Teacher mg

  • 159 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
159
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. MEDICINAALTERNATIVA Gobiernos avalan la medicina alternativa Al parecer la medicina alternativa se va despojando, poco a poco, de los estigmas de sus detractores, especialmente de los de la industria farmacológica, ganando terreno en el veredicto final de sus beneficiarios, que desde diversas latitudes avalan formalmente su práctica y consumo, exigiendo que se reconozca su eficacia y valor preventivo. En Ecuador, los organismos oficiales avalan cinco especialidades. En Suiza, la salud está viviendo una nueva era desde el 2012. Por consulta popular se integraron cinco ramas de la medicina alternativa: la Fitoterapia, la Homeopatía, la Terapia Neural, la Medicina Tradicional China (acupuntura) y la Medicina Antroposófica, al sistema de salud regular. Esto como prueba de que este tipo de medicina, su valor preventivo y sus resultados, son valorados positivamente por quienes la consumen y practican. Esto ha constituido un verdadero hito, tomando en cuenta que la sociedad suiza es bastión de la industria farmacéutica mundial, a la que por cierto no le ha caído del todo bien la noticia. Suiza además goza de excelentes estándares de vida, posicionándolo como un país rico con una tasa de desempleo de apenas el 4,1%, con un gasto en educación del 82% y con una población de entre 25 y 64 años que al menos tiene un título de bachillerato. En conclusión, esta es una ciudadanía letrada, preparada, ajena a la ignorancia, que ha decidido en un 67% incluir a las medicinas complementarias en su servicio sanitario y en la Constitución misma. Las cinco ramas gozarán de este privilegio hasta el 2017, momento en el que deberán haber demostrado su eficacia, coste-efectividad e idoneidad, para silenciar, de alguna manera, a aquellas voces que las acusan de “poco científicas”. Mientras tanto el Parlamento suizo ha resuelto: “La admisión de médicos especializados en esas cinco disciplinas en el seno del seguro obligatorio de salud. La creación de títulos nacionales para los terapeutas no médicos. La integración de esas disciplinas en la enseñanza y la investigación. Y el mantenimiento de aquellos remedios que hayan probado su eficacia”.
  • 2. Ecuador acredita 5 disciplinas Según Lucy Barba, representante de la Dirección Nacional de Interculturalidad, Derecho y Participación Social en Salud del MSP, en el país se reconocen como medicinas alternativas a la acupuntura, homeopatía, terapia neural, homotoxicología y naturapia, hasta el punto de que algunas de ellas ya se han implementado en ciertas unidades de salud de nivel primario en Pichincha, siendo en Quito las más importantes las de Guamaní y Cotocollao. Actualmente se está trabajando en el Reglamento de Medicinas Alternativas que se espera esté listo a finales de marzo, que regulará el ejercicio de este tipo de medicina exigiendo títulos de tercer y cuarto nivel para quienes se dediquen a la medicina alternativa, y nivel intermedio (licenciatura) para quienes practiquen terapias alternativas. Por su parte, el Departamento de Vigilancia Sanitaria ya está registrando a los profesionales médicos de medicina convencional y alternativa, con el objetivo de formalizar su actividad. Barba comenta que este departamento también está elaborando un reglamento para aplicarse en las inspecciones de vigilancia sanitaria. Un último reporte del MSP en 2009 identificó a 1.500 centros de servicios holísticos sólo en Quito y Guayaquil, según el portal ecuadorinmediato.com. En ese entonces se hicieron 150 visitas a estos centros como parte del Proceso de Normatización de la Medicina Intercultural con el objetivo de “determinar objetivos, alcances y límites específicos para su ejercicio”. “Una vez que estos aspectos se hayan establecido en un reglamento y se efectúe un acuerdo ministerial, las autoridades podrán regular la oferta de servicios privados de las medicinas y terapias alternativas, e incluso podrá incorporarlas en la oferta pública de servicios y prestaciones de salud”, constaba en ese entonces. Lo dice el experto Ricardo Véjar, médico especialista en Terapia Neural “Hablar de medicina alternativa es como hablar de extranjeros – ambos términos son vagamente peyorativos y hacen referencia a amplias y heterogéneas categorías definidas por lo que no son, en lugar de definirse por lo que son”. Para Ricardo Véjar, especialista en Terapia Neural, la cita anterior define mucho cómo se ha entendido hasta ahora a las medicinas complementarias o alternativas. “Se tarda más tiempo en tratar de demostrar si realmente sirven, que en ver sus resultados”. Desde este enfoque, el especialista sugiere analizar la evidencia: la Fitoterapia existe desde el inicio de la humanidad, la Acupuntura desde hace aproximadamente 5.000 años, la Homeopatía y la Terapia Neural desde hace mas o menos 200 años cada una. “Si realmente no fueran beneficiosas para los pacientes, ¿no deberían haber desaparecido hace años?, o ¿realmente sus practicantes son expertos en engañar a los pacientes?”.
