Didáctica de la lengua y literatura
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Didáctica de la lengua y literatura

on

  • 1,588 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,588
Views on SlideShare
1,588
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
14
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Didáctica de la lengua y literatura Document Transcript

  • 1. AUTORES: URI RUIZ BIKANDI, MARÍA DOLORES ABASCAL, ANNA CAMPS, LUIS MARÍA LARRIGAN, ANA MARÍA MARGALLO, MAR MATEOS, MARTA MILIAN, TERESA RIBAS SEIX, CARMEN RODRÍGUEZ GONZALO, FELIPE ZAYAS. FICHA DE LECTURA Trabajo realizado por: Marta Rosales MoralesLengua Extranjera – Grupo 13
  • 2. TEMA 1. EL OBJETO DE LA DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURAAutores: Anna Camps y Uri Ruíz Bikandi Anna Camps I Mundó. Catedrática emérita de Didáctica de la Lengua en la UniversidadAutónoma de Barcelona. Es maestra, licenciada en Pedagogía y en Filología románica y Doctora enPsicología. Ha impartido docencia en formación inicial y permanente del profesorado y en diferentesmásters y doctorados. Sus líneas de investigación prioritarias giran en torno de la enseñanza de lalengua escrita y de la reflexión metalingüística y de la enseñanza de la gramática en los niveles deprimaria y secundaria. Ha sido investigadora principal de proyectos relacionados con estos temas yha dirigido numerosas tesis doctorales. También ha coordinado y participado en diferentes redes degrupos de investigación. Tiene más de doscientas publicaciones sobre temas de didáctica de lalengua y sobre investigación y ha impartido conferencias en diferentes universidades y congresosinternacionales. Forma parte del equipo de dirección de la revista Articles y es miembro de losconsejos asesores de numerosas revistas sobre lingüística y sobre enseñanza de la lengua y laliteratura. Lidera el grupo Greal (Grup de Recerca sobre Ensenyament i Aprenentatge de Llengües.),Grupo de Investigación sobre la Enseñanza y Aprendizaje de las Lenguas. Se creó hace más de 15años en el ámbito del departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la UniversidadAutónoma de Barcelona por iniciativa de un grupo de profesores. Uri Ruíz Bikandi. Es profesora de Didáctica de la Literatura en la Escuela de Magisterio dela Universidad del País Vasco de Bilbao. Es Filóloga, Doctora en Pedagogía y codirectora desde sucreación de la revista Textos de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Ha participado activamente enlos movimientos de renovación pedagógica, tanto como maestra como posteriormente comoprofesora de la Escuela de Magisterio. Tomó parte en los grupos de trabajo de Gobierno Vasco parala Reforma educativa. Contribuyó desde sus inicios a la construcción del sistema educativo bilingüeen el País Vasco en la formación del profesorado y la elaboración de materiales didácticos, así comoen el diseño de currículums de lenguas. Ha investigado sobre la adquisición y la enseñanza desegundas lenguas y sobre la formación del profesorado de programas bilingües, temas sobre loscuales ha escrito en varios medios. Ha impartido numerosas charlas y escrito libros y artículosdiversos. Actualmente investiga sobre la conciencia metalingüística en escolares de entornosplurilingües. Es miembro del Grupo Greal.Resumen La didáctica de la Lengua constituye un campo de estudio y experimentación, no sólo deactividad práctica. El centro de esta disciplina es el proceso de enseñanza-aprendizaje. El objeto dela misma se sitúa en la interacción entre docente-discente. Hacer didáctica no es enseñar lengua oliteratura, sino construir conocimiento sobre su enseñanza y aprendizaje. La institución escolar surgió de la necesidad social de enseñar a leer y escribir. En laantigüedad el enfoque pedagógico tradicional situaba al profesor como aquel que, a través deexposiciones orales y libros, transmitía sus conocimientos al alumno, que únicamente se encargabade memorizarlo. Las influencias de esta tradición pedagógica llegaron hasta la década de los 60aunque las corrientes de la Escuela Nueva comenzaban a dejar su huella. Al inicio del siglo XX se produce el nacimiento de la psicología, que se interesaba de modoespecial en el aprendizaje humano, y de la pedagogía, que se vinculó a ella. Estas ciencias hicieron
  • 3. que se desplazara al profesor del eje del proceso educativo, situando al alumno en el centro. En suscomienzos, la pedagogía hacía uso de pruebas objetivas, pero la evaluación de la lengua oral yescrita oponía resistencia a este enfoque. De esa necesidad surgieron las didácticas específicas. Ladidáctica de la Lengua, en principio, era concebida como mera aplicación práctica de los principiosteóricos, resultados de la investigación pedagógica y procedimientos, cuestionándose poco loscontenidos. A partir de los 70 la difusión de las teorías lingüísticas estructuralistas y generativistas(defensoras del desarrollo de las capacidades y no meramente memorística) se hizo patente laproblemática de la enseñanza de las lenguas extranjeras, por la dependencia de la enseñanza de laslenguas respecto de la lingüística. Ello dio lugar al nacimiento de la Didáctica de la Lengua quepretendía encontrar nuevos métodos de enseñanza para mejorar los que se basaban en elconocimiento del sistema de la lengua y la revisión de los contenidos. La psicología educativa y la psicolingüística se