Proceso 1904, abril 2013
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Proceso 1904, abril 2013

on

  • 1,818 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,818
Views on SlideShare
1,818
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
15
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Proceso 1904, abril 2013 Proceso 1904, abril 2013 Document Transcript

    • Índice CISA / Comunicación e Información, SA de CV CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN: Presidente, Julio Scherer García; Vicepresidente, Vicente Leñero; Tesorero, Enrique Maza DIRECTOR: Rafael Rodríguez Castañeda SUBDIRECTOR DE INFORMACIÓN: Salvador Corro SUBDIRECTORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra SUBDIRECTOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero SUBDIRECTOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera ASISTENTE DE LA DIRECCIÓN: María de los Ángeles Morales; ayudante, Luis Ángel Cruz ASISTENTE DE LA SUBDIRECCIÓN DE INFORMACIÓN: Graciela Zepeda COORDINADORA DE FINANZAS DE REDACCIÓN: Beatriz González EDICIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez, Sergio Loya, Enrique de Jesús Martínez, Hugo Martínez REPORTEROS: Carlos Acosta, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Santiago Igartúa, Arturo Rodríguez, Marcela Turati, Rodrigo Vera, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil CORRESPONSALES: Campeche, Rosa Santana; Colima: Pedro Zamora; Chiapas, Isaín Mandujano; Guanajuato: Verónica Espinosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Felipe Cobián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos; Oaxaca, Pedro Matías; Tabasco, Armando Guzmán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández INTERNACIONAL: Homero Campa, coordinador; Corresponsales: Madrid: Alejandro Gutiérrez; París: Anne Marie Mergier; Washington: J. Jesús Esquivel CULTURA: Armando Ponce, editor; Judith Amador Tello, Javier Betancourt, Blanca González Rosas, Estela Leñero Franco, Isabel Leñero, Rosario Manzanos, Samuel Máynez Champion, Jorge Munguía Espitia, José Emilio Pacheco, Alberto Paredes, Niza Rivera Medina, Raquel Tibol, Florence Toussaint, Rafael Vargas, Columba Vértiz de la Fuente; cultura@proceso.com.mx ESPECTÁCULOS: Roberto Ponce, coordinador. espectaculos@proceso.com.mx DEPORTES: Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra FOTOGRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Germán Canseco, Miguel Dimayuga, Benjamín Flores, Octavio Gómez, Eduardo Miranda; ; asistente, Aurora Trejo; auxiliar, Violeta Melo AUXILIAR DE REDACCIÓN: Ángel Sánchez AYUDANTE DE REDACCIÓN: Damián Vega ANÁLISIS: Colaboradores: John Ackerman, Ariel Dorfman, Sabina Berman, Jesús Cantú,Denise Dresser, Marta Lamas, Rafael Segovia, Javier Sicilia, Enrique Semo, Ernesto Villanueva, Jorge Volpi; cartonistas: Gallut, Helguera, Hernández, Naranjo, Rocha CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Rogelio Flores, coordinador; Juan Carlos Baltazar, Lidia García, Leoncio Rosales CORRECCIÓN TIPOGRÁFICA: Jorge González Ramírez, coordinador; Serafín Díaz, Sergio Daniel González, Patricia Posadas DISEÑO: Alejandro Valdés Kuri, coordinador; Fernando Cisneros Larios, Antonio Fouilloux Dávila, Manuel Fouilloux Anaya y Juan Ricardo Robles de Haro COMERCIALIZACIÓN PUBLICIDAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ángeles, Rubén Báez ejecutivos de cuenta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062 VENTAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando semanario de información y análisis No. 1904 • 28 de abril de 2013 JUSTICIA 6 Regina Martínez: “Sé que me van a matar...” /Anne Marie Mergier NARCOTRÁFICO 14 El Blog del Narco y la veinteañera que lo maneja /Homero Campa 18 Gobierno y narco, unidos contra Valor por Tamaulipas POLÍTICA / PACTO POR MÉXICO 22 La historia del frágil “Pacto de los Cuates” /Álvaro Delgado VIOLENCIA 28 Campus minado /Santiago Igartúa ECONOMÍA Y FINANZAS 32 Mexicana: Quiebra por consigna /Rosalía Vergara RELACIONES EXTERIORES 36 Un nombramiento conflictivo /J. Jesús Esquivel ANÁLISIS 38 Cultura de la trampa /Jesús Cantú 39 Experredista /Naranjo 40 La fuerza de la UNAM /Axel Didriksson 41 Chanchullo jarocho /Héctor Tajonar 42 El costo de la libertad de expresión /Ernesto Villanueva 43 El poder ya no es lo que era /Sabina Berman 44 Congreso, reforma y poderes fácticos /Jorge Luis Preciado Rodríguez 45 Otro desafío para el PRI /Marta Lamas INTERNACIONAL / PERÚ 46 Los Fujimori, atados a un negro historial /Ángel Páez 6 18 22
    • Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080 y 01 800 202 49 98. Ulises de León. ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Jonathan García. ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora TECNOLOGÍA DE LA INFORMACIÓN: Fernando Rodríguez, jefe; Marlon Mejía, subjefe; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas ALMACÉN y PROVEEDURÍA: Mercedes Guerra, coordinadora; Rogelio Valdivia MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez FINANZAS. CONTABILIDAD: María Concepción Alvarado, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Raquel Trejo Tapia COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz OFICINASGENERALES:Redacción:Fresas13;Administración:Fresas7,Col.delValle,03100México,DF CONMUTADOR GENERAL: Karina Ureña; Flor Hernández; 5636-2000 FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción. AÑO 36, No. 1904, 28 DE ABRIL DE 2013 IMPRESIÓN: Quad Graphics. Democracias No.116, Col. San Miguel Amantla, Azcapotzalco, C.P. 02700. México, DF DISTRIBUCIÓN: Voceadores DF y Zona Metropolitana: Comunicación Telefónica en Línea, SA de CV. Tel. 5535-0732. Voceadores Puebla, Pue.: Jorge López Morán; Tel. 467-4880. Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, SA de CV. Tel. 5366-0000. EDITOR EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Concepción Villaverde; asistente: María Elena Ahedo; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006 EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017 EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Armando Gutiérrez, Juan Pablo Proal y Alejandro Saldívar, coeditores; Tel. 5636-2010 RESPONSABLE TECNOLÓGICO: Ernesto García Parra; Saúl Díaz Valadéz, desarrollador,Tel. 5636-2106 COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010 Certificado de licitud de título No. 1885 y licitud de contenido No. 1132, expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones de Revistas Ilustradas el 8 de septiembre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102. Registro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309 Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios Registro No. 105 / 21 Suscripciones DF y zona Metropolitana: Un año, $1,490.00, 6 meses, $850.00; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año, $1,600.00, 6 meses, $880.00. Ejemplares atrasados: $45.00. Servicios informativos y fotográficos: AP, Notimex, Reuters. Prohibida la reproducción parcial o total de cualquier capítulo, fotografía o información publicados sin autoriza- ción expresa de Comunicación e Información, S.A. de C.V., titular de todos los derechos. agencia proceso de información agencia de fotografía Siguenos en: @revistaproceso facebook.com/revistaproceso HISTORIA 50 Las batallas de Churchill /Lucía Luna 55 Entre el rechazo y la añoranza /Patricia Lee 58 Mexicanos que pelearon por Hitler /Juan Alberto Cedillo CULTURA 60 Eduardo García Barrios: “Combatir la violencia con música” /Judith Amador Tello 64 Cristina Pacheco, 35 años de Aquí nos tocó vivir /Columba Vértiz de la Fuente 66 Páginas de crítica Arte: ¿Existe una nueva escultura en cerámica? /Blanca González Rosas Música: María Alejandres en La Traviata de Florida /Raúl Díaz Teatro: El que dijo sí y el que dijo no /Estela Leñero Franco Cine: El Fausto de Sokurov /Javier Betancourt Televisión: Novedades en Canal Once /Florence Toussaint Libros: La esperanza en la calle /Jorge Munguía Espitia ESPECTÁCULOS 72 El cineasta enmascarado del Festival Riviera Maya /Columba Vértiz de la Fuente DEPORTES 74 LEVANTAMIENTO DE PESAS: México la abandonó /Beatriz Pereyra 77 LA CAPITAL: El deporte del DF, en la indefinición /Raúl Ochoa 80 Palabra de Lector 82 Mono Sapiens /Veracruz interpretada por el “Gordo de Oro” /Helguera y Hernández 28 50 60 74
    • 6 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 En el primer aniversario del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz,confluyen los peores males que pueden afectar a una sociedad: la corrupción, la mentira, la indo- lencia, el cinismo, la inseguridad más atroz no solamente para los periodistas sino para los ciudadanos, la zozobra, la impunidad… La corresponsal de este semanario en París, Anne Marie Mergier, recabó testimonios de quienes compartieron con Regina la dura in- fancia, los años de aprendizaje, los rigores del oficio periodístico. En ese retrato se reconoce a una informadora de vocación que combatió el silencio en Veracruz, estado que hoy goza de fama mundial por ser extremadamente peli- groso para el ejercicio del periodismo. “Sé que me van Regina Martínez a matar...” 6 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
    • JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 7 JUSTICIA ANNE MARIE MERGIER X ALAPA/CIUDAD DE MÉXICO/ PARÍS.- Las dos fotografías fue- ron tomadas en la plaza Ler- do en 2008. El corazón de Xala- pa aparece envuelto en neblina. Campesinos empapados por la llovizna están sentados de espalda a las escalinatas de la catedral y frente al Pa- lacio de Gobierno. Enarbolan carteles de protesta. En la primera foto, la corresponsal Re- gina Martínez entrevista a uno de los ma- nifestantes. Le tiende la grabadora con la mano derecha. En la izquierda tiene un ejemplar de Proceso, con el cual intenta protegerse de la lluvia. En la segunda imagen, los campesinos permanecen sentados. Regina se apresta a alejarse. El fotógrafo la sorprende justo cuando ella se da la media vuelta y lo mi- ra. Regina sonríe. Su entrevistado de aquella ocasión se llamaba Ramiro Guillén Tapia y era di- rigente del Comité Regional Pro Defensa de los Derechos Humanos del sur de Ve- racruz. Semanas más tarde, el 30 de sep- tiembre, se roció de gasolina en la misma plaza y se prendió fuego. Algunos de sus compañeros dicen que antes de convertir- se en antorcha humana Guillén alcanzó a decir: “Lo hago porque no sirve el gobier- no, sólo son engaños, y yo tenía que res- ponder a mi pueblo popoluca”. Murió al día siguiente en el hospital. Sentado en un café parisino, Andrés Timoteo Morales se esfuerza por contro- lar su emoción mientras contempla esas fotos de su amiga: “Ramiro Guillén Tapia encabezaba un grupo de ejidatarios del municipio de So- teapan que habían sido despojados de sus tierras. A lo largo de dos años el goberna- dor Fidel Herrera les canceló 67 citas. Ra- miro no aguantó más desplantes y se in- moló. Estos campesinos se trasladaron 67 veces a Xalapa y las 67 veces Regina los entrevistó. Para ella era un compromiso ineludible.” En aquel tiempo Andrés era corres- ponsal de La Jornada en Xalapa y colum- nista en el diario Notiver. Al igual que una treintena de reporteros, fotógrafos y cari- caturistas, tuvo que huir de Veracruz des- pués del asesinato de Regina Martínez, el 28 de abril del año pasado. A causa de las alarmantes amena- zas contra ellos, la organización Reporte- ros sin Fronteras, la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Prensa (WAN- IFRA, por sus siglas en inglés) y la embaja- da de Francia en México facilitaron su sa- lida del país. “Estas fotos tienen tanto sentido… son casi metáforas –murmura Andrés–. Esa inquietante neblina, que lo oscurece to- do, simboliza el miedo y el silencio que so- focan a Xalapa. Me llama la atención ver cómo Regina se protege la cabeza con un ejemplar de Proceso. Es otro símbolo. Re- gina vivía vigilada, hostigada, amenaza- da, pero pensó que trabajar para Proceso la resguadarba de lo peor. Se equivocó.Todos nos equivocamos. Por eso salimos dispara- dos deVeracruz después de que la asesina- ron. Entendimos que les valía madre todo y que podíamos ser sus próximos blancos”. Sigue, conmovido: “Veo un tercer símbolo en estas fo- tos: en ellas queda plasmada la preocupa- ción de Regina por dar voz a los campesi- nos, a las comunidades indígenas, a todas las víctimas del sistema político corrupto que impera en Veracruz. Esa fue su cruza- da personal.Vivió el periodismo como una misión que dio sentido a su vida pero que también la condenó a morir en esa forma tan atroz.” En los seis meses que ha vivido en Pa- rís, Andrés se ha negado a dar entrevistas sobre su caso personal.Aceptó, sin embar- go, hablar de La Regis en vísperas de su pri- mer aniversario luctuoso. Ángel Martínez, hermano de Regina, y Elfego Riveros, director de Radio Teoce- lo, decidieron ofrecer su testimonio abier- tamente. Las personas entrevistadas en la Ciudad de México se limitaron a to- mar medidas elementales de seguridad, Especial En Plaza Lerdo. Reporteando
    • 8 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013DE ABRIL DE 2013 como sacar la batería de su celu- lar al principio del encuentro. Los que aún radican en Xalapa eligie- ron cuidadosamente el lugar de la cita, evitando lugares públicos, co- mo cafés y restaurantes. Sus testimonios revelan aspec- tos desconocidos de la vida de Re- gina Martínez, cuya discreción era legendaria. Compromiso férreo Regina no se definió nunca como periodista porque le parecía “pre- tencioso”. Se asumía como reporte- ra y asestaba: “Un reportero es só- lo el mensajero, nunca debe ser el mensaje”. Su círculo de amistades más cer- canas califica de “farsa obscena” la detención, confesión y condena a 38 años de cárcel de José Antonio Her- nández Silva, a quien las autoridades judiciales del estado de Veracruz pre- sentaron como el asesino. Al unísono denuncian un asesina- to político. Sin embargo, cuando evo- can a su amiga cuidan de no exagerar. No quieren convertirla en “mártir”de la libertad de expresión ni en un mito. Só- lo buscan retratar a una mujer delgada, de apariencia frágil, pero de armas to- mar, “muy macha” y a la vez sensible. Entre sonrisas emocionadas y lágri- mas atragantadas, recuerdan sus fuer- tes convicciones: “Era muy difícil dis- cutir con ella. Costaba trabajo hacerle aceptar opiniones distintas de las su- yas”. Su voluntad inquebrantable “la heredó de nuestro padre”, confirma su hermano. Reconocen que tenía un carácter di- fícil: “Cuando la veía mal geniada, me apartaba y esperaba otra oportunidad pa- ra saludarla y platicar con ella”. Insisten en que desconfiaba de mucha gente y que siempre estaba a la defensiva.“Temía trai- ciones porque había sufrido varias, entre ellas las de un novio que resultó ser un vil informante del gobernador”.  Para Elfego Riveros, “le sobraban razo- nes para desconfiar. La hostilidad era su ámbito natural: hostilidad de todos los go- bernadores a los que le tocó reportear y de sus secuaces, hostilidad de la élite eco- nómica del estado y hostilidad del gre- mio periodístico jarocho, que en su am- plia mayoría está cooptado, comprado, y es servil. En ruedas de prensa sus colegas la agredían verbal y a veces físicamente”. Andrés Timoteo Morales coincide: “Éramos las ovejas negras. A menudo no nos dejaban entrar al Palacio de Gobier- no, nos tiraban la puerta en la cara. Esta- bamos excluidos de los eventos oficiales”. La corresponsal de Proceso en Vera- cruz nunca hablaba sobre su infancia. “Sospecho una niñez difícil que quizá la endureció”, arriesga una amiga. Su her- mano Ángel explica: “Por razones de seguridad, Regina siempre quiso mantener a nuestra fami- lia totalmente alejada de su trabajo. Me dijo que nunca hablaba de nosotros con la gente que frecuentaba. Se sabía en la mi- ra de los que denunciaba. No nos platica- ba de sus investigaciones, pero todos éra- mos conscientes de que corría peligro. En nuestra familia nadie cuestionó su com- promiso. Nos preocupaba pero respetá- bamos su independencia. Mis padres se veían muy inquietos, sobre todo cuando empezó la ola de asesinatos de periodis- tas, pero jamás le pidieron que renunciara a su profesión.” Ángel tiene cinco años menos que Re- gina y se parece mucho a ella: de baja es- tatura, delgado, cauteloso, determinado, inteligente e intuitivo. Es el único de la fa- milia que aceptó hablar con Proceso. No quiere comentar el desenlace judicial del asesinato en la entrevista. Sólo confirma que su familia no apelará. “Mi padre tiene 85 años, mi madre un poco menos. Ambos siguen desgarrados y desconsolados. El trauma del resto de la familia es inmenso. Respetamos la volun- tad de Regina de mantenernos apartados de todo. Yo sólo me encargo de asuntos administrativos ligados a su fallecimien- to”, recalca. Es un poco más elocuente al recordar su niñez en su pueblo natal, Rafael Lucio, en la zona montañosa central deVeracruz. Ángel fue el séptimo de 11 hermanos y Re- gina, que nació el 7 de septiembre de 1963, era la tercera. Escaseaba el dinero en la casa. Floren- cio Martínez Romero, el padre, era em- pleado de una empresa. María Lorenza Pé- rez Vásquez, la madre, crió a los hijos. “Mi señor padre nos impuso una dis- ciplina muy estricta –enfatiza Ángel Mar- tínez–. Todos teníamos que ayudar en la casa. Llovían castigos para quienes no obedecían. También nos inculcó la idea del trabajo y de la honestidad. Nos enseñó a valernos por nosotros mismos y a odiar el dinero mal habido. Nos incitó a estu- diar. Nos decía: ‘La única herencia que les dejo es el estudio’. Nuestro padre nos brindó techo y comida, pero los gastos de la escuela corrieron por cuenta nuestra.”  Al cumplir los cinco años, los mucha- chos salían a vender chicles y lustrar za- patos en las calles. Después trabajaron en carpinterías o fabricaron sillas de montar. Las muchachas conseguían empleo en las tiendas del pueblo. Los mayores protegían a los menores. Regina tomaba muy a pe- cho su papel de hermana grande. Ángel la recuerda rebelde, no con sus padres sino con el destino: “Ella siempre quiso superarse, salir del pueblo, construir su propia vida. En el lu- gar donde vivíamos había una radioemi- sora con la que colaboró siendo aún muy Especial Coatzacoalcos. Regina en un foro sobre migrantes
    • JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 9 JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 9 jovencita. Creo que fue allí donde agarró el virus del periodismo. Después se fue al puerto a estudiar esa carrera en la Univer- sidad Veracruzana. “Seguí su ejemplo y también salí del pueblo con la intención de estudiar edu- cación física. La alcancé en el puerto. Te- nía 50 pesos en el bolsillo y la colegiatura costaba 500. Renuncié a mi sueño y bus- qué cómo ganarme la vida. Luego Regina se fue a trabajar a Tuxtla Gutiérrez como periodista. Me dejó su departamentito. Nos perdimos de vista durante el tiempo que vivió en Chiapas y nos volvimos a en- contrar cinco años después, en Xalapa.” Regina impresionó a su hermano cuando regresó de Chiapas más templa- da, apasionada por su profesión y com- prometida “hasta el tuétano” con las cau- sas sociales. En Xalapa se movió mucho para en- contrar trabajo. Al principio consiguió contratos con medios oficiales, pero no duró mucho con ellos. Aguantó un mes en Comunicación Social del gobierno del es- tado y su colaboración con el canal estatal Cuatro Más fue efímera. Una de sus amistades de varias déca- das recuerda: “Poco tiempo antes de que la mata- ran me hizo una confidencia muy perso- nal, lo cual me asombró porque casi nun- ca hablaba de ella misma. Me contó que uno de sus jefes en Cuatro Más la discri- minaba por su origen indígena y que no quería que saliera al aire. Se indignó y dejó esa chamba. Me dijo: ‘Mi madre es indíge- na, yo soy indígena, y por lo tanto siempre voy a estar al lado de ellos. Es mi gente’.” “El gobernador no te quiere” A mediados de los años ochenta empezó una etapa importante en la vida profesio- nal de Regina Martínez: entró a trabajar en el diario Política, fundado y dirigido por Ángel Leodegario Gutiérrez Castellanos, Don Yayo, un priista atípico que, según ex- colaboradores de ese periódico, destacaba por su apertura, su deseo de ejercer un pe- riodismo crítico y la libertad con que tra- bajaban sus reporteros. Sin embargo, dicen estas mismas fuentes, que a partir de 2001, después del fallecimiento de Don Yayo, sus sucesores se dejaron cooptar por el poder y convir- tieron en “fuente de negocios” un espacio periodístico “único en la historia de Vera- cruz por sus denuncias y su libertad”. Recuerda Andrés Timoteo Morales: “Regina Martínez y Guadalupe López eran las dos reporteras estrellas de Política. Se disputaban la primera plana con reporta- jes de fondo sobre la vida política de Ve- racruz y sus problemas sociales. Regina recorrió todo el estado, se metió en las co- munidadas más alejadas. Se adentraba y denunciaba. Hizo eco de múltiples reivin- dicaciones, atropellos, catástrofes natura- les y epidemias”. Confía Ángel Martínez: “Don Yayo la apoyaba mucho. A pesar de su decisión de no mezclar la familia con sus asuntos de trabajo, de vez en cuando Regina me pe- día llevarla en mi coche a zonas de difícil acceso. Después reporteó con un fotógrafo que tenía vehículo, volvió a su regla de se- guridad y me apartó de su trabajo”. Varios reporteros que entraron muy jóvenes a trabajar en Política se forjaron en el oficio bajo las órdenes de Regina y con el paso de los años se volvieron sus mejores amigos. Ellos la describen como una jefa in- transigente que los mandaba a rehacer 10 veces sus notas, les exigía mucho cuando reporteaba con ellos y les encargaba fuen- tes difíciles. En suma, una jefa “cabrona” y “mañosa para cuestionar a sus entrevista- dos”, y a ellos les enseñó a amar y respe- tar su trabajo. Insiste otro colega: “Regina era terca, obstinada, no soltaba presa. Nunca se da- ba por vencida. Nunca dejaba un tema an- tes de haberlo agotado. Destaca entre mu- chos otros el caso de Ernestina Ascencio Rosario, anciana indígena nahua viola- da por militares en Soledad Atzompa, que Regina investigó durante meses. Acabó desafiando al propio Felipe Calderón, que respondió a sus denuncias con mentiras grotescas. El entonces presidente se cu- brió de ridículo al asegurar que la anciana había fallecido a causa de una gastritis”. Uno más destaca: “Regina tenía un ar- chivo que valía oro sobreVeracruz, sus po- líticos y sus movimentos sociales.Además estaba dotada de una memoria prodigio- sa. Era capaz de retratar con detalles a ca- da uno de los políticos del estado. Lo mis- mo podía hacer con todos los periodistas. Sabía quién era honesto, quién cobraba, quién era soplón o espía”. Y Andrés Timoteo Morales afirma: “La línea editorial de Política empezó a cam- biar después de la muerte de Don Yayo. Se restringió su libertad de tono. Poco a poco las dos estrellas, Regina Martínez y Gua- dalupe López, empezaron a convertirse en reporteras incómodas. Sufrieron presio- nes fuertes de los nuevos directivos para que se salieran del diario. Guadalupe re- sistió unos años y acabó renunciando en 2005. “Regina no renunció y se enfrascó en una larga demanda laboral. Llegó un mo- mento en el que no le publicaban ni una sola nota. Ella se hacía la brava pero en el fondo esos problemas la desgastaban mu- cho. Finalmente obligó a los herederos de Don Yayo a negociar su salida. “Ella misma me confió que el enton- ces gobernador Fidel Herrera había exigi- do a los directivos de Política que la despi- dieran. Me contó que el director le había dicho: ‘El gobernador no te quiere y no quiere que estés acá’. Lo que enfadaba a Herrera no era tanto lo que Regina escri- bía en Política como lo que publicaba en Proceso.” La reportera empezó a colaborar con la agencia Apro en 2001 y al año siguiente publicó sus primeros reportajes en Proce- so. En la edición de este semanario corres- pondiente al 6 de mayo de 2012, Verónica Espinosa hizo hincapié en la amplia labor de Regina Martínez, que firmó 63 reporta- jes individuales y una decena en coauto- ría durante una década. Elfego Riveros comenta: “Radio Teoce- lo y el periódico Altavoz, que creamos en 2007, difundieron las notas y los reporta- jes de Regina que Política congelaba. Era lo menos que podíamos hacer por una com- pañera que siempre se portó muy solida- ria con nosotros”. Su relación fue duradera: “Nos cono- cimos a mediados de los ochenta, cuan- do Radio Teocelo había dejado de ser una radioemisora cultural para convertirse en radio popular participativa. Nuestra ex- periencia la entusiasmaba. Le encanta- ba esa radio hecha por y para la gente, en la que se planteaba todo tipo de pro- blemas: las mujeres denunciaban el ma- chismo; los trabajadores cafetaleros, su situación laboral; los jóvenes, su falta de perspectivas… Poco a poco la gente em- pezó a cuestionar la forma en que los al- caldes se enriquecían y a denunciar mu- chos abusos. “Entonces empezaron también las presiones contra nosotros. Batallamos años para salvar a Radio Teocelo, que los caciques querían cerrar. Regina siempre estuvo pendiente de los ataques que su- frimos. Los denunciaba a nivel estatal y nacional. Su apoyo fue capital. Sin el eco que dio a nuestros esfuerzos por se- guir existiendo hubiera sido bastante fá- cil callarnos.”  La colaboración de Regina con esa ra- dio comunitaria que cubre toda la región cafetalera del centro de Veracruz fue aún más amplia. Explica Elfego Riveros: “Creamos una gran red de ‘corres- ponsales’ en toda la región. En reali- dad se trata de campesinos que nos in- forman lo que pasa hasta en las aldeas más retiradas. Al principio no sabían có- mo procesar su información. Nos envia- ban mensajes muy confusos. Además se inhibían cuando los presidentes mun- cipales se quejaban. Regina les dedicó mucho tiempo: los visitó, les explicó la forma de enfrentar las presiones y cómo sintetizar sus datos. Estrechó lazos con ellos y se hizo, como de paso, de una red de informantes que no tenía ningún otro periodista del estado.”  Concluye: “Cuando le era posible, Re-
    • 10 1904 / 28 DE ABRIL DE 20138 DE ABRIL DE 2013 gina acudía al aniversario de Radio Teocelo, donde convivía con la gente, platicaba, se reía. Se sentía en confianza, entre iguales”. Crítica hasta el fin A sus amigos les cuesta trabajo imaginar a Regina en una fies- ta. Insisten en que llevaba una vida sumamente austera. Desde años antes del asesinato pasaba mucho tiempo escribiendo en su casa, enviaba notas diarias a la agencia Apro y trabajaba en sus investigaciones para Proceso. Casi todos los días comía con otros periodistas en Los Alcatra- ces, una fonda muy sencilla ubi- cada al lado del parque Juárez. Nunca salía de noche. No iba al ci- ne. No invitaba nadie a su casa. Se cuentan con los dedos de una ma- no las ocasiones en que tomó unas cervezas con amigos. Sólo dos de sus amigos más cer- canos visitaron su casa. Uno de ellos la describe: “Se veía como su ofici- GLORIA LETICIA DÍAZ L a Asociación Mundial de Periódi- cos y Editores de Noticias (WAN- IFRA) y el Instituto Internacional de Prensa (IPI), con sedes en Francia y Austria, respectivamente, emplazaron al presidente Enrique Peña Nieto a investi- gar a fondo las amenazas contra el pe- riodista Jorge Carrasco Araizaga y ga- rantizar su integridad. Con copia para la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las embajadas de México en Francia y Austria, la Subsecretaría de Normatividad de Medios de la Secretaría de Goberna- ción y el gobierno de Veracruz, en carta fe- chada en Viena el lunes 22, las organizacio- nes de defensa de la libertad de expresión manifestaron a Peña Nieto su preocupa- ción por la actitud “hostil” del gobierno de na en Política, llena de periódicos, recortes de prensa,libros,carpetas y grabadoras.Ha- bía dos televisores. Su casa era como su vi- da: invadida por el periodismo”. Ángel Martínez confirma: “Sólo invi- taba a la familia a su casa. Llevaba a mis hijos y los mimaba mucho. También invi- taba a nuestros padres, los consentía, los llevaba al médico. En realidad Regina se desvelaba por nuestros padres, era su sos- tén moral y económico. Pasaba la Navidad y el Año Nuevo con ellos y el resto de la familia en (el municipio de) Gutiérrez Za- mora. Eran los únicos momentos en que se relajaba”.  Explica uno de sus amigos de varias décadas: “El fin de semana se encerraba en su casa. Yo vivía relativamente cerca y nunca me la encontré en la calle un sába- do o un domingo. Quienes la mandaron a matar conocían su rutina. Sabían que se aislaba desde las seis de la tarde del vier- nes hasta el lunes por la mañana”. La casa de Regina Martínez aún tenía los sellos del Ministerio Público el 3 de abril, cuando esta corresponsal se aso- mó a verla. Es una vivienda pequeña y modesta, escondida al final de un calle- jón que se está asfaltando. Está en el ba- Veracruz, encabezado por Javier Duarte, contra la prensa. Según sus documentos constitutivos, WAN-IFRA es una organización a la que están aso- ciadas más de 18 mil publica- ciones, 15 mil sitios de inter- net y más de 3 mil empresas de 120 países, y tiene como misión “defender y promover la liber- tad de prensa, el periodismo de calidad y la integridad editorial, fomentando asimismo el éxito empresarial”. El IPI es una red mundial de editores, ejecutivos de medios y periodistas interesados en la “promoción y salvaguardia de la libertad de prensa, la protec- ción de la libertad de opinión y expresión, la promoción de la libre circulación de noticias e rrio de El Dique, antaño tranquilo y hoy famoso por sus pandillas y sus broncas. Un jardín minúsculo con una palmera muy alta antecede la puerta principal de la morada. Dice Andrés Timoteo Morales: “Poco antes de su asesinato Regina me comen- tó que buscaba vender o rentar su casa. Ya no se sentía a gusto en ese barrio, que había cambiado mucho; quería estar más cerca del centro. Se sentía vulnerable en esa casa, sobre todo después del extraño robo del que fue víctima a finales de di- ciembre de 2011, cuatro meses antes de que la mataran”. Narra el reportero que Regina estaba de vacaciones en casa de sus padres cuan- do Proceso le pidió un trabajo urgente. Se regresó con rapidez a Xalapa para hacer- lo. Cuando se metió a su casa se dio cuen- ta de que alguien había utilizado su cuarto de baño porque el piso todavía estaba hú- medo. Buscó un sobre con dinero que ha- bía escondido en un cajón de su escritorio y lo encontró, pero vacío. Las chapas de la casa no habían sido forzadas… La reportera se preocupó. “Más que un acto delictivo, el robo le pareció una señal. El cerrajero que fue a cambiar las chapas Apoyo internacional a Jorge Carrasco
    • JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 11 JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 11 le comentó que el o los intrusos eran ‘pro- fesionales’”, señala Timoteo Morales. Regina consultó a Proceso, a sus ami- gos. Uno de ellos revela: “Tenía miedo pero no quería dejar Xalapa –afirma uno de sus amigos cercanos–. Me comentó que un colega de Proceso le había pro- puesto pasar un tiempo en una casa que tenía en Veracruz pero que no lo había aceptado”. “Nunca me dijo que quería alejarse de Xalapa”, asegura Jorge Carrasco, quien trabajaba en estrecho contacto con ella. “Proceso debió obligarla a irse de la capi- tal veracruzana”, insinúan varios. “Nadie hubiera podido imponerle esa decisión a Regina”, aseveran otros. Regina se quedó en Xalapa. Las opiniones de sus amigos vuelven a chocar cuando se les pregunta sobre su estado de ánimo en los meses que prece- dieron al asesinato. Varios dicen que no se veía más tensa que de costumbre. Otros, que dos meses antes tuvo muchos problemas con la co- nexión a internet en su casa, igual que con su teléfono fijo y su celular.  “Eso la angustiaba –confía un colega–. Pasaba días enteros totalmente incomu- información y la mejora de las prácticas de periodismo”. Se transcribe íntegra la carta enviada por WAN-IFRA y el IPI a Enrique Peña Nieto. Carta de protesta Viena y París, 22 de abril de 2013. Su Excelencia: Le escribimos en nombre del Instituto Internacional de Prensa (IPI) y la Asocia- ción Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) para expresar nues- tra preocupación por las denuncias de que ex y actuales funcionarios del estado de Veracruz podrían estar planeando secues- trar o dañar al periodista Jorge Carrasco Araizaga. El periódico semanal Proceso, para el cual trabaja Carrasco, ha denunciado que agentes de seguridad en Veracruz han parti- cipado en esfuerzos de vigilancia y recolec- ción de antecedentes sobre la identidad de Carrasco, con la intención de secuestrar o atacar al periodista. El semanario indicó que Carrasco podría estar enfrentando las con- secuencias de sus investigaciones sobre la muerte de otro de los corresponsales de Proceso, Regina Martínez. Estamos profundamente preocupados por estas denuncias e instamos a las autori- nicada. Llamaba a los técnicos de la com- pañía y se normalizaba la situación, pero muy pronto se volvía a descomponer todo. Unos contactos que tenía en la legislatura le prestaban una oficina. Se instalaba con dades a investigar de inmediato la situación y tomar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de Carrasco. En febrero de este año una delegación conjunta del IPI y WAN-IFRA visitó México para reunirse con funcionarios públicos y dis- cutir sobre la seguridad de los periodistas. La visita incluyó una reunión con repre- sentantes del estado de Veracruz, que no inspiró ninguna confianza en el compromiso de las autoridades para proteger a los profe- sionales de los medios. Con el debido respeto, nos permitimos recordarle que el Estado mexicano está obligado por el derecho internacional a pro- teger a los periodistas que llevan a cabo su función de informar al público. Por lo tanto, las denuncias presentadas contra las auto- ridades de Veracruz deben ser investigadas con prontitud y seriedad. La delegación también se reunió con Eduardo Sánchez Hernández, subsecretario de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobierno (Sic), expresando su preocupa- ción por casos como el de Veracruz, donde las autoridades estatales han adoptado una actitud particularmente hostil hacia los pe- riodistas críticos. Sánchez garantizó que “el gobierno fe- deral utilizará todos los instrumentos legales disponibles para asegurarse de que los es- su laptop y desde allá enviaba sus notas. Al final acudía a un internet público. Des- de uno de esos negocios envió su último reportaje a Proceso el 27 de abril de 2012”. En la edición de Proceso del 6 de mayo tados no cometan abusos, independiente- mente de su partido político”. WAN-IFRA e IPI llaman al gobierno mexicano a cumplir este compromiso. El 15 de abril nuestras organizaciones publicaron un informe que reveló que algu- nas autoridades estatales se habían conver- tido en un serio obstáculo para la libertad de expresión en el país. Durante los últimos seis años México ha sido uno de los países más peligrosos del mundo para los periodis- tas. Se requerirá un esfuerzo concertado por los estados individuales y el gobierno fede- ral con el fin de mejorar la situación de se- guridad de los medios de comunicación –y entendemos que las denuncias de que los propios funcionarios puedan estar involucra- dos en las amenazas de muerte a los perio- distas, deberían ser consideradas por la ofici- na como una cuestión de suma urgencia. Quedamos a su disposición y en espera de su respuesta. Agradeciendo de antemano su interés, se despiden muy atentamente; Galina Sidorova Presidente de la Junta Ejecutiva, Instituto Internacional de Prensa (IPI) Jacob Mathew Presidente Asociación Mundial de Periódicos y Edi- tores de Noticias (WAN-IFRA). Procesofoto/MiguelÁngelCarmona Xalapa. Indignación gremial
    • 12 1904 / 28 DE ABRIL DE 20138 DE ABRIL DE 2013 NOÉ ZAVALETA X ALAPA, VER.- El gobierno de Ja- vier Duarte de Ochoa es pro- clive a la opacidad en cuanto a comunicación se refiere. El expedien- te de Regina Martínez Pérez, asesina- da hace justo un año, los convenios publicitarios con medios de comuni- cación y el desglose de la Coordina- ción General de Comunicación Social son tan sólo algunos ejemplos de esa manera de ejercer el poder. En noviembre de 2012, Proce- so solicitó de manera formal por me- dio de Jorge Carrasco –coadyuvante de este semanario en las investigacio- nes del asesinato de Regina– copias del expediente al Juzgado Tercero de Primera Instancia del distrito judicial de esta ciudad y a la Dirección de Investi- gaciones Ministeriales de la Procuradu- ría General de Justicia estatal. Las titula- res de las dependencias, Beatriz Rivera Hernández y Consuelo Lagunas Jimé- nez, respectivamente, sólo enviaron una escueta respuesta. El gobierno del priista Duarte de Ochoa también ha sido renuente a trans- parentar sus gastos en materia de Comu- nicación Social, que catalogó bajo el rubro “reservados”. Tras la solicitud 00439511 interpues- ta por el reportero y en un recurso de revi- sión rotulado en el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) con el folio PF00019112, tanto la Coordinación General de Comunicación Social como el mandatario se negaron a desglosar sus gastos e insercio- nes publicitarias en medios de comunicación. En contraste, la represión contra perio- distas de Veracruz ha sido la constante. Ve- rónica Danell, conductora del noticiario Me- ga noticias de la empresa Megacable, fue despedida hace varias semanas a solicitud, dice, del gobierno estatal. Argumentos similares esgrimieron Ma- ri José Gamboa –hoy candidata a diputada por el PAN–, quien salió de la empresa en ju- nio de 2012, y Hugo Figueroa, despedido el 27 de septiembre de 2011. Las notas positivas de turismo y de los actos del gobernador Duarte –entre ellos el Chayopremio, popularizado así por perio- distas locales luego de que el mandatario fuera premiado supuestamente por “prote- ger” a los reporteros veracruzanos–, ahora son incluidas en el noticiario nacional que se transmite desde Guadalajara. Reporteros como Andrés Timoteo, exco- rresponsal de La Jornada, y Rafael Pineda, Rape, tuvieron que salir de Veracruz por con- siderar que no hay garantías de seguridad mínimas para ejercer el periodismo. El caso más reciente es el del fotógrafo de la agencia Cuartoscuro Félix Márquez, quien abandonó la entidad durante algunas semanas luego de que el secretario de Seguridad Pública, Artu- ro Bermúdez, “sugirió” que debería estar pre- so por publicar las fotos de un grupo de auto- defensa que opera en Tlalixcoyan. Expediente Regina: El silencio En el caso de Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, el gobierno de Ja- vier Duarte se negó sistemáticamente a en- tregar copias de la investigación ministerial sobre su asesinato, pese a estar obligado a ello por la ley, aun cuando se le mostraron los acuses de recibo sellados de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz (PGJE) y del Poder Judicial del Estado. Firmados por el periodista Jorge Carras- co –hoy amenazado presuntamente por cola- boradores de Duarte–, los escritos tenían co- mo destinatarias a la titular de la Dirección de Investigaciones Ministeriales, Consuelo La- gunas Jiménez, y a la juez tercero de Primera Instancia, Beatriz Rivera. Han pasado más de 170 días y la respuesta aún no llega. Silencio y opacidad de 2012, Marcela Turati dio a conocer el testimonio que Re- gina Martínez entregó a una organización de protección a los periodistas el 27 de sep- tiembre de 2011. Escribió la re- portera: “Vivo el peor clima de terror, cierro con llave toda la casa, no duermo y salgo a la ca- lle viendo a un lado y otro para ver si no hay peligro…”. Al respecto comenta Timo- teo Morales: “Leí lo que publicó Marcela Turati. Regina no les ha- bló de su terror a sus amigos para no pre- ocuparlos. En realidad nos pasó lo mis- mo a todos. Estábamos aterrados, pero nos guardábamos ese miedo. Por pudor. Por precaución. Por no angustiar más a los nuestros. Por tantas otras razones que hoy siguen escapando a mi entendimiento”. Dos semanas antes de su asesinato Regina sostuvo una larguísima conversa- ción con un buen amigo suyo, también re- portero. Éste la describe: “Se veía cansada y por primera vez la oí cuestionar nuestro trabajo. Se pregun- taba si valía la pena sacrificarle tanto al periodismo para tan pocos resultados. La desesperaba ver que la situación en Vera- cruz y en el país iba de mal en peor. Me de- cía que no había podido tener vida de pa- reja ni hijos… La Regina que conocía, sin llegar nunca a ser prepotente, tenía ple- na conciencia de su valor como periodis- ta, pero esa noche me dolió oírla dudar de todo. Me dolió tanto más cuanto compar- to sus interrogantes.” ¿Presintió Regina su fin trágico? Otro de sus amigos muy cercanos relata: “Algún tiempo antes de su muerte, Re- gina aceptó dormir en casa de mi familia Procesofoto/YahirCeballos Duarte. Estilo de gobernar
    • JUSTICIA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 13 Y cuando este reportero solicitó infor- mes sobre el avance de las indagatorias a través del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI) en torno al caso Regina y de otros ocho comunicadores asesinados en el estado durante la gestión de Duarte, la respuesta de la procuraduría fue sucinta: “El Comité de Acceso Restringido de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave emitió el acuerdo CIAR/SE/02/02/06/2008 en el cual clasifica como ‘información reservada’, entre otras, las investigaciones ministeriales que se encuentran en trámite y que se encuentra de- bidamente publicado en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz bajo el número extraordi- nario 195 de fecha 17 de junio del 2008.” En el oficio PGJ/UAI/260/2012, la procu- raduría admite que el crimen de la periodista no está resuelto y que la investigación minis- terial, junto con la de los otros ocho colegas asesinados, “se encuentran en trámite”. Con respecto a la solicitud de informa- ción 00403512, dirigida a la misma depen- dencia a través de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Esta- do de Veracruz, declinó informar sobre los avances en la investigación del asesinato de Regina Martínez, así como del número de reporteros que han sido citados a declarar y el número de ciudadanos ajenos a los me- dios de información que han tenido que ren- dir declaración en torno al caso. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP), creada a petición del gobernador Duarte y dirigida por Namiko Matzumuto, también negó al re- portero las “fichas técnicas” de la procura- duría con el argumento de que “son de con- sumo interno”. Sin embargo, el comisionado Jorge Morales, periodista de El Heraldo y El Dic- tamen, entregó copias del resumen de las indagatorias y lamentó que la propia CEAPP, órgano gubernamental, siga hundi- da en la opacidad. El resumen escueto de la PGJE detalla que las investigaciones 644/2011, 890/2011, 519/2012/5, 029/2012/PC, 19/2012/PC y JAIT/077/2011 continúan abiertas; to- das fueron enviadas a la Fiscalía Es- pecial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Ex- presión (FEADLE), dependiente de la Procuraduría General de la República. Otros columnistas se han quejado de la “nula transparencia” de la oficina de prensa del gobierno estatal; incluso han detallado que, aunque en el discur- so las autoridades hablan de rendición de cuentas y transparencia, tales cosas no se cumplen. En las solicitudes hechas ante la Coordinación General de Comunica- ción Social (CGCS) –folios 00494212, 00086512, 0047211, 00052011, 083511 y 0125511– en las cuales se solicita a su titular, Gina Domínguez, información relativa a la lista de convenios mensua- les de servicio informativo y publicitario, alianzas editoriales y viáticos que paga dicha oficina a medios impresos, elec- trónicos y digitales, la respuesta simple- mente no llega. El expediente de Regina Martínez fue turnado a la Quinta Sala del Tribu- nal Superior de Justicia y, después de una suerte aleatoria, fue asignado al magistrado Edel Álvarez Peña, un anti- guo líder del PRI en la entidad y exfun- cionario del Registro Público de la Propiedad. Hoy, Álvarez Peña es pro- pietario de ocho rotativos que se impri- men en Veracruz. El reportero buscó a Gina Domín- guez en varias ocasiones para una en- trevista, pero su director de Informa- ción, Miguel Valera, respondió: “La licenciada Gina dice que no quiere en- trevista… No hay las garantías mínimas de objetividad. Sorry”. después de un reportaje que ha- bíamos hecho juntos en un lugar un poco alejado de Xalapa.Todo el mundo la trató como si fue- ra de la familia. Eso la conmovió mucho. Por la mañana desayu- nó a solas con un pariente mío. Platicaron. De repente Regina le soltó: ‘Sé que me van a matar’. Según me contó ese familiar, lo dijo con una extraña sencillez y luego, sin darle tiempo de re- accionar, La Regis empezó a ha- blar otro tema”. 
