Proceso 1919, 11 de agosto de 2013

  • 993 views
Uploaded on

 

More in: News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
993
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
10
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Índice JUSTICIA Al gobernador de Veracruz: ¿dónde están los asesinos de Regina Martínez? 
Una cadena de fallas liberó a Caro Quintero /Jorge Carrasco Araizaga Como un animal salvaje /Julio Scherer García Caso Álvarez Machain: hasta donde llega la rabia de Washington /Carlos Puig Reforma energética “El Pacto por México se resume en la privatización del petróleo” /Jenaro Villamil La electricidad, otro plato fuerte /Jesusa Cervantes violencia / guerrero 2 mil desplazados en un mes /Ezequiel Flores Contreras EDUCACIÓN Plagados de errores, los libros de Prepa Abierta /Jesusa Cervantes ANÁLISIS El discreto encanto de la burguesía petrolera /Denise Dresser Evaluación /Naranjo El tejido desgarrado /Javier Sicilia Privatización autoritaria /John M. Ackerman Una indignante absolución /Jesús Cantú Controversia por la mariguana /Olga Pellicer INTERNACIONAL ENERGÍA: México, fuera de la revolución energética /Homero Campa y Emilio Godoy MEDIO ORIENTE: Cuando Robi escapó de la venganza /Anne Marie Mergier PALEONTOLOGÍA Dinosaurios en territorio narco /Juan Alberto Cedillo CULTURA Remodelar el claustro de La Merced, innecesario /Judith Amador Tello Estro Armónico /Samuel Máynez Champion Páginas de crítica Arte: SIN: La violencia de la impunidad /Blanca González Rosas Música: Rigoletto en el Bicentenario /Mauricio Rábago Palafox Teatro: Diálogos de Salvador Novo /Estela Leñero Franco Cine: Heli /Javier Betancourt Medios: Código Democracia /Florence Toussaint
  • 2. ESPECTÁCULOS Un documental sobre la “narcocultura” /Columba Vértiz de la Fuente DEPORTES Los discapacitados que no lo eran tanto... /Beatriz Pereyra Las promesas huecas de Azcárraga /Raúl Ochoa Palabra de Lector Mono Sapiens /Encuesta que algo queda /Helguera y Hernández
  • 3. Al gobernador de Veracruz: ¿dónde están los asesinos de Regina Martínez? El gobierno de Javier Duarte de Ochoa fabricó un culpable para dar por esclarecido el asesinato de nuestra compañera Regina Martínez Pérez. Así lo ha informado la revista Proceso y así lo confirmó el propio Poder Judicial del estado de Veracruz. El jueves 8, la Séptima Sala del Tribunal Superior de Justicia del estado resolvió poner en libertad a Jorge Antonio Hernández Silva, acusado por la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) de ser copartícipe del robo y homicidio cometido la madrugada del 28 de abril de 2012 en la casa de nuestra corresponsal en Veracruz. Por dos votos a tres, la sala revocó la sentencia de 38 años y dos meses de prisión a los que lo había condenado, en abril pasado, la juez tercero de Primera Instancia del Distrito Judicial de Xalapa Beatriz Rivera Hernández, quien había avalado por completo la versión de la procuraduría. Los magistrados Edel Humberto Álvarez Peña –autor del proyecto de resolución– y Andrés Cruz Ibarra echaron abajo esa sentencia por las violaciones constitucionales cometidas por la PGJ que afectaron el debido proceso y dejaron en situación de indefensión al inculpado, un analfabeto seropositivo que fue torturado para que se declarara culpable. Ante el sentido de la resolución, que echa abajo en parte la versión de la PGJ, la magistrada Martha Ramírez Trejo emitió un voto particular, mientras que la propia procuraduría expresó su rechazo a la decisión mayoritaria de la sala y el hermano de la periodista, Ángel Martínez, anunció en un comunicado de prensa y una nota informativa que impugnaría la resolución de los magistrados. La posición que prevaleció entre los magistrados fue que además de las violaciones al debido proceso previstas en los artículos 14 y 16 de la Constitución, la procuraduría no acreditó la responsabilidad de Hernández Silva, quien alegó haber sido detenido semanas antes de que la PGJ lo presentara como probable responsable. Respecto a las violaciones constitucionales dijo que no hubo orden de aprehensión para su detención, además de que “no contó con una debida defensa”, como lo establecen los artículos 19 y 20 constitucionales, pues si bien tuvo un defensor de oficio, “en ningún momento se advierte que se haya dado a la tarea de cumplir cabalmente con su función”. Además, la sentencia de la juez de Primera Instancia se sostuvo únicamente con la confesión del inculpado, “la cual fue llevada por medio de la tortura, por lo cual no deberá otorgársele validez”, dicen los dos magistrados que hicieron el voto mayoritario. A los ojos de los magistrados, los testimonios que presentó la PGJ contra Hernández Silva y que fueron avalados por la juez Rivera Hernández “son de oídas”, “contradictorios” y “aleccionados”. Más aún, “no se advierte que ninguno de ellos haya hecho mención de que fuera Jorge Antonio Hernández Silva la persona
  • 4. que se introdujera a la casa de la finada a robar y estuviera presente cuando su copartícipe privara de la vida a Regina Martínez Pérez”. El 31 de octubre de 2012, cuando presentó a Hernández Silva como presunto culpable, la PGJ señaló que el principal acusado es Adrián Hernández Domínguez, El Jarocho, quien desde entonces se encuentra prófugo. La acusación sugirió un crimen pasional, al asegurar que Hernández Domínguez, un trabajador sexual callejero, tenía una relación sentimental con la periodista. Para los dos magistrados “no hay ningún señalamiento firme que incrimine al sentenciado”, pues de acuerdo con la propia PGJ no se encontraron huellas digitales ni pruebas de ADN de Hernández Silva en el domicilio de Regina Martínez. Ni siquiera se pudo armar una prueba circunstancial que lo señalara. La revocación Otra de las violaciones constitucionales que los magistrados le adjudicaron al gobierno de Duarte fue en relación con el artículo 21, “ya que no se dio a la tarea de recabar los medios de convicción”, pues si bien se cuenta con testimonios de vecinos y familiares que conocieron a Regina y al acusado, “nadie revela que (Hernández Silva) haya sido la persona que se introdujera a casa de Regina” el día del crimen. La revocación de la sentencia también echó abajo las actuaciones periciales de la procuraduría: “Los dictámenes llevados a cabo por expertos adscritos a la PGJ del estado de Veracruz no son coincidentes con lo que relata el sentenciado” pues entre lo que dice en su confesión y las horas de la muerte establecidas en la necrocirugía “no pudo el inculpado encontrarse en la casa de la finada, sin que resulte humanamente posible que una persona se encuentre en dos lugares al mismo tiempo”. Los magistrados establecieron incluso que “algunos dictámenes… se encuentran manipulados”. Contundentes, los magistrados resolvieron: “existen medios de convicción que nos llevan a la conclusión que el aquí inculpado no se encontró presente en casa de Regina Martínez Pérez el día en que fuera privada de la vida”. La procuraduría del estado dijo que “respeta pero no comparte” el criterio de la sala revisora. En un comunicado, el procurador Felipe Amadeo Flores Espinosa dijo que los magistrados “descalificaron, mas no valoraron las pruebas presentadas plenamente de la responsabilidad del entonces inculpado”. Aseguró que el instrumento internacional conocido como Protocolo de Estambul aplicado a Hernández Silva concluyó que no fue torturado. El protocolo fue aplicado a solicitud de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) seis meses después de la detención. Un día antes de que se cayera en parte la versión del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, la titular de la FEADLE, Laura Angelina Borbolla, aseguró que, contrario a lo dicho por la PJE, existen indicios de que el asesinato de la periodista de Proceso puedo haber sido motivado por su actividad periodística. Entre los elementos que sostienen esta hipótesis se encuentran los objetos que desaparecieron de la casa de la víctima el día del homicidio, entre ellos
  • 5. computadoras personales y celulares, además de que fueron desprendidas las conexiones de dos smartphones y de las computadoras, dijo la fiscal especial de la Procuraduría General de la República (PGR). “Eso nos permite generar la línea de investigación de que es por su actividad periodística, sin que sea la única que se tenga abierta y sin que se hayan agotado, al menos de parte de la fiscalía, ninguna de las líneas de investigación”, declaró a la prensa en Colima. La fiscal reiteró que la procuraduría de Veracruz entregó “las pruebas que ellos han querido” a la FEADLE, a pesar de que la instancia federal ha sido coadyuvante en la investigación. La fiscalía especial mantiene abierta su investigación y ante la sentencia de la Séptima Sala del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz podrá atraer en definitiva el caso, toda vez que a la PGJ lo que le queda es presentar ante la justicia a Adrián Hernández Domínguez. De acuerdo con la fiscal especial, “la mecánica de los hechos refiere que hay más de un autor material”, además de que está pendiente saber de quién son algunas pruebas encontradas en la escena del crimen, como un rastro de sangre que tras su estudio de ADN arrojó que pertenece a una persona del sexo masculino distinta a Hernández Silva. El viernes 9, un día después de la revocación de la sentencia, la organización internacional Reporteros Sin Fronteras aseguró que el caso aún no está resuelto. “Ahora debe reanudarse la investigación de manera seria, teniendo en cuenta las actividades profesionales de la periodista, con el fin de que se detenga a los autores materiales e intelectuales de este asesinato”.
  • 6. Una cadena de fallas liberó a Caro Quintero Jorge Carrasco Araizaga El Estado mexicano volvió a fracasar: el fundador del Cártel de Guadalajara fue liberado. Como si no bastara ir perdiendo la guerra contra el narco en las ciudades y montes, también se pierde en los tribunales. La red de corrupción e ineptitud gubernamental que Rafael Caro Quintero ayudó a tejer desde hace tres décadas dio sus frutos, a él y al crimen. En todo ese tiempo, nadie supo cortar una cadena de sandeces judiciales, y hoy los resultados le estallan al país: Estados Unidos furioso, un capo más en las calles, otra crisis de credibilidad… Para enfrentar el problema, México sólo cuenta con las mismas herramientas que lo sumieron en esas honduras. Cuando Rafael Caro Quintero escuchó su sentencia a 40 años de prisión, era imposible prever que su alegada víctima, el agente de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) Enrique Camarena Salazar, terminaría siendo una atenuante para salir de forma anticipada de prisión. La madrugada del viernes 9 de agosto, a los 60 años de edad (28 de ellos en prisión), el fundador del desaparecido Cártel de Guadalajara, sentenciado por el secuestro y asesinato del agente estadunidense, quedó en libertad por orden de la justicia federal. La razón: Camarena no estaba acreditado diplomáticamente como agente de la DEA, aunque operara desde el consulado de Estados Unidos en Guadalajara. Su muerte, por lo tanto, no debió ser juzgada por la justicia federal, sino por un juez del fuero local, en particular de Jalisco, donde ocurrió el secuestro y homicidio del agente estadunidense el 7 de febrero de 1985, aunque su cuerpo se encontró en un rancho fronterizo del estado de Michoacán. De acuerdo con los resolutivos del Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito con sede en Jalisco (derivados de un amparo concedido a Caro Quintero dos días antes –el miércoles 7– por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del mismo circuito), el agente de la DEA actuaba en territorio mexicano sin reconocimiento diplomático del gobierno del entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado, fallecido en abril del año pasado. El Consejo de la Judicatura Federal (CJF), encargado de informar de la resolución, no fue explícito respecto de la condición en que se encontraba el agente de la DEA en México. En el punto cuarto del comunicado que difundió el mismo viernes, señala que en cumplimiento de lo ordenado al Tribunal Unitario por el Tribunal Colegiado se declaró el sobreseimiento de la causa penal 82/85-II. Es decir, que se daban por terminadas las acusaciones por los delitos de privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro, y homicidio calificado cometidos en agravio de Enrique Camarena Salazar y de Alfredo Zavala Avelar, el piloto que acompañaba al agente estadunidense.
  • 7. El argumento fue que los tribunales federales carecen de competencia por razón de fuero para conocer de esos ilícitos, que caen en la jurisdicción de la justicia local, por lo que no debieron ser sancionados por el entonces Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Penal en el estado de Jalisco. En junio de 2009, esa instancia federal condenó a Caro Quintero y a Ernesto Rafael Fonseca Carrillo Don Neto a 40 años de prisión por la muerte de Camarena, a pesar de que se trataba de un homicidio del fuero común. Por ese error procesal, Caro Quintero, nacido en octubre de 1952, obtuvo la libertad inmediata en el delito más grave en su contra. Esto le permitió salir del penal de mediana seguridad en Jalisco adonde había sido trasladado en mayo de 2010 desde el penal de Puente Grande. Ese mismo principio de incompetencia del fuero federal aplicaría para Don Neto, quien junto con Caro y Miguel Ángel Félix Gallardo encabezaron el Cártel de Guadalajara. Ante las insistentes versiones de que Don Neto también había sido liberado, el CJF informó de manera extraoficial que el narcotraficante sigue preso en el penal de Puente Grande, en Jalisco. El abogado del narcotraficante José Luis Guízar aseguró que, al igual que Caro Quintero, su defendido quedó libre la madrugada del viernes y se trasladó a la Ciudad de México para una revisión médica. El CJF sólo confirmó la liberación de Caro Quintero, quien además del sobreseimiento por el caso Camarena logró otras cinco órdenes de liberación: una porque ya purgó la pena de 15 años por delitos contra la salud, otra porque se le absolvió de la muerte de los estadunidenses G. Radelat y John Clay Walker, otra porque ya se le había absuelto de la privación ilegal de la libertad de 4 mil trabajadores del rancho El Búfalo, en Chihuahua; una más porque los delitos de los que se le acusaba no formaron parte del auto de formal prisión, y uno más porque el Ministerio Público federal no acreditó el delito de asociación delictuosa. En cada uno de los casos, el Consejo de la Judicatura Federal se curó en salud al aclarar que se le liberaba “siempre y cuando no exista causa legal diferente que lo impida”. La cautela tiene un motivo: el interés de Estados Unidos de llevárselo y juzgarlo allá “por los crímenes que ha cometido”, según advirtió la DEA en un comunicado el mismo viernes. El CJF también subrayó que la liberación es “única y exclusivamente en lo que se refiere a Rafael Caro Quintero”, a quien se le concedió la protección y amparo de la justicia de la Unión por el Tribunal Colegiado en el recurso número 180/2011. En el caso de las muertes de Radelat y Walker –el 30 de enero de 1985, por las que también había sido condenado a 40 años– la justicia federal determinó que se le juzgó con un criterio legal distinto al que estaba vigente al momento de los hechos. Sobre la privación ilegal de la liberad de 4 mil campesinos a los que según la acusación había obligado a trabajar en el rancho El Búfalo para sembrar mariguana, el Tribunal señaló que el exnarcotraficante ya había sido absuelto en otra causa penal. Sobre la acusación de delitos contra la salud en las modalidades de siembra, cultivo y cosecha de mariguana, además de su posesión con fines de tráfico, dijo que esos hechos ocurridos en los ranchos Los Juncos y Montesco (Chihuahua) en
  • 8. 1984 no fueron materia del auto de formal prisión en su contra. Asimismo, lo absolvió del delito de asociación delictuosa debido a que la Procuraduría General de la República no lo acreditó. Esa acusación era la que se establecía en casos de narcotráfico pues no existía en la legislación mexicana el delito de delincuencia organizada, vigente desde 1996. Después de 28 años de prisión, el Tribunal confirmó que el delito del que Caro Quintero sí fue responsable fue contra la salud en su modalidad de siembra, cultivo y cosecha de mariguana y posesión de la misma droga con la finalidad de tráfico, perpetrado en 1984 en la comunidad agrícola denominada El Búfalo y en los campos que la integraban, conocidos como rancho Ojo de Agua, cerro El Mogote, rancho Santa Cruz y rancho San Rafael, ubicados en el municipio de Jiménez, en el estado de Chihuahua. Por esos hechos fue condenado a 15 años de prisión y una multa de 1 millón de viejos pesos, pero “en la inteligencia de que en estricto cumplimiento al fallo protector, se declara compurgada la sanción privativa de la libertad y prescrita la multa”. Es decir, que el capo de los años ochenta ya había pagado ese delito desde hace 13 años. La ira de Estados Unidos El agravio que representó para el gobierno de Estados Unidos el asesinato del que estaba considerado uno de los principales agentes de la DEA para México y América Latina se acrecentó con la liberación de Caro Quintero, a pesar de que la administración estadunidense –en franca violación de la soberanía mexicana– organizó distintos operativos para secuestrar en México y llevarse a varios inculpados del asesinato de Camarena, entre ellos el doctor Humberto Álvarez Machain, acusado de asistir médicamente en la tortura del agente estadunidense. En un comunicado difundido horas después de que se conoció la liberación del otrora capo más importante de México, la DEA expresó su “profunda decepción” por el fallo de la justicia federal mexicana, pero advirtió que “continuará de manera vigorosa con los esfuerzos para garantizar que Caro Quintero sea juzgado por la justicia de Estados Unidos por los crímenes que ha cometido”. El asesinato de Camarena ha significado una de las etapas más difíciles de la relación entre México y Estados Unidos. A las presiones gubernamentales se sumaron las de la prensa estadunidense, que en su momento se dedicó a exhibir la connivencia del gobierno mexicano con el narcotráfico. El periodista James Mills escribió el libro El imperio subterráneo, donde la delincuencia y los gobiernos se abrazan, publicado en 1986 y que estuvo dos meses consecutivos en la lista del periódico The New York Times sobre los libros más vendidos en Estados Unidos. El libro hace un recuento del narcotráfico internacional, en el que Colombia y México ya aparecen como protagonistas, en momentos en que Miami era el gran centro de recepción de la droga y lavado de dinero en Estados Unidos. En el caso de México, pone el acento en el asesinato de Camarena. Apoyado en informes de la DEA, exhibe la protección que los narcotraficantes mexicanos
  • 9. disfrutaban por parte de las ya desaparecidas Dirección Federal de Seguridad (DFS) y la Policía Judicial Federal (PJF). La DFS era la policía secreta del régimen priista, que estaba bajo las órdenes de la Secretaría de Gobernación (Segob). Fue disuelta en 1985 tras el asesinato del periodista Manuel Buendía, el 30 de mayo de ese año. Fue reem­plazada por lo que ahora es el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), también adscrito a la Segob. La Policía Judicial Federal pertenecía a la Procuraduría General de la República (PGR) y fue reemplazada en 2001 por la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) durante el gobierno de Vicente Fox, a propuesta del exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna. En el sexenio pasado, la AFI fue reemplazada por la actual Policía Federal Ministerial, que sigue dependiendo de la PGR. Las informaciones de la DEA citadas por Mills señalaban a la DFS y a la PJF como los grandes protectores del Cártel de Guadalajara. La PJF se hizo cargo de las investigaciones del secuestro de Camarena al día de su desaparición. El responsable fue el comandante Armando Pavón. El periodista estadunidense refiere que, en plena persecución de Caro Quintero, Pavón acudió en compañía de agentes de la DEA al aeropuerto de Guadalajara ante la información de que el capo saldría en un vuelo privado: “Al llegar, 10 hombres vestidos de civil, con ametralladoras AK-47, rodearon un jet que estaba a punto de despegar. Ante la sorpresa de los agentes de la DEA, el comandante Pavón conversó amigablemente con el líder de esos hombres, con quien se apartó de la vista de los agentes de la DEA y se fue al otro lado del aparato. Los dos hombres regresaron, se despidieron de mano y se abrazaron. Varios de los oficiales de Pavón se acercaron a los guardias del jet y se despidieron cordialmente”.­ Pavón les dijo a los agentes de la DEA que los hombres armados que vigilaban el jet eran agentes de la DFS. Pero el hombre con el que había hablado Pavón era Caro Quintero, quien según la DEA le ofreció a Pavón un pago de 300 mil dólares por dejarlo ir. De la alegada protección gubernamental, Mills refiere también que cuando la DEA buscó en el departamento de otro de los principales sospechosos del asesinato de Camarena, Miguel Ángel Félix Gallardo, encontraron una fotografía del agente estadunidense. “La fotografía había sido tomada de la oficina de la Policía Judicial Federal en Guadalajara”. Cuando para la DEA era claro que algunos funcionarios del gobierno de México pudieron estar detrás del asesinato de Enrique Camarena, la administración antidrogas anunció a todas sus oficinas en el mundo que “todas las llamadas de México deberían ser consideradas comprometedoras”. La DEA se declaró en guerra, dice el periodista. El jefe de la DEA en México en ese momento era Ed Heath, quien se hizo cargo de la investigación del secuestro de su agente, pero bajo la coordinación de Bill Coonce, en las oficinas centrales de la Administración Federal Antidrogas en Washington. Años antes, Coonce había estado a cargo del seguimiento del narcotraficante cubano Alberto Sicilia Falcón, quien se estableció en Guadalajara y es
  • 10. considerado como maestro de los narcos mexicanos con el apoyo del narcotraficante hondureño Juan Mata Ballesteros, químico de profesión. Según Mills, Ballesteros, socio de Miguel Ángel Félix Gallardo en el tráfico de cocaína de Colombia a Estados Unidos, estuvo en Guadalajara el día que secuestraron a Camarena, protegido por agentes de la DFS, dirigida entonces por José Antonio Zorrilla Pérez –quien sigue en prisión, sentenciado por el asesinato del periodista Manuel Buendía. La DEA buscó al entonces director de la PJF, Manuel Ibarra, para vigilar a Ballesteros. Pero, de acuerdo con el periodista estadunidense, el policía mexicano se resistió y dejó ir al narcotraficante hondureño. Según el periodista de Estados Unidos, “en una reunión secreta con la DEA, un funcionario del gobierno de México –al que no identifica– aseguró que fue la Judicial Federal la que secuestró a Camarena por órdenes de Félix Gallardo y con el conocimiento de quien estaba a cargo de la investigación por parte del gobierno mexicano del secuestro de Camarena, Manuel Ibarra”. Además, un informante le había dicho a la DEA que uno de los secuestradores de Camarena era Tomás Morlett, un agente de la DFS, quien según la información estaba a cargo de un centro de tortura llamado “La clínica”. Dos días antes de que se cumpliera un mes del secuestro de Camarena, su cuerpo fue encontrado en un rancho de Michoacán, en la frontera con Jalisco. La investigación salió de las manos de Manuel Ibarra y quedó en las del comandante Florentino Ventura, quien había detenido a Sicilia Falcón. Un mes después del descubrimiento de los restos de Camarena, agentes estadunidenses localizaron y detuvieron a Caro Quintero en una plantación de café de Costa Rica. Estaba acompañado de la sobrina, entonces de 17 años, de Guillermo Cossío Vidaurri, quien entonces era secretario general de Gobierno en el Distrito Federal y después sería gobernador de Jalisco. El comandante Ventura fue por Caro Quintero a San José, la capital costarricense. El entonces narcotraficante le dijo a Ventura que le había pagado al comandante Pavón 70 millones de viejos pesos (equivalentes a 300 mil dólares) para que lo dejara escapar, pero negó haber tenido algo que ver en el secuestro de Camarena. Cuatro días después del arresto de Caro Quintero fue detenido Ernesto Fonseca Don Neto, junto con 23 personas, la mayoría agentes de la DFS y de la PJF, en Puerto Vallarta, Jalisco. Según Mills, Caro Quintero y Ernesto Fonseca responsabilizaron del asesinato de Camarena a Miguel Ángel Félix Gallardo. En una conversación del periodista con Bill Coonce, quien dirigió las investigaciones en las oficinas centrales de la DEA, el entonces funcionario estadunidense aseguró que el gobierno mexicano “sacrificó a numerosos corderos, como Caro Quintero y Ernesto Fonseca, quienes dijeron menos de lo que saben, no sólo del asesinato sino de quien lo ordenó”. l
  • 11. Pasada la sorpresa, el gobierno, dispuesto a la extradición J. Jesús Esquivel WASHINGTON.- Ante la puesta en libertad de Rafael Caro Quintero, la Administración Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos presentará al gobierno de México una nueva solicitud de extradición en su contra, que según fuentes oficiales podría concederse. “Si la DEA entrega una solicitud de extradición fundamentada con delitos por los cuales Caro Quintero no ha sido procesado ni enjuiciado en México, el gobierno mexicano actuará en consecuencia”, confía a Proceso una alto funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR). Horas después de la puesta en libertad de Caro Quintero, se informó de manera extraoficial que Ernesto Fonseca, Don Neto, también podría dejar la cárcel gracias al beneficio de la preliberación por cuestiones de salud y edad, con la consecuente terminación de su condena en prisión domiciliaria. “Don Neto está muy enfermo, tiene 90 años y ya no se puede hacer nada por él”, dice al corresponsal un funcionario mexicano. La liberación de Caro Quintero “agarró totalmente desprevenida a la DEA y ahora está en la tarea de revisar el expediente para formular un nuevo pedido de extradición en su contra, bien sustentado”, agrega el funcionario de la PGR, quien aceptó hablar bajo la condición del anonimato. Caro Quintero es tal vez el hombre más odiado y buscado por la DEA, que lo acusa de ser el autor intelectual del secuestro, tortura y asesinato de Enrique Kiki Camarena Salazar, su agente en México, en 1985. Al conocerse la excarcelación del antiguo capo, la DEA difundió un comunicado en el que señala: “Todos los días nos acordamos del último sacrificio que pagó el agente especial Camarena, y la DEA de manera vigorosa continuará sus esfuerzos para garantizar que Caro Quintero enfrente en Estados Unidos los cargos por los crímenes que cometió”. Antes de expresar en ese comunicado “la profunda decepción” por la medida, la DEA actualizó en su página en internet la lista de los criminales más buscados, colocando la fotografía de Caro Quintero en el puesto número uno, es decir, por encima de Vicente Carrillo Fuentes, Ismael El Mayo Zambada, Joaquín El Chapo Guzmán Loera y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, entre otros capos mexicanos. Antes de salir de prisión, Caro Quintero ni siquiera figuraba en la lista de los 20 narcotraficantes más buscados por la DEA. “Nunca debió haber sido liberado. Es uno de los criminales más violentos que ha tenido México. Mató a muchos mexicanos, no sólo a Kiki Camarena, y espero que el gobierno de mi país solicite su extradición”, declara a este semanario un exagente de la DEA que en su momento fue enviado a México a trabajar en las investigaciones para capturar a Caro Quintero. “Seguro ahora, al verse libre, regresará al mundo del crimen organizado”, añade el
  • 12. agente, quien rechazó que se le citara con su nombre y apellido debido a la delicada relación que actualmente mantiene la DEA con el gobierno de Enrique Peña Nieto. El pasado viernes 9, a las dos de la madrugada, Caro Quintero dejó su celda en el Reclusorio Preventivo, dentro del complejo penitenciario de Puente Grande, Jalisco. Estados Unidos nunca renovó el pedido de extradición porque la justicia mexicana condenó al capo a 40 años de cárcel precisamente por los delitos de homicidio, narcotráfico y lavado de dinero, por los que pretendía procesarlo la justicia estadunidense. Ahora la DEA revisa minuciosamente los expedientes del caso Camarena en Estados Unidos, ya que sólo puede solicitar la extradición si logra sustentar un delito por el cual Caro Quintero no haya sido procesado o juzgado aún por las autoridades mexicanas. Aunque Caro cumplió sólo 28 de los 40 años de la sentencia, en términos legales ya no puede ser enjuiciado por los mismos delitos en Estados Unidos. Sin embargo, sobre él pesan actualmente tres encausamientos judiciales en ese país. Uno en el distrito federal de Tucson, Arizona, por nueve cargos relacionados con el tráfico de mariguana. El segundo en el distrito federal Oeste de Los Ángeles, California, con un cargo por distribución y tráfico de cocaína y mariguana, y otro por la posesión de sustancias controladas. El tercer encausamiento, en el cual se sustentó la ahora prescrita solicitud de extradición a Estados Unidos, se encuentra en el distrito federal del Centro de California, por más de 30 delitos federales. Entre los cargos pendientes en esta Corte federal contra Caro Quintero destacan: asesinato de un agente federal (Camarena), secuestro, tortura, fraude, cohecho, tráfico de drogas, crímenes violentos y posesión de sustancias prohibidas. Herida abierta Arrestado el 4 de abril de 1985 en San José de Costa Rica como parte de un operativo de la DEA, Caro Quintero es un criminal que marcó la lucha de Estados Unidos contra el narcotráfico en México. Una vez que el capo salió de México tras el asesinato de Camarena, la DEA comenzó a filtrar a los medios de comunicación de su país los nombres de funcionarios, políticos y militares corrompidos por el narcotráfico. Desde entonces la exhibición de gente del poder en México coludida con los cárteles forma parte de la estrategia de la DEA. Con la llegada del priista Peña Nieto a la Presidencia, las operaciones de la DEA en México han sido prácticamente paralizadas como consecuencia del elevado nivel de infiltración de esa y otras agencias en los asuntos nacionales, autorizadas por Felipe Calderón durante todo su sexenio. Caro Quintero es una herida abierta para la DEA: le recuerda constantemente el gran problema de la impunidad que gozan los narcotraficantes y su capacidad corruptora. Por ello, hasta antes de que saliera libre, el gobierno estadunidense continuaba dirigiendo acciones legales en su contra.
  • 13. El pasado 12 de junio el Departamento del Tesoro, por medio de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), aplicó sanciones a un nutrido grupo de personas y de empresas de Guadalajara, ciudad en la que junto con El Azul, entre otros narcos, Caro Quintero fundó su cártel a mediados de los años setenta del siglo pasado. “Rafael Caro Quintero ha utilizado una red de familiares y otras personas como frentes para invertir su fortuna en compañías legítimas de bienes raíces en la ciudad de Guadalajara”, informó el Departamento del Tesoro cuando explicó por qué se congelaron los bienes y las cuentas de los sancionados en su jurisdicción y se prohibió a ciudadanos y empresas de Estados Unidos hacer negocios con ellos. Los designados como cómplices más significativos del antiguo capo fueron sus cuatro hijos (Héctor Rafael, Roxana Elizabeth, Henoch Emilio y Mario Yibrán Caro Elenes), su esposa María Elizabeth Elenes Lerma, su nuera Denisse Buenrostro Villa; su secretario Humberto Vargas Correa, así como José Jesús Sánchez Barba y Mauricio, José de Jesús y Diego Sánchez Garza. Igualmente se señaló a Beatriz Garza Rodríguez, Hilda Riebeling Cordero, Ernesto y Rubén Sánchez González, Michael Adib Madero, Diego Contreras Sánchez y a Luis Cortés Villaseñor. Entre las empresas sancionadas por operar como frentes de lavado de dinero de Caro Quintero se enlistó a la gasolinera ECA Energéticos, El Baño de María, Zapatería Pronto, Hacienda Las Limas, Grupo Fracsa y Dbardi, Grupo Constructor Segundo Milenio, Restaurante Bar Los Andariegos (o Barbaresco) y Piscilánea (o Albercas y Tinas Barcelona). Consultados sobre la posibilidad de que la DEA presente una nueva solicitud para extraditar a Caro Quintero, funcionarios de Estados Unidos y de México coincidieron en que una alternativa viable sería fincarle cargos de lavado de dinero, fraude y cohecho. Aclaran que esa solicitud debe contener acusaciones concretas con fechas y nombres de todos los involucrados. El ya citado funcionario de la PGR enfatiza: “Lo que no podrá evitar el gobierno de Estados Unidos es que Caro Quintero apele a cualquier solicitud de extradición en su contra. Hay voluntad por parte de nuestro gobierno de arrestarlo nuevamente y extraditarlo, siempre y cuando la nueva acusación sea bastante sólida”. Hasta la noche del viernes 9, representantes de la PGR se reunían con funcionarios de la embajada estadunidense en México para determinar la estrategia que seguirán en torno al caso Caro Quintero. En cuanto a Ernesto Fonseca, las fuentes consultadas afirmaron que no será solicitado en extradición por Estados Unidos, ya que su salud es extremadamente precaria. l
  • 14. Como un animal salvaje Julio Scherer García Lejos ya del papel de capataz de los cerca de 7 mil jornaleros que participaban en las tareas relacionadas con el tráfico de drogas desde el rancho El Búfalo, Rafael Caro Quintero, quien decía hallarse “jodido” y estar “hasta la madre” tras 17 años de prisión, admitió que era “enamorado de tiempo completo”, que era rebelde desde pequeño porque le resultaba “muy difícil acatar órdenes”, y que tanto él como sus hermanos le tenían miedo a la gente. “Es mala comparación pero éramos como animales salvajes”, dijo en la entrevista que se reproduce enseguida y que se publicó en el libro Máxima Seguridad, de Julio Scherer García. Rafael Caro Quintero es un zombie. Dejó de vivir. Calada la gorra beige hasta las cejas, corre vueltas y vueltas alrededor del patio. No altera el paso, rítmicos los movimientos, perfectos. El cuello permanece inmóvil y el cuerpo carece de expresión. Nada lo detiene, nadie lo interrumpe. Desde los centímetros abiertos de una ventana horizontal de vidrios como acero, le grito: –¡Rafael! Sé que me escucha. Sigue. De nuevo: –¡Rafael! Sigue. Otra vez. Apenas se detiene. Me reconoce. Hace casi veinte años el país se asomó al escándalo del narco. Fue denunciado “El Búfalo” como una extensión inmensa sembrada de marihuana. El capataz era Caro Quintero, con dominio sobre siete mil jornaleros. Las crónicas de la época afirmaron que se trataba de mano de obra envilecida. Sueldos ínfimos y vigilancia perruna alrededor de sus barracas. Los tráilers con droga circulaban por la carretera al norte como un automóvil en una vía desierta. Personas importantes estaban detrás del gran negocio. De otra manera costaría trabajo explicarse la impunidad imperante en aquella región de Chihuahua. Se supo entonces de la vanidad de Caro Quintero. Millonario, apuesto, personaje inédito que rozó la leyenda, fue tema de corridos. Caro Quintero daba entrevistas y se gozaba con sus fotografías en los periódicos. Su sonrisa, anchos y fuertes los dientes, se correspondía con la de un actor. –¿Qué piensa del narco, Rafael? –A estas alturas no sé ni qué contestarle. Voy para 17 años preso. Es malo por tanto vicio con la juventud. Creo que ahora está más arraigado con la gente. En aquel tiempo no éramos viciosos. Yo no le pegaba a nada. –¿Y los demás? –Pues que yo haya visto, no. En aquel tiempo no era el desmadre que es ahora.