encontraban influenciadas por Piaget, que secentraba en el pensamiento lógico-matemático. A esta corriente se unió la aportación de Vygotskipara el que el habla y la escritura resultan clave para el desarrollo de la inteligencia y relacionessociales. La psicolingüística surgió del estudio de los procesos de adquisición de la lengua, en el cualse debatieron el papel que cumplen la dotación genética, contexto, prácticas educativas, etc. En elmarco del cognitivismo se formulan modelos que explican los procesos mentales que acompañan ala lectura y escritura y han influenciado en las propuestas de enseñanza. En la actualidad, las ciencias a las que he hecho referencia anteriormente, se handiversificado tanto que es imposible considerar la Didáctica como el proceso de aplicación de losresultados de los estudios, sino como un compendio de campos de estudio o disciplinas que nopueden atender por sí solos a la complejidad de los procesos. Todo lo anteriormente expuesto contribuyó a la crisis del modelo de transmisión deconocimientos tradicional y resaltaron la complejidad de los procesos de aprendizaje de la lengua. El objeto de la didáctica es el estudio del sistema didáctico. Según éste, todos los elementosque participan en el proceso de aprendizaje dependen de los otros (alumno, profesor, necesidades,conocimientos, aprendizaje,…). El sistema didáctico de un área forma, junto con los sistemasdidácticos de otras asignaturas, el sistema de enseñanza, y todos son dependientes entre sí. Ademásel sistema de enseñanza se encuentra inserto en contextos sociales, que influyen en el mismo. Paraabordar la construcción de los contenidos habrá que contemplar las interacciones entre saberes,prácticas sociales, funciones, etc. Entre los contenidos científicos (objeto del saber), se designan algunos como los que debenenseñarse (objeto que debe enseñarse). Los factores que influyen en la selección son de diversaíndole, pero siempre teniendo en cuenta las necesidades de enseñanza. Pero los contenidoscientíficos deben ser transformados y adaptados para que puedan ser accesibles y coherentes paralos alumnos (objeto de la enseñanza). La transposición didáctica es necesaria porque el contextoeducativo es muy diferente del de origen y los objetivos de enseñanza pretenden, principalmente,desarrollar las capacidades. Además los contenidos no se pueden presentar de una sola vez, esnecesario secuenciar y dividir los contenidos en partes para ir aproximándose poco a poco alconcepto. También se ha hecho uso de esta transposición didáctica en otros ámbitos no escolares enlos que se divulgan saberes. Los agentes de la relación didáctica (docente, discente, objeto de enseñanza) interaccionan yaunque la imagen de ésta es estática, el proceso de enseñanza en dinámico. En el área de Lengua ellenguaje es, a la vez, objeto e instrumento del proceso y la interacción docente-discente (diálogo)ayudará a la construcción de pensamiento individual y colectivo. El profesor y el alumno no tienen el
  • 4. mismo rol en el proceso de enseñanza aprendizaje, aunque comparten la responsabilidad de larelación mutua. El papel del enseñante resulta clave en el diálogo, ya que se genera la “devolucióndidáctica”, que resulta muy eficaz al obligar al alumno a buscar respuestas y soluciones. La didáctica intenta interpretar y comprender los objetivos del aprendizaje de la lengua parasu optimización. Existen dos componentes intrínsecos e imprescindibles dentro del proceso deenseñanza-aprendizaje, la teoría y la práctica. Tras la reflexión en la acción, la observación, elanálisis, la evaluación y planificación y se llevará a cabo la elaboración de la teoría a partir de lapráctica. En general, en la reflexión y la investigación de la didáctica de la lengua no se plantea loque realmente pasa en el aula, se dedica más a una visión general. La delimitación de los contenidos se hace a partir de los objetivos, colaborando para ellos latransposición didáctica. Pero la sociedad pretende unos objetivos específicos en la enseñanza de lalengua, o usos sociales, que no se deben dejar de lado.Conclusiones El objetivo de la didáctica de la lengua y la literatura es la práctica docente y optimizar susresultados. Considero que si la didáctica es importante en cualquier ámbito, lo es aún más en estaárea, ya que debe reflexionar sobre un aspecto fundamental para cualquier otro aprendizaje: ellenguaje, que es, a la vez, objeto e instrumento. La lengua posee un carácter instrumental en cuantoa que el interés de enseñar la Lengua no radica en saber en sí misma, si no a ser portadora delconocimiento. El aprendizaje del habla y la escritura son parte imprescindible del desarrollo de lascapacidades para la formación integral del alumno. Estoy de acuerdo con Vygotski, cuando apuntaque resultan clave para el desarrollo de la inteligencia y relaciones sociales. Hacer didáctica no es enseñar lengua o literatura, sino reflexionar y construir conocimientosobre su enseñanza y aprendizaje. Considero que se debe reflexionar con calma sobre el objeto deenseñanza (los contenidos que se van a enseñar) pues los objetivos de enseñanza pretenden,principalmente, desarrollar las capacidades. Creo que el profesor debe ser el mediador o el guía en el aprendizaje de sus alumnos, perodebe situar a los educandos en el centro del proceso, pues este papel activo les proporcionará unaprendizaje más significativo.
