• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
FORMACION BASADA EN COMPETENCIAS PDF
 

FORMACION BASADA EN COMPETENCIAS PDF

on

  • 73,467 views

LIBRO PDF

LIBRO PDF

Statistics

Views

Total Views
73,467
Views on SlideShare
73,300
Embed Views
167

Actions

Likes
22
Downloads
2,807
Comments
5

12 Embeds 167

http://intercambioseducativossilvia.blogspot.com 73
http://teceduparatodos.blogspot.mx 21
http://www28.jimdo.com 20
http://jornadasat.jimdo.com 16
http://cidchihuahua.blogspot.com 15
http://www.bagtheweb.com 5
http://webrramientas1.jimdo.com 5
http://moodle.venenvios.com 4
http://www39.jimdo.com 4
http://teceduparatodos.blogspot.com 2
http://www.intercambioseducativossilvia.blogspot.com 1
http://www.slideshare.net 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

15 of 5 previous next Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    FORMACION BASADA EN COMPETENCIAS PDF FORMACION BASADA EN COMPETENCIAS PDF Document Transcript

    • FormaciÄn Basada en Competencias Pensamiento complejo, diseÄo curricular y didÅctica Sergio TobÄn Doctor de la Universidad Complutense de Madrid 1
    • CONTENIDO PR€LOGO 12 INTRODUCCI€N A LA PRIMERA EDICI€N 15 INTRODUCCI€N A LA SEGUNDA EDICI€N 18 CAP•TULO UNO. Pensamiento complejo y formaci‚n basada en competencias. ………………………………………. 20 1. Hacia una conceptualizaci€n del pensamiento complejo. ..………….. 22 2. Enfoque socioformativo complejo. ………………………………….. 25 2.1 Concepto. …………………………………………………………….. 25 2.2 Socioformaci€n. ……………………………………………………… 27 2.3 Proyecto ‚tico de vida. ………………………………………………. 30 2.4 La formaci€n como un sistema complejo. …………………………… 30 2.5 Complejidad y competencias desde el ƒmbito institucional. ………… 31 3. Cinco ejes en la formaci€n de competencias. ………………………... 34 4. Trascender las fronteras de la disciplinariedad: la transdisciplinariedad. ………………………………………………… 35 5. Hacia una mente bien ordenada. ……………………………………... 38 6. Actividades sugeridas. ……………………………………………….. 40 CAP•TULO DOS. Fuentes hist‚ricas en la construcci‚n del concepto de competencias. …………………………………… 41 1. Escenario de la filosof„a griega. ……………………………………….. 42 1.1 Filosof„a griega en general. ……………………………………………. 42 1.2 Protƒgoras y Plat€n: el ser. …………………………………………….. 43 1.3 Arist€teles: potencia y acto. …………………………………………… 44 2. Escenario de la ling…„stica. …………………………………………….. 45 2.1 Noam Chomsky: la competencia ling…„stica. ………………………….. 45 2.2 Dell Hymes: la competencia comunicativa. …………………………… 46 3. Escenario de la filosof„a moderna y la sociolog„a. …………………….. 47 3.1 Wittgenstein: los juegos de lenguaje. ………………………………….. 47 3.2 Habermas: la competencia interactiva. ………………………………... 47 3.3 Eliseo Ver€n: la competencia ideol€gica. ……………………………... 48 4. Escenario de los cambios en el mundo laboral. ……………………….. 49 5. Escenario de la educaci€n para el trabajo. …………………………….. 50 2
    • 6. Escenario de la psicolog„a cognitiva. ………………………………….. 52 6.1 Teor„a de la modificabilidad estructural cognitiva. …………………… 53 6.2 Teor„a de las inteligencias m†ltiples. ………………………………….. 53 6.3 Ense‡anza para la comprensi€n. ………………………………………. 55 7. Escenario de la psicolog„a laboral. ……………………………………. 55 8. Aportes de la educaci€n formal. ………………………………………. 56 9. Las competencias: ˆuna nueva moda pedag€gica?. …………………… 57 10. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 58 CAP•TULO TRES. Hacia una cartograf„a compleja de las competencias. ………………………………………. 59 1. El pensamiento simple y las competencias. …………………………… 60 2. Estructura conceptual de las competencias. …………………………… 62 2.1 Anƒlisis nocional. ……………………………………………………… 62 Anƒlisis del t‚rmino “competencias”. …………………………………….. 63 Usos culturales del t‚rmino “competencias”. ……………………………. 63 Competencias y transdisciplinariedad. ………………………………… 65 Concepto complejo de competencias. …………………………………. 66 2.2 Categor„a general. ……………………………………………………... 72 2.3 Diferenciaci€n. ………………………………………………………… 75 Diferencias con otros conceptos cercanos. ……………………………. 75 Competencias y habilidades. ………………………………………….. 78 Diferencias entre competencias, objetivos, logros, indicadores de logro y estƒndares. …………………………………………………………… 79 2.4 Caracterizaci€n. ………………………………………………………... 81 Contexto. ………………………………………………………………. 81 Idoneidad. ……………………………………………………………… 83 Actuaci€n. ……………………………………………………………... 83 Resoluci€n de problemas desde la complejidad. ……………………… 84 Integralidad del desempe‡o. …………………………………………... 85 2.5 Clasificaci€n. …………………………………………………………... 86 Competencias bƒsicas. ………………………………………………… 87 Competencias gen‚ricas. ………………………………………………. 91 Competencias espec„ficas. …………………………………………….. 93 2.6 Vinculaci€n. …………………………………………………………… 95 Sociedad del conocimiento. …………………………………………… 96 Gesti€n y aseguramiento de la calidad. ……………………………….. 96 Relaci€n de la formaci€n basada en competencias con el dise‡o instruccional . ………………………………………………………….. 98 Capital humano. ……………………………………………………….. 99 3
    • 2.7 Ejemplificaci€n. ……………………………………………………….. 100 3. Precauciones en el uso del enfoque de las competencias. ……………... 102 4. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 105 CAP•TULO CUATRO. Dise…o complejo del curr„culo. …………….. 106 l. El curr„culo complejo. …………………………………………………. 107 2. Ejes en la construcci€n del curr„culo. …………………………………. 110 Eje 1. Investigaci€n - acci€n educativa. ……………………………….. 110 Eje 2: La prƒctica de la autorreflexi€n. ………………………………... 113 Eje 3: Deconstrucci€n del curr„culo. …………………………………... 116 Eje 4: Investigaci€n del entorno. ………………………………………. 118 Anƒlisis funcional. …………………………………………………….. 119 El m‚todo DACUM. …………………………………………………... 127 Eje 5: Afrontamiento estrat‚gico de la incertidumbre. ………………... 129 Eje 6: Identificaci€n y normalizaci€n de competencias. ……………… 131 PASO 1. Identifique las unidades de competencia y los elementos de competencia. …………………………………………………………... 132 PASO 2. Establezca los criterios de desempe‡o. ……………………… 135 PASO 3. Determine el rango de aplicaci€n del elemento de competencia. …………………………………………………………... 136 PASO 4. Describa los saberes esenciales requeridos por cada criterio de desempe‡o. …………………………………………………………. 137 PASO 5. Establezca las evidencias requeridas. ……………………….. 139 Eje 7: Construcci€n de nodos problematizadores. …………………….. 143 Eje 8: Conformaci€n de equipos docentes. ……………………………. 145 Eje 9: Construcci€n de proyectos formativos. ………………………… 147 3. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 147 CAP•TULO CINCO. Metodolog„a de dise…o de proyectos formativos 148 1. Proyectos formativos (PF). ……………………………………………. 149 2. Ruta formativa (RF). …………………………………………………... 153 3. Implementaci€n del proyecto formativo. ……………………………… 160 Fase 1: Contextualizaci€n en la RF. …………………………………… 161 Fase II: Diagn€stico de aprendizajes previos. …………………………. 162 Fase III: Encuadre. …………………………………………………….. 162 Fase IV: Facilitaci€n del trabajo en equipo. …………………………... 163 Fase V: Dise‡o del proyecto. ………………………………………….. 164 Fase VI: Ejecuci€n. ……………………………………………………. 169 Fase VII: Valoraci€n del PF. …………………………………………... 170 Fase VIII: Valoraci€n de las competencias en cada estudiante. ………. 171 4
    • 4. Mediaci€n pedag€gica. ………………………………………………... 172 4.1 Inteligencias m†ltiples. ………………………………………………... 173 4.2 Unidades de aprendizaje. ……………………………………………… 174 5. Material de apoyo a la formaci€n (MAF). ……………………………. 175 Fase I. ………………………………………………………………….. 177 Fase II. …………………………………………………………………. 178 Fase III. ………………………………………………………………... 178 Fase IV. ………………………………………………………………... 179 Fase V. ………………………………………………………………… 179 6. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 179 CAP•TULO SEIS. El desempe…o id‚neo, saber hacer, saber conocer y saber ser. …………………………………………. 180 1. Estructura del desempe‡o id€neo. …………………………………….. 181 1.1 Aprendizaje y desempe‡o. …………………………………………….. 181 1.2 Procesos, estrategias y desempe‡o. ……………………………………. 183 1.3 El desempe‡o id€neo a partir de estrategias. ………………………….. 184 2. Tres saberes para el desempe‡o id€neo. ………………………………. 190 2.1 Saber ser. ………………………………………………………………. 191 2.2 Saber conocer. …………………………………………………………. 193 2.3 Saber hacer. ……………………………………………………………. 194 3. Instrumentos de los tres saberes. ………………………………………. 195 3.1. Instrumentos del saber ser. …………………………………………….. 196 3.2 Instrumentos del saber conocer. ……………………………………….. 197 3.3 Instrumentos del saber hacer. ………………………………………….. 200 4. Estrategias esenciales en cada saber. ………………………………….. 201 4.1 Estrategias del saber ser. ………………………………………………. 201 4.2 Estrategias del saber conocer. …………………………………………. 204 Metaatenci€n. ………………………………………………………….. 204 Metamemoria. …………………………………………………………. 205 Metacomprensi€n. ……………………………………………………... 206 4.3 Estrategias del saber hacer. ……………………………………………. 206 5. Puesta en acci€n de las estrategias. ……………………………………. 208 6. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 210 CAP•TULO SIETE. Docencia estrat†gica. …………………………….. 211 1. Concepto de docencia estrat‚gica. …………………………………….. 212 2. ˆLas competencias se forman, se desarrollan, se adquieren o se construyen?. …………………………………………………………… 214 5
    • 3. Concepto de estrategias didƒcticas. ……………………………………. 216 4. Didƒctica, reflexi€n y complejidad. …………………………………… 218 4.1 Reflexi€n y autorreflexi€n. ……………………………………………. 218 4.2 La docencia desde la complejidad. ……………………………………. 220 4.3 Formar en los estudiantes el pensamiento complejo. …………………. 222 5. Estrategias didƒcticas para formar competencias. …………………….. 222 5.1 Estrategias docentes de sensibilizaci€n. ………………………………. 223 5.2 Estrategias docentes para favorecer la atenci€n. ……………………… 224 5.3 Estrategias docentes para favorecer la adquisici€n de la informaci€n. .. 224 5.4 Estrategias docentes para favorecer la personalizaci€n de la informaci€n. …………………………………………………………… 226 5.5 Estrategias docentes para favorecer la recuperaci€n de informaci€n. … 226 5.6 Estrategias docentes para favorecer la cooperaci€n. ………………….. 227 5.7 Estrategias docentes para favorecer la transferencia de informaci€n. … 230 5.8 Estrategias docentes para favorecer la actuaci€n. ……………………... 230 5.9 Estrategias docentes para favorecer la valoraci€n. ……………………. 231 6. Planeaci€n y empleo de las estrategias didƒcticas. ……………………. 232 7. Docencia de los instrumentos afectivos, cognitivos y de actuaci€n. …. 235 7.1 Valores, actitudes y normas. ………………………………………….. 235 7.2 Nociones, proposiciones, conceptos y categor„as. ……………………. 236 7.3 Procedimientos y t‚cnicas. ……………………………………………. 237 8. Metodolog„a de creaci€n de comunidades de aprendizaje e investigaci€n. ………………………………………………………… 238 9. Docencia de las estrategias del saber ser, el saber conocer y el saber hacer. ………………………………………………………………….. 239 10. Competencias fundamentales del docente. ……………………………. 244 11. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 247 CAP•TULO OCHO. Estrategias de valoraci‚n. ……………………….. 248 1. Concepto de valoraci€n. ………………………………………………. 249 2. Aplicaci€n de la valoraci€n. …………………………………………… 252 2.1 Autovaloraci€n. ………………………………………………………... 253 2.2 Covaloraci€n. ………………………………………………………….. 254 2.3 Heterovaloraci€n. ……………………………………………………… 255 3. Algunos criterios generales para valorar las competencias. …………... 255 3.1 Fines de la valoraci€n. ………………………………………………… 256 3.2 Capacitar y asesorar a los estudiantes para los procesos de covaloraci€n y heterovaloraci€n. ……………………………………… 257 3.3 Momentos de la valoraci€n. …………………………………………… 258 3.4 Participaci€n de los estudiantes en el establecimiento de las estrategias de valoraci€n. ………………………………………………………….. 258 6
    • 3.5 Pasos generales en todo proceso de valoraci€n. ………………………. 258 4. Dise‡o y validaci€n de instrumentos de valoraci€n. ………………….. 259 5. Valoraci€n del aprendizaje. …………………………………………… 260 6. Empleo del portafolio en la valoraci€n. ………………………………. 263 6.1 Descripci€n. …………………………………………………………… 263 6.2 Tipos de portafolios. …………………………………………………... 263 6.3 Importancia del portafolio. ……………………………………………. 264 6.4 Dise‡o del portafolio. …………………………………………………. 264 7. T‚cnicas e instrumentos para valorar las competencias. ……………… 266 7 .1 T‚cnicas. ………………………………………………………………. 266 7.2 Instrumentos. ………………………………………………………….. 269 8. Valoraci€n de los saberes espec„ficos. ………………………………… 271 8.1 Valoraci€n del saber ser: valores, actitudes y normas. ………………... 271 8.2 Valoraci€n del saber conocer: conocimientos factuales, nociones, proposiciones, conceptos y categor„as. ………………………………... 271 8.3 Valoraci€n del saber hacer: procedimientos y t‚cnicas. ………………. 272 9. Actividades sugeridas. ………………………………………………… 273 REFERENCIAS BIBLIOGR‡FICAS. ……………………………………. 274 •NDICE DE TABLAS Cap„tulo 1 Tabla l. Diferencias entre los enfoques educativos tradicionales y el enfoque socioformativo complejo (ESC). ………………………... 26 Tabla 2. La formaci€n como un sistema complejo. ………………………... 30 Tabla 3. Saberes necesarios para la educaci€n del futuro. ………………… 34 Cap„tulo 3 Tabla 1. Usos de las competencias en lo social. …………………………… 64 Tabla 2. Algunas definiciones de competencias. …………………………... 68 Tabla 3. Componentes estructurales de una competencia. ………………… 72 Tabla 4. Dimensiones del desarrollo humano. …………………………….. 73 Tabla 5. Diferencias de las competencias con otros conceptos cercanos. …. 75 Tabla 6. Traducci€n de los t‚rminos competencias y habilidades en varios idiomas. …………………………………………………………... 79 Tabla 7. Diferencias entre objetivos, indicadores de logro, estƒndares y competencias en educaci€n bƒsica y media. ……………………... 80 7
    • Tabla 8. Ejemplo de articulaci€n de las competencias con otros conceptos similares en el grado 4 de educaci€n primaria en Colombia (ƒrea del lenguaje). ……………………………………………………... 81 Tabla 9. Descripci€n de algunas competencias bƒsicas. …………………... 87 Tabla 10. Descripci€n de las competencias cognitivas bƒsicas. ……………. 90 Tabla 11. Ejemplos de competencias gen‚ricas. ……………………………. 91 Tabla 12. Competencias espec„ficas de un administrador educativo. ………. 93 Tabla 13. Ejemplo de descripci€n de una competencia. ……………………. 100 Cap„tulo 4 Tabla l. Preguntas para la deconstrucci€n del curr„culo. ………………….. 117 Tabla 2. Anƒlisis funcional del sector educativo en Colombia. …………… 121 Tabla 3. Criterios para describir una competencia. ………………………... 134 Tabla 4. Ejemplo de estructura de las competencias. ……………………… 135 Tabla 5. Ejemplo de descripci€n de una norma de competencia. …………. 140 Cap„tulo 5 Tabla 1. Descripci€n y explicaci€n de cada uno de los componentes de la ruta formativa. ……………………………………………………. 154 Tabla 2. Tipos de proyectos. ……………………………………………….. 156 Tabla 3. Niveles de complejidad de Bogoya (2000). ……………………… 158 Tabla 4. Niveles de complejidad basados en el dominio personal e intuitivo 158 Tabla 5. Ejemplo de ruta formativa. ……………………………………….. 159 Tabla 6. Pasos en el dise‡o de un proyecto. ……………………………….. 167 Tabla 7. Criterios de calidad para un PF. ………………………………….. 169 Tabla 8. Aspectos a tener en cuenta en la valoraci€n del PF. ……………... 171 Tabla 9. Mediaci€n del PF con base en las inteligencias m†ltiples. ………. 173 Tabla 10. Componentes de una unidad de aprendizaje. …………………….. 175 Tabla 11. Componentes de un MAF. ………………………………………... 176 Tabla 12. Diferencias entre la informaci€n escrita y la informaci€n digital- multimedial. ………………………………………………………. 177 Cap„tulo 6 Tabla 1. Ejemplo de integraci€n de los tres saberes en el desempe‡o competencial ante un problema. ………………………………….. 191 Tabla 2. Ejemplo de la relaci€n entre valores, actitudes y normas. ……….. 197 Tabla 3. Instrumentos fundamentales del saber conocer. ………………….. 198 Tabla 4. Indicadores de habilidades de pensamiento. ……………………... 199 Tabla 5. Ejemplos de procedimiento y t‚cnicas. …………………………... 201 Tabla 6. Ejemplos de estrategias del saber ser. ……………………………. 202 8
    • Tabla 7. Ejemplos de estrategias cognitivas. ………………………………. 204 Tabla 8. Componentes de la metaatenci€n. ………………………………... 205 Tabla 9. Componentes de la metamemoria. ……………………………….. 205 Tabla 10. Componentes de la metacomprensi€n. …………………………… 206 Tabla 11. Ejemplos de estrategias del saber hacer. …………………………. 207 Cap„tulo 7 Tabla 1. Definiciones usuales de formar, desarrollar, adquirir y construir. .. 215 Tabla 2. Saberes del pensamiento complejo y su aplicaci€n en el proceso de aprendizaje-ense‡anza, teniendo como base a Morin (2000a). .. 221 Tabla 3. Ejemplos de estrategias docentes de sensibilizaci€n208. ………… 223 Tabla 4. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la atenci€n. ……. 224 Tabla 5. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la adquisici€n. … 225 Tabla 6. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la personalizaci€n de la informaci€n. ……………………………….. 226 Tabla 7. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la recuperaci€n de la informaci€n. ………………………………………………… 227 Tabla 8. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la cooperaci€n. ... 229 Tabla 9. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la transferencia de la informaci€n. ………………………………………………… 230 Tabla 10. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la actuaci€n. …... 231 Tabla 11. Resistencias mƒs comunes en el empleo de las estrategias didƒcticas. ………………………………………………………… 232 Tabla 12. Principios a tener en cuenta en la selecci€n de una estrategia didƒctica. …………………………………………………………. 233 Tabla 13. Ejemplos de actividades didƒcticas para formar las competencias. 234 Tabla 14. Tipos de actividades para una sesi€n de aprendizaje con apoyo directo del docente. ……………………………………………….. 234 Tabla 15. Competencias bƒsicas, obligatorias, opcionales y adicionales que deben poseer los docentes en Colombia. …………………………. 245 Cap„tulo 8 Tabla l. Caracter„sticas de un buen instrumento. ………………………….. 260 Tabla 2. Criterios para elaborar el juicio competencial. …………………… 262 Tabla 3. T‚cnicas de valoraci€n. …………………………………………... 266 Tabla 4. Instrumentos de valoraci€n. ……………………………………… 269 9
    • •NDICE DE FIGURAS Cap„tulo 1 Figura 1. Componentes del proyecto ‚tico de vida. …………………….. 31 Figura 2. Dinƒmica compleja de los diferentes factores que influyen en la formaci€n de competencias en las instituciones educativas. .. 33 Figura 3. Ejes responsables en la formaci€n de las competencias. ……... 36 Cap„tulo 2 Figura l. Escenarios que han aportado al desarrollo del enfoque de las competencias. …………………………………………………. 44 Cap„tulo 3 Figura 1. Estructura compleja de las competencias. …………………….. 69 Figura 2. Ejes de las competencias. ……………………………………... 71 Cap„tulo 4 Figura 1. Caracter„sticas del curr„culo complejo. ……………………….. 109 Figura 2. Ejes en el dise‡o del curr„culo complejo. …………………….. 111 Figura 3. Componentes de la IAE. ……………………………………… 112 Figura 4. Diagrama de desarrollo para realizar la investigaci€n del entorno. ………………………………………………………... 120 Figura 5. Relaci€n entre estrategias y programas. ………………………. 131 Figura 6. Pasos en la identificaci€n y normalizaci€n de competencias. … 133 Figura 7. Estructura de las competencias. ………………………………. 134 Cap„tulo 5 Figura 1. Mentefacto conceptual de los PF. …………………………….. 151 Figura 2. Fines de un PF. ………………………………………………... 152 Figura 3. Niveles de participaci€n de los estudiantes en la elaboraci€n del proyecto. …………………………………………………... 166 Figura 4. Beneficios de un MAF. ……………………………………….. 177 Cap„tulo 6 Figura 1. Caracter„sticas bƒsicas de las estrategias. ……………………... 183 Figura 2. Procesos metacognitivos bƒsicos. …………………………….. 184 Figura 3. Proceso de desempe‡o y regulaci€n metacognitiva. ………….. 189 10
    • Figura 4. Puesta en acci€n de los tres saberes en la realizaci€n de una actividad. ……………………………………………………… 190 Figura 5. Mentefacto conceptual del saber ser. …………………………. 192 Figura 6. Mentefacto conceptual del saber conocer. ……………………. 194 Figura 7. Mentefacto conceptual del saber hacer. ………………………. 195 Figura 8. Instrumentos de los tres saberes. ……………………………… 196 Figura 9. Pasos en la puesta en acci€n de las estrategias ante actividades de aprendizaje o de desempe‡o. ………………………………. 209 Cap„tulo 7 Figura 1. Pasos fundamentales en la docencia estrat‚gica. ……………... 214 Figura 2. Relaci€n entre m‚todos, estrategias, t‚cnicas y actividades. …. 217 Figura 3. Ejemplo de articulaci€n de una estrategia didƒctica con un m‚todo pedag€gico. …………………………………………... 218 Figura 4. Ejemplo de reflexi€n sobre una actividad docente empleando la V heur„stica. ………………………………………………... 220 Figura 5. Caracter„sticas de las comunidades de aprendizaje e investigaci€n. …………………………………………………. 239 Cap„tulo 8 Figura 1. Ejes estructurales del concepto de valoraci€n teniendo como gu„a la cartograf„a conceptual. ………………………………... 253 Figura 2. Expresiones adecuadas e inadecuadas. ……………………….. 262 11
    • PR€LOGO Este libro del profesor Sergio Tob‚n sobre la formaci‚n basada en competencias es un documento de fuerte rigor acad‚mico, relevante y profunda capacidad anal„tica y oportuna presencia aplicativa en el crucial mundo de los retos educativos. Siempre los interrogantes y las propuestas respecto de lo educativo estƒn cargados de inter‚s y acuciante preocupaci€n. Pero, el momento actual de globalizaci€n, complejidad y b†squeda de un futuro sostenible, nos exige indagar y aplicar con acierto nuevas perspectivas encaminadas hacia el desarrollo humano integral, ya que de ello dependen muchas de las posibilidades de mejora de la calidad de vida de millones y millones de seres humanos. En esta encrucijada de problemas y de exigidas respuestas valiosas, el presente libro es un documento oportuno y significativo. Propone, como lo ha de hacer un buen estudioso y entusiasta prƒctico de la acci€n educativa, con rigor y con la mirada anclada en los hechos, una pedagog„a basada en competencias desde el pensamiento complejo. Esto requiere aplomo, serenidad de anƒlisis y buen criterio evaluador. As„, el autor no se queda en la actitud iconoclasta de quien se opone al economicismo potencial de la alternativa competencial, que considera las competencias como una f€rmula educativa seg†n la cual todo objetivo, proceso y finalidad educativos, quedan reducidos a los intereses de los procesos econ€micos. Para ello, el autor inserta el discurso sobre lo competencial en una visi€n abierta y dial‚ctica de la vida personal, de los contextos culturales y de las propuestas de formaci€n; por ejemplo, en una muestra perfecta, sintetiza, como superaci€n de todo potencial reduccionismo laboral y econ€mico, los siguientes tres ejes competenciales: el laboral-empresarial, la integraci‚n sociocultural y la autorrealizaci‚n. Esto es: formarse para ser eficaz, para ser solidario en el ineludible encuentro con los demƒs y gestionar el propio proyecto ƒtico de vida. El riesgo ideol€gico de la propuesta competencial, como centro de una propuesta educativa, que entonces la convierte en una propuesta negativa, acaece si, olvidando la significaci‚n etimol‚gica de competencia, la equiparamos a la competencia y competitividad, como de hecho ocurre en muchas ocasiones en el lenguaje period„stico, pol„tico, empresarial y profesional. Recogida en el libro, competere, significa dirigirse con otros hacia algo. Esto es: alguien es competente cuando es capaz, estƒ preparado, para concurrir con otros en la realizaci€n de alguna actividad. Competencia, entonces, aglutina con, equipo, hacer con otros; y poder hacer con los otros porque cada uno estƒ capacitado para aportar en ese hacer unos con otros. Alguien es competente cuando puede integrarse en una tarea con los demˆs. 12
    • De esa significaci€n se deriva algo magn„fico y exigente para el complejo sistema de las actividades educativas, ya sean formales, informales o no formales. Y es que todos nos reconocemos en un tejido de convivencia con los demƒs para poner de nuestra parte el mejor esfuerzo educacional. Aprender a ser competente es formarse en la concepci€n personal, cultural y socio-laboral de que todos estamos llamados a autorrealizamos de la mejor manera posible y para convivir de manera pac„fica y solidaria todos con todos. Pero, aqu„ precisamente estƒ el riesgo y la equ„voca problematicidad de competencia cuando se confunde con competitividad. En un mundo como el actual de global izada econom„a, exigido de personas competentes, es fƒcil derivar hacia la competitividad. Y es que desde ese cimiento economicista se entiende y acepta que las personas deben esforzarse por ser id€neas, siempre y cuando esto les permita ser competitivas, t‚rmino que agrega dimensiones semƒnticas tales como la lucha y la rivalidad. Veamos. Los humanos nos educamos para saber ser y saber hacer. La competitividad se refiere al saber hacer y s€lo al saber hacer, en su reducida semƒntica actual. Este punto crucial es el que resuelve perfectamente el presente libro del profesor Sergio Tob€n: la formaci•n en competencias, propuesta desde el mundo complejo y eco l€gico de nuestra actual visi€n de la realidad, no puede referirse a la competitividad de quien s€lo se forma competentemente para tener mayor poder o dominar explotadoramente sobre otros. La formaci•n basada en competencias que aqu„ se propone desde el paradigma sist‚mico-complejo y desde la visi€n del Art„culo 1 de la Declaraci•n de Derechos Humanos (1948) aborda de manera integrada una didƒctica competencial cooperativa. De esta manera, se propende por un proyecto de aprendizaje psico-cultural que consiga el esfuerzo personal de los seres humanos por formarse de la manera mƒs adecuada y competente con el fin de reunirse los unos con los otros en el espacio social que posibilite la igualdad, la libertad y la fraternidad de todos los encontrados. Una de las mayores satisfacciones de los †ltimos a‡os, en mi ya larga carrera profesional como profesor e investigador de Teor„a de la Educaci€n y de Pedagog„a Social en la Facultad de Educaci€n de la Universidad Complutense de Madrid, ha sido encontrarme, en la actual encrucijada de la existencia, con el profesor Sergio Tob€n, como director de su tesis de doctorado. Encontrarse con ‚l para discernir sobre los avances de su trabajo e investigaci€n es un buen ejemplo de diƒlogo. La atenci€n anal„tica con la que escucha, la serena capacidad de sincera retroalimentaci€n con la que desde su pensamiento activo recompone e integra lo escuchado y la sencilla espontaneidad con la que manifiesta seguridades y dudas, son expresiones de la competencia poƒtica y pr„xica, del saber hacer y del saber ser, que a su vez se manifiestan en este libro. 13
    • Efectivamente, responder hoya los retos de nuestra cultura desde el ƒngulo de lo educativo con la propuesta competencial requiere madurez y claridad de pensamiento y de personalidad. Esto no se hace por estar en la secuencia de una moda, ahora emergente, mƒs o menos afamada. Sino mƒs bien, porque, como se hace aqu„, se encuentra que esta propuesta competencial desarrolla un planteamiento de nuestra cultura y una expresi€n de c€mo debe realizarse la alternativa educativa, que brindarƒ nuevas perspectivas a los profesionales de la educaci€n, responsables de la vida social y; en general, ciudadanos responsables de las encrucijadas cotidianas. Todos en el afƒn de formamos competentemente para hacer bien de manera cooperativa. El ejemplo de algunas empresas que han logrado vincular el trabajo con la calidad de vida y que se evidencia en la satisfacci€n y en la sonrisa de sus integrantes, demuestra que este plan presentado de educarse para ser competente cooperativo es una alternativa de alta relevancia para afrontar muchos de los problemas y retos de nuestra actualidad. La claridad, la erudici€n analizada y la permanente implicaci€n con lo vivo, hacen de las pƒginas que siguen un animado p€rtico de competencias cooperativas. Como no pod„a ser de otra manera si son competencias de eficacia, de solidaridad y de gesti€n del proyecto ‚tico de vida. Doctor Jos‚ ‰ngel L€pez Herrer„as Facultad de Educaci€n Universidad Complutense, Madrid e-mail: jherrer@edu.ucm.es 14
    • INTRODUCCI€N A LA PRIMERA EDICI€N La formaci‚n basada en competencias constituye una propuesta que parte del aprendizaje significativo y se orienta a la formaci‚n humana integral como condici‚n esencial de todo proyecto pedag‚gico; integra la teor„a con la prƒctica en las diversas actividades; promueve la continuidad entre todos los niveles educativos y entre ‚stos y los procesos laborales y de convivencia; fomenta la construcci€n del aprendizaje aut€nomo; orienta la formaci€n y el afianzamiento del proyecto ƒtico de vida; busca el desarrollo del esp„ritu emprendedor como base del crecimiento personal y del desarrollo socioecon€mico; y fundamenta la organizaci€n curricular con base en proyectos y problemas, trascendiendo de esta manera el curr„culo basado en asignaturas compartimentadas. A pesar de los avances que se han tenido en la conceptualizaci€n de las competencias y el auge de publicaciones en esta ƒrea durante la †ltima d‚cada, actualmente hay una serie de vac„os en este enfoque que dificultan de forma significativa su empleo en la educaci€n (formal, no formal e informal), a saber: * Las competencias tienden a ser conceptualizadas de una manera reduccionista y fragmentada, motivo por el cual prima el abordaje de ‚stas desde la b†squeda de la eficacia y la eficiencia al servicio de intereses econ€micos, sin tenerse en cuenta su integralidad e interdependencia con el proyecto ƒtico de vida y la construcci€n del tejido social. * El enfoque de competencias ha entrado a la educaci€n como una moda, desde el marco de un pensamiento acr„tico y descontextualizado, desconoci‚ndose los determinantes socioecon€micos que han influido en su surgimiento y los aportes de diversos escenarios a la construcci€n del concepto (disciplinares y sociales). * Hay inconsistencia y falta de claridad en la estructura conceptual del t‚rmino competencias, por lo cual se confunde con otros conceptos similares tales como inteligencia, funciones, capacidades, calificaciones, habilidades, actitudes, destrezas, indicadores de logro y estƒndares. * Los proyectos educativos contin†an bajo una estructura r„gida basada en asignaturas compartimentadas. Faltan metodolog„as que orienten a los maestros en c€mo dise‡ar el curr„culo por competencias teniendo como base el saber acumulado, la experiencia docente y los nuevos paradigmas, como es el caso del pensamiento complejo. 15
    • * A pesar de que se enfatiza en el desempe‡o id€neo, hay ausencia de un modelo conceptual explicativo de ‚ste, que tenga en cuenta la relaci€n entre procesos cognoscitivos, instrumentos y estrategias dentro del marco del saber ser, el saber conocer y el saber hacer. * Por †ltimo, la docencia todav„a sigue anclada en la ense‡anza magistral o expositiva dentro de un contexto presencial, con escasa articulaci€n a las Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la Comunicaci€n. El presente libro tiene como prop€sito realizar una serie de aportes y reflexiones con el fin de contribuir a superar los vac„os descritos y brindar un conjunto de sugerencias para el establecimiento de programas formativos de calidad en la educaci€n bƒsica, media, t‚cnica y superior. Para ello, el texto se ha divido en tres partes. La primera presenta un modelo conceptual integrativo de las competencias, teniendo como base el pensamiento complejo y el desarrollo hist€rico del concepto (Cap„tulos 1, 2 y 3). La segunda es de naturaleza aplicada y tiene como finalidad orientar a los docentes y a los administradores de la educaci€n en el dise‡o del curr„culo por competencias con base en el pensamiento complejo (Cap„tulos 4, 5 y 6). Finalmente, la tercera parte presenta una propuesta para asumir la formaci€n y la valoraci€n de las competencias desde el marco de la docencia estrat‚gica y la actividad autorreflexiva del docente (Cap„tulos 7 y 8). La formaci‚n basada en competencias es un tema de gran inter‚s y actualidad en diversos campos (educativo, social y empresarial). Por esta raz€n el presente libro va dirigido a un p†blico amplio: docentes, directivos docentes, rectores, administradores educativos, integrantes de asociaciones profesionales, investigadores educativos, gerentes de desarrollo humano, psic€logos laborales, asociaciones de padres de familia y administradores de empresas. La presente obra es el resultado de la sistematizaci€n de un conjunto de proyectos pedag€gicos que el autor ha implementado con diversas instituciones educativas y universidades, los cuales se describen a continuaci€n: (1) dise‡o del curr„culo por competencias para las carreras t‚cnicas de la Fundaci€n Universitaria del Oriente (FUNORIE); 16
    • (2) capacitaci€n de docentes en estrategias cognitivas y metacognitivas aplicadas al aprendizaje a trav‚s de diversos seminarios y talleres realizados en el departamento de Antioquia; (3) identificaci€n de competencias esenciales en el Instituto Metropolitano de Educaci€n (IME) de Medell„n; (4) dise‡o e implementaci€n de un modelo de evaluaci€n de competencias laborales en ASENOF (Asociaci€n Nacional de Entidades de Educaci€n No Formal); (5) implementaci€n de un programa de formaci€n de telefacilitadores por medios virtuales con la empresa Portafolio Consultores y el programa Uvircampus; (6) ejecuci€n del proyecto de investigaci€n …Competencias y pensamiento complejo† apoyado por la Corporaci€n Contacto Vital durante los a‡os 1999-2003; (7) dise‡o e implementaci€n de una metodolog„a de elaboraci€n de m€dulos por competencias en educaci€n virtual para docentes universitarios de la Universidad Cooperativa de Colombia, la Universidad Juƒrez Aut€noma de Tabasco (M‚xico) y el Instituto Tecnol€gico de Sonora (M‚xico); y (8) participaci€n en la Mesa del Sector Educativo de Colombia liderada por el Ministerio de Educaci€n Nacional y El SENA. Finalmente, el autor expresa su reconocimiento y gratitud a las siguientes personas: A Jos‚ ‰ngel L€pez Herrer„as y a Juan Antonio Garc„a Fraile, doctores en educaci€n y profesores del Departamento de Teor„a e Historia de la Educaci€n de la Universidad Complutense de Madrid, por los aportes y sugerencias brindados al presente texto; al doctor Carlos Emilio Barrera Le€n, por su apoyo en la implementaci€n de varios programas de formaci€n profesional basados en competencias en las instituciones que ha liderado; al doctor Jos‚ Leonidas Fernƒndez, por su asesor„a constante en la articulaci€n del pensamiento complejo a la educaci€n. Al doctor Carlos P‚rez, por su asesor„a en la evaluaci€n y certificaci€n de competencias laborales para programas t‚cnicos; a la doctora Mar„a Victoria Bustamante (Coordinadora de la Mesa Sectorial de Educaci€n del SENA) y al doctor Delf„n Ortiz (asesor metodol€gico de la misma mesa), por su orientaci€n, apoyo y asesor„a en la implementaci€n de las competencias a la educaci€n. Por †ltimo, se reconoce la asesor„a brindada por el doctor Roger Loaiza ‰lvarez en la articulaci€n de la formaci‚n basada en competencias a la educaci€n virtual. 17
    • INTRODUCCI€N ALA SEGUNDA EDICI€N La primera edici€n del presente libro fue publicada hace cerca de catorce meses y hace seis meses tuvo la primera reimpresi€n, convirti‚ndose en poco tiempo en una obra ampliamente le„da y consultada en Colombia y en otros pa„ses sobre el tema de competencias. Diversos autores han formulado comentarios sobre el libro, y, en general, han destacado los siguientes aspectos: la articulaci€n de los aspectos conceptuales con la reflexi€n cr„tica y su aplicabilidad; el abordaje de las competencias teniendo como referencia el pensamiento complejo; el planteamiento de una metodolog„a de dise‡o curricu1ar teniendo como base la investigaci€n acci€n- educativa; y la explicitaci€n de un modelo para comprender la implicaci€n de los procesos metacognitivos en toda competencia. Sin embargo, como todo producto humano, la presente obra no es perfecta y requiere de revisiones peri€dicas y de actualizaciones para que no pierda pertinencia en su prop€sito de ilustrar algunos aspectos bƒsicos del mundo complejo de las competencias. Es as„ como a partir de diversos seminarios, conferencias y cursos dictados por el autor con profesionales de varios pa„ses de Iberoam‚rica, se ha visto la necesidad de clarificar en mayor grado la formaci€n por competencias y por ello se han incorporado los siguientes aspectos nuevos respecto a la primera edici€n: (1) anƒlisis de las competencias teniendo en cuenta la complejidad de las instituciones (Cap„tulo Uno); (2) relaci€n de las competencias con las pol„ticas de gesti€n y de aseguramiento de la calidad (Cap„tulo Tres); (3) vinculaci€n del enfoque de competencias con el dise‡o instrucciona1 (Cap„tulo Tres); y (4) planteamiento de algunos aspectos complementarios a la valoraci€n de las competencias (Cap„tulo Octavo). Se ha buscado mantener la estructura y el enfoque de la primera edici€n del libro. Son muchas las personas que han contribuido con sugerencias a mejorar la calidad de esta obra. En especial agradezco las aportaciones de mi amigo el Doctor Jos‚ ‰ngel L€pez Herrer„as de la Universidad Complutense de Madrid por orientarme en el anƒlisis de las competencias con un esp„ritu cr„tico y propositivo. Igualmente, destaco las aportaciones del Doctor Juan Antonio Garc„a Fraile de la Universidad Comp1utense de Madrid quien me ha orientado en las aplicaciones de los distintos enfoques de las competencias a la educaci€n. Tambi‚n reconozco la asesor„a de la Administradora de Empresas Luz Marleny Montoya Agudelo en la articulaci€n de las competencias con los modelos de gesti€n y aseguramiento de la calidad. Finalmente, le expreso mi gratitud al Doctor Roger Loaiza ‰lvarez por su colaboraci€n en la 18
    • difusi€n de la presente obra a nivel internacional y la gesti€n de diversos seminarios y cursos en los cuales se han abordado muchos de los temas del presente libro. El prop€sito general que gu„a el libro es contribuir a la reflexi€n de c€mo mejorar la calidad de la docencia en los diferentes niveles de la educaci€n, pasando de los aspectos pol„ticos y filos€ficos a cuestiones prƒcticas respecto a la organizaci€n del curr„culo, la definici€n de los prop€sitos, la investigaci€n del entorno y los procesos de evaluaci€n de los aprendizajes. No se trata de imponer un punto de vista determinado sino de fomentar la revisi€n de las ideas expuestas y posibilitar la emergencia de nuevas propuestas respecto a la concepci€n y al trabajo docente desde el ƒmbito de las competencias. Por ello, invito a los lectores a que compartamos puntos de vista y planteamientos en tomo a la formaci€n por competencias, para que haya un trabajo en equipo que posibilite avanzar en la construcci€n rigurosa de esta perspectiva para la educaci€n. Igualmente, agradezco cualquier comentario o sugerencia para mejorar la calidad de los contenidos de la presente obra, de tal manera que este libro est‚ en un constante automejoramiento como es la esencia del enfoque competencial. Una discusi€n muy interesante que se ha generado en los cursos y seminarios dictados por el autor, es la de si las competencias son un modelo pedag€gico o un enfoque. Al respecto, entre los autores que trabajan el tema se encuentran posiciones diversas. La posici€n que se aborda en el presente libro es que las competencias no constituyen propiamente un modelo pedag€gico: en vista de los desarrollos actuales en el ƒrea, s€lo alcanzan a ser un enfoque, es decir, una mirada particular a los procesos educativos teniendo como referencia el desempe‡o id€neo. En s„ mismo, el trabajo por competencias en la educaci€n es insuficiente para pensar y abordar la complejidad del acto de aprender y ense‡ar. Un modelo pedag€gico es mucho mƒs amplio y da cuenta de un tipo de ser humano a formar, de una filosof„a, de unos valores, de una determinada forma de abordar la docencia y el aprendizaje, etc. Y esto no ocurre con las competencias, pues estas pueden articularse a diferentes perfiles, filosof„as, epistemolog„as, estrategias didƒcticas, mecanismos de evaluaci€n y planeaci€n del curr„culo. Esto implica para las instituciones educativas definir y construir el modelo pedag€gico desde el cual se va a abordar la formaci€n por competencias. En la presente obra, se ha pretendido dar algunas coordenadas en este sentido, pues aunque no se ha seguido un modelo pedag€gico en particular, se propone tener como referencia en la concepci€n y aplicabilidad de las competencias, el pensamiento complejo y la pedagog„a cognitiva, la cual se basa en los desarrollos de la ciencia cognitiva y la investigaci€n en estrategias de aprendizaje, procesos de comprensi€n y creatividad. 19
    • CAP•TULO UNO PENSAMIENTO COMPLEJO Y FORMACI€N BASADA EN COMPETENCIAS El ser humano es a la vez f„sico, biol€gico, ps„quico, cultural, social e hist€rico. Es esta unidad compleja de la naturaleza humana la que estƒ completamente des integrada en la educaci€n a trav‚s de las disciplinas, y es la que ha imposibilitado aprehender eso que significa ser humano. Es necesario restaurarla de tal manera que cada uno desde donde est‚ tome conocimiento y conciencia al mismo tiempo de su identidad compleja y de su identidad com†n con todos los demƒs humanos. Edgar Morin (2000a, p. 14) 20
    • 21
    • 1. HACIA UNA CONCEPTUALIZACI€N DEL PENSAMIENTO COMPLEJO Todo lo que pasa en y alrededor de los procesos formativos se da en el marco de interdependencias dinƒmicas y autoorganizativas que producen continuos cambios, donde los diversos componentes encierran una pluridimensionalidad que integra aspectos cognitivos, afectivos, administrativos, pol„ticos y tecnol€gicos (Ruiz, 2000). Inicialmente, a mediados de la d‚cada de los 50, se desarroll€ la teor‡a general de sistemas, la cual brind€ un referente para comprender la organizaci€n dinƒmica de la educaci€n como un sistema integrado por subsistemas interrelacionados. El pensamiento complejo complementa la epistemolog„a sist‚mica posibilitando un m‚todo de construcci€n de saberes que tiene en cuenta el entretejido de las partes, la construcci€n de relaciones, el caos, el cambio y la incertidumbre. Morin (2000b) se refiere a la complejidad en los siguientes t‚rminos: Lo esperado no se cumple y un Dios abre la puerta a lo inesperado. Esto es la complejidad. No se puede determinar de modo seguro, con exactitud, lo que va a venir. En consecuencia, no fiarse de la probabilidad, siempre debe verse la posibilidad de lo improbable... Toda acci€n una vez lanzada entra en un juego de interacci€n y hay retroacciones en el medio en el cual se efect†a. Toda esta interacci€n y retroacci€n puede desviar sus fines. Incluso llevar a un resultado contrario al que se esperaba. Significa que por saber lo que va a ocurrir de una acci€n se debe integrar en el conocimiento el papel de su contexto, de su ambiente (p.36). El pensamiento complejo constituye un m‚todo de construcci€n del saber humano desde un punto de vista hermen‚utico, o sea, interpretativo y comprensivo, retornando la explicaci€n, la cuantificaci€n y la objetivaci€n. Es un m‚todo que, en cuanto camino, no estƒ hecho ni trazado, sino que se hace caminando, como bien lo expresa el poema de Machado (1998) caminante, no hay camino, se hace camino al andar... Por ende, el pensamiento complejo consiste en una nueva racionalidad en el abordaje del mundo y del ser humano, donde se entretejen las partes y elementos para comprender los procesos en su interrelaci€n, recursividad, organizaci€n, diferencia, oposici€n, y complementaci€n, dentro de factores de orden y de incertidumbre. As„ lo expresa Morin (2000a): Complexus significa lo que estƒ tejido en conjunto; en efecto, hay complejidad cuando son inseparables los elementos diferentes que constituyen un todo (como el econ€mico, el pol„tico, el sociol€gico, el psicol€gico, el afectivo, el mitol€gico) y que tienen un tejido interdependiente, interactivo e inter-retroactivo entre el objeto de conocimiento y su contexto, las partes y el todo, el todo y las partes, las partes entre s„, la complejidad es, de hecho, la uni€n entre la unidad y la multiplicidad...(p. 31). 22
    • A diferencia de la epistemolog„a tradicional que asume el conocimiento s€lo desde el ƒmbito cognitivo, el pensamiento complejo lo aborda como un proceso que es, a la vez, biol€gico, cerebral, espiritual, l€gico, ling…„stico, cultural, social e hist€rico, por lo cual se enlaza con la vida humana y la relaci€n social (Morin, 1994a). Por lo tanto, la construcci€n de conocimiento debe tener en cuenta las relaciones entre el hombre, la sociedad, la vida y el mundo (Rozo, 2003). Es importante aclarar que el pensamiento complejo no rechaza la certeza en beneficio de la incertidumbre, la separaci€n en beneficio de la inseparabilidad, ni la l€gica para autorizarse todas las transgresiones. Antes por el contrario, esta epistemolog„a consiste en hacer una ida y vuelta constante entre certezas e incertidumbres, entre lo elemental y lo global, entre lo separable y lo inseparable. El “pensamiento complejo es ante todo un pensamiento que relaciona” (Morin, 2000c, p.67). No se trata de abandonar los principios de la ciencia clƒsica-orden, separabilidad, l€gica- sino de integrados en un esquema que es al mismo tiempo mƒs amplio y mƒs rico. No se trata de oponer un holismo global y vac„o a un reduccionismo sistemƒtico, se trata de incorporar lo concreto de las partes a la totalidad, articulando los principios de orden y de desorden, de separaci€n y de uni€n, de autonom„a y de dependencia, que son al mismo tiempo complementarios, competidores y antagonistas en el seno del universo (Morin, 1997). Desde el marco de la racionalidad tradicional el abordaje de la formaci€n humana es muy limitado, ya que dicha racionalidad tiende a manejar el conocimiento desde la autoridad, se le dificulta asumir el cambio en las ideas, desconoce sus l„mites y niega el afecto y el amor. Pensar complejamente la educaci€n requiere de una nueva racionalidad, tal como lo propone Morin (2000a): La verdadera racionalidad, abierta por naturaleza, dialoga con una realidad que se le resiste. Ella opera un ir y venir incesante entre la instancia l€gica y la instancia emp„rica; es el fruto del debate argumentado de las ideas y no la propiedad de un sistema de ideas. Un racionalismo que ignora los seres, la subjetividad, la afectividad, la vida es irracional. La racionalidad debe reconocer el lado del afecto, del amor, del arrepentimiento. La verdadera racionalidad conoce los l„mites de la l€gica, del determinismo o del mecanicismo; s‚'.be que la mente humana no podr„a ser omnisciente, que la realidad comporta misterio; ella negocia con lo irracionalizado, lo oscuro, lo irracionalizable; no s€lo es cr„tica sino autocr„tica. Se reconoce la verdadera racionalidad por la capacidad de reconocer sus insuficiencias (p. 20). A continuaci€n se anotan de forma esquemƒtica los ejes centrales del pensamiento complejo: 23
    • * Las nociones antag€nicas se unen sin perder su diferenciaci€n y particularidad (principio dial€gico), las cuales se excluyen y rechazan en el paradigma clƒsico (Morin, 1992). Mediante el diƒlogo podemos hacer concurrir y complementar las diferentes l€gicas. * Los procesos se autoproducen y autoorganizan, en tanto los efectos producen causas y las causas producen efectos (recursi€n organizacional) (Morin, 1996, 1997). Los sistemas tienden a hacerse bucles a s„ mismos, creando su propia autonom„a, con el fin de perseverarse guardando su forma, para lo cual gastan y sacan energ„a, informaci€n y organizaci€n del ecosistema donde existen (Morin, 2000b). Las personas son seres auto-eco-organizadores, donde a partir de la dependencia del ecosistema social, logran desarrollar su identidad como seres humanos desde la autonom„a. * Hay sistemas en los cuales la parte estƒ en el todo, y, a la vez, el todo estƒ en cada una de las partes (principio hologramƒtico) (Morin, 1996, 1997); esto implica la necesidad de conocer el todo para comprender las partes y estudiar las partes para conocer el todo: Si todas las cosas son causadas y causantes, ayudadas y ayudantes, mediatas e inmediatas, y todas entretejidas por un lazo natural e imperceptible, que liga las m„s alejadas y las m„s diferentes, no es posible conocer las partes sin conocer el todo y tampoco conocer el todo sin conocer particularmente las partes (Pascal, 1976). * Se integran el objeto y el sujeto: el investigador (conceptuador) es un observador que observa el objeto observƒndose a s„ mismo. En el paradigma clƒsico, el conocimiento pasa por el observador sin romperlo ni machacarlo debido a la neutralizaci€n (Rozo, 2003). En el enfoque complejo, el conocimiento sobre el objeto se analiza en relaci€n con el sujeto, y se realiza una observaci€n sobre la observaci€n; es decir, se analizan los efectos de las propias actitudes y modelos mentales en la elaboraci€n del conocimiento, el dise‡o de la metodolog„a y su aplicaci€n. * Los fen€menos tienen caracter„sticas regulares e irregulares. Dichas caracter„sticas interact†an en los procesos sociales dentro de una continua organizaci€n dada por el orden y el desorden. * Se combina el anƒlisis cualitativo con el anƒlisis cuantitativo, ya que con n†meros no se puede interpretar y con palabras no se puede describir con precisi€n, lo cual hace necesario pensar lo que se hace (Ibƒ‡ez, 1994). * La realidad se concibe como un proceso en continuo cambio, por lo cual se debe tener flexibilidad en la forma de abordarla. 24
    • * El pensamiento complejo no es hol„stico ni totalitario; busca ligar los elementos y fen€menos entre s„ estableciendo sus relaciones y asumiendo sus diferencias. “La complejidad en clave moriniana no es la completud: es la uni‚n de la simplificaci‚n y la complejidad. Es la pr„ctica del doble juego del an„lisis y de la s‡ntesis” (Ciurana, 2000, p. 56). * El pensamiento complejo tiene una misi€n ‚tica: promover el diƒlogo entre las ideas, favorecer el encuentro entre las personas y crear lazos de solidaridad, en procura de una tierra patria humanizada. * El pensamiento complejo no se opone al pensamiento simple; por el contrario propone abordar la construcci€n del conocimiento desde el pensamiento que separa y que reduce junto con el pensamiento que distingue y que religa. “No se trata de abandonar el conocimiento de las partes por el conocimiento de las totalidades ni el an„lisis por la s‡ntesis; es necesario conjugarlos” (Morin, 2000a, p. 36). * Por †ltimo, uno de los mayores aportes del pensamiento complejo es que para construir el conocimiento en su multidimensionalidad se requiere de una mente compleja (Morin, 2000d), y esto implica una transformaci€n de nuestra mente simple. 2. ENFOQUE SOCIOFORMATIVOCOMPLEJO 2.1 Concepto El enfoque socioformativo complejo (ESC) es un conjunto de lineamientos que pretenden generar las condiciones pedag€gicas esenciales para facilitar la formaci€n de las competencias a partir de la articulaci€n de la educaci€n con los procesos sociales, comunitarios, econ€micos, pol„ticos, religiosos, deportivos, ambientales y art„sticos en los cuales viven las personas, implementando actividades contextualizadas a sus intereses, autorrealizaci€n, interacci€n social y vinculaci€n laboral. Difiere del curr„culo de la escuela cl„sica y del curr„culo de la escuela activa en que ha sido pensado desde los problemas propios del contexto actual, enfatizando en la formaci€n de competencias y el pensamiento complejo (contextualizador y globalizador). El ese tiene como funci€n esencial facilitar el establecimiento de recursos y espacios para promover la formaci€n humana basada en competencias en los diversos contextos, tomando como base la construcci€n del proyecto ƒtico de vida, las potencialidades de las personas y las expectativas sociales con respecto a la 25
    • convivencia y la producci€n. El ESC se ha estructurado en la l„nea de desarrollo del curr‡culo sociocognitivo complejo (Tob€n, 2001), la teor„a cr„tica de Habermas (1987), La quinta disciplina (Senge, 1994, 2000), el pensamiento complejo (Morin, 2000a), el paradigma sociocognitivo (Romƒn y Diez, 1994, 2000; Romƒn, 1998, 1999), la formaci€n basada en competencias (Maldonado, 2001), la pedagog‡a conceptual (Zubir„a, 1998) y el aprendizaje estratƒgico (Pozo y Monereo, 1999). (Ver Tabla 1). Tabla 1. Diferencias entre los enfoques educativos tradicionales y el enfoque socioformativo complejo (ESC) Caracter„stica Enfoques formativos tradicionales Enfoque socioformativo complejo Estructura Asignaturas compartimentadas que se Nodos problematizadores y agrupan para constituir ƒreas de proyectos formativos, en los cuales formaci€n. se entreteje el saber popular con los conocimientos de las diversas disciplinas. Metas Formaci€n de conocimientos y Formar competencias que le habilidades compartimentados en posibiliten a cada persona asignaturas con baja interacci€n entre s„ autorrealizarse y contribuir, a la vez, y con los problemas reales del a la convivencia social y al desarrollo contexto. Se fundamentan en la ilusi€n econ€mico, en contacto con los de certeza. procesos hist€ricos, culturales y pol„ticos. Se pasa de la ilusi€n de certeza a la asunci€n creativa y proactiva de la incertidumbre, tal como propone L€pez (1999). Didƒctica Ense‡anza de m‚todos (escuela activa). Formaci€n de competencias con base Ense‡anza por objetivos operativos y en los problemas de la comunidad y conductas observables (ense‡anza los intereses de los estudiantes. instruccional). Respeto del ritmo de aprendizaje de Procedimientos uniformes para todos las personas, dadas unas pautas los estudiantes. institucionales y sociales. Un mismo ritmo de aprendizaje. Exposici€n del docente para que el Se emplean estrategias didƒcticas que estudiante introyecte los conocimientos promueven la formaci€n del esp„ritu (escuela clƒsica). emprendedor, la exploraci€n y la intervenci€n en el entorno (m‚todo de trabajo por proyectos, taller emprendedor constructivo, pasant„as formativas, cartograf„a conceptual). Evaluaci€n La evaluaci€n se concibe como un Se trabaja mediante la valoraci€n, la procedimiento para determinar los cual estƒ enfocada a promover la avances de los estudiantes en la formaci€n humana. Se enfatiza en la obtenci€n de los conocimientos autovaloraci€n de las competencias, establecidos en el curr„culo. Se la cual se complementa con la privilegia la heteroevaluaci€n. Las covaloraci€n (realizada por pares) y t‚cnicas de evaluaci€n priorizan en los la heterovaloraci€n (realizada por el exƒmenes de conocimientos mediante facilitador). Se valora tanto el saber pruebas escritas y objetivas. ser como el saber conocer y el saber hacer. Continƒa... 26
    • continuaci•n Caracter„stica Enfoques formativos tradicionales Enfoque socioformativo complejo Lugar del El docente se asume en el lugar del El docente se asume como facilitador docente saber como transmisor de informaci€n de recursos, conceptos, fuentes de o animador sociocultural. El docente es conocimiento, metodolog„as y quien planifica, ejecuta y eval†a. espacios para que los estudiantes construyan su formaci€n desde el proyecto ‚tico de vida. El docente promueve en los estudiantes la formaci€n de competencias de autoplanificaci€n, ejecuci€n y valoraci€n continua mediante la ense‡anza de estrategias de aprendizaje afectivo-motivacionales, cognitivo-metacognitivas y actuacionales. 2.2 Socioformaci‚n La formaci€n humana se ha concebido tradicionalmente en la educaci€n desde una perspectiva r„gida, fragmentada y descontextualizada del proceso de autorrealizaci€n y del tejido socioecon€mico (Tob€n y Agudelo, 2000). En la ra„z de esto estƒ el hecho de que en las ciencias sociales y humanas ha habido una tendencia a asumir el sujeto tomando como referencia de una forma expl„cita o impl„cita el paradigma clƒsico positivista (Rozo, 1999). La formaci€n, en sentido general, hace referencia a la construcci€n de capacidades, habilidades, conocimientos, actitudes y valores dentro del marco de un conjunto de potencialidades personales. Sin embargo, es preciso mencionar que cada ‚poca, ciencia y proceso social han dado y dan una respuesta diferente a la formaci€n humana, la cual “es un proceso complejo que representa un desaf‡o para las concepciones epistemol‚gicas tradicionales” (Lizarraga, 1998, p. 156). Esto significa que no es posible pensar la formaci€n humana en el marco de propuestas epistemol€gicas unidimensionales, simplistas y un„vocas, por lo cual el pensamiento complejo constituye una perspectiva de relevancia para su reconceptualizaci€n. La socio formaci€n es un concepto que da cuenta de la integraci€n de las dinƒmicas sociales y contextuales que operan sobre el sujeto con las dinƒmicas personales; por ello la formaci€n es la resultante de la articulaci€n de procesos sociohist€ricos y procesos individuales (Lizarraga, 1998). Esta articulaci€n se da en un entretejido continuo de relaciones a trav‚s del lenguaje y la comunicaci€n. Morin (2000a) dice: 27
    • “El humano es un ser plenamente biol‚gico y plenamente cultural que lleva en s‡ esta unidualidad originaria” (p. 40). “El hombre s‚lo se completa como ser plenamente humano por y en la cultura. No hay cultura sin cerebro humano (aparato biol‚gico dotado de habilidades para actuar, percibir, saber y aprender), y no hay esp‡ritu (mind, mente), es decir, capacidad de conciencia y de pensamiento, sin cultura” (p. 41). Entonces, hay una intercreaci‚n entre el hombre y la cultura: la cultura crea al hombre y el hombre crea la cultura. Es desde este postulado que surge la propuesta de abordar la formaci€n de competencias como un proceso recursivo y dial€gico por medio del cual la sociedad forma a sus miembros para la autorrealizaci€n, y, a su vez, es esta formaci€n la que posibilita la permanencia y continua recreaci€n de la sociedad. La socio formaci€n implica que la sociedad en su conjunto posibilita espacios, recursos, estrategias, apoyos, finalidades, normas, demandas, expectativas y valores para mediar la formaci€n de sus miembros, con el fin de mantenerse y reconstruirse continuamente afrontando los cambios, dentro del marco de unos determinados contextos. La coherencia y subsistencia de la sociedad no se realiza espontƒnea, automƒticamente. La sociedad estƒ constituida por grupos e individuos diversos que, entregados a s„ mismos, caer„an en la anarqu„a y la sociedad en disoluci€n. Es necesario un ideal, una aspiraci€n, un tipo de vida com†n que los mantenga unidos y salve las diferencias y conflictos que surjan entre los grupos y los individuos. La educaci€n es uno de los medios -quizƒ el principal- con los que se realiza esa unidad y se hace posible la convivencia de los miembros de la sociedad (Luzuriaga, 1954, pp. 28-29). Esto quiere decir, entonces, que la supervivencia de la sociedad s€lo es posible a trav‚s de la educaci€n, la cual es un medio esencial para lograr la unidad y el manejo de conflictos. La formaci€n es condicionada hist€ricamente pero no determinada hist€ricamente. Mediante la autorreflexi€n, cada persona siempre tiene la posibilidad de construir su forma de ser, pensar y sentir, tomando as„ distancia con las imposiciones y bloqueos que con frecuencia el contexto social impone. Como bien lo plantea Morin (2000b), la sociedad produce a sus miembros, pero tambi‚n cada miembro contribuye a producir la sociedad. En el proceso de autorrealizaci€n, todo integrante de la sociedad emprende acciones, desempe‡os, obras, actividades y proyectos con los cuales tiene como responsabilidad contribuir a favorecer el mejoramiento de la calidad de vida tanto de s„ mismo como de los otros. Esto implica que la formaci€n es, a la vez, formaci€n del sujeto y construcci€n- reconstrucci€n-transformaci€n del tejido social, en una relaci€n rec„proca y de doble v„a. 28
    • Podemos plantear esto de una forma mƒs determinista diciendo que la plena autorrealizaci€n humana requiere, por lo regular, de la contribuci€n de la persona al perfeccionamiento de las condiciones de vida de la comunidad, buscando un cambio en las estructuras sociales cuando ‚stas no respondan al bien colectivo. La sociedad requiere del proceso formativo de sus miembros, pero tambi‚n toda formaci€n requiere de la sociedad para poder realizarse. Por tanto, no hay sociedad sin formaci€n, ni formaci€n sin sociedad. Aun la mƒs individual de las formaciones no se lleva a cabo en el vac„o, en la soledad; siempre se requiere de un otro y de un contexto. Acƒ el concepto de sociedad integra la rama laboral-empresarial, la cual tiene el reto de asumir tambi‚n su papel en la educaci€n, para lo cual debe abordar a las personas como fines en s„ mismas y no como medios, en proceso de autorrealizaci€n y con una perspectiva del desarrollo a escala humana (Max- Neef, 1996), donde la solidaridad prime sobre la competencia (Merlano, 2000). La educaci€n, entendida desde la socio formaci€n, “es una funci‚n de la sociedad mediante la cual se trata de desarrollar o facilitar el plan de vida del hombre y de introducirle en el mundo social y cultural” (Luzuriaga, 1954, p. 28). La educaci€n, por ende, “se realiza durante la vida del hombre, desde que nace hasta que muere, alcanzando todas las dimensiones, desde la org„nica hasta la espiritual” (Luzuriaga, 1954, p. 28). Es preciso plantear que toda realizaci€n humana s€lo es posible integrando lo individual, con la sociedad y la especie, en un tejido recursivo: “Todo desarrollo verdaderamente humano significa desarrollo conjunto de las autonom‡as individuales, de las participaciones comunitarias y del sentido de pertenencia a la especie humana” (Morin, 2000a, p. 42). La autonom„a implica la formaci€n de personas que puedan pensar por s„ mismas (Ruiz, 1999) y ‚sta s€lo se forma a partir de una relaci€n de dependencia (Morin, 2000b). Veamos, el sujeto nace en la sociedad acorde a unas metas y finalidades de ‚sta, con una relaci€n de dependencia emocional, f„sica, cognitiva, sensorial, motora y afectiva que es esencial para poder vivir. A partir de dicha dependencia tiene el reto de construir en el plano individual su autonom„a, dentro del proyecto ƒtico de vida. De esta forma asume una responsabilidad consigo mismo, los demƒs y la tierra- patria, en una continua b†squeda de su plena autorrealizaci€n. En consecuencia, la formaci€n de competencias se da desde una continua relaci€n y complementariedad entre la dependencia y la autonom„a. 29
    • 2.3 Proyecto †tico de vida El proyecto ƒtico de vida consiste en una planeaci€n consciente e intencional que realiza una persona con el fin de dirigir y proyectar su vida en los diversos campos del desarrollo humano, buscando satisfacer necesidades y deseos vitales que estƒn en la estructura de su ser, con el fin de avanzar en la plena realizaci€n de s„ misma asumiendo las implicaciones y consecuencias de sus actos (v‚ase Figura 1). 2.4 La formaci‚n como un sistema complejo Desde el pensamiento complejo un sistema es un conjunto de elementos relacionados por nexos m†ltiples, capaz, cuando interact†a con su entorno, de responder, de evolucionar, de aprender y de auto organizarse (Morin, 1993). Los elementos de todo sistema se organizan en tomo a una finalidad. La educaci€n es un sistema y como tal plantea el requerimiento de realizar una reflexi€n sobre el funcionamiento real de sus componentes en interacci€n con el contexto, teni‚ndose en cuenta su interacci€n y evoluci€n a largo plazo. La educaci€n, al igual que la sociedad, es, ademƒs, un macroproceso complejo (Michel, 1996) que implica multiplicidad de factores en relaci€n y que la hacen un asunto dinƒmico, variado y diverso (Ruiz, 2000) (v‚ase Tabla 2). Sin embargo, la pedagog„a carece actualmente de una adecuada comprensi€n de la complejidad como algo inherente al proceso formativo, lo cual termina muchas veces produciendo en los agentes educativos caos y confusi€n que afecta su eficacia pedag€gica y administrativa (Ruiz, 1999). Tabla 2. La formaci‚n como un sistema complejo Fin: Formar seres humanos diversos, multiculturales y cambiantes. Entorno: Continuamente cambiante por las transformaciones tecnol€gicas, sociales y empresariales. Tipos de educaci€n: Bƒsica, media, laboral, t‚cnica, superior y continua, los cuales, a pesar de su variedad de objetivos, deben estar articulados. Modelos pedag€gicos: Diversos. Cada uno tiene sus propios objetivos, filosofia, concepci€n del hombre y metodolog„a. Relaci€n con el Es un sistema cerrado y abierto a la vez. Es cerrado frente a sus metodolog„as y filosof„as. Es entorno: abierto frente a las necesidades y retos sociales. Hay un constante cambio de las expectativas del entorno frente a la formaci€n, lo que exige una continua transformaci€n de las instituciones educativas. Resultados: Los resultados no son inmediatos. Se producen en el tiempo. Es dificil realizar una previsibilidad a mediano y largo plazo de los efectos de determinadas acciones formativas. Sus productos son dificiles de medir en t‚rminos de eficacia y calidad. Esto limita la evaluaci€n de acuerdo con patrones netamente cuantificables. Intereses: Confluencia de diferentes intereses: pol„ticos, filos€ficos y econ€micos. Relaci€n entre Los Hay interacci€n continua entre los diversos subsistemas. componentes: 30
    • Figura 1. Componentes del proyecto ƒtico de vida 2.5. Complejidad y competencias desde el ˆmbito institucional La formaci€n de competencias tiende con frecuencia a asumirse como un asunto de didƒctica y de capacitaci€n de docentes, o de organizaci€n del plan de estudios. Esto es una visi€n simplista de la formaci€n de competencias que poco tiene en cuenta los diversos aspectos interrelacionados sist‚micamente que intervienen en todo acto 31
    • educativo enmarcado en lo institucional. De esta manera, y retornando la propuesta de Zabalza (2003) de que las universidades son centros de toma de decisiones formativas, se puede plantear que el reto de toda instituci€n educativa, en el ƒmbito de las competencias, es abordar el plano pedag€gico considerando todos sus ejes, como por ejemplo: ˆQu‚ competencias formar y por qu‚? ˆC€mo y hacia d€nde orientar la formaci€n de las competencias? ˆEn qu‚ espacios y bajo qu‚ criterios orientar dicha formaci€n? Esto implica asumir la formaci€n de competencias considerando el proceso educativo como un sistema al interior de toda instituci€n educativa que a su vez interrelaciona con los sistemas externos a ella, tal como puede apreciarse en la Figura 2. As„, entonces, la mirada en todo proyecto orientado por competencias debe enfocarse a los estudiantes (con sus competencias de entrada y competencias de egreso), gestionando el talento humano necesario para llevar a cabo la formaci€n de las competencias esperadas (con un proceso sistemƒtico de selecci€n, evaluaci€n, promoci€n y capacitaci€n de docentes y directivos), acorde con los requerimientos de la vida cotidiana, de la sociedad, de las disciplinas, de la investigaci€n y del mundo productivo (laboral), todo esto enmarcado en el Proyecto Educativo Institucional acordado con todos los colectivos que conforman la instituci€n. A partir de esto la formaci€n se concreta en cuatro procesos bƒsicos interdependientes: docencia, aprendizaje, investigaci€n y extensi€n, siendo necesarios todos para formar competencias. La administraci€n de las instituciones educativas tambi‚n tiene un gran impacto en la formaci€n de competencias, pues se requieren de diversos recursos para mediar en este proceso, mƒs allƒ de la tiza y del tablero tradicionales, como bibliotecas bien dotadas (con fƒcil acceso a ellas por parte de los estudiantes), disponibilidad de computadores, acceso a las nuevas tecnolog„as de la informaci€n y la comunicaci€n (Internet, recursos multimediales, etc.), laboratorios apropiados, escenarios deportivos suficientes, convenios de prƒcticas con empresas, etc. En ello, la instituci€n educativa debe gestionar recursos con diversas entidades privadas y oficiales, pero a la vez estas †ltimas deben asumir la educaci€n como un asunto fundamental del desarrollo social y econ€mico, ofreci‚ndoles recursos financieros apropiados. As„ mismo, la formaci€n de competencias debe contextualizarse en el marco de una comunidad determinada para que posea pertinencia y pertenencia. Y el reto del entorno comunitario es validar tal formaci€n y promoverla, buscando que se refuerce y complemente con el apoyo de otras instituciones sociales tales como la familia, las redes de apoyo social, las actividades recreativas y deportivas, los escenarios culturales y los medios masivos de comunicaci€n. Pues es imposible generar impacto en la formaci€n de competencias de alto nivel si no hay acuerdo y coherencia entre las 32
    • instituciones educativas y los procesos sociales que permean e influyen en las personas. Finalmente, a todo lo anterior hay que integrar la implementaci€n de una pol„tica de gesti€n de calidad que asegure realmente la formaci€n de competencias acorde con el Proyecto Educativo Institucional y con los correspondientes mecanismos de retroalimentaci€n, control y mejora. Sin un sistema de gesti€n y aseguramiento de la calidad institucional es imposible generar un real impacto en el mejoramiento de la calidad de la educaci€n, y este debe corresponderse a su vez con un sistema de gesti€n y de evaluaci€n de la calidad por parte del Estado y de entidades privadas independientes. Figura 2. Dinˆmica compleja de los diferentes factores que influyen en la formaci‚n de competencias en las instituciones educativas Los aportes del pensamiento complejo al proceso formativo se concretan en siete saberes que Morin (2000a) ha propuesto como necesarios para el sistema educativo 33
