo arrasado. Aliados con el general invierno,cuando pararon ahí a los alemanes, la contraofensiva les dejó en Berlín.Hay que recordar que fracasar es fácil, pero hacerlo con gracia y éxitopuede ser más difícil que el mismo éxito. Además, se aprende más de losfracasos que de los aciertos. Como recomendación final, la retirada nuncadebe hacerse sin pensar, de forma impulsiva. No hay que considerar queretirarse es una manera de escapar a los desafíos, si no una manera deenfrentarse mejor a ellos.14/ Concentrar los esfuerzos. Buscar puntos débiles “Encontrar el punto débil de cada uno: este es el arte de mover las vo- luntades. Es más una destreza que determinación. Es saber por dónde 28 LibrosEnRed
  28. 28. Estrategia y mente se ha de entrar a cada uno. Primero hay que conocer el carácter, des- pués tocar el punto débil, insistir en él, pues infaliblemente se quedará sin voluntad”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)15/ Que otro haga el trabajo sucio “Los príncipes debe ejecutar a través de otros las medidas que puedan acarrearle odio y ejecutar por sí mismo aquellas que le reportan el fa- vor de los súbditos. Debe estimar a los nobles, pero no hacerse odiar del pueblo.” El Príncipe (Maquiavelo) Estrategia nº 3: “Matar con un cuchillo prestado” Significa utilizar los recursos ajenos en provecho propio. En vísperas de la invasión de la Unión Soviética, los servicios de inteligencia alemanes proporciona- ron a los soviéticos pruebas inventadas de que el mariscal ruso Mijail Tujachevski conspiraba contra Stalin. Como consecuencia, los mismos soviéticos ejecutaron a Tujachevski y a otros siete mariscales que Ale- mania consideraba obstáculos esenciales para la inmediata invasión. 36 estrategias chinas16/ Decir a los demás lo que quieren oír “Ningún hombre tiene que desesperarse pensando que no obtendrá conversos para la causa más extravagante si tiene el arte de suficiente para representarla con colores favorables.” David Hume. “La verdad es fría, no resulta cómoda. Una mentira es más hermosa. Es mucho más interesante y provechoso fantasear que decir la verdad.” Joseph Weil, estafador.17/ Una vez que se decide, actuar sin vacilarSi no tenemos claro que línea de acción tomar, mejor no empezar. Las dudasy vacilaciones lo estropearán. Todos admiran al audaz, nadie al tímido. “Camina o siéntate, pero no dudes.” Proverbio Zen “Creo que es mejor ser impetuoso que prudente, porque la fortuna es mujer, y se si desea dominarla, se puede ver que se deja conquistar por el audaz más que por aquellos que actúan fríamente.” El Príncipe (Maquiavelo) 29 LibrosEnRed
  29. 29. Carlos Martín Pérez18/ Atacar a las emociones del contrario, buscar el desequilibrio Eliminar el corazón: Cuando luchas con un enemigo y parece que estás ganando por tu habilidad en esta ciencia, el adversario quizás todavía mantenga la esperanza y, aunque aparentemente derrotado, se niegue a reconocer internamente la derrota. “Eliminar el corazón” se aplica en estos casos. Esto significa cambiar repentinamente de actitud, para ha- cer que el enemigo vez de mantener esa idea; lo principal en este caso es observar cómo se siente derrotado desde el fondo de su corazón. Puedes “eliminar el corazón” (La Esperanza) de la gente con armas, con tu cuerpo, o con tu mente. Esto no ha de entenderse de una sola mane- ra. Cuando tus enemigos han perdido completamente el corazón (la es- peranza), ya no tienes que prestarles atención nunca más. En otro caso, mantente alerta. Si los enemigos conservan aún sus ambiciones, difícil- mente sucumbirán. El Libro de los Cinco Anillos (Miyamoto Musashi)19/ Concentrar esfuerzos “La mejor estrategia es ser siempre muy fuerte, sobre todo en el mo- mento decisivo. No hay ley estratégica superior que mantener las fuer- zas concentradas. Hay que actuar con la máxima concentración.” Karl Von Clausewitz. “Se debe apreciar la intensidad más que la extensión. La perfección reside en la calidad, no en la cantidad. La extensión por sí sola nunca se eleva por encima de la mediocridad, y es la desgracia de los hom- bres con amplios intereses generales que mientras les gustaría tener un dedo en todas las tartas, no lo tienen en ninguna.” El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)20/ Una vez que se ha ganado, hay que saber parar “Conocer cuando las cosas están en su punto, en su sazón, y saberlos disfrutar. Todas las obras de la naturaleza llegan al colmo de su per- fección: hasta allí fueron ganando, desde allí irán perdiendo”. El Arte de la Prudencia (Baltasar Gracián)21/ Hay más reglas, pero en aplicación de la regla número tres, por ahorano les voy a contar todo lo que séSólo me permito recomendar que observen a las personas que juegan biena este fascinante juego y seguro que deduce usted más reglas. 30 LibrosEnRed
  30. 30. Estrategia y mentePiense en el cortesano del Rey Sol en Versalles o en el mismo Rey, en losEmperadores de China, sus concubinas, en un príncipe italiano del Renaci-miento o en los eunucos de los harenes de los sultanes, quizás le inspirenpor la forma de cómo manejaban el poder.Y un último consejo: paciencia y autocontrol son las virtudes que debetener todo buen jugador. Los árboles retorcidos sobreviven al hacha del leñador, no así los árboles rectos. Proverbio hindú. 31 LibrosEnRed