  • 5. TEMA 2. PROGRAMAR EN LENGUA Y LITERATURAAutor: Carmen Rodríguez Gonzalo Es Licenciada en Filología Hispánica (Lingüística) por laUniversidad Complutense de Madrid y doctora en Didáctica de la Lengua por la Universidad deValencia con la tesis El saber gramatical sobre los tiempos del pasado en alumnos de 4º deSecundaria Obligatoria. Las relaciones entre conceptualización y uso lingüístico, dirigida por la Dra.Anna Camps. Es profesora del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidadde Valencia y catedrática de Educación Secundaria de la especialidad de Castellano: Lengua yLiteratura, actualmente en excedencia. Su actividad profesional ha estado siempre vinculada a lainnovación y a la formación inicial y permanente del profesorado, tanto de primaria como desecundaria. Autora de artículos y libros como La lengua escrita y los proyectos de trabajo (Perifèric),de libros de texto de Lengua castellana y Literatura para la ESO y de diferentes materiales didácticos.Obtuvo el I Premio de Innovación Educativa 2004 de la Comunidad Valenciana. Es miembro del consejodirectivo de la revista Textos de Didáctica de la Lengua y la Literatura y del grupo GREAL. Sus líneas deinvestigación giran en torno a la enseñanza y el aprendizaje de la lengua escrita, de la enseñanza dela gramática y de las relaciones entre lengua y uso reflexivo.Resumen En la RAE programar es sinónimo de idear, ordenar para realizar un proyecto. En educación,por tanto, será reflexionar sobre los diferentes aspectos de un proceso didáctico. La programaciónse guiará con una pregunta ¿Qué queremos que aprendan nuestros alumnos? En función de larespuesta elegiremos los contenidos, actividades y criterios de evaluación, teniendo siemprepresente la realidad del contexto, las características del alumnado y el entrono. “Currículo” en el ámbito educativo se define como el conjunto de objetivos, competenciasbásicas, contenidos, metodología y criterios de evaluación de una etapa educativa. El hecho detrasladar las intenciones educativas más generales a la realidad de cada aula nos brinda tres nivelesde concreción:-Currículo oficial: Legislación educativa. Toma como punto de partida la finalidad de cada etapa.Establece los objetivos generales (capacidades que se observan a través comportamientos tras eltrabajo con los contenidos y previstos en los criterios de evaluación), contenidos (organizados enbloque, establecidos por niveles alcanzables en cada curso pero sin articulación entre ellos) ycriterios de evaluación (distribuidos por cursos). Todos mantiene una relación estrecha: para undeterminado objetivo general se seleccionan un conjunto de contenidos en cada curso y unosdeterminados criterios de evaluación.-Programación didáctica: Llevada a cabo por los departamentos, se encuentra dentro del ProyectoCurricular de Etapa. Ha de adecuar los objetivos generales de la etapa para cada curso, establecer larelación y la progresión o gradación de los mismos. Para adecuar un objetivo general se han de teneren cuenta las operaciones cognitivas que implica (comprender, expresar…) y las realidades sobre lasque se aplica. Los contenidos se encontrarán jerarquizados según se consideren aspectos como elenfoque instrumental (saber cómo, saber hacer), planteamiento relacionado de los usos oral yescrito, selección de géneros de texto, vinculación de conocimientos literarios con prácticasdiscursivas, etc. Es una tarea de la programación el articular los contenidos del área para que no se
  • 6. trabajen de forma dispersa. La importancia concedida a las competencias básicas subraya el carácterfuncional de los aprendizajes lingüístico comunicativos del área de lengua. Se pretende que losalumnos puedan utilizar de forma coordinada y adecuada todos los saberes: que hablen bien, queescriban bien y que escuchen e interpreten bien.-Programación de Aula: El encargado es el profesor. Es el conjunto de unidades didácticas que seestablece para un grupo de alumnos en un tiempo determinado. Es el más cercano al alumno, puesplantea la actuación real. Se concreta mediante unidades didácticas. El uso del aprendizaje de formarelacionada da lugar a las secuencias didácticas, que conciben el aprendizaje como un proceso ybuscan la coherencia entre las actividades en función de las opciones de relación entre contenidosadoptadas. Una opción metodológica interesante es los proyectos de trabajo. Dan protagonismo alalumnado y a su actividad. En este proceso hay una influencia directa de la experiencia sobre elrazonamiento. El proyecto viene precedido de un plan de trabajo, que determina un objetivo (fasede preparación), se llevan a cabo las actividades pertinentes para conseguirlo (fase de realización) yse valoran los resultados al finalizarlo (fase de evaluación). Es guiado por el profesor y despierta graninterés entre los alumnos, que toman conciencia de lo trabajado. Las actividades de aprendizaje establecen cómo se trabaja en el aula con los contenidosprogramados y cuál es el papel que desarrolla cada uno (profesor y alumno). La forma de plantearlos contenidos puede ser con actividades de desarrollo total o parcial y por otro lado, que requieranrespuestas cerradas o abiertas. La programación ha de tener en cuenta a todo el alumnado y ha de establecer criterios paraayudar a los alumnos con mayores dificultades de aprendizaje. La herramienta de la que se hará usoserán las A.C.I.