    • (v‚ase Tabla 3). Ellos deben ser tenidos en cuenta en toda propuesta pedag€gica y son fundamentales en la formaci€n basada en competencias. Tabla 3. Saberes necesarios para la educaci‚n del futuro Nombre Vac„o en la educaci‚n Saber construido desde el pensamiento tradicional complejo 1. Ense‡anza del La educaci€n no ense‡a ni La educaci€n requiere ense‡ar c€mo se da el proceso de posibilita los espacios y recursos proceso de conocimiento desde una visi€n conocimiento y apropiados para que las personas multidimensional, desarrollando en las sus tendencias a la tomen conciencia de qu‚ es el personas la capacidad para buscar la lucidez ilusi€n y al error. conocimiento, c€mo se conoce, tras las tendencias a la ilusi€n y al error. para qu‚ se conoce y por qu‚ se conoce. 2. Ense‡anza del Fragmentaci€n del conocimiento Es necesario orientar el aprendizaje hacia el conocimiento y descontextualizaci€n. Las abordaje de los problemas estableciendo la pertinente instituciones educativas han ubicaci€n de cada ƒrea dentro del conjunto estado aisladas del mundo de la del plan formativo, para luego determinar los vida y del trabajo. v„nculos entre las diferentes ƒreas. 3. Ense‡anza de la La ense‡anza de la condici€n La didƒctica tiene como reto ense‡ar qu‚ condici€n humana humana estƒ dispersa entre significa ser humano desde la integraci€n de disciplinas compartimentadas sin los saberes acad‚micos con los saberes contacto entre s„. populares, estableciendo su tejido com†n. 4. Ense‡anza de la Se ha descuidado el destino La educaci€n tiene el reto de promover la identidad terrenal planetario del g‚nero humano. No comprensi€n del destino planetario del se ense‡an las dinƒmicas hombre, interrelacionando los procesos interculturales. locales con los globales en los diferentes aspectos. 5. Ense‡anza del La educaci€n ha enfatizado en el La educaci€n tiene como tarea inaplazable proceso de orden y.las certezas, descuidando formar en la comprensi€n de los procesos de incertidumbre los procesos de incertidumbre. incertidumbre y su afrontamiento mediante estrategias. 6. Ense‡anza del La educaci€n tradicional ha La comprensi€n es medio y fin de la proceso de buscado la transmisi€n de comunicaci€n humana. Ella se da mediante la comprensi€n informaci€n, descuidando la toma de contacto y vinculaci€n con aquello comprensi€n. que se espera comprender: el s„ mismo, los demƒs y el entorno. 7. Ense‡anza de la La ense‡anza de la ‚tica se ha Es necesario ense‡ar la condici€n del sujeto antropo‚tica dado tradicionalmente desde el en relaci€n consigo mismo, la sociedad y la campo de la moral como un especie. conjunto de c€digos. 3. CINCO EJES EN LA FORMACI€N DE COMPETENCIAS Desde una perspectiva amplia y compleja, la formaci€n de competencias no es responsabilidad solamente de las instituciones educativas, sino tambi‚n de la sociedad, del sector laboral-empresarial, de la familia y de la persona humana (v‚ase Figura 3). Miremos en detalle cada uno de estos cinco ejes necesarios para formar personas id€neas: 34
    • * Responsabilidad de las instituciones educativas: consiste en implementar procesos pedag€gicos y didƒcticos de calidad, con recursos suficientes, autovaloraci€n continua basada en estƒndares de calidad y talento humano capacitado para tal prop€sito (directivos y docentes). * Responsabilidad social: es la promoci€n de una cultura de formaci€n del talento humano con idoneidad, fortaleciendo los valores de solidaridad y cooperaci€n, incidiendo en los medios de comunicaci€n y aportando los recursos econ€micos necesarios en este prop€sito. * Responsabilidad del sector laboral-empresarial-econ€mico: consiste en participar activamente en la formaci€n de competencias mediante su integraci€n con el sistema educativo y social. * Responsabilidad de la familia: consiste en formar a sus miembros en valores de convivencia y respeto, as„ como en habilidades bƒsicas de pensamiento (Tob€n y Femƒndez, 2004). * Responsabilidad personal: es la formaci€n de las propias competencias desde la autogesti€n del proyecto ‚tico de vida. 4. TRASCENDER LAS FRONTERAS DE LADISCIPLINARIEDAD: LA TR‡NSDISCIPLINARIEDAD Los problemas implicados en la formaci€n de las competencias son cada vez mƒs polidisciplinarios, transversales, muItidimensionales, transnacionales, globales y planetarios, pero nuestro conocimiento marcha por una v„a diferente: la especializaci€n, la fragmentaci€n y la desuni€n. “Hay que aprender a unir las disciplinas lo cual implica una educaci‚n mental y una estructura de pensamiento capaz de afrontar la complejidad, complejidad ella misma que pueda ser el objeto de una enseˆanza” (L€pez y Vallejo, 2000, p. 63). Desde el pensamiento complejo se propende para que las instituciones educativas implementen la transdisciplinariedad en sus planes de estudio, buscando el entretejido de saberes en las diferentes ƒreas obligatorias y opcionales, lo cual es una necesidad para todo el proceso pedag€gico, especialmente cuando el prop€sito es formar personas competentes cooperativas. La transdisciplinariedad se, tƒ acorde con la visi€n de Prigogine (1988), quien expresa que un diƒlogo entre las ciencias naturales y las ciencias humanas (incluyendo el arte y la literatura), puede ser algo tan innovador y fruct„fero, como lo fue durante el per„odo clƒsico o durante el siglo XVII con Newton y Leibniz. 35
    • 36
    • En la transdisciplinariedad, la cuesti€n clave estƒ en c€mo percibir a la vez el todo y la parte, atravesando las disciplinas y trascendiendo las disciplinas especializadas, con el fin de abordar los fen€menos en toda su complejidad. Es esencial el pensamiento complejo en tanto se necesita construir hilos comunes tras los saberes particulares, mediante la interrelaci€n de niveles, esquemas y contextos. En el m‚todo de integraci€n de saberes es esencial retomar la unidisciplinariedad, la pluridisciplinariedad y la interdisciplinariedad en un continuo juego recursivo, para llegar a constituir procesos a la vez interdisciplinarios, poli disciplinarios y transdisciplinarios, donde haya intercambio, cooperaci€n y poli competencia. Se sugieren las siguientes acciones para construir la transdisciplinariedad en la educaci€n: * Desarrollar la aptitud natural en las personas para reconocer en las disciplinas su unidad, mediante la organizaci€n y articulaci€n de conocimientos dispersos en las ciencias de la naturaleza, en las ciencias humanas, la literatura y la filosof„a, con el fin de comprender la unidad y la diversidad de todo lo que compete al ser humano (Morin, 2000a). * Partir de problemas globales y articular desde ellos los conocimientos parciales y locales (Morin, 2000a). * Elaborar “meta-puntos de vista que permitan la reflexividad, que lleven especialmente a la integraci‚n del observador-conceptualizador en la observaci‚n-concepci‚n y la ecologizaci‚n de la observaci‚n-concepci‚n en el contexto mental y cultural que es el suyo” (Morin, 2000a.. p. 26). Debe propenderse por una observaci€n que dialogue con las diferentes dimensiones y que trascienda la hiperespecializaci€n. * Asumir la realidad humana, social y natural desde su multidimensionalidad. El ser humano es a la vez biol€gico, psicol€gico, social, cultural y afectivo; lo mismo sucede con la sociedad, la cual comporta dimensiones hist€ricas, econ€micas, pol„ticas y religiosas. Se requiere del diƒlogo entre las diversas dimensiones y entre los saberes construidos en tomo a ellas (acad‚micos y populares) para lograr su comprensi€n (Motta, 2000). 37
    • 5. HACIA UNA MENTE BIEN ORDENADA Nuestra mente siempre estƒ buscando el orden, la certeza y el control, y esto es lo que precisamente nos impide tomar conciencia de la uni-diversidad de los fen€menos, de su constante organizaci€n-orden-desorden-reorganizaci€n. Igualmente, es lo que nos bloquea en la construcci€n de lazos de solidaridad. Tal tendencia es en gran parte fruto de un sistema educativo formal y social basado en la fragmentaci€n del conocimiento, la polaridad y la explicaci€n a partir de principios simples. Pero la realidad se impone y nos sorprende a cada instante con su caos y desorden, con sus incertezas, las cuales se imponen con igual intensidad que las certezas. Pensar, comprender y abordar el proceso de formaci€n de competencias en su integralidad, vicisitudes, orden y caos tiene como condici€n fundamental que nosotros como docentes y facilitadotes de programas educativos cambiemos nuestro modo de pensar basado en la l€gica simple, por un modo de pensar complejo, con el fin de que podamos tener las herramientas mentales y cognitivas para entretejer los saberes; contextualizar el conocimiento; integrar el todo a las partes y las partes al todo; hacer propuestas dis„miles e irreconciliables en propuestas complementarias; asumir el caos y la incertidumbre como fen€menos esperables y afrontarlos mediante estrategias, y, por †ltimo, religar lo separado: afecto con raz€n, ciencia con poes„a, filosof„a con mito, teor„a con prƒctica y dependencia con autonom„a. En torno a esto, Morin (2000d) nos indica que es necesario reformar el pensamiento para reformar la ense‡anza y reformar la ense‡anza para reformar el pensamiento. Pensar de forma compleja es lo que Morin denomina bien pensar, el cual define como "el modo de pensar que permite aprehender en conjunto el texto y el contexto, el ser y su entorno, lo local y lo global, lo multidimensional; en resumen, lo complejo, es decir las condiciones del comportamiento humano" (Morin, 2000a, p. 76). Para desarrollar el modo de pensar complejo y tener una mente bien ordenada sugerimos cinco acciones: * Tomar contacto con nuestro ser y con nuestra biograf„a, introspeccionando en el esp„ritu acerca de las ra„ces del modo de pensar simple y la manera c€mo abordamos las situaciones cotidianas desde ‚ste. 38
    • * Mirar hacia nuestro interior y determinar las tendencia: que poseemos al individualismo y rivalidad con otros seres humanos, para tomar conciencia de ellas y contrastarlas. * Observar y abordar el proceso educativo observƒndonos siempre a nosotros mismos, con el fin de detectar reduccionismos y superarlos; de esta manera, formaremos un esp„ritu en continuo combate vital por la b†squeda de la lucidez y, entonces, as„ estaremos en condiciones de sembrar esta semilla en nuestros estudiantes. * Realizar peri€dicamente procesos de autorreflexi€n en tomo a c€mo estamos orientando la formaci€n de nuestros estudiantes y los posibles errores que hemos cometido por pensar desde una l€gica de la simplicidad. Aqu„ Morin (2000a) nos dice: “La pr„ctica mental del auto-examen permanente de s‡ mismo es necesaria, ya que la comprensi‚n de nuestras propias debilidades o faltas es la v‡a para la comprensi‚n de las de los dem„s” (p. 76). * Instaurar en la mente la capacidad de convivencia con las diferentes ideas (ambiguas, opuestas, diferentes, extra‡as, reduccionistas, determin'„stas, m„ticas, cient„ficas, religiosas), comprendiendo su naturaleza y abordƒndolas desde la autorr„tica, integrando diferentes perspectivas, para evitar caer en el idealismo, en la racionalizaci€n y en la simpleza. Esto nos ayuda a detectar cuƒndo nos mentimos a nosotros mismos y cuƒndo falseamos la realidad para ajustarla a nuestros deseos. Nuestras concepciones pedag€gicas deben tener en s„ mismas la autocr„tica, la apertura, el cuestionamiento y la capacidad de autorreformarse. 39
    • 6.ACTIVIDADES SUGERIDAS 1.- Realiza un mapa mental o conceptual sobre los aportes esenciales del pensamiento complejo para comprender la formaci€n de competencias. De acuerdo con tu experiencia ˆCuƒles son los principales problemas pedag€gicos que permite comprender y resolver el pensamiento complejo?. 2.- Lee las siguientes preguntas y escribe reflexiones: ˆDesde mi ƒrea docente c€mo estoy abordando la formaci€n humana en su integralidad? ˆAsumo la formaci€n humana como un todo dinƒmico con procesos de orden y tambi‚n de incertidumbre? ˆTengo en cuenta en la formaci€n humana el papel del educador de la sociedad, la necesaria relaci€n entre dependencia/autonom„a y la transformaci€n de la sociedad como consecuencia de dicha informaci€n? ˆAbordo el proceso pedag€gico desde la integraci€n de diferentes saberes acad‚micos y cotidianos (dichos, mitos, leyendas, proverbios y cuentos) para que los estudiantes comprendan y resuelvan los problemas reales del contexto? 3.- El pensamiento complejo nos invita a cambiar nuestro modo de pensar como condici€n fundamental para que haya una transformaci€n de la docencia. En este sentido, analiza dentro de ti un problema reciente en el campo pedag€gico y determina si lo abordaste desde una l€gica compleja o desde una l€gica simple, y expone los respectivos argumentos. A partir de esto, estable un conjunto de recomendaciones para que puedas avanzar en el mejoramiento de tu forma de pensar hacia la complejidad. 4.- Analiza el curr„culo del programa de formaci€n que tengas a cargo y reflexiona: ˆEs un curr„culo flexible y abierto al cambio? ˆC€mo integrar en ‚l la formaci€n de competencia desde su la autorrealizaci€n y la construcci€n del tejido social con base en la solidaridad? 5.- Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diferentes actividades, con el fin de que puedas conocer el punto de vista de ellas y, as„, mismo, recibir retroalimentaci€n sobre tus aportes. 40
    • CAP•TULO DOS FUENTES HIST€RICAS EN LA CONSTRUCCI€N DEL CONCEPTO DE COMPETENCIAS En los campos disciplinares la historicidad es la manera de existencia de los conceptos, ya que no se trata all„ de describir el mundo, sino de dialogar-controvertir con un mundo previa e inevitablemente interpretado. Bustamante (2003, p. 21) 41
    • 1. ESCENARIO DE LA FILOSOF•A GRIEGA 1.1 Filosof„a griega en general La filosof„a griega es un escenario fundamental en la construcci€n del enfoque de las competencias por las siguientes razones. 42
    • En primer lugar, la reflexi€n filos€fica estƒ mediada por un modo de pensar probl‚mico donde se interroga el saber y la realidad. Encontramos c€mo los temas esenciales son abordados por los fil€sofos griegos desde problemas contextualizados, y en este sentido, no son ocurrencias al azar; por el contrario, son propuestas para interrogar la realidad, el ser y el hombre de una forma fundamentada. En el concepto actual de competencias, la interrogaci€n de la realidad ocupa un papel central en tanto se tiene como base la resoluci€n de problemas con sentido para las personas. En segundo lugar, la filosof„a griega realiza construcciones buscando aprehender la realidad en sus conceptos, estableciendo relaciones y conexiones entre los diferentes temas y problemas. Esto hace que las elaboraciones filos€ficas posean hilos y tejidos conductores, trascendiendo as„ la mera casualidad (Torres, 2001). Actualmente, en la formaci€n de competencias se insiste en la necesidad de articular los saberes de distintas disciplinas. 1.2 Protˆgoras y Plat‚n: el ser La filosof„a griega se pregunta por el hombre y el ser, dentro de la reflexi€n sobre la identidad y la diferencia, aspecto esencial en el proceso de formaci€n humana. All„ encontramos la mƒxima de Protƒgoras: “El hombre es la medida de todas las cosas; de las que son en cuanto son, y de las que no son en cuanto no son” (Llanos, 1968, p. 266). Esta frase condensa una importante tradici€n filos€fica que ubica al hombre en el centro de la reflexi€n, la cual fue continuada por S€crates y por otros fil€sofos griegos. De acuerdo con Torres (2001), en Protƒgoras hay una invitaci€n a la controversia en tanto la medida del ser y del no ser de las cosas es decidido por los hombres a partir del debate. En la formaci€n de competencias ocupa un lugar destacado el proceso de conocimiento y sus tendencias a la ilusi€n y al error. Esta reflexi€n se encuentra en Plat€n, quien muestra en su obra La Repƒblica c€mo el ser humano puede caer en el error de asumir la realidad desde la apariencia. En la descripci€n de la metƒfora de la Alegor„a de la Caverna, este autor propone que para llegar al verdadero conocimiento se requiere de una b†squeda constante de la esencia de las cosas, trascendiendo lo aparente y superando los errores de la percepci€n. Esto es posible debido a que toda persona posee en su alma la capacidad de aprender. 43
    • 1.3 Arist‚teles: Potencia y acto Arist€teles plantea en varias de sus obras filos€ficas una continua relaci€n entre el saber y el proceso de desempe‡o, como bien puede apreciarse en el libro de la Metafisica (Arist€teles, 1999). Al respecto, encontramos: 44
    • * Se argumenta que todos los hombres tienen las mismas facultades (capaci- dades para el conocimiento); lo que los hace diferentes es el uso que le dan a dichas facultades. * Las personas poseen una potencia - facultad- y esta se expresa en actos. - actuaciones- particulares. La potencia es posibilidad y el acto es lo que se da realmente, siendo el devenir el paso de la potencia al acto, de la materia a la forma (Torres, 2001; Bustamante, 2003). * Las personas tienen por naturaleza el deseo de saber, el cual irrumpe tambi‚n por el placer y su utilidad. 2. ESCENARIO DE LA LING‰•STICA 2.1 Noam Chomsky: la competencia lingŠ„stica Varios autores plantean que el concepto de competencia fue planteado en la ling…„stica por primera vez por Noam Chomsky en 1965 (Torrado, 1999), a partir de su teor„a de la gram…tica generativa transformacional, bajo el concepto de competencia ling†„stica (Chomsky, 1970), la cual da cuenta de la manera c€mo los seres humanos se apropian del lenguaje y lo emplean para comunicarse. Todas las personas estƒn en disposici€n de aprender la lengua materna, de hablarla de acuerdo con los escenarios donde interact†an y de perfeccionada, con el fin de hacerse entender de los demƒs. La tesis central de Chomsky es: los seres humanos pueden producir y comprender nuevas oraciones, as„ como rechazar otras por no ser gramaticalmente correctas, con base en su limitada experiencia ling…„stica (Chomsky, 1970). Esto significa que el lenguaje tiene un carƒcter creativo y generativo. Chomsky realiza una cr„tica a las visiones empiristas del lenguaje, las cuales sostienen que ‚ste es repetici€n de memoria. En contra de esto, propone la competencia ling…„stica como una construcci€n a priori, que orienta el aprendizaje de la lengua y la actuaci€n. Para ello, tiene dos t‚rminos competence y perfomance: La perfomance se refiere a la comunicaci€n y concreci€n del lenguaje, mientras que la competence alude al dispositivo de la gramƒtica que se expresa en los hablantes ideales, cuya formaci€n es independiente de la interacci€n con el mundo. La gramƒtica de la lengua estƒ dada por un conjunto de reglas finitas mediante las cuales se pueden generar y comprender un n†mero infinito de oraciones. La competencia ling…„stica se refiere, por ende, al conocimiento de las reglas o principios abstractos que regulan el sistema ling…„stico; conocimiento que se evidencia en las 45
    • actuaciones y desempe‡os ling…„sticos. Dicha competencia se basa en un sistema mƒs abstracto como es la gramƒtica universal o dispositivo para la adquisici€n del lenguaje com†n a la especie humana (Chomsky, 1970). De manera mƒs espec„fica, la competencia es la capacidad del hablante-oyente ideal para operar la ling…„stica. Por ello, puede entenderse como un marco de acci€n abstracto, general e ideal que permite comprender los casos particulares. Por un lado estƒ la gramƒtica universal; y por el otro, el uso de ‚sta por parte de cada individuo en la actuaci€n. Entre uno y otro elemento se encuentra la competencia, la cual es individual. Sin embargo, su accionar es de carƒcter general- ideal, sin variar de acuerdo al contexto. En otras palabras: la competencia es el conocimiento que el hablante-oyente tiene de su lengua, mientras que la actuaci€n es el uso real de la lengua en determinadas situaciones (Bustamante, 2003). Finalmente, es importante se‡alar que Chomsky articul€ la competencia ling…„stica para definir el objeto de estudio de la ciencia ling…„stica y no se ocup€ como tal de la educaci€n. Este autor rescata el t‚rmino de la psicolog„a de las facultades del siglo XVII, enmarcada en la filosof„a cartesiana (Chomsky, 1972). Por ello, puede afirmarse que el concepto proviene mƒs de una tradici€n psicol€gica que pedag€gica o incluso ling…„stica (Bustamante, 2002). Por lo tanto, el concepto de competencias no es nuevo, sino que viene estructurƒndose hace siglos desde fuentes psicol€gicas y filos€ficas. 2.2 Dell Hymes: la competencia comunicativa El aporte de Chomsky fue complementado por Dell Hymes (Hymes, 1980), quien situ€ la competencia mƒs allƒ de lo ling…„stico, estableciendo el concepto de competencia comunicativa (Hymes, 1980), con el cual plantea los usos y actos concretos dados a partir del lenguaje, dentro de contextos espec„ficos. En este sentido, a diferencia de la competencia ling…„stica, la competencia comunicativa no es ideal ni invariable; al contrario: ella tiene en cuenta los contextos espec„ficos donde se da la interacci€n. Por consiguiente, una persona competente en el lenguaje es aquella que lo emplea para integrarse con los otros, entendiendo y haci‚ndose entender. La competencia comunicativa, en tanto proceso contextual, se desarrolla, no cuando se manejan las reglas gramaticales de la lengua (competencia ling…„stica), sino cuƒndo la persona puede determinar cuƒndo s„ y cuƒndo no hablar, y tambi‚n sobre qu‚ hacerlo, con qui‚n, d€nde y en qu‚ forma; cuando es capaz de llevar a cabo un repertorio de actos de habla, de tomar parte en eventos comunicativos y de evaluar la participaci€n de otros. 46
    • La competencia comunicativa tiene en cuenta las actitudes, los valores y las motivaciones relacionadas con la lengua, con sus caracter„sticas y usos; as„ mismo, busca la interrelaci€n de la lengua con otros c€digos de conducta comunicativa (Hymes, 1996). 3. ESCENARIO DE LA FILOSOF•A MODERNA Y LA SOCIOLOG•A En el siglo XX diversos fil€sofos y soci€logos hicieron construcciones relacionadas con las competencias, las cuales ocupan un lugar central en este enfoque. Al respecto tenemos a los pensadores Wittgenstein, Habermas y el soci€logo argentino Ver€n. A continuaci€n se exponen sus principales aportes. 3.1 Wittgenstein: los juegos de lenguaje Wittgenstein aporta a las competencias el concepto de juegos de lenguaje, los cuales son sistemas completos de comunicaci€n entretejidos por reglas (Wittgenstein, 1988), donde el significado es producto del uso del lenguaje dentro de un contexto o forma de vida. Las reglas no son individuales ni son reglas a priori, sino que tienen un contexto social. En toda competencia hay un uso de reglas impl„citas o expl„citas para comunicar. El aprendizaje de una ciencia se puede asumir por ende como: Un proceso en el cual se aprenden a jugar un cierto n†mero de juegos de lenguaje relativamente especializados. Aprender una ciencia es hacerse competente en esos juegos de lenguaje. Esto significa que el alumno debe lograr una relativa apropiaci€n de la gramƒtica de cada juego particular. No basta entonces con entender algunos conceptos o principios en forma aislada; es necesario saberlos articular y ponerlos en acci€n en situaciones diversas seg†n las reglas del juego y sus estrategias posibles (Gran‚s, 2000, pp. 211-212). 3.2 Habermas: la competencia interactiva Jurgen Habermas a diferencia de Wittgenstein s„ menciona con frecuencia el concepto de competencia bajo dos t‚rminos: competencia comunicativa y competencia interactiva. Estas dos clases de competencias son abordadas desde el uso del lenguaje, dentro de la perspectiva de entender-se con alguien -acerca de algo, frase que encierra el eje de su filosof„a, donde las personas se toman como hablantes- oyentes que emplean el lenguaje para entenderse acerca de un determinado tema, produci‚ndose el significado dentro del mismo ƒmbito del uso. 47
    • Por ende, el significado no es algo preestablecido, sino que estƒ determinado por la interacci€n. Sin embargo, a diferencia de Wittgenstein, Habennas plantea que la comunicaci€n requiere de presupuestos universales que necesariamente deben de cumplirse para que las personas puedan entenderse con respecto a un determinado asunto. En el siguiente texto se describe la manera como este autor utiliza el t‚rmino de competencia interactiva: El empleo de la expresi€n “competencia interactiva” se‡aliza la hip€tesis bƒsica, de la que voy a partir, de que las capacidades del sujeto que act†a socialmente pueden investigarse desde el punto de vista de una competencia universal, es decir, independientemente de ‚sta o aquella cultura, al igual que sucede con las competencias de lenguaje y conocimiento cuando se desarrollan con normalidad (Habermas, 1989, p.161). De esta manera, Habennas, al igual que Chomsky, propone que las competencias tienen una serie de componentes universales que permiten el entendimiento entre las personas. En el concepto actual de competencias, tales componentes se estudian desde el marco de los procesos cognitivos. 3.3 Eliseo Ver‚n: la competencia ideol‚gica En el campo de la sociolog„a es importante destacar los aportes realizados por el argentino Eliseo Ver€n en los a‡os 1969 y 1970. Este autor propone el concepto de competencia ideol•gica, definido como el conjunto de maneras espec„ficas de realizar selecciones y organizaciones de un determinado discurso. Las personas realizan selecciones de palabras y las ponen en un determinado orden acorde con ciertas reglas. Cada vez que alguien habla escoge unos determinados t‚rminos y no otros; y cada vez que esto sucede, tales t‚rminos son organizados de una manera y no de otra. Todo esto es un proceder ideol€gico desde el ƒmbito del discurso. Es as„ como Ver€n trasciende la concepci€n de la ideolog„a como algo alienante, aunque en ocasiones lo sea. Plantea que todo acto de hablar es en s„ ideol€gico por el proceso de selecci€n y organizaci€n que hay que hacer, lo cual tiene como base la influencia impl„cita o expl„cita de la sociedad a partir de la interiorizaci€n de ciertas reglas y principios en un contexto determinado. La competencia ideol€gica, al igual que la competencia ling…„stica de Chomsky, tiene el carƒcter de ser generativa: una estructura de elementos finitos tiene la potencialidad de generar infinitas estructuras ideol€gicas. 48
    • La selecci€n y organizaci€n de enunciados siempre se da desde este conjunto de elementos finitos, que trasciende a la persona y se vincula con el momento hist€rico que la sociedad vive. Por lo tanto, se habla seleccionando y organizando los discursos desde condicionamientos hist€ricos espec„ficos (Ver€n, 1969,1971). 4. ESCENARIO DE LOS CAMBIOS EN EL MUNDO LABORAL El ƒmbito laboral ha tenido un cambio sustancial al pasar del modelo fordista - taylorista de producci€n, al modelo econ€mico de la tecno-globalizaci•n, la econom„a informacional y lƒ desregulaci•n de los mercados. Esto lleva a las empresas al requerimiento de prepararse para un estado continuo de competencia en lo local, lo regional y lo global. En este nuevo paradigma de gesti€n empresarial es esencial que se lleven a cabo procesos de capacitaci€n para que los obreros y empleados incrementen sus competencias (CEPAL-UNESCO, 1992). Las empresas estƒn cambiando para adaptarse a las dinƒmicas sociales y econ€micas. Esto les exige contar con personas que posean un alto grado de flexibilidad para adecuarse a los nuevos procesos laborales y ajustar su desempe‡o a los requerimientos del cliente. Ademƒs, los sistemas de producci€n y el ofrecimiento de servicios dependen cada vez mƒs del trabajo en equipo entre los miembros de una empresa, lo cual estƒ llevando al establecimiento de organizaciones mƒs horizontales. Lo anterior guarda relaci€n con el planteamiento de Hyland (1994), quien argumenta que las competencias surgieron desde la d‚cada del 60, cuando se comenzaron a implementar nuevos procesos de organizaci€n del trabajo. Idea similar a la de Mertens (2000) quien expone c€mo el enfoque de las competencias surgi€ a ra„z del requerimiento en las empresas de promover el aprendizaje organizacional, la competencia y la movilidad laboral. En la d‚cada de los 80 comienza a darse un gran impulso al mejoramiento de las condiciones productivas; es as„ como las competencias laborales comienzan poco a poco a estar en primer orden. En Inglaterra, las empresas le dieron un gran impulso a este enfoque para mejorar la eficiencia y calidad del sistema productivo, dentro del contexto de tener empresas competitivas en el ƒmbito mundial. Esto mismo ocurri€ en Estados Unidos y Alemania, pa„ses que tradicionalmente se han preocupado por tener organizaciones productivas altamente competitivas, donde el desempe‡o id€neo de los trabajadores y de los equipos directivos es esencial. Durante la d‚cada del 90 se consolida de forma paulatina la gesti€n del talento humano con base en competencias. Es as„ c€mo se construyen metodolog„as 49
    • espec„ficas para llevar a cabo los procesos de selecci€n, capacitaci€n, remuneraci€n, ascenso y evaluaci€n con base en este enfoque. Esto tiene las siguientes implicaciones para los miembros de una organizaci€n: * Importan mƒs los desempe‡os concretos que el poseer conocimientos. * Los empleados necesitan de una educaci€n continua que les posibilite desarrollar y afianzar las capacidades que requiere el sistema de producci€n de una determinada organizaci€n. * Las personas necesitan un saber hacer flexible, con el fin de que est‚n en condiciones de asumir el cambio y de formar nuevas competencias acordes con las demandas de las empresas. * Las personas requieren desarrollar alta capacidad de trabajo en equipo, liderazgo y creatividad para poder participar en la realizaci€n de las actividades colectivas. * Los empleados requieren tener un alto grado de idoneidad en lo que hacen, ya que de esto depende en alta medida la competitividad de las empresas. * No importan los t„tulos ni la experiencia, sino el grado de idoneidad para realizar las actividades profesionales aportando al cumplimiento de las metas organizacionales. En Inglaterra se desarroll€ el movimiento de educaci€n y entrenamiento con base en competencias (“Competence Based Education and Training, CBET”), el cual tuvo como base el movimiento americano de la pedagog„a basada en el desempe‡o (“Performance - Based Teacher Education, PBTE”) de los a‡os sesenta. De esta manera se buscada dar respuesta a los fundamentos de la teor„a de la eficiencia social. Tanto el CBET de Inglaterra como el movimiento de los a‡os sesenta de Estados Unidos se basaron en: (1) la psicolog„a conductista y (2) la formaci€n para satisfacer los requerimientos concretos del mundo laboral. 5. ESCENARIO DE LAEDUCACI€N PARA EL TRABAJO El sistema de formaci€n para el trabajo toma auge a partir de las d‚cadas del 70 y del 80 bajo el apogeo de la formaci€n de recursos humanos con parƒmetros de eficiencia y de eficacia, en un contexto de competitividad empresarial nacional e 50
    • internacional en los pa„ses desarrollados. En tal contexto, se comienzan a crear de forma paulatina una serie de criterios con el fin de implementar procesos de formaci€n para el trabajo que dan lugar en la d‚cada del 80 y del 90 al enfoque de las competencias laborales desde cuatro ejes interrelacionados: identificaci€n, normalizaci€n, formaci€n y certificaci€n de competencias. A partir de esto, hoy en d„a se estƒn consolidando nuevos escenarios formativos, donde el reto es la implementaci€n de programas de formaci€n profesional de calidad (Rial, 2000). En el Reino Unido el sistema de formaci€n para el trabajo basado en competencias comienza a implementarse a partir de las mejoras introducidas en las empresas industriales y de servicios a comienzos de la d‚cada de los 80 (Hanson, 1996). Esto gener€ nuevas reformas educativas hacia mediados de esta d‚cada, las cuales tuvieron los siguientes objetivos: (1) fortalecer la competitividad de los trabajadores en el ƒmbito internacional; (2) generar una fuerza laboral con capacidad de ser flexible para adaptarse a los cambios en la producci€n; (3) facilitar la educaci€n continua acorde con los requerimientos de las empresas; (4) orientar el sistema educativo con base en la demanda empresarial. En este mismo pa„s se crea en 1986 el National Council for Vocational Qualifications (NCVQ) con el fin de orientar el establecimiento de programas profesionales seg†n las demandas del entorno laboral. Esto lleva a implementar titulaciones basadas en los niveles de competencia requeridos en el puesto de trabajo. Desde el comienzo, el sistema se estructura a partir de la representaci€n de las empresas (Taylor, 1998), los gremios, los sindicatos y las instituciones educativas. Un aspecto por destacar es el hecho de que los trabajadores comienzan a tener la posibilidad de certificar sus competencias a partir de evaluaciones realizadas por organismos independientes que examinan lo que saben hacer sin necesidad de t„tulos profesionales. Australia es tambi‚n otro de los pa„ses donde se inicia el establecimiento de programas de formaci€n para el trabajo con base en competencias laborales. Esto comienza a realizarse a partir de 1987, cuando los sindicatos solicitan que haya una mayor capacitaci€n en las empresas y que se facilite la certificaci€n de conocimientos y capacidades. Se sucedieron una serie de documentos por parte del gobierno sobre el tema y en el a‡o de 1989 se plantea un documento mƒs definitivo en el cual se establece el sistema de capacitaci€n para el trabajo tomando como base la formaci€n basada en competencias laborales. En 1990 se cre€ una misi€n gubernamental para conocer experiencias en el extranjero y se inicia en firme el sistema, buscando tener como base las demandas de las empresas expresadas en normas de competencia (Gonczi, 1998). 51
    • En Latinoam‚rica, la formaci€n laboral por competencias se inicia en M‚xico, pa„s que implementa en el a‡o de 1995 el Consejo de Normalizaci€n y Certificaci€n de Competencia Laboral, a partir de un diagn€stico del sector, donde se encuentra el requerimiento por parte de las empresas de tener personal capacitado para responder a las demandas del mercado, con alto grado de flexibilidad, movilidad, resoluci€n de problemas y capacidad para trabajar en equipo. En el diagn€stico se encontr€ que los programas de formaci€n para el trabajo se dise‡aban y aplicaban netamente desde la academia, sin tener en cuenta la demanda de las empresas y del mercado (Ibarra, 1996). Ademƒs, no hab„a un mecanismo que posibilitase certificar la experiencia e idoneidad de los trabajadores adquirida en el contexto laboral. Es as„ como M‚xico instaura un sistema de formaci€n para el trabajo mediante competencias laborales con las siguientes caracter„sticas: (1) se compone de los mismos usuarios (empresas, sindicatos, gobierno e instituciones educativas); (2) se basa en los requerimientos del sector laboral identificados a partir de estudios ocupacionales; (3) informa de manera precisa sobre lo que requieren las empresas a partir de las normas de competencia laboral; (4) le posibilita a cada trabajador .certificar sus conocimientos y experiencia en determinadas actividades laborales con independencia del contexto donde los aprendi€; y (5) orienta el dise‡o de programas educativos con pertinencia y pertenencia. 6. ESCENARIO DE LA PSICOLOG•A COGNITIVA Desde mediados del siglo XX la psicolog„a cognitiva estƒ realizando una serie de importantes aportes a la comprensi€n de las competencias, a partir de conceptos tales como inteligencia, procesamiento de la informaci€n, procesos cognitivos, habilidades de pensamiento, estrategias cognitivas, heur„sticos y esquemas, entre otros, As„ mismo, en los †ltimos a‡os se ha propuesto en esta ƒrea el t‚rmino competencias cognitivas, referidas a procesos mediante los cuales se procesa la informaci€n acorde con las demandas del entorno, poni‚ndose en acci€n esquemas cognitivos, t‚cnicas y estrategias, lo cual permite al ser humano conocer, percibir, explicar, comprender e interpretar la realidad. En la actualidad, los aportes de la psicolog„a cognitiva al enfoque de las competencias pueden organizarse fundamentalmente en tres l„neas de investigaci€n: (1) teor„a de la modificabilidad cognitiva, (2) teor„a de las inteligencias m†ltiples, y (3) ense‡anza para la comprensi€n. 52
    • 6.1 Teor„a de la modificabilidad estructural cognitiva Desde la teor„a de la modificabilidad cognitiva, las competencias se forman a trav‚s de estructuras cognitivas que pueden modificarse por influencia de experiencias de aprendizaje. Dicho aprendizaje no es lineal, sino que se da en espiral, mediante asociaciones y relaciones de progresiva complejidad. Para que se formen las competencias cognitivas se requiere que las personas posean potencial de aprendizaje, es decir, capacidad para pensar y desarrollar conductas inteligentes, empleando la experiencia previa para abordar nuevas situaciones (Prieto, 1989), El potencial de aprendizaje se expresa en las denominadas funciones cognitivas, las cuales son actividades del sistema nervioso central mediante las cuales se lleva a cabo el aprendizaje. Todo acto mental tiene tres fases y en cada una se aplican determinadas funciones mentales: fase de entrada (se recibe informaci€n tanto del medio interno como del externo mediante funciones de percepci€n, atenci€n, uso de vocabulario y relaciones espacio-temporales); fase de elaboraci€n (la informaci€n recibida se analiza y se organiza mediante funciones mentales de memoria a corto, mediano y largo plazo); y fase de salida (se aplica el conocimiento para abordar una tarea o resolver un problema mediante funciones mentales tales como comunicaci€n por ensayo y error, precisi€n en la respuesta y control de las respuestas). En tal perspectiva, una competencia, desde este enfoque, tiene como base el procesamiento de la informaci€n mediante funciones cognitivas con el fin de realizar tareas o resolver problemas. 6.2 Teor„a de las inteligencias m‹ltiples El concepto tradicional de inteligencia tiene los siguientes problemas: * La inteligencia se ha concebido desde un enfoque simple y reductivo como un proceso unitario. * El enfoque corriente ha sido concebir la medici€n de la inteligencia dentro de una curva normal con pruebas psicom‚tricas estƒndares. * La construcci€n te€rica del concepto de inteligencia se ha dado por fuera del contexto social y de manera abstracta. * La inteligencia se ha asumido como una estructura que tiende a permanecer inmodificable. Gardner (1987, 1988, 1993), en contraposici€n a este enfoque, lanza en 1983 su teor„a de las inteligencias m†ltiples como una nueva perspectiva de conceptualizaci€n de la inteligencia. El desenvolvimiento de una persona en la vida cotidiana tiene que ver con muchas capacidades que trasciende el enfoque de los factores 53
    • logicomatemƒticos y de lectoescritura. Es por ello que este autor muestra evidencia emp„rica y te€rica para argumentar que en vez de un tipo de inteligencia, tal como se ha pensado tradicionalmente, hay, por lo menos, ocho tipos. Gardner concibe la inteligencia como la capacidad de resolver problemas o de crear productos que sean valiosos en uno o mƒs ambientes culturales. Cada una de las ocho inteligencias propuestas cumple con tal definici€n. Los ocho tipos de inteligencia son independientes, pero pueden interactuar de forma dinƒmica. Cada inteligencia expresa una capacidad que opera de acuerdo con sus propios procedimientos, sistemas y reglas, y tiene sus propias bases biol€gicas. Descripci‚n de los ocho tipos de inteligencia: * L‚gico-matem„tica. Es la sensibilidad y la capacidad para el razonamiento abstracto, la computaci€n num‚rica, la derivaci€n de evidencias y la resoluci€n de problemas l€gicos o num‚ricos. Implica la capacidad para manejar cadenas extensas de razonamiento. * Ling‰‡stica. Sensibilidad y capacidad para la lecto-escritura y la comunicaci€n verbal con otras personas, mediante el manejo de sonidos, ritmos y palabras con sus matices de significado. * Musical. Capacidad para apreciar y producir los ritmos musicales, junto con sus tonos, melod„as y sonidos en diferentes espacios. * Espacial. Capacidad para percibir el mundo espacial visual y realizar transformaciones en las propias percepciones iniciales. Comprende el pensamiento en tres dimensiones y la orientaci€n en el espacio, reconociendo diversos escenarios. * Cinƒtica corporal. Capacidad para controlar los movimientos del cuerpo y manejar objetos con destreza. Comprende la comunicaci€n con el cuerpo, la realizaci€n de actividades gimnƒsticas y la creaci€n de objetos manuales. * Interpersonal. Capacidad para discernir y responder con propiedad a los modos, temperamentos y motivaciones de otros, mediante la comprensi€n. * Intrapersonal. Capacidad para la introspecci€n y conocimiento de s„ mismo. Acceso a los sentimientos propios y capacidad para tenerlos en cuenta en la gu„a de la conducta. 54
    • * Naturista. Capacidad y sensibilidad para distinguir, discriminar, reconocer y definir las cosas vivas y no vivas. Se expresa en el establecimiento de relaciones entre los diferentes componentes del entorno y el desarrollo de acciones tendientes a su protecci€n. 6.3 Ense…anza para la comprensi‚n En a‡os recientes se ha pasado de una concepci€n de la mente humana como inteligencia-capacidad a una teorizaci€n de ‚sta como representaci€n-contexto, donde el ‚nfasis estƒ puesto en las estrategias y procesos representacionales; se busca determinar c€mo los seres humanos nos representamos a nosotros mismos, el mundo y los demƒs. Por lo tanto, desde esta disciplina, las competencias son procesos dados por representaciones de la realidad y actuaciones basadas en estrategias, lo cual se apoya en el concepto de desempe‡o comprensivo (Perkins, 1999). En este enfoque, “comprender es la habilidad de pensar y actuar con flexibilidad a partir de lo que uno sabe” (Perkins, 1999, p. 70). Esto implica una nueva €ptica frente a lo que ha sido tradicionalmente el concepto de comprensi€n, el cual ha tenido como condici€n esencial el poseer conocimientos y estructuras cognitivas. Una consecuencia de esto para el enfoque de las competencias, es la necesidad de que la educaci€n enfatice, no tanto en contenidos representacionales, sino en el hecho de que las personas aprendan a abordar la realidad con un esp„ritu abierto, contextualizador y teniendo en cuenta todas las perspectivas posibles, dejando de lado esquemas r„gidos y preconcebidos. En general, desde la psicolog„a cognitiva hay una serie de aportes desde los cuales es necesario asumir las competencias: (1) las acciones humanas se expresan en contextos particulares y espec„ficos; (2) las competencias estƒn compuestas por procesos, esquemas, conocimientos y estrategias cognitivas; (3) en todo desempe‡o intervienen factores internos y externos; y (4) los seres humanos tenemos diferentes maneras de procesar la informaci€n, lo cual depende del contexto, de la herencia y de la evoluci€n cognitiva. 7. ESCENARIO DE LA PSICOLOG•A LABORAL Dentro de la psicolog„a laboral y organizacional, el concepto de competencias surgi€ como una manera de determinar las caracter„sticas que deben tener los empleados para que las empresas puedan alcanzar altos niveles de productividad y rentabilidad. El concepto fue implementado por David McClelland (Spencer, 55
    • McClelland y Spencer, 1994) en los a‡os 70, a partir de una serie de estudios en los cuales encontr€ que las tradicionales pruebas de desempe‡o no eran efectivas para predecir el ‚xito en el trabajo. Por ello, este autor propuso tener mƒs en cuenta las caracter„sticas de los trabajadores y sus comportamientos concretos ante situaciones de trabajo, en vez de las tradicionales descripciones de atributos, los expedientes acad‚micos y los coeficientes de inteligencia. McClelland plante€ que las pruebas tradicionales basadas en la medici€n de conocimientos y aptitudes, as„ como las notas escolares, no predicen el ‚xito en el desempe‡o ante situaciones concretas del mundo laboral. Las competencias, en cambio, se relacionan mƒs con el desempe‡o en tareas laborales y tienen como referencia a aquellos empleados que son particularmente exitosos frente a quienes tienen un rendimiento promedio. As„, cuando hablamos de competencias nos referimos a las caracter„sticas que son factores de ‚xito laboral y no a todas las caracter„sticas relacionadas con el trabajo como sucede en el enfoque tradicional. La psicolog„a laboral y el campo de la gesti€n del talento humano aportan el concepto de competencias de umbral y competencias clave (Gallego, 2000). Las primeras permiten un desempe‡o normal o adecuado en una actividad; las segundas, por el contrario, se refieren a caracter„sticas que posibilitan a las personas desempe‡ar de manera sobresaliente una actividad, aportƒndole ventajas competitivas a la organizaci€n en su conjunto. 8. APORTES DE LA EDUCACI€N FORMAL La educaci€n formal tambi‚n constituye un escenario que ha hecho aportes significativos a la conceptualizaci€n de las competencias. En esta ƒrea se comienza a abordar el tema en el marco del establecimiento de metodolog„as innovadoras para evaluar los aprendizajes y la calidad de la educaci€n (Jurado, 2003) en la d‚cada del 90, buscando con ello superar las metodolog„as tradicionales basadas en la memorizaci€n, la acumulaci€n y la repetici€n mecƒnica de datos, para privilegiar los procesos cognitivos (percepci€n, atenci€n, comprensi€n, inteligencia y lenguaje), las habilidades cognitivas (interpretaci€n, argumentaci€n y proposici€n) y la resoluci€n de problemas con sentido para los estudiantes. Esto ha permitido mejorar la evaluaci€n de los aprendizajes mediante enfoques mƒs abiertos y basados en el saber hacer en contexto. El concepto de competencias lleg€ a la educaci€n formal bƒsica desde el campo del lenguaje, a partir de la competencia ling…„stica y de la competencia comunicativa, las cuales apuntan a asumir el estudio de la lengua y de la comunicaci€n humana mƒs allƒ de la transmisi€n de reglas y memorizaci€n del significado de las palabras. Los 56
    • aportes de la ling…„stica, junto con las influencias de la teor„a del procesamiento de la informaci•n, las inteligencias mƒltiples y las competencias laborales, llevaron a introducir el t‚rmino en otras ƒreas del curr„culo diferentes al ƒrea de lenguaje. De este modo, se consolida poco a poco el concepto de competencias b…sicas (competencias comunicativas, competencias matemƒticas, competencias sociales, competencias en ciencias naturales, etc.). 9. LAS COMPETENCIAS: ŒUNA NUEVA MODA PEDAG€GICA? Las competencias entraron a la educaci€n por influencia -en gran medida- de factores externos tales como la competencia empresarial, la globalizaci€n y la internacionalizaci€n de la econom„a, con un bajo grado de estudio, anƒlisis cr„tico y discusi€n por parte de la comunidad educativa (G€mez, 2001; Bustamante, 2002; Zubir„a, 2002; Mar„n, 2002). Es por ello que, a pesar de la opini€n de Torrado (2000) en el sentido de que el “tema de las competencias no corresponde a una nueva moda pedag‚gica y que, por el contrario, la idea ronda a la educaci‚n….. desde hace varios aˆos trayendo vientos de cambio” (p. 38), la realidad es que en la actualidad las competencias s„ estƒn siendo asumidas como una moda, donde lo importante es relacionar toda situaci€n educativa con dicho t‚rmino, sin importar la rigurosidad con la cual se haga, puesto que el s€lo hecho de mencionar la palabra da validez a lo que se hace, ya que estƒ dentro del discurso socialmente aceptado. De continuar esta tendencia, el desenlace puede ser similar a otros t‚rminos en educaci€n, los cuales se han publicitado con fuerza y luego han ca„do en el olvido (Bustamante, 2003). En contra de la tendencia anterior, es esencial que cada docente asuma una perspectiva reflexiva sobre las competencias, considerando el proceso hist€rico que ha tenido este concepto, dado por la confluencia de aportes de m†ltiples escenarios (filosof„a griega, filosof„a moderna, sociolog„a, ling…„stica; psicolog„a cognitiva, psicolog„a laborar, educaci€n t‚cnica y educaci€n formal). A partir de esto, el reto es avanzar hacia la paulatina integraci€n de todos estos aportes, para comenzar a establecer un orden, una matriz bƒsica general que oriente la formaci€n en los diversos campos del desempe‡o humano, sin tener como pretensi€n construir un t‚rmino un„voco al estilo del positivismo l€gico; mƒs bien, de lo que se trata es de definir las l€gicas de construcci€n del concepto y precisar unos l„mites bƒsicos. Por consiguiente, el que las competencias sigan siendo una moda o dejen de serio para convertirse en un enfoque riguroso en el campo pedag€gico, dependerƒ del grado de apropiaci€n cr„tica de esta perspectiva por parte de los administradores educativos, docentes, universidades, investigadores y comunidad. 10. ACTIVIDADES SUGERIDAS 57
    • 1. Realiza un mapa mental o conceptual sobre los aportes esenciales de de las diversas corrientes filos€ficas, sociales, ling…„sticas y psicol€gicas a la estructuraci€n del concepto de competencia. 2. Reflexiona: ˆqu‚ opinas de la tendencia que hay en. muchos sectores educativos de asumir las competencias como una nueva moda? Analiza qu‚ aspectos consideras como novedosos en las competencias y qu‚ aspectos no revisten novedad. 3. Determina cuƒl es el enfoque hist€rico que mas prevalece en el concepto de competencias que t† conoces o haz escuchado como .docente. 4. ˆConsideras que actualmente el concepto de competencias esta. retomando los diversos aportes hist€ricos que se han dado a este enfoque. O que, por el contrario, se emplea con una visi€n parcializada donde s€lo se tienen en cuenta los aportes de un solo enfoque? A partir de lo anterior, te invitamos a construir una propuesta para abordar las competencias teniendo en cuenta los diversos aportes hist€ricos. Para ello, esboza unas ideas generales al respecto. Te puede ser de utilidad realizar un mapa mental o un mapa conceptual como ayuda didƒctica. 5. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las actividades anteriores, con el fin de que puedas conocer el punto de vista de tus colegas y, as„ mismo, recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 58
    • CAP•TULO TRES HACIA UNA CARTOGRAF•A VOMPLEJA DE LAS COMPETENCIAS No es nuestro inter‚s que el concepto de competencias se asimile al de competitividad, si ello supone trasladar al sistema educativo las leyes del mercado y con ellas los parƒmetros de efectividad, rentabilidad y eficacia. Hablamos de competencias en t‚rminos de aquellas capacidades individuales que son condici€n necesaria para impulsar un desarrollo social en t‚rminos de equidad y ejercicio de la ciudadan„a. Lo cual plantea la necesidad de trabajar rigurosa y profundamente con el conocimiento y con el ser humano que se encuentra all„ inmerso. Torrado (2000; p. 32) 59
    • 1. EL PENSAMIENTO SIMPLE Y LAS COMPETENCIAS La formaci€n basada en competencias se ha venido implementando con un alto grado de publicidad sobre sus beneficios, pero con una escasa mirada reflexiva y cr„tica en tomo a los intereses que estƒn en su trasfondo (Barrantes, 2001; Bacarat y Graziano, 2002). Esta noci€n se emplea sin tener claridad frente a las condiciones hist€ricas que la determinan y la legitiman en el plano acad‚mico y pedag€gico: “Gran parte de la comunidad educativa no se pregunta por quƒ aparece la palabra, 60
    • ni por quƒ antes no era importante, sino que cree descubrir con ella una falta en el pasado, incluso la explicaci‚n de por quƒ ciertas fallas siempre hab‡an persistido...hasta hoy, que felizmente ser„n superadas, pues ya hemos puesto a circular la palabra” (Bustamante, 2002, p. 13). Este discurso homogenizador que avala nociones sin rigurosidad conceptual, tiene efectos negativos en la prƒctica pedag€gica, ya que “no se limita a una generalizaci‚n de corte teleol‚gico (abstracci‚n), sino que se pueden presumir consecuencias tangibles en la manera c‚mo algunas pr„cticas son asumidas colectivamente e incorporadas a tareas cotidianas y, a‹n, a normativas que prescriben acciones concretas (lo menos visible del discurso)” (Barrantes, 2001, p. 126). Las competencias estƒn siendo instauradas en los diversos pa„ses iberoamericanos desde el marco de un discurso pedag€gico modernizante, que constituye en s„ una vuelta a la pol„tica de formaci€n de recursos humanos de las d‚cadas del 70 y 80, lo cual explica el ‚nfasis en conceptos tales como eficiencia, equidad, calidad y eficacia sin una clara sustentaci€n pedag€gica (Bacarat y Graziano, 2002). Como bien lo plantea Jurado (2003), esta tendencia la apoya e impulsa el Banco Mundial, y plantea la necesidad de que las instituciones educativas formen el capital humano que requiere el mercado local y global. Aqu„ “ser competente significa desempeˆarse de acuerdo con los est„ndares profesionales y ocupacionales para obtener un resultado espec‡fico” (Barr€n, 2000, p. 29), pero no aparece con claridad la integridad de dichos estƒndares con respecto a la autorrealizaci€n humana y el trabajo cooperativo. Muchas pol„ticas educativas actuales se plantean como fin formar un ciudadano- trabajador competente (Braslavsky, 1995), lo cual cae en el reduccionismo, ya que la educaci€n debe tener como visi€n la de fonnar mujeres y hombres integrales, dentro de lo cual una faceta de gran importancia es la de formar tanto para el mercado laboral como para crear condiciones dignas de trabajo que favorezcan la calidad de vida. Inicialmente las competencias fueron conceptualizadas como una opci€n alternativa para la educaci€n (Gran‚s, 2000, p. 210). Sin embargo, pronto han pasado de alternativa a fin †ltimo de la educaci€n (Torrado, 2000), tal como argumenta Zubir„a (2002), con lo cual se ha llegado a un reduccionismo sin precedentes, ese reduccionismo que las mismas competencias han buscado atacar. Es por eso que los sistemas educativos iberoamericanos cada vez se basan mƒs en esta noci€n, sin tener en cuenta sus fundamentos conceptuales, te€ricos y epistemol€gicos. En este contexto, las competencias tienden a ser conceptual izadas como aquellos comportamientos observables y habituales que posibilitan el ‚xito de una persona en una actividad o funci€n. Constituyen un saber hacer en contexto (Hernƒndez, Rocha y Verano, 1998), que implican el anƒlisis y el manejo de problemas del entorno 61
    • mediante el uso de conocimientos y de recursos de la situaci€n. Tal definici€n de competencias como “saber hacer en contexto” tiene seis problemas fundamentales: (1) El “saber hacer” enfatiza en lo procedimental, dejando de lado aspectos esenciales de la racionalidad humana tales como el entender y el comprender las implicaciones de los hechos (Montenegro, 2003); (2) no tiene en cuenta la actitud hacia el desempe‡o id€neo y su articulaci€n con valores personales; (3) el desempe‡o se reduce a la acci€n y a resolver problemas, sin tener en cuenta la asunci€n de la responsabilidad por el actuar humano; (4) aborda la actuaci€n en el entorno, pero descuida o no tiene en cuenta que las actuaciones inteligentes de mayor impacto implican la transformaci€n de dicho entorno a favor del bienestar humano (Montenegro, 2003); (5) se asume el saber hacer de forma separada del saber conocer y del saber ser, cuando la realidad muestra que todo proceso de desempe‡o integra los tres saberes, y (6) el “hacer” es muy limitado y denota interacci€n con objetos, dejando de lado acciones humanas interpersonales e intrapersonales (Montenegro, 2003). Con el fin de avanzar en la superaci€n de los vac„os y falencias que el concepto de competencias tiene en la actualidad, en el presente cap„tulo se hace un anƒlisis estructural del concepto con base en el pensamiento complejo y la metodolog„a de construcci€n de conceptos denominada cartografia conceptual (CC) (Tob€n y Fernƒndez, 2001; Tob€n y Fernƒndez, 2003), la cual orienta la construcci€n de todo concepto con base en siete dimensiones esenciales: acercamiento nocional, ubicaci€n categorial, diferenciaci€n, ejemplificaci€n, caracterizaci€n, clasificaci€n y vinculaci€n. La exposici€n que sigue a continuaci€n se ha elaborado a partir de la b†squeda de hilos comunes en los diversos enfoques de competencias. 2. ESTRUCTURA CONCEPTUAL DE LAS COMPETENCIAS 2.1 Anˆlisis nocional Mucho se ha dicho sobre las competencias, pero todav„a hay grandes vac„os y desacuerdos frente a su definici€n (Soto, 2002). Esto constituye un serio obstƒculo para la estructuraci€n de programas educativos con base en este enfoque. 62
    • Ademƒs, la conceptualizaci€n del t‚rmino competencias depende “del enfoque respecto de la gesti‚n del talento humano, de la valoraci‚n que se otorgue al trabajador y al trabajo en la acumulaci‚n de valor. Se define tambiƒn en forma diferente si se considera m„s significativo el aprendizaje individual o se incorpora el concepto de aprendizaje colectivo o si la pretensi‚n es llegar a conformar organizaciones calificantes” (CORPOEDUCACIŠN - SENA, 2001, p. 14). Las definiciones que cotidianamente se construyen sobre las competencias tambi‚n estƒn determinadas por la manera como se enfocan los aspectos tangibles e intangibles relacionados con ellas. Por ejemplo, con frecuencia se entienden las competencias sociales (tienden a ser intangibles) diferentes a las competencias t‚cnicas (tienden a ser mƒs tangibles). As„ mismo, el significado del concepto cambia entre pa„ses refiri‚ndose indistintamente a t„tulos educativos, categor„as laborales, puesto de trabajo, etc. El t‚rmino competencias es un concepto confuso en la cultura organizacional actual (Robotham y Jubb, 1996; Soto, 2002), en la medida en que no estƒ claro si las competencias se refieren a lo que las personas son capaces de hacer, deben ser capaces de hacer, tienen que hacer o realmente hacen para alcanzar el ‚xito en un puesto de trabajo o en una organizaci€n (Gil, 2000). Anˆlisis del t†rmino “competencias” El significante competencias es antiqu„simo. En espa‡ol se tienen dos t‚rminos competer y competir, los cuales provienen del verbo latino competere que significa ir una cosa al encuentro de otra, encontrarse, coincidir (Corominas, 1987). A partir del siglo XV competer adquiere el significado de pertenecer a, incumbir, corresponder a. De esta forma se constituye el sustantivo competencia y el adjetivo competente, cuyo significado es apto o adecuado. A partir del mismo siglo XV, competer se usa con el significado de pugnar con, rivalizar con, contender con, dando lugar a los sustantivos competici•n, competencia, competidor, competitividad, as„ como al adjetivo competitivo (Corominas, 1987; Corripio, 1984). Usos culturales del t†rmino “competencias” El t‚rmino competencias cada vez aparece mƒs en el discurso cotidiano y su uso se hace con m†ltiples significaciones, tal como puede apreciarse en la Tabla l. 63
    • Esto indica que es un concepto altamente polis‚mico que facilita el acomodamiento del discurso a los prop€sitos de quien habla (Levy-Leboyer, 2000) y a las diversas situaciones. Tabla 1. Usos de las competencias en lo social Uso Ejemplos l. La competencia como autoridad. Se “El subgerente tiene la competencia para refiere al poder de mando que evaluar el desempe‡o de las asistentes puede tener un determinado cargo. administrativas y tomar la decisi€n sobre su continuidad en la empresa”. 2. La competencia como capacitaci€n. “Este puesto de trabajo requiere una alta Se refiere al grado en el cual las comunicaci€n en ingl‚s y usted tiene la personas estƒn preparadas para competencia necesaria para desempe‡arse desempe‡ar determinados oficios. con ‚xito en esta ƒrea, por lo cual vamos a contratar sus servicios”. 3. La competencia como funci€n “El gerente tiene las siguientes laboral. Se refiere a las competencias: representar la compa‡„a, responsabilidades y actividades que establecer asociaciones estrat‚gicas con debe desempe‡ar toda persona en otras compa‡„as y gestionar el talento un determinado puesto de trabajo. humano”. 4. La competencia como idoneidad. “La secretaria de la oficina de personal Se refiere al calificativo de apto o tiene una alta competencia debido a que no apto con respecto al desempe‡o atiende muy bien a las personas y les brinda en un puesto de trabajo. la suficiente informaci€n”. 5. La competencia como rivalidad “La empresa Flores Primavera S.A. abri€ empresarial. Expresa un eje nuevos mercados en China y Jap€n gracias esencial del ƒmbito empresarial, a la modernizaci€n de su sistema de como lo es la necesidad de toda producci€n, lo que le estƒ permitiendo empresa de sobresalir en la competir con flores a mƒs bajo costo que producci€n de bienes y servicios, otras empresas del sector”. sobre otras en determinados aspectos (precio, calidad, oportunidad y beneficios). 6. La competencia como competici€n “Los empleados de esta secci€n estƒn entre personas. Se refiere a la lucha compitiendo entre si por ganar el premio al de los empleados entre s„ por mejor vendedor de seguros del mes”. sobresalir en su desempe‡o y buscar con ello posibilidades de. ascenso, mejores ingresos y reconocimiento, entre otros aspectos. 7. La competencia como requisitos “La empresa Motos Caribe S.A. requiere para desempe‡ar un puesto de personal t‚cnico para su oficina 'de atenci€n trabajo. Se refiere a las habilidades, al cliente con las siguientes competencias: capacidades, destrezas, manejo de programaci€n de computadores, conocimientos, valores y actitudes instalaci€n y mantenimiento de equipos, que un candidato a un determinado manejo de procesadores de texto, creaci€n y puesto de trabajo debe tener para supervisi€n de redes”. poder ser vinculado a una empresa. 8. La competencia como actividad “Ayer se llev€ a cabo una competencia deportiva. Se refiere a eventos cicl„stica en Bogotƒ que gan€ Carlos deportivos en calidad de sustantivo. Camacho”. 64
    • Competencias y transdisciplinariedad Para algunos autores (por ejemplo, Zubir„a, 2002) las competencias se estƒn abordando en la educaci€n desde un marco de descontextualizaci€n paradigmƒtica, por el hecho de que: “(...) no se puede sacar una noci‚n -como competencias- de un paradigma te‚rico, y ponerla a operacionalizar y a funcionalizar en otro. La idea misma de ‘paradigma te‚rico’ implica que, si una categor‡a se saca del sistema, es necesario sacar las tesis anexas, las tesis dominantes y las subordinadas” (Zubir„a, 2002, p. 55). De acuerdo con este autor, la noci€n actual de competencias ha sido sacada arbitrariamente de un paradigma te€rico y se ha aplicado a otras ƒreas de una forma asistemƒtica y desconexa, sin tenerse como base criterios claros de referencia (Zubir„a, 2002): Al haber sacado la palabra competencia sin haber reflexionado sobre la noci€n de teor„a y sin haber tenido en cuenta el problema del concepto de paradigma, se produce una gran confusi€n y se da lugar a que las competencias se vuelvan un listado totalmente arbitrario de lo que sea. Eso es cinismo. Dentro de poco comenzaremos a hablar de competencia para amarrarse los zapatos, competencia para el orgasmo. (Zubir„a, 2002, pp.55-56). Aqu„ son pertinentes dos comentarios: * La noci€n de competencia que actualmente se emplea en educaci€n, no proviene de un †nico paradigma te€rico como propone Zubir„a (2002), sino que tiene m†ltiples fuentes te€ricas (psicolog„a, ling…„stica, sociolog„a, educaci€n para el trabajo y filosof„a). * Efectivamente, una teor„a pedag€gica requiere poseer interdependencias te€ricas y estar articulada a un sistema conceptual donde cada t‚rmino sea solidario de los demƒs. Sin embargo, a pesar de que esto no sucede actualmente con el enfoque de las competencias, dado el bajo grado de rigor conceptual que hay en este campo, esto no quiere decir que as„ seguirƒ siendo en el futuro. Por ende, es necesario comenzar a trabajar en esta tarea, para lo cual se requieren horizontes precisos de construcci€n te€rica. Para ello, se debe tener en cuenta que el camino no consiste en retomar a las fuentes disciplinares (ling…„stica, psicolog„a cognitiva, educaci€n t‚cnico - profesional, etc.) de donde proviene el concepto y emplearlas tal con lo fueron definidas por ellas, ya que ello llevar„a a la perdida de la rica red de significados, perspectivas y metodolog„as -aunque sin sistematizaci€n- que tiene en la actualidad. Parad€jicamente, all„ donde radica la mayor falencia de las competencias-la multiplicidad de perspectivas y la transposici€n del concepto de una disciplina a otra- es en donde estƒ su mayor fortaleza: el bajo 65
    • nivel de l„mites disciplinares, lo que coloca el concepto por encima de enfoques tales como las inteligencias m†ltiples, el desempe‡o comprensivo, la modificabilidad cognitiva, etc. ˆC€mo proceder, entonces, a construir un enfoque riguroso de competencias desde la academia? La soluci€n viene dada por la orientaci€n del pensamiento complejo, donde a partir de la transdisciplinariedad puede llegarse a la elaboraci€n de un tejido conceptual riguroso con conciencia de sus l„mites y posibilidades, a fin de tener en cuenta la variedad de orientaciones y constructos relacionados con este enfoque. Concepto complejo de competencias El pensamiento complejo, como m‚todo de construcci€n de conocimiento basado en el tejido de relaciones entre las partes y el todo desde la continua organizaci€n- orden-desorden, implica abandonar toda pretensi€n de tener ideas, leyes y f€rmulas simples para comprender y explicar la realidad (Morin, 1994b). En consecuencia, abordar los conceptos cient„ficos desde esta epistemolog„a es tener en cuenta sus m†ltiples dimensiones y ejes de significaci€n, lo cual hace que sea dif„cil definirlos de forma exacta, as„ como emplearlos con certeza (Bacarat y Graziano, 2002). Por ello, asumir la complejidad corno epistemolog„a de las competencias, implica reconocer que son un enfoque inacabado y en constante construcci€n-deconstrucci€n- reconstrucci€n- requiri‚ndose continuamente del anƒlisis cr„tico y la autorreflexi€n para comprenderlo y usarlo. De aqu„ que construir el concepto de competencias desde la complejidad, mƒs que dar cuenta de una “realidad objetiva” y precisa, es elaborar la l€gica de las relaciones conceptuales que nos permita entenderlo en un marco sociohist€rico, comprendiendo su historizaci•n e historialidad, productos, procesos y tendencias hacia el futuro, as„ como sus compromisos impl„citos (Zemelman, 1992), lo que orienta la discusi€n por los intereses que estƒn en el fondo del modelo de competencias en la educaci€n y que mƒs allƒ de visualizarse tal discusi€n desde una conciencia teor‚tica sobre ellas, requiere ser vista desde una conciencia hist€rica que tenga en cuenta c€mo se ha desarrollado, cuƒles son sus fines expl„citos e impl„citos y cuƒles son sus metas hacia el futuro. La formaci•n basada en competencias requiere de la asunci€n de una nueva inteligencia y racionalidad que trascienda la parcelaci€n y la fragmentaci€n, con el fin de que aborde la realidad en su multidimensionalidad: La inteligencia parcelada, compartimentada, mecanicista, disyuntiva, reduccionista rompe lo complejo del mundo en fragmentos separados, fracciona los problemas, separa lo que estƒ unido, unidimensionaliza lo multidimensional. Es una inteligencia miope que termina 66
    • normalmente por enceguecerse. Destruye desde el €vulo las posibilidades de comprensi€n y de reflexi€n; reduce las oportunidades de unjuicio correctivo o de una visi€n a largo plazo. Por ello, entre mƒs multidimensionales se vuelven los problemas mƒs incapacidad hay de pensar su multidimensionalidad; entre mƒs progresa la crisis, mƒs progresa la incapacidad para pensar la crisis; entre mƒs planetarios se vuelven los problemas, mƒs impensables son. Incapaz de proyectar el contexto y el complejo planetario, la inteligencia ciega se vuelve inconsciente e irresponsable (Morin, 2000a, p. 34). Trascendiendo las definiciones habituales sobre las competencias (v‚ase Tabla 2), este concepto puede ser asumido como un saber hacer razonado para hacer frente a la incertidumbre; manejo de la incertidumbre en un mundo cambiante en lo social, lo pol„tico y lo laboral dentro de una sociedad globalizada y en continuo cambio (Bacarat y Graziano, 2002). De esta manera, las competencias no podr„an abordarse como comportamientos observables solamente, sino como una compleja estructura de atributos necesarios para el desempe‡o en situaciones diversas donde se combinan conocimiento, actitudes, valores y habilidades con las tareas que se tienen que desempe‡ar en determinadas situaciones (Gonczi y Athanasou, 1996). 67
    • Tabla 2. Algunas definiciones de competencias (1) “Como principio de organizaci‚n de la formaci‚n, la competencia puede apreciarse en el conjunto de actitudes, de conocimientos y de habilidades espec‡ficas que hacen a una persona capaz de llevar a cabo un trabajo o de resolver un problema particular” (Ouellet, 2000, p.37). (2) “Las competencias incluyen una intenci‚n (interƒs por hacer las cosas mejor, interƒs por hacer algo original), una acci‚n (fijaci‚n de objetivos, responsabilidad sobre resultados, asunci‚n de riesgos calculados) y un resultado (mejora en la calidad, en la productividad, ventas e innovaci‚n en servicios y productos)” (G€mez, 1997, p.52). (3) Las competencias son una compleja estructura de atributos necesarios para el desempe‡o de situaciones espec„ficas, que combinan aspectos tales como actitudes, valores, conocimientos y habilidades con las actividades a desempe‡ar (Gonczi y Athanasou, 1996). (4) Posee competencia profesional quien dispone de los conocimientos, destrezas y actitudes necesarias para ejercer su propia actividad laboral, resuelve los problemas de forma aut€noma y creativa, y estƒ capacitado para actuar en su entorno laboral y en la organizaci€n del trabajo (Bunk, 1994). (5) Las competencias son una “actuaci‚n id‚nea que emerge en una tarea concreta, en un contexto con sentido, donde hay un conocimiento asimilado con propiedad y el cual act‹a para ser aplicado en una situaci‚n determinada, de manera suficientemente flexible como para proporcionar soluciones variadas y pertinentes” (Bogoya, 2000, p. 11). (6) Las competencias son “repertorios de comportamientos que algunas personas dominan mejor que otras, lo que las hace eficaces en una situaci‚n determinada” (Levy - Leboyer, 2000, p. 10). (7) “Una competencia es una capacidad para el desempeˆo de tareas relativamente nuevas, en el sentido de que son distintas a las tareas de rutina que se hicieron en clase o que se plantean en contextos distintos de aquellos en los que se enseˆaron” (Vasco, 2003, p. 37). 68
    • A partir de lo anterior, se propone conceptuar las competencias como procesos complejos que las personas ponen en acci€n-actuaci€n-creaci€n, para resolver problemas y realizar actividades (de la vida cotidiana y del contexto laboral- profesional), aportando a la construcci€n y transformaci€n de la realidad, para lo cual integran el saber ser (automotivaci€n, iniciativa y trabajo colaborativo con otros), el saber conocer (observar, explicar, comprender y analizar) y el saber hacer (desempe‡o basado en procedimientos y estrategias), teniendo en cuenta los requerimientos espec„ficos del entorno, las necesidades personales y los procesos de incertidumbre, con autonom„a intelectual, conciencia cr„tica, creatividad y esp„ritu de reto, asumiendo las consecuencias de los actos y buscando el bienestar humano. Las competencias, en tal perspectiva estƒn constituidas por procesos subyacentes (cognitivo-afectivos) as„ como tambi‚n por procesos p†blicos y demostrables, en tanto implican elaborar algo de s„ para los demƒs con rigurosidad (Gallego, 1999). 69