  • 3. Pero pese a que la ausencia de evidencia científica es el principal talón de Aquiles frente a la comunidad, esta afirmación no es del todo cierta. La acupuntura, como tratamiento para aliviar el dolor, ha mantenido la atención favorable de numerosos ensayos clínicos y experimentos de laboratorio. No en vano, como señala Véjar, el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de los de Alemania incluyen la acupuntura entre los métodos que ofrecen, según datos de la Organización Mundial de la Salud. “Descubrimientos actuales, como la física cuántica, el estudio de los movimientos de las partículas, han ido, poco a poco, validando la eficacia de estas terapias, y han demostrado que más allá de las especulaciones de la medicina ortodoxa, las medicinas complementarias, pueden ser sometidas a cierto rigor científico”, dice. Beneficios y limitaciones pero pese a esta ola de euforia frente a las medicinas complementarias, también es indispensable decirle a la sociedad que éstas no son ni pueden convertirse en la panacea de las medicinas. Desde el punto de vista de un practicante, Véjar asegura que no curan todo, no pueden actuar sobre patologías de resolución quirúrgica, pueden ayudar en enfermedades terminales, y debería procurarse que sean el complemento de la medicina ortodoxa en el tratamiento de muchas enfermedades. 1 1http://www.vidactiva.com.ec/1004-gobiernos_avalan_la_medicina_alternativa/
  • 4. Alivio natural para dolores y resfriados La naturopatía puede curar cualquier enfermedad. El vapor a base de manzanilla ayuda a mejorar las vías respiratorias.  El naturópata Francisco Rodríguez de Reino Botánico indicó que las personas con enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, males cardiacos y renales tienen que consultar a un experto antes de realizar una receta casera para tratar una enfermedad. Según el libro Medicina Alternativa y Salud de Clínica Mayo dice que la naturopatía basa sus creencias en el poder curativo de la naturaleza. Abarca una serie de prácticas o terapias de forma preventiva o curativa usando elementos obtenidos de la naturaleza. Efecto El naturópata detalló que se pueden preparar varias infusiones de plantas para tratar algunos problemas como resfriados, dolor de cabeza o estómago. Además puede consumirse productos naturales que se encuentran en forma de jarabes y pastillas. Y usarlos en cremas. Puede usar algunos productos que tiene en su casa para calmar y tratar una quemadura menor usando sábila, la cual tiene propiedades cicatrizantes, refrescante y regenera los tejidos. Si tiene una planta de sábila puede cortar un pedazo y colocar el gel sobre el área dañada. En caso de estar tomando algún tipo de fármaco debe comunicarlo inmediatamente para evitar que puedan presentarse complicaciones lamentables. OMS reconoce la medicina alternativa La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que la medicina tradicional o alternativa es la suma completa de conocimientos, técnicas y prácticas fundamentadas en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes culturas y que se utilizan para mantener la salud y prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar trastornos físicos o mentales. En algunos países asiáticos y africanos, el 80% de la población depende de la medicina tradicional para recibir atención primaria de salud. La OMS colaboran para promover el uso de la medicina tradicional en la atención de salud. Con esta colaboración se pretende apoyar la medicina tradicional e integrarla en los sistemas de salud de los países. Garantizar que se aplican prácticas y se utilizan productos que sean seguros, eficaces y de calidad a tenor de los datos científicos existentes.