´s, que en el caso de los alumnos que puedan participar en el aula ordinaria serán decarácter no significativo. Desde el área de Lengua y Literatura se han de tener en cuenta criterioscomo hacer uso de preguntas de repuesta abierta, desglosar las tareas complejas en pasos simplesalcanzables a corto plazo, reservar como tarea para casa tareas de menor dificultas, fomentar eltrabajo cooperativo.Conclusiones Es importante que siempre que nos encontremos ante una tarea de programación el objetivode nuestro trabajo sea dar respuesta a “¿Qué queremos que aprendan nuestros alumnos?”.Considero que los tres niveles de concreción de la programación (Currículo, programación didácticay de aula) son importantes, cada uno tiene su parte imprescindible en esta tarea. Pero creo que lalabor del último nivel, es primordial. La programación de aula es la más cercana a los alumnos. Creoque no sólo responde a esa pregunta, también intentará dar respuesta a algunas cuestiones como“¿qué necesitan mis alumnos?, ¿para qué se encuentran capacitados? , ¿qué dificultades puedenencontrar?, ¿cómo puedo adecuarlo a las características y contexto del aula?”, etc. El saber lingüístico y literario es un saber relacional que exige la utilización coordinada ydependiente de las diferentes habilidades lingüísticas, junto con otros saberes de ordenmetalingüístico y cultural. Por tanto, considero que es de vital importancia articular, relacionar ysecuenciar los contenidos. Es importante jerarquizarlos y aproximarse paulatinamente y que existacoherencia entre actividades. Por otro lado, considero muy interesante la opción metodológica de trabajo por Proyectos,pues traslada el protagonismo al alumno y ayudará a construir un aprendizaje más sólido, basado enexperiencias propias. Pero creo que en la etapa de primaria, se podría sólo hacer uso en el tercer
  • 7. ciclo, ya que requiere un dominio de las habilidades lingüísticas. En cuanto al tipo de actividades,considero que las del tipo de respuesta abierta ayudan a optimizar el desarrollo de usos lingüísticos,pues, y al no estar tan tasada la respuesta, permitirá la participación de más alumnos y les darámayor seguridad. Para terminar quiero destacar la importancia que tienen las Adaptaciones CurricularesIndividualizadas para los alumnos que presentan dificultades, con fin de conseguir el desarrollo desus capacidades y facilitar el dominio progresivo de las habilidades.
  • 8. TEMA 3. EVALUAR EN EL ÁREA DE LENGUA Y LITERATURAAutor: Teresa Ribas Seix. Licenciada en Filología Hispánica y Doctora por la Universidad Autónomade Barcelona. Es profesora titular del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura, y delas Ciencias Social de la UAB y ejerce su docencia en el área de didáctica de la lengua, dirigidaespecialmente a los futuros maestros de primaria, al profesorado de secundaria y a los estudiantesdel Máster Oficial de Investigación. Ha obtenido financiamiento público para impulsar proyectos deinnovación docente y ha desarrollado en diferentes períodos cargos de gestión en la Facultad deCiencias de la Educación. Forma parte del grupo de investigación GREAL desde su creación y haparticipado y participa en diferentes proyectos de investigación competitivos sobre la enseñanza dela composición escrita, sobre la evaluación formativa en el ámbito de la escritura y sobre la reflexiónmetalingüística y la enseñanza de la gramática en situaciones escolares. Así mismo, dirige trabajosde investigación y tesis sobre estas temáticas en el Máster Oficial de Didáctica de la Lengua y laLiteratura y en los Estudios de Doctorado del Departamento. Tiene numerosas publicaciones y haorganizado encuentros científicos sobre estos temas y a menudo participa en jornadas y cursos deformación permanente del profesorado.Resumen El concepto más general de evaluación educativa distingue un proceso con tres fases: - Delimitar y observar un objeto - Analizarlo a partir de unos criterios: Decidiremos de qué manera podemos obtener información y cómo lo podemos interpretar. - Tomar decisiones: Valoraremos o juzgaremos los datos que recogemos a través de algunos criterios habremos establecido valorando qué se quiere evaluar y por medio de qué y pensaremos las conclusiones que podemos extraer. Lo que nos hará decidir qué evaluamos será la finalidad que perseguimos (para qué tiene queservir). Distinguiremos por tanto las actividades evaluadoras que quieren saber qué y cómoaprenden los alumnos para ayudarles a progresar (formativa) de las actividades que pretendenverificar los conocimientos (sumativa). Según el momento de la tarea distinguimos entre evaluacióninicial, formativa y final. La evaluación tendría que ser objetiva, pero es difícil y no del todo deseable. La realidad escompleja y el observador suele verlo desde su perspectiva. Necesita instrumentos y procedimientosmetodológicos para efectuar una evaluación fiable (se mantiene el mismo juicio cuando se repite enotro momento) y válida (si evalúa lo que propone evaluar). En los últimos años se están llevando a cabo pruebas diagnósticas en la finalización de etapaseducativas, incluso ciclos, en los centros escolares. Intentan establecer el estado de losconocimientos de los alumnos en algún ámbito (entre ellos el dominio de las habilidades lingüísticasy discursivas). Permiten la comparación entre centros y áreas territoriales y pueden detectar laevolución de los resultados del aprendizaje. En ocasiones, se ponen de manifiesto las deficiencias denuestro sistema educativo (Ej: Informe PISA sobre competencia lectora) pero cuestionan sin maticesla profesionalidad de los implicados. Deberían, como se ha hecho en alguna ocasión, relacionar elproblema con cómo se lleva a cabo esa habilidad concreta en nuestros centros para extraerconclusiones y proponer soluciones. Por otro lado, este tipo de pruebas pueden tener un efecto