    • El “Blog del Narco” y la veinteañera Escribir de la lucha contra el narco y hacerlo con toda la cru- deza que el tema requiere –sin censura, sin omitir los detalles más escabrosos– no es fácil.Quien lo hace concita odios de los sicarios y hasta de las autoridades. En esos casos las amena- zas de muerte deben ser tomadas en serio. Y “las amenazas más constantes vinieron de Calderón”, afirma a Proceso quien se presenta como autora del Blog del Narco, sitio en internet dedicado precisamente a eso,a narrar e ilustrar el infierno de la violencia asociada a la guerra de las drogas en México. Desde la clandestinidad Lucy defiende su trabajo, habla de sus mie- dos,se desmarca de cualquier mafia y sentencia: hasta con los cárteles hay que ser objetivos. HOMERO CAMPA P oco después del mediodía del 13 de abril de 2010 un grupo arma- do secuestró a Clara Elena La- borín Archuleta afuera de una de sus casas en Hermosillo, So- nora. La vivienda, aún en cons- trucción, se localizaba a pocos metros del cuartel general de la Policía Estatal. La mujer se hallaba con sus dos hijas pequeñas cuando “varios hombres llega- ron en camionetas lujosas y se la llevaron. De nada le sirvió estar escoltada por tres hombres armados que, se dijo, pertene- cían a una corporación policiaca. Sin em- bargo, de ellos ya no se supo nada”, relató el Blog del Narco. El secuestro de Clara Elena Laborín no era como cualquier otro: Ella era esposa de Héctor Beltrán Leyva, El H, líder del cár- tel de los Beltrán Leyva. El siguiente 26 de abril la liberaron: la dejaron tirada en la banqueta a un costa- do de la Universidad de Sonora. “Atada de pies y manos, la mitad de su rostro esta- ba cubierto por una venda, vestida con ro- pa deportiva de color negro y visiblemente afectada”. Junto a ella, una cartulina con un mensaje: “Pero los responsables de los hechos querían que el mensaje fuera claro para Beltrán Leyva. Fue así que antes de libe- rar a la señora hicieron que posara junto a otro narcomensaje y tomaron una foto- grafía que llegó al Blog del Narco.” El mensaje decía: “Nosotros te vamos a enseñar a ser hombre y respetar a las fami- lias...Asesino de niños Héctor Beltrán Leyva aquí está tu esposa por quien no quisiste responder.Te la entregamos viva y sana pa- ra que aprendas que para nosotros la fami- lia es sagrada, poco hombre culero”. Así a través del Blog del Narco –sitio en internet que difunde imágenes e historias de la violencia derivada de la guerra de las drogas en México– un cártel del narcotrá- fico le envió un mensaje a otro. que lo maneja “Morir por la verdad”. Libro del blog
    • –¿Es válido convertirse en un foro de mensajes cruzados entre cárteles o en un replicador o en correa de transmisión de lo que los narcotraficantes quieren difun- dir? –se le pregunta a la mujer que se pre- senta como responsable de manejar el Blog del Narco y que para mantener el ano- nimato utiliza el seudónimo Lucy. –Te voy a contestar con otra pregun- ta: ¿Es válido que los medios de comuni- cación también intercambien este tipo de mensajes de los políticos? A mí no me pa- gan, a ellos sí. A ellos les paga un político para denunciar y contraatacar a otro y de- cirle que es un estúpido. ¿Entonces es éti- co que los partidos políticos paguen a los periódicos y a las radiodifusoras para po- ner mil spots que digan: “No voten por ese político porque es ratero”? Eso es inmoral. Los medios de comunicación tradiciona- les están recibiendo dinero cuando se su- pone que tienen la obligación de informar con objetividad. Lucy defiende el tipo de información que difunde el Blog del Narco. Son “situa- ciones reales que están sucediendo”, afir- ma. Además “hay que ser objetivos”, es decir publicar sin distingos tanto lo que dice un cártel como lo que dice otro. –¿Si usted publica una narcomanta de un cártel, tiene que publicar las de todos? –Exactamente. Hay que ser objetivos. O sea, también con los narcos hay que ser objetivos. Lucy salió a la luz pública el jueves 4 de abril cuando el diario británico The Guar- dian reveló que el Blog del Narco es maneja- do desde el anonimato por una joven mu- jer mexicana, quien es la autora del libro Morir por la verdad: Encubiertos dentro de la violenta guerra contra las drogas en México, publicado en inglés y español por la edito- rial estadunidense Feral House y que em- pezó a circular el martes 16. “¿Quién soy yo? Soy veinteañera, vivo en el norte de México, soy periodista, soy mujer, soltera, no tengo hijos y amo a Méxi- co”,dijo quien en la entrevista con The Guar- dian también utilizó el sobrenombre Lucy. “No creo que la gente se hubiera ima- ginado que una mujer hace esto (…) Es un duro golpe para el machismo mexicano y para la idea de que las mujeres son débi- les, más delicadas”, añadió. The Guardian señaló que el Blog del Nar- co se ha convertido en una “sensación en internet” que pone a sus lectores “en pri- mera fila” de la guerra contra las drogas que se libra en México. Sostuvo que es lec- tura obligada para autoridades, cárteles y ciudadanos comunes pues “pone al des- cubierto, día tras día, la terrible violencia que es censurada por los principales me- dios de comunicación”. El diario también afirmó que la admi- nistración del blog “podría costar la vida” a Lucy y a un analista de sistemas que le ayu- da en la parte técnica. Refiere que ambos “viven diariamente con temor de represa- lias tanto de los cárteles de las drogas co- mo de las fuerzas gubernamentales”, por lo que están en la clandestinidad. “Nos mudamos de vivienda cada mes. Hemos estado en sótanos. Es muy difícil. Esconde- mos nuestro equipo en lugares diferentes. Si las autoridades se acercan, huimos”, di- jo la bloguera a The Guardian. Millones de visitas El jueves 11 llegó a la redacción de Proce- so un ejemplar del libro Morir por la ver- dad. La imagen en cautiverio de la esposa de Beltrán Leyva ilustra la portada del li- bro. Una fajilla amarilla, parecida a las que utiliza la policía para acordonar una zona, previene: “¡Advertencia! Fotos de la esce- na del crimen en el interior. No apropiado para menores”. El libro de 380 páginas recupera “ver- siones editadas y actualizadas de infor- mes” que aparecieron en el Blog del Nar- co del 2 de marzo de 2010 al 25 de febrero de 2011.Tales informes los alterna con fo- tografías de ejecutados, decapitados, des- membrados, quemados y destazados, y con imágenes de videos de torturas o in- terrogatorios a sicarios o policías. Junto con el libro llegó una carta de Lu- cy en la que advertía que permanecerá en el anonimato, pero que estaría dispuesta a ofrecer entrevistas. Proceso la entrevistó el domingo 14 a través de Skype. Ella utilizó un distorsio- nador electrónico de voz y las pantallas del entrevistador y de la entrevistada per- manecieron sin imagen. Durante la entrevista Lucy relata que el Blog del Narco surgió en marzo de 2010 en respuesta a una campaña lanzada por el gobierno de Felipe Calderón y los medios tradicionales para minimizar la violencia que se disparó en varias partes del país. “Decían que no estaba pasando na- da, que la gente estaba cayendo en psi- cosis, que imaginaba cosas, que estaba siendo mentirosa, que querían llamar la atención. Obviamente eso era indignante porque no eran personas que querían lla- mar la atención, eran víctimas. Entonces el blog fue como una ventana de informa- ción y un mecanismo para que la gente no se sintiera sola”, expresa. En la introducción del libro Lucy sostie- ne que “en secreto”, ella y su colega comen- zaron “a invertir tiempo y dinero en el blog http://www.arietecaborca.com El caso Laborín NARCOTRÁFICO 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 15
    • sin esperar ninguna remuneración. Simple- mente queríamos publicar noticias sin fil- tro ni censura sobre la guerra del gobierno contra los delincuentes del crimen organi- zado; sobre las balaceras, las decapitacio- nes y tantos otros actos sangrientos. “Pero jamás imaginamos la respues- ta que tendríamos: Millones y millones de visitas”, dice a Proceso la bloguera. Según el libro, el Blog del Narco tuvo en 2012 un promedio de 25 millones de visi- tas por mes y Alexa, empresa que mide las visitas en internet, lo ubicó dentro de los 100 sitios más visitados en México. Lucy sostiene que el compromiso por mantener el anonimato de sus fuentes provocó que el blog recibiera cada vez más relatos,fotografías y videos de las atrocida- des cometidas por narcotraficantes y auto- ridades. Las enviaban ciudadanos, perio- distas, policías, militares, funcionarios y también sicarios. “A medida que este flujo constante de información exclusiva fortalecía el vínculo de confianza con nuestro pú- blico, también se fortalecía la crueldad de nuestros enemigos. Esta gente no buscaba establecer un diálogo: Que- rían matarnos. Estos son individuos acostumbrados a deshacerse de cual- quier problema que les estorbe. Y no- sotros nos habíamos convertido en el problema. Con este blog habíamos fir- mado nuestras sentencias de muer- te”, apunta Lucy en el libro. Cuenta que el blog ha sido objeto de ataques virales y que ella y su com- pañero han recibido amenazas de muerte. Refiere que antes de termi- nar de escribir el libro “dos personas –un joven y una joven que trabaja- ban con nosotros– fueron descuarti- zadas y colgadas de un puente enTa- maulipas. Unas narcomantas junto a sus cuerpos mencionaban nuestro blog y declaraban que eso es lo que les ocurría a los soplones de inter- net. El mensaje concluía advirtién- donos que los próximos seríamos nosotros”. Sostiene que unos días más tar- de de esos hechos “ejecutaron a otra periodista en Tamaulipas, al- guien que con frecuencia nos en- viaba información. Los asesinos dejaron teclados, un ratón y otras partes de computadora esparci- das encima de su cuerpo, así co- mo una nota que, una vez más, mencionaba nuestro blog”. Poste- riormente recibieron “fotografías de nueve personas muertas con mensajes en la piel que decían: ‘Siguen ustedes BDN’”. Durante la entrevista con es- te semanario Lucy afirma que, sin embargo, las amenazas más constantes vinieron del gobierno de Calderón. Sostie- ne que mediante herramientas tecnológi- cas era posible detectar “las huellas” que delatan el origen de los mensajes electró- nicos con dichas amenazas. Las “huellas” remitían a alguna dependencia de la ad- ministración federal. Comenta que ella y su colega tenían “un contacto” dentro de las áreas de in- teligencia del gobierno que les avisaba de los intentos de éste por encontrarlos.“Nos decía: ‘¡Muévanse porque ya los están ubi- cando. Muévanle y córranle’”. “Éramos muy importantes para el go- bierno de Calderón porque éste quería tener toda la información que nosotros recibíamos, pero sin que la sociedad lo su- piera”, afirma. Señala incluso que “grandes medios de comunicación mexicanos” le han ofreci- do “millones de pesos” por el blog. Se nie- ga, sin embargo, a ofrecer nombres y a pre- cisar montos. “No hemos accedido (a esas ofertas). No somos tontos”, dice. Y es que considera que dichos medios podrían ce- rrar el blog, manipular la información o ex- poner a los informantes anónimos. La venganza del “Chapo” Morir por la verdad relata episodios de la guerra entre cárteles y de las fuerzas gu- bernamentales contra éstos, en los que aparecen datos reveladores. Es el caso del secuestro de la esposa de Beltrán Leyva o la supuesta orden del capo Ismael El Ma- yo Zambada de realizar matanzas en ven- ganza por el robo de un cargamento de 134 toneladas de mariguana que le ha- brían hecho perder al Cártel de Sinaloa 400 millones de pesos. O la supuesta presencia de Heriberto Lazcano, líder de Los Zetas, en la embos- cada en la que asesinaron a Rodolfo Torre Cantú, candidato del PRI al gobierno de Ta- maulipas, el 28 de junio de 2010. “De una camioneta bajó Heriberto Lazcano y super- visó toda la acción. Torre Cantú fue masa- crado frente a los ojos del narco”, apunta el relato. Otro ejemplo: La venganza de El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, por el asesinato del hijo de un amigo suyo. A continuación se reproducen frag- mentos de ese relato: “Durante la madrugada del 29 de agos- to, un grupo de sicarios se dirigió a la colo- nia Las Quintas en la ciudad de Culiacán, Sinaloa. Tenían la encomienda de ejecutar a Alfredo Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán. Observaron a lo lejos a un joven que conducía un vehículo de lujo en color blanco, se dirigieron a él y lo acribillaron de una forma brutal (…) Pero se habían equi- vocado: el hijo del El Chapo estaba vivo. Se confundieron con Marcial Fernández, hijo de un socio del líder del Cártel de Sinaloa, es decir Manuel FernándezValencia, mejor conocido como El Animal (…) La operación había sido un fracaso. El sicario responsa- ble era Israel Rincón Martínez, alias El Gua- cho, miembro de los Beltrán Leyva. “Al día siguiente de que muriera Mar- cial, El Animal recibió una llamada de El Chapo, en donde le demostraba su aprecio y además le expresaba su apoyo, brindán- dole la seguridad de que el responsable pagaría dos veces, por matar injustamen- te al joven y por intentar matar a su hi- jo, quien, por fortuna como así lo expresó, se encontraba bien, aunque enojado por la situación, ya que el ejecutado era su ami- go y también quería venganza. El Animal se tranquilizó y dejó en manos de su so- cio la cuestión. “El día 1 de octubre, un grupo armado de El Chapo Guzmán llegó hasta un domi- cilio del fraccionamiento Villas del Río, en Culiacán, lugar donde se registró una in- tensa balacera. Los sicarios lograron cap- 16 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
    • turar a Israel Rincón Martínez, llamaron y le dijeron a su jefe, ‘ya tenemos al Guacho’. El Chapo llamó a El Animal y le mencionó que tenían en su poder al asesino de su hi- jo; sin duda se haría venganza. “Blog del Narco dio a conocer un video el día 5 de octubre, que llegó mediante un co- rreo electrónico de forma anónima y que mostraba a Israel Rincón Martínez después de ser capturado. Permanecía esposado de las manos, visiblemente golpeado, pero sin miedo.Confesó haber sido partícipe de una junta donde se le informó que El Chapo ha- bía sido el responsable de la caída de Alfre- do Beltrán Leyva. El hombre confiesa que se sintió obligado a contestar a favor de los Beltrán Leyva, pensó que si no participaba sería asesinado, aunque comentó que pa- ra él todo se trataba de una confusión, ya que no creía que El Chapo fuera el verdade- ro responsable de la muerte de Alfredo Bel- trán Leyva, porque conocía su relación de amistad y compadrazgo. “La mañana del 8 de octubre, un grupo de hombres encapuchados se hizo presen- te en el Libramiento Antonio Toledo Corro, en Navolato, Sinaloa. Los pistoleros baja- ron de sus vehículos de lujo a dos hombres que se encontraban maniatados y acto se- guido los ejecutaron (…) uno de ellos de tez blanca, barba cerrada, cabello castaño, con un tatuaje de un dólar en la pierna. Se tra- taba de Israel Rincón, El Guacho.” –¿Cómo pudo saber detalles de esa his- toria? Eso implica tener información de al- to nivel y desde adentro de las organizacio- nes delictivas –se le comenta a Lucy. –Son detalles que no te puedo com- partir. No los he compartido ni los voy a compartir con nadie. Debo guardar mis fuentes, mis maneras y mis procesos. Se- ría darte la Biblia y no te la voy a dar –con- testa la mujer. Cuestión de ética Durante la entrevista se le pregunta a Lu- cy sobre los criterios que establece para difundir información e imágenes: ¿Sólo agrega al blog la información que recibe o la reportea y hace entrevistas? ¿Cómo dis- tingue cuando la información que le en- vían es falsa o verdadera? Lucy evade las preguntas. Sostiene que por “motivos de seguridad” no hablará de los “procedimientos internos” del blog. Sin embargo afirma que con el paso del tiem- po ha creado una lista de contactos y un procedimiento para cotejar la información. Explica que éste consiste en confrontar los nuevos datos que recibe con hechos ante- riores que tiene registrados; si concuerdan o son coherentes en el tiempo, la informa- ción adquiere para ella veracidad. Reconoce que al Blog del Narco ha lle- gado “información falsa con intención de implantarla para crear cortinas de humo”. Señala que ello sucedía con el gobierno de Calderón. “Fue un experto en crear corti- nas de humo”, acota. En la introducción del libro Lucy apun- ta: “La gran mayoría de la prensa mexica- na nos dio la espalda. Algunos periodistas difundieron mentiras diciendo que gru- pos del crimen organizado escribían el Blog del Narco; otros decían que financia- ban el sitio. Jamás hemos ni favorecido ni nos hemos opuesto a ningún grupo crimi- nal. Simplemente hemos contado la ver- dad de la mejor manera posible”. –¿Cómo sabemos que realmente usted maneja el Blog del Narco? ¿Cómo sabemos que detrás de ese blog no se encuentra al- guien de un cártel del narcotráfico? –No creo que alguien de un grupo de- lictivo tenga el tiempo para escribir un li- bro o tiempo para darte una entrevista a ti y a otros medios. No creo que tenga tiem- po para muchas cosas. Son personas muy ocupadas –responde. Luego rechaza que esté vinculada con cárteles del narcotráfico. “Te lo digo tan tranquila porque no lo estoy. Es muy respe- table que tú pienses eso y cada quien puede pensar lo que quiera, pero yo estoy tranqui- la porque no lo estoy. No he recibido ningún centavo ni del gobierno ni de nadie”. Ante la insistencia del reportero Lucy responde: “No sé qué quieres… ¿Venir a mi casa? ¿Conocer a mi familia? Eso no lo voy a hacer. O sea, es tu problema creer si soy o no soy (quien administra el blog); ese no es mi problema…”. –¿Lo que me dice es que tenemos que confiar en su palabra? –Yo confío mucho en la palabra de la gente; para mí vale más que el dinero (…) –¿Es ético y periodísticamente válido transmitir rumores de fuentes anónimas? –Las fuentes son fuentes. Tal vez sean rumores para ustedes, pero cuando difun- dimos una información, tenemos otros datos que la validan. Comenta que se ha abstenido de su- bir al Blog del Narco imágenes que hacen “apología del narco”. Por ejemplo: fotos y videos de artistas y políticos departien- do con narcotraficantes que se encuen- tran “enjoyados hasta los codos”. En el ca- so de los artistas dice que éstos a veces acuden a esos lugares porque son contra- tados, sin saber que se trata de narcos. En el caso de los políticos “la apología al nar- co sería peor, porque se trata del poder, ya que si los jóvenes ven esas imágenes no Retratos de una realidad incómoda NARCOTRÁFICO 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 17
    • Gobierno y narco, Durante poco más de un año Valor por Tamaulipas in- formó a los ciudadanos de este estado acerca de los riesgos inminentes: retenes del crimen organizado,olas de levantones y secuestros, tiroteos entre bandas riva- les... Se volvió un referente obligado. Pero a principios de este año un grupo del narcotráfico le puso precio a la cabeza del administrador de la página virtual. Y no fue el único embate en su contra: El gobierno de Egidio Torre Cantú también quiso desprestigiar y eliminar ese medio ciudadano presuntamente porque no soportaba que todos los días quedara demostrado ahí que su enti- dad no la gobierna él, sino los cárteles de la droga. van a querer ser presidentes sino narcos, pues verían a los políticos como sirvientes de los capos”. También refiere que se ha abstenido de subir al blog imágenes aún más atro- ces que las que ya ha difundido. Sobre es- te punto se le pregunta si para informar es necesario exhibir fotografías de cuerpos descuartizados. Lucy explica que es fácil negar la in- formación de un testimonio escrito. Se puede afirmar que es inventado. Con una imagen ya no se puede decir “no es cier- to”. Sostiene que las imágenes fueron par- ticularmente útiles en el gobierno de Cal- derón, cuando éste lanzó una campaña para decir “aquí no pasa nada”. Comenta que las imágenes también han servido para que muchos jóvenes se den cuenta de los riesgos que corren cuan- do se involucran con el narcotráfico. “He recibido miles de e-mails en los que chavi- tos me dicen que se van a alejar de la delin- cuencia porque no quieren acabar así (co- mo en las fotos de los muertos) o que a su familia les suceda algo”, comenta. Asegura incluso que gracias a esas fotos de muertos muchas personas han podido reconocer a hermanos o hijos que “habían desaparecido”, pero que en realidad “ha- bían sido reclutados por los cárteles”. A Lucy se le expone una tesis recurren- te: Difundir imágenes de personas –inclui- dos mujeres y niños– asesinados de ma- nera cruenta, más que informar siembra terror y provoca parálisis social, lo cual sir- ve a los propósitos de los narcotraficantes. “Esa es una opinión de un ciudadano agachón, impulsada por grandes perso- najes que no les conviene que se sepa lo que está pasando. Son expertos que tie- nen maestrías y doctorados y que tam- bién reciben un sueldo”, afirma sin preci- sar a quién se refiere. Durante la entrevista Lucy dice que no puede emitir una opinión sobre el gobier- no de Peña Nieto porque, a diferencia del de Calderón, no ha intentado “censurar”al Blog del Narco. Dice incluso que ahora se siente “un poco más tranquila”, aunque reconoce que casi no duerme y aún tie- ne miedo de morir. “Uno aprende a vivir con miedo”, comenta. Dice que ha obteni- do un empleo y que trata de llevar “una vi- da normal”. –¿Qué es una vida normal? –No sé, ver a mis amigos, visitar a mis familiares, salir al supermercado, sentar- se en la placita a las ocho de la noche y co- merme una nieve... Suena raro para mí, no lo he hecho en mucho tiempo. Luego comenta que considera la posi- bilidad de salir del país y una vez en el ex- tranjero dejar de ser anónima y presen- tarse públicamente. “Sería una forma de liberarme. Decir: ‘Yo soy Lucy. Existo. No soy un invento’”. unidoscontra “Valor por Tamaulipas” BenjamínFlores Torre Cantú. Perseguidor NARCOTRÁFICO 18 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
    • R EYNOSA, TAMPS.- Los intentos de desprestigiar y cerrar Valor por Tamaulipas –la página en Face- book que informaba sobre las acciones del narco en esa en- tidad y que ya anunció su cie- rre definitivo– fueron de los grupos del cri- men organizado que operan en el estado pero también del gobierno del priista Egi- dio Torre Cantú. El creador del sitio –quien por seguri- dad pide el anonimato– afirma lo anterior en conversación vía correo electrónico con Proceso y agrega: “Nunca pude identificar el departamento o el área de la que se tenía esa intención de boicotear Valor por Tamau- lipas. En varias ocasiones intentaron ge- nerar reportes con información falsa para que perdiera credibilidad, pero en su mo- mento logré sortear esos retos”. Fuentes cercanas a la Procuraduría Ge- neral de Justicia de Tamaulipas denuncia- ron anónimamente a Proceso que personal especializado de esa dependencia también se dedicó a identificar y neutralizar los continuos reportes que los ciudadanos es- cribían en esa página. Añaden que Torre Cantú quería sabo- tearla porque Valor por Tamaulipas se ha- bía convertido “en el principal medio que informaba en México y el mundo que en su estado manda el crimen organizado y no él”. En Tamaulipas la televisión, los dia- rios, la radio y los demás medios tradicio- nales ya no informan sobre la permanen- te inseguridad y violencia en la entidad. Es el sitio en internet más confiable para conocer la tra- gedia que se vive en esa en- tidad fronteriza, como los continuos secuestros y levan- tones. “Las desapariciones que se reportan son una frac- ción de lo que realmente hay. En Ciudad Victoria en un día puede reportar hasta cinco mujeres desaparecidas”, ase- gura el administrador de Valor por Tamaulipas. Esa página de Facebook te- nía 214 mil 850 seguidores y la cuenta relativa enTwitter, 33 mil 481, superando con creces a los medios regionales que tienen espacios en las redes sociales. Valor por Tamaulipas se fundó el 1 de enero de 2012 para aler- tar a la población acerca de las situaciones de riesgo, como los enfrentamientos entre grupos rivales o de estos contra el Ejér- cito, que cotidianamente suce- den en las calles de las principa- les ciudades tamaulipecas. Durante más de un año cien- tos de colaboradores advirtie- ron en cuáles carreteras se colocaban re- tenes de delincuentes, alertaron sobre la presencia de hombres armados, dijeron dónde se levanta o secuestra a ciudada- nos, informaron sobre los negocios extor- sionados y en general hablaron de todo tipo de acciones de los criminales, para que los habitantes de esas zonas toma- ran precauciones. En muchos casos los reportes venían acompañados de fotografías tomadas con el teléfono celular pues las cámaras pro- fesionales prácticamente están proscritas en Tamaulipas. Quienes se atreven a usar- las corren el riesgo de ser denunciados por los miles de “halcones”, “guardias” o “pan- teras” que vigilan para Los Zetas o para el Cártel del Golfo. En la sección de fotos de Valor por Ta- maulipas se mostraban automóviles in- cendiándose después de un enfrenta- miento o casas con decenas de orificios de bala de AK-47 o AR-15. Además, imáge- nes de los continuos narcobloqueos y de las narcomantas de los grupos crimina- les o videos de los choques armados en- tre grupos rivales. Durante este año los usuarios denun- ciaron decenas de lugares donde se loca- lizaban narcofosas, sitios de ejecuciones múltiples o los incendios provocados en viviendas y propiedades diversas para in- timidar a sus propietarios. Alertaron so- bre el éxodo en poblados, como Güémez, de donde los habitantes huyeron por los enfrentamientos entre el Cártel del Golfo y Los Zetas. El portal ciudadano 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 19
    • Muchas veces Proceso pudo confirmar con autoridades militares, cuerpos de so- corro, la Policía Federal e incluso con au- toridades estadunidenses la veracidad de esos anuncios sobre narcobloqueos y combates en ciudades fronterizas, como Matamoros, Reynosa o Nuevo Laredo. Uno de los cárteles que operan en el estado decidió callar a Valor por Tamaulipas. A principios del pasado febrero, como lo publicó este semanario (Proceso 1894), un grupo ofreció una recompensa de más de medio millón de pesos a quien identifica- ra al administrador del sitio de Facebook. “Para callarles el hocico a estos pen- dejos”, rezaba un volante que comenzó a ser distribuido en Victoria y otras ciuda- des del estado. “600.000 mil pesos para el que aporte datos exactos del dueño de la página de Valor por Tamaulipas o en su caso familia- res directos ya sean papás, hermanos o hi- jos o esposa”, agregó el texto. Pese a las amenazas, que fueron difun- didas internacionalmente, ninguna autori- dad mexicana tomó acciones para proteger al administrador de Valor por Tamaulipas. Sólo el senador tamaulipeco Javier Gar- cía Cabeza de Vaca condenó en el pleno del Senado esas amenazas:“Se ha puesto precio a su cabeza y se ha ofrecido una recompen- sa a quien revelara sus identidades amagan- do con dañarlos a ellos o sus familias”, dijo. “La frustración de temer” –¿Qué significó manejar durante más de un año la página? –se le pregunta, vía co- rreo electrónico, al administrador de Valor por Tamaulipas. –Significó la oportunidad de poder cum- plir con mi estado al hacer frente a quienes le hacen daño. Una oportunidad de sacar- me del pecho la frustración de temer y no poder hacer nada sin colocar en riesgo di- recto a mi familia. La contrariedad es que luego de esa etapa, al final regresé a la mis- ma frustración que sentía cuando no cola- boraba en las redes sociales. –¿Tamaulipas es un narcoestado, co- mo lo consideran muchos analistas? –Sí. El narcotráfico gobierna y actúa con impunidad, sin haber justicia ni auto- ridad que les pueda o quiera hacer frente; ellos toman las decisiones por todos y eli- jen quién vive o muere... creo que sí es un narcoestado. AVISO A LOS LECTORES Los cárteles del narcotráfico continúan imponiendo su ley en prácticamente todo el país. Proceso asume la política de proteger a sus reporteros y corresponsales presentando –de manera excepcional— ciertas notas y reportajes relacionados con el narcotráfico sin su firma. Del contenido de esos trabajos se hace responsa- ble nuestra casa editorial. –¿En este periodo que tuviste oportu- nidad de interactuar con todas las regio- nes, cuál crees que es la más violenta del estado? –Si es por secuestros, Tampico. Si es por presencia de gente armada y enfren- tamientos, Reynosa. Si es por ejecuciones en zonas urbanas, Ciudad Victoria y Nue- vo Laredo. Si es por control absoluto del crimen organizado, Matamoros y Tampi- co. Si es por ejecuciones en zonas rura- les, Hidalgo o Llera. Cada fenómeno del crimen organizado se presenta en algu- na ciudad en mayor o menor medida. Se- ría injusto decir que una ciudad es la más violenta si todas las poblaciones necesi- tan recuperar la libertad. –La mayor tragedia de Tamaulipas es la de los continuos secuestros y levanto- nes. Después de reportar estos delitos ca- si de manera permanente, ¿tienes idea de a cuántas personas en promedio privan dia- riamente de su libertad en el estado? –Imposible decir una cifra. Las desapa- riciones que se reportan son una fracción de lo que realmente hay. Ciudad Victoria en un día puede tener hasta cinco mujeres desaparecidas. Tampico, que tiene la es- tructura criminal que más secuestros rea- liza, ni siquiera puedo llegar a imaginar la cantidad de privaciones de la libertad que comete. En Miguel Alemán desapa- recen familias completas. Pensar siquie- ra en una estadística en este sentido pa- rece algo irreal. –¿Tuviste contacto con otras páginas similares? ¿Te propusieron hacer alianzas para difundir situaciones de riesgo? –Del Blog del Narco me contactaron, pe- ro no accedí; apenas me alcanzaba el tiem- po para la página. Tuve relación con pági- nas similares, como Nuevo Laredo en vivo o Enlace Victoria. “Antes he tenido algunas relaciones con otras páginas, pero se han ido apa- gando conforme detectamos incompati- bilidad de opiniones o criterios.” –En Ciudad Victoria se denunció que el gobierno de Torre Cantú era uno de los más interesados en cerrar tu página. –Escuché de eso por medio de usua- rios de Twitter, aunque nunca pude iden- tificar el departamento o el área de la que se tenía esa intención de boicotear. Varias ocasiones intentaron generar reportes con información falsa para que perdiera credibilidad. “Las personas que detecté que en al- gún momento intentaron boicotearnos es- taban relacionadas con usuarios deTwitter vinculados con el Cártel del Golfo.” –¿Qué le recomendarías a las personas que intentan seguir tu ejemplo? –Que sean prudentes, que no venti- len con nadie, ni con su propia familia, lo que hacen. La presión más grande y con- tra la que no se puede luchar es la que vie- ne por ahí. Nunca compartan su identidad con ningún otro usuario de redes sociales por más que confíen en él. Comprométan- se con la gente de bien del estado y recha- cen a los criminales y a los que colaboran con ellos. “Sobre todo no dejen de publicar situa- ciones de riesgo y coloquen en evidencia la impunidad del crimen organizado.” Especial Alerta en redes sociales 20 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 NARCOTRÁFICO
    • 22 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 ÁLVARO DELGADO E l Pacto por México, que vive una severa crisis por las quejas del uso electoral de los progra- mas sociales –cuya erradica- ción no existe en la agenda de reformas–, nació de una plática de dos viejos amigos: El perredista Jesús Ortega y el priista José Murat. La idea la concibió Ortega y Murat se la planteó a Enrique Peña Nieto, a través de Luis Videgaray, en medio de la disputa poselectoral del 2 de julio de 2012, cuando emergían evidencias de la triangulación de dinero presuntamente ilícito usado para comprar votos a favor del priista. La reunión fue a finales de julio, un mes antes de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de- claró válida la elección, el 31 de agosto, y el argumento de Ortega fue que Peña Nie- to y el Partido Revolucionario Institucio- nal (PRI) no podrían gobernar solos. “Como en Sudáfrica, se necesita un acuerdo nacional”, ilustró Ortega al priis- ta, quien defendió el triunfo de Peña Nie- to, aunque aceptó que no se cumplió el objetivo de ganar la mayoría del Congreso. “¿Por qué no se lo platicas a Videgaray?”, le propuso el perredista. Tras una cena a la que se sumó Jesús Zambrano, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y miem- La historia del frágil“Pacto de los Cuates” bro de la corriente Nueva Izquierda –que coordina Ortega a nivel nacional–, Murat reunió a Videgaray con ellos. El encuentro fue en casa de Murat –polí- tico controvertido desde que fue propagan- dista de Luis Echeverría,tres veces diputado federal, senador y gobernador de Oaxaca–, que desde entonces fue sede del conciliá- bulo que duró cuatro meses. Videgaray, coordinador de campaña de Peña Nieto que luego lo sería del equipo de transición y ahora secretario de Hacien- da, se entusiasmó, aceptó que habría poco margen de maniobra para gobernar y coin- cidió con la situación del país que le descri- bieron Los Chuchos: Un Estado sin control de territorios, con instituciones en crisis y los monopolios controlando la economía. OctavioGómez