  31. 31. NAPOLEÓN BONAPARTE Napoleón Bonaparte (1769-1821), emperador de los franceses (1804- 1815) que consolidó e instituyó muchas de las reformas de la Revo- lución Francesa. Asimismo, fue uno de los más grandes tácticos y es- trategas de todos los tiempos, conquistó la mayor parte de Europa e intentó modernizar las naciones en las que gobernó.Citas famosas  Sin justicia, sólo hay divisiones, víctimas y opresores.  Más vale tener un enemigo conocido que un amigo a la fuerza.  La verdadera felicidad social consiste en la armonía y en el uso pací- fico de las satisfacciones de cada individuo  El primer bien de las naciones reside en su independencia y en su exis- tencia política.  El hacer travesuras tiene límites; la estupidez humana no tiene nin- guno.  En la guerra, como en el amor, para llegar al objetivo es preciso aproxi- marse.  No hay subordinación en el temor que prevalece en los estómagos vacíos.  El gobierno debe organizar la educación de modo que pueda contro- lar las opiniones políticas y morales.  Los más fuertes no negocian más que si dictan las condiciones y son obedecidos.  Nunca se sufre tanto por amor como cuando volvemos a ver el objeto amado, o mejor cuando este está ausente.  El verdadero carácter siempre aparece en las grandes circunstancias.  En el culto todo debe ser gratuito para el pueblo, no se debe privar a los pobres de aquello que los consuela en su pobreza sólo por ser pobres. 32 LibrosEnRed
  32. 32. Estrategia y mente Tranquilizar el espíritu es la mejor manera de curar el cuerpo. Los hombre generalmente no pasan de criaturas adolescentes Las personas que debemos temer no son las que no están de acuerdo con nosotros. Debemos temer las que no están de acuerdo y son demasiado cobardes para darlo a entender. La educación de una persona comienza dieciocho años antes de su nacimiento. El cementerio está lleno de personas imprescindibles. Es necesario sembrar para el futuro. Una retirada a tiempo es una victoria. Las bases indispensables de la sociedad son el ocio y el lujo. No se debe juzgar a los hombres por su fisonomía, sobre todo, sin ponerlos a prueba. El hombre superior es impasible por naturaleza: le da igual que le elogien o censuren. A los hombres se les debe gobernar con guante de acero dentro de guante de terciopelo. 33 LibrosEnRed
  33. 33. BALTASAR GRACIÁN La feroz competitividad que experimentamos a diario en la vida y en el trabajo nos sitúan a menudo en un entorno agresivo al que no hay más remedio que combatir, y que si conseguimos conquistar podemos utilizar en nuestro provecho. Poseer una sabiduría práctica nos puede proporcionar la prudencia y cautela necesarias para resolver con éxito cada uno de los retos que se nos presentan. Esta obra, por su carácter práctico, específico y a la vez moderno y universal constituye la mejor ayuda para el hombre y la mujer de hoy que quieren afrontar los desa- fíos con pericia y determinación. Como resumen de este genial pensa- dor español, a continuación se puede leer de forma muy condensada parte de su obra más conocida: El Arte de la Prudencia.Carácter e Intelecto: los dos polos de nuestra capacidad, una sin la otra sonla mitad de la felicidad. El Intelecto no es suficiente, el Carácter es necesa-rioNo digas nada: El valor de tus logros se incrementa por su novedad. Esinútil y estúpido jugar con todas tus cartas sobre la mesa. Si no declaraslo que vas a hacer causas expectativas, especialmente cuando eres objetode atención general. Ponle misterio a todo, el misterio causa veneración.Cuando expliques tus cosas, no seas explicito, para que no expongas tuspensamientos. El silencio es el santuario del Arte de la Prudencia. Una reso-lución que se dice a los demás no esta bien pensada y se vuelve objeto decriticas; si resultara un fracaso, serias doblemente desafortunado. Haz quela gente se pregunte que estas haciendo y que te observe.Sabiduría y Valor: Son los elementos de la grandeza, dan inmortalidad.Uno vale lo que sabe. Una persona sin conocimientos vive en la oscuridad.El Saber sin Valor es estéril.Haz que la gente dependa de ti: La persona sabia hará que los otros sien-tan más necesidad de el que agradecimiento. Mantenlos con esperanza,pero no confíes de su gratitud, la esperanza tiene buena memoria, perola gratitud no. Se consigue más de la dependencia que de la cortesía. Elque ha colmado su sed le da la espalda al pozo y la naranja que ha sidoexprimida es tirada a la basura. Cuando la dependencia termina también 34 LibrosEnRed
  34. 34. Estrategia y menteacaban las consideraciones y el respeto. Mantén viva la esperanza sin satis-facerla completamente, presérvala para que siempre seas necesitado.Nadie es perfecto: No nacemos perfectos, cada día nos desarrollamos ennuestra personalidad y en nuestra profesión. Esto se conoce por la purezade nuestros gustos, por la claridad de nuestras ideas, por la madurez denuestros juicios y por la firmeza de nuestra voluntad. La persona completa–sabia en el hablar, prudente en sus actos– es admirada.Evita destacar más que tus superiores: Las victorias engendran odios. Unavictoria sobre tus superiores es estúpida o fatal. La preeminencia es detes-tada, especialmente por aquellos que están en una posición alta. La pre-caución puede cubrir las ventajas. Por ejemplo, un buen físico puede serocultado bajo ropa floja. Los superiores quieren serlo en la más superior delas cualidades. Permitirán alguien que les ayude, pero no alguien que lossobrepase. Cuando les des un consejo hazlo parecer como un recuerdo dealgo que ellos han olvidado más que como una guía de algo que ellos nosaben. Las estrellas nos enseñan la lección: aunque son bellas y brillantes,no rivalizan con el sol.No tengas pasiones: La más alta cualidad de la mente. Nos libera de losbajos impulsos. No hay mayor control que el que se tiene sobre uno mismo,sobre sus impulsos, ese es el triunfo de la voluntad. Que las pasiones nocontrolen tu carácter. No tener pasiones es la única manera de evitar pro-blemas y el camino más corto para vivir mejor.Fortuna