  • 9. negativo, en cuanto a que los centros se dediquen a entrenar a sus alumnos para superar este tipode pruebas y queden al margen aspectos que no se recogen y que, quizás, sean más importantes. El concepto regulación es sinónimo de evaluación formativa, ya que es entendido como “unmecanismo de adaptación en el funcionamiento de un proceso” con el fin de obtener mejoresresultados. En educación se trata de una evaluación continua que proporciona retroalimentación.Desde esta perspectiva la evaluación no sólo tiene una función certificativa, sino que constituye unaherramienta formativa. La escuela necesita enseñar a sus alumnos cómo gestionar sus aprendizajes, así que laautoevaluación es parte imprescindible del proceso del aprendizaje, pues destaca el papel activo deleducando. Se pueden dar otros tipos de evaluación (evaluación mutua o coevaluación) que tambiénayudará al alumno a aprender. Los instrumentos de evaluación sirven para llevar a cabo el proceso en las tres fasesanteriormente descritas. Hay que destacar su contingencia y provisionalidad (útiles en un momentoconcreto y grupo determinado). Además no ejercen el mismo efecto en cada alumno, por lo que elprofesor deberá estar atento al proceso de aprendizaje). Pueden tener muchas formas en funcióndel tipo de evaluación. (Diagnóstica: pruebas escritas o sumativas; Formativa: reflexiva,retroalimentación; Certificativa: alcance de objetivos). Los actuales currículos están desarrollados en torno al concepto de competencia. En E.S.O.se propone como objetivo general el desarrollo de la competencia comunicativa entendida como“un conjunto de habilidades, estrategias y conocimientos que son necesarios para interactuarsatisfactoriamente en diferentes ámbitos sociales”. La evaluación no podrá perder de vista elobjetivo global de esta competencia, pero se centrará en aspectos más concretos. Hay diversidad deopiniones en cuanto a evaluar tareas complejas o dividir en subtareas más acotadas. En cuanto a la evaluación de la lengua oral, su carácter más “subjetivo” la ha mantenidosiempre en un segundo plano. Hay poca experiencia de evaluación formativa, ya que se necesitaninstrumentos de evaluación precisos y específicos para llevarlo a cabo. Existen pocas pruebasexternas que midieran este aspecto y que nos digan cuál es el nivel competencial en este ámbito.La evaluación de la lectura no es tan evidente, es una actividad compleja y siempre se ha fijadomucho más en los productos que se derivan que en el propio proceso de comprensión. El procesolector no se puede evaluar en su totalidad mediante una prueba concreta, se descompondrá en suscomponentes y se evaluará por separado. En la evaluación de la composición escrita tendremos que hablar del modelo explicativo. Lastareas de evaluación tendrán que ser contextualizadas y sería apropiado establecer subtareas. Lomás interesante sería evaluarlos en una actividad real, ya que no se aprende lo mismo enactividades simuladas (examen) que en situaciones reales. Habría que evaluar todo el proceso queconlleva, no sólo el final. Por último, la evaluación de los conocimientos sobre la lengua y literatura se ha de plantearde manera integrada con las diversas habilidades de uso de la lengua. Se trata de conocimientosgramaticales y literarios, que deben llevar al alumno a relacionarlos e integrarlos en tareas deproducción y recepción verbal y por otro lado de forma explícita.Conclusiones En primer lugar considero que la evaluación debe ser formativa. Este tipo de evaluaciónreflexiva (qué quieren saber las pruebas, cómo aprenden los alumnos, etc.), ayuda a progresar aleducando, mientras que la sumativa se limita a verificar los conocimientos. Desde esta perspectiva la
  • 10. evaluación no sólo tiene una función certificativa, sino que constituye una herramienta formativa. En la evaluación es imprescindible seguir los pasos del proceso (evaluación inicial, continuay final) en el que, considero, la evaluación continua juega el papel más importante ya que ofrecedatos importantes para la posterior evaluación final. La autoevaluación es una herramienta muy útil para el proceso de aprendizaje y creo quedebería resultar parte imprescindible, pues destaca el papel activo y a su vez reflexivo del educandoy proporciona retroalimentación. Considero que hay que apostar por un concepto de evaluación más elaborado y más útilque tenga en cuenta el contexto, la finalidad, el tipo de procedimiento o instrumento utilizado y elobjeto o ámbito de conocimiento que se observa. Por otro lado considero que la evaluación debe ser fiable y válida, pero no necesariamenteobjetiva, pues muchos de los aspectos que se evalúan no lo son. Creo que desde el momento en elque estamos considerando que cada contexto, procedimiento o alumno es diferente, asumimos la“subjetividad” de una evaluación. Para terminar, y en cuanto a las pruebas diagnósticas externas que se están utilizando enlos últimos años en los centros escolares, para determinar las carencias del sistema educativo, creoque no están resultando efectivas. Considero que se limitan a comparar el nivel de los centros yáreas territoriales sobre determinadas habilidades, y a exponer los resultados de las mismas, perono proponen soluciones a las carencias encontradas. Además no creo que resulte positivo que sepueda acceder a las tablas comparativas de los resultados de los centros con tanta facilidad. Creoque el objetivo para el que, imagino, se crearon (mejorar el rendimiento del alumnado) no se estácumpliendo.