  • 5. Remedios naturales Manzanilla se hace en infusión y se toma tres tazas al día para combatir el resfriado y mal estomacal. Propiedades digestivas y sedantes. Tilo la infusión que se debe tomar antes de acostarse para prevenir el insomnio. El tilo es sedante, antiespasmódico y emoliente. Linaza se prepara con agua, para tomarse y poder desaparecer el estreñimiento. La linaza contiene fibra y desintoxica. Cebolla se prepara un jarabe con dos cebollas en agua caliente. Se deja reposar y luego tomar dos cucharadas al día. Es bactericida y fungicida.2 Plantas medicinales: el poder curativo de las plantas Desde antiguo, las plantas han sido utilizadas para tratar dolencias. Analizamos las bases de la medicina natural y su efectividad real. Desde tiempos inmemoriales, los hombres han utilizado plantas y frutos para tratar enfermedades. Los egipcios confiaban en el efecto sanador de la naturaleza, y los curanderos de la Edad Antigua atesoraban todos los conocimientos que ésta les transmitía. Hipócrates, nacido hacia el año 460 a. C., figura entre los médicos más célebres de la época. De él procede el Corpus Hippocraticum, una obra en la que sus discípulos recopilaron las observaciones empíricas de la aplicación terapéutica de diferentes plantas. Hipócrates hizo numerosos viajes para completar su formación. En uno de ellos oyó hablar de un método de sanación, cuya práctica está vigente en la India: el ayurveda, un compendio de terapias naturales con miles de años de antigüedad. Desde entonces, los hindúes confían en los efectos beneficiosos de los remedios caseros elaborados con hierbas curativas. “Cerca del 60% de la población los utiliza regularmente”, comenta Rakesh Tuli, director del Instituto Nacional de Investigación Botánica, en Lucknow (Uttar Pradesh). En África y Sudamérica, la medicina natural también se sigue practicando. En algunos países, hasta las cuatro quintas partes de la población está convencida del poder curativo de la medicina natural, superior a cualquier otro procedimiento. Hoy se utilizan unas 35.000 plantas medicinales en todo el mundo. Esta cifra tan elevada se debe, por una parte, a que en ciertas regiones los medicamentos fabricados por las empresas farmacéuticas resultan caros. Por otra, porque sobre todo en los estados desarrollados, el individuo 2http://www.laprensa.hn/Secciones-Principales/Vivir/Salud/Alivio-natural-para-dolores-y-resfriado
  • 6. suele tener más esperanzas en las hierbas que en los fármacos de la industria química. “Muchas personas alrededor del mundo recurren a los remedios de origen vegetal de la medicina tradicional”, afirma Rakesh Tuli. Durante siglos, los curanderos, los druidas y los hombres de ciencia acumularon una experiencia valiosa e inestimable sobre la utilidad terapéutica de las plantas. Este cúmulo de saberes dio lugar al desarrollo de la ciencia médica clásica en Europa, de la que surgió luego la medicina monástica medieval. El antiguo arte médico pervive en el nombre botánico de muchas especies. La denominación de los remedios también procede del griego: phytopharmaka, del término phyton (“plantas”), y pharmakon (“fármaco”). Expectativas de la medicina alternativa Plantas   medicinales:  echinacea La echinacea purpurea refuerzo del sistema inmunológico. Sus extractos son un remedio muy eficaz para reforzar el sistema inmunológico. Los estudios han demostrado que, en condiciones normales, si se ingiere un preparado de esta planta como medida preventiva, el riesgo de acatarrarse se reduce en un 65% aproximadamente. La confianza en la fitomedicina se basa en su arraigo histórico y práctica milenaria. Muchos creen que el uso continuado de una receta es la mejor prueba de que es apropiada y efectiva para tratar una dolencia. En la vida real, ¿se cumplen siempre estas expectativas? “La confianza en los fitofármacos es grande”, afirma Theodor Dingermann, profesor de biología farmacéutica en Alemania. “¡A veces, incluso excesiva!”