    • Como bien plantea L€pez-Herrer„as (2002): “No hay que decir muchas veces que cada persona es un universo que se hace en di„logo con el mundo. Que cada uno somos nuestra diferencia, el resultado abierto y comunicacional de la complejidad din„mica e interdependiente, bio-psico-socio-cultural, en que consistimos” (p. 16). Por consiguiente, las competencias deben ser abordadas desde un diˆlogo entre tres ejes centrales: (1) las demandas del mercado laboral-empresarial-profesional, (2) los requerimientos de la sociedad, y (3) la gesti€n de la autorrealizaci€n humana desde la construcci€n y el afianzamiento del proyecto ‚tico de vida. Las competencias parten desde la autorrealizaci€n personal, buscando un diƒlogo y negociaci€n con los requerimientos sociales y empresariales, con sentido cr„tico y flexibilidad, dentro del marco de un interjuego complementario proyecto ‚tico de vida-saciedad-mercado, perspectiva que reivindica lo human„stico, pero sin desconocer el mundo de la producci€n. Esto confronta y cuestiona la concepci€n predominante en la actualidad de asumir las competencias como rivalidad y enfrentamiento, concepci€n explicable por la predominancia de la cultura del individualismo, el consumo y el tener. La posici€n aqu„ defendida reivindica el aporte de las competencias a la construcci€n del tejido social mediante la cooperaci€n y la solidaridad, como bien lo argumenta Torrado (2000): “Una educaci‚n b„sica de calidad, orientada al desarrollo de las competencias, puede convertirse en una estrategia para formar personas capaces de ejercer los derechos civiles y democr„ticos del ciudadano contempor„neo, as‡ como para participar en un mundo laboral cada vez m„s intensivo en conocimiento” (p. 32). Esto implica contrastar la relaci€n competencias = competitividad = rivalidad, tal como lo expone Jurado (2000): Respecto al t‚rmino competencia, es necesario aclarar que no se trata del acto de competir con otros ni se trata de la competitividad en el ƒmbito del mercado; se trata de un saber-hacer que todo sujeto porta en un determinado campo, que siempre es diferente en cada sujeto y en cada momento y que s€lo es posible identificar en la acci€n misma; se trata de un dominio y de un acumulado de experiencias de distinto tipo, que le ayuda al sujeto a desenvolverse en la vida prƒctica y a construir horizonte social, siempre en relaci€n con el otro (p. 95). 70
    • Figura 2. Ejes de las competencias. La Tabla 3 presenta los componentes espec„ficos que una competencia debe tener como m„nimo. Tales componentes fueron retornados del enfoque de las competencias laborales y de la educaci€n para el trabajo. •nicamente, se cambi€ el „tem de conocimientos y comprensi€n por el de saberes esenciales, con el fin de abarcar en mayor grado la integralidad del desempe‡o humano. 71
    • La descripci€n de una competencia debe tener como base estos componentes, considerando, ademƒs, el desarrollo humano, los problemas del entorno y el manejo de situaciones de incertidumbre. Tabla 3. Componentes estructurales de una competencia Dimensi‚n del desarrollo humano: Se indican los ˆmbitos generales de la formaci‚n humana en los cuales se inscriben las competencias. Identificaci‚n de la competencia: Elementos de competencia: Desempe‡os Nombre y descripci€n de la competencia mediante un espec„ficos que componen la competencia verbo en infinitivo, un objeto sobre el cual recae la identificada. acci€n y una condici€n de calidad. Criterios de desempe…o: Saberes esenciales: Son los saberes Son los resultados que una persona debe demostrar en requeridos para que la persona pueda lograr situaciones reales del trabajo, del ejercicio profesional los resultados descritos en cada uno de los o de la vida social, teniendo como base unos criterios de desempe‡o, los cuales se determinados requisitos de calidad con el fin de que el clasifican en saber ser, saber conocer y desempe‡o sea id€neo. saber hacer. Rango de aplicaci‚n: Evidencias requeridas: Son las pruebas Son las diferentes clases, tipos y naturalezas en las necesarias para juzgar y evaluar la cuales se aplican los elementos de competencia y los competencia de una persona, acorde con los criterios de desempe‡o, lo cual tiene como condici€n criterios de desempe‡o, los saberes que tales clases impliquen variantes en la competencia. esenciales y el rango de aplicaci€n de la competencia. Problemas: Caos e incertidumbres: Es la descripci€n Son los problemas que la persona debe resolver de de las situaciones de incertidumbre forma adecuada mediante la competencia. asociadas generalmente al desempe‡o de la competencia, las cuales deben ser afrontadas mediante estrategias. 2.2 Categor„a general Las competencias, desde una perspectiva compleja, se ubican en la categor„a general del desarrollo humano, aunque en la actualidad sea escasa la mirada sobre este punto (Durƒn, 2003). El desarrollo humano consiste en el conjunto de caracter„sticas biopsicosociales propias de toda persona que se ponen en juego en la b†squeda del pleno bienestar y la autorrealizaci€n, acorde con las posibilidades y limitaciones personales y del contexto social, econ€mico, pol„tico, ambiental y jur„dico en el cual se vive. Para abordar dicho desarrollo humano es recomendable dividirlo -mas no fragmentarlo- en una serie de dimensiones con el fin de comprenderlo mejor y establecer estrategias para potencializarlo. Frente a cada una de estas dimensiones, la educaci€n debe brindar una respuesta clara, coordinada y planeada. Abordar el desarrollo humano en su integralidad implica trascender el dualismo tradicional entre cuerpo/alma, individuo/sociedad, naturaleza/cultura. El ser humano como ente complejo es indivisible y su comprensi€n requiere tener en cuenta el tejido de las m†ltiples dimensiones que posibilitan su esencia y emergencia. 72
    • Su identidad no estƒ dada de una vez para siempre, sino que se construye de forma permanente mediante relaciones e interacciones consigo mismo, los demƒs y el entorno cambiante a lo largo de toda la vida, posibilitado por la maduraci€n de sus estructuras biol€gicas, pero trascendi‚ndolas a partir de la formaci€n de s„ mismo desde las necesidades vitales de auto afirmaci€n, autodescubrimiento y la realidad hist€rico social. As„ mismo, toda persona tiene la potencialidad de ser responsable de sus sentimientos, pensamientos, actos, decisiones y destino, lo cual implica asumir las consecuencias de sus acciones, responder por ellas, reparar los posibles da‡os ocasionados y tomar conciencia hasta donde pueden llegar las actuaciones personales sin transgredir los derechos de los demƒs. Lo anterior implica que toda propuesta educativa debe abordar a cada persona como un ser †nico, en camino de constante toma de conciencia de s„ mismo, en proceso de autorrealizaci€n, abierto a la experiencia y en continuo aprendizaje. Aqu„ es donde la educaci€n, tomada como una instituci€n, media, facilita y brinda las oportunidades para orientar y canalizar dicho desarrollo, ayudando a superar los diferentes bloqueos y posibilitando que cada persona sea lo que ella misma ha construido como perspectiva y horizonte. La persona humana tiene la potencialidad de ser un ser singular, trascendiendo las fuerzas que lo impulsan al individualismo, el cual a„sla, alimenta el esp„ritu de lucha y bloquea la construcci€n del tejido social; as„ la singularidad le permite al ser humano asumirse como diferente, como ser †nico e irrepetible, sin que implique una lucha contra el otro o los otros, porque la singularidad, a pesar de ser reconocimiento de s„, es abierta a las demƒs personas. A la vez, todo ser humano es tambi‚n plural y semejante a otros. Pluralidad que va en un camino distinto a la masificaci€n, por cuanto no se trata de integrarse con otros de manera acr„tica, sino de reconocerse como miembro de una sociedad y de una especie donde se comparte un destino com†n en lo macro y se respetan unas mismas normas y leyes con el fin de posibilitar la convivencia. Por tanto, puede decirse que la realizaci€n humana s€lo se da en la medida en que se construya la propia identidad, a la par que se lleve a cabo una proyecci€n hacia los otros y al contexto, aportando al bienestar social. Tabla 4. Dimensiones del desarrollo humano Dimensi‚n Definici‚n Procesos Cognitiva Es la manera c€mo los seres - Desarrollo de la inteligencia humanos procesan la informaci€n. - Habilidades de pensamiento - Estrategias cognitivas. 73
    • Continuaci‚n Dimensi‚n Definici‚n Procesos Corporal Se refiere a la estructura f„sica del - Formaci€n y desarrollo f„sico- ser humano y a la manera como motriz. ‚sta es significada por la cultura. - Experiencia corporal. Se compone de procesos - Experiencia l†dica. perceptivos, estructuras €seo- - Inteligencia corporal-kinest‚sica musculares y los sistemas - Inteligencia espacial. orgƒnicos. Social Es la interacci€n con otras - Asunci€n y seguimiento de las personas para llevar a cabo costumbres sociales. procesos de convivencia y de - Respeto a las diferencias trabajo colaborativo, mediante la culturales. asunci€n de normas, leyes y pautas - Interacci€n con otros. construidas colectivamente. - B†squeda y construcci€n de la identidad cultural. - Globalizaci€n y mundializaci€n. Comunicativa El lenguaje es el veh„culo por - Construcci€n de sistemas de medio del cual se configura el significaci€n. universo simb€lico y cultural de - Comprensi€n, interpretaci€n, cada sujeto, en interacci€n con los anƒlisis y producci€n de textos. otros y el mundo. La funci€n - Principios de la Interacci€n central del lenguaje es la implicados en la ‚tica de la significaci€n y a partir de esta se comunicaci€n. estructura el proceso de comunicar - Procesos est‚ticos asociados al mensajes mediante un c€digo entre lenguaje. receptor y emisor. - Desarrollo del pensamiento. Žtica La ‚tica es la capacidad de tomar - Desarrollo moral. decisiones asumiendo la - Construcci€n de la norma. responsabilidad de los actos - Formaci€n de valores. mediante la conciencia de las - Desarrollo de la autonom„a moral- acciones y el hacer parte de aquello intelectual. sobre lo cual se act†a, buscando el respeto a la dignidad personal y de las otras personas, as„ como el respeto a la integridad del ambiente. L‹dica Todo ser humano tiene una - El proceso de juego. tendencia a sentir gusto, - Aprender por el juego. satisfacci€n e inter‚s por vivir - La recreaci€n. situaciones de dificultad, azar, riesgo y libertad, donde se expresan la imaginaci€n y la distracci€n. La l†dica, a su vez, es un modo de expresi€n cultural, de integraci€n social y de salud, ya que posibilita manejar tensiones cotidianas. Laboral El mundo del trabajo es otra - Orientaci€n vocacional. dimensi€n fundamental en el - Preparaci€n para el ejercicio desarrollo humano y consiste en la laboral. realizaci€n de actividades dirigidas - Planeaci€n del trabajo dentro del a un fin externo. marco de la autorrealizaci€n. 74
    • Continuaci‚n Dimensi‚n Definici‚n Procesos Espiritual Consiste en asumirse en contacto - Trascendencia. con el todo (la sociedad, la especie, - Solidaridad. el planeta, el cosmos), que va mƒs - Respeto a las diferentes allƒ de cada ser singular, con el fin tradiciones religiosas. de que la persona pueda - Intimidad. comprender su ubicaci€n en ese - Amor. todo y el papel que le corresponde - Vinculaci€n con la especie, la vivir. En esta dimensi€n aparecen sociedad y el universo. interrogantes tales como ˆCuƒl es nuestra misi€n? ˆQu‚ sentido tiene vivir? ˆCuƒl es el sentido de la muerte? 2.3 Diferenciaci‚n Diferencias con otros conceptos cercanos Las competencias se confunden con una gran cantidad de t‚rminos y conceptos, que si bien guardan relaci€n con ellas, no son equivalentes. La Tabla 5 diferencia las competencias de otros conceptos similares tales como inteligencia, conocimientos, funciones, calificaciones profesionales, aptitudes, capacidades, habilidades, destrezas y actitudes. Sin embargo, el trabajo pedag€gico basado en competencias requiere tener presentes todos estos conceptos. Tabla 5. Diferencias de las competencias con otros conceptos cercanos Concepto Definici‚n Ejemplo Diferencia con las competencias Inteligencia La inteligencia es la estructura “Juliƒn tiene un alto grado Las competencias son general mediante la cual los de inteligencia musical, lo propias de los seres seres vivos procesan la que le permite ser sensible a humanos y constituyen informaci€n con el fin de los sonidos y a los una puesta en actuaci€n relacionarse con los entornos diferentes tonos musicales, de la inteligencia en en los cuales se hallan as„ como aprender con procesos de desempe‡o inmersos, con base en facilidad ritmos y espec„ficos, ante procesos de percepci€n, canciones”.Esto constituye actividades y problemas, atenci€n, memoria e una potencialidad, pero no buscando la idoneidad. inferencia. significa que sea como tal id€neo en el ƒrea musical. Conocimientos Son representaciones mentales “Adriana, como gerente, Las competencias se basan sobre diferentes hechos. Existen conoce muy bien las metas de en el conocimiento, pero, dos tipos de conocimiento: el la empresa (el qu‚) y los ademƒs, implican la puesta declarativo y el procedimental. El procedimientos especializados en acci€n de ‚ste con primero se refiere a qu‚ son las para gestionar el talento autonom„a, autocr„tica, cosas, lo cual nos permite humano en b†squeda del creatividad y unos fines comprenderlas y relacionarlas cumplimiento de los objetivos espec„ficos. Ademƒs, las entre s„. El segundo tipo de estrat‚gicos de la organizaci€n competencias integran en conocimiento hace referencia a (el c€mo)”. toda actuaci€n el qu‚ con el c€mo se realizan las cosas y tiene c€mo dentro del marco de la que ver con el saber hacer. resoluci€n de problemas. 75
    • Continuaci•n Concepto Definici‚n Ejemplo Diferencia con las competencias Funciones Las funciones expresan las Aviso de prensa: “Se Una clase espec„fica de actividades que una persona requiere ingeniero de competencias, las debe ejecutar en el contexto sistemas para desempe‡ar competencias laborales, laboral. las siguientes funciones: tambi‚n tienen como base administrar la sala de la realizaci€n de sistemas de la Compa‡„a, actividades de trabajo, implementar redes internas pero, ademƒs, implican la de informaci€n, desarrollar actuaci€n con idoneidad, software para soportar los la articulaci€n del saber procesos administrativos y hacer con el saber conocer de producci€n, y asesorar a y el saber ser, y los los diferentes empleados en criterios bajo los cuales el la resoluci€n de problemas desempe‡o puede informƒticos”. considerarse competente. Calificaciones Se ha empleado el t‚rmino de Aviso: “El departamento Las competencias, a “calificaciones profesionales” administrativo requiere de diferencia de las para referirse a la capacidad un gerente con calificaci€n calificaciones, enfatizan general de desempe‡ar todo profesional en el manejo de en procesos laborales y un conjunto de tareas y procesos financieros. profesionales espec„ficos, actividades relacionadas con donde lo central no son un oficio (Bacarat y Graziano, los t„tulos ni la 2002). Las calificaciones eran experiencia, sino la la base para establecer los flexibilidad, la adaptaci€n salarios y se determinaban por al cambio y la idoneidad la antig…edad de los en el desempe‡o de empleados y el diploma actividades. acreditativo de sus estudios (Bacarat y Graziano, 2002). Aptitudes Se refieren a potencialidades “Diana tiene aptitud para la Las competencias son innatas que los seres humanos geograf„a”. Esto indica que actuaciones que se basan poseen y que necesitan ser posee las condiciones en el desarrollo efectivo desarrolladas mediante la cognitivas necesarias para de las aptitudes y su educaci€n (Murillo, 2003). aprenderla y aplicarla. puesta en acci€n en Son equiparables a las situaciones concretas, con funciones cognitivas de el fin de comprender y Feuerstein, las cuales son resolver los problemas. prerrequisitos para que pueda darse todo proceso de aprendizaje: percepci€n, exploraci€n, orientaci€n espacial, posibilidad de lenguaje. etc. 76
    • Continuaci•n Concepto Definici‚n Ejemplo Diferencia con las competencias Capacidades Son condiciones cognitivas, Cuando una persona Las competencias tienen afectivas y psicomotrices expresa, por ejemplo, que su como uno de sus fundamentales para aprender y hijo tiene capacidad para la componentes las denotan la dedicaci€n a una lectura, estƒ indicando que capacidades (afectivas, tarea. Son el desarrollo de las se concentra con I facilidad, cognitivas y aptitudes. capta el mensaje y puede psicomotrices) con el fin dar cuenta de ‚ste. de llevar a cabo una actividad. Las capacidades son posibilidad y tenerlas no implica que se va a actuar con idoneidad; las competencias, en cambio, s„ implican la actuaci€n id€nea con un alto grado de probabilidad. Destrezas Originariamente, este t‚rmino “Su hijo Carlos tiene Las competencias tienen significaba lo que se hacia destreza en la escritura”. como base las habilidades correcto con la mano derecha. Indica agilidad y precisi€n motoras en la actuaci€n, Luego, pas€ a significar las para coger el lƒpiz y escribir pero difieren de ‚stas en habilidades motoras con ‚ste las letras de los que integran el requeridas para realizar ciertas mensajes, de tal manera que conocimiento, los actividades con precisi€n. se puedan leer fƒcilmente. procedimientos y las actitudes en la b†squeda de objetivos tanto a corto plazo como a largo plazo. Habilidades Consisten en procesos “Ram€n es una persona Las competencias son mediante los cuales se realizan habilidosa en el manejo del procesos que se ponen en tareas y actividades con procesador de textos en el acci€n buscando la eficacia y eficiencia. computador”. Esto significa eficiencia y la eficacia, que procesa diferentes pero, ademƒs, integran documentos en el comprensi€n de la computador con rapidez y situaci€n, conciencia calidad. cr„tica, esp„ritu de reto, responsabilidad por las acciones y desempe‡o basado en indicadores de calidad. 77
    • Continuaci•n Concepto Definici‚n Ejemplo Diferencia con las competencias Actitudes Son disposiciones afectivas a “Gloria muestra actitud para Las competencias se la acci€n. Constituyen el el estudio de la econom„a, componen de tres saberes: motor que impulsa al ya que se observa interesada saber hacer, saber conocer comportamiento en los seres en esta ƒrea". Esta frase y saber ser. El saber ser, a humanos. Inducen a la toma indica disposici€n interna al la vez, estƒ integrado por de decisiones y a desplegar un estudio y por lo tanto ser„a valores, estrategias determinado tipo de un factor positivo para psicoafectivas y actitudes. comportamiento acorde con Gloria en su aprendizaje. Por lo tanto, las las circunstancias del competencias son un momento. No son observables proceso de actuaci€n de forma directa. Se detectan a amplio donde las partir de c€mo se comportan actitudes son solamente las personas, qu‚ dicen y uno de sus componentes. c€mo es su comunicaci€n no verbal (gestos, posiciones corporales, se‡alizaciones, etc.) De acuerdo con Romƒn (1999/2000), las capacidades se componen de destrezas y, a su vez, ‚stas se componen de partes mƒs peque‡as denominadas habilidades. Las capacidades son procesos generales, mientras que las habilidades son aspectos muy espec„ficos en el desempe‡o. Las destrezas son mediadoras entre las capacidades y las habilidades. Estos tres elementos tienen dos componentes: uno mental y otro de acci€n. Por ejemplo, la expresi€n escrita es una capacidad que se descompone en destrezas, tales como vocabulario, ortograf„a, puntuaci€n, secuenciaci€n, elaboraci€n de frases, elaboraci€n de textos y redacci€n. La destreza del vocabulario, por ejemplo, puede descomponerse en dos habilidades: b†squeda en el diccionario y empleo de las ra„ces etimol€gicas de las palabras. Competencias y habilidades Los t‚rminos habilidad y competencias tienen equivalentes en varios idiomas, tal como puede apreciarse en la Tabla 6. En el caso ingl‚s, las habilidades se denominan como skills, t‚rmino que ha pasado de significar algo que es razonable a algo que es prƒctico, lo cual es mƒs cercano a las competencias, motivo por el cual Annett (1991) conceptualiza skills como comportamientos eficientes ante problemas espec„ficos. Esto explica por qu‚ a pesar de seguirse utilizando en ingl‚s la palabra skills, ‚sta se traduce a otros idiomas como competencias, como por ejemplo en el caso del franc‚s y del espa‡ol. 78
    • Tabla 6. Traducci‚n de los t†rminos competencias y habilidades en varios idiomas Espa‡ol Portugu‚s Franc‚s Ingl‚s Competencias Competencia Competentes Competences Habilidades Habilidade Habiletes Skills Diferencias entre competencias, objetivos, logros, indicadores de logro y estˆndares. En el ƒrea educativa ha habido muchos cambios en cuanto a la manera de enfocar los procesos curriculares. Es as„ como se ha pasado de objetivos a logros, de logros a competencias y, luego, de competencias a estƒndares curriculares (la Tabla 7 presenta las diferencias entre todos estos conceptos y las competencias). Tales cambios han tra„do m†ltiples tensiones y confusiones debido a la falta de continuidad y evaluaci€n de las propuestas, en lo cual hay, ademƒs de los cambios propios de la disciplina pedag€gica, decisiones pol„ticas y fen€menos socioecon€micos (globalizaci€n, mercado, sociedad del conocimiento). Sin embargo, la soluci€n no radica en resistirse a los cambios, sino en afrontarlos de manera creativa y proactiva, buscando su enlace dentro del Proyecto Educativo Institucional. Esto concuerda con lo planteado recientemente por diversos investigadores, quienes argumentan que los objetivos, los logros, los indicadores de logro, los estƒndares y las competencias, lejos de oponerse, se complementan de forma mutua (Pereira, 2003; Mart„nez, 2003; Murillo, 2003), ya que todos estos conceptos surgen en el marco de la “b‹squeda de nuevos horizontes educativos, de nuevas formas de regular los curr‡culos, de nuevas funciones del Estado y de un ambiente cargado de tensiones que todav‡a no logramos aceptar como propias de los procesos sociales” (Pereira, 2003, p. 19). Ademƒs, cada una de estas propuestas brinda aportes espec„ficos para la orientaci€n del proceso formativo hacia el desarrollo humano y social. 79
    • Tabla 7. Diferencias entre objetivos, indicadores de logro, estˆndares y competencias en educaci‚n bˆsica y media Concepto Definici‚n Procesos Indican el ƒmbito espec„fico del desarrollo humano en el cual se proyecta el aprendizaje. Objetivos Plantean los prop€sitos generales del proceso pedag€gico y didƒctico, consensuados con la sociedad. Indican el aprendizaje que se espera desarrollar mediante la labor docente. Indicadores de logros Son comportamientos manifiestos, evidencias representativas, se‡ales, pistas, rasgos o conjuntos de rasgos observables del desempe‡o humano, que gracias a una argumentaci€n te€rica bien fundamentada, permiten afirmar que aquello previsto se ha alcanzado. Dan cuenta de los avances que se tienen en la estructuraci€n de un determinado estƒndar. Estƒndares Son las metas espec„ficas que se deben alcanzar en la formaci€n y desarrollo de los procesos pedag€gicos en los estudiantes, los cuales son comunes para todos los educandos de una naci€n y se expresan tanto en t‚rminos de saber como de hacer. Son patrones reguladores para que el sistema educativo cumpla sus fmes acorde con unos criterios comunes, buscando la calidad y la equidad. Los estƒndares buscan favorecer la unidad de una naci€n, facilitan la movilidad de los estudiantes de un plantel educativo a otro y de una regi€n a otra y se convierten en una herramienta para determinar la eficiencia y eficacia de una instituci€n educativa. Competencias Las competencias son procesos generales contextualizados, referidos al desempe‡o de la persona dentro de una determinada ƒrea del desarrollo humano. Son la orientaci€n del desempe‡o humano hacia la idoneidad en la realizaci€n de actividades y resoluci€n de problemas. Se apoyan en los indicadores de logro como una manera de ir estableciendo su formaci€n en etapas. Las competencias se basan en indicadores de desempe‡o y estos corresponden a los indicadores de logro (criterios de desempe‡o y evidencias requeridas). Las competencias indican las metas por alcanzar en procesos pedag€gicos asumidos en su integralidad, mientras que los estƒndares se refieren a metas espec„ficas por lograr durante las fases de dicho proceso. Por ende, los estƒndares se establecen seg†n la orientaci€n de las competencias. 80
    • En la Tabla 8 se presenta un ejemplo de c€mo se relacionan y complementan las competencias con los procesos, los objetivos, los indicadores de logro, los estƒndares y las competencias, teniendo en cuenta el desarrollo humano integral. Tabla 8. Ejemplo de articulaci‚n de las competencias con otros conceptos similares en el grado 4 de educaci‚n primaria en Colombia (ˆrea del lenguaje) Dimensi‚n del Lenguaje desarrollo humano Proceso Producci€n de textos escritos Competencia Textual. Idoneidad para comunicarse mediante textos escritos, con claridad, coherencia y precisi€n, teniendo en cuenta el contexto de los posibles lectores. Estƒndar (ƒmbito social) Producci€n de textos escritos que respondan a diversas necesidades Grados 4 y 5 de comunicativas y que sigan un procedimiento estrat‚gico para su educaci€n primaria elaboraci€n. Producirƒ la primera versi€n de un texto informativo, atendiendo a requerimientos (formales y conceptuales) de la producci€n Nota: el estƒn dar debe ser escrita en lengua castellana, con ‚nfasis en algunos aspectos gramaticales alcanzado por todos los (concordancia, tiempos verbales, nombres, pronombres, uso de estudiantes al finalizar el preposiciones) y ortogrƒficos. grado 5 de primaria. Indicador de logro para el Redacta un informe sobre un determinado problema del entorno, grado cuarto (‰mbito describiendo sus causas y consecuencias, poniendo especial atenci€n a la institucional) ortograf„a e ilaci€n de las ideas con el fin de que expresen un mensaje de manera coherente. Nota: el indicador de logro posibilita determinar el grado de desarrollo del estƒndar al finalizar el grado 4. 2.4 Caracterizaci‚n Las competencias tienen cinco caracter„sticas fundamentales: se basan en el contexto, se enfocan a la idoneidad, tienen como eje la actuaci€n, buscan resolver problemas y abordan el desempe‡o en su integridad. Contexto Todo contexto es un tejido de relaciones realizado por las personas, quienes, a su vez, resultan tejidas y sujetadas por los entornos de significaci€n que han sido construidos de esta forma. Es necesario entender los contextos atravesados por transformaciones econ€micas, pol„ticas, sociales y educativas, todo lo cual influye en las personas. 81
    • “El contexto es una realidad compleja, atravesada por unos poderes, unos lenguajes, unas reglas, unos c‚digos, unos intereses, unas demarcaciones espec‡ficas” (Mar„n, 2002, p. 108). En el enfoque actual de las competencias, el contexto consiste en ubicar un caso particular en un sistema conceptual universal-ideal (Zubir„a, 2002), tal como ocurre en las evaluaciones masivas de competencias que se realizan en Colombia. El desempe‡o se valora de acuerdo con criterios predefinidos de carƒcter ideal, lo cual resulta en un proceso ahist€rico y abstracto (Zubir„a, 2002). En una perspectiva hermen‚utica compleja, el contexto tiene tres tipos: contexto primario (ƒmbito de producci€n del discurso), contexto secundario (ƒmbito de reproducci€n del discurso) y contexto terciario (reubicaci€n social del campo del discurso). Por ende, el contexto va mƒs allƒ de unos ideales disciplinares, ubicƒndose en relaciones familiares, sociales, valorativas y multiculturales (Zubir„a, 2002). Los contextos de las competencias pueden ser: disciplinarios, transdisciplinarios, socioecon€micos e internos: * Contextos disciplinares: hacen referencia “al conjunto m‚vil de conceptos, teor‡as, historia epistemol‚gica, „mbitos y ejes articuladores, reglas de acci‚n y procedimientos espec‡ficos que corresponden a un „rea determinada” (ICFES, 1999, p. 17). * Contextos transdisciplinarios: son tejidos de conocimiento construidos por la integraci€n y la articulaci€n de diversos saberes (acad‚micos y populares). * Contexto interno („mbito mental): la mente es eco l€gica y estƒ estructurada como un tejido sociocultural. * Contextos socioecon‚micos: estƒn dados por dinƒmicas culturales, sociales y econ€micas que se dan en procesos de globalizaci€n y en procesos de construcci€n de identidades regionales. En una perspectiva compleja no se puede hablar en t‚rminos de personas como competentes o no competentes, sino de contextos competentes o no competentes, puesto que es el contexto el que significa, influye, implica, limita, motiva y apoya a las personas en su desempe‡o. El contexto es esencialmente sociocultural y econ€mico, y es ah„ donde deben buscarse las condiciones favorecedoras o limitadoras del desempe‡o. “La competencia del sujeto depende de las exigencias de diverso orden (cognitivas, comunicativas, estƒticas, axiol‚gicas, etc.) del entorno 82
    • cultural en el que se desenvuelve; as‡ mismo, tal entorno act‹a como posibilitador o inhibidor de dichas competencias” (Duarte y Cuchimaque, 1999, p. 11). Las competencias se forman en interacci€n con los contextos. Por una parte, estos †ltimos requieren demandadas y posibilitar todos los recursos necesarios para su formaci€n, ya que de darse lo contrario las personas no sentirƒn la necesidad de adquiridas o no poseerƒn los recursos para hacerlo. Por el otro lado, las personas, al construir las competencias desde su propia perspectiva de vida, cambian los entornos (Duarte y Cuchimaque, 1999). En definitiva, los contextos act†an sobre las personas y las personas act†an sobre los contextos estableci‚ndose as„ una interdependencia mutua. Idoneidad La idoneidad es una caracter„stica central del concepto de competencias, por lo cual se puede afirmar que un criterio para determinar si una persona es mƒs o menos competente, es evaluar su grado de idoneidad en el desempe‡o. Se ha tendido a asumir la idoneidad con criterios reduccionistas (Zubir„a, 2002), en t‚rminos de tiempo y cantidad (como por ejemplo, cuando se relaciona la idoneidad de una persona en una empresa con la realizaci€n de una determinada cantidad de producto en un determinado per„odo de tiempo). Desde una perspectiva compleja, la idoneidad relaciona e integra el tiempo y la cantidad con aspectos tales como: calidad, empleo de recursos, oportunidad y contexto. Actuaci‚n La noci€n de competencia implica “un dominio del uso, en distintos contextos, de las reglas b„sicas subyacentes (…...) La competencia apunta a un dominio de la gram„tica, expl‡cita o impl‡cita, de un sector del conocimiento” (Gran‚s, 2000, p. 211). Esto se basa en la comprensi€n de la informaci€n y no en su memorizaci€n; esta †ltima dificulta la apropiaci€n del conocimiento basado en el dominio de las reglas bƒsicas, as„ como su puesta en juego en situaciones diversas (Gran‚s, 2000). La memorizaci€n busca la introyecci•n de la informaci€n para que sea repetida sin variaci€n. Esto no quiere decir que la memoria no tenga importancia en las competencias: por el contrario, las competencias se apoyan en procesos de memoria a largo plazo, con anƒlisis, relaci€n y cr„tica, vinculando lo verbal, lo no verbal y lo espacial. 83
    • Es diferente poseer conocimientos en tomo a un determinado asunto, que saber actuar. Esto †ltimo implica un proceso de desempe‡o en el cual se realizan acciones con un determinado fin, de manera flexible y oportuna, teniendo en cuenta el contexto. La actuaci€n apunta tambi‚n a modificar y a transformar el contexto, y no s€lo a adaptarse a ‚ste o comprenderlo. Este es un punto esencial en toda propuesta de formaci€n de competencias, con el objetivo de apuntar al tejido del crecimiento humano, de la sociedad y del desarrollo econ€mico. Finalmente, la actuaci€n debe ser asumida como un proceso integral donde se teje y entreteje el sentido de reto y la motivaci€n por lograr un objetivo, con base en la confianza en las propias capacidades y el apoyo social (saber ser), con la conceptualizaci€n, la comprensi€n del contexto y la identificaci€n clara de las actividades y problemas por resolver (saber conocer), para ejecutar un conjunto planeado de acciones mediadas por procedimientos, t‚cnicas y estrategias, con auto evaluaci€n y correcci€n constante (saber hacer), teniendo en cuenta las consecuencias de los actos. Resoluci‚n de problemas desde la complejidad Otro componente fundamental de las competencias es la resoluci€n de problemas. Resolver un problema no es simplemente aplicar un algoritmo l€gico, realizar las operaciones establecidas y llegar a un resultado. Esta es una visi€n simple de este campo. Tampoco la resoluci€n de problemas depende exclusivamente del grado de aprendizaje de las nociones, conceptos y categor„as de una determinada disciplina, sino tambi‚n de la forma como sean significados, comprendidos y abordados en un contexto. Por ello, la formaci€n basada en problemas Se revela como la mƒs fecunda para una educaci€n para el desarrollo de las competencias, no s€lo por que involucra y deslinda la diversidad de problemƒticas (…..) sino por que en su ‘n†cleo fuerte’ asume la cognici€n humana como una construcci€n y una prƒctica social, relacionada con la forma como nosotros actuamos y nos relacionamos en el mundo seg†n las representaciones, estrategias y habilidades que tenemos en UR momento dado (G€mez, 2001, p. 121). En la resoluci€n de problemas desde las competencias es preciso realizar las siguientes acciones: (1) comprender el problema en un contexto disciplinar, social y econ€mico; 84
    • (2) establecer varias estrategias de soluci€n, donde se tenga en cuenta lo imprevisto y la incertidumbre; (3) considerar las consecuencias del problema y los efectos de la soluci€n dentro del conjunto del sistema, y (4) aprender del problema para asumir y resolver problemas similares en el futuro. En la resoluci€n de problemas ha habido dos tendencias: una se centra en la utilizaci€n contextual de estrategias y procedimientos (Pozo, 1994); la otra, apunta a resolver problemas aplicando habilidades generales (Nickerson, Perkins y Smith, 1994). Las dos perspectivas tienen implicaciones pedag€gicas; de acuerdo con la posici€n que asuma el docente se determina en gran medida la formaci€n de desempe‡os comprensivos en los estudiantes (G€mez, 2001). En la primera perspectiva, se ense‡a a resolver problemas en un contexto espec„fico; en la segunda, en cambio, se ense‡a a resolver problemas con aplicaci€n en m†ltiples contextos. Integralidad del desempe…o En cualquier actividad el ser humano debe ser visto como totalidad, como una unidad tal, que no es posible afectar una de sus dimensiones sin que se afecten las demƒs. Esto implica superar la tradici€n cultural y disciplinaria que lo ha venido abordando de manera parcial, particular y aislada. Las competencias enfatizan en el desempe‡o integral del ser humano ante actividades y problemas, con lo cual se cierra la tradicional brecha entre los conocimientos y su puesta en escena de manera efectiva. Toda acci€n estƒ mediada por procesos mentales, f„sicos, ambientales, interpersonales y culturales, por lo cual el desempe‡o debe ser asumido tambi‚n en su integralidad, como un tejido eco l€gico donde la persona, tanto en la relaci€n consigo misma como con los demƒs, act†a en el marco de v„nculos que se implican de forma rec„proca. En el desempe‡o se conjuga de manera dinƒmica, constante y, en muchas ocasiones, impredecible la naturaleza humana con el mundo de la cultura, conformando as„ un hecho que se constituye en la complejidad de acciones y relaciones del sujeto con el mundo, dando lugar a la vivencia y a la construcci€n de experiencias er€ticas, ‚ticas, est‚ticas, cognitivas y expresivas o comunicativas que tienen como condici€n el desarrollo de capacidades y competencias para su apropiaci€n, aplicaci€n y transformaci€n. 85
    • Los seres humanos son transformados por el entorno, pero, a la vez, ellos tienen la potencialidad de transformar dicho entorno, a partir de sus facultades activas y creadoras, ideales, sue‡os, deseos, inconformidades y problemas. La actividad creadora le permite al hombre poner el sello de su singularidad tanto al servicio de su bienestar como al servicio de la singularidad, bienestar de los demƒs seres humanos. En la predominancia del pensamiento simple en la concepci€n de las competencias, se han privilegiado los contenidos conceptuales y representacionales, por temor a caer en el instrumentacionalismo (G€mez, 2001). En cambio, desde un enfoque complejo, las competencias integran de forma complementaria el dominio representacional con el dominio de las estrategias, con el fin de dar cuenta de toda la integralidad de la acci€n humana. 2.5 Clasificaci‚n Hay varias maneras de clasificar las competencias. La primera de ellas establece dos categor„as amplias: competencias diferenciadoras y competencias de umbral (Gallego, 2000). Las primeras se refieren a aquellas caracter„sticas que posibilitan que una persona se desempe‡e de forma superior a otras, en las mismas circunstancias de preparaci€n y en condiciones id‚nticas (por este motivo le aportan ventajas competitivas a la organizaci€n en su conjunto); las segundas, en cambio, permiten un desempe‡o normal o adecuado en una tarea. En esta misma l„nea se proponen tambi‚n las competencias claves o esenciales de una organizaci€n (core-competences). Consisten en un conjunto de caracter„sticas que hacen que una empresa sea inimitable, lo cual se muestra en ventajas competitivas dentro del mercado. Son el aprendizaje colectivo de una organizaci€n que posibilitan entrar a una rama variada de mercados y reportan beneficios para los clientes (Ogliastri, 1999). Por ejemplo, la ventaja competitiva de la empresa Canon no es hacer impresoras y copiadoras, sino el poseer competencias esenciales en el manejo de la €ptica, el proceso digital de copiado y el uso de controles de microprocesador. Las competencias tambi‚n pueden clasificarse en laborales y profesionales. Las primeras son propias de obreros calificados, se forman mediante estudios t‚cnicos de educaci€n para el trabajo y se aplican en labores muy espec„ficas; las segundas, en cambio, son exclusivas de profesionales que han realizado estudios de educaci€n superior (tecnol€gica o profesional) y se caracterizan por su alta flexibilidad y amplitud, as„ como por el abordaje de imprevistos y el afrontamiento de problemas de alto nivel de complejidad. 86
    • Otra clasificaci€n de las competencias consiste en el establecimiento de cuatro clases generales (Echeverr„a, Isus y Sarasola, 1999): competencias t‚cnicas (conocimientos y destrezas requeridos para abordar tareas profesionales en un amplio entorno laboral); competencias metodol€gicas (anƒlisis y resoluci€n de problemas); competencias participativas (saber colaborar en el trabajo y trabajar con otros) y competencias personales (participaci€n activa en el trabajo, toma de decisiones y aceptaci€n de responsabilidades). Una de las clasificaciones mƒs extendidas consiste en dividir las competencias en competencias bƒsicas, competencias gen‚ricas y competencias espec„ficas (Vargas, 1999a, 1999b). A continuaci€n se describe cada una de estas clases. Competencias bˆsicas Son las competencias fundamentales para vivir en sociedad y desenvolverse en cualquier ƒmbito laboral. Estas competencias se caracterizan por: (1) constituyen la base sobre la cual se forman los demƒs tipos de competencias; (2) se forman en la educaci€n bƒsica y media; (3) posibilitan analizar, comprender y resolver problemas de la vida cotidiana; (4) constituyen un eje central en el procesamiento de la informaci€n de cualquier tipo. Tabla 9. Descripci‚n de algunas competencias bˆsicas Tipo de Descripci‚n Ejemplos de elementos de competencia competencia bˆsica Competencia Comunicar los mensajes - Interpretar textos atendiendo a las comunicativa acorde con los requerimientos intenciones comunicativas, a sus de una determinada situaci€n. estructuras y a sus relaciones. - Producir textos con sentido, coherencia y cohesi€n requeridos. Competencia Resolver problemas con base - Resolver los problemas con base en matemƒtica en el lenguaje y la formulaci€n matemƒtica requerida procedimientos de la por ‚stos. matemƒtica. - Interpretar la informaci€n que aparece en lenguaje matemƒtico, acorde con los planteamientos conceptuales y metodol€gicos de esta ƒrea. 87
    • Tipo de Descripci‚n Ejemplos de elementos de competencia competencia bˆsica Competencia de Autogestionar el proyecto - Identificar las necesidades vitales autogesti€n del ‚tico de vida acorde con las personales, las competencias y el proyecto ‚tico de necesidades vitales personales, contexto. vida las propias competencias y las - Planificar el proyecto ‚tico de vida oportunidades y limitaciones identificando las metas a corto, del contexto. mediano y largo plazo, las estrategias para alcanzarlas y los factores de incertidumbre. - Autoevaluar de manera constante la forma c€mo se estƒn satisfaciendo las necesidades vitales personales y modificar las estrategias de acci€n cuando se estime oportuno. Manejo de las Manejar las Nuevas - Manejar el computador a nivel de Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n usuario, procesando informaci€n en Tecnolog„as de y la Comunicaci€n con base programas bƒsicos (hojas de cƒlculo, la Informaci€n y en los requerimientos del procesador de textos, dise‡o de la Comunicaci€n contexto. presentaciones, etc.). - Comunicarse mediante el uso de internet (correo electr€nico, chato videochat, pƒginas web, etc.); - Comunicarse mediante el empleo de la telefon„a fija v m€vil. Afrontamiento Manejar los procesos de - Identificar los procesos de cambio; del cambio cambio en los diferentes - Implementar estrategias flexibles escenarios de la vida, acorde que permitan manejar los procesos con estrategias del plan de de cambio inesperados. vida o de una determinada - Modificar planes y proyectos con el organizaci€n. fin de manejar los procesos de cambio. Liderazgo Liderar actividades y - Gestionar la consecuci€n de proyectos en beneficio recursos econ€micos, f„sicos, personal y de las demƒs materiales y de infraestructura. personas, con base en las - Motivar a las personas a alcanzar posibilidades del contexto. metas mediante el trabajo cooperativo. - Gestionar alianzas estrat‚gicas para la realizaci€n de actividades. Dentro de las competencias bƒsicas hay un tipo especial que son las competencias cognitivas de procesamiento de informaci€n. En Colombia, por ejemplo, este es el modelo que predomina en la educaci€n. Al respecto, se han establecido tres competencias bƒsicas: interpretativa, argumentativa y propositiva (v‚ase la Tabla 10). Este modelo surgi€ a partir de la transformaci€n de los exƒmenes de estado requeridos para el ingreso a la educaci€n superior por medio del enfoque de las competencias (Hernƒndez, Rocha y Verano, 1998). 88
    • Desde tales exƒmenes, el modelo se extendi€ a los distintos niveles y tipos de educaci€n: bƒsica, media acad‚mica, media t‚cnica, t‚cnica, superior y continua. El manejo de este enfoque consiste en relacionar los contenidos disciplinares y transdisciplinares con cada una de estas competencias bƒsicas. 89
    • Tabla 10. Descripci‚n de las competencias cognitivas bˆsicas Competencia Descripci‚n Subprocesos implicados Criterios de Ejemplos de aplicaci‚n de idoneidad la competencia en el ˆrea de matemˆticas (grado 4 de primaria) Competencia Se fundamenta en - Comprensi€n del mensaje - Comprensi€n Comprender los problemas interpretativa la comprensi€n de global de un texto del mensaje cotidianos y el tipo de la informaci€n - Entendimiento del sentido acorde con el razonamiento matemƒtico buscando dentro de un contexto. contexto. que es preciso llevar a cabo determinar su - Anƒlisis de la estructura de - Relaci€n de la para resolverlos. sentido y los conceptos. nueva significaci€n a - Identificaci€n de un informaci€n con partir del anƒlisis problema. los saberes de textos, grƒficas, - Reconocimiento de los previos. expresiones diferentes elementos de un - Flexibilidad en musicales, problema. el anƒlisis. esquemas, teatro, - Establecimiento de gestos y relaciones entre procesos. expresiones orales. - Establecimiento de informaci€n relevante para resolver un problema. Competencia Consiste en un - Ilaci€n de los conceptos - Coherencia en Explicar el empleo de un argumentativa conjunto de con base en un prop€sito los argumentos. determinado razonamiento habilidades, comunicativo espec„fico. - Sujeci€n a matemƒtico en la resoluci€n conocimientos y - Derivar implicaciones de pruebas y de problemas de la vida actitudes dirigidas teor„as. hechos que los cotidiana (suma, resta, a la explicaci€n de - Teorizar sobre un demƒs pueden multiplicaci€n, divisi€n). determinados determinado hecho. constatar. procesos, - Sencillez en el proposiciones, discurso. tesis, - L€gica. planteamientos, procedimientos, teor„as, sucesos, an‚cdotas, mitos, fen€menos naturales y sociales. Competencia Consiste en - Establecimiento de - Claridad en la Resolver problemas de la propositiva proponer hip€tesis heur„sticos (caminos cortos resoluci€n de vida cotidiana aplicando un para explicar para resolver un problema). problemas. determinado procedimiento determinados - Planteamiento de - Hip€tesis matemƒtico, mediante la hechos; construir procedimientos para cient„ficas. formulaci€n y contrastaci€n soluciones a los resolver los problemas y - L€gica en las de hip€tesis. problemas; deducir hallar la soluci€n mƒs ideas las consecuencias adecuada de acuerdo con el propuestas. de un determinado contexto. procedimiento; - Elaboraci€n de mapas para elaborar unos orientarse en la realidad. determinados - Construcci€n de mundos productos. posibles a nivel literario. - Establecimiento de regularidades y generalizaciones. 90
    • Competencias gen†ricas Son aquellas competencias comunes a varias ocupaciones o profesiones. Por ejemplo, los profesionales de ƒreas tales como la administraci€n de empresas, la contadur„a y la econom„a comparten un conjunto de competencias gen‚ricas tales como: anƒlisis financiero y gesti€n empresarial. Este tema comienza a ser de gran importancia en la educaci€n universitaria, la cual debe formar en los estudiantes competencias gen‚ricas que les permitan afrontar los continuos cambios del quehacer pr ofesional (Corominas, 2001). Las competencias gen‚ricas se caracterizan por: (1) aumentan las posibilidades de empleabilidad, al permitirle a las personas cambiar fƒcilmente de un trabajo a otro; (2) favorecen la gesti€n, consecuci€n y conservaci€n del empleo; (3) permiten la adaptaci€n a diferentes entornos laborales, requisito esencial para afrontar los constantes cambios en el trabajo dados por la competencia, la crisis econ€mica y la globalizaci€n; (4) no estƒn ligadas a una ocupaci€n en particular; (5) se adquieren mediante procesos sistemƒticos de ense‡anza y aprendizaje; y (6) su aqquisici€n y desempe‡o puede evaluarse de manera rigurosa. De aqu„ que uno d‚ los retos de la educaci€n actual sea la formaci€n de habilidades generales y amplias (Delors, 1996; SCANS, 1992). (La Tabla 11 muestra un ejemplo de las principales competencias gen‚ricas requeridas por las empresas). Tabla 11. Ejemplos de competencias gen†ricas Competencia Descripci‚n Elementos de competencia Emprendimiento Iniciar nuevos proyectos - Dise‡ar nuevos proyectos acorde productivos o de con los requerimientos de la mejoramiento de las organizaci€n y del contexto condiciones de trabajo, con empresarial. base en los requerimientos - Ejecutar los proyectos con organizacionales y las referencia a las metas propuestas, demandas externas. el proceso administrativo definido y las condiciones el entorno. Gesti€n de recursos Gestionar recursos de - Determinar los recursos que diverso tipo con base en requieren las actividades con base los requerimientos de la en los requerimientos formulados. producci€n. - Asignar los recursos econ€micos y materiales a los procesos y subprocesos, acorde con los requerimientos. 91
    • continuaci‚n Competencia Descripci‚n Elementos de competencia Trabajo en equipo Planificar el trabajo en - Implementar equipos de trabajo equipo teniendo como acorde con los requerimientos referencia los objetivos organizacionales espec„ficos. estrat‚gicos de la - Negociar conflictos de manera organizaci€n. pac„fica, teniendo como referencia los requerimientos situacionales. Gesti€n de informaci€n Procesar la informaci€n - Buscar la informaci€n requerida relacionada con un para desempe‡ar las actividades determinado proceso de un puesto de trabajo, acorde a laboral, teniendo como la estructura organizacional. referencia el puesto de - Procesar la informaci€n con base trabajo, el nivel de en una determinada metodolog„a responsabilidad y los definida por la organizaci€n. requerimientos de la organizaci€n. Comprensi€n sist‚mica Establecer la interrelaci€n - Comprender las interrelaciones y complementariedad de complejas, acorde con una los diferentes procesos y situaci€n espec„fica. subprocesos laborales, - Entender los sistemas sociales, teniendo en cuenta la organizacionales y tecnol€gicos estructura y con base en las demandas del funcionamiento de la contexto. organizaci€n. - Monitorear y corregir el desempe‡o dentro de un sistema, acorde con los patrones de funcionamiento. Resoluci€n de problemas Resolver los problemas - Detectar los problemas dentro del planteados por una marco laboral, teniendo como determinada situaci€n, con base el contexto en el cual se base en el logro de los presentan y los diferentes actores objetivos estrat‚gicos de la involucrados. organizaci€n. - Implementar acciones concretas para resolver los problemas con base en el contexto laboral y el logro de los objetivos organizacionales. Planificaci€n del trabajo Administrar el proceso de - Planificar el proceso de trabajo trabajo laboral teniendo con base en las expectativas como referencia las personales y los requerimientos de necesidades vitales la organizaci€n. personales y los - Ejecutar la planeaci€n con base en requerimientos del puesto pol„ticas institucionales y teniendo de trabajo, as„ como la en cuenta las situaciones estrategia organizacional espec„ficas. de producci€n. - Autoevaluar el propio desempe‡o laboral, con base en los logros obtenidos y la autosatisfacci€n personal. 92
    • Competencias espec„ficas Son aquellas competencias propias de una determinada ocupaci€n o profesi€n. Tienen un alto grado de especializaci€n, as„ como procesos educativos espec„ficos, generalmente llevados a cabo en programas t‚cnicos, de formaci€n para el trabajo y en educaci€n superior. Por ejemplo, todo administrador educativo deber„a tener el conjunto de competencias que se describen en la Tabla 12. Tales competencias difieren de las competencias que debe poseer un m‚dico id€neo, tales como el chequeo de los signos vitales, el diagn€stico de la salud- enfermedad y la implementaci€n de tratamientos pertinentes a las diversas enfermedades. Tabla 12. Competencias espec„ficas de un administrador educativo Competencia espec„fica Descripci‚n Elementos de competencia Dise‡o del Proyecto Formular el proyecto - Definir el componente teleol€gico del Educativo Institucional educativo con base en la proyecto educativo con base en los filosof„a institucional, la resultados del diagn€stico. pol„tica educativa estatal, la - Trazar la estrategia institucional en normatividad vigente y las coherencia con las prioridades necesidades del entorno. establecidas en el proyecto educativo. - Orientar la formulaci€n de parƒmetros e indicadores para la evaluaci€n del proyecto educativo, con base en la filosof„a institucional. Liderazgo del Proyecto Liderar el proyecto educativo - Dirigir los procesos educativos con Educativo Institucional con base en los indicadores de base en indicadores de gesti€n. gesti€n establecidos, las - Establecer alianzas con diferentes competencias asignadas y la estamentos de acuerdo con la normatividad vigente. estrategia institucional. Gesti€n de recursos Gestionar la consecuci€n de - Organizar proyectos de inversi€n recursos con base en seg†n la pol„tica institucional y la requerimientos del proyecto normatividad vigente. educativo. - Dise‡ar la participaci€n en procesos de licitaci€n de acuerdo con la pol„tica de la instituci€n y la normatividad vigente. - Gestionar contratos de acuerdo con la pol„tica institucional y la normatividad vigente. Administraci€n del Administrar el presupuesto de - Elaborar los planes presupuestales presupuesto acuerdo con la pol„tica conforme a la normatividad vigente. institucional y la normatividad - Controlar la ejecuci€n presupuestal de vigente. acuerdo con criterios legales vigentes y la pol„tica institucional. 93
    • continuaci‚n Competencia espec„fica Descripci‚n Elementos de competencia Direcci€n del proceso de Direccionar el proceso de - Coordinar el sistema de aseguramiento certificaci€n certificaci€n o acreditaci€n de de la calidad del servicio educativo calidad del servicio educativo, con base en la filosof„a y los con base en los lineamientos lineamientos adoptados por la establecidos y los objetivos de instituci€n. la instituci€n. - Asegurar la documentaci€n de los procesos por certificar o acreditar seg†n parƒmetros acogidos por la instituci€n. - Evaluar el Sistema de Aseguramiento de la Calidad del Servicio Educativo con base en los criterios establecidos. Evaluaci€n del Proyecto Evaluar el proyecto educativo - Valorar el desempe‡o del talento Educativo Institucional con base en los indicadores de humano a su cargo de conformidad gesti€n establecidos, las con los indicadores propuestos y la competencias asignadas y la normatividad vigente. normatividad vigente. - Evaluar el avance del proyecto educativo con base en indicadores establecidos y la pol„tica institucional. - Evaluar el impacto del proyecto educativo, con base en indicadores establecidos y la pol„tica institucional. - Rendir cuentas de acuerdo con la normatividad vigente y los indicadores de gesti€n establecidos. - Trazar planes de mejoramiento a partir de los resultados de la evaluaci€n institucional. Organizaci€n de perfiles Definir perfiles con base en - Determinar instancias y procesos con requerimientos de planes y base en requerimientos de proyectos proyectos educativos, y en la establecidos y en la estrategia estrategia institucional. institucional. - Gestionar redes de interacci€n permanente entre agentes de la comunidad educativa con base en los planes de mejoramiento educativo. Gesti€n del talento Gestionar el talento del - Organizar la selecci€n y contrataci€n humano personal a su cargo, de del personal de acuerdo con los acuerdo con la normatividad perfiles de competencias establecidos vigente, las competencias y la normatividad vigente. asignadas y los indicadores de - Crear condiciones que favorezcan el gesti€n. clima organizacional con base en requerimientos de los proyectos establecidos. - Liderar el desarrollo de la competitividad del talento humano de acuerdo con los indicadores establecidos. 94
    • continuaci‚n Competencia espec„fica Descripci‚n Elementos de competencia Marketing Ofrecer los servicios y - Definir los nichos de mercado, con productos educativos seg†n base en las caracter„sticas y requerimientos de usuarios y necesidades de los usuarios. organizaciones. - Formular estrategias de promoci€n y oferta de los servicios educativos en funci€n de la poblaci€n objetivo. Fuente: Sena (2003a). Finalmente, las normas de competencia laboral se clasifican en: bƒsicas, obligatorias, optativas y adicionales. Las competencias bƒsicas son comunes a todo el campo ocupacional y se requieren como apoyo a las demƒs competencias (por ejemplo, trabajo en equipo y resoluci•n de conflictos). Las competencias obligatorias son aquellas competencias comunes a los puestos de trabajo de una determinada ocupaci€n o campo ocupacional (son indispensables para obtener la titulaci€n). Las competencias optativas, por su parte, son competencias espec„ficas a un grupo de puestos de trabajo de la ocupaci€n o del campo ocupacional (para lograr la titulaci€n se requiere competencia en una o varias normas optativas). Por †ltimo, las competencias adicionales corresponden a funciones muy especializadas que s€lo desempe‡an menos del 20% de las personas que laboran en el campo ocupacional, debido a la especializaci€n tecnol€gica o productiva inherente a ellas. No son necesarias para lograr la titulaci€n (un ejemplo de esta clasificaci€n se presenta en la Tabla 15 del Cap„tulo Siete). 2.6 Vinculaci‚n Las competencias tienen v„nculos con tres macroprocesos sociales: la sociedad del conocimiento, el movimiento de la calidad de la educaci€n y la formaci€n del capital humano. Son estos tres v„nculos los que permiten comprender la naturaleza, origen y posicionamiento de este enfoque en la actualidad, dentro de los sistemas educativos iberoamericanos. 95
    • Sociedad del conocimiento La sociedad en general marcha hacia una transformaci€n de sus estructuras y funciones por efecto del proceso de globalizaci€n (Carnoy, Castells, Cohen y Cardoso, 1993), el desarrollo t‚cnico—cient„fico y los nuevos mecanismos de organizaci€n de las empresas (UNDP, 1999). Estos procesos comienzan ahora a denominarse con frases tales como sociedad de la informaci‚n, sociedad del conocimiento y producci‚n intensiva en aprendizaje, y tienen impacto en la cultura y el estado (Castells, 1999). Se observan notables cambios en la naturaleza del trabajo y del mercado. En la nueva sociedad del conocimiento, la mayor„a de las ocupaciones requieren el procesamiento de la informaci€n con apoyo de la tecnolog„a, la electr€nica y la informƒtica (Delors, 1996; OIT, 1998); lo cual indica que es esencial la formaci€n de nuevas capacidades que enfaticen en el manejo de la informaci€n, mƒs que en procesos manuales y operativos de rutina, tal como ocurre en el modelo de trabajo tradicional (OECD, 1989). La educaci€n es prioritaria en el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida de las personas por cuanto provee las herramientas esenciales para participar en la comunidad y en el entorno de la producci€n. En tal contexto, su reto es favorecer el manejo de tecnolog„as complejas, la capacidad de adaptaci€n y la competitividad por parte de la poblaci€n activa (Delors, 1996), con el fin de que se trascienda el modelo educativo basado en la sociedad industrial (L€pez, 1994). Gesti‚n y aseguramiento de la calidad Las competencias se introdujeron con fuerza en las empresas y en la educaci€n porque comenzaron a posibilitar mecanismos para orientar la calidad de los procesos de gesti€n del talento humano y del aprendizaje, acorde con los requerimientos sociales, organizacionales y de las mismas personas. Espec„ficamente, en el ƒmbito de la educaci€n, las competencias comenzaron a asumirse como centrales a ra„z del movimiento de la calidad de la educaci€n, el cual se constituy€ a partir de una serie de organismos multilaterales y reuniones internacionales, en tomo a aspectos tales como la eficiencia, la eficacia, la autonom„a, la gesti€n responsable, la solidaridad y la participaci€n (Barrantes, 2001). En Iberoam‚rica, el movimiento de la calidad de la educaci€n se consolid€ formalmente a partir de la Quinta Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno (Bustamante, 2002). All„ la educaci€n se toma como motor para el desarrollo socioecon€mico, refiri‚ndose las causas del atraso a sistemas educativos de baja calidad en la formaci€n de las personas. 96
    • Los procesos de gesti€n y aseguramiento de la calidad se basan en una serie de normas que se han establecido con el fin de posibilitar que toda organizaci€n social, educativa o empresarial eval†e de forma continua la calidad de los servicios prestados o de los productos ofrecidos, estableciendo mejoras de manera oportuna y eficiente. Para ello es necesario que se implementen en las organizaciones procesos administrativos basados en la consideraci€n de qui‚nes son los usuarios; la caracterizaci€n y estandarizaci€n sistemƒtica de los procesos organizativos, productivos y de prestaci€n de servicios; la evaluaci€n continua; la introducci€n de mejoras; el trabajo en equipo entre todos los responsables de los procesos, y la realizaci€n de auditorias para verificar el seguimiento de las pol„ticas de calidad. Las competencias se vinculan con esta pol„tica de gesti€n y aseguramiento de la calidad en las instituciones educativas y tambi‚n en las organizaciones sociales y empresariales. Y es esto lo que permite comprender su naturaleza, la metodolog„a rigurosa de descripci€n y la forma como se ponen en acci€n, pues la introducci€n de este enfoque, como bien se se‡ala en diversos apartados de este libro, debe hacerse con base en: (1) una identificaci€n precisa y sistemƒtica de los requerimientos laborales, sociales, disciplinares e investigativos; (2) la descripci€n precisa de cada competencia y su normalizaci€n- estandarizaci€n; (3) la implementaci€n de un sistema de formaci€n basado en m‚todos, t‚cnicas, actividades y estrategias donde se integra teor„a y prƒctica; (4) el ‚nfasis en cada competencia en los parƒmetros para su formaci€n y evaluaci€n; (5) el establecimiento de procesos sistemƒticos para certificar las competencias de forma p†blica; y (6) el establecimiento de mecanismos de retroalimentaci€n, monitoreo y control que aseguren la puesta en prƒctica de los procesos planeados, as„ como su evaluaci€n objetiva y la introducci€n efectiva de correcciones. Si no se asumen las competencias en vinculaci€n con los procesos de gesti€n y aseguramiento de la calidad, es muy dif„cil entender la raz€n de ser de su estructura (v‚ase la Tabla 3 de este mismo Cap„tulo), la metodolog„a rigurosa con base en la cual se identifican (Cap„tulo Cuatro) y la sistematizaci€n de los procesos de docencia—aprendizaje basados en la estandarizaci€n y criterios p†blicos. y la falta de comprensi€n de esta vinculaci€n es lo que hace que muchos docentes e investigadores asuman estas caracter„sticas como una forma r„gida y mecƒnica de encuadrar la educaci€n y ponerla s€lo al servicio de los requerimientos externos. 97
    • Al respecto, hay que indicar que el enfoque por competencias no impone una didƒctica basada en pasos r„gidos y detallados, sino que su eje esencial es bƒsicamente ayudar a comprender el proceso de aprendizaje y las metas de ‚ste en funci€n del desempe‡o, posibilitando la aplicaci€n de diversas estrategias didƒcticas, en las cuales se promueve la exploraci€n y el autoaprendizaje. Relaci‚n de la formaci‚n basada en competencias con el dise…o instruccional Se tiende a criticar el enfoque de competencias indicando que responde a los postulados tradicionales del dise‡o instruccional y de la tecnolog„a educativa basados en el conductismo. Para clarificar esto es importante indicar en qu‚ consisten cada uno de estos dos enfoques educativos. El dise‡o instruccional ha sido definido como el proceso sistemƒtico por medio del cual se elaboran planes para el desarrollo de materiales y actividades de ense‡anza con base en los principios del aprendizaje (Smith y Ragan, 1993). De esta forma, el dise‡o instruccional consiste en el proceso de planificaci€n de las actividades de aprendizaje en detalle y de manera ordenada, y en esta medida la docencia en sus diferentes modalidades requiere del dise‡o instruccional, pues es a trav‚s de ‚ste que se da el proceso de planeaci€n, dise‡o, implementaci€n y evaluaci€n de las experiencias formativas. Por consiguiente, el dise‡o instruccional como carta de navegaci€n requiere considerar todos los factores que intervienen en el aprendizaje junto con la situaci€n, el tipo de estudiantes y los prop€sitos al momento de organizar los cursos. Puede entonces decirse que el prop€sito esencial del dise‡o instruccional es facilitar el aprendizaje de las personas para lo cual se fundamenta en el desarrollo de teor„as y modelos pedag€gicos. As„, el dise‡o instruccional ha cambiado a medida que ha cambiado la pedagog„a, dƒndose tal y como lo se‡ala Tennyson (1993), cuatro generaciones de dise‡o instruccional. Los †ltimos modelos de tercera y cuarta generaci€n (aproximadamente de las d‚cadas de los a‡os 80 y 90 del siglo pasado), incorporan la dial‚ctica, la flexibilidad y lo sist‚mico. Bƒsicamente, los diferentes enfoques de dise‡o instruccional se basan en la actualidad en teor„as conductistas, cognoscitivas y constructivistas. El conductismo se enfoca en cambiar la conducta observable de las personas mediante programas que van por etapas, en secuencia, y con empleo de la repetici€n y del refuerzo. El cognoscitivismo, por su parte, se basa en orientar el aprendizaje desde el desarrollo y fortalecimiento de los procesos cognoscitivos que estƒn tras la conducta, desde el marco del procesamiento de la informaci€n donde hay procesos de entrada, de procesamiento y de salida. Finalmente, estƒ el constructivismo, el cual se sustenta en la perspectiva de que cada persona construye su propia realidad, a trav‚s de las experiencias y esquemas mentales desarrollados, para lo cual se orientan las actividades de aprendizaje de tal 98
    • manera que posibiliten el descubrimiento, la resoluci€n de problemas ambiguos y la creatividad. De aqu„ que no puede equipararse el dise‡o instruccional con la metodolog„a conductista de la ense‡anza programada, pues el dise‡o instruccional puede abordarse desde diferentes modelos pedag€gicos, los cuales son los que le dan su enfoque y caracter„sticas. Por ejemplo, la metodolog„a de dise‡o instruccional basada en el constructivismo enfatiza en la programaci€n de actividades de aprendizaje con gran flexibilidad, en las cuales se busca que los estudiantes aprendan mediante la exploraci€n. . Una vez hemos comprendido bien lo que es el dise‡o instruccional, podemos plantear que la formaci€n basada en competencias se vincula con este campo, en la medida en que se busca determinar qu‚ competencias se pretenden formar, en qu‚ contexto, bajo qu‚ fines, en cuƒles espacios, mediante qu‚ tipo de organizaci€n del curr„culo y estrategias y coro qu‚ metodolog„a de evaluaci€n. Es decir, la formaci€n basada en competencias tiene herramientas para planear, ejecutar y evaluar el proceso educativo, algo com†n a todo dise‡o instruccional. Y no puede plantearse que tal enfoque del dise‡o instruccional sea conductista, porque tal y como ocurre en este campo, el dise‡o de los programas de formaci€n por competencias no solamente puede darse desde este ƒmbito sino tambi‚n desde el cognoscitivismo y el constructivismo (ademƒs de otros modelos). Y esto mismo hay que decirlo respecto a la tecnolog„a educativa. Si en los a‡os sesenta y setenta la tecnolog„a educativa se bas€ esencialmente en el conductismo (se buscaba aplicar este modelo a la ense‡anza de conductas espec„ficas), hoy en d„a la tecnolog„a educativa se asume de una forma mucho mƒs amplia, flexible y general refiri‚ndose al empleo de instrumentos tecnol€gicos para mediar y facilitar el aprendizaje tomando como referencia diferentes modelos pedag€gicos. Es as„ como se entiende por tecnolog„a educativa el empleo de ordenadores, equipos audiovisuales y las nuevas tecnolog„as de la informaci€n y la comunicaci€n en las actividades de docencia y aprendizaje. Por consiguiente, las competencias tambi‚n se vinculan con la tecnolog„a educativa, pero tomada en esta perspectiva amplia y no la del conductismo, en tanto se requieren de medios tecnol€gicos para apoyar la formaci€n de aprendizajes en diversos escenarios. Capital humano Las competencias tambi‚n se vinculan con el enfoque del capital humano, donde la responsabilidad por la formaci€n pasa de las instituciones a las personas. 99
    • El capital humano son cualidades valiosas para el desarrollo econ€mico y pueden ser mejoradas con programas de inversi€n (L€pez, 1994), por lo cual se han convertido en un ideal de la educaci€n (Barrantes, 2001). Ademƒs del capital humano, el sistema educativo tiene el reto de fortalecer el capital social, el cual estƒ dado por las redes conformadas por instituciones, gobierno, asociaciones civiles y diversos grupos comunitarios, para satisfacer las necesidades con base en la solidaridad y el asociacionismo (Zumbado, 1999). 2.7 Ejemplificaci‚n Con el fin de ejemplificar el concepto complejo de competencias, en la Tabla 13 se expone la descripci€n en detalle de la competencia de trabajo en equipo. Tabla 13. Ejemplo de descripci‚n de una competencia COMPETENCIA DE TRABAJO EN EQUIPO Dimensi‚n del desarrollo humano: cognitiva y laboral Trabajar en equipo con base en la filosof„a y en la 1.- Conformar equipos de trabajo teniendo en cuenta la estrategia definida por la Instituci€n. estrategia de la organizaci€n y alcance del proyecto asignado. 2. Negociar conflictos de manera pacifica. Elemento de competencia 1: Conformar equipos de trabajo teniendo en cuenta la estrategia de la organizaci‚n y alcance del proyecto asignado. Criterios de desempe…o Saberes esenciales a) Los participantes del equipo de trabajo son 1) Trabajo en equipo: concepto, importancia, seleccionados de acuerdo con las especificaciones caracter„sticas, ventajas, funci€n (todos los criterios). de la tarea o proyecto. 2) Equipos de trabajo eficaces: roles claves, caracter„sticas, b) El direccionamiento estrat‚gico del equipo es modelos, aptitudes y competencias (a,b,c,d). establecido de manera participativa. 3) El proceso de comunicaci€n grupal: fases, actores, c) Los roles son definidos y asignados teniendo en procesos, resultados, retroalimentaci€n, modelos. cuenta el tipo de tarea y las competencias 4) Divisi€n t‚cnica y social del trabajo: concepto, necesarias 'para el proyecto. caracter„sticas, evoluci€n, paradigmas de centralizaci€n d) El sistema de informaci€n y comunicaci€n del y descentralizaci€n (c,f). equipo es establecido con base en la estrategia 5) Visi€n compartida: concepto, caracter„sticas, definida. implicaciones, m‚todo (todos). e) La toma de decisiones se basa en argumentos e 6) Sinergia organizacional: concepto, caracter„sticas, informaci€n vƒlida y bƒsica. importancia, m‚todo y procedimientos (a,b). f) Los criterios y procedimientos de evaluaci€n del 7) Clima organizacional: componentes, caracter„sticas, desempe‡o del equipo son establecidos y aplicados relaciones con la organizaci€n y el comportamiento con transparencia. (todos). g) El empoderamiento de los miembros del equipo se 8) Paradigmas de interacci€n humana: concepto, efect†a en concordancia con los requerimientos del clasificaci€n, caracter„sticas, implicaciones (todos). proyecto. 9) Empoderamiento: concepto, caracter„sticas, relaciones h) Las reuniones del equipo de trabajo son preparadas con la delegaci€n de funciones, importancia (e). y registradas de acuerdo con parƒmetros 10) T‚cnicas para la organizaci€n de grupos (todos). establecidos. Saber ser: 1. Esp„ritu de reto (todos). 2 Motivaci€n al logro (todos). 100