y Fama: La primera es para esta vida, la segunda para la otra. Lafortuna es deseada y algunas veces alimentada, pero la fama se gana. Eldeseo de fama se origina de la virtud. Fama es la hermana de los gigantes;siempre se va a los extremos, ya sean monstruos horribles o prodigios bri-llantes.Relaciónate con aquellos que te pueden enseñar algo: Deja que la amistadse escuela de conocimientos y que la cultura sea enseñada en la conversa-ción. Que tus amigos sean tus maestros y mezcla los placeres de la conver-sación con las ventajas de la instrucción. Siempre estamos atraídos a otrospor nuestro interés propio, pero en este caso es un interés noble.Actúa a veces pensándolo dos veces y a veces de primer impulso: La vidaes una guerra en contra de la malicia de los demás. La Sagacidad lucha concambios de intención –nunca haciendo lo que amenaza hacer, esforzán-dose por no atraer la atención, siempre buscando ocultar su juego, atrae laatención del oponente, pero conquista por el modo inesperado. Una inte-ligencia aguda anticipa esto mediante la observación y se pone al acecho.Siempre entiende lo opuesto de lo que el oponente quiere que creas. Deja 35 LibrosEnRed
  35. 35. Carlos Martín Pérezque pase el primer impulso y espera por el segundo o hasta el tercero. LaSagacidad trata de engañar aun con la misma verdad, cambia el juego paracambiar el engaño, hace trampa sin hacer trampa. Pero la inteligencia opo-sitora esta en guardia con gran alerta y descubre la oscuridad oculta por laluz y descifra cada movimiento.El Qué y el Cómo: La Sustancia no es suficiente, también se requiere aten-ción a la Circunstancia. Los malos modales todo lo arruinan –hasta a larazón y a la justicia– las buenas maneras adornan, endulzan hasta la verdady embellecen hasta a la senectud. El como es importante en los asuntos, lasbuenas maneras se ganan el corazón de la gente. Buen comportamiento yuna expresión agradable pueden ayudarte a salir de una situación difícil.Ten a inteligencias auxiliares junto a ti: Es un privilegio del poderosorodearse sabios que lo protejan de los peligros de la ignorancia, que loayuden a salir de las dificultades. Es una rara grandeza saber hacer uso delos sabios. Es una gran habilidad saber hacer sirvientes de aquellos que pornaturaleza son nuestros superiores. No hay verdadera vida sin sabiduría.Es notoriamente inteligente el que estudia sin esfuerzo, el que consiguemucho por medio de muchos y en volverse sabio gracias a ellos. Cuandohablas, las bocas de sabios hablan a través de ti, por lo que obtienes lafama de oráculo por esfuerzos de otros. Estas inteligencias auxiliares desti-lan los mejores libros y sirven la quintaesencia de la sabiduría. Si no puedestener sabios a tu servicio tenlos como amigos.Sabiduría y Buenas Intenciones: Juntas aseguran el éxito continuo. Unbuen intelecto unido a una mala voluntad originan la monstruosidad. Lamala voluntad envenena todas las perfecciones; ayudada por el conoci-miento se arruina con más grande sutileza. Es una miserable superioridadque resulta en la ruina. El conocimiento debe tener sentido.Varia tu forma de actuar: Para distraer la atención, no hagas las cosasigual, sobre todo si tienes rivales. No siempre actúes de primer impulso,la gente pronto reconocerá tu forma de actuar y se anticipara para frus-trar tus deseos. Es más fácil matar a un pájaro que vuela recto, que a unoque zigzaguea. Tampoco actúes siempre de segunda intención. Recuerdaque el enemigo te esta vigilando, se requiere habilidad para vencerlo. Elapostador nunca juega la carta que el oponente espera, menos aun la quedesea.Aplicación y Habilidad: Cuando las dos se unen se alcanza la fama. La gentemediocre obtiene más con aplicación que la gente superior sin ella. El tra-bajo es el precio que se paga por la reputación. Lo que cuesta poco, tienepoco valor. Aun para los más altos puestos se requiere únicamente en algu- 36 LibrosEnRed
  36. 36. Estrategia y mentenos casos la aplicación más que el talento. No te contentes con la humildemediocridad cuando puedes brillar.No causes expectación exagerada cuando inicies algo: porque después esdifícil satisfacer las expectativas. Lo real nunca puede igualar a lo imagi-nado, por lo que es fácil formarse ideales y luego es muy difícil hacerlasrealidad. La imaginación crea esperanza y hace que se crea que las cosasson más de lo que en realidad son. Por la expectación la gente se desilu-siona en vez de impresionarse. La esperanza es una gran falsificadora dela verdad. Haz lo contrario asegurándote que el fruto exceda al deseo. Esmejor que la realidad sobrepase a la idea.El Arte de tener Buena Suerte: El sabio no la deja las reglas de la suerte ala casualidad. La suerte es asistida por la Prudencia. Algunos se contentancon ponerse confiadamente frente a las puertas de la fortuna esperandoa que estas se abran solas. Otros piensan mejor y empujan dichas puer-tas y sacan ganancia de su inteligente arrojo. La verdadera filosofía notiene otra conducta que la virtud y la introspección, porque no existen nila buena ni la mala suerte, solo la sabiduría y la estupidez.El Conocimiento tiene un Propósito: La gente sabia se arma de un cono-cimiento experto y practico de lo real, no del chisme común. Los sabiosposeen un abundante almacén de dichos inteligentes y de nobles actos ysaben como emplearlos en el momento correcto. A veces, más se enseñacon afabilidad que con seriedad.Se Libre de Imperfecciones: Todos tenemos algún punto débil, ya sea físicoo moral, el cual consentimos aunque lo podríamos curar fácilmente. Undefecto, por pequeño que sea te devalúa, una nube puede tapar al sol.Nuestros defectos sirven para ser señalados por