. Un sencillo ejemplo basta: si para aliviar el dolor de cabeza tomamos ácido acetilsalicílico (AAS), es indiferente que la píldora se llame “aspirina” o “alka seltzer”, porque el único agente activo que contiene una tableta es AAS y puede dosificarse con exactitud, en general 500 miligramos. El caso de los fitofármacos es muy diferente. Algunos productos se administran como si fueran fármacos y otros como suplementos alimenticios. Pero existe una diferencia fundamental en su estructura: en los remedios de origen vegetal no actúa una molécula única, sino una mezcla de muchas. Así, en el extracto de hierba de San Juan o hyppericum (usado contra las depresiones) se contabilizan centenares de sustancias flotando en el compuesto, algunas de ellas desconocidas. Además, la concentración de agentes activos varía mucho de un producto a otro, según el método de elaboración y el origen de la materia prima. Propiedades y usos de las plantas La efectividad del remedio no procede de la planta en sí, sino de una mezcla de sustancias extraídas de ella. Por eso, es poco serio generalizar con afirmaciones del tipo “el ginkgo es útil para paliar el Alzheimer”, o “el hyppericum es un antídoto contra las depresiones”, ya que su efectividad depende de la dosificación. “La concentración de las sustancias de una planta medicinal es el factor más importante para que surta efecto”, enfatiza Roberto Della Loggia, decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Trieste, en Italia. Los fundamentos teóricos sistemáticos de la fitoterapia como ciencia de la salud no se sentaron hasta el siglo XVI. El médico reformador Paracelso, volcado en el conocimiento de la alquimia, destiló con alcohol las sustancias puras contenidas en las plantas medicinales. En principio, las empresas actuales de productos fitofarmacéuticos proceden del mismo modo cuando fabrican con métodos modernos los productos concentrados que exprimen de las plantas, entre los que figuran
  • 7. extractos, tinturas y aceites etéreos, también llamados esencias. En la segunda mitad del siglo XX, el avance espectacular de la industria química en el ámbito de la salud trajo consigo la implantación del test denominado gold standard (“patrón de oro”), cuya finalidad es evaluar la eficacia de los medicamentos. Desde entonces sólo se tienen en cuenta los resultados obtenidos en el llamado “estudio doble ciego”, aleatorizado y controlado con placebo en grupos paralelos. En este ensayo, tanto el facultativo como el paciente desconocen quién recibe el remedio con principio activo y quién un placebo o sustancia inocua. La distribución de las personas en los grupos paralelos también se realiza al azar, con el fin de garantizar la máxima objetividad. El “estudio doble ciego” permite valorar la eficacia de una sustancia química aislada. Se han examinado muchos medicamentos de origen vegetal con este método. Con independencia del remedio sometido a ensayo, los resultados fueron discordantes. En algunos estudios se observó una efectividad insignificante, pocas veces llegó a ser aceptable en términos relativos, y en otros casos su eficacia fue nula. Se han examinado muchos medicamentos de origen vegetal con este método. Con independencia del remedio sometido a ensayo, los resultados fueron discordantes. En algunos estudios se observó una efectividad insignificante, pocas veces llegó a ser aceptable en términos relativos, y en otros casos su eficacia fue nula. Los farmacólogos apegados a la filosofía mecanicista de la medicina basada en sustancias químicas miran con reticencia a sus competidores partidarios de los fármacos naturales alternativos. No obstante, algunos investigadores han intentado aislar y sintetizar las diferentes sustancias que contienen las plantas para desarrollar medicamentos químicos a partir de ellas, pero han fracasado. En el caso de la valeriana, al principio se señaló al valepotriato como el componente responsable de la acción tranquilizante de los nervios. Y se fabricaron extractos de valepotriato y se administraron como medicamento. Para sorpresa de los investigadores, el sistema nervioso reaccionó con una sobreexcitación. Algo similar sucedió con el hyppericum o hierba de San Juan: con la hiperforina extraída de forma aislada de esta planta, a la que se atribuyen efectos calmantes en estados depresivos, se obtuvo un concentrado que resultó ser menos beneficioso que el remedio elaborado con la planta completa. El responsable de la eficacia de los preparados no es un único componente, sino la acción conjunta de muchos. “El mecanismo de actuación de la medicina herbórea es distinto al de la terapéutica química”, afirma