    • Rango de aplicaci‚n Evidencias requeridas Equipo de trabajo: interdisciplinario, interfuncional, Evidencia de desempe‡o: interinstitucional Observaci€n del desempe‡o individual y de la interacci€n de las personas por lo menos en tres eventos. Evidencia de conocimiento: Entrevista a integrantes ck los equipos para verificar cumplimiento de los criterios (c,d,e). Se requiere revisar registros (actas) sobre reuniones de tres equipos diferentes. Elemento de competencia 2: Negociar conflictos de manera pac„fica. Criterios de desempe…o Saberes esenciales a) Los participantes del equipo de trabajo son Saber conocer y saber hacer: seleccionados de acuerdo con las 1) Trabajo en equipo: concepto, importancia, caracter„sticas, especificaciones de la tarea o proyecto. ventajas, funci€n (todos los criterios). b) El direccionamiento estrat‚gico del equipo es 2) Equipos de trabajo eficaces: roles claves, caracter„sticas, establecido de manera participativa. modelos, aptitudes y competencias (a,b,c,d). c) Los roles son definidos y asignados teniendo en 3) El proceso de comunicaci€n grupal: fases, actores, cuenta el tipo de tarea y las competencias procesos, resultados, retroalimentaci€n, modelos. necesarias 'para el proyecto. 4) Divisi€n t‚cnica y social del trabajo: concepto, d) El sistema de informaci€n y comunicaci€n del caracter„sticas, evoluci€n, paradigmas de centralizaci€n y equipo es establecido con base en la estrategia descentralizaci€n (c,f). definida. 5) Visi€n compartida: concepto, caracter„sticas, e) La toma de decisiones se basa en argumentos e implicaciones, m‚todo (todos). informaci€n vƒlida y bƒsica. 6) Sinergia organizacional: concepto, caracter„sticas, f) Los criterios y procedimientos de evaluaci€n del importancia, m‚todo y procedimientos (a,b). desempe‡o del equipo son establecidos y 7) Clima organizacional: componentes, caracter„sticas, aplicados con transparencia. relaciones con la organizaci€n y el comportamiento g) El empoderamiento de los miembros del equipo (todos). se efect†a en concordancia con los 8) Paradigmas de interacci€n humana: concepto, requerimientos del proyecto. clasificaci€n, caracter„sticas, implicaciones (todos). h) Las reuniones del equipo de trabajo son 9) Comunicaci€n en la negociaci€n: premisas, problemas y preparadas y registradas de acuerdo con causas, pautas: escucha activa y desacuerdos, parƒmetros establecidos. herramientas y canales de comunicaci€n (d,e,f). 10) Compromisos: concepto, premisas, problemas y causas, pautas para la formulaci€n, canales de comunicaci€n (c,g). 11) El diƒlogo: concepto, caracter„sticas, funci€n, procedimientos, obstƒculos, habilidades para (d.e.f). 12) Instrumentos para el registro de informaci€n sobre los acuerdos o consensos de la negociaci€n. Saber ser: 1) Perseverancia en la resoluci€n de conflictos (todos). 2) Automotivaci€n por la consecuci€n de los logros esperados (todos). Rango de aplicaci‚n Evidencias requeridas Negociaci€n: individual y grupal. Evidencia de desempe‡o: Observaci€n de por lo menos 2 procesos de negociaci€n. Evidencia de conocimiento: Entrevista a actores del proceso de negociaci€n para verificar cumplimiento de los criterios planteados. Cotejo de registros: planeaci€n de la negociaci€n y (actas) sobre reuniones de negociaci€n.. 101
    • Rango de aplicaci‚n Evidencias requeridas Problemas para toda la competencia Caos e incertidumbres para la competencia: a) Construcci€n de una visi€n del trabajo en equipo que a) Surgimiento de conflictos por problemas emocionales de se articule a la visi€n de toda la organizaci€n. los integrantes que bloquean el trabajo en equipo. b) Asunci€n de las diferencias con apertura y tolerancia, b) Aparici€n de resistencias de los integrantes del equipo a buscando la complementariedad entre los integrantes perspectivas de los compa‡eros opuestas a las de ellos. de la organizaci€n. 3. PRECAUCIONES EN EL USO DEL ENFOQUE DE LAS COMPETENCIAS Todo enfoque educativo debe usarse con precauci€n, con el fin de no caer en los extremos del reduccionismo y las miradas parcializadoras que tradicionalmente han tenido las instituciones educativas influenciadas por el pensamiento simple. Por ello, a continuaci€n se anotan una serie de advertencias que se deben tener en cuenta en el uso del enfoque de las competencias: * Hay que evitar caer de nuevo en el optimismo pedag€gico de los a‡os 60 y 70, as„ como en el abordaje de la educaci€n para la formaci€n de recursos humanos, tendencia que estuvo vigente entre los a‡os 50 y 80 (Hallack, 1991). En el discurso social es cada vez mƒs frecuente el ‚nfasis en formar un ciudadano trabajador competente (Braslavsky, 1995), con lo cual se llega al reduccionismo, por cuanto las competencias requieren abordarse desde el desarrollo humano integral, dentro del cual el campo laboral es solamente una de las m†ltiples dimensiones que lo conforman, teni‚ndose en cuenta que los seres humanos no son recursos, sino talentos. * Las competencias implican pasar de categor„as generales profesionales a atributos espec„ficos en cada trabajador, con el consiguiente peligro de caer en la administraci€n de competencias y no de personas „ntegras, llevando a una fragmentaci€n del trabajo y a aislar mƒs ‚ste del proceso de autorrealizaci€n de las personas. Como bien lo expone Cardoso (2001), las competencias laborales tienen el peligro de que las personas no se contraten para un oficio o una profesi€n, sino para realizar tareas espec„ficas en las cuales estƒn certificados. * El ‚nfasis en atributos individuales propicia entre los trabajadores y la misma empresa que se asuma la competencia en t‚rminos de rivalizar con, a fin de sobresalir por encima de otros. Para estar prevenidos de esta tendencia nefasta, es esencial asumir el quehacer laboral en el marco de procesos integrales y sist‚micos, donde se tenga la visi€n de la parte y del todo, y en 102
    • donde se reconozca la humanidad de cada integrante de la organizaci€n empresarial. * Las competencias constituyen un enfoque para orientar los procesos educativos y no son la panacea a los problemas escolares ni investigativos. Deben asumirse con esp„ritu cr„tico y flexible, lejos de todo fundamentalismo. Es posible que dentro de algunos a‡os este enfoque pierda su vigencia y validez, pero tambi‚n es probable que, asumido con prudencia y rigurosidad, aporte elementos para mejorar la calidad de la formaci€n humana. * Es importante reconocer el aporte de las competencias en la orientaci€n de los procesos de aprendizaje y de ense‡anza, pero debe prevenirse la tendencia actual de asumir todas las actividades y procesos de las instituciones educativas bajo este †nico aspecto (Gran‚s, 2000), ya que esto constituye una mirada fiagmentaria y reduccionista del acto educativo. Muchos procesos pedag€gicos escapan a la mirada de las competencias como es el caso de la cultura escolar, la construcci€n de identidades, el desarrollo afectivo, el funcionamiento de la instituci€n escolar y la articulaci€n con la sociedad. * Con frecuencia, se observa que los docentes tienden a emplear un solo enfoque en la formaci€n de competencias. Debemos estar prevenidos de esto y buscar la combinaci€n de enfoques en la ense‡anza. Por ejemplo, “al lado de la competencia en la aplicaci‚n de reglas en situaciones y contextos diversos que suministra un enfoque de juego de lenguaje, deber‡an desarro- llarse perspectivas hist‚ricas y cr‡ticas que permitan enriquecer el sentido y la funci‚n de la ciencia en el mundo de hoy” (Gran‚s, 2000, p. 216). * Las competencias entraron a la educaci€n desde el campo de la evaluaci€n de los aprendizajes, y es en ‚ste donde se ha privilegiado su uso, con lo cual se ha dado un empobrecimiento de la filosof„a de la educaci€n (Zubir„a, 2002), ya que la evaluaci€n s€lo es uno de los m†ltiples procesos que componen d acto formativo. Por tanto, las instituciones educativas deben revisar la manera c€mo emplean el enfoque de las competencias, buscando que ‚ste sea parte estructural de todo el proceso pedag€gico, y no solamente de la evaluaci€n. * Es necesario que la formaci€n de competencias se asiente en un pensamiento complejo, donde todos los estamentos involucrados en la comunidad educativa aprendan a relacionar la informaci€n entre s„ y con otras fuentes de datos, acorde al contexto, buscando superar la tendencia a fragmentar la realidad. Implica reunir los conocimientos para tener m†ltiples perspectivas frente a los problemas, dando cuenta de sus ejes comunes y realizando una prevenci€n frente a la tendencia de la mente humana hacia el error y la 103
    • ilusi€n. Al respecto, es importante recordar que la ‚poca actual de transici€n hacia un futuro desconocido supone una educaci€n para la incertidumbre, una educaci€n proyectada al futuro, a la innovaci€n, y a la imaginaci€n, lo cual encierra caracter„sticas hasta hoy in‚ditas (UNESCO, 1993). * La formaci€n basada en competencias corre el riesgo de que todo nuevo conocimiento, valor, actitud o destreza que en un momento determinado tome el carƒcter de valioso para la sociedad, se convierta en una nueva competencia, y, por lo tanto, en una nueva demanda para el sistema educativo (Barrantes, 2001), y, por ende, en una nueva demanda para los docentes y para los mismos estudiantes, lo cual puede llevar a una crisis y colapso del sistema ya que actualmente el curr„culo de todos los niveles educativos se encuentra sobrecargado de una gran cantidad de contenidos e informaci€n. La soluci€n a este problema requiere establecer l„mites frente a la formaci€n de competencias en las instituciones educativas, para que la familia, los medios de comunicaci€n, la comunidad y las empresas asuman tambi‚n su responsabilidad en este asunto. 104
    • 4. ATIVIDADES SUGERIDAS 1. Reflexiona: ˆen tu medio y contexto, qu‚ elementos del paradigma de la simplicidad aparecen en la concepci€n y abordaje de las competencias? 2. Realiza un mapa mental o conceptual sobre los componentes esenciales de las competencias asumidas desde una perspectiva compleja. Incorpora en dicho mapa otros elementos que tu consideres que son esenciales en su abordaje epistemol€gico. 3. Analiza el curr„culo de tu instituci€n y eval†a c€mo se encuentra con respecto a la formaci€n de competencias desde la propuesta discutida en el presente cap„tulo. 4. Construye un conjunto de pautas para ti y tu instituci€n en tomo al abordaje de las competencias desde un enfoque complejo, buscando tener precauciones para no caer en el reduccionismo. 5. Toma como referencia un determinado curso o asignatura e identifica la competencia a formar en ‚ste. Describe a qu‚ clase pertenece, qu‚ problemas permite resolver, c€mo se puede evaluar; qu‚ tipo de manejo ‚tico implica y qu‚ factores de incertidumbre es preciso considerar. 6. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diversas actividades propuestas, con el fin de que puedas conocer el punto de vista de tus colegas y as„ mismo recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 105
    • CAP•TULO CUATRO DISE•O COMPLEJO DEL CURR•CULO Caminante, son tus huellas el camino, y nada mƒs; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino, y al volver la vista atrƒs se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar. Machado (1998, p. 19). 106
    • 1. EL CURR•CULO COMPLEJO En el plan formativo cada instituci€n educativa realiza una selecci€n de los campos de conocimiento acordes con lo que las personas necesitan conocer para resolver un conjunto de problemas presentes en el sistema social (Gonzƒlez, 2000). El papel de la didƒctica consistirƒ en hacer que esa adquisici€n de conocimientos sea mƒs efectiva, eficaz y eficiente. 107
    • Tanto lo curricular como lo didƒctico relacionan el mundo de la escuela con el mundo de la vida con unos fines espec„ficos para formar un tipo de hombre y mujer que harƒn que esa sociedad sea diferente a otras. El dise‡o curricular tradicionalmente ha tenido los siguientes problemas: (1) bajo grado de participaci€n de los docentes, los estudiantes y la comunidad en la planeaci€n educativa; (2) seguimiento de metodolog„as de dise‡o curricular de manera acr„tica; (3) bajo grado de integraci€n entre teor„a y prƒctica (D„az, 2002); (4) ausencia de estudios sistemƒticos sobre los requerimientos de formaci€n del talento humano parte de la comunidad, la sociedad, la cultura, las empresas, las organizaciones sociales, el mercado laboral-profesional y las propias personas interesadas; y (5) tendencia a realizar cambios curriculares de forma mƒs que de fondo, donde no es raro encontrar instituciones educativas en las cuales la reforma curricular se reduce a cambiar asignaturas por otras, modificar el nombre de las asignaturas, actualizar contenidos, cambiar objetivos por logros y, recientemente, logros por competencias. Esto explica el “por quƒ se estructuran planes y programas acadƒmicos que si bien cumplen con la norma, no impulsan procesos de creaci‚n e innovaci‚n educativa que propicien verdaderos cambios en la concepci‚n y formaci‚n del estudiante en los diferentes niveles y modalidades educativas” (L€pez, 1999, pp. 16- 17). Mƒs que falta de oportunidades y capacitaci€n sobre dise‡o curricular, lo que hay en el fondo de todos estos problemas es una mentalidad r„gida, academicista y simple que bloquea la toma de conciencia y la contextualizaci€n en tomo a la formaci€n humana integral. De acuerdo con Romƒn y D„ez (2000), el curr„culo es una selecci€n cultural que se compone de procesos (capacidades y valores), contenidos (formas de saber) y m‚todos / procedimientos (formas de hacer) que demanda la sociedad en un momento determinado. Partiendo de esta definici€n, el ESC (v‚ase el Cap„tulo Uno) asume el curr„culo como un proceso espec„fico, de acuerdo y negociaci€n entre los requerimientos de la sociedad, de las instituciones educativas y de las personas, con respecto a la formaci€n de competencias en las diferentes ƒreas de desempe‡o, teniendo como prop€sito favorecer la autorrealizaci€n, la construcci€n del tejido social y el desarrollo econ€mico. 108
    • El dise‡o del curr„culo desde el pensamiento complejo, por ende, busca implementar estrategias que faciliten en todos los miembros de la instituci€n educativa un modo de pensar complejo, basado en aspectos esenciales tales como la autorreflexi€n, la autocr„tica, la contextualizaci€n del saber, la multidimensionalidad de la realidad, la comprensi€n de aquello que se quiere conocer e intervenir, y el afrontamiento estrat‚gico de la incertidumbre (v‚ase Figura 1). Figura 1. Caracter„sticas del curr„culo complejo Se han construido diversas metodolog„as para el dise‡o del curr„culo por competencias. Entre ellas es de resaltar la propuesta de Maldonado (2001), quien describe un modelo basado en tres etapas: dise‡o curricular (primera etapa), desarrollo curricular (segunda etapa) y gesti€n curricular (tercera etapa). Teniendo como referencia esta metodolog„a, a continuaci€n se proponen una serie de aportes complementarios para planear el curr„culo por competencias desde el pensamiento complejo, los cuales estƒn organizados en nueve ejes interdependientes entre s„ (v‚ase la Figura 2). 109
    • Los aspectos metodol€gicos que se exponen a continuaci€n es necesario considerarlos dentro del marco de la gesti€n y el aseguramiento de la calidad del curr„culo institucional, de tal forma que hayan mecanismos que promuevan la formaci€n pertinente, oportuna, efectiva, eficaz y eficiente de los estudiantes. Tal gesti€n de la calidad curricular tiene como base la estandarizaci€n de todos los procesos de aprendizaje-ense‡anza-evaluaci€n, con una apropiada validaci€n p†blica y documentaci€n por escrito. Esto se refleja en el proceso de identificaci€n y normalizaci€n de las competencias, en el cual hay unos criterios muy espec„ficos a tener en cuenta con el fin de clarificar los aprendizajes esperados y los indicadores de evaluaci€n. En segundo lugar, se insiste en la continua evaluaci€n de los requerimientos del entorno, para ajustar los saberes, las estrategias didƒcticas, los recursos f„sicos y materiales, y el talento humano (docentes y personal administrativo) a los prop€sitos de formaci€n. 2. EJES EN LA CONSTRUCCI€N DEL CURR•CULO Eje 1. Investigaci‚n-acci‚n educativa El dise‡o del curr„culo es un proceso eminentemente investigativo, tanto de construcci€n conceptual como de aplicaci€n. De la manera c€mo se lleve a cabo dicho proceso dependerƒ en gran medida el ‚xito, calidad y pertinencia del plan formativo elaborado. El proceso investigativo para dise‡ar el curr„culo requiere una continua problematizaci€n e interrogaci€n frente a su pertinencia contextual, pedag€gica y filos€fica, por cuanto el curr„culo no tiene nunca un t‚rmino, sino que siempre es algo que se estƒ haciendo, creando y significando. Su naturaleza no es de llegada, sino de camino. Como metodolog„a de investigaci€n para dise‡ar el curr„culo se sugiere la investigaci•n-acci•n-educativa (IAE) (Stenhouse, 1981, 1993; Elliot, 1994; Restrepo, 2000a, 2002), la cual se define como un proceso continuo que llevan a cabo los docentes y directivos de una instituci€n educativa con et fin de deconstruir y reconstruir el conocimiento pedag€gico. Este enfoque investigativo se caracteriza por: (1) integra el sujeto y el objeto, en tanto el docente es un investigador que se observa a s„ mismo observando su prƒctica pedag€gica y la de otros; (2) las metas del proceso investigativo se construyen de manera participativa con los integrantes de la comunidad educativa, sin imposici€n; (3) integra saberes acad‚micos con saberes del contexto; (4) es un proceso recursivo continuo, es decir, no finaliza en ninguna etapa, y (5) es una actividad llevada a cabo por los mismos docentes, quienes asumen de forma integral tres roles: investigadores, observadores y maestros. 110
    • Figura 2. Ejes en el dise…o del curr„culo complejo Metodolog„a: Se propone orientar el dise‡o curricular por competencias desde la IAE teniendo como base el trabajo en equipo y el seguimiento de cuatro etapas: observaci€n, deconstrucci€n, reconstrucci€n y prƒctica-evaluaci€n (v‚ase figura 3). Cada una de estas etapas se complementa en los ejes siguientes. l. Observaci‚n: consiste en realizar una descripci€n de la estructura del curr„culo que posee la instituci€n antes de realizar alguna modificaci€n en ‚l, estableciendo c€mo se ha puesto en prƒctica en la formaci€n de los estudiantes. Esta etapa se lleva a cabo por medio de diferentes t‚cnicas tales como: diario de campo, entrevistas focales, talleres, historias de vida, etc. 111
    • La observaci€n del curr„culo institucional requiere de una s€lida fundamentaci€n conceptual sobre el tema, donde se aborden aspectos tales como modelos pedag€gicos, dise‡o curricular, formaci€n, aprendizaje, normatividad, competencias y pensamiento complejo. Figura 3. Componentes de IAE 2. Deconstrucci‚n: a partir de los datos aportados por la observaci€n del curr„culo, se emprende un anƒlisis de ‚ste con el fin de determinar sus aportes positivos, vac„os, insuficiencias, elementos de inefectividad, teor„as impl„citas que estƒn en su base, modelos mentales negativos y procesos de pensamiento simple (rigidez, estaticismo, resistencia al cambio y fragmentaci€n de la ense‡anza). Para realizar este proceso se sugiere tener como apoyo el eje 3, junto con una clara fundamentaci€n del dise‡o curricular por competencias desde el pensamiento complejo, as„ como experiencias innovadoras en esta ƒrea. 112
    • 3. Reconstrucci‚n: con base en el anƒlisis de los aspectos positivos y negativos del curr„culo que posee la instituci€n, se procede a una reconstrucci€n-transformaci€n de ‚ste incorporando el enfoque de las competencias y el pensamiento complejo. Para ello se recomienda tener como gu„a los ejes 4, 5, 6, 7, 8 y 9. 4. Pr„ctica: una vez reconstruido el curr„culo siguiendo la propuesta descrita en los ejes del 4 al 9, se procede a poner en prƒctica el nuevo dise‡o curricular en la instituci€n educativa, mediante una continua evaluaci€n. Una vez se hace esto, se inicia de nuevo el ciclo en la primera etapa, con el fin de mejorar su calidad. Eje 2: La prˆctica de la autorreflexi‚n Los modelos mentales son supuestos hondamente arraigados. Constituyen generalizaciones frente a las cuales tenemos un bajo grado de conciencia. Abordar los modelos mentales supone volver el espejo hacia adentro: aprender a exhumar nuestras im„genes internas del mundo, para /levarlas a la superficie y someterlas a un riguroso escrutinio. En su mayor parte, todas las grandes ideas que fracasan no lo hacen porque las intenciones fueron d‚biles, o porque la voluntad flaque€ o incluso porque no exist„a una comprensi€n sist‚mica. Fracasan a causa de modelos mentales negativos que bloquean la emergencia de nuevas perspectivas y proyectos. Por medio de la autorreflexi€n permanente tomamos conciencia de nuestros modelos mentales negativos y los modificamos con el fin de orientar la formaci€n desde la integralidad, el compromiso, la antropo‚tica y la autorrealizaci€n plena. “Si descubrimos que somos seres dƒbiles, fr„giles, insuficientes, carentes, entonces podemos descubrir que todos tenemos una necesidad mutua de comprensi‚n. El auto-examen cr‡tico nos permite descentramos relativamente con respecto de nosotros mismos, y por consiguiente reconocer y juzgar nuestro egocentrismo” (Morin, 2000a, p. 76). El pensamiento complejo nos invita a servimos de nuestro pensamiento para repensar nuestra estructura de pensamiento. De no ser as„, nuestras estructuras mentales continuarƒn bloqueando toda posibilidad de cambio. Una de las grandes dificultades que se encuentran en la construcci€n del curr„culo consiste en que los integrantes de la instituci€n educativa se dejan llevar de forma no consciente y acr„tica por determinadas ideas, pol„ticas y principios. Al respecto, Morin (2000a) nos hace la siguiente invitaci€n: “Las ideas existen por y para el hombre, pero el hombre existe tambiƒn por y para las ideas; nos podemos servir de ellas s‚lo si sabemos tambiƒn servirles. ŽNo seria necesario tomar conciencia de nuestras enajenaciones para poder dialogar con nuestras ideas, controlarlas tanto como ellas nos controlan y aplicarles pruebas de verdad y de error?” (p. 24). 113
    • En otro apartado, el autor afirma de forma categ€rica: “Debemos llevar una lucha crucial contra las ideas, pero no podemos hacerlo m„s que con la ayuda de las ideas” (Morin, 2000a, p. 25). Por consiguiente, la contrastaci€n de modelos mentales negativos s€lo puede hacerse a partir de nuevos modelos mentales que sean abiertos, cr„ticos y contextualizados. Metanoia viene literalmente de meta (mƒs allƒ) y noia (de la mente) y significa trascendencia. La metanoia es un cambio de enfoque de una perspectiva a otra y nos ayuda de dos formas: (1) a ver interrelaciones entre las partes mƒs que cadenas lineales de causas y efectos, y (2) a ver los procesos en su dinƒmica de cambio mƒs que como fotograf„as estƒticas. El aprendizaje creativo implica trascender nuestros esquemas mentales y abordar las cosas desde nuevos puntos de vista. El dise‡o del curr„culo por competencias requiere de la prƒctica continua de la metanoia, para lo cual la reflexi€n es el principal instrumento. 114
    • Actividades sugeridas: 1. Morin (2000a) dice, “el ser mantiene la organizaci‚n que lo mantiene” (p. 68). Los sistemas vivos tienden a hacerse bucles a s„ mismos creando su propia autonom„a, organizƒndose y reorganizƒndose con el fin de asegurar su perdurabilidad. Esto puede aplicarse al curr„culo con el cual formamos una unidad indisociable, pues ‚ste es lo que nosotros somos, y puede llegar a ser lo que nosotros nos atrevamos a ser. Los problemas del curr„culo tradicional tienden a mantenerse porque nosotros mismos buscamos conservar su identidad por temor al cambio. A partir de esto, te invitamos a reflexionar en torno a la siguiente: pregunta: ˆQu‚ valores y principios hay en ti y en los integrantes de tu instituci€n que hacen que se mantenga una forma de ense‡ar y de estructurar el curr„culo de manera fragmentada y con bajo grado de pertinencia? Y de manera complementaria: ˆQu‚ valores y principios posees que te orienten en la estructuraci€n del curr„culo de forma sist‚mica y compleja? 2 Los seres humanos tendemos a la ilusi€n y al error, ya que fƒcilmente nos dejamos llevar de ideales, totalitarismos, ideolog„as, creencias cerradas, dogmas incuestionables y reduccionismos. Revisa en tu historia personal la manera como tales tendencias han influido en los aportes que has dado a la construcci€n del curr„culo o al establecimiento de programas formativo. Considera situaciones concretas. La conciencia de nuestros errores mentales nos permitirƒ asumir el nuevo dise‡o curricular por competencias con mƒs precauci€n y conciencia de los l„mites. 3. Finalmente, revisa en tus experiencias de dise‡o curricular o de elaboraci€n de proyectos educativos c€mo se ha dado la metanoia curricular, es decir, el cambio de una perspectiva a otra en la estructuraci€n de prop€sitos, contenidos, m‚todos y estrategias didƒcticas. Determina pautas concretas para modificar aquellos modelos mentales que no te permiten ver ni asumir nuevas perspectivas en el dise‡o de planes formativos. 115
    • Eje 3: Deconstrucci‚n del curr„culo Consiste en tomar contacto con el curr„culo del programa educativo y realizar un anƒlisis de su pertinencia con base en preguntas previamente formuladas y otras que surjan durante el desarrollo de la actividad. En esta parte se busca tomar conciencia de las insuficiencias, vac„os, obstƒculos y resistencias al cambio que hay en el curr„culo actual, analizando la manera c€mo se ha ejecutado el programa de formaci€n en relaci€n con lo planeado y lo ideal. Esta etapa se lleva a cabo mediante el anƒlisis cr„tico de las diversas ideas, teor„as, concepciones y m‚todos inherentes al dise‡o curricular que tiene la instituci€n educativa. Esto posibilita tener conciencia y precauci€n para que no se sigan repitiendo los mismos errores (Restrepo, 2002) en el nuevo dise‡o curricular por competencias. La comprensi€n requiere religar las partes con el todo, estableciendo sus v„nculos; pero sobretodo, la comprensi€n s€lo es posible si hacemos parte y construimos contacto con aquello que esperamos comprender (Max-Neef, 1993). Por ejemplo, podemos saber mucho del amor, pero la realidad es que s€lo comprendemos qu‚ es el amor cuando nos enamoramos. El pensamiento simple bloquea la comprensi€n debido a que establece una distancia entre el sujeto y el objeto mediante la b†squeda de la pretendida neutralidad cient‡fica y el desconocimiento del papel de la subjetividad en el acto de conocer. Nos hemos distanciado del proceso de formaci€n asumi‚ndolo como un objeto separado de nosotros, sin reconocer que ‚ste hace parte de nuestra naturaleza; esto es explicable en tanto prima la disyunci€n educadores-educandos-realidad. S€lo realizando la planeaci€n pedag€gica desde la propia formaci€n de quienes la dirigen, la orientan y la facilitan (integraci€n sujeto-objeto), es que podemos generar un curr„culo pertinente. 116
    • Actividades sugeridas: 1.- Analice en el curr„culo que ha tenido la instituci€n la relaci€n entre lo planeado y lo ejecutado. Detecte vac„os e inconsistencias. A partir de esto, formule mecanismos para evitar en el futuro que se llegue a una situaci€n similar. 2.- Determine si los valores actuales que orientan el curr„culo estƒn acordes con lo esperado desde la direcci€n de la instituci€n y de la sociedad. En caso de que esto no ocurra, determinar las razones de ello y establecer pautas para eliminar la discrepancia. 3.- Realice un estudio del curr„culo institucional que se ha manejado hasta el momento con bases en los Siete saberes necesarios para la educaci•n del futuro de Morin (200a). Al respecto, se sugieren algunas preguntas, las cuales se presentan en la tabla 1. 4.- En cada uno de los saberes analizados en el tabla 1, establece pautas y mecanismos a tener en cuenta en el nuevo dise‡o –y transformaci€n-curricular por competencias. Tabla 1. Preguntas para la deconstrucci‚n del curr„culo Nombre Preguntas sugeridas para la deconstrucci‚n del curr„culo l. Ense‡anza del proceso de ˆEn el curr„culo se ense‡a qu‚ es el conocimiento desde una visi€n conocimiento y sus sist‚mica y se orienta en c€mo reconocer y manejar de forma tendencias a la ilusi€n y al constructiva las tendencias a la ilusi€n, a los apasionamientos, a error las falsas dicotom„as, al reduccionismo y al error mediante la autorreflexi€n? ˆHay un plan para formar en la b†squeda de la lucidez tras las cegueras que tendemos a tener los seres humanos? ˆEn el curr„culo actual se ense‡an conocimientos o se orienta en tomo a c€mo construir el conocimiento? 2. Ense‡anza del ˆEn el curr„culo se ense‡an conocimientos pertinentes en cada una conocimiento pertinente de sus ƒreas, acorde con el contexto sociocultural, laboral, econ€mico y de la propia autorrealizaci€n personal? ˆEl curr„culo actual integra y relaciona los saberes de las diferentes ƒreas teniendo en cuenta la relaci€n de las partes con el todo y del todo con las partes? 3. Ense‡anza de la condici€n ˆEn el curr„culo se ense‡a qu‚ significa ser humano desde la humana integraci€n de los saberes acad‚micos con los saberes populares, estableciendo su tejido com†n? ˆEn las ƒreas se abordan saberes espec„ficos teniendo en cuenta la visi€n del ser humano como persona integral y multidimensional? ˆEn las diferentes ƒreas se reflexiona en tomo a las preguntas esenciales de la existencia, tales como quienes somos, de donde venimos, para d€nde vamos, cuƒl es nuestra misi€n, etc.? 117
    • Nombre Preguntas sugeridas para la deconstrucci‚n del curr„culo 4. Ense‡anza de la identidad ˆEn el curr„culo se ense‡a la diversidad cultural humana teniendo terrenal en cuenta a la vez la unidad del g‚nero humano? ˆSe ense‡a el destino planetario del hombre? ˆSe orienta en tomo a c€mo relacionar los problemas locales con los problemas mundiales? ˆSe promueve el anƒlisis de la globalizaci€n-mundializaci€n en relaci€n con la b†squeda de identidad cultural de las sociedades espec„ficas? 5. Ense‡anza del proceso de ˆEn el curr„culo actual de la instituci€n se ense‡a a comprender la incertidumbre incertidumbre propia de la realidad como algo inherente a la organizaci€n de la realidad? ˆEl curr„culo brinda lineamientos para ense‡ar a manejar la incertidumbre mediante la formulaci€n de estrategias? ˆEl curr„culo estƒ elaborado con base en programas cerrados o estrategias abiertas susceptibles de modificaci€n? 6. Ense‡anza del proceso de ˆSe ense‡a qu‚ es comprender y c€mo comprender mediante el comprensi€n entretejimiento del saber? ˆEn los planes curriculares actuales se fijan mecanismos para orientar a los estudiantes en tomo a c€mo tomar contacto con aquello que desean comprender? ˆSe definen mecanismos para que los estudiantes comprendan el curr„culo? ˆSe establecen estrategias dirigidas a formar en la flexibilidad y en la metanoia? ˆEl curr„culo se ha elaborado tomando contacto -y haciendo parte de- con el proceso formativo de los estudiantes, desde el propio proceso formativo de los administradores y docentes? 7. Ense‡anza de la ˆEl curr„culo actual ense‡a la responsabilidad de la persona antropo‚tica consigo misma, la sociedad y la especie en su conjunto? ˆEl curr„culo actual estƒ dise‡ado desde una ‚tica de la especie humana? ˆEl curr„culo actual tiene las condiciones para garantizar la formaci€n en la solidaridad y la participaci€n en la construcci€n del tejido social? Eje 4: Investigaci‚n del entorno Formar con base en competencias requiere tener un alto grado de conocimiento y comprensi€n de los requerimientos sociales, laborales, pol„ticos, econ€micos, profesionales y empresariales en tomo a las caracter„sticas que debe tener el talento humano que se propone formar la instituci€n educativa. Tales requerimientos deben establecerse mediante estudios sistemƒticos que aporten informaci€n precisa para luego ser integrada al dise‡o curricular y a la identificaci€n de las competencias por formar en los administradores educativos, docentes y estudiantes. El curr„culo tradicional se ha realizado fundamentalmente desde lo acad‚mico y lo disciplinar, faltando el contexto socioecon€mico. En la investigaci€n del entorno es preciso tener en cuenta que no hay como tal objetos sino sistemas, seg†n expone el mismo Morin (1993): “Los objetos dejan su lugar a los sistemas: en lugar de esencias y sustancias, organizaci‚n; en lugar de unidades simples y elementales, unidades complejas; en lugar de agregados que forman cuerpo, sistemas de sistemas de sistemas” (p. 148). 118
    • Por consiguiente, todo estudio del entorno debe tener un enfoque sist‚mico, con el fin de determinar las diversas demandas en sus interdependencias, para que tal perspectiva sea llevada a su vez al curr„culo. Hay muchos m‚todos para determinar los requerimientos del contexto y construir el curr„culo con base en ‚stos. De acuerdo con nuestra experiencia se propone tener en cuenta el diagrama de desarrollo que se expone en la Figura 4. De manera espec„fica, dicho diagrama puede implementarse mediante el anƒlisis funcional y la t‚cnica DACUM. Anˆlisis funcional Las funciones expresan lo que un profesional debe ser capaz de hacer en condiciones normales de trabajo con el fin de cumplir con una funci€n clave. Ellas indican en t‚rminos generales las actividades que deben desempe‡ar las personas en una determinada ƒrea laboral. El anƒlisis funcional es un procedimiento mediante el cual se determina (Z†‡iga, 2003): (1) el prop€sito clave de un ƒrea; (2) las funciones de primer nivel que los trabajadores y profesionales deben realizar para alcanzar dicho prop€sito; y (3) las funciones conexas clasificadas en los niveles sucesivos hasta llegar a las contribuciones individuales, las cuales se refieren a los aportes espec„ficos de las personas al logro del prop€sito clave. Con respecto a la metodolog„a de elaboraci€n, se sugiere revisar a Z†‡iga (2003). En la Tabla 2 se describe el anƒlisis funcional del sector educativo en Colombia, el cual muestra todas las funciones que es preciso llevar a cabo con el fin de cumplir con el prop€sito clave de formar personas de manera integral que participen en la transformaci€n de la sociedad colombiana. Este anƒlisis funcional fue elaborado en el a‡o 2002 por la Mesa del Sector Educativo, la cual es dirigida por el Ministerio de Educaci€n Nacional y coordinada t‚cnicamente por El SENA. Su realizaci€n se hizo con base en la participaci€n concertada de profesionales de la educaci€n, representantes de asociaciones profesionales, instituciones de educaci€n bƒsica y media, institutos t‚cnicos, universidades, cajas de compensaci€n familiar y gremios de la producci€n. El dise‡o del curr„culo en toda instituci€n educativa de Colombia, por ejemplo, debe tener en cuenta el anƒlisis funcional elaborado por la Mesa del Sector Educativo. 119
    • A partir de dicho anƒlisis funcional y de acuerdo con los requerimientos espec„ficos del contexto donde se halle la instituci€n educativa, se realiza la planeaci€n del proceso de formaci€n, as„ como tambi‚n la organizaci€n administrativa y la capacitaci€n de docentes. Figura 4. Diagrama de desarrollo para realizar la investigaci‚n del entorno. Nota: se ha tenido como base la propuesta presentada por Zu‡iga (2003), con modificaciones. 120
    • Tabla 2. Anˆlisis funcional del sector educativo en Colombia PROPOSITO CLAVE Formar personas que participen organizadamente en la transformaci‚n de la cultura y la sociedad colombiana, en un marco de justicia, equidad y sostenibilidad ambiental. FUNCION CLAVE A Generar conocimiento, con base en una visi‚n integral de las necesidades de las personas y del desarrollo nacional. FUNCION NIVEL FUNCION NIVEL TRES FUNCION NIVEL CUATRO DOS A.1. Conformar A.1.1. Integrar n†cleos de (Las determina la instituci€n)* comunidades investigaci€n con base en la investigativas con perspectiva del ƒrea base en la disciplinaria, ocupacional o complejidad de los profesional. problemas por A.1.2. Estructurar sistemas de A1.2.1. Asegurar la disponibilidad de infraestructura de resolver. informaci€n y comunicaci€n informaci€n y comunicaci€n con base en la interacci€n entre de los grupos de investigaci€n los grupos de investigaci€n. en coherencia con los A.1.2.2 Organizar la validaci€n y difusi€n de productos y requerimientos de los servicios de las comunidades investigativas con base en programas de ciencia y protocolos nacionales e internacionales. tecnolog„a. A.1.3. Organizar servicios de A.1.3.1. Dise‡ar proyectos de mejoramiento tecnol€gico con extensi€n con base en los base en los problemas detectados. requerimientos de A.1.3.2. Establecer el servicio de consultor„a con base en productividad y calidad de requerimientos de empresas y organizaciones sociales. empresas y organizaciones. A.1.3.3. Estructurar sistemas de indicadores de innovaci€n y desarrollo tecnol€gico en coherencia con el estado del arte en las ƒreas seleccionadas. A.1.4. Formular proyectos de A.1.4.l. Establecer problemas de investigaci€n teniendo en investigaci€n con base en cuenta la situaci€n y el contexto de los sujetos y de los objetos problemƒticas sociales, involucrados. culturales o productivas. A.1.4.2. Plantear alternativas de soluci€n a problemas con base en su viabilidad t‚cnica, social y cultural. A.1.4.3. Determinar el modelo de gesti€n del proyecto de investigaci€n con base en protocolos nacionales e internacionales. 121
    • Continuaci‚n A.2. Dise‡ar el A.2.1. Fijar caracter„sticas y A.2. 1. 1. Establecer el prop€sito clave del ƒrea objeto de anƒlisis con curr„culo de acuerdo tendencias de desarrollo humano base en su contribuci€n al desarrollo nacional. con la pol„tica y educativo con la participaci€n A.2.1.2. Jerarquizar los resultados o funciones con base en la educativa de los distintos actores de la estrategia de la instituci€n y/o el consenso de los actores de la comunidad educativa. comunidad educativa. institucional y con A.2.1.3. Programar procesos de verificaci€n teniendo en cuenta los los requerimientos criterios t‚cnicos y metodol€gicos propuestos. de las personas y de A.2.2. Definir competencias y A.2 .2.1. Determinar elementos de competencia seg†n la estructura y las organizaciones. estƒndares curriculares seg†n proceso de desarrollo del ƒrea objeto de anƒlisis. resultados de la caracterizaci€n y A.2.2.2. Proponer componentes normativos teniendo en cuenta el la naturaleza del Proyecto estudio de caracterizaci€n y la pol„tica educativa institucional. Educativo Institucional. A,2.3. Estructurar programas de A.2.3.1. Plantear la estructura curricular con base en la l€gica del formaci€n con base en las ƒrea objeto de formaci€n, en las necesidades de la poblaci€n y en la competencias establecidas y en la pol„tica educativa institucional. pol„tica educativa institucional. A.2.3.2. Organizar planes de estudio con base en un enfoque de construcci€n del conocimiento y de diƒlogo de saberes. A.2.4. Planificar los procesos A.2.4.1. Organizar las estrategias de ense‡anza-aprendizaje- formativos de acuerdo con los evaluaci€n seg†n los resultados de aprendizaje planteados. parƒmetros institucionales. A.2.4.2. Dise‡ar ambientes de aprendizaje con base en los resultados propuestos y en las caracter„sticas y requerimientos de los estudiantes. FUNCION CLAVE B. Gerenciar el servicio educativo con base en los prop‚sitos y estrategias del plan de desarrollo definido. FUNCION NIVEL FUNCION NIVEL TRES FUNCION NIVEL CUATRO DOS B. l. Planificar el B.1.1. Formular el proyecto B.l. l .1. Definir el componente teleol€gico del proyecto educativo servicio educativo, educativo con base en la Filosof„a con bases en los resultados del diagn€stico en coherencia con institucional, la pol„tica educativa B. 1. 1.2. Trazar la estrategia institucional en coherencia con las un enfoque de estatal, la normatividad vigente y prioridades establecidas en el proyecto educativo y los resultados de las necesidades del entorno. la referenciaci€n. desarrollo B. 1. 1.3 . Orientar la formulaci€n de parƒmetros e indicadores para la evaluaci€n del proyecto educativo, con base en la filosof„a institucional. B.1.2. Determinar los parƒmetros B.1.2.1 Fijar los criterios t‚cnicos y las tasas de asignaci€n de e indicadores para la evaluaci€n personal para la prestaci€n del servicio educativo estatal, teniendo en de la calidad del servicio cuenta las particularidades de cada regi€n: educativo. B.1.2.2. Establecer requisitos para la acreditaci€n y/o certificaci€n de instituciones, entes territoriales, programas y personas de conformidad con la normatividad vigente. B.1.2.3. Establecer incentivos para los distritos, municipios e instituciones educativas seg†n el logro de metas en cobertura, calidad y eficiencia en el uso de recursos. B.2. Establecer la B.2.1 Definir perfiles con base en B.2.1.1. Determinar instancias y procesos claves con base en los estructura orgƒnica con requerimientos de planes y requerimientos del proyecto educativo y en la estrategia institucional. base en la pol„tica proyectos educativos y en la B.2.1.2. Establecer los requerimientos de desempe‡o y desarrollo de educativa estatal e estrategia institucional. acuerdo con la estrategia de la instituci€n. institucional. B.2.1.3. Distribuir las plantas de personal atendiendo a los criterios de la poblaci€n atendida y por atender, siguiendo la regulaci€n nacional sobre la materia. B.2.2. Estructurar el sistema de B.2.2.1. Suministrar informaci€n a las instancias correspondientes de comunicaci€n e informaci€n con manera oportuna y de acuerdo con sus requerimientos. base en la pol„tica y estrategia B.2.2.2. Mantener el sistema de informaci€n de acuerdo con su educativa institucional. monitoreo y los requerimientos de los proyectos. B.2.2.3. Gestionar redes de interacci€n permanente entre agentes de la comunidad educativa con base en los planes de mejoramiento educativo. 122
    • Continuaci‚n B.3. Dirigir los B.3.1. Liderar el proyecto (Las determina la instituci€n)* procesos educativos educativo con base en los con base en indicadores de gesti€n indicadores de gesti€n. establecidos, las competencias asignadas y la normatividad vigente. B.3.2. Establecer alianzas con (Las determina la instituci€n)* diferentes estamento s de acuerdo con la estrategia institucional. B.3.3. Gestionar la ejecuci€n de B.3.3.1. Programar las requerido con base en prioridades los planes de acci€n y de establecidas. mejoramiento con base en la B.3.3.2. Asesorar al personal a cargo con base en los proyectos pol„tica educativa y en la establecidos y la pol„tica educativa institucional. normatividad institucional. B.4. Gestionar los B.4. l. Gestionar la consecuci€n B.4.1.1. Gestionar proyectos de inversi€n seg†n la pol„tica recursos financieros y de recursos con base en los institucional y la normatividad vigente.I f„sicos necesarios para requerimientos del proyecto B.4.1.2. Organizar licitaciones de acuerdo con la normatividad el desarrollo del educativo. vigente. servicio educativo. B.4.1.3. Gestionar contratos civiles de acuerdo con la normatividad institucional B.4.1.4. Autorizar la compra de los recursos de acuerdo con el flujo de caja, el presupuesto asignado y el nivel de atribuci€n. B.4.2. Administrar el presupuesto B:4.2.1. Elaborar los planes presupuestales conforme a la de acuerdo con la pol„tica normatividad vigente. institucional y la normatividad B.4.2.2. Controlar la ejecuci€n presupuestal de acuerdo con criterios vigente. legales y las pol„ticas institucionales. B.4.2.3. Expedir la regulaci€n sobre costos, tarifas, pensiones y derechos acad‚micos conforme a la normatividad vigente. B.4.2.4. Distribuir y asignar recursos conforme a los criterios legales vigentes y seg†n perfil de los proyectos formulados. B.4.2.5. Ordenar el gasto seg†n el presupuesto asignado al proyecto. B.4.3. Mantener en estado de B.4.3.1. Contratar la construcci€n o adaptaci€n de ambientes funcionamiento las instalaciones educativos requeridos para la prestaci€n del servicio. locativas, mƒquinas, equipos y B.4.3.2. Gestionar programas de mantenimiento de la herramientas requeridos para el infraestructura y la log„stica institucional con base en indicadores desarrollo de los procesos de gesti€n. educativos. B.4.3.3. Realizar el mantenimiento a mƒquinas, equipos y herramientas a su cargo seg†n el plan acordado. B.4.4. Administrar el inventario B.4.4.l. Disponer los recursos en los espacios asignados y de acuerdo de mƒquinas, equipos, con normas vigentes. herramientas y materiales, de B.4.4.2. Almacenar los recursos, bienes y enseres con base en acuerdo con la normatividad normas t‚cnicas nacionales o internacionales. institucional. B.5 Crear las B.5.1. Administrar el talento B.5.1.1. Gestionar la selecci€n y contrataci€n del talento humano condiciones para el humano a su cargo de acuerdo de acuerdo con los perfiles de competencias establecidos y la desarrollo del talento con la normatividad vigente, las normatividad vigente. humano que presta el competencias asignadas y los B.5.!.2 Crear condiciones que favorezcan el clima organizacional servicio educativo, de indicadores de gesti€n. con base en los requerimientos de los proyectos establecidos. acuerdo con la pol„tica B.5.l.3. Liderar el desarrollo de la competitividad del talento y estrategias de la humano de acuerdo con los indicadores establecidos. organizaci€n B.5.IA. Gestionar procesos de formaci€n y actualizaci€n del personal a su cargo, de acuerdo con las pol„ticas y estrategias de la instituci€n. B.5.!.5. Organizar los procesos que favorezcan el bienestar de los trabajadores del sector educativo. 123
    • Continuaci‚n B.6. Mercadear los B.6.1. Organizar el sistema de B.6.1.1. Acopiar informaci€n sobre demanda y oferta de servicios y informaci€n, relacionado con productos y servicios del Sector Educativo. productos, de productos y servicios y su B.6.1.2. Conformar la red de informaci€n de la oferta y la acuerdo con la demanda. demanda de servicios y productos del Sector Educativo. pol„tica educativa y B.6.2. Ofrecer los servicios y B.6.2.1. Definir los nichos de mercado con base en las la demanda externa. los productos educativos caracter„sticas necesidades de los usuarios. seg†n los requerimientos de B.6.2.2. Formular estrategias de promoci€n y oferta de los los usuarios y de las servicios educativos en funci€n de la poblaci€n objetivo. organizaciones. FUNCION CLAVE C. Desarrollar los procesos formativos de acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional, la normatividad vigente y los requerimientos de la Comunidad Educativa. FUNCION NIVEL FUNCION NIVEL TRES FUNCION NIVEL CUATRO DOS C. l. Implementar C.1.1 Gestionar el ingreso de (Las determina la instituci€n)* los procesos de los estudiantes a la instituci€n administraci€n de acuerdo con la pol„tica educativa definida. estipulados por la C.1.2. Administrar procesos instituci€n. de formaci€n y de seguimiento de los estudiantes de acuerdo con la normatividad institucional. C.1.3. Organizar la articulaci€n de los procesos formativos y de trabajo, teniendo en cuenta la trayectoria del estudiante y el incremento de la flexibilidad en la formaci€n. C.1.4. Expedir certificados acad‚micos de acuerdo con la normatividad institucional y legal vigente. C.2. Realizar C.2.1. Orientar los procesos de C.2.1.1. Asesorar a los estudiantes seg†n las necesidades de procesos educativos ense‡anza-aprendizaje- aprendizaje y de evaluaci€n detectadas. seg†n los evaluaci€n, con base en los C.2.1.2. Efectuar procesos de inducci€n en correspondencia requerimientos del planes concertados. con los criterios de la instituci€n educativa. Proyecto Educativo C.2.1.3. Mejorar los procesos de formaci€n a partir de los Institucional. aciertos y problemas detectados en su ejecuci€n y evaluaci€n. C.2.2. Brindar servicios de C.2.2.l. Realizar diagn€sticos y estudios con base en los extensi€n con base en los t‚rminos de referencia propuestos por organizaciones sociales requerimientos de las y empresariales. empresas y de las C.2.2.2. Aportar soluciones a los problemas planteados por las organizaciones. organizaciones sociales, empresariales y comunitarias. C.2.2.3. Organizar los procesos de difusi€n de la informaci€n cient„fica y tecnol€gica de acuerdo con los requerimientos de la poblaci€n objeto. C.2.2.4. Realizar pruebas de calidad con base en los requerimientos de las organizaciones sociales empresariales. 124
    • Continuaci‚n C.2.3. Ejecutar proyectos de C.2.3.1. Procesar y sistematizar informaci€n de acuerdo con investigaci€n con base en el el dise‡o metodol€gico establecido. dise‡o metodol€gico y en el C.2.3.2. Validar los resultados del proyecto de investigaci€n plan operativo del proyecto. de acuerdo con protocolos establecidos. C.2.4. Producir materiales C.2.4.1. Seleccionar y prescribir el material educativo con educativos requeridos para el base en requerimientos de la poblaci€n objeto y la estructura desarrollo de los procesos de los planes de formaci€n. formativos. C.2.4.2. Elaborar guiones de acuerdo con las caracter„sticas del medio y los requerimientos de la poblaci€n. C.2.4.3. Dise‡ar grƒficamente el material educativo de acuerdo con el gui€n y el formato seleccionado. C.2.4.4. Seleccionar y desarrollar los requerimientos de hardware y software del material educativo, con base en los requerimientos de la poblaci€n y la intenci€n comunicativa. C.2.4.5. Asesorar t‚cnica y pedag€gicamente la elaboraci€n de material educativo de acuerdo con los guiones establecidos. C.2.4.6. Elaborar y desarrollar la propuesta comunicativa con base en la intencionalidad del material educativo y los requerimientos de aprendizaje. FUNCION CLAVE D. Asegurar la calidad del servicio educativo de acuerdo con las pol„ticas establecidas. FUNCION NIVEL FUNCION NIVEL TRES FUNCION NIVEL CUATRO DOS D.1 Aplicar los D.1.1. Direccionar el proceso D.1.1.1. Coordinar el sistema de aseguramiento de la calidad criterios, parƒmetros de certificaci€n o acreditaci€n del servicio educativo con base en la filosof„a y los e indicadores de la calidad del servicio lineamientos adoptados por la instituci€n. establecidos para la educativo, con base en los D.1.1.2. Asegurar la documentaci€n de los procesos por evaluaci€n de la lineamientos establecidos y los certificar o acreditar seg†n parƒmetros acogidos por la calidad del servicio objetivos de la instituci€n. instituci€n. educativo. D.1.1.3. Evaluar el sistema de aseguramiento de la calidad del servicio educativo con base en los criterios establecidos. D.1.2. Evaluar el proyecto D.1.2.1. Valorar el desempe‡o del talento humano a su cargo educativo con base en los de conformidad con los indicadores propuestos y la indicadores de gesti€n normatividad vigente. establecidos, las competencias D.1.2.2. Evaluar el avance del proyecto educativo con base asignadas y la normatividad en indicadores establecidos y la pol„tica institucional. vigente. D.1.2.3. Evaluar el impacto del proyecto educativo con base en indicadores establecidos y la pol„tica educativa nacional. D.l.2.4. Rendir cuentas de acuerdo con la normatividad vigente y los indicadores de gesti€n establecidos. D.l.2.5. Trazar planes de mejoramiento a partir de los resultados de la evaluaci€n institucional. 125
    • Continuaci‚n D.1.3. Evaluar las D.1.3.l. Elaborar instrumentos de evaluaci€n necesarios para competencias con base en los la recolecci€n y registro de evidencias. procedimientos D.1.3.2. Juzgar evidencias, frente a las competencias o institucionales y en la logros establecidos. normatividad vigente. D.1.4. Evaluar los aprendizajes de los estudiantes frente a las competencias o logros establecidos. D.1.4. Evaluar los D.1.4.l. Elaborar instrumentos para la evaluaci€n de los aprendizajes de los estudiantes aprendizajes de los estudiantes. frente a las competencias o D.1.4.2. Reconocer los aprendizajes de los estudiantes para logros establecidos. su ubicaci€n en el proceso de formaci€n o de certificaci€n. D.2. Acreditar la D.2.1. Valorar la calidad de D.2.1.I. Gestionar procesos de auto, co y heteroevaluaci€n de calidad de la informaci€n suministrada acuerdo con el Proyecto Educativo Institucional y pautas del instituciones, con base en los organismo acreditador y certificador programas y requerimientos del organismo D.2.1.2. Evaluar el desempe‡o de la instituci€n, programa o desempe‡o de las personas, de acuerdo acreditador o certificador. persona de acuerdo con las pautas del organismo acreditador con las normas o certificador. establecidas. D.2.2. Otorgar cr‚ditos o D.2.2.l. Socializar los resultados de los procesos de certificados seg†n la acreditaci€n ante la comunidad educativa en conformidad competencia asignada, de con el mandato legal. acuerdo con los resultados de D.2.2.2. Establecer planes de mejoramiento educativo la auditoria y los parƒmetros institucional de acuerdo con los resultados de la evaluaci€n. legales vigentes Notas: a) Fuente: SENA (2002). Mapa funcional del sector educativo en Colombia. Medell„n: Mesa del Sector Educativo. b) Se puede observar c€mo cada funci€n se desagrega en funciones mƒs espec„ficas seg†n el prop€sito clave, hasta llegar a las contribuciones individuales. c) En algunas casillas no aparecen las funciones de nivel cuatro debido a que en estos casos las funciones son muy espec„ficas y dependen de cada contexto educativo particular. 126
    • El m†todo DACUM Existen m‚todos espec„ficos para identificar los requerimientos laborales- profesionales y emplear esta informaci€n en el dise‡o del curr„culo por competencias, entre los cuales se encuentran el DACUM, el AMOD y el SCID. Estas metodolog„as fueron desarrolladas en Estados Unidos y Canadƒ y han tenido una amplia difusi€n en Am‚rica Latina. El DACUM se llama as„ por su nombre en ingl‚s, developing a curr„culum, es decir, elaboraci€n de un curr„culum o programa de formaci€n. Se emplea bƒsicamente para orientar el dise‡o de programas educativos seg†n los requerimientos del entorno. Este m‚todo se origin€ en Canadƒ y ha sido impulsado por el Centro de Educaci€n y Formaci€n para el Empleo -de la Universidad del Estado de Ohio en Estados Unidos (Vargas, 1999b). El DACUM se caracteriza por: (1) el anƒlisis ocupacional-profesional es rƒpido y a bajos costos; (2) el anƒlisis es realizado por los mismos trabajadores, profesionales, directivos y supervisores en una determinada ƒrea laboral (en grupos de 5 a 12 personas); (3) permite el dise‡o de los programas acorde con los requerimientos concretos del entorno; (4) su metodolog„a se basa en analizar las ocupaciones y profesiones en sus diferentes niveles, desde el nivel profesional y directivo, hasta el nivel t‚cnico y operativo, y (5) las competencias se componen de grandes tareas, las cuales se desagregan en peque‡as tareas que corresponden a las subcompetencias. La metodolog„a consiste en reunir a los integrantes de una organizaci€n con el fin de realizar una descripci€n de las funciones, tareas, conocimientos, habilidades y actitudes requeridas en una determinada ƒrea, junto con el anƒlisis de los equipos, herramientas, materiales y tendencias del trabajo para el futuro, todo lo cual se expresa en un mapa. A continuaci€n, se presentan los pasos bƒsicos de esta metodolog„a. Metodolog„a del DACUM: * Diagn‚stico inicial. Consiste en la contextualizaci€n de la organizaci€n y del ƒrea, as„ como en la determinaci€n de dificultades, problemas, fortalezas y estructura organizacional. 127
    • Esto generalmente se hace mediante el trabajo en equipo con trabajadores, supervisores y gerentes, a trav‚s de entrevistas individualizadas, encuestas y talleres. * Establecimiento de equipos de trabajo. Se conforman equipos de trabajo integrados por los miembros de la organizaci€n o de una misma profesi€n, con el fin de determinar los procesos y tareas que les corresponde llevar a cabo. * Taller-DACUM. Este taller dura generalmente uno o dos d„as de trabajo y es conducido por un facilitador experto en esta metodolog„a y en la identificaci€n de competencias. Comprende los siguientes pasos: (1) se inicia el taller por medio de lluvia de ideas y exposici€n de los participantes sobre las tareas que les corresponde realizar, las cuales son anotadas por el facilitador en fichas que se van colocando en una pared sin ordenar; (2) se identifica la competencia que se requiere en la ocupaci€n o profesi€n con el fin de cumplir con los fines esperados; (3) se determinan las funciones a partir de las tareas que les corresponde realizar a los participantes. * Identificaci‚n de tareas. Las tareas se caracterizan por: (1) plantean resultados observables, medibles y con sentido; (2) tienen un inicio y un final; (3) se estructuran m„nimamente por dos pasos; (4) se realizan en un corto per„odo de tiempo, y (5) se formulan comenzando con un verbo de acci€n (en las tareas, los verbos son mƒs espec„ficos, en comparaci€n con las funciones, donde los verbos son mƒs generales). En la pared, las funciones se colocan de una manera vertical y a su lado se colocan las tarjetas con las tareas que hacen parte de ellas. * Producto esperado. Mapa DACUM compuesto de funciones y tareas, donde se busca hacer claridad de que para cumplir con cada funci€n se deben desempe‡ar un conjunto espec„fico de tareas. * Aspectos complementarios. Es la descripci€n de los conocimientos, las habilidades, las actitudes, las conductas, las herramientas, los equipos, los materiales y las tendencias del ƒrea hacia el futuro. Esto se hace de forma complementaria al paso anterior, incluy‚ndose competencias generales tales como tomar decisiones, resolver problemas e integrarse con otras personas. 128
    • * Revisi‚n general. Con la mediaci€n del facilitador, se revisan los enunciados de las funciones y de las tareas, se hacen las respectivas correcciones y se procede a sistematizar el mapa. Eje 5: Afrontamiento estrat†gico de la incertidumbre El dise‡o tradicional del curr„culo se ha dado mediante el establecimiento de programas de estudio r„gidos con un conjunto de acciones que deben ser ejecutadas sin variaci€n en entornos asumidos como estables. Esto en la prƒctica ha tra„do como consecuencia que los planes curriculares tiendan a bloquearse a medida que pasa el tiempo debido a que no tienen las condiciones para afrontar el cambio y las incertidumbres propias del contexto y de todo proceso educativo. En el marco del pensamiento complejo se propone abordar la realidad desde el establecimiento de estrategias y no de programas, tal como ocurre en la l€gica simple. Las estrategias son un conjunto de pasos para cumplir unos determinados objetivos, que tienen como base el anƒlisis de las certidumbres e incertidumbres, de los escenarios donde se aspira a ejecutadas. A medida que se ponen en prƒctica, se realizan modificaciones de acuerdo con los contratiempos, azares u oportunidades encontradas en el camino. Al planear una estrategia, se prev‚n pautas para abordar los posibles factores de incertidumbre. “La estrategia, como el conocimiento, sigue siendo la navegaci‚n en un ocƒano de incertidumbres a travƒs de archipiƒlagos de certezas” (Morin, 2000a, p. 70). Es por ello que la “(….) educaci‚n se ve obligada a proporcionar las cartas n„uticas de un mundo complejo y en perpetua agitaci‚n y, al mismo tiempo, la br‹jula para poder navegar por ƒl” (Delors, 1996, p. 95). Sin embargo, no se abandona el establecimiento de programas: estos se tienen en cuenta a partir de las estrategias construidas (v‚ase Figura 5). 129
    • Actividades sugeridas: 1 Aborda el dise‡o curricular por competencias con base en el establecimiento de estrategias debido a que el sistema de acci€n y de transformaci€n (la formaci€n humana y el contexto social) es complejo, y como tal lleva en su naturaleza el cambio continuo, la organizaci€n, el orden y la incertidumbre. En tal sentido, cada una de las estrategias que componen el curr„culo debe establecerse con una perspectiva de ajuste a los cambios y requerimientos del entono, de acuerdo con la continua evaluaci€n que se lleve a cabo desde lo institucional y desde la prƒctica pedag€gica cotidiana. Aqu„ es importante resaltar que tales estrategias deben ser elaboradas con prudencia, pero tambi‚n con audacia con el fin de que tengan impacto en el logro de los prop€sitos educativos. 2 Incorpora en el dise‡o curricular la concepci€n de la incertidumbre como propia de la realidad y de los diferentes procesos de formaci€n, .reconociendo los diversos riesgos que implican las decisiones pedag€gicas, con apertura para realizar los cambios que se requieran cuando aparezcan circunstancias inesperadas. Esto es lo que en el pensamiento complejo se conoce como apuesta, la cual se refiere al reconocimiento de los posibles efectos inesperados de las acciones que se ponen en marcha. “En la historia. …..lo posible se vuelve imposible…... pero tambiƒn hemos visto que lo inesperado llega a ser posible y se realiza; hemos visto a menudo que lo improbable se realiza m„s que lo probable; sepamos, entonces, esperar lo inesperado y trabajar para lo improbable” (Morin, 2000a, p.70). 3 Orienta el dise‡o curricular a partir de prop€sitos generales de formaci€n (L€pez, 1999; Gonzƒlez, 2000) y a partir de estos, estructura estrategias dirigidas a alcanzar tales prop€sitos; luego elabora programas espec„ficos acorde con dichas estrategias (Figura 5). 130
    • Figura 5. Relaci‚n entre estrategias y programas Eje 6: Identificaci‚n y normalizaci‚n de competencias Las competencias constituyen la articulaci€n de los requerimientos del contexto social y laboral-empresarial con las expectativas de las personas en cuanto a su formaci€n y autogesti€n del proyecto ‚tico de vida, teniendo como base la filosof„a institucional y las pol„ticas educativas estatales. Por ende, las competencias constituyen un eje orientador de las actividades pedag€gicas, didƒcticas y de evaluaci€n, y se determinan teniendo como base las dimensiones del desarrollo humano, el anƒlisis de funciones y tareas, los diagn€sticos sociales y las tendencias econ€micas. Con base en las competencias se procede a establecer los nadas problematizadores y los proyectos formativos. En el dise‡o del curr„culo para un determinado programa educativo se buscan las normas de competencia ya establecidas por las mesas sectoriales (grupos conformados 131
    • por empresas, gremios, entidades oficiales, instituciones educativas, sindicatos, asociaciones profesionales, etc., que tienen como principal funci€n determinar y concertar de forma participativa las normas de competencia para una determinada ocupaci€n). En el caso de que no existan todav„a dichas normas, la instituci€n educativa debe identificar y describir las competencias esenciales que requiere formar en los estudiantes con base en la investigaci€n del entorno. Hay muchas metodolog„as para identificar y describir las competencias. A continuaci€n se expone una perspectiva basada en el anƒlisis funcional, la cual tiene como base cinco pasos interconectados. Esta metodolog„a tiene sus particularidades para la educaci€n bƒsica y media, as„ como tambi‚n para la educaci€n superior, donde es preciso considerar otra serie de criterios complementarios. PASO 1. Identifique las unidades de competencia y los elementos de competencia Las unidades de competencia y los elementos de competencia se identifican con base en el anƒlisis funcional. Primero se determinan los elementos de competencia. El nombre de ‚stos es el mismo de las contribuciones individuales en el anƒlisis funcional (generalmente, corresponden a las funciones de nivel cuatro, aunque hay casos en los cuales se corresponden con las funciones de nivel tres). Seguidamente se identifica el nombre de la unidad de competencia, el cual, como en el caso de los elementos de competencia, es el mismo de la funci€n precedente que agrupa las contribuciones individuales (Z†‡iga, 2003). Las unidades de competencia se corresponden generalmente con las funciones ubicadas en el nivel tres. En este sentido, los elementos de competencia describen los resultados laborales que los trabajadores deben lograr en su desempe‡o a partir de contribuciones individuales, teniendo como base determinados componentes normativos. 132
    • Figura 6. Pasos en la identificaci‚n y normalizaci‚n de competencias En el caso de la educaci€n superior, dado su mayor nivel de complejidad y movilidad, se recomienda identificar las competencias globales, las cuales consisten en desempe‡os de un mayor nivel de generalidad que agrupan las unidades de competencia. Equivalen generalmente a las funciones de nivel uno y dos en el anƒlisis funcional. Este mismo procedimiento es seguido por Maldonado (2001) quien agrupa las unidades de competencia en unidades mayores que denomina simplemente como competencias. La descripci€n de las competencias globales, unidades de competencia y elementos de competencia se lleva a cabo mediante un verbo en infinitivo, un objeto y una condici€n de calidad, al igual que en el anƒlisis funcional (v‚ase Tabla 3). La organizaci€n en el dise‡o curricular es como sigue: las competencias globales se forman en los nodos problematizadores; las unidades de competencia, en los proyectos formativos, y los elementos de competencia, en las unidades o gu„as de aprendizaje (v‚ase Figura 7). 133
    • Figura 7. Estructura de las competencias Tabla 3. Criterios para describir una competencia Acci‚n Objeto Condici‚n de calidad Indica la acci€n que debe Indica objetos o situaciones Indica el criterio o criterios realizar la persona. Se deben sobre las cuales recae la de calidad con base en los emplear verbos fuertes tales acci€n. cuales se va a llevar a cabo como administrar, ejecutar, la acci€n sobre el objeto. medir, dise‡ar y realizar. Se Brindan un referente deben evitar siempre verbos esencial para evaluar la tales como conocer, competencia. analizar, comprender, etc. Por ejemplo, partiendo del anƒlisis funcional presentado en la Tabla 2 sobre el sector educativo en Colombia, puede realizarse la siguiente identificaci€n de competencias en la investigaci€n: 134
    • Tabla 4. Ejemplo de estructura de las competencias Tipo de Descripci‚n Verbo Objeto Condici‚n de calidad Explicaci‚n competencia Competencia Coordinar el Coordinar Proceso Requerimientos Esta competencia global proceso investigativo. institucionales. surge a partir del investigativo con anƒlisis de las base en funciones de requerimientos segundo y tercer institucionales. nivel correspondientes a la funci€n clave A del Anƒlisis Funcional del Sector Educativo en Colombia (v‚ase Tabla 2). Unidad de Formular Dise‡ar Proyectos de -Desarrollo te€rico de Esta unidad de competencia l Proyectos de investigaci€n la disciplina. competencia se Investigaci€n con -Requerimientos de la corresponde con la base en entidad que financia. funci€n de nivel tres problemƒticas A.1A del Anƒlisis sociales, Funcional del Sector culturales o Educativo en productivas. Colombia (v‚ase Tabla 2). Elemento de Establecer Describir -Problema de -Coherencia interna Este elemento de competencia l problemas de investigaci€n entre todos los competencia se investigaci€n -Marco elementos. corresponde con la teniendo en cuenta conceptual -Desarrollo de la funci€n de nivel la situaci€n y -Objetivos disciplinar. cuatro A.l.A.1. del contexto de -Variables - Entorno donde se Anƒlisis Funcional sujetos y objetos -Hip€tesis asienta el problema. del Sector Educativo involucrados. en Colombia (v‚ase Tabla 2). PASO 2. Establezca los criterios de desempe…o Tal como se indica en el cap„tulo anterior, los criterios de desempe‡o son los resultados que una persona debe demostrar en el manejo de un elemento de competencia, teniendo como base unos determinados requisitos de calidad. Ellos posibilitan determinar si una persona es competente en el manejo de un determinado elemento de competencia. Para describir los criterios de desempe‡o, proceda a identificar un elemento de competencia e indique qu‚ pautas concretas y observables se van a tener en cuenta para evaluarlo. De acuerdo con Z†‡iga (2003), los criterios de desempe‡o deben seguir las siguientes pautas: (a) dar cuenta de un objeto, un verbo y una condici€n (v‚ase el ejemplo de la Tabla 5); (b) la condici€n debe permitir determinar si la persona cumple con el criterio descrito; (c) se describen los resultados por alcanzar en la 135
    • actividad laboral; (d) no se indican actividades ni funciones, aunque en algunos casos pueden describirse procesos, t‚cnicas, m‚todos y procedimientos; (e) se evita la descripci€n de procesos de pensamiento tales como sabe, comprende y reconoce. Resultado Parˆmetro de calidad Caracter„sticas del Normas t‚cnicas requeridas del cliente, fichas de producci€n, producto logrado etc. Caracter„sticas de la organizaci€n Puntualidad en la realizaci€n de las actividades, optimizaci€n laboral de recursos y manejo de contingencias mediante estrategias. Oportunidad- frecuencia Programaci€n de actividades. Eficiencia Nivel de desperdicios, dosificaciones del fabricante, fichas de producci€n. Salud-seguridad Normas de seguridad, higiene, normas t‚cnicas. Manejo de contingencias Manuales de normas de la organizaci€n. Como bien se sustenta en otras partes de este libro, el ƒrea laboral y profesional es un ƒmbito de elevada complejidad, debido al continuo cambio, lo cual implica la emergencia continua de situaciones inesperadas (contingencias). Por ello, un aspecto de considerable importancia en la descripci€n de los criterios de desempe‡o -y que ha sido tenido poco en cuenta hasta el momento- es la determinaci€n de las situaciones de contingencia que la persona debe reconocer y manejar estrat‚gicamente. Pues es en el manejo de estas situaciones cuando las personas demuestran su mƒs alto grado de competencia (o falta de competencia). 1. Pregunte: ˆqu‚ situaciones de 3. Describa las posibles situaciones de incertidumbre es posible esperar en incertidumbre relacionadas con la la puesta en acci€n de la puesta en acci€n de la competencia. competencia, que puedan afectar los 4. Verifique que las situaciones de resultados esperados? incertidumbre se correspondan de 2. Busque informaci€n sobre todos los forma efectiva con la competencia. posibles procesos de incertidumbre y de caos relacionados con la competencia en el entorno laboral, profesional y social. PASO 3. Determine el rango de aplicaci‚n del elemento de competencia El rango de aplicaci€n lo constituyen los diferentes escenarios y contextos donde debe lograrse y demostrarse el desempe‡o indicado en el elemento de competencia (Z†‡iga, 2003) (v‚ase el ejemplo de la Tabla 5). 136