aquellos con mala volun-tad. La más grande habilidad es transformar los defectos en ornamentos.El Cesar romano ocultaba su calvicie con laureles.Controla tu Imaginación: Es importante para tu felicidad, equilibra la razón.La imaginación puede tiranizar nuestra vida, hacerla feliz o ponernos unacarga, dependiendo a donde nos lleve. Nos puede hacer sentirnos satisfe-chos o insatisfechos con nosotros mismos. Puede convertirse en el látigo delos tontos, para otros promete felicidad, aventura e ilusiones. Contrólalaprudentemente.Aprende a leer entre líneas: No te puedes hacer entender a menos queentiendas a los demás. Las verdades que nos atañen están dichas a medias,pero leyendo entre líneas podemos captar el significado completo. Captala verdad detrás de las palabras y de las acciones. Cuando escuches algofavorable, no lo creas 100% si escuchas algo desfavorable analízalo. 37 LibrosEnRed
  37. 37. Carlos Martín PérezEncuentra y conoce las pasiones de cada persona: Este es el arte de mane-jar sus voluntades. Debes de saber como llegarle a cada uno y con que.Cada voluntad tiene un motivo especial. Toda la gente idolatra algo. Paraalgunos es la fama, el interés propio o el placer. La habilidad consiste enconocer estos ídolos para saber manipularlos. Conoce el principal motivode una persona y tendrás la llave hacia su voluntad. Recurre a los motivosprimarios, que no son siempre los más elevados. Primero conoce la pasiónque rige la vida de la persona, trabájala con palabras, ponle tentaciones yasí siempre controlaras su voluntadValora más la Calidad que la Cantidad: La excelencia reside en la Calidadno en la Cantidad. Lo mejor siempre es escaso y raro, la abundancia reduceel valor. Hay veces que los gigantes son verdaderos enanos. Algunos valo-ran los libros por su grosor, como si hubieran sido escritos para ejercitar losmúsculos más que el cerebro. Si quieres ser excelente en todo lo serás ennada. La Intensidad, la especialización, el objetivo bien definido te llevana la excelencia.No seas común en nada: especialmente en tus gustos. Es sabio sentirse inco-modo cuando tus actos satisfacen a la gente común. El exceso de aplausopopular nunca satisface al sabio. Tampoco seas común en tu Inteligencia.No tengas nada que ver con ocupaciones de mala reputación: Y ten menosque ver con modas. Hay muchas modas caprichosas y la persona prudentese aleja de ellas. Hay gente con gustos extraños que adquieren todo loque la gente sabia repudia, son excéntricos y esto los puede hacer ser bienconocidos, pero más como objeto de ridículo que de buena reputación.Una persona precavida no hace publico su afán de sabiduría y aun menosaquellos asuntos que lo hagan parecer ridículo.Reconoce cuando retirarte: Es una gran lección en la vida saber cuandodecir que no. Hay ocupaciones que devoran tiempo precioso. Ocuparte enalgo que no te concierne es peor que no hacer nada. No interfieras en losasuntos de otros, cuida que los otros no interfieran con tus asuntos. Nuncadebes estar tan obligado con otros como para que dejes de estarlo contigomismo. No abuses de la ayuda de tus amigos. Todo exceso es una falla, ysobre todo en las relaciones personales. Una sabia moderación no desgastala cortesía y preserva la buena voluntad y la estimación. Al hacer esto pre-servas tu libertad sin pecar contra el buen gusto.Conoce tus mejores cualidades: Conócelas y cultívalas. Puedes ser excelenteen algo si conoces tus mejores cualidades. Reconoce en que sobresales yenfócate en ello. La mayoría de las personas desperdician sus aptitudesnaturales lo cual los mantiene siempre en la mediocridad. 38 LibrosEnRed
  38. 38. Estrategia y menteMedita bien las cosas: Todos los tontos sufren por no meditar bien lascosas. Hacen un gran escándalo por lo que importa poco y poco ruido de loque importa mucho, siempre usando la balanza equivocada. Hay asuntosque deben ser observados con la atención más detallada y deben de sersiempre recordados. El prudente medita bien todas las cosas, sobre todolas más difíciles.Abandona tu suerte cuando aun estés ganando: Lo hacen los mejoresjugadores. Una buena retirada es un ataque elegante. La suerte que durademasiado es sospechosa; la suerte intermitente es más segura. Entre másgrande es la pila de suerte más grande el riesgo de que se caiga. La Fortunate paga la intensidad de sus favores con la cortedad de su duración. La For-tuna se cansa rápido de cargarte en sus hombros.Gánate la Buena Voluntad de la gente: Es muy bueno ganarse la admira-ción de todos, pero es aun mejor ganarse su afecto. Los grandes regalosno son suficientes, aunque son esenciales –gánate la buena opinión y seráfácil ganarte la buena voluntad. Los actos amables producen sentimientosamables –haz el bien con buenas palabras y mejores hechos, ama para queseas amado. La cortesía es la magia política de los grandes. Siempre da másimportancia a los hechos.Usa, pero no abuses de la astucia: No debes deleitarte ni hacer alarde deella. Las mañas deben ser ocultas, sobre todo la astucia la cual es odiada.La decepción es común, por lo que nuestra precaución debe de ser redo-blada, pero sin que sea notada, porque la precaución causa desconfianza,molestia, despierta deseos de venganza y engendra otros males. Actuarcon precaución es de gran ventaja y no hay mayor muestra de sabiduría.Evita echarte obligaciones: Este es uno de los principales objetivos de laPrudencia. La gente de gran Prudencia mantiene los extremos muy separa-dos para que haya una gran distancia entre ellos. Siempre se mantienen enel centro de su precaución, para que les de tiempo de actuar. Es más fácilevitar comprometerse que salir bien parado del compromiso. Tales asuntosponen a prueba nuestra inteligencia –es mejor evitarlos. Una obligaciónlleva a la otra y puede terminar en problemas. Hay gente que por natura-leza o por costumbre se echa obligaciones fácilmente. Pero el Inteligentedebe meditar bien antes de echarse una obligación. Se necesita más valorpara negarse a aceptar la obligación que en cumplirla. Cuando hay untonto que se ofrece, uno debe de tomar el segundo lugar.Nunca pierdas el respeto por ti mismo: Y no estés demasiado conscientede ti mismo. Deja que tu propia integridad sea el verdadero estándar detu rectitud y deja que el juicio que tienes sobre ti mismo sea muy estricto. 39 LibrosEnRed