el especialista alemán en medicina integral Volker Fintelmann. Medicina alternativa vs medicina tradicional La medicina convencional puede asegurar resultados satisfactorios, sobre todo, cuando la dolencia física se localiza en un lugar determinado del cuerpo y ese trastorno lo desencadena un agente externo, por ejemplo, en el caso de una salmonelosis o una infección bacteriana. Si los agentes patógenos desaparecen tras el tratamiento, el remedio ha surtido efecto. Al contrario, en el caso de los fitofármacos, el objetivo a combatir no está definido con precisión, como ocurre con una bacteria o virus, sino que es un mal del organismo en conjunto y es difícil apreciar su modo de actuar, según los criterios de evaluación de la medicina académica. Por eso suelen fracasar estos preparados en el tratamiento de dolencias. En opinión de Fintelmann, la medicación naturista tiene sus puntos fuertes en la terapia de los trastornos de autorregulación del medio interno del organismo u homeostasis biológica; por ejemplo, en los procesos inflamatorios crónicos o en los desórdenes del sistema inmunológico, y también en las enfermedades más o menos graves: resfriados, insomnio, indisposiciones estomacales, menopausia y enfermedades intestinales, es decir, en cuadros clínicos donde el tránsito
  • 8. de enfermo a sano es sutil. Según Volker Fintelmann, en la mayoría de los casos los pacientes siguen obedientemente el tratamiento con fármacos derivados de plantas medicinales que prescribe el facultativo. Quizá porque el propio enfermo ha decidido voluntariamente someterse a él, y que es él quien asume los gastos, o a que, independientemente de su efectividad, percibe que los médicos que le atienden le toman muy en serio y establecen una relación de proximidad con él. Una medicina integral en el mejor sentido no debe consistir en que el paciente acepte la receta que le da un médico tras una breve consulta e ingiera las píldoras prescritas. “En la práctica, aún cuando ciertos procedimientos médicos alternativos no están científicamente probados, dan con frecuencia resultados bastante satisfactorios”, afirma Klaus Linde, del Centro de Investigación de Medicina Natural de la Universidad Técnica de Munich. ¿Se puede hablar en este caso de efecto placebo? El poder curativo de las plantas: el Ginseng En el caso de la raíz de ginseng, la planta herbácea china del género panacea, a la que se atribuye la propiedad estimulante del vaso motor y el incremento de la capacidad de concentración y de las defensas naturales del organismo, la respuesta es afirmativa a juicio del experto alemán en fármacos, el profesor Gerd Glaeske: “La popularidad del ginseng se debe a su exotismo y a las esperanzas que depositan en él muchas personas. El ginseng se asocia a un proceso de envejecimiento en el que el hombre goza de buena salud y a unos efectos beneficiosos que aumentan progresivamente”. Aunque no disponemos de estudios fiables, sabemos que los ratones alimentados con ginseng son mucho más veloces y resistentes cuando tienen que nadar. Glaeske califica la raíz del ginseng coreano como un “preparado con un fuerte efecto placebo”, un poderoso remedio inerte que simula ser un medicamento. Pero no todos los expertos están de acuerdo. Hay artículos en revistas científicas de prestigio (The Lancet o American Journal of Epidemiology), que demuestran de forma convincente, aunque no concluyente, que la ingesta regular de productos con dosis suficiente de ginseng podría proteger contra determinados tipos de cáncer. Además, existen indicios de que la quimioterapia y la radioterapia se asimilan mejor asociadas al consumo de ginseng. Al menos en cultivos celulares fue posible inhibir, merced al ginseng, el crecimiento de células tumorales. Los “experimentos en tubo de ensayo”, objeta sin embargo Gerd Glaeske, “no tienen nada que ver con el efecto que produce esta sustancia en el cuerpo humano”. Aunque este experto en fármacos admite que “sería conveniente seguir investigando acerca de la acción preventiva del ginseng contra las enfermedades cancerígenas”. No cabe duda de que el polvo de raíz de ginseng afecta en alguna medida al equilibrio del cuerpo, porque las consecuencias de una sobredosis son claras. Además, provoca estados de ansiedad e insomnio, hemorragia vaginal y un peligroso aumento de la presión sanguínea durante las operaciones en que el paciente es sometido a anestesia con narcóticos. Aunque en términos comparativos los medicamentos cuyo principio activo es un extracto vegetal tienen menos efectos secundarios perniciosos, nunca están exentos de ellos al interactuar con otros fármacos. Gerd Glaeske considera esto una prueba de la acción de determinados fitofármacos: “El siguiente principio de la farmacología también es válido para los medicamentos de origen vegetal; un