    • l. Pregunte: ˆhay diferentes clases, 3. En caso de que las diferencias tipos y formas de realizar las impliquen variantes en la acciones descritas en los elementos competencia, entonces describa de competencia y criterios de dichas clases, las cuales ser„an el desempe‡o, teniendo en cuenta sus rango de aplicaci€n del elemento verbos, objetos y condiciones de de competencia o criterio en calidad? cuesti€n. 2. Si la respuesta a la anterior 4. Verifique si el elemento de pregunta es afirmativa, entonces competencia y los criterios de determine si la diferencia implica desempe‡o tienen diferentes clases variantes en la competencia. en las cuales var„an las acciones, que impliquen una variaci€n en la puesta en acci€n de la competencia. Se sugiere describir los rangos de aplicaci€n de la siguiente manera: primero se indican las categor„as cr„ticas que muestran las diferentes variantes de aplicaci€n del desempe‡o (por ejemplo, tipos de ambiente de trabajo, tipos de equipos que se deben manejar, tipos de contingencias, tipos de maquinaria, tipos de procesos y m‚todos, etc. Luego, por cada categor„a de ‚stas, se describen las clases espec„ficas donde la persona debe ser id€nea. PASO 4. Describa los saberes esenciales requeridos por cada criterio de desempe…o El cumplimiento de los criterios de desempe‡o requiere de conocimientos y estos deben ser identificados y descritos de forma clara y concisa. Sin embargo, a diferencia de las gu„as metodol€gicas tradicionales que enfatizan en conocimientos declarativos (conceptos, teor„as y principios) (v‚ase Z†‡iga, 1999, 2003), aqu„ se propone tener en cuenta tambi‚n los conocimientos de tipo procedimental y actitudinal, en tanto el desempe‡o humano es integral y no se puede fragmentar. En este sentido, se sugiere describir los tres tipos de conocimiento con base en el saber conocer, el saber hacer y el saber ser (Maldonado, 2001; Comellas, 2002). La informaci€n de cada saber se relaciona con un determinado criterio de desempe‡o mediante letras peque‡as colocadas entre par‚ntesis. Ademƒs, en la descripci€n de los saberes deben indicarse el tipo de contingencias que la persona debe manejar de acuerdo con lo establecido en los criterios de desempe‡o. Esto debe complementarse con la descripci€n de las estrategias que deben ser puestas en acci€n para manejar tales contingencias. 137
    • De esta forma, se tiene en cuenta que el desempe‡o humano se da no s€lo en situaciones predecibles y ordenadas, sino tambi‚n en situaciones impredecibles y ca€ticas. Saber conocer: estƒ conformado por informaci€n espec„fica e instrumentos cognitivos (nociones, proposiciones, conceptos y categor„as) relacionados con cada uno de los criterios de desempe‡o. Saber conocer l. Pregunte: ˆqu‚ debe saber y 3. Describa los conocimientos comprender la persona para espec„ficos, los conceptos y las lograr los resultados descritos en categor„as que requiere cada cada uno de los criterios de criterio de desempe‡o. desempe‡o? 4. Verifique que todos los criterios 2. Busque informaci€n sobre el tienen los conocimientos sistema de producci€n, las esenciales para ser alcanzados. funciones, las estrategias, la sociedad y el desarrollo humano. Saber hacer: constituye el conjunto de procedimientos necesarios para el desempe‡o de una determinada actividad o tarea. Tiene como base la utilizaci€n de materiales, equipos y diferentes tipos de herramientas. Saber hacer 1. Pregunte: ˆqu‚ debe saber hacer 3. Describa los procedimientos y las la persona para lograr los t‚cnicas que requiere manejar la resultados descritos en cada uno persona para asegurar el de los criterios de desempe‡o? desempe‡o id€neo del elemento 2. Busque informaci€n sobre el de competencia. sistema de producci€n, las 4. Verifique que todos los criterios funciones, las estrategias tienen los procedimientos y empresariales, las tendencias t‚cnicas esenciales para ser sociales y el desarrollo humano. alcanzados. Saber ser: comprende las actitudes necesarias para tener desempe‡os id€neos. Tiene como base la autonom„a de la persona, sus valores, su autoestima y su proyecto ‚tico vida. 138
    • Saber ser 1. Pregunte: ˆqu‚ debe saber ser la 3. Describa las actitudes persona para lograr los resultados fundamentales que requiere descritos en los criterios de manejar la persona para alcanzar desempe‡o? cada uno de los criterios de 2. Busque informaci€n sobre el desempe‡o. sistema de producci€n, las 4. Verifique que todos los criterios funciones, las estrategias tienen las actitudes esenciales. empresariales, el contexto social y el desarrollo humano. PASO 5. Establezca las evidencias requeridas Las evidencias describen para cada elemento de competencia los productos y demostraciones que se requieren para poder determinar la idoneidad con la cual se lleva a cabo el desempe‡o. Estƒn orientadas por los criterios de desempe‡o y el rango de aplicaci€n. Permiten probar y evaluar el grado de competencia de la persona. En otras palabras, son las pruebas que se deben recoger para juzgar la idoneidad con la cual la persona ejecuta el elemento de competencia (v‚ase el ejemplo expuesto en la Tabla 5). Las evidencias son de tres tipos (Z†‡iga, 2003): (1) De producto: la persona debe estar en capacidad de entregar determinados productos de acuerdo con una serie de especificaciones t‚cnicas. (2) De desempeˆo: situaciones (y cantidad de ‚stas) donde es necesario verificar el desempe‡o de la persona. (3) De conocimiento: pruebas de manejo de los saberes a trav‚s de cuestionarios, escalas de actitud y pruebas de ejecuci€n. 1. Pregunte: ˆqu‚ evidencias se 3. Determine todos los tipos de requieren para evaluar los criterios evidencia que sean necesarios. de desempe‡o definidos para el 4. Verifique que las evidencias elemento de competencia? descritas se correspondan con 2. Busque informaci€n sobre las todos los criterios definidos. evidencias requeridas analizando el elemento de competencia, los criterios de desempe‡o, los saberes y el rango de aplicaci€n. 139
    • Las evidencias tambi‚n deben tener en cuenta todas aquellas situaciones de incertidumbre y los problemas poco comunes que se describen en los criterios de desempe‡o. Tabla 5. Ejemplo de descripci‚n de una norma de competencia Norma de competencia: dise…o de proyectos de investigaci‚n Titulaci‚n: docencia Tipo de competencia: competencia adicional Dimensi€n del Desarrollo Cognitiva Social Humano Competencia Global Coordinar el proceso investigativo con base en requerimientos institucionales. Identificaci€n de la A.1.4. Formular proyectos de investigaci€n con base en problemƒticas sociales, Competencia culturales o productivas. Elementos de Competencia A.14.1. Establecer problemas de investigaci€n teniendo en cuenta la situaci€n y el contexto de los sujetos y de los objetos involucrados. A.14.2. Plantear alternativas de soluci€n a los problemas con base en su viabilidad t‚cnica, social y cultural. A.1.4.3. Determinar el modelo de gesti€n del proyecto de investigaci€n con base en protocolos nacionales e internacionales. C.2.3.1. Procesar y sistematizar la informaci€n de acuerdo con el dise‡o metodol€gico establecido. C.2.3.2. Validar y socializar los resultados del proyecto seg†n el impacto, alcance y beneficios definidos. 140
    • CRITERIOS DE SABERES ESENCIALES DESEMPE•O A.1.4.1. a) El estado de desarrollo del Establecer conocimiento del objeto es Saber conocer y saber hacer problemas de establecido y documentado 1) Problema, necesidad, inter‚s: naturaleza, investigaci€n con base en procedimientos caracter„sticas, funci€n, t‚cnicas para su teniendo en de la comunidad identificaci€n, descripci€n y formulaci€n cuenta la investigativa y en la (todos). situaci€n y el experiencia de la 2) Problema de Investigaci€n: concepto, contexto de los organizaci€n. caracter„sticas, t‚cnica y arte para su sujetos y de los b) Los intereses y posiciones de formulaci€n, relaciones, clasificaci€n (d). objetos los actores involucrados son 3) Causas, consecuencias y s„ntomas: involucrados. caracterizados seg†n su peso naturaleza, relaciones, importancia, funci€n y poder en la generaci€n del (a, b, c). problema. 4) Modelos de investigaci€n: concepto, c) El tema de investigaci€n es naturaleza, caracter„sticas, funci€n, seleccionado, documentado y importancia, restricciones, modularizaci€n delimitado de acuerdo con el (todos). inter‚s de los actores 5) Hip€tesis: concepto, caracter„sticas, involucrados. funci€n, tipos e importancia, relaciones, d) El problema es descrito y t‚cnicas para su formulaci€n y prueba (a, formulado de acuerdo al b). procedimiento t‚cnico 6) Categor„as: concepto, caracter„sticas, prescrito y seg†n el contexto funci€n, tipos e importancia, relaciones, cultural, ambiental y t‚cnicas para su operacionalizaci€n (d, e, i). tecnol€gico de los actores 7) Variables: concepto, caracter„sticas, involucrados. funci€n, tipos e importancia, relaciones, e) Los supuestos son t‚cnicas para su operacionalizaci€n (f, h). descifrados de acuerdo con 8) Indicadores: caracter„sticas, tipos e los intereses de los actores importancia, t‚cnicas para su medici€n (b). involucrados en el problema. 9) Categorizaci€n: concepto, caracter„sticas, f) Las hip€tesis son generadas m‚todos y procedimientos, creatividad y y seleccionadas a partir de la arte para desarrollarla, importancia, relaci€n entre las variables indicadores, subcategor„as (f, i). intervinientes en la situaci€n 10) Complejidad, inter-intra y probl‚mica. transdisciplinariedad concepto, g) El problema es evaluado con caracter„sticas, relaciones (a, b, c, d, e). base en su funcionalidad, 11) Informƒtica: fundamentos, aplicaciones viabilidad tecnol€gica y generales (todos). cultural y el c€digo ‚tico del 12) Manejo de la informaci€n: concepto, grupo de investigaci€n. caracter„sticas, clases de fuentes (todos). h) El sistema de medici€n de las 13) Estad„stica bƒsica: descriptiva, intervalos, variables es establecido y matrices y correlaciones, anƒlisis de validado de acuerdo con la medianas, de regresi€n, de varianza. naturaleza del objeto. (todos). 141
    • Continuaci‚n ……… A.1.4.1. CRITERIOS DE SABERES ESENCIALES DESEMPE•O i) Las categor„as son valoradas Saber ser de acuerdo con el marco de 1) Sentido de reto: b†squeda de problemas referencia construido originales, innovadores y de impacto para durante el proceso de avanzar en la construcci€n del conocimiento formulaci€n. (a, b). j) La relaci€n que establece el 2) Automotivaci€n: la persona se motiva desde docente con la comunidad se s„ misma con el fin de perfeccionar de forma rige por el respeto a la sucesiva la identificaci€n del problema, la diferencia, cumplimiento, elaboraci€n del marco conceptual y la discrecionalidad y descripci€n de los objetivos, hip€tesis y confidencialidad de la variables (todos). informaci€n. RANGO DE APLICACI€N EVIDENCIAS REQUERIDAS Modelos de Investigaci€n: Evidencia de Producto: 1) Emp„rico- anal„tico Documento escrito en el que se describan por lo 2) Hist€rico- hermen‚utico menos tres situaciones probl‚micas y se formulen 3) Cr„tico-social los problemas respectivos. Evidencia de desempe‡o: -Observaci€n del desempe‡o del docente investigador en su relaci€n con los actores involucrados en el problema. -Resultado de la entrevista con informantes claves de la comunidad. Evidencia de conocimiento: -Resultado de la argumentaci€n y sustentaci€n del problema formulado ante un comit‚ o la comunidad. -Aplicaci€n de una escala de actitudes frente a la investigaci€n Notas: 1. Esta norma de competencia se ha extractado de SENA (2003b), con autorizaci€n. 2. Obs‚rvese c€mo la competencia se define a partir del desarrollo humano. Luego se describen los elementos de competencia y despu‚s se toma el primer elemento de competencia con el fin de ejemplificar como se elaboran los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas. 3. La dimensi€n del desarrollo humano, la competencia global, los componentes del saber ser y la escala para evaluar las actitudes no hacen parte de la Norma de Competencia Original elaborada por la Mesa del Sector Educativo (SENA, 2003b). Se han agregado para comprender la competencia en su integralidad y facilitar el dise‡o curricular. 142
    • Identificaci‚n y descripci‚n de las competencias en los diferentes niveles educativos: Educaci•n b…sica y media. En este nivel de formaci€n, de las competencias bƒsicas estƒn dadas por estƒndares curriculares que determinan los contenidos por ense‡ar en los diferentes grados educativos. El papel de las instituciones educativas, en este caso, es dosificar la formaci€n, contextualizarla al entorno y establecer las estrategias didƒcticas y de valoraci€n correspondiente. La estructuraci€n de tales competencias bajo la metodolog„a descrita en ese apartado es opcional, aunque de mucha proyecci€n. Sin embargo, otra clase de competencias, las competencias laborales, si requieren tener como base la metodolog„a presentada en los cinco pasos del Eje Seis. Educaci•n t‚cnica y de formaci•n para el trabajo. Se recomienda seguir „ntegramente la metodolog„a expuesta en el apartado (son opcionales las competencias globales). Educaci•n superior: en este nivel, las competencias bƒsicas, gen‚ricas y espec„ficas pueden describirse siguiendo todos los pasos del Eje Seis, teniendo en cuenta las particularidades de cada disciplina y los estƒndares de calidad que para el efecto se hayan determinado. La descripci€n de las competencias debe tener un alto grado de flexibilidad, manejo de problemas, creatividad, innovaci€n y abordaje de la incertidumbre. Eje 7: Construcci‚n de nodos problematizadores Los nodos problematizadores son conjuntos articulados de competencias, saberes y estrategias en tomo a problemas generales y actividades relacionadas con un determinado quehacer en la vida social, el ƒmbito laboral y el entorno profesional, donde se interroga continuamente la realidad para articular desde tal interrogaci€n el proceso formativo. Esta propuesta no constituye una nueva manera de agrupar las asignaturas ni tampoco se trata de otra forma de nombrar las ƒreas; por el contrario, son ejes dinamizadores de la formaci€n que se basan en la detecci€n de problemas reales del contexto y su articulaci€n con las competencias. Los nodos problematizadores integran y articulan saberes disciplinares y tecnol€gicos con saberes populares y no acad‚micos (m„ticos, po‚ticos, literarios y 143
    • cotidianos), teniendo en cuenta los espacios sociales y laborales-profesionales donde se inscriben las instituciones educativas y viven las personas, dentro del marco de la globalizaci€n-mundializaci€n y la construcci€n de identidades culturales. Tales saberes se establecen con el fin de explicar, comprender y resolver problemas generales detectados mediante una mirada cr„tica de la realidad, desde una visi€n de totalidad (L€pez, 1999), lo que significa que, aunque hay sistematizaci€n de contenidos, el ‚nfasis no recae en ‚stos, sino en su problematizaci€n. Los nadas problematizadores, as„ entendidos, se operativizan a trav‚s de proyectos formativos (espacios espec„ficos para el desarrollo de las competencias). Los nodos problematizadores se caracterizan por: * Tener un conjunto de competencias comunes, que son su eje articulador. Ser la base de la transdisciplinariedad curricular, ya que constituyen una integraci€n de saberes acad‚micos, cient„ficos, tecnol€gicos, t‚cnicos y populares. * Tener como base la transformaci€n de un determinado sistema o subsistema de la realidad. * Conjugar la teor„a con la prƒctica. * Trascender las disciplinas particulares. * Favorecer el desarrollo del pensamiento contextualizador y vinculador. * Orientarse tanto a lo laboral-profesional-empresarial, como a la vida en sociedad y a la autorrealizaci€n de la persona. * Ser dirigidos por equipos de docentes que trabajan de manera transdisciplinaria. Metodolog„a: * Agrupar las competencias por la similitud de sus problemas y objetos. * Identificar uno o varios problemas generales relacionados con dichas competencias, los cuales se deberƒn articular en tomo a la transformaci€n de un determinado aspecto de la realidad (personal, institucional, social, cultural, laboral, profesional y empresarial). * Establecer los saberes disciplinares relacionados con el problema o problemas generales identificados. * Determinar los saberes populares y no acad‚micos implicados en el problema o problemas establecidos. * Construir un mapa donde se articulen los diferentes saberes en torno a las problemƒticas identificadas y a las competencias agrupadas. * Buscar que cada nodo problematizador asuma de forma integrada el con texto de formaci€n conceptual con el contexto de aplicaci€n, estableciendo actividades generales de prƒctica. 144
    • * Revisar cada nodo problematizador con base en las siguientes pautas y realizar los ajustes del caso: ˆtienen unidad entre s„? ˆResponden a un objetivo general com†n? ˆBuscan formar competencias de manera integrada? ˆBuscan la efectiva transformaci€n de un sector de la realidad? ˆArticulan plenamente la teor„a con la prƒctica? ˆIntegran los saberes acad‚micos con los saberes sociales, po‚ticos, m„ticos, culturales y art„sticos? Recomendaciones: * En educaci€n bƒsica y media (incluido el bachillerato) se recomienda no tener mƒs de cinco nadas problematizadores. * La educaci€n t‚cnica tiene un ‚nfasis marcado en lo laboral, y es por ello que en este sistema deben manejarse pocos nodos, de uno a tres como mƒximo. * Por su parte, en educaci€n superior, por su carƒcter investigativo, deben establecerse entre cinco y siete nadas problematizadores como mƒximo. Eje 8: Conformaci‚n de equipos docentes Una vez se tienen los nodos problematizadores que constituyen la estructura del curr„culo, se procede a determinar los equipos dor.entes encargados de administrar, gestionar y poner en acci€n dichos nodos, mediante actividades de docencia, extensi€n e investigaci€n, buscando la multi, inter y transdisciplinariedad. Esto implica evaluar el talento humano docente que tiene la instituci€n, acorde con las caracter„sticas de los diferentes nadas problematizadores, teniendo en cuenta que todos los integrantes posean las competencias m„nimas que se describen en el cap„tulo 8. El trabajo en equipo consiste en la reuni€n y organizaci€n de un grupo de personas en tomo a un objetivo com†n, dado por un deseo ampliamente compartido y en donde se llevan a cabo diferentes acciones con el fin de lograr el objetivo propuesto, para lo cual sus miembros se complementan mutuamente en competencias, habilidades, motivaciones, deseos y planes de vida. El reto de todo equipo es llegar a pensarse como unidad en la diferencia. Metodolog„a: * Elaborar una visi€n compartida del equipo, es decir, el resultado global que se pretende alcanzar en un determinado plazo de tiempo. 145
    • * Elegir un coordinador del equipo que oriente el trabajo facilitando la participaci€n activa de todos los integrantes. * Realizar una planeaci€n del trabajo del equipo donde se indiquen las actividades centrales por realizar durante un semestre o a‡o, anotando los cursos, m€dulos, seminarios, talleres y proyectos a ejecutar, con sus actividades, metas y presupuesto. * Revisar continuamente el proceso formativo de los estudiantes matriculados en el nodo, con el fin de realizar los respectivos ajustes. * Constituir l„neas de investigaci€n que orienten el dise‡o de proyectos de investigaci€n para la formaci€n de competencias investigativas y la creaci€n de nuevos conocimientos. * Acordar un manual bƒsico de reglas de juego, que estipule un horario para las reuniones, mecanismos para resolver los conflictos y una metodolog„a de trabajo. * Cada equipo docente debe establecer lineamientos y acciones para integrarse con otros equipos docentes del programa de formaci€n o de otros programas. Sugerencias para el trabajo en equipo: * El equipo docente debe aprender a pensar agudamente sobre los problemas complejos, aprendiendo a explotar el potencial de muchas mentes para ser mƒs inteligentes que una sola mente. * Es necesario que el equipo aprenda a tener una acci€n innovadora y coordinada, tal como ocurre con un equipo deportivo campe€n y los grandes conjuntos de jazz. Esto requiere que los miembros realicen sus acciones de manera complementaria y que cada integrante sea conciente de los demƒs integrantes del equipo. * Tener conciencia de los posibles conflictos que puedan surgir en el trabajo y practicar estrategias para resolverlos tan pronto se presenten. * Cada integrante debe tener apertura a las ideas y opiniones de los demƒs miembros, respetando sus ideas. * Tomar decisiones en equipo. * Realizar reconocimiento y est„mulo a la labor de los demƒs. * Todos los participantes deben verse como colegas. La asunci€n del trabajo con base en jerarqu„as dificulta el diƒlogo. * Cada integrante del equipo debe estar en capacidad de mirar a trav‚s de la perspectiva del otro y este otro a trav‚s de la de ‚l, lo cual posibilita ver realidades que nunca se hubiesen captado de manera individual. 146
    • Eje 9. Construcci‚n de proyectos formativos Los nodos problematizadores se dividen a su vez en proyectos formativos, los cuales reemplazan las tradicionales asignaturas y consisten en procesos mediante los cuales se forman de manera espec„fica las unidades de competencia, teniendo como base la realizaci€n de actividades y la resoluci€n de problemas espec„ficos propios del contexto. A continuaci€n se se‡alan unas pautas bƒsicas para establecer los proyectos formativos correspondientes a un determinado nodo. En el cap„tulo que sigue se expone en detalle la metodolog„a de elaboraci€n. 1. Pregunte: ˆqu‚ proyectos 3 Describa cada uno de los formativos se requieren para proyectos formativos del nodo formar las unidades de problematizador, determine las competencia descritas en cada relaciones entre s„ y establezca la uno de los nodos secuenciaci€n de la formaci€n. problematizadores, acorde con 4. Verifique que cada nodo tenga los problemas generales por lo menos dos proyectos identificados? formativos. 2 Por cada unidad de competencia establezca un proyecto formativo. 3. ACTIVIDADES SUGERIDAS 1. Realiza un mapa mental o conceptual sobre los pasos por seguir en la revisi€n, actualizaci€n o transformaci€n del curr„culo de tu instituci€n. 2. Elabora una propuesta de dise‡o curricular por competencias para presentarle a tu instituci€n o a otra, teniendo como base el pensamiento complejo. Ten en cuenta las sugerencias brindadas en este cap„tulo, as„ como la revisi€n de la literatura sobre este tema. 3. Determina c€mo puedes desde tu quehacer cotidiano contribuir a fortalecer el curr„culo por competencias de tu instituci€n. Anota compromisos concretos. 4. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diversas actividades propuestas, con el fin de que puedas conocer el punto de vista de tus colegas y as„ mismo recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 147
    • CAP•TULO CINCO METDOLOG•A DE DISE•O DE PROYECTOS FORMATIVOS La existencia, en tanto humana, no puede ser muda, silenciosa, ni tampoco nutrirse de falsas palabras, sino de palabras verdaderas con las cuales los hombres transforman el mundo. Existir, humanamente, es pronunciar el mundo, es transformado. El mundo pronunciado, a su vez, retorna problematizado a los sujetos pronunciantes, exigiendo de ellos un nuevo pronunciamiento. Paulo Freire (1980, p. 100). 148
    • 1. PROYECTOS FORMATIVOS (PF) El m‚todo de proyectos, o the project method, tiene una larga historia. Sus or„genes se encuentran en la organizaci€n de la ense‡anza agr„cola en los EE.UU. y fue conceptual izado y sistematizado por Kilpatrick (1918) como un procedimiento dinƒmico de organizar la ense‡anza mediante actividades con verdadero sentido vital para los estudiantes. Este autor entiende un proyecto como un plan de trabajo integrado y libremente elegido cuyo objetivo es realizar un conjunto de acciones enmarcadas en la vida real que interesan tanto a los estudiantes como al docente, por lo cual despiertan el entusiasmo en tomo a su ejecuci€n. 149
    • El m‚todo de proyectos, de acuerdo con Kilpatrick (1918), tiene las siguientes caracter„sticas: (1) el objetivo central de un proyecto no es la informaci€n verbal memorizada, sino la aplicaci€n del raciocinio y la b†squeda de soluciones a las realidades; (2) la informaci€n no se aprende y transmite por s„ misma, sino que es buscada con el fin de poder actuar y solucionar la situaci€n detectada en la realidad; (3) el aprendizaje se lleva a cabo en el entorno real e involucra la vida de los estudiantes; (4) la ense‡anza se fundamenta en problemas, por lo cual estos estƒn antes que los principios, las leyes y las teor„as. Las concepciones de Kilpatrick fueron retornadas por pedagogos posteriores y han sido ampliadas, resignificadas y articuladas a diferentes modelos pedag€gicos y estrategias didƒcticas. Los proyectos formativos (PF) tienen su naturaleza en este enfoque y se definen como procesos planeados que reemplazan las asignaturas y se orientan a la formaci€n de una o varias competencias teniendo como base un determinado nodo problematizador al cual se articulan (v‚ase Cap„tulo Cuatro), mediante el anƒlisis la resoluci€n de un problema espec„fico contextualizado en el entorno. Tal como puede apreciarse en la Figura 1, los PF se basan en problemas reales de la vida e integran saberes, mientras que las asignaturas son espacios parceladores del conocimiento. El trabajo por proyectos trasciende los postulados de la pedagog„a activa, en el sentido de que no se trata s€lo de hacer y resolver problemas, sino tambi‚n de comprender el contexto y articular conocimientos (Hernƒndez y Ventura, 1992; Hernƒndez, 1998). Comprender es ir mƒs allƒ de la informaci€n, es, a la vez, una actividad cognitiva y experiencial, que permite abordar la profundidad de la realidad y sentirla; aspectos estos ligados a la flexibilidad, en la cual el ser humano se da la oportunidad de asumir diferentes posturas, reconocer a los otros y compartir con ellos sus opiniones, visiones, relatos y discursos. 150
    • Figura 1. Mentefacto conceptual de los PF Desde el pensamiento complejo, un PF tiene un conjunto articulado de estrategias que se van desplegando en el tiempo para resolver un problema contextualizado en una red de situaciones en constante cambio y organizaci€n, en donde hay una continua valoraci€n que posibilita la retroalimentaci€n necesaria para realizar los ajustes pertinentes (v‚ase Tob€n, 2001). Las estrategias se caracterizan por ser sistemƒticas, orientadas a la obtenci€n de determinados productos valiosos en un contexto cultural determinado y flexibles (pueden ser modificadas en el transcurso de la acci€n). Los PF tienen tres fines esenciales: 1) Realizar una formaci€n sistemƒtica de competencias mediante la integraci€n del saber hacer con el saber conocer y el saber ser. 2) Conocer, comprender y resolver problemas de la realidad acorde a los intereses de los estudiantes. 3) Aprender a comprender ya construir la realidad como un tejido probl‚mico dado por la continua organizaci€n-orden-desorden, con reconocimiento y afrontamiento estrat‚gico de la incertidumbre. La investigaci€n actual en el campo de la psicolog„a muestra c€mo los ni‡os desde temprana edad comienzan a desarrollar las herramientas cient„ficas para construir el conocimiento (Puche, 2000). 151
    • Por ello, la educaci€n tiene como uno de sus retos fundamentales formar el esp„ritu cient„fico de las personas desde los primeros grados escolares (Castillo, 2000). Al respecto, los PF posibilitan la adquisici€n y afianzamiento de la creatividad, la imaginaci€n, la auto estima y la capacidad de la lectura. Figura 2. Fines de un PF Los PF se componen de cuatro partes centrales: 1) Ruta Formativa (RF): orienta al estudiante en torno a las competencias que debe formar en el PF. 2) Plan de implementaci‚n del PF: es el proceso mediante el cual se pone en acci€n el proyecto con base en la planeaci€n, la ejecuci€n y la evaluaci€n. 3) Mediaci‚n pedag‚gica: es el proceso mediante el cual se asesora y acompa‡a a los estudiantes en la formaci€n de las competencias de acuerdo con la RF. Tiene como base las unidades de aprendizaje, las inteligencias m†ltiples y la docencia estrat‚gica. 4.- Material de apoyo a la formaci‚n (MAF): son todos los contenidos desarrollados en detalle y con profundidad relacionados con el saber ser, el saber conocer y el saber hacer de cada elemento de competencia. 152
    • La Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la Comunicaci€n son esenciales en la educaci€n actual, por lo cual deben ser integradas en los PF en todos sus componentes y fases a partir de la mediaci€n del docente, de acuerdo con su grado de capacitaci€n en el ƒrea, los objetivos pedag€gicos y los recursos disponibles (en la instituci€n y en la comunidad). Tal uso debe determinarse en la RF, en la implementaci€n del proyecto, en las unidades de aprendizaje, en los MAF y en la metodolog„a de ense‡anza. 2.RUTA FORMATIVA (RF). La ruta formativa (RF) constituye el documento gu„a fundamental mediante el cual se orienta todo proceso metodol€gico del PF as„ como el desarrollo y adquisici€n de competencias en los estudiantes. La Tabla 1 describe las pautas bƒsicas para su elaboraci€n y en la Tabla 5 se presenta un ejemplo que ilustra su empleo en el dise‡o de un curso universitario orientado por el autor. 153
    • Tabla 1. Descripci‚n y explicaci‚n de cada uno de los componentes de la ruta formativa Nombre Se indica el nombre del PF de manera concisa y clara Programa de formaci€n Se indica el programa acad‚mico dentro del cual se inscribe el PF. En educaci€n formaci€n bƒsica y media se agrega el a‡o. Identificaci€n del PF Ubicaci€n: se indica el grado, semestre, cuatrimestre o trimestre en el cual se ubica del PF C€digo: se indica el c€digo asignado al curso por parte de la administraci€n. Cr‚ditos: se indica el n†mero de cr‚ditos que tiene el PF. Este debe corresponder con la naturaleza de la competencia que se espera formar. Prerrequisitos: se refiere a los PF que debe haber visto de forma previa el estudiante. Correquisitos: son los PF simultƒneos que debe trabajar el estudiante. Horas de asesor„a directa: es el total de horas en las cuales el docente va a asesorar de forma directa al estudiante. Comprende las horas de clase presencial en el aula, como tambi‚n las horas de acompa‡amiento a empresas e instituciones, la participaci€n en sesiones de chat, la asesor„a en l„nea, las videoconferencias y las audioconferencias. Horas de trabajo independiente: son las horas correspondientes al trabajo que realiza el estudiante desde su propia autonom„a, sin mediaci€n directa del docente. Identificaci€n del nodo Nombre: se coloca el nombre del nodo problematizador al cual pertenece el PF. problematizador Problemas del nodo: se describen de forma breve los problemas mƒs importantes problematizador abordados por el nodo. Competencia global: se describe la competencia global del nodo. Tipo de PF Se indica si el PF es bƒsico, gen‚rico o espec„fico, o una combinaci€n de varias o de todas estas categor„as. Problema espec„fico del PF Se describe el problema espec„fico a ser abordado en el PF acorde con el nodo del problematizador al cual pertenezca. Competencia de ‚nfasis del Es la unidad de competencia en la cual se centrarƒ el PF, dirigiendo hacia esta PF todas sus acciones. Nivel de complejidad Es el grado de desarrollo que se espera lograr en la formaci€n de la unidad de esperado competencia, acorde con el tiempo y los recursos disponibles. Elementos de competencia Se describen los elementos de competencia de la unidad de competencia por formar en el PF. En cada elemento de competencia se indican los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas. Otras competencias por Competencias del nodo o de otros nodos relacionadas con la competencia de formar ‚nfasis competencias que el PF contribuirƒ a desarrollar o a fortalecer. Metodolog„a de la asesor„a Se indica el tipo de actividades en las cuales el docente va a acompa‡ar y a directa del docente asesorar de forma directa al estudiante, junto con el n†mero de horas de cada actividad. Se tienen en cuenta las horas de asesor„a por internet (chat, videochat, asesor„a en l„nea), videoconferencia y audioconferencia. Metodolog„a general del PF Se describe en forma breve la manera como se va a orientar e implementar el PF. Se anotan los aspectos mƒs destacables. Se sugiere evitar informaci€n muy espec„fica. Recursos Se anotan los recursos generales que se requieren: materiales, equipos e infraestructura. Se describe de forma detallada la bibliograf„a y otros recursos relacionados: videos, casetes, material multimedial y recursos de la web. Talento humano Se anota qu‚ personas se requieren dentro del PF y el tipo de apoyo necesitado (asesor„a, informaci€n, validaci€n de instrumentos, coordinaci€n, aplicaci€n, ejecuci€n de actividades, etc.). ---- 154
    • A continuaci€n se hace claridad sobre algunos de los puntos abordados en la RF. 1. Tipo de PF. Para determinar el tipo de PF es preciso tener en cuenta la Tabla 2, la cual debe leerse de la izquierda hacia la derecha. Primero ubicamos la clase general de PF y luego comenzamos a determinar en las siguientes columnas el aspecto o aspectos en los cuales hace ‚nfasis. Hay tres clases de PF: (1) PF bˆsicos: enfatizan en la formaci€n de competencias bƒsicas y son esenciales para los demƒs PF. Generalmente, se ubican al comienzo de un programa de formaci€n. Ejemplos: PF de lecto-escritura, PF de matemƒticas, PF de cultura ciudadana, PF de planeaci€n del proyecto ƒtico de vida, PF de comunicaci€n en p†blico, PF de biolog„a; (2) PF gen†ricos: enfatizan en la formaci€n de competencias gen‚ricas, esenciales en la movilidad laboral-profesional y en la flexibilidad que se debe tener en todo proceso de desempe‡o. Se ubican, generalmente, al comienzo y en la mitad de un programa de formaci€n, pero tambi‚n pueden estar al final. Ejemplos: PF de emprendimiento de empresas, PF de gerencia estrat‚gica, PF de negociaci€n y ventas, y (3) PF espec„ficos: enfatizan en la formaci€n de competencias espec„ficas de una ocupaci€n o profesi€n. Su ubicaci€n se da en la mitad o al final de un programa de formaci€n, aunque puede haber algunos PF espec„ficos en los primeros niveles. Por ejemplo, para determinar el tipo de PF al cual pertenece un curso relacionado con la formaci€n de la competencia de dise‡o de software, vamos primero a la columna n†mero 1 e identificamos a qu‚ clase general de PF pertenece. El dise‡o de software es una competencia propia de los profesionales que trabajan en el ƒrea de sistemas, lo cual significa que es espec„fica y por lo tanto el PF es espec„fico. Luego, vamos a la columna n†mero 2 y determinamos su relaci€n con la disciplinariedad. Debido a que este proyecto se relaciona con varias ƒreas disciplinares (se tiene planeado realizar software para educaci€n, ventas y contabilidad), sin cooperaci€n (interdisciplinariedad) ni integraci€n (transdisciplinariedad), lo clasificamos como multidisciplinario. A continuaci€n vamos a la tercera columna y determinamos si es un proyecto que enfatiza en lo aplicado o en lo investigativo. Debido a que el curso de dise‡o de software se centrarƒ en el empleo de herramientas ya elaboradas en la especialidad, su enfoque es bƒsicamente aplicado y no investigativo. Despu‚s de lo anterior, revisamos la columna 4, relacionada.con el sector donde se pretende que impacte el PF. En este caso, el PF de dise‡o de software estƒ enfocado a lo empresarial debido a que se busca mejorar el procesamiento de informaci€n en una determinada empresa u organizaci€n. Acorde con esto, el tipo de PF por llevar a cabo es “PF espec‡fico multidisciplinario, con enfoque aplicativo y de „mbito de acci‚n en lo empresarial”. 155
    • Tabla 2. Tipos de proyectos 1. Clase general 2. Relaci‚n con la 3. Enfoque 4. ‰mbito de de PF DISCIPLINARIEDAD acci€n - PF bƒsicos - Disciplinarios (desde - Aplicativos (se - Persona - PF gen‚ricos una sola disciplina). aplican los (impacta al ser - PF espec„ficos - Multidisciplinarios conceptos, individual). (reuni€n de dos o mƒs teor„as y - Comunidad disciplinas). metodolog„as (impacta en - Interdisciplinarios de un campo problemas de (cooperaci€n entre del saber a la la comunidad). dos o mƒs resoluci€n de - Trabajo disciplinas). un problema). laboral- - Transdisciplinarios - Investigativos profesional (integraci€n (se produce (impacta en el coherente y l€gica de nuevo quehacer dos o mƒs conocimiento). laboral- disciplinas). profesional). - Empresarial (impacta en una determinada empresa). 2. Construcci‚n del problema especifico. Consiste en determinar el problema que se va a resolver en el PF, teniendo como base un determinado nodo problematizador. Se recomienda que el problema no sea demasiado espec„fico, con el fin de facilitar que los estudiantes puedan adaptarlo y ajustarlo a sus intereses particulares y al contexto. Desde una perspectiva amplia y no reduccionista, un problema puede ser una pregunta, una situaci€n confusa, un vac„o en el conocimiento, el requerimiento de crear un producto, la necesidad de aplicar un m‚todo, probar una hip€tesis, una contradicci€n entre dos enfoques, la creaci€n de una nueva estrategia para abordar un asunto, etc. 3. Nivel de complejidad. Consiste en determinar el nivel de complejidad con el cual se espera formar las competencias en un determinado PF. Al respecto, se tiene la propuesta de Bogoya (2000), en la cual los niveles formulados proponen una “apropiaci‚n cada vez m„s elaborada de los principios y reglas de un campo disciplinar” (G€mez, 2001, p. 112). 156
    • El anƒlisis espec„fico de los niveles de Bogoya (2000) (v‚ase Tabla 3) aporta los siguientes resultados. En el primer nivel se toma como criterio el reconocimiento y la distinci€n. Este nivel es bƒsico para identificar los conceptos y la realidad probl‚mica sobre la cual se aplican estos. Sin embargo, en contra de algunas cr„ticas que se‡alan que este nivel corresponde a una macrooperaci€n simple que no entra como tal en el rango de las competencias (v‚ase, por ejemplo, Zubir„a, 2002), vale anotar que reconocer un objeto implica la interacci€n compleja de un conjunto de habilidades de pensamiento, sin lo cual no puede llevarse a cabo la resoluci€n de problemas. Por consiguiente, esto corresponde a un nivel leg„timo de estructuraci€n de las competencias. El segundo nivel de complejidad que propone Boyoga (2000) muestra la implicaci€n de nuevas habilidades cognitivas, por cuanto la comprensi€n requiere contextualizar un objeto y establecer relaciones. Finalmente, el tercer nivel, muestra la mayor complejidad, ya que ademƒs de reconocer y comprender, se requiere de una producci€n y toma de postura cr„tica frente a un problema o asunto. Por consiguiente, frente a las cr„ticas que se han formulado al modelo de Bogoya, (2000) por parte de autores como G€mez (2001) y Zubir„a (2002), nuestra opini€n es que este enfoque sobre los niveles de complejidad de las competencias representa una herramienta de gran importancia para orientar las estrategias didƒcticas hacia la progresiva construcci€n del conocimiento y su aplicaci€n en la resoluci€n de problemas. Igualmente, facilita la implementaci€n de procesos de valoraci€n ajustados a los mecanismos a trav‚s de los cuales se da la progresiva apropiaci€n de los instrumentos de pensamiento para interactuar con la realidad, tal como lo evidencia la experiencia llevada a cabo en Bogotƒ en tomo a la evaluaci€n de competencias masivas en educaci€n bƒsica y media (Alcald„a Mayor de Bogotƒ, 2000). Como todo modelo, este tambi‚n es susceptible de perfeccionarse y, en tal sentido, deberƒ de incorporar nuevos aportes provenientes de la educaci€n, la psicolog„a cognitiva, la sociolog„a, la antropolog„a y otras disciplinas cercanas. En este orden de ideas, podr„a considerarse la posibilidad de incorporar el desempe‡o intuitivo, el cual se aparta del sistema de reglas formal y abstracto, por cuanto la actuaci€n trasciende los sistemas preestablecidos y se caracteriza por ser altamente flexible, intuitiva y significativa. 157
    • Tabla 3. Niveles de complejidad de Bogoya (2000) Reconocimiento y distinci€n Consiste en el reconocimiento e identificaci€n de los elementos y estructuras que estƒn en la base de las ciencias y disciplinas. Interpretaci€n y comprensi€n - Establecimiento de las propiedades comunes a los objetos. - Utilizaci€n de los c€digos de las disciplinas y ciencias. - Interpretar y aplicar conocimientos a hechos. - Resoluci€n de problemas Producci€n Realizar conjeturas, deducciones, explicaciones y predicciones de hechos de la naturaleza. Fuente: Adaptado de Bogoya (2000, p. 28) Una propuesta complementaria es entender la variaci€n de las competencias no por su complejidad estructural (como hace Bogoya, 2000), sino por la progresiva amplificaci€n, resignificaci€n y rejerarquizaci€n de los contenidos representacionales (G€mez, 2001), lo cual ser„a llevado a cabo por acciones intencionales y significativas mediadas por herramientas. De esta forma, se proponen cuatro ƒmbitos para entender la complejidad en la formaci€n de una determinada competencia: desempe‡o rutinario, desempe‡o aut€nomo, desempe‡o de transferencia y desempe‡o intuitivo. Tales niveles enfatizan en la progresiva implicaci€n personal y en la automatizaci€n de estrategias (v‚ase Tabla 4). Tabla 4. Niveles de complejidad basados en el dominio personal e intuitivo NIVEL I. Desempe‡o rutinario La competencia se aplica en la resoluci€n de un tipo espec„fico de problemas y actividades siguiendo procedimientos t‚cnicos que se llevan a cabo de manera rutinaria, aunque la actuaci€n no es mecƒnica. Continuamente hay revisi€n de la aplicaci€n del procedimiento a los problemas y se corrigen los errores. NIVEL II. Desempe‡o aut€nomo La competencia se aplica en la resoluci€n de problemas y la realizaci€n de actividades desde una implicaci€n propia, partiendo del propio proyecto ‚tico de vida y tomando decisiones sin depender de manera r„gida de otras personas. De esta forma, los problemas se abordan como retos donde la persona se involucra con todo su ser a fin de conseguir la excelencia. Se siguen procedimientos expl„citos para resolver los problemas. NIVEL III. Desempe‡o de transferencia La competencia se aplica en m†ltiples tipos de problemas relacionados y en diferentes contextos, con correcci€n de errores, implicaci€n personal y autonom„a. Igualmente, se resuelven problemas cada vez mƒs espec„ficos teniendo en cuenta el manejo de la incertidumbre. NIVEL IV. Desempe‡o intuitivo La competencia se pone en acci€n de forma personalizada, en m†ltiples problemas relacionados y gran variedad de contextos, pero sin tener como base la gu„a de procedimientos espec„ficos de forma expl„cita, ya que la persona se desenvuelve acorde con su experiencia y gran cantidad de saberes acumulados. Se dice que es un desempe‡o intuitivo porque el procesamiento de la informaci€n no es conciente y se basa en la puesta en acci€n de m†ltiples datos, tanto de la experiencia personal como del contexto. 158
    • En el Nivel IV hay un dominio de destrezas y habilidades de manera automatizada, lo cual libera en una persona mecanismos mentales, facilitƒndole prestar mayor atenci€n a la actividad que estƒ realizando (Prieto y P‚rez, 1993). De hecho, las personas expertas dominan una gran cantidad de destrezas automatizadas; es decir, agrupan sus conocimientos en secuencias de acciones automƒticas que hacen mƒs rƒpida y eficiente la ejecuci€n de las tareas (Chi, Glaser y Farr, 1988). Tabla 5. Ejemplo de Ruta Formativa Programa de formaci‚n: Licenciatura en educaci‚n PF Dise‡o de proyectos de investigaci€n IDENTIFICACION Horas DEL PF Semestre C€digo Cr‚ditos Prerrequisitos Asesor„a Trabajo directa aut€nomo PF: 2 3124 6 Pensamiento 96 hora 192 horas sist‚mico complejo Identificaci€n del Nombre: Competencia global: Problemas del nodo: Nodo Dise‡o y Gesti€n Coordinar el proceso - B†squeda de estrat‚gias para favorecer Problemizador de proyectos Investigaci€n con base en el aprendizaje significativo y aut€nomo. investigaci€n Requerimientos - Requerimientos sociales de Institucionales innovaciones educativas. PROBLEMA ESPEC•FICO DEL ˆC€mo dise‡ar proyectos de investigaci€n pertinentes que lleven a la producci€n de nuevos PF conocimientos en educaci€n y faciliten la implementaci€n de innovaciones educativas? TIPO DE PF Gen‚rico, con ‚nfasis en la interdisciplinariedad, lo investigativo y el contexto empresarial. COMPETENCIA DE AN‡LISIS Formular proyectos de investigaci€n con base en problemƒticas sociales, culturales o productivas. DEL PF NIVEL DE Se pretende que los estudiantes construyan la unidad de competencia de ‚nfasis del PF por lo CPMPLEJIDAD menos hasta un grado de desempe‡o aut€nomo. Es responsabilidad de los estudiantes continuar afianzando el nivel de complejidad hasta alcanzar el nivel intuitivo con alto grado de flexibilidad. l. Establecer problemas de-Investigaci€n teniendo en cuenta la situaci€n y el contexto de los sujetos y de los objetos involucrados. 2. Plantear alternativas de soluci€n a los problemas con base en su viabilidad t‚cnica, social y ELEMENTOS DE cultural. COMPETENCIA 3. Determinar el modelo de gesti€n del proyecto de investigaci€n con base en protocolos nacionales e internacionales. 4. Procesar y sistematizar la informaci€n de acuerdo con el dise‡o metodol€gico establecido. 5. Validar y socializar los resultados del proyecto seg†n el impacto, alcance y beneficios definidos. 159
    • Tabla 5. Ejemplo de Ruta Formativa Programa de formaci‚n: Licenciatura en educaci‚n Otras competencias por formar -Afianzar la lectoescritura, teniendo en cuenta la comprensi€n metacognitiva de la literatura cient„fica. -Trabajar en equipo en el marco de la realizaci€n de proyectos investigativos, con base en los requerimientos laborales. Metodolog„a de la asesor„a directa -3 seminarios presenciales (24 horas) por parte del docente. -2 sesiones de chat (2 horas) -Audioconferencia: 6 horas -Videoconferencia: 10 horas -Asesor„a en l„nea: 20 horas -Asesor„a personalizada: 34 horas Metodolog„a del PF El problema serƒ resuelto mediante la conformaci€n de equipos, que lo ajustarƒn acorde con sus intereses. De esta forma se espera que cada equipo de trabajo identifique un problema en el campo educativo y elabore un proyecto de investigaci€n para abordarlo. Recursos -Acceso a computador -Software: "Metodolog„a de la investigaci€n". -Internet -Impresora -Equipo de audioconferencia -Equipo de videoconferencia Talento humano -Consulta a docentes expertos en aprendizaje significativo -Consulta a docentes expertos en el tema de investigaci€n elegido IMPLEMENTACI€N DEL PROYECTO FORMATIVO Consiste en el proceso mediante el cual se elabora y pone en acci€n el PF a trav‚s de una serie de fases o etapas, teniendo como referente la RF. Tradicionalmente, tales fases han correspondido a planeaci€n, ejecuci€n y evaluaci€n (Staricco de Acomo, 1996; Jolibert, 1997), las cuales se han ampliado a ocho para darle una mayor relevancia a la mediaci€n pedag€gica: contextualizaci€n, diagn€stico de aprendizajes previos, encuadre, facilitaci€n del trabajo en equipo, dise‡o del proyecto, ejecuci€n, valoraci€n del PF y valoraci€n de las competencias (versi€n modificada de la propuesta presentada en Tob€n, 2001). Estas ocho fases son una orientaci€n general para que cada docente elabore su propia planeaci€n del PF, con el fin de que pueda seguidas, reducidas, ampliadas o modificadas. As„ mismo, es importante tener en cuenta que estas fases pueden darse en secuencia, seguirse en diferente orden o abordarse de forma simultƒnea. Por ejemplo, a veces se pueden trabajar al mismo tiempo la contextualizaci€n y el encuadre, o la contextualizaci€n y el diagn€stico individual. La emergencia de la Sociedad del Conocimiento (Castells, 1996, 1997 a, 1997b) ha tra„do como consecuencia la necesidad de que los docentes implementen una nueva manera de dirigir el proceso didƒctico con el fin de generar las condiciones de aprendizaje en los estudiantes para que estos puedan afrontar los retos de la 160
    • globalizaci€n y la construcci€n de identidad cultural. Esto requiere que cada docente busque mecanismos para integrar las Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la Comunicaci€n en las diversas fases del PE En tal proceso, por lo general, surgen dudas tales como: ˆpara qu‚ sirven? ˆQu‚ utilidades nos pueden dar a los profesores? ˆDe qu‚ manera nos pueden ayudar en las clases? ˆC€mo pueden ayudar a potencializar el aprendizaje? ˆC€mo pueden ser utilizadas por los profesores y estudiantes? ˆQu‚ tecnolog„as emplear? Cada uno de estos interrogantes requiere de reflexi‚n, con un esp„ritu de apertura y tambi‚n de proactividad, buscando medios y recursos institucionales y comunitarios para apoyar la educaci€n con base en estas tecnolog„as. Fase 1: Contextualizaci‚n en la RF Consiste en comprender la RF con el fin de orientar desde ella la implementaci€n del PF. Para los estudiantes debe quedar claro en esta fase las competencias que van a formar a trav‚s de las diversas actividades. Tambi‚n se orienta en el contexto disciplinar (as„ como tambi‚n interdisciplinar y transdisciplinar), institucional, social, econ€mico y pol„tico donde se va a llevar a cabo el proyecto. Por †ltimo, esta fase es el espacio ideal para comenzar a facilitar el encuentro, la cercan„a y la confianza entre docente y estudiantes. Metodolog„a: * Realizar una dinƒmica corta de presentaci€n e integraci€n. * Analizar el contexto en el cual se propone el PF, para que los estudiantes puedan entender mejor la ruta formativa y comiencen a pensar en c€mo organizar su trabajo y aprendizaje. * Presentar la ruta formativa, orientando a los estudiantes en la comprensi€n de los diversos elementos que aparecen en ella, fundamentalmente la identificaci€n del PF, las competencias por desarrollar, el problema y la metodolog„a de trabajo. * Enlazar el PF con el programa del nodo, teniendo en cuenta los PF previos y los que siguen en posteriores niveles. 161
    • Fase II: Diagn‚stico de aprendizajes previos Toda acci€n orientada a la formaci€n de competencias tiene como base los aprendizajes previos, as„ como el tipo de competencias pose„das por los estudiantes y el nivel con el cual han sido construidas. Tal informaci€n resulta de gran utilidad en la implementaci€n del proyecto, por cuanto ayuda a orientar las actividades. Ademƒs, permite identificar a aquellos estudiantes que requieren de apoyo personalizado, ya sea porque presentan dificultades o tienen grandes avances en el desarrollo de las competencias. Esta informaci€n permite orientar la conformaci€n de los equipos de trabajo en los cuales es fundamental que los estudiantes se complementen en actitudes, capacidades, habilidades y destrezas. Metodolog„a: * Determinar las competencias previas que poseen los estudiantes. Para ello es esencial aplicar alguna prueba de valoraci€n (escrita u observacional). Esto puede complementarse con la revisi€n del expediente de cada estudiante as„ como con informes de otros docentes. * Ayudar a los estudiantes a detectar fortalezas y debilidades en el proceso de formaci€n, buscando que tengan conciencia de los aprendizajes previos y de los vac„os en los diferentes saberes (saber hacer, saber conocer y saber ser). * Motivar a continuar el proceso de formaci€n en el PF que se inicia. Fase III: Encuadre Tomando como base tanto la contextualizaci€n como el diagn€stico de los aprendizajes previos, se lleva a cabo el encuadre, el cual consiste en el acuerdo de unas normas bƒsicas de trabajo con los estudiantes. Este es un afecto esencial para asegurar una participaci€n activa de ellos y generar las condiciones que faciliten el trabajo. Metodolog„a: * Realizar acuerdos bƒsicos sobre los productos por obtener de manera general: productos del proyecto como tal (relacionados espec„ficamente con la resoluci€n del problema) y productos de aprendizaje (formaci€n de competencias). 162
    • * Pactar el respeto a las normas bƒsicas de convivencia y de trabajo acad‚mico, como por ejemplo: respetar el turno, cooperar con los compa‡eros, realizar las actividades asignadas, respetar la opini€n de los demƒs, respetar las costumbres colectivas, etc. * Redactar las normas acordadas, fijarlas en un lugar visible del aula de clase y buscar que cada estudiante las tenga. Fase IV: Facilitaci‚n del trabajo en equipo Todo PF tiene como base el trabajo en equipo, as„ haya, en casos extremos s€lo dos personas (el docente y un estudiante). Facilitar el trabajo en equipo es generar las condiciones para que los estudiantes desarrollen y afiancen sus competencias de forma cooperativa (desde sus ƒreas de desarrollo pr€ximo) y as„ puedan realizar de manera articulada las actividades planeadas. El trabajo en equipo puede darse bajo tres modalidades: l. Proyectos personalizados: cada estudiante realiza un proyecto diferente. El trabajo en equipo se da en reuniones grupales en las cuales se realizan talleres participativos mediante el anƒlisis y resoluci€n de problemas comunes para todos los integrantes. Esto se complementa con la valoraci€n colectiva de logros y dificultades. El problema establecido en la RF es adaptado por cada estudiante de acuerdo con sus intereses particulares. 2. Un solo equipo: todos los estudiantes se organizan como un solo equipo de clase para implementar el PF. En este caso, el problema abordado puede ser el mismo al indicado en la RF o tener variaciones. 3. Varios equipos: los estudiantes se agrupan en varios equipos, cada uno de los cuales realizarƒ un proyecto espec„fico. El manejo del problema puede revestir dos situaciones. Una, todos los grupos abordan el mismo problema y dos, cada grupo construye un problema propio teniendo como base el problema establecido en la RF. 163
    • Metodolog„a: * Buscar la organizaci€n del equipo con base en la tenencia de intereses similares. * Elegir una persona responsable de la coordinaci€n y una persona que maneje la secretar„a. En el primer cargo se orientan los acuerdos bƒsicos y la toma de decisiones. En el segundo, se realizan las actas de la; reuniones y se sistematiza el proyecto. * Establecer responsabilidades en cada integrante del equipo. Fijar un plan de trabajo y de reuniones con base en una agenda. * Promover en el equipo la construcci€n de una visi€n compartida frente a lo que se pretende lograr. Para ello es esencial que cada integrante elabore primero su visi€n y, luego, a partir de las visiones individuales se estructura la visi€n colectiva. * Orientar al equipo para que estructure un problema espec„fico acorde con el problema sugerido en la RF, mediante la discusi€n abierta. * Buscar, en la medida de lo posible, que en cada grupo los estudiantes se complementen en sus inteligencias y competencias. * Construir pautas para el anƒlisis y la resoluci€n de los conflictos de manera pac„fica. Fase V.- Diseˆo del proyecto Descripci‚n Una vez se ha avanzado en la contextualizaci€n, diagn€stico, encuadre y metodolog„a del trabajo en equipo, se procede a dise‡ar como tal el proyecto, eje central del PF, el cual se elabora teniendo como base en todas las etapas el problema, las competencias, el nivel de complejidad y el tiempo estipulados en la RF. As„ se garantiza que cumpla con los objetivos pedag€gicos, ademƒs de los objetivos de intervenci€n en lo personal, lo social y lo laboral. El dise‡o del proyecto comprende los siguientes componentes: diagn€stico y definici€n del problema, objetivos, justificaci€n, localizaci€n, fundamentaci€n conceptual, actividades, cronograma, talento humano requerido, recursos necesarios, beneficiarios, metas e indicadores de gesti€n (v‚ase la Tabla 6). Estos son los aspectos mƒs comunes de un proyecto. Cada docente puede decidir si sigue todos los 164
    • pasos o elimina algunos de ellos con base en los prop€sitos espec„ficos que tiene y los aprendizajes previos de sus estudiantes. Metodolog„a: l. Revisar la Figura 3 y determinar qu‚ grado de participaci€n van a tener los estudiantes en el dise‡o del PF. 2. En el nivel de participaci€n I es el mismo docente quien dise‡a el proyecto, para lo cual se recomienda seguir los pasos indicados en la Tabla 6. A†n en este caso se debe evitar toda imposici€n, buscando tener en cuenta las sugerencias de los estudiantes sobre la mejor manera de realizar las actividades. 3. En los niveles de participaci€n II, III y IV, el dise‡o del proyecto se hace desde los mismos estudiantes con asesor„a del docente. Se recomienda que tanto docente como estudiantes sigan los pasos indicados en la Tabla 6. 4. Orientar la elaboraci€n del proyecto de tal modo que esta actividad contribuya a formar determinado nivel de contenidos de los elementos de competencia. 5. Buscar que las actividades formuladas en el dise‡o del proyecto correspondientes a la metodolog„a contribuyan a formar la competencia de ‚nfasis y tambi‚n las competencias complementarias, teniendo en cuenta los elementos de competencia (criterios de desempe‡o, saberes esenciales, rango de aplicaci€n y evidencias requeridas). 6. Una vez se tiene dise‡ado el proyecto, se procede a valorar su calidad teniendo como base m„nimamente los criterios de calidad formulados en la Tabla 7. 165
    • Figura 3: Niveles de participaci‚n de los estudiantes en la elaboraci‚n del proyecto. 166
    • Tabla 6. Pasos en el dise…o de un proyecto Componente Descripci‚n Metodolog„a Recomendaciones Nombre del Identifica el Describa el t„tulo del proyecto teniendo -Busque que el nombre sea sint‚tico y proyecto proyecto. como base el objetivo general. claro. -No sobrepase, en lo posible, las quince palabras. Diagn€stico Es la determinaci€n Con base en el problema formulado en la Emplee el anƒlisis DOFA para de los aspectos RF, recoja informaci€n para determinar realizar el diagn€stico. Para ello favorables y las diferentes dificultades inherentes a identifique las fortalezas (aspectos desfavorables en una ‚ste y los factores positivos mediante los positivos al interior de la situaci€n. cuales puede ser abordado. situaci€n), las oportunidades (aspectos positivos externos a la situaci€n que la favorecen), las debilidades (aspectos negativos al interior de la situaci€n) y las amenazas (aspectos negativos externos que causan o agravan los problemas). Problema Es la dificultad Retorne el problema formulado en la ruta - Busque claridad y concisi€n en el espec„fica que se formativa y adƒptelo al anƒlisis del problema. quiere resolver. contexto y a los intereses de los - Tenga en cuenta el tiempo, los estudiantes. recursos y el talento humano disponibles. Justificaci€n Responde a la Determine la importancia del proyecto -Formule la justificaci€n con claridad. pregunta: ˆpor qu‚ se con respecto a la soluci€n del problema -Describa uno a uno los argumentos. va a realizar el identificado y la formaci€n de las -Exponga, si es posible, proyecto? competencias propuestas en la ruta informaci€n estad„stica para formativa. apoyar los argumentos. Objetivo Apunta a describir Describa el objetivo de tal manera -Busque que el objetivo sea concreto general la finalidad del que implique la soluci€n del y alcanzable con los recursos, el proyecto en su problema elaborado. talento humano y el tiempo sentido mƒs disponibles. amplio, es decir el -Describa el objetivo comenzando para qu‚. Indica el con un solo verbo en infinitivo, luego cambio que se indique el objeto y los medios que se pretende. van a emplear. Objetivos Indican las Describa todas aquellas acciones -Describa las acciones con precisi€n espec„ficos acciones (con sus respectivos medios) que son comenzando con un solo verbo en espec„ficas para necesarias para alcanzar el objetivo infinitivo, indicando el objeto y el alcanzar el objetivo general. medio. general. Incluya objetivos relacionados con -Compruebe que la articulaci€n de las competencias formuladas en la todos los objetivos espec„ficos ruta formativa. posibilita alcanzar el objetivo general. - Incluya el uso de los computadores y los medios de comunicaci€n (internet, videoconferencias y audioconferencias ). Localizaci€n Indica el lugar Describa todos los espacios que se -Describa el lugar f„sico con claridad f„sico donde va a van a emplear en la implementaci€n y de manera concisa. ser aplicado el del proyecto, tomando como -Anote informaci€n relevante. proyecto. referencia los objetivos espec„ficos y -En lo posible, anexe un mapa del el diagn€stico. lugar. 167
    • Continuaci•n Componente Descripci‚n Metodolog„a Recomendaciones Marco conceptual Consiste en la -Determine qu‚ se requiere saber para -Realice un mapa donde sintetice todos descripci€n de las comprender el problema, los objetivos, los conocimientos requeridos. teor„as, categor„as, la metodolog„a y las metas. -Utilice diferentes recursos para buscar conceptos y -Busque las fuentes bibliogrƒficas y la informaci€n: libros, revistas, internet principios que extraiga la informaci€n requerida. y bases de datos. permiten -Emplee mapas conceptuales. comprender el problema, la metodolog„a y los resultados esperados. Actividades Son acciones -Por cada objetivo espec„fico describa -Compruebe que para cada uno de los espec„ficas una o varias actividades. objetivos espec„ficos formuados, hay las concatenadas entre s„ -Por cada actividad establezca actividades necesarias para alcanzarlos. con el fim de lograr procedimientos, recursos y personas -Busque que las actividades sean factibles los objetivos responsables. de llevar a cabo con el tiempo y recursos espec„ficos -Busque que cada una de las actividades disponibles. propuestos. del proyecto contribuya a formar los contenidos del saber ser, saber conocer y saber hacer. Cronograma Describe cuƒndo se -Realice una secuenciaci€n de las -Emplee la Tabla Gantt realizarƒn cada una actividades de acuerdo con el orden en -Aborde las actividades enlazadas unas de las actividades y el cual se llevarƒn a cabo. de otras, como un sistema. su duraci€n. -Indique en qu‚ fecha aproximada se -Busque informaci€n sobre los momentos realizarƒn y cuƒnto durarƒn. en los cuales puede emplear -Distribuya el tiempo con base en una determinados recursos institucionales y unidad de medida. Si el proyecto dura comunitarios, con el fin de tener esto en varios meses, la unidad de medida puede cuenta en el cronograma. ser por semanas; si dura un mes, la unidad de medida puede ser en d„as, etc. Destinatarios o Son todas aquellas Determine los destinatarios directos (se -Cuantifique los beneficiarios directos e beneficiarios personas que se trabaja de forma directa con ellos) e indirectos beneficiarƒn del indirectos (los beneficios los obtienen a -A veces es dif„cil determinar el n†mero proyecto de forma partir de los destinatarios directos). de usuarios indirectos, por lo cual debe directa o indirecta hacerse una aproximaci€n. Talento humano Son las personas que Revise cada actividad y determine las Tenga en cuenta qu‚ informaci€n y se requieren para personas que se requieren, el puesto por capacitaci€n requiere cada persona que coordinar o realizar desempe‡ar, sus competencias y el participarƒ en el proyecto. todas las actividades tiempo necesario. Aqu„ se incluyen el previstas. docente y los estudiantes. Recursos Son los medios con Determine para cada actividad qu‚ Tenga en cuenta la disponibilidad de los cuales se va a medios se requieren, diferenciando tales recursos en la instituci€n educativa realizar el proyecto. infraestructura ( espacios f„sicos), o en la comunidad. materiales (papeler„a, implementos y suministros), bibliograf„a y equipos (computadores, impresoras, mƒquinas de escribir, tel‚fono, fax, equipos de laboratorio, etc.) Metas Son los aspectos Con base en el objetivo general y los -Describa cada meta con precisi€n y concretos que se objetivos espec„ficos, determine qu‚ claridad, de forma concisa. esperan lograr en el metas se esperan obtener con el -Si es posible indique cantidades proyecto, de acuerdo proyecto, teniendo en cuenta la esperadas. con los objetivos formaci€n de competencias y la propuestos. resoluci€n del problema. Indicadores Son los parƒmetros Describa cada indicador y la manera de -Sea concreto en la formulaci€n de los para medir el logro evaluarlo. indicadores. de las metas - Tenga en cuenta indicadores esperadas. cualitativos y cuantitativos. - Formule indicadores relacionados con la formaci€n de las competencias. 168
    • Tabla 7. Criterios de calidad para un PF 1. El dise‡o del proyecto tiene como base un problema pertinente al contexto disciplinar, social, laboral y de formaci€n de la competencia propuesta en la RF. 2. 2. Los objetivos son coherentes con el problema formulado. 3. La metodolog„a posibilita resolver el problema y se corresponde con el objetivo general y los objetivos espec„ficos. 4. El marco conceptual se corresponde con el problema y los objetivos. 5. El marco conceptual estƒ elaborado con base en bibliograf„a pertinente y actualizada. 6. Las actividades son factibles de llevar a cabo, de acuerdo con el tiempo, recursos y talento humano disponibles. 7. Las actividades tienen una secuencia l€gica, indican el procedimiento mediante el cual se ejecutarƒn, describen los responsables y establecen fechas probables de inicio y finalizaci€n. 8. Las actividades propuestas permiten formar los contenidos de los tres saberes que conforman cada elemento de competencia establecido en la RF. 9. Se describen indicadores cualitativos y cuantitativos teniendo en cuenta los objetivos espec„ficos. 10. La descripci€n de las metas tiene como base los indicadores y se relacionan tanto con la resoluci€n del problema como con la formaci€n de las competencias propuestas en la RF. 11. El proyecto integra el uso de las Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la Comunicaci€n en coherencia con las actividades propuestas. Fase VI: Ejecuci‚n Consiste en el proceso por medio del cual los estudiantes, con apoyo y mediaci€n del docente, ejecutan el proyecto dise‡ado en la fase anterior, buscando el logro de las metas acordadas tanto en lo referente al desarrollo de las competencias como a la resoluci€n del problema. 169
    • Metodolog„a: 1. Analizar continuamente c€mo se estƒ dando la ejecuci€n del proyecto y detectar posibles imprevistos para ser afrontados estrat‚gicamente de manera oportuna. 2. Articular acciones del PF con otros PF del nodo problematizador y de otros nodos problematizadores. 3. Asesorar a los estudiantes en la realizaci€n de las actividades para que estas contribuyan a formar los contenidos de los saberes esenciales (saber ser, saber conocer y saber hacer). 4. Determinar la necesidad de tener monitores o auxiliares que ayuden a los estudiantes en las actividades definidas para el PF. 5. Coordinar el uso de los espacios y recursos institucionales. 6. Indicar instrucciones por escrito para la realizaci€n de las actividades. Esto es una importante ayuda para los estudiantes. 7. Verificar que los estudiantes asuman los roles establecidos dentro de la planeaci€n de las actividades, buscando que sus acciones correspondan a dichos roles. 8. Orientar a los estudiantes con base en pautas escritas acerca de d€nde pueden tener acceso a los conocimientos y procedimientos requeridos para llevar a cabo las actividades, indicando cuales se encuentran en el MAF, en libros, en videos, en internet, etc. 9. Articular las actividades del proyecto con los contenidos y la metodolog„a de las unidades de aprendizaje (v‚ase el apartado “B” de la mediaci€n pedag€gica). 10. Brindar apoyo personalizado a los estudiantes que presentan dificultades en la formaci€n de sus competencias o en la realizaci€n de las actividades comprendidas en el proyecto. 11. Realizar reuniones con los estudiantes para determinar c€mo van las actividades, la resoluci€n del problema y la formaci€n de las competencias acorde con la RE Fase VII: Valoraci‚n del PF Lo que no se eval†a no tiene posibilidades de mejorarse (MEN-COLOMBIA, 1997; Alcald„a Mayor de Bogotƒ, 2001). En todo PF debe realizarse una valoraci€n continua con el fin de tomar conciencia de las dificultades, reconocer los logros y redireccionar procesos. La valoraci€n del PF es necesario hacerla tanto en cada sesi€n de trabajo como tambi‚n al final. Durante cada sesi€n, la evaluaci€n permite conocer el desarrollo del proyecto e implementar acciones correctivas de forma oportuna, para mejorar la calidad de ‚ste, lo cual puede hacerse a trav‚s del diƒlogo con los 170
    • estudiantes y la aplicaci€n de cuestionarios de valoraci€n del proceso. Al t‚rmino del PF, el docente debe formular procedimientos para determinar los logros y los aspectos por mejorar. Se recomienda realizar la valoraci€n del PF con base en tres criterios: planeaci€n, mediaci€n pedag€gica y fonaci€n de las competencias propuestas (v‚ase la Tabla 8). Tabla 8. Aspectos a tener en cuenta en la valoraci‚n del PF Objeto de Preguntas esenciales evaluaci‚n Implementaci‚n del l. ˆLa implementaci€n del PF fue acorde con la metodolog„a general PF propuesta en la RF? 2. ˆEl dise‡o y ejecuci€n del proyecto tuvo como base un problema pertinente al contexto disciplinar, social, laboral-y de formaci€n de la competencia propuesta en la RF? 3. ˆSe establecieron normas bƒsicas de convivencia y trabajo acad‚mico seg†n las actividades previstas y al contexto? 4. ˆLas normas acordadas permitieron la ejecuci€n de las actividades de acuerdo con 10 planeado y facilitaron la resoluci€n de problemas y conflictos? 5. ˆSe cumplieron las metas del proyecto respecto al problema planteado? Mediaci‚n 6. ˆEl trabajo de los estudiantes fue orientado con base en el pedag‚gica reconocimiento de sus aprendizajes previos? 7. ˆLos estudiantes tuvieron asesor„a del docente en la resoluci€n de conflictos y en el abordaje de dificultades con base en la naturaleza y requerimientos de la situaci€n? 8. ˆSe orient€ a los estudiantes en el empleo de las Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la Comunicaci€n, acorde con los recursos disponibles en la instituci€n, la comunidad y los requerimientos de las actividades planeadas? 9. ˆLos estudiantes tuvieron asesor„a en el manejo del MAF y de los diferentes recursos, seg†n los requerimientos de las actividades? Formaci‚n de las 10. ˆLos estudiantes afianzaron su competencia de trabajo en equipo, de competencias acuerdo con las actividades planeadas? 11. ˆLas actividades realizadas posibilitaron la formaci€n de las competencias propuestas en la RF? 12. ˆSe cumplieron las metas en la formaci€n de las competencias establecidas en la RF? 13. ˆLos estudiantes con dificultades o talentos excepcionales tuvieron los logros esperados acorde con su ritmo de aprendizaje? Fase VIII: Valoraci‚n de las competencias en cada estudiante Consiste en determinar el grado de formaci€n de las competencias en cada estudiante teniendo como base los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas dentro de cada elemento de competencia descrito en la RF. Esto se hace durante el transcurso del PF y al final de ‚ste con base en las siguientes actividades: 171