  39. 39. Carlos Martín PérezEvita todo lo que no sea apropiado más por cuidar el respeto que tienespor ti mismo que por temor a la autoridad externa.Conoce como mostrar tu fuerza: Las liebres pueden jalarle la melena a unleón muerto. La valentía no es asunto de broma. Da entrada al primero ytendrás que ceder al segundo y así asta el final y ganar significara muchí-simo problema. La valentía moral excede a la valentía física, debe ser tuescudo. La cobardía moral degrada más que la debilidad física. Muchoshan tenido eminentes cualidades pero por falta de un corazón valiente,tenaz, pasaron inadvertidos y encontraron una tumba en su propia pereza.La sabia naturaleza ha combinado prudentemente la dulzura en la miel dela abeja y la agudeza en su aguijónNo emplees más fuerza de la necesaria: No hay necesidad de mostrarletu habilidad a nadie. No permitas que haya gasto innecesario de conoci-miento ni de poder. Si muestras mucho hoy no habrá nada que mostrarmañana. Siempre ten una novedad con la cual deslumbrar a los demás.Mostrar algo fresco cada día mantiene viva la expectación y oculta los limi-tes de tu capacidad.Rodéate de buenos asistentes: Se pone a prueba tu inteligencia por las defi-ciencias de tus asistentes. La excelencia del ministro no disminuye la gran-deza de su señor. Toda la gloria de las hazañas se refleja en el actor principal,así también la culpa. La Fama solo tiene tratos con los principales. La Famano dice: “Este fue bueno, aquel tuvo malos asistentes” sino “Este fue bueno,aquel fue malo, sean quien fueren sus asistentes”. Selecciona y pon a pruebaa tus asistentes, porque les tienes que confiar el destino de tu fama.Se el primero: Dar el primer golpe es una gran ventaja cuando los con-tendientes son iguales. Muchos pueden haber sido únicos si hubieran sidolos primeros. Los primeros son los herederos de la fama. Los otros sonsegundones, pericos imitadores. El sabio encuentra un nuevo camino a laeminencia y la Prudencia los acompaña todo el camino. El sabio trata deser siempre el primero. Hay quienes prefieren ser primeros en asuntos demenor importancia que segundos en grandes hazañas.Asegúrate que las cosas terminen bien: Algunos consideran más el rigorde la competencia que el hecho de ganarla, pero para el mundo el descré-dito del fracaso final acaba con el reconocimiento de pasadas hazañas. Elvictorioso no necesita dar explicaciones. La gente no pone atención en losdetalles de las medidas empleadas sino en los buenos o malos resultados.Un buen final adorna todo, por más insatisfactorias que sean las medidastomadas. A veces debes transgredir las reglas si no puedes terminar biende otra forma. 40 LibrosEnRed
  40. 40. Estrategia y menteSé decidido: La mala ejecución de tus planes es menos dañina que la faltade decisión. Las corrientes de agua causan menos daños cuando fluyenlibremente que cuando son detenidas por un dique. Hay gente de propósi-tos tan poco firmes que requieren la Direccion de otros y no porque no seancapaces sino por su falta de acción. Se necesita habilidad para descubrirdificultades pero más para salir de ellas. Existen otras personas que tienenun juicio tan claro y un carácter tan determinado que los hace aptos paralas acciones más elevadas, su inteligencia les dice donde meter la punta dela cuña y su resolución les indica como meterla hasta el fondo. Este tipo degente acaba con toda tarea pronto y cuando han completado una estánlistos para la otra. Unidos a la Fortuna ellos se aseguran el éxito.Conoce cómo usar la evasión: Esta es la forma en que el inteligente escapade las dificultades, se zafan del más intrincado laberinto con solo la inte-ligente aplicación de un comentario o de una sonrisa. La mayoría de losgrandes líderes son expertos en este arte. Cuando tengas que rechazaralgo, la forma más cortes es cambiar el tema. A veces es muy convenienteactuar como si no entendieras. Navega con bandera blanca para sacar lanegra solo cuando sea necesario.Sé un camaleón: Se discreto con los discretos, culto con los cultos, santocon los santos. Gran arte es ganarse el apoyo de todos; el consenso generalhace que ganes buena voluntad. Estudia el humor de la gente y adáptatea cada uno de ellos. Sígueles el tema y maquilla las diferencias tan astuta-mente como sea posible. Este es un arte indispensable para los que depen-den de otros. Debes de ser universal en tu genio y en tu astucia.Sé precavido cuando obtengas información: Vivimos por la información,no por la vista. La oreja es la puerta lateral de la verdad pero también lapuerta frontal de las mentiras. La verdad generalmente se ve, raramente esescuchada. La verdad viene raramente en su pureza elemental, siempre laacompañan una mezcla de los humores de aquellos por los que ha pasado.La pasión la tiñe donde la toca, a veces favorablemente, a veces no. Ellasiempre obtiene la disposición de la gente, por lo que recíbela con precau-ción de aquel que alaba, y con aun más precaución de aquel que culpa. Ponatención a las intenciones del que te habla, debes de saber de antemanocuales son sus planes. Deja que la reflexión ponga a prueba la falsedad yla exageración.No llegues hasta las últimas consecuencias de nada, ni bueno, ni malo:Si llevas algo hasta el extremo se volverá contra ti, exprime todo el jugode una naranja y se volverá agria. Ni en los disfrutes llegues a los extre-mos. Si ordeñas a una vaca demasiado, en lugar de obtener leche sacarassangre. 41 LibrosEnRed