  • 15. No había esos pleitos de hoy, eso de cártel contra cártel. –¿Se pensaba inocente? –No le voy a decir que era inocente. Tenía veintitantos años. La necesidad y la falta de estudios me hicieron meterme. Era y soy muy pobre. A estas alturas ya está uno acabado. Ahora ya no somos las personas que caímos. –¿Perdió todo? –La mayoría de mis cosas. –¿Qué tenía? –Unos ranchos, bastante ganado, todo me decomisaron. –¿Cuántos ranchos? –Seis. –¿Y ganado? –Como cinco mil cabezas. Era muy bueno. Tenía Indobrasil, Angus, Bravo. –¿Para quién trabajó? –Para nadie. –¿Trabajó para Arévalo Gardoqui, secretario de la Defensa? Miles de jornaleros estaban bajo sus órdenes y había soldados en “El Búfalo”. –Para nada. Yo no tengo relación con toda esa gente. –¿De qué complicidades se valió para hacer tanto como hizo? –A puro valor. A puro valor tonto, porque no era otra cosa. Nada más ir por allí para ver si pegaba, ¿me entiende? –No, no entiendo. –A ver si se podía. Pero yo no estaba bien con nadie, con ningún policía. –¿Y cómo pasaban los tráilers de un lado para otro? –En aquel tiempo no estaba tan duro como hoy. Y sobre cosas así no me gustaría tocar el tema. –Cuente. –No tengo que contar sobre eso. Yo empezaba. –¿Y hubiera seguido? –No sé qué habría pasado. –¿Saldrá de Almoloya? –Pues si Dios quiere. Tengo muchas esperanzas. Tengo que salir. Tengo una familia que me está esperando. Tengo que ayudarle a mi esposa con mis hijos. –¿Cuántos? –Cuatro. –¿Sólo cuatro? –Hay otros cuatro por fuera. –¿Reconoció a los ocho? –A la mayoría. Aquí es complicado porque sólo pueden entrar doce personas. Mi esposa, mis cuatro hijos, mi mamá, mi suegra y mis cinco hermanas. A mis hermanas les es difícil venir acá. Las atacan por la prensa, la tele, por todos lados. –¿Recuerda a Julia Sabido? Trabajaba con el doctor Alfonso Quiroz Cuarón y a usted le hizo el examen psiquiátrico cuando ingresó al Reclusorio Norte. No la recuerda. –Yo le pedí que me mostrara el estudio psiquiátrico que hizo sobre usted. Me
  • 16. respondió que no. Era confidencial. Le pedí entonces que me dijera cómo es Caro Quintero. –Muy bronco, le debió haber dicho. –“Es un hombre muy sensual. Yo le diría que es un sexo que camina, duerme, sueña, platica”. ¿Es usted así? –Pues no le sé decir. –Pues dígame. –Pues yo no sé de esa palabra. –¿Es usted un enamorado de tiempo completo? –Para qué le voy a decir que no. –¿Nunca se detuvo? –La verdad, no. –¿Quería usted el billete para las mujeres? –Yo ayudé a mucha gente pobre, necesitada, nomás que se me hizo un escándalo, un caso político. –¿Por qué el escándalo? –Sería porque cayó mucha gente al mismo tiempo. Cayó Fonseca, caí yo y se hizo un gran mitote. Vuelve al pasado. –En el Reclusorio Norte se nos dio la oportunidad de arreglar una “íntima”. En el dormitorio donde estábamos metimos una sala y acondicionamos nuestro espacio. Hacíamos talacha diaria y el piso relumbraba. Los muchachos y yo lavábamos con jabón, con pino. Teníamos refri y tele. El módulo era precioso. –¿Tenían botellas? –No, pero nosotros preparábamos la comida. Teníamos cocina. –¿Invitaban a las muchachas? –Venían algunas novias. Y una vez, cuando se casó uno de los muchachos, tuvimos música que él llevó. –¿Cuánto le dieron al director para que permitiera la música? –Era una boda. El novio hizo los preparativos y habló con el director. Le dieron el permiso. La música duró cinco o seis horas. –Tenían la cocina, la íntima, su propia celda. ¿Qué más tenían? –La íntima se compartía entre los seis que éramos. Un día cada quien. Un dormitorio lo dividimos en dos partes. En una estaba mi compadre Fonseca y su gente, y la otra me tenía a mí con mi gente. –Me dijo que Fonseca está muy jodido. –Así estamos todos. Yo ando mal de la próstata, traigo una colitis que no me la pueden quitar por los nervios. –Ésta es una cárcel que se hizo como un filtro. Una cárcel de pasada. Nos iban a tener un tiempo y conforme fuéramos evolucionando nos iban a mandar a nuestro lugar de origen o de donde viniéramos. Cuando llegamos nos aseguraron que nuestra estancia sería por seis meses. Yo en tres días tengo nueve años aquí. Ya no aguanto. Aquí no pueden venir mis sobrinos ni un amigo, nadie fuera de la lista. Para incluir a uno nuevo hay que borrar un nombre de los originales. “Mi madre anda cerca de los setenta años, cansada de estar viniendo. Ésta es una
  • 17. cárcel muy dura que te afecta mentalmente, te afecta la vista, los órganos, poco a poco. Los medicamentos salen más caros que la comida. Padezco también de la vista y tengo una hernia. Cuando llegué me dieron medicamentos controlados. No los quería tomar. Nunca había tomado pastillas. ¿Cómo se llaman? Psicotrópicos, ¿no? “Los psicotrópicos me dejaron una depresión que olvídese, una tristeza que no se la deseo a nadie. Se pone uno totalmente triste, sin ánimos, no quiere ver a nadie, sin ganas de nada.” –¿Ni de la esposa y los hijos? –De nada. Cuatro años estuve corriendo diario, diario. Hacía otros ejercicios. Jugaba mucho volibol. Dije: “Ya nos van a cambiar, ya mero, espérate, tranquilo”. Y nada. Me puse a correr otra vez. El mes que entra tengo otros tres años corriendo diariamente. –¿No le aburre correr? –Estoy hasta la madre. La cárcel es un campo de concentración. Cuando me trajeron a Almoloya mandé a mi abogado, Efraín García Ramírez. Hizo un estudio de esas prisiones que son parecidas a ésta: el sesenta por ciento se suicidó y el otro cuarenta por ciento quedó todos locos. “En las cárceles francesas había terroristas, gente de ese tipo. Aquí cuánta gente no se ha ahorcado, se ha muerto. Uno oye nada más. Yo tenía un amigo que vivía con nosotros en el módulo y nos llevábamos muy bien. Se llamaba Jorge Zaid Aparicio. Un compañero y yo fuimos a los servicios médicos. Oyó que ahí estábamos y nos gritó. Dijo que ya no aguantaba, que estaba muy malo y que no sabía qué tenía. Se lo llevaron a Santa Marta, su familia lo sacó y lo trasladó a un hospital. Hace unos 20 días nos dijeron que había muerto. Aquí te dejan ir cuando ya no hay nada que hacer.” –¿Son frecuentes los suicidios? –Tengo 47 años y no cualquiera aguanta esta cárcel. Mire cómo traigo el pelo. Aparte de mi familia, tenía como nueve años sin hablar con nadie. Ya no coordina uno una conversación, ya no enlaza igual que antes, cuando estabas en un reclusorio donde había mucha gente. Aquí tiene uno el teléfono tres veces al día, diez minutos. Y hay que estar pendiente de los hijos. Ahí van. Ya se recibió el mayor en administración de empresas. La segunda se recibe en mercadotecnia, si Dios quiere, en mayo. El que sigue lleva dos años en medicina. Con el que estoy batallando es como un carajo, porque es gordo. Tiene 18 años. –No hace ejercicio. –Ni un carajo. Pesa ciento y tantos kilos y traemos pleito porque no hace la dieta. Ayer le dije a mi esposa que le quitara el carro. –¿Se tiene autoridad frente a los hijos estando aquí? –Pienso que sí. Tuve suerte con ellos y quiero que se fijen en mí para que no se me descarrilen. Tanto año yo sufriendo aquí, que ellos no me vayan a hacer una tontería. Por necesidad, por vaquetones, por lo que sea. –Por las señoras. –No pensaba en eso. Mis hijos llevan una carrera limpiecita. –El gordo no tanto.
  • 18. –El gordo también. –¿De veras tiene autoridad sobre sus hijos? –Hace dos o tres años, en junio, les pregunté a los dos más chicos: ¿Pasaron los exámenes? ¿Seguro? No me echen mentiras. Pidieron permiso para ir al rancho en Sinaloa, donde nací. Ahí tengo caballos. Le dije a su mamá que fuera a la escuela a averiguar. Uno reprobó tres materias, el otro dos. “Llegando a Culiacán con su otra abuela, ya tenían orden de regresarse a Guadalajara y hablar acá, conmigo. Ya tenía un tiempecito de quererlos mandar a un colegio militar. ‘Como ustedes me echan mentiras, yo también voy a ser cabrón con ustedes. Me están engañando, los voy a chingar’. Los mandé por un año a un colegio militar durísimo en San Luis Missouri. Uno volvió malo de la presión, con ciática. Han tenido una mamá muy buena.” –Me dicen los choferes, allá afuera, que su señora es muy guapa. De pronto, Caro Quintero me desconcierta. Algo le da vueltas en la cabeza, se fue lejos. –¿Cómo me dijo que se llamaba? –¿Quién? –Julia, Julia qué. –Julia Sabido. –¿Qué le dijo? A ver, ¿cómo? Me levantó el ánimo con eso. –“Julia, usted le hizo el examen psiquiátrico a Caro Quintero. Por qué no me lo muestra”. Fue imposible. El estudio era confidencial. Bueno, Julia, ¿cómo es Caro Quintero? No me dijo es un sexo. Me dijo: “Es una verga que camina, corre, sueña, se alimenta, vive”. Así más o menos. ¿De qué se ríe? –De eso que me está contando. –¿Así era usted? –Yo creo que sigo siendo igual. –¿Igual, igual? –No me gusta el pelo blanco. –No le queda mal. Es usted cobrizo, de una piel brillante. –Desde muy joven soy canoso. Decían los periódicos que me pintaba rayos. (También decían que pagaba a un masajista en el reclusorio para que le limpiara la cara de barros y espinillas.) –¿Cómo era usted cuando era bronco? –Era rebelde. Se me hacía muy difícil acatar órdenes, hasta de mis padres. Me cuereaban mucho de chiquito. Yo soy de una sierra. No entraban los carros, era un barranco donde vivíamos. Cuando oíamos el ruido de las bestias o de los perros era que iba a llegar gente. Mis hermanos y yo corríamos al monte. –¿Por qué? –Le teníamos miedo a la gente. Es mala comparación pero éramos como animales salvajes. L
  • 19. Hay que aprender a sobrevivir... Mathieu Tourliere El periodista Jesús Lemus Barajas, injustamente preso tres años en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, vivió de cerca los últimos días de Rafael Caro Quintero en esa cárcel de “exterminio”, cuya altas paredes “poco a poco, con el paso de los días van devorando las leyendas” de quienes ahí son encerrados. Acusado por el gobierno de Felipe Calderón de delincuencia organizada –cargo del que fue absuelto–, Lemus dejó testimonio de su paso por dicho penal en el libro Los malditos. Crónica negra desde Puente Grande (Grijalbo, 2013), donde relata los días que convivió con sentenciados famosos, entre ellos Rafael Caro Quintero, uno de los jefes del narcotráfico en México hasta mediados de los ochenta. Lemus relata en su libro que la primera vez que lo vio fue en el área del locutorio del Centro de Observación y Clasificación: “Cuando escuché que lo llamaron... la inercia de la curiosidad me condujo a levantar la cabeza para ver la figura que caminaba a sólo dos metros de mí. “Ni rastros de aquel joven acusado de narcotráfico cuyas imágenes dieron a conocer los noticiarios de 1985, en los cuales resaltaban sus pequeños ojos negros, abundante cabellera oscura y un bigote desplegado a todo lo ancho de su boca. Ahora era un individuo delgado, alto y encorvado, con el peso de los años en la cárcel claramente cargado en los hombros, con la espalda dando muestras de cansancio y la típica rigidez muscular de los presos que así manifiestan todo el odio contenido en el cuerpo. El pelo, aunque muy corto, tupido de canas.” A finales de 2008 Lemus fue asignado a la zona de “población” del penal, en la celda 149 del pasillo 2B del módulo uno. La celda 150 era la que ocupaba Caro Quintero. Fueron vecinos hasta el 30 de mayo de 2010, cuando el fundador del Cártel de Guadalajara –acusado del asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena– fue trasladado a una cárcel de mediana seguridad, también en Jalisco. En su libro, Lemus lo describió como un preso solitario, discreto, disciplinado y a esas alturas de su vida un apasionado de la historia revolucionaria mexicana. “¿No le gusta jugar voleibol, Don Rafa?”, le preguntó un día. El exnarcotraficante estaba sentado sobre la banca pegada a la cancha desde donde solía observar los partidos de los prisioneros. “No me gusta perder, por eso prefiero no jugar. Me siento más a gusto”, le contestó en una de las conversaciones que tuvieron en “la oficina”, como el propio Caro describía esa banca que siempre ocupó. “Lo conocí cuando tenía 56 años de edad y casi 24 de estar en prisión. Recluido poco menos de la mitad de su vida. Siempre bajo una estricta vigilancia del Estado por ser considerado el capo más grande del narcotráfico, en parte por la presión ejercida por el gobierno de Estados Unidos y en parte por la fama que le crearon los medios”, escribió el periodista.
  • 20. Fama indebida “–A mí los periodistas me hicieron la fama más grande de la debida –me dijo un día que le platiqué que yo era reportero– y me pesa mucho. Hablaron de mí hasta más no poder. Nadie se los podía impedir. Yo realmente no tengo nada que contarles. Lo que he vivido es mi vida. Y esa parte es mía. “De esa vida, 24 años los pasó en prisión, casi siempre en penales federales.” “Saldrían cientos de libros si yo me pusiera a escribir lo que me ha tocado vivir”, le dijo alguna vez a Lemus. “Oiga, Don Rafa, ¿es cierto que usted ofreció una vez pagar la deuda externa de México?”, le preguntó el periodista en una ocasión. “No. Nunca dije que pagaría la deuda externa, eso es fama que me hicieron. Eso salió de una plática que sostuve, ya estando detenido, con un agente del Ministerio Público que me preguntaba por mis propiedades y yo por salir del paso le dije que tenía hasta para pagar la deuda externa. “–¿Nunca habló con el presidente de la República? “–No. Todo eso es mentira, son puros cuentos de la gente que le gusta inventar cosas... y más cuando uno está aquí, que no puede desmentir a nadie.” Lemus contó que cuando Caro Quintero tenía ganas de conversar o comentar algún tema que le interesaba –siempre de asuntos políticos o noticiosos del momento–, él mismo llamaba al preso con el que quería dialogar y le hacía la invitación a sentarse en “la oficina”. Allí en su “oficina” muchas veces hablaron de temas históricos. “Había leído todos los libros de historia de la biblioteca del penal”, contó el reportero en su libro. “Rafael Caro Quintero era de pocas palabras, cualquier diálogo que se le buscaba lo concluía en forma rápida, con frases concretas, bien explicadas, opiniones certeras, conceptos muy claros. Nunca dejaba ideas sueltas en el aire ni expuestas a la libre interpretación.­ “Nunca lo vi reunirse en grupo. Siempre que buscaba diálogo lo hacía con una o dos personas, máximo. Era muy discreto al hablar, ni una mala palabra salía de su boca. Jamás le escuché comentar temas de narcotráfico o delincuencia, como se estilaba entre otros internos que buscaban notoriedad y respeto dentro del penal. “Era disciplinado, siempre guardaba la compostura. Entre los internos se le quería por ser un preso nada conflictivo, una persona que se alejaba de los problemas y que además cada que podía evitaba que los demás tuvieran conflictos y trataba de ayudarles.” Lemus aseguró que Caro Quintero era el preso más “distinguido” de Puente Grande: “Él era uno de los más queridos ahí. Si no fue el más famoso de todos los que han estado en ese penal, sí compite en popularidad y en muestra de afecto de la población carcelaria con el propio Chapo Guzmán, no obstante el carácter reservado y callado que siempre manifestó el que fuera detenido en Costa Rica”. Relató otro diálogo que tuvo con el sinaloense una vez que estaban formados para regresar del patio a la estancia: “Chuyito, le voy a dar un consejo. Ojalá no me lo tome a mal, pero si quiere sobrevivir a la cárcel y no volverse loco necesita mayor convivencia, no debe aislarse ni mantenerse en una orilla del patio.
  • 21. “Hágalo. Se va a sentir menos triste y se le va a pasar más rápido el día, porque los primeros meses de la cárcel son lo más duro para el hombre. “–¿Cuánto tiempo lleva usted aquí, Don Rafa? “–Llevo toda una vida aquí –dijo en tono de broma–; ya veo a los guardias y a los presos como si fueran de mi familia. La mayoría de estos años los he pasado en cárceles federales, así que ya se puede imaginar todo lo que han presenciado mis ojos de preso.” Jesús Lemus afirmó que a Caro Quintero la disciplina de la cárcel le formó el hábito del deporte: “Siempre solitario corría sin descanso más de una hora, la mayor parte de las veces trotando para cerrar a toda velocidad, sin importar que el ejercicio físico en Puente Grande se permitiera sólo a las cuatro de la tarde, cuando el sol caía a plomo”. Pecador La práctica abierta del culto religioso es la única actividad opcional para los presos de Puente Grande. La mayoría es católica. En una ocasión, escribió Lemus, un cura incauto habló sobre el pecado y la maldad que existen en el hombre. “Deslizó su convencimiento de que los presos tenían que pagar de alguna forma el daño cometido, dando por sentada la culpabilidad de todos los que estaban en proceso. La aseveración del religioso exacerbó los ánimos de algunos asistentes en aquella pequeña aula, pero la voz de Caro Quintero permitió que los exaltados volvieran a la tranquilidad, recordando la buena fe del sacerdote y los riesgos de hablar sin conocer cada caso particular de los que estábamos recluidos. “–Oiga, padre –le dijo Caro–, si el pecado es algo que todos los hombres tenemos, ¿qué diferencia hay entre usted y yo?” “–¿Usted es firme creyente, Don Rafa? 
–le pregunté a los pocos días de ese episodio. “–Creo en Dios, como la mayoría. “–¿Cree usted que Dios perdone nuestros pecados? “Ante la pregunta volteó la cabeza lentamente y se me quedó mirando con aquellos minúsculos ojos negros que parecían sostener las dos largas, espesas y negras cejas. Me observó con algo de curiosidad y esbozó una leve sonrisa. “–Sí, lo creo, pero antes hay que ganarse el perdón. Aquí estamos pagando todos los pecados que cometimos. “–¿Usted ha cometido muchos, Don Rafa? –me arriesgué a preguntarle. “–Aquí estoy pagando lo que me comí 
–me contestó con un tono de sarcasmo que reforzó con una naciente sonrisa en sus labios. “Un día de principios de junio de 2009 Rafael Caro Quintero regresó del juzgado caminando despacio –como siempre–, con la cabeza y la mirada hacia abajo, pensativo; más absorto que de costumbre en sus reflexiones. Encerrado en la fortaleza de ese silencio que nadie se atrevía a tratar de penetrar. “Algunas horas después se supo que tras 24 años de proceso por fin había recibido sentencia. Él nunca habló de lo que le leyeron en el tribunal, pero la versión entre los presos pronto se expandió, gracias a los oficiales que
  • 22. atestiguaron la lectura del veredicto: le habían dado 40 años de prisión.” Pero cuatro años más tarde, la madrugada del 9 de agosto de 2013, salió en libertad porque un tribunal federal con sede en Jalisco consideró que ya había purgado sus delitos. L
  • 23. Caso Álvarez Machain: hasta donde llega la rabia de Washington Carlos Puig Con la liberación de Rafael Caro Quintero la madrugada del viernes 9, luego de 28 años de reclusión, se revive el caso de Humberto Álvarez Machain, el médico jalisciense que fue raptado en su consultorio de Guadalajara y extraditado a Estados Unidos por agentes de la DEA a principios de abril de 1990 por su presunta participación en la muerte del agente de esa corporación Enrique Camarena Salazar. El desaguisado se prolongó hasta el 14 de diciembre de 1992 y puso en peligro las relaciones entre México y Estados Unidos. Proceso recupera un texto alusivo al caso, el cual se publicó en su edición del 23 de abril de 1990. WASHINGTON, DC.- Desesperados por cinco años de investigación, presiones, denuncias y rencores acumulados, que no han resultado en encarcelamiento en Estados Unidos de los autores intelectuales del asesinato de su compañero Enrique Camarena, los agentes de la Drug Enforcement Administration (DEA) se saltaron las trancas protocolarias e hicieron traer de México al médico Humberto Álvarez Machain, acusado de haber tratado al Kiki Camarena con inyecciones de lidocaína para que su corazón resistiera mientras era torturado e interrogado por sus captores y luego asesinos. La acción policiaca, sin embargo, podría costarle a la DEA la tan celebrada buena relación de trabajo e intercambio de información que tiene con la Procuraduría General de la República (PGR), desde la toma de posesión de Carlos Salinas de Gortari. Mientras que la protesta mexicana y la aparente incertidumbre de las altas autoridades estadunidenses han provocado que se levante una cortina de humo acerca de las particularidades del arresto del doctor Álvarez, las versiones del hecho se multiplican: Su abogado dice que los autores fueron agentes judiciales; su esposa los describe como tres mexicanos y “otro con apariencia de extranjero”; la DEA promete una investigación para saber qué sucedió el mediodía del 2 de abril (de 1990), mientras la cancillería mexicana califica los hechos como “posible secuestro” y “enérgicamente” exige explicaciones. A su vez, el presidente Salinas de Gortari declaró el 18 (de abril) que “actuaremos con energía contra quienes, combatiéndolos (a los narcotraficantes), violen leyes y derechos humanos, se trate de nacionales o extranjeros”. Hasta el momento la versión más extensa ha venido de Elaine Shannon, reportera de la revista Time, autora del libro Desperados, sobre el caso Camarena, y periodista consentida de la DEA, que en otras ocasiones le ha dado primicias y adelantos de las acciones de la fiscalía de Los Ángeles. Por ella se sabe que Álvarez Machain fue llevado a El Paso, Texas, en un pequeño avión privado, custodiado por tres hombres que se identificaron como policías; que el arresto lo hizo el agente especial de la DEA y coordinador de la Operación Leyenda II, Héctor Berrellez, quien trasladó al prisionero a Los Ángeles.
  • 24. Poca luz da Shannon respecto a los autores materiales del secuestro en Guadalajara, a los que califica de un “equipo sombrío” al que la DEA habría pagado 100 mil dólares. Proceso confirmó que, en efecto, la operación para llevar a Álvarez Machain ante la justicia estadunidense se realizó con dinero del PIPE (Paid Information, Paid Enforcement), un fondo especial de la DEA para pagar a los informantes y algunas operaciones en que se necesita colaboración de individuos ajenos a la agencia. Un día antes de que la embajada mexicana en Washington pidiera explicaciones al Departamento de Estado sobre la operación, el procurador general de Estados Unidos, Richard Thornbourgh, dijo en conferencia de prensa, antes de partir a Ixtapa, que había “pedido que se realizara una investigación interna con el fin de conocer los detalles de la operación y si todo está en orden y de acuerdo con la ley”. El procurador explicó también los detalles legales que implica un arresto extraterritorial. Reafirmando la política estadunidense de traer frente a su justicia a quien haya infringido la ley, señaló que desde diciembre de 1989 las cortes estadunidenses dieron autorización a los agentes estadunidenses del FBI y de la DEA para que hicieran arrestos de narcotraficantes y terroristas en el extranjero. También recordó la más reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos respecto al caso del mexicano René Verdugo Urquídez, sentenciado en Los Ángeles por el caso Camarena, en el sentido de que la leyes estadunidenses no son extraterritoriales, por lo que un arresto, redada o allanamiento ilegales en el extranjero no son factores para desistir de la causa persecutoria, ya que fuera de Estados Unidos, según argumentó la Corte, no rige la cuarta enmienda constitucional estadunidense que haría que cualquier irregularidad en la aprehensión invalidara el juicio. Las justificaciones El 20 de abril, el vocero del Departamento de Justicia, anticipando el informe de la DEA a Thornbourgh, advirtió que “aun si el arresto de Álvarez Machain fuese ilegal, el prisionero no sería regresado a México”. La DEA ha guardado silencio sobre el asunto y aclarado únicamente que “no acostumbra pagar a extraños para hacer arrestos”, aunque así lo hayan hecho con Verdugo Urquidez cuando corrompieron a policías judiciales estatales que llevaron al socio de Caro Quintero al otro lado de la frontera. Las presiones sobre la DEA para que entregue un informe preciso de lo ocurrido el 2 de abril en Guadalajara, del Departamento de Justicia y del Departamento de Estado, viene en el momento en que el Senado está revisando la trayectoria de Terrence Burke para ratificarlo como director de la agencia, después del retiro de Jack Lawn hace un mes. En Los Ángeles, mientras tanto, Álvarez Machain fue presentado por primera vez ante la Corte, donde se le fijó el 1 de mayo como fecha tentativa para iniciar el juicio, la misma que a Rubén Zuno Arce, acusado en Los Ángeles de complicidad en el asesinato cometido por Caro Quintero y quien también ha denunciado
  • 25. irregularidades en su aprehensión y proceso. Extrañamente para su costumbre, el fiscal federal Manuel Medrano prefirió no hablar a la prensa del irregular arresto que junto con un eventual desistimiento del caso contra Zuno Arce, por falta de pruebas, lo dejaría mal parado. El médico jalisciense y su abogado, Robert Steinberg, dijeron en su primera presentación ante la Corte, que el 3 de abril tres hombres que se identificaron como policías judiciales federales arrestaron a Álvarez, supuestamente por haber realizado abortos ilegales; de su casa lo llevaron al aeropuerto y apareció en El Paso. La mujer de Álvarez Machain denunció que los tres hombres iban acompañados de uno “que parecía extranjero”. Steinberg, desde Los Ángeles, afirma que la defensa exigirá que se llegue al fondo del asunto y que se considere ilegal el arresto de su cliente, quien ya se ha declarado inocente. La PGR desmintió, en su comunicado 260/90 del 16 de abril, “que elementos de la Policía Judicial Federal hayan intervenido en su aprehensión (de Álvarez Machain) y posterior traslado a Estados Unidos”. La PGR afirmó desconocer en qué condiciones viajó el médico a El Paso, Texas. La embajada de México en Washington presentó una “enérgica nota diplomática solicitando información” sobre el lugar y las condiciones en que fue aprehendido el ciudadano mexicano. Según la embajada, el gobierno mexicano abrió una investigación sobre el “posible secuestro y traslado ilegal del doctor Álvarez Machain a territorio de Estados Unidos”. Las contradicciones El absoluto silencio de las agencias y del gobierno estadunidense, desde que estalló el escándalo, se debe a que, según fuentes del Departamento de Justicia, toda operación en el exterior debe ser acordada con el Departamento de Estado y la oficina del procurador, consultas que, según parece, la DEA prefirió no hacer esta vez. La ya tensa situación entre el Departamento de Estado y la DEA, provocada, entre otras cosas, por la multiplicación de agencias que se han creado para combatir el narco y por la sujeción de las acciones policiales a la política exterior estadunidense para hacerlas selectivas, se ha visto afectada por la operación contra Álvarez Machain. De esta tensión es testimonio Deep Cover (Encubrimiento), el best seller escrito por el exagente de la DEA Michel Levine. Con el eslogan “la historia de cómo la incompetencia, los líos internos y otros subterfugios de la DEA nos hicieron perder la más grande batalla en la guerra contra las drogas”, Deep Cover es el relato de la operación de la DEA en México y Bolivia que dio como resultado, el año pasado (1989), el arresto de cuatro mexicanos y tres bolivianos que pretendían introducir cocaína en grandes cantidades a Estados Unidos. En esa operación, de la que Levine fue coordinador de la DEA, también se logró girar una orden de aprehensión, aún pendiente, contra el general mexicano Juan Poblano Silva y el teniente Salvador de la Vega, supuestos protectores de los
  • 26. narcos. Según Levine, la DEA y el Departamento de Aduanas tenían en sus manos pruebas fehacientes para acusar también a Juan Arévalo Gardoqui, exsecretario de la Defensa, al igual que a varios funcionarios y militares bolivianos supuestamente involucrados en el tráfico de drogas. Dice el exagente de la DEA que gracias a los “trajes”, como se llama a los funcionarios del Departamento de Estado y otros altos funcionarios de la política exterior estadunidense, la DEA tiene que cuidarse de a quién atrapa y a quién arresta. De acuerdo con Levine, “la DEA y Aduanas están tan mal administradas, desorganizadas, son tan negligentes y acostumbran a rivalizar tanto en sus operaciones conjuntas que la Operación Trifecta –símil de la Operación Saber, de Aduanas– se enredó en un frenesí burocrático que dejó bailando a varios agentes trabajando encubiertos, riendo a los reyes del narco y a los “trajes” de Washington peleándose por el tiempo en televisión. A lo largo del libro, que ha sido acremente criticado por la DEA, Levine relata sus viajes a México y a Bolivia y cómo el Departamento de Estado se preocupaba de los pasos de la operación. Después de tener las evidencias y haber hecho los arrestos, no se permitió al equipo seguir. Explica: “Los mexicanos han podido contar siempre con los ciegos ojos del Departamento de Estado en todo lo que hagan, siempre y cuando no sea invadir a California o Texas. Durante el furor después del asesinato de Camarena, México también aprendió que podía contar con varios miembros del Departamento de Justicia, como el procurador general Edwin Meese. México estaba cada vez menos preocupado por la DEA, cuya nueva dirección, habían probado, es totalmente ineficiente, se torcía con cualquier viento o en cualquier dirección que el Departamento de Estado les ordenara”. Continúa Levine para indicar que Charles Pilliod y hasta el jefe de la delegación de la DEA en México, Edward Heath, “estaban tan aliados con los mexicanos y tan embobados con las políticas blandas del Departamento de Estado, que anunciaron, entre otros al general Arévalo, la operación que estábamos llevando a cabo”. Dice Levine que en México, desde el caso Camarena, dejarían a los mexicanos hacer lo que fuera con tal de preservar la “especial relación” entre los dos países.
  • 27. “El Pacto por México se resume en la privatización del petróleo” Jenaro Villamil Andrés Manuel López Obrador se lanza contra el gobierno de Peña Nieto, el PRI y los partidarios de la privatización de Pemex: “Ellos ven el robo, el saqueo, como algo normal. Y lo complementan con el cinismo”. “Estamos hablando del mejor negocio del país. Es la preparación de un gran golpe, de un gran atraco”, sostiene el tabasqueño en una extensa entrevista con Proceso. Añade que el Pacto por México se resume en la privatización del petróleo; todo lo demás, dice, es aderezo, y para cubrir el atraco pretenden reformar el artículo 27 constitucional. La reforma al artículo 27 constitucional es lo que faltó durante 30 años de privatizaciones para entregar la renta petrolera mexicana –“el negocio más grande del mundo”–, advierte Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de las izquierdas en 2006 y 2012 y principal convocante de la movilización social del próximo 8 de septiembre. En extensa entrevista con Proceso, López Obrador aporta cifras y expone su propuesta alternativa. Niega que Pemex esté quebrado y rechaza que pueda compararse con el modelo noruego. Cita incluso al magnate petrolero John D. Rockefeller: “En esencia, lo que quieren es robarse las utilidades del petróleo. No hay nada que justifique la reforma del 27 (constitucional). Rockefeller decía: ‘El mejor negocio del mundo es el petróleo’. Y el segundo mejor negocio del mundo ‘es el petróleo mal administrado’. Ese es el caso de México. Por eso es la tentación. Se quieren quedar con la gallina de los huevos de oro.” Y agrega: “No se trata de una colonización mental. Es una enajenación por codicia. “Todos los integrantes de ese grupo se han convertido, para decirlo amablemente, en negociantes; no son servidores públicos. Hablamos del actual director de Pemex, Emilio Lozoya, exdirectivo de la empresa española OHL, pero el anterior (director de la paraestatal Juan José) Suárez Coppel ya está trabajando en una petrolera extranjera a la que le entregó contratos.” López Obrador argumenta que el nivel de rentabilidad de la extracción de crudo en México “es el más alto del mundo”: cuesta 10 dólares producir cada barril y se vende a 100 dólares. Según sus cálculos, si no fuera por los gastos en contratos de servicio, la extracción de cada barril podría costar sólo cuatro dólares. “Yo considero que puede costar cuatro dólares, ahí traes 60% de sobreprecio por corrupción”, advierte. –¿Ese sería el objetivo de la figura de “producción compartida” que quieren incluir en la iniciativa que presentará el Ejecutivo federal? –se le pregunta. –Sí. Para explicarlo mejor: los que buscan quedarse con la renta petrolera no se conforman con los 10 dólares por barril. Tengo información de que quieren 60 dólares por barril y dejarle 40 dólares a la nación. De ese tamaño es el hurto.
  • 28. –El actual secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que si no hay reforma a Pemex, en 2016 importaremos petróleo… –Es un mentiroso. Tengo un informe oficial de Pemex que asegura lo contrario. Desde luego son informes que les presentan a los inversionistas extranjeros. No es cierto que Pemex esté quebrada como empresa. Y aporta datos. Según un informe de la propia paraestatal, dice, ésta obtiene ingresos por 125 mil millones de dólares anuales, así como utilidades por 77 mil millones de dólares, el mismo nivel de ganancias de la petrolera Exxon, la más grande del mundo. El informe, cuya copia tiene Proceso, fue elaborado en julio de 2012. Continúa: “Es un negocio redondo. No es cierto que haga falta inversión si se obtienen muchos recursos de Pemex. El problema es básicamente de orientación del presupuesto. Está mal orientado y hay muchísimo despilfarro por los altos salarios de la élite de la burocracia y los grandes lujos. Nada más como muestra un botón: el avión de Peña Nieto costó 7 mil millones de pesos”. Según el impulsor del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), apenas el 11 de julio último Pemex Refinación entregó a la compañía española OHL un contrato para la construcción de una planta de hidrógeno en la refinería de Cadereyta, Nuevo León, y 46 hectáreas de la recién cerrada refinería de Pajaritos fue vendida al exbanquero Antonio del Valle. “La privatización es un proceso. No olvidemos que en 1992 Salinas le entregó a Antonio del Valle el Banco Internacional. Y ahora Peña le entregó Pajaritos para hacer lo que debería estar haciendo el Estado: impulsar la industria petroquímica.” –¿Prevén una movilización mayor a la de 2008 en la jornada que se iniciará el 8 de septiembre? –No sé. Si llegan al Zócalo el 8 de septiembre es porque ya advirtieron el grave peligro que significa la entrega del petróleo, que es entregar por entero la soberanía. Si se modifica el 27, van a tener elementos los gobiernos extranjeros, de acuerdo a las leyes internacionales, para decidir sobre el destino del país. –¿Qué futuro tendrá el Pacto por México? –se le pregunta. –Fue la envoltura para esto. El Pacto contra México, como lo rebautizamos, se resume en la privatización del petróleo. Todo lo demás es aderezo. Estamos hablando del mejor negocio del país. Es la preparación de un gran golpe, de un gran atraco. –Carlos Salinas también tenía formación e información y no se atrevió en su sexenio a modificar el 27 constitucional. ¿Por qué estos políticos de Atlacomulco están tan decididos a hacerlo? –Porque están completamente enajenados y no tienen siquiera sentido histórico. Te aseguro que Peña Nieto no ha leído el artículo 27 constitucional ni conoce la historia de la Constitución. “Peña es un personaje escenográfico, frívolo, incapaz de entender lo que son estos procesos.” –¿Incluso peor que Carlos Salinas, El Innombrable? –Salinas es inteligente para la maldad, Peña es inconsciente. –¿Le “hace falta calle”, como se dice, a ese tipo de políticos?
  • 29. –Sí, nada más que lo que la vida no da, la Presidencia no presta. El proyecto calderonista y el de ahora Se le pregunta a López Obrador si ve diferencias entre el proyecto de 2008 y el que pretenden impulsar ahora. –¿Observa diferencias políticas y programáticas? –Es el mismo proceso que han llevado a cabo en lo general desde hace 30 años. Aplicando una política privatizadora en todo. No se podía entender la pretendida privatización del petróleo de nuestros días sin el proceso que se ha llevado a cabo desde 1993; porque ya estamos hablando de la parte final, de lo que no pudo privatizar Salinas. “Pemex es lo más codiciado, porque es el mejor negocio del mundo, por eso mismo es una gran tentación. “Ayuda mucho que ya la gente se haya dado cuenta de que las privatizaciones no benefician ni al pueblo ni a la nación. Esa es una diferencia. Ya es más claro: privatizar es sinónimo de corrupción, de despojo, de saqueo. “También ayuda mucho que ya se ensayó en 2008. Y aunque avanzaron en el propósito, no pudieron reformar el artículo 27 constitucional. Y ahora la tirada es reformar el 27 para la privatización del petróleo. Si no lo logran, van a querer seguir reformando leyes secundarias para alcanzar el mismo propósito, pero es claro que el objetivo es la reforma al artículo 27 constitucional. –¿Calderón fue ambiguo? –No se habían atrevido a tanto. –Los contratos de riesgo, ¿no tenían que pasar por una reforma al 27 constitucional? –Debían de pasar por una reforma al 27 porque están prohibidos, pero lo han venido haciendo con leyes secundarias desde la época de Miguel Alemán y se reactivaron con Fox. Calderón, siendo secretario de Energía, entregó contratos incentivados, que es prácticamente lo mismo, a Repsol para la extracción de gas en la cuenca de Burgos y a Halliburton en Chicontepec. –¿Por qué, para ellos, es necesario reformar el artículo 27? –Es una presión del extranjero, porque las empresas extranjeras quieren seguridad legal, quieren legalizar escrupulosamente el hurto, el saqueo, porque con una reforma a leyes secundarias, contraria al 27, hay posibilidades de revertir los contratos. Serían reversibles. Esto lo están pidiendo las compañías extranjeras. –¿Qué compañías en específico? –Exxon, la Shell –que es El Águila–, y otras empresas: Repsol y OHL. –¿Por eso está Emilio Lozoya Austin en Pemex? ¿Cómo es esa relación? –El actual director general de Pemex fue miembro del Consejo de Administración de OHL, a la cual ya le entregó un contrato. Lozoya ya le entregó un contrato. –¿En este periodo? –Sí. Para una planta de hidrógeno.