    • 1. Dise‡o y ejecuci€n de un plan de valoraci€n basado en t‚cnicas e instrumentos teniendo como referencia los criterios de desempe‡o y las evidencias requeridas. 2. Seguimiento al desempe‡o del estudiante en la realizaci€n de las actividades y resoluci€n de los problemas desde una perspectiva cualitativa y cuantitativa (indicaci€n de procesos y ponderaci€n de resultados). 3. Asesor„a al estudiante para que ‚l mismo valore su aprendizaje y lo autorregule (autovaloraci€n) teniendo como base los componentes de la competencia. 4. Realizaci€n de covaloraci€n (con los compa‡eros) y heterovaloraci€n (valoraci€n del docente o de otras instancias). 5. Retroalimentaci€n continua al estudiante sobre la formaci€n de las competencias. Este apartado se profundiza en el cap„tulo referido a la valoraci€n de las competencias. 4. MEDIACI€N PEDAG€GICA Una competencia es un proceso de desempe‡o complejo. Su adquisici€n, desarrollo, construcci€n y formaci€n requiere de un docente que se arriesgue a salir del paradigma de la certidumbre, de lo conocido y de lo controlable, asumiendo la sorpresa y lo que estƒ por conocer como parte determinante de los procesos vitales y como la aut‚ntica posibilidad de creaci€n; su visi€n debe ser amplia con el fin de darle espacio a los diferentes saberes, permitiendo que estos se vayan articulando e integrando de manera sistemƒtica a partir de los mismos problemas que los convocan; la mirada en la acci€n no le puede faltar, pero debe ser tambi‚n un constructor de conocimiento conceptual y de valores, que lo proteja de caer en la racionalidad netamente instrumental; debe ser una persona vinculada a la cultura e inquietudes de la sociedad, llevƒndole el tim€n a ‚stas y canalizƒndolas en procesos de aprendizaje- ense‡anza regeneradores del tejido humano; esto †ltimo debe ponerle en sinton„a con el uso del computador en la vida cotidiana y quehacer profesional, integrando su empleo en la docencia. Con respecto a los PF, el docente debe seguir un proceso del aprendizaje-ense‡anza basado en las inteligencias m†ltiples, las unidades de aprendizaje y la docencia estrat‚gica (esta †ltima se aborda en el Cap„tulo Siete). 172
    • 4.1 Inteligencias m‹ltiples Las inteligencias m†ltiples posibilitan dise‡ar y articular las actividades docentes teniendo en cuenta los ritmos de aprendizaje de los estudiantes y sus diferentes potencialidades. Ademƒs, favorecen el desarrollo de diversas capacidades. En la Tabla 9 se describen algunas sugerencias para realizar la mediaci€n pedag€gica con base en las inteligencias m†ltiples. Tabla 9. Mediaci‚n de PF con base en las inteligencias m‹ltiples Tipo de inteligencia Sugerencias para los estudiantes durante el PF L€gico- matemƒtica: sensibilidad y -Incluir el razonamiento estad„stico en el diagn€stico y capacidad para el razonamiento abstracto y formulaci€n de un problema. la computaci€n num‚rica. -Construir un algoritmo o diagrama de flujo para resolver un problema. -Realizar un anƒlisis financiero de un proyecto. -Aplicar razonamientos matemƒticos a la resoluci€n de problemas en el proyecto, as„ como f€rmulas matemƒticas. Ling…„stica: sensibilidad y capacidad para la -Llevar un diario de campo donde se describan y analicen los lecto-escritura y la comunicaci€n verbal con acontecimientos importantes. otras personas. -Exponer de forma oral la soluci€n construida a los problemas de los proyectos. -Elaborar un marco conceptual con base en el seguimiento de metodolog„as espec„ficas para construir las nociones, conceptos y categor„as (por ejemplo, mediante mentefactos conceptuales, los cuales consisten en procedimientos grƒficos que describen un concepto con base en cuatro clases de proposiciones: supraordinaci•n, exclusi•n, infraordinaci•n e isoordinaci•n). Musical: capacidad para apreciar y producir -Incluir la m†sica en una determinada actividad. los ritmos musicales, junto con sus tonos, -Componer un ritmo para una representaci€n esc‚nica relacionada melod„as y sonidos en diferentes espacios. con una actividad. -Analizar los mensajes de un conjunto de canciones. Espacial-visual: capacidad para percibir el - Tomar contacto con el espacio donde se llevarƒn a cabo los mundo espacial visual y realizar proyectos. transformaciones en las propias -Graficar las actividades por realizar. percepciones iniciales. Comprende el -Elaborar mapas para comprender el contexto de un problema. pensamiento en tres dimensiones y la orientaci€n en el espacio. Cin‚tica corporal: capacidad para controlar -Realizar actividades manuales como por ejemplo planos y los movimientos del cuerpo y manejar maquetas. objetos con destreza. -Realizar una representaci€n gimnƒstica. -Articular la comunicaci€n verbal con un adecuado manejo de los gestos, las manos y la postura del cuerpo. -Realizar una coreograf„a. Interpersonal: capacidad para discernir y -Interactuar de forma afable y no agresiva con las demƒs personas. responder con propiedad a los modos, -Trabajar en equipo en el dise‡o, ejecuci€n evaluaci€n de temperamentos y motivaciones de otros, actividades. mediante la comprensi€n. -Resolver de forma pac„fica los conflictos mediante el diƒlogo. 173
    • Tipo de inteligencia Sugerencias para los estudiantes durante el PF Intrapersonal: capacidad para la -Construir y afianzar el proyecto ‚tico de vida. introspecci€n y conocimiento de s„ mismo. -Enlazar el PF al proyecto ‚tico de vida. Acceso a los sentimientos propios y -Promover la autorreflexi€n con el fin de reconocer logros, capacidad para tenerlos en cuenta en la gu„a dificultades y errores. de la conducta. -Manejar las emociones positivas y negativas teniendo en cuenta a los demƒs, dentro del marco de un proyecto y del trabajo en equipo. -Comprensi€n de las propias debilidades y fortalezas, asumiendo la actitud del continuo automejoramiento. Naturista: capacidad y sensibilidad para - Tomar contacto con el entorno ecol€gico. distinguir, discriminar, reconocer y definir -Realizar un anƒlisis eco l€gico de un determinado problema. las cosas vivas y no vivas. Se expresa en el -Realizar una campa‡a eco l€gica de protecci€n del entorno y sus establecimiento de relaciones entre los diferentes recursos. diferentes componentes del entorno y el -Buscar que los ambientes de trabajo sean acogedores. desarrollo de acciones tendientes a su protecci€n. 4.2 Unidades de aprendizaje Las unidades de aprendizaje son un conjunto de indicaciones sistemƒticas que se les brinda a los estudiantes por escrito conel fin de orientarlos en la realizaci€n de las actividades espec„ficas de aprendizaje, teniendo como referencia un determinado elemento de competencia por formar. A continuaci€n se propone una metodolog„a para su elaboraci€n: l. Comprender el componente de la competencia que se va a trabajar, las actividades necesarias y el tiempo requerido, de acuerdo con el plan formulado en la RE 2. Dise‡ar la unidad de aprendizaje describiendo cada uno de los componentes indicados en la Tabla 10. Esto ayuda al estudiante a orientarse en su aprendizaje afianzando la autonom„a. 3. Concertar la unidad con los estudiantes para que estos se sientan part„cipes del proceso. Para ello se recogen y valoran sus sugerencias, teniendo como horizonte la formaci€n del componente de la competencia y no los intereses personales del docente. 4. Aplicar la unidad y realizar monitoreo continuo al trabajo de los estudiantes, brindƒndoles recomendaciones espec„ficas en determinados asuntos. 5. Revisar peri€dicamente la unidad de aprendizaje y realizar los ajustes pertinentes con base en su empleo y sugerencias de los mismos estudiantes. 174
    • Tabla 10. Componentes de una unidad de aprendizaje Componente Descripci‚n Identificaci€n Indica la instituci€n educativa, la titulaci€n, el nombre del PF, el nombre del autor, el nombre del docente que la emplea, la fecha de elaboraci€n y la fecha de la †ltima modificaci€n (cuando ha sido modificada). Tema por desarrollar Aspecto o aspectos de la competencia que la unidad propone formar en los estudiantes. Objetivos Describen de forma clara los logros o resultados concretos que se esperan en el proceso de aprendizaje. Se redactan mediante la estructura verbo-objeto-condici€n. Justificaci€n Muestra la importancia del tema y de los objetivos, teniendo en cuenta la rutaformativa. Actividades Son las tareas y acciones que se proponen a los estudiantes para que las realicen con el fin de alcanzar los objetivos. Es importante anotar el modelo didƒctico que sustenta la realizaci€n de dichas actividades. Para cada actividad se brindan instrucciones precisas con el fin de realizarlas y alcanzar los objetivos propuestos. Cuando se trata de realizar procedimientos es recomendable graficar estos para que sean fƒcilmente comprensibles. Contenidos Se describen los saberes esenciales que debe aprender el estudiante (saber ser, saber conocer y saber hacer). Lo ideal es que estos contenidos est‚n en el MAF o en otros recursos disponibles (videos, material multimedia, revistas, libros, etc.). Recursos Se indican todos los recursos que los estudiantes deben tener para realizar las actividades, haciendo referencia a: materiales, equipos, infraestructura, etc. Valoraci€n Se indica: (1) la metodolog„a de la valoraci€n, (2) los momentos de la valoraci€n, (3) los criterios de valoraci€n, (4) las evidencias de aprendizaje, (5) las t‚cnicas de valoraci€n y (6) los instrumentos de valoraci€n. 5. MATERIAL DE APOYO A LA FORMACI€N (MAF) Ademƒs de la RF, de la metodolog„a de implementaci€n y de la mediaci€n pedag€gica, los PF se componen del Material de Apoyo a la Formaci€n (MAF), el cual consiste en un conjunto de recursos te€ricos y prƒcticos para facilitar en el estudiante la construcci€n de las competencias (v‚ase Tabla 11). Los MAF tienen m†ltiples beneficios para las instituciones educativas, los docentes y los propios estudiantes, tal como se describe en la Figura 4. Ellos son la base didƒctica para que se puedan formar las competencias ya que contienen los saberes esenciales contextualizados requeridos en unos determinados procesos de desempe‡o ante actividades y problemas. 175
    • Por consiguiente, si se asume en propiedad el modelo de formar con base en competencias y se trabaja desde la metodolog„a de los PF, debe realizarse un MAF para cada uno de los PF de la instituci€n, con el fin de apoyar la labor de aprendizaje- ense‡anza. Tabla 11. Componentes de un MAF Contenidos del saber Ser Instrumentos afectivo-motivacionales: valores, actitudes y normas. Estrategias afectivo-motivacionales y sociales. Contenidos del saber Instrumentos cognitivos: nociones, proposiciones, conceptos y conocer categor„as. Estrategias cognitivas y metacognitivas. Contenidos del saber hacer Instrumentos actuacionales: procedimientos y t‚cnicas Estrategias actuacionales. Gu„as espec„ficas de Instrucciones dirigidas al estudiante para orientarlo en la realizaci€n actividades de determinadas actividades. Materiales de Cuestionarios y pruebas que tienen como finalidad que el estudiante autovaloraci€n determine el nivel de logro en la formaci€n de los contenidos de cada elemento de competencia. Otros Lecturas sugeridas, videos y casetes, entre otros recursos. Una vez se tienen completos los contenidos del MAF, se recomienda pasarlos a un modo digital-multimedial, que favorezca su manejo interactivo por parte de los estudiantes. Los contenidos multimediales en formato de e-book permiten, a diferencia de los contenidos en papel o disponibles en un procesador de textos, (1) la navegaci€n por la informaci€n de forma rƒpida y oportuna; (2) la comprensi€n en profundidad de la informaci€n mediante la articulaci€n de palabras, imƒgenes, v„deos y sonido; (3) buscar informaci€n complementaria en la web y en el aula virtual, de acuerdo con el tema; y (4) obtener asesor„a de forma oportuna del docente mediante comunicaci€n en l„nea. 176
    • Figura 4. Beneficios de un MAF Tabla 12. Diferencias entre la informaci‚n escrita y la informaci‚n digital-muItimedial Material escrito - Las imƒgenes son fijas. - La informaci€n es lineal. Se sigue una secuencia establecida por los mismos autores. - No hay interactividad con la informaci€n. Material electr€nico- - Utiliza las Nuevas Tecnolog„as de la Informaci€n y la multimedial Comunicaci€n. - No son lineales. Cada persona determina c€mo hace el recorrido por los diversos contenidos. - Incorporan elementos de multimedia: textos, imƒgenes, sonidos, grƒficos y v„deos. - Tienen conexi€n en l„nea con un aula virtual o con la Web. - Posibilitan que el estudiante realice el proceso de aprendizaje de una forma flexible y abierta. Metodolog„a de dise…o de los MAF: Fase 1. Capacitaci‚n: consiste en asesorar y capacitar a los docentes en la adquisici€n y afianzamiento de la competencia en el dise‡o de materiales educativos mediante la articulaci€n con las NTIC y los contenidos multimediales aplicados en educaci€n. Esto implica capacitaci€n espec„fica en: (1) el proceso de desempe‡o competencial y los componentes de los tres saberes fundamentales de las competencias; 177
    • (2) elaboraci€n de grƒficas y mapas (conceptuales y mentales); (3) comprensi€n y manejo de las NTIC y de los materiales multimedia. Fase 11. Diseˆo del MAF: esto se lleva a cabo mediante los siguientes pasos: * Tomar cada elemento de competencia perteneciente a la unidad de competencia definida en la RF y proceder a desarrollar en detalle cada uno de los saberes establecidos en ella teniendo como base la Tabla 11. * Buscar bibliograf„a actualizada sobre los contenidos de cada saber y realizar un proceso sistemƒtico de lectura y anƒlisis para determinar cuƒles son †tiles a los prop€sitos establecidos en la RF. * Reflexionar sobre la propia experiencia docente y tener en cuenta el saber acumulado en la descripci€n de los contenidos de los tres saberes. Redactar los contenidos indicando los logros esperados. * Facilitar la ubicaci€n fƒcil de los contenidos, mediante un „ndice detallado. Tambi‚n se recomienda emplear organizadores previos (v‚ase Cap„tulo Siete). * Indicar actividades para que los estudiantes aprendan de forma significativa tales contenidos. * Anexar cuestionarios para que los estudiantes se autovaloren en el aprendizaje de los contenidos. * Elaborar mapas y diagramas para facilitar la comprensi€n de la informaci€n. Fase III. Diseˆo del material multimedial: una vez se tienen los contenidos del MAF, el paso que sigue es pasarlos a un formato multimedial estableciendo mecanismos para generar procesos de interacci€n con el conocimiento, enlazando los contenidos textuales con videos, imƒgenes y sonidos, as„ como con sitios web, e- books, otros materiales multimedia y el aula virtual (en caso de que se posea). Dicha tarea puede ser llevada a cabo por el docente cuando es experto en esta ƒrea o por un profesional en programaci€n. Cualesquiera sea el caso, el docente debe hacer parte activa del proceso de elaboraci€n del material multimedial, con el fin de que este sea didƒctico y favorezca el aprendizaje significativo. El dise‡o del MAF y su aplicaci€n multimedial para un determinado PF no es una tarea que se hace de una vez para siempre, sino que constituye un proceso en permanente deconstrucci€n y reconstrucci€n. Por ende, cuando se elabora un material digital multimedial, hay que tener la visi€n de que ese mismo material requiere de constante actualizaci€n sobre los temas y recursos. 178
    • Fase IV. Utilizaci‚n del MAF: consiste en emplear la primera versi€n del MAF digitalizado (prototipo) en procesos reales de ense‡anza con el fin de evaluar sus contenidos (saberes, actividades, mapas y cuestionarios de autovaloraci€n), interactividad (v„nculos, relaci€n de la informaci€n y navegaci€n dentro del MAF y por medio de la web) y aspectos formales (colores, tipo de letra, tama‡o, enlaces y grƒficas). Es recomendable tambi‚n que otros colegas y personas expertas lo revisen y den las respectivas sugerencias. Luego, se aplica a un grupo de estudiantes, quienes son la raz€n de ser del MAF y a ellos se les solicita informaci€n sobre aspectos tales como: claridad en los contenidos, facilidad para navegar por la informaci€n y dise‡o, entre otros aspectos que se estimen pertinentes. A partir de esta informaci€n se realizan ajustes al prototipo y se aplica de forma masiva. Fase V. Revisi‚n y actualizaci‚n: es la fase de uso y brinda un conjunto de sugerencias para mejorar el MAF y su presentaci€n multimedial. Se tienen en cuenta las sugerencias de los estudiantes y de los colegas. Las sugerencias se van acumulando y en cada per„odo acad‚mico se pueden sacar espacios para revisar nuevamente el MAF acorde con ellas y as„ mejorar su calidad y pertinencia. 6. ACTIV1DADES SUGERIDAS 1.- Realizar un mapa en el cual se indiquen en detalle los componentes de un PF. Agrega otros elementos que a ti te parezcan importantes de acuerdo con tu experiencia pedag€gica. 2.- Con base en el material expuesto en el presente libro y otros elementos de referencia que tenga a disposici€n, revise de manera cr„tica la forma como usted ha dise‡ado sus asignaturas y cursos, e identifique de forma concreta los vacios y falencias que ha tenido en ello. Establezca posibles esquemas mentales que hayan influenciado en tales vac„os. 3.- Imag„nate empleado metodolog„a de proyectos en tus cursos. ˆQu‚ cosas cambiar„an? ˆQu‚ cosas retomar„as de tus experiencias previas? 4.- Retome los contenidos de una determinada asignatura que usted dirija habitualmente y transf€rmela bajo la metodolog„a de los proyectos formativos. Visualice su impacto en la formaci€n de los estudiantes. 5.- Someta a valoraci€n del PF elaborado por usted a otros colegas para que se le hagan sugerencias de c€mo puede mejorar la calidad de ‚ste. Con base en la informaci€n, revise de nuevo su PF y realice las reformas que considere pertinentes. 6.- Una vez que haya construido un PF con buen grado de calidad, entonces el paso que sigue es ponerlo en prƒctica con los estudiantes del pr€ximo curso. A medida que lo est‚ ejecutando, p„dale a ellos que le den sugerencias de c€mo mejorarlo. Con base en esto, y su propia reflexi€n, mejore la calidad de su PF de manera continua. 179
    • CAP•TULO SEIS DESEMPE•O ID€NEO: SABER HACER SABER CONMOCER Y SABER SER ˆC€mo puedo aceptarme y respetarme a m„ mismo si estoy atrapado en mi hacer (saber) porque no he aprendido un hacer (pensar) que me permita aprender cualquier otro quehacer al cambiar mi mundo si cambia mi vivir cotidiano? ˆC€mo puedo aceptarme y respetarme a m„ mismo si el valor de lo que hago se, mide con respecto al otro en la continua competencia que me niega y niega al otro, y no por la seriedad y responsabilidad con que lo realizo? Maturana (1997, p.33). 180
    • 1. ESTRUCTURA DEL DESEMPE•O ID€NEO 1.1 Aprendizaje y desempe…o En los †ltimos a‡os han aparecido dos tendencias. La primera consiste en el ‚nfasis en el aprendizaje y en la persona que aprende (Romƒn, 1998, 1999; Romƒn y Diez, 1994), lo cual se observa en el surgimiento de una serie de conceptos tales como ense‡ar a pensar, aprender a aprender, aprendizaje aut•nomo, aprendizaje autodirigido y ense‡anza para la comprensi•n. 181
    • La segunda, enfatiza en el desempe‡o y no en el saber, donde lo central es la eficiencia y la eficacia con respecto a metas del contexto. En la primera tendencia, el centro es el proceso de aprendizaje y se descuida la actuaci€n; en la segunda tendencia, por su parte, lo que importan son los resultados evaluables p†blicamente, pero se deja de lado el procesamiento de la informaci€n. En contra de caer en cualesquiera de estas dos perspectivas por separado y, siguiendo el principio dial€gico del pensamiento complejo, se propone articular el aprendizaje al desempe‡o id€neo en el marco del contexto sist‚mico. A continuaci€n se formularƒ una serie de acercamientos y reflexiones desde esta orientaci€n. No es nuestra intenci€n agotar este tema de tan amplio alcance y complejidad, lleno de m†ltiples interrogantes y vac„os, s€lo pretendemos formular una serie de apreciaciones y acercamientos que permitan a los docentes de los diferentes niveles educativos gestionar el curr„culo y la didƒctica con base en competencias. En lo que sigue es necesario entender qu‚ es una estrategia. Este concepto fue inicialmente un t‚rmino militar que hac„a referencia a las actividades necesarias para llevar a cabo un plan previo de operaciones b‚licas, en el cual las t…cticas eran los diferentes estadios que compon„an cada una de dichas actividades (Genovard y Gotzens, 1990). Luego, el concepto pas€ al campo empresarial (se comienza a hablar de estrategias de mercado, de estrategias de competitividad y de estrategias de ventas), a las ciencias sociales y, por †ltimo, a la educaci€n donde ha comenzado a ser ampliamente usado, muchas veces de forma acr„tica y sin contextualizaci€n te€rica (tal como sucede precisamente con las competencias). Con el fin de cumplir con los prop€sitos del presente cap„tulo no abordaremos aqu„ los problemas serios que entra‡a el concepto de estrategias desde lo epistemol€gico, te€rico, filos€fico, pol„tico, econ€mico e ideol€gico. S€lo abordaremos este t‚rmino en relaci€n con el desempe‡o. Las estrategias son planes orientados hacia la consecuci€n de metas de aprendizaje (Schunk, 1991). Tambi‚n se conciben como el conjunto organizado, conciente y controlado de los procesos realizados por los aprendices con el fin de alcanzar una meta implicada en la realizaci€n de una tarea compleja y nueva (Bernard, 1999). Retornando esto, y teniendo como base la articulaci€n con el desempe‡o humano, las estrategias pueden ser definidas como una secuencia de pasos o etapas que se ejecutan con el fin de alcanzar unos determinados objetivos, mediante la optimizaci€n y regulaci€n de los procesos cognitivos, afectivo s y psicomotrices. Un punto por resaltar -y que va a ser esencjal para entender lo que sigue- es que las estrategias constituyen actividades concientes, deliberadas y planificadas (Selmes, 1988; Beltrƒn, 1993), (v‚ase la Figura 1). 182
    • Figura 1. Caracter„sticas bˆsicas de las estrategias 1.2 Procesos, estrategias y desempe…o Cada uno de los tres saberes de las competencias se compone de procesos, instrumentos y estrategias. Los procesos son operaciones mentales generales que constituyen la esencia de la estructura y procesamiento de la informaci€n, los cuales funcionan de forma automƒtica y son comunes a todos los seres humanos, aunque estƒn desarrollados en diferentes grados de acuerdo con las potencialidades heredadas y las oportunidades del contexto (por ejemplo, atenci€n, memoria, percepci€n y lenguaje). Los instrumentos se refieren a las herramientas internas psicol€gicas mediante las cuales los seres humanos piensan, sienten-y act†an; son el contenido con base en el cual trabajan los procesos (por ejemplo, concepto de casa, teor„a de la esperanza aprendida, valor de libertad y procedimiento para dise‡ar software de contabilidad para empresas de aerol„neas). Por †ltimo, las estrategias son planes de acci€n conscientes que las personas ejecutan con el fin de optimizar los procesos al servicio de los instrumentos, en el marco de la realizaci€n de actividades y resoluci€n de problemas. Algunos ejemplos de estrategias son: cartografia conceptual (Tob€n y Fernƒndez, 2003), UV heur„stica, mapas mentales y mapas conceptuales). 183
    • 1.3 El desempe…o id‚neo a partir de estrategias ˆC€mo contribuyen las estrategias al desempe‡o id€neo? Esta es una pregunta que todav„a guarda muchos interrogantes. Podemos, sin embargo, aproximarnos diciendo que, ante todo, el desempe‡o id€neo requiere de la integraci€n de estrategias metacognitivas con estrategias cognitivas, estrategias afectivo-motivacionales y estrategias actuacionales. Las estrategias metacognitivas consisten en un conjunto de planes de acci€n que posibilitan el conocimiento de los procesos mentales (Mcr..ereo, 1994, 1995), as„ como la planeaci€n, monitoreo y evaluaci€n de los mismos (Figura 2), de acuerdo con detenninados objetivos (Gonzƒlez y Tour€n, 1992). Las estrategias metacognitivas se aplican a los diferentes procesos relacionados con el desempe‡o competencial (v‚ase Figura 3). Figura 2. Procesos metacognitivos bˆsicos. 184
    • Ademƒs, el conocimiento metacognitivo, seg†n la propuesta de Flavell (1987), requiere tener conciencia de las variables y factores relacionados con la persona que ejecuta el desempe‡o, la tarea, las estrategias disponibles y el entorno (Figura 2). En este proceso es esencial el pensamiento reflexivo y cr„tico, con el fin de que haya idoneidad y profundidad en la toma de conocimiento sobre dichas variables y factores (Ridley, Schutz, Glanz y Weinstein, 1992). Puede decirse, entonces, que las estrategias metacognitivas son las que coordinan las demƒs estrategias, por lo cual com†nmente se denominan macroestrategias (Kirby, 1984). Poseer una competencia implica actuar con base en estrategias metacognitivas; en este sentido se tiene conciencia del proceso de desempe‡o en todas sus fases y se lleva a cabo una constante planeaci€n, monitoreo y evaluaci€n de ‚ste, acorde con unas determinadas metas. Esta es una condici€n esencial para una ‚tica de las competencias, pues ˆc€mo asumir la responsabilidad por las propias acciones si no se tiene conciencia de ellas y se autorregulan? A partir del procesamiento metacognitivo se toma conciencia y se controlan los diversos procesos que intervienen tanto en el aprendizaje como en el desempe‡o id€neo (v‚ase Figura 3): sensibilizaci€n, atenci€n, adquisici€n, personalizaci€n y control, recuperaci€n, actuaci€n, transferencia, cooperaci€n y evaluaci€n. Puede observarse c€mo cada proceso tiene unas metas y unas estrategias, todo lo cual es regulado por las estrategias metacognitivas que estƒn en el centro. A continuaci€n se describen cada uno de los procesos de desempe‡o con sus correspondientes estrategias metacognitivas. l. Sensibilizaci‚n: es el contexto cognitivo y emocional desde donde META-SENSIBILIZACIˆN: se origina el aprendizaje y estƒ constituido por tres grandes Se toma conocimiento del estado procesos: motivaci€n, emociones y afectivo-motivacional y se actitudes. Para optimizar este autorregula mediante la proceso, la persona puede poner en planeaci•n de estrategias que o acci€n desde la planeaci€n optimicen, las cuales se metacognitiva estrategias tales como monitorean y evalƒan de acuerdo la atribuci€n causal, el cambio de con el logro de la meta. actitudes y el control emocional, entre otras. Aqu„ es importante tener presente que una adecuada motivaci€n es fundamental para que se d‚ el aprendizaje significativo (McCombs, 1988; Ainley, 1993). 185
    • 2. Atenci‚n: una vez se tiene la META-ATENCI•N: motivaci€n, el estado emocional adecuado y la actitud para la acci€n, Consiste en el conocimiento del la atenci€n pasa a jugar un papel estado atencional con el fin de central en el procesamiento de la planificar estrategias para informaci€n y consiste en separar el optimizarlo, evaluando de forma material informativo relevante del permanente su contribuci•n a la irrelevante, buscando la actividad. concentraci€n en la tarea y evitar distracciones (Bur€n, 1993; Mayor, Suengas y Gonzƒlez, 1993). 3. Adquisici‚n: una vez se tiene un adecuado proceso atencional, META-ADQUISICI•N: comienza la fase de la adquisici€n Es comprender la manera c•mo se de la informaci€n requerida por la est… incorporando la informaci•n actividad o problema, consistente en la incorporaci€n de informaci€n del contexto en el procesamiento cognitivo y su almacenamiento. relevante en el sistema cognitivo As„ mismo, se busca determinar mediante la selecci€n y la qu‚ se sabe y qu‚ se necesita codificaci€n. saber de acuerdo con la tarea. El material primero se selecciona y A partir de lo anterior, se ponen despu‚s se comprende (se le da en acci•n estrategias para sentido). Luego, la informaci€n se aumentar la calidad de este reorganiza para darle un nuevo proceso, lo cual implica realizar significado y aplicabilidad. Para cambios de acuerdo con lo que ello, pueden emplearse estrategias arroje la evaluaci•n continua. tales como selecci€n, organizaci€n y elaboraci€n. 186
    • 4. Personalizaci‚n de la informaci‚n: consiste en asumir de forma META-PERSONALIZACI•N: personalizada, creativa y cr„tica la informaci€n y la situaci€n que se Consiste en el conocimiento de tiene presente, buscando trascender c•mo se est… personalizando la los conocimientos adquiridos, informaci•n y c•mo se necesita establecidos y convencionales, desde personalizar, plane…ndose la propia identidad personal e estrategias para ello con base en intereses particulares. Al respecto, la visi•n de todo el proceso. pueden emplearse estrategias tales como buscar informaci€n, controlar la impulsividad, tener una mente abierta frente a la realidad y relacionar la informaci€n con el propio plan de vida y proyecto ‚tico de vida. 5. Recuperaci‚n: consiste en recuperar la informaci€n almacenada en la META-RECUPERACI•N: memoria a largo plazo para Reflexi•n conciente sobre la emplearla en la actividad que se informaci•n que se necesita tiene. Una vez se encuentra la recuperar y conciencia de c•mo se informaci€n deseada, la persona est… llevando a cabo este proceso de debe decidir sobre su utilidad. acuerdo con los objetivos. A partir Algunas estrategias pueden ser: de ello, se planean estrategias de b†squeda aut€noma, b†squeda potencializaci•n de la recuperaci•n dirigida, evocaci€n y de informaci•n en la memoria a reconocimiento. largo plazo. 6. Cooperaci‚n: el proceso de aprendizaje y de desempe‡o requiere META-COOPERACI•N: con frecuencia de la cooperaci€n: cooperaci€n con otros o de otros con Es conocer el tipo de interacci•n la persona en cuesti€n. Las social requerido por la situaci•n, relaciones sociales permiten recoger c•mo se est… dando ‚ste, sus logros y informaci€n y contrastada, conocer dificultades. Luego, con base en este experiencias ante situaciones conocimiento, se planean acciones similares y ejecutar acciones en para mejorar el proceso equipo para tener un mayor impacto cooperativo. en la realidad. Algunas estrategias pueden ser: diƒlogo, resoluci€n de conflictos y escucha. 187
    • 7. Transferencia: consiste en transferir a nuevas situaciones los aprendizajes META-TRANSFERENCIA: y competencias aprendidas en otras situaciones similares o diferentes. Implica el conocimiento de c•mo se Ejemplos de estrategias para est… transfiriendo el aprendizaje y optimizar este proceso son: las competencias pose„das a nuevas b†squeda de elementos id‚nticos, situaciones, implementando procesos relacionar situaciones, aplicar de planificaci•n, monitoreo y procedimientos, etc. evaluaci•n que optimicen este proceso. 8. Actuaci‚n: consiste en desplegar un META-ACTUACI•N: conjunto de acciones observables (por medio de la comunicaci€n Conocimiento de c•mo se est… verbal y no verbal, as„ como actuando en la realidad y de c•mo se mediante procesos psicomotrices), deber„a actuar de acuerdo con las con el fin de impactar de manera caracter„sticas de la situaci•n. directa en la actividad que se tiene. Planeaci•n de estrategias para Algunas estrategias pueden ser: apoyar la actuaci•n id•nea, b†squeda de modelos y ensayo y modificando el curso de las mismas error. cuando sea necesario. 9. Evaluaci‚n: consiste en determinar si se han alcanzado los META-EVALUACI•N: objetivos propuestos con respecto Conciencia de c•mo se est… a la tarea, ya sea en el aprendizaje evaluando el procesamiento de la o en el desempe‡o actuacional. informaci•n y de c•mo se deber„a evaluar. Con base en esta informaci•n, se optimiza la evaluaci•n mediante la planeaci•n y regulaci•n de dicho proceso. 188
    • Figura 3. Proceso de desempe…o y regulaci‚n metacognitiva Como se puede apreciar en la Figura 3, el centro del proceso es la direcci€n metacognitiva desde la cual la persona tiene conocimiento de la situaci€n y toma la decisi€n conciente e intencional de aplicar determinadas estrategias mediante la regulaci€n y el control continuo de los acontecimientos. Para ello se van implementando ajustes de acuerdo con los cambios que se van produciendo en el transcurso de la actividad con el objetivo de alcanzar las metas perseguidas (Monereo, 1994; Valle, Barca, Gonzƒlez y N†‡ez, 1999). Esto implica tener tres tipos de conocimiento con respecto al empleo de las estrategias en una situaci€n: (1) conocimiento condicional, referido a cu…ndo, d•nde y por qu‚ una estrategia es eficaz y c€mo evaluar su eficacia; (2) conocimiento declarativo, relacionado con qu‚ estrategias aplicar ante una situaci€n de aprendizaje o de desempe‡o; y (3) conocimiento procedimental, relacionado con el c•mo implementar las estrategias. En definitiva, para poder aplicar adecuadamente las estrategias, la persona requiere saber qu‚ hay que hacer para aprender, saber c•mo hacerla y realizar un control mientras lo hace (Beltrƒn, 1993). 189
    • 2. TRES SABERES PARA EL DESEMPE•O ID€NEO Teniendo como base la concepci€n compleja de las competencias, el proceso de desempe‡o id€neo requiere de la integraci€n del saber ser con el saber conocer y el saber hacer, lo cual constituye una actividad fundamental dentro del proceso de dise‡o del curr„culo (Cap„tulo Cuatro) y elaboraci€n de los PF (Cap„tulo Cinco). Esta perspectiva tiene dos importantes antecedentes: en primer lugar estƒ la propuesta de la UNESCO (1990) de formar personas con conocimientos te€ricos, prƒcticos y valorativos-actitudinales en todos los niveles educativos. En segundo lugar, se tiene el informe de Delors (1996), quien va mƒs allƒ de los conocimientos e introduce el ƒmbito de los saberes en la educaci€n: saber ser, saber conocer, saber hacer y saber convivir. En el presente libro, el saber convivir se ha integrado dentro del saber ser con el fin de facilitar su manejo didƒctico y curricular. Figura 4. Puesta en acci‚n de los tres saberes en la realizaci‚n de una actividad. Por ejemplo, la resoluci€n de un problema con idoneidad parte del inter‚s de hacer las cosas bien, lograr las metas propuestas, obtener productos valiosos en el contexto cultural y trabajar cooperativamente con otros (saber ser). Requiere el conocimiento del entorno y la comprensi€n del problema a partir de conceptos y categor„as previamente construidos (saber conocer) que orientan en c€mo abordado. 190
    • Con base en esto, la persona pone en acci€n procedimientos espec„ficos para encontrarle una soluci€n al problema, teniendo en cuenta el contexto y los posibles cambios. Tabla 1. Ejemplo de integraci‚n de los tres saberes en el desempe…o competencial ante un problema Profesional: Tecn‚logo en Gesti‚n Ambiental Problema: En el departamento de Antioquia, el rio Pantanillo surte de agua a la represa La F‚, de donde se abastece la ciudad de Medell„n. Un riachuelo afluente del r„o ha comenzado a presentar contaminaci€n debido a desechos orgƒnicos y basuras arrojadas por personas de la localidad. ˆC€mo resolver este problema con el fin de evitar lo mƒs pronto posible que se siga contaminando el r„o y se ponga en peligro la calidad de vida de toda una ciudad? Competencia: Promover la auto gesti€n comunitaria en la resoluci€n de problemas ambientales teniendo como referencia el diagn€stico participativo. Tipo de competencia: Laboral- espec„fica. Saber ser Saber conocer Saber hacer -Inter‚s en trabajar con la -Conocimiento del proceso de -Manejo de t‚cnicas de comunidad. contaminaci€n por informes t‚cnicos sensibilizaci€n de la comunidad -Sentido de reto en promover que la y visitas al lugar. frente a problemas ambientales. comunidad se auto-organice. -Conocimiento del grado de -Implementaci€n de brigadas para -Sensibilizaci€n por el elevado organizaci€n de la comunidad. capacitar a la comunidad en el „ndice de contaminaci€n de los -Manejo del concepto de autogesti€n manejo de las aguas sucias y de las bosques, quebradas y r„os. comunitaria. basuras. -Solidaridad con las personas que se -Comprensi€n de la contaminaci€n -Aplicaci€n de procedimientos para ven afectadas por la contaminaci€n. ambiental. el manejo de las aguas sucias y de las -Construcci€n de la categor„a basuras. comunidad Explicaci€n El profesional en Gesti€n Ambiental requiere de un conjunto de competencias para ser id€neo en su campo. El problema descrito demanda que ponga en acci€n una de tales competencias (la autogesti€n comunitaria) integrando en ella el saber ser, el saber conocer y el saber hacer. Cada uno de los tres saberes (ser, conocer y hacer) integran y articulan tres componentes: procesos cognoscitivos, instrumentos y estrategias; componentes que deben ser asumidos como un tejido al igual que los mismos saberes. 2.1. Saber ser La Figura 3, describe el desempe‡o humano ante un problema y una actividad. Puede observarse c€mo en este intervienen procesos tales como la sensibilizaci€n, la personalizaci€n de la informaci€n y la cooperaci€n, los cuales se relacionan con el campo afectivo-motivacional. Tales procesos son esenciales para que una persona sea id€nea en una determinada ocupaci€n, ya que se relacionan con la apertura mental, la disposici€n, el inter‚s, el querer y el sentido de reto. A†n as„, esta ƒrea estƒ significativamente ausente en el curr„culo tradicional. 191
    • El saber ser, de acuerdo al mentefacto presentado en la Figura 5 consiste en la articulaci€n de diversos contenidos afectivo-motivacionales enmarcados en el desempe‡o competencial y se caracteriza por la construcci€n de la identidad personal y la conciencia y control del proceso emocional-actitudinal en la realizaci€n de una actividad. Figura 5. Mentefacto conceptual del saber ser Notas: Supraordinaci‚n: clase general a la cual pertenece el concepto Exclusi‚n: diferencias con otros conceptos similares Isoordinaci‚n: caracter„sticas centrales del concepto Infraordinaci‚n: clases en las cuales se divide el concepto Se requiere construir proyectos colectivos mediante los cuales las personas convivan en la diferencia (Delors, 1996), se busque el trabajo cooperativo y no el individualismo ni el ego„smo; a fin de que las competencias no sean sin€nimo de lucha y rivalidad (L€pez-Herrer„as, 1996) y se construya un proceso dial€gico para que los fragmentos no se conviertan en diferencias y las diferencias no sean desigualdad (sexual, econ€mica y educativa). Por ello, desde el saber ser se promueve la convivencia ciudadana para que las personas asuman sus derechos y deberes, con responsabilidad y buscando la construcci€n de una sociedad civil, democrƒtica y solidaria (Delors, 1996). 192
    • 2.2 Saber conocer Mientras que hace un par de siglos las personas pod„an manejar en un alto grado los conocimientos existentes con una adecuada y perseverante preparaci€n, en la actualidad esto es imposible debido a que el volumen de informaci€n que se produce segundo a segundo en una determinada ƒrea supera en gran medida las capacidades humanas para almacenarlo en la memoria. Esto implica un cambio significativo en el saber: mƒs que introyectar conocimientos, el ‚nfasis debe colocarse en la formaci€n de habilidades y estrategias para que las personas puedan aprender a procesar y a manejar dicho conocimiento sin necesidad .de memorizarlo, mediante procesos de indagaci€n sistemƒtica, anƒlisis cr„tico, clasificaci€n, elaboraci€n, reconstrucci€n y aplicaci€n de la informaci€n:- Es un hecho comprobado que las mƒquinas pueden almacenar, retener y recuperar de forma mucho mƒs eficiente que el ser humano conocimientos espec„ficos (Zubir„a, 1998). El saber conocer se define como la puesta en acci€n-actuaci€n de un conjunto de herramientas necesarias para procesar la informaci€n de manera significativa acorde con las expectativas individuales, las propias capacidades y los requerimientos de una situaci€n en particular. Este saber se clasifica dentro del ƒmbito de las competencias, se diferencia de los conocimientos espec„ficos y de la memorizaci€n de informaci€n; se caracteriza por la toma de conciencia respecto al proceso de conocimiento seg†n las demandas de una tarea y por la puesta en acci€n de estrategias para procesar el conocimiento mediante la planeaci€n, monitoreo y evaluaci€n; finalmente, este saber se divide en tres componentes centrales: los procesos cognitivos, los instrumentos cognitivos y las estrategias cognitivas y metacognitivas. 193
    • Figura 6. Mentefacto conceptual del saber conocer La educaci€n tradicional se ha basado en transmitir conocimientos, pero al mismo tiempo ha descuidado ense‡ar qu‚ es el conocimiento, como bien lo expone Morin (2000a): “Es muy diciente que la educaci‚n, que quiere comunicar los conocimientos, permanezca ciega ante lo que es el conocimiento humano, sus disposiciones, sus imperfecciones, sus dificultades, sus tendencias, tanto al error como a la ilusi‚n, y no se preocupe en absoluto por hacer conocer lo que es conocer” (Morin, 2000a, p.13). Tomando como base tal planteamiento complejo, el saber conocer se orienta a la ense‡anza de la naturaleza del conocimiento y de sus tendencias tanto a la ilusi€n como al error, con el fin de prevenir cegueras, falsas dicotom„as y reduccionismos. 2.3 Saber hacer Dewey dec„a que la mejor forma de aprender algo, era haci‚ndolo. Cuando se hace algo, se cometen errores, pero la toma de conciencia de ellos ayuda a perfeccionar la acci€n y, de esta forma, se avanza hacia la construcci€n de la idoneidad. El saber hacer es el saber de la actuaci€n en la realidad, de forma sistemƒtica y reflexiva, buscando la consecuci€n de metas, de acuerdo con determinados criterios. No es el hacer por el hacer, ni tampoco quedarse en la b†squeda de resultados con eficiencia y eficacia. Se tiene esto en cuenta, pero en articulaci€n con el contexto, la responsabilidad, la integridad y la calidad de vida personal y social. 194
    • El saber hacer consiste en saber actuar con respecto a la realizaci€n de una actividad o la resoluci€n de un problema, comprendiendo el contexto y teniendo como base la planeaci€n. Seg†n la Figura 7, este saber se clasifica dentro de los saberes esenciales del desempe‡o competencial, se diferencia -exclusi•n- de las actividades de aprendizaje que el maestro implementa en clase (Losada y Moreno, 2002), las capacidades, las habilidades y las destrezas -aunque estos componentes hacen parte de su estructura- y las acciones. Se caracteriza -isoordinaci•n- por basarse en la toma de conciencia y en el control mediante la continua planeaci€n, monitoreo y evaluaci€n de lo que se hace. Por †ltimo, el saber hacer se divide en procesos de desempe‡o, instrumentos de actuaci€n y estrategias. Figura 7. Mentefacto conceptual del saber hacer 3. INSTRUMENTOS DE LOS TRES SABERES Cada saber se divide en procesos, instrumentos y estrategias. Los procesos se describen en la Figura 3. Los instrumentos de cada uno de los tres saberes se indican en la Figura 8. 195
    • Figura 8. Instrumentos de los tres saberes 3.1 Instrumentos del saber ser El saber ser se compone esencialmente de los siguientes instrumentos afectivo- motivacionales: valores, actitudes y normas. A trav‚s de ellos se procesa la informaci€n afectiva y se pone al servicio del desempe‡o id€neo. 1. Valores: son procesos cognitivo-afectivos generales, caracterizados por ser profundos y perdurables, a trav‚s de los cuales se da la disposici€n a la acci€n. Orientan la construcci€n de metas e ideales, por lo que constituyen el eje fundamental del proyecto ‚tico de vida. Se componen de actitudes. 2. Actitudes: son disposiciones espec„ficas a la acci€n orientadas por los valores y se estructuran con base en tres elementos: un componente cognitivo (tienen un saber de algo), un componente afectivo (tienen una tonalidad emocional relacionada con un querer) y un componente conductual (se expresan en acciones manifiestas). Las actitudes implican experiencias subjetivas mediante las cuales se hacen juicios evaluativos que se expresan en forma no verbal y verbal, son relativamente estables y se aprenden en la interacci€n social (D„az y Hernƒndez, 1999). La firmeza de una actitud se da cuando lo que hacemos es congruente con lo que nos gusta y lo que creemos. 3. Normas: constituyen reglas de conducta esenciales para vivir en sociedad, regulando las relaciones entre las personas y las cosas. Gu„an en c€mo ha de comportarse una persona en una determinada situaci€n; a su vez, son un criterio esencial para valorar la actuaci€n de los demƒs. En las normas se concretizan las actitudes. 196
    • Tabla 2. Ejemplo de la relaci‚n entre valores, actitudes y normas Valores Actitudes Normas Solidaridad “Tener en cuenta las necesidades y dificultades de las otras personas” Disposici€n a compartir lo que se tiene “Ofrecer apoyo social, emocional y material a las personas que lo requieran” “Cooperar con las demƒs personas en la b†squeda de Inter‚s en acompa‡ar a las otras personas soluciones a sus dificultades” en la resoluci€n de sus problemas “Brindar orientaci€n, informaci€n y asesor„a a aquellas personas que lo requieran” Amor por el saber Apertura a nuevos conocimientos “Tener flexibilidad en el aprendizaje de los conceptos y las categor„as” “Incorporar los nuevos conocimientos en el campo disciplinar espec„fico” Actualizaci€n permanente en una “Buscar avances e innovaciones en el conocimiento, determinada ƒrea dentro de un determinado campo” “Reconocer los vac„os e insuficiencias en la realizaci€n de una determinada actividad, con el fin de buscar capacitaci€n al respecto” Nota: Puede observarse c€mo las actitudes y las normas son orientadas por los valores 3.2 Instrumentos del saber conocer El desempe‡o con idoneidad ante tareas y problemas requiere tener un dominio cognitivo (Hemƒndez, Rocha y Verano, 1998), el cual hace referencia al conocimiento de datos, hechos, relaciones y principios. Algunos autores 10 denominan conocimiento declarativo, por cuanto es un saber que se declara por medio del lenguaje (D„az y Hemƒndez, 1999). Dentro de dicho dominio, es fundamental distinguir entre conocimiento factual o conocimiento de hechos espec„ficos y el conocimiento basado en instrumentos cognitivos. Los conocimientos espec„ficos se caracterizan por estar relacionados con situaciones concretas de la realidad y por esta raz€n son cambiantes (por ejemplo, el nombre de las marcas de los veh„culos, las leyes y decretos, los estƒndares curriculares, etc.). El segundo tipo de conocimiento, en cambio, es perdurable y se basa en aspectos generales de los hechos, en caracter„sticas comunes y en principios. De acuerdo con Zubir„a (1998), existen cuatro clases generales de instrumentos cognitivos para interaccionar con la realidad: nociones, proposiciones, conceptos y categor„as (v‚ase Tabla 3). 197
    • Tabla 3. Instrumentos fundamentales del saber conocer Instrumento Definici€n Ejemplos Procesos implicados cognitivo Nociones Representaciones de la Grande-peque‡o -Proyectar realidad, las cuales se Fuera-dentro -lntroyectar estructuran por palabras e Blanco-negro -Comprehender imƒgenes D„a-noche. -Nominar interrelacionadas entre s„. Proposiciones Son aseveraciones acerca -“Las competencias se - Proposicionalizar de clases generales de la componen de tres saberes -Ejemplificar realidad con base en un esenciales: saber hacer, saber -Codificar sujeto y un predicado, ser y saber conocer” -Decodificar siguiendo unos principios -“El saber conocer se l€gicos. compone de instrumentos cognitivos, procesos cognitivos y estrategias cognitivas y metacognitivas”. Conceptos Representan un conjunto -Capacidad -Supraordinar organizado de -Pensamiento -lntraordinar abstracciones; constituyen -Aprendizaje -Isoordinar un enramado de cuatro -Competencia -Excluir tipos de proposiciones: -Sistema clase supraordinada, -Formaci€n. clases infraordinadas, clases excluidas y clases isoordinadas. Categor„as Son tejidos de conceptos -Sistema cognitivo -Argumentar que se construyen -Sistema educativo -Derivar mediante procesos de -Sistema aprendizaje- -Definir argumentaci€n y ense‡anza. -Subargumentar derivaci€n. Son la base para la construcci€n de teor„as. En el saber conocer tambi‚n son fundamentales las habilidades de pensamiento, las cuales constituyen procesos cognitivos de procesamiento de la informaci€n; se desarrollan a partir de capacidades heredadas en interacci€n con las oportunidades del entorno sociocultural y tienen la propiedad de poder ser empleadas tanto de forma consciente como automatizada (Gonzƒlez, N†‡ez y Garc„a, 1999). Las estrategias, en cambio, son siempre conscientes y se basan en secuencias de acciones, las cuales ponen en prƒctica tales habilidades. Hay diferentes propuestas para sistematizar las habilidades de pensamiento. A continuaci€n se sigue el modelo del proyecto PRYCREA de Cuba, el cual describe cuatro clases generales de habilidades (Lipman, 1992; Gonzƒlez, 1994; Giraldo y Mazo, 1996), cuyos indicadores se describen en la Tabla 4: 198
    • Tabla 4. Indicadores de habilidades de pensamiento Habilidades de indagaci•n Realiza preguntas relevantes: formula inquietudes a partir de general. Ayudan a buscar detectar discrepancias en la informaci€n o en el anƒlisis de una informaci€n general frente a un situaci€n problemƒtica. determinado tema o problema. Evita generalizaciones absolutas: tiene en cuenta que la verdad es relativa. Lo que es verdad para un fen€meno puede que no lo sea para otro. Argumenta con evidencias: explica sus ideas haciendo referencia a hechos y pruebas. Desarrolla hip€tesis explicativas: explica una situaci€n con una o varias hip€tesis. Reconoce diferencias de contexto: tiene en cuenta las diferencias de contexto en la argumentaci€n. Se presta a construir sus ideas sobre las de otros: tiene en cuenta las ideas de otros con respecto a un asunto y construye sus propias ideas con base en ‚stas. Habilidades de apertura mental. Acepta cr„ticas razonables: reconoce las cr„ticas dadas con Posibilitan que las personas tengan argumentaci€n. disposici€n para aceptar argumentos diferentes a los suyos Considera las diferentes alternativas de un asunto: busca las y cambiar de posici€n de acuerdo diferentes perspectivas de un asunto y no se deja llevar solamente con la evidencia. por una. Habilidades de razonamiento. Ofrece analog„as apropiadas: compara un asunto con otro Posibilitan entrelazar pensamientos estableciendo semejanzas. susceptibles de ser evaluados con Busca clarificar conceptos mal definidos: en el anƒlisis de un criterios y de ser ense‡ados. tema, busca los conceptos mal definidos e intenta clarificarlos mediante preguntas o consulta. Hace distinciones y conexiones relevantes: distingue aspectos que son diferentes o establece conexiones entre temas. Sustenta opiniones con razones convincentes: brinda opiniones con el apoyo de argumentos que logran convencer. Ofrece ejemplos y contraejemplos: ilustra con casos espec„ficos un planteamiento o contradice una proposici€n con ejemplos. Busca descubrir lo que subyace: analiza las suposiciones e ideas de fondo para establecer si la afirmaci€n es sostenible o no. Extrae inferencias apropiadas: analiza varios hechos e infiere en t‚rminos de probabilidad mƒs que de certeza. Hace juicios evaluativos balanceados: tiene en cuenta el pensamiento cr„tico guiado por el criterio y el pensamiento de insight guiado por el contexto. Habilidades de creatividad. la creatividad consiste en una potencialidad transformativa de la persona basada en un modo funcionalmente integrado de recursos cognitivos y afectivos, caracterizado por la generaci€n, la expansi€n, la flexibilidad y la autonom„a (Gonzƒlez, 1994). Cambio o transformaci•n: la Realiza una s„ntesis creativa mediante reagrupaciones o persona introduce un cambio en el conexiones de elementos. hilo de pensamiento (pensamiento Propone una idea nueva como alternativa diferente. divergente). Produce una pregunta que replantea toda la situaci€n. Hace una problematizaci€n que introduce cambios en la situaci€n. Flexibilidad: la persona asume Es abierto al diƒlogo. posturas diferentes y es capaz de cambiar el enfoque dado a un Escucha con atenci€n. asunto para verlo desde otro Hace notar diferencias sutiles. ƒngulo. 199
    • Generaci•n: la persona genera Genera ideas propias. ideas diferentes y propias frente a una temƒtica o problema desde su Descubre y explora espontƒneamente la temƒtica. pensamiento aut€nomo. Autonom„a: la persona elabora Hace juicios desde su forma de pensar. juicios propios, no se deja llevar Defiende sus opiniones con argumentos. por los otros en su pensamiento, Se autocorrige. mantiene sus opiniones mediante Tiene disposici€n para iniciar acciones y tomar decisiones. argumentos y se autocorrige. Asume las consecuencias de sus acciones. Extensi€n: la persona produce Hace comparaciones generales. ideas, interrogante s y problemas que hacen avanzar el conocimiento Realiza una anticipaci€n creativa. hacia un nivel mƒs alto de donde Hace s„ntesis y comentarios de la temƒtica. parte. 3.3 Instrumentos del saber hacer Los instrumentos de este saber son los procedimientos y las t‚cnicas, dado que el saber hacer es de tipo prƒctico y estƒ basado en acciones y operaciones. 1. Procedimientos: constituyen un conjunto ordenado de pasos para realizar tareas y actividades dentro de una determinada ƒrea de la vida o del ejercicio profesional-laboral. Un procedimiento se compone de reglas que indican c€mo debe llevarse a cabo una acci€n para alcanzar un determinado objetivo (Coll y Valls, 1992). Los procedimientos se clasifican en cuatro clases: cognitivos, cognitivo-motrices, algor„tmicos y heur„sticos. * Cognitivos. Son aquellos que se llevan a cabo exclusivamente en la mente: ante un problema, la persona hace un modelo del proceso y estructura una secuencia de pasos hasta llegar a la soluci€n del problema en el plano cognitivo. * Cognitivo-motrices. Ademƒs de los procesos mentales, la persona lleva a cabo acciones motrices tales como manejo de tecnolog„a, equipos y materiales que tienen impacto en el entorno externo. Esto implica la coordinaci€n de la mente, los procesos perceptivos y el sistema motor. * Algoritmicos. Son procedimientos basados en acciones secu‚nciales siguiendo procesos l€gicos y lineales. * Heuristicos. Son aquellos procedimientos que se dan de forma intuitiva, acorde con el contexto, siguiendo atajos y caminos cortos en el desempe‡o. 200
    • Requieren de experiencia en el campo. 2. Tƒcnicas: son acciones espec„ficas mediante las cuales se llevan a cabo los procedimientos y se alcanzan las metas planeadas. Para ello se hace uso de destrezas y habilidades que posee la persona, muchas de las cuales no necesitarƒn de grandes dosis de planificaci€n y de reflexi€n en el momento de ponerlas en funcionamiento, ya que gracias al aprendizaje anterior, algunas habilidades y destrezas se encuentran automatizadas. Tabla 5. Ejemplos de procedimientos y t†cnicas Area de Procedimiento T†cnicas competencia Contabilidad Anƒlisis financiero de un Construcci€n de f€rmulas para el cƒlculo proyecto de inversi€n matemƒtico de datos. mediante el empleo de una Realizaci€n de grƒficas. hoja de cƒlculo. Mecƒnica automotriz Mantenimiento general de Cambio de aceite. un veh„culo. Revisi€n general del motor, de las luces y de la bater„a. Gesti€n del talento Evaluaci€n del desempe‡o Entrevista sobre logros y dificultades. humano de los empleados de una Valoraci€n de metas seg†n los indicadores. compa‡„a. Aplicaci€n de pruebas observacionales sobre el desempe‡o. Psicolog„a cl„nica Diagn€stico de un trastorno Entrevista general al paciente. psicopatol€gico. Aplicaci€n de una o varias pruebas psicol€gicas. Calificaci€n de la prueba. Anƒlisis de antecedentes. Determinaci€n del trastorno acorde con una clasificaci€n convencionalmente aceptada. 4. ESTRATEGIAS ESENCIALES EN CADA SABER 4.1 Estrategias del saber ser Las estrategias del saber ser estƒn dirigidas a potencializar los procesos de sensibilizaci€n, personalizaci€n y cooperaci€n en el procesamiento de la informaci€n, en el marco de la realizaci€n de una actividad o resoluci€n de un determinado problema, con el fin de favorecer la idoneidad. Ademƒs, son fundamentales en el aprendizaje de los instrumentos afectivos: valores, actitudes y normas. En la Tabla 6 se exponen algunos ejemplos de estrategias afectivo-motivacionales. Se espera que todo docente contribuya a formar o afianzar este tipo de estrategias. 201
    • Tabla 6. Ejemplos de estrategias del saber ser Categor„a Nombre Descripci‚n Ejemplo Pensamiento Consiste en buscar el lado Andrea aprendi€ la estrategia de pensamiento positivo positivo a las cosas, positivo en la universidad cuando construy€ la asumiendo las dificultades competencia de autogesti€n del proyecto ‚tico de como parte de la vida y vida en el PF Gesti•n empresarial. Ahora, en su como retos por superar. vida profesional pone en prƒctica la competencia Consiste en mantener y aprendida durante la universidad y con ella el afianzar el optimismo. pensamiento positivo. Recientemente tuvo una gran p‚rdida de clientes en su empresa de telefon„a m€vil como consecuencia del ingreso al mercado de una nueva empresa en el ƒrea, pero afront€ este hecho con serenidad y comenz€ a planear nuevas estrategias para recuperarlos sin dejarse llevar por la desilusi€n. Automotivaci€n Es tomar conciencia del Hacer el anƒlisis financiero de un proyecto es una propio estado motivacional actividad que motiva muy poco a Sebastiƒn, pero respecto a una actividad con sabe que si no lo hace bien puede perder su puesto el fin de potencializarlo, actual. Por ello, ha comenzado a automotivarse mediante la planeaci€n, el para realizar con ‚xito los anƒlisis financieros que monitoreo y la evaluaci€n. le son asignados. Al respecto, cada vez que tiene una actividad de este tipo, reflexiona sobre su grado de motivaci€n y planea c€mo aumentarlo y mantenerlo en un alto nivel hasta finalizar la tarea. Para eso se imagina que el trabajo queda muy bien hecho, que el jefe le va a felicitar por los logros y Estrategias que se va a divertir mucho haciendo cuentas en la motivacionales hoja de cƒlculo. Retroalimentaci€n Consiste en solicitar Ramiro ha tendido a tener una actitud negativa externa informaci€n a otras frente a la investigaci€n; su enfoque siempre ha personas sobre c€mo nos sido lo prƒctico. Sin embargo, en su puesto de observan en lo actitudinal y trabajo debe investigar, y por eso se ha propuesto lo motivacional, para eliminar su resistencia ftente a este tema. Para ello mejorar en estos procesos. implement€ como estrategia pedirle el favor a sus compa‡eros de trabajo que le informasen de manera continua c€mo lo ve„an en su actitud hacia la investigaci€n, tanto en los aspectos positivos como negativos, con el fin de mejorar. Esto le ha permitido tomar conciencia de varios comportamientos de resistencia a la investigaci€n y superados. Autoconfianza Consiste en confiar en las Diana Carolina estudia Qu„mica y estƒ cursando el propias capacidades y tener PF An…lisis qu„mico. Su prop€sito es construir la optimismo frente a la competencia de anƒlisis qu„mico de sustancias obtenci€n de resultados contaminantes. Debido a que ha tenido que repetir positivos. en varias ocasiones dicho PF, su confianza en construir la competencia descrita ha estado altamente disminuida. Por ello, ha implementado la estrategia de escribir una lista de todas sus capacidades con el fin de leerla cada vez que sienta desconfianza y desƒnimo en el estudio del anƒlisis qu„mico. 202
    • Continuaci•n….. Contrastaci€n de Consiste en eliminar o Ang‚lica, de 42 a‡os, fund€ la empresa Tejidos temores disminuir todos aquellos Ang‚lica S.A. hace cuatro a‡os, despu‚s de doce temores que nos bloquean a‡os dedicados a la docencia universitaria. El cambio para vivir la vida y que s€lo de rol de docente a empresaria implic€ para ella existen en nuestra mente. tener que eliminar de su mente toda una serie de temores que le imped„an lanzarse a] proyecto. “Mi gran sue‡o era tener un negocio de tejidos -dice- pero me paralizaba el miedo. Entonces me pregunt‚: ˆqu‚ ser„a lo peor que pudiese pasar si me arriesgo? Lo peor ser„a ]a quiebra y perder mi actual empleo. Pero ˆqu‚ tal si no lo hago? Pasar„a toda mi vida Estrategias preguntƒndome acerca de qu‚ hubiese pasado. De emocionales esta manera super‚ mis temores y hoy soy una feliz empresaria” Relajaci€n Es un procedimiento Jos‚ tuvo durante seis meses un continuo estado de dirigido a disminuir la estr‚s laboral debido al bajo grado de ventas. A ra„z tensi€n f„sica y emocional. de esto, su salud comenz€ a afectarse y desarroll€ una †lcera p‚ptica. Tom€ medicaci€n, pero esta le brind€ muy pocos beneficios. En una ocasi€n, por invitaci€n de un amigo, visit€ un centro de meditaci€n y comenz€ a practicar Yoga. Este m‚todo le ayud€ a eliminar el estr‚s y a manejar mejor las tensiones cotidianas de su empresa, ]0 cual se refleja en la mejor„a significativa de su salud. Estrategias B†squeda de Consiste en buscar el apoyo Camila labora como trabajadora social en el hospital sociales apoyo social de otras personas con el fin San Juan de Dios de Bogotƒ y a ra„z del proceso de de que nos ayuden en el separaci€n de su esposo, entr€ en un estado de manejo de dificultades depresi€n, el cual afect€ de manera significativa su emocionales, econ€micas y desempe‡o profesional. Sin embargo, comenz€ a laborales. salir de esta crisis gracias al apoyo que le brindaron sus amigas, quienes la visitaban con frecuencia, la escuchaban y le daban ƒnimo para que siguiese adelante. Comunicaci€n Es comunicarse con otras Adriana construy€ la estrategia de la comunicaci€n asertiva personas expresando las asertiva dentro de la formaci€n de la competencia de propias necesidades y gesti€n del talento humano, en la carrera de respetando sus derechos, administraci€n de empresas. Desde hace un a‡o valores y sentimientos. trabaja en la empresa Tejidos C€ndor S.A. En una oportunidad, su Jefe, que se caracteriza por ser de carƒcter fuerte e imponer tareas, le asign€ viajar a otra ciudad al d„a siguiente a revisar la calidad de un pedido de insumos y realizar el correspondiente pedido. Ella ten„a muy poco conocimiento de esta ƒrea y fue por eso que decidi€ hablar con su Jefe, en contra de la recomendaci€n de otras personas de no hacerlo y simplemente acatar la orden. Se reuni€ con ‚l, le agradeci€ su confianza en ella para realizar una actividad de tanta responsabilidad e importancia para la Compa‡„a y le explic€ que no ten„a conocimiento del manejo de insumos y de la revisi€n t‚cnica de calidad, por lo que le ser„a imposible realizar con idoneidad la labor encomendada. El Jefe se sinti€ comprendido en su decisi€n y, ante los argumentos de Adriana, envi€ a otra persona. 203
    • 4.2 Estrategias del saber conocer Este saber se compone de estrategias cognitivas y metacognitivas dirigidas a potencial izar en cada competencia los procesos de atenci€n, adquisici€n, personalizaci€n, recuperaci€n, transferencia y evaluaci€n, tanto en el aprendizaje como en el desempe‡o ante actividades y problemas. Las estrategias cognitivas son procedimientos sistemƒticos y organizados para codificar, comprender, retener y reproducir informaci€n. La Tabla 7 expone las principales estrategias cognitivas. Tabla 7. Ejemplos de estrategias cognitivas Estrategia Descripci‚n Ejemplos Selecci€n Separaci€n de la informaci€n  Vistazo inicial relevante de la informaci€n que  Subrayado no lo es.  Resumen  Esquema  Extracci€n de la idea principal. Organizaci€n La informaci€n seleccionada se  Taxonom„as organiza de acuerdo con  Red semƒntica prop€sitos expl„citos. Esto ayuda  Grafos a su codificaci€n y recuperaci€n  Mapa conceptual a trav‚s de la memoria.  Mapa mental  Mentefactos conceptuales. Comparaci€n selectiva Procedimientos a trav‚s de los  M‚todos mnemot‚cnicos cuales la nueva informaci€n se  Analog„as relaciona con la informaci€n  Modelos guardada en la memoria. Esto  Res†menes aumenta las probabilidades de  Textos escritos recuperarla.  Ejemplos Repetici€n Procedimientos concientes que  Pregunta y respuesta buscan la retenci€n de la  Predecir y clarificar informaci€n.  Restablecer y parafrasear. Las estrategias metacognitivas son procedimientos compuestos de pasos espec„ficos que las personas ponen en acci€n para planificar, monitorear y evaluar los procesos y estrategias de orden cognitivo de acuerdo con un determinado objetivo (Gonzƒlez, N†‡ez y Garc„a, 1999). A trav‚s de las estrategias metacognitivas, la persona reflexiona sobre su desempe‡o, detecta logros y errores, e implementa acciones para afrontar dichos errores. A continuaci€n se describen las estrategias de metaatenci€n, metamemoria y metacomprensi€n. 204
    • Metaatenci‚n Es el conocimiento de los procesos mentales para seleccionar un conjunto de est„mulos y controlar las distracciones. En la Tabla 8 se describe el conjunto de conocimientos y estrategias que debe tener la persona para autorregular la atenci€n. Metamemoria Es el conocimiento y control de los procesos de memoria. En la Tabla 9 se describen los conocimientos fundamentales que toda persona necesita tener en tomo a c€mo funciona su proceso de memoria junto con algunas estrategias para autorregularla. Tabla 8. Componentes de la metaatenci‚n Conocimiento Algunos procedimientos para apoyar la autorregulaci‚n de la atenci‚n Persona: - Planificaci€n, monitoreo y evaluaci€n continua - Funcionamiento del proceso de la atenci€n y de c€mo se estƒ atendiendo en la tarea, su implicaci€n en el aprendizaje. controlando factores perturbadores internos o - Elementos que afectan la atenci€n. externos. Tarea: Exigencias espec„ficas de atenci€n y - Discriminaci€n de est„mulos relevantes. concentraci€n. Estrategias: Conocimiento de estrategias para - Control del esfuerzo de acuerdo con la tarea. autorregular la atenci€n. Entorno: - Focalizaci€n en ideas principales o en los datos -Comprensi€n de factores distractores del que se buscan. entorno. -Conocimiento de recursos del ambiente para - Autoinstrucciones verbales. facilitar la atenci€n. - Control de factores ambientales. Tabla 9. Componentes de la metamemoria Conocimiento Algunos procedimientos para apoyar la autorregulaci‚n de la memoria Persona: - Planificaci€n, monitoreo y evaluaci€n del proceso -Conocimiento del proceso de olvido. de almacenamiento y recuperaci€n de informaci€n. -Conciencia de las capacidades de almacenamiento de informaci€n y de los -Categorizaci€n y reordenaci€n de la informaci€n. m‚todos mƒs apropiados para ello. -Conciencia de las limitaciones para el -Descripci€n con las propias palabras. almacenamiento y recuperaci€n de informaci€n. -Empleo de grƒficas para establecer la estructura de Estrategias: conceptos y proposiciones (mapas conceptuales y -Conocimiento de m‚todos para almacenar y mentefactos). recuperar informaci€n. Tarea: -Elaboraci€n de modelos. 205
    • -Caracter„sticas de la tarea. -Distinci€n entre informaci€n relevante e -Asociaci€n de palabras claves e imƒgenes mediante informaci€n no relevante. mapas mentales. Entorno: -Factores del entorno favorecedores de la memoria. -Factores del entorno limitadores de la memoria. Metacomprensi‚n Es el conocimiento y control de los factores relacionados con la comprensi€n significativa de contenidos dentro de la puesta en acci€n de una determinada competencia. Esta estrategia metacognitiva busca potencializar el proceso de adquisici€n de la informaci€n relacionada con una actividad. Tabla 10. Componentes de la metacomprensi‚n Conocimiento Algunos procedimientos para apoyar la autorregulaci‚n de la comprensi‚n Persona: - Planificaci€n, monitoreo y evaluaci€n del proceso -Sabe qu‚ es comprender. de comprensi€n. -Sabe lo que no es comprender. - Elaboraci€n de res†menes. - Tiene en l:uenta el nivel hasta el cual se puede - Realizaci€n de esquemas con las ideas principales. comprender un determinado asunto. - Ejemplificaci€n. - Tiene conciencia de su motivaci€n para - B†squeda de argumentos en contra. comprender un determinado aspecto. - Explicaci€n de las ideas con las propias palabras. Tarea: - Dramatizaci€n. -Conoce qu‚ es lo que va a comprender - Dise‡o de mapas mentales para sistematizar la -Comprende la complejidad de la tarea y el informaci€n. esfuerzo de comprensi€n que requiere Estrategias: -Conoce los factores relacionados con el entendimiento de diversas situaciones. -Sabe c€mo se eval†a la comprensi€n. Entorno: -Comprende los factores del entorno que posibilitan la comprensi€n. -Puede hacer modificaciones en el entorno para potencial izar la comprensi€n. 4.3 Estrategias del saber hacer Las estrategias de este saber se relacionan con la potencializaci€n del proceso de actuaci€n como tal, a partir del direccionamiento metacognitivo basado en la planeaci€n, la regulaci€n y la evaluaci€n (teniendo en cuenta la tarea, las caracte- r„sticas personales, las estrategias disponibles y el entorno). 206