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 23 POLÍTICA / PACTO POR MÉXICO Hablaron de los pactos que ha habido en otros países, como en España, Chile, Sudáfrica y aun México, como los convo- cados por Ernesto Zedillo, en 1995 –que pronto se frustraron por el caso Tabasco, en ese año, aunque se logró la reforma electoral al año siguiente–, y el de Vicente Fox, en 2000, que tampoco prosperó. En la reunión con Videgaray, Los Chu- chos insistieron en que, dadas las condi- ciones del país y la correlación de fuerzas, era imperativo un acuerdo político. Ortega puso a Videgaray el ejemplo del que hubo entre Vicente Guerrero y Agustín de Itur- bide, en febrero de 1821: “¿Cómo se logró la independencia de México? Fue con el abrazo de Acatempan. ¿No platican los realistas con los insurgentes? Ese fue el primer pacto en México”. De acuerdo con versiones recogidas por Proceso entre participantes en las ne- gociaciones en diferentes momentos, Vi- degaray se comprometió a consultarlo de inmediato con Peña Nieto, cuya respuesta llegó en horas: “Le parece muy bien –les dijo–. Instalemos la mesa”. Ortega ya había platicado con Gustavo Madero, presidente del Partido Acción Na- cional (PAN), quien se mostró anuente y se hizo acompañar –desde el principio– por Santiago Creel, secretario de Gobernación con Fox y que no pudo lograr acuerdos. Creel era amigo de Los Chuchos y le te- nía confianza a Murat desde que le ayudó a desactivar el primer conflicto que tuvo como secretario de Gobernación, en 2001, con el gobernador de Yucatán, Víctor Cer- vera Pacheco. “¿Quieres sentarte con él? Yo me encargo”, le ofreció el exgoberna- dor de Oaxaca y cumplió. Dos veces aspirante a la candidatura presidencial del PAN, rescatado por Made- ro como secretario técnico de la Comisión Política Nacional, Creel se sumó a las nego- ciaciones con convicción por haber padeci- do un gobierno dividido.“El PRI solo no va a poder gobernar. Es un sistema muy perver- so, porque no produce mayorías estables”. A la mesa se sumaron también Pedro Joaquín Coldwell, entonces presidente del PRI y luego secretario de Energía; Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, coor- dinadores Político y de Educación en el equipo de transición y actuales secretario de Gobernación y jefe de la Oficina de la Presidencia. También se incorporaron otros dos personajes: Carlos Navarrete, miembro de Nueva Izquierda y actual secretario del Trabajo en el gobierno del Distrito Fede- ral, y Juan Molinar Horcasitas, asesor de Madero. Murat se convirtió en el coordinador ejecutivo del Pacto por México, a pedido del propio Peña Nieto que, según ha con- fiado el oaxaqueño, le había ofrecido una secretaría de Estado. Su hijo, Alejandro Murat Hinojosa, sí entró en el gabinete: Es director general del Infonavit. Fue un elenco de 12 políticos al que muy pocos se incorporaron. Uno de ellos fue el panista Javier Corral, quien asesoró al PRD en la reforma en telecomunicacio- nes y que, como senador, introdujo refor- mas a pesar del desacuerdo de sus amigos Raúl Trejo Delarbre y Aleyda Calleja, fun- dadores con él de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi). Al gusto de Peña Nieto: AMLO La necesidad de un pacto nacional Zam- brano se la había planteado, antes, al dos veces candidato presidencial de la iz- quierda, Andrés Manuel López Obrador, con el argumento de no “aislarse” como en el 2006 y consolidarse como segunda fuerza electoral. En una reunión poco después de la elec- ción, a la que asistió también el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marce- lo Ebrard, le dijo que probablemente elTEPJF El Pacto por México, esa iniciativa que ha querido rece- társele a los mexicanos como el gran acuerdo nacional que sacará al país de sus gravísimos problemas,se ori- ginó en una serie de contactos políticos entre cuates.El método: reuniones subrepticias, con el aval de Enrique Peña Nieto. Fuentes consultadas por Proceso permiten reconstruir la trama y contenido de esos cónclaves se- cretos. Dos nombres sobresalen en ésta: los del perre- dista Jesús Ortega y el priista José Murat. fallaría en contra de la izquierda y que era necesario evitar otro cogobierno PRI-PAN. –Ponte por delante –le dijo Zambrano–. Es más, tú has dicho que México necesita un gobierno de reconciliación nacional.Mánda- le al país, no a Peña Nieto, un mensaje antes de que se califique la elección y avanza en una agenda política.Te vas a convertir en el político más influyente de México. Según esta versión, Ebrard coincidió con el planteamiento, pero López Obrador lo rechazó porque implicaba convalidar todas las ilegalidades y abusos en la cam- paña de Peña Nieto y porque sería neutra- lizarse como oposición. –No voy a modificar mi posición y no comparto con ustedes ese punto de vista. Eso es lo que quiere Peña Nieto. GermánCanseco Murat. Anfitrión
    • 24 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Mientras negociaba con personeros de Peña Nieto, en casa de Murat, Zambrano decía que no dejaría solo a López Obrador, como lo dijo el 13 de agosto: “Estamos del lado de Andrés Manuel López Obrador. Había quienes pensaban que nos íbamos a alejar, que lo íbamos a dejar solo, y Andrés Manuel no está solo, aquí está el PRD y aquí está la izquierda mexicana y seguirá con él a defender la democracia y la dignidad de nuestro país, y lo hacemos porque estamos conven- cidos de que tenemos razón en nuestro reclamo, porque cuando arrancamos la campaña dijimos que si le iba bien a él nos irá bien a la izquierda mexicana, al PRD, y así ha sucedido”, subrayó. Tras el rechazo de López Obrador, que terminó por irse del PRD para fundar el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ortega y Zambrano se entre- garon por completo a la negociación con el PRI, el PAN y el equipo de Peña Nieto, sobre todo después de que el TEPJF conva- lidó el triunfo de éste. Bajo el más completo sigilo, y siem- pre en el domicilio particular de Murat, se sucedieron las reuniones –más de 30–, en ocasiones tres veces por semana, hasta la víspera de la firma del Pacto por México, el 2 de diciembre, al día siguiente de la toma de posesión de Peña Nieto. Hubo muchos borradores y el documen- GermánCanseco JESUSA CERVANTES E l “cinismo” del grupo del PRI en el poder, el “no te preocupes, Ro- sario” de Enrique Peña Nieto y la lucha de poder dentro del PAN pro- vocaron un atorón en el Pacto por México. La crisis alcanzó a la Cámara de Dipu- tados, donde ambos partidos se enfrenta- ron condicionando su trabajo legislativo. Aunque el PRI logró sumar a diputados de izquierda para aprobar de último momento reformas recaudatorias como las del Insti- tuto Mexicano del Seguro Social y las del sector minero, tuvo que ceder ante el PAN y modificar la Ley de Telecomunicaciones. Considerada como la gran reforma sur- gida del Pacto por México, la de teleco- municaciones pende de un hilo; su suerte depende ahora del grupo que logre impo- nerse el lunes 29 en el Consejo Político del PAN: la llamada oposición democrática o los “entreguistas”. Los reclamos y acusaciones electora- les por el caso Veracruz también atoraron la reforma financiera que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, tenía programa- do anunciar el martes 23, asimismo dentro del Pacto por México, y que Peña Nieto iba a detallar ante los dueños del dinero en la Convención Nacional Bancaria. Por si fuera poco, diputados panistas advierten en entrevista que si el PRI con- tinúa “maltratándolos” y violentando las reglas parlamentarias, no apoyarán las re- formas energética y hacendaria en el si- guiente periodo legislativo. El lunes 22, presionado por sus legis- ladores federales que pedían acciones firmes contra “el cinismo” del PRI, el presi- dente nacional del PAN, Gustavo Madero, anunció que se abstendrían temporalmen- te de participar en los actos públicos del Pacto por México. Esto obligó al gobierno federal a cance- lar el anuncio de la reforma financiera, pro- gramada para las 10 de la mañana de ese día. En tanto, en la Cámara de Diputados el PAN difundió que demandaría juicio po- lítico en contra del gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte, y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. Madero se reunió con los 114 diputados de la ban- cada panista y les aseguró que se manten- dría firme en su postura. Ese día el coordinador de los diputados priistas, Manlio Fabio Beltrones, aseguró a la agenda Dinamitada,
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 25 POLÍTICA / PACTO POR MÉXICO to final sólo quedó completo la víspera del anuncio, cuando se definió llamarlo Pacto por México. “El brindis final se pospuso va- rias veces”, contó un panista al reportero. De hecho, el 29 de noviembre, cuan- do se acordó que cada partido emitiría un comunicado para dar a conocer el acuer- do que permitió a Peña Nieto una toma de posesión tersa, tanto el PAN como el PRD lo llamaron sólo “Acuerdo Político Nacional”. No me conocen: Peña Nieto Peña Nieto no participó en una sola reu- nión de los negociadores de los partidos políticos, según participantes, y sólo se encontró con ellos el 2 de diciembre, en el Castillo de Chapultepec, en una ceremo- nia que el nuevo gobierno presentó como un fastuoso acto de unidad nacional. En esa ceremonia, según dos de los testigos, uno de los negociadores perre- distas se acercó a Peña Nieto y le aclaró: –Vengo no porque esté convencido, sino porque le doy el beneficio de la duda. –No me conocen –le respondió Peña Nieto. Desde entonces, Zambrano y Madero se convirtieron en asiduos acompañantes de Peña Nieto –“chambelanes”, les llaman aún hoy– y desoían las advertencias de que en los estados los gobernadores tramaban arrasar en las 14 elecciones de 2013. Proceso que la crisis del pacto no afecta- ba ni afectaría los trabajos del Legislativo. Sin embargo, en ese momento su principal operador e integrante del Consejo Consul- tivo del pacto, el diputado Héctor Gutiérrez de la Garza, se enfrentaba a la negativa del PAN para aprobar en sus términos la minu- ta de la Ley de Telecomunicaciones llegada del Senado de la República. El trabajo en San Lázaro se había contaminado. El miércoles 24 los diputados del PRI fueron alertados de que ese día se votarían la minuta de telecomunicaciones y la Ley del IMSS. Sorpresivamente ambas votacio- nes fueron “bajadas” del orden del día. La crisis en el polémico Pacto por México su- bía de tono. De acuerdo con el diputado panis- ta Homero Niño de Rivera, Beltrones fre- nó la discusión de la Ley del IMSS “porque vio que iba a tener que ser de forma muy atropellada. Supongo que a los diputados del PRI les dijeron desde el gobierno que no era el momento de entrar en una confrontación”. Al filo de las 15:00 horas, con ambos temas ya fuera del debate, el PRI sorpren- dió a los panistas con un intento de modifi- car el orden del día para incluir la discusión de la Ley Minera, otra ley recaudatoria que autoriza el cobro de 5% sobre utilidades a los concesionarios mineros. El diputado panista Rubén Camarillo y Ricardo Monreal, de Movimiento Ciudada- no, recriminaron desde tribuna que se les pretendiera imponer la discusión y aproba- ción de una ley que ningún legislador cono- cía. Beltrones operó rápidamente y, junto con sus legisladores, aceptó posponerla. Sin embargo, el jueves el PRI regresó con mayor fuerza; aprovechó las bondades de la Ley del IMSS para la clase trabajado- ra y las de la ley minera para los habitantes de la zona explotada, con el fin de con- vencer a la izquierda de que votara a favor de ambas reformas. Con esa maniobra re- sarció los votos que el PAN le retiró por su conflicto en el Pacto por México. Del otro lado, los panistas seguían pre- sionando a Héctor Gutiérrez de la Garza para que el PRI aceptara la modificación a la minuta de telecomunicaciones. Era el úl- timo día que tenían los priistas para votarla de modo que el Senado pudiera ratificar- la, pues el periodo ordinario concluye el martes 30. Justo cuando el PRI cedía y Gutié- rrez de la Garza llegaba a San Lázaro para anunciar el acuerdo con el PAN en esos te- mas del pacto, el coordinador panista en la Cámara de Diputados, Luis Villarreal, acu- saba al tricolor de “estar poniendo en ries- go la estabilidad política (…) social del país y al Pacto por México”. Irresponsable, antidemocrático, pillo, falto de palabra, tramposo, autoritario, so- lapador y autoritario fueron algunos de los calificativos que el coordinador de los pa- nistas vertía sobre el PRI en su conferencia de prensa. Sin embargo, se negó a confir- mar si eso era motivo suficiente para aban- donar el pacto. La reportera le preguntó al diputado Max Cortázar, quien observaba la confe- rencia de Villarreal, cuál era entonces el motivo de tanta virulencia. Cortázar res- pondió: “Es sólo para presionar a la diri- gencia y que vean nuestra fuerza antes de que se realice la comisión política del lunes”. En el salón de sesiones, operadores de Beltrones revelaron a Proceso que en los tres días que discutieron la minuta de tele- comunicaciones el PAN estableció que la votaría a favor en el pleno sólo si se acep- taba una modificación. El PRI cedió, y a cambio el PAN ofreció respaldar totalmen- te la minuta cuando llegara al Senado, a fin de evitar que esa ley, incluida en el Pac- to por México, se quedara en el cajón un año más. Los mismos priistas opinaron que “es- to es un tema de las broncas internas del PAN; ellos definirán su actuación en el pac- to el lunes (29), por eso el Senado convo- có a sesión a las siete de la noche, para ver qué es lo que deciden y saber cómo votará el PAN en la Cámara de Senadores”. Cuando Villarreal ingresó al salón de sesiones después de su conferencia, es- peró la llegada de Beltrones. Minutos des- pués votaron juntos a favor de la minuta de telecomunicaciones. “No puede salirles tan barato” Legisladores federales panistas que se han mostrado críticos hacia su coordina- dor parlamentario y su dirigencia nacional aceptan que el caso de Veracruz los motivó a unirse para condicionar su participación en el Pacto por México. Por ejemplo, el diputado Fernando Ro- dríguez Doval advierte que si el PRI los sigue “maltratando” en San Lázaro, “están en ries- go” las reformas energética y hacendaria. Coincide con Rubén Camarillo y Home- ro Niño de Rivera en que las discusiones de las reformas al IMSS, la minera y de teleco- municaciones fueron afectadas por la cri- sis en el acuerdo partidista: “Claro que esto es rebote de los problemas del pacto. Es aquí donde se procesa el Pacto por Méxi- co. Ese es un conjunto de buenas intencio- nes que se materializan legislativamente en las cámaras. Y por supuesto que si no hay condiciones para procesar eso, pues el pac- to está condenado a que no siga avanzan- do con éxito”. –¿Si el PRI y el gobierno federal no mo- difican su actuación en los procesos elec- torales el PAN no dará su apoyo a las reformas energética y hacendaria? –Cuando uno se sienta a negociar una reforma, espera buena voluntad, que (el in- terlocutor) se conduzca con la verdad, que cumpla los acuerdos. Pero si nos sentamos con uno que dice una cosa y hace otra, pues no existen condiciones para pensar que se respetarán los acuerdos. El PRI, con estas actitudes, está dinamitando la agen- da del pacto. Desgraciadamente vemos que el doble discurso del PRI está hacien- do que estos temas (energético y hacenda- rio) no vayan a salir airosos. El reclamo de Rodríguez Doval es el mismo que hacen Camarillo y Niño de Ri- vera al PRI: haber buscado la mayoría pa- ra votar la Ley Minera y la del IMSS cuando, según la agenda del Pacto por México, am- bos temas se abordarían en septiembre próximo.
    • 26 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Zambrano desdeñó las críticas: “Nues- tro deber es por el bien del país, no para atender y quedar atrapados en la lógica de las disputas internas. No desdeño la necesidad del consenso, pero, frente a eso, si hay que escoger, escojo el bienestar del país y la construcción de los grandes acuerdos que México necesita”. De por sí enfrentado a Felipe Calderón, Madero también fue sometido a una ruda crítica por la facción de éste al firmar el Pacto por México, porque no sólo se exhibe como ineptos a los gobiernos del PAN,sino porque, como lo expresó Luisa María Calderón, deja- ba sin banderas de campaña a su partido. Pero imitó a Zambrano, porque el Pac- to por México –dijo– “estará por encima de intereses y visiones particulares de los partidos” y hará que “el nuevo gobierno cuente con un entendimiento y respon- sabilidad para buscar superar los grandes obstáculos que enfrenta el país”. En el propio posicionamiento del PAN en el Congreso, en la toma de posesión de Peña Nieto, fue anticipo de lo que vendría. Así lo dijo el senador Francisco Domín- guez Servién. “Más que una oposición, seremos una fuerza política que apostará por la cons- trucción de acuerdos”, anticipó el exal- calde de Querétaro y añadió: “El próximo gobierno tiene bases firmes para impulsar el gobierno de México sin simulaciones y sin los excesos del pasado”. Las simulaciones y “excesos del pasado” comenzaron a emerger hasta llegar el clí- max el miércoles 17, cuando Madero dio a conocer más de 13 horas de grabaciones que acreditan una red de funcionarios de los tres niveles de gobierno para usar programas so- ciales en beneficio del PRI enVeracruz. Los panistas enfurecieron más aún luego de que Peña Nieto desdeñó las crí- ticas y defendió a Rosario Robles, secreta- ria de Desarrollo Social, el viernes 19, dos días después de estallar el escándalo de Veracruz por el que se presentó una de- nuncia penal ante la Procuraduría Gene- ral de la República (Proceso 1903). En el acto de lanzamiento de la Cruza- da Nacional contra el Hambre, en el mu- nicipio de Zinacantán, Chiapas, y frente al expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, Peña Nieto avaló a la experredista: “Rosario, no te preocupes, hay que aguantar porque han empezado las crí- ticas, las descalificaciones de aquellos a quienes ocupa y preocupa la política y las elecciones. Pero a nosotros, a este gobier- no, que tenemos un objetivo claro, una ta- rea con los mexicanos, que es acabar con el hambre. Que sigan aquellos criticando las acciones, a nosotros nos ocupa y nos com- promete acabar con el hambre de México.” Madero se desilusionó, porque el caso Veracruz, dijo, “era la oportunidad dorada del presidente Peña para desmarcarse del viejo PRI, sin embargo no la aprovechó, así como tampoco ninguno de los integrantes de su equipo”, y “pareciera estar siendo anuente a este tipo de comportamiento”. Y anunció que no asistiría a ningún “evento”del Pacto por México, por lo que se suspendió la presentación de las reformas financieras, y dejó la decisión de regresar en la Comisión Política Nacional, que se- sionará el lunes 29 y que encabeza Creel. Peña Nieto, mientras tanto, placea a Rosario Robles –como lo hizo en la Con- vención Nacional Bancaria–, quien afirma que no aparece en las grabaciones, lo mis- mo que alega el gobernador Javier Duarte: “Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. No se debe mezclarse (sic) la gimnasia con la magnesia (…)Yo quiero preguntarles, ¿dónde aparece mi imagen, dónde aparece mi voz, de qué se me acusa?” Libre tráfico de la pobreza Sin embargo, a pesar de que el propio Ma- dero aseguró tras la elección que el PRI y Peña Nieto ganaron “a billetazos”, en nin- guno de los 95 compromisos del Pacto por México, ni siquiera en la agenda política, se incluyen reformas para evitar el mer- cadeo electoral de los programas sociales. De hecho, la reforma política está pre- vista para el segundo semestre del año, cuando se presenten las iniciativas de Ley General de Partidos Políticos (punto 89) y una reforma electoral (punto 90), com- prendidas en los “Acuerdos para la gober- nabilidad democrática”. También el segundo semestre del año se agenda “analizar reelección de legisla- dores” y “en su caso se presenta legisla- ción” (punto 94), y junto con esta eventual reforma se presenta como último punto del Pacto por México una de las ofertas de campaña de Peña Nieto. Se trata de la “instancia ciudadana y autónoma que supervise contratación de publicidad de todos los niveles de go- bierno en medios de comunicación”, cuya legislación se tiene previsto presentar en el segundo semestre del año y cuya “im- plementación” comience al inicio de 2014. No hay entonces ninguna reforma enunciada sobre el uso de programas so- ciales, como sí lo hay de otros “Acuerdos para la gobernabilidad democrática”, como los gobiernos de coalición” (punto 87), la toma de protesta del presidente el 15 de septiembre (punto 88), la Reforma Política del Distrito Federal (punto 91) y las reyes reglamentarias de ésta (punto 93). La única referencia expresa a los progra- mas sociales en la agenda del Pacto por Mé- xico es el punto 6 sobre El Sistema Nacional de Combate a la Pobreza, cuyas iniciativas se presentarán en el segundo semestre de este año para que su implementación sea en el primer semestre de 2014. Por lo demás, el calendario del Pacto por México ni siquiera se ha cumplido y, además, casi toda la “implementación completa” de las reformas previstas para este año –en el primero y en el segundo semestres– están “sujetas a la aprobación de la reforma hacendaria”, y su “culmina- ción de implementación” es hasta 2018, cuando concluye el gobierno de Peña. Es el caso de las escuelas de tiempo completo (punto10); la cobertura de edu- cación media superior y superior (punto 14); el Programa Nacional de Becas (inclu- yendo programas piloto de beca-salario en tres estados de la República) (punto 15); la “educación, salud, infraestructura y crédito para los habitantes de las comuni- dades indígenas” (punto 16). También sólo si hay reforma ha- cendaria se culminará en 2018 la “im- plementación completa” del “acceso equitativo a la justicia y a la educación de los habitantes de las comunidades indíge- nas”, se hará realidad la “Red troncal de telecomunicaciones”. En la agenda del Pacto por México está previsto que sea antes de julio cuando se presente una “reforma energética que sea motor de inversión y desarrollo”, pero este martes 30 se clausura el periodo de sesio- nes del Congreso y sólo podrá presentarse si se convoca a un periodo extraordinario de sesiones. La ambiciosa agenda del Pacto por México ha sido de escasos logros: Sólo se ha aprobado la reforma constitucional en materia de educación, aunque están pendientes las leyes reglamentarias, y la reforma en telecomunicaciones no había culminado, debido al rudo conflicto inter- no en el PAN… POLÍTICA / PACTO POR MÉXICO MiguelDimayuga Ortega. El animador
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 27
    • 28 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 SANTIAGO IGARTÚA L a toma de la Rectoría de la UNAM por jóvenes encapucha- dos la noche del viernes 19 ha llevado a la máxima casa de estudios a un punto de tensión que podría derivar en un estalli- do mayor, por la posible intervención de la fuerza pública y la confrontación entre grupos de la comunidad estudiantil. El origen del conflicto se remonta a febrero en el CCH Naucalpan. Según de- claraciones ministeriales de trabajadores del plantel, la noche del 1 de febrero un vigilante impidió la entrada al alumno José Luis Ramírez Alcántara, que presun- tamente estaba ebrio. La noche terminó en el Ministerio Pú- blico de Naucalpan con siete empleados del CCH levantando actas por lesiones contra un grupo de jóvenes encabezados por Ramírez Alcántara, quien habría gol- peado al vigilante. El 5 de febrero los presuntos agre- sores fueron notificados de sus expul- siones temporales del CCH, por lo que, según denuncias, organizaron una re- vuelta en la que arrojaron bombas mo- lotov contra la dirección escolar. De lo ocurrido hay videos en el portal de inter- net Youtube. Todo fue caos. Pasadas las ocho de la noche intervino un operativo de más de 200 policías municipales y 50 granaderos. Detuvieron a 10 presuntos responsables y la UNAM interpuso una denuncia penal contra los jóvenes. El 6 de febrero el conflicto se llevó por vez primera a Ciudad Universitaria. A las cinco de la tarde salió un contingente de 250 personas del Parque de la Bombilla rumbo a la Rectoría. Exigían la liberación de los detenidos el día anterior en Naucalpan y la cancela- ción de la reforma al plan de estudios de los Colegios de Ciencias y Humanidades. Cerca de 50 manifestantes, cubiertos los rostros, desviaron sus pasos a la Dirección de los CCH, a un costado de la Rectoría. Con palos, piedras y sus cuerpos como ar- mas rompieron los vidrios de la fachada y se adueñaron del inmueble. Plasmaron sus demandas en un plie- go petitorio al que sumaron la reinsta- lación de los expulsados por los hechos violentos del 1 de febrero, la no sanción en su contra y la destitución del director de su plantel. Catorce días permanecieron en la Di- rección General de los CCH, hasta que su titular, Lucía Laura Muñoz Corona, se comprometió por escrito a no sancionar- los y atender sus demandas. No hubo más sanciones y la discusión sobre la actuali- zación del plan y los programas de estu- dio se pospuso para el 30 de noviembre. Empieza la toma A golpes de tubos, mazos, palos y piedras, unos 20 jóvenes vulneraron el 19 de abril la entrada a la Rectoría. La veintena de jóvenes –de un grupo de 80 que marchó del Parque Hundido a Ciudad Universita- ria– tomó esa decisión sin el respaldo de la mayor parte del contingente. Un día después el abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, les notificó a los manifestantes que se les ha- bía interpuesto una denuncia penal ante la PGR por la toma violenta de la Recto- ría. Los jóvenes, que dentro del edificio ya sumaban aproximadamente 30 atrinche- rados con muebles y macetas, replicaron que sólo con la solución a sus demandas, incluido un espacio de diálogo con el rec- tor José Narro, liberarían el edificio. Pidieron reinstalar a los cinco alumnos expulsados del CCH Naucalpan acusados de agredir a trabajadores del plantel; can- celar los procesos penales contra activistas; que la UNAM se desistiera de modificar el plan de estudios de los Colegios de Ciencias y Humanidades; mantener el sentido crí- tico, científico y humanista del alumnado; la no privatización de la educación pública en el país; la cancelación de videocámaras de vigilancia en los planteles de la UNAM, y garantizar que no habría represalias ni hos- tigamiento en contra suya. Lo que empezó como una gresca entre estudiantes y traba- jadores de vigilancia del CCH Naucalpan en febrero pasado y derivó en la expulsión de cinco alumnos de ese plantel, escaló a un problema mayor, plagado de riesgos. El viernes 19ungrupodejóvenestomóviolentamentelaRectoríadela UNAM.Las autoridades universitarias dieron aviso a la PGR, quepodríaordenarlaintervencióndelafuerzapúblicaenla máxima casa de estudios. Esta sola posibilidad enardeció a toda la comunidad. Algunos apoyan a los ocupantes del inmueble universitario, algunos los repudian... Pero nadie quiere a la Policía Federal en el campus. Campus minado
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 29 VIOLENCIA Al mediodía del lunes 22, en conferen- cia de prensa improvisada desde el Museo de las Ciencias, Narro respondió: “Tene- mos identificados a algunos de los expul- sados y gente ajena que no actúa desde la protesta, sino con acciones al margen de la ley, dañando personas y el patrimonio de la Universidad”. Narro advirtió que en esta ocasión los responsables tendrían que “responder” frente a la comunidad universitaria, a las autoridades judiciales y “tristemente tam- bién a la historia”. Y ahí, cuestionado por los medios, habló de la posibilidad de que las fuerzas federales entren a la UNAM. “La demanda está radicada en la PGR y hemos dicho que se trata de un delito fe- deral. Le tocará a la PGR valorar los hechos. (…) Desearía que desalojen a estas perso- nas de la Torre de la Rectoría. Voy a agotar todos los medios que tenga a mi alcance, pero al mismo tiempo a agotar el fortale- cimiento de la denuncia correspondiente.” A partir de esa conferencia, quienes mantienen tomada la Rectoría han dis- minuido sus demandas a tres y acusan a Narro de cerrazón para no resolver el conflicto: Sostienen la reinstalación de los expulsados del CCH Naucalpan, el desistimiento de la denuncia penal en su contra y de cualquier represalia por defender la educación pública y gratuita, así como la instalación de un diálogo pú- blico con las autoridades universitarias. El miércoles 24 las autoridades de la UNAM mandaron dos mensajes: La ratifica- ción de las expulsiones de José Luis Ramí- rez Alcántara, Irene Pérez Villegas, Brenda Vaca Aparicio, Luis Hugo Arratia Zárate y Jorge Mario González García, por parte del Tribunal Universitario –del último se ha confirmado que está preso en el Reclusorio Norte por el robo a una tienda Walmart–, y la ratificación de la denuncia ante la PGR, completando el procedimiento para una posible intervención de la Policía Federal. Comunidad dividida En la explanada de la Rectoría ha habido confrontaciones verbales en apoyo de cada uno de los lados. Unos descalifican a otros como “porros” que perjudican a la institu- ción; los otros los rechazan por ser “grupos de choque” manipulados por Narro. Desde las redes sociales y a través de volanteo dentro de las facultades se pro- movió una convocatoria para desalojar a los encapuchados que tienen tomada la Rectoría. De no liberarla a más tardar el viernes 26, la cita era para las 11 de la ma- ñana del sábado 27. En asambleas improvisadas en la ex- planada de la Rectoría y en el auditorio Che Guevara de la Facultad de Filosofía y Letras, alumnos, maestros y trabajadores de la universidad discutieron si respalda- rían o no a los paristas. No hubo consenso para apoyar la toma del edificio, pero la mayoría rechazó la po- sible entrada de la Policía Federal, lo que consideraron sería una violación a la au- tonomía universitaria. El jueves 25 deci- dieron hacer un cordón de protección a los paristas,organizaron marchas en el circuito universitario para sumar adeptos y esta- blecieron un plantón en la explanada, que no suma más de cuatro casas de campa- ña. Pero a la entrada de la policía, de ocu- rrir, quedó claro que exigirían la renuncia del rector e intentarían “cerrar” escuelas y facultades. Esa misma noche se citó a una nueva asamblea para el lunes 29. En repudio al trato que les da la prensa, exigieron a los medios que se alejaran mientras sesiona- ban en la explanada. El fotógrafo de Pro- ceso Eduardo Miranda fue pateado en las rodillas para obligarlo a retroceder y, ya en el suelo, golpeado en el rostro mientras sostenía su cámara. Un estudiante de la UNAM, acreditado como tal y que no está de acuerdo con la toma de la Rectoría, habló con Proceso de los escenarios que vislumbran. El entre- vistado, quien pide que lo llamemos Juan, habla del movimiento que se ha generado en las distintas facultades: “Ingeniería y Derecho van a ser una carta que va a mover el rector. Antes de meter a la policía, Narro va a explotar todas las cartas que tiene, es decir movi- lización de universitarios, y yo creo que in- cluso es capaz de llegar al enfrentamiento. No olvidemos que cuando Juan Ramón de la Fuente sube a la Rectoría pone a Narro MiguelDimayuga EduardoMiranda González Pérez. “No hay grupos de choque”
    • 30 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 VIOLENCIA como a uno de sus principales colabora- dores y él opera, junto con la Secretaría de Gobernación, el plebiscito del año 2000 y la táctica que utilizan es empezar a movilizar a las facultades a sesión universitaria para recuperar las instalaciones. “Pero Narro no es una persona a la que le guste que el Estado intervenga en la uni- versidad. Es autoritario pero no es una per- sona que le gusta resolver los conflictos con la bota. Va a agotar otras instancias antes. Y la última carta va a ser la fuerza pública. La evaluación que estamos haciendo es que no va a pasar del sábado o domingo.” Según Juan, en el ánimo de un sector universitario existe la creencia de que si se pone en riesgo la autonomía, con la en- trada de la Policía Federal, se puede propi- ciar un movimiento estudiantil de masas. Vislumbra dos escenarios: “Uno: que el movimiento estudiantil, Ciencias Po- líticas, Economía, Ciencias, logren frenar la toma y que llamen al diálogo. O el se- gundo escenario, más oscuro, que es la irrupción de la policía. Vendrá una ola de grupos que se van a empezar a radicalizar en la universidad.Va a haber polarización, va a haber rechazo, y yo preveo que va a haber tomas de facultades, bloqueos, to- mas de direcciones”. “Faltó previsión” En las protestas de quienes mantienen tomada la Rectoría se argumenta que la reforma al plan de estudios de los CCH es paralela a la reforma educativa “man- datada” por Enrique Peña Nieto, dictada por despachos internacionales, como la OCDE, el BID o el FMI, poniendo en riesgo la educación pública y gratuita. Los jóvenes, quienes explican sus motivos reiteradamente a quienes los consultan, indican también que con la ampliación de horarios a turnos com- pletos se imposibilita a los jóvenes de escasos recursos estudiar y trabajar, ori- llándolos a la deserción, privilegiando a quienes tienen más recursos. Argumentan que son estas las luchas que dio el CGH en la “gloriosa” huelga de 1999-2000 y aseguran que es mentira que las autoridades de la UNAM los hayan incluido en el diálogo para modificar ese plan. “Es una total simulación. Al final de cuentas la decisión la toma el Consejo Universitario”, dicen. Integrantes del movimiento que man- tiene la toma declinaron una entrevista con Proceso. Sobre los puntos en conflicto, quien habló con este semanario, por parte de las autoridades universitarias, fue el abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pé- rez.Sostiene que la revisión del plan de estu- dios de los CCH fue “una demanda que ellos encontraron en el camino, porque lo que motivósuactuaciónfueronlasexpulsiones”. En una cafetería en las inmediaciones de la Rectoría aceptó que no previeron el alcance que tendría el conflicto en el CCH Naucalpan. “No pensamos que las cosas fueran a llegar al grado al que se llegó”. Se ha ubicado que en la toma de la Rectoría hay integrantes de grupos anar- quistas, de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, ajenos a la univer- sidad, maestros del CCH y los expulsados por los actos violentos de Naucalpan. El abogado dice que se ha identifica- do a la mayoría y que la información que tienen la canalizan al Ministerio Público. En torno al hecho de que sea la irrup- ción de jóvenes encapuchados tomando instalaciones de la UNAM una imagen re- currente en momentos de polarización en el país, dijo: “No hay que desconocer que hay una circunstancia complicada en el país. Una crisis en términos de reivindicacio- nes sociales y que en diferentes partes se están dando estas expresiones violentas. El rector Narro lo ha dicho: No se puede desconocer el contexto de desigualdad y de pobreza que existe en el país. Pero nada de ello justifica que la respuesta sea generando violencia.” Sobre la posibilidad de que entren las fuerzas públicas a la universidad: “Lo que buscamos es que haya sensibilidad, que no haya más violencia. Pero nosotros, como cualquier persona física o moral, tenemos que poner en conocimiento de la autori- dad competente hechos que pueden ser constitutivos de responsabilidad. Se hacen del conocimiento del MP los hechos, como los daños al patrimonio. “El MP, una vez que tenga integrada la averiguación previa, determinará qué de- litos se desprenden, si se configura o no el robo, si se configuran o no daños y de qué magnitud, si se configura o no daños al patrimonio histórico, cultural de la hu- MiguelDimayugaMiguelDimayuga Enardecidos. Agresión a la prensa Ceceacheros. Demandas ajustables
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 31 manidad. Con base en la integración de su expediente determinará quiénes pueden ser responsables de esas conductas. “La universidad no tiene la fuerza pú- blica.Tampoco está cerrando el diálogo, se está proponiendo un diálogo dentro de los cauces institucionales. Está diciendo que no habrá diálogo en tanto prevalezcan es- tas condiciones.” –¿Han calculado los costos en caso de que entre la Policía a la universidad? –Nos preocupa. Incluso, antes que eso, nos preocupa que pueda haber alguna confrontación entre la propia comunidad. Y por eso hemos llamado a la prudencia. Desde luego nosotros hemos valorado los impactos que pueda tener cualquier decisión. Pero repito: Una cosa es esa va- loración de impactos y otra es la toma de decisiones que no están en nuestro ámbito. Sobre la disminución de las deman- das del grupo parista, dice que no será suficiente para entablar un diálogo has- ta que se libere la Rectoría, y ante los se- ñalamientos de que Narro podría operar “grupos de choque” dentro de la UNAM para desalojar a los paristas fue enfáti- co: “No está la Rectoría impulsando estas circunstancias. Rechazo categóricamente que haya grupos de choque en la universi- dad y menos de su rector”.