  • 30. La renta petrolera, “el gran negocio” Insistente en el tema de la defensa de Pemex, desde sus inicios como político del PRI y de la oposición en Tabasco, zona petrolera, López Obrador conoce el tema. Lo apasiona. “Yo nací en zona petrolera, mi padre fue petrolero. Llegó a Tepetitán trabajando como explorador. Ahí conoció a mi madre. Y todo mundo sabe en el sureste que la extracción de petróleo se hacía con una cuadrilla de 10 trabajadores: un técnico, un jefe de pozo, un trabajador que se conocía con el nombre de ‘chango’, que se colocaba arriba de la torre para la perforación, y tres o cuatro ayudantes de piso. Eso era todo. “Ahora ya no hay esos equipos de perforación de Pemex. Todo se contrata. Te sale carísimo. Pero lo mismo sucede con la exploración. Llegamos a tener la mejor tecnología a través del Instituto Mexicano del Petróleo. Las refinerías se hacían y diseñaban por técnicos mexicanos. Abandonaron eso”, insiste, al tiempo que su dedo índice toca la superficie de su escritorio. López Obrador explica que existen tres componentes del negocio petrolero: el costo de extracción del barril, la utilidad obtenida y darle valor agregado a la producción con petroquímica y refinación: “Actualmente hay un estimado de 10 dólares por barril. Debería costar cuatro dólares si no hubiera la corrupción que hay en exploración y perforación. Estos contratos están basados en un sobreprecio por los servicios que contrata Pemex que, calculo, es de seis dólares de sobreprecio. “Aun costando 10 dólares, se vende en 100. Son 90 dólares de ganancia por barril. No hay ningún negocio en el mundo que deje esta utilidad. En este caso porque no se le paga renta a la naturaleza. No es producir, es extraer.” –¿Debería pagarse una renta al medio ambiente? –Debería destinarse ese dinero al desarrollo y a la conservación del medio ambiente, no a destruir la naturaleza; a buscar, por ejemplo, fuentes alternativas de energía, porque el petróleo es un recurso no renovable. “En fin, no existe nada de eso.” En el caso del abandono de las refinerías y de la petroquímica, López Obrador argumenta que en la importación de gasolinas “hay un negocio de 30 mil millones de dólares para los que compran y nadie sabe, ningún mexicano sabe, aun cuando existe el IFAI, quién compra la gasolina, a qué precio. –¿No es Pemex quien compra? –Sí, es un área de Pemex, pero entran intermediarios, al grado que nos cuesta tres pesos por litro traer la gasolina del extranjero. Es tan jugoso ese negocio que eso es, entre otras cosas, lo que impide la construcción de las refinerías. –Con 30 mil millones de dólares se podrían construir tres refinerías. –Así es. Por sentido común, si tienes la materia prima, por qué no le das valor agregado, generando empleo en el país y obteniendo más utilidades. “Mientras no se vendió petróleo crudo al extranjero, la economía de México creció 6%. Desde 1938 hasta Echeverría (1970-1976) se procesaba toda la materia prima. Se cambia la política. Empiezan a exportar petróleo crudo por la presión de
  • 31. gobiernos y empresas extranjeras y ya no hay crecimiento económico en el país.” –Otro elemento, en apariencia novedoso, es el tema de la explotación del gas shale. ¿Es necesario abrir la inversión privada? –Eso es una zanahoria, como lo de las aguas profundas. En el caso de las aguas profundas, en 2008 quisieron utilizar eso para hacer los cambios legales argumentando que no teníamos tecnología. La verdad es que si cambias el marco legal no es para ir a buscar el petróleo en aguas profundas, porque ellos lo saben muy bien dónde está el petróleo. Es incierto lo de aguas profundas. “En tierra y aguas someras hay mucho petróleo. Pero querían cambiar el marco legal no para ir a perforar a aguas profundas, sino para sacar el petróleo de donde hay y ellos saben perfectamente: en Tabasco, Campeche, Chiapas. “Es lo mismo que con el gas shale. Vamos a cambiar el marco legal para permitir la extracción del gas, pero, al mismo tiempo, vamos sobre lo que realmente nos importa.” “Lo que deja realmente dinero, el negocio, es el petróleo. Rockefeller decía: ‘El mejor negocio del mundo es el petróleo… y el segundo mejor negocio del mundo es el petróleo mal administrado.” Las presiones de las petroleras Proceso le pregunta a López Obrador si sintió la presión de las empresas petroleras durante la campaña de 2012. “No”, responde, “porque yo definí desde el principio que no íbamos a permitir más privatizaciones. Por eso considero tener autoridad moral”. –También se ha dicho que López Obrador siempre dice no, que siempre se opone a todo... –Hubo cosas en las que siempre fui muy claro y una de esas posturas tuvo que ver con la privatización. Declaré que no íbamos a hacer ninguna privatización. “Y dije otra cosa en el proyecto alternativo de nación. Que en la industria energética, en particular con el petróleo, íbamos a iniciar un proceso para dejar de vender petróleo crudo al extranjero porque íbamos a procesar la materia prima. –¿Existe entonces un proyecto? –Sí. Está en los textos que he escrito sobre eso. Está en los artículos de la campaña. En el último libro. “El proyecto que propongo es primero integrar todo el sector energético. Es algo distinto a lo que han venido haciendo. Desde que estaba Salinas, con el mismo propósito privatizador, comenzaron a desmembrar a Pemex, crearon cuatro empresas. No olvidemos que estaba Francisco Rojas como director de Pemex, porque querían vender por partes. “Cuando hasta en términos empresariales y de negocios está demostrado que es mucho mejor la integración. Exxon y las grandes petroleras del mundo actúan integrando todo el proceso. Y ese es el proyecto nuestro. “Desde que se pueda manejar desde la exploración hasta la perforación, la refinación y hasta la industria eléctrica. Eslabonando todo. “Desde luego esto implicaba la reindustrialización de Pemex con la construcción
  • 32. de las refinerías, para dejar de comprar gasolina al extranjero; rescatar a la industria petroquímica.” –¿Y la refinería de Hidalgo? –No les conviene, por lo que hablábamos de la compra de la gasolina. En un momento de ofuscación Calderón habló de que iba a hacer la refinería. Dije en su momento que iba a terminar el sexenio y no iban a pegar ni un ladrillo. Creo que sólo han bardeado el terreno porque eso no les importa. Lo que les interesa son los negocios. “Todo este grupo se ha convertido, para decirlo amablemente, en negociantes, no son servidores públicos.” –¿Hay una colonización mental? –No es una colonización mental. Es una enajenación por codicia. “Ellos piensan que todo esto es normal y es muy grave, porque incluso quieren trasladar esto a la sociedad. Quieren que todos los mexicanos nos convirtamos en corruptos. Que veamos esto con mucha naturalidad porque el que no piensa así, está loco, no está cuerdo. “Ellos ven el robo, el saqueo, como algo normal. Y lo complementan con el cinismo.” Noruega y la campaña mediática Un ingrediente más en esta coyuntura: la campaña mediática a favor de la reforma. –¿Es más fuerte ahora o es lo mismo? –se le pregunta. –Es lo mismo. Ya empezaron. –Está hasta en las telenovelas, como en La Rosa de Guadalupe... –Les va a costar mucho, a pesar de la campaña mediática, porque la gente no ha visto beneficio con las privatizaciones y es muy grande el robo que quieren cometer. –En Televisa y en otros espacios nos quieren decir que Noruega sí privatiza. –Vamos a aclarar eso. ¿Cuáles son las diferencias?: Primero, en Noruega no comparten la renta, que es lo que quieren hacer en México. La utilidad es del pueblo noruego. Aquí lo que quieren es privatizar la ganancia. Lo que les importa es la renta petrolera, no Pemex. “Segundo, en Noruega no hay la corrupción que hay en México. No hay casos como el de Raúl Salinas de Gortari, en donde Peña lo exonera y deciden devolverle los bienes para pagarle el favor a Carlos Salinas. Y mencionamos un solo caso de México, para no caer en el caso de Romero Deschamps, que es un corrupto, pero en escala Romero está hasta abajo, en comparación con estos saqueadores de cuello blanco que no pierden siquiera su respetabilidad. Suele pasar eso: echarle la culpa a ciertos personajes y olvidarse de lo otro. “Y lo tercero es que en Noruega una parte de las utilidades del petróleo se guarda para las futuras generaciones por ley, porque parten del criterio de que el petróleo no es sólo de la actual generación, sino de los de atrás y no pueden derrochar la herencia que les pertenece a los que vienen detrás.
  • 33. “Es totalmente distinto el modelo noruego. Dicen: ‘En Noruega hay empresas trabajando’ y en Pemex también. Estamos hablando de OHL, Halliburton. Nada más que una cosa es contratos por servicios y otra cosa muy distinta que se queden con la utilidad.” La sombra del general –¿Por qué ahora quieren meter a la figura del general Lázaro Cárdenas en la reforma? –pregunta Proceso. –Es una perversidad –responde–. Además sin ningún sustento. Este viernes (9 de agosto) se publicó una carta del ingeniero (Cuauhtémoc) Cárdenas con un fragmento de la carta que el general (Lázaro Cárdenas del Río) envía a (Jesús) Reyes Heroles (cuando estaba en la dirección de Pemex), en el periódico La Jornada. –¿Es para influir el movimiento que encabeza o está dirigido para los sectores resistentes en el PRI? –Es en general. Ellos quieren encubrir el atraco. Argumentan que es anacrónico el 27 y que debe haber la reforma. “Hablan sin entender las circunstancias. La ley reglamentaria del 27 fue así: el general Cárdenas la envía a finales del 38, la aprueban a finales del 39 y la publican a finales del 40. ¿Por qué? Porque estaba en pleno apogeo la presión extranjera por la expropiación. Además la Constitución desde entonces establece que no se pueden entregar concesiones en materia de petróleo. “Además el general se adhiere a la decisión que se toma de cancelar los contratos de riesgo. Es cosa de ver los discursos de Jesús Reyes Heroles. Decía: son contratos de riesgo para la nación, no para las empresas extranjeras. “Lo anacrónico es la corrupción. Los artículos fundamentales de las constituciones no se modifican en ningún país del mundo. –¿Cómo es la legislación de Estados Unidos en materia petrolera? –En el caso de la legislación de Estados Unidos el dueño del suelo es dueño del subsuelo y en el caso nuestro la tradición desde la Colonia es que se podía entregar el suelo, pero el subsuelo era de la corona. Porfirio Díaz lo que hace es cambiar esa tradición y ajustar la legislación mexicana a la anglosajona y entrega el suelo y el subsuelo a los extranjeros. Eso lo corrige la Revolución, porque Carranza y los constituyentes establecen el dominio del suelo y del subsuelo por la nación. –¿Cambian el concepto de la propiedad de la corona por el de la nación? –Exactamente. Eso no les gustó nada a las empresas extranjeras y llevó muchísimos años poder aplicar ese principio. “No se pudo aprobar desde el 17 hasta el 38 la Ley Reglamentaria del Petróleo porque las empresas petroleras tenían el dominio del sureste, tenían guardias blancas, era un Estado dentro de otro Estado. Había amenazas de invasión extranjera. Incluso se habló de la creación de una República independiente. “Todo esto es un asunto fundamental para la historia. Éstos, de manera irracional, quieren regresarnos al Porfiriato.” L
  • 34. La electricidad, otro plato fuerte Jesusa Cervantes Los reflectores nacionales apuntan hacia el petróleo ahora que el titular del Ejecutivo federal está a punto de enviar al Congreso su iniciativa de reforma energética, pero algunas voces alertan: otro sector que se le ofrecerá a la inversión extranjera es el eléctrico. La apertura total de éste empezó a tramarse en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, y funcionarios que intervinieron entonces en las discusiones del TLC ahora son ejecutivos de algunas de las trasnacionales más poderosas del ramo, o bien, controlan la Bolsa Mexicana de Valores. Ahí salen a relucir los nombres, de Luis Téllez, José Córdoba Montoya y Georgina Kessel, entre otros. La iniciativa de reforma energética que el próximo miércoles 14 enviará el Ejecutivo federal a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión incluirá propuestas de modificación a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales; fuentes seguras afirman que la iniciativa fue confeccionada sobre todo por Luis Téllez y José Córdoba Montoya. Algunos de los personajes que están detrás de la propuesta del Ejecutivo están ligados a empresas generadoras de energía, entre ellas Sempra, a la cual Estados Unidos intenta consolidar –junto con otras– desde la Patagonia hasta México para asegurar así su suministro energético, como lo manifestó el pasado 11 de abril Carlos Pascual, coordinador estadunidense de Asuntos Internacionales de Energía ante la Cámara de Representantes de su país. Y los exfuncionarios federales que dieron pie a la apertura del sector energético – desde 1990 con la discusión del Tratado de Libre Comercio (TLC), 1992 con la reforma a la Ley del Servicio Público de Energía y 2008 con la reforma energética– hoy están arropados por empresas extranjeras del ramo y otros, como Téllez y Córdoba, en posiciones clave para el gobierno, como la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). “Pasaron de ser cómplices en el gobierno para la apertura energética a socios de las grandes empresas”, acusa Manuel Bartlett, senador por el Partido del Trabajo y quien desde 2000 emprendió la defensa del sector eléctrico. Hoy, añade, pretenden terminar de traicionar a la patria abriendo en su totalidad todo el sector a la iniciativa privada, en especial a las grandes trasnacionales. Esta reforma podría contener modificaciones fundamentales a las bases de la soberanía del país, dice Francisco Carrillo Soberón, exdiputado federal por el PRD y coordinador del Comité Nacional de Estudios de la Energía. Podrían cambiar el párrafo cuarto del artículo 25, apunta, donde se establece que el sector público tiene a su cargo “de manera exclusiva” las áreas estratégicas que se señalan en el párrafo cuarto del artículo 28. En éste, agrega, se establece que las funciones del Estado en áreas estratégicas, como correos, petróleo y demás hidrocarburos, petroquímica básica, minerales radiactivos y generación de energía nuclear y electricidad no constituyen
  • 35. monopolios. En tanto que en el 27 se intentará eliminar la exclusividad del Estado para prestar el servicio público de electricidad, además de eliminar la prohibición de otorgar concesiones o contratos en materia de petróleo y carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos. De cómplices a socios Para entender cómo se urdió el camino a la privatización del sector energético, dice Bartlett, hay que empezar por la discusión del TLC entre 1990 y 1992. Carlos Salinas de Gortari, entonces presidente de México, y sus pares de Canadá y Estados Unidos dijeron “vamos a respetar nuestras constituciones”... pero dejaron “hoyos”, asegura. Carrillo Soberón, en entrevista por separado, recuerda que en la discusión del TLC se dejaron cabos sueltos “que permitían la generación de energía eléctrica para privados”. El segundo paso, dice Bartlett, fue la reforma a la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica de diciembre de 1992, norma reglamentaria del párrafo 5 del artículo 27 constitucional. En síntesis lo que se modificó en la ley de 1992 fue no considerar “servicio público la cogeneración, importación, exportación y pequeña producción de energía, ni la generación de parte de productores independientes, quienes a su vez están obligados a venderla a la Comisión Federal de Electricidad”. En dicha ley, recuerda el senador, introdujeron el concepto de “permisos” de energía, “porque la Constitución en su artículo 27 prohíbe el otorgamiento de concesiones y contratos cuando se trata de petróleo, energía eléctrica y carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos”. Todo es una simulación, acusa Bartlett, quien insiste en que la reforma energética que se presentará esta semana se debe “a presiones de Estados Unidos – empezando con el TLC– y a la corrupción de los funcionarios que pasaron de ser cómplices a socios de grandes trasnacionales en la materia”. Todos son una gran familia, gozaron de información privilegiada cuando fueron funcionarios, obtuvieron relaciones importantes, impulsaron cambios a las leyes y terminaron de sus empleados, acusa el senador. Esto se ejemplifica con dos figuras: los salinistas Luis Téllez y José María Córdoba Montoya, a quienes algunas fuentes atribuyen la confección de la reforma energética que se presentará el miércoles 14. En el sexenio de Salinas, Luis Téllez fue subsecretario de Agricultura; en los tres primeros años del de Ernesto Zedillo fue coordinador de asesores de la Presidencia y en los tres últimos, secretario de Energía. En la primera mitad del sexenio de Felipe Calderón fue secretario de Comunicaciones y Transportes y de 2009 a la fecha es presidente de la BMV. Y en 2004, separado de la administración pública, formó parte del consejo de administración de la estadunidense Sempra Energy. José Córdoba Montoya se alejó en 1994 de la administración pública y reapareció
  • 36. en 2003 como propietario de la empresa Proveedora de Servicios de Energía, S.A. de C.V., la cual puede construir, adquirir, enajenar, operar o arrendar plantas de energía eléctrica. Hoy aparece como asesor de Téllez en la BMV. Además de Córdoba Montoya, afirma Bartlett, otra persona que ideó cambios legales para abrir lentamente la privatización del sector energético y que hoy se beneficia de ello es Georgina Kessel. En 1994 fue directora de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), organismo encargado de entregar los primeros permisos de cogeneración, exportación, importación, autoabastecimiento y producción independiente de energía eléctrica. Luego ocupó diversos cargos en la administración pública no relacionados con el sector, pero de 2006 a 2011 fue secretaria de Energía y, por lo tanto, cabeza de sector de la CRE. Y desde el pasado 23 de abril es integrante del Consejo de Administración de la española Iberdrola, la mayor empresa generadora de energía en el mundo. Bartlett abunda: Ahí está también Protego, la empresa que creó el exsecretario de Hacienda de Salinas de Gortari, Pedro Aspe, y quien tuvo como su empleado a Luis Videgaray, hoy titular de la misma cartera en el gobierno de Peña Nieto. La importancia de Protego radica en que ya no se dedica a la solución de deuda de los estados, sino que ahora asesora a grandes empresas industriales que tienen un consumo significativo de energía eléctrica y que le compran a las trasnacionales y mexicanas que a partir de 1996 entraron al mercado de la venta de electricidad. “A través del desarrollo de proyectos de autogeneración y cogeneración nuestros clientes han obtenido precios de electricidad competitivos”, dice en su portal. Además ha logrado la inversión de estas empresas por mil 120 millones de dólares para generar su propia energía eléctrica, “lo cual corresponde a 70% del total de los proyectos de generación privada”. Y por si algo faltara, Protego –la cual se fusionó con la empresa financiera estadunidense Evercore– brinda asesoría para la licitación de contratos que apoyan las operaciones de Pemex. Otro exfuncionario que llegó a contar con información privilegiada y hoy trabaja para Sempra Energy es Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de Zedillo. A partir de 2007 fungió como integrante del consejo de administración de Sempra Energy y desde julio de 2012 es director de Sempra México y quedó al frente de las operaciones de la filial IEnova. Además Pemex le asignó a Evercore-Protego el contrato para financiar el proyecto Los Ramones, que es la instalación de un sistema de gasoductos con una longitud de mil 21 kilómetros en Tamaulipas, Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato. El proyecto lo realizan Pemex Gas y Petroquímica Básica y Sempra Energy, cuyo director es Ruiz Sacristán. Y para concluir con el amarre de coincidencias, el proyecto es auditado financieramente por un grupo de empresas internacionales, entre ellas Anesco, S.C., bajo la representación de Alfonso Ruiz Camargo, socio de Córdoba Montoya en su empresa Proveedora de Servicios de Energía. Las profecías de Pascual
  • 37. Si desde la firma del TLC Estados Unidos ya vislumbraba el potencial energético de México, Carlos Pascual lo dejó más que claro el pasado 11 de abril, cuando compareció ante la Cámara de Representantes de su país. En su discurso, Pascual –exembajador en México– habló de la situación energética desde la Patagonia hasta México y la sintetizó como de “grandes oportunidades para la seguridad energética de Estados Unidos”. En la primera parte de su intervención destaca que Estados Unidos es uno de los grandes exportadores de gas natural licuado del mundo. “Hoy estamos al borde de una revolución de las energías renovables que, si se desarrolla bien, puede proporcionar beneficios para la industria de Estados Unidos. Y sostiene: “En este momento crucial el liderazgo de Estados Unidos tendrá implicaciones importantes para la energía continua y de largo plazo, para la seguridad de América del Norte y el resto del hemisferio occidental”. Pascual señala que en Centroamérica la producción de energía es “sucia” y en Colombia, Argentina y Brasil se tienen problemas de clima, así que plantea mejorar la obtención de sus energías con el apoyo de las tecnologías de Estados Unidos. Se refiere a la compra de petróleo a Canadá y destaca que en México ha caído, pues la reserva probada es de 10.2 mil millones de barriles pero su producción se redujo 23% entre 2004 y 2011, “y casi todos los pronósticos dicen que las proyecciones de producción mexicana disminuirán en el corto plazo”. Inmediatamente destaca que Peña Nieto ha hecho de la reforma energética su prioridad “y si tiene éxito, México podría atraer inversiones internacionales para desarrollar sus recursos de hidrocarburos. Esto podría reforzar para América del Norte su seguridad energética y para México su posición fiscal... a pesar de los retos que enfrenta México, la historia es que América del Norte en su conjunto podría incrementar la seguridad energética nacional y mundial”. Pascual recordó el plan Connecting the Americas 2022 y que con ella los países americanos, desde Chile hasta Canadá, podrían tener éxito en sus proyectos de energías renovables y promover un poderoso mercado de interconexión regional. Apuntó que Estados Unidos tiene con Canadá un intercambio de 62 billones de kilowatts/hora (kwh), aunque con México apenas tiene 11 interconexiones por donde transitaban 1.5 billones de kwh hasta 2011. Añadió: “Nosotros seguiremos construyendo estas oportunidades hasta hacer nuestros negocios”. Y Pascual –quien además es yerno del director de la Comisión Federal de Electricidad, Francisco Rojas– ejemplifica: “Sempra Energy tiene planes de construir un parque eólico en Baja California usando tecnología y componentes de Estados Unidos y exportando la energía para el servicio eléctrico de San Diego, California”. El panorama energético es profundamente complejo, añade, pero es una espectacular oportunidad para Estados Unidos en trabajo, intereses comerciales, desarrollo de la economía y seguridad energética. “Mientras el mercado energético en el mundo se transforme, reflejando nuestro poder, Estados Unidos tiene mucho que compartir para empezar a formar parte de este panorama”.
  • 38. Pascual termina diciendo que para estar dentro del mercado energético y lograr la seguridad en la materia, Estados Unidos puede dar apoyo a través de sus empresas y compartir su tecnología. Y así lo está haciendo en México, pues no sólo Sempra Energy desarrolla exportación de energía de México a Estados Unidos, también lo hacen las empresas AES e Intergen; la primera instaló una planta de energía en Mérida y desde ahí la vende a Belice; la segunda tiene una planta en Rosarito para llevar energía a Estados Unidos. Y más que el petróleo, parece que la corona de la reforma energética es la electricidad. Actualmente 49% de la energía eléctrica está en manos de trasnacionales “y la reforma les quiere dar el otro 51%”, acusa Bartlett, quien recuerda que Pemex es la empresa que más vale y le sigue la CFE, con un valor de 150 mil millones de dólares. Y de ese 49% que generan los productores privados, la mayor parte está en manos de Iberdrola, la empresa de la que Kessel es hoy consejera.
  • 39. 2 mil desplazados en un mes Ezequiel Flores Contreras En la sierra de Guerrero los gatilleros llegan quemando casas, secuestrando y matando, y a los pobladores les exigen dinero y libre tránsito. Ante la disyuntiva, la gente decide huir. El terror ha provocado que pueblos enteros de esa entidad se vacíen en un solo día. Lugareños entrevistados por Proceso aseguran que las bandas de narcotraficantes están “barriendo” la zona de arriba abajo, y consideran que el despliegue policiaco y militar no solucionará nada. TLACOTEPEC, Gro.- El panorama en la Sierra Madre del Sur es de muerte. El terror se ha esparcido por la montaña guerrerense –una de las zonas más pobres del país– a causa de la guerra entre grupos de narcotraficantes que, en medio de su disputa por los campos de producción y las vías de trasiego, amedrentan y acosan a los lugareños. Esta situación descontrolada ya provocó el desplazamiento de por lo menos 2 mil personas, provenientes de tres municipios. En el último mes, bandas armadas recrudecieron la violencia en 13 poblados de los municipios de San Miguel Totolapan, General Heliodoro Castillo y Apaxtla de Castrejón. Han quemado decenas de viviendas, secuestrado a mansalva y convertido el asesinato en su primer y último argumento. Cientos de mujeres, niños y hombres han dejado sus pueblos y buscado refugio en las cabeceras municipales, se fueron a vivir con familiares en otras regiones del estado o salieron del país. En un principio, el gobierno estatal minimizó la situación. Calificó de “emigrantes internos” a más de mil desplazados de San Miguel Totolapan que abandonaron cuatro comunidades el 17 de julio y se concentraron en la iglesia de San Miguel Arcángel, en la cabecera municipal. La administración del gobernador Ángel Aguirre Rivero (PRD) atribuyó el movimiento de personas a “falsos rumores” de enfrentamientos y ataques. Sin embargo, 15 días después reculó: El miércoles 31 de julio –y también a raíz de la violencia– otras mil personas abandonaron sus comunidades, ubicadas en la parte baja de la sierra. Huyeron hacia las zonas altas para refugiarse en Huautla y Tlacotepec, esta última cabecera municipal de General Heliodoro Castillo. En ambos casos las autoridades estatales –a través de la Subsecretaría de Protección Civil– habilitaron albergues temporales en San Miguel Totolapan y General Heliodoro Castillo, donde se limitaron a entregar despensas, cobertores y colchonetas a los desplazados. La rapiña Hace dos semanas, Proceso recorrió la zona del conflicto. Las víctimas explicaron que el corredor de drogas que conecta la sierra con las regiones norte y Tierra Caliente es el escenario de una brutal guerra entre varios grupos delincuenciales.
  • 40. Reportes oficiales consultados por este semanario muestran que la región es disputada por las bandas de Los Rojos, La Familia y Los Guerreros Unidos. El primer grupo tiene su bastión en Tlacotepec (municipio de General Heliodoro Castillo) y Chilpancingo, ciudad vapuleada por el secuestro, la extorsión y los asesinatos en contra de representantes de sectores productivos. La segunda banda está afincada en el municipio de Arcelia y Teloloapan, desde donde controla el paso de droga hacia el Estado de México. El tercero, Los Guerreros Unidos, se ha hecho fuerte en Iguala. Apenas la semana pasada, las batallas entre esos grupos provocaron otro desplazamiento forzado. El pasado viernes 2, mujeres, niños y ancianos provenientes de Pezuapa (San Miguel Totolapan) narraron a Proceso que habían llegado a guarecerse a la Casa de Bienes Comunales de Tlacotepec después de caminar un día y medio a través del monte. En total, eran 400 desplazados de tres municipios. Contaron que un grupo delincuencial venía “barriendo” la sierra desde la parte baja de San Miguel Totolapan. Al llegar a su pueblo incendió casas y secuestró a algunos hombres. Otros desplazados –que también permanecían en la Casa de Bienes Comunales– narraron el episodio que provocó su huida hacia Tlacotepec. Recordaron que hombres armados irrumpieron en el pueblo de Amacahuite (General Heliodoro Castillo) y se llevaron a siete campesinos a la comunidad de El Pescado (Apaxtla de Castrejón), ubicada a dos horas a pie de donde fueron privados de su libertad. En ese lugar, donde se encuentra el embalse de la presa El Caracol, los sicarios enviaron un mensaje a los pobladores de Amacahuite con el comisario municipal. “Exigieron el paso por la comunidad para poder ingresar a Tlacotepec”, afirman. También demandaron la presencia de “los ganaderos” de Amacahuite en la comunidad de El Pescado como condición para liberar a los siete campesinos. Se cree que los querían extorsionar. No obstante, los pobladores de Amacahuite rechazaron la exigencia del grupo armado. Optaron por abandonar la localidad y dirigirse a Tlacotepec, a pie y en camionetas. Habitantes de cuatro comunidades más –El Capire, El Órgano, Ixtayotla y Tetitlán del Río– se sumaron al éxodo al ver el terror con el que huían los pobladores de Amacahuite. Así llegaron 400 personas a Tlacotepec. Otras 500 se quedaron en Huautla. No se sabe de los plagiados. Proceso recorrió siete comunidades del municipio General Heliodoro Castillo –las dos donde se refugiaron los desplazados y cinco más, ubicadas en la parte baja de la zona serrana–, donde constató que el miedo impregnó los campos, los caminos y las viviendas. Testimonios En la comunidad de Ixtayotla, este semanario documentó un caso que sintetiza la desesperación que ahí se padeció.
  • 41. Ahí vive un joven de 25 años llamado Víctor Manuel. Padece de sus facultades mentales como consecuencia de un golpe en la cabeza. Fue abandonado en el pueblo el 31 de julio, cuando 36 familias huyeron del lugar por la narcoviolencia. La abuela de Víctor Manuel salió aterrorizada, dejando todo. Nadie le pudo ayudar a cargar con su nieto de articulaciones atrofiadas. Así que el joven se quedó ahí, solo, en una casa de adobe y techo de palma, sin saber qué pasaba. La mujer de casi 80 años caminó dos horas para llegar a Huautla, donde se refugiaron más de 500 desplazados provenientes de los municipios de General Heliodoro Castillo, San Miguel Totolapan y Apaxtla de Castrejón. Cuatro días después, Florentino Soto Basave, quien se había quedado en Huautla, regresó a Ixtayotla y este semanario lo acompañó. “Tengo que ver la milpa, mis animalitos, mi casa. En el pueblo se quedó un muchacho que no sabemos si está vivo”, dice durante el camino, en una brecha de terracería. Después de dos horas llegamos al pueblo. El lugar está desolado. Las tierras de cultivo y viviendas, abandonadas. Sobre las polvorientas calles sólo deambulan animales domésticos. Dentro de una de las casas está Víctor Manuel. Sentado en el piso, frente a la tranca de un corral. Con la mirada extraviada. Enseguida, don Florentino se dirige a la cocina, donde apenas colocaron un fogón ecológico de los que promueve la Cruzada contra el Hambre. De una olla de barro saca un puñado de galletas y se las lleva al joven, que las desmorona con las manos y las devora. Luego, Florentino le lleva una taza de agua y Víctor la bebe de golpe. Algo balbucea, y dibuja una sonrisa que le ilumina el rostro. El muchacho llevaba cuatro días sin probar bocado. Invasión Los sujetos armados han ido subiendo desde San Miguel Totolapan y Apaxtla de Castrejón hasta General Heliodoro Castillo. Esa zona se caracteriza por la siembra de enervantes, relatan otros afectados. Uno de los comandos de la región utiliza uniformes camuflados y es conocido como Los Pintos. Sus gatilleros están asesinando y desapareciendo hombres, quemando viviendas y expulsando a quienes se niegan a colaborar con ellos, indican. Don Florentino Soto advierte que mientras las autoridades gubernamentales no garanticen la seguridad en la zona, los desplazados difícilmente van a regresar a sus comunidades. “Nosotros no queremos andar de arrimados en otros poblados, pero no tenemos dinero para quedarnos en otro lugar. Por eso nos duele dejar abandonadas nuestras casas, las tierras de labor y nuestros animales”, afirma el campesino frente a su casa en Ixtayotla. Después de la tragedia y la huida, policías estatales y militares llegaron al corredor disputado y comenzaron a recorrer la zona. No obstante, los desplazados temen
  • 42. que cuando policías y militares se retiren de la zona los delincuentes vuelvan para embestir a los ciudadanos, cobrar venganza y seguir dejando su estela fúnebre. El alcalde perredista de General Heliodoro Castillo, Mario Chávez Carvajal, se declaró incompetente para resolver el problema de inseguridad y violencia que ha convertido en “pueblos fantasma” al menos 13 comunidades. Se le pregunta de qué forma se puede revertir este éxodo. Dice que no ve una alternativa de solución, porque el Ejército no puede permanecer en la región de manera definitiva.
  • 43. Plagados de errores, los libros de Prepa Abierta Jesusa Cervantes El gobierno de Felipe Calderón, que no se cansó de proclamar sus esfuerzos por impulsar la “calidad educativa”, pergeñó un nuevo plan de estudios para la Preparatoria Abierta a fin de emparejarlo con la tendencia general de las reformas en esa materia. El resultado fue la compactación de 33 a 25 módulos, sólo que se mutilaron de la currícula original temas básicos de ciencia y filosofía, y se introdujeron errores garrafales. No obstante, el nuevo gobierno priista, a través del secretario de Educación Emilio Chuayffet, avaló el uso obligatorio de esos textos defectuosos. La independencia de México se promulgó el 15 de septiembre; la metafísica es el estudio de los seres vivos… La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha incluido pifias de esta magnitud en los libros del nuevo plan de estudios del sistema de Preparatoria Abierta, una opción de aprendizaje a la cual más de 500 mil jóvenes recurren anualmente luego de ser rechazados del sistema escolarizado. Defendido por Rodolfo Tuirán, subsecretario de Educación Media Superior, y por Emilio Chuayffet, titular de la SEP, según consta en el oficio 317 del pasado 25 de marzo enviado a uno de los centros de asesoría que están en desacuerdo con la nueva currícula de Preparatoria Abierta, el material de estudio tiene por lo menos 230 errores, entre inconsistencias, confusiones, imprecisiones y deficiencias de redacción. Pero no sólo eso: el nuevo plan de estudios anula 22 de las 33 materias que tenía el viejo sistema y mutila ocho asignaturas vitales para comprender, argumentar y analizar el entorno sociopolítico del país y del mundo, entre ellas filosofía, lógica, arte, química, historia universal e historia de México, así como inglés de nivel avanzado, y se ha realizado un reagrupamiento de conceptos en 25 módulos. Contradictoriamente, para el ciclo escolar que arranca este mes se estableció la obligación de impartir en el Plan de Estudios de Bachillerato Tecnológico las materias de ética, lógica y filosofía; así consta en el acuerdo 653 de la propia SEP, fechado el 4 de septiembre del año pasado. En noviembre de 2011, la Dirección de Sistemas Abiertos de la SEP notificó a los centros de asesoría particulares que habría un cambio en el plan de estudios y nuevos materiales didácticos, pero no fue sino hasta marzo pasado cuando éstos se pusieron en circulación. Uno de los principales centros que se ha opuesto al nuevo plan es el Instituto Coapa, cuyos maestros revisaron los 25 módulos y encontraron glosarios con deficiencias, definiciones tomadas textualmente de Wikipedia, errores en biografías, falta de sustento académico confiable y falsedades expuestas como verdades. En el módulo “Transformaciones en el mundo contemporáneo” se establece que “es una tradición que cada 15 de septiembre celebremos la promulgación de la Independencia… Que el 20 de noviembre se celebra la Revolución Mexicana…
  • 44. Ambos hechos que marcaron un momento de transición política para el país” (página 25). Los docentes del Instituto Coapa argumentan que se debe decir que es tradición celebrar el inicio de guerra de Independencia el 16 de septiembre. “Olvidan que el 15 de septiembre era el cumpleaños de Porfirio Díaz, quien para el Centenario de la Independencia movió la fecha oficial para que coincidiera con su cumpleaños”. Además, indican, la promulgación de la Independencia de México se realizó el 6 de noviembre de 1813 en el Congreso de Chilpancingo. En la misma página, el nuevo módulo sostiene que tanto la Independencia como la Revolución Mexicana fueron dos conflictos bélicos que marcaron una transición política en el país. Inmediatamente afirma que “los mexicanos vivimos otro momento de transición en el año 2000, cuando el PAN ganó la Presidencia de la República”. Para los maestros que analizaron los textos didácticos “el triunfo del PAN en 2000 no es una fecha que conmemoremos ni es equiparable a la Revolución Mexicana o a la Independencia”. En todo caso, dicen, se debieron marcar otros momentos de “transición”, como el 18 de marzo de 1938, cuando Lázaro Cárdenas nacionalizó el petróleo, o incluso la matanza de estudiantes del 2 de octubre de 1968. En la página 44 del mismo módulo se afirma que la guerra de guerrillas “es una lucha armada que efectúan pequeños grupos contra los ejércitos estatales con el fin de debilitar al gobierno en el poder y dar paso a un nuevo sistema de gobierno”. Más bien, puntualizan, debió decirse que es una táctica militar que se emplea en una guerra asimétrica, cuando un ejército se encuentra en desventaja numérica o tecnológica respecto de otro, ante lo cual se organiza en células para efectuar ataques controlados y replegarse enseguida a zonas seguras. En la página 49 se atribuyen los golpes de Estado únicamente a “una parte del ejército” y son descritos como acciones violentas contra el gobierno de un país para derribarlo. Los autores olvidan, señalan los maestros, que se trata de una acción de autoridad que viola formas constitucionales. “Puede entenderse como el desconocimiento de un poder político hacia los otros, concentrando en sí todos los poderes y sus atribuciones. Lo puede efectuar el presidente, el Congreso, la Suprema Corte de Justicia o el Ejército”. En la página 51 se afirma que, al desaparecer la Unión Soviética, Cuba se quedó sola frente a Estados Unidos y en 2010 “optó por hacer reformas (…) para insertarse en la globalización”. Se añade que dichos cambios se llevaron a cabo “para flexibilizar su comercio con América Latina y Asia”. Sin embargo, precisan los maestros, no es que el país caribeño haya iniciado “reformas para la globalización”, sino que ha suscrito acuerdos para fortalecer las relaciones comerciales regionales. En la página 53 el texto para la Preparatoria Abierta señala que el Movimiento de Países No Alineados inició en 1955, cuando fue en 1961; en 1955 tuvo lugar la conferencia de Bandung, entre países africanos y asiáticos, que dio pie a tal movimiento. También define al “Islam como un sometimiento”, cuando en realidad significa “rendición ante la verdad divina”.