  41. 41. Carlos Martín PérezUtiliza a tus enemigos: No tomes las cosas por la hoja que corta sino porla empuñadura que te protege del daño – especialmente con las accionesde tus enemigos. Una persona sabia y prudente obtiene más de utilizar asus enemigos que cualquier tonto obtiene de utilizar a sus amigos. La malavoluntad de tus enemigos derriba montañas de dificultades que uno podríaenfrentar en otros casos. Muchos han logrado su grandeza por sus enemi-gos. La alabanza es más peligrosa que el odio, porque cubre las manchasque el otro muestra. El sabio y prudente convertirá la mala voluntad de susenemigos en un espejo más fiel que el de la buena voluntad y quitara omejorara las fallas y defectos que ella ataca. La precaución y la Prudenciaflorecen mejor cuando la Rivalidad y la Mala Voluntad son vecinas.Conócete a ti mismo: Conoce tus talentos y tu capacidad, tanto en tu juiciocomo en tus inclinaciones. No puedes ser amo de ti mismo, no puedes domi-narte a menos que te conozcas bien. Hay espejos para la cara, pero no parala mente. Deja que tu pensamiento cauteloso sobre ti mismo sirva comosubstituto. Cuando la imagen externa sea olvidada, amanten la internapara mejorarla y perfeccionarla. Conoce la fuerza de tu intelecto y capaci-dad, prueba la fuerza de tu valor y mantén tus fundamentos seguros y tumente despejada.Nunca hagas algo de lo que tu Prudencia te haga dudar: Cuando el quehace tiene sospecha de fracasar, el observador estará seguro de ello, espe-cialmente si es un rival. Si en el calor de la acción tu juicio duda en prose-guir, es señal de que después, al meditarlo fríamente te darás cuenta queproseguir era una estupidez. La acción es peligrosa cuando la prudenciate hace dudar. La Sabiduría no confía en las probabilidades, siempre semueve en la razón. Como puede cualquier esfuerzo tener éxito cuando elbuen juicio lo condena tan pronto como es concebido?Mantén el alcance de tus habilidades en secreto: El sabio no permite que suconocimiento y habilidades sean sondeadas hasta el fondo, si es que deseaser honrado. El sabio permite que lo conozcas pero no que lo comprendas.Las suposiciones y dudas acerca del alcance de los talentos del sabio causanmás veneración que el exacto conocimiento de ellas.Realidad y Apariencia: Las cosas pasan por lo que parecen, no por lo queson. Pocos se interesan en observar el interior, la mayoría se contenta conlas apariencias. No es suficiente tener razón si tus acciones se ven falsas omalintencionadas.No te achiques ante nada: Grandes rebanadas de Buena Suerte no apenanal que puede digerirlas aun más grandes. Lo que es plenitud para unos esescasez para otros. Algunos por su poca capacidad no las pueden digerir, 42 LibrosEnRed
  42. 42. Estrategia y menteporque nacieron sin ser entrenados para empresas importantes; sus hono-res no merecidos los marean, lo que es peligroso estando en una posiciónde eminencia. No encuentran su lugar apropiado, por lo que la suerte noles encuentra un lugar adecuado a ellos. La persona de talento deberámostrar que tiene capacidad para aun más importantes empresas y sobretodo evitar el mostrar señales de apocamientoEn tiempos de Prosperidad prepárate para la Adversidad: Es más sabio yfácil almacenar lo necesario para el invierno cuando todavía es verano.En tiempos de Prosperidad los favores son baratos y los amigos muchos.Por lo tanto debes de guardarlos para los días desafortunados porque laAdversidad cuesta caro y no encontraras quien te ayude. mantén un alma-cén de amigos y gente que te deba algo, ya llegara el día cuando su valoraumente. Los estúpidos no tienen amigos verdaderos –en la Prosperidadson incapaces de reconocerlos y en la Adversidad no serán reconocidos porellos.Evita ser odiado: No hay buena ocasión para buscar el odio de los demás–llega sin buscarlo mucho. Hay algunos que odian sin saber el porque, sumala voluntad es más rápida que nuestra disposición para agradar. Su malanaturaleza tiende más a dañar a otros que su codicia por ganar ventajas.Algunos se las arreglan para estar en malos términos con todos. Una vezque el odio a echado raíz, es difícil de erradicar como la mala reputación.El sabio es temido, el malévolo es aborrecido, el arrogante es desdeñado,el bufón es despreciado, el excéntrico es ignorado. Por esto respeta paraque seas respetado y aprende que para ser estimado debes de mostrarestimación.Haz y que te vean haciendo: Las cosas no pasan por lo que son sino por loque parecen Ser útil y saber como mostrarlo es ser doblemente útil. Lo queno es visto es como si no existiera. Ni la Justicia recibe propia consideraciónsi no parece justa. Los observadores son mucho más escasos que aquellosque están desilusionados por las apariencias. Las cosas son juzgadas por suapariencia y muchas cosas son diferentes de lo que parecen, pero un buenexterior es la mejor recomendación para una perfección interna.Duplica tus recursos: Al hacerlo duplicas tu vida. No debes de dependerni de confiar en un solo recurso, por más prominente que este sea. Tododebería de mantenerse por duplicado, especialmente las causas de éxito,favor y estima. La mutabilidad lo trasciende todo y le da un límite a todaexistencia, especialmente a las cosas que dependen de la voluntad humana,que es lo más frágil. Para protegerse en contra de esta inconstancia elsabio debe de tomar como regla general el mantener un almacén doble decualidades buenas y útiles. 43 LibrosEnRed