  • 11. TEMA 7. TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN Y ENSEÑANZADE LA LENGUA Y LITERATURAAutor: Felipe Zayas Hernando. Es catedrático de Educación Secundaria. Durante más de treintaaños ha impartido clases de Lengua Castellana y Literatura en el IES Isabel de Villena, de Valencia.Actualmente imparte clases en el Máster de Secundaria, en la Universidad de Valencia, y formaparte del equipo responsable del Centro Virtual Leer.es, del Ministerio de Educación. Además en suconocido blog, “Darle a la Lengua”, presenta infinidad de actividades, recursos, proyectos, enlacesde foros y blogs educativos y artículos relacionados con la enseñanza de la Lengua. Ha publicadonumerosos trabajos relacionados con diversos aspectos de la competencia en comunicaciónlingüística y con la educación literaria, especialmente sobre la relación entre la enseñanza de losusos de la lengua y la reflexión gramatical. En los últimos años, una de sus preocupaciones es laintegración de las TIC en la educación lingüística y literaria.Resumen Podemos hacer uso de las TIC como herramientas para el aprendizaje, como recursos para elaula o incluso el propio profesor puede crear sus propios contenidos digitales. Dentro de estesegundo grupo podemos encontrar Herramientas lingüísticas como: El CREA o el CORDE, que se trata de conjunto de textos que ayudan a estudiar palabras, significados y sus contextos. El Analizador de relaciones morfoléxicas, que trabaja las relaciones entre palabras por su proceso de formación y derivación (formas derivadas). Diferentes diccionarios de muy diversa índole: - Neologismos: Van acompañados de definición lexicográfica y varios contextos de uso. - De dudas (Panhispánico y de la Fundación BBVA): Ayuda a resolver dudas que plantea el uso del castellano (Pronunciación, ortografía, morfología, sintaxis, concordancia, etc.) Refranero multilingüe: Contiene una selección de paremias españolas (refranes, proverbios, etc.) y pretende difundir el español a través de los refranes y trabajar diferentes habilidades como la lectura. Internet: Acceso a una gran variedad de textos (periodísticos, informativos, literarios), para hacer uso de ellos, preparar actividades. Se deben disponer de estrategias de búsqueda [bibliotecas virtuales, como “Miguel Cervantes”, “Ciudad Seva”, “Poesía en español”, “A media voz” (grabaciones de voz de poesías)] dada la gran cantidad de materiales. Internet facilita también la actualización del profesorado y el intercambio de opiniones y experiencias entre docentes. Materiales educativos: - Portales educativos: privados (Ej: Profes.net), CCAA (Ej: Educastur), instituciones (Ej: Instituto Cervantes), Ministerios de Educación (Ej: Leer.es). Se pueden encontrar orientaciones, recursos, actividades, bancos de materiales. - Sitios de Profesores: “Materiales de Lengua”, “Aula de Letras”, “Lengua activa.edu”, “El tinglado”. Se alojan recursos útiles para todos los niveles.