    • V eintiséis días después de que se frustró la aplicación del Plan emergente. Acciones del personal de Mexicana de Aviación en el Aero- puerto de la Ciudad de México, ela- borado en marzo pasado por el gobierno federal para contener probables protestas por la posible declaración de la quiebra de Mexicana de Aviación el pasa- do 1 de abril, la juez del concurso mercantil dio tres días al administrador, José Gerar- do Badín Cherit, para establecer un conve- nio concursal y poner a volar a la aerolínea. Este plazo es apenas como un “suspi- ro” para los eventuales inversionistas, de los cuales sólo se conoce al grupo de Iván Barona. De acuerdo con la hoja de datos para los interesados, la empresa de Baro- na, BF International Mining Traders, S.A. de C.V., fue creada el 10 de abril de 2010, cuatro meses antes de que Mexicana de Aviación dejara de volar por una supuesta insolvencia económica. En entrevista, Barona asegura que la cercanía de las fechas fue “mera coinci- dencia”, porque no sabía que la aerolínea iba a colapsar. Además, dice, su empresa Quiebra El empresario Iván Barona entregó al secretario de Go- bernación, Miguel Ángel Osorio Chong, un documento en el que se describe cómo las autoridades federales involu- cradas en el conflicto de Mexicana de Aviación siguen un plan elaborado hace cinco años para declarar la quiebra de la empresa y beneficiar a otros jugadores de la indus- tria aérea. En entrevista, Barona resume: las autoridades se apegan a la consigna de quebrar Mexicana y por eso rechazan a los inversionistas. ROSALÍA VERGARA no está solamente destinada a la aviación y forma parte de un plan elaborado desde 2007 para buscar oportunidades de inver- sión en el país. Entre los integrantes de la compañía llama la atención el nombre de Francisco Javier Christlieb Morales, su director jurí- dico, quien participó en las negociaciones para la reestructuración de Mexicana de Aviación en 1995, cuando Cintra la vendió al Grupo Posadas. Christlieb Morales también represen- tó a la industria aérea mexicana en las ne- gociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC) durante el sexenio salinista y fue él quien hizo la solicitud de concurso mer- cantil como administrador de la Compa- ñía Mexicana de Aviación (CMA), en la que no incluyó los “activos valiosos” en Esta- dos Unidos en 2010, cuando Mexicana de Aviación suspendió sus vuelos. Christlieb fue administrador jurídico de la CMA y secretario de los consejos de administración de esta aerolínea y de Click Mexicana, Alas de América y de SEAT, y prosecretario de la empresa Turborreacto- res. Su labor consistió en tratar de negociar la reestructuración de los adeudos de la ae- rolínea en 185 días, lo que no consiguió. Barona comenta que la inclusión de Christlieb Morales es una estrategia em- presarial porque, al tener experiencia de más de 30 años, conoce el manejo interno y externo de Mexicana de Aviación. Además, confirma que en el Nuevo Grupo Aeronáutico no se incluyeron las acciones de sus cuatro principales ac- tivos: la Compañía Mexicana de Avia- ción, Aerovías Caribe Click, Mexicana In- ter, Link y MRO, la base de mantenimiento de los aviones. Agrega que las acciones de MRO están pignoradas en Banorte por el préstamo que dicho banco hizo al Grupo Posadas, no sólo al empresario Gastón Az- cárraga, que lo encabezaba entonces. A decir de Barona, desde hace tiem- po las autoridades, algunos medios de co- municación y organizaciones de pilotos, sobrecargos y trabajadores en tierra han anunciado la quiebra de la aerolínea o de- nunciado a los encargados del concurso mercantil por obstaculizar las inversio- nes, porque la consigna es que no vuelva a volar. Mexicana: por consigna 32 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
    • “Para ello funcionarios federales se han valido de Jorge Isaac Gastélum Miran- da, quien compró en la cantidad simbó- lica de mil pesos las acciones de Mexica- na a Gastón Azcárraga. Según se escucha en las grabaciones difundidas en la edi- ción 1849 de Proceso, Gastélum exige ca- da día más dinero por esas acciones”, dice el entrevistado. El grupo de Iván Barona también de- nunció el 9 de noviembre de 2011 el trato “grosero y prepotente” que le daba el en- tonces titular de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Comunicaciones yTranspor- tes (SCT), Gerardo Sánchez Henkel. En dicha queja –que sería entregada al secretario Gerardo Ruiz Esparza “para su conocimiento” durante las mesas de ne- gociación instaladas desde el jueves 25– se afirma que se han hecho llamadas anó- nimas a eventuales inversionistas, como los de Med Atlantic, para advertirles que no depositen dinero para comprar las ac- ciones de Mexicana de Aviación, porque nunca los dejarán volar. No son nuevos los señalamientos so- bre el plan para reestructurar la aerolínea y someterla a concurso mercantil a fin de quebrarla, lo que beneficiaría a Aerovías del Caribe, a Click y a Link. El proyecto se elaboró el 31 de agosto de 2006, en el tramo final del sexenio de Vicente Fox, y lo realizó el difunto exmi- nistro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y abogado de Grupo Sali- nas, Salvador Rocha Díaz, el 23 de octubre de 2007. Prevía que la CMA cediera al Gru- po Mexicana los derechos y obligaciones derivados del convenio de reestructura y reconocimiento de adeudo que tenía. En ese mismo año se había creado Aerovías del Caribe, es decir, Click. Las autoridades se tardaron tres años en concretar el plan.El 10 de agosto de 2010 forzaron el aterrizaje de Mexicana de Avia- ción. Durante ese lapso, el entonces pro- pietario de la aerolínea, Gastón Azcárraga, convenció a pilotos, sobrecargos y trabaja- dores en tierra que cedieran gran parte de su contrato colectivo de trabajo para ayu- dar a disminuir la deuda de la empresa. Los únicos que no aceptaron del todo fueron los afiliados a la Asociación Sindi- cal de Sobrecargos de Aviación (ASSA). Ese mismo año la compañía les interpuso una demanda de conflicto de naturaleza eco- nómica por el supuesto “alto costo” de su contrato colectivo de trabajo. Un año después, por decisión de la SCJN se los redujeron en 70%. Es la mis- ma ruta que siguió el 16 de abril de 2013 Aerovías de México (Aeroméxico) al in- terponer una denuncia similar contra los sobrecargos. Quiebra planificada En marzo pasado la SCT y el Aeropuer- to Internacional de la Ciudad de Méxi- co (AICM) elaboraron un plan para evitar que personal inconforme de Mexicana de Aviación impidiera la operación de otras aerolíneas y afectara los servicios, ante la posibilidad de que el 1 de abril se emitiera la declaración de quiebra (Proceso 1900). Ante esos hechos, el empresario mi- nero Iván Barona, cabeza de International Mining Traders, S.A. de C.V., denunció que el gobierno federal no desea la reestructu- ración de la aerolínea, por lo que ha boico- teado su intención de fondearla. Barona informó de ello al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en un documento –del que Proceso tiene copia– que detalla cómo en 2008 se echó a andar un plan para quebrar la aerolínea. Los planes del gobierno panista y del empresario Gastón Azcárraga, de Grupo Posadas –antiguo concesionario de Mexi- cana de Aviación–, se frustraron cuando la Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos degradó a México a categoría 2 por la inseguridad de las operaciones aéreas, lo que obligó a la Dirección de Aeronáuti- BenjamínFlores MarcoAntonioCruz Barona. Advertencias ECONOMÍA Y FINANZAS 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 33
    • ca Civil a mejorar la aplicación de los es- tándares internacionales. En el informe que presentó el grupo de Barona a Osorio Chong se relata cómo las autoridades de la pasada administración y de la actual echaron por la borda los in- tentos de 35 grupos de inversionistas por comprar la compañía. En las acciones denunciadas apare- cen implicados los exsecretarios del Tra- bajo y Previsión Social, Javier Lozano Alar- cón, actual senador, y de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas. Según el documento mencionado, ambos funcionarios panistas pretendieron bene- ficiarse con la compra de la aerolínea con Tenedora K (que supuestamente concen- tra los activos de la empresa, pero no exis- te registro alguno sobre su constitución) y PC Capital, una de las interesadas en com- prarla y la que más apoyo recibió de Loza- no Alarcón. Los problemas de Barona empezaron desde que presentó su oferta por la aerolí- nea: la juez rectora del concurso mercan- til, Edith Encarnación Alarcón, aceptó que era el único postor con un proyecto viable, pero después rechazó éste por “extempo- ráneo”. Barona se amparó el pasado 21 de marzo. Según él, BF International Mining Tra- ders exhibió en el Juzgado Undécimo de Distrito documentos con los folios 15004, 15956 y 16381 que acreditan su capacidad financiera para la compra de la aerolínea, pero la juez no quiso comprobar la veraci- dad del origen de los 100 millones de dó- lares que el grupo consiguió para capitali- zar a Mexicana de Aviación. De acuerdo con la misma información, la juez Edith Encarnación le pidió 1 millón de dólares para garantizar la seriedad del inversionista en el proceso de compraven- ta, para lo cual se abrió una cuenta ban- caria destinada al “pago a acreedores” y denominada CM Mexicana, S.A. de C.V., a nombre de la juez y del secretario de acuerdos Alan Velásquez Contreras. El 30 de octubre de 2012 se le comu- nicó a Barona que dicha cuenta de HSBC era una opción para depositar también los 100 millones de dólares. Los documentos presentados a Osorio Chong demuestran la existencia de la cuenta, pero ningún re- presentante del banco ni de BF Internatio- nal Mining Traders firmó como testigo pa- ra realizar la transferencia. Sobre los recursos para capitalizar a la aerolínea, Barona presentó ante la juez un documento traducido por la perito tra- ductora número 106, Wendy Dalia Gómez Togo, con sede en Morelos, para certificar la entrega de la garantía para la compa- ñía depositaria Allison-McCloskey por 150 millones de dólares, el 7 de marzo pasa- do. Afirma que el escrow deposit o cuenta de depósito condicionada en garantía se realizó ante el Union Bank de San Diego, California. En la carta de certificación, donde Iván Barona manifestó su capacidad de inver- sión para reactivar Mexicana de Aviación, llamó la atención que se destinarían 5 mi- llones de dólares a la empresa BF Enter- prises Services, S.A. de C.V., “para gastos, inversión directa en Aerotropical, S.A. de C.V., e inversiones diversas en proyectos productivos sustentables”. En una rápida búsqueda por internet sobre Aerotropical destaca que la aerolí- nea se fundó en 1996 y cerró operaciones en 1999. Su base de operación estaba en Angola. Asimismo, en un oficio de la SCT fe- chado el 8 de junio de 2011, el conciliador Badín Cherit destacó que “los fondos que se utilizarán para la compra del 100% de las acciones de Nuevo Grupo Aeronáutico S.A. de C.V., provienen de un crédito res- paldado por los bienes patrimoniales de una familia y un instrumento financiero denominado International Hill Of Exchan- ge emitido por la Reserva Federal de Esta- dos Unidos. “Instrumento debidamente endosado y etiquetado para la compra y reestructu- ración de Nuevo Grupo Aeronáutico, en la fe de hechos contenida en el acta número dos mil setecientos ochenta y nueve, tira- da ante la fe pública del licenciado Adrián Garza Rodríguez, Notario Público Adscrito en funciones a la Notaría Pública Núme- ro 100 en ejercicio en el quinto Distrito Ju- dicial del Estado de Tamaulipas, con resi- dencia en la Ciudad de Reynosa”. En el proyecto elaborado por Salva- dor Rocha Díaz se recomendó “separar a Mexicana y sus subsidiarias para efectos de: minimizar los efectos que el concur- so mercantil tenga sobre Grupo Mexicana y sus subsidiarias, aislar la planta laboral de Mexicana” y transferir parte de su acti- vo, pasivo y capital social a otra sociedad de nueva creación, lo que se hizo en 2008 con el Nuevo Grupo Aeronáutico. “En este momento, consideramos que Mexicana no se encuentra dentro de los supuestos del concurso mercantil, al en- contrarse en cumplimiento de todas sus obligaciones. Sin embargo, consideramos que Mexicana fácilmente puede detonar la actualización de los supuestos del con- curso mercantil”, se indicó en la página 27 del proyecto. Se destacaron las tres etapas del con- curso mercantil, es decir, “la etapa previa a la sentencia que niegue o declare el es- tado de concurso mercantil, la etapa de conciliación y la etapa de quiebra. La pri- mera consistió en determinar si se ha in- cumplido en el pago de las obligaciones de la aerolínea; la segunda, la conservación de la empresa mediante un convenio en- tre deudores y acreedores. “Y la etapa de quiebra tiene como ob- jetivo la venta de la empresa en su totali- dad, la venta de sus unidades productivas o la venta de sus bienes individualmen- te considerados, con el orden de preferen- cia indicado.” En los dos últimos puntos se desta- ca que Click debe contratar directamente con los prestadores de servicios de Mexi- cana de Aviación y realizar nuevos contra- tos con las nuevas subsidiarias de Grupo Mexicana que reciban derechos, bienes y obligaciones de Mexicana. “Hecho todo lo anterior, Mexicana de- be iniciar su concurso mercantil, para lo cual es necesario que Mexicana previa- mente detone sus incumplimientos”, se señaló en el proyecto de quiebra elabora- do hace cinco años. MiguelDimayuga Resistencia sindical 34 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 ECONOMÍA Y FINANZAS
    • conflictivoUna designación que pasó casi inadvertida en México ha causado inquietud y estupor entre los diplomáticos mexi- canos de carrera: la de Gabriela Rojas Jiménez como agre- gada de la Secretaría de Gobernación en la embajada de Estados Unidos. La funcionaria es hija de Francisco Rojas, director de la Comisión Federal de Electricidad, y es tam- bién esposa de Carlos Pascual, el exembajador estaduni- dense que ahora se encarga curiosamente de los asuntos energéticos de la cancillería de su país. J. JESÚS ESQUIVEL W ASHINGTON.– En una decisión que podría desembocar en un conflicto binacional de intereses, el gobierno de Enrique Peña Nieto nombró agregada de la Secretaría de Gobernación en la embajada en Esta- dos Unidos a Gabriela Rojas Jiménez, es- posa del exembajador estadunidense en México Carlos Pascual. Rojas Jiménez es hija de Francisco Ro- jas, excoordinador de la bancada priista en la Cámara de Diputados y actual direc- tor de la Comisión Federal de Electricidad, y asumió su puesto en la sede diplomática la semana pasada, cuando Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, realizaba una visita oficial enWashington. El nombramiento de Rojas Jiménez preocupó a algunos diplomáticos mexica- nos de carrera, pues el esposo de la recién designada diplomática, el exembajador estadunidense en México, es un funcio- nario activo del Departamento de Estado. Desde el 18 mayo de 2011 Pascual es el enviado especial y coordinador interna- cional de Asuntos Energéticos del Depar- tamento de Estado, puesto que le asignó Hillary Clinton –exsecretaria de Estado– un par de meses después de que dejara la embajada en México. “Puede ser una bomba de tiempo si se toma en cuenta el puesto que ocupa el embajador Pascual en el Departamen- to de Estado, ya que hay una determina- ción en el gobierno de México de sacar adelante la reforma energética este año... Se puede filtrar información confidencial al gobierno estadunidense”, comenta a Proceso un diplomático mexicano desde la Ciudad de México vía telefónica y ha- blando bajo la condición del anonimato por temor a represalias del gobierno de Peña Nieto. La ira de Calderón El 19 de marzo de 2011 en un comunica- do de prensa Clinton anunció que Pascual, tras un año y medio como embajador de Estados Unidos en México, renunciaba al puesto. La entonces secretaria de Estado anotó que la decisión de Pascual se sus- tentó en la intención de preservar una es- trecha relación entre los dos países y para “evitar desviar la atención de asuntos im- BenjamínFlores Un nombramiento Pascual. Intereses foráneos 36 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013
    • portantes” por conflictos con el presiden- te Felipe Calderón. La disputa entre Calderón y Pascual co- menzó por la publicación del contenido de los cables diplomáticos “clasificados”obte- nidos y difundidos por el sitio en internet WikiLeaks, según los cuales el embajador tenía al tanto a sus jefes enWashington del fracaso de la lucha de Calderón contra el narcotráfico y el crimen organizado. En los despachos diplomáticos clasifi- cados difundidos por el diario La Jornada, Pascual notificaba al Departamento de Es- tado acerca de la descoordinación que ha- bía en el gobierno de Calderón y del papel que jugaban el Ejército y la Marina en el combate al crimen organizado. El 22 de febrero de 2011, poco después de conocer el contenido de los cables des- pachados a Washington por Pascual, Cal- derón –en entrevista con el periódico El Universal– tildó de “ignorante” al entonces embajador estadunidense. Poco después, el 3 de marzo del mis- mo año, The Washington Post publicó en su página de internet una entrevista con Cal- derón en la cual el entonces mandatario mexicano declaró que le había perdido la confianza a Pascual. Según esa nota del Washington Post, Calderón personalmente había notificado a Obama su molestia con Pascual durante la reunión que habían te- nido ese mismo día en la Casa Blanca. Oficialmente, por lo menos en Méxi- co, la salida de Pascual fue achacada a la inconformidad de Calderón por el conte- nido de los cables diplomáticos sobre su guerra contra el narco. Sin embargo en la capital mexicana varios columnistas propagaban que la re- nuncia diplomática ocurrió por otros mo- tivos. Las versiones periodísticas y los ru- mores dentro del círculo político en el que se encontraba Calderón, sostenían que la rabia de éste con Pascual se sustentaba en que el embajador estadunidense tenía un romance con Rojas Jiménez. Los rumores en torno a esta relación especificaban que la molestia de Calderón se debía a que Rojas Jiménez, además de ser hija de un priista “de hueso colorado”, había sido esposa de Antonio Vivanco Ca- samadrid, su amigo personal y exasesor, a quien incluso nombró director de la Comi- sión Federal de Electricidad en reemplazo de Alfredo Elías Ayub. Varios diplomáticos mexicanos de carrera aseguran que por los términos de la complejidad de la relación con Es- tados Unidos y sobre todo por el nuevo enfoque que quiere darle a ésta el go- bierno de Peña Nieto, es inconcebible que Rojas Jiménez fuera nombrada agre- gada de Gobernación en la embajada de México. “No puede ser, es la esposa de un em- bajador y alto funcionario del Departa- mento de Estado en activo”, declara a Pro- ceso otro diplomático mexicano que pide la reserva de su nombre. El jueves 18, durante la presentación de Osorio Chong en el Centro Académico Woo- drowWilson para hablar del resultado de su visita oficial de dos días a Washington, aun- que con un perfil bajo Rojas Jiménez hacía su primera aparición pública como repre- sentante de Gobernación en la capital de Estados Unidos. La esposa de Carlos Pascual se encarga- rá de la relación con las agencias de seguri- dad de Estados Unidos –FBI,CIA y DEA–,del proceso y manejo de asuntos altamente sensibles en materia de seguridad y tam- bién de otras funciones políticas. JesúsEsquivel Gabriela Rojas. Desconfianza ante su designación RELACIONES EXTERIORES 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 37
    • 38 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Las diferentes fuerzas políticas pre- tenden mantener intactas las razones estructurales que permiten la utilización electoral de los programas sociales de las distintas instancias de gobierno, por eso el escándalo generado por las redes vera- cruzanas es simplemente el primero de los que surgirán con motivo de los proce- sos electorales del 7 de julio en 14 entida- des del país. Hace exactamente dos meses en este espacio apuntamos que entre las causas estructurales destacaban: “La inexisten- cia de un sistema de rendición de cuen- tas, la cultura clientelar del mexicano y la ausencia de un efectivo servicio civil de carrera se conjugan para facilitar el uso electorero de los programas guberna- mentales, particularmente los sociales” (Proceso 1895).Y que el gobierno priista ya había empezado a designar a operadores electorales priistas en las delegaciones vinculadas precisamente con los progra- mas sociales. Hay que complementar que esas re- des encuentran un campo fértil en una ciudadanía que no cree que su voto es se- creto o que piensa que los partidos polí- ticos y las autoridades gubernamentales y electorales tienen forma de saber por quién votaron. En una encuesta levantada dentro del proyecto de observación elec- toral que desarrolló la Cátedra de Inves- tigación Instituciones y Prácticas de las Democracias Contemporáneas de la EGAP Gobierno y Política Pública, del Tecnológi- co de Monterrey, en la semana posterior a las elecciones del 1 de julio de 2012, 12.7% de los entrevistados señaló que los parti- dos políticos tenían la forma de saberlo; 6.1, que los gobernantes, y 28.2%, que las autoridades electorales. Así, 47% de los encuestados pensa- ban que su voto no era secreto. Es a este amplio porcentaje de votantes a los que se dirigen las prácticas de compra o coac- ción del voto. En la misma encuesta 14.3% de los entrevistados mencionó que le ofrecieron dinero, regalos o servicios pa- ra votar por un determinado candidato y 5.1%, que fueron presionados para hacer- lo, es decir 19.4% declaró haber padecido alguna de las dos prácticas. En el caso de los programas sociales el problema se agudiza por la falta de transparencia y claridad en los criterios de selección de los receptores del progra- ma, pero sobre todo porque más allá del lenguaje predomina la idea de que quie- nes reciben dicha ayuda son beneficia- rios y no derechohabientes del mismo. Éste es uno de los mayores problemas, pues es precisamente lo que contribuye a crear la idea de que su incorporación o no en el padrón es un acto arbitrario y discrecional de las autoridades. Esta discrecionalidad vinculada con la idea de que el voto no es secreto es pre- cisamente lo que permite que muchos de los votantes sucumban ante dichas pre- siones y ofrecimientos. Pero dado que casi 30% de los ciudada- nos piensa que son las autoridades electora- les las que pueden conocer el sentido de su voto,es importante transmitir la idea de que son las mismas que están involucradas en la red. Esto lo saben los defraudadores y por eso se ocupan de incluirlos. Es un hecho que los dos momentos en los que las autoridades electorales pue- den incidir en los procesos electorales es precisamente en la integración del pa- drón y las listas nominales de electores, y allí es donde vinculan a los funcionarios del Instituto Federal Electoral; y en la inte- gración de las mesas directivas de casilla, allí es donde involucran al órgano estatal veracruzano. El operativo que refiere la denuncia panista es precisamente el que trataron de aplicar en las elecciones federales de 2000 los capacitadores (y probablemente los vocales) de algunos distritos: Alterar el grado de escolaridad de los ciudadanos para asegurar que ocuparan los puestos de presidente, secretario y escrutadores de las mesas directivas de casilla. Entonces el intento lo contuvieron los consejeros electorales distritales, unos porque se les hizo raro que en todas las secciones había un número muy impor- tante de ciudadanos con grados de maes- tría y doctorado y al meterse a investigar se dieron cuenta de que estaban alterando las escolaridades para favorecer a algunos ciudadanos; y otros porque al descubrirse esto en unos distritos, la alerta se generali- zó y en dicha auditoría aparecieron nuevos casos. Fueron particularmente memora- bles los de Tabasco y Veracruz, donde se detectó un porcentaje alto de alteraciones que afortunadamente fueron descubiertas a tiempo y se pudieron revertir. Por lo denunciado hasta hoy es posible afirmar que el operativo existe y lo único que falta por determinar es quiénes están involucrados y esto incluye saber si el go- bernador Javier Duarte y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, tenían conocimiento directo del mismo y, por lo Culturadelatrampa J E S Ú S C A N T Ú
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 39 ANÁLISIS N A R A N J O Experredista tanto, lo respaldaban o al menos lo tolera- ban. Aunque hay que decir que el sólo in- volucramiento de funcionarios nombrados directamente por ellos (secretarios, en el caso del gobierno estatal, y delegados, en el de la Sedesol) los convierte en responsa- bles, aunque sea por falta de supervisión, y al menos por ello deben responder. Pero lo mismo vale para las autorida- des electorales. María Marván, consejera electoral que preside la comisión del Regis- tro Federal de Electores, ya confirmó que la institución había detectado cambios de domicilios irregulares; esto puede haberse realizado sin la connivencia de funciona- rios del IFE o con su participación, así que si confirman que hubo estos movimientos irregulares, también tienen que investigar la segunda parte y no permanecer a la ex- pectativa, como pretende el consejero pre- sidente, Leonardo Valdés. Peor todavía: En el Instituto Electoral Veracruzano todavía no dicen esta boca es mía. La alarma sonó con mucha anticipa- ción y todavía es tiempo de detener di- chos operativos, pero hay que estar muy conscientes de que lo que se haga para evitarlos en estas elecciones no resuelve el problema de fondo, simplemente con- trola –porque ni siquiera se puede decir que minimiza– sus impactos en los resul- tados. Lamentable que los panistas, que hoy se quejan, hayan desaprovechado los 12 años en el gobierno federal para com- batir las causas estructurales; pero toda- vía más preocupante es que empiecen a evidenciarse las viejas prácticas del lla- mado “nuevo PRI”. …Y después de 12 años de alternancia todo sigue igual.