  • 45. Al abordar la historia de Chile, el nuevo programa señala que Salvador Allende “defendió la vía chilena al socialismo, nacionalizó las compañías extranjeras de cobre (…) y a la resistencia de las clases medias y altas frente a estas medidas se sumó una fuerte crisis económica, inflación que no podía detenerse y el gobierno gastaba mucho más que sus ingresos”. En opinión de los maestros que impugnan el material didáctico, debe decirse que ante las medidas de Allende la oligarquía chilena patrocinó huelgas que, a su vez, desataron una fuerte crisis económica con la finalidad de desestabilizar al gobierno. Así como está redactado, arguyen, el texto da a entender que esa crisis se debió a malas decisiones de Allende y no a un boicot de la burguesía chilena. Errores obligatorios En el módulo “Evolución y sus repercusiones sociales” se define a la metafísica como “el estudio de los seres vivos”, pero el autor de este texto, refieren los profesores del Instituto Coapa, “no logra distinguir la diferencia entre la biología y la metafísica”. Otro error se encuentra en la página 51, donde se lee que “la lógica es el estudio de las formas y modos de conocimiento científico”. Los docentes aclaran: “No se menciona que su objeto de estudio son los razonamientos; aunado a esto, su definición es ambigua porque define a la lógica como el estudio de ‘los modos de conocimiento’, que son temas propios de la teoría del conocimiento y de la ciencia”. A la ética, el libro de la Preparatoria Abierta la define como “el conjunto de normas morales que rigen una conducta humana”, pero los maestros observan que “no se aclara la diferencia entre ética y moral; de hecho, se define a la ética como moral”. En la página 56 se establece que “las leyes morales son universales y objetivas”, pero “con tal afirmación se elimina toda una corriente de la filosofía, el subjetivismo, según la cual la moral es histórica y subjetiva”. Hay otras afirmaciones que los profesores del Instituto Coapa consideran graves, como aquella de que la historia universal se inicia a partir de la guerra de Vietnam, con lo que “todos los procesos anteriores, desde la invención de la escritura, quedan cercenados”. Añaden que en el caso de historia de México no sólo no se realiza un seguimiento del devenir nacional, sino que se presentan datos incorrectos, “hechos inaceptables en publicaciones del Estado y que se consideran obligatorias para cursar la Preparatoria Abierta”. En el módulo “Evolución y sus repercusiones sociales” se presentan las tres leyes de Mendel, pero en la Unidad 2 se habla únicamente de dos. En el colmo de los errores, los profesores citan el caso del módulo “Evolución y sus repercusiones sociales”, donde, aseguran, todas las fechas de muertes de científicos como Carlos Linneo, Jean Baptiste Lamarck, Pierre-Louis Moreau de Maupertuis y Leclerc son erróneas: los autores del libro “los matan antes de que publiquen sus obras cumbre”. Según los maestros que analizaron los 25 módulos, hay cuatro errores en el libro
  • 46. “Representaciones simbólicas y algoritmos”, de Norma Angélica García Morales, maestra de la Facultad de Ingeniería de la UNAM; 26 en “Universo natural”, escrito bajo la responsabilidad de Aurelio Ramírez Hernández, profesor de la Universidad del Papaloapan, Oaxaca, y 19 en “Sociedad mexicana contemporánea”, de Abril Novoa Camino, maestra por la Universidad de Toronto, Eusebio Franco Pimental, con maestría en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Flacso-México, y José Ángel Quintanilla Noriega, miembro de la Asociación Mexicana para el Fomento del Libro Infantil y Juvenil, A.C. El libro correspondiente al módulo “Transformaciones en el mundo contemporáneo” tiene 11 errores; fue elaborado por José Luis León Manríquez, con doctorado y maestría en la Universidad de Columbia, y Juan José Ramírez Bonilla, licenciado en filosofía y doctorado por la Universidad de París. El módulo más deficiente es “Hacia un desarrollo sustentable”, con 59 errores. Lo escribió Laura Lauria Baca, licenciada en biología por la UNAM; “Estadística en fenómenos naturales y procesos sociales” aparece con 25, y es obra de Felipe Alcántara Sánchez, profesor del Departamento de Biología Celular de la UNAM; “Dinámica en la naturaleza: el movimiento”, realizado por Daniel Cruz Vázquez, licenciado en Física por la Facultad de Ciencias de la UNAM, tiene 48 imprecisiones; “Impacto de la ciencia y la tecnología”, creado bajo la responsabilidad de Sandra Anchondo Pavón, licenciada en filosofía por la Universidad Panamericana, lleva 38 errores. La “actualización” Marcos Fuentes Franco, director del Centro de Estudios de la Educación Media Superior Instituto Coapa y asesor de la Preparatoria Abierta, explica que en 1979 la SEP concibió este sistema con 33 módulos. Pero, añade, en noviembre de 2011, en la administración de Felipe Calderón, la dependencia modificó el plan de estudios y creó nuevos materiales didácticos, además de reducir a 25 el número de módulos. La Dirección de Sistemas Abiertos de la SEP notificó a los centros de asesoría particulares que a partir de 2012 operaría la “preparatoria abierta en línea” como una nueva opción y con los nuevos libros, en tanto que quienes ya están avanzados en “la preparatoria de 33 materias” podrían concluirla bajo ese régimen. En de 2012, el Instituto Coapa y una veintena de maestros asesores le solicitaron primero a Alonso Lujambio y luego a José Ángel Córdova Villalobos, como titulares de la SEP, que se mantuviera el plan de estudios de 33 asignaturas, que a lo largo de los años probó su calidad y posee “una estructura que permite el desarrollo integral del estudiante”. Los maestros cuestionaron la viabilidad del nuevo plan de estudios. Incluso, el 5 de junio de 2012 la Comisión Permanente del Congreso de la Unión le pidió a la SEP que detallara “la justificación académica y pedagógica” de los cambios al plan de estudios, así como “nombre y experiencia” de quienes lo diseñaron junto con el material didáctico, es decir los libros de los 25 módulos.
  • 47. El 20 de junio siguiente, Elena Verdugo Quiñones, coordinadora de asesores de la Subsecretaría de Educación Media Superior, respondió a los legisladores que “ninguna autoridad estatal ni su cuerpo académico han expresado comentario que cuestione la viabilidad del plan de estudios. Por el contrario, el cambio curricular se ha recibido como una necesidad que pone al día a este servicio de la modalidad no escolarizada, después de 33 años de operación con el mismo plan, sin que haya tenido actualizaciones y sin contar con programas de estudio definidos”. Verdugo refirió que “el único cuestionamiento proviene de personas que no forman parte del servicio de Preparatoria Abierta ni del sistema educativo nacional, y sin que hasta el momento tal cuestionamiento se haya soportado con argumentos académicos”. Ya en el gobierno de Enrique Peña Nieto, con Emilio Chuayffet en la SEP y Rodolfo Tuirán en la Subsecretaría de Educación Media Superior –de la cual depende el sistema de Preparatoria Abierta– los nuevos textos fueron impresos y se venden desde marzo pasado en las librerías Educal.
  • 48. El tejido desgarrado Javier Sicilia A menos de un año de haber asumido el poder, el gobierno de Enrique Peña Nieto comienza a padecer una profunda esquizofrenia: mientras una parte de su política social frente a la violencia se propone la reconstrucción del tejido social, su política económica no cesa de destruirlo. Peña Nieto y su gobierno son incapaces de ver que hay una relación directa del desarrollo económico –entendido, como lo señaló bien Eduardo Vázquez Marín en su artículo Patrimonio al garete (Reforma, 2 de agosto), en los reducidos términos de expansión de capitales y explotación sin medida de seres humanos, medio ambiente y culturas– con el desgarramiento del tejido social y la violencia. El ejemplo más próximo de esta incapacidad es la reciente destitución de Sergio Raúl Arroyo como director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El INAH fue creado en 1939, 10 años antes de que la idea del desarrollo económico promovida por el presidente Harry Truman se extendiera como un incendio por el mundo. Su objetivo era detener otra forma perversa del enriquecimiento: la destrucción y el saqueo del patrimonio cultural del país, y hacer de ese mismo patrimonio una fuente de estudio y conocimiento para preservar la memoria histórica de México, sin la cual no hay vida común ni humana, no hay pertenencia ni, por lo mismo, tejido social. Por desgracia, la noción de desarrollo, que adquirió una lógica demencial y salvaje a partir de los años 80, vio la defensa del patrimonio como un impedimento para alcanzar esa nueva promesa de felicidad y comenzó a atacarla. A inicios del segundo milenio, Sari Bermúdez, presidenta del Conaculta, impulsada por Vicente Fox, trató de reformar la ley para que el INAH perdiera su fuente de vida: la custodia del patrimonio y sus políticas de investigación en ese terreno. La renuncia de Sergio Raúl Arroyo –que entonces fungía también como director del INAH y había logrado, contra la propia Sari Bermúdez y el entonces gobernador de Morelos, Sergio Estrada Cajigal, rescatar los grandes murales del Casino de la Selva que estaban a punto de ser destruidos por Costco y Comercial Mexicana– pudo frenar esa absurda reforma. Aún lo recuerdo con inmensa gratitud, en los momentos más álgidos de la defensa del Casino, visitándome para regalarme una copia de El violín y la aplanadora, de Andrei Tarkovski. Frente a esa lógica depredadora del desarrollo económico, que ha ido a la par del crecimiento de la criminalidad y de la violencia en México, el retorno como director del INAH de Sergio Raúl fue visto por muchos como una señal de que la apuesta de la administración de Enrique Peña Nieto por la reconstrucción del tejido social era seria: “el anuncio –escribe Eduardo Vázquez– de que el proyecto cultural que estaba por encabezar Rafael Tovar incluía en su concepción el papel social y simbólico del patrimonio” y la memoria de un país humillado. Con ese espíritu, el INAH rechazó el museo privado del zar belga del chocolate en Chichen Itzá; se opuso, como lo hizo con la destrucción del Casino de la Selva, al proyecto minero en Xochicalco; suspendió, tras la demolición de dos edificaciones
  • 49. patrimoniales y el atropello a una zona declarada patrimonio mundial, la construcción del teleférico de Puebla; cuestionó la edificación de una ciudad China, Dragon Mark, en un territorio del Caribe mexicano que tiene un potencial valor arqueológico y es fundamental para la preservación del medio ambiente; hizo serias observaciones al proyecto carretero en territorio ñañú y, por último, expresó su desacuerdo frente al manejo discrecional y opaco del Patronato del Museo Nacional de Antropología, al que Alfonso de Maria y Campos rentó el edificio Aristos, donde actualmente se encuentran las oficinas centrales del INAH, mediante un contrato leonino y sin licitación de 30 millones de pesos. Esa actuación, profunda y vital para la reconstrucción de la paz y la justicia en México, no gustó ni a la esquizofrenia del gobierno de Peña Nieto ni a la de gobernadores que en los últimos tiempos, junto a la connivencia con el crimen organizado –el rostro oscuro del desarrollo económico–, han privilegiado la inversión al margen de las leyes que resguardan el patrimonio y sus tejidos sociales. La respuesta no sólo ha sido el despido autoritario de Sergio Raúl Arroyo por parte de Emilio Chuayffet, quien como secretario de Gobernación traicionó, junto con Ernesto Zedillo, los Acuerdos de San Andrés y desdeñó la matanza de Acteal –el inicio del desgarramiento del tejido social que a finales del milenio comenzaba a retejerse, y la apertura de las puertas del infierno que habitamos–, sino también la continuación de una política cultural que desde el panismo se mutiló de su quehacer social y se redujo a show. El golpe al INAH y, con ello, al Conaculta, es –al igual que el desdeñoso manejo con el que el gobierno de Peña Nieto y los gobernadores han asumido la emergencia nacional y la tragedia humanitaria de las víctimas– la expresión atroz de la esquizofrenia política que en nombre del desarrollo como valor supremo no ha dejado de destruir el tejido social y de alimentar con ello el crimen, la violencia y la barbarie. Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del Cerro de San Pedro, liberar a los presos de Atenco, hacerle juicio político a Ulises Ruiz, cambiar la estrategia de seguridad y resarcir a las víctimas de la guerra de Calderón. L
  • 50. Privatización autoritaria John M. Ackerman El PRI y el PRD ya tienen perdida la primera batalla de la reforma energética. El madruguete privatizador de la iniciativa del PAN y la convocatoria de Morena para el 8 de septiembre han definido exitosamente las coordenadas de la discusión pública. La iniciativa nueva que surja en los próximos días será entendida inmediatamente por la población como un respaldo para una u otra de las posturas que ya se encuentran en la mesa. Afortunadamente, ya no existe posibilidad alguna de engañar a la sociedad con una privatización light vestida con las sedas de un supuesto “pragmatismo”. Con la propuesta del PAN se transparenta la ambición desmedida de los grandes empresarios nacionales y extranjeros en su búsqueda de quedarse con una tajada aún más grande de la riqueza nacional. Y con las constantes denuncias de Andrés Manuel López Obrador se evidencian las mentiras escondidas detrás de la idea de que una mayor “participación” de Exxon-Mobil y Halliburton automáticamente beneficiará al pueblo de México. Enrique Peña Nieto ha sido rebasado por la coyuntura. Pospone una y otra vez la presentación de su iniciativa con la esperanza de poder tejer previamente las alianzas necesarias para que la naturaleza privatizadora de su propuesta no se evidencie de manera tan desvergonzada. Por ello el presidente incluso se atreverá a recurrir a la engañosa táctica de utilizar la histórica figura del mismo general Lázaro Cárdenas para dar la impresión de que su iniciativa tendría el aval de este gran mexicano. Como colofón de esta puesta en escena, el presidente del PRI, César Camacho, ha amenazado con “defender hasta en las calles” la propuesta energética de su partido. Todas estas estratagemas evidencian la desesperación de Peña Nieto frente a la enorme derrota estratégica que ha sufrido en los terrenos del debate público y la movilización social. Pero el presidente no se da por vencido. No desistirá en su esfuerzo por “trabajar de manera conjunta” con el PRD y el PAN para transferir la propiedad sobre el subsuelo desde el pueblo mexicano a las empresas trasnacionales. Lo que definirá en última instancia el desenlace de la reforma petrolera será un mero cálculo de costo-beneficio por parte de los políticos involucrados. Los legisladores del PRI y el PRD saben que cumplir con lo que exigen sus patrocinadores podría implicar una enorme pérdida de respaldo ciudadano y probablemente una sensible merma en su presencia electoral. Pero estos mismos representantes populares también tienen claro que una reforma privatizadora generaría un virtual ejército de empresarios y trasnacionales agradecidos y listos para canalizar nuevos financiamientos hacia sus campañas electorales y negocios personales. La pregunta clave es cuál de estos dos incentivos pesará más a la hora de votar las diferentes iniciativas en el Congreso de la Unión: el estímulo electoral- ciudadano que exige el fortalecimiento de Pemex como una empresa nacional,
  • 51. estatal y soberana, o el canto de las sirenas de los beneficios personales futuros para los negociadores de la reforma. El desenlace de esta coyuntura histórica tendrá importantes implicaciones con respecto a la evaluación de la naturaleza de nuestro sistema político. Específicamente, si la clase política logra privatizar la renta petrolera el atrincheramiento del autoritarismo mexicano se confirmaría. Quedará demostrado que a los políticos les importan más sus intereses personales que el servicio público, y que las opiniones de las empresas trasnacionales tienen un mayor peso político que el sentir de los ciudadanos. La responsabilidad, en este caso, no sería exclusivamente de los políticos, sino también de las instituciones electorales. Con su inacción y complicidad, el IFE y el TEPJF han configurado el tablero de la competencia electoral precisamente para que los políticos ya no tomen en cuenta a la sociedad, sino solamente rindan pleitesías al poder político y económico. La impunidad para los casos de Monex y Soriana, por ejemplo, prepara el camino ya para que los beneficiarios de la privatización petrolera utilicen estrategias similares de triangulación financiera durante las campañas federales en 2015 y 2018. Si, por el contrario, la movilización ciudadana logra frenar la privatización petrolera, habría motivos para tener cierto optimismo con respecto a la posibilidad del avance democrático en el país. Ello demostraría que aun con el actual sistema de compraventa de cargos públicos, la voz ciudadana todavía tendría cierta influencia en la esfera pública. Ello también implicaría que apostarle a la creación de un nuevo partido político como una vía para transformar la nación quizás no sea tan ingenuo y contradictorio como pareció en un principio. Casi la totalidad del poder económico y político del país está hoy unido en su empeño de dar una contundente lección autoritaria al pueblo con la imposición de una reforma petrolera privatizadora y entreguista. En las próximas semanas sabremos si la victoria del pueblo en la primera etapa de esta lucha ha sido solamente temporal o si existe suficiente fuerza social para frenar a la oligarquía no solamente en el caso actual, sino también hacia el futuro, con la transformación de raíz del sistema de injusticia e impunidad estructural que predomina en la nación. l www.johnackerman.blogspot.com Twitter: @JohnMAckerman
  • 52. Una indignante absolución Jesús Cantú El juez federal Carlos López Cruz consideró que era el Ministerio Público el responsable de demostrar que Raúl Salinas de Gortari se aprovechó del empleo, cargo o comisión públicos para incrementar desproporcionadamente su patrimonio; y como no lo acreditó, decidió absolver al acusado del delito de enriquecimiento ilícito. Sin embargo en el caso de este delito (de acuerdo con los antecedentes históricos, la intención del tipo específico, la redacción constitucional y legal y las tesis de jurisprudencia) es claro que lo que el Ministerio Público debe probar es el enriquecimiento desproporcionado durante el periodo de su encargo y es el inculpado, en el ejercicio de su defensa, el responsable de demostrar que su enriquecimiento es lícito o ajeno al ejercicio del encargo público. Antes de entrar al análisis preciso de las disposiciones mexicanas vale la pena señalar que el tipo delictivo está previsto básicamente en los países latinoamericanos, pues no aparece en naciones europeas o de América del Norte; sí en cambio en Colombia, Argentina, Perú y desde luego México. En este sentido hay que señalar que claramente responde a nuestra realidad: Alta corrupción e incapacidad de encontrar pruebas jurídicamente válidas para demostrar la comisión de delitos como el cohecho, peculado, tráfico de influencias y cualquier otro específico contra la administración pública. El primer antecedente se encuentra en el denominado “enriquecimiento inexplicable” previsto en la legislación emitida por Lázaro Cárdenas en 1939. Sin embargo la diferencia es que cuando se identificaba un enriquecimiento desproporcionado, el Ministerio Público iniciaba una investigación para tratar de demostrar la comisión de un delito; si encontraba las pruebas, lo hacía, pero si no, se le solicitaba que demostrara el origen lícito de su incremento patrimonial; en caso de no lograrlo se le sancionaba administrativamente. Obviamente esta vía fue insuficiente y los casos de enriquecimiento desproporcionado proliferaban e indignaban a la población. Por ello Miguel de la Madrid inició la llamada “renovación moral”, la cual previó básicamente cuatro acciones: se reformó el artículo 109 de la Constitución (28 de diciembre de 1982), se promulgó la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos (31 de diciembre de 1982), se reformó el artículo 224 del Código Penal Federal (5 de enero de 1983) y se creó la Secretaría de la Contraloría General de la Federación (29 de diciembre de 1982). Ante la imposibilidad material del gobierno mexicano de demostrar la comisión de delitos específicos en el ejercicio de la función pública, se recurre a esta figura que permite sancionar a los funcionarios que al final del ejercicio de sus cargos detentan un crecimiento injustificado de su patrimonio, de acuerdo con los ingresos que recibieron por motivo de su encargo. En primera instancia el tipo penal se crea a nivel de la misma Constitución, al establecer en el artículo 109: “Las leyes determinarán los casos y las
  • 53. circunstancias en los que se deba sancionar penalmente por causa de enriquecimiento ilícito a los servidores públicos que durante el tiempo de su encargo, o por motivos del mismo... aumenten sustancialmente su patrimonio, adquieran bienes o se conduzcan como dueños sobre ellos, cuya procedencia no pudiesen justificar”. El texto constitucional es muy explícito: basta que dicho enriquecimiento suceda durante el tiempo de su encargo o, si es fuera de ese tiempo, cuando haya sido por motivos del mismo. El artículo 224 del Código Penal Federal establece: “Se sancionará a quien con motivo de su empleo, cargo o comisión en el servicio público, haya incurrido en enriquecimiento ilícito. Existe enriquecimiento ilícito cuando el servidor público no pudiere acreditar el legítimo aumento de su patrimonio o la legítima procedencia de los bienes a su nombre o de aquellos respecto de los cuales se conduzca como dueño, en los términos de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos”. Y algunos juristas interpretan que al señalar “con motivo” y no “durante” es necesario que el Ministerio Público pruebe que dicho enriquecimiento fue producto del ejercicio indebido de su encargo; sin embargo dejan de lado la lectura de la segunda parte del artículo, que precisamente deja la demostración al inculpado. Muchos juristas señalan que esta disposición viola el principio de no autoincriminación y atenta contra el principio de presunción de inocencia. Sin embargo han sido rebatidos en tesis de jurisprudencia. La tesis P. XXXVIII/2002, de agosto del 2002, señala que “ello no significa en modo alguno que se obligue al servidor público a declarar en su contra en la fase administrativa, pues lo único que establece es que se le requiera para que justifique la licitud de sus haberes, otorgando al servidor público la posibilidad material y plena de su defensa, para que pueda desvirtuar los elementos de prueba que recaen en su contra”. Y en torno a la presunción de inocencia la tesis P. XXXVII/2002, de la misma fecha, señala que “esta forma indirecta de probar uno de los elementos del delito no es atentatoria del principio de presunción de inocencia que le asiste al inculpado, por más que lo vincule a demostrar la legítima procedencia de sus bienes para poder desvirtuar la prueba presuntiva que pesa en su contra, ya que es propio del proceso penal que al Ministerio Público le corresponde allegar pruebas incriminatorias y al procesado las de su defensa, entre ellas, las que tiendan a destruir o a desvanecer las aportadas por su contraparte”. Pero además en la tesis P. XXXVI se especifica qué es lo que el Ministerio Público debe comprobar al precisar: “Para determinar que un servidor público se ha enriquecido ilícitamente (núcleo esencial del delito), se requiere la comprobación previa de determinados hechos o circunstancias, como son la calidad del acusado como servidor público (sujeto calificado), la situación patrimonial del mismo al iniciar y al concluir sus funciones, la remuneración percibida durante el desempeño de su cargo, y la circunstancia real del patrimonio que en la actualidad cuente el sujeto, para poder de esa forma arribar a un proceso lógico y natural en el que se advierta con nitidez y con un mínimo de sentido común que existe una desproporción sustancial entre lo
  • 54. percibido por el servidor público con motivo de su empleo, cargo o comisión y lo que realmente cuenta en su haber patrimonial. Estos hechos y circunstancias concatenados entre sí, generan la presunción iuris tantum de que el sujeto activo se ha enriquecido de manera ilícita, lo que constituye prueba circunstancial que acredita el cuerpo del delito y la responsabilidad del mismo, los cuales en todo caso pueden ser desvirtuados a través del acreditamiento por parte del servidor público, de la licitud del aumento sustancial de su patrimonio”. La tesis no deja lugar a dudas sobre lo que el Ministerio Público debe probar. Y el servidor público, en su defensa, debe acreditar que el enriquecimiento fue ajeno al desempeño de su función, cualquiera que sea la causa: un muy buen manejo de sus haberes, una herencia, un premio en un sorteo, incluso la comisión de un delito (ajeno o propio de su encargo), en cuyo caso sería enjuiciado por el mismo, pero no por el enriquecimiento ilícito. Más allá de los cuestionamientos de tipo delictivo, en función de los principios generales de derecho y de la doctrina del derecho penal mínimo, lo cierto es que la tipificación del enriquecimiento ilícito como delito está vigente en México, ha sido validado por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y responde a la demanda social de combatir la galopante corrupción en el ejercicio de la función pública. L
  • 55. Controversia por la mariguana Olga Pellicer En el ámbito nacional e internacional han tenido lugar una serie de hechos favorables a la legalización de la mariguana. En Estados Unidos, aunque el gobierno federal mantiene inflexible su posición prohibicionista, a nivel estatal las cosas han cambiado. Illinois acaba de convertirse en el estado número 20 en legalizar la mariguana para usos médicos. Colorado y Washington también la han legalizado para usos recreativos, poniendo en marcha un mercado que despierta gran interés por las enormes ganancias que puede generar. Las encuestas hablan de la posibilidad de un referéndum en California que daría resultados positivos para la legalización. De ocurrir así, cambiará profundamente el panorama para el uso y comercialización de esa droga en el mayor centro de consumo del mundo. En América Latina, después de las iniciativas encabezadas principalmente por el presidente de Guatemala para exigir un enfoque nuevo sobre el tema de las drogas, la mayor novedad se ha dado en Uruguay. Allí los diputados aprobaron una legislación que legaliza-regula la producción, venta y consumo de la mariguana; falta todavía la votación de los senadores, que se espera ratificarán la decisión de los diputados. Con ese telón de fondo, el debate sobre la legalización se ha generalizado en México. En los últimos días ha habido diversos eventos en los que han participado personajes muy conocidas del mundo político y académico. Cierto que han surgido voces disidentes, pero han sido las menos. La corriente mayoritaria, en particular la existente entre académicos, se manifiesta a favor de la legalización; en lo personal, hace mucho que me inscribo en esa línea. El asunto ha tomado nuevas dimensiones al hablarse de la posibilidad de que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal someta a votación una iniciativa para la legalización. De inmediato han surgido interrogantes sobre la capacidad jurídica de dicha asamblea para tomar medidas de tal naturaleza o dar pasos para conseguirla. En todo caso, la simple posibilidad es, en sí, un elemento significativo. Son muchos los argumentos a favor de la legalización: el primero es la ineficiencia de las políticas prohibicionistas para reducir la producción y el consumo. Otros se refieren a los incentivos económicos perversos que alienta la prohibición; el deterioro de los sistemas carcelarios y de impartición de justicia, saturados por problemas menores asociados a la criminalización del consumo; el hecho de que la prohibición es contraria al derecho de toda persona mayor a tomar disposiciones sobre sí mismo mientras no afecte a los demás; los avances en las investigaciones según las cuales los daños provocados por esa droga son menores o al menos comparables a los producidos por otras que circulan libremente, como el alcohol y el tabaco; además de los dramáticos niveles de violencia asociados a la “guerra” contra la mariguana. La aceptación creciente de tales argumentos y el ambiente existente en el ámbito internacional llevan a algunos a opinar que es el momento para México de colocarse a la vanguardia de los países que están a favor de la legalización y
  • 56. regulación de la mariguana. Sería deseable que así fuera, pero lo cierto es que hay muchos obstáculos que se alzan en el camino. El primero es la resistencia en Washington. A nivel de la presidencia y de todas las agencias cuyos presupuestos están relacionados con mantener la “guerra” contra las drogas, la legalización de la mariguana no es buena idea. Cuentan con el apoyo de numerosos sectores de la sociedad estadunidense que, a pesar del alto consumo para fines recreativos, no se atreverían a aceptar la legalización; el puritanismo y la hipocresía son comunes en dichos sectores. El segundo es la opinión dividida al interior de la sociedad mexicana. Las encuestas no hablan de una población que, en su conjunto, apoye la legalización. De acuerdo con algunas de ellas, poco más de 50% se opone a la misma. Incluso dentro de la izquierda, que se creería se inclina por posiciones liberales, líderes como López Obrador no han querido tomar partido. El tercero es la utilización del tema para fines electorales. Si los cálculos sugieren que se ganarían más votos oponiéndose, sin duda habrá oposición. Aun si tal oposición proviene de personajes políticos de quienes se esperaría otro comportamiento. Las experiencias en torno al debate sobre el aborto dejaron varias lecciones en ese sentido. Finalmente, está la normatividad internacional, referencia utilizada frecuentemente para oponerse a la legalización. En efecto, dicha normatividad, construida sobre todo en la segunda mitad del siglo pasado y plasmada en tres grandes convenciones sobre el uso de drogas de Naciones Unidas, es esencialmente prohibicionista. A ellas se aúnan organismos, como la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, destinados a velar por el cumplimiento de tales convenciones. Ahora bien, la experiencia en Estados Unidos nos dice que las normas internacionales no detienen procesos internos, como ha ocurrido en estados de la Unión Americana. Es posible avanzar mediante legislaciones locales que, en su momento, pueden hacer cambiar al gobierno central, y, eventualmente, revisar las convenciones internacionales. El camino no se encuentra congelado por normas internacionales que reflejan ciertos momentos y ciertos intereses que han evolucionado sensiblemente. Sea como fuere, la ruta para llegar a la legalización es sinuosa. Por lo pronto, sólo hay corrientes en la buena dirección. Esperemos que se fortalezcan. L
  • 57. El discreto encanto de la burguesía petrolera Denise Dresser Así le llama el periodista Francisco Cruz Jiménez al estilo de vida que prevalece en el pináculo de Pemex. A los acuerdos políticos y legales que permiten a Carlos Romero Deschamps pasearse y pavonearse, evadirse y esconderse, operar al margen de la ley, si no es que fuera de ella. Romero Deschamps y tantos como él. Figuras emblemáticas de lo que Sabina Berman denomina “la coquetería del autoritarismo amable de México”. Donde nada nuevo hay bajo el PRI. Donde prevalece por un lado el autoritarismo sindical, y por otro la impunidad que lo permite. Petróleos Mexicanos, la mayor empresa del país; la que da empleo a casi 150 mil personas; la que es presentada como propiedad de los mexicanos pero que en realidad es el negocio de unos cuantos. La bonanza petrolera repartida entre un manojo de líderes, contratistas, transportistas. El monopolio estatal como fuente interminable de abusos, excesos, desmanes, investigaciones que son frenadas una y otra vez en el Congreso. Todo ello orquestado desde 1993 por el tamaulipeco Carlos Romero Deschamps y descrito en el libro Los amos de la mafia sindical. Un historia que comienza con oscuras maquinaciones, dudosos negocios, traiciones y tráfico de influencias. Una historia que lo encumbra como jeque de la empresa más lucrativa del país. Protegido por Joaquín Hernández Galicia, La Quina, quien lo incorpora a su camada. Quien lo educa y lo guía en la tarea de construir una pequeña dinastía sindical. Servicial hasta el día que lo traicionó, apoyado por Carlos Salinas de Gortari. Ayudó a cargar las armas, a sembrar el cadáver. Y a partir de entonces se convirtió en el Rey Midas del oro negro. Encontró en el petróleo la manera de obtener lujos, financiar comodidades, emplear a su familia, encumbrarse a sí mismo. He allí, en la nómina de Pemex, a sus hermanos, sus primos, sus cuñados, sus sobrinos. El nepotismo cleptocrático del político tamaulipeco. Y gracias a ello –la ordeña diaria de la vaca de todos– su reloj Audemars Piguet con incrustaciones de oro de 18 kilates; su colección de autos exóticos; su departamento en Cancún; su yate Sunseeker Portofino 47. Reeligiéndose continuamente, aun en plena violación de los estatutos internos de Pemex y de la Ley Federal del Trabajo. Reeligiéndose –a unos días del fin del sexenio de Felipe Calderón– para prolongar su mandato hasta 2018. Reeligiéndose aunque ahora, medio muerto de miedo, a sabiendas de que los cargos de enriquecimiento colectivo, usados para justificar su detención, cualquier día podrían ser utilizados en su contra. Y de allí que Romero Deschamps zalameramente declarara ante Enrique Peña Nieto en el último aniversario de la expropiación petrolera: “Ya queríamos que un presidente estuviera con sus amigos los petroleros”. Reiterando así su compromiso de servir a los intereses del gobierno. El compromiso de financiar campañas electorales. El compromiso de pagar los 500
  • 58. millones de pesos que la paraestatal le prestó en 2011 al sindicato. El compromiso de usar a Pemex como caja chica en cualquier momento para cualquier asunto, como ocurrió con los 500 millones de dólares para apoyar la campaña presidencial de Francisco Labastida. Las cuentas y los cheques y las transferencias, todas manejadas por un trabajador de planta sindicalizado, con un salario de 11 mil pesos más bonos de productividad, “apoyos a la canasta básica, bonificaciones para gas doméstico y ayuda de gasolina”. Un simple trabajador más. Pero un “simple trabajador” que administró –si se suman y promedian sólo los ingresos que el sindicato recibió del gobierno– de 2007 a 2010 unos 685 mil pesos diarios. ¡Casi 30 mil pesos por hora! O como señaló un reportaje de la revista emeequis, “de enero de 2005 a julio del 2007, la dirigencia nacional de Pemex obtuvo una cifra que rebasa la imaginación de la mayoría de los trabajadores (y) cuyo destino nadie conoce: más de mil 408 millones de pesos. En ese mismo periodo ha acumulado en el banco un monto de cuotas sindicales que hasta ahora nadie sabía: 876 millones de pesos”. El reportaje reveló un secreto largamente ocultado: en esos tiempos el sindicato recibía un promedio de un millón 513 mil pesos por día. Dinero para formar una dinastía. Dinero para transformar a un simple empleado más en un multimillonario. Al amparo de presidentes. Al cobijo de amigos. Al cuidado de cuates. Suficiente para comprarle un carro Ferrari Enzo a su hijo, convertirse en accionista de lujo de Banorte, comprar departamentos de millones de dólares en Miami, financiar los viajes en aviones privados de su hija Paulina. Y todo ello avalado por un sindicato cómplice o comprado o temeroso o doblegado. Y todo ello explicado por un líder petrolero acostumbrado a no rendir cuentas a nadie, quien ostenta “estar tranquilo y tener las manos limpias”. Mientras va acumulando poder discrecional para modificar el contrato colectivo de Pemex a su antojo. Mientras otorga permisos y vende plazas. Mientras controla transferencias y gastos de representación y asignaciones y licitaciones y movimientos de personal. Mientras el sindicato petrolero recibe de Pemex millones de pesos –justificados como convenios y acuerdos– que no forman parte del contrato colectivo. Mientras la Suprema Corte resuelve que las aportaciones sindicales son recursos privados que no están sujetos a la Ley Federal de Transparencia. Por ello cualquier reforma de Pemex necesitará confrontar a una estructura depredadora de la riqueza patrimonial, enquistada en el sindicato y liderada por Romero Deschamps. Por ello cualquier reforma energética que busque verdaderamente modernizar al sector no podrá eludir el problema de rentismo que el sindicato representa. La aprehensión de Elba Esther Gordillo no debe convertirse en una simple “cuestión personal” –como la denominó Romero Deschamps–, sino en un cambio de actitud hacia un sindicalismo rapaz que se apropia de todo lo que toca. ¿O es que acaso Romero Deschamps forma parte de la sagrada familia de líderes sindicales odiados pero necesitados? ¿O es que acaso Pemex tiene contratos demasiado jugosos para ser desmantelados? ¿O es que acaso el discreto encanto de la burguesía petrolera ha seducido a Enrique Peña Nieto también? L
  • 59. México, fuera de la revolución energética Homero Campa y Emilio Godoy Una revolución tecnológica ha reacomodado el tablero internacional de la energía: Estados Unidos y Canadá se colocan como potencias en materia de hidrocarburos y desplazan poco a poco al Medio Oriente. Al mismo tiempo el grueso de la demanda mundial muda gradualmente de Norteamérica y Europa a las naciones asiáticas, sobre todo a China e India. México –donde se discutirá una reforma en materia de energía– aparece como un espectador pasivo de esas transformaciones, pese a que le afectarán de manera directa. E n la última década el mapa mundial de la energía cambió. Estados Unidos – tradicionalmente dependiente de petróleo y gas– está cerca de ser autosuficiente en esos recursos e incluso puede convertirse en exportador neto de energía. Esto tendrá repercusiones geopolíticas: Washington reducirá su dependencia petrolera del conflictivo Medio Oriente y de productores como Venezuela e incluso México. En ese reacomodo del tablero internacional de energía pierden influencia los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo –entre ellos Arabia Saudita, Irak, Irán, Kuwait y Venezuela– y se reposicionan naciones como Canadá y Rusia. Por otra parte el grueso de la demanda mundial pasa gradualmente de Norteamérica y Europa a las naciones asiáticas, fundamentalmente China e India. En ese contexto México se apresta a discutir una reforma energética. Nueva era “Hasta hace unos años todo parecía indicar que el fin de los hidrocarburos estaba a la vista. La transición hacia el fin del petróleo había estado en la conciencia del mundo occidental desde la crisis del petróleo de 1973, que puso en evidencia el enorme riesgo que implicaba la adicción de las economías avanzadas al petróleo y al gas importado”, señala el estudio Nos cambiaron el mapa: México ante la revolución energética del siglo XXI, realizado por la organización civil Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). El documento refiere que después, durante la primera década del siglo XXI, “parecía inevitable” la transición de los hidrocarburos –cuyos precios tuvieron un incremento sostenido– a las energías renovables (como la solar y la eólica), cuyas innovaciones tecnológicas las han hecho factibles. “Sin embargo esa visión ha cambiado profundamente en años recientes. Hoy el mundo vive una segunda era dorada de las energías fósiles. Las reservas probadas de los hidrocarburos se han multiplicado en casi 2.5 veces de 1980 a la fecha. Se ha roto el paradigma del fin de la era del petróleo y nos ha obligado a replantear nuestra perspectiva sobre la oferta de hidrocarburos en las siguientes décadas. Todo parece indicar que los hidrocarburos seguirán teniendo un papel
  • 60. preponderante en la composición de la oferta energética mundial”, sostiene el documento del Imco. Los expertos coinciden en que este regreso a los hidrocarburos obedece a la revolución tecnológica, la cual permite extraer los recursos fósiles de áreas antes inaccesibles: aguas profundas, arenas bituminosas, formaciones geológicas (lutitas) y otros minerales, como el carbón (gas grisú). Supercomputadoras capaces de ejecutar billones de operaciones matemáticas por segundo para crear detallados mapas del subsuelo; plataformas petroleras semisumergibles; robots operados desde la superficie del mar, que realizan operaciones a profundidades de varios kilómetros y aun debajo del lecho marino; procesos de perforación capaces de liberar petróleo atrapado en rocas de muy baja permeabilidad, realizando fisuras del diámetro de un cabello, son algunos ejemplos de dichos avances tecnológicos, según el estudio México ante la revolución energética, realizado por expertos del Grupo de Trabajo de Energía del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi). El nivel actual de las reservas de petróleo en el planeta alcanzaría para 55 años si se mantuviera el ritmo de producción de 2011. El gas natural, 71 años. Pero con los avances tecnológicos, en los próximos años las reservas mundiales aumentarían 340% en gas natural y 350% en petróleo, según el estudio del Imco. Para 2030 –cuando la demanda mundial de energía sea 40% mayor a la actual– más de la mitad del abasto (54.4%) provendrá de los hidrocarburos. Y en esa revolución tecnológica Estados Unidos y Canadá llevan la delantera. Canadá ha desarrollado la tecnología para aprovechar el petróleo pesado que se encuentra en las arenas bituminosas. Las reservas mundiales en estos depósitos son de 250 mil millones de barriles, es decir 18% de las reservas totales de crudo en el mundo. “De esas reservas 71% se ubican en Canadá y el resto en diversos países, entre los que destacan Kazajistán y Rusia”, señala el reporte del Imco. Pero “la importancia de las bituminosas canadienses no se limita exclusivamente a sus reservas. Su producción representa actualmente 2 millones de barriles diarios y se espera que aumenten a 3.6 millones en 2020”, expone. Y advierte: eso implica que para finales de 2014 Canadá podría convertirse en el principal proveedor de crudo pesado de las refinerías estadunidenses en la costa del Golfo de México, desplazando al petróleo mexicano que actualmente las abastece. Estados Unidos por su parte ha tenido éxito en la explotación de lutitas (shale, en inglés). Se trata de rocas con escasa permeabilidad que contienen gas o petróleo, los cuales son extraídos mediante un proceso de fraccionamiento hidráulico (fracking); éste consiste en perforar pozos verticales que después giran para volverse horizontales; por conducto de éstos se inyectan descargas eléctricas y líquidos a presión que fisuran las rocas para liberar el hidrocarburo. El fracking es costoso: como las lutitas están dispersas y tienen tasas aceleradas de declinación –su producción máxima se agota después de tres o cuatro meses– es necesario perforar cientos y a veces miles de pozos para obtener producciones rentables. Además consumen mucha agua y utilizan sustancias químicas que
  • 61. contaminan el medio ambiente. Pese a ello “la revolución de las lutitas no es una hipótesis. Es una revolución en marcha. Los precios del gas natural en América del Norte son ahora los más bajos del mundo, después de que durante muchos años fueron los más altos”, señala el informe del Comexi. El reporte del Imco destaca que Dakota del Norte –que hace años no figuraba en el mapa de los hidrocarburos– se convirtió en el segundo estado productor de petróleo de Estados Unidos, sólo después de Texas. “La fortuna de Dakota del Norte es estar en el corazón de la cuenca de lutitas del Bakken, rica en petróleo ligero y otros líquidos. Hoy dicha cuenca produce casi el mismo volumen que el yacimiento Ku-Maloob-Zaap, el mayor activo petrolero de México”, sostiene. Por su parte el reporte de Comexi señala que la “revolución energética”, si bien nació en América del Norte se expande a otras latitudes: “Sudamérica, África Occidental y recientemente Oriental, el sudeste asiático, el Mar Negro y el Mediterráneo Oriental exploran y explotan hidrocarburos en aguas profundas; Argentina, Colombia, China, Polonia y Hungría avanzan rápidamente en el desarrollo de sus yacimientos de lutitas, mientras Rusia y Noruega se aventuran en el Ártico”. “Nuevos jugadores, compañías y países adquieren relevancia tanto del lado de la demanda como de la oferta. Naciones tradicionalmente productoras (como las de Medio Oriente) reducen su margen de negociación en regiones que históricamente han sido consumidoras (Estados Unidos, Europa y Japón). Pero serán los países que logren atraer más rápido talento y tecnología a su sector energético, los que generen mayores utilidades –y la mayor renta–de los nuevos hidrocarburos”, dice el informe del Imco. Si se toman en cuenta los recursos fósiles convencionales y no convencionales, el mapa mundial de la energía ya cambió: América del Norte (Estados Unidos y Canadá) se convierte en la región con mayor potencial energético del planeta, seguido por Rusia y varias naciones de la antigua Unión Soviética, desplazando a un tercer sitio a los países petroleros del Medio Oriente. Señala el informe del Imco: “Estados Unidos podría convertirse en cinco años en el primer productor mundial de petróleo y en dos años en el primer productor de gas natural. Con ello desplazaría a Arabia Saudita y Rusia como primeros productores de petróleo y gas, respectivamente”. Precisa que “este resurgimiento de Estados Unidos como superpotencia energética se debe, por un lado, a su producción en campos de lutitas y aguas profundas y, por otro, a su menor demanda energética per cápita. Así las importaciones de petróleo por parte de este país fueron en diciembre de 2012 iguales a las de 1999 y se espera que caigan 64% entre 2011 y 2035”. Y enfatiza: “La preeminencia de los hidrocarburos provenientes de Norteamérica ya es una realidad. El crudo canadiense y la producción de crudo de lutitas de la cuenca de Bakken han empezado a sustituir el petróleo ligero (el más valioso y caro) que importaba principalmente de Angola y Nigeria para sus refinerías en la costa este”.