  43. 43. Carlos Martín PérezReconoce los días desafortunados: Estos días en verdad existen. Nada salebien y aunque se cambie de juego, la mala suerte permanece. Dos intentosdeben de ser suficientes para decirnos si un DIA es desafortunado o no.todo esta en un proceso de cambio, hasta nuestra mente y nadie es sabiosiempre. También la casualidad toma parte. Todas las perfecciones tienensus momentos, hasta la belleza tiene sus horas. También la sabiduría falla aveces al hacer mucho o muy poco. Para que algo salga bien debe de hacerseen su día adecuado. Esta es la razón por la que a algunas personas todo lessale mal y a otras todo les sale bien, aun con menos trabajo. Encuentrantodo listo, su intelecto ágil, su genio benefactor favorable y su estrella dela suerte en el cenit. En tales ocasiones debes de aprovechar la ocasión yno dejar escapar ni la más sutil oportunidad. El sabio no decide si un día esafortunado o no solo por un evento de buena o mala fortuna porque puedeque sea solo un chispazo de buena suerte o solo una ligera molestia.Nunca por obstinación tomes el lado equivocado por que tu oponente hatomado el lado correcto: Empiezas la pelea ya derrotado y deberás prontode escapar en desgracia. Nunca podrás ganar con armas malas. El oponentese vio astuto al tomar primero el mejor lado. Seria estúpido venir detrásde el para tomar lo peor. Tal obstinación es más peligrosa en acciones queen palabras, porque la acción encuentra más riesgos que las palabras. Esuna falla común de los tercos perder lo verdadero por contradecirlo, y loútil por combatirlo. El sabio nunca se pone en el lado de la pasión. Si elenemigo es un estúpido y obstinado el sabio se dará la vuelta y hará que elobstinado lo siga hacia el lado incorrecto, esta es la única forma de sacar alenemigo del lado correcto, porque su estupidez lo harán que lo abandoney su obstinación será así castigada por haberlo hecho.Empieza con otros para terminar contigo: Este es un medio político para tupropio provecho. Hasta en asuntos divinos los maestros Cristianos recalcanesta maña santa. Es una importante pieza de disimulación porque las ven-tajas previstas sirven de atracción para influenciar la voluntad de los demás.Nunca debes de avanzar a menos que vayas en encubierto, especialmentedonde el terreno es peligroso. Es igual con las personas que siempre dicenno al principio, es mejor evitar este golpe presentando tu petición de talforma que no se pueda negar. Este consejo pertenece a la regla de actuarde segundo impulso, la cual cubre las maniobras más sutiles de la vida.No muestres tu dedo herido, porque todos lo buscaran para golpearlo: Note quejes de nada porque l malicie siempre apunta a donde la debilidadpuede ser lastimada. La mala voluntad busca heridas para irritarlas, apuntasus dardos para poner a prueba el temperamento e intenta mil formaspara molestar. El sabio nunca confiesa haber sido herido, ni descubrirá 44 LibrosEnRed
  44. 44. Estrategia y mentealgún mal ya sea personal o hereditario, porque a veces al destino le gustaherirnos donde estamos más tiernos, siempre mortifica a la carne herida.Por lo tanto nunca le digas a nadie el origen de tu dolor o de tu alegría siquieres que el dolor cese y que la alegría dure.Ten a alguien que reciba los ataques por ti: Es una gran habilidad del lídertener un escudo en contra de la mala voluntad. No es un recurso de inca-pacidad como sus detractores imaginan, sino la política de tener a alguienque reciba la censura de los afectados y el castigo del desagrado general.No todo puede salir bien, ni todos pueden quedar satisfechos. Es recomen-dable, aun al costo de nuestro orgullo, el tener chivos expiatorios, costalesque reciban los golpes cuando las cosas no salgan bien.El Arte de dominar tus Pasiones: Oponte a los ataques de la pasión conreflexión prudente. El primer paso para dominar una pasión es recono-cer que estas siendo atacado por ella. Este es el Arte de Artes. Debes desaber como y cuando detenerlas. Es una gran prueba de sabiduría estarsereno durante un ataque de rabia o pasión. Todo exceso de pasión es unadigresión de la conducta racional. Para mantener control sobre las pasio-nes debes de mantener firmes las riendas de la atención.Cómo triunfar sobre tus rivales y tus detractores: No es suficiente enga-ñarlo, aunque sea frecuentemente aconsejable –una postura digna es loesencial. No hay venganza más heroica que la de los talentos y los serviciosque conquistan y atormentan al envidioso. Todo éxito tuyo es un nudomás en la soga que esta alrededor del cuello de aquellos que te desean elmal. La gloria del enemigo es el infierno del rival. El envidioso no muereuna vez sino cada vez que el envidiado obtiene el aplauso. La inmortalidadde su fama es la medida de la tortura del envidioso, mientras uno vive conhonor el otro vive con dolor sin fin. La lenta muerte del envidioso duramucho en terminar.Lanza pajas al aire para probar al viento: Encuentra como van a ser recibi-das las cosas, especialmente de aquellas cuya recepción o éxito sean dudo-sas. así te aseguraras de que todo salga bien o de preparar tu retirada. Sesabio, sondea las intenciones de la gente para saber en que terreno estasparado. Esta es la gran regla de la previsión en el preguntar, en el deseary en gobernar.Asegúrate de no fallar una en vez de atinar cien veces: Nadie ve directa-mente al sol, pero todos lo ven cuando esta eclipsado. La platica común norelata lo que esta bien sino lo que esta mal. Las malas noticias se conocenpronto. Mucha gente no es conocida en el mundo hasta que ha muerto.Todas las hazañas de una persona juntas no son suficientes para limpiar 45 LibrosEnRed