    • Tabla 11. Ejemplos de estrategias del saber hacer Nombre Descripci‚n Ejemplo Diƒlogo interno Es un proceso mediante el cual la Carolina trabaja como abogada persona dialoga consigo misma particular. Durante sus estudios en la con el fin de aprender de las universidad elabor€ la competencia para experiencias, reconocer y corregir llevar a cabo procesos de demanda errores, y evaluar su desempe‡o. comercial. Dentro de esta competencia aprendi€ la estrategia de dialogar consigo misma con el fin de aprender de las experiencias y evaluar su desempe‡o. Por ello, cada vez que realiza una demanda o lleva a cabo un proceso legal saca momentos para dialogar consigo misma y as„ detectar errores, corregirlos y aprender de sus experiencias pasadas en este campo. Esto le ha posibilitado tener un alto grado de idoneidad, motivo por el cual sus servicios son altamente solicitados por las empresas que tienen litigios con el Estado. Comprensi€n de la Consiste en identificar la tarea que Carlos Mario es psic€logo en la .empresa tarea es necesario realizar en un multinacional Automotores del Caribe determinado momento, el contexto S.A. y una de sus competencias consiste en el cual se ubica, las expectativas en evaluar el desempe‡o de los que hay frente a su realizaci€n y trabajadores cada seis meses. Antes de cuƒl es el procedimiento mƒs llevar a cabo esta actividad emplea la recomendable para abordarla. estrategia de comprensi€n de la tarea con el fin de tener un alto grado de idoneidad en su labor. Para ello identifica el contexto de la evaluaci€n, revisa los antecedentes de las personas que van a ser evaluadas, determina las expectativas de la empresa y tambi‚n las posibles expectativas de los trabajadores. Esto le ha permitido personalizar cada proceso de evaluaci€n, con lo cual ha contribuido a mejorar la idoneidad de los empleados y al logro de las metas organizacionales. Visualizaci€n Consiste en visualizar con los ojos Juan Pablo es un futbolista profesional cerrados la realizaci€n de la tarea de alto rendimiento. Antes de cada antes de llevarla a cabo, con partido saca unos minutos para acompa‡amiento de movimientos visualizarse jugando contra el otro de la cabeza, las manos, los brazos equipo, aplicando la estrategia de juego y los pies, simulando las acciones definida por el t‚cnico del equipo y que es necesario realizar para haciendo goles. Para ello mueve las alcanzar el ‚xito en lo que se hace. manos, el tronco y los pies como si realmente estuviese en la cancha. 207
    • continuaci•n Nombre Descripci‚n Ejemplo Modelamiento Consiste en identificar a las Andr‚s es joyero en la ciudad de Madrid. personas que realizan una Cuenta que aprendi€ a realizar anillos a determinada actividad con un alto partir de la observaci€n de su maestro nivel de idoneidad, con el fin de Pedro Jos‚, quien tiene veinticinco a‡os aprender de ellas observando su de experiencia en este campo y es due‡o desempe‡o (lo que hacen, lo que de la joyer„a Madrid Goold. Gracias a dicen, lo que expresan). esta estrategia actuacional, Andr‚s es reconocido en el medio por la calidad de los anillos que realiza. Ensayo y Error Consiste en realizar una actividad ‰ngel aprendi€ a dise‡ar libros sobre la cual se tiene bajo grado de electr€nicos mediante el Visual Basic a competencia, mediante continuos trav‚s de m†ltiples ensayos y errores. ensayos, tomando conciencia de Una vez adquiri€ el programa comenz€ a los errores y aprendiendo de ‚stos. ensayar con ‚l, detectando errores en su aplicaci€n y corrigi‚ndolos. Hoy en d„a es un experto en el ƒrea, a pesar de no haber realizado ning†n curso sobre el asunto. Modificaci€n de Las creencias internas sobre una El doctor Jorge Loaiza ten„a la creencia creencias err€neas determinada tarea o actividad de que realizar transplantes de coraz€n tienen gran influencia en la era muy dif„cil. Por tal situaci€n hab„a formaci€n de las habilidades y rehusado a participar en el equipo procedimientos, as„ como en el m‚dico encargado de realizar este tipo ‚xito o fracaso del desempe‡o. de operaciones complejas, a pesar de su Una creencia es lo que una persona alto grado de preparaci€n. Sin embargo, piensa de s„ misma, de las cosas o el ƒrea le atra„a mucho y comenz€ a de los demƒs. Por ello es esencial analizar sus creencia err€neas y a detectar todas aquellas creencias cuestionarlas. De esta manera, err€neas que tengamos y perdieron fuerza y pudo afirmar la modificarlas mediante el confianza en s„ mismo. Esto le permiti€ cuestionamiento: ˆPor qu‚ creo integrarse al equipo de especialistas y esto? ˆQu‚ probabilidad hay de hoy en d„a es un experto en cirug„a del que suceda? ˆEs realmente coraz€n en el ƒmbito internacional. catastr€fico? ˆQu‚ es lo peor que puede pasar?, etc. 5. PUESTA EN ACCI€N DE LAS ESTRATEGIAS La puesta en prƒctica de las estrategias afectivo-motivacionales, cognitivo- metacognitivas y actuacionales sigue el procedimiento indicado en la Figura 9. La persona, ante una actividad o problema en el cual tiene como tarea aprender o desempe‡arse de forma id€nea, toma conciencia de la situaci€n y analiza cuƒles son las metas por alcanzar. A partir de esto planifica c€mo implementar la estrategia; luego, pone en acci€n dicha estrategia (la realiza), ejerce un control sobre su puesta en prƒctica y la modifica, en caso de que sea necesario. Para ello, la persona requiere saber que puede aplicar determinadas estrategias, que puede seguir las etapas descritas y que puede tener claridad de c€mo y cuƒndo ejecutarlas. 208
    • Figura 9. Pasos en la puesta en acci‚n de las estrategias ante actividades de aprendizaje o de desempe…o 209
    • 6. ACTIVIDADES SUGERIDAS 1. Elabora un mapa mental o conceptual donde incluyas todos los contenidos del presente cap„tulo y su relaci€n con el tema de las competencias. Es importante que agregues tus aportes y reflexione al tema. 2. Realiza un anƒlisis de tu desempe‡o ante una actividad o problema reciente, determinando c€mo fue la aplicaci€n de estrategias para potencializar los procesos de sensibilizaci€n, atenci€n, adquisici€n, personalizaci€n, recuperaci€n, cooperaci€n, transferencia, actuaci€n y evaluaci€n. Determinar en qu‚ medida empleaste el direccionamiento metacognitivo en cada etapa. Concluye describiendo logros y aspectos por mejorar al respecto. 3. Como docente, reflexiona en torno a las siguientes preguntas: ˆhe orientado el aprendizaje teniendo en cuenta de manera integrada el saber ser, el saber conocer y el saber hacer? ˆHe abordado dentro de cada saber tanto sus instrumentos bƒsicos como la ense‡anza de estrategias? 4. Realiza un bosquejo de c€mo quedar„an tus cursos desde la perspectiva de trabajar la formaci€n de competencias integrando cada uno de los tres saberes expuestos. 5. Determina qu‚ vac„os tienes para manejar los trabajos con base en lo que propone cada uno de los tres saberes indicados. 6. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diversas actividades propuestas; con el fin de que puedas conocer el punto de vista de tus colegas y, as„ mismo, recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 210
    • CAP•TULO SIETE DOCENCIA ESTRATŽGICA Imag„nese un jard„n con cien clases de ƒrboles, con mil variedades de flores, con cien especies de frutas y otros tantos g‚neros de hierbas. Pues bien: si el jardinero de este jard„n no conoce otra diferenciaci€n botƒnica que lo “comestible” y la “mala hierba”, entonces no sabrƒ qu‚ hacer con nueve d‚cimas partes de su jard„n, arrancarƒ las flores mƒs encantadoras, talarƒ los ƒrboles mƒs nobles, o los odiarƒ y mirarƒ con malos ojos. Hesse (1985,p. XXXIX) 211
    • 1. CONCEPTO DE DOCENCIA ESTRATŽGICA De acuerdo con Quesada (2001) la docencia estrat‚gica busca el aprendizaje significativo de contenidos y el desarrollo de habilidades de pensamiento con el fin de que los estudiantes se conviertan en aprendices auto suficientes. En esta perspectiva, entonces, el ‚nfasis estƒ en los estudiantes, buscando que estos aprendan estrategias que les permitan autorregular su aprendizaje. Desde el enfoque de la formaci‚n basada en competencias, el ‚nfasis no estƒ en los estudiantes, ni tampoco en los docentes, sino en la relaci€n intersist‚mica de ambos. 212
    • De acuerdo con esto, la docencia estrat‚gica consiste en la comprensi€n y regulaci€n que los docentes realizan del proceso aprendizaje-ense‡anza, con el fin de formar determinadas competencias en sus estudiantes y, al mismo tiempo, construir y afianzar SHS propias competencias como profesionales de la pedagog„a, teniendo como gu„a la formaci€n humana integral (proyecto ‚tico de vida), la transdisciplinariedad, la apertura mental, la flexibilidad, las demandas sociales y econ€micas, y el entretejido del saber mediante la continua reflexi€n sobre la prƒctica (Schon, 1992, 1998). En esta conceptualizaci€n hay dos conceptos que dan cuenta de los pasos esenciales por medio de los cuales se da la docencia estrat‚gica: conocimiento y autorregulaci€n. Conocer implica para el docente hacer parte del aprendizaje de los estudiantes, involucrƒndose en sus metas y colocƒndose en su lugar sin perder el propio rol como maestro. Esto se concretiza en un permanente diagn€stico de c€mo se estƒn formando las competencias, orientando a cada estudiante para que, a su vez, se autodiagnostique (v‚ase Figura 1). Por su parte, la autorregulaci€n tiene tres acciones: planear, monitorear y valorar. La planeaci€n parte de la comprensi€n de las finalidades de la formaci€n, y determina c€mo, d€nde, cuƒndo y con qu‚ medios se van a formar las competencias. En esta fase se planea la ense‡anza de estrategias de aprendizaje de acuerdo con cada uno de los tres saberes: saber conocer (estrategias cognitivas y metacognitivas), saber hacer (estrategias de ejecuci€n) y saber ser (estrategias emocionales y sociales). Luego se ejecuta lo planeado y se monitorea, actividad que consiste en supervisar c€mo se estƒ llevando a cabo la ejecuci€n del proceso de aprendizaje-ense‡anza, con el fin de introducir cambios si es necesario. Por †ltimo, se valora de forma continua el proceso de formaci€n de las competencias en los estudiantes y la puesta en acci€n de las estrategias docentes teniendo en cuenta los resultados, los cuales se comparan con los prop€sitos iniciales (v‚ase Figura 1). A diferencia de la docencia tradicional, la pedagog„a estrat‚gica implica la construcci€n, deconstrucci€n y reconstrucci€n continua de la prƒctica pedag€gica a partir de la reflexi€n que hace el mismo docente sobre su proceder. Por ende, el cambio no se impone desde arriba sino que surge desde cada maestro y maestra en la instituci€n educativa. A la vez, se busca que cada estudiante aprenda a partir de la reflexi€n sobre sus experiencias escolares y cotidianas. 213
    • Figura 1. Pasos fundamentales en la docencia estrat†gica 2. ŒLAS COMPETENCIAS SE FORMAN, SE DESARROLLAN, SE ADQUIEREN O SE CONSTRUYEN? La formaci•n basada en competencias tiene como problema central la confusi€n que hay en tomo a si estas se desarrollan, se forman, se adquieren o se construyen. Para comprender mejor esta situaci€n, es importante revisar qu‚ se entiende por cada uno de estos t‚rminos (v‚ase Tabla 1). 214
    • Tabla 1. Definiciones usuales de formar, desarrollar, adquirir y construir Formar “Hacer [se] cierta cosa con un material o unos elementos: Formar una bola de nieve” (Moliner, 1999, p. 1327). “Componer distintas cosas reunidas” (Moliner, 1999, p. 1328). “Componerse una cosa por la reuni€n de otras” (Moliner, 1999, p. 1328). Otras acepciones son: educar, adiestrar. Desarrollar “Extender una cosa que estaba arrollada. Desenrollar. Hacer crecer un organismo hasta alcanzar su tama‡o o estado adulto definitivo o de madurez” (Moliner, 1999, p. 911). “Dar mayor amplitud o importancia a una cosa o impulsar la actividad de algo: Ejercicios para desarrollar la memoria” (Moliner, 1999, p. 911). Otras acepciones son: madurar, desenvolverse, despegar, estirarse, germinar. Adquirir “Llegar a tener cosas buenas o malas; como un hƒbito, fama, honores, influencia sobre alguien, vicios, enfermedades” (Moliner, 1999, p. 61). Construir Hacer una cosa juntando los elementos necesarios, como por ejemplo construir un barco (Moliner, 1999). Otras acepciones: idear, elevar, levantar, erigir, obrar, alzar. Ninguna de las cuatro perspectivas tomada de manera individual da cuenta cabalmente del proceso de estructuraci€n de las competencias en los seres humanos. Cada una tiene ventajas y desventajas; por tanto, ˆc€mo resolver este asunto de tal manera que el sistema educativo se enriquezca en claridad y comprensi€n? Hay muchas alternativas, pero la mƒs salida proviene de la aplicaci€n, del principio dial€gico del pensamiento complejo, que hace referencia a la' complementariedad de ideas opuestas en un tejido articulado. Por ello, se propone asumir la docencia basada en competencias a partir de la uni€n de los cuatro conceptos indicados (formaci€n, desarrollo, adquisici€n y construcci€n). l. Formaci‚n: en las competencias el proceso de formaci€n se expresa como la reuni€n, integraci€n y entretejido de diversos saberes para posibilitar la emergencia de un ser humano nuevo capaz de pensar por s„ mismo, cr„tico y autocr„tico de los condicionantes socioecon€micos, teniendo en cuenta sus potencialidades; lo cual es contrario a la pretensi€n tradicional de moldear un tipo de persona espec„fico acorde con intereses neo liberales y capitalistas. 2. Desarrollo: en las competencias hay procesos que van pasando de un estado de globalidad relativa hacia estados de mayor diferenciaci€n regulada, articulaci€n coherente, integraci€n jerƒrquica y crecimiento ordenado (Montenegro, 2003). El desarrollo cognoscitivo estƒ marcado por la maduraci€n de las estructuras biol€gicas, espec„ficamente de las neuronales, en lo cual influye la gen‚tica. Tal desarrollo cognoscitivo consiste en el proceso por medio del cual los fen€menos cognitivos pasan por una serie de etapas, cada una de las cuales presenta unas determinadas caracter„sticas en el procesamiento de la informaci€n. Esto ocurre, por ejemplo, en el desarrollo 215
    • de la inteligencia en la cual las estructuras cognitivas evolucionan desde el estado sensorio-motor hasta el estado de las operaciones formales, con el fin de posibilitar la adaptaci€n al entorno. La docencia tiene como tarea, entonces, implementar estrategias para favorecer el desarrollo de las estructuras cognitivas y afectivas, ya que estas son la base para la estructuraci€n de los diversos instrumentos afectivo-motivacionales, cognitivos y actuacionales. 3. Adquisici‚n: las competencias tienen componentes que se adquieren a trav‚s de la prƒctica interactiva contextualizada; no son a priori, ni estƒn en la naturaleza de la persona. La docencia debe implementar procesos pertinentes e id€neos para que las personas incorporen nuevas estructuras de actuaci€n que les posibilite resolver problemas; de esta forma, incorporan nuevas herramientas para desenvolverse y actuar en la vida. 4. Construcci‚n: en las competencias hay procesos que se construyen (Gallego, 1999) con base en subprocesos bƒsicos pose„dos con anterioridad. La docencia, en tal sentido, debe reconocer los aprendizajes previos para orientar desde ellos la edificaci€n de nuevas competencias. 3.CONCEPTO DE ESTRATEGIAS DID‡CTICAS. El concepto de estrategia hace referencia a un conjunto de acciones que se proyectan y se ponen en marcha de forma ordenada para alcanzar un determinado prop€sito. De esta forma, todo lo que se hace tiene un sentido dado por la orientaci€n general de la estrategia. En el campo de la pedagog„a, las estrategias didƒcticas se refieren a planes de acci€n que pone en marcha el docente de forma sistemƒtica para lograr unos determinados objetivos de aprendizaje en los estudiantes (P‚rez, 1995). Desde la docencia estrat‚gica, las estrategias se planean y se aplican de manera flexible autorreflexionando continuamente sobre el proceso formativo para ajustarlas a ‚ste y afrontar las incertidumbres que puedan surgir en el camino, teniendo en cuenta la complejidad de todo acto educativo (Tob€n y Agudelo, 2000). Las estrategias se componen de tres elementos (Avanzini, 1998): (l) finalidades (aqu„ estƒn los prop€sitos sociales, institucionales y personales que se pretenden alcanzar); (2) contenidos por formar (estƒn dados por las ƒreas y cursos), y (3) concepci€n que se tiene de los estudiantes. Las estrategias docentes se elaboran de acuerdo con un determinado m‚todo de ense‡anza, el cual consiste en un procedimiento general para abordar el aprendizaje. 216
    • A su vez, las estrategias docentes gu„an el establecimiento de t‚cnicas y actividades (v‚anse Figura 2 y Figura 3). Figura 2. Relaci‚n entre m†todos, estrategias, t†cnicas y actividades A pesar de esta clasificaci€n, es preciso anotar que las estrategias en un determinado momento pueden convertirse en t‚cnicas; al igual que las t‚cnicas se pueden convertir en estrategias. Por lo tanto, es necesario asumir siempre una actitud flexible en el proceso didƒctico y trascender toda sistematizaci€n que obstaculice como talla formaci€n, puesto que …todo intento de ayuda educativa, desde los esfuerzos pedag‚gicos, es un riesgo, un reto y un constante y potencial af„n de mejora† (L€pez-Herrer„as, 2002, p. 16). 217
    • Figura 3. Ejemplo de articulaci‚n de una estrategia didˆctica con un m†todo pedag‚gico, unas t†cnicas y unas actividades en estudiantes de Psicolog„a, dentro de un marco del PF Terapia Cognitivo-Conductual. Nota. La planeaci€n estuvo orientada a la formaci€n del elemento de competencia. 4. DID‡CTICA, REFLEXI€N Y COMPLEJIDAD 4.1 Reflexi‚n y autorreflexi‚n La docencia orientada a la formaci€n de competencias requiere la puesta en acci€n de la reflexi€n y de la autorreflexi€n del docente mediante el anƒlisis, la deliberaci€n, el debate y la interpretaci€n en tomo a las estrategias de ense‡anza que se implementan para orientar el aprendizaje de los estudiantes. Esto implica revisar continuamente el plan de trabajo, las acciones emprendidas, las necesidades de los estudiantes, la orientaci€n brindada y la mediaci€n de recursos. De esta forma, cada profesor deja de ser un t‚cnico y aplicador, para convertirse en un profesional aut€nomo que construye d„a a d„a su idoneidad mediante la b†squeda de la excelencia y el desarrollo de sus competencias (v‚ase Garc„a, 2000). 218
    • El arte de formar competencias requiere no solo capacitaci€n, sino tambi‚n de un continuo aprender haciendo reflexivo, donde se tome conciencia de los logros y de los errores para implementar acciones correctivas en la prƒctica docente. Este enfoque se aparta de la racionalidad t‚cnica que ha imperado en la docencia (por ejemplo la ense‡anza instruccional basada en el conductismo) y se adentra en la asunci€n de la racionalidad prƒctica basada en pensar y aprender a partir de-y dentro de- las experiencias vividas en la cotidianidad de la ense‡anza (Schon, 1992). El ejemplo de ense‡anza reflexiva que se indica en la Figura 4, muestra los lineamientos mƒs importantes por tener en cuenta en esta metodolog„a: (1) orientar la reflexi€n con base en la pregunta de c€mo estamos ense‡ando y c€mo estƒn aprendiendo nuestros estudiantes; (2) contextualizar la pregunta en determinados acontecimientos espec„ficos de la formaci€n de competencias; (3) a partir de lo anterior, debemos construir un s€lido conocimiento conceptual, donde tengamos claridad frente a los conceptos, principios y teor„as inmersas en los acontecimientos relacionados con la pregunta central que gu„a la reflexi€n, tal como se aprecia en el ejemplo (EJE CONCEPTUAL); (4) a partir de lo anterior el paso que sigue es realizar un registro sistemƒtico de los acontecimientos delimitados y, luego, contrastar y analizar la informaci€n (transformaci€n), para sacar conclusiones y realizar juicios sustentados sobre nuestra prƒctica pedag€gica (EJE METO-DOLŠGICO). De aqu„ salen nuevos aprendizajes y prop€sitos para ser implementados con los estudiantes. 219
    • Figura 4. Ejemplo de reflexi‚n sobre una actividad docente empleando la V heur„stica. Nota: este ejemplo fue realizado por un docente sobre la aplicaci€n del enfoque de las competencias. Se recomienda leer la grƒfica de abajo hacia arriba en cada eje. 4.2 La docencia desde la complejidad La formaci€n basada en competencias debe aportarles estrategias a las personas con el fin de que sean capaces de construir y defender sus derechos civiles y democrƒticos, as„ como tambi‚n para que participen en un mundo laboral donde prima cada vez mƒs el conocimiento. (Torrado, 2000). “Hablamos de competencias en tƒrminos de aquellas capacidades individuales que son condici‚n necesaria para impulsar un desarrollo social en tƒrminos de equidad y ejercicio de la ciudadan‡a” (Torrado, 2000, p. 32). La educaci€n todav„a le sigue dando un gran ‚nfasis a la clase magistral la cual busca la transmisi€n de conocimientos desde una relaci€n vertical, patriarcal y de sometimiento. 220
    • En este sentido educativo, se muestra el mundo como determinista y dado, negƒndose la posibilidad de la desviaci€n, la curiosidad, el error y la pregunta (Rozo, 2004). La docencia estrat‚gica, basada en el pensamiento complejo, tiene en cuenta la clase magistral o expositiva, pero el ‚nfasis no recae en ‚sta, sino que se toma solamente como una herramienta de apoyo que se complementa con otras estrategias didƒcticas. Esto se hace dentro de un ambiente de participaci€n, establecimiento de acuerdos, trabajo en equipo, aprendizaje a partir del error y afrontamiento de la incertidumbre. En la Tabla 2 se expone una serie de sugerencias didƒcticas con el fin de orientar el proceso de aprendizaje-ense‡anza desde la complejidad. Tabla 2. Saberes del pensamiento complejo y su aplicaci‚n en el proceso de aprendizaje-ense…anza, teniendo como base a Morin (2000a). Saber Orientaciones didˆcticas l. Ense‡anza del proceso de -Posibilitar espacios para que las personas establezcan contacto conocimiento y sus tendencias a la consigo mismas, los otros y los entornos en los cuales viven, ilusi€n y al error favoreciendo la toma de conciencia y la regulaci€n de los procesos cognitivos y afectivos involucrados en el conocimiento. -Propiciar la autoobservaci€n y la autorreflexi€n individual y grupal con el fin de detectar y manejar formativamente posibles errores, cegueras, ilusiones, apasionamientos, totalitarismos y falsas dicotom„as. 2. Ense‡anza del conocimiento -Orientar las diferentes actividades y sesiones entorno a pertinente problemas reales que tengan sentido para las personas. -Relacionar continuamente las partes con el todo y el todo con las partes. -Integrar conocimientos de diferentes ƒreas mediante problemas y proyectos. -Articular la educaci€n con las necesidades sociales, culturales y laborales. 3. Ense‡anza de la condici€n humana -Desarrollar proyectos formativos sobre la condici€n humana vinculando las diferentes ƒreas. -Orientar a los estudiantes en la construcci€n de su proyecto ‚tico de vida. -Posibilitar que a trav‚s de las diferentes actividades las personas puedan reflexionar sobre preguntas trascendentales para la vida: ˆqui‚nes somos? ˆD€nde estamos? ˆDe d€nde venimos? ˆPara d€nde vamos? ˆCuƒl es nuestra misi€n? 4. Ense‡anza de la identidad terrenal -Facilitar espacios para que los estudiantes relacionen los problemas locales con los problemas nacionales y mundiales, con el fin de que establezcan las m†ltiples interdependencias. -Promover el respeto de la diversidad cultural, buscando el continuo diƒlogo de saberes desde el enriquecimiento mutuo, como miembros de una aldea global y de una tierra-patria. 5. Ense‡anza del proceso de -Fomentar en las diferentes ƒreas la comprensi€n de la incertidumbre organizaci€n de los sistemas y sus procesos de orden y desorden. -Orientar a los estudiantes en el anƒlisis de los posibles riesgos en un determinado proyecto y su afrontamiento mediante el desarrollo de estrategias contextualizadas al entorno. 221
    • Saber Orientaciones didˆcticas 6. Ense‡anza del proceso de -Promover en las actividades formativas el contacto cognitivo y comprensi€n afectivo con la situaci€n. -Analizar los problemas en el contexto donde se dan, tejiendo las relaciones entre los factores involucrados. -Orientar a los estudiantes para que se vinculen a proyectos comunitarios y laborales con el fin de que hagan parte de ellos y comprendan los problemas relacionados. 7. Ense‡anza de la antro po‚tica -Generar actitudes de solidaridad entre estudiantes, profesores, padres y comunidad. -Crear espacios de reflexi€n en los estudiantes para que asuman sus responsabilidades consigo mismos y los demƒs. 4.3 Formar en los estudiantes el pensamiento complejo El mundo deviene en complejidad: de una cultura basada en la tradici€n y la perdurabilidad de valores e ideas, se ha pasado a la emergencia de m†ltiples modos de vida, al continuo cambio en los valores y al debilitamiento de las concepciones ideol€gicas con pretensiones de universalidad (Santos, 2001). Asistimos a una ‚poca de profundas transformaciones sin precedentes en la historia de la humanidad. Con ello han aparecido nuevos problemas y retos: la convivencia en la diferencia, la b†squeda de identidad ante el continuo cambio, la construcci€n de la solidaridad ante el aumento de la exclusi€n social y econ€mica, el establecimiento de acuerdos ante conflictos culturales y econ€micos de gran envergadura, la sensibilidad con el planeta como un todo, base para construir una cultura de respeto y cuidado del ambiente. La constataci€n de la complejidad en los procesos sociales-como tambi‚n en los procesos biol€gicos- obliga a las instituciones educativas a transformarse para formar seres humanos que posean un pensamiento complejo, desde su misma condici€n de complejidad (Santos, 2001) que les permita construir la realidad como un tejido multidimensional, con claridad y juicio de ideas, con distinci€n y s„ntesis de elementos, articulando lo uno y lo m†ltiple, la unidad en la diversidad, lo regular y lo cambiante, lo local y lo global. Esto implica trascender los enfoques curriculares en los que se asume la realidad como predecible, futurista, local y no cambiante. Por ello, el pensamiento complejo debe ser un tema esencial por trabajar dentro del curr„culo y las diversas asignaturas de un programa de formaci€n (Tob€n y Agudelo, 2000). 5. ESTRATEGIAS DID‡CTICAS PARA FORMAR COMPETENCIAS Las estrategias didƒcticas para formar competencias se dise‡an e implementan teniendo en cuenta los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, las evidencias requeridas y el rango de aplicaci€n. 222
    • A continuaci€n se describen las estrategias docentes mƒs importantes en la formaci‚n basada en competencias, en el marco de la metodolog„a del aprendizaje significativo (D„az y Hemƒndez, 1999; Cooper, 1990; Kiewra, 1991), y los procesos implicados en el desempe‡o id€neo. 5.1 Estrategias docentes de sensibilizaci‚n La sensibilizaci€n en el aprendizaje consiste en orientar a los estudiantes para que tengan una adecuada disposici€n a la construcci€n, desarrollo y afianzamiento de las competencias, formando y reforzando valores, actitudes y normas, as„ como un estado motivacional apropiado a la tarea. Aqu„ se encuentran las siguientes estrategias: relatos de experiencias de vida, visualizaci€n y contextualizaci€n en la realidad. Tabla 3. Ejemplos de estrategias docentes de sensibilizaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Relatos de Es la descripci€n por parte del -Despiertan el inter‚s de los -Relatar las experiencias de experiencias docente de situaciones reales estudiantes. forma breve. de vida donde las emociones, -Llaman la atenci€n de los -Relacionar tales motivaciones, actitudes y valores estudiantes por ser experiencias con los I han jugado un papel central en el situaciones vividas. contenidos a ser aprendidos. aprendizaje. -Ayudan a que los Mostrar, por ejemplo, casos de estudiantes comprendan la personas que han llegado a ser importancia de las actitudes grandes empresarios, pol„ticos, en el estudio y en el proceso artistas y cient„ficos gracias a su de autorrealizaci€n. empuje, compromiso, dedicaci€n, apertura al cambio y flexibilidad. Visualizaci€n Consiste en un procedimiento -Ayuda a que los estudiantes -Aplicar la t‚cnica en clase y mediante el cual el docente tomen conciencia de sus sugerirles a los estudiantes orienta a los estudiantes para que metas. que la practiquen a menudo se imaginen alcanzando sus metas -Favorece la motivaci€n, al para fortalecer su (personales, familiares, sociales y implicar necesidades e motivaci€n. laborales) mediante el desarrollo intereses personales. -Antes de practicar la de las competencias, junto con el -Le posibilita a los visualizaci€n, es proceso necesario por llevar a estudiantes comprender recomendable que los cabo. mejor el proceso de estudiantes est‚n relajados. aprendizaje y los posibles -Sugerirles a los estudiantes obstƒculos por vencer. que se imaginen alcanzando sus metas y disfrutando el ‚xito. Contextualiza Es mostrarles a los estudiantes los -Ayuda a los estudiantes a -Mostrar situaciones ci€n en la beneficios concretos de poseer la comprender que la formaci€n concretas de aplicaci€n de la realidad competencia, teniendo en cuenta de las competencias no es un competencia en el contexto las necesidades vitales capricho o una imposici€n real. relacionadas con el proyecto ‚tico del docente o de la -Justificar con hechos el de vida, los requerimientos instituci€n educativa, sino porqu‚ es necesario manejar laborales y las demandas sociales. una necesidad para cada uno de los desempe‡arse en la sociedad. componentes estipulados en -Favorece la motivaci€n la norma de competencia. hacia el aprendizaje. 223
    • 5.2 Estrategias docentes para favorecer la atenci‚n La formaci€n de los componentes de las competencias requiere por parte de los estudiantes la puesta en acci€n de la atenci€n selectiva de manera planeada y conciente. El papel del docente es poner en acci€n estrategias pedag€gicas para que los estudiantes canalicen su atenci€n y concentraci€n seg†n los objetivos pe- dag€gicos. Tabla 4. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la atenci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Preguntas Son preguntas que se -Mantienen la atenci€n en -No abusar de las preguntas. Por intercaladas insertan en un tema. cada pregunta es recomendable dar (Rickads, determinadas partes de -Ayudan a mostrar los un n†cleo de contenido importante. 1980) una exposici€n o de un aspectos relevantes de una -M„nimamente formular preguntas texto con el fin de exposici€n. al inicio, en la mitad y al final de atraer la atenci€n y -Favorecen la reflexi€n y una exposici€n. facilitar el aprendizaje. la comprensi€n de la -Buscar que los estudiantes est‚n en informaci€n. condiciones de responder las preguntas o, por lo menos, de problematizarlas. -Brindarles retroalimentaci€n sobre las respuestas dadas a las preguntas. Ilustraciones Son recursos que -Despiertan el inter‚s de -Emplearlas cuando los conceptos y (D„az y ilustran las ideas los estudiantes y esto planteamientos tengan un alto grado Hernƒndez, (fotograf„as, esquemas, favorece la atenci€n y de abstracci€n. 1999) grƒficas e imƒgenes). concentraci€n en un tema. -Utilizar ilustraciones en la -Ayudan a comprender una comprensi€n y ense‡anza de secuencia de acciones. procedimientos. -Permiten expresar -Variar el tipo de ilustraciones en informaci€n fragmentada las exposiciones y textos. en un todo con sentido. 5.3 Estrategias docentes para favorecer la adquisici‚n de la informaci‚n La adquisici€n significativa de los saberes en la memoria a largo plazo requiere que el docente (1) promueva la activaci€n de los aprendizajes previos de los estudiantes, (2) reconozca y ayude a los estudiantes a reconocer el valor de dichos aprendizajes previos, (3) presente la nueva informaci€n de manera coherente, sistemƒtica y l€gica, buscando que su estructura facilite la comprensi€n a trav‚s de conexiones entre los temas (Mayer, 1984) y (4) construya enlaces entre los saberes que ya poseen los estudiantes y los nuevos saberes (Mayer, 1984). A continuaci€n se describen algunas estrategias espec„ficas que apoyan esta labor. 224
    • Tabla 5. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la adquisici‚n de la informaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Objetivos Indican los -Ayudan a comprender los -Describir los objetivos con (D„az y componentes de las componentes de la claridad y sencillez. Hernƒndez, competencias por competencia por formar y -Tener en cuenta la estructura de la 1999) formar, las actividades lo que se espera en un competencia por formar. por llevar a cabo y los determinado PF. procedimientos de -Brindan las metas por valoraci€n. alcanzar. Organizadores Es informaci€n de -Permiten comprender los -Deben introducirse antes de que previos tipo introductoria que nuevos aprendizajes desde sean presentados los nuevos (Ausubel, se brinda con el fin de los saberes pose„dos. aprendizajes. 1976) ofrecer un contexto -Ayudan a entender la -No confundir con el resumen, el general e incluyente clase general dentro de la cual describe las ideas principales de los nuevos cual se hayan los nuevos de un texto; el organizador previo, aprendizajes. Los saberes. en cambio, indica el contexto macro organizadores previos -Permiten una visi€n de los nuevos saberes. se caracterizan por ser global de un asunto en el -Pueden asimilarse a una generales. cual se van a incluir introducl4i€n cuando ‚sta no se nuevos aprendizajes. queda en datos anecd€ticos o hist€ricos, sino que formula conceptos inclusores. -Los organizadores previos pueden ser textuales o en forma de mapas conceptuales (o ambos). Mapas Son un procedimiento -Enlazan el hemisferio -Se coloca el tema central en el mentales textual y grƒfico que izquierdo con el centro asociado a una imagen y (Buzan, 1996). articula aspectos hemisferio derecho al desde ‚l salen ramas en las cuales verbales (palabras integrar informaci€n se colocan los sub-temas que claves e ideas), con verbal y no verbal. componen el tema central. Tales aspectos no verbales -Facilitan la adquisici€n sub-temas se asocian, a su vez, a (imƒgenes, logos y de la informaci€n en la imƒgenes y s„mbolos. Los sub- s„mbolos) y aspectos memoria a largo plazo temas se subdividen en otros sub- espaciales (ramas, debido a que asocian temas y as„ sucesivamente. - subramas, l„neas, palabras claves e Relacionar los sub-temas entre s„. relieves y figuras imƒgenes. -Emplear software para el dise‡o de geom‚tricas) con el -Promueven la mapas mentales con los estudiantes. fin de facilitar la comprensi€n de la Esto favorece su utilizaci€n. adquisici€n de la informaci€n. informaci€n. Cartografia Es un procedimiento -Ayuda a construir en la -Hacer una exploraci€n inicial de conceptual grƒfico basado en los memoria a largo plazo la los conocimientos que se poseen (Tob€n y mapas mentales que estructura central de un con respecto al concepto cient„fico Fernƒndez, tiene como objetivo concepto. que se va a aprender. 2003) dar cuenta de la -Permite comprender -Realizar la exploraci€n con base estructura de conceptos cient„ficos de en preguntas dirigidas desde cada conceptos cient„ficos una forma sistemƒtica. uno de los siete ejes y organizar la mediante siete ejes: -Orienta la construcci€n informaci€n con base en mapas eje nocional, eje de conceptos cient„ficos en mentales. categorial, eje de una determinada ƒrea. -Orientar a los estudiantes en la diferenciaci€n, eje de b†squeda de nueva informaci€n con ejemplificaci€n, eje de respecto al concepto y organizarla caracterizaci€n, eje de de acuerdo con los siete ejes. subdivisi€n y eje de vinculaci€n. 225
    • 5.4 Estrategias docentes para favorecer la personalizaci‚n de la informaci‚n Consisten en procedimientos planeados y sistemƒticos que el docente ejecuta con el fin de que los estudiantes asuman la formaci€n de los componentes de la competencia con un sentido personal, desde el marco de su proyecto ‚tico de vida, con actitud cr„tica y pro activa. Tabla 6. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la personalizaci‚n de la informaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Articulaci€n al Consiste en orientar a -Permite que la -Brindar orientaciones generales proyecto ‚tico los estudiantes para que competencia deje de ser un sobre la articulaci€n de la de vida.o relacionen la asunto por ser aprendido competencia con el proyecto ‚tico de competencia por desde fuera para convertirse vida dentro del espacio grupal. aprender con sus en una meta dentro de la -Asesorar a cada estudiante de necesidades personales autorrealizaci€n personal. manera individual en aspectos y metas. -Favorece el compromiso especificos cuando no sea prudente del estudiante y su abordar ‚stos dentro del grupo. autonom„a. -Sugerir a los estudiantes que s€lo expongan en grupo aspectos generales. Facilitaci€n de Es facilitar el espacio, -Permite que el estudiante -Brindar ejemplos de personas que la iniciativa y las intenciones asuma la formaci€n de la han asumido la formaci€n de las la critica pedag€gicas y los competencia desde la competencias desde su propia recursos necesarios para propia gesti€n de recursos. iniciativa y los logros que han que los estudiantes -Favorece la motivaci€n y tenido. tomen la iniciativa en la el esp„ritu de reto. -Orientar a los estudiantes en la formaci€n de la gesti€n de recursos para apoyar la competencia, aportando formaci€n de sus competencias. su gesti€n en la b†squeda de la idoneidad. 5.5 Estrategias docentes para favorecer la recuperaci‚n de informaci‚n Ademƒs de una adecuada adquisici€n de la informaci€n, se requiere recuperar ‚sta de forma oportuna y eficiente. No se trata s€lo de recordar conocimientos espec„ficos, sino tambi‚n instrumentos (afectivo-motivacionales, cognitivos y actuacionales) y estrategias, con el fin de ponerlo s en acci€n. Mediante diversos procedimientos se puede ayudar a los estudiantes a realizar esta tarea. En general, los mƒs †tiles son todos los que tienen que ver con mapas y asociaci€n de ideas. A continuaci€n se describen algunos de ellos. 226
    • Tabla 7. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la recuperaci‚n de la informaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Redes semƒnticas Son recursos grƒficos en los - Permiten recuperar - Partir de un tema y (Dansereau, 1985) que se establecen formas de informaci€n sobre un desarrollarlo mediante la relaci€n entre conceptos. Se tema de manera formulaci€n de preguntas a diferencian de los mapas organizada los estudiantes sobre el tipo conceptuales en el hecho de estableciendo de relaci€n entre las que la informaci€n no se relaciones semƒnticas Proposiciones y los organiza por niveles entre los diferentes conceptos. Luego, proceder a jerƒrquicos. Otra diferencia es datos. elaborar de forma grƒfica el que el vinculo entre conceptos - Facilitan una nueva tipo de relaciones. se da mediante tres procesos reorganizaci€n de la - Buscar que todos los bƒsicos: relaciones de informaci€n que ya se estudiantes participen de jerarqu„a, de encadenamiento posee. forma ordenada. y de racimo. Lluvia de ideas Con respecto a un - Facilita la - Tener claridad en el determinado asunto o recuperaci€n de planteamiento del tema o del problema, el docente busca informaci€n problema, ya que esta es la que los estudiantes aporten almacenada. gu„a de la lluvia de ideas. ideas para entenderlo sin - Permite crear nuevo - Coordinar la participaci€n de considerar si son viables, saber y conocimiento. los estudiantes buscando que buenas o pertinentes. Se - Posibilita aplicar el todos puedan brindar sus anotan todos los aportes. No saber que se posee en aportes. estƒ permitida ninguna forma la resoluci€n de un de cr„tica. Luego, se organizan problema. todos los aportes y se eval†an. Por †ltimo se sacan conclusiones. 5.6 Estrategias docentes para favorecer la cooperaci‚n La influencia y el apoyo de otras personas es una cuesti€n de elevada importancia en la formaci€n de las competencias. Desde el enfoque sociocultural se muestra c€mo los aprendizajes ocurren primero en un plano interpsicol•gico (mediado por la influencia de los otros) y luego en un segundo plano intrapsicol•gico, cuando se interioriza el saber (plano individual), gracias al apoyo de personas expertas (Vigotsky, 1979) o con un mayor c†mulo de instrumentos y estrategias. En este ƒmbito hay un concepto de especial relevancia que se denomina zona de desarrollo pr•ximo, el cual consiste en el aprendizaje que puede obtener una persona con el apoyo de otras. Las estrategias docentes en este proceso estƒn dirigidas a favorecer el aprendizaje cooperativo buscando las siguientes metas: (1) confianza entre los estudiantes, 227
    • (2) comunicaci€n directa y sin ambig…edades, (3) respeto mutuo y tolerancia, (4) valoraci€n mutua del trabajo y de los logros en la construcci€n de la competencia, (5) complementariedad entre las competencias de los diferentes integrantes, (6) amistad y buen trato, y (7) liderazgo compartido entre los estudiantes. 228
    • Tabla 8. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la cooperaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Aprendizaje en Busca generar el -Apoyo entre los mismos -Capacitar a los estudiantes en el equipo aprendizaje mediante la estudiantes en la formaci€n trabajo en equipo. interacci€n grupal con de las competencias. -Favorecer el desarrollo de base en: (1) selecci€n -Posibilita aprender a habilidades sociales. de una actividad o aprender mediante el -Orientar el trabajo grupal de problema; (2) abordaje de problemas en acuerdo con las competencias que se organizaci€n de los equipo. pretenden formar. estudiantes en peque‡os grupos de acuerdo con la tarea y planeaci€n del trabajo por realizar; (3) ejecuci€n de las acciones; y (4) supervisi€n del trabajo de cada uno de los grupos y ofrecimiento de asesor„a puntual. Investigaci€n Consiste en la -Posibilita aprender a -Ayudar a organizar los grupos de tal en equipo formaci€n de investigar en equipo. modo que haya complementariedad. competencias mediante -Se forman competencias -Asesorar a los grupos para que actividades mediante el apoyo mutuo de todos sus integrantes sean investigativas los mismos estudiantes. responsables tanto de actividades realizadas en equipo (de -Se desarrolla motivaci€n y cognitivas y de indagaci€n de 3 a 6 personas). Los esp„ritu de reto frente a la informaci€n como de actividades pasos generales son: (1) resoluci€n de un manuales y ejecutorias. selecci€n de un determinado problema. -Orientar la planeaci€n de las problema por parte del actividades para que su ejecuci€n y grupo; (2) construcci€n sistematizaci€n est‚n dentro del del marco conceptual tiempo del curso y sean factibles. para entender el problema; (3) planeaci€n de un conjunto de actividades para resolverlo; (4) definici€n de metas; (5) ejecuci€n de las actividades de manera coordinada y con monitoreo docente; (6) sistematizaci€n de resultados y presentaci€n del informe final, y (7) valoraci€n de los resultados y de la formaci€n de las competencias. 229
    • 5.7 Estrategias docentes para favorecer la transferencia de informaci‚n Son procedimientos pedag€gicos y didƒcticos dirigidos a facilitar en los estudiantes la transferencia de los componentes de una competencia de una situaci€n a otra con el fin de generalizar el aprendizaje. Tabla 9. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la transferencia de la informaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Pasant„as Consisten en visitar -Vinculaci€n a la realidad -Preparar con anticipaci€n la visita a Formativas empresas, mediante la observaci€n y las organizaciones o empresas (Tob€n, 2001) organizaciones sociales, entrevistas con personas elegidas. organizaciones no que poseen las -Elaborar una gu„a con algunos gubernamentales, competencias de referencia. aspectos bƒsicos que deben ser entidades oficiales y -Comprensi€n profunda del tenidos en cuenta en la observaci€n y diferentes espacios contexto cotidiano o las entrevistas. comunitarios con el fin profesional d€nde se -Realizar despu‚s de la visita una de comprender los requieren las competencias. reflexi€n en grupo sobre los aportes entorno s reales en los -Conocimiento de las de la actividad a cada estudiante. cuales las personas demandas sociales y emplean las laborales en torno a las competencias que un competencias. determinado curso pretende formar. Esta estrategia permite a los estudiantes comprender las demandas sociales y los problemas que son necesarios afrontar en un determinado quehacer. Prƒctica Consiste en aplicar la -Aumenta la amplitud de -Orientar al estudiante en su empresarial o competencia en aplicaci€n de la adaptaci€n a la empresa u social situaciones reales y competencia. organizaci€n social. variadas para que ‚sta -Hay transferencia de -Brindarle pautas de transferencia de se generalice. Esto aprendizajes de una la competencia a la realizaci€n de puede ser en una situaci€n a otra. actividades y resoluci€n de empresa o en una problemas de creciente nivel de organizaci€n social. complejidad. 5.8 Estrategias docentes para favorecer la actuaci‚n De nada sirve en la formaci•n basada en competencias que los estudiantes construyan todo un c†mulo de saberes si no los ponen en acci€n-actuaci€n de manera id€nea. Para favorecer la actuaci€n, el docente requiere poner en escena estrategias tales como el anƒlisis y la resoluci€n de problemas (Restrepo, 2000b), la simulaci€n de actividades profesionales y el estudio de casos. 230
    • Tabla 10. Ejemplos de estrategias docentes para favorecer la actuaci‚n Nombre Descripci‚n Beneficios Recomendaciones para su uso Simulaci€n Consiste en realizar -Permite comprender c€mo -El docente requiere tener un de dentro del aula se aplican las competencias. conocimiento profundo del entorno. actividades actividades similares a -Posibilita formar el saber -Tener como base una profesionales las que se realizan en ser, el saber conocer y el sistematizaci€n detallada de las el entorno profesional, saber hacer en situaciones actividades en las cuales se pone en con el fin de formar parecidas a las reales. acci€n la competencia por formar, las competencias con el fin de que la simulaci€n est‚ propuestas en el plan acorde con la realidad. curricular. La simulaci€n de actividades se lleva a cabo al comienzo de la formaci€n de competencias o cuando por diversos motivos no es posible asistir a los entornos reales. Estudio de Consiste en el anƒlisis -Permite comprender un -Tener claridad en la exposici€n del casos de una situaci€n ƒmbito de aplicaci€n de las caso con informaci€n que posibilite problemƒtica real o competencias. contextualizarlo. hipot‚tica, con el fin de -Facilita el desarrollo de -Encauzar la discusi€n en torno a determinar las causas y competencias las competencias que se pretenden efectos, realizar un argumentativas, formar. diagn€stico claro y comunicativas, propositivas e -Posibilitar que los estudiantes plantear posibles interpretativas. analicen c€mo abordar„an el soluciones. -Ayuda a aprender a detectar problema si lo encontrasen en la problemas y a afrontarlos. vida cotidiana o laboral. El Consiste en analizar y -Ayuda a contextualizar las -El docente necesita conocer en aprendizaje resolver problemas competencias. profundidad el entorno. Basado en reales mediante el -Contribuye a formar las -Los problemas requieren tener problemas trabajo en equipo, competencias interpretativas, aspectos retadores y deben (Restrepo, relacionados con los argumentativas y despertar el inter‚s en los 2000b) contenidos del curso. propositivas, as„ como la estudiantes. competencia de trabajo en equipo. -Permite construir habilidades de relaci€n, planeaci€n, b†squeda de informaci€n y previsi€n del futuro. 5.9 Estrategias docentes para favorecer la valoraci‚n Son un conjunto de planes de acci€n sistemƒticos de tipo pedag€gico-didƒctico que tienen por finalidad brindar retroalimentaci€n de los logros y dificultades tenidos durante el aprendizaje. Este tema, dada su importancia, se abordarƒ en el siguiente cap„tulo. 231
    • 6. PLANEACI€N Y EMPLEO DE LAS ESTRATEGIAS DID‡TICAS A continuaci€n se brindan algunas recomendaciones generales con el fin de planear y ejecutar las estrategias didƒcticas en actividades concretas de aprendizaje: Tabla 11. Resistencias mˆs comunes en el empleo de •as estrategias didˆcticas Resistencia Manifestaci‚n Recomendaciones No aportan nada nuevo Cuando se exponen las -Reconocer que ha habido innovaciones en las estrategias estrategias didƒcticas, a veces los didƒcticas como resultado de la investigaci€n pedag€gica, docentes opinan que son lo psicol€gica, sociol€gica y antropol€gica, motivo por el mismo que siempre se ha cual aportan nuevos sentidos, visiones y significaciones. -Comprender que las estrategias didƒcticas tradicionales trabajado, pero con otras (por ejemplo, clase expositiva, clase magistral, repaso del palabras. Esto hace que no las material, etc.) son insuficientes para formar las asuman ni se motiven a competencias. estudiarlas. Son complicadas Los docentes con frecuencia -Capacitarse con profundidad en el tema, ya que el ser expresan que las nuevas humano tiende a asumir lo que no conoce c€mo dif„cil de estrategias didƒcticas son hacer, porque no estƒ familiarizado. dif„ciles de llevar a la prƒctica -Tener contacto con otros docentes que aplican en su prƒctica pedag€gica las estrategias y pedirles asesor„a en debido a que son complicadas o este campo. muy “t‚cnicas”. -Emplear videos y material didƒctico para comprender mejor la implementaci€n de las estrategias. Van contra la En ocasiones los docentes -Comprender que las estrategias en si no limitan la creatividad de los expresan que no aplican creatividad, ya que ellas son s€lo pasos generales para docentes determinadas estrategias orientar una forma de proceder. Antes por el contrario, didƒcticas innovadoras porque, estƒn pensadas para potencializar no s€lo la creatividad de cada docente sino tambi‚n de los estudiantes. En todas seg†n ellos, ‚stas coartan su ellas es necesario plantearse metas, abordar problemas, creatividad, ya que requieren crear soluciones, etc. seguir una serie de pasos -Es necesario que cada docente asuma la utilizaci€n de las predefinidos. estrategias didƒcticas con flexibilidad y apertura, estableciendo un estilo personal en su empleo y adaptƒndolas a los contenidos de los cursos que trabaja. l. Con frecuencia los docentes presentan resistencias frente al empleo de estrategias didƒcticas diferentes a las que tradicionalmente se han seguido en la pedagog„a, como es el caso de la clase magistral o expositiva. En la Tabla 11 se describen algunas resistencias comunes en este campo y se brindan sugerencias para superarlas. 2. Una vez se reconocen y aprenden a manejar las resistencias -si es que se tienen- el paso siguiente es seleccionar la estrategia o estrategias didƒcticas mƒs acordes con la formaci€n de la competencia que se tiene proyectado formar en un determinado curso o PF. Esta selecci€n se hace teniendo en cuenta los criterios de desempe‡o, las evidencias requeridas, los saberes esenciales y el rango de aplicaci€n, as„ como las pol„ticas institucionales y la disponibilidad de recursos. 232
    • 3. Ademƒs de la estructura de las competencias, los lineamientos institucionales y los recursos disponibles, se recomienda seleccionar las estrategias didƒcticas para un determinado curso teniendo en cuenta que ‚stas se adecuen a la formaci€n del desempe‡o id€neo y responsable. Para ello es importante tener en cuenta los principios descritos en la Tabla 12. Tabla 12. Principios a tener en cuenta en la selecci‚n de una estrategia didˆctica Actividad Es necesario que toda estrategia didƒctica permita a los estudiantes asumir papeles activos y no pasivos frente al aprendizaje. Reflexividad La reflexi€n es un componente esencial que debe estar presente en la formaci€n de competencias, teniendo en cuenta el qu‚, el para qu‚, el por qu‚, el c€mo, el cuƒndo y el con qu‚. Inclusi•n Las estrategias didƒcticas deben posibilitar trabajar con los estudiantes en sus diversos grados de competencia. Adecuaci•n Toda estrategia didƒctica debe adecuarse a las condiciones de los estudiantes en los aspectos culturales y de formaci€n de las competencias seleccionadas. Pertinencia La estrategia debe abordar procesos del mundo real. Congruencia Los pasos de la estrategia, sus t‚cnicas y actividades deben ser congruentes con las competencias que se pretenden formar en un curso o PF. Motivaci•n La estrategia debe poseer aspectos curiosos, retadores, creativos y novedosos. 4. Una vez se han seleccionado las estrategias didƒcticas por emplear, se planean las actividades mediante las cuales se van a ejecutar teniendo en cuenta aspectos tales como la fecha, la duraci€n, el objetivo, la metodolog„a, los recursos y la evaluaci€n. 5. En los PF, la planeaci€n de estrategias didƒcticas complementarias debe articularse a las actividades, escenarios y recursos planeados. 6. Se recomienda, as„ mismo, incorporar en las sesiones de aprendizaje actividades para formar las competencias cognitivas bƒsicas, tal como se propone en la Tabla 13. 233
    • Tabla 13. Ejemplos de actividades didˆcticas para formar las competencias cognitivas Competencia Actividades didˆcticas Interpretativa -Parƒfrasis: exponer el planteamiento de un autor con las propias palabras. -Ejemplificaci€n: construir ejemplos de c€mo se aplica un tema determinado. -Analog„as: establecer las semejanzas de un asunto con otros. -Red conceptual: elaborar de forma grƒfica las relaciones entre las ideas centrales y secundarias de un tema acorde con determinados prop€sitos. -Lectura: leer un documento, determinar su estructura y comprender su sentido. -Anƒlisis de obras de arte: observar obras de arte, analizarlas y plantear comentarios sobre su sentido. Argumentativa -Justificaci€n: exponer las razones para emplear un determinado procedimiento en la realizaci€n de una actividad. -Causalidad: analizar las causas y consecuencias en un determinado fen€meno. -Debate: realizar un diƒlogo grupal en el cual los estudiantes analicen un asunto exponiendo diferentes posiciones y argumentos. Propositiva -Construir problemas: identificar y describir problemas en el anƒlisis de un determinado tema. -Resolver problemas: buscar soluciones a los problemas de manera creativa e innovadora. -Hipotetizar: formular y sustentar hip€tesis para explicar determinados problemas. -Elaboraci€n literaria: describir situaciones e imaginar mundos posibles. 7. Por †ltimo, es importante tener en cuenta en la ejecuci€n de las estrategias didƒcticas la forma c€mo se van a orientar las sesiones de aprendizaje coordinadas directamente por el docente, ya sea dentro de la clase presencial o la educaci€n virtual. Generalmente, una sesi€n de aprendizaje (conocida tradicionalmente como una sesi•n de clase) se estructura en inicio, desarrollo, s„ntesis, refuerzo y valoraci€n. La Tabla 14 presenta ejemplos de actividades mƒs comunes a emplear en cada uno de estos momentos. Tabla 14. Tipos de actividades para una sesi‚n de aprendizaje con apoyo directo del docente Tipo de actividades Descripci‚n Ejemplos Actividades de apertura Se llevan a cabo al comienzo de la -Construcci€n de la agenda de la sesi€n. clase o sesi€n de aprendizaje con el -Juego de preguntas. fin de detectar conocimientos -Observaci€n de lƒminas. previos y motivar frente al -Dinƒmica de integraci€n grupal. aprendizaje. -Audici€n de canciones. -Lectura de cuentos. continƒa... 234
    • Tipo de actividades Descripci‚n Ejemplos Actividades de Buscan tomar los componentes -:Sistematizar y organizar la informaci€n. desarrollo y de cada uno de los tres saberes de -Construir ensayos. aprendizaje las competencias. Deben -Exponer un tema. enfatizar en la funcionalidad del -Presentar situaciones que generen un aprendizaje. desequilibrio entre los saberes previos y los nuevos. -Realizar una prƒctica de laboratorio. -Ejecutar un procedimiento siguiendo un video. -Realizar una visita a una empresa para conocer c€mo e lleva a cabo un proceso profesional. Actividades de Buscan sintetizar los aspectos -Lectura de una relator„a. resumen y de s„ntesis centrales abordados durante la -S„ntesis grƒfica de los aspectos centrales sesi€n de aprendizaje. Ayudan a trabajados durante la sesi€n empleando un afianzar aprendizajes. mapa mental. Actividades de Son actividades complementarias a -Anƒlisis de una lectura complementaria refuerzo las actividades de desarrollo y -Consulta bibliogrƒfica acerca de vac„os aprendizaje, o de resumen y de conceptuales. s„ntesis, y se llevan a cabo con -Taller escrito para resolver las dificultades del aquellos estudiantes que tienen un estudiante. ritmo de aprendizaje lento o presentan dificultades para aprender. Actividades de Buscan determinar los logros en el -Satisfacci€n con el facilitador y la realizaci€n valoraci€n aprendizaje a partir de los de actividades. objetivos iniciales. As„ mismo, se -Desempe‡o del estudiante y logros obtenidos. determina el impacto de las actividades realizadas. 7. DOCENCIA DE LOS INSTRUMENTOS AFECTIVOS, COGNITIVOS Y DE ACTUACI€N 7.1 Valores, actitudes y normas El aprendizaje de los valores, las actitudes y las normas es un proceso lento y gradual, dado por la influencia de las experiencias personales tenidas a lo largo de la vida, el grupo social dentro del cual se vive, la familia, los pares y los medios de comunicaci€n masivos. De aqu„ que todo proceso de ense‡anza que pretenda formar los instrumentos afectivo-motivacionales debe tener en cuenta estos factores y articularlos en una determinada direcci€n. En las instituciones educativas se ha avanzado en la incorporaci€n de los instrumentos afectivo-motivacionales dentro del curr„culo, pero la mayor parte de las veces esto queda solamente como buenos deseos, ya que no se implementan estrategias docentes sistemƒticas para ense‡arlos. 235
    • Pautas docentes: * El docente debe buscar mecanismos para asegurar que los estudiantes puedan observar personas poniendo en acci€n las actitudes que se pretenden formar; esto implica la necesidad de que el mismo docente sea modelo de dichas actitudes. * La formaci€n de una nueva actitud implica, por lo general, un cambio en una actitud previa. Por ejemplo, formar la actitud de apertura a nuevos conocimientos requiere orientar a los estudiantes en la modificaci€n de la actitud a quedarse en lo conocido y lo seguro. Para ello, se necesita de un docente persuasivo mediante la presentaci€n de ejemplos y situaciones de la vida cotidiana. * Implementar t‚cnicas participativas tales como juego de roles, sociodramas, dramatizaciones, anƒlisis de casos, visualizaci€n de pel„culas y estudio de experiencias de vida. * Orientar a los estudiantes para que tomen conciencia de sus actitudes y autorreflexionen sobre ‚stas. Esto puede hacerse mediante la formulaci€n de preguntas en tomo al desempe‡o, la disposici€n al aprendizaje y la res- ponsabilidad en el estudio. 7.2 Nociones, proposiciones, conceptos y categor„as La docencia de este tipo de contenidos requiere herramientas tales como los mentefactos (Zubir„a, 1998), los mapas conceptuales (Novak y Gowin, 1988), la UV heur„stica (Novak y Gowin, 1988), la cartograf„a conceptual (Tob€n y Femƒndez, 2003) y las redes semƒnticas (Dansereau, 1985). Estas estrategias docentes son muy diferentes a las que se emplean para formar conocimientos espec„ficos o factuales: lectura, relectura, ejercicios de comprobaci€n y repaso de un tema. Pautas docentes: * Ense‡ar estrategias cognitivas a los estudiantes tales como los mentefactos y los mapas conceptuales para que sean ellos mismos, con apoyo del docente, los que construyan los instrumentos cognitivos. 236
    • * Presentar las nociones, proposiciones, conceptos y categor„as en las situaciones de aprendizaje y en los textos y gu„as escolares con apoyo grƒfico de mapas. * Tener en cuenta los conocimientos previos de los estudiantes con el fin de favorecer la comprensi€n de los nuevos conocimientos. * Brindar a los estudiantes suficientes oportunidades para explorar, comprender y analizar los conceptos y categor„as, as„ como los demƒs instrumentos cognitivos. 7.3 Procedimientos y t†cnicas La ense‡anza de este tipo de instrumentos se lleva a cabo de manera gradual con base en actividades de aprendizaje contextualizadas y cercanas a los entornos reales donde se pondrƒ en acci€n la competencia, de la cual hacen parte. Pautas docentes: * Orientar a los estudiantes para que comprendan el contexto en el cual se les demandarƒ poner en acci€n los procedimientos. * Ense‡ar los procedimientos y las t‚cnicas a partir de actividades reales o simuladas cercanas al contexto de desempe‡o. * Promover en los estudiantes un progresivo control y responsabilidad en el manejo de los procedimientos, mediante la gu„a del docente, la cual deberƒ ir decreciendo a medida que el estudiante aprenda dichos procedimientos. * Facilitar que los estudiantes avancen progresivamente de una ejecuci€n de los procedimientos con esfuerzo, desarticulaci€n, inseguridad y continuo tanteo de ensayo y de error, a una ejecuci€n ordenada, mƒs automƒtica, con menor esfuerzo, sistemƒtica y regida por reglas. 237
    • 8. METODOLOG•A DE CREACI€N DE COMUNIDADES DE APRENDIZAJE E INVESTIGACI€N La formaci€n de instrumentos y estrategias afectivo-motivacionales, cognitivo- metacognitivas y actuacionales requiere de transformaciones estructurales en las prƒcticas pedag€gicas de las instituciones educativas, con el fin de formar aut‚nticas comunidades de desarrollo de competencias donde todos aprendan de todos mediante la autorreflexi€n y la interacci€n social. Este es el esp„ritu y filosof„a de las comunidades de aprendizaje e investigaci•n, las cuales estƒn basadas en los aportes pioneros de Lipman (1993) Y Brown y Campione (1996). T‚cnicamente, constituyen organizaciones conformadas por estudiantes, docentes y miembros de la comunidad educativa, as„ como de la sociedad, en las cuales se llevan a cabo actividades de identificaci€n y resoluci€n de problemas, aprendizaje de saberes y ejecuci€n de proyectos (aplicados e investigativos), con el fin de desarrollar y afianzar habilidades de pensamiento. Formar personas competentes cooperativas (L€pez-Herrer„as, 2002) no es posible a partir de acciones didƒcticas aisladas. Se requiere de comunidades donde las personas compartan sus experiencias de vida (en el aula, en las instituciones y en la sociedad), donde se reconozca la diferencia en los ritmos de aprendizaje y en las potencialidades, para que haya complementariedad en las competencias, con base en el respeto, la solidaridad, la responsabilidad y el compromiso. 238
    • Figura 5. Caracter„sticas de las comunidades de aprendizaje e investigaci‚n. 9. DOCENCIA DE LAS ESTRATEGIAS DEL SABER SER, EL SABER CONOCER Y EL SABER HACER Al igual que en la ense‡anza de los instrumentos afectivo-motivacionales, cognitivos y actuacionales, la docencia referida a las estrategias en cada uno de los saberes implica tener claridad sobre la competencia y elementos de competencia a formar en un determinado PF, teniendo en cuenta los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas. La ense‡anza de estrategias †tiles y significativas para los estudiantes constituye un importante reto para la educaci€n (Beltrƒn, 1993, 1995, 1998) y, por consiguiente, para la formaci‚n basada en competencias, por cuanto el desempe‡o id€neo se basa en planes de acci€n intencionales, autorregulados y enfocados a metas. 239
    • La fijaci€n de metas y prop€sitos, el conocimiento de los procesos psicol€gicos, la valoraci€n de la ejecuci€n, el control del ambiente, el manejo de la motivaci€n y la confianza en s„ mismo, entre otros aspectos, contribuyen al aprendizaje exitoso (Valle et al., 1999; Gonzƒlez et al., 1999; Nisbet y Shucksmith, 1987). As„ mismo, el empleo de estrategias por parte de los estudiantes se corresponde con mayor rendimiento en el estudio, comprensi€n y ‚xito (Bemard, 1993, 1999). Al llegar a este punto, dos recomendaciones generales son fundamentales. En primer lugar, es esencial formar las estrategias dentro de los proyectos formativos y con respecto a elementos de competencia espec„ficos, en la medida que se ha propuesto que la ense‡anza eficaz de las estrategias no puede darse al margen de los contenidos curriculares correspondientes (Pozo, 1989). Esto posibilita enlazar las estrategias con el desempe‡o competencial, algo que se pierde cuando tales estrategias se ense‡an por fuera del curr„culo, como ha sido el caso de muchos programas de entrenamiento cognitivo tradicionales (por ejemplo, el programa de enriquecimiento instrumental de Feuerstein y el programa de inteligencia aplicada de Stemberg). En segundo lugar, hay que tener en cuenta que la significatividad y funcionalidad son aspectos de gran relevancia en la ense‡anza de las estrategias, lo cual implica tener como base actividades y problemas que tengan sentido para los estudiantes, ya sean reales o simulados. Esto requiere de un continuo trabajo prƒctico para que las personas puedan desarrollar un amplio conocimiento en torno a c•mo, cu…ndo, d•nde, por qu‚ y para qu‚ emplearlas. A continuaci‚n se exponen siete dimensiones fundamentales en la ense‡anza de las estrategias, teniendo como base a Beltrƒn (1995), Gonzƒlez et al. (1999) y Valle et al. (1999): 1. Ense‡ar las estrategias mediante actividades concretas, ya que esto favorece el procesamiento de la informaci€n, facilita el aprendizaje y mejora la eficacia y eficiencia del desempe‡o. Esto permite que 198 estudiantes se convenzan de que las estrategias son †tiles y necesarias para el ‚xito y la idoneidad. A partir de esta motivaci€n, el paso que sigue es sensibilizarlos en tomo al hecho de que el aprendizaje y la puesta en acci€n de las estrategias requiere tiempo y esfuerzo, pero que con la prƒctica pueden llegar a automatizarse, convirti‚ndose en un recurso valioso para la resoluci€n de problemas de diversa „ndole (Valle et al., 1999). 240
    • 2. Ense‡ar a los estudiantes todos los conocimientos condicionales necesarios para aplicar una determinada estrategia tales como por qu‚, d•nde y cu…ndo ponerla en acci€n (Paris, Lipson y Wixson, 1983). Esto implica tener claridad sobre las metas, las tareas (problemas o actividades), campo de aplicaci€n, beneficios de la ejecuci€n, esfuerzo necesario y valor de los resultados (Valle et al., 1999). 3. Instruir a los estudiantes de forma directa, secuencial y planeada, lo que implica: (a) presentar el material en peque‡as etapas; (b) centrarse en un solo aspecto a la vez; (c) organizar el material de forma secuencial; (d) modelar c€mo se aplica la estrategia; (e) dar ejemplos de aplicaci€n de la estrategia; (f) explicar procesos y cuestiones dif„ciles; (g) controlar el progreso de los estudiantes (Rosenshine, 1983). 4. Orientar a los estudiantes para que aprendan a emplear las estrategias con base en la reflexi€n cotidiana sobre sus prƒcticas de estudio, con el fin de que tomen conciencia de sus falencias y de la manera c€mo pueden superarlas. 5. Buscar que haya una transferencia de las estrategias del docente a los estudiantes y, luego, entre los mismos estudiantes. Esto consiste en lo siguiente: los estudiantes act†an primero como alumnos en la incorporaci€n de las estrategias y, despu‚s, como profesores de sus propios compa‡eros (Palincsar y Brown, 1984). El ense‡ar a otros favorece la consolidaci€n de las estrategias en el propio desempe‡o y, a la vez, facilita el aprendizaje en los demƒs compa‡eros (aprendizaje cooperativo). 6. Emplear materiales instruccionales en formato escrito o electr€nico- multimedial buscando: (a) integraci€n al material de apoyo a la formaci•n (MAF) de los proyectos jormativos; (b) claridad y facilidad para ser entendidos; (c) explicaciones sencillas con ejemplos; (d) pautas concretas de c€mo aplicar las estrategias; (e) motivaci€n para seguir dichas estrategias describiendo sus beneficios, y 241
    • (f) mostrar c€mo se pueden poner en prƒctica a partir de las capacidades cognitivas (Monereo y Clariana, 1993). 7. La investigaci€n actual muestra c€mo el mayor d‚ficit en los estudiantes con dificultades de aprendizaje no es la falta de capacidades, sino la falta de estrategias para procesar la informaci€n, en especial aquellas de tipo metacognitivo. Por ello, la labor del docente debe ir encaminada a que estos estudiantes tomen conciencia de los procesos implicados en el aprendizaje y aprendan a planearlos, dirigirlos y controlarlos, mediante la prƒctica de la reflexi€n, a medida que se realiza una actividad (meta-aprendizaje), lo cual se relaciona con una mejora del rendimiento acad‚mico (Bernard, 1999). Ejemplo de estrategia metacognitiva: AUTOINSTRUCCIONES VERBALES Esta estrategia consiste en un conjunto de instrucciones que se da la persona a s„ misma con el fin de autorregular su atenci€n y ejecuci€n en tomo a un problema, lo cual puede hacer mentalmente o en voz alta. Esto ayuda a la superaci€n de problemas tales como desatenci€n, desconcentraci€n, hiperactividad, impulsividad y agresividad, problemas en los cuales hay dificultad de regulaci€n de la acci€n mediante el lenguaje. A continuaci€n se describe el proceso de ense‡anza: La ense‡anza de la estrategia comienza con una sesi€n introductoria en la cual el docente le explica al estudiante o estudiantes la importancia de abordar una tarea de manera reflexiva mediante autoinstrucciones mentales. Luego, se escoge una actividad determinada y el docente sirve de modelo al estudiante haci‚ndola ‚l mismo y dƒndose autoinstrucciones .en voz alta. Ejemplo: ˆSabes qu‚ son las auto instrucciones? Son instrucciones que una persona se da a s„ misma para realizar una actividad de forma planeada y eficiente. Esto permite mantener la atenci€n, la concentraci€n, ir paso a paso, tomar conciencia de los errores y corregirlos de inmediato. Ahora te voy a orientar para que aprendas esta t‚cnica a partir de la resoluci€n de un problema “Te va a encantar! Despu‚s del docente, el estudiante lo imita haciendo la misma actividad guiƒndose por sus instrucciones. A continuaci€n, el estudiante vuelve a realizar la misma actividad, pero ‚l mismo se da las instrucciones en voz alta. El docente ofrece continua retroalimentaci€n sobre su desempe‡o y, a la vez, busca que el estudiante eval†e la forma c€mo estƒ aprendiendo la estrategia. 242