  • 12. Es necesario contar con programas para elaborar nuestras propias actividades paraadecuarlas al contexto y características específicas de nuestras aulas. (Ej: Hot Potatoes, para trabajarla ortografía conceptos gramaticales, vocabulario, etc.) No hay que olvidar que las TIC modifican y amplían los objetivos tradicionales en cuanto a laenseñanza de las habilidades lingüístico-comunicativas se refiere. La introducción de las nuevastecnologías y la interacción y participación en nuevos contextos de comunicación, está modificandoel modo de leer, escribir, conversar… Las TIC han generado nuevas situaciones de lectura y escritura.Por lo tanto, el alfabetismo, entendido como el bagaje de conocimientos y habilidades para actuarcon el lenguaje en los diferentes ámbitos, ha ampliado sus objetivos y requerimientos. Sonnecesarias nuevas formas de alfabetización requeridas por las nuevas prácticas discursivas enentornos digitales. Internet ha introducido nuevas formas discursivas (webs, blogs, etc.). La escuela debeproporcionar a los alumnos que sean lectores competentes en internet y gestionen la formación deforma adecuada. Saber recorrer estos sitios para localizar una información concreta, participar enalgún espacio, interaccionar con otras personas, etc. forma parte de las competencias básicas que senecesitan actualmente (lectura digital). El modo de leer un texto de internet cambia sustancialmente, ya se diferencian bastante delos tradicionales debido a que suele tratarse de hipertextos, que se encuentran estructurados deforma no lineal y se puede seguir itinerarios diferente (vínculos, guías, etc.) , por tanto el lector debedefinir claramente los objetivos de su lectura. También hay que saber orientarse en la información, hay que aprender a buscar, obtener,clasificar. Además de enlaces guardados en favoritos, facilitarán más nuestra tarea los marcadoressociales, que permiten ubicar los enlaces favoritos en una web, clasificarla de modo flexible(etiquetas) y ponerla en común. Pero en la red además de leer podemos escribir, podemos comunicar, compartirconocimientos y opiniones, cooperar en la construcción de conocimientos, podemos participar enforos, redes sociales, debates. El debate ayuda en el aprendizaje de destrezas relacionadas con eldiscurso argumentativo. Los blogs ayudarán a elaborar y difundir contenidos con un motivoconcreto, y les enseñaran a delimitar la finalidad, el ámbito social y destinatario al que está dirigido,escribir teniendo en cuenta los parámetros de la situación (escritura reflexiva). En los wikis variosautores elaborarán contenidos de forma simultánea y requerirán un registro más formal que el blog.La escuela debería incluir el desarrollo de las capacidades necesarias para interactuar en nuevasformas de comunicación. Las TIC proporcionan al profesorado un entorno personal de aprendizaje, mediante: - Marcadores sociales: Además de lo explicado con anterioridad resulatan muy útilesd para compartir conocimietnos. Puedes acceder a información valorada y ya seleccionada por otros. Se busca la información mediante etiquetas (Ej: Delicious) - Blogosfera educativa Uso educativo de las TIC e integración en el aula. Aprendizaje permanente del profesorado en cuanto a las TIC. Para saber si un blog se ha actualizado se han creado la suscripción a los blogs (para ello se necesita obtener la dirección RSS y añadirla en una cuenta que abramos en un lector). - Las redes sociales permiten a los profesores expandir y diversificar sus relaciones con otros docentes más allá de su entorno inmediato, para compartir ideas, experiencias, opiniones, vivencias.
  • 13. Conclusiones Las nuevas tecnologías han cambiado sustancialmente en los últimos tiempos. Ahora sondenominadas Tecnologías de la información y la comunicación, por tanto llevan implícitas nuevassituaciones de lectura y escritura. Creo que las demandas relacionadas con el uso de estas nuevas tecnologías hacen que semodifiquen los objetivos tradicionales. El alumno debe estar preparado para participar en estasnuevas situaciones de comunicación y adecuar el modo de leer, escribir, conversar, etc. a lasmismas. Considero que la escuela debe satisfacer esas demandas e incluir el desarrollo de lascapacidades o habilidades lingüístico-comunicativas necesarias para interactuar en nuevas formas decomunicación. Pero también creo que la escuela debe velar por el buen uso del lenguaje. Creo quecon las redes sociales, foros, chats, etc. la lengua escrita se está deteriorando, está siendo utilizadacomo un medio (comunicarse) pero no se da importancia al fin (escritura correcta). Por otro lado hay que destacar la cantidad de recursos y fuentes de información valiosa queInternet pone a disposición de educadores y educandos. Creo que es importante que los profesores,adecuemos los recursos a las características específicas de las aulas y contextos y elaboremosnuestros propios materiales didácticos. Enseñar a aprender con internet es ya una meta educativa y es, sin duda, el materialdidáctico del futuro.