  • 62. Keystone El informe del Imco expone que la producción de hidrocarburos de Estados Unidos y Canadá ha crecido tanto que se han creado cuellos de botella para transportarla, pese a la red de oleoductos existente entre ambos países. Comenta que para atender estos problemas ambos países proyectaron en 2011 construir el oleoducto Keystone KL, el cual permitiría transportar el crudo de lutitas de la cuenca de Bakken y el de las bituminosas canadienses hasta las refinerías estadunidenses del Golfo de México y de la costa del Pacífico. “De construirse esa nueva red, el Golfo de México ya no sería un puerto de importación, sino de exportación de hidrocarburos para mercados con precios más altos, como Europa”, señala. También permitiría a los canadienses exportar petróleo al mercado asiático, que es el de mayor crecimiento en el mundo y cuyos precios son más altos. Actualmente China, Corea y Japón pagan un sobreprecio al tener como referente los precios del crudo de los Urales (Rusia y Kazajistán). “En este escenario”, pronostica el reporte, “el crudo canadiense podría convertirse en el precio de referencia de la región. Lo anterior afectaría profundamente a los productores existentes, como Rusia y Medio Oriente, que tradicionalmente tenían cautivos a los mercados europeos y asiáticos”. El estudio advierte que la eventual llegada de crudo canadiense a las refinerías de Estados Unidos –por el oleoducto Keystone XL– “amenaza las exportaciones de petróleo de México, ya que sólo estas refinerías cuentan con la tecnología necesaria para procesar el crudo de nuestro país”. En su informe los expertos del Comexi destacan un hecho: Debido a que la demanda –antes claramente centrada en Norteamérica, a donde México destina el grueso de sus exportaciones de crudo– está mudando al Pacífico (sobre todo a China e India) y al mismo tiempo Estados Unidos y Canadá tienen superávit en hidrocarburos, México enfrentará un primer reto: encontrar nuevos mercados para sus exportaciones de crudo. Advierten que no será fácil: “En realidad, exportadores más poderosos que nosotros –como las naciones de Medio Oriente o Venezuela– pueden ofrecer volúmenes de petróleo mucho mayores, dado el reciente declive de producción del yacimiento de Cantarell y nuestra creciente demanda interna de energía”, afirman. Un dato es sintomático: Entre enero y junio pasados México vendió 148 millones de barriles de crudo a Estados Unidos, 16% menos que en el mismo periodo del año anterior. Si México no incrementa significativamente su capacidad para exportar petróleo – lo que sería posible sólo con un aumento en la producción y su incorporación a la revolución energética– “perderá un pilar de su soberanía: el petróleo como herramienta de influencia internacional, ancla de sus finanzas públicas y principal recurso de su política social”, advierte el informe del Comexi. En virtud del Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos, México tiene procesos de integración económica con esos países. Pero en materia de energía ha quedado al margen de la revolución que éstos encabezan.
  • 63. Un hecho lo ilustra: México está en el sexto lugar de países con mayores reservas de lutitas del planeta: 545 billones de pies cúbicos de gas. Pero los mexicanos “sabemos poco de cómo extraerlas, y aunque domináramos la tecnología, la capacidad de ejecución de Pemex no sería suficiente para cubrir las necesidades nacionales”, apuntan los expertos del Comexi. De cara a la eventual reforma en materia de energía, señalan que ésta debe establecer condiciones para un mercado competitivo y para maximizar la renta petrolera. En caso contrario “México sólo será observador y no actor” del renacimiento industrial de América del Norte derivado de su revolución energética. Con ello el país “habrá perdido la posibilidad real de industrializarse masivamente, de generar empleos y de acceder a amplios recursos fiscales”. l
  • 64. Cuando Robi escapó de la venganza Anne Marie Mergier El palestino Thaer Hamad mató a un grupo de soldados israelíes. Robi Damelin, madre de uno de ellos, no se encerró en el odio ni buscó venganza: encontró a cientos de israelíes y palestinos que habían perdido a sus familiares en el conflicto, pero dispuestos a entender las razones de sus tragedias. Juntos intentan ahora remendar el tejido social desgarrado por la violencia. La historia de Damelin –contada en el documental Un día después de la paz– revela algo esperanzador: Mientras los dirigentes de Israel y Palestina reinician conversaciones de paz, surgen iniciativas ciudadanas que trabajan por la reconciliación entre ambos pueblos. PARÍS.- El cineasta israelí Erez Laufer confiesa: le es difícil describir el estado de ánimo de sus compatriotas en ese incipiente periodo de negociaciones de paz entre Israel y la Autoridad Palestina. “Prevalece el escepticismo aun si la mayoría de los israelíes aspiran más que nunca a la paz”, dice. “Pero no me siento cómodo hablando en nombre de mis compatriotas. Me parece más honesto limitarme a decir lo que siento”. –¿Qué siente? –Una gran confusión. Oscilo entre un optimismo relativo y el pesimismo. Vía telefónica desde Tel Aviv, donde radica, Laufer acepta comentar la situación actual de Israel antes de hablar de Un día después de la paz, su más reciente y apasionante documental, en el que entrelaza logros de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Sudáfrica con interrogantes esenciales planteadas por una pacifista israelí cuyo hijo –soldado– fue asesinado por un francotirador palestino. Laufer es autor de 15 documentales, varios de ellos premiados en Israel, Estados Unidos, Italia, Singapur, Francia y los Países Bajos. Un día después de la paz –que realizó junto con su hermana Miri– se estrenó en mayo del año pasado en Tel Aviv, donde causó impacto. Desde entonces recorre con éxito festivales de documentales. En febrero pasado fue galardonado como la mejor película del parisino Festival Internacional de los Filmes sobre Derechos Humanos. –¿Qué le inspira optimismo? –Creo que por fin el gobierno de Benjamín Netanyahu entendió que si estas negociaciones no desembocan en un acuerdo de paz, jamás lograremos tener dos Estados distintos: uno judío y uno palestino. El gobierno sabe que es su última oportunidad. Si la pierde, se impondrá a mediano o largo plazo la solución de un solo Estado no judío. Los sionistas rechazan en forma absoluta esa perspectiva de un solo Estado; es decir, renuncian al Estado judío. Espero que eso los lleve a hacer las concesiones necesarias para que tengamos dos Estados y que el palestino sea viable. Es por eso que me siento ligeramente optimista. –¿Qué piensa de la perspectiva de un solo Estado? –Hace algunos años sólo la izquierda radical abogaba a favor de un solo Estado
  • 65. en el cual convivan palestinos e israelíes con los mismos derechos. Era un tema tabú. Hoy ya no lo es y hay grandes debates al respecto en Israel. Pertenezco a la izquierda moderada, voto por la izquierda y comparto con ella la idea de un solo Estado incluyente y plural. Los sionistas están conscientes de que esa idea va ganando terreno en la sociedad israelí y se asustan. ¿Ese pavor los llevará a tomar las buenas decisiones y a ser honestos en las negociaciones con los palestinos? –Y su pesimismo, ¿a qué se debe? –A veces tengo la convicción de que ya perdimos el tren y que es muy tarde para pensar en dos Estados. Me asaltan esos pensamientos cuando miro el mapa: los territorios palestinos y las colonias judías se encuentran tan imbricadas que me parece totalmente absurda la noción misma de dos Estados. Entonces me entra el temor de que estas negociaciones que acaban de empezar y pueden durar meses, no desemboquen en nada. Me parecen una gigantesca pérdida de tiempo y me digo que sería muchísimo más inteligente arremangarnos y trabajar seriamente sobre la solución de un solo Estado. Coexistencia En cierta forma el cineasta se “arremangó” hace dos años cuando se lanzó a la realización de Un día después de la paz. El documental cuenta la lucha existencial de Robi Damelin después de que su hijo fue asesinado por un francotirador palestino. El hecho ocurrió en 2002 en un puesto de control militar de Cisjordania y en él también perdieron la vida otros nueve soldados y un civil israelí. Nacida en Sudáfrica, Damelin tiene casi cinco décadas viviendo en Israel. En ambos países abogó por la coexistencia, primero entre negros y blancos, luego entre israelíes y palestinos. Tras la muerte de su hijo dejó su actividad profesional y se integró al Círculo de Padres-Foro de Familias. Esta ONG, que hoy preside, fue creada en 1995 y está formada por 650 familias israelíes y palestinas que perdieron a seres queridos en el conflicto y bregan juntos a favor de un proceso de reconciliación entre ambos pueblos. Pero Damelin quiso avanzar más en su proceso personal. Buscó la forma de encontrar al asesino de su hijo: Thaer Hamad, quien fue condenado a cadena perpetua por la justicia israelí y celebrado como un héroe en Palestina. Damelin escribió una carta sobria y estremecedora a la madre de Hamad. Al principio del documental se oye su voz leyendo la carta mientras la cámara la filma sentada en un canapé de su casa o moviéndose de una habitación a otra. “Es una de las cartas más difíciles que me tocará escribir en toda mi vida. Mi nombre es Robi Damelin, soy la madre de David, a quien su hijo mató. Sé que no mató a David porque era David. Si hubiera conocido a David nunca hubiera hecho semejante cosa…”, le dice Damelin a la madre de Hamad. Luego le habla de las convicciones pacifistas de su hijo, de las suyas propias, de su actividad en el Círculo de Padres, del duro camino que la llevó a dedicar su vida
  • 66. entera a la causa de la reconciliación. “Emprender ese camino no es fácil para nadie. Soy una persona común y corriente, no soy una santa”, le confiesa. Pero también le confía que la única forma de ser coherente consigo misma y con su lucha diaria a favor de la paz es hablar con su hijo. “No sé cuál va a ser su reacción. Es un riesgo que tomo, pero creo que usted me entenderá, porque le escribo desde lo más honesto de mí misma. Espero que le enseñará esta carta a su hijo y que quizá podamos encontrarnos en el futuro.” En su carta, Damelin enfatiza que ese encuentro le es indispensable. Pero no explica por qué lo es. En realidad no lo hace porque se siente rebasada por esa necesidad imperiosa. Uno de los hilos conductores de Un día después de la paz es precisamente esa búsqueda de Damelin: ¿Qué significa para ella encontrar a quien mató a su hijo? ¿Qué puede esperar de esa confrontación? ¿Busca sólo entender cómo Hamad llegó a cometer ese crimen? ¿Acaso no estaría deseando también echarle en cara todo su dolor? ¿Está dispuesta a perdonarlo? ¿Es indispensable perdonar para caminar hacia la reconciliación? ¿Qué significa realmente perdonar? Estas preguntas que se repiten a lo largo de la película son fundamentales y muy difíciles de contestar. Están en el corazón mismo de todo proceso de paz, de todo intento de remendar un tejido social desgarrado por la violencia y dan una dimensión universal a Un día después de la paz. Hamad le contesta. Damelin califica su carta de muy dura: el combatiente palestino justifica y revindica su acto. Rehúsa verla. Ella no renuncia. Viaja a su país de origen para dialogar con sudafricanos –víctimas y perpetradores de actos de violencia– que participaron en la Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Confía en que sus experiencias la inspirarán a nivel personal y en su acción en el Círculo de Padres-Foro de Familias. Reconciliación A partir de ese momento el documental cambia de ritmo. Erez y Miri Laufer entretejen en forma muy inteligente las realidades palestino-israelí y la sudafricana; alternan imágenes de archivo, confesiones casi insostenibles de verdugos durante sesiones de trabajo de la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, con escenas actuales de convivencia inédita entre víctimas y victimarios en el caso de Sudáfrica o entre víctimas israelíes y palestinos de la violencia provocada por el conflicto entre ambos pueblos. Filman las conversaciones de Damelin con sus interlocutores sudafricanos e intercalan estas imágenes con las de reuniones del Círculo de Padres-Foro de Familias en modestas casas palestinas de Cisjordania. A lo largo de una hora y media se suceden en la pantalla seres humanos que fueron o siguen siendo arrastrados por la violencia y que de su tragedia sacan fuerzas para escapar a la espiral de la venganza e inventar nuevos caminos para construir la paz. Tal es el caso de Ginn Fourie, sudafricana blanca de origen británico cuya hija
  • 67. Lyndi murió en un atentado cometido en una taberna cerca de Ciudad del Cabo en 1993. Damelin y Fourie hablan en la quietud de una casa. De pronto, la primera pregunta: “¿Para ti, qué significa perdonar?”. Contesta Fourie: “Perdonar es un proceso que te lleva a tomar una decisión de principios: renunciar a tu derecho totalmente justificado de revancha”. Fourie perdonó sucesivamente a los autores materiales del crimen: jóvenes militantes negros de una organización armada, y a su comandante Letlapa Mphahlele. Erez y Miri Laufer consiguieron imágenes de su testimonio ante la Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Distinguida y habitada por una gran fuerza interior, Fourie habla con los tres asesinos de su hija. Impresiona ver cómo logra comunicarles su serenidad recobrada. Otras imágenes la muestran en el estudio de una emisora radial. Está con Mphahlele. Ambos tienen las orejas tapadas por gruesos audífonos. Su conversación se transmite en vivo. Es un diálogo breve y contundente. Dice Fourie: “Al principio quería estrangularte con mis propias manos. Pero lo que me conmovió fue tu deseo de asumir tu responsabilidad no sólo cuando hablamos a solas, sino públicamente. Comprendí que el hombre que había mandado matar a mi hija era una persona de una gran integridad... pues... es difícil explicar lo que intento decir... creo que me resultó más ‘fácil’ perdonar”. Le contesta Mphahlele: “Fue gracias a tu perdón que pude liberarme de la cárcel de mi deshumanización”. Hoy Mphahlele y Fourie dirigen juntos una fundación que lleva el nombre de Lyndi y brinda ayuda a excombatientes negros desamparados. Damelin confiesa que sus encuentros con Mphahlele y Fourie fueron los más impactantes que tuvo en Sudáfrica. “Entendí el inmenso potencial de ese proceso de reconciliación”, enfatiza de cara a la cámara. Agrega: “Pero también entendí que disto de llegar a su nivel. No quiero tejer lazos de amistad con el francotirador que mató a David. No me interesa una amistad con ese hombre”. No todo el mundo logró reconstruirse después de ofrecer su testimonio ante la Comisión para la Verdad y la Reconciliación. Shirley Gunn no pudo hacerlo. Se nota en su rostro, en su forma de hablar, en el odio que la sigue sofocando. Era una joven trabajadora social blanca cuando fue detenida el 31 de agosto de 1988. Se le acusó de haber participado en el sangriento atentado de Khotso House organizado en realidad por los servicios secretos sudafricanos para desacreditar al Congreso Nacional Africano. Sufrió tortura y encarcelamiento. Adriaan Vlok, exministro de Justicia y Seguridad de Sudáfrica, explicó ante la Comisión para la Verdad y la Reconciliación que fue por casualidad que Gunn acabó siendo un chivo expiatorio ideal. En las imágenes de archivo que incluyeron los Laufer en su documental se ve a Vlok imperturbable. Dice la verdad tal como se comprometió a hacerlo. Gunn se enardece cuando recuerda ese testimonio. Lo califica de hipócrita y oportunista. Está convencida de que el exministro confesó con el propósito de lograr una
  • 68. amnistía y evitar ser enjuiciado y condenado a una larga pena de cárcel. En cambio las madres del poblado de Mamelodi, a las afueras de Pretoria, creen en el arrepentimiento de Vlok. Su caso también es famoso. Sus hijos viajaban en una combi cuando fueron detenidos. Los policías les inyectaron sedantes, los volvieron a encerrar en su vehículo y lo incendiaron, según cuenta uno de ellos, fríamente, ante la comisión. Vlok admitió su responsabilidad en el crimen y acabó por reunirse con las madres de las víctimas. Los encuentros fueron catárticos. Vlok se arrepintió en privado y en público. Hoy es un hombre profundamente religioso que visita cada mes a las madres de Mamelodi para brindarles comida y ayuda material. La cámara de Erez filma una de esas visitas. Las imágenes de Vlok lavando los pies de las madres de las víctimas causaron fuerte impacto en Sudáfrica. En el documental se arrodilla ante una madre que no había logrado conocer antes y repite su gesto. Las escenas de hermandad entre familiares de víctimas israelíes y palestinas tienen la misma fuerza emocional. Entre todas sobresale una estremecedora: Acostados en camas contiguas de una clínica y atendidos por enfermeros, integrantes palestinos e israelíes del Círculo de Padres-Foro de Familias, entre ellos Damelin, intercambian sangre. La cámara se inmoviliza unos segundos sobre las bolsas de sangre que los enfermeros manipulan con cuidado. Filma también las transfusiones y luego sigue a los pacifistas que se manifiestan en la calle. Visten camisetas blancas con la leyenda: “¿Podrías matar a una persona en cuyas venas corre tu propia sangre?”. Las discusiones de Damelin con su segundo hijo son también escenas densas del documental. En el momento de la filmación de Un día después de la paz el gobierno israelí acababa de aceptar la liberación de mil 27 presos palestinos a cambio de Gilad Shalit, joven soldado israelí secuestrado cinco años (de 2006 a 2011) por Hamas. Esa decisión escandaliza al hermano de David, quien teme que Thaer Hamad salga de la cárcel. Damelin, al igual que su organización, aprueba la medida. Madre e hijo se enfrentan ante la cámara. La verdad Las últimas imágenes del documental sacuden al espectador. El obispo Desmond Tutu, alma del proceso sudafricano de reconciliación, explica: “La Comisión para la Verdad y la Reconciliación se basó en un gran principio: el ser humano es capaz de cambiar. Si no hubiéramos tenido ese principio en mente no hubiera valido la pena echar a andar la comisión”. Sonríe el obispo y de pronto, creyendo que la cámara ya dejó de grabarlo, se tapa el rostro con las manos y se echa a llorar. Erez Laufer reconoce que la película lo cambió profundamente y que a su hermana y a Damelin les pasó lo mismo. Enfatiza: “Entre todas las cosas importantes que aprendimos en Sudáfrica destacaría una: lo esencial para los perpetradores de la violencia y para las víctimas es la verdad: decir la verdad, oír la verdad cualquiera que sea. Sin verdad
  • 69. no hay paz ni reconciliación posible. “Esa exigencia de verdad fue el eje de la comisión. No se exigió a los que llevaron a cabo la violencia que se arrepintieran. Se les exigió que dijeran públicamente todo lo que sabían, todo lo que habían hecho, sin esconder nada. Era su única posibilidad de ser amnistiados. Y fue la única forma de hacer surgir la verdad. A lo largo de toda la filmación no dejaba de preguntarme si algún día nosotros, israelíes y palestinos, podremos emprender el mismo camino.” Un día después de la paz tuvo una buena difusión en Israel, en particular en cineclubes, universidades y actos organizados por ONG. Pero Erez no se da por satisfecho. Montó una versión de 60 minutos y actualmente busca financiamiento con la ONU y fundaciones privadas para poder presentarla en todas las escuelas del país. Y confiesa otro sueño: que su documental recorra América Latina. Está convencido de que tendría particular resonancia en ese continente que fue –y sigue siendo– desgarrado por la violencia.
  • 70. Nadie se hace ilusiones Anne Marie Mergier PARÍS.- El escepticismo es total. Ni siquiera el secretario de Estado John Kerry, su principal promotor, parece tener mucha fe en el nuevo proceso de negociaciones entre israelíes y palestinos iniciado el pasado 30 de julio en Washington. El encuentro preliminar entre Tzipi Livni, ministra de Justicia de Israel, y Saeb Erakat, eterno negociador palestino –encabezó la delegación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en los acuerdos de Oslo hace 20 años– fue simbólico. Sólo permitió elaborar el marco para la realización de estas negociaciones –con duración de nueve meses– que eventualmente desembocarán en la creación de un Estado palestino cuya capital sería Jerusalén Oriental. El proceso de negociaciones en sí debe empezar a mediados de este mes, después de la liberación, este martes 13, de un primer grupo de 26 presos palestinos. El gobierno del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se comprometió a liberar a 104 detenidos –condición sine qua non de Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, para entablar conversaciones–, pero optó por hacerlo de manera paulatina conforme avancen las conversaciones. En entrevista con la corresponsal, Charles Enderlin, uno de los más agudos especialistas franceses en torno al conflicto palestino-israelí, resume el sentir general acerca del actual proceso de conversaciones: “Cada una de las partes está convencida de que lo máximo que puede ofrecer no corresponde al mínimo que la contraparte puede aceptar, y por lo tanto se lanza en este proceso con el mismo objetivo: no cargar con la responsabilidad de su fracaso”. Desde hace tres años palestinos e israelíes rehusaron sentarse a la mesa de negociaciones. Kerry batalló seis meses para convencerlos y fue necesario hacer grandes promesas. Para los palestinos el tema de las fronteras de Israel de 1967 es crucial. Exigen que el Estado hebreo las acepte definitivamente, a lo cual se niega Netanyahu. Kerry aseguró a Abbas que logrará hacerlo cambiar de posición. Por otra parte, el funcionario estadunidense se comprometió con Netanyahu a lograr que los palestinos acepten que Israel es el “Estado del pueblo judío”. Detener de manera definitiva todo el proceso de colonización de los territorios palestinos era una exigencia apremiante de Abbas. Kerry sólo pudo arrancarle a Netanyahu una promesa tácita de congelar el proceso en Cisjordania y Jerusalén Oriental. A cambio, lo obligó a aceptar la liberación de 104 presos palestinos encarcelados antes de los acuerdos de Oslo de 1993. El secretario de Estado estadunidense se valió de argumentos económicos de peso para vencer la resistencia de ambas partes. Ofreció a Abbas un plan de desarrollo de gran envergadura para salvar a Cisjordania de la quiebra, mientras que Netanyahu obtuvo un nuevo incremento de la ayuda militar estadunidense. La Comisión Europea también ejerció presiones económicas sobre Netanyahu al adoptar el pasado 30 de junio una directiva que causó conmoción en Israel. Esa
  • 71. nueva norma, que entrará en vigor en 2014, establece que “todos los acuerdos entre el Estado de Israel y la Unión Europea (UE) deben indicar sin ambigüedad y explícitamente que no se aplican a los Territorios Ocupados por Israel en 1967”. De esta manera quedan excluidas de los importantes subsidios y préstamos europeos todas las entidades israelíes que desarrollan su actividad o parte de ella en los territorios ocupados en Cisjordania, Jerusalén Oriental y en el Golán. En realidad, con esa medida la UE empieza a corregir la incoherencia de su política. Al igual que la mayoría de los Estados del mundo, no reconoce la soberanía de Israel sobre esos territorios. Con base en el derecho internacional según el cual un país no puede instalar a sus ciudadanos en un territorio ocupado y sólo puede administrarlo temporalmente, Bruselas califica de ilegales las actividades de los israelíes en Cisjordania, Jerusalén Oriental y el Golán. Sin embargo, eso no le impedía otorgarles préstamos y subsidios. Halcones Mientras los responsables hebreos denuncian un “hostigamiento europeo desproporcionado”, una coalición de 22 ONG israelíes, palestinas e internacionales insta a Bruselas a ir más lejos y a cancelar sus relaciones comerciales con las colonias ilegales. Esas organizaciones publicaron el año pasado un informe detallado sobre el tema titulado Paz barata: cómo la Unión Europea consolida las colonias israelíes. El documento cita datos del propio gobierno israelí, el cual reconoce que el conjunto de las importaciones europeas provenientes de las colonias ilegales alcanza un promedio de 230 millones de euros anuales. Esa cifra contrasta con la de las importaciones de productos palestinos que sólo suma 15 millones de euros. Para los autores del informe dos factores explican esa diferencia abismal: por un lado, el gobierno israelí otorga numerosos subsidios a los colonos para ayudarlos a desarrollar su infraestructura, negocios, explotaciones agrícolas y zonas industriales; por el otro, obstaculiza en forma drástica el acceso de los palestinos a los mercados y a los recursos naturales. Las ONG señalan las consecuencias demoledoras de esa política: en los ochenta las exportaciones representaban 50% del PIB palestino y hoy sólo alcanzan 15%. E insisten: “Semejante situación invalida por completo el beneficio que los palestinos pensaban sacar del muy publicitado acuerdo comercial preferencial que firmaron con la UE. La Unión Europea gasta centenares de millones de euros cada año para ayudar en la construcción de un Estado palestino. Pero sus relaciones comerciales con las colonias ilegales echan a perder esos esfuerzos”. Amira Hass, afamada reportera del diario israelí Haaretz y quien desde hace más de 20 años ha trabajado como corresponsal en Gaza y en Cisjordania, no se hace mayores ilusiones en torno a esa nueva ronda de negociaciones de paz. El pasado 28 de julio escribió: “No se preocupen. En esa serie de conversaciones con los palestinos, Israel va a perder otra vez la oportunidad de cambiar y de ser cambiado, al igual que los gobiernos de Rabin-Peres y de Barak la perdieron. Todo porvenir digno de ser
  • 72. vivido por la comunidad judía en esa parte de Medio Oriente depende de la capacidad y de la voluntad de esa comunidad de liberarse de la ‘etnocracia’ – democracia sólo para los judíos– que ella construyó a lo largo de casi siete décadas. “Las negociaciones que se van a llevar a cabo –si es que ello ocurre– con la participación muy poco neutra de Estados Unidos no desembocaran en independencia para los palestinos. Y el responsable de ese fracaso no será Benjamín Netanyahu y sus problemas de coalición. Los responsables serán los ciudadanos israelíes que aún no están dispuestos a exigir de sus dirigentes que busquen un verdadero acuerdo de paz. Y eso por una razón muy sencilla: sacan muchísimo beneficio económico de la colonización”. Y agrega: “No es casual el hecho de que acabamos de ser galardonados con el título de sexto exportador de armas del mundo y primero o segundo exportador de aviones sin pilotos. Eso se debe a nuestros 6 mil 800 exportadores de armas. Y aún si sólo una mínima parte de nuestra población está involucrada en la fabricación y venta de armas y en la industria militar en general, hay que entender que esa minoría ejerce una gran influencia, cuenta con un enorme poder económico y moldea la política de nuestro país con su ideología mesiánica y tecnocrática”. L
  • 73. Dinosaurios en territorio narco Juan Alberto Cedillo El noreste mexicano tiene una riqueza poco conocida: la de sus vestigios paleontológicos y arqueológicos. Fósiles de millones de años conviven con los utensilios y las muestras de arte elaborados por los primeros habitantes del país. Hoy, sin embargo, está muy lejana la posibilidad de que las autoridades rescaten y preserven, como corresponde, esa parte del patrimonio cultural de la nación. Los Zetas y el Cártel del Golfo ya identificaron como negocio ilícito dicha veta insólita. SALTILLO, COAH.- Dirigidos por Felisa Aguilar, paleontólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la UNAM trabajaron el mes pasado para rescatar las 53 vértebras de la cola de un hadrosaurio pico de pato. La zona donde trabajaron pertenece al municipio coahuilense de General Cepeda y forma parte del mayor cementerio de dinosaurios de América; hace más de 65 millones de años, en el Cretácico Tardío, Nuevo León y Tamaulipas se hallaban bajo el mar y Coahuila estaba en la costa. Los expertos señalan que en esa era se desarrollaron los mamíferos y las aves. En dichos mares abundaban los depredadores conocidos como plesiosaurios, cuyos esqueletos pueden encontrarse en muchos lugares de esta región ahora semidesértica. La cola del hadrosaurio “es un hito: es la primera que se localiza totalmente articulada. Evidencia aspectos muy particulares de los dinosaurios y es la mejor preservada de los fósiles descubiertos hasta ahora”, dice a Proceso José Francisco Aguilar, delegado del INAH en Coahuila. Los expertos del INAH y de la UNAM laboraron desde los primeros días de julio en un apartado lugar del ejido Guadalupe Alamitos. Tras casi un mes de trabajo lograron desenterrar y preservar las vértebras, que permanecen unidas y alcanzan una longitud de cinco metros. Además han recuperado huesos largos así como partes de la cadera del dinosaurio; las mediciones hacen suponer que debió tener una longitud de 12 metros. Felisa Aguilar considera que el resto del animal puede estar enterrado a más profundidad. El esqueleto fue hallado a principios de mayo de 2005 por José y Rodolfo López Espinoza, arqueólogos aficionados. El INAH supo del descubrimiento en junio de 2012 y posteriormente elaboró un “proyecto de rescate”, aprobado luego por el Consejo de Arqueología del Instituto. Felisa Aguilar dice a Proceso que “la cola se trasladará a un sitio del municipio de Cepeda para continuar su estudio”. Ahora que las vértebras están en la cabecera municipal los expertos del INAH viajarán menos: alrededor de una hora y media de Saltillo a General Cepeda. “Siempre que viajamos a esas zonas nos trasladamos con terror”, asegura José Francisco Aguilar. “Ahora tomamos todas las medidas de seguridad posibles.