  45. 45. Carlos Martín Pérezun pequeño error. Evita entonces cometer cualquier error, sabiendo que lamala voluntad se da cuanta de cada error y no del éxito.En todas las cosas mantén un reserva secreta a la cual recurrir en tiemposdifíciles: Esta es una forma segura de mantener tu status. Debes siempretener algo a que recurrir cuando tengas temor de una derrota. Hasta enel conocimiento debe de haber una reserva secreta para que en caso denecesitarlo tus recursos se dupliquen. La reserva es más importante que lafuerza de ataque porque esta distinguida por el valor y la reputación. LaPrudencia solo se pone a trabajar cuando hay seguridad.Nunca luches con alguien que no tiene nada que perder: Al hacerlo entrasa un conflicto desigual. Tu contrario entra sin ansiedad –habiéndolo per-dido todo, incluso la vergüenza, no tiene más perdida que temer. El por lotanto recurre a todo tipo de insolencia. Nunca debes de exponer tu valiosareputación que te ha costado años ganar a un riesgo tan terrible, porquepuede perderse en un momento– un solo golpe puede borrar mucho sudor.Una persona de honor y responsabilidad tiene reputación porque tienemucho que perder. La persona con reputación entra a la competencia congran precaución y entra en acción con tal circunspección que le da a la Pru-dencia la oportunidad de retirarse a tiempo y de poner la reputación enresguardo. Porque aun en la victoria puede ser que el no gane lo que haperdido al exponerse a las posibilidades de la derrota.Nunca guíes al enemigo hacia lo que tiene que hacer: El estúpido nuncahace lo que el sabio considera sabio. El sabio no sigue un plan ideado porotro. Debes de discutir los asuntos desde ambos puntos de vista, voltearlospor los dos lados. Los juicios varían. Cuando tengas que decidir atiendemás lo posible que lo probable.No arriesgues tu reputación en una sola tirada de dados: Porque si algosale mal el daño es irreparable. Puede que falles una vez, especialmenteal principio. Las circunstancias no son siempre favorables. Siempre empleamejores medios y recurre a más recursos. Las cosas dependen de todo tipode casualidades. Es por esto que la satisfacción por el éxito es tan rara.Haz cosas agradables tu mismo y las cosas desagradables hazlas a travésde otros: Para que ganes buena voluntad y para que evites ser odiado.Una persona grande recibe más placer en hacer un favor que en recibiruno, hacer favores es privilegio de los grandes. No puedes causar dolor aotro sin sufrir también dolor tu, ya sea el dolor por simpatía o por remor-dimiento. Cuando te encuentras en una alta posición solo puedes trabajarpor medio de premios y castigos, así que concédete el privilegio de dar lospremios y a otros dales la responsabilidad de aplicar los castigos. Elige a 46 LibrosEnRed
  46. 46. Estrategia y mentealguien para quien se dirigirán el descontento, el odio y la maledicencia,porque la rabia de la multitud es como la del perro: sin importarle la causade su dolor se pone a morder el látigo en vez de al que lo manejo.Sé portador de alabanzas: Hacer esto incrementa tu reputación de tenerbuen gusto porque muestra que has aprendido lo que es excelente. Damaterial de conversación y para imitación. Alaba con delicadeza. Asimismono hables mal de aquel que no este presente. No te dejes afectar por lasexageraciones de uno ni te confíes demasiado por las alabanzas del otro,debes de saber que ambos actúan del mismo modo por métodos diferen-tes, adaptando sus palabras a la compañía con la que se encuentran.Utiliza los deseos de los demás: Entre más grandes sus deseos más grandela oportunidad. Muchos hacen escaleras cuyos peldaños son los deseos delos demás, para alcanzar sus objetivos. La energía del deseo promete másque la inercia de la posesión. La pasión del deseo se incrementa con cadaincremento de la oposición. Lo más inteligente es satisfacer el deseo y pre-servar la dependencia.Emprende tareas fáciles como si fueran difíciles y las difíciles como sifueran fáciles: En el primer caso para que no se te duerma la confianza yen el otro caso para que no se sienta abatida. Para que algo quede sin serhecho no hace falta más que creer que ya se hizo. El trabajo motivado ypaciente vence imposibilidades.Aprende a jugar la carta del desprecio: Es una forma astuta de conseguirlas cosas que quieres, al fingir que las deprecias; por lo general, no lastendrás cuando las buscas, pero caen en tus mano cuando no andas trasde ellas. Las cosas escapan de quien las persigue y persiguen a quien leshuye. El desprecio es la forma más sutil de la venganza. El sabio nuncase defiende de las ofensas, porque la defensa hace más para glorificar alofensor que para castigar la ofensa. Es un truco de los mediocres oponersea los grandes para ganar notoriedad. Hay muchos de los que no habría-mos oído nada si sus eminentes oponentes no les hubieran hecho caso. Nohay mejor venganza que la indiferencia, por la cual son enterrados con elpolvo de su mediocridad. Ha habido audaces que para hacerse eternos leprenden fuego a alguna de las maravillas del mundo. El arte de reprobarel escándalo consiste en no hacerle caso. Combatirlo te daña, te causa des-crédito y es una fuente de satisfacción para tu oponente.Nunca reveles los secretos de tu arte: Esta es una máxima de los grandesmaestros en el sutil arte de la enseñanza: siempre como maestro debesquedar en plano superior, debes de seguir siendo maestro, nunca lo ense-ñes todo, ni el origen de tu conocimiento. Puedes enseñar un arte con arte. 47 LibrosEnRed

×