    • 40 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Desde alguna no muy sesuda in- terpretación de la actual correlación de fuerzas, un grupo conspirativo de jóvenes decidió que había que atacar a la UNAM. Me imagino que la pensaron vulnerable, porque después de provo- car una gran confusión y violencia en el CCH-Naucalpan, y ya con algunos de sus líderes desacreditados y expul- sados, se metieron a la torre de Rec- toría. Si no me equivoco, su acción se justificó bajo la experiencia de que con una pequeña vanguardia probada se alcanzaría a generar una reacción po- sitiva entre los estudiantes, y con ello ser parte del movimiento magisterial y popular que se está desbordando en algunos estados del país. Se les olvidó que vivimos en tiempos líquidos. Si esta fue la visión del pequeño grupo de enmascarados, la cosa no les salió como la habían planeado porque todo se les ha revertido y, de manera muy penosa,porque han tenido que en- frentar a estudiantes espontáneos que los han rechazado, y a una muy nutrida comunidad universitaria, de profeso- res, investigadores y directivos, que han respaldado la postura del rector, doctor José Narro, y de otros tantos profesores y estudiantes que están participando y dialogando convocados por la directora del CCH, la maestra Lucía Laura Muñoz, después de que se redefinió la mecáni- ca de participación del actual proceso de actualización de planes y programas de estudio de ese bachillerato. Desde hace un año fueron organiza- das sendas comisiones de trabajo para actualizar los contenidos de los progra- mas del CCH, mismas que siguen traba- jando en esa labor, y fueron propuestas 12 modificaciones para reglamentar tiempos y contenidos de algunas mate- rias y cursos. Nada del otro mundo, por cierto. Pero en el plantel Naucalpan, la provocación de un grupo de estudian- tes (que ahora están expulsados), apo- yados por otros jóvenes, dio cuenta de la descomposición que ocurre en ese sub- sistema universitario. De ser el ejemplo de una organiza- ción académica innovadora, los CCH han pasado a ser parte de un terreno inhóspito para la vida académica y es- tudiantil, por lo que la búsqueda de su recuperación le ha costado cara a la maestra Muñoz, que no cuenta con el apoyo de algunos de sus directores de plantel, como el del CCH Sur, que ha he- cho hasta lo inenarrable para moverse en su contra, con el objetivo de postular- se como su sustituto. La pobreza del otrora innovador sis- tema creado por el doctor Pablo González Casanova se muestra en el léxico, en la baja capacidad de los estudiantes embo- zados para argumentar sobre sus deman- das, en su incapacidad para articular una propuesta programática frente a la nece- saria reforma en marcha de los CCH, y de su torpeza para liderar un movimiento estudiantil. ¡Qué diferencia de la capacidad argu- mentativa que tenían los estudiantes de las primeras generaciones del Colegio! Del rechazo simple a la reforma acadé- mica pasaron a la defensa de los estu- diantes expulsados, y ahora sólo atinan a buscar que no se les sancione. Resultó hasta chistosa su propuesta de enta- blar un diálogo con el rector en medio del campus de Ciudad Universitaria, en el lugar conocido como Las Islas, y sus escasos artificios verbales para enfren- tar la agudeza de los estudiantes que los conminaban a dar la cara y a desalojar la torre de Rectoría. El ejemplo de lo que está ocurrien- do en la UNAM es parte de lo que se ha desdibujado en el proyecto educativo del país, de la crisis que se vive y de la inadecuada salida y fallida propuesta de reforma educativa que se está pregonan- do por parte del actual gobierno federal. La existencia de jóvenes sin perspectiva ni futuro que son atraídos por la violen- cia, el fundamentalismo y el radicalismo sin proyecto social ni político ha sido re- ferencia constante por parte de analis- tas y políticos, y el mismo doctor Narro lo ha subrayado en distintas ocasiones cuando ha hecho la crítica respecto del abandono de los millones de jóvenes, y son la muestra más desesperanzadora de que el sistema está haciendo agua con boquetes enormes y por todos lados. No habrá que congraciarse con las amenazas que se han esgrimido en contra de esos jóvenes sumidos en la ignorancia y que dan muestra de su des- asosiego, pero tampoco todo está mar- chando como en rieles ni en la UNAM ni en el sistema educativo. No hay un dejo de autocrítica ni voces que apun- ten a elevar la mira y se sostengan pa- ra emprender la transformación que se requiere en los aprendizajes, los cono- cimientos y la gestión académica en las instituciones de educación media supe- rior y superior. No basta decir las cosas una sola vez muy bien, para luego dejar hacer y dejar pasar, y abandonar propuestas verdade- ramente interesantes y relevantes, como las que formuló un grupo de universita- rios para llevar a cabo una reforma edu- cativa en serio, muy por encima de la que está presentando al actual gobierno. El país necesita de una universidad que se mantenga firme en su función crítica, que pueda repensarse y rehacer- se a sí misma, conservando su identidad y su historia, y hacer gala de su fuerza autonómica para mantenerse como el más importante espacio para el debate de altura, para apuntalar la construc- ción de un nuevo proyecto nacional, y para dar respuestas inteligentes al atra- so y a la decadencia que se vive, como lo ha hecho en otros tiempos. A X E L D I D R I K S S O N LafuerzadelaUNAM
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 41 ANÁLISIS El chanchullo jarocho descubierto y denunciado penalmente por el PAN pu- so en jaque al gobierno de Enrique Peña Nieto. En un principio, la estrategia oficial pretendió desactivar la bomba política ocasionada por la presunta utilización de recursos de la Sedesol destinados a la Cru- zada Nacional contra el Hambre para favo- recer a los candidatos del PRI en Veracruz, mediante la destitución de funcionarios de nivel medio, el espaldarazo presiden- cial a Rosario Robles y el intento por mi- nimimizar el escándalo en los medios de comunicación. La estrategia no funcionó y el gobierno se vio obligado a rectificar. La denuncia penal presentada por el PAN el martes 16 consta de 50 cuartillas y está sustentada en 13 horas de grabaciones de audio y video que muestran de manera contundente y probatoria la existencia de una red de complicidad entre los tres niveles de gobierno para la compra de votos.Ambos documentos revelan que los principales im- plicados en dicha trama de corrupción polí- tico-electoral son el gobernador deVeracruz, Javier Duarte, y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, contra quienes el PAN ha demandado juicio político por haber utilizado recursos públicos de programas sociales con fines electorales. Las bancadas del PRD y el PT en la Cámara de Diputados se sumaron a la demanda panista. Al mismo tiempo, los presidentes del PAN y del PRD manifestaron su inconfor- midad con la reacción del gobierno ante la denuncia del chanchullo jarocho y se negaron a asistir a la presentación de la reforma financiera, prevista para el mar- tes 23 a las 10 de la mañana en Palacio Na- cional. A las dos de la mañana de ese día, Presidencia dio a conocer un comunicado en el cual se informa de la suspensión de las actividades públicas relacionadas con el Pacto por México, “con el fin de abrir un espacio para el diálogo franco que permi- ta superar los desencuentros”. El gobierno afirma que no escatimará esfuerzos para asegurar que el pacto “continúe siendo un instrumento eficaz de cambio”. La rectificación presidencial fue acer- tada y oportuna, pero no es suficiente. Su declaración del “No te preocupes, Rosario”, emitida el sábado 20 en Chiapas, tuvo la in- tención no sólo de apoyar a su secretaria, si- no de minimimizar la perversa intención de intercambiar beneficios sociales por votos, lo cual, además de ser un delito electoral, ofende la dignidad ciudadana. Es necesario que la denuncia del PAN se lleve hasta sus últimas consecuencias con el fin de castigar a los responsables y evitar el uso corrupto de recursos públicos destinado a los 7.4 millo- nes de mexicanos que padecen hambre. La investigación judicial debiera estar a cargo de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), dependien- te de la Procuraduría General de la Repúbli- ca, que a su vez depende de la voluntad del Ejecutivo. ¿Irá a fondo la investigación? No es casual que la mayoría de los dele- gados de la Sedesol nombrados hasta ahora provengan de comités estatales, congresos locales y federal, así como de gabinetes de los estados gobernados por el PRI, sin expe- riencia en programas de desarrollo social. Entre ellos destaca el caso del conocido operador político Pedro de León Mojarro, quien coordinó la campaña presidencial de Peña Nieto en Zacatecas y fue nombrado por Robles coordinador de los delegados de la Sedesol en los estados (El Financiero, 10/ IV/13). Ello revela una probable estrategia de corrupción electoral a escala nacional. La pobreza social no puede combatirse con miseria política. Tampoco puede em- prenderse la modernización del país mante- niendo los usos y costumbres del pasado. Es necesario erradicar vicios envejecidos como el clientelismo,la compra de votos,la utiliza- ción de la política social con fines electora- les, la simulación, el cinismo, la intolerancia, el uso político de la ley, el engaño, la amena- za contra la libertad de expresión y el control de la información que, lejos de haber muer- to, parecen renacer con vigor renovado. No han sido superados, sino depurados. Aunque la genética no representa un factor determinante en política, como ocure en el ámbito de la biología, el DNA autoritario se manifiesta con fuerza cre- ciente en el anunciado “nuevo PRI”. Si la aspiración al carro completo anunciada por César Camacho se logra mediante “bi- lletazos y engaño”, como lo dijo Gustavo Madero, no sólo se pone en riesgo el Pacto por México, sino que se impide el avance democrático del país. La nostalgia de he- gemonía no debe ni puede imponerse so- bre las ofertas de “transformar a México” o de instaurar una Presidencia democrá- tica. Es preciso evitar que se ensanche la distancia entre el país legal y el país real o que crezca la sombra del autoritarismo. La impunidad es el principal obstáculo para el imperio de la ley. Por ello es necesa- rio desenmascarar y sancionar a los cam- peones del disimulo, como el gobernador Duarte, quien además de encabezar la red de corrupción electoral en Veracruz, utili- za el poder para fabricar una sentencia a modo con el fin de ocultar la verdad sobre el asesinato de Regina Martínez Pérez, co- rresponsal de Proceso en esa entidad, per- petrado hace un año (Proceso 1902). De acuerdo con un informe elebora- do por la Asociación Mundial de Periódi- cos y Editores de Noticias y el Instituto Internacional de Prensa, “Veracruz es uno de los lugares más peligrosos del mundo para los profesionales del periodismo” e incluso “se sabe que, en muchos casos, el crimen organizado actúa bajo los dictados del gobierno local” (Proceso 1903). El régi- men de “hostil intolerancia” implantado por Duarte ha puesto en peligro la vida de Jorge Carrasco Araizaga, reportero de este semanario, que actuó como coadyuvante en las investigaciones ministeriales sobre el homicidio de Regina Martínez Pérez. La vigencia de la corrupción electoral y de la amenaza contra la libertad de ex- presión, entre otras prácticas autoritarias desarolladas durante 71 años de domino del PRI, que por cierto no han sido ajenas al PAN y al PRD, hacen necesaria una cru- zada nacional contra la regresión. Chanchullojarocho H É C T O R TA J O N A R
    • 42 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 El desdén de la comunidad jurí- dica, la simulación, la ignorancia y la colusión constituyen una fórmula que erosiona día con día el ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información en México. La inacción del Estado mexicano genera responsabi- lidad por omisión sin que pase nada; antes bien, se fortalece la impunidad en perjuicio de todos.Veamos. Primero. De 2000 a 2012 la Comi- sión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, de la Cámara de Di- putados ha reconocido la existencia de 91 periodistas muertos, 13 “desapare- cidos” y 54 agredidos físicamente. Por supuesto estas cifras oficiales pueden ser aproximadas, por la falta de un sis- tema único estadístico sobre la mate- ria. En el mismo periodo la CNDH dijo haber recibido 807 quejas por agravios en perjuicio de periodistas. De acuer- do con la organización Reporteros sin Fronteras, el sexenio de Felipe Calde- rón –con su fallida guerra contra el cri- men organizado– arrojó no sólo más de 80 mil muertos registrados y más de 26 mil desaparecidos, el que más ha da- ñado el tejido social en la historia del país, sino 58 homicidios, 14 desapari- ciones de periodistas y poco más de 40 atentados a instalaciones de medios de comunicación entre 2007 y 2012. Menos de 4% de los delitos cometidos en perjuicio de quienes ejercen habi- tualmente la libertad de expresión han concluido con sentencias condenato- rias. Más grave aún es que al menos la mitad de los sentenciados son chivos expiatorios para salir del paso, según lo han reclamado los deudos y colegas de quienes han fallecido o “desapareci- do” en este clima de violencia hereda- do por Calderón, generando así nuevas víctimas. La organización Article 19 puso al descubierto un interesante es- tudio que revela cómo en el periodo de Calderón el presupuesto de la Fiscalía Especial de Atención a Delitos Cometi- dos contra la Libertad de Expresión de la PGR bajó de 2 millones 304 mil pesos en 2006 a 636 mil 740 en 2011. No sólo eso, en 2010 el subejercicio presupues- tal alcanzó 91.79%. Ya en estas páginas me he referido con minuciosidad a la debilidad intencionada de la fiscalía de referencia (“Libertad de expresión: Si- mulaciones”, Proceso 1732). Segundo. La gravedad del tema es tal que en su visita a México, la alta co- misionada de las Naciones Unidas pa- ra los Derechos Humanos, Navi Pillay, sostuvo que: “Las agresiones en contra de periodistas constituyen ataques a la libertad de expresión y al derecho de la sociedad a estar informada. Me encuentro alarmada por los altos ni- veles de impunidad que prevalecen en relación a los ataques en contra de periodistas y hago un llamado urgente a que esta impunidad sea erradicada.” En estos años se han creado distintas fiscalías especiales en las entidades federativas con un común denomi- nador: Ausencia de resultados. Este panorama se explica por dos razones: a) Formales: concurrencia limitada de competencia, peritos inexpertos, agentes del Ministerio Público sin ca- pacitación en materia de libertad de expresión, falta de la obligación en los códigos de procedimientos penales de agotar la línea de investigación por li- bertad de expresión, en delitos en los que haya agravio a la libertad de expre- sión, como ha sugerido la doctora Perla Gómez Gallardo, y ampliación para que las fiscalías conozcan de todos los ti- pos delictivos posibles; y b) Informales: el desencuentro natural entre perio- distas de investigación y agentes del orden por ser señalados estos últimos, con amplia frecuencia, como parte ac- tiva o pasiva del crimen organizado o del fuero común. De esta suerte, resul- ta poco menos que imposible que por las vías recorridas hasta ahora haya resultados distintos a los que se han obtenido; es decir, ninguno. El colmo resulta, por ejemplo, que el periodista de Proceso, Jorge Carrasco destinado al seguimiento del homicidio de la co- rresponsal Regina Martínez, haya sido foco de amenazas graves poniendo en riesgo su integridad y la de su familia. Tercero. El reto, como se puede apre- ciar, no es fácil sino sinuoso y complica- do. La libertad de expresión en su más amplio sentido es una herramienta para que la sociedad tenga información para decidir cuestiones públicas y privadas. Este proceso de circulación plural y diver- sa de informaciones e ideas da vida a la democracia deliberativa que a todos debe preocupar que se practique, al menos en sus grandes trazos. Los pasos dados han sido transitados para guardar las formas. La reforma al artículo 73 constitucional, fracción XXl, que permite atraer casos del fuero común al federal representa sólo una seguridad psicológica o un acto de fe de que las cosas habrán de mejorar. Creo por el contrario que a grandes males deben darse grandes remedios. Las poli- cías son las peor evaluadas por la socie- dad, según lo revela la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciuda- danas 2012. Las mejor evaluadas son el ejército y los militares. Quizá las cosas mejorarían si mediante una reforma constitucional se le otorga competencia a la Procuraduría General de Justicia Mi- litar para que haga lo que la Fiscalía de la PGR no ha podido realizar en siete años. Junto con esta medida habría además que diseñar un sólido sistema de control de confianza que no se agote en las prác- ticas habituales de anticorrupción y anti- doping, sino que tenga reactivos claros de medición –elaborados por las principales universidades y organizaciones de pe- riodistas– sobre el papel de la libertad de expresión en una sociedad democrática como punto de partida para seleccionar fiscales y agentes. No sé si esta propuesta haría la gran diferencia, pero sí algunas diferencias sustantivas. De algo estoy convencido: Si no se hacen cambios de fondo todo seguirá exactamente igual, degradando todos los días la incipiente democracia mexicana. Evillanueva99@yahoo.com @evillanuevamx www.ernestovillanueva.blogspot.com Para Jorge Witker, con mi solidaridad Elcostodelalibertaddeexpresión E R N E S T O V I L L A N U E V A
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 43 ANÁLISIS En el siglo XXI el poder está desconcen- trándose y desperdigándose. Yéndose del Oeste para abarcar también el Este. Esca- pándose del género macho, para repartirse igual entre las mujeres. Trascendiendo los grandes consorcios informativos y circu- lando por las redes sociales. Sobre todo, el Poder ya no lo puede todo en las Presidencias de las Democra- cias. El catedrático Moisés Naím describe el proceso de pulverización y difusión del Poder en su nuevo libro El fin del poder, donde aporta el dato que sigue. De las 30 democracias grandes del planeta, solo en cuatro el presidente go- bierna con un Congreso donde su partido tiene mayoría. En las restantes su queha- cer no es fácil. Su quehacer está acotado por cien costados. Y para poder ejercer el Poder, hoy un presidente depende de las alianzas que logre. Este año 2013 el presidente de Méxi- co fue electo por escasamente una terce- ra parte de la población. Su partido no es mayoría en el Congreso. Y desde su asun- ción del Poder quedó claro que a su presi- dencia la acechaban dos peligros. De un lado, el caos. Del otro, la parálisis. Un feliz augurio nos sorprendió a los mexicanos este enero cuando se anun- ció el Pacto por México, en el que los tres partidos grandes pactaron una agenda de reformas. Había futuro para el movimien- to político y social. Había futuro para que la democracia no quedara empantanada otro sexenio más y en este sexenio suce- dieran por fin cambios productivos. Pero desde la muy pública firma del Pac- to por México asomó un tercer peligro para nuestra democracia, ese privativo de las de- mocracias incipientes y vacilantes. El refle- jo autoritario. Primero ocurrió en la prensa, que le atribuyó al presidente Peña Nieto to- do el mérito del gran pacto, despreciando la voluntad de los partidos involucrados. Luego el reflejo se contagió al presi- dente, que no tuvo el tacto de repartir el éxito entre sus aliados, los dos presiden- tes de los partidos pactantes, arroján- dolos así inermes a las interpretaciones malévolas de sus detractores dentro de cada partido. Se habían vendido, anun- ciaron los detractores. Traicionaban a sus partidos. Se supeditaban al gran Poder. No es casual que en México un pacto político con una agenda pública bien esta- blecida se haya leído como una sumisión: nuestra narrativa es la autoritaria, redacta- da a través de un siglo de gobiernos autori- tarios, y está por desplegarse una narrativa de la colaboración que mejor recoja los he- chos necesarios en una democracia. El segundo reflejo autocrático lo come- tió hace una semana el mismo presiden- te Peña Nieto. Mejor que llamarlo reflejo, convendría llamarlo patadota autocrática. Ya se sabe. El PAN presentó a la opinión pública 13 horas de grabaciones donde se escuchan a operadores electorales planear el uso ilícito de los programas sociales de la Federación para castigar a quien no vo- te por el PRI y premiar a los que lo hagan. Grabaciones que se presentaron en un ca- so bien armado e imposible de descalificar. El presidente reaccionó equivocándose de siglo. Habló como si fuese un presidente del siglo XX priista, Adolfo López Mateos, José López Portillo o Carlos Salinas de Gor- tari. Afable, sarcástico, engreído en su Po- der. No te preocupes, Rosario, le pidió a su secretaria de Desarrollo Social. El error fue de forma como de fondo. El presidente se puso del lado de delin- cuentes electorales y pareció admitir que conocía que la Secretaría de Desarrollo Social ha sido armada este sexenio para el fraude electorero y que lo consideraba el derecho del Poder. El botín del vencedor. Y no sería raro que en efecto la Secreta- ría de Desarrollo Social esté en efecto arma- da este sexenio para tales motivos, por una sola razón. El sexenio pasado el PAN la armó para lo propio y así la usó.Y las redes de asis- tencia social donde el PRD gobierna están armadas para lo mismo y para tal se usan. De inmediato el Pacto por México se ha tambaleado, mientras subsisten a su vera los dos peligros de nuestra democra- cia, y de casi cualquier democracia con- temporánea. De un lado la parálisis, del otro el caos. Es lo más posible que ahora el presidente Peña Nieto haga lo necesa- rio para salvarlo, porque la vialidad de su sexenio está en el Pacto por México. Es po- sible, y deseable, que para salvar el pacto limpie a Sedesol de mapaches. Y es posible también, de cierto es de- seable, que en adelante el presidente sea más cuidadoso con su espontaneidad. Es- to es lo cierto. Para el presidente Peña Nie- to ser espontáneo es disponer del Poder como si el Poder lo pudiera todo. Lo pudo todo en el Estado de México, que gobernó como un monarca, puesto que el Estado de México ha permaneci- do en el autoritarismo primitivo y en él no existe sino una oposición mal organi- zada. Y lo pudieron todo los presidentes priistas del pasado que constituyen la estirpe intelectual de este presidente que parafrasea con fluidez a López Mateos o al general Álvaro Obregón, pero nunca a Nelson Mandela o a Angela Merkel. No, el Poder ya no es lo que era en tiempos autoritarios. Qué bueno. En Méxi- co eso significa que el Poder debe apartar de sí sus soluciones automáticas, los re- flejos que vienen de un siglo de dictablan- da, y reinventar sus formas. Al tiempo veremos una y otra vez cri- sis grandes y pequeñas donde el pasado y el futuro chocan y avientan chispas. Dis- tinguir en cada caso qué es lo pasado y qué es lo futuro separará a los autoritarios de los demócratas. Elpoderyanoesloqueera S A B I N A B E R M A N
    • 44 1904 / 28 DE ABRIL DE 201344 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 La reforma constitucional en ma- teria de telecomunicaciones pasó de lo ideal a lo posible. Si bien se lograron cambios importantes en materia de ren- dición de cuentas por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), así como la incorporación del acceso li- bre a internet, las radios comunitarias e indígenas y el derecho de las audien- cias –principios plasmados en el artículo 28 de la Constitución–, quedaron temas pendientes y muy importantes. Los poderes fácticos hicieron su tarea en el Senado y convencieron a algunos legisladores de la supuesta pro- tección a la libre empresa y a los empre- sarios, por lo que en reuniones privadas que tuvieron con algunos de los nego- ciadores se comprometieron a proteger a las principales empresas del país, en- tre ellas a los consorcios televisivos. Por este motivo no se aceptó en comisiones ni en el pleno del Senado que se ampliaran los criterios para de- terminar cuándo una empresa es do- minante en materia de radiodifusión: el Ifetel podrá medir a las empresas de radio y televisión únicamente a través de los niveles de audiencia, con lo que se dejan de lado los ingresos por pu- blicidad y los servicios de telecomuni- cación, producción y distribución. De esta manera la posibilidad de decla- rarlos monopólicos queda totalmente ambigua en la reforma. También por presiones del Conse- jo Coordinador Empresarial se propu- so reinstalar en los juicios de amparo contra las decisiones del Ifetel y la Co- misión Federal de Competencia (Co- feco) la suspensión provisional, con el argumento de que las empresas se verían afectadas de forma irreparable y se ahuyentaría la inversión en todos los rubros de la economía. Esto hace que en las decisiones de la Cofeco esta medida sólo podrá aplicarse cuando se trate de multas ruinosas o des- incorporación de activos, con lo que nue- vamente se abre la impunidad para las empresas que abusan de los consumido- res con prácticas monopólicas y con jui- cios eternos para no cubrir las sanciones impuestas por el órgano correspondiente. Asimismo se eliminó de facto la posi- bilidad de que el Ifetel o la Cofeco le den vista al Ministerio Público cuando a raíz de las investigaciones que se realicen por parte de estos dos órganos en materia de prácticas monopólicas, se encuentren in- dicios de que se está cometiendo un de- lito, con lo que nuevamente se favorecen la impunidad y el abuso de los empresa- rios a los consumidores. De igual forma, con la intención de tratar de favorecer a posibles exemplea- dos o exasesores de las empresas mo- nopólicas en telecomunicaciones y en radiodifusión, inexplicablemente se dis- minuyeron los requisitos para poder in- tegrar aquellos órganos autónomos. Sólo se exigirán tres años de experiencia en el ramo y no cinco, como inicialmente de- cía la minuta de la Cámara de Diputados. También se redujo de cinco a tres años el tiempo en que no hayan laborado en ninguna empresa de las que pueden ser afectadas o beneficiadas por las de- cisiones del Ifetel y la Cofeco. Y lo más grave es que el requisito de no haber sido diputado, senador, gobernador, procura- dor o alto funcionario del gobierno –con lo que se quería evitar que se politizaran estos órganos–, pasó de cinco años ante- riores a la fecha de su designación a un año, con lo que se prevé que nuevamente estaremos frente al reparto partidista de los comisionados, como ya sucede en la práctica en el IFE, en el Trife y hasta en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Otro de los puntos peligrosos que se rechazaran es que la redacción en ma- teria de propiedad cruzada regresará a los términos en que fue planteada por la iniciativa del Pacto por México, ya que en ésta se pedía que una sola em- presa no pudiera participar en las cin- co plataformas utilizadas para generar opinión pública: Satélite, fibra óptica, cable, espectro radioeléctrico y prensa escrita. Con esta regulación hubiéramos evi- tado que una sola empresa que participa en estas cinco plataformas se convierta en la dueña absoluta de la opinión pú- blica del país, como sucede en Estados Unidos o Inglaterra, donde existe la pro- hibición expresa de que una de ellas sea dominante en más de una plataforma. Al no ser aceptado este control en materia de propiedad cruzada, se man- tiene a las empresas actualmente domi- nantes en radio y televisión como entes altamente influyentes en la opinión pú- blica del país, con lo que no se logra la democracia informativa que inicialmen- te perseguía esta iniciativa. Finalmente, sin desdeñar los avances que representa esta reforma, dista mu- cho de ser la ideal, como fue planteada en el Pacto por México, puesto que los poderes fácticos una vez más con la com- plicidad de algunos diputados y senado- res frenan el avance en la materia, por lo que debemos ser muy precavidos cuando se presenten las reformas secundarias, puesto que como dicen en el argot de los contratos: “En las letras chiquitas está el diablo”. Yo diría: “En las letras chiquitas están los poderes fácticos”. *Senador panista por Colima, presidente de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamen- tarias y secretario de la Comisión de Radio, Tele- visión y Cinematografía. Congreso,reformaypoderesfácticos... J O R G E L U I S P R E C I A D O R O D R Í G U E Z *
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 45 ANÁLISIS El PRI inició este sexenio manifes- tando su voluntad de hacer las cosas de manera distinta de como las había hecho antes. Una novedad en esa di- rección fue el Pacto por México, y en estos días hemos comprobado los va- rios conflictos que lo amenazan. Ape- nas el miércoles pasado, 24 de abril, vimos también un primer intento de subsanar una carencia que el Pacto viene arrastrando desde su creación: la ausencia de perspectiva de géne- ro. Con el objetivo de que el Consejo Rector del Pacto escuchara a un grupo variado de mujeres, especialistas en diversos temas, la Red de Mujeres en Plural y la iniciativa SUMA convoca- ron a una reunión. Como el Pacto ya está firmado, y no se piensa modifi- car, la reunión tuvo un carácter sim- bólico: decir “Aquí estamos y vemos que ciertas cuestiones que nos afec- tan no están contempladas”. Rodeada de Aurelio Nuño, César Cama- cho, Jesús Zambrano y Alejandro Zapata, Pa- tricia Mercado, coordinadora del evento, dio la palabra a 20 mujeres. Ahí estuvieron las senadoras Angélica de la Peña y Diva Gaste- lum, estuvo Ana Güezmes, la representante de ONU-Mujeres; Carmen López Portillo,rec- tora de la Universidad Claustro de Sor Jua- na; Martha Sánchez Néstor, líder indígena; y destacadas políticas como Rosario Guerra, Cecilia Soto y Patricia Olamendi. Cada una de ellas planteó puntos con- cretos: Marcelina Bautista, representante de las empleadas del hogar, insistió en la necesidad de que México ratifique el con- venio de la Organización Internacional del Trabajo sobre esa tarea; María Elena Morera habló del tema de la violencia ha- cia las mujeres en relación a la gendarme- ría; Lucía Pérez Fragoso explicó cómo los impuestos afectan de manera diferencial a mujeres y hombres. En fin, como suele ocurrir en todo acto, hubo intervenciones muy buenas y no tan buenas. Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GI- RE), abordó el tema de cómo se va a tratar el aborto dentro del código penal único que se está proponiendo y planteó tres escenarios posibles. El primero, el óptimo, sería que se tomara el sistema de plazos de la legisla- ción del DF como la pauta y se adecuaran los demás códigos estatales, lo que implica- ría aceptar la interrupción legal del embara- zo (ILE), tal como existe en el DF; el segundo escenario sería continuar con el sistema de causales, pero ampliando a todas las enti- dades federativas las que ya existen en di- versos estados; y el tercer escenario sería plantear que la regulación del aborto no en- tra en el proceso de homologación. Tamés mencionó que además, en cual- quiera de los tres escenarios mencionados, hay que analizar la cuestión de las sancio- nes que se aplican: en 27 entidades federa- tivas el aborto es un delito no grave, es decir que las mujeres pueden seguir el proceso penal en libertad. En estos casos, la mujer puede permanecer en libertad mediante el pago de una caución o fianza y continuar el proceso fuera de prisión, según lo estableci- do en el artículo 19 de la Constitución. Las fianzas impuestas en los casos que GIRE ha documentado van de los mil a los 197 mil pesos. Muchas de las mujeres suje- tas a proceso penal son de escasos recur- sos económicos, por lo que el pago de estas fianzas representa un obstáculo frecuente- mente insuperable. En las cinco entidades OtrodesafíoparaelPRI federativas restantes –Baja California Sur, Jalisco, San Luis Potosí, Sonora y Tlaxcala– el aborto sí es un delito gra- ve, lo cual implica que las mujeres a las que se les inicia un proceso penal están recluidas durante el mismo. Obvio que la decisión de homo- logar hacia lo más avanzado supone concebir a las mujeres como seres ca- paces de tomar decisiones sexuales y reproductivas de manera responsa- ble. Pero mientras se siga la política del avestruz, difícilmente se dará un tratamiento racional al aborto, que es una reivindicación democrática y moderna de la autodeterminación personal. Al finalizar el acto, Jesús Zambrano tomó la palabra y señaló que como hay que respetar la sobe- ranía de los estados, el tener un tipo único de código penal no implica for- zarlos a que acepten la despenaliza- ción. Por lo visto, lo más seguro es que las cosas se van a quedar como estaban. Por lo pronto, hay otro desafío para el PRI, que solamente requiere voluntad política. El derecho a la interrupción legal del embarazo es ley en el DF, sin embargo los hospitales federales ubicados en esta demarcación, como el Hospital de la Mu- jer, el Gea González y el Hospital Juárez no realizan ILE, ni tampoco lo hacen las clíni- cas del IMSS y el ISSTE. Tal desacato a la ley fue decisión del gobierno calderonista. ¿Qué espera el gobierno de Peña Nieto pa- ra levantar esa prohibición? Ese mismo miércoles 24 se cumplieron seis años del servicio de ILE por parte de las autoridades sanitarias del Gobierno del Distrito Federal. La ILE ha sido una expe- riencia exitosa desde todos puntos de vis- ta, en especial por la bajísima reincidencia y por el altísimo porcentaje de mujeres (85%) que desea prevenir y acepta un mé- todo anticonceptivo después del aborto. Es criminal que las dependencias de salud federales, pero ubicadas en el DF, no quieran cumplir la ley. Habrá que pregun- tarle a la nueva secretaria de Salud, doc- tora Mercedes Juan, qué se necesita para que ahora los hospitales y clínicas federa- les ubicados en el DF acaten la ley. M A R TA L A M A S
    • 46 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 ÁNGEL PÁEZ L IMA.- La noticia del hallazgo de un alijo de 100 kilos de cocaína en un almacén propiedad del congresista Kenji Fujimori llegó en el peor momento para el hijo menor del expresidente Alber- to Fujimori (quien gobernó Perú de 1990 a 2000), pues aquél y su hermana Keiko man- tienen una campaña de presión para que el gobierno peruano indulte al exmandatario. Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y corrupción, y sus hijos lu- chan por excarcelarlo aduciendo que el expresidente peruano está gravemente enfermo. Sin embargo un reporte médico oficial señala que no padece una enfer- medad terminal. El caso de Kenji Fujimori desempolvó las viejas acusaciones de vinculación entre el narcotráfico y el fujimorismo. El pasado 28 de febrero agentes anti- drogas de Panamá encontraron en el puer- to Coco Solo, provincia de Colón, 28 kilos de cocaína escondidos en un contenedor que había salido del puerto del Callao, Pe- rú, con destino a México. La policía pana- meña dio aviso a su contraparte peruana, que comenzó la búsqueda de otras expor- taciones sospechosas. El 11 de marzo los agentes peruanos descubrieron otro contenedor listo para embarcarse a Manzanillo, Colima. El carga- mento de 100 kilos de cocaína estaba oculto en un almacén de la compañía Limasa, pro- piedad de Kenji Fujimori. La empresa Limasa no era desconoci- da para las autoridades. José Begazo Ra- mos y Marco Ynaba Reyna la fundaron en 2009 luego de deshacerse de otra compa- ñía que también administraba almacenes, Licsa, a la que desactivaron pues estuvo implicada en varios casos de narcotráfico. Los Fujimori, atadosa un negro historial APphoto/MartínMejía Keiko y Kenji. La sombra del narcotráfico
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 47 Los hijos del expresidente Alberto Fujimori, Kenji y Keiko, están en aprietos: Pretenden que el gobierno peruano excarcele a su padre, de quiendicenqueestágravementeenfermo,perouncasorecientemente descubiertodecontrabandodedrogasapuntaaunaempresadelaque Kenji –actual integrante del Congreso de Perú– es socio. El escándalo mina también la pretensión de Keiko de ser candidata presidencial dentrodetresaños.Peroaestasalturasnadiesesorprende:Elgobierno fujimoristatieneunlargohistorialdecorrupciónydeestrechasrelacio- nesconloscártelessudamericanosdelacocaína. El 27 de octubre de 2005 la policía de Manzanillo descubrió mil 396 kilos de co- caína camuflada en un cargamento de condimentos que había salido del alma- cén de Licsa. El 2 de febrero de 2006 en el puerto alemán de Bremerhaven agentes antinarcóticos detectaron 325 kilos de dro- ga en sacos de café que estuvieron alma- cenados en Licsa. El 25 de julio del mismo año, policías antinarcóticos de Valencia, España, hallaron 513 kilos de cocaína en una exportación de piñas peruanas. El car- gamento estuvo previamente guardado en almacenes de esa empresa. Begazo e Ynaba crearon Limasa, pero esta vez incorporaron como socio a Kenji Fujimori. Si bien la fiscalía no pudo probar la complicidad de Begazo e Ynaba en los despachos de droga que salieron de Licsa y archivó el expediente que había abier- to contra ellos, el hallazgo de cocaína en un almacén de la nueva compañía de los socios de Kenji Fujimori obligó a las auto- ridades a investigarlos otra vez. Los 100 kilos de droga encontrados en el almacén de Limasa complicarán el bus- cado indulto para el expresidente y pon- drán en riesgo la carrera política de Kenji Fujimori y la ansiada candidatura presi- dencial de su hermana Keiko en 2016. Empresa boyante Kenji Fujimori reaccionó con el argumen- to de que le parecía “sospechoso” que la policía antidrogas descubriera cocaína en el almacén de una empresa de su propie- dad “justamente cuando esperamos que el gobierno responda a la petición de in- dulto humanitario para mi padre, que se encuentra muy enfermo”. Lo que llamó la atención de la opinión pública fue que el hijo de Fujimori acep- tara ser dueño de Limasa pues durante su campaña electoral, en 2011, dijo otra cosa. Cuando un ciudadano peruano busca un cargo público debe firmar una decla- ración bajo juramento ante el máximo tribunal –el Jurado Nacional de Elecciones (JNE)–, donde informa sobre sus bienes e ingresos, estudios y antecedentes policia- les y judiciales, entre otros rubros. En esa oportunidad Kenji Fujimori no registró que es accionista de Limasa. La prensa descubrió que había ocultado la propiedad. En respuesta, Fujimori alegó que había vendido sus acciones a su com- pañero de partido Miguel Ramírez, quien también era candidato. Ahora que se sabe del hallazgo de cocaína en los almacenes de Limasa, Fu- jimori tuvo que admitir que todavía es dueño de 21% de las acciones. Es decir que le mintió al JNE. Sin embargo Fujimo- ri rechazó que lo investigaran y repitió el guión de que el operativo antidrogas en su empresa era una conspiración diseñada para dañar la campaña a favor del indulto de su padre. El expresidente del Congreso y diputa- do oficialista Daniel Abugattás cuestionó la afirmación de Kenji Fujimori. “No quiero adelantarme a acusar al congresista Fujimori, pero negarse a una investigación ante un caso tan grave co- mo narcotráfico no lo beneficia de ningu- na manera. Creo que para su propio bien, como para su partido y la política perua- na, el caso tiene que aclararse y él debe ser el primero en pedir que se investigue”, dice Abugattás a Proceso. Uno de los motivos por los que las au- toridades antidrogas investigaron a Lima- sa es el sorprendente incremento de su INTERNACIONAL / PERÚ APphoto/KarelNavarro Alberto Fujimori. Gobierno infiltrado
    • 48 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 De acuerdo con fuentes de la División de Investigación de Lavado de Activos de la Policía Antidrogas, el paulatino incre- mento del capital de Limasa es suficiente motivo para emprender una investiga- ción. “Si hablamos de personas que son propietarias de almacenes en los que en varias ocasiones se encontró droga, la ló- gica más elemental indica que amerita una revisión de sus bienes y rentas para comprobar si son lícitos”, dicen a Proceso fuentes policiales. Para el vocero de la bancada parla- mentaria fujimorista, Julio Gagó Pérez, Fujimori no tiene ninguna responsabili- dad por ser accionista de Limasa: “Es to- talmente injusto investigarlo porque a Kenji Fujimori no se le ha encontrado ni droga ni nada. Él es accionista minorita- rio de Limasa, no tiene ningún cargo di- rectivo, tampoco es el gerente general y mucho menos es el representante legal. Las empresas como Limasa sólo almace- nan temporalmente los contenedores que llegan sellados, no pueden revisar su con- tenido. No se les puede responsabilizar por algo que desconocen”, explica a este semanario. El hijo pródigo Kenji Fujimori es un caso excepcional de empresario exitoso. Nacido el 19 de mayo de 1980, cuarto y último hijo del expresi- dente, se graduó como agrónomo por la Universidad Estatal de Kansas en 2004. En 2006 fundó la empresa de seguridad Mak Force con exmilitares que fueron parte del régimen de su padre. En 2009 se hizo ac- cionista de Limasa. No ha declarado hasta el momento de dónde obtuvo el capital. En la declaración jurada que presentó an- te el JNE dijo que obtenía como ingreso mensual 4 mil dólares. Sin embargo las autoridades tienen una pista sobre el posible origen del dine- ro que maneja Kenji Fujimori. Para financiar los estudios de Kenji en Kansas, en 1998 Alberto Fujimori vendió un inmueble y le giró a su hijo un cheque por 83 mil 687 dólares. Peritos de la Contra- loría General de la República comprobaron que el hijo del expresidente en vez de des- tinar el dinero a su preparación académica lo depositó en una cuenta en la sucursal de Panamá del Banco do Brasil a nombre de su tío Víctor Aritomi Shinto, exembajador de Perú en Japón (1990-2000). Aritomi está prófugo. Los tribunales lo requieren para que responda por varias acusaciones de corrupción. Hasta ahora Kenji Fujimori no ha explicado por qué le entregó los fondos a su tío. Desde que se graduó en Estados Uni- dos en 2004 hasta su elección como con- gresista en 2011, Kenji Fujimori sólo ha trabajado en empresas de su propiedad, capital en un tiempo muy corto. Según el historial de la compañía –que consta en la Superintendencia de Registros Públicos–, comenzó sus actividades el 12 de agosto de 2009 con un capital de 14 mil dólares. Tres meses después, el 2 de noviembre del mismo año, los accionistas aumentaron el capital a 110 mil dólares. Luego de un año, el 30 de diciembre de 2010, lo elevaron a 381 mil 238 dólares. El 28 de junio de 2012 subió a 544 mil 626 y el 22 de noviembre de ese año ya era de 1 millón 100 mil dólares. EFE/SergioUrday Chávez Peñaherrera. Declaraciones judiciales
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 49 INTERNACIONAL / PERÚ lo mismo que su hermana Keiko, también salpicada por escándalos de narcotráfico. En 2006, durante la campaña electo- ral en la que participó como candidata al Congreso, Keiko Fujimori recibió 10 mil dólares como donativo de las hermanas Ana y Mariana Martínez Moreno, hijas del empresario pesquero Eudocio Martí- nez Torres, en una de cuyas embarcacio- nes se encontró droga. En 2000 Martínez y sus hijas habían sido acusados de nar- cotráfico y encarcelados mientras espe- raban juicio. Las hermanas Martínez recurrieron a Keiko por conducto de un amigo en común para denunciar que su padre era víctima de una extorsión de Vladimiro Montesinos (funcionario de seguridad de Alberto Fujimori). La hija del entonces presidente creyó la versión. Como lo ha reconocido la propia Keiko Fujimori, aun sin conocerlas per- sonalmente intercedió por las hermanas Martínez ante su padre –cuando era pre- sidente– para que las dejara en libertad. En 2000, poco antes de terminar su go- bierno, Fujimori usó la figura del indulto para excarcelar a Ana y Mariana Martínez antes de que fueran juzgadas. En 2002 una comisión investigadora del Congreso con- cluyó que la acción de Fujimori fue ilegal. No debe sorprender que la sombra del narco persiga a los hijos del exmandata- rio Alberto Fujimori, si se tiene en cuenta que durante la década del régimen de éste las mafias penetraron hasta el Palacio de Gobierno. El 16 de agosto de 1996, extraditado de Colombia, el narcotraficante Deme- trio Chávez Peñaherrera, Vaticano, declaró ante un tribunal que le pagaba 50 mil dó- lares mensuales al asesor de inteligencia de Fujimori, Vladimiro Montesinos, para que lo dejara despachar vuelos de cocaína desde la localidad selvática de Campanila. Vaticano también dijo que cuando se negó a pagar un aumento de 100 mil dólares, Montesinos lo amenazó de muerte, por lo que tuvo que huir del país. La mayoría fujimorista que controla- ba en ese momento el Congreso se negó a investigar a Montesinos, el jefe real de los servicios secretos. De haberlo hecho podría haber descubierto sus millonarias cuentas secretas en Suiza. En la misma ocasión Vaticano también acusó de recibir sobornos al número tres del régimen, el presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y jefe del Ejército, el general Nicolás Hermoza Ríos, quien hoy purga condena por varios delitos de corrupción. El 1 de abril de 1999 la policía incautó 2.3 toneladas de cocaína de la organiza- ción Los Camellos, liderada por el pana- meño residente en Lima, Boris Foguel y Suengas. El narcotraficante escapó a su país, donde declaró a las autoridades que pagaba sobornos de 100 mil dólares a Montesinos para trasladar la cocaína en helicópteros del ejército y para franquear- le la salida de contenedores de droga al exterior por el puerto del Callao. Perseguido por las acusaciones de vinculación con el narco, el 21 de agosto de 2000 Alberto Fujimori organizó una conferencia de prensa en el Palacio de Go- bierno para anunciar una exitosa acción de inteligencia de su asesor Montesinos: La captura de una banda internacional de traficantes que había usado falsamente el nombre del ejército peruano para com- prar 100 mil fusiles Kalashnikov a Jorda- nia y desviarlos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Las investigaciones posteriores revela- ron que los organizadores del contrabando, los hermanos Luis y José Aybar, actuaron por órdenes de Montesinos. También se determinó que los Aybar vendieron cocaí- na para financiar la operación.