  • 74. Avisamos a todas las autoridades y los campamentos ya no se montan en los sitios de excavación”, precisa la maestra Aguilar. Esas precauciones obedecen a que las zonas de rescate paleontológico y arqueológico –en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas– están dentro de las áreas de influencia del Cártel del Golfo y de Los Zetas. Además de General Cepeda, como áreas con depósitos de fósiles destacan los municipios nuevoleoneses de Vallecillo, China, Aramberri y Mina, donde está la zona conocida como Boca de Potrerillos. En cuanto a vestigios arqueológicos en Tamaulipas destaca la región de Burgos donde hay unas cinco mil pinturas rupestres en cuevas y cañadas de la Sierra de San Carlos. Sólo en la Cueva de los Caballos se descubrieron recientemente más de mil 550 imágenes. “Su importancia radica en que con base en ellas se ha podido documentar la presencia de grupos prehispánicos en Burgos; contra lo que se creía hasta hace poco, el lugar estuvo habitado por una o varias culturas”, apuntan los investigadores del INAH. Fósiles y sicarios En Nuevo León destaca la región paleontológica del municipio de Vallecillo – menos de 80 kilómetros al sur de Nuevo Laredo– donde se han descubierto grandes cantidades de fósiles marinos, los cuales ahora están en manos de coleccionistas privados, encabezados por políticos y empresarios. Ahí “se han localizado peces petrificados que están entre los más importantes del mundo”, asegura a Proceso Héctor Jaime Treviño Villarreal, delegado del INAH en Nuevo León. Además de fósiles marinos se han encontrado colmillos de mamut y dientes de vertebrados de hace más de 95 millones de años. En Vallecillo “se han localizado fósiles de peces y moluscos que no existieron en otras partes del planeta”, agrega Treviño. Pero por otra parte en Vallecillo estaba el mayor centro de entrenamiento de sicarios de Los Zetas. En el rancho Las Águilas se llegaron a concentrar más de 200 pistoleros provenientes de Nuevo León y Tamaulipas. Ese rancho fue refugio para Los Zetas que operaban en Nuevo Laredo y Monterrey hasta octubre de 2011, cuando hubo tres días de enfrentamientos entre sicarios y fuerzas federales. El saldo fue de dos policías federales y 21 delincuentes muertos así como 12 detenidos, entre ellos el jefe de la zona: Marco Garza de León, El Chabelo. En el municipio nuevoleonés de Aramberri fue desenterrado el más grande reptil marino de la familia de los plesiosaurios que vivieron en el Jurásico Superior. El esqueleto, el más completo de los que se han descubierto, fue localizado en 1984. Los habitantes del municipio lo bautizaron como El Monstruo de Aramberri. En el ayuntamiento de Mina, también en Nuevo León, está Boca de Potrerillos, sitio que alberga alrededor de tres mil petrograbados, la mayor concentración de arte rupestre de Nuevo León. Y es el mismo municipio donde a principios de este
  • 75. año Los Zetas secuestraron y asesinaron a 17 integrantes del grupo musical Kombo Kolombia. “Trabajar con miedo” La inseguridad y la violencia que privan en el noreste de México obligó a los especialistas del INAH a suspender los trabajos de investigación y catalogación de sitios y monumentos. “Trabajar con miedo y con el permanente acoso del crimen organizado ha sido una constante para los investigadores en los años recientes”, dice Treviño Villarreal. Para llegar a alguno de los 10 mil sitios arqueológicos del noreste se debe transitar por carreteras, brechas y zonas dominadas por el Cártel del Golfo o Los Zetas. “Ya nos hemos topado con ellos”, apunta el delegado del INAH y agrega que arqueólogos e historiadores constantemente son amenazados por los delincuentes para que no regresen a esas zonas, pues el crimen organizado ya extendió sus actividades al saqueo de piezas arqueológicas. La Procuraduría General de Justicia de Coahuila –afirma a este semanario una fuente de esa institución quien solicitó el anonimato– tiene pruebas de que el crimen organizado ha robado piezas y fósiles de museos locales y zonas arqueológicas. Uno de esos robos ocurrió en julio de 2008 en el Museo de Cuatro Ciénegas, de donde un grupo armado se llevó cientos de piezas arqueológicas. Otro fue en noviembre de 2012, cuando tres hombres armados entraron al Museo de la Batalla de la Angostura, en el centro de Saltillo, para llevarse monedas de oro y objetos de valor histórico. Uno más: un comando robó una cantina-museo dedicada a Pancho Villa en Paredón, Coahuila. Los grupos del crimen organizado también han robado fósiles, puntas de flechas, arcos, cerámica, sandalias, fragmentos de cestería, cuchillos, metates, hachas de cobre y muchas otras piezas cuya antigüedad va desde 9 mil 200 años antes de nuestra era hasta el siglo XVII. La mayoría de esas piezas se contrabandean a Estados Unidos. Agentes del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza en Laredo, Douglas, San Diego y Del Río han recuperado algunas. Además una investigación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos dio con cuatro mil piezas arqueológicas robadas en el norte de México, entre ellas las que se llevaron del Museo de Cuatro Ciénegas. Ese acervo fue devuelto a México en octubre de 2012 en una ceremonia en El Paso, Texas. En esa ocasión Janice Ayala, subdirectora del DHS, aseguró que “el saqueo de los bienes culturales es una de las más antiguas formas de delincuencia trasfronteriza y se ha convertido en un fenómeno mundial”. Agregó que “agencias policiacas federales, locales y estatales de Estados Unidos hicieron posible que aseguráramos estos bienes culturales y garantizáramos que sean devueltos al gobierno de México. El DHS mantendrá su compromiso en la lucha contra el saqueo y el tráfico de bienes culturales de México”.
  • 76. Pero en México no hay recursos para cuidar el patrimonio paleontológico y arqueológico. “No hay policías ni militares suficientes para vigilar las grandes extensiones del desierto donde descansan los restos de los dinosaurios”, asegura José Francisco Aguilar. Cientos de los objetos arqueológicos y fósiles robados también terminaron en manos de coleccionistas privados mexicanos, quienes tienen verdaderos museos en sus residencias. “Si les quitáramos las piezas a los coleccionistas no tendríamos museos suficientes para albergarlas”, subraya Treviño Villarreal. Museo de ciencia El delegado del INAH en Nuevo León menciona que algunas colecciones, las menos, están registradas ante las autoridades, como la de Mauricio Fernández, quien en su residencia tiene un museo de fósiles. El polémico exalcalde de San Pedro Garza García cuenta con una colección de trilobites, un tiranosaurio de mar, colmillos de mamut, pescados fosilizados, nidos de dinosaurio, amonitas y la cabeza de un triceratops flagellatus; algunas de esas piezas fueron compradas en el extranjero. Fernández también compró –por unos dos millones de dólares– un esqueleto de dinosaurio que mide 26 metros de la cabeza a la cola, hallado en 2004 en una cantera de Wyoming y reconstruido en un laboratorio de Pensilvania. Entre las piezas mexicanas de su propiedad destaca la segunda amonita más grande del mundo, localizada en Ciudad Acuña, Coahuila, así como conchas fosilizadas extraídas de Lampazos, Nuevo León, y alrededor de 400 fósiles marinos de Vallecillo, entre ellos un pez de 100 millones de años. Fernández dice “que descubrió ese lote cuando andaba en campaña como candidato para el Senado”. En entrevista con Proceso el exalcalde cuenta que algunas de sus colecciones serán donadas al aún inexistente Museo Nacional de Ciencias Naturales, proyecto que él dirige. “El Congreso autorizó un fondo de 50 millones de pesos y luego me dieron 10 millones más para realizar el proyecto”, dice. Fernández señala que la mayoría de los fósiles descubiertos en el norte de México siguen en bodegas debido a que no hay espacios adecuados para exhibirlos. Cuenta que el proyecto se elabora junto con el Museo de Ciencias Naturales de Houston, organización que le prometió prestarle para exhibición una colección de minerales valuada en 300 millones de dólares. Museos de Nueva York también le han prometido convertir al nuevo espacio en un centro para reconstruir dinosaurios, pero hasta el momento el proyecto está detenido por falta de apoyo del gobierno mexicano. Enfatiza que está solicitando 20 millones de dólares a los gobiernos federal y nuevoleonés: “Ya me entrevisté con Rafael Tovar y de Teresa y le encantó el proyecto. Quedó de presentarle una tarjeta al presidente Peña Nieto”.
  • 77. “La parte triste de este asunto es que no existe en México apoyo para lo que será el quinto museo más importante del mundo y el primer gran museo fuera del Distrito Federal”, concluye el exalcalde. Otras riquezas En Burgos, Tamaulipas, no sólo hay fósiles y pinturas rupestres que le interesen al crimen organizado. También hay una cuenca rica en gas natural. Además por aquí pasan los principales ductos de gasolina entre Cadereyta, Nuevo León, y Brownsville, Texas. La región se la disputan Los Zetas y el Cártel del Golfo; ordeñan los ductos y venden el combustible en todo el noreste del país. Incluso lo exportan a Estados Unidos. Los continuos aumentos oficiales al precio de las gasolinas han convertido el robo de combustible en uno más de los negocios del crimen organizado. Si llenar el tanque de gasolina de un auto –en una estación de servicio establecida– cuesta en promedio 400 pesos, hacerlo con el combustible que venden los traficantes puede costar unos 150 pesos, por lo que en las carreteras de la región y en colonias populares proliferan las gasolinerías ilegales.
  • 78. Remodelar el claustro de La Merced, innecesario Judith Amador Tello Para el arquitecto Sergio Zaldívar y la arqueóloga Elsa Hernández Pons, el extraordinario edificio mudéjar del siglo XVII tiene un valor por sí mismo, y se oponen tajantemente a que sea techado y se convierta en un centro para alojar la colección de indumentaria de Teresa Castelló Yturbide, madre del exdirector del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Alfonso de Maria y Campos. El proyecto, ya muy adelantado, a cuyo frente se encuentra el arquitecto Juan Urquiaga, no se ha dado a conocer. La idea de que los inmuebles históricos deben de “ganarse la vida” y mantenerse activos para su sobrevivencia, perturba. Pero en el caso del claustro del exconvento de La Merced, verdaderamente indigna. El arquitecto Sergio Zaldívar y la arqueóloga Elsa Hernández Pons coinciden con la expresión del historiador de arte Jorge Alberto Manrique de que el claustro ya se ganó la vida simplemente por su belleza y no necesita albergar una colección de indumentaria o de lo que sea para ser útil o “servir” para algo. Sirve porque es en sí misma una obra arquitectónica de excepción: basta contemplarla para que transmita su mensaje cultural. “Me parece absurdo –dice Zaldívar– que el criterio de Wall Street sea el mismo que norme las pautas de cultura del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Es la misma filosofía de los ricachones en las Lomas o Polanco para decir que los niños desnutridos de la Sierra de Guerrero deben de ganarse la vida. Es el capitalismo salvaje. ¿Cómo va a ser la misma pauta de protección de los edificios?” En agosto 2011 –siendo aún titular del INAH Alfonso de Maria y Campos-–se anunció, mediante un comunicado del instituto, la restauración del claustro para albergar el Centro Nacional de la Indumentaria, Diseño Textil y la Música. Se informó además sobre la colocación de una cubierta “ligera de cristal templado… soportada por cables o tensores especiales que la harán verse como suspendida”. Ahora se sabe que el centro albergaría la colección de la madre del funcionario, Teresa Castelló Yturbide. Y que la estructura que soportará la techumbre no es discreta, su altura rebasa la del segundo nivel del edificio del siglo XVII, declarado Monumento Histórico el 13 de junio de 1932, y ubicado en la calle de República de Uruguay 170, en el popular barrio de La Merced, en el Centro Histórico. La arqueóloga Hernández, quien desde hace más de 35 años trabaja en la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, indica en entrevista con Proceso que se pretendía también construir un estacionamiento subterráneo bajo la Plaza Alonso García Bravo, pero al parecer la idea ha sido desechada. Cuenta que ella y algunos arquitectos de Monumentos Históricos plantearon al entonces secretario técnico del INAH, Bolfy Cottom, la necesidad de conocer el estado de las obras, a cargo del arquitecto Juan Urquiaga (cuya restauración del exconvento de Santo Domingo en Oaxaca resultó muy polémica), y revalorar la
  • 79. propuesta de hacer el centro de la indumentaria y de techar el edificio. Así lograron reunirse en febrero pasado con el entonces director Sergio Raúl Arroyo (sustituido el 8 de julio por Teresa Franco), quien les ofreció darles toda la información, pero hasta la fecha no han tenido acceso a ella. Proceso también lo intentó, sin resultados (veáse Recuadro). Abuso Con un croquis donde muestra las dimensiones que pudo tener el Convento de La Merced, diseñado con información del libro La Ciudad de los Palacios: Crónica de un patrimonio perdido, de Guillermo Tovar de Teresa, Hernández Pons rechaza la frase de que los edificios históricos “deben ganarse la vida” que ha escuchado decir al arquitecto Salvador Aceves, extitular de Monumentos Históricos. Cuestiona, enfática: “¡Qué necesidad tenemos de construir encima de un espacio que ya se ganó la vida! Porque finalmente es sobreviviente de la destrucción de la desamortización de los bienes de la Iglesia con las Leyes de Reforma. ¿Cuál es el sentido de volver a ocupar, a destruir y a distorsionar la arquitectura del contexto?” Considera un abuso de poder que el proyecto no se sometiera a la opinión pública: Se le asignó “por dedazo divino” a Urquiaga, a quien además siempre se le otorga el dinero “que sea necesario”. Evoca que trabajó con él en el proyecto de restauración del antiguo convento de Bethlemitas donde levantó y tiró cinco veces la misma pared, “y tengo los papeles uno tras otro”. Y sin embargo, agrega sin ocultar su indignación, jamás se ha conocido su proyecto. El actual coordinador nacional de Museos y Exposiciones del INAH, Marco Barrera Bassols, ha declarado a la prensa que no existió el proyecto museográfico o al menos nadie se lo ha entregado. La arqueóloga cuenta que les han dicho que la techumbre es necesaria por el desgaste de la piedra labrada, pero indica que no se conocen los dictámenes para demostrarlo ni el proyecto integral. La poca información la ha conseguido “a cuentagotas”: “A mí que me demuestren que la piedra se estaba disgregando y era urgente techar… Hemos pedido con insistencia la información y nos preocupa la cerrazón del INAH con lo que hace, pues además el presupuesto salió del instituto. No es posible que destruyan de esa manera un edifico y no tengan el soporte técnico y académico de lo que están haciendo.” Los recursos, hasta ahora 103 millones de pesos, provienen del Fideicomiso para el Fomento y la Conservación del Patrimonio Cultural Antropológico, Arqueológico e Histórico de México (Fideinah), denunció el exdiputado Alfonso Suárez del Real (La Jornada). Y aclaró que no eran para un museo de indumentaria, pues ya existen siete con ese perfil en la ciudad. Para el centro de indumentaria se consideró un anexo a un costado del edificio colonial, que ocuparía parte de la plaza García Bravo. Y se planea que ésta sea restaurada a su vez por el Fideicomiso del Centro Histórico, dirigido por Inti Muñoz.
  • 80. Hernández Pons sentencia que si fuese verdad que el inmueble padece “cáncer de piedra”, apoyaría lo del techo, “pero no con esa porquería, sino uno más suave, más digno y respetuoso, que no tape la luminosidad”. Para apreciar el diseño del claustro, explica, sólo se requiere de los juegos de luces y sombras que da la luz natural del sol. Nunca hubo ahí un techo, agrega. Se está alterando la historia y originalidad del edificio para hacer “una caja fuerte para contener tela”, pero no es un edificio adecuado para una colección textil: “No tiene por qué pagar la banalidad de alguien que decidió ponerlo ahí porque era bonito… Y para su mamá, ¡siendo funcionario público! Eso es muy grave.” –Pero se ha dicho que la ilegalidad... –Fue el sino de su gestión… Lo de Puebla es abominable (el proyecto del teleférico y Los Fuertes de Loreto y Guadalupe). La ley de monumentos señala sanciones para quien los dañe, pero explica Hernández Pons que es necesario denunciar y De María no está denunciado, ni sancionado. De hecho ahora es director del Instituto Matías Romero de la Secretaría de Relaciones Exteriores: “El problema es la impunidad en México. Ya ves a Raúl Salinas, así de la noche a la mañana es el más bueno de la película y se lleva todo su dinero… ¿qué hacemos ante eso?” La autorización para realizar las obras y el centro de indumentaria, fue otorgada por el fallecido arquitecto Agustín Salgado, quien fue titular de Monumentos Históricos durante la gestión de De Maria. En su opinión Aceves, Salgado y Urquiaga han sido “cómplices”. Hace décadas, recuerda, fueron despedidos por Sergio Zaldívar, pero Rafael Tovar y Teresa Franco los encumbraron. Juzga el paso de Salgado por esa área del INAH como un retroceso de cien años en materia de restauración. Disolvió el Consejo de Monumentos con el argumento de que él sabía más y no necesitaba un inspector. Y concluye que el claustro de La Merced requiere un mantenimiento permanente para su conservación, pero no un techo, pues si se le hace para preservarlo de la lluvia ácida, habría entonces que pensar en ponerle una cubierta a la Catedral Metropolitana, al Templo Mayor, y quizá a toda la ciudad… Falta poética Para el arquitecto Sergio Zaldívar, quien coordinó los trabajos de rescate de la Catedral Metropolitana y de Palacio Nacional, es increíble que para la conservación del exconvento de La Merced, del cual sólo sobrevive el claustro, no se tenga “más imaginación que ponerle un techo” ante el deterioro que pueda provocar la lluvia, el sol y demás efectos de la intemperie, y la decisión de utilizarlo como un espacio cultural: “Es triste porque es un edificio que necesita la caricia del sol. Todos los claustros tienen una expresividad y un mensaje cultural vinculados al cambio de luces que inciden directamente, modelan las columnas. Y siempre han querido techarlos para aprovecharlos como otra cosa, ya no como claustros.”
  • 81. Quizá, dice, algunas gentes estén contentas con el techo y “habrá baños bonitos”, pero él lamenta que en el fondo de las acciones se busque “un sentido pragmático de uso y aprovechamiento y no de la contemplación del monumento ni del mensaje cultural del cual es portador. “No se entiende el edificio como una pieza propia de la cultura. Más que pensar dónde poner vestidos o muñequitos o lo que sea, es el monumento al que se debe ver, ¿por qué no se hace una persecución especifica de sus valores?” Considera que las cualidades intrínsecas de un monumento se entienden bien en el área de la arqueología y nadie pensaría en poner nada a la pirámide de Chichén Itzá. Tampoco se concebiría añadirle otro objeto a una obra de arte para hacerla “útil”, se le va a contemplar y punto: “Aquí podríamos hacer que esté listo y bien arreglado para ir a ver un claustro y disfrutar del ambiente. Claro que cada vez que está abandonado está lleno de orines y de ratas y lo vuelven a cerrar. Pero en sí mismo debiera de ser como un parque, un lugar de lectura o un jardincito, perfectamente bien atendido, para que despierte la inquietud de ir a verlo.” Lo que debe presumirse del claustro, agrega, es su arquitectura, y no andar viendo a ver qué le ponen, porque si no tiene algo más “sienten que no sirve para nada: “Hay una falta de sentido poético atrás de esta restauración. A todos los claustros les están poniendo cristales o techo porque no aceptan que en sí mismos tienen un mensaje y un lenguaje. Juan es muy controvertido, pero es buen arquitecto, tiene buenas maneras, tiene oficio, pero en el fondo está la exigencia de que sirva para algo. Ahí hay un primer conflicto: Qué sirva. ¿Para qué? Sirve porque es bonito y el irlo a ver es su función; sirve para mostrarse.” En todo caso, sugiere que podría tener un pequeño museo de sitio para contar la historia del propio monumento y ser un espacio para escuchar música de cámara los domingos, o tener bancas para la lectura, como la Plaza de Vosges, la más antigua de París. Y siempre además evitando la posibilidad del vandalismo. Le parece que no hay objeto alguno que supere el valor estético y artístico del claustro, por lo cual no hay necesidad de añadírselo. En todo caso, considera obvio que la colección que se pretende exhibir en el centro de la indumentaria, abrevará de los valores del claustro. –Pero Aceves, Raúl Delgado y otros arquitectos dicen que los edificios deben ganarse la vida... –Eso lo puedes poner así, es una estupidez, una frase muy vieja que inventaron cuando no sabían qué hacer con tantos edificios en ruinas. Los edificios se ganan la vida por sí mismos. Es, hace el parangón, como cuando una ciudad requiere de un parque: no se cobra la entrada para que se gane la vida, es una inversión que hace el gobierno para satisfacer las necesidades lúdicas de la comunidad. Lo que han hecho los funcionarios con esa frase “es ganarse el puesto y los negocios”: Lo que se debe hacer con La Merced, dice, es mostrarle a la gente su valor y enseñarle a apreciarlo, hacerlo un objeto de veneración urbana. Además controlar los problemas del barrio con una buena inversión para que haya buenos policías, limpieza, barrenderos… en suma, ordenamiento urbano.
  • 82. No es posible, denuncia, que los impuestos de la ciudad se distribuyan inequitativamente y se arreglen preferentemente zonas como Reforma, Las Lomas o Polanco, cuando debe mejorarse el entorno de las comunidades que requieren elevar su calidad de vida: “Se necesita mejorar todo el entorno del claustro, tener un lugar lúdico, de descanso y de intercambio social… Si lo techan para hacer un auditorio es como aceptar que somos incapaces de otra cosa.” A decir suyo si bien un exconvento completo puede tener funciones en sus diferentes áreas, La Merced al conservar sólo el claustro debería quedar con la luz del sol y sus ambientes naturales. Podrán dar muchos argumentos para justificar el techo porque van a pelear para tener el dinero, cuando para hacer lo realmente necesario no se necesita mayor escándalo. Y el primer paso, concluye, es tenerlo limpio y con gente preparada para recibir a los visitantes. L
  • 83. Se reevalúa la vocación del edificio: Franco Judith Amador Tello Según María Teresa Franco, recién designada directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) –vuelve al cargo que ocupó durante el sexenio salinista–, la intervención en el claustro del exconvento de La Merced está en marcha desde el año 2009 y tiene “un importante estado de avance” en la parte de restauración, pero se están reevaluando la vocación del inmueble, la construcción del techo y los criterios de modificación de las fachadas. En breve conversación telefónica con Proceso, la funcionaria informó que se está haciendo un análisis integral con opiniones técnico-académicas para sopesar la propuesta de abrir el recinto al público como un proyecto de difusión y centro cultural, y en breve se darán a conocer las decisiones a los medios de comunicación y a la comunidad interesada: “En este momento no está tomada una decisión final pero sí tenemos la intención, además de la obligación, de informar ampliamente a la opinión pública sobre la totalidad del proyecto.” –¿Quiénes participan en esta evaluación? –Evidentemente esto le toca al área de Monumentos Históricos y en el sentido de la vocación definitiva participarán las áreas del instituto correspondientes. En eso seremos muy claros y tendrán toda la información. A decir suyo en realidad sólo se dieron los primeros pasos para la creación del centro de la indumentaria, pero nunca se le llamó museo. Ahora se revisa el proyecto para definir la vocación del inmueble, pero revela que “en cualquier caso” será un centro cultural. Aunque hay voces que señalan que el claustro no necesita de colecciones u otros agregados para ser valorado –pues su valor es intrínseco como espacio arquitectónico–, Franco aseguró que será a partir del análisis que se definirá su vocación. Dijo que también se evalúa la creación de un anexo que serviría de complemento al edificio histórico. Respecto de las críticas a la techumbre tanto por su pertinencia como por su diseño e incluso por ser considerada “agresiva” para el inmueble, la historiadora por la Universidad Iberoamericana respondió: “A ver, mire, la estructura ya está instalada y eso es lo que se está estudiando en estos momentos, y también las razones por las cuales ésta tiene la forma que ustedes ven actualmente. Le dije también muy claramente que sobre la cubierta habrá una definición muy clara. No quiero tomar en este momento una palabra que no sea la definitiva del instituto y no quiero hacerlo hasta que terminemos el proceso de análisis.” –¿Podría ser reversible? –En todos los casos puesta o no puesta es un elemento reversible. Se le preguntó finalmente si el INAH no está obligado a investigar, como un asunto de favoritismo, el hecho de que el centro de la indumentaria se concibió en la administración pasada, cuando fue director general Alfonso de Maria y Campos,
  • 84. para albergar la colección de su madre Teresa Castelló Yturbide: –Mire, yo lo que le puedo afirmar es que el instituto en ningún momento, ni en el pasado ni ahora, toma decisiones que no tengan un fundamento público en torno a la vocación del instituto, y que desde luego lo que se planteó y lo que se planteará en el futuro no tiene otro propósito que difundir el patrimonio de México, nuestros mayores valores culturales y que en este sentido nos conduciremos. L
  • 85. Las Indias, un universo sonoro denegado Samuel Máynez Champion En la columna anterior nos internamos por los fárragos narrativos de Cristóbal Colón en pos de dilucidar algunas claves que nos ayudaran a entender la imposibilidad que tenemos para recrear el paisaje acústico amerindio. Todas las edificaciones en piedra del pasado precolombino han podido, de alguna manera, reconstruirse; en cambio, esto no se ha logrado con las construcciones invisibles como la música. ¿Nos sorprende? Sigamos adelante para desentrañar ulteriores códigos interpretativos. Si lo narrado fue el tenor establecido por nuestro “descubridor”, el que le sigue es consecuente; constatamos que se arma un constructor organizado. En las complicaciones que vivió Europa para darle cabida a un continente desconocido no se contempló su audición como una materia independiente. El problema del “ser de América” volvió a resentir que sus sonoridades no fueran consideradas como un tema digno de estudio; sí lo fue en cuanto las lenguas, pero para intentar desterrarlas. Vendría entonces la reseña que hace Pietro Martire D´Anghiera en sus Décadas donde resuena la carencia de nociones concretas sobre la música que se producía en aquel territorio que denomina Novi orbis. El número de veces que Martire cita sonidos y ruidos de la naturaleza es de 17 en toda su obra, mientras que sólo hay 3 para los instrumentos musicales indígenas y 4 para los bailes; y los 7 registros son meras menciones. Tampoco Núñez de Balboa, el “primero” en avistar el océano Pacífico, ni Cabeza de Vaca, el primer explorador de las cataratas del Iguazú y de los litorales del norte de México, ni Pedro de Valdivia, el fundador de Chile, nos ofrecen datos acústicos de relieve. Ocasionalmente encontramos descripciones más detalladas, ya no por los adelantados de la empresa exploratoria, sino por los cronistas oficiales y los advenedizos pero son, otra vez, producto de una observación filtrada por el desprecio. En el caso de Hernán Cortés, quien se prodigó en sus epístolas a Carlos V, la situación no mejora, pues aunque aluda a diversas manifestaciones audibles como alaridos, “gritas”, los lloros de niños y mujeres y los “aparejos de bullicio”, es abiertamente vago, incluso ofensivo, con la música “precortesiana”. No pasa de considerarla ruido. En su carta de mayo de 1522 declara con desenfado: Y aunque con harta tristeza de no haber alcanzado victoria, partimos de allí y fuimos aquella noche a dormir cerca del otro peñol, (…) y así nos estuvimos aquella noche oyendo hacer a los enemigos mucho estruendo de atabales y bocinas y gritas. Y en la de septiembre de 1526 reitera: (…) sentimos cierto ruido de gente y unos atabales, y pregunté a aquellas mujeres que qué era aquello, y dijéronme que era cierta fiesta... Sin embargo, la prosa más directa para demostrar el desagrado corre a cuenta de Bernal Díaz del Castillo. Relata sin ambages: (…) tornó a sonar el atambor muy doloroso del Uichilobos, y otros muchos
  • 86. caracoles y cornetas, y otras como trompetas, y todo el sonido de ellos espantable, y mirábamos al alto cú donde los tañían (…) y tañían su maldíto tambor y otras trompas y atabales y caracoles, y daban muchos gritos y alaridos (…) digo otra vez que era el más maldito sonido y más triste que se podía inventar (…), y sonaba, y tañían otros peores instrumentos y cosas diabólicas y tenían grandes lumbres, y daban grandísimos gritos y silbos… A partir de la mitad del siglo XVI notaremos una leve mejoría en cuanto al quilate informativo sobre la acústica amerindia, mas será insuficiente. Con dos ejemplos tenemos para captar su poquedad. A raíz del proceso incoado por las acusaciones ante su proceder en las Indias, Diego de Landa confeccionó su Relación de las cosas de Yucatán para argumentar su defensa. Hay que decir que es una tarea ingrata acercarse al trabajo del provincial franciscano, ya que gracias a su enjundia evangelizadora se perdieron incontables documentos mayas –todos los que halló donde se comprobaran sus grandísimas bellaquerías e idolatrías– en el auto de fe del 12 de julio de 1562, pero también a él se debe la cauda de saberes en los que se fundó la mayística. En esta paradoja entablada por el rabioso perseguidor de las creencias indígenas y a la vez el entusiasta observador de las “cosas” mayas, notamos que no ahorra encomios sobre las construcciones en piedra –habla de su hermosura, de haber sido labradas a maravilla, de haberse pintado con muchas galanterías y de su altura y grandeza–, y que en aquellas que moran por los aires intenta, nada más, adjetivarlas. Así, la Relación… reza: Tienen atabales pequeños que tañen con la mano, y otro atabal de palo hueco, de sonido pesado y triste, que tañen con un palo larguillo con leche de un árbol puesta al cabo; y tienen trompetas largas y delgadas, de palos huecos, y al cabo unas largas y tuertas calabazas; y tienen otro instrumento de la tortuga entera con sus conchas, y sacada la carne táñenlo con la palma de la mano y es su sonido lúgubre y triste. Tienen silbatos de los huesos de cañas de venado y caracoles grandes, y flautas de cañas, y con estos instrumentos hacen son a los bailables. Tienen especialmente dos bailes muy de hombre y de ver. Hay uno en que bailan ochocientos y más indios, con banderas, con son y paso largo de guerra, entre los cuales no hay uno que salga de compás… En otros pasajes nos topamos con que califica a los bailes de “solemnes”, de haber sido bailados con “mucho concierto y devoción”, y en el caso del llamado Naual, de “no muy honesto”. También nos enteramos de un cierto Xibalbaokot, sobre el que apunta su traducción, es decir, baile del demonio. ¿Le hubiera costado mucho salirse de su postura observadora para decirnos algo más sobre los “sones”, algo más allá de que tenían compás? Pese a todo lo que podamos anhelar, nos estrellaremos con nuestra propia impotencia. Landa hizo lo que pudo, como destruir y reprimir, pero en el caso del paisaje sonoro se estrelló él también contra su ignorancia musical. Pasemos, por último, al observador más acucioso que se afincó en Indias quien, dados sus estudios en la Universidad de Salamanca, por fuerza hubo de recibir una enseñanza musical que le hubiera consentido tomar el dictado de los “sones” indígenas que todavía alcanzó a escuchar. Se trata de Bernardino de Sahagún. Como sabemos, en el proyecto antropológico-lingüístico del franciscano se
  • 87. condensan 19 años de actividad –van estos desde el 1558 con sus apuntes preparatorios, concluyendo en 1577 con el Códice florentino, su obra cumbre– para describir las cosas de la Nueva España; y en esa descomunal “cosificación” hallamos elementos que nos conciernen. Nos ilustra los bailes, como el nematlaxo, y aquel que se hacía en honor a Huitzilopochtli en la fiesta de tlaxochimaco al que califica de “muy pomposo”. Nos ofrece también una catalogación de los instrumentos musicales y llega al extremo de proporcionarnos el nombre de los árboles con cuya madera se fabricaban los teponaztles, tamburiles y vihuelas, es decir, los tlacuilocuahuitl, a los que describe con aceptable precisión. Asimismo, proporciona datos útiles sobre los estratos jerárquicos del quehacer musical: nos habla del ometochtzin que era el maestro que dirigía y coordinaba a los cantantes; del tlapizcatzin, que era una suerte de tañedor y chantre, y del sitio privilegiado para el oficio, o sea, la mixcoacalli, donde se juntaban todos los cantores de mexico, y tlatelulco; aguardando a lo que les mandase el señor, si qujsiesse baile, o probar, o oyr algunos cantares de nuevo compuestos; y tenjan a la mano aparejados, todos los atavjos del areyto, atambor, y tamboril, con sus instrumentos, para tañer el atambor, y unas sonajas, que se llaman ayacachtli, y tetzilacatl y omjchicaoaztli. Pero pese a todo ese aparente interés en los artificios del arte sonoro autóctono, es muy cauto para no emitir ninguna palabra comprometedora. No descalifica e intenta no calificar, sólo consigna, como haría un buen etnomusicólogo, aunque notamos que con respecto a las sonoridades emitidas por la fauna nativa se explaya. Y aquí tenemos un elemento de peso para comenzar el alegato contra su distanciamiento con respecto a la música. Mas tornemos a su relación sobre la actividad de la mixcoacalli. En ella nos aporta un hecho relevante para contraponer la relación despreocupada de los europeos con la música, al menos en comparación con la de los indígenas, quienes podían perder la vida si su manera de hacerla no era impecable. Esto escribe: Y andando el baile, si alguno de los cantores hazian falta en el canto, o si los que tañjan el teponaztli y atambor faltavan en el tañer, o si los que gujan erravan en los meneos, y contenencias del bayle, luego el señor les mandava prender, y otro día los mandava matar. Para engrosar el dossier contra el franciscano que sí tenía conocimientos musicales pero que no se atrevió a ejercerlos, anotemos lo que reporta de aquellos seres vivos sobre los que no pesaba ninguna condena. Sobre el ocotochtli o “conejo del pino” dice: tiene el aullido delgado como tiple; sobre la techalotl o ardilla: el chillido deste animalejo es delgado, y bivo, y para las aves no hay contención alguna. Lo conmueven y, además de verlas con fruición, las escucha con deleite. Son las criaturas aladas que transmiten el mensaje divino que captó el santo de Asís, fundador de su orden. Hay descripciones sobre 73 variedades de las cuales reproduce, para 15 de ellas, la forma fónica de sus gorjeos. Los pájaros cohuixin cantan couixi, couix; los cochtli dicen coco, coco; los huactli oac, oac; los tlatuicicitli hacen ci-ci; los cuitlacochtotol tarati, tarati, tatatati, y un melodioso etcétera, donde el inacabable trinar plasmó la santidad que había de reinar en los cielos de Indias.