  • 14. TEMA 8. LA EDUCACIÓN LITERARIA COMO EJE DE LA PROGRAMACIÓNAutor: Ana María Margallo. Profesora titular del Departamento de Didáctica de la Lengua y laLiteratura y de las Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Barcelona.Resumen Ha habido un desplazamiento de los planteamientos de los objetivos de la enseñanza literaria,sustituyéndose los centrados en el conocimiento de autores y obras por el de formación del lectorliterario. Con ello se aspira a sustituir la formación de lectores “especialistas”(enfoque historicista)por la de lectores con “hábitos de lectura consolidados” (comprensión de textos). El modelo historicista tiene su origen en la función social de la enseñanza literaria que seconstruía en torno a un patrimonio histórico seleccionado para exaltar la conciencia nacional. Dichomodelo selecciona autores y obras y se presentan de un modo nada motivador, que inhibe eldescubrimiento personal, que requiere un aprendizaje memorístico, el alumno es una figura pasiva yantepone los contenidos al contacto real con el texto. A pesar de las críticas este modelo continúamuy arraigado porque es cómodo a la hora de organizar los contenidos entrono a un eje histórico ypor la adecuación de los profesores. Las tendencias actuales imponen una revisión y se intentarenovar en algunos aspectos. Enfoques comunicativos y la aparición del término competencia (con laintención de formación de lectores competentes) ayudaron a optimizar el viejo modelo. El modelodidáctico introdujo el comentario de texto y permitió que los alumnos tuvieran un acceso real altexto para analizarlo, pero se trataba de textos demasiados alejados de las capacidades de losalumnos, demasiado sofisticados, de difícil comprensión. Las nuevas tendencias de la educación literaria centran sus objetivos en el lector o receptor yen el fenómeno comunicativo de producción y recepción. La competencia literaria es entendidacomo desarrollo de las capacidades que permiten consolidar el hábito lector y las habilidadesinterpretativas. El hábito lector y las destrezas interpretativas se retroalimentarán en cuanto a laconsecución de objetivos se refiere (el primero se consolida con la adquisición de las destrezasinterpretativas y a su vez leer literariamente necesita haber leído muchos textos). El docente programará sus intervenciones teniendo en cuenta siempre qué aspecto atiende enese momento (formar lectores, construir interpretaciones). El currículo no ayuda demasiado puestoque los objetivos no tienen una función orientadora ni concreta el equilibrio entre la formación dellector literario y la progresión de la interpretación. El objetivo de formar lectores es relativamente reciente y plantea retos: dar oportunidadespara la experimentación de la comunicación literaria, despertar el apetito lector y propiciarencuentros con libros motivadores. Pero el profesor se quedará a las puertas del verdadero vínculocon el libro, será mediador, guía pero no puede controlar otros factores. En cuanto a las actividadesde fomento de la lectura hay que intentar desvincularlas de la escuela, dándoles carácter social(intercambio de recomendaciones, facilitar acceso a canales de difusión y consumo culturales).Habría que poner más empeño en organizar un ambiente de lectura silencioso, marcando lostiempos, utilizando estrategias de motivación y seleccionando textos interesantes para los alumnos. El articular los aprendizajes literarios en torno a la interpretación resulta óptimo puesto que lasprácticas lectoras trabajarán procesos de comprensión elaborados (construir juicios, formarimágenes mentales, etc.) y a su vez incluirá conocimientos sobre la historia literaria y recursos
  • 15. formales. La planificación de la lectura interpretativa requiere, por parte del profesor una elecciónde textos y clasificación según su progresiva dificultad. La interpretación no puede ser transmitida,así que se necesitan prácticas efectivas con diferentes accesos (Ej.: discusiones literarias, proyectos,etc.) en los que los alumnos desempeñen un papel activo, y ayudar así a formar opinión y juiciocrítico.Conclusiones Como conclusión de este texto, podríamos decir que las nuevas tendencias en la Didáctica de laLengua y la Literatura pretenden pasar de una organización cronológica de unos contenidos,transmitidos por un profesor, cuyo único recurso era manual a la importancia de la interpretación, eldesarrollo de las competencias y el protagonismo de las lecturas. El objetivo de formar lectores esrelativamente reciente, puesto que antes imperaba el aprendizaje memorístico sobre lainterpretación. Creo que hoy es importante dar oportunidades para la experimentación de lacomunicación literaria. Se deben llevar a cabo proyectos de fomento de la lectura, con el fin dedespertar el apetito lector y se deben propiciar encuentros con libros motivadores para los alumnos. Por otro lado, considero que el aprendizaje del alumno en cualquier ámbito, disciplina o áreadebe ser significativo. Y creo que para que éste se produzca debe llevar implícitas situaciones quepermitan al alumno experimentar, tener un contacto directo con la realidad y adquirirconocimientos desde la práctica. El alumno como figura pasiva y el aprendizaje memorístico sonconceptos anquilosados en el pasado y que resultarían muy poco efectivos en la era que vivimos, enlas cual la motivación y estimulación son parte imprescindible de cualquier proceso de enseñanzaaprendizaje. En el área de la Lengua y la Literatura los objetivos por tanto han cambiado, intentando crearun lector en torno al eje de la interpretación. La competencia literaria es, actualmente, entendidacomo desarrollo de las capacidades que permiten consolidar el hábito lector y las habilidadesinterpretativas. Considero que no puede ser de otra manera. Creo que el profesor debe adecuarlecturas variadas a sus alumnos o seleccionar textos apropiados para ellos, que les permitan unalectura provechosa, de la cual puedan realizar una interpretación sencilla y que genere un aprecio ydisfrute de las mismas.
  • 16. Bibliografía:RUIZ BIKANDI, U., ABASCAL, M.D., CAMPS, A., LARRIGAN, L.M., MARGALLO, A.M.,MATEOS, M., MILIAN, M., RIBAS SEIX, T., RODRÍGUEZ GONZALO, C. y ZAYAS, F. (2011)Didáctica de la Lengua Castellana y la Literatura. Barcelona: GRAÓ Sitios web: Grupo Greal (Grupo de Investigación sobre la Enseñanza y Aprendizaje de las Lenguas) http://www.greal.cat Darle a la Lengua (Felipe Zayas) http://www.fzayas.com/darlealalengua/