    • El paso que sigue es buscar que el estudiante vaya internalizando las autoinstrucciones verbales. Al respecto, se le indica que las pronuncie cada vez con un tono mƒs bajo hasta que se las diga a s„ mismo de forma mental haciendo la tarea. Luego, se le pide al estudiante que aplique tales auto instrucciones en las actividades cotidianas y que se autorrefuerce cada vez que lo haga bien. Cuando hay varios estudiantes en el entrenamiento, se trabaja con la metodolog„a de la ense‡anza rec„proca (Palincsar y Brown, 1984), por medio de la cual se busca que uno de los estudiantes modele, tal como lo hace el docente, la aplicaci€n de la estrategia con respecto a la realizaci€n de una tarea, eligiendo despu‚s a otro estudiante para que la aplique. Paso l. Anƒlisis de la situaci€n a trav‚s de Ejemplos de autoinstrucciones: autointerrogantes: ˆQu‚ es lo que tengo que hacer? Como primera medida se busca que el ˆC€mo he manejado la situaci€n estudiante, ante los est„mulos y antes? situaciones, y antes de emprender ˆC€mo no debo manejarla? cualquier actividad, se interrogue frente a ˆQu‚ estƒ pasando? lo que debe hacer. De esta manera, se ˆC€mo puedo manejar mejor esta posibilita que aprenda a auto-observarse situaci€n? en la forma como se comporta. Paso 2. Ejemplos de autoinstrucciones: Planificaci€n: ˆQu‚ opciones tengo? En este paso se le ense‡a a la persona a ˆCuƒles son los pasos de la tarea? realizar un anƒlisis de c€mo puede ˆQu‚ es lo primero? planificar mejor la forma de abordar la ˆCon qu‚ contin†o? tarea. ˆQu‚ problemas pueden presentarse y c€mo los puedo abordar? Paso 3. Autocomprobaci€n: Ejemplos de auto instrucciones: Se orienta al estudiante a darse ˆEstoy siguiendo los pasos? autoinstrucciones para que tome ˆLo estoy haciendo correctamente? conciencia de c€mo estƒ realizando la ˆQu‚ logros estoy teniendo? actividad y corrija sus errores. ˆQu‚ dificultades se me estƒn presentando? ˆQu‚ cambios puedo hacer para mejorar mi desempe‡o? 243
    • Paso 4. Ejemplos de auto instrucciones: Valoraci€n de la ejecuci€n: ˆC€mo hice la actividad? Al finalizar el abordaje de la tarea se le ˆQu‚ logros obtuve en comparaci€n ense‡a al estudiante a valorar su con los objetivos propuestos? ejecuci€n mediante auto instrucciones. ˆC€mo fue mi dedicaci€n, esfuerzo y As„ mismo, se le ense‡a a auto valorar su compromiso? esfuerzo y logros. ˆHe quedado satisfecho? ˆC€mo puedo hacer mejor la actividad en otra ocasi€n? Paso 5. Ejemplos de auto instrucciones: Autorrefuerzo: “Qu‚ bien! “Hice un buen trabajo! Consiste en orientar al estudiante para Trabaj‚ bien, pero la pr€xima vez que se elogie as„ mismo por los logros tendr‚ en cuenta otras alternativas. obtenidos y se proponga seguir “He colocado atenci€n y pude mejorando en el desempe‡o con comprender el tema! optimismo y autoconfianza. “Me merezco un descanso por el trabajo realizado! “La pr€xima vez lo realizar‚ mejor! 10. COMPETENCIAS FUNDAMENTALES DEL DOCENTE La facilitaci€n del aprendizaje implica: * Acordar con los estudiantes la formaci€n de sus competencias teniendo en cuenta las expectativas y requerimientos socioambientales y laborales. * Centrar el aprendizaje en los estudiantes y no en la ense‡anza ni en el profesor. * Establecer las estrategias didƒcticas con la participaci€n de los mismos estudiantes. * Orientar a los estudiantes para que se automotiven y tomen conciencia de su plan de vida y autorrealizaci€n. * Asignar actividades con sentido para los estudiantes; guiar en la consecuci€n de recursos para realizar las actividades sugeridas. * Orientar a los estudiantes para que construyan las estrategias en cada uno de los saberes de las competencias. El proceso de facilitaci€n orientado a la formaci€n de competencias en los estudiantes requiere que los docentes sean id€neos en su quehacer profesional. 244
    • La Tabla 15 presenta un ejemplo de las competencias bƒsicas, obligatorias, opcionales y adicionales que debe poseer un docente, acorde con el trabajo realizado en Colombia en la Mesa del Sector Educativo dirigida por el Ministerio de Educaci€n Nacional y coordinada t‚cnicamente por El SENA. Tabla 15. Competencias bˆsicas, obligatorias, opcionales y adicionales que deben poseer los docentes en Colombia Competencias bˆsicas Unidades de competencia Elementos de competencia Trabajar en equipo con base en la filosof„a y en la -Conformar equipos de trabajo teniendo en cuenta la estrategia definida por la instituci€n. estrategia de la organizaci€n y el alcance del proyecto asignado. -Negociar conflictos de manera pac„fica. Comunicar textos seg†n las necesidades y los -Interpretar textos atendiendo a sus intenciones requerimientos del proyecto de trabajo. comunicativas, a sus estructuras y a sus relaciones. -Argumentar las propuestas con consistencia, adecuaci€n y creatividad. -Producir textos con sentido, coherencia y cohesi€n requeridos. Formular alternativas de soluci€n a los problemas -Formular problemas con base en los intereses, valores y planteados en el marco de la estrategia trazada por la motivaciones de los actores involucrados. organizaci€n. -Plantear alternativas de soluci€n para los problemas con base en las necesidades y las expectativas de los afectados y en la estrategia de la organizaci€n. -Procesar la informaci€n con base en los requerimientos de los proyectos formulados y en la estrategia de la organizaci€n. Liderar los procesos de mejoramiento continuo en la vida -Cultivar hƒbitos de efectividad con base en una visi€n personal y en el trabajo. de la personalidad integrada e integral. -Articularse a los procesos de mejoramiento continuo, con base en la pol„tica trazada por la organizaci€n. Competencias obligatorias Unidades de competencia Elementos de competencia Evaluar los aprendizajes de los estudiantes respecto a las -Elaborar los instrumentos con base en las evidencias de competencias o logros establecidos. aprendizaje o indicadores de logro requeridos. -Reconocer los aprendizajes del (los) estudiante(s), para su ubicaci€n en el proceso de formaci€n o de certificaci€n acad‚mica. Planificar los procesos educativos de acuerdo con los -Organizar las estrategias de ense‡anza-aprendizaje- parƒmetros institucionales. evaluaci€n seg†n los resultados de aprendizaje planteados. -Dise‡ar ambientes de aprendizaje con base en los resultados propuestos y en las caracter„sticas y requerimientos de los estudiantes. Orientar los procesos de ense‡anza-aprendizaje- -Asesorar a los estudiantes seg†n las necesidades de evaluaci€n con base en los planes concertados. aprendizaje y de evaluaci€n detectadas. -Efectuar procesos de inducci€n en correspondencia con los criterios de la instituci€n educativa. -Mejorar los procesos de formaci€n a partir de los aciertos y de las dificultades detectadas en su ejecuci€n y evaluaci€n. 245
    • continƒa... Competencias opcionales Unidades de competencia Elementos de competencia Estructurar los programas de formaci€n con base en las -Plantear la estructura curricular con base en la l€gica del competencias establecidas y en la pol„tica educativa ƒrea objeto de formaci€n, en las necesidades de la institucional. poblaci€n y en la pol„tica educativa institucional. -Organizar los planes de estudio con base en un enfoque de construcci€n del conocimiento y de diƒlogo de saberes. Producir los materiales educativos requeridos para el -Seleccionar y prescribir el material educativo con base en desarrollo de los procesos formativos. los requerimientos de la poblaci€n objeto y la estructura de los planes de formaci€n. -Elaborar guiones de acuerdo con las caracter„sticas del medio y los requerimientos de la poblaci€n. -Dise‡ar grƒficamente el material educativo de acuerdo con el gui€n y el formato seleccionado. -Seleccionar y desarrollar los requerimientos de hardware y software del material educativo, con base en los requerimientos de la poblaci€n y la intenci€n comunicativa. -Asesorar t‚cnica y pedag€gicamente la elaboraci€n de material educativo de acuerdo con los guiones establecidos. -Elaborar y desarrollar la propuesta comunicativa con base en la intencionalidad del material educativo los requerimientos de aprendizaje. Brindar servicios de extensi€n con base en los -Realizar diagn€sticos y estudios con ase en os t‚rminos requerimientos de las empresas y de las organizaciones. de referencia propuestos por organizaciones sociales y empresariales. -Aportar soluciones a los problemas planteados por las organizaciones sociales, empresariales y comunitarias. -Organizar los procesos de difusi€n de la informaci€n cient„fica y tecnol€gica de acuerdo con los requerimientos de la poblaci€n objeto. -Realizar pruebas de calidad con base en los requerimientos de las organizaciones sociales y empresariales. Evaluar las competencias con base en los procedimientos -Elaborar instrumentos de evaluaci€n necesarios para la institucionales y en la normatividad vigente. recolecci€n y registro de evidencias. -Juzgar las evidencias, frente a las competencias o logros establecidos. -Trazar planes de mejoramiento a partir de los resultados obtenidos. Competencias adicionales Unidades de competencia Elementos de competencia Formular proyectos de investigaci€n con base en problemƒticas -Establecer problemas de investigaci€n teniendo en cuenta la sociales, culturales o productivas situaci€n y el contexto de los sujetos y de los objetos involucrados. -Plantear alternativas de soluci€n a los problemas con base en su viabilidad t‚cnica, social y cultural. -Determinar el modelo de gesti€n del proyecto de investigaci€n en base en protocolos nacionales e internacionales. -Procesar y sistematizar la informaci€n de acuerdo con el dise‡o metodol€gico establecido. -Validar y socializar los resultados del proyecto seg†n el impacto, el alcance y los beneficios definidos. Coordinar las actividades de acuerdo con los planes, los -Programar las actividades, los recursos y el talento humano programas y los proyectos establecidos. requerido con base en los planes operativos y en las prioridades establecidas. -Asesorar al personal a cargo en el desarrollo de las actividades programadas. -Suministrar informaci€n a las instancias correspondientes de manera oportuna y de acuerdo con los requerimientos. Fuente: SENA (2003b) 246
    • 11. ACTIVIDADES SUGERIDAS 1. Realiza un mapa mental o conceptual sobre los componentes esenciales de la docencia estrat‚gica, integrando en ella otros elementos que consideres pertinentes. 2. Recoge la competencia identificada y descrita en la sesi€n de actividades del cap„tulo tres y determina la estrategia didƒctica mƒs pertinente a ella. Describe c€mo se aplicar„a dicha estrategia didƒctica teniendo en cuenta las particularidades de la competencia. Indica las pautas mediante las cuales se formar„an los componentes del saber ser, el saber conocer y el saber hacer. 3. Teniendo en cuenta el modelo de docencia estrat‚gica, realiza una autorreflexi€n en torno a qu‚ elementos de ‚sta sigues actualmente en el proceso pedag€gico y cuƒles no sigues. Analiza c€mo podr„as mejorar tu forma de ense‡ar en el futuro inmediato teniendo como gu„a esta metodolog„a. 4. Revisa nuevamente la Tabla 11 sobr‚ recomendaciones para superar las resistencias frente al uso de las estrategias didƒcticas y analiza cuƒles de las resistencias que all„ se mencionan haz tenido en la prƒctica docente. Establece pautas para superarlas en el futuro pr€ximo. 5. Establece el procedimiento general para formar una estrategia, ya sea del saber ser, del saber conocer o del saber hacer, relacionada con una determinada competencia. 6. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diversas actividades propuestas, con el fin de que puedas conocer el punto de vista d‚ tus colegas y as„ mismo, recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 247
    • CAP•TULO OCHO ESTRATEGIAS DE VALORACI€N La existencia es un nudo de complejidad en el que hay que decidir, aceptar, proponer, imponer. Desde esas realidades, cada persona aprende a estar, vivir, ser, de una determinada manera. Algunas son mƒs positivas, otras desgarradoras, otras aceptables, otras funcionales. Se intuye el acercamiento del papel pedag€gico: hacer para que las personas, envueltas en esa ineludible complejidad, salgan a flote en el decidir y realizar la propia existencia, no quedƒndose deterioradas en alg†n recodo de la complejidad, mientras producimos y convivimos, mientras nos producimos y nos perfeccionamos. L‚pez-Herrer‡as (1996, p. 340). 248
    • 1. CONCEPTO DE VALORACI€N Con el ingreso del enfoque de competencias a la educaci€n, la evaluaci€n tradicional estƒ pasando del ‚nfasis en conocimientos espec„ficos y factuales (referidos a hechos) al ‚nfasis en desempe‡os contextualizados a un determinado entorno. Esto tiene como base cinco importantes antecedentes: (1) evaluaci€n y certificaci€n de competencias laborales (Mertens, 1996); 249
    • (2) evaluaci€n basada en logros e indicadores de logro (MEN-COLOMBIA, 1997); (3) evaluaci€n de competencias en educaci€n primaria y secundaria (Montenegro, 2001; Baquero, 2001); (4) evaluaci€n masiva de competencias en educaci€n bƒsica y media (Alcald„a Mayor de Bogotƒ, 2001); (5) evaluaci€n del aprendizaje teniendo como referencia estƒndares curriculares (MEN-COLOMBIA, 2002), y (6) evaluaci€n masiva de competencias en educaci€n superior para determinar la idoneidad con la cual salen los profesionales al mercado laboral. Teniendo en cuenta lo anterior, proponemos el concepto de valoraci€n para resaltar el carƒcter apreciativo de la evaluaci€n y enfatizar en que es ante todo un procedimiento para generar valor (reconocimiento) a lo que las personas aprenden, basado en la complejidad, puesto que tiene en cuenta las m†ltiples dimensiones y relaciones entre estudiantes, empresas y docentes. La valoraci€n, aunque constituye un juicio de valor, se regula con base en una serie de criterios previamente acordados con los estudiantes. A continuaci€n se describen sus ejes centrales de significaci€n teniendo como referencia la estrategia de la cartograf„a conceptual (v‚ase la Figura 1): Eje nacional. La valoraci€n consiste en un proceso de retroalimentaci€n mediante el cual los estudiantes, los docentes, las instituciones educativas y la sociedad obtienen informaci€n cualitativa y cuantitativa sobre el grado de adquisici€n, construcci€n y desarrollo de las competencias, teniendo en cuenta tanto los resultados finales como el proceso, con base en unos parƒmetros y normas consensuados, a partir de lo cual se toman decisiones sobre formaci€n, estrategias docentes, estrategias de aprendizaje, recursos, pol„ticas institucionales y pol„ticas sociales. Eje categorial. La valoraci€n se ubica dentro de la categor„a general de la formaci€n basada en competencias, ya que es la base para que el estudiante est‚ permanentemente informado sobre su proceso de aprendizaje con el fin de comprenderlo y autorregularlo (Alonso, 1991). Por ello, la primera tarea del docente es ense‡arles a sus estudiantes a autovalorarse (D„az y Hernƒndez, 1999). 250
    • A la vez, la valoraci€n le permite al docente tener informaci€n sobre el proceso y los resultados en el aprendizaje de las competencias con el fin de brindarles a los estudiantes asesor„a y apoyo ajustado a sus necesidades de formaci€n. Por otra parte, la valoraci€n retroalimenta al docente sobre sus decisiones y su actuaci€n como persona, lo cual favorece su formaci€n personal y profesional. Eje de caracterizaci‚n. La valoraci€n se caracteriza por: (1) es un proceso dinƒmico y multidimensional que realizan el docente, los estudiantes, la instituci€n educativa y la sociedad; (2) tiene en cuenta tanto el proceso como los resultados del aprendizaje (MEN-COLOMBIA, 1997); (3) brinda retroalimentaci€n de manera cualitativa y cuantitativa; (4) tiene como gu„a el proyecto ‚tico de vida (necesidades personales, metas y caminos); (5) reconoce las potencialidades, las inteligencias m†ltiples y la zona de desarrollo pr€ximo de cada estudiante; y (6) se basa en criterios objetivos y evidencias acordadas socialmente, reconociendo, a su vez, la dimensi€n subjetiva que hay en todo proceso valorativo. Eje de exclusi‚n. La valoraci€n se diferencia de la evaluaci€n tradicional. Esta †ltima tiene las siguientes caracter„sticas: (1) es un instrumento de control y de promoci€n de un nivel a otro; (2) se asume como fin en s„ misma; (3) se centra en el estudiante y tiene poco en cuenta el proceso docente, el curr„culo y la gesti€n institucional-social; (4) tiende a centrarse en determinar conocimientos espec„ficos, con una escasa mirada a los instrumentos y estrategias afectivo-motivacionales, cognitivas y actuacionales; y (5) es una actividad que realiza bƒsicamente el docente, ya que escasamente se le ense‡a a los mismos estudiantes a autovalorarse. La evaluaci€n tradicional es heredera de la tradici€n empiropositivista surgida con la revoluci€n industrial a finales del siglo XIX, en tanto ha privilegiado la medici€n y la experimentaci€n sin tener en cuenta la multidimensionalidad de la formaci€n humana en contexto. Por ello se ha erigido en un sistema r„gido, mecƒnico y cerrado basado en la cuantificaci€n de contenidos introyectados. Eje de vinculaci‚n. La valoraci€n se vincula con el mejoramiento de la calidad de la educaci€n ya que es un mecanismo que retroalimenta acerca de c€mo estƒ la formaci€n de competencias y las acciones necesarias para superar las deficiencias. 251
    • La evaluaci€n de la calidad de la educaci€n fue instaurada oficialmente en todos los pa„ses iberoamericanos en el a‡o 1995 a partir de la Quinta Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno (Bustamante, 2003). Ademƒs, la valoraci€n se vincula a la sociedad del conocimiento, donde lo central es aprender a buscar, procesar, sistematizar y evaluar la informaci€n para aplicarla de manera contextualizada. Eje de divisi‚n. Hay dos procedimientos para clasificar la valoraci€n: (1) momento en el cual se lleva a cabo (inicial, procesual y final) y (2) de acuerdo con quien la prƒctica (autovaloraci€n, covaloraci€n y heterovaloraci€n). Con respecto a la primera clasificaci€n, la valoraci€n inicial es la que se lleva a cabo al comienzo del proceso educativo y es de diagn€stico; la valoraci€n procesual es continua y consiste en determinar los avances, logros y aspectos por mejorar; por †ltimo, la valoraci€n final es la que se hace una vez concluye un determinado curso o PF y consiste en determinar los logros que finalmente se obtuvieron, teniendo en cuenta los prop€sitos iniciales. La segunda clasificaci€n se describe en el apartado que sigue. Eje de ejemplificaci‚n. Algunos ejemplos de valoraci€n pueden ser los siguientes: (1) empleo de la t‚cnica del portafolio para que los estudiantes registren las evidencias correspondientes a la formaci€n de la competencia de dise‡o de proyectos, archivando en una carpeta todos aquellos materiales que prueban y dan cuenta de que se han aprendido a manejar los componentes bƒsicos de esta competencia; (2) utilizaci€n de la estrategia de la UV heur„stica para determinar si los estudiantes manejan los instrumentos cognitivos y los procedimientos bƒsicos para resolver los problemas relacionados con el mantenimiento y reparaci€n de computadores. 2. APLICACI€N DE LA VALORACI€N La valoraci€n de las competencias requiere de tres procesos interdependientes: autovaloraci€n, covaloraci€n y heterovaloraci€n. 252
    • 2.1 Autovaloraci‚n Es el proceso por medio del cual la propia persona valora la formaci€n de sus competencias con referencia a los prop€sitos de formaci€n, los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales y las evidencias requeridas. De esta manera, la persona construye su autonom„a asumi‚ndose como gestora de su propia educaci€n; ademƒs, aporta informaci€n valiosa para que la propia instituci€n educativa le reconozca sus logros. La autovaloraci€n tiene dos componentes centrales: el autoconocimiento y la autorregulaci€n. El autoconocimiento es un diƒlogo reflexivo continuo de cada ser humano consigo mismo que posibilita tomar conciencia de las competencias que es necesario construir y de c€mo va dicha construcci€n. La autorregulaci•n es la intervenci€n sistemƒtica y deliberada con el fin de orientar la construcci€n de las competencias de acuerdo con un plan trazado. 253
    • De manera espec„fica, a continuaci€n se recomiendan algunas pautas para que la autovaloraci€n tenga ‚xito: * Crear un espacio de confianza y aceptaci€n dentro de la instituci€n educativa con el fin de que los estudiantes puedan expresarse de manera libre y espontƒnea en tomo a su formaci€n. * Generar el hƒbito en los estudiantes de comparar los logros obtenidos con los objetivos propuestos. * Facilitar que los mismos estudiantes se corrijan introduciendo los cambios necesarios para cualificar su desempe‡o. * Construir en los estudiantes la actitud de asumir la autovaloraci€n con responsabilidad y sinceridad, desde el marco del proyecto ‚tico de vida. * Orientar a los estudiantes en la escritura de sus autovaloraciones. 2.2 Covaloraci‚n Consiste en una estrategia por medio de la cual los estudiantes valoran entre s„ sus competencias de acuerdo con unos criterios previamente definidos. De esta manera, un estudiante recibe retroalimentaci€n de sus pares con respecto a su aprendizaje y desempe‡o. La covaloraci€n requiere de la puesta en prƒctica de las siguientes pautas: * Concienciar a los estudiantes sobre la importancia de los comentarios de los compa‡eros para mejorar el desempe‡o y construir la idoneidad. * Generar en el grupo un clima de confianza y aceptaci€n que permita la libre expresi€n. * Motivar hacia la asunci€n de los comentarios de los compa‡eros desde una perspectiva constructiva, generando un reconocimiento mutuo de los logros y de los aspectos por seguir mejorando, evitando la cr„tica no constructiva, la sanci€n y la culpabilizaci€n. * Asesorar a los estudiantes en c€mo valorar los logros y las dificultades en sus compa‡eros, junto con el lenguaje por emplear. 254
    • 2.3 Heterovaloraci‚n Consiste en la valoraci€n que hace una persona de las competencias de otra, teniendo en cuenta los logros y los aspectos por mejorar de acuerdo con unos parƒmetros previamente acordados. El acto de valoraci€n de las competencias es ante todo un proceso de comprensi€n, el cual, desde la complejidad, implica para el docente hacer parte de ‚ste, involucrarse, colocarse en el lugar del estudiante sin perder el propio lugar como profesional. De aqu„ que valorar es un acto de amor, por cuanto consiste en reconocer el aprendizaje del estudiante por peque‡o o grande que sea, teniendo en cuenta la multidimensionalidad del desempe‡o y de la inteligencia. Por lo tanto, valorar implica respeto a la diferencia, discrecionalidad y confidencialidad en la informaci€n. Se sugieren las siguientes pautas: * Preparar a los estudiantes para tener una disposici€n a someterse a la valoraci€n de sus competencias por parte del docente, de la instituci€n, de las empresas o del estado. * Valorar la formaci€n de las competencias en los estudiantes teniendo como referencia el desempe‡o de estos en actividades y problemas similares a los del contexto laboral. * Tener en cuenta los resultados de la autovaloraci€n y la covaloraci€n. Escuchar a los estudiantes y resolver sus inquietudes frente a la valoraci€n, evitando la verticalidad y la imposici€n. * Brindar las suficientes oportunidades a los estudiantes de alcanzar los logros previstos teniendo en cuenta sus potencialidades. * Revisar peri€dicamente las t‚cnicas e instrumentos de valoraci€n con el fin de mejorar la calidad del proceso. 3. ALGUNOS CRITERIOS GENERALES PARA VALORAR LAS COMPETENCIAS La valoraci€n de las competencias requiere de la construcci€n de un modelo pedag€gico que oriente este proceso en sus fines y metodolog„as. Tras el anƒlisis de diferentes proyectos y experiencias en tomo a la implementaci€n de procesos de evaluaci€n de competencias, a continuaci€n se exponen una serie de criterios y premisas generales a tener en cuenta en este ƒmbito. 255
    • 3.1 Fines de la valoraci‚n En general la valoraci€n de las competencias en el marco educativo tiene cuatro fines bien claros: la formaci€n, la promoci€n, la certificaci€n y la mejora de la docencia. En el ƒmbito de la formaci€n, la valoraci€n tiene como meta esencial brindar retroalimentaci€n a los estudiantes y a los docentes en tomo a c€mo se estƒn desarrollando las competencias establecidas para un determinado curso o programa, cuƒles son los logros en este ƒmbito y qu‚ aspectos son necesarios mejorar. As„ mismo, es fundamental que en este tipo de valoraci€n se analicen los progresos de los estudiantes en la formaci€n de las competencias teniendo como base el punto de partida. Con base en todo esto, se pueden introducir ajustes en el modo y disposici€n para el aprendizaje del estudiante, y en la mediaci€n pedag€gica del profesor, a partir de unas determinadas estrategias didƒcticas. Respecto a la promoci€n, el fin de la valoraci€n consiste en determinar el grado de desarrollo de las competencias dentro de un determinado curso, m€dulo o nodo problematizador, para determinar si los estudiantes pueden ser promocionados o no a otro nivel. La certificaci€n, por su parte, consiste en una serie de pruebas que se le hacen a los estudiantes o egresados con el fin de determinar si poseen las competencias en una determinada ƒrea acorde a criterios p†blicos de alto grado de idoneidad. Hay tres tipos de certificaciones: 1) de la instituci€n educativa, que debe determinar si los estudiantes poseen las competencias en el nivel esperado al finalizar un determinado programa o ciclo; 2) del Estado, mediante la aplicaci€n de pruebas masivas para determinar el grado de desarrollo de las competencias cognitivas (en Colombia, por ejemplo, se hacen tres tipos de pruebas en esta ƒrea: pruebas SABER en educaci€n bƒsica, Examen de Estado para el Ingreso a la Educaci€n Superior al finalizar la educaci€n media y pruebas ECAES al terminar un determinado programa universitario); y 3) de organizaciones profesionales, que buscan certificar como tallas competencias mediante anƒlisis independientes y objetivos. La valoraci€n no puede tener como objetivo diferenciar a los estudiantes competentes de los no competentes, pues esto contribuye a generar una cultura educativa enfocada a la competencia entre los mismos estudiantes y dificulta la cooperaci€n. La valoraci€n debe reconocer que los estudiantes tienen diferentes potencialidades (v‚ase, por ejemplo, la teor„a de las inteligencias m†ltiples de Gardner, 1988, 1993) Y su desarrollo depende tanto del proyecto ‚tico de vida como de los recursos, oportunidades y caracter„sticas de los entorno s en los cuales se vive. La educaci€n tiene como reto que cada estudiante se autorrealice plenamente buscando el empleo €ptimo de los recursos del entorno, promocionƒndose su deseo de saber y el goce del aprender, y no el simple estudiar para aprobar o para tener las mejores calificaciones. 256
    • Finalmente, la valoraci€n de las competencias debe servir al docente de retroalimentaci€n para mejorar la calidad de los procesos didƒcticos, por cuanto esta es la v„a por excelencia para obtener retroalimentaci€n de c€mo se estƒ llevando a cabo la mediaci€n pedag€gica, posibilitando esto detectar dificultades. En general, la valoraci€n de los estudiantes debe servir para mejorar la calidad de los cursos, la misma metodolog„a de valoraci€n y los programas formativos (Zabalza, 2003). 3.2 Capacitar y asesorar a los estudiantes para los procesos de covaloraci‚n y heterovaloraci‚n Para los seres humanos es dif„cil asumir el ser evaluados y valorados por los demƒs en sus fortalezas y aspectos a mejorar, en la medida en que tradicionalmente ha tenido mucho peso una cultura de la evaluaci€n en la cual se busca distinguir a los que saben de quienes no saben, recalcar en las dificultades y aspectos no logrados, y asociar el no saber con el fracaso. Ademƒs, para los estudiantes, como igual sucede en muchas personas, es dif„cil someter su ser y sus actuaciones al escrutinio p†blico por cuanto esto implica aceptar otras concepciones, opiniones y formas de ver. En el caso de la formaci€n basada en competencias, en tanto ‚stas tienen como uno de sus ejes esenciales lo p†blico (el otro eje es el plano de lo personal), los estudiantes requieren prepararse en asumir como parte de su desarrollo y autorrealizaci€n el someterse a la valoraci€n de sus compa‡eros y docentes, para recibir retroalimentaci€n, y as„ tener suficiente informaci€n para su propia autoformaci€n. Esto es especialmente relevante en el caso de los procesos de promoci€n y certificaci€n, en los cuales el docente tiene que tomar decisiones frente al grado de desarrollo de las competencias en los estudiantes. Estos dos tipos de valoraci€n deben ser llevados a cabo teniendo muy presentes los criterios p†blicos de idoneidad, para que la valoraci€n no sea meramente un acto subjetivo del docente. As„ mismo, es necesario orientar y sensibilizar a los estudiantes frente a la importancia de tener unas competencias m„nimas para pasar a otro nivel (caso de la promoci€n) y demostrar que se poseen las competencias en el grado de idoneidad necesario para vincularse a alguna actividad laboral (certificaci€n). En ambos casos, debe abordarse el proceso no s€lo desde los requerimientos institucionales y sociales, sino tambi‚n desde el ser de los mismos estudiantes, buscando que estos vean la promoci€n y la certificaci€n como actos de responsabilidad individual, en los cuales deben demostrar el grado de formaci€n alcanzada. 257
    • 3.3 Momentos de la valoraci‚n La valoraci€n de las competencias se debe llevar a cabo en tres momentos: al inicio, durante el proceso formativo y al final de ‚ste. Al inicio, debe realizarse un diagn€stico de c€mo estƒn los estudiantes en la formaci€n de sus competencias y cuƒles son sus intereses y expectativas, para articular las estrategias didƒcticas y actividades acorde con estos aspectos. Durante el proceso, la valoraci€n busca retroalimentar en c€mo se estƒ dando el aprendizaje y la pertinencia de la mediaci€n docente, y al final, la valoraci€n tiene como meta determina, c€mo fue la formaci€n de las competencias y determinar la promoci€n y posible certificaci€n. Esto no es lo mismo que realizar exƒmenes parciales y finales en los cuales hay un c€mputo de notas. Al contrario, los tres momentos antes indicados forman un proceso continuo a lo largo de un curso y programa de formaci€n. Cada momento aporta informaci€n al momento subsiguiente, produci‚ndose as„ un ajuste (Zabalza, 2003), y la valoraci€n final se hace teniendo como base el diagnostico y el proceso. Por consiguiente, cada momento hace un aporte espec„fico a la valoraci€n de las competencias. 3.4 Participaci‚n de los estudiantes en el establecimiento de las estrategias de valoraci‚n El ‚xito de los procesos de valoraci€n de las competencias estƒ relacionado con el grado en el cual estos sean asumidos corno vƒlidos por los estudiantes. Para lograr esto, es muy importante crear espacios para discutir con ellos la importancia de la valoraci€n, sus tipos y estrategias, buscando que expongan sugerencias y comentarios para implementar o mejorar dicho proceso dentro de un determinado curso, teniendo corno referencia las competencias a desarrollar con sus respectivos criterios, saberes, rangos y evidencias. Esto ayuda a que la valoraci€n sea vista como mƒs cercana a ellos, y menos corno un instrumento para juzgar de forma unilateral su aprendizaje. 3.5 Pasos generales en todo proceso de valoraci‚n La valoraci€n de las competencias va mƒs allƒ de la simple emisi€n de un juicio. Implica articular cuatro aspectos: indagaci€n, anƒlisis, decisiones y retroalimentaci€n. Indagaci€n Consiste en recoger informaci€n de forma sistemƒtica en tomo a c€mo se estƒn desarrollando las competencias, empleando diversas estrategias para el efecto y considerando sus componentes. 258
    • Anƒlisis La informaci€n obtenida en el paso anterior se analiza teniendo corno base los criterios de desempe‡o, los saberes esenciales, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas, para as„ sacar conclusiones. Decisi€n A partir de las conclusiones del paso anterior, se toman decisiones, las cuales pueden ser respecto al aprendizaje, las estrategias didƒcticas, la promoci€n o la certificaci€n. Retroalimentaci€n Consiste en compartir los resultados de la valoraci€n as„: autovaloraci€n: con compa‡eros y docentes; covaloraci€n: del grupo con cada compa‡ero; y heterovaloraci€n: del docente con cada estudiante. 4. DISE•O Y VALIDACI€N DE INSTRUMENTOS DE VALORACI€N * Ubicar cada uno de los elementos de competencia de una determinada unidad de competencia, comprendiendo los criterios de desempe‡o, los saberes, las evidencias requeridas y el rango de aplicaci€n. * Planear las t‚cnicas e instrumentos de valoraci€n de acuerdo con los componentes de los saberes de cada elemento de competencia, teniendo en cuenta un determinado enfoque pedag€gico. * Luego se definen los criterios de valoraci€n, los cuales consisten en parƒmetros objetivos que permiten determinar el grado de formaci€n de cada uno de los componentes del saber. Esto se hace teniendo en cuenta los criterios y las evidencias del elemento de competencia. * Acorde con dichos criterios de valoraci€n, se establece el tipo de evidencias de aprendizaje que debe presentar el estudiante. Estas deben estar en consonancia con las evidencias solicitadas en el elemento de competencia, as„ como con los componentes del saber por formar. Las evidencias de aprendizaje son pruebas que posibilitan determinar la formaci€n de los saberes de acuerdo con los criterios de valoraci€n. Estas pruebas pueden ser de tres clases: de conocimiento, de desempe‡o y de producto. 259
    • * Seg†n los criterios de valoraci€n, las evidencias de aprendizaje, las t‚cnicas y el contenido de los saberes, se dise‡an los instrumentos de valoraci€n. Tambi‚n se tienen como referencia los criterios de desempe‡o y las evidencias requeridas del elemento de competencia. * Validar los instrumentos de valoraci€n antes de ser empleados en la docencia. La validaci€n consiste en probar los beneficios del instrumento y su adecuaci€n a los prop€sitos que se buscan. Para ello se aplica el instrumento a un grupo de estudiantes con el fin de valorar sus propiedades. Al mismo tiempo, se busca que el instrumento en cuesti€n sea evaluado por personas expertas teniendo en cuenta los criterios y evidencias acordados en la normalizaci€n de las competencias. En este proceso se recogen tambi‚n sugerencias para mejorar la calidad del instrumento. * Con base en los resultados de la validaci€n, se procede a realizar los ajustes pertinentes a los instrumentos, teniendo en cuenta los saberes que serƒn valorados. * Archivar los instrumentos de valoraci€n para que puedan ser aplicados por los docentes en el momento que lo estimen pertinente teniendo como referencia las pol„ticas institucionales. Tabla 1. Caracter„sticas de un buen instrumento 1. Se adecuan a los contenidos de los saberes espec„ficos de cada elemento de competencia. 2. Describen los enunciados con claridad y precisi€n. 3. Pueden ser aplicados por diferentes docentes que orientan un mismo curso. 4. Los enunciados se relacionan entre s„. 5. Los enunciados son neutrales y no condicionan la respuesta. 5. VALORACI€N DELAPRENDIZAJE * Realizar una inducci€n a los estudiantes sobre la valoraci€n de las competencias (concepto, naturaleza, importancia, beneficios y metodolog„a), teniendo como base lineamientos institucionales. As„ mismo, se les presentan las normas de competencia y se les explican cada uno de sus contenidos. 260
    • * Orientar a los estudiantes para que se autodiagnostiquen acerca de c€mo estƒn con respecto al elemento de competencia de referencia, teniendo en cuenta los criterios, los conocimientos, el rango de aplicaci€n y las evidencias requeridas. * Asesorar a los estudiantes para que aporten un portafolio con evidencias de sus aprendizajes previos, con el fin de que estos les sean acreditados, teniendo como referencia los criterios de valoraci€n y los procedimientos institucionales. * Con base en lo anterior, el docente lleva a cabo una planeaci€n de la valoraci€n de manera concertada con los estudiantes (se tienen en cuenta espec„ficamente los resultados del autodiagn€stico y de la acreditaci€n previa). * A medida que se ponen en acci€n las estrategias docentes de formaci€n de las competencias, se busca que los estudiantes aporten evidencias en torno a su construcci€n. Tales evidencias se valoran de acuerdo con los criterios de valoraci€n. Los estudiantes deben ir documentando sus evidencias me- diante un portafolio, con base en unas normas institucionales de elaboraci€n y presentaci€n. * Lo anterior se acompa‡a de la aplicaci€n de instrumentos validados para valorar las competencias, teniendo como referencia procedimientos institucionales y los criterios definidos en el plan de valoraci€n. * El resultado de la valoraci€n de los aprendizajes previos, de las evidencias y de la aplicaci€n de los instrumentos, se expresa mediante un juicio competencial, el cual debe ser realizado con base en parƒmetros institucionales. Se sugiere que se combine informaci€n cualitativa con informaci€n cuantitativa. Con respecto al juicio, se recomienda tener en cuenta los criterios indicados en la Tabla 2. 261
    • Tabla 2. Criterios para elaborar el juicio competencial 1. Indicar si la persona es competente o a†n no es competente. 2. En caso de que sea competente, exponer los argumentos por los cuales se considera que lo es. 3. En caso de que a†n no sea competente, exponer los argumentos objetivos para explicar el hecho. 4. Describir las fortalezas y los aspectos por mejorar. 5. Expresar lo cualitativo con un n†mero de acuerdo con parƒmetros institucionales. 6. Brindar sugerencias para continuar con el proceso formativo. * Es necesario poner un gran cuidado en el planteamiento de los informes de heterovaloraci€n de las competencias para que haya un profundo respeto a la dignidad de los estudiantes como personas, buscando prevenir el malestar y la desesperanza frente al aprendizaje. Para ello, los informes que se les presentan a los estudiantes siempre deben estar redactados en un lenguaje positivo y esperanzador, iniciando por los logros y fortalezas, y luego pasar a considerar las dificultades como aspectos a mejorar. Evitar expresiones tales como: - “No es competente” - “No cumpli‚ los objetivos esperados” - “Tiene incapacidad para el aprendizaje” - “Debe repetir el curso” - “No alcanz‚ los est„ndares en matem„ticas y debe repetir el curso”. Emplear expresiones tales como: * “A‹n no es competente, seg‹n las normas de competencia establecidas para esta „rea”. * “Debe continuar en proceso de aprendizaje de la competencia hasta lograr los objetivos establecidos”. * “Con respecto al „rea de matem„ticas, avanz‚ en el est„ndar de resoluci‚n de problemas empleando la ra‡z cuadrada y debe mejorar en la realizaci‚n de operaciones con n‹meros fraccionarios”. Figura 2. Expresiones adecuadas e inadecuadas 262
    • 6. EMPLEO DEL PORTAFOLIO EN LA VALORACI€N 6.1 Descripci‚n El portafolio consiste en una colecci€n de los trabajos realizados por los estudiantes en un determinado ciclo educativo (Valencia, 1993), los cuales dan cuenta del proceso de formaci€n de las competencias y de los logros obtenidos. En este sentido, contienen evidencias de aprendizaje (ensayos, art„culos, consultas, informes de laboratorio, talleres y productos) e informes de autovaloraci€n, covaloraci€n y heterovaloraci€n recolectados durante el curso. Mediante el portafolio, tanto los facilitadores como los propios estudiantes, pueden ir monitoreando la evoluci€n del proceso de construcci€n y reconstrucci€n de las competencias. 6.2 Tipos de portafolios * Portafolios vitrina. Contienen informaci€n limitada sobre un conjunto de actividades. Se hace una escogencia del mejor trabajo, el peor trabajo, el logro mƒs significativo, el desarrollo de alguna competencia que no se pose„a y la anotaci€n de alguna dificultad significativa. * Portafolios de cotejo. Se elaboran a partir de un n†mero predeterminado de enunciados, los cuales se les presentan a los estudiantes al inicio de un curso. A veces, se permite que los estudiantes elijan determinadas actividades a partir de una lista predefinida. Por ejemplo, en un PF de qu„mica org…nica en la carrera de Qu„mica, se le puede solicitar a los estudiantes que presenten un portafolio con un informe de laboratorio sobre el anƒlisis de una sustancia qu„mica, la resoluci€n de cinco problemas relacionados con la materia y una aplicaci€n novedosa de la qu„mica orgƒnica en una actividad de la vida cotidiana. * Portafolios de formato abierto. Posibilitan que los estudiantes anexen las evidencias que consideren necesarias para dar cuenta del aprendizaje de determinadas competencias. Pueden contener, por ejemplo, reportes de visitas a bibliotecas, experimentos de laboratorio, anƒlisis de situaciones cotidianas, informes de lectura, etc. 6.3 Importancia del portafolio 263
    • * Permite a los estudiantes reconocer c€mo va el proceso de formaci€n de las competencias e introducir cambios para potencializarlo. * Facilita la construcci€n y afianzamiento de la capacidad de autocr„tica, as„ como el reconocimiento de dificultades y errores, constituyendo un aporte para el mejoramiento del desempe‡o. * Permiten comprender el desarrollo y afianzamiento de los instrumentos cognitivos (nociones, proposiciones, conceptos y categor„as), afectivo- motivacionales (valores, actitudes y normas) y actuacionales (procedimientos y t‚cnicas). * Brindan informaci€n sobre la formaci€n y aplicaci€n de estrategias de aprender a aprender por parte de los estudiantes (afectivo-motivacionales, cognitivo - metacognitivas y actuacionales). * Posibilitan a los estudiantes mostrar diferentes evidencias de desarrollo de sus competencias. * Constituyen un medio a trav‚s del cual los estudiantes pueden planificar, monitorear y valorar su propio aprendizaje. * Promueven el aprendizaje aut€nomo en la medida que implican para los estudiantes la responsabilidad de hacer seguimiento a su desempe‡o y coleccionar evidencias de ‚ste. * Tienen en cuenta el ritmo de aprendizaje y de trabajo de cada estudiante. * Posibilitan el desarrollo y afianzamiento de la autoestima ya que se centran mƒs en los logros que en los fracasos. Su ‚nfasis estƒ dado en lo que pueden hacer los estudiantes y no en lo que no pueden hacer. 6.4 Dise…o del portafolio * Acuerdo sobre las actividades de valoraci‚n. Antes de empezar el empleo del portafolio es necesario acordar con los estudiantes los criterios de valoraci€n y las evidencias de aprendizaje de acuerdo con los lineamientos establecidos a nivel institucional. 264
    • * Explicaci‚n de la tƒcnica del portafolio. Teniendo como base el acuerdo anterior, el facilitador explica a los estudiantes en qu‚ consiste la t‚cnica, su importancia y los prop€sitos sobre su empleo en el PF o curso. * Contenidos. Se orienta a los estudiantes frente a los tipos de contenidos que deberƒ tener el portafolio, los cuales pueden ser: - Documentos: ensayos, art„culos y revisiones bibliogrƒficas sistematizadas. - Reproducciones: grabaci€n de hechos mediante video, fotograf„a y audio. - Testimonios: apuntes y anotaciones que hacen otras personas sobre el trabajo realizado por el estudiante. - Valoraciones: reflexiones sobre las actividades realizadas, logros y aspectos por mejorar en la construcci€n y afianzamiento de las competencias. Se tienen en cuenta los comentarios y sugerencias tanto del facilitador como de los compa‡eros de estudio. - Producciones: evidencias de los productos obtenidos en la realizaci€n de las actividades. Por ejemplo, en un PF de contabilidad se podr„a establecer con los estudiantes la realizaci€n de un proyecto en el cual ellos elaboren un libro contable de un negocio real. La competencia podr„a valorarse en este caso teniendo en cuenta el producto (el libro contable). * Organizaci‚n. Consiste en brindarles pautas a los estudiantes para que estructuren y presenten los contenidos, teniendo en cuenta aspectos tales como portada, introducci€n, cap„tulos, bibliograf„a y anexos. Cada evidencia debe contener la siguiente informaci€n: qu‚ son, por qu‚ se agregaron y de qu‚ son evidencia. Ademƒs, las evidencias pueden organizarse por orden cronol€gico o por tipo de actividad. * Material. Se indican las caracter„sticas del material en el cual se debe presentar el portafolio. * Criterios de valoraci‚n. Se acuerda con los estudiantes criterios de valoraci€n de las diferentes evidencias. 265
    • 7. TŽCNICAS E INSTRUMENTOS PARA VALORAR LAS COMPETENCIAS Ademƒs del portafolio, es recomendable emplear otras t‚cnicas con el fin de realizar una valoraci€n integral de las competencias, teniendo en cuenta la heterovaloraci€n, autovaloraci€n y covaloraci€n. Al contrario del ‚nfasis tradicional en pruebas escritas, la valoraci€n prioriza en el desempe‡o seg†n criterios de actuaci€n en contexto sist‚mico (aunque siguen vigentes las t‚cnicas tradicionales). A continuaci€n se describen los aspectos mƒs importantes de algunas t‚cnicas e instrumentos fundamentales en las competencias. 7.1 T†cnicas Tabla 3. T†cnicas de valoraci‚n Recomendaciones para su Nombre Descripci‚n Metodolog„a empleo La observaci€n Consiste en atender y Existen dos tipos bƒsicos de -Tener en cuenta el habla analizar el desempe‡o de observaci€n: la espontƒnea y espontƒnea de los estudiantes los estudiantes en la planeada. La primera surge con respecto a su participaci€n actividades y problemas, en cualquier momento de la en clase, la comunicaci€n en los con el fin de detectar logros prƒctica educativa sin haber grupos de trabo, la formulaci€n y aspectos por mejorar, de de antemano una planeaci€n de preguntas, la interacci€n con acuerdo con las y los resultados son anotados otras personas, etc. potencialidades que poseen por el docente en su diario de -Observar, as„ mismo, el y los eventos externos campo. La observaci€n comportamiento no verbal: (oportunidades y planeada es aquella que se gestos, posturas, manera de amenazas). Es esencial estructura antes de los hechos caminar, etc., puesto que esto registrar de forma con base en objetivos y informa de las actitudes y del sistemƒtica las formatos previamente grado de motivaci€n. observaciones y comparar determinados. -El docente debe capacitarse estas con los criterios de para observar el comportamiento desempe‡o con el fin de La observaci€n puede considerando todos los determinar el progreso de complementarse con preguntas elementos de la situaci€n, los estudiantes. directas con el fin de teniendo en cuenta el contexto y determinar el grado de con flexibilidad. comprensi€n con respecto a un tema o el manejo de un procedimiento. continƒa... 266
    • Recomendaciones para su Nombre Descripci‚n Metodolog„a empleo Entrevistas Las entrevistas focalizadas Establecer con anterioridad Evitar que las preguntas focalizadas constituyen una variante de las preguntas de acuerdo con indaguen directamente si el las entrevistas de incidentes las caracter„sticas de los estudiante posee o no tal cr„ticos y consisten en un estudiantes, los componentes capacidad. Es mƒs recomendable diƒlogo planeado que se del saber evaluado, los pedirle que describa situaciones realiza con los estudiantes criterios de valoraci€n y las recientes relacionadas con el con el fin de recoger evidencias de aprendizaje. aspecto del saber por valorar y la informaci€n sobre la -Redactar las preguntas de manera c€mo las afront€. Por formaci€n de las actitudes, forma abierta, buscando que ejemplo, al estudiante no se le las nociones, los conceptos, inviten a los estudiantes a pregunta de forma directa si las categor„as, los reflexionar sobre su resuelve o no por la v„a del conocimientos espec„ficos, formaci€n. diƒlogo los conflictos, sino que las habilidades de -Sistematizar los resultados de se le pide que describa pensamiento y el empleo de la entrevista y tenerlos en situaciones donde haya tenido estrategias en la resoluci€n cuenta en la valoraci€n de las conflictos recientemente y la de problemas. competencias. forma como los manej€. Diario de campo Consiste en el registro y -Acordar con los estudiantes -Motivar a los estudiantes sobre anƒlisis de acontecimientos las actividades por registrar, la importancia de la t‚cnica. realizados en el marco de junto con la periodicidad -Ense‡ar ejemplos de algunos una actividad, teniendo m„nima; diarios. como base unos -Sugerir una metodolog„a de -Mostrar las ocasiones en las determinados criterios registro basada en al menos cuales puede ser empleada la acordados previamente los siguientes puntos: (a) t‚cnica. entre el docente y los descripci€n breve de la -Emplear una libreta o cuaderno estudiantes, seg†n actividad profundizando en que no implique un alto costo lineamientos un determinado aspecto de para el estudiante. institucionales. Esta t‚cnica ‚sta, (b) anƒlisis conceptual -Indicar a los estudiantes el tipo aporta evidencias sobre la de algunas observaciones, (c) de evidencias que se van a construcci€n de las anotaci€n de dudas e recoger a partir del diario de competencias, inquietudes, (d) campo. fundamentalmente en tomo autorreflexi€n sobre el propio a aspectos tales como desempe‡o y las experiencias modificaci€n de creencias, vividas y (e) descripci€n de desarrollo de habilidades aprendizajes. de pensamiento, puesta en acci€n de actitudes, interpretaci€n de la realidad y resoluci€n de problemas. El diario de campo tambi‚n es de gran utilidad para los docentes pues les permite valorar su quehacer profesional, determinar el impacto de las estrategias de ense‡anza y detectar aspectos por mejorar. continƒa... 267
    • Recomendaciones para su Nombre Descripci‚n Metodolog„a empleo Pruebas de Consisten en actividades -Identificar los componentes -Solicitar a los demƒs ejecuci€n reales o simuladas cercanas del saber que requieren ser estudiantes retroalimentaci€n al contexto donde debe valorados mediante este tipo frente al desempe‡o. ponerse en acci€n la de t‚cnica. -Brindar el informe de competencia, las cuales son -Determinar la actividad o valoraci€n teniendo en cuenta realizadas por los problema del contexto que las fortalezas y los aspectos por estudiantes con posibilita valorar dichos mejorar. seguimiento del docente. componentes. -Indicar el grado de idoneidad, Posibilitan valorar el grado -Indicar el procedimiento o as„ como tambi‚n si la persona de idoneidad con el cual se t‚cnica que debe ser es competente o a†n no es implementa un ejecutado. competente. procedimiento o una t‚cnica -Establecer los indicadores a para realizar una tener en cuenta con el fin de determinada tarea (por valorar el grado de idoneidad ejemplo, pedirle a los en la ejecuci€n. estudiantes que realicen en la sesi€n de clase el mantenimiento de un computador siguiendo un procedimiento estƒn dar en el ƒrea). Ensayos Son trabajos escritos donde -Plantear un tema general de -Motivar a los estudiantes a los estudiantes analizan un acuerdo a las competencias a tener una postura clara frente al problema, lo comprenden y ser valoradas. problema escogido y formulan pautas para -A partir de dicho tema, argumentarla. resolverlo, colocando su invitar a los estudiantes a -Buscar que el ensayo se base propia perspectiva personal escoger un problema para ser en comprender un problema y con base en la indagaci€n analizado. plantear soluciones, y no tanto bibliogrƒfica, el anƒlisis de -Posibilitar los diferentes en hacer un anƒlisis te€rico de los planteamientos, la criterios a tener en cuenta en un tema. argumentaci€n de las ideas la elaboraci€n del ensayo. e hip€tesis, y la -Articular la t‚cnica a los presentaci€n de propuestas prop€sitos formativos. viables. 268
    • 7.2 Instrumentos Tabla 4. Instrumentos de valoraci‚n Recomendaciones para su Nombre Descripci‚n Metodolog„a empleo Cuestionarios de Son instrumentos que -Determinar el elemento de -Realizar cuestionarios para preguntas abiertas tienen como finalidad competencia que se va a valorar los contenidos de los determinar el grado de valorar y el tipo de saber. tres saberes (saber ser, saber conocimiento mediante -Ubicar el tema que se va a conocer y saber hacer). preguntas abiertas, las valorar teniendo en cuenta -Buscar que los cuestionarios cuales exigen que la los criterios y evidencias de eval†en de manera integral cada persona valorada escriba la aprendizaje. saber: procesos, instrumentos y respuesta, describa hechos -Definir las preguntas estrategias. y los explique. -Incluir preguntas que Este tipo de cuestionarios indaguen por contenidos y favorece la expresi€n de por procesos (recuperaci€n ideas, la elaboraci€n de de informaci€n, argumentos, la creatividad y transferencia, aplicaci€n, el anƒlisis conceptual. anƒlisis, argumentaci€n, etc.). -Incluir preguntas que indaguen acerca de c€mo estƒ aprendiendo el estudiante: prƒctica de la autorregulaci€n, puesta en acci€n de estrategias y posibles dificultades. Pruebas de Son pruebas objetivas que -En su elaboraci€n se busca En competencias, son mƒs conocimiento buscan cuantificar que tengan un adecuado recomendables las pruebas (tipo test) determinados componentes grado de validez (que valoren basadas en criterios porque no de los saberes aquello para lo cual han sido comparan al estudiante con pertenecientes a una dise‡ados) y confiabilidad otros estudiantes, sino con determinada competencia. (que su aplicaci€n en ciertos parƒmetros ideales Generalmente son listas de condiciones similares permita definidos por los mismos enunciados donde se le obtener resultados similares). componentes de las presenta a la persona varias -Los exƒmenes pueden ser de competencias. opciones de respuesta y dos tipos: estandarizados ‚sta debe escoger s€lo una. (comparan a una persona con En esta categor„a entran los unas normas sacadas de un cuestionarios de grupo de referencia) y de conocimiento (factuales y criterio (comparan una conceptuales), las escalas persona con ciertos criterios de actitudes y las pruebas definidos previamente). de personalidad. -La elaboraci€n de los cuestionarios debe realizarse teniendo en cuenta los conocimientos esenciales que se requieren en cada elemento de competencia, as„ como los criterios de desempe‡o. continƒa... 269
    • Recomendaciones para su Nombre Descripci‚n Metodolog„a empleo Pruebas de Son pruebas objetivas que -Se determinan las -Buscar problemas que capten competencias buscan determinar de capacidades cognitivas por el inter‚s de los estudiantes. cognitivas. manera cuantitativa c€mo se valorar de acuerdo con un -Brindar todos los datos encuentra una persona en la determinado elemento de necesarios para resolver el formaci€n de una competencia. problema. determinada competencia -A partir de esto se cognitiva. Presentan al seleccionan problemas del estudiante una situaci€n contexto que requieran la problema y a partir de ‚sta puesta en acci€n de dichas se describe un conjunto de habilidades cognitivas. preguntas cerradas. Son -Una vez se tiene lo anterior, ideales para valorar las se dise‡an las preguntas competencias interpretativa, referentes al problema, que argumentativa y propositiva. impliquen la puesta en acci€n de las habilidades cognitivas. Listas de Cotejo Son instrumentos de -Elaborar el listado de -La lista de atributos no debe valoraci€n que tienen como dimensiones o atributos por ser muy extensa con el fin de finalidad estimar la observar en el desempe‡o facilitar su uso. presencia o ausencia de una (por ejemplo, actitudes, -Los atributos por observar serie de aspectos o atributos conceptos y procedimientos). deben ser relevantes y tener de un determinado elemento -Ordenar de manera l€gica como base los criterios de de competencia. las caracter„sticas de acuerdo valoraci€n y los conocimiento con la actividad de esenciales. referencia. -La lista de cotejo debe estar -Organizar las caracter„sticas articulada con el tipo de en un formato que facilite su evidencias que se solicitan en el uso, colocando una columna elemento de competencias para anotar si la persona posee o no la caracter„stica en cuesti€n y, luego, una segunda columna para describir observaciones puntuales. Escalas de Son instrumentos que -Escoger las caracter„sticas -La escala para cada atributo valoraci€n posibilitan realizar por valorar de acuerdo con debe tener en cuenta mƒs de dos estimaciones cualitativas los criterios de valoraci€n y segmentos. dentro de un continuo (D„az las evidencias requeridas. -La valoraci€n de cada escala y Hernƒndez, 1999), -Valorar cada atributo con debe ser una actividad fƒcil de teniendo en cuenta los base en una escala continua, llevar a cabo. procesos y los productos la cual puede ser cualitativa asociados a los criterios de (se indican calificativos para valoraci€n y las evidencias las dimensiones relevantes) o de aprendizaje. Hay varios cuantitativa (se asignan tipos de escalas: escalas n†meros a la escala). formales de actitudes (por -Valorar el grado en el cual ejemplo, tipo Likert), cada atributo estƒ presente en escalas tipo diferencial la persona, de acuerdo con su semƒntico, escalas de desempe‡o. estimaci€n y escalas de desempe‡o escolar. 270
    • 8. VALORACI€N DE LOS SABERES ESPEC•FICOS 8.1 Valoraci‚n del saber ser: valores, actitudes y normas Sugerencias: * Orientar a los estudiantes para que ellos mismos se autovaloren en c€mo estƒn con respecto a los valores, las actitudes y las normas definidas para un determinado elemento de competencia. Para ello pueden emplearse cuestionarios de preguntas abiertas y pruebas cuantitativas estandarizadas creadas para tal efecto. Un reto por afrontar es sensibilizar a los estudiantes para que sean sinceros en sus respuestas con el fin de poderles brindar un apoyo pertinente. * Complementariamente a lo anterior, valorar los instrumentos y estrategias afectivo-motivacionales de los estudiantes observando sus comportamientos en actividades concretas y realizar anotaciones al respecto. Esto puede apoyarse en herramientas tales como las listas de cotejo y las escalas de valoraci€n, las cuales posibilitan un registro mƒs confiable y objetivo de la informaci€n. * Se recomienda realizar actividades que posibiliten en los estudiantes la emergencia de emociones y actitudes, con el fin de determinar c€mo son ‚stas y, a la vez, c€mo son manejadas. Al respecto, son de utilidad estrategias docentes tales como los sociodramas y las representaciones esc‚nicas. 8.2 Valoraci‚n del saber conocer: conocimientos factuales, nociones, proposiciones, conceptos y categor„as Sugerencias: * Para la valoraci€n de conocimientos espec„ficos o factuales se recomienda el uso de pruebas de conocimiento tipo test (falso-verdadero, opci€n m†ltiple, etc.), por cuanto se trata de comprobar si la persona tiene los conocimientos m„nimos requeridos. * Con respecto a los instrumentos cognitivos, los procedimientos de valoraci€n son diferentes. En este ƒmbito debe buscarse que los estudiantes definan de manera intensiva el tipo de instrumento de que se trate. Por ejemplo, si se pretende valorar el concepto de ca„da libre en f„sica, lo ideal es que los 271
    • estudiantes expongan la estructura central de ‚ste y sus diferencias con respecto a otros conceptos. * Es importante sugerirle a los estudiantes que no repitan de forma literal la definici€n de los conceptos, sino invitarlos a parafrasear (dar cuenta de algo con las propias palabras). * As„ mismo, es de fundamental importancia que los estudiantes posean estrategias cognitivas con el fin de dar cuenta de la organizaci€n y estructura de los instrumentos cognitivos, aspecto este en el cual son de utilidad los mentefactos (Zubir„a, 1998), los mapas conceptuales (Novak y Gowin, 1988) y la cartografia conceptual (Tob€n y Femƒndez, 2003). * No puede dejarse de lado la valoraci€n de competencias y capacidades cognitivas dentro de este saber. Para ello se recomienda la aplicaci€n de pruebas objetivas que examinen el uso de habilidades de pensamiento en la resoluci€n de problemas. Esto puede complementarse con la observaci€n en el aula de la conducta verbal y no verbal teniendo como gu„a los indicadores de habilidades de pensamiento presentados en el cap„tulo seis. * Finalmente, los instrumentos cognitivos y las habilidades de pensamiento pueden valorarse mediante la realizaci€n de ensayos, art„culos, monograf„as, informes breves y res†menes, donde se determine c€mo los estudiantes usan tales instrumentos y habilidades, y los relacionan entre s„. 8.3 Valoraci‚n del saber hacer: procedimientos y t†cnicas Sugerencias: * Los procedimientos deben valorarse teniendo en cuenta la manera como se ejecutan y se ponen en acci€n acorde con determinadas actividades (Coll y Valls, 1992). Al respecto, la t‚cnica fundamental por emplear es la prueba de ejecuci€n complementada con otras estrategias tales como la observaci€n, las listas de chequeo y las escalas. * Para valorar los procedimientos debe partirse de criterios claros y objetivos, en los cuales se recomienda tener en cuenta: (1) la comprensi€n del tipo de actividades y problemas en los cuales se aplica el procedimiento; (2) el entendimiento y la conciencia de los pasos que implica ejecutar el procedimiento; 272
    • (3) la realizaci€n de los pasos de acuerdo con parƒmetros convencionales del ƒrea; (4) el uso funcional y flexible del procedimiento; (5) la correcci€n de errores durante el desempe‡o del procedimiento; y (6) la eficiencia y la eficacia en el empleo del procedimiento. 9. ACTIVIDADES SUGERIDAS 1. Realiza un mapa mental o conceptual donde diferencies la valoraci€n de la evaluaci€n. Anota en ‚l los fines de la valoraci€n, sus ƒmbitos de aplicaci€n y las t‚cnicas e instrumentos de valoraci€n. Describe en dicho mapa tus aportes al rema. . 2. Analiza c€mo haz practicado la valoraci€n, determinando tus vac„os en este campo. (Ten en cuenta aspectos tales como planeaci€n de la valoraci€n, instrumentos empleados, elaboraci€n de criterios, identificaci€n de evidencias y valoraci€n de saberes). Identifica las razones dichos vac„os y elabora un conjunto de pautas para superarlos. 3. Construye un relato de ti donde te visualices realizando la valoraci€n de las competencias siguiendo las recomendaciones del cap„tulo y el mapa que haz elaborado. 4. Finalmente, te invitamos a que compartas con otras personas los productos de las diversas actividades propuestas, con el fin de que puedas conocer el punto de vista de tus colegas y, as„ mismo, recibir retroalimentaci€n de ellos sobre tus aportes. 273
    • REFERENCIAS BIBLIOGR‡FICAS Ainley, M.O. (1993). Styles of engagement with learning: Multidimensional assessment of their relationship with strategy use and school achievement. Journal of Educational Psychology, 85, 395-405. Alcald„a Mayor de Bogotˆ (2001). Evaluar para mejorar la educaci•n. Bogotƒ: Alfaomega. Alonso, J. (1991). Motivaci•n y aprendizaje en el aula. Madrid: Santillana. Annett, J. (1991). Skill acquisition. En J. E. Morrison (Ed.), Human perfomance and cognition. Chichester: John Wiley. Arist‚teles (1999). Metafisica. (Traducci€n de Francisco Larroyo). M‚xico: Porr†a. Ausubel, O.B. (1976). Psicolog„a educativa. M‚xico: Trillas. Avanzini, G. (1998). La pedagog„a hoy. M‚xico: FCE. Bacarat, M.P., y Graziano, N.A. (2002). ˆSabemos de qu‚ hablamos cuando usamos el t‚rmino competencia/s. En G. Bustamante et al. (Eds.), El concepto de competencia II: Una mirada interdisciplinar. Bogotƒ: Sociedad Colombiana de Pedagog„a. Baquero, N. M. (2001). Evaluemos competencias en lengua castellana 1, 2, 3. Bogotƒ: Cooperativa Editorial Magisterio. Barrantes, E. (2001). Pol„tica social, evaluaci€n educativa y competencias bƒsicas. Una mirada desde las pol„ticas internacionales. En E. Torres, L.F. Mar„n, G. Bustamante, J.H. G€mez y E. Barrantes (Eds.), El concepto de competencia. Bogotƒ: Sociedad Colombiana de Pedagog„a. Barr‚n, C. (2000). La formaci•n en competencias. En M.A Valle (Ed.), Formaci•n de competencias y certificaci•n profesional. M‚xico: UNAM. Beltrˆn, J. (1993). Procesos, estrategias y t‚cnicas de aprendizaje. Madrid: S„ntesis. Beltrˆn, J. (1995). Estrategias de aprendizaje. En J. Beltrƒn y J.A. Bueno (Eds.), Psicolog„a de la educaci•n. Barcelona: Editorial Boixareu Universitaria, Macombo. Beltrˆn, J (1998). Estrategias de aprendizaje. En B. Santiuste y 1 Beltrƒn. (Eds.), Dificultades de aprendizaje. Madrid: S„ntesis. Bernard, J .A. (1993). Estrategias de aprendizaje y ense‡anza: Evaluaci€n de una actividad compartida en la escuela. En C. Monereo (Ed.), Las estrategias de aprendizaje: procesos, contenidos e interacci•n. Barcelona: Edicions Domenech. Bernard, J. A. (1999). Estrategias de aprendizaje: Como aprender y ense‡ar estrat‚gicamente en la escuela. Madrid: Bru‡o. Bertalanfy, L.V. (1968). General systems theory. Braziller, New York. Bogoya, O. (2000). Una prueba de evaluaci€n de competencias acad‚micas como proyecto. En O. Bogoya et al. (Eds.), Competencias y proyecto pedag•gico. Bogotƒ: Universidad Nacional de Colombia. 274
    • Braslavsky, C. (1995). Aportes para el fortalecimiento del componente educativo del MERCOSUR con especial referencia a la educaci•n general. FRACSO. Brown, A. L., y Campione, J. C. (1996). Guided discovery in a community of leamers. En K. McGilly (Ed.), Classroom lessons. Cambridge: MIT press. Bunk, G. P. (1994). La transmisi€n de las competencias y la formaci€n y perfeccionamiento profesionales de la RFA. Revista Europea de Formaci•n Profesional, 1, 8-14. Bur‚n, J. (1993). Ense‡ar a aprender: introducci•n a la metacognici•n. Bilbao: Mensajero. Bustamante, G. (2002). La moda de las competencias. En o. Bustamante et al. (Eds.), El concepto de competencia II: Una mirada interdisciplinar. Bogotƒ: Sociedad Colombiana de Pedagog„a. Bustamante, G. (2003). El concepto de competencia III. Un caso de recontextualizaci•n: Las ‰competenciasŠ en la educaci•n colombiana. Bogotƒ: Sociedad Colombiana de Pedagog„a. Buzan, T. (1996). El libro de los mapas mentales. Barcelona: Urano. Cardozo, G. (2001). La falacia de las competencias laborales. En Competencias laborales y desinslitucionalizaci•n de la formaci•n profesional. Bogotƒ: SINDESENA. Carnoy, M., Castells, M., Cohen, S., y Cardoso, F.H. (1993). The new global economy in the Information Age. Reflections on our changing world. Pennsylvania: The Pennsylvania State University. Castells, M. (1996). The rise of the network society. The Information Age: economy, society and culture (Vol. I). Cambridge, M.A.: Oxford, UK: Blackwell. Castells, M. (1997a). The power of identity. The Information Age: economy, society and culture (Vol. 11). Cambridge, M.A.: Oxford, UK: Blackwell. Castells, M. (1997b). The end of the millennium. The Information Age: economy, society and culture (Vol. III). Cambridge, M.A.: Oxford, UK: Blackwell. Castells, M. (1999). Globalizaci•n, identidad y estado en Am‚rica Latina. Santiago: PNUD. Castillo, M. (2000). Manual para la formaci•n de investigadores. Una gu„a hacia el desarrollo del esp„ritu cient„fico. Bogotƒ: Cooperativa Editorial Magisterio. CEPAL-UNESCO (1992). Educaci•n y conocimiento, eje de la transformaci•n productiva con equidad. Santiago de Chile: CEPAL-UNESCO. Chi, M.T.R., Glaser, R., y Farr, M. (Eds.) (1988). The nature of expertise. Hillsdale, NJ: Erlbaum. Chomsky, N. (1970). Aspectos de la teor„a de la sintaxis. Madrid: Editorial Aguilar. Chomsky, N. (1972). Ling†„stica cartesiana. Madrid: Gredos. 275
    • Ciurana, E.R. (2000). Complejidad: Elementos para una definici€n. En Memorias del Primer Congreso Internacional de Pensamiento Complejo (Tomo 11). Bogotƒ: ICFES. Coll, C., y Valls, E. (1992). El aprendizaje y la ense‡anza de los procedimientos. En C. Coll, J.I. Pozo, B. Sarabia y E. Valls (Eds.), Los contenidos de la reforma. Ense‡anza y aprendizaje de conceptos, procedimientos y actitudes. Madrid: Santillana. Comellas, M.J. (Ed.) (2002). Las competencias del profesorado para la acci•n tutorial. Bilbao: Praxis. Cooper, D. (1990). C•mo mejorar la comprensi•n lectora. Madrid: Visor. Corominas, E. (2001). Competencias gen‚ricas en la formaci€n universitaria. Revista de Educaci•n, 325, 299-321. Corominas, J. (1987). Breve diccionario etimol•gico de la lengua castellana. Madrid: Gredos. CORPOEDUCACI€N- SENA. (2001). Estado del arte de las competencias b…sicas. Bogotƒ: Sena-Corpoeducaci€n. Corripio, F. (1984). Diccionario etimol•gico general de la lengua castellana. Barcelona: Brug…era. Dansereau, D.F. (1985). Learning strategy research. En J. V. Segal, S. E. Chipman y R. Glaser (Eds.), Thinking and learning skills. Relating instruction to research (Vol 1). Hillsdale, NJ: Erlbaum. Delors, J. (1996). La educaci•n encierra un tesoro. Madrid: UNESCO-Santillana. D„az, F., y Hemˆndez, G. (1999). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. M‚xico: McGraw - Hil!. D„az, M. (2002). Flexibilidad y educaci•n superior en Colombia. Bogotƒ: ICFES. Duarte, P., y Cuchimaque, E. (1999). Nuevo examen de estado para el ingreso a la educaci•n superior. Cambios para el siglo XXI. Lenguaje. Bogotƒ: ICFES. Durˆn, J.A. (2003). Educaci€n y desarrollo humano: un marco la acci€n para las competencias. Magisterio, Educaci•n y Pedagog„a, 3, 16-18. Echeverr„a, B., Isus, S., y Sarasola, L. (1999). Formaci•n para el desarrollo de la profesionalidad. Tesal€nica, CEDEFOR. Elliot, J. (1994). La investigaci•n - acci•n en educaci•n. Madrid: Morata. Flavell, J.H. (1987). Speculations about the nature and development ofmetacognition. En F.E. Weinert y R.H. Kluwe (Eds.), Metacognition, motivation and understanding. Hillsdale, NJ: Erlbaum. Freire, P. (1980). Pedagog„a del oprimido. Montevideo: Siglo XXI. 276
    • Gallego, M. (2000). Gesti€n humana basada en competencias. Contribuci€n efectiva al logro de los objetivos organizacionales. Revista Universidad EAFIT, 119, 63-71. Gallego, R. (1999). Competencias cognoscitivas. Un enfoque epistemol•gico, pedag•gico y did…ctico. Santaf‚ de Bogotƒ: Cooperativa Editorial Magisterio. Garc„a, J.A. (2000). La formaci•n deformadores para la formaci•n continua. Formaci•n XXI, 2, 56-60. Gardner, H. (1987). Arte, mente y cerebro. Buenos Aires: Paid€s. Gardner, H. (1988). La nueva ciencia de la mente. Barcelona: Paid€s. Gardner, H. (1993). La mente no escolarizada. Barcelona: Paid€s. Genovard, C., y Gotzens, C. (1990). Psicolog„a de la instrucci•n. Madrid: Santillana. Gil, J.M. (2000). Diez errores en la gesti€n de recursos humanos: Innovaci€n y nuevas tendencias. Capital Humano, 130, 32-44. Giraldo, S., y Mazo, B. (1996). Incidencia de las estrategias de PRYCREA en la expresi•n oral y escrita en los alumnos de siete a diez a‡os de los niveles A y B de Educaci•n Especial y segundo de aula regular. Medell„n: Facultad de Educaci€n Avanzada, Universidad de Antioquia: Tesis (Especialista en Desarrollo del Pensamiento Reflexivo y la Creatividad). G‚mez, J. (2001). Competencias: Problemas conceptuales y cognitivos. En E. Torres, L.F. Mar„n, G. Bustamante, J.H. G€mez y E. Barrantes (Eds.), El concepto de competencia: Una mirada interdisciplinar. Bogotƒ: Sociedad Colombiana de Pedagog„a. G‚mez, J.H. (1997). Map