  • 88. ¿Nos queda claro el veredicto? ...Creemos que sí. Al indígena lo habitaban los demonios y a éstos había que acallarlos. En la voz de los animales no podía haber maldad alguna; en cambio, en la música se colaban las idolatrías siniestras. ¡Que recaiga desde esta orilla de la historia una acusación contra Bernardino de Sahagún! A nombre de nuestro gremio se le imputa la omisión de un testimonio que ahora se antoja ineludible. Si hubiera querido habría podido disponer de los pentagramas para transcribir las sonoridades del mundo musical indígena… Gracias a su prevención nos quedamos anclados al silencio. l
  • 89. “SIN”: La violencia de la impunidad Blanca González Rosas Conocido en México por la irresponsable explosión que detonó en el Museo Experimental el Eco el domingo 11 de febrero de 2007 (Proceso 1581), Mario de Vega ha sido beneficiado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) con la exposición y producción de una muestra individual en el Laboratorio Arte Alameda de la Ciudad de México. Dividida en dos secciones que corresponden a una selección de testimonios fotográficos de sus acciones explosivas, y a siete intervenciones en el inmueble entre las que destacan dos propuestas sonoras y una lumínica de alto riesgo para la salud de los espectadores, la exhibición titulada SIN evidencia no sólo la decadencia del arte neoconceptual, sino también la desorientación artística del INBA. Centradas en la morbosidad que genera el peligro de un espectáculo y la agresión a la inteligencia y salud de los espectadores, las intervenciones abordan los límites y vulnerabilidad de la percepción humana. Integrada por obras tan absurdas como el simple retiro de un cancel que delimita el tránsito entre el espacio exterior e interior del inmueble, y un bloqueo a la recepción de frecuencias radiofónicas FM en las computadoras de las oficinas –pieza que sólo puede apreciarse por el personal del Laboratorio–, SIN exige la firma de una responsiva para poder visitarse. Inapropiada para embarazadas, públicos infantiles y personas con problemas cardiacos o de hipertensión, la exposición se integra con una pieza sonora de 16 mil watts de potencia cuya resonancia puede alterar el equilibrio auditivo, una instalación lumínica de 12 mil watts que no debe apreciarse por más de dos minutos, una pieza electrificada con alto voltaje, y un muro de actividad infrasónica que puede alterar el funcionamiento del globo ocular. Apoyada con personal de protección civil del INBA que ininterrumpidamente recorre las salas para proteger a los espectadores, la muestra SIN detona cuestionamientos sobre la identidad del arte contemporáneo y su vinculación con la promoción gubernamental. En lo que corresponde al arte, es evidente que la decadencia creativa se ha refugiado en el escándalo del espectáculo y la complejidad de la teorización curatorial que, en el caso de SIN, se vincula con el curador de arte sonoro y creador de la galería berlinesa Singuhr, Carsten Seiffarth, quien es el responsable de las instalaciones de la exposición. Es pertinente que en el INBA se reflexione sobre tres circunstancias: la utilización de su infraestructura para promover creaciones que ponen en riesgo el bienestar de los espectadores, la impunidad ante la irresponsabilidad artística, y la subdesarrollada imagen de México que se difunde en el ámbito internacional. En un artículo publicado en el portal Berlin Art Link, Mario de Vega afirma que es más fácil hacer las explosiones en México ya que, en Europa, los trámites inhiben el desarrollo del proyecto: http://www.berlinartlink.com/2013/06/25/mario-de-vega-studio-visit/
  • 90. “Rigoletto” en el Bicentenario Mauricio Rábago Palafox LEÓN, GTO.- El estreno de Rigoletto (1951), nueva producción del Teatro del Bicentenario de esta ciudad, comandado por Alonso Escalante, se llevó a cabo el miércoles 7. Es tal vez el mejor teatro de ópera de México y había mucha expectativa por contemplar esta obra de Giuseppe Verdi (1813-1901) que se presentó como homenaje por el 200 aniversario de su natalicio. El recinto, casi lleno; el elenco, espectacular. George Peatán, rumano, uno de los mejores intérpretes de este rol principal, lo actuó de maravilla y lo cantó realmente bien. Ya lo habíamos escuchado hace meses en la Gala Verdi de Bellas Artes, de la que fue absoluto triunfador. Peatán no nos falló, el barítono verdiano superó nuestras expectativas. El duque de Mantua, cínico noble mujeriego, fue interpretado por Arturo Chacón, joven tenor sonorense quien es una de nuestras cartas fuertes en todo el mundo; este personaje nada fácil vocalmente fue resuelto por Chacón con la aparente facilidad que sólo los grandes tienen. María Alejandres cantó la Gilda, hija de Rigoletto que decide sacrificarse por su amado duque de Mantua. La voz de María suena cada vez mejor. “Es el rol que más veces he cantado –declaró a Proceso– y me siento muy cómoda con él, en pocas semanas lo cantaré en Alla Scala de Milán y en Japón.” El volumen de su voz es impresionante, pero también su belleza tímbrica, los agudos brillantes y su interpretación emotiva. Afincada en Europa, María es, sin duda, la mejor cantante mexicana de hoy. Guillermo Ruiz, bajo-barítono, cantó con una voz contundente el personaje de Monterone, el padre que tras reclamar el honor de su hija es mandado al patíbulo. Ojalá que pronto lo podamos escuchar en el rol principal. El regiomontano Rosendo Flores encarnó a Sparafucile, asesino a sueldo contratado por Rigoletto para ultimar al duque, quien por azares del destino a quien mata y entrega en un saco es a la propia hija del bufón. A Flores le hemos visto en ese papel decenas de veces, aunque sus notas graves ya se le escuchan descoloridas y planas. Es, sin duda, uno de los grandes bajos mexicanos. Oralia Castro, de Guamúchil, Sonora, nos sorprendió en el personaje de Maddalena, la hermana y cómplice de Sparafucile, guapa, con buena presencia escénica y una voz oscura y hermosa, dúctil, musical, muy bien preparada, nos dio una muestra de las nuevas generaciones de cantantes, una verdadera mezzosoprano, no como pasa a veces que una soprano se quiere hacer pasar por mezzo. La muy acertada dirección escénica fue del maestro Enrique Singer. Orquesta dirigida por el italiano Marzio Conti, a quien “se le fueron” de pronto algunos tiempos, sobre todo en los concertantes, pero magnífico en general. La escenografía y vestuario de Atenea Chávez y Auda Caraza, y Emilio de Michelis: una propuesta tradicional pero con toque modernos, de primer mundo. Funcional e
  • 91. imaginativa la iluminación de Víctor Zapatero, pero en general muy oscura, por lo que se perdían algunos rostros y su gesticulación
  • 92. “Diálogos” de Salvador Novo Estela Leñero Franco En el Foro de la Gruta se presenta una selección de las obras cortas de Salvador Novo que Rodrigo González adapta y dirige bajo el título de Voces. En estas obras, con gran humor e ironía, Novo hace dialogar a personajes de la historia mexicana que no coincidieron en su época: sor Juana Inés de la Cruz con Pita Amor o La Güera Rodríguez con María Félix; y a personajes míticos como Adán y Eva o a Mefistófeles con un Fausto que se acerca mucho a él mismo. González encuentra en el manicomio un eficaz espacio escénico para integrar los Diálogos que Novo plantea aislados y arriesga las interpretaciones de los personajes femeninos por personajes masculinos. Así, José Ramón Berganza y Juan Acosta (en alternancia con Roldán Ramírez), interpretan desde Sor Juana hasta María Félix y dan a la propuesta un atractivo que responde en mucho a las inquietudes que Novo tenía en su tiempo. Un tiempo donde él declaró abiertamente su homosexualidad a pesar de la cerrazón social que respiraba. Su actitud sarcástica y autocrítica en sus escritos, aunada a su calidad en la escritura, hicieron de él uno de los personajes literarios más significativos de su época. Su amistad y conocimientos sobre personajes como María Félix y Pita Amor le sirvieron para jugar con ellos y contrastarlos con personajes históricos. Sin el menor pudor, pero sí con una gran elegancia, se burla de ellos resaltando sus defectos y poniendo en duda sus cualidades. Rodrigo González escoge las cinco primeras obras de Diálogos que aparecen por primera vez en 1956 en la publicación que Novo realiza dentro de la colección “Los textos de la Capilla”. El director consigue la unidad en Voces, gracias al espacio que plantea y a la presencia de un tercer personaje que salta de uno a otro diálogo: ella es una psicóloga interpretada con sensualidad por Michelle Rogel, que recita fragmentos de poemas de Novo y termina convirtiéndose en Mefistófeles en la última obra, la cual es una de las de mayor fuerza. Ahí Fausto le pide que lo convierta en mujer para ser amado por el hombre del que vive enamorado, siendo el final trágico y risible por la paradoja que plantea. En la primera obra, Salvador Novo desarrolla la conversación entre un Joven y otro oculto en la cama el cual se revela al final ser él mismo de viejo, gordo y desganado. En Voces, esta intención se pierde al plantear la situación entre dos jóvenes donde no entendemos la problemática claramente. Los diálogos entre Adán y Eva son solucionados muy ingeniosamente y con gran poder de comicidad, ya que el actor José Ramón Berganza juega con una Barbie y un Ken interpretando a los dos personajes. Tanto en esta obra como en sus interpretaciones de Sor Juana y La Güera Rodríguez su actuación sobria en el travestismo le permite gran verosimilitud, lo cual no logra con tanta suficiencia Juan Acosta, con la asesoría del director, al sobreactuar en el monólogo del Joven y dándole una tesitura muy similar a María Félix y Pita Amor. Aun así a la interpretación de estos personajes les proporciona gran encanto. Los bailarines, a
  • 93. pesar de sus hermosos cuerpos, poco aportan a la obra, aunque sí apoyan a la psiquiatra en su provocación sexual. La estética de la puesta en escena de Voces es limpia y visualmente atractiva y se acompaña con un sax en vivo interpretado con swing por Gerardo Delgadillo. Novo seguramente habría estado contento con esta propuesta que, medio siglo después, habla abiertamente de este intercambio de géneros sin ningún temor y nos hace pensar que todos podemos querer ser otro en algún momento de nuestra vida, aunque se nos tache de locos.
  • 94. “Heli” Javier Betancourt En algún lugar de Guanajuato, donde el campo ya no da para comer, Heli, apenas salido de la adolescencia, mantiene a su familia, esposa, bebé, padre y hermana de 12 años, trabajando en una fábrica de autos; la pesadilla comienza cuando el novio de la hermanita, un cadete de 17 años, sustrae un par de paquetes de cocaína de una caseta; los señores de la droga regresan a cobrar cuentas. Tercer largometraje del maestro del minimalismo narrativo Amat Escalante, Heli (México-Francia-Alemania-Países Bajos, 2013), premio al mejor director en el pasado Festival de Cannes, avanza implacablemente sobre la brecha que abrió Carlos Reygadas con Japón, esa que lleva a ver de frente a la Gorgona; un cine mexicano consciente de que su misión es confrontar la realidad, no promover al turismo con la idea de que los rayos que escapan del sol tapado con un dedo bastan para que se asoleen los turistas en las playas. El secreto de esta manera de hacer cine está en el tratamiento de tema e imagen, de una vocación que nunca ha sido la de explotar el morbo; en Heli la clave es la poesía que se destila de esos horizontes afligidos, ritmos monótonos, planos fijos, cuerpos vejados, miradas impotentes, inocencia en el rostro; la carne magullada por la maquinaria de tortura, el espanto del espectador frente a esos niños que atormentan al ritmo de video-juegos. La pureza, la sangre y la venganza, pero más, el amor y la ternura, como matas del desierto que resisten; y que nadie diga que esto no es también México. Uno de los asuntos más espinosos en el hacer del cine es cómo mostrar la violencia sin celebrarla; Amat Escalante puede porque su violencia siempre es triste, nunca jubilatoria; el público sabe que lo que Heli le obliga a experimentar, sí ocurre, que esa crueldad ya es endémica y que la realidad puede ser peor aún. El tono se establece desde el arranque de la cinta, la bota militar aplasta un rostro tumefacto, un secuestrado que va a ser colgado de un puente. Al igual que sus películas anteriores, ésta emplea actores no profesionales que, a merced del director, no tienen manera de esconderse detrás de sus personajes; Armando Espitia (Heli) es el único profesional que incursiona en el cine, ¡y con qué bautizo de sangre! La historia que cuenta Heli es naturalmente una ficción narrada con una técnica formidable, pero tal que destruye otra ficción, la de pensar que el narcotráfico es una guerra entre bandas, algo ajeno a la sociedad (tal como bien advierte Juan Villoro en un artículo titulado “La violencia en el espejo”). De hecho, solo hay dos secuencias de violencia explícita en Heli; ambas, el entrenamiento militar y la tortura, revelan que la crueldad del narco trenzada con lo militar, puro Tánatos, atenta contra el amor y la fuerza generativa de este país.
  • 95. “Código Democracia” Florence Toussaint El Canal del Congreso pone al aire una nueva serie de debate bajo el tema de la democracia, la comunicación y los medios. Se trata de una propuesta televisiva con invitados en el estudio cuya charla es conducida por Clara Luz Álvarez y que se transmite desde el martes 6 cada semana a las 10 de la noche y los viernes a las siete. Se titula Código Democracia y su formato es convencional. Dio inicio el mismo día y serán 16 programas en vivo. La novedad de la emisión consiste en el tema que aborda: todo aquello relacionado con telecomunicaciones, en especial los asuntos que arroja la reciente reforma propuesta. Asimismo se ocupará de problemas de actualidad en torno a las comunicaciones en México. La crítica a los medios ha sido muy escasa en la pantalla chica. Cuando ésta se realiza proviene por lo general de televisoras públicas, ya que las privadas eluden mirarse a sí mismas o bien lo hacen de manera complaciente. Tanto en Azteca como en Televisa se producen emisiones dentro de las cuales los comentaristas graban chismes, ridiculizan a los competidores y halagan a los de casa en un tono desprovisto de seriedad, de argumentos racionales. Incluso han insultado y calumniado, lo que les ha valido demandas. Algunos de los contenidos que se abordarán son los siguientes: medios-proceso electoral; reforma de telecomunicaciones y su órgano regulador; derecho de réplica; otros derechos de las audiencias; publicidad-medios electrónicos; mujeres- medios. La serie Código Democracia fue diseñada por el Consejo Consultivo del Canal del Congreso y en concreto por su Comité Editorial (creado para tal efecto), entre cuyos integrantes están Javier Esteinou Madrid y Alma Rosa Alva de la Selva. No sin dificultades se logró sacar adelante el proyecto con una visión incluyente, no partidista ni afiliada a un grupo en particular. Para cumplir con sus fines el programa va a contar con panelistas de diferentes sectores: académicos, funcionarios, periodistas, conductores televisivos, legisladores. Si bien se recurre a expertos, el objetivo es alcanzar a un público mayoritario, sí interesado en los temas de comunicación, medios y leyes que los rigen, e igualmente a los ciudadanos que gustan de estar informados sobre el acontecer político y social del país. Se trata de generar un análisis interesante para la audiencia. El Canal del Congreso pasó de ser únicamente una ventana hacia lo que sucedía en las cámaras legislativas de México para convertirse en un generador de información y opiniones sobre asuntos relacionados con su objeto principal; con ello logra atraer a televidentes ávidos de oferta distinta. Actualmente elabora 12 series entre las que se cuenta su informativo Noticias del Congreso e incluye ficción con una serie española, un noticiario cultural de NCI, un programa de Canal 22: Cine secuencias, y otro de TVUNAM. L
  • 96. “Con Peña Ajena”, lema del Festival Internacional de Cabaret Roberto Ponce Celebra su edición anual número 11 el Festival Internacional de Cabaret, convocado por el cuarteto de dramaturgas, actrices y cantautoras Las Reinas Chulas Cecilia Sotres, Marisol Gasé, Ana Francis Mor y Nora Huerta, desde la sede central del evento, Teatro Bar El Vicio. Luego de tres lustros enfrentándose como Las Reinas Chulas ante poderosos y santurrones con un sentido del humor corrosivo e implacable, las monarcas del cabaret nacional anuncian los pormenores de este festín cabaretero que conlleva el lema chusco de “Con Peña Ajena” (según lo promueven dos de ellas, Cecilia y Marisol, entrevistadas por Proceso), en clara alusión al primer año de gestión presidencial de Enrique Peña Nieto: “Cumplimos once años de una alegre necedad por conmemorar este festival de mucha fuerza y amor, llevamos ya doce meses organizándolo. En 17 días vamos a tener 52 funciones con más de cien artistas y 31 compañías de cabaret mundial por 16 espacios abiertos o cerrados; plazas públicas de la capital, mesas redondas, talleres y una Cruzada de Cabaretización. Veremos un interesante mundo diverso de arte explosivo, subversivo y delirante para todos los gustos, incluyendo a los niños.” Pero “fundamentalmente, y sin olvidar la estética ni la pedagogía o análisis de nuestro trabajo” hablarán por quienes en nuestro país no pueden manifestarse libremente. “En todo este tiempo hemos generado públicos con los cuales conformamos nuestra defensa del cabaret como arte escénico y cual acto de libertad de expresión. Somos parte de una sociedad en pro del amplio movimiento de cabaret en la Ciudad de México, cuyo crecimiento en los últimos cinco años ha aumentado a más de 70 grupos artísticos. ¡Tenemos que defender el arte del cabaret en las calles durante el XI Festival! Porque en el sexenio actual existe la alarma en rojo para la población, ya que estamos en el sexenio de la censura.” Tercia Pedro Koménik, quien presentará su show Los 50s por un quinto el 28 de agosto en El Vicio (Madrid 13, Colonia del Carmen, Coyoacán), con canciones emblemáticas a Edith Piaf, Kurt Weill o Bertolt Brecht, posteriores a la Segunda Guerra Mundial, y un tributo a Rita Hayworth: “Me sorprendió que por el eslogan que tiene el festival, ‘Con Peña Ajena’, algunos periodistas que asistieron a la conferencia de prensa el pasado martes aquí en El Vicio se autocensuraran. ¡Nos dijeron que cambiáramos el lema o no lo mencionáramos para que nos sacaran las notas del XI Festival en sus respectivos medios! Esta autocensura no la había detectado en años anteriores y yo he participado prácticamente en todos los encuentros desde hace once años.” No obstante, el espectáculo de Las Reinas Chulas titulado Pesadilla en la peña del infierno (fantasía onírica de cabaret sobre el eventual arribo de Enrique Peña Nieto a la presidencia) ha tenido llenos totales en El Vicio durante lo que va del año, aseguran Cecilia y Marisol.
  • 97. En torno de “el papel del teatro-cabaret como crítica social en las circunstancias de nuestro país al regreso del PRI en el poder” versará la Conferencia Magistral del 31 de agosto, a las 19 horas, en el mismo Teatro Bar El Vicio, con la presencia de Sergio Aguayo, Sabina Berman, Gabriela Warkentin, Carlos Pascual, Pedro Miguel, Genaro Lozano y Karla Iberia Sánchez. La mesa redonda de moneros “La República del Mirrey, precaución, política explícita”, se efectuará ahí pero una semana antes, el 24 a las 20 horas, con Alarcón, Tacho, Magú, Kabeza, Cintia Bolio y Lucero Balkázar (información y programa en www.elvicio.com.mx). Cabaretería universal Además del Teatro Bar El Vicio, los espacios del XI Festival Internacional de Cabaret son: El Foro A Poco No y el Bar La Sacristía (República de Cuba 49 y 17, respectivamente. Centro Histórico); los Faros: de Oriente en Iztapalapa, Milpa Alta e Indios Verdes, y las delegaciones Coyoacán (Alameda Sur, Jardín Centenario, Foro Coyoacanense), Tlalpan (explanada, Mercado Villa Coapa, Parque Guayacanes, Kiosko San Miguel Xicalco) y Venustiano Carranza (Centro Cultural V. Carranza). 31 compañías de Argentina, Brasil, Chile, España, Guatemala, Perú y Uruguay, en 52 funciones, algunas con entrada libre “para toda la familia”. Por México, aparte de Las Reinas Chulas y Kóminik, participan: Astrid Hadad, Fernando Rivera Calderón, Los Bentleys, Una Güera y una Morena, César Enríquez Cabaret, Cabaret Misterio y Regina Orozco (Las mil Reginas en una noche Schereznalga). Entre los espectáculos destacados del extranjero: My Stories, Your Emails (“Mis historias, sus correos electrónicos”, de Úrsula Martínez desde Reino Unido (“espectáculo que combina arte vivo, palabra hablada, comedia y stand-up”, el jueves inaugural por la noche en El Vicio). Poemario Trans pirado, show de la cantautora porteña Susy Shock (“se inscribe en lo queer, pues propone la imposibilidad de rotular, clasificar o clausurar las derivas del deseo, género y sexo… militancia trans que transgrede ‘la matriz heterosexual’”, el 16 de agosto en El Vicio; el 17 en La Sacristía y el 18 por la Carranza). Leo Bassi con Instintos ocultos (“90 minutos antológicos del heredero de una estirpe de payasos que hizo de la risa un arma pacífica para el cambio”. Centro Cultural España, 29 de agosto; el 30 en Tlalpan y 31 en El Vicio). O Cidadâo Perfeito (“El ciudadano perfecto”), de la compañía brasileña Humbalada de Teatro con Talina Monte, Bruño César Lopes y Vanessa Rosa (“la influencia de los medios en las elecciones del Brasil, reality show cuya intención es celebrar la noticia más importante de los últimos tiempos: elegir mandatari@ vía un programa como Big Brother”. La Sacristía, el 17 de agosto; 18, en El Vicio). Rescate emotivo ¡No Pasa Res! de la Compañía Internacional de Comediantes Sin Pulgares de Argentina, con Walter Velázquez y Andrea Feiguin (“espectáculo para tango, clown y paro cardíaco con sátira autogeriática”. 24 de agosto en El Vicio, 29
  • 98. en Faro Milpa Alta). La Cruzada de Cabaretización, “con el propósito de atender a compañías de diversos estados (Morelos, Puebla y Edomex) interesadas en el Teatro Cabaret, se realizará del 20 al 24 de agosto en el Centro Cultural España como encuentro paralelo al XI Festival de Cabaret”, concluyen. L
  • 99. Un documental sobre la “narcocultura” Columba Vértiz de la Fuente El fotorreportero israelita Shaul Schwarz y el sonidista hispano Juan Bertrán narran cómo durante tres años recogieron múltiples testimonios para su sorprendente largometraje Narco cultura, de próximo estreno nacional. En pos de hallar cómo y por qué la cultura del narcotráfico ha impuesto su ley en lugares como Culiacán, cuna del “movimiento alterado” de narcocorridos (cuyos discos se venden mucho incluso en Walmart de Estados Unidos), así como en Juárez y otras ciudades fronterizas, el diagnóstico que revela su investigación periodística en cuanto a que la violencia disminuya, es de tristeza y desaliento. En el largometraje documental Narco cultura, del israelí Shaul Schwarz, se ve al cantante Édgar Quintero, residente en Los Ángeles, California, quien en sus corridos exalta los crímenes de los narcotraficantes de México y son un éxito con el público de aquel país, y al perito Richi Soto, del Servicio Médico Forense (Semefo) de Ciudad Juárez, Chihuahua, quien por realizar bien su trabajo corre el peligro de ser asesinado como varios de sus compañeros. Schwarz y su sonidista Juan Bertrán filmaron la película en tres años, tanto en esa ciudad como en Culiacán, Sinaloa (sobre todo en el narcocementerio Jardines de Humaya); El Paso, Texas, y Los Ángeles, California, y en una mansión de un narcotraficante. El director comenta a este semanario que “desafortunadamente en el tema del narcotráfico no se puede decir qué sería lo mejor realizar para pararlo; pero estoy muy consciente, más allá de los muertos, de que esto va creciendo socialmente y justo lo que tratamos de demostrar con esta cinta es cómo todo eso está afectando a la cultura mexicana”. Narco cultura ha causado asombro e impacto en los festivales internacionales de Sundance y Berlín. Fue proyectado en la 16 edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato hace dos semanas, y Gussi Cinema lo distribuirá en las salas de cine de México a partir de octubre. La cinta aborda también la violencia y el miedo en Ciudad Juárez. Y el “movimiento alterado”, una corriente musical nacida en Culiacán que rinde culto a la forma de vida y acciones violentas del crimen organizado, influyendo además para la producción de películas en video-home, ropa y otros productos. El cantante Édgar Quintero, quien forma parte del grupo de banda Buknas de Culiacán, comenta al cineasta que por presentación cobran 45 mil dólares en Los Ángeles. Y para inspirarse a escribir más narcocorridos, visita el panteón Jardines de Humaya, donde es captado por los realizadores. Asimismo, sale a cuadro una adolescente que expresa su deseo de casarse con un narcotraficante. En tanto, el perito Richi Soto narra el peligro que corre por sus investigaciones; por haber nacido en Ciudad Juárez, ve con tristeza y preocupación en lo que se ha convertido la metrópoli fronteriza; pero aun así, confiesa su amor por ella. Igual se
  • 100. aprecia una tocada del Rey del corrido, El Komander, quien interpreta “Los sanguinarios del M1”: Con cuerno de chivo y bazuca en la nuca volando cabezas al que se atraviesa, somos sanguinarios locos bien ondea- ( dos, nos gusta matar… Soy el número uno de clave M1, respaldado por El Mayor y por El ( Chapo… Seguiré creciendo y más gente cayendo, por algo soy el ondeado respetado Manuel Torres Félix, mi nombre, y saludos para Culiacán. “Movimiento alterado” Shaul Schwarz, nacido en 1974, comenzó su carrera fotográfica en la Fuerza Aérea Israelita, después de terminar su servicio pasó a cubrir las noticias de Israel y de Jordania, antes de trasladarse a Nueva York en 1999, donde reside y trabaja como fotógrafo independiente (representado por Getty Images). Su trabajo ha sido publicado en Newsweek, Time, Life y New York Times Magazine, entre otros medios. Con muchos reportajes cortos para televisión, su primer largometraje documental fue The Blonk. El dos veces ganador de los premios World Press cuenta a Proceso que ya había trabajado en México por más de 10 años y en 2008 empezó a tomar fotos en Ciudad Juárez: “Después de dos años la situación me empezó a deprimir al ver la cara de la muerte tan cerca, entonces quise entender cómo es que México llegó a eso, y empecé a filmarlo, y así fue cómo surgió el documental Narco cultura. “Es muy duro hacer un cine acerca de narcos, cárteles y todos esto; pero después de efectuar una investigación periodística, sabíamos que no queríamos conocer quién distribuía la droga ni quién la compraba, mucho menos quién mató a quién. No sólo quisimos centrarnos en un personaje, como el perito, o mostrar la frustración y su tristeza de ver toda esta violencia; por eso incluimos a Édgar, quien nació en Estados Unidos pero mantiene una conexión con sus raíces mexicanas a través de todo esto.” –¿Cómo lograron convencer al perito Richi Soto de que narrara sus miedos, sus preocupaciones y el peligro que corre su vida? –Soto tenía la necesidad de hablar sobre ello porque nació en Ciudad Juárez y quería externar toda esa frustración que siente por la situación del lugar. Estábamos con una persona que noche tras noche salía a la calle a recoger evidencia alrededor de los cuerpos de la gente asesinada. –El cantante Édgar Quintero sorprende. ¿Cómo es que también lo convence para
  • 101. que platique de sus narcocorridos? –Conviví con él como dos años. Siempre estuvo abierto y orgulloso de lo que hace. Nunca vio como algo malo su trabajo, ya que es una forma de vivir. Él confió en mí y me quiso mostrar su mundo. Justifica que si no se dedicara a eso estaría en las calles haciendo cosas malas, y a través de su música se ha convertido en alguien. Pero al mismo tiempo también me dejó retratar otra parte de su vida: la de ser padre y la cabeza de una familia. –Los discos de este cantante se venden muy bien en Estados Unidos, incluso en los Walmart de allá. ¿Qué piensa de la exaltación de los narcotraficantes a través de la música, cine, ropa y otros objetos? –Después de filmar en Ciudad Juárez y meterme de lleno en este mundo de la violencia y del narcotráfico, creo que era obvio que esta moda iba a estar ahí porque el problema es tan grande que refleja mucho de lo que somos. Estos narcotraficantes son como sus Robin Hood. Y puedo entender que los niños, al notar que sus madres trabajan por largas horas en una maquiladora por cinco dólares al día y conocer las películas y escuchar esa música, ven una oportunidad para cambiar su situación y convertirse en alguien. Deberíamos preguntarnos cómo fue que se llegó hasta ahí. –¿Qué opina del “movimiento alterado”? –El hecho de que haya una cultura como esa, que existan seguidores de los corridos y los productos de “movimiento alterado”, es algo natural. No culpo a Walmart de que venda esos productos porque es su negocio, tampoco culpo al movimiento por inventar esa música, ya que la crean porque tienen un público que la consume y la pide. –¿Qué le ha dejado el documental Narco cultura? –Fue un poco triste, porque yo estuve viviendo unas temporadas en México y me encanta… Es duro pasar mucho tiempo con gente con la que uno llega a conectarse y ver todo ese sufrimiento. No fue fácil. A veces es algo muy emotivo y especial. Schwarz concretó la idea de Narco cultura una noche en un club de narcos en Riverside, en las afueras de Los Ángeles. Sobre la filmación que efectuó en la mansión de un narco, expresa que “fue una sorpresa que lográramos rodar allí y nos dio miedo, sólo mostramos una pequeña parte del material… por si acaso”. En la película también aparece entrevistada la periodista Sandra Rodríguez Nieto, autora del libro La fábrica del crimen, quien denuncia que 97% de los asesinatos en Ciudad Juárez no se resuelven. Juan Bertrán Nacido en 1986, el madrileño Juan Bertrán fue el sonidista que todo el tiempo acompañó al director, arriesgándose al punto de que de algunos lugares deseaba huir corriendo. Confiesa el también productor de Narco cultura: “Cuando conocí a Shaul me mostró unas imágenes que trabajaba para un proyecto de fotos sobre la guerra contra el narcotráfico en Ciudad Juárez, y me quedé muy impactado de lo que estaba pasando ahí. Entonces empecé a invertir mi tiempo en ayudarle con lo que pudiera hasta que financiaron el documental,
  • 102. desde 2010 empezamos a rodar.” Para él resultó complicado convencer a las personas para que hablaran ante la cámara, “porque tienen miedo”. –¿Cómo ve la situación de los peritos del Semefo en Ciudad Juárez? –Es complicada, porque son ellos quienes recopilan toda la información, y la verdad es que se les ve tan capacitados, que me parece algo triste que después de todo el trabajo que realizan, no se enfoque su labor para resolver los crímenes. Me parece patético que 97% de los casos de homicidios en Ciudad Juárez no sean resueltos. Podrían solucionarlos con todas las pruebas que recogen estos peritos. La verdad, entiendo bastante su frustración. –El narcotráfico ha producido un oleaje cultural que va desde modos de vida, cultos a la muerte, producción de discos, publicaciones, hasta la provocación del miedo en la gente, en fin. –Es triste que todo esto que está pasando en México ahora se haya convertido en un movimiento cultural y se glorifique al narcotráfico, pero, ¡cómo no va a pasar esto si los jóvenes están viendo que el narco es lo que les da el bienestar económico y el poder! Es lo único que los saca adelante en lugares como Ciudad Juárez, donde su mamá trabaja por 300 dólares al mes en una maquiladora, con 10 horas al día de labor, y un narcotraficante está ganando muchísimo más. Es de esperar que eso pase. Al final del documental Narco cultura, el perito Richi Soto lanza una pregunta entre sus compañeros de trabajo: “¿Cambiará esto?” Uno de ellos confiaba que sí; pero se informa en el largometraje que fue asesinado.
  • 103. “Espacio interior”, la otra mirada del secuestro Columba Vértiz de la Fuente Kai Parlange Tessmann espera que con su ópera prima, Espacio interior, la gente reflexione sobre el problema del secuestro en México “y ponga un alto, exigiendo que las autoridades laboren en ello”. El cineasta anhela que se coloque bajo la lupa este tipo de violencia: “Vivimos en un momento muy duro porque ya estamos ‘anestesiados’ ante estos casos… Ya nos suena muy común, muy cotidiano, ver o escuchar en las noticias sobre un secuestrado, no nos impacta como antes. Ya no podemos vivir en un México insensible, necesitamos despertar a la sociedad para que exija que se proteja a todos los habitantes de este país.” –¿A qué atribuye esa insensibilidad para con este problema? –Obviamente, para los secuestrados fue el episodio más duro de su vida y el de más temor. Todos los ciudadanos nos hemos ‘anestesiado’ y se lo atribuyo a este terrible nivel de violencia que vivimos, y a la cantidad de secuestros que acontecen sin solución y cada vez nos parece más normal; a tal grado que no damos seguimiento a estos casos. O que no se atrapen a las bandas de secuestradores. Esa es la herida abierta que tenemos en México. “Deseo que regresemos la mira a esto y digamos: ‘¡Basta, ya no podemos seguir permitiendo que nuestros hijos crezcan con tanta violencia! Debemos luchar’. El Frente del Movimiento por la Paz, del poeta Javier Sicilia, me parece de lo más loable. Y es una esperanza que alguien diga basta.” Historia de un sobreviviente La película de ficción, ganadora del Premio del Público en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara de 2012, está basada en el secuestro de nueve meses del famoso arquitecto Bosco Gutiérrez Cortina en los noventa, del cual logró escapar. En la trama se muestra al personaje de Lázaro encerrado en un cuarto de tres por 1.50 metros, enfrentando un aislamiento absoluto y por un tiempo absolutamente indefinido. Entre la esperanza de ser liberado y la constante amenaza de ser ejecutado, recuerda sus sueños; encuentra respuestas y alguna libertad en lo único que le queda: el espacio interior de su ser. Kuno Becker interpreta a Lázaro. También actúan en Espacio interior Ana Serradilla y Marina de Tavira. –Becker fue muy criticado por este papel porque algunos lo consideran un actor muy comercial, ¿qué opina? –Esas preguntas y dudas que tenían alrededor de Kuno, las resolvió en la actuación el propio Kuno... Sobre todo, la gente de prensa escrita tenía las dudas, y ya cuando vieron el largometraje cambiaron su actitud. Le dijeron en la conferencia de prensa que no creían en él y que iban a destrozarlo; pero al ver la cinta, cambiaron de parecer. Es muy fuerte que se lo digan a un actor, porque le decían que no les gustaba nada de lo que había hecho antes.
  • 104. Parlange Tessmann, quien estudió ciencias de la comunicación en la Universidad Intercontinental, cuenta que cuando Carlos Corral, el productor de la película, y él realizaban un par de comerciales, conocieron al arquitecto. Les narró la historia de su secuestro. “Conforme me fue narrando más de su experiencia me di cuenta de que en realidad era la historia de un sobreviviente, más que la historia de un secuestro. Es la historia de un hombre que sobrevive a una situación límite, y sale adelante. Fue recluido en un cuarto de tres metros por 1.50 y se traza una rutina, hace ejercicio, reza y escribe muchas cartas, porque le dan papel y lápiz. Veo un proceso como de renacimiento.” Así surgió la idea del filme. “Tuvimos que investigar sobre los secuestros en México y América Latina, cómo era en los noventa y cómo son ahora. Tuvimos oportunidad de hablar con secuestrados y sus familias, y estar cerca del arquitecto para arrancar la película cuando lo están capturando y se escapa.” –¿Le gustó el resultado al arquitecto Gutiérrez Cortina? –Sí. El arquitecto estuvo muy cercano al proceso de escritura del guión, nos ayudó con las revisiones. Me gustó que en el rodaje estuviera sólo un día. Y al ver la cinta, se tapaba la cara; yo no le veía ningún gesto, estaba muy atento a sus reacciones, y al final me dijo que estaba muy conmovido, que esa era su historia. “Kuno tuvo la oportunidad de acercarse al arquitecto, charlaron mucho. El actor y yo ensayamos bastante; bajó 14 kilos, siendo en su vida normal muy delgado; casi lo dejamos en los huesos...” Finalmente, el joven cineasta expresa estar satisfecho con el resultado de esta su ópera prima, que se exhibe en cines comerciales del Distrito Federal, Estado de México, Morelos, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Jalisco, Guanajuato y Michoacán. L
  • 105. Los discapacitados que no lo eran tanto... Beatriz Pereyra El escándalo desatado al descubrirse la impostura del atleta paralímpico Mauro Máximo de Jesús ya tuvo consecuencias para el resto de los mexicanos con discapacidad que compiten en el circuito del Comité Paralímpico Internacional (IPC). Este organismo adoptó una actitud muy estricta, reflejada en sus normas para reclasificar a los deportistas con habilidades diferentes, lo que ya dañó las carreras de los atletas nacionales. Cuatro integrantes de la delegación mexicana que viajó a Lyon, Francia, para participar en el Campeonato Mundial de Atletismo fueron reclasificados en categorías más altas por el Comité Paralímpico Internacional (IPC). Los maratonistas Mario Santillán y Pedro Meza, de la Federación Mexicana de Deportes Sobre Silla de Ruedas (Femedessir), así como Jorge Benjamín González y Rebeca Valenzuela, de la Federación de Ciegos y Débiles Visuales (Femedecidevi), se sumaron a una lista encabezada por Mauro Máximo de Jesús. En junio pasado este deportista fue reclasificado de la categoría F53 a la F55, luego de que un panel de médicos y técnicos del IPC determinó que su grado de discapacidad no corresponde con la categoría en la que venía compitiendo. Para el presidente de la Femedecidevi, Miguel Ángel Huerta, las rigurosas evaluaciones realizadas a los atletas mexicanos en vísperas del Mundial de Atletismo se deben al “efecto Mauro Máximo”, deportista a quien las autoridades deportivas mexicanas solaparon durante años, a sabiendas de su impostura en torno a la incapacidad padecida. “El IPC actuó de forma muy drástica contra México por el problema que se dio con Mauro Máximo. Aun sabiendo que el señor caminaba, a Eduardo Obregón (excoordinador del deporte adaptado de la Conade) y a Bernardo de la Garza (exdirector de la Conade) no les importó y hasta le dieron el Premio Nacional de Deportes. El IPC le cargó la mano a México esta vez. Se están yendo contra nuestros atletas.” –¿Usted sabía que Mauro fingía mayor discapacidad? –Es increíble. Aunque no veo bien sabía que cuando estaba en México caminaba y en las competencias internacionales siempre estaba sentado en su silla de ruedas. En el periodo de Eduardo de Obregón se cometieron muchas anomalías. Ahora necesitamos que la Conade nos ayude a tener un oftalmólogo de planta, con horario y sueldo asignados, a quien podamos mandar a capacitarse. Debe viajar con nosotros para defendernos y evitar este tipo de inconvenientes ahora exacerbados por Mauro. A pesar del “efecto Mauro Máximo”, para Huerta la culpa de que a Rebeca Valenzuela la hayan declarado “no elegible” para competir es responsabilidad de ella. La acusa de haber querido pasar como ciega total (categoría F11) cuando su clasificación se ubica entre los débiles visuales (F12 y F13).
