Dido y Eneas<br />
Dido estaba profundamente enamorada de Eneaspero no se atrevía a confesar su amor por el noble troyano Eneas.Consultó esto...
Dido invitaba todas las noches a Eneas a cenar  y Dido insistía en que <br />Eneas le contara alguna historia de su patria...
Al día siguiente salieron de caza y como parte del <br />plan de la diosa Juno una gran nube empezó a <br />descargar lluv...
La fama de Dido iba aumentando ya que <br />descuidaba sus obligaciones porque  <br />vivía entregada a una desvergonzada ...
Mercurio fue hasta África donde ,furioso, le dijo a Eneas que debía partir <br />hacia Italia.<br />Eneas no quiso contarl...
Entonces Dido se guardó el orgullo y llamó otra  vez a su hermana Ana<br />pidiéndole un favor, que le dijera a Eneas que ...
Entre tanto, Eneas, decidió partir y Mercurio volvió ha aparecer diciéndole que zarpara cuanto antes.<br />En palacio, Did...
Entonces subió a la pira y allí desenvainó la espada de Eneas y dijo sus últimas palabras en las que se maldecía por haber...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libro IV. "La Eneida". Sandra

2,256 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,256
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro IV. "La Eneida". Sandra

  1. 1. Dido y Eneas<br />
  2. 2. Dido estaba profundamente enamorada de Eneaspero no se atrevía a confesar su amor por el noble troyano Eneas.Consultó esto con su hermana Ana debido al temor que tenía de deshonrar la memoria de su difunto esposo, Siqueo.Ésta le aconsejó que consultara a los Dioses y que si era así que mantuviera a Eneas a su lado.Entonces la reina de Cartago preparó ofrendas para los dioses y en particular a Juno (diosa del matrimonio). A continuación recorrió la ciudad para verse con él en las murallas de la ciudad pero, una vez allí, le falló el coraje.<br />
  3. 3. Dido invitaba todas las noches a Eneas a cenar y Dido insistía en que <br />Eneas le contara alguna historia de su patria la cual la Reina <br />escuchaba absorta.<br />Juno observaba con detalle en el loco comportamiento de Dido<br />ypensó que Venus se estaba saliendo con la suya por lo que<br /> decidió aliarse con ella, pero Venus se dio cuenta de que la diosa <br />Juno tenía una mala intención: torcer el destino de los troyanos <br /> dejándolos retenidos en África y así no llegarían a Italia ni fundarían <br />Roma. <br />Venus desconfiada dijo que no podía hacerlo si no tenía la <br />aprobación de Júpiter. Juno le cuenta un plan para unirlos en <br />matrimonio en una cueva en la que buscarán cobijo tras una nube<br />que mandará ella misma.<br />
  4. 4. Al día siguiente salieron de caza y como parte del <br />plan de la diosa Juno una gran nube empezó a <br />descargar lluvia y granizo, entonces Dido y Eneas <br />se fueron a la cueva donde se unieron.<br />
  5. 5. La fama de Dido iba aumentando ya que <br />descuidaba sus obligaciones porque <br />vivía entregada a una desvergonzada <br />pasión por Eneas. Este romance llegó a los<br />oídos del rey Yarbas que estaba enfurecido<br />porque Dido no le correspondía después <br />de que él había hecho todo por ella <br />incluido haberle dejado territorio para<br />que construyera su ciudad. Entonces <br />desesperado rogó a los dioses para que<br />se rompiese la relación y Mercurio mandó<br />a Eneas irse a Italia .<br />
  6. 6. Mercurio fue hasta África donde ,furioso, le dijo a Eneas que debía partir <br />hacia Italia.<br />Eneas no quiso contarle nada a Dido hasta que los barcos estuvieran <br />preparados, pero Dido se enteró y le echó en cara la hospitalidad que le<br />había brindado y que no tuvieran un hijo en común a lo que Eneas <br />respondió diciendo que no era dueño de su destino ni su voluntad.<br />Dido dolorida se desmayó y sus doncellas la llevaron a sus aposentos, Eneas confundido manda a revisar sus flotas.<br />
  7. 7. Entonces Dido se guardó el orgullo y llamó otra vez a su hermana Ana<br />pidiéndole un favor, que le dijera a Eneas que no viajase hasta que cuente<br />con vientos favorables y si atendía a este mensaje, le correspondería con su<br />muerte. Ana llevó el mensaje a Eneas pero éste se negó. Dido al saberlo,<br />decidió destruir, según la había aconsejado una hechicera, destruir todo lo que le recordara a Eneas. Ana, que no sospechó las intenciones de su hermana ( quería morir) construyó una pira en el patio.<br />Llegó la noche y Dido seguía en vela pensando en qué podía hacer pero sus pensamientos llegaron hasta una sola conclusión, que no había más salida que la muerte.<br />
  8. 8. Entre tanto, Eneas, decidió partir y Mercurio volvió ha aparecer diciéndole que zarpara cuanto antes.<br />En palacio, Dido maldijo a Eneas pidiéndole a los dioses que Eneas sea derrotado en la batalla, que sea traicionado por su hijo, que vea morir a su pueblo y que muera antes de tiempo y así declaró la guerra eterna entre su pueblo y el de Dido. Tras esto se dirigió al patio.<br />
  9. 9. Entonces subió a la pira y allí desenvainó la espada de Eneas y dijo sus últimas palabras en las que se maldecía por haber conocido a Eneas, al concluir las palabras se atravesó el pecho con la espada y Ana al ver esto acudió corriendo a los brazos de su hermana.<br />Al estar Dido ya moribunda la diosa Juno mandó desde el Olimpo a Iris para que ésta se llevase el alma de Dido.<br />

×