    • 50 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 LUCÍA LUNA U n día de principios de 1942 Franklin D. Roosevelt se des- plazó en su silla de ruedas a través del vestíbulo de la Casa Blanca hacia la habitación de su huésped, Winston Chur- chill. El presidente estadunidense estaba satisfecho con el borrador de la declara- ción que emitirían las potencias aliadas –Estados Unidos, Gran Bretaña, Unión So- viética y China– pero no le gustaba la de- nominación. Tenía una mejor, “naciones unidas”, y quería conocer la opinión del primer ministro británico. Cuando llegó, Churchill se preparaba para tomar un baño y deambulaba desnudo por sus aposentos. Sin reparar en su desnu- dez, Roosevelt le propuso el cambio de nom- bre.“Bien”,dijo el primer ministro.Más tarde le comentaría al rey JorgeVI que sin duda era el único primer ministro británico que había recibido desnudo a un jefe de Estado. La desinhibición con que Churchill aparecía desnudo ante terceros se atri- buye a su origen aristócrata, conforme al cual nunca realizó sus rutinas íntimas sin la ayuda de un sirviente.También a su etapa de soldado en las guerras de fina- les del siglo XIX y principios del XX, cuyas trincheras no daban espacio al pudor. Pero en 1942 su desnudez ante Roose- velt fue como una premonición, porque a la postre el presidente estadunidense y su sucesor, Harry S. Truman –junto con el líder soviético Stalin– acabarían por des- pojar a Churchill de la conducción militar de la guerra, de la construcción política de la paz, de la independencia económica de Gran Bretaña y del poder y la gloria de un imperio al que defendió hasta el fin de sus días. De eso trata The Last Lion.Winston Spencer Churchill. Defender of the Realm 1940-1965, el tercer volumen de la biografía de Churchill iniciado por el escritor e historiador esta- dunidense William Manchester y termina- do por el periodista Paul Reid; un abultado tomo publicado en noviembre de 2012 por el sello editorial Little, Brown and Company. Como ya se expuso en una reseña an- terior (Proceso 1828) referente al segundo volumen –Alone 1932-1940 (el primero es Visions of Glory 1874-1932)–, el escritor, que murió en 2004, le pidió a Reid que culmi- nara el tercer libro, correspondiente a la etapa que llevó a la cúspide al estadista británico: la Segunda Guerra Mundial. Nueva investigación Dado que Manchester dejó unas cinco mil páginas de investigación entre discursos, bitácoras de guerra, cartas y telegramas enviados y recibidos, registros de contem- poráneos, documentos oficiales, recortes de periódicos, fuentes secundarias y en- trevistas a familiares, colegas y amigos, y la redacción del texto llevaba unas 200 páginas, muchos pensaron que el tercer libro saldría pronto. Pero la continuación no fue fácil ni expedita. Reid tuvo problemas para descifrar los apuntes de Manchester, compilados en le- Las batallas de A Churchill le tocó la difícil tarea de salvar al Imperio Britá- nico. Hizo lo que pudo. Enfrascado en una guerra contra la Alemanianazi,enlaqueteníapocasprobabilidadesdeéxi- to, el primer ministro debió aliarse con dos potencias de las que recelaba –Estados Unidos (los“malditos yanquis”) ylaUniónSoviética(alaqueconsiderabaelverdaderoene- migo a vencer)– y que acabaron por hacerlo a un lado.Los detallados pormenores de las batallas diplomáticas que el primer ministro libró para defender a la corona se revelan enTheLastLion.WinstonSpencerChurchill.Defenderofthe Realm1940-1965(Little,BrownandCompany,2012),tercer volumen de la biografía iniciada por el fallecido William ManchesteryconcluidaporelperiodistaPaulReid. Churchill
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 51 gajos y con anotaciones crípticas que sólo él entendía, lo que lo obligó a verificar da- tos y fuentes. Muchos de ellos habían sido rebasados por el tiempo, ya que el histo- riador estadunidense empezó a reunir el material en 1988, cuando se publicó el segundo tomo y, por motivos nunca acla- rados, no se sentó a escribir sino hasta un decenio después. Para actualizar la información Reid hi- zo nuevas entrevistas, buscó textos más recientes y aprovechó la desclasificación de documentos no liberados en vida de Manchester. Pero hizo otra cosa: Exten- der el libro más allá de 1945 para contar la derrota electoral de Churchill, su perio- do como líder de la oposición, su segundo mandato, su obsesión por frenar el avance del comunismo soviético y su lucha por la unidad de Europa, el desarme y la paz. Richard M. Langford, historiador de Churchill, compilador de varias de sus obras y quien participó como lector de pruebas en los dos últimos volúmenes, cuenta que Manchester le comentó per- sonalmente que no pensaba abordar esa etapa porque le parecía “superflua”; una simple coda a la épica churchilliana de la Segunda Guerra Mundial. Las páginas destinadas a esa etapa son sólo unas 120 de las casi mil 200 del libro, pero ofrecen un cierre necesario a la vida de un hombre que si bien ya había pasado sus máximos momentos de gloria, nunca dejó de luchar por lo que creía y que seguía siendo consultado y admirado por quienes comprendieron su papel en la historia. Eso sí, resultó un texto largo, denso y suma- mente detallado, como si Reid no hubiera querido dejar fuera nada de la investiga- ción de Manchester ni de la suya propia. La esencia del libro es cómo Chur- chill se enfrentó a la maquinaria bélica de Hitler y luchó por sumar aliados a su causa, concretamente Estados Unidos y la Unión Soviética, para acabar siendo devorado por ellos. Su “estira y afloja” con Roosevelt aflora desde las primeras páginas, cuando envía un telegrama redactado en forma cordial a esos “malditos yanquis”. Los alemanes avanzaban sobre Francia y París había solicitado a Londres apoyo aéreo para de- tenerlos. Churchill no quería dejar despro- tegida a Inglaterra por lo que pidió ayuda a Washington. La respuesta fue que no. Constreñido por el Acta de Neutrali- dad de 1939, Roosevelt se negó a prestar destructores a Gran Bretaña y rechazó que el imperio enviara los suyos para re- coger 300 aviones que ya había adquirido y que eran transferidos subrepticiamente por la frontera, para que los británicos pu- dieran recogerlos en un puerto de Cana- dá. “En dos o tres meses”, dijo. Pero tiempo era lo que no tenían bri- tánicos ni franceses. Para impedir su destrucción París fue declarada “ciudad abierta”; lo que no se pudo evitar fue la debacle de Dunquerque, en la que los ale- manes se cobraron cientos de miles de vidas y prisioneros de los dos aliados. El presidente estadunidense los alentó a se- guir luchando por “los ideales de la demo- cracia” y prometió hacer “todo lo posible para enviarles ayuda”. Cinco meses después Estados Unidos accedió enviar 50 destructores desecha- dos por su Marina. Y con condiciones: La Armada Real se desplazaría a las costas canadienses en caso de inminente peli- gro o derrota y las bases británicas en Ca- nadá y el Caribe serían concesionadas a Washington. “Quieren la flota y la custo- dia del Imperio Británico, con excepción de Gran Bretaña”, se encolerizó Churchill. Pero tuvo que ceder. Además de fluir a cuentagotas, los destructores eran tan obsoletos y estaban tan deteriorados que debieron ser reha- bilitados en los astilleros británicos y al- gunos acabaron vendidos como chatarra. También tardaron en llegar los bombar- deros, las torpederas, los rifles y las mu- niciones que Londres había comprado. Churchill seguía furioso y tentado a decir- le a Roosevelt que “si quieren vernos pe- lear por sus libertades, tienen que pagar por el espectáculo”. No lo hizo. El Imperio Británico de hecho no tenía armas para pelear y se acercaba a la quie- bra. Estados Unidos no quería participar, por motivos políticos y porque no estaba preparado. En 1941 el ejército estaduni- dense ocupaba el lugar 17 en el mundo, su conscripción era limitada y su producción nacional estaba orientada a los bienes de consumo más que a los militares. “Lend-lease” Roosevelt, quien sabía que tarde o tempra- no tendría que entrar a la guerra, quería ganar tiempo para rearmarse. Entretanto hacía un cálculo político y económico de la ayuda que le daba a Gran Bretaña. En ese HISTORIA APphoto
    • 52 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 marco surgió lend-lease, una iniciativa de préstamo para abastecer de material bé- lico “a las naciones que sufren una guerra de agresión”. Éstas, dijo Roosevelt, “no ne- cesitan hombres, sino miles de millones de dólares en armamento de defensa”. No porque no pudieran pagar en efectivo las armas que necesitaban en ese momento debían estar obligadas a rendirse, dijo el presidente al Congreso. “Digámosle a estas democracias que no- sotros los estadunidenses estamos com- prometidos con su defensa de la libertad y que les enviaremos en número crecien- te barcos, aviones, tanques y rifles”. Churchill respiró aliviado y hasta se le fue el enojo por la propuesta de Roosevelt de que trasladara a Estados Unidos las úl- timas reservas en oro que le quedaban en Sudáfrica. Eso no lo haría. “No voy dejar en manos de Washington el destino de los pueblos del Imperio Británico y entre- gar esas reservas con las que podríamos comprar alimentos algunos meses”. Pero lend-lease también era una in- versión política. Al final de su discurso Roosevelt enunció las “cuatro libertades” que según él debían regir el mundo: la de expresión, la de credo, la de pobreza y la de miedo. “Libertad”, dijo, “significa la supremacía de los derechos humanos en todas partes. Y nuestro apoyo es para quienes luchan por adquirir o preservar estos derechos”. Según Reid, el presidente había expuesto su intención de rehacer el mundo a imagen de Estados Unidos, del rey. Respetuosamente escuchó la respuesta del presidente a sus muchas y desesperadas peticiones: Washington no pondría ninguna condición especial a la ayuda masiva solicitada por Lon- dres; pero deseaba –sin haber entrado todavía en la guerra– que ambas partes emitieran una declaración conjunta so- bre sus objetivos de posguerra. Churchill, inseguro todavía de ganar, había evitado el tema, pero accedió “para negar todos esos cuentos sobre mi visión reaccionaria y anticuada del mundo que, dicen, le ha causado pesar al presiden- te”. Se sentó entonces a “delinear en mis propias palabras la sustancia y el espíri- tu de lo que sería conocido como la Carta Atlántica”. Ésta contenía ocho puntos incluyendo el compromiso de Estados Unidos y Gran Bretaña de no hacer reclamos territoria- les “después de la destrucción de la tira- nía nazi”. Pero había tres que inquietaban a Churchill. El cuatro, que disponía el libre co- mercio en “términos iguales para todos”, podía afectar el trato preferencial de la metrópoli londinense con sus dominios. Para matizar, Churchill logró que se in- cluyera la frase “con el debido respeto a sus obligaciones existentes”; pero quedó claro que Roosevelt aseguraba a futuro los intereses económicos estadunidenses. El punto ocho hablaba de la paz después de la guerra, pero no de cómo preservarla. El británico quería una orga- nización mundial liderada por los anglos, pero muchos estadunidenses se negaban después del fracaso de la Liga de las Na- ciones. Roosevelt apoyó sin embargo la idea de un sistema permanente de se- guridad internacional, lo que satisfizo al primer ministro como “ un indicio de que, después de la guerra, Estados Unidos se sumará a nosotros para vigilar el mundo”. Pero el más preocupante era el punto tres, que establecía “el derecho de todos los pueblos a escoger su propia forma de gobierno”, así como “la restauración de sus derechos soberanos y su autonomía a todos los que han sido privados de ellos por la fuerza”. Churchill temía que fuera interpretado por los árabes como una jus- tificación para expulsar a los judíos de Pa- lestina, y por los independentistas de las colonias británicas en África y Asia como un respaldo. De todos modos firmó. Aunque no satisfecho, Churchill re- gresó a Londres con mayor claridad. Sabía ahora a qué atenerse. Los intereses de los dos países no eran los mismos y si bien Estados Unidos estaba dispuesto a armar a Gran Bretaña, no entraría a la guerra si- no hasta que fuera directamente atacado. El ataque llegó, pero en el Pacífico. Churchill había advertido a Roosevelt que lanzara un ultimátum a Japón ante sus lo que tendría “profundas consecuencias para Churchill y el Imperio Británico”. Hubo otra señal en agosto de 1941, cuando después de muchas solicitudes de Churchill, Roosevelt finalmente aceptó reu- nirse con él.La reunión fue enTerranova,en la Bahía de Placencia, uno de los territorios cedidos por Gran Bretaña a cambio de los destructores chatarra y que ahora albergaba una base militar estadunidense. Apegado al protocolo, Churchill dio preferencia a Roosevelt como jefe de Es- tado, ya que él sólo era el primer ministro El tercer tomo. Versión ampliada Bombardeo en Londres. Peticiones desesperadas APphoto
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 53 HISTORIA crecientes movimientos militares en el Sureste Asiático, pero no lo hizo. El 7 de diciembre de 1941 los japoneses atacaron la base estadunidense de Pearl Harbor, lo que no dejó más opción a Washington que declararle la guerra a Tokio. Gran Bretaña, que ya había visto afec- tados sus intereses en la zona pero no había querido abrir otro frente sin saber qué posición tomaría Estados Unidos, se sumó de inmediato a la declaración. En una carta muy atenta, Churchill le infor- mó al embajador japonés en Londres que estaban en guerra. “Después de todo, si vas a matar a alguien, no te cuesta nada ser cortés”, ponderó. Sin cortesía, Stalin hizo lo propio.Y días después Hitler y Mussolini le declararon la guerra a Roosevelt. Ahora todos estaban dentro y los frentes definidos: Alemania, Italia y Japón en uno; Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética en otro. “Pactar con el diablo” Pese a su desagrado por los bolcheviques y Stalin, desde que Alemania traicionó el pacto de no agresión con la Unión Sovié- tica e invadió su territorio, Churchill bus- có alinear a Moscú con Londres. “Si Hitler invade el infierno, hay que pactar con el diablo”, razonó, porque ante una parálisis de la URSS y sin Estados Unidos en la gue- rra, Gran Bretaña estaría en grave peligro. Decidió entonces que los británicos debían hacer por los soviéticos lo que los estadunidenses hacían por ellos: abas- tecerlos de equipo bélico. Sacó de sus propias reservas el material que con di- ficultad llegaba de Estados Unidos por el bloqueo alemán del Atlántico y empezó a transferirlo a territorio ruso por barco vía el Ártico y por ferrocarril a través de Irán. Pero desde el inicio Stalin se mostró insaciable. Conformada la alianza pidió a Churchill abrir ese mismo año otro fren- te en Francia o los Balcanes para distraer a las fuerzas nazis que lo asediaban. De- mandó 400 aviones y 500 tanques por mes, junto con el envío de 30 mil tonela- das de aluminio para fabricar 10 mil bom- barderos; y desplazar a suelo ruso entre 25 y 30 divisiones británicas. El soviético pretendía dejar a Gran Bre- taña totalmente desprotegida pues quería el doble del equipo bélico con que contaba y todos los hombres en armas de que dis- ponía. En tales condiciones Londres –que apenas podía responder a los bombardeos nazis– tampoco podría abrir un segundo frente. Churchill comentó que las peticiones de Stalin eran “increíbles” y evidenciaban “a un hombre totalmente fuera de la realidad”. Aun con el ingreso de Estados Unidos en la guerra este forcejeo se extendió casi tres años más, ya que la fabricación de ar- mamento era lo suficientemente rápida co- mo para cubrir todos los frentes ni todo lo fabricado llegaba a su destino por el asedio alemán en el Atlántico ni había suficientes hombres preparados para el combate. Entretanto Churchill ofreció a Stalin “atacar al cocodrilo en sus partes blandas”. Es decir golpear a los nazis en los frentes de Noráfrica y el Mediterráneo para debilitar- los y luego irlos rodeando gradualmente. El georgiano aceptó pero nunca disminuyó su presión sobre la apertura de un segundo frente en Europa occidental. “No le tengan tanto miedo a los ale- manes”, le espetó al primer ministro bri- tánico cuando éste lo visitó por primera vez en Moscú. Frío, Churchill respondió que pasaba por alto el comentario “en reconocimiento al valor de las tropas ru- sas”. Pero la esgrima verbal siguió. Irrita- do, el primer ministro británico le aclaró a Stalin que “ni Roosevelt ni yo somos co- bardes, pero tampoco estúpidos” y que de nada serviría sacrificar hombres y equipo para sufrir una derrota en Francia. Al tiempo que lidiaba con el soviéti- co, el primer ministro británico iba des- cubriendo sus crecientes diferencias con el estadunidense. “Churchill, Roosevelt y Stalin estaban totalmente de acuerdo en el objetivo principal, la victoria sobre Hitler; pero cuando se trataba de emitir una de- claración conjunta, el diablo se insinuaba en los detalles”, escribe Reid. Y los “detalles” eran cada vez más. Roosevelt libraba en el Pacífico su guerra más importante y relegaba los frentes que Churchill quería reforzar en el Mediterrá- neo para defender sus propios intereses y para calmar a Stalin. Tampoco lo apoyaba en el Sureste Asiático, donde estaban ca- yendo frente a los japoneses los bastiones del colonialismo europeo en Indochina, Birmania, Ceylán, Hong Kong y Singapur. Washington simpatizaba además con la posición independentista de Gandhi en la India, quien llamó a rendirse pacífica- mente ante los japoneses y “no pelear por los británicos”. Ese tema provocó un gran desencuentro político entre Churchill y Roosevelt. El primero quería preservar a toda costa el Imperio Británico, lo que era un anatema para el segundo. El estaduni- dense argüía que el pueblo indio ya estaba “maduro” para autogobernarse; el britá- nico, que necesitaba “protección”. Al final Churchill le pidió a Roosevelt que no se inmiscuyera en asuntos británicos, cosa que hizo, no así la prensa estadunidense. Por su parte los gobiernos de Austra- lia y Nueva Zelanda –empujados por EU– querían de regreso las tropas que habían prestado a la Corona ante los recurrentes ataques nipones. Aparte de derrotar a Hitler, el único otro punto en el que Chur- chill y Roosevelt coincidían era la defensa de los pozos petroleros de Irán e Irak, por- que ambos necesitaban combustible para su maquinaria bélica, señala Reid. Aceptado por Estados Unidos el refuer- zo de los frentes del Mediterráneo y Norá- frica, los británicos empezaron a cosechar victorias con el general Bernard Montgo- mery,quien acabó derrotando en el desierto a Erwin Rommel. Londres también recupe- ró las aguas mediterráneas e impidió el rea- bastecimiento de las tropas alemanas. Roosevelt empero impuso a Dwight D. Eisenhower (Ike) como jefe de operaciones militares en la zona. El presidente y su alto mando llegaron a Casablanca como si sólo Stalin, Roosevelt y Churchill. Conflictos tras bambalinas APphoto
    • 54 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 ellos llevaran la conducción de la guerra. Los oficiales británicos estaban furiosos; sin embargo a cambio de la aceptación de Ike, Churchill logró el apoyo para continuar pe- leando en Italia y el Mediterráneo oriental. Washington fue apropiándose del con- trol militar y político de la guerra en Euro- pa y en el Pacífico. En este frente Churchill ya había perdido la conducción a causa de su desconocimiento de la zona –“estaba muy lejos de nosotros”– y de su visión an- tigua de la estrategia naval. La única forma de impedir que toda la atención de Estados Unidos se volcara hacia el Sureste Asiático fue fijar la fecha del desembarco aliado en Europa y cederle el mando militar. Al inicio el presidente y los altos man- dos estadunidenses creyeron justo que los británicos dirigieran el desembarco en Francia. Eisenhower había encabezado los operativos en Noráfrica y el Mediterráneo y además el ejército imperial había sufri- do el mayor número de bajas. Pero luego Roosevelt calculó que para la fecha en que se llevaría a cabo, las fuerzas de Washing- ton superarían a las de Londres por cinco a uno. Por lo tanto, un estadunidense de- bía estar al mando: el mismo Ike. Churchill, creyendo que se trataba de un operativo más, no vio de inmediato que quien ejerciera el mando de Overlord –como se llamó la operación– también lo tendría sobre todas las fuerzas anglo-americanas en Europa, con poder de veto para opera- ciones secundarias y autoridad para des- plazar hombres y equipo a conveniencia. El primer ajuste fue el desplazamiento del jefe de Estado Mayor Conjunto británi- co, Alan Brooke, por el de Estados Unidos, George Marshall. Luego vino un reacomo- do en todos los rangos. Brooke se quejó de que “Winston cedió sin consultarme”; Anthony Eden, ministro británico de Ex- teriores, dijo que “si bien deseo buenas re- laciones con Estados Unidos, no me gusta estar subordinado... da la impresión de que ellos asumen con naturalidad que to- dos los logros militares son suyos”. Los desacuerdos entre los jefes mili- tares británicos y estadunidenses por el desembarco en Francia llegaron casi has- ta los golpes, mientras las presiones de Roosevelt y Stalin sobre Churchill crecían. Percatado del nuevo escenario, el primer ministro británico expresó que “sólo hay una cosa peor que combatir con aliados... y es combatir sin ellos”. En la reunión de los “Tres Grandes” en Teherán, a finales de 1943, el premier bri- tánico ya tenía claro “cuán pequeños éra- mos”. Había solicitado a Roosevelt reunirse solos antes de deliberar con Stalin, pero el presidente optó por hacerlo con el sovié- tico. Sin reparar en los intereses de Gran Bretaña, ambos delinearon lo que serían los escenarios de la posguerra en Europa, el Medio y el Lejano Oriente. Cuando los tres juntos se sentaron a la mesa, muchos puntos que Churchill que- ría plantear ya no tuvieron cabida. El británico fue avasallado en todas las sesiones y Stalin y Roosevelt hasta se dieron el lujo de bromear a su costa. “Ahí estaba, sentado con el gran oso ruso y el gran búfalo americano a ambos lados, y en medio yo, el pobre borrico inglés”, comentó Churchill. Firmada la Declaración de Teherán, quedaron prefigurados la Organización de las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad, en el que entonces no se pre- veía que participara Francia. El tema de la inclusión francesa en la alianza militar fue otro de los grandes desacuerdos entre Churchill y Roosevelt. El estadunidense consideraba que Francia debía ser marginada por el colabo- racionismo del régimen de Vichy y porque los soldados franceses no habían comba- tido. No tomaba en cuenta la resistencia –interna y externa– y además detestaba al general Charles de Gaulle. Francia y Ale- mania, para él, debían ser neutralizadas y desarticuladas. El británico, quien llevó a De Gaulle a Londres y mantuvo contacto con él cuan- do se trasladó a Argelia, quería recuperar a su antiguo aliado y también rehabilitar a Alemania. “Los alemanes existieron an- tes de los nazis y seguirán existiendo des- pués”, postuló distinguiendo entre pueblo y gobierno. Pero sobre todo quería una Europa unida ante lo que él veía como la siguiente amenaza: El avance del comu- nismo soviético. Desde que el Ejército Rojo tomó las re- públicas bálticas y avanzó sobre Polonia, Churchill advirtió a Roosevelt que una vez dentro, “no lo volveremos a sacar”. Stalin confirmó ese temor al declarar que “es- ta guerra no es como las de antes; quien ocupa un territorio también le impone su propio sistema social... y lo hace hasta donde llegue su ejército”. Pese a esta advertencia y a que Chur- chill le subrayó a Roosevelt la “importancia simbólica” de tomar Berlín antes o por lo menos al mismo tiempo que los soviéticos, tras liberar Francia, Eisenhower decidió se- guir el camino del Rin hacia el sur de Ale- mania, mientras el ejército ruso avanzaba como locomotora a través de Prusia. El 30 de abril de 1945 los soviéticos llega- ron a Berlín y los anglos a Munich.No fue sino hasta días después que ambos se encontra- ron en la capital del Tercer Reich, lo que no sólo implicó su derrota, sino a la postre su partición,la deAlemania y la de toda Europa. El 8 de mayo Estados Unidos y Gran Bre- taña anunciaron oficialmente su victoria sobre los nazis. Contra su habitual retórica Churchill rindió a través de la BBC un par- co informe y sólo al final exclamó: “¡Ahora los malvados están postrados frente a no- sotros!”. Ni el rey Jorge VI ni el presidente Truman –Roosevelt había muerto– mencio- naron a Churchill en sus discursos. El pueblo británico, en cambio, no tenía más reconocimiento que para él. Convocado por los gritos de “Winnie,Win- nie” –como lo llamaban cariñosamente–, Churchill salió a uno de los balcones de su búnker de Whitehall y formando con los dedos una “V” dijo: “¡Esta victoria es de ustedes!” La multitud gritó: “¡No! ¡Es tuya!” Churchill. Reconocimiento popular APphoto
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 55 HISTORIA PATRICIA LEE E l pasado 2 de febreroVolgogrado recuperó por unos días su viejo nombre de Stalingrado, al cum- plirse 70 años de la batalla que selló la derrota de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mun- dial. Ese día aparecieron enormes fotos de Stalin en los autobuses de la ciudad. Tres años antes, en el techo de la es- tación del metro Kurskaya de Moscú, fue restaurada una leyenda con una frase del himno nacional soviético que dice: “Sta- lin nos educó en la lealtad al pueblo y nos inspiró en el trabajo y el heroísmo”. Ante las protestas de asociaciones de de- rechos humanos y víctimas del estalinismo, como la organización Memorial, el alcalde de la ciudad se opuso a colocar una escultu- ra de Stalin en el vestíbulo de la estación. Cuando se cumplen 60 años de la muerte del dirigente soviético, fallecido el 5 de marzo de 1953, su imagen continúa dividiendo a la sociedad rusa, que no ter- mina de ponerse de acuerdo en su valora- ción sobre él: ¿héroe, líder genial o tirano sanguinario? Para conocer la opinión de la pobla- ción al respecto, el Centro Levada de Mos- cú y el Fondo Carnegie realizaron una encuesta en octubre y noviembre de 2012. Sus resultados arrojaron que Stalin es al mismo tiempo respetado y odiado, valo- rado y despreciado. La encuesta puso en evidencia que la sociedad no ha termina- do de enterrar al controvertido personaje y no ha hecho las paces con una parte de- cisiva de su historia. De acuerdo con los datos obtenidos por los investigadores del Centro Levada, 47% de los encuestados considera que Stalin llevó a la Unión Soviética a la cima de su poderío, y 60% cree que, a pesar de todos sus errores, tuvo el mérito de con- ducir a la Unión Soviética a la victoria contra los nazis en 1945. Al mismo tiempo, sin embargo, 65% opina que fue un tirano sangriento, 51% condena la represión estalinista y 60% considera que los sacrificios bajo el estali- nismo no justifican sus resultados. La encuesta también reveló que des- pués de 20 años de la desaparición de la URSS, existe una nueva generación para la cual es impensable volver a vivir en un régimen totalitario. Así, 67% no quiere vol- ver al estalinismo y 52% no está de acuerdo con quienes opinan que Rusia necesita un dirigente fuerte como Stalin. Por eso tam- bién, 32% de los encuestados respondió que la figura de Stalin le es indiferente y un 11% más no tuvo opinión al respecto. En entrevista con Proceso Lev Gudkov, analista del Centro Levada, dice desde Moscú que “es difícil hacer una interpreta- ción lineal” sobre lo que los rusos opinan sobre Stalin. Por un lado, “la propaganda oficial impulsa su figura como un ejemplo de dirigente que garantizó la moderniza- ción de la Unión Soviética y de la victoria en la Segunda Guerra Mundial”; pero por otro lado “recuerdan los crímenes masivos, y eso está muy vivo en la población”. Comenta: “La mayoría intenta sacarse esto de la cabeza, prefiere olvidar. “Por eso, a pesar de que se reconoce a Stalin como el líder más influyente de la historia, al mis- mo tiempo, sobre todo entre la juventud, se le ve como el pasado, como Iván elTerri- ble, Alejandro de Macedonia o Napoleón”. Para Maria Lipman, del Fondo Carne- gie, lo sorprendente es que “a veces una persona tiene las dos opiniones al tiempo”. Sesenta años después de la muerte de Stalin, su figura despierta en los rusos opiniones ambivalentes: tirano sangriento y a la vez líder genial que salvó al país del nazismo; responsable de genocidios y dirigente de una nación que bajo su mando alcanzó su máximo poderío... El gobierno que encabeza Vladimir Putin apoya de manera velada una revaloración del exdirigente soviético. Le sirve para justificar y legitimar la existencia de un “líder fuerte” y de un férreo control sobre la sociedad. Entre el y la añoranza rechazo Gettyimages/Keystone Stalin. Imagen contradictoria
    • 56 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 La memoria de Stalin está viva en las generaciones cuyos abuelos o padres su- frieron directamente la represión. Oleg Godev, un empresario de 50 años nacido en la ciudad de Majachkalá, en la repú- blica rusa de Daguestán, recuerda que su abuelo, un musulmán especialista en el mundo árabe que actuaba como juez me- diador, fue fusilado en el año de máximo terror, 1937, acusado de ocultar armas en su casa, delito que no había cometido. Cinco años después, en 1942, en plena resistencia contra la invasión nazi, Gurán, el padre de Oleg, jefe de una oficina de co- rreos, fue condenado a 10 años de traba- jos forzados en un campo de prisioneros porque varios paquetes fueron abiertos y su contenido robado, por lo cual debía res- ponder el jefe de la oficina postal. Gurán fue liberado en 1953, con la amnistía con- cedida tras la muerte de Stalin. Oleg recuerda que hace unos años vio a su padre llorando frente a la televisión cuando observaba una película que de- nunciaba los crímenes del estalinismo. No se imaginó que alguna vez saldría a la luz la terrible verdad que él vivió. “Historias como esas pueden contar casi todas las familias”, dice Oleg. “A veces bastaba con envolver algo en un periódico con la foto de Stalin para recibir una con- dena de cinco años, o hacer una denuncia anónima para mandar a alguien a la cár- cel”, dice. “Pero la gente también recuerda el triunfo en la guerra, las grandes repre- sas, las nuevas ciudades de Siberia, el me- tro de Moscú, que se hicieron con Stalin… claro que al precio de millones de vidas”. El 27% de la población desciende de alguna persona que sufrió la represión estalinista, según una encuesta realizada en 2006 y citada por el profesor estaduni- dense Stephen Cohen en su libro La suerte soviética y las alternativas perdidas. El Gran Terror Iósif Visarionovich Dzugazhvili, georgia- no, dejó el seminario para unirse a las fi- las de los socialdemócratas bolcheviques que luchaban contra el zar. Entre cárceles y exilios, adoptó su nombre literario: Sta- lin, que hace referencia al acero. Cinco años después de la revolución de octubre de 1917, Stalin fue secretario general del Partido Comunista, pero asu- mió plenos poderes después de la muerte de Vladimir Ilich Lenin en 1924, a pesar de que éste, en su testamento, aconsejó sa- carlo de ese cargo. “Este cocinero prepara platos muy picantes”, dijo de él. En el curso de pocos años, el georgia- no derrotó a los dirigentes históricos que encabezaron la revolución y envió a León Trotsky al exilio y lo mandó asesinar en México en 1940. A partir de 1928 impulsó la colectivización forzosa de las tierras, provocando la gran hambruna de 1931- 1933, conocida con el nombre de Holodo- mor, que el Parlamento de Ucrania definió el 28 de noviembre de 2006 como genoci- dio y que dejó 6 millones de muertos. El Gran Terror fue la operación de exter- minio llevada a cabo entre 1936 y 1939. Se- gún el historiador francés Nicolás Werth, en su artículo Violencia de Estado en el régimen de Stalin, publicado en el sitio web del Centro de Estudios France-Stanford, en apenas 16 meses, desde agosto de 1937 y noviembre de 1938, un millón y medio de personas fueron arrestadas y 800 mil fueron con- denadas a muerte en juicios sumarios, empezando por los dirigentes y cuadros medios del partido bolchevique, así como de la industria, la cultura y la economía soviéticas. Los más altos oficiales del Ejér- cito Rojo fueron fusilados, descabezando a las fuerzas armadas en vísperas de la invasión nazi. Dieciocho millones de personas –uno de cada seis adultos– pasaron por los campos de trabajos forzados entre 1929 y 1953, convirtiendo al “archipiélago gulag” en una monstruosa empresa de construc- ción de obras gigantescas como diques, vías férreas, autopistas, minas y ciudades. Werth calcula que cerca de 1.8 millones de prisioneros murieron, el 10% del total. Las cifras de la represión se comple- tan con los pueblos enteros deportados después de la Segunda Guerra Mundial (7 millones de personas), debido a la “sospe- cha” de que colaboraban con el nazismo. “A diferencia de la violencia practi- cada por los nazis, que se dirigió esen- cialmente hacia el exterior, la violencia estalinista se dirigió fundamentalmente hacia adentro, hacia la sociedad soviética misma”, señala el profesor Werth. Este año también se cumplieron 70 años de la rendición en Stalingrado del VI Ejército alemán al mando del mariscal Frie- drich von Paulus. Esa sangrienta batalla se- lló la suerte de la Segunda Guerra Mundial. Costó la vida a un millón de soviéticos. En 1961 la ciudad fue renombrada Volgogrado, pero por iniciativa del gobierno local recu- perará su viejo nombre seis días al año en homenaje a la histórica batalla. Es que, a pesar del amplio conoci- miento que hay hoy sobre los crímenes de Stalin, 68% de los encuestados por el Cen- tro Levada se manifestó de acuerdo con la siguiente afirmación: “A pesar de sus erro- res y defectos, lo más importante es que bajo su conducción, nuestro pueblo ganó la Gran Guerra Patria”. Para María Lipman esta justificación del estalinismo se explica porque la victo- ria en la Gran Guerra Patria fue el “hecho más importante de la historia rusa y ésta no se puede separar de la figura de Stalin”. Por eso es tan difícil para el pueblo so- viético, y para el ruso en particular, sopesar con justicia las cargas de su doloroso pasa- do: casi 30 millones de muertos que costó la victoria sobre el nazismo (a diferencia de 500 mil víctimas de Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos), y millones de muertos por la represión del mismo Stalin, el ma- riscal supremo, así como prisioneros polí- ticos liberados para después morir en las trincheras, o soldados que hicieron su ca- mino hasta Berlín y sobrevivieron la guerra para terminar sus días en el gulag. “El Estado soy yo” A pesar del rechazo que provoca, la imagen de Stalin como estadista y dirigente fuerte y eficiente ha sido gradualmente revalora- da por los rusos en los últimos años. En 1989, cuando el imperio soviético se derrumbaba, Stalin quedó en el puesto nú- mero 12 en una encuesta realizada por el Centro Levada sobre quiénes habían sido los hombres rusos más influentes en la his- toria mundial; 23 años después, Stalin ocu- pó el primer lugar, con 42% de los votos. Para Lev Gudkov este salto coincide con la llegada de Vladimir Putin al gobier- no en el 2000, que fue acompañada por una lenta y cuidadosa revaloración del lí- der. Según el experto, “la continuidad del mito 60 años después de su muerte tiene Revaloración gradual APphoto/AlexanderZemlianichenko