  • 106. Antes del viaje de la delegación mexicana a Lyon, el IPC notificó a las federaciones que siete deportistas serían sometidos a evaluaciones para determinar si de acuerdo con el nuevo Manual de Clasificación estaban en la categoría correcta. Previo al mundial de 2011 en Nueva Zelanda, Rebeca Valenzuela, lanzadora de bala y jabalina, fue clasificada en F12. En esta categoría compitió en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y concluyó en cuarto sitio. Cuando Valenzuela se presentó a la revisión, dice Huerta, los médicos consideraron que “no estaba cooperando”. Según ella no podía fijar la vista, movía los ojos hacia arriba y alegaba que no podía ver. “Antes de viajar a Francia me presentó un certificado donde decía que sólo veía luces y sombras. Yo le dije que eso estaba mal. Quise llevarla con la doctora que nos apoya, pero como no es nuestra empleada sólo nos echa la mano cuando puede. En ese momento se estaba yendo de México y no pudo revisarla. Me dio muy mala espina la entrega de ese papel, porque ella camina bien y cuando una persona únicamente ve luces y sombras requiere de apoyo. Se me hizo absurdo. Hablé seriamente con ella. Le dije: ‘Rebeca, te advierto, no te quiero ver caminando como ciega, porque no eres ciega’.” –¿Por qué actuó de esa manera con el panel de clasificadores? –Ahí me cayó el veinte: pretendía obtener una clasificación más baja. Le pregunté si había intentado pasar por F11. Dijo que no era su intención, pues quería quedarse en F12. Me molestó mucho su comportamiento. Los clasificadores le pidieron fijar la vista y dijo que no podía. Ella puede lograrlo, por eso te digo que estúpidamente creyó viable obtener una clasificación más baja. “Le dieron oportunidad de que al día siguiente la revisara otro panel de clasificadores y ellos también dijeron que no cooperó. Por eso le pidieron los exámenes. Ella está en el limbo. No está rechazada. Estoy convencido de que ella es categoría F12 o F13, pero ahora deberá demostrarlo con esas pruebas. Se los dije en la Conade, este es el efecto Mauro Máximo. No estoy defendiendo a mi atleta, porque esta muchacha se comportó terrible, pero es un hecho que para México se van a extremar las clasificaciones”, afirma el presidente de la Femedecidevi. Injusticia Por su parte, la deportista de 19 años asegura a Proceso que su revisión no ocurrió así. Quienes la evaluaron, asegura, fueron muy hostiles y quisieron obligarla a ver más de lo que en realidad puede. Ella padece miopía, astigmatismo, estrabismo, hipermetropía y vista periférica. En un ojo tiene siete dioptrías, en el otro nueve y la han operado en seis ocasiones. En una de esas cirugías, aclara, le cortaron los ligamentos de los ojos, lo cual le impide enfocar las imágenes. “La primera vez me tocó una doctora, fue muy grosera. Me estaba forzando a hacer algo que yo no podía. Se montó en su macho de que no quería cooperar. Yo ni entendía lo que me estaba diciendo, porque me hablaba en francés. Me
  • 107. pusieron un aparato y me decían: ‘ve la equis verde’. ¿Cuál equis verde? Yo uso lentes de armazón y no los llevaba. La persona creyó que no estaba cooperado. Si no tengo los lentes no puedo enfocar. ¿Cómo me piden que enfoque? No tengo control de la fijación de mis ojos. “No se puede corregir mi estrabismo porque no tengo ligamentos en los lados externos de los ojos. Eso no se puede ver con aparatos simples de oftalmología en un consultorio. A la segunda revisión llevé mis lentes y me dijeron que presentara esos tres estudios para corroborar lo que les dije. Cuando los presente tengo la seguridad de que todo se va a aclarar.” –¿Es falso que usted quiso pasar por ciega total y fingió ver menos? –No soy ciega total. Sí tengo un ángulo de visión. No puedo pasar por ciega. Ningún doctor me declararía así. Es ilógico. No estoy diciendo mentiras. Los clasificadores se pusieron muy rígidos por la reclasificación de Mauro Máximo. Eso fue el detonante para que estén sobre nosotros y sólo están viendo a quién sacan. Los mexicanos estamos bajo la lupa por el caso de Mauro. Valenzuela sostiene que no llevaba consigo la documentación para comprobar la cirugía de ligamentos porque el hospital del DIF donde fue intervenida mandó al archivo muerto su expediente y no lo encontraban. Indica que apenas hace dos días le informaron que ya apareció. Por lo pronto, Rebeca ya perdió la beca de 5 mil pesos que la Conade le otorgaba por su cuarto lugar obtenido en los Juegos Olímpicos. También perderá un monto igual otorgado por la Comisión del Deporte del Estado de Sonora (Codeson). La estudiante de administración pública deberá conseguir por su cuenta los casi 10 mil pesos que cuestan los estudios que deberá presentar hasta marzo de 2014 durante una competencia a realizarse en Mesa, Arizona, y a la cual acudirá un panel de clasificadores. El otro atleta débil visual reclasificado es el corredor Benjamín González, quien pasó de la categoría T12 a la T13. Miguel Ángel Huerta refiere que en este caso se cometió una injusticia, porque viajaron sin un oftalmólogo capaz de demostrar que estaba bien clasificado. Además, González tampoco tenía a mano la documentación correspondiente para respaldar su condición. Este deportista presenta desprendimiento de retina en el ojo derecho; además, tiene miopía y un problema congénito de cataratas en ambos ojos. Ha entrado al quirófano en tres ocasiones. “Los clasificadores me dijeron que ya veía mejor que en años anteriores, que he mejorado y he tenido un progreso por mis tratamientos, pero yo sigo con la misma visión desde 2011. Voy con los doctores y ellos tienen la última palabra. Aunque no regrese a la categoría T12 puedo ser competitivo. El cambio no es justificación para no ganar”, afirma. En el Mundial de Atletismo, González participó en las pruebas de 200 y 400 metros planos en la categoría T13, pero no pudo colarse al podio. Según él, cuando salió de Sinaloa ya estaba lesionado de la pierna izquierda. En su primera prueba no pudo concluir la competencia y terminó con un desgarre en la pierna derecha. En la semifinal de 400 metros no tuvo problemas, pero en la final volvió a resentirse y terminó en sexto lugar.
  • 108. Reclasificaciones Miguel Ángel Huerta adelanta que en breve la Femedecidevi presentará una apelación ante el IPC para que, con documentos en mano, González, medallista de bronce en Londres 2012, pueda ser evaluado nuevamente. Ante la severidad del IPC, Huerta ya informó a los judocas Eduardo Ávila y Lenia Ruvalcaba que deben realizarse los mismos tres exámenes solicitados a Rebeca Valenzuela, a fin de evitar sorpresas en alguna competencia internacional. “Ellos no han sido siempre del deporte de ciegos. Yo ya comenté en una asamblea mi preocupación por sus casos y como no quiero sorpresas no voy a esperar a que el IPC me diga algo. Esto ya lo plantee ante el Comité Técnico del Comité Paralímpico Mexicano para que las cuatro federaciones paralímpicas hagamos lo mismo”, expone Huerta. El encargado temporal de la coordinación del deporte adaptado de la Conade, Samuel Pérez, explica que Mario Santillán fue reclasificado de la categoría T46 a la T47, mientras que Pedro Meza pasó de la T45 a la T46. Según su dicho, ambos casos obedecen a los cambios en el Manual de Clasificación que ahora ubica en la categoría T46 a quienes están amputados hasta cierta altura arriba del codo y en la T45 a quienes tienen un muñón aún más corto. A Santillán se le ubicó en la T47 porque tiene completo el brazo izquierdo, pero le falta la mano derecha. El caso de este atleta es todavía más especial, pues cuando comenzó a participar en el deporte adaptado no entró en ninguna categoría porque tenía la mano derecha. Era pequeña y con sólo dos dedos. Decidió entonces amputársela para poder ser clasificado. El medallista de oro en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008 se quedó sin participar en el mundial de Lyon, pues la categoría T47 no fue convocada para la prueba de maratón. Santillán entrenó durante dos años para esa competencia. El año pasado el IPC informó a todos los países que, de acuerdo con el nuevo Manual de Clasificación, algunos atletas de la categoría T46 pasarían a la nueva categoría T47. Como no habría suficientes deportistas la prueba de maratón no sería convocada. Por descuido o por ignorancia, ni el presidente de la Federación de Silla de Ruedas, Pablo Lárraga, ni el director técnico de la misma, Sergio Durand, advirtieron a Santillán de estos cambios. El atleta ni siquiera debió viajar a Francia. “Tuvimos una conferencia con el IPC en la cual nos dijeron que están realizando muchas reclasificaciones para establecer criterios más exigentes y hacer más justas y competitivas las categorías. La forma de clasificar a los atletas era uno de los talones de Aquiles del IPC. A pesar de tener categorías confirmadas, el IPC ya está revisando a los atletas cada año o cada dos, antes los clasificaban y así se quedaban para siempre. La actividad física y el entrenamiento hacen que el atleta en algunos casos mejore, por eso se necesitan las reclasificaciones”, dice Pérez. –¿Entonces, para el IPC la buena fe de los atletas para determinar qué tan grave es su discapacidad ya no es suficiente y elimina a quienes fingen, como Mauro Máximo?
  • 109. –No es tanto que el atleta fingiera; la regla lo permitía. No niego que pudo haber pasado eso. Somos seres humanos y actuamos de diferentes maneras. Los atletas han actuado hasta donde la regla les permitía. Ahora han cambiado las reglas. “En México el ingreso del deporte adaptado a CIMA (fideicomiso de becas para atletas de élite) debe traer una mayor observancia en este punto (fingir una discapacidad), que se compara con el doping. Así lo comenté en una reunión con los presidentes de las federaciones de deportes paralímpicos. Les dije que las nuevas reglas deben respetarse y dar una cara de honestidad. Es como si haces un torneo de categoría Sub 17 y permites que compitan los de 20 años, ¿me explico? La Conade y las federaciones somos los entes responsables de que vayamos a una competencia internacional como se debe.” –La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte hizo un llamado a las federaciones para no solapar estas irregularidades. –No es que hayan solapado. La irregularidad se considera a partir de 2012, cuando apareció el nuevo reglamento. En todo caso el manual del IPC los solapaba. Si el manual les daba chance de pasarse media rayita, pues se pasaban. “Las federaciones son las responsables de las clasificaciones. Lo que se haya hecho o dejado de hacer antes es culpa de las federaciones. Si eso ha pasado (atletas que fingen mayor grado de discapacidad), Pablo Lárraga o quienes estuvieron antes de él lo debieron haber revisado”, apunta Miguel Ángel Eddy, coordinador general técnico del deporte adaptado de la Conade. L
  • 110. Las promesas huecas de Azcárraga Raúl Ochoa Televisa y el club América incumplieron su compromiso de apoyar al jugador Carlos Sánchez Romero, quien después de golpearse la cabeza durante un partido sufrió un infarto cerebral que lo imposibilitó de por vida para jugar futbol. Al cabo de cinco años el consorcio de Emilio Azcárraga Jean no le renovó el contrato y lo dejó en el desamparo, pues las Águilas no dan de alta en el IMSS a sus jugadores. El exdefensa anunció que demandará al conjunto de Coapa, pues ni el dueño ni sus directivos cumplen lo que prometen. Carlos Sánchez Romero, defensa del equipo América y quien sufrió un infarto cerebral el 12 de agosto de 2008 durante un entrenamiento, afirma que Televisa no respeta la ley, pues se niega a cubrir las cuotas de sus jugadores al IMSS y decidió interrumpir intempestivamente la relación laboral que él y la empresa mantenían. Desde el pasado diciembre Sánchez Romero dejó de recibir atención médica y sueldo del equipo campeón del futbol nacional, pese a que Emilio Azcárraga Jean –dueño del equipo– le había prometido “el apoyo incondicional de Televisa”. El exjugador asegura que en su tratamiento hubo negligencia médica, pues no recibió la atención apropiada luego de sufrir un fuerte golpe en la cabeza en mayo de 2008 durante un juego en la Copa Libertadores. La contusión derivó en el infarto cerebral. “Nunca fui sometido a un examen clínico minucioso”, acusa. “Fui obligado”, asegura, “a firmar un contrato totalmente ventajoso para el América”. Añade que en plena sala de urgencias, cuando todavía se desconocían las causas de su mal, los directivos Michel Bauer y Yon de Luisa, presidente y vicepresidente del club, difundieron ante los medios que el padecimiento se debía a un mal congénito. A cinco años, Sánchez Romero decide hablar y revela que durante su convalecencia se firmó un acuerdo mediante el cual el equipo América prohibía a sus familiares cualquier contacto con periodistas. También se estipulaba que el entonces jefe de prensa del equipo, Francisco Reyes, se encargaría de redactar en una ficha la información que los padres de Carlos podrían compartir con los reporteros. De no acatarse esos lineamientos, el equipo estaba en “su derecho” de suspenderle automáticamente toda asistencia médica y rescindirle el contrato, como ocurrió en diciembre pasado. A punto de iniciar una nueva demanda contra la empresa de Azcárraga, Sánchez Romero arremete contra Alfonso Díaz y Joaquín Velásquez, médicos del América, a quienes acusa de negarse a tramitar sus análisis clínicos ante el encargado de la operación y presupuesto del equipo, Yon de Luisa. “Él se jactaba de no tener presupuesto. Pretextaba que mi caso no ameritaba algún estudio complementario y las dolencias se me pasarían en cuestión de tiempo”, sostiene. En resumen, “el
  • 111. golpe que sufrí no tuvo el tratamiento adecuado y todo derivó en el infarto del 12 de agosto”. Dudas El exjugador duda que al delantero ecuatoriano Christian Chucho Benítez, quien falleció el 29 de julio en Doha, Qatar, lo sometieran a estrictos controles médicos. “Simplemente no hay confianza total en los parámetros de los estudios clínicos empleados por el América respecto a una real atención de sus jugadores. En estos asuntos es muy dudosa la reputación del equipo”, refiere. El 15 de mayo de 2008 en el juego de cuartos de final de la Copa Libertadores frente al Santos de Brasil, Sánchez Romero recibió un golpe en la espalda tras chocar con Mariano Trípodi. Sin tiempo para reaccionar cayó en mala posición y se pegó en la cabeza. Fue atendido en la cancha del estadio Azteca al minuto 66 y reemplazado casi 10 minutos después. Mientras era trasladado se quejó de un fuerte dolor en el hombro derecho y dificultad para respirar. “Jamás recibí un golpe de esa naturaleza y mucho menos sentí un dolor así. Esas sensaciones las transmití puntualmente a los doctores. Ahí están los videos donde salgo del juego y me voy tocando el pecho por falta de aire. Pensé que me enviarían a un hospital, pues en el estadio no se tienen los medios para una adecuada valoración”, recuerda. Para su sorpresa lo llevaron al vestidor, donde permaneció en reposo. “El médico Díaz me aplicó una inyección y poco a poco recuperé la normalidad de la respiración. Fue quizá la atención más puntual que recibí en todo el tratamiento”, expone. Al término del torneo le realizaron los exámenes previos a la pretemporada “y todas las pruebas de esfuerzo las pasé perfectamente bien, pero el dolor del hombro y del cuello no los superaba después del golpe. Los médicos hicieron caso omiso. Durante los siguientes tres meses jamás fui citado para un estudio de valoración”, lamenta. Añade: “Mi caso fue mal manejado. No fui valorado de manera adecuada por el departamento médico del equipo y jamás me llevaron a un hospital o a un centro de estudios clínicos a realizarme estudios más completos para descartar cualquier secuela. Siempre fui tratado con una pastillita de Voltarén y algún tipo de analgésico, que cuando hacía su efecto aminoraba un poco el dolor, sólo por un momento”. Al cabo de algunos meses todo seguía igual, hasta que la mañana del 12 de agosto de 2008 Carlos sufrió el infarto cerebral. Poco antes se había quejado de un fuerte dolor de cabeza. En cuanto empezó a trotar sobre el césped se desvaneció ante la mirada de sus compañeros. En conferencia de prensa, después de los hechos, el jefe de los servicios médicos del equipo, Alfonso Díaz, dijo: “Sánchez se quedó mirando al piso y presentó problemas de ausencia. No respondía y sus palabras eran de incoherencia. Ahí nos percatamos de que su problema era grave… Se le formó un coágulo en una arteria del cerebro que afecta la irrigación de la sangre. Se le está tratando de
  • 112. remover con un catéter”. El subcoordinador de neurología del hospital Médica Sur, Juan Nader, explicó: “Una resonancia magnética demuestra que la arteria que irriga la mayor parte del cerebro del lado derecho, cuyo nombre es arteria cerebral media, se encontraba tapada por un coágulo y se estaba desarrollando en este momento un infarto cerebral”. Tiempo antes Sánchez Romero había solicitado que le realizaran una resonancia magnética, pero no le hicieron caso. “En ningún momento me atendieron para evitar el infarto cerebral, el cual se pudo evitar si me hubiesen realizado los estudios necesarios a tiempo. Durante tres meses me reporté con los médicos del club para comentarles acerca de mis dolores y sólo me recetaban Voltarén. Fallaron en la atención tanto los médicos como los directivos, quienes ordenan o desautorizan los estudios a realizar. A mí siempre me dijeron: ‘No hay presupuesto y es cuestión de tiempo para recuperarte’. Todos fallaron”, acusa. –¿Comentó su situación con el presidente del equipo y con el entrenador? –se le pregunta. –Por supuesto, pero siempre se manejó que tendría el apoyo del club. En su momento el dueño de la empresa así lo prometió y los directivos siempre expusieron ante los medios que el equipo y la empresa me respaldarían para la rehabilitación. Mientras tanto a mis padres los amenazaron para no dar ninguna información a la prensa. De lo contrario, les advirtieron, me retirarían todas las ayudas. –¿Quiénes profirieron las amenazas? –En ese momento yo estaba en el quirófano. En pláticas posteriores mis padres me dijeron que los manipulaban para dar informes a los medios. Se encargaba de eso el jefe de prensa, Paco Reyes, quien les daba el guión y las indicaciones para hablar con la prensa. –¿En qué medida el América cumplió sus amenazas? –Hay muchas declaraciones públicas de los dirigentes del club, incluido el dueño de la empresa, en el sentido de darme toda la ayuda. Para evitar cualquier tipo de molestias de la directiva y con la idea de coordinar esta parte de la salud accedimos a llevar las cosas en un tono más bajo, sin ningún aspaviento, confiando siempre en que el club respondería conforme a lo expresado por sus directivos. “Pasaron los primeros meses de mi padecimiento. Sin embargo, hubo promesas incumplidas. Me ofrecieron el CRIT (Centro de Rehabilitación Infantil Teletón) para tener una rehabilitación íntegra. El vicepresidente del América, Yon de Luisa, le dijo a mi madre: ‘Si es necesario lo trasladaremos a Cuba para que reciba la terapia más completa y pueda continuar su profesión’. También prometió que si después de todos los esfuerzos no llegaba a tener la oportunidad de continuar en mi actividad, el club me arroparía en otros quehaceres. Por eso tomé el curso de entrenador.” Litigios
  • 113. El 22 de agosto de 2008, Michel Bauer, a la sazón presidente del América, se presentó en el hospital Médica Sur de la Ciudad de México con un claro mensaje del propietario del Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, para la familia de Carlos Sánchez: “El jugador tendrá el respaldo irrestricto de la institución para que al salir del hospital lleve a cabo su rehabilitación con los mejores médicos de la especialidad”. Incluso mencionó que la primera opción de Azcárraga era trasladar al jugador a un centro de rehabilitación en Cuba, donde se encuentran los mejores médicos para llevar a cabo las terapias necesarias. El dirigente también se refirió a la posibilidad de enviarlo a uno de los CRIT creados por el consorcio televisivo. Sin embargo, expone Sánchez, hubo algunos cambios inesperados. “Tenía mi contrato con el club y paulatinamente lo fueron cambiando hasta llevarlo a otra empresa. Si bien decía Televisa, ya no era por parte del equipo. Así lo fueron llevando”. Con la promesa de respetarle sus derechos laborales o reasignarle otras tareas en el club, Sánchez fue orillado a firmar un nuevo contrato en 2010, pero lo hizo para la filial del consorcio de Azcárraga Jean, Televisa Talentos, S.A. de C.V. “Al parecer lo quieren volver camarógrafo o artista, cuando él es jugador. Se quieren deslindar de su responsabilidad”, externó Benjamín Sánchez, padre del exdefensa, el 5 de agosto de 2009. Carlos Sánchez ingresó al América desde la escuelita de futbol. Jugó algún tiempo en otro de los equipos de Televisa, San Luis, con el que se coronó campeón de la Primera A –liga de ascenso– en la temporada 2001-2002, antes de retornar al conjunto capitalino y obtener el título (Verano 2002). El jugador muestra el contrato firmado el 1 de julio de 2007 con el Grupo Corporativo de Organización Administrativa, S.C. de R.L., que a su vez pactó con Fomento al Futbol en San Luis Potosí, A.C., la prestación de servicios del jugador. Ese documento, vigente hasta el 30 de junio de 2008, establece en su primera cláusula: “El jugador no tendrá relación de trabajo alguna con el Fomento, sino que prestará sus servicios a la asesora en su calidad de socio cooperativista”. En la cláusula duodécima se especifica: “El Fomento proporcionará al jugador, dentro de las posibilidades económicas del mismo, un seguro de gastos médicos mayores para el jugador, su cónyuge e hijos. El seguro tendrá validez durante la vigencia del presente contrato”. Según Sánchez Romero este contrato es similar al que signó con el América, cuya copia fotostática, sostiene, ya está en poder de sus abogados, que preparan la querella contra la empresa de Televisa. Los desacuerdos se manifestaron en noviembre de 2011, cuando Rogelio Ruiz Irigoyen y Guillermo González Bravo, entonces abogados del exfutbolista, demandaron a la empresa Club de Futbol América, S.A. de C.V., porque desde hacía un año el equipo no había pagado el sueldo de Sánchez Romero, quien además firmó el desventajoso contrato a través de una empresa filial del consorcio, Televisa Talentos, S.A. de C.V. (Proceso 1777) Los litigantes, quienes también defendieron al futbolista Salvador Cabañas –por el
  • 114. que reclamaron 1 millón 400 mil dólares por pago de su salario y bonos– requirieron al club América el pago de aproximadamente 2 millones de pesos por la misma causa. Asimismo, exigieron al equipo de Televisa la afiliación de Carlos Sánchez al Instituto Mexicano del Seguro Social. De acuerdo con los litigantes, el Club de Futbol América, S.A. de C.V., no cuenta con registro patronal en ese instituto. No obstante el jugador se desistió de la querella: “Mi familia y yo quisimos evitar cualquier tipo de disputas y tratamos de conciliar de la manera más amigable posible. De nuevo accedimos a sus condiciones confiando en sus promesas de tratarme de la mejor manera en cuanto a mi rehabilitación, así como asignarme un trabajo en el club”. Finalmente, en diciembre de 2012 el América rompió abruptamente el acuerdo laboral con el futbolista incapacitado, a quien deja en el abandono: sin salario y sin seguro de gastos médicos. –¿Qué procede ahora? –Mis abogados ya preparan la demanda para reclamar lo que me corresponde por derecho. Llegamos a un acuerdo con el equipo y no cumplieron. En una decisión unilateral me retiraron todo el apoyo médico prometido, así como el que estaban obligados a proporcionarme por no contar con seguro social. Al momento de renovar el contrato, unilateralmente decidieron no refrendarlo. “El jurídico de Televisa dijo que por órdenes de más arriba, de los dirigentes, para ellos la empresa ya había cumplido totalmente su contrato conmigo. Me dieron las gracias y querían liquidarme como lo hacen con cualquier trabajador, con tres meses de sueldo y 20 días más, algo así.” El martes 6 este semanario solicitó una entrevista con Yon de Luisa y con Ricardo Peláez (presidente deportivo del América) a través del actual responsable de prensa del equipo, Javier Salazar, quien pidió que la solicitud se hiciera por escrito. Hasta el cierre de edición no hubo respuesta.
  • 115. Contra la desaparición de la Dirección de Educación Física Señor director: La Administración Federal de Servicios Educativos del Distrito Federal, dependiente de la SEP, pretende “desaparecer” la Dirección General de Educación Física (DGEF) porque, afirma, hay cientos de “aviadores” y personal con plazas de tiempo completo que no cumple con el perfil docente, sin explicar por qué hasta ahora se dan cuenta del ejército de operadores utilizados en todo el país para la mapachería electoral con cargo a las nóminas magisteriales. La gravedad de esta “desaparición” de la DGEF, además del desconcierto laboral en que nos encontramos, da cuenta del desconocimiento y desprecio de la educación física por parte de los tecnócratas que nos gobiernan, como se muestra claramente en el Plan Nacional de Desarrollo, que ninguna alusión hace a las bondades de esta materia en la educación integral de nuestros niños y jóvenes, pues la educación física escolar es una base para el desarrollo de las potencialidades físicas, cognitivas y sociales de los alumnos. Contrariamente a las recomendaciones de la UNESCO, la FAO y la OMS para que los países con problemas de sobrepeso y obesidad inviertan en programas de prevención y tratamiento de estos problemas, el gobierno mexicano ha dispuesto, a través de la SEP, la desaparición de la DGEF en el DF, que coordina a los profesores de educación física de todas las escuelas de preescolar, primaria y secundaria, por lo que, sin duda, los alumnos que acuden a ellas sufrirán las consecuencias. Por lo anterior, los educadores físicos del Distrito Federal nos pronunciamos en contra de la desaparición de la DGEF y de que a nuestra materia se le denigre, como lo hizo un directivo de la SEP recientemente en un curso de capacitación para los maestros del programa Escuela Siempre Abierta: “La educación física sólo sirve para echar brincos”. (Carta resumida.) Atentamente Maestro Braulio Alcántara Reynoso
  • 116. “Criminal” falta de atención médica del Grupo México Señor director: Del 8 al 25 de julio pasado efectué con mi familia un viaje desde Uruapan, Michoacán, por los estados de Zacatecas, Chihuahua, Sinaloa y Baja California Sur. En la población de Creel, Chihuahua, abordamos el miércoles 17 de julio el ferrocarril conocido como “El Ch-P”, que pertenece a la empresa Ferromex, propiedad del Grupo México. En ese momento nos dirigíamos a El Fuerte, Sinaloa (en la ruta Chihuahua-Los Mochis), con la intención de conocer una de las maravillas naturales de México, que son las Barrancas del Cobre. Hay un servicio de primera exprés y cada uno de los trenes cuenta con tres o cuatro coches para 64 pasajeros, con aire acondicionado y calefacción, asientos reclinables y amplios sanitarios con sistema ecológico. Como compañero de viaje, iba con nosotros un médico que trabaja en una clínica del ISSSTE de Morelia. De pronto, arribó desde el vagón contiguo una jovencita que, angustiada, solicitaba los servicios de un médico para que auxiliara a una señora muy delicada de salud. El doctor acudió de inmediato ante la enferma. Después de varios minutos, regresó y nos informó que se trataba de una mujer de unos 70 años de edad con diabetes no cuidada y con crisis, consecuencia de la misma enfermedad, por lo que requería una atención hospitalaria urgente. Preguntamos al galeno si el servicio médico y de urgencias del ferrocarril iba a intervenir para solicitar la presencia de algún helicóptero que trasladara a la enferma al centro de atención más cercano. Para nuestra sorpresa, el médico nos informó que el ferrocarril no cuenta con este servicio, ni tampoco con la posibilidad de comunicación, porque en la Sierra Tarahumara se pierde la señal telefónica. Pasado otro lapso, fue llamado de nuevo el médico porque la señora seguía agravándose. Esta vez tardó más tiempo en regresar. Al volver, nos informó que la señora había fallecido. Desconcierto y tristeza invadieron los rostros de los pasajeros, mientras el viaje continuaba. Más adelante, el ferrocarril hizo una parada en un cruce de una pequeña población donde se encontraba una ambulancia de la Cruz Roja que, se supone, había acudido por el aviso sobre la gravedad de la pasajera. Al ser enterados de que la señora había muerto, los ocupantes de la ambulancia optaron por retirarse dejando el cuerpo sin vida en el ferrocarril, que reanudó la marcha. En tanto llegábamos a nuestro destino, me trasladé al bar del ferrocarril, porque hay que señalar que el tren cuenta con un vagón que hace las veces de bar y con otro que ocupa el restaurante, sin ningún espacio que sirva para la atención médica de primeros auxilios. Pregunté a los empleados del bar qué iban a hacer cuando les llegara a suceder algo semejante al no contar con el derecho de ser atendidos en su centro de trabajo. Por último, los invité a que se organizaran y exigieran este servicio para su beneficio propio. Me pregunto qué hacen Profeco y las demás autoridades federales para evitar
  • 117. estas irregularidades que cobran la vida de los usuarios. ¿No estarán enteradas, o es una complicidad más del gobierno para seguir protegiendo de actos criminales al poderoso Grupo México? (Carta resumida.) Atentamente Reynaldo Herrera Chávez
  • 118. Deplora el asesinato del maestro Alonso González Núñez Señor director: El reciente asesinato del maestro Alonso González Núñez significa una gran pérdida para el estado de Chihuahua. Se nos ha ido un buen hombre, alguien preocupado por la creación, el apoyo y la difusión de la cultura en el norte de México –labor con la que pocos se comprometen. Interesado en las artes, la filosofía y la docencia, gustos que compaginó con su trabajo de profesor y funcionario universitario, logró dejar una impronta significativa en nuestra comunidad. En la década de los 80 y parte de los 90, el maestro impartió clases de filosofía en el Colegio de Bachilleres de Chihuahua. Una tarea difícil de cumplir que requiere, más que instrucción y buena memoria, vocación y convicción inquebrantables. Tuve el privilegio de ser su alumno, y siempre lo consideraré un ejemplo. Aquellas sesiones en las que hablaba de Heráclito y del sentido de la vida humana, de las reflexiones de Epicuro sobre la felicidad y de muchos otros temas permitían sobrellevar la superflua adolescencia meditando en asuntos que en realidad valían la pena. Él nos enseñó que filosofar es vivir; sobraban la palabrería y las poses intelectualoides. Siempre que tengo oportunidad, agradezco al maestro haberme iniciado en la filosofía como oficio y forma de vivir. Lamentablemente hoy lo hago de nuevo en una circunstancia trágica. La muerte es parte de la vida… Nadie puede sumergirse dos veces en el mismo río… Si fuéramos griegos, estaríamos charlando en un jardín sobre filosofía… con cuánta paciencia nos eran explicadas estas cosas. Descanse en paz Alonso González Núñez, maestro, amigo y colega. Atentamente Doctor Jorge Ordóñez Burgos Profesor-investigador
  • 119. “Engañados” por la inmobiliaria K-SA, exigen ejecutar sentencia Señor director: El 8 de octubre de 2009 celebramos con la inmobiliaria K-SA 2003, S.A. de C.V., un contrato de compraventa de un departamento en condominio ubicado en la calle de José María Rico número 308, colonia Del Valle, delegación Benito Juárez. Para la operación se pactó con la inmobiliaria el pago de 1 millón 395 mil pesos, con un anticipo de 257 mil 780 y la cobertura de 1 millón 137 mil 220 pesos a la firma de las escrituras. La inmobiliaria K-SA 2003, ubicada en Paseo de la Reforma 115, Lomas de Chapultepec, se comprometió a entregar el departamento a finales de febrero de 2011, con un mes de gracia, pero incumplió, por lo cual el 11 de junio de 2011 firmamos con su representante, quien se ostentó como el doctor Manuel Darío Lugo Goytia, en su calidad de vendedor, un convenio de extinción de la operación. Lugo Goytia estableció el compromiso de devolvernos los 257 mil 780 pesos más 40 mil pesos por concepto de penalización, pero hasta la fecha no lo ha hecho. En febrero de 2012 denunciamos a la inmobiliaria ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco, expediente b.3 000046-12), por las anomalías y el engaño de que hemos sido víctimas con la adquisición del departamento de un condominio que ni siquiera ha terminado de construirse. Dado que K-SA 2003 no cumplió pese a la intervención de la Profeco, interpusimos una demanda en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal reclamando el acatamiento del convenio. El pasado 21 de mayo de 2013, el licenciado Jaime Armendáriz Orozco, juez vigésimo sexto de lo Civil (expediente 679/2012) condenó a la citada empresa a la devolución de nuestro dinero y al pago de la penalización, lo que suma la cantidad de 297 mil 780 pesos. Sin embargo, K-SA 2003 y el supuesto doctor Manuel Darío Lugo Goytia se han negado a acatar dicha sentencia, por lo que por esta vía exigimos su ejecución. Atentamente Efraín Sámano Díaz y
María de los Ángeles Luna Jiménez Canal de Miramontes 126 Colonia Hacienda San Juan, Tlalpan, 14370, DF Teléfono: 5603-6106 manuelrr@prodigy.net.mx 5ec9d6b2feca2945c0f5a56d37298847161446cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2
  • 120. Le indigna el trato “humillante” del IMSS a los jubilados Señor director: Resulta verdaderamente humillante el trato que el IMSS brinda a los jubilados en sus delegaciones, en este caso particular en la de León, Guanajuato. Para evitar lo que ya en una ocasión me ocurrió y no perder el subsidio de ¡385 pesos mensuales! que obtengo por cada uno de mis hijos como parte de mi pensión, acudí el jueves 1 de agosto a la citada delegación a entregar las cartas que los acredita como estudiantes de sus respectivas universidades. Pues bien, después de explicar al empleado de la ventanilla el motivo de mi visita, me dio una ficha y me hizo esperar más de 50 minutos para simplemente decirme que, como apenas era el 1 de agosto y las cartas indican que mis hijos inician sus clases el día 12, no me las podía recibir, que volviera alrededor de esta fecha. ¿Hasta estos extremos de humillación y valemadrismo ha llegado la burocracia mexicana en su trato con quien entregó toda su vida para el desarrollo del país? Es verdaderamente inconcebible. Cada una de las cartas me costó ¡220 pesos!, como para que me digan la próxima vez que ésas no sirven, que regrese con otras. Verdaderamente muchas veces da vergüenza pertenecer a este país. Atentamente Raúl Gutiérrez y Montero