  • 9. medicamento que no produce ningún efecto secundario, tampoco puede tener efecto positivo”. Así, cuanto más se aplican los métodos científicos a la investigación de fitofármacos y se controlan sus aplicaciones, más efectos secundarios se descubren. Según alertaron las autoridades sanitarias británicas, en casos aislados los preparados farmacéuticos que contienen cimicifuga (sustancia usada para tratar desórdenes ginecológicos) pueden causar daños hepáticos. En 2002 se retiró la licencia de comercialización del kava kava (piper methyscum), planta que se emplea como ansiolítico, ante la sospecha de que podía producir daños irreversibles en el hígado. El órgano hepatico es el más amenazado por el consumo de medicamentos. Su sistema enzimático lo protege del envenenamiento alimentario; pero puede perjudicarse el funcionamiento del sistema de desintoxicación al abusar de preparados fitomedicinales. La infusión de hojas de fárfara o cola de caballo (tussilago farfara), planta supuestamente inocua, somete a los riñones a un esfuerzo demasiado grande cuando se bebe en exceso. Karin Fattinger, facultativa del departamento de farmacología y toxicología del Hospital Universitario de Zurich (Suiza), observó casos de interacciones. Entre otros cita la pérdida del efecto de la píldora anticonceptiva en combinación con la hierba de San Juan (hyppericum), y lo mismo sucede con el fármaco Indinavir, indicado para combatir el SIDA. Las cápsulas de extracto de ajo también actúan como antagonistas del Saquinavir (antirretroviral indicado para dicha enfermedad), reduciendo su efectividad hasta un 50%. Al igual que el pomelo, el aceite de hierbabuena aumenta la biodisponibilidad de diferentes medicamentos y representa un riesgo para la salud al aumentar la tensión arterial. Además, las semillas del llantén indio (plantago ovata), usadas como laxante, pueden interactuar con los medicamentos contra las convulsiones y los estados depresivos. La hierba de San Juan no se tolera junto con la ciclosporina, fármaco inmunodepresor usado en el transplante de órganos para reducir el riesgo de rechazo. Los pacientes deberían informar a sus médicos cuando, junto a la medicación química, toman remedios de extractos vegetales. Y puede ser interesante suspender la administración de fitofármacos cuando el paciente se va a someter a una operación quirúrgica, o retirar la medicación de aquellos que ayudan a diluir la sangre y actúan como anticoagulantes. Es de esperar que se descubran otros muchos efectos beneficiosos que la medicina desconoce hoy en día. Hasta la fecha se han investigado de forma rigurosa alrededor de cien plantas con propiedades terapéuticas, pero deben existir millares aprovechables para fines sanitarios. Las plantas medicinales que se explotan industrialmente y se comercializan a gran escala, han sido estudiadas en profundidad por los investigadores, pero carecemos de estudios modernos sobre las que se utilizan desde tiempos inmemoriales (malva, saúco, manzanilla...). Las plantas medicinales más existosas La planta medicinal más conocida del mundo es el árbol de ginkgo, originario del este de Asia. Hay más de 300 estudios sobre su efectividad farmacológica y sus virtudes terapéuticas. Muchos aluden a su acción antioxidante para desactivar los radicales tóxicos que libera el oxígeno en el proceso de conversión de los alimentos en energía. El ginkgo también mejora las propiedades reológicas de la sangre y protege a la mitocondria de la célula. El alto riesgo de provocar hemorragias que se atribuye falsamente al ginkgo, aunque fuera cierto, parece menor que en los medicamentos químicos que se administran para los trastornos demenciales. En general estos últimos no son más eficaces que un buen producto a base de ginkgo y, sin duda, son más caros y tienen más efectos secundarios. El objetivo a largo plazo de los