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 57 dos explicaciones: en primer lugar, la de- manda de las élites de un líder fuerte, y en segundo lugar, se adapta a las necesida- des de tener un mito que legitime y justi- fique” un fuerte control sobre la sociedad. Según Gudkov, la fuerza del “mito” se mide en su capacidad de unir en una sola idea la del “triunfador en la guerra, líder de la segunda potencia mundial, símbolo de la superioridad nacional, eficiente ad- ministrador que garantizó la moderniza- ción forzada del país”. Este intento de manipular la figura de Stalin ocultando su lado escabroso obede- ce, según Lipman, a que “el orden político ruso se construye sobre la base del domi- nio del Estado sobre la sociedad. Esto fue casi siempre así: un Estado fuerte y una sociedad débil. Bajo Stalin, el Estado fue el más fuerte en toda la historia rusa”. Actualmente, cuando el gobierno de Putin quiere dar la imagen de una Rusia fuerte, opuesta a la imagen anárquica y caótica de los años noventa del siglo pasa- do, “la figura de Stalin es muy importante, aunque no le hagan propaganda de ma- nera abierta, pero tiene una significación simbólica”, agrega Lipman. Nadie quiere volver a esas épocas ne- gras del estalinismo, pero “cuando la gente habla de Stalin, lo que quiere es orden y lu- cha contra la corrupción”, dice Lipman en referencia a la anarquía y los abusos y com- plicidades de la clase política y empresarial. Sesenta años después, esta imagen contradictoria del pasado ha impedido que Rusia honre debidamente a las vícti- mas de la represión estalinista. “Esto no es casual, porque si bien han existido algunas condenas al terror estali- nista por parte de los gobiernos de Vladi- mir Putin y de Dmitry Medvedev, se trata de cuestiones parciales, porque nunca se hicieron declaraciones sobre lo que pasó, por qué pasó, ni sobre quién dio las órde- nes”, sostiene Lipman. “Esta es la esencia del Estado ruso, que domina a la socie- dad”, agrega. En 2007, cuando se cumplieron 70 años de El Gran Terror, Putin entregó personal- mente una distinción aAlexandr Solzhenit- sin, el primero en denunciar la existencia del Archipiélago Gulag, y participó en un homenaje a las víctimas en un cementerio. En 2010, Putin se inclinó en el monumento a los 20 mil oficiales polacos asesinados en 1940 por orden de Stalin en Katyn, un bos- que en las afueras de Smolensk. Pero la FSB, sucesora de la temible KGB, sigue funcionando en el mismo edi- ficio de la Lubianka, en cuyos sótanos torturaban y asesinaban, y todos los años festeja el día del trabajador de la seguri- dad estatal. En 2012, en la gala de home- naje, Putin dijo que Rusia se enorgullece “con justicia de las gloriosas páginas en la historia de los servicios especiales”, que “en el curso de siglos han sido poderosos garantes de nuestra soberanía”, y agregó: “Hoy expresamos nuestro respeto a los actos valientes de quienes han demos- trado competencia, valor y disposición a cumplir órdenes, independientemente de las circunstancias”. Después de la desaparición de la Unión Soviética se estableció el 30 de octubre como día nacional en memoria de las víctimas, y en los últimos años se avanzó ampliamente en la documentación y el conocimiento de los crímenes de Stalin gracias al trabajo de organizaciones como Memorial, que con oficinas en todo el país recopiló documentos, buscó tumbas y lu- gares de tortura, entrevistó víctimas y fa- miliares, aunque actualmente no hay un monumento nacional a las víctimas. Como señala Lipman,“no puede haber un monumento porque para ello debería reescribirse la historia. Un memorial debe tener una concepción, y sin ella no puede existir”. HISTORIA Especial Segunda Guerra Mundial. Costosa victoria Archipiélago Gulag. Empresa de la muerte APphoto/AgenturVollerErnst
    • 58 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 JUAN ALBERTO CEDILLO C omo canciller de Alemania, a partir de 1933, la incendia- ria oratoria de Adolfo Hitler se trasmitía y repetía por todos los medios de la época: prensa, ci- ne y principalmente radio. Sus llamados para defender la patria trascen- dían fronteras y tuvieron eco en México, al grado de que en el preludio de la Segun- da Guerra Mundial cientos de mexicanos de origen alemán viajaron a Europa para sumarse a las filas del ejército hitleriano. Algunos de ellos habían nacido en las fincas cafetaleras del Soconusco en Chia- pas y apenas habían cumplido 18 años. Al llegar a Alemania rechazaban la na- cionalidad mexicana para enrolarse en al- gunas de las divisiones de la Wehrmacht, la maquinaria de guerra nazi. Pelearon en di- versos frentes de la guerra en Europa.Algu- nos alcanzaron grados de oficiales. Muchos de esos mexicanos dejaron sus vidas en los combates contra el ejército soviético. Los que sobrevivieron a la derrota nazi fueron recluidos en campos de con- centración. Muchos intentaron recuperar la nacionalidad mexicana que habían rechazado y con ello tener la posibilidad de regresar al país. Decenas lo lograron. Realizaron los trámites en el consulado de México en Frankfurt. Antes tuvieron que demostrar que no habían militado en el Partido Nazi. Otros regresaron ilegalmente, sin cumplir todos los trámites. Cientos más que no eran de origen mexicano también intentaron huir de Europa viniendo a Mé- xico. Algunos lo lograron. Hay indicios de que también crimina- les de guerra escaparon a México, Argen- tina, Brasil o Bolivia. Esa información se desprende del reporte de un agente de in- teligencia estadunidense que operaba en En el preludio de la Segunda Guerra Mundial cientos de mexi- canos de origen alemán abandonaron el país para pelear en el ejército de Adolfo Hitler. Tras la derrota nazi, decenas de ellos intentaron recuperar la nacionalidad mexicana que habían re- chazadoyregresaronalpaíslegaloclandestinamente.Algunos contaron con la ayuda de Miguel Alemán Valdés.Ello consta en documentosdelArchivoHistóricoGenaroEstradadelaSecreta- ríadeRelacionesExterioresydelArchivoGeneraldelaNación. Roma, quien advirtió a sus superiores en ese sentido; el documento está en el Ar- chivo Nacional de Washington. Sobre los mexicanos que lograron recuperar su nacionalidad existen dos tomos con al menos medio centenar de expedientes cada uno en el Archivo His- tórico Genaro Estrada de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Además en el Archivo General de la Nación (AGN) hay cartas, documentos, fo- tografías y pasaportes de mexicanos que estaban peleando en Europa. Mandaban misivas y fotos de sus campañas a sus familiares, la mayoría radicados en fincas cafetaleras de Veracruz y Chiapas, cartas que no llegaron a su destino pues fueron incautadas por el gobierno. “Desnazificación” Según los archivos de la SRE entre los ofi- ciales que lograron regresar a México se encontraba Jurgen Petersen, nacido en Puebla en 1923. Abandonó el país y recha- zó la nacionalidad mexicana a principios de los cuarenta. En octubre de 1942 alcan- zó el grado de sargento de infantería en el ejército nazi. Al término de la guerra fue recluido en un centro de concentración y desde ahí comenzó los trámites para re- gresar a México. Su expediente precisa:“La Dirección Ge- neral de Asuntos Jurídicos determinó que a esta persona le corresponde la nacionali- dad mexicana por nacimiento.Con fecha 24 de julio último esta Dirección ha solicitado por Hitler Mexicanos que pelearon
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 59 al interesado un Certificado de Desnazifi- cación debidamente legalizado que hasta la fecha no se ha podido producir”. El Certificado de Desnazificación era el documento más importante para salir de los países ocupados por los Aliados en Europa. Incluso era más relevante que el pasaporte. Las autoridades militares eran las únicas que podían validarlo. Petersen regresó a Puebla sin ese do- cumento. Además, muchos de los oficia- les que regresaron a México presentaron papeles expedidos por autoridades civiles alemanas que no certificaron los mandos militares británicos ni estadunidenses. Otros que pudieron regresar a México fueron los hermanos Herbert Emil y Hell- muth Trampe. Nacieron en la finca cafe- talera La Estrella, de Escuintla, Chiapas. En 1929 salieron de México y siguieron refrendando su pasaporte mexicano has- ta 1940. A partir de ese año lo rechazaron y se sumaron al ejército del Tercer Reich. Al término de la guerra Herbert Emil Trampe fue recluido en un campo de con- centración en Francia. Solicitó su repa- triación a México a través del consulado de Frankfurt. Su expediente precisa: “Se trata de un joven de buena conducta, de buena reputa- ción, a quien sorprendió la guerra en Ale- mania, donde se encontraba junto con su hermano, sólo con su madre, quien falleció y por lo mismo no estaba en edad de decidir lo que debiera hacer en esas circunstancias. Como casi todos los jóvenes de 16 años o más, fue enrolado en el ejército, a pesar de estar registrado como mexicano”. Los hermanos Trampe sirvieron en el ejército de Hitler desde 1942. Regresaron a México a principio de los cincuenta. Las peticiones de repatriación de ofi- ciales llegaron hasta el despacho del pre- sidente, quien turnó los expedientes a la SRE para que los mexicanos de origen ale- mán regresaran al país. Fueron los casos de Hans H. Koopemann y de Guillermo Hasselmann y su esposa, cuyo nombre el expediente no consigna. La mayoría de esos trámites se realizaban en el consulado de México en Frankfurt, pero otros se promovieron en sedes diplomáti- cas en Praga,Bruselas o Madrid.De esos consulados llegaron decenas de peticiones de repatriación de presuntos “mexicanos” que des- conocían lo más elemental de la República Mexicana. Incluso va- rios de ellos comenzaron los trá- mites y sin esperar respuesta se introdujeron ilegalmente al país. Entre ellos está Herbert Fah- mel. Sus trámites para regresar a México los realizó una em- presa de la industria química HISTORIA llamada Pinturas Rapidol. El expediente del caso contiene una carta en la cual la empresa aclara que Fahmel estaba preso en un centro de reclusión en Bruselas. La empresa muestra copias de un cheque por 600 dólares a cargo del Chemical Bank Trust para cubrir los gastos del viaje. La respuesta de la SRE a la petición de Pinturas Rapidoldiceque“lamentanopoder, por ahora, acordar de conformidad la repa- triación del señor Fahmel”. Agrega que éste salió del país en 1942 como ciudadano ale- mán, en canje por ciudadanos mexicanos. Posteriormente el consulado mexica- no en Frankfurt reportó que Fahmel ya se encontraba en México debido a que la Se- cretaría de Gobernación autorizó la docu- mentación para que viajara como migrante. Ruta de las Ratas Nazis de la talla de Adolf Eichmann, Josef Mengele o Klaus Barbie lograron huir a Sudamérica gracias a una red de colabora- dores que incluyó a miembros de la Cruz Roja Internacional y hasta a personajes del Vaticano, como el obispo austriaco Alois Hudal, quien los escondió en una red de monasterios conocidos como la Ruta de las Ratas. Según los documentos de los tribunales de Nuremberg, alrededor de 5 mil oficiales nazis de importancia lo- graron escapar por esa vía. Esa organización tenía su contraparte en Latinoamérica. En México el servicio de inteligencia militar alemán, la Abwehr, mantenía intacta una parte de su centro de operaciones, el más grande e impor- tante fuera de Europa. Meses antes de que empezara la Se- gunda Guerra Mundial, el almirante Wil- helm Franz Canaris, jefe de la Abwehr, ordenó que se abriera en México un pues- to de avanzada con la misma capacidad con la que contaba la Organización de Guerra establecida en España, de acuer- do con documentos desclasificados por el gobierno de Estados Unidos. La oficina fue dirigida por el mayor George Nicolaus junto con el teniente co- ronel Friedrich Karl von Schelebruegge, pariente del excanciller Franz von Papen, lo que dejaba ver la importancia que tenía la nueva sede de espionaje. El principal objetivo de la Abwehr era vigilar desde la frontera norte de México los movimientos militares y realizar es- pionaje industrial sobre la maquinaria bélica de Estados Unidos, así como ase- gurar el suministro de petróleo mexicano para la fuerza aérea alemana (la Luftwa- ffe) y desplegar una red de inteligencia para toda Latinoamérica. Luego suma- rían a sus actividades el sabotaje desde la frontera contra la industria e infraestruc- tura estadunidenses. México era relevante para el ejército nazi. Desde 1938 vendía a los alemanes 70% de su producción petrolera, pero a mediados de 1941 comenzó a cortarle el suministro por presión de Estados Unidos. A partir de entonces se inició la operación de una eficiente red de contrabando en- cabezada por el doctor Joachim A. Herts- let, quien mandaba el crudo a Alemania a través de Italia, Japón y la provincia marí- tima rusa de Primorsky, Siberia. Para asegurar ese suministro también llegaron nazis del más alto nivel. Entre ellos Williams Rhodes Davis, empresario petrolero estadunidense, y Axel Wenner Gren, magnate sueco considerado en esa época uno de los hombres más ricos del mundo. Éste último administraba los fon- dos nazis desde bancos suizos. También llegó al país la actriz alema- na Hilda Kruger, quien se convirtió en amante del entonces secretario de Go- bernación Miguel Alemán Valdés. Gracias a ella, el funcionario protegió la red de la Abwehr que operaba en México. Por ello resultan creíbles las versiones de que algunos criminales de guerra na- zis primero llegaron a México para des- pués fugarse a Sudamérica. También existen evidencias en los do- cumentos desclasificados por Washing- ton que señalan que los servicios de inteligencia estadunidense y británico trajeron a México a na- zis para posteriormente llevarlos ilegalmente a Estados Unidos y po- nerlos a su servicio. Los altos mandos militares alia- dos decidieron usar a los agentes nazis debido a que sus prioridades en Europa habían cambiado. Para finales de los cuarenta ya no les pre- ocupaba perseguir a los criminales y llevarlos a los Juicios de Nuremberg. Su nuevo objetivo era frenar la ex- pansión de los soviéticos en Europa del Este. Los altos oficiales nazis ha- brían servido para ese propósito. Von Schlebrugger. Espionaje
    • 60 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Artífice del programa de educación musical Redes en Baja California, el director sinfónico Eduardo García Barrios se integra al equipo de RafaelTovar y deTeresa, presidente del Conacul- ta, quien lo nombró director del Sistema de Co- ros, Orquestas y Ensambles el mes pasado. Su misión: llevar la música por el país como opción para alejar de la violencia a niños y jóvenes “Combatir la violencia con música” Eduardo García Barrios: JUDITH AMADOR TELLO C uando hace más de 25 años el director de orques- ta Eduardo Mata conoció el sistema de orquestas in- fantiles y juveniles de Ve- nezuela, dirigido por Jo- sé Antonio Abreu, escribió emocionado al entonces secretario de Educación Públi- ca, Miguel González Avelar, para contarle la experiencia. Al poco tiempo comenza- ron a crearse en México las primeras agru- paciones, bajo la coordinación del director Fernando Lozano. El programa, que alcanzó a crear or- questas en cada delegación política del Dis- trito Federal y en varias entidades del país, inició su declive con la llegada a la presiden- cia del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de Sari Bermúdez. Ahora con el nombramiento, el pasa- do 22 de marzo, de Eduardo García Barrios como director general del Sistema de Co- ros, Orquestas y Ensambles (Programa Na- cional de Fomento Musical), el proyecto se reactivará como parte de las acciones de prevención del delito, combate a la violen- cia y reconstitución del tejido social del gobierno de Enrique Peña Nieto. Pero, ¿puede una orquesta acabar con la violencia en una colonia?, se pregunta el propio García Barrios, egresado del Conser- 60 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 GermánCanseco
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 61 CULTURA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 61 No copias al carbón Fue en la visita que el titular del Conacul- ta hizo a Tijuana, acompañando a Peña Nieto, cuando se le invitó a encabezar es- te proyecto. Considera que coinciden en el concepto de trabajo para la comunidad a través de la música: “Para mí Baja California fue una posi- bilidad maravillosa de hacer coincidir mi pensamiento musical, mi ser como ar- tista, como músico, con mi pensamiento ideológico-filosófico de una manera total- mente integral. Se rompió la línea entre el ser artista, maestro, promotor y estar en la comunidad, porque era una unidad. Es el sentido del trabajo que quiero hacer con el equipo de Fomento Musical.” –¿Cuáles son los conceptos en los cua- les coincide con Tovar? –Me refiero a algunos puntos específi- cos: la cultura se teje de abajo para arriba a partir de la comunidad misma, sus nece- sidades, valores, riqueza y posibilidades.Y hay que escuchar a la realidad y empezar a construir ahí donde hace falta y con los elementos presentes. Agrega que en el caso específico del trabajo que desarrolla, consideran a la música como una herramienta podero- sa para hacer comunidad, formar grupo, dar identidad, fortalecerla y crear con- ciencia colectiva, disciplina, trabajo ho- rizontal. Todo ello beneficia a los niños y a su entorno que es, en primera ins- tancia, su familia que devendrá en nue- vos públicos. –¿Y es posible replicar un modelo que fue exitoso en un punto específico del país, pero con diferencias culturales con otras regiones? –¡No! No se busca una réplica mecáni- ca, me parece muy importante que lo en- tendamos: cualquier réplica mecánica tie- ne como destino fallar. En Baja California se hicieron descubrimientos muy bajaca- lifornianos de formas de trabajo. En este sentido, menciona que reci- bieron recursos del Programa Hábitat de la Secretaría de Desarrollo Social, para hacer una orquesta comunitaria. Se pla- neó en las colonias Libertad, Valle Vis- ta, Granjas Familiares y Matamoros, pe- ro ninguna contaba con un salón para reunir a cien niños. Así se optó por for- mar en cada una secciones musicales: ensamble de maderas, cuerdas, percusio- nes y metales. Y se reunían los sábados en el Centro de Artes Musicales para ha- cer los tuttis, e integrar una sola orquesta. Esto podría funcionar en algunos sitios, en otros definitivamente no. Subraya entonces que se trata de re- producir sólo el espíritu, como sucede con el Sistema Venezuela: no puede repetirse en México pues los venezolanos son cari- beños; pero sí puede replicarse el espíritu social, ciertas líneas metodológicas, algu- nos descubrimientos en la enseñanza co- lectiva y comunitaria de los instrumentos. García Barrios dice desconocer las ra- zones por las cuales el programa inspirado en Venezuela no recibió el mismo impul- so en las administraciones panistas, pues “yo estaba fuera de este ámbito”. Pero con- sidera que no sólo bajó el presupuesto sino también pudo ser que el modelo no siem- pre tuvo éxito en la realidad mexicana o no hubo el tiempo para consolidarlo. Fue hace unos cuatro o cinco años cuando en la administración de Sergio García Ramírez en Fomento Musical, se intentó recuperar el concepto ya con ten- dencias a la profesionalización de los jó- venes y no sólo para formar “muchachos sanos, no músicos”, como decía Lozano en su época. Se le pregunta si fue un error no con- siderar desde un inicio la profesionaliza- ción, quizá dejando pasar algunos talen- tos, cuando enVenezuela tienen casi como un emblema al director Gustavo Dudamel: “Entiendo perfectamente. El éxito del Sistema Venezuela no es Dudamel; Duda- mel es un producto del éxito del sistema... Él es una naturaleza excepcional, simple y sencillamente, pero no te imaginas la aca- demia de directores buenísimos que hay, de violinistas y chelistas, y cada vez en ni- veles más poderosos y más fuertes. En el ámbito del quehacer musical profesional, Venezuela demuestra que lo social y lo académico no están peleados.” Menciona como parte de la metodo- logía hacer que los niños toquen grandes obras clásicas desde el inicio, no “música simpatiquita”, sino Beethoven, Brahms, con arreglos apropiados a su nivel, que es- tén en contacto con “la gran música de to- dos los tiempos desde el barroco hasta el contemporáneo”. Luego, hacerlos trabajar con disciplina y puntualidad sin restarle alegría y gozo, y hasta vestirlos bien para que se sientan parte “de este ritual mara- villoso que es el arte”. “Si los llevas de esa manera y les das ese reconocimiento, quizá el 80% no vaya a ser músico. ¡Y qué!, la música no sólo es para los músicos, es para todo el mundo; pero el otro 20% es una gran responsabili- dad y debemos ser cuidadosos. Porque si detectas como talento a un niño de ocho años, debes crearle el camino hasta que termine su carrera y eso cuesta y no po- demos dejar de pensar que éste es un pro- yecto a largo plazo.” vatorioTchaikovski de Moscú y fundador de la Sinfonieta de Moscú y la Orquesta de Baja California (OBC).Y responde sin empacho: “Lo dudo. Lo que sí se puede con una orquesta de 120 niñas y niños, más un co- ro de 80, es crear una opción de uso del ocio alucinante. Y no sólo van a usar su tiempo esos 200 niños, vas a involucrar al primer círculo que los rodea en una ac- tividad que les levanta la autoestima de manera impresionante, que les da una vi- sión y un camino de capacidades. Eso es- tá demostrado.” Afirma que existe un estudio, próxi- mo a publicarse, sobre el caso Redes 2025, mediante el cual creó orquestas infanti- les y juveniles, en Tijuana, Baja California, en donde dirigió tanto el Centro de Artes Musicales como la OBC. Estas experiencias fueron determinantes para que el actual presidente del Conaculta, RafaelTovar y de Teresa, lo invitara a integrarse a su equipo. A decir del director, el estudio muestra cómo cambia la vida de los niños, y has- ta su manera de pensar, quieran o no ser músicos en el futuro, cuando se les da la opción de hacer un trabajo colectivo. El re- sultado impacta también a la gente que “se conmueve” de ver la fuerza “visual y energética” de 120 niños, más un coro, to- cando juntos.Y replantea la pregunta: “¿Puede contribuir esto? ¡Claro que puede! ¿Va a terminar con la violencia? No, porque al mismo tiempo debe haber otros programas que enlacen el trabajo; pero desde nuestra perspectiva, para la lucha contra la violencia la opción que po- demos dar es musical y sería genial lograr cinco orquestas en cada barrio.” Si bien Venezuela y Colombia avan- zaron en su lucha contra la delincuencia incluyendo programas y proyectos cultu- rales, la pregunta es si basta con dar una opción a un niño, a quien de cualquier for- ma no se le modifican las condiciones de su comunidad a veces carente de recursos o con otros problemas. En Medellín, dice, se hizo todo un plan con 27 escuelas de música, teatro, bibliotecas, programas so- ciales, de desarrollo y hasta de pavimen- tación, “es un combinado de elementos y eso hay que entenderlo perfectamente”. –Le toca a usted una parte. Para te- ner éxito ¿tendrá que plantearle a la cabe- za, Rafael Tovar en primera instancia o al mismo Peña Nieto, que no basta con darle un instrumento a un niño? –Creo que hay claridad total al respec- to. La transversalidad será un principio fundamental y obviamente hay un pro- grama transversal que en su momento se- rá anunciado por el presidente y por el li- cenciado Tovar. CULTURALTURA
    • 62 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Competencias García Barrios precisa los propósitos del programa comunitario: Contribuir, sin mesianismos, a la re- composición del tejido social desde la comunidad a través de la música, en las grandes agrupaciones musicales; detectar a los talentos y contribuir a la creación de un camino que los lleve de la orquesta co- munitaria a la profesionalización, e incor- porar dichos talentos a la Orquesta Escue- la Carlos Chávez. Esta orquesta adopta este nombre a partir de ahora. Es un programa de edu- cación musical profesional de licencia- tura, por el sistema de competencias. Ya egresaron 2 jóvenes que ahora cursan su maestría en Francia y tienen 117 de 146 como pasantes. La agrupación continuará ofreciendo conciertos en la Sala Blas Ga- lindo del Centro Nacional de las Artes, co- mo parte de sus actividades artísticas, pe- ro también de su formación académica. Una vez que egresen de esta orquesta, los jóvenes habrán de incorporarse a los grupos profesionales, aunque admite Gar- cía Barrios no existe el número de orques- tas que debería haber “para el tamaño del país”. Y es que no se ha logrado dar a la música y a la cultura el estatus debido. Pa- ra él no sólo es un problema nacional, di- ce que cuando se pregunta para qué sirve la música, la respuesta en el mundo sigue siendo: ‘Pues no pa’mucho’. El director no sabe con precisión, “ni un aproximado”, el monto del presupues- to que se asignará al programa, pero ase- gura que los recursos vendrán de diver- sas instancias de los gobiernos federal y estatales. Lo que tiene claro es que para este tipo de proyectos “no hay dinero que alcance” pues irá en crecimiento la de- manda. Por ahora trabaja en un diagnós- tico para saber qué grupos comunitarios existen ya. Hay alrededor de 5 mil niños y jóvenes trabajando en el Sistema, de entre 7 y 18 años de edad. En diciembre pasado, el crítico Fernan- do de Ita, escribió en su columna del dia- rio El Financiero acerca de la intención de Peña Nieto de llevar el modelo del Centro Musical de Tijuana al resto del país y ad- virtió que el proyecto se confrontará con JUDITH AMADOR TELLO P ese a que los grupos artísticos del Instituto Na- cional de Bellas Artes (INBA) suelen interpretar continuamente el repertorio operístico y clási- co, hace ya dos años que con frecuencia les vienen más a la mente las últimas frases de la canción Ama- necer ranchero, de Lorenzo Barcelata, que inmortali- zó el charro cantor Jorge Negrete: ...nomás me dice que sí pero no me dice cuando. Y es que desde 2011 están demandando un in- cremento salarial que equipare sus sueldos con los de los integrantes de la Orquesta Sinfónica del Ins- tituto Politécnico Nacional (OSIPN), y aunque la res- puesta ha sido favorable e incluso se iniciaron los tra- bajos de negociación, hasta el momento nada se ha resuelto en concreto. Reunidos en las oficinas de la delegación sindical de los grupos artísticos encabezada por Luis Alberto Sánchez, tenor del Coro de Bellas Artes, los integran- tes de la Orquesta Sinfónica Nacional, Concertistas de Bellas Artes, Coro de Madrigalistas, Orquesta de Cá- mara de Bellas Artes y Orquesta del Teatro, Carolina Lagunes, Consuelo Luna, Gamaliel Pérez y Julio Ro- sales, entre otros, exponen que en 2011 los trabaja- dores del IPN tuvieron un aumento del 7.74% cuando para los trabajadores del INBA, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Secretaría de Educación Pública (SEP) fue apenas del 3.9%. Por ello estos empleados de los institutos y de la secretaría se unieron para pedir el mismo trato en tanto que pertenecen al llamado Modelo de Educa- ción Superior, creado entre 1980 y 1984, mediante el cual las mejoras salariales y las prestaciones logra- das por los trabajadores de la Universidad Nacio- nal Autónoma de México se aplican también a los del IPN, SEP, INAH e INBA. Su esencia es que a traba- jo igual, debe corresponder un salario, condiciones y prestaciones iguales. Ante la negativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de dar el incremento de ma- mejora salarial Exigen músicos de Bellas Artes una OctavioGómez
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 63 CULTURA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 63 las orquestas juveniles Esperanza Azteca, creadas por la empresa televisiva del mis- mo nombre, con recursos de los gobiernos estatales a los cuales “cobra”2 millones de pesos “por la franquicia”. Las orquestas de la empresa de Salinas Pliego incluso han recibido recursos eti- quetados por la Cámara de Diputados. De Ita refiere por su parte que Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, firmó un con- venio con 22 gobernadores para formar or- questas en todo el país, y le dieron dinero “con la aquiescencia del presidente Calde- rón y el beneplácito de Consuelo Sáizar”. –¿Va a competir por el presupuesto con TV Azteca? –Quiero ser muy claro. Aquí va a ha- ber un presupuesto para todo este Progra- ma Nacional de Fomento Musical. Es de- cir, contamos con todo este recurso para las orquestas comunitarias, y sé que hay la intención de que sea un presupuesto cabal, alto, que nos permita desarrollar to- do un proyecto. Añade que TV Azteca tiene otro presu- puesto y competirían sólo si se enciman los proyectos, que fundamentalmente tienen la misma metodología y trabajan con niños, sólo que la televisora cuenta con “un ele- mento mediático poderosísimo”. Pero con- fía en que el área de difusión de Fomento, les cree también una fuerte imagen. No ve competencia; por el contrario, piensa que llegarán a trabajar con ellos compartiendo maestros o espacios, e in- cluso pide a la televisora poner sus cá- maras al servicio de los niños de las or- questas comunitarias. Al final, pregunta: “¿cuál es la diferencia entre un niño de Esperanza Azteca y uno de una orquesta comunitaria?” –Quizá la intención, lo que hay de fon- do o detrás. Fomento quiere impulsar el de- sarrollo musical, deTV Azteca no se sabe... –En última instancia no está en mí juz- garlo, lo que sí debo hacer es tender la ma- no y decir: ‘Vamos a trabajar juntos por ese chavo’. Si tuviste la capacidad econó- mica de traer a un gran maestro de trom- bón para un curso, deja que los niños más talentosos de las orquestas cercanas pue- dan asistir... La actitud de Conaculta es de armonización. A García Barrios se le vio en varias oca- siones dirigir una obra al terminar los míti- nes deAndrés Manuel López Obrador, era el primer movimiento de la canta- ta Los sueños, de Arturo Márquez. –Su presencia hacía suponer que apoyaba a López Obrador, ¿por qué acepta trabajar ahora con este go- bierno? –¡Guau! ¡Ésa es la pregunta! –res- ponde casi en un grito. Guarda si- lencio unos segundos que parecen largos, respira hondo y dice final- mente: “La respuesta no es sencilla y no quiero ser mecánico...” Explica que fueron varias las ra- zones que lo llevaron a asistir a los mítines. Y cuenta que un alumno le preguntó un día: “Maestro, ¿usted es amarillo?” Repite la respuesta: No; pero sorprendido del efecto mediá- tico para crear “conciencias o incon- ciencias”, consideró que debía hacer algo para expresar su inconformi- dad con lo que sucedía en el país en aquel momento, hace ya más de seis años. Y pasó pronto de los mítines al trabajo comunitario con la crea- ción del Laboratorio de Investigacio- nes Escénico Musicales A.C., y el Co- ro de la Ciudad de México, integrado por gente de 17 a 85 años de edad. “¿Por qué estoy en este gobier- no? Porque la invitación que me han hecho es a trabajar con la comuni- dad, desde el gobierno pero con la comunidad y voy a ser consecuen- te –espero ser consecuente– en ese sentido. No creo que el trabajo co- munitario sea partidista. Me pre- guntas y jamás lo voy a negar (que estuvo con AMLO)”. Por último, Gar- cía Barros lo responde, así: “A mí me invitó el embajador Rafael Tovar como artista, como promotor y como maestro, y nunca lo he dejado de ser.” la actual directora del instituto, María Cristi- na García Cepeda, “las cosas tomarían otro derrotero”; sin embargo, han transcurrido cuatro meses y no les ha concedido una cita para hablar con ella y saber si está enterada o no del asunto. Subrayan también que su insistencia en la homologación no se funda en ser mejo- res o peores músicos, sino en la ley y en la responsabilidad que tiene cada institución. Ellos consideran que si bien la OSIPN es parte importante en la formación de la co- munidad politécnica, el INBA tiene una labor de difusión y promoción de la cultura musi- cal a nivel nacional, aunque por la falta de apoyos el INBA ha venido rezagándose. Para Rosales es consecuencia también del modelo económico neoliberal que es- tá imponiendo las reformas laboral y educa- tiva, en el cual la cultura y las artes no son prioridades: “Por eso el afán privatizador y de cam- biar las leyes de salvaguarda del patrimonio... quieren hacer proyectos como en Teotihua- cán, como en Tajín y Tzintzuntzan, para que la gente pague. Y la función de los institutos es social, es educativa, no es susceptible de generar ganancias, la ganancia en el desarro- llo intelectual de la gente no se mide en dine- ro, se mide en civilidad, en humanidad.” Proceso solicitó información sobre el asunto salarial al área de Difusión y Relacio- nes Públicas del INBA. Hubo sorpresa, pues se informó que se mantienen las negocia- ciones entre trabajadores y autoridades de las áreas administrativa y laboral del institu- to y “van por buen camino”. E indicaron que no ha habido una solicitud formal por parte de los trabajadores para reunirse con la di- rectora García Cepeda. nera conjunta, los grupos artísticos deman- daron por su cuenta se les asignen los mis- mos sueldos que a la OSIPN. Hace más de siete meses lograron para los cantantes un aumento del 19.8%; pero a los instrumen- tistas sólo se les dio el 4.5%, por lo cual han venido insistiendo en que concluya la homologación. Sánchez dice que la respuesta de los re- presentantes del INBA es que “se está tra- bajando”, y admite que sería una mentira decir que no es así, “pero no lo hace al ritmo que quisiéramos”. Se les ha dicho que to- do depende de la SEP y de la SHCP. Y hasta donde sabe la parte administrativa está re- suelta pero Hacienda debe justificar de dón- de saldrán los recursos. Confía en que como se trata sólo de 349 músicos la cantidad requerida no se- rá grande. Para dar una idea de lo que soli- citan, precisa que el primer concertino de la OSIPN gana 17 mil 518 pesos de sueldo ba- se al mes y el de los grupos artísticos, que incluye a la OSN, 15 mil 173. La última cate- goría en el Politécnico gana 14 mil 65 pesos y en el INBA 12 mil 197, pero las diferencias repercuten en sus prestaciones. Agregan además que los instrumentos no son apor- tados por la institución, sino que cada músi- co debe comprar el suyo, con costos supe- riores a los 5 mil dólares el más barato. Rosales añade que el gobierno fede- ral ha sido “dilatorio” y no hay razón, pues los acuerdos del Modelo de Educación Superior establecen la homologación, y el cambio de gobierno no es motivo para su incumplimiento. A decir de los músicos, con el panismo vivieron en el INBA tiempos de “oscurantis- mo e improvisación” y confiaban en que con
    • 64 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE L a periodista y escritora Cris- tina Pacheco concreta que Aquí nos tocó vivir, su célebre programa que cumple al aire en Once TV 35 años el próxi- mo 10 de mayo, “es un espejo real y crudo de la Ciudad de México y le da voz a los trabajadores de la capital.” No obstante, ante ese “espejo cruel y amargo”, ella encuentra “situaciones po- sitivas y hermosas del Distrito Federal”. –Según su visión, ¿Aquí nos tocó vivir, qué ha reflejado en estos 35 años? –El cambio de la ciudad y la sociedad. Se han transformado los intereses, el len- guaje, el trato entre unas personas y otras y, sobre todo, han surgido unos fantasmas que me preocupan mucho: el miedo y la violencia. Con mucha más frecuencia que antes las personas me platican del miedo que sienten de llevar un adorno sobre su vestimenta o ir al cajero o de no poder lle- gar a su trabajo a tiempo porque hay un plantón. “Esto en la vida de los niños es atroz; nunca han jugado en la calle, una expe- riencia maravillosa que yo viví. Se iba uno al parque sin miedo de que te atacara un tipo que saliera detrás de un árbol o se an- daba en un barrio sin pensar que se iba a desatar una balacera. Eso no lo pensába- mos nunca, y yo vengo del pueblo deTacu- ba y pasaba por Santa Julia. Era una liber- tad maravillosa. “Esa pérdida de espacio me duele mucho, por los niños.” –¿Esta situación de violencia, ha cam- biado el enfoque de Aquí nos tocó vivir? –No, el programa sigue siendo libre; pero sí tengo a veces cierta preocupación por los lugares donde vamos y por fortu- na hemos tenido el apoyo de las personas de los sitios que grabamos. Si me meto en ellos voy pensando que hay que tener cui- dado, cosa que antes no pensaba. –¿Qué problemas enfrentan ahora sus entrevistados? –El desempleo, la injusticia, la deses- peranza, la angustia de la separación de la gente que se tiene que ir a buscar un futu- ro mejor. Siempre existe alguien que de- be salir o alguien que está lejos, y desde luego la desarticulación de la familia; ade- más, casi no hay lugar para los viejos. La vejez es uno de los temas que he tratado de abordar con mucha frecuencia. –¿Qué opina de la situación de los jóvenes? –Ese es otro motivo de preocupación, los veo un poco perdidos. Sólo les intere- sa el dinero. Lo material. Sus estudios son para trabajar rápido, para que den resul- tados inmediatos, hay una prisa por todo, y tienen razón, viven en una crisis econó- mica tremenda y los veo en la plena sole- dad. Siempre que veo a esos jóvenes con sus pantalones y peinados raros con la 35 años de “Aquí nos tocó vivir” Cristina Pacheco, Desde 1978 comenzó el peregrinaje tele- visivo de Cristina Pacheco por las entra- ñas de la capital y sus habitantes con los reportajes-testimonio de la serie Aquí nos tocó vivir, a través de Canal Once. Durante 35 años su programa ha retratado gran- des transformaciones en la fisonomía ur- bana y en los sueños de sus pobladores; pero el amor de Cristina por la Ciudad de México y la admiración hacia quienes so- breviven con ella siguen intactos.