  • 10. fabricantes de ginkgo es que su producto llegue a ser útil no sólo para las personas enfermas, sino también para las sanas que quieran fomentar la actividad cerebral. Estudios experimentales arrojan datos positivos. Un equipo de investigación de la Universidad de Northumbria, en Newcastle (EE UU), suministró una dosis de extracto de ginkgo a jóvenes. Tras dos horas y media se constató un aumento de su capacidad de atención, que se mantuvo seis horas más. Lo sorprendente fue que el producto surtiera efecto con una sola dosis, en individuos en plenitud de sus facultades mentales. Los resultados positivos de estos estudios han convertido los remedios que contienen ginkgo en éxito de ventas en Europa y EE UU. En el este de Europa el interés por la planta ha crecido bastante. No ocurre lo mismo en los mercados español e italiano, donde existe una legislación muy restrictiva para conceder la licencia de comercialización. Quienes adquieren productos elaborados con ginkgo por internet, pueden llevarse sorpresas desagradables, como la que descubrió el Laboratorio Central de la Asociación Alemana de Farmacéuticos: los preparados etiquetados como “suplementos dietéticos o nutricionales” contenían una elevada concentración de ácidos de ginkgo nocivos. “La gravedad del hecho aconsejaría su prohibición por motivos sanitarios”, afirma Manfred Schubert-Zsilavecz, jefe instructor encargado del caso. Cuando sucede algo así, ¿cómo encontrar un fabricante que ofrezca artículos fitofarmacéuticos de confianza? Los especialistas sugieren que se acuda a las farmacias, donde los productos están probados y regulados, y se cuenta con asesoramiento profesional. Confiar la búsqueda a internet sigue siendo una lotería. Junto a los fármacos permitidos, el mercado ofrece tés medicinales, reconstituyentes, suplementos alimenticios y remedios “tradicionales”. Aquí aconsejamos proceder con gran cautela: en muchos de ellos la dosificación es demasiado baja para producir una respuesta, en otros la descripción está poco definida o contienen indicaciones falsas o la combinación de agentes activos es disparatada. Sólo vale la investigación de cada uno, visitando, por ejemplo, la página web del fabricante, o llamando al Ministerio de Sanidad y Consumo. Cualquier promesa exagerada debe acogerse con escepticismo. Hay una regla antiquísimaque puede aplicarse a la terapéutica de las plantas medicinales: “Cuando se dice que algo es tan bueno que cuesta creer que sea cierto, entonces probablemente no lo es”. 3 INDICE MEDICINAALTERNATIVA...............................................................................................................1 Gobiernos avalan la medicina alternativa.............................................................................................1 Ecuador acredita 5 disciplinas..........................................................................................................................................2 3http://www.mundo-geo.es/green-living/plantas
  • 11. Alivio natural para dolores y resfriados...............................................................................................4 La naturopatía puede curar cualquier enfermedad...............................................................................4 El vapor a base de manzanilla ayuda a mejorar las vías respiratorias. ................................................4 Remedios naturales ..............................................................................................................................5 Plantas medicinales: el poder curativo de las plantas...........................................................................5 Expectativas de la medicina alternativa................................................................................................6 Plantas medicinales: echinacea.............................................................................................................6 El poder curativo de las plantas: el Ginseng........................................................................................8 Las plantas medicinales más existosas.................................................................................................9