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 65 CULTURA mochila, me detengo a pensar qué habrá dentro de esa mochila: cigarros, compac- tos, revistas…. Ahí traen toda su vida. –¿A qué cree se debe esa soledad de los jóvenes? –Son muchas las situaciones. Por la crisis económica la familia se ha fragmen- tado, se ha fracturado, pocas veces la fa- milia convive junta. Hay pocos espacios y tiempo de convivir. Expresar la vida citadina La autora de los libros Sopita de Fideo y Al pie de la letra. Entrevistas con escritores y conductora de Conversando con Cristina Pa- checo arguye que no pretende realizar so- ciología urbana con Aquí nos tocó vivir, “es un testimonio de lo que pasa aquí y aho- ra. Es un álbum de familia de estos días”. –¿Cómo es que ha permanecido tanto tiempo al aire su programa? –Porque se renueva cada semana. No tenemos un prejuicio. La única intención que ha habido siempre es acercarse a los lugares en donde haya una expresión de vida, donde haya personas que quieran tomar la palabra y contar su historia. “Mis personajes no tienen una retóri- ca falsa, no tratan de quedar bien con na- die, simplemente me cuentan sus histo- rias. Si elaboran tortas me dicen cómo se hace una torta. O si tienen problemas con su casero, me los narran.” La primera emisión del programa sa- lió al aire en mayo de 1978, pero se de- sarrolló y consolidó en los años ochenta. Nació como una propuesta de José Priani, quien sugirió al entonces director de Ca- nal Once, Pablo Marentes, elaborar una se- rie donde se tratara el problema de la vi- vienda analizando desde el punto de vista arquitectónico, lo cual representaba una oportunidad de conocer las estructuras habitacionales asentadas en la Ciudad de México. –¿Cómo logra usted acercarse a sus entrevistados? –No lo sé… Llego a un lugar y si me gusta, ahí me quedo; no tengo prisa ni voy con prejuicios. Si voy a ver a las prostitu- tas no las fuerzo a que me digan que la po- licía es tal y tal… “Y sí quiero que me digan eso, pero cuando ellas me lo quieren decir. Igual, si voy a ver a una persona que tiene un fa- miliar en la cárcel no la obligo con ‘¡ya dí- game!’, espero hasta que ella me lo quiera comentar todo a detalle.” –¡Aquí nos tocó vivir! se ha vuelto una frase de queja en la Ciudad de México. –Una ciudad de estas dimensiones no puede ser fácil. Además, tan pura y tan heterogénea. Vienen personas de todos lados, muchas de ellas no hablan castella- no. Y nosotros no hablamos la lengua de esos indígenas. Vie- nen personas en to- das las condiciones habidas y por haber. “Estametrópolies un laberinto, por des- ordenada, sucia, as- mática, herida, mio- pe, en fin; pero creo que es la más bella del mundo; para un periodista una ciu- dad así es fantástica. ¿Aquí nos tocó vivir? ¡Bien!, y hay que de- volverle un poco de lo que nos ha dado esta urbe, porque vivir en una ciudad así tam- bién es muy ventajo- so. Hay escuelas, museos, parques, plazas, arquitectura desde el año 1500… –¿Para qué ha servido este espejo de Aquí nos tocó vivir? –Para mucho, para que la gente se re- conozca. Aunque parezca mentira, pa- ra que se identifique una persona con la otra, para sentirse más integrada a su co- munidad porque hay un individualismo por lo grande que es la ciudad. –¿A los políticos les dice algo Aquí nos tocó vivir? –No sé,pero yo debo de confesar una co- sa: al principio había una diferencia total, luego hubo soluciones a ciertos problemas. Y en muchas ocasiones que agradezco, por- que yo no los trato ni los conozco porque no es mi ámbito, felicitan el programa. “Si yo fuera ellos, aprendería algunas cosas de Aquí nos tocó vivir, y de otros mu- chos programas, no nada más del mío, en lugar de cerrarse. Opino y no les impongo, deben ver qué sucede más a su alrededor. Sentirlo todo más de cerca, porque ver las cosas desde un coche o un helicóptero es muy diferente.” Comenta que en la última casa de su visita (“donde me peinó un niñito porque decía que llevaba el pelo muy mal y tenía razón”), captó cómo vivían una treintena de personas (“los varones con las manos en el bolsillo, dando vueltas y las muje- res trabajando, los colchones afuera, pe- laban las papas en el lavadero, no había un orden”) y pese a tales condiciones de hacinamiento, descubrió aspectos positi- vos de humanidad y convivencia en ellas. “No los juzgo. Al contrario, los admi- ro. No digo que se vean felices, pero esta- ban enteros. Estaban listos a darle la cara al día. Cada quien sabe cuál es su labor y la hace.Admiro su valor, no se desaniman. Me causa pesar dejarlos ahí. No los pue- do olvidar…” Aquí nos tocó vivir “no es un programa de denuncia pero tampoco la evito; sólo muestro con menos adjetivos y más verbos que es una injusticia que la gente viva en- tre la basura y el presidente municipal vi- va en una mansión”, dice Cristina Pacheco. “De donde me lo pongan, eso se llama injusticia y corrupción. Para qué lo digo si ahí está y son personas a las cuales se les obliga a pagar impuestos, a los que les cuesta todo muy caro. Lo más caro en esta ciudad es ser pobre.Todo te cuesta más.” –¿Qué opina que la televisión comer- cial no se interesa por la situación del ciudadano? –Cada quien es responsable de su par- cela y esto es lo que yo quiero realizar. A mí me gusta el compromiso, no me gusta andar navegando. Decir algo te da una res- ponsabilidad; pero no decir te da otra y yo prefiero la responsabilidad de exponerlo cuando veo que tengo algo que decir. Aquí nos tocó vivir se transmite los sába- dos a las 21 horas.También se ve en Estados Unidos (“hace como 20 años, en China que- rían hacer un programa así y no sé por qué no pudieron crearlo; igual a la BBC de Lon- dres le interesó realizarlo y… nada”). La entrevista se acerca a su fin con un pensamiento de Cristina Pacheco por el objeto amoroso de su fascinación en 35 años de Aquí nos tocó vivir: “La Ciudad de México es mi vicio, no puedo estar sin ella, me gustan hasta sus defectos. Pero me duele verla tan rota y tan deteriorada. Parece que muchas cosas se hacen para incomunicarnos y no para co- municarnos. Me duele que el temor y la vio- lencia nos priven de los espacios públicos.” –¿Culpa a los políticos? –Yo no sé,debe haber muchos factores… “Son las personas que toman deci- siones, no sé si son urbanistas o no. Lo que sí sé es que han decidido cambiar, transformar o construir. Nos quitan y nos dicen: ‘Ponte acá y cállate’. No es- toy de acuerdo con nada que destruya el paisaje urbano.” Pacheco. De plácemes
    • 66 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 La Ciudad de México en la palma de la mano C omo una descarga multimedia, desde el martes 23 se puede acce- der a la aplicación digital La Ciu- dad de México, de Marco Antonio Cruz, que reúne más de un centenar de imáge- nes del fotógrafo mexicano, disponible ahora para descarga gratuita en la tienda de Apple en línea. El libro digital que se obtiene al accesar a la Apple Store contiene algo más que imá- genes; son historias, reportajes y ensayos fotográficos realizados en más de tres déca- das de profesión, que pueden ser aprecia- dos desde un iPad o un iPhone. Por su trabajo, Cruz, coordinador de fotografía de Proceso, es conocido a ni- vel nacional e internacional y ha ganado premios como el Grange Prize de Toron- to 2009, uno de los más prestigiosos en su género.  La aplicación de la colección Cristal de Luz es una versión multimedia, pues algu- nas imágenes –tomadas con diversos for- matos y cámaras con película blanco y negro– contienen narraciones en audio y vi- deo con voz del fotógrafo, que ilustra al lec- tor para una mejor comprensión de la Ciu- dad de México. Al cierre de esta edición se habían des- cargado más de mil aplicaciones, lo cual es posible a través del apoyo del Fondo Na- cional para la Cultura y las Artes (Fonca) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). (NR) creencias, la mitología maya y el fin del mundo. Confusa en la narrativa cu- ratorial, esta última presenta un panorama creativo disparejo de escultura en pequeño formato, la cual, si bien destaca por algunas propuestas, en general se carac- teriza por el convencionalismo y falta de riesgo. Comisariada por el direc- tor del recinto, Rafael Pérez, la colectiva denominada Nuevos dioses, nuevos tiempos, integra artistas mexicanos y latinoameri- canos de distintas trayectorias y generaciones con obras realiza- das entre 1998 y 2013. La pre- sencia más reconocida a nivel internacional es Nadín Ospina Arte ¿Existe una nueva escultura en cerámica? BLANCA GONZÁLEZ ROSAS D os confrontantes mues- tras de escultura en cerámica se presentan en el Antiguo Palacio del Ar- zobispado, en la Ciudad de México. Una pequeña individual de Ana Cristina Mejía que so- bresale por la contundencia del proyecto, y una colectiva dise- ñada curatorialmente a partir de la reflexión sobre las nuevas las estéticas hindúes, también señala el inicio de un cambio en sus característicos lenguajes abstractos. El segundo, con una sobria pieza monocromática de narrativa conceptual, en la cual, a través de formas relacionadas con el metate y los cohetes co- nocidos como palomas, esta- blece referencias simbólicas con ritos y celebraciones populares. Con una sutil y pequeña es- cultura geométrica que a la vez une y extiende a varias figuras en forma de cono, Miriam Me- drez destaca con una propuesta que simboliza el infinito. También entre lo mejor del conjunto, Ana Cristina Mejía sorprende con sus interpretaciones de arquitecturas que oscilan entre el fragmento, la basura y el monumento. Ade- más de su místico derrumbe de la crestería de un templo ma- ya que presenta en la colectiva, Mejía participa con una pequeña muestra individual denominada Signos de Ausencia. Trabajadas en ferrocemento y cerámica e in- tervenidas con plata, grafito e in- crustaciones de transistores, sus espléndidas piezas de textura brillante oscilan entre el romanti- cismo, el abandono y la ciencia ficción. (1960, Colombia), quien partici- pa con un múltiple de siete reali- zado en 1998, en el cual hibrida poéticas prehispánicas con la iconografía de Mickey Mouse. Sin embargo, no es esta pieza lo más interesante de la muestra, si no, por el contrario, las creacio- nes más recientes que permiten ubicar el estado actual de la es- cultura en cerámica. En el territorio figurativo, las propuestas son lamentables. Carentes de cuestionamientos o problematizaciones que ex- pandan los límites de la repre- sentación humana o del propio material, las obras de Luis Carlos Barrios, Ulises Calderón, Rabí Montoya y Marco Vargas seña- lan la existencia de un género que se encuentra detenido. En el contexto de los lenguajes abs- tractos, sin ninguna propuesta sobresaliente, la pieza de Gabriel Guerrero es cuestionable ya que se basa en la reproducción de los volúmenes de Richard Serra y las texturas de Gustavo Pérez. En el ámbito de las búsquedas –lo único arriesgado del conjun- to– se inscriben las propuestas de Paloma Torres y Rivelino. La primera, con una pequeña figu- ra femenina que si bien remite a Mejía. “Signos de ausencia”
    • CULTURA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 67 Música María Alejandres en “La Traviata” de Florida RAÚL DÍAZ M IAMI, FLORIDA.- Por invitación del Koubek Center, para ofrecer unas charlas introduc- torias para mayor conocimiento y disfrute de la obra, y de la Florida Grand Opera, para pre- senciar las funciones, tuvimos el placer de atestiguar el debut triunfal en Estados Unidos de la soprano mexicana mas im- portante de los últimos años, María Alejandres, en el papel de Violeta de La Traviata, la cono- cidísima y gustada ópera de Giuseppe Verdi. La puesta en escena, tradi- cional pero interesante (que, de entrada, recrea en la obertura la atmósfera sombría propia del tercer acto para paulatinamente irse aclarando hasta desembo- car en la primera gran fiesta en casa de Violeta), es cuidado- sa en los detalles a lo largo de toda la representación, logran- do una muy aplaudible cohe- rencia de principio a fin. Mérito atribuible a Bliss Hebert y su equipo de trabajo, Allen Char- les Klein en la escenografía y vestuario, Thomas Hase en las luces, Christopher Diamantides en el maquillaje (que hace ver- daderas transformaciones de algunos de los intérpretes) y la adecuada y festiva coreografía de Rosa Mercedes, quien con apenas cinco bailarines, tres mujeres y dos hombres, consi- gue una verdadera escena es- pañola en la segunda escena del segundo acto. Buen marco, pues, para el desenvolvimiento de los artis- tas que, encabezados por Ale- jandres, ofrecieron dos funcio- nes que motivaron al publico a aplaudir de pie. Y es que esta niña está ha- ciendo una Violeta verdadera- mente sensacional; hay en ella una completa comprensión del personaje y de sus necesarias, vitales y dolorosas transfor- maciones, que deben expre- sarse muy claramente, tanto vocal como actoralmente. Y esto es lo que hace María Ale- jandres, conducir de la mano a Violeta, de la frivolidad de la jovencísima cortesana que vive sólo para el placer, a la apaci- ble enamorada que disfruta a cabalidad la breve primavera de su vida, a la mujer de ma- durez inaudita (por el rápido y sorpresivo entendimiento de su real situación) que es capaz del más grande acto de solida- ridad y amor hacia alguien que ni siquiera conoce, y hasta la victima que sucumbe presa de dolorosa enfermedad. Estas transiciones que, mu- sicalmente, están dadas por el genio de Verdi desde El brindis hasta el Addio del Passato, pa- sando por, entre otras, Ditte a la giovane y Amami Alfredo, fue- ron abordadas y, por momentos, literalmente bordadas por esta dueña del escenario a quien, desafortunadamente, poco te- nemos oportunidad de disfrutar en México, hecho que espera- mos cambie con la llegada a la dirección de Ópera del maestro Ramón Vargas. El resto del elenco, en los papeles principales, se integró por el italiano Ivan Magri como Alfredo, tenor de buena presen- cia escénica y grata voz con interesante carrera en Europa; el también importado Giorgio Coaduro hizo el Germont, y la estadunidense Lacy Sauter en- carnó la Flora. Muy atinada la dirección musical de Ramón Tebar, quien supo concertar auténticamente, cuidó tempi y niveles y produjo un resultado muy elogiable. Una grata experiencia y la constatación, una vez más, de nuestra inmensa riqueza ar- tístico-vocal que triunfa en el extranjero y no solamente en voces masculinas. Teatro “El que dijo sí y el que dijo no” ESTELA LEÑERO FRANCO I ncitar a la reflexión entre los jóvenes a través del teatro resulta atractivo cuando se realiza por medio de una puesta en escena creativa y visualmen- te bien hecha, como la que está presentando en el Teatro Benito Juárez  la compañía Teatro sin Paredes. El que dijo sí y el que dijo no expone un problema no resuel- to, planteando la disyuntiva de sacrificar a un individuo por el  bien común o salvarlo aludiendo a principios éticos. La obra de teatro de Bertoldt Brecht está inspirada en la obra tradicional japonesa Taniko y muestra có- mo una comunidad peligra por la propagación de un virus. Por eso un maestro organiza una expedición para buscar el remedio, aunque no tiene la cer- teza de encontrarlo. A la expe- dición se suma un alumno suyo que, aunque muy joven, insiste en acompañarlo dado que su madre se encuentra contagia- da y quiere salvarla. El maestro, conmovido, acepta y se suma a la travesía. En el camino el joven enferma y no puede seguir el viaje, pero por la distancia reco- rrida tampoco puede regresar al pueblo. La expedición decide llevarlo en andas, pero desiste por la imposibilidad de conti- nuar de esa manera. El grupo se enfrenta entonces al dilema de dar marcha atrás y regresar al joven a su casa –comprome- tiendo la expedición– o abando- narlo y seguir adelante en busca del antídoto. Aquí es donde las luces de la sala se iluminan y se inicia la argumentación del pú- blico a favor o en contra de una u otra alternativa y se somete a votación. La obra termina con la versión por la que la mayoría de la audiencia se inclina. El director de la obra, Da- vid Psalmon, ofrece un montaje con pocos elementos pero rico en soluciones escénicas. Con vestimentas típicas japonesas propone un coro que comenta o conduce la historia y la pro- blemática, al igual que la expe- dición. La madre al inicio de la obra se encuentra en un espa- cio rodeada de gasas, donde se proyectan virus, células o líqui- dos internos. El paisaje recorrido por la comitiva se construye con un montículo rocoso y proyec- ciones montañosas coloreadas por el otoño. Ahí pareciera que nos encontramos gratamente con cuadros al estilo del dibujo japonés. Inyectan la imaginación del espectador colocando a los personajes detrás de la pantalla para que, como sombras, tran- siten por caminos peligrosos detenidos por una cuerda. Avan- zan, se detienen, están a punto de caer, se recuperan, continúan y regresan al punto inicial. La belleza de las imágenes con- trasta con el conflicto escabroso a tratar. La atmósfera anímica se refuerza con la música original y los arreglos de Daniel Hidalgo Valdés y Alexander Daniels, ins- pirada libremente en la ópera de Kurt Weill. Las actuaciones de Sergio Ramos, Alejandro Morales y Beatriz Luna, entre otros, son energéticas y sinceras, aun- que la madre se sienta un tanto declamativa. La anécdota es sencilla,María e Iván. Dueños del escenario
    • 68 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 básica, pero el problema que plantea no, por lo que los es- pectadores se ven involucra- dos y participan, comprometi- dos con el conflicto en el que se encuentran los personajes y sabiendo que su argumento y voto se reflejarán en la decisión que se tome. Este hecho a nivel particular implica a los especta- dores en un ámbito macrosocial y constata la importancia de su participación cuando la obra termina de una u otra manera. Por eso la opción de la absten- ción resulta contraproducente, pues debilita el compromiso que el público adquiere. El que dijo sí y el que dijo no es una obra útil para gene- rar largas conversaciones al finalizar el espectáculo y con- tinuarla en el salón de clases. Por su buena factura, motiva la asistencia al teatro y demues- tra las múltiples posibilidades que tiene el hecho escénico en nuestro presente. Cine El Fausto de Sokurov JAVIER BETANCOURT F rankenstein y Fausto son los mitos modernos por antonomasia que advier- ten sobre el riesgo de la arro- gancia del poder científico: uno muestra la consecuencia de la manipulación y el otro el apetito de sapiencia total. Esta versión de la leyenda luterana sobre un hombre de ciencia que vende su alma al diablo para controlar la naturaleza, y que Christopher Marlowe dramatizó por prime- ra vez, se inspira en Goethe y Thomas Mann; pero es menos una adaptación que una medi- tación sobre el famoso Doctor Fausto. Fausto (Rusia, 2011), acreedora al León de Oro en el Festival de Venecia, es la última parte de una tetralogía sobre el poder realizada por Alexander Sokurov; la secuencia inicia con Moloch (1999), Taurus (2001), El Sol (2005), afiliada a Hitler, Lenin y Hirohito; pero cada cinta se basta a sí misma, la poesía y la oscura metafísica de este gran discípulo de Andrei Tarkovsky las separan más que las unen. De entrada no es fácil ver la conexión de Fausto con las anteriores; Sokurov se niega a revelar la pista. Este doctor Fausto (Jo- hannes Zeiler) no es un viejo, es relativamente joven, estudia cadáveres, vive acosado por sus acreedores y padece hambre, aspira a convertir los metales en oro; a Mefistófeles, que aparece como un usurero llamado Muller (Anton Adasinsky), le vende algo en lo que no cree aunque firma con sangre. La manera de la “pelota” está ahora en la cancha de los crea- dores teatrales, que se comprometieron a hacer “el scouting” de 200 obras para “traerme el re- sultado y estoy esperando que me traigan la pro- puesta en firme para inmediatamente entrar. “Lamento que ya empezó a llover, les dije que era muy urgente para aprovechar, pero en fin, está la pelota en la otra cancha. Yo lo voy a hacer en vivo, pero ellos tienen que hacer la ta- rea, fue el compromiso en ambos lados, no es un tema pendiente, está caminando, nada más que dense una idea de que ver 200 obras no es una cosa fácil y son las propuestas que hay.” El cambio de proyecto se dio luego de que García Noriega se reunió con Ilya Cazés, Hum- berto Robles y Andrea Salmerón. Vía telefónica, Salmerón explicó que asistieron en representa- ción del grupo de 350 teatreros que envió una carta de protesta al jefe de gobierno Miguel Án- gel Mancera por el programa en pantalla. El propósito del encuentro, dice, fue mos- trarle una carpeta con el mismo principio y en las mismas plazas públicas, pero con teatro vi- vo, y demostrarle que su costo era 75% inferior que con el filmado pues tan sólo la renta de una pantalla LED de las características de las utiliza- ¿Lo quieren en vivo? ¡Va! Y a ver, cómo nos va…” Es la respuesta que Lucía García No- riega, secretaria de Cultura del gobierno de la Ciudad de México, dio el pasado jueves 25 de abril, luego de la ceremonia de integración del Consejo de Fomento y Desarrollo Cultural, al ser cuestionada por la prensa sobre las protes- tas de un grupo de 350 miembros de la comuni- dad teatral que se opuso al programa de teatro en pantallas por considerar que el teatro es un fenómeno “vivo”, no filmado. Finalmente la idea de las pantallas –que en sus dos primeros y únicos días tuvo un costo de cerca de 4.5 millones de pesos, según el diario Reforma– se canceló y se retomará el teatro vivo en espacios públicos. Y a decir de la funcionaria, das en las primeras funciones es de 96 mil pe- sos por día, mientras el promedio de una obra teatral es de 15 mil pesos. La actriz quiso dejar en claro, sin embar- go, que el quehacer no es de la comunidad teatral sino de la secretaría. Subrayó que las obras entregadas a la secretaria en una carpe- ta no son propuesta de los tres representantes y ellos no están buscando “hueso” en la ins- titución. Su idea fue mostrarle que es viable el teatro en vivo, que hay muchas obras lis- tas para presentarse; pero que el proyecto de- be ser replanteado y llevado a cabo por la se- cretaría, porque fue ésta la que lo suspendió y porque además ese es su trabajo y para eso se les paga un salario a sus funcionarios. Dijo también que la comunidad no es res- ponsable de la cancelación del programa en pantallas y que les preocupa que ahora la se- cretaria quiera echarles “la bolita”, cuando tie- ne meses con la carpeta y ya tendría que ha- berse reactivado el programa. Salmerón informó que la próxima semana tendrá un nuevo encuentro con Ángel Ancona, coordinador del Sistema de Teatros de la Ciu- dad de México (Judith Amador). A la espera del teatro en vivo “ ChristaCowrie Montaje de David Psalmon
    • CULTURA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 69 pensar corresponde a la de un hombre de la Ilustración, la his- toria ocurre a principios del siglo XIX en una Alemania carcomida por las guerras; pero el ambiente, plagado de personajes extraídos de los cuadros de Brugel y del Bosco, es el de la Edad Media. Sokurov, que pinta y esculpe con la cámara, desentraña al ser humano; Fausto destripa cadá- veres con las manos mientras su discípulo, un tal Wagner obsesio- nado por el homúnculo, especula sobre el órgano que contiene al alma. El mismo flujo, como en otras de sus obras (Madre e hijo), que conecta cuerpos e imágenes, corre por las venas de estas composiciones inspiradas, muchas de ellas, en pintores flamencos y holandeses. Como nunca antes, la imagen rezuma linfa y melancolía alrededor de los apetitos más primarios; el hambre y su fisiología son motivos principales; los cuerpos, vivos y muertos, apestan. Margarita (Isolda Dychauk) no podía faltar. Fausto vende su alma por pasar una noche con ella, el eterno femenino brota en los lavaderos y baños donde Fausto la descubre por primera vez; luz y agua clara son sus atributos. La secuencia fija de Fausto contemplando el rostro de Margarita es un bello ejemplo de transfiguración ante la cámara; esta visión de luz se contrapone al tema de Mefistó- feles (enemigo de la luz, en su acepción griega). La desnudez de Margarita contrasta con la del usurero, un cuerpo deforme que oculta las alas del ángel caído y que carga un pene atrofiado en vez de cola. ¿Hambre y pulsión sexual, claves del anhelo de poder? La visión de Sokurov no es trágica, es irónica; Muller el usurero (Mefistófeles) nunca la pierde de vista, aunque duela: bailarín, coreógrafo y artista del performance, Anton Adasinsky es toda una revelación. Televisión Novedades en Canal Once FLORENCE TOUSSAINT E l sexenio pasado consti- tuyó una época desastro- sa para Canal Once. Los cambios realizados a su carta programática desdibujaron por completo su perfil cultural, eliminando la mayor parte de sus propuestas propias, inaugurando una etapa de ficciones-copia de series estadunidenses, compra desaforada de programas como Paramédicos difundidos por años en los sistemas de cable, afian- zamiento de una barra de mesas redondas cuyos integrantes se convirtieron en los justificadores ideológicos de las decisiones de los políticos panistas, y la muy lamentable inclusión –violando la ley– de anuncios comerciales, entre otros giros hacia una panta- lla caminando para atrás. También se agudizó la mar- ginalidad de los críticos y de los productores creativos. Llegó el fin de la colaboración entre los directivos del canal y los profe- sores e investigadores del IPN. El vínculo con OPMA acabó por destrozar la independencia de la emisora también en términos tecnológicos. Si bien se amplió su cobertura, ésta quedó ungida a una dependencia de la Secre- taría de Gobernación. El inicio del actual régimen ha traído varias novedades que van en sentidos opuestos: por una parte se mantiene la política anterior al difundir demasiados materiales extranjeros, continúa la publicidad mercantil, la línea editorial oficialista se agudiza y crece el noticiario, de media a una hora, propagandista en el tono del PRI. De otra parte está repuntando la factura de emisio- nes originales. Entre los estrenos de series propias encontramos: México social, bajo la conducción de Mario Luis Fuentes, economista, director de una revista del mismo nombre y comentarista en Grupo Imagen. El programa televisivo está vinculado al Centro de Estu- dios e Investigación en Desarro- llo y Asistencia Social, organiza- ción no gubernamental a la cual pertenece Fuentes. Otra emisión se titula CINVESTAV: más de cincuenta años de ciencia en México. Se hace un recorrido, desde el na- cimiento hasta la actualidad, de los trabajos de un centro afa- mado por la alta calificación de los científicos que lo componen y sus aportaciones continuas al conocimiento de punta. Historia de América Latina es el nombre de otro de los estrenos del Once. La temática no es úni- ca, puesto que Canal 22 transmi- te todas las semanas un episodio que tiene a los sitios arqueoló- gicos del país como su materia, conducido por Juan Villoro, quien también es autor del libreto; se trata de una reflexión por mo- mentos literaria acerca de nuestro patrimonio cultural, auspiciado por el INAH. En el caso de Histo- ria de América Latina serán abor- dadas cinco zonas: Tenochtitlán, Teotihuacán, Palenque, Chichen Itzá y Monte Albán. Libros La esperanza en la calle JORGE MUNGUÍA ESPITIA U no de los restaurantes más famosos de París es el Lipp La Brasserie, ubicado en el barrio de Saint Germain de Prés. En ese lugar desde hace más de un siglo se han reunido escritores, filóso- fos, psicoanalistas, músicos y actores. Para 1935 los propietarios crearon un premio literario con el nombre del lugar, que es estima- do como uno de los más pres- tigiados. Hace un par de años se abrió una sucursal de ese establecimiento en la Ciudad de México, y desde 2011 otorga un galardón similar. La convocatoria se hace a las editoriales, quiénes presentan a autores menores de 40 años que no hayan recibido ningún galardón y sus obras estén por publicarse. En 2012 se entregó el premio a Alejandro Reyes, escritor, periodista, traductor, activista, estudioso y viajero. Ha escrito en portugués el libro de cuentos Vidas de rua (Vidas callejeras), así como el ensayo Vozes dos po- roes (Voces de los sótanos) sobre la literatura marginal brasileña, y en español Cuentos mexicanos. Durante varios años vivió en Brasil y trabajó con los niños de la calle. Las experiencias tenidas le dieron el tema para la novela distinguida: La reina del Cine Roma (Mondadori. Col. Literatu- ra; México, 2013. 324 p.). La historia cuanta cómo María Aparecida y Betinho llegan a vivir a las calles de Salvador de Bahía. Luego trata de su encuentro, relaciones con otros niños y modos de exis- tencia. Después del cambio de La vuelta del doctor Fausto
    • 70 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 albergue a una iglesia abando- nada e inicio de otros vínculos que los llevarán a la prostitu- ción y degradación; así como al establecimiento de lazos con sus semejantes para resistir los severos e inverosímiles sucesos que ocurrirán. Alejandro Reyes en esta novela no sólo hace una narra- ción detallada de las maneras como a un entendimiento entre sí. El resultado es la formación de un grupo unido por afec- tos, que les da un sentido y confianza para alcanzar lo que pretenden. De esta manera la simpatía mutua será uno de los caminos para dejar de ser objetos y volverse sujetos que enfrentan y anhelan. Alejandro Reyes ha escrito una de las mejores novelas recientes al recuperar de manera directa, sin ningún tipo de adorno lingüístico ni trama distractora, la realidad de esos niños ignorados que pululan en las calles latinoamericanas. Novela dura en cuanto al tema, pero cautivante por resaltar la esperanza como forma de transformación. en que existen los niños de la calle, sino que resalta la esperanza y solidaridad como artilugios de la subsistencia. Los pequeños se encuentran desamparados por su edad y falta de familia. Ante esto personas y grupos abusan de ellos sometiéndoles y vejando. La indignación los lleva a la camaradería para ayudarse, así UNAM en febrero de este año no le permitió hacer un diseño específico de programación del día conmemorativo: “En la UNAM había pasado un tiempo sin que se celebrase. Al mismo tiempo no hay recursos disponibles en este momento, por lo que pensé que sería muy interesante reali- zarlo pero hacia adentro de la UNAM, con la propia gente de la universidad bailando.” Contactó entonces a los grupos no pro- fesionales más representativos de los nueve planteles de la Escuela Nacional Preparato- ria. Será el domingo que bailen por la tarde, al mismo tiempo que el Taller Coreográfico de la UNAM, de Gloria Conteras, dará su fun- ción de todos los domingos al mediodía, pe- ro en esta ocasión con la idea de dedicarlo al fenómeno dancístico mundial. A la pregunta expresa de si con ello de- ja fuera a los grupos profesionales que sí co- bran por sus presentaciones, Kleen especifi- ca que ese no es su enfoque: “No, la idea no va por ahí, no compar- to ese punto de vista. Lo importante es con- vocar a los estudiantes universitarios a bailar y participar de la danza como espectáculo. Estamos tratando de que la gente venga al Centro Cultural Universitario. El pago por en- trar es incluso simbólico. “Por otro lado, me parece importante re- conocer a quienes trabajan por la danza en la UNAM. Este año celebramos los 25 años que la bailarina y coreógrafa Rocío Flores lleva co- mo maestra de los talleres libres, una figu- ra destacada dentro de la danza nacional. No considero al evento como una imposición, sino como una propuesta para que las miradas se dirijan en específico hacia nuestro trabajo.” Por su parte, Cuauhtémoc Nájera, exdi- rector de Danza de la UNAM, estableció un convenio con el Sistema de Teatros del Dis- trito Federal –que preside Ángel Ancona– pa- ra trabajar en conjunto en toda la capital. ROSARIO MANZANOS G ordos, flacos, altos, feos, semides- nudos, con velos, descalzos, todos, absolutamente todos los que quie- ren bailar celebran a nivel mundial el 29 de abril el Día Internacional de la Danza. Pero como las arcas del país y muy en especial las de la cultura no tienen dinero, serán los aficionados y los no profesionales los que llenen la abultada programación que se verá en teatros, foros improvisados, pla- zas públicas y salones de danza. Nadie reci- birá un solo centavo por bailar. Entrevistados por Proceso, Angéli- ca Kleen, directora de Danza de la UNAM, y Cuauhtémoc Nájera, coordinador nacional de Danza del INBA, explican cómo llevarán a cabo el festejo en sus sedes. Experta en la enseñanza de la danza clá- sica y exdirectora de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey, Angéli- ca Kleen afirma que su reciente llegada a la Grupos de contemporáneo, flamen- co, jazz, belly dance, ballet, bailes de salón, tango, danzón, talleres abiertos, exposicio- nes respondieron a la convocatoria lanzada por el área a su cargo. Ningún grupo cobra- rá tampoco por presentarse: “El evento ya estaba organizado a mi lle- gada a la coordinación nacional en marzo. Mi responsabilidad es hacerme cargo pa- ra que todo funcione lo mejor posible. Por el perfil de su organización, es imposible pagar a todos aquellos que se presenten. La con- vocatoria fue muy clara en ese sentido.” Sin embargo, a la pregunta expresa de su perspectiva sobre la festividad, apunta: “Me parece muy bien que se celebre el Día de la Danza en el mundo. Pero creo que como todos estos días emblemáticos, ade- más de una fiesta hay que hacer todo un tra- bajo de reflexión sobre a lo que no hemos lle- gado, lo que falta por hacer, lo que hay que cambiar. Es muy importante la fiesta, pero aún más el hacer un diagnóstico sobre lo que sucede con la danza en el país. Este festejo tendría que ser cotidiano y no sólo de un día.” El bailarín y maestro de ballet egresado de la Escuela Nacional de Danza de La Ha- bana, Cuba, especifica que hay mucho ca- mino por andar y que el interés de promo- ver la danza es un sentir a nivel nacional, desde Tijuana, Baja California, y hasta Mé- rida, Yucatán, sedes simultáneas de festi- vales de danza contemporánea que se lle- van a cabo en este momento. Instaurado en 1982 por el Comité Inter- nacional de la Danza del Instituto Nacional de Teatro de la UNESCO, en conmemora- ción del natalicio del maestro y metodólogo francés Jean Georges Noverre, nacido en 1727, el Día Internacional de la Danza inclu- ye discursos de las principales figuras de la danza mundial y presentaciones especiales de las mejores compañías en el orbe. para el Día Internacional de la Danza No hay dinero Rocío Flores. Homenaje
    • CULTURA 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 71
    • 72 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE P LAYA DEL CARMEN, QR.- Un director de cine enmascarado, quien desea permanecer en el anonimato, filmó hace año y medio en la isla Holbox de es- te estado la película de sus- penso y terror Juego de niños, donde parti- ciparon los residentes de este lugar y una de las niñas del controvertido video Niños incómodos. El cineasta se hace llamar Makinov y se cree que nació en Bielorrusia. Por supuesto, Makinov no acudió a la presentación del filme, basado en la nove- la homónima de Juan José Plans, durante la segunda edición del Riviera Maya Film Festival (RMFF) que se lleva a cabo del 21 al 27 de este mes en varias sedes de Quinta- na Roo; sin embargo, el protagonista de la historia, el estadunidense Ebon Moss-Ba- chrach, sí asistió. La proyección fue en la misma isla Holbox (“hoyo negro” en maya) el pasa- do 22 de abril. Los niños que intervinie- ron en la película acudieron para verla por segunda ocasión. El proyecto fílmico fue producido por el mismo Makinov junto con Canana y Videocine. Ya existe una versión cinematográfica de esta novela. El español Narciso Ibáñez Serrador la rodó hacia 1976 bajo el título ¿Quién puede matar a un niño? y fue un éxi- to de taquilla en su país. Ahora la historia se ubica en Méxi- co, donde Beth y Francis son pareja, es- peran un bebé. Con la intención de pasar unos días románticos, van de vacaciones a la costa mexicana; pero los decepciona el bullicio que encuentran por el carnaval y deciden alquilar un barco para viajar a una pequeña isla habitada por unos extra- ños y sanguinarios niños, que han asesi- nado a todos los adultos. En la cinta actúan también la estadu- nidense Vinessa Shaw y el mexicano Da- niel Giménez Cacho. Y aunque la prensa fue invitada a la exhibición, se le negó la entrada. Al final sólo un número reducido de periodistas pudo acceder al cine El Farito, entre ellos Proceso, cuya reportera detectó que los niños se hallaban fascinados; algunos de- cían que la cinta no asusta e incluso una pequeña aseguraba que el estadunidense fue quien dirigió… En entrevista, el mis- mo actor Moss-Bachrach aclara que a sus hijas no las dejaría ver Juego de niños: “No es un filme para los infantes, de- Un realizador enmascarado rompió la monoto- nía del deslucido segundo festejo fílmico Riviera Maya en Quintana Roo al presentarse su pelícu- la Juego de niños. El director misterioso, que se hace llamar Makinov, filmó su cinta en Holbox, producida por Canana y Videocine… En ella par- ticiparon pequeños que residen en la isla. La tra- ma involucra a unos niños sanguinarios que asesinan a los adultos… cineasta enmascarado El del Festival Riviera Maya
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 73 ESPECTÁCULOS 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 73 ESPECTÁCULOS Chaurand se disculpa por la mala organizaciónfinitivamente. Creo que está bien que hayan trabajado en la trama y… na- da más.” –Hay mucha sangre y asesinatos, incluso descuartizados… ¿Qué opina de que se haya invitado a los niños a trabajar? –Fuimos muy cuidadosos con la manera de laborar con los pequeños. Todo se hizo como si fuera un gran juego y fue grandioso que pudieran colaborar. Al actor lo invitaron para trabajar en Juego de niños. Según él, aceptó por filmar en “un sitio nuevo” y en un idio- ma que no conose. –¿Le gusta este género? –No. –¿Por qué aceptó entonces traba- jar en la película? –Por la nueva experiencia y por- que era algo que no estaba seguro que pudiera realizar. Fue un reto. –¿Qué opina de que el director no revele su rostro ni su nombre? –Cada quién puede hacer lo que quiera, y más en su trabajo. –Los niños dicen que usted diri- gió, ¿es verdad? –¡No, no! Me gusta mucho el di- rector y respeto a una persona que está tan comprometida con su ma- nera de vivir. Juego de niños es total- mente suya. A decir de Canana, Makinov se fue a las montañas a escribir el guión y daba las instrucciones por Skype o llamadas desde Bielorrusia y así fue durante tres semanas y media. Maki- nov ha elaborado su manifiesto para justificar su máscara. Habla frente a una cámara de video, el cual se puede ver en YouTube. Primero se observa que destruye un celular, luego apare- ce a cuadro en el bosque con una ca- pucha roja que le cubre toda la cabe- za, sólo se le ven los ojos y dice: “Saludos desde la oscuridad del bosque. Quiero hablar de mis ideas. Durante un tiempo he estado desga- rrado y asqueado de ver la estúpida vida moderna. Crecemos confundi- dos de lo que realmente importa, por eso me dedico a crear este horror de historias… El cine nos debe enseñar sobre el dolor para recordarnos que la vida es limitada y que vamos a mo- rir… Creo en el misterio del espíritu. Acudo al bosque y me pongo mi más- cara porque a través del anonimato puedo hacer todo lo que quiero… Yo creo en mi máscara.” Juego de niños se estrenará en agosto próximo en México. COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE P LAYA DEL CARMEN,QR.- Paula Chau- rand, directora de la segunda edición del Riviera Maya Film Festival (RMFF), recomienda que todos sean vigilantes para proteger la ecología de Quintana Roo. El corresponsal de Proceso, Sergio Ca- ballero, publicó el pasado 24 de este mes en el sitio web de esta revista la nota El actor Will Smith daña flora en peligro de extinción, donde expone que Smith y su hijo Jaden, al presentar su nueva película Después de la Tierra (After Earth) en el hotel Ritz Carlton de Cancún, estuvieron sobre palmas chit, “una especie de planta bajo amenaza y cuya de- vastación es sancionada” (http://www.pro- ceso.com.mx/?p=339964). Y precisa que “la Comisión Nacional pa- ra el Conocimiento y Uso de la Biodiversi- dad se encuentra enlistada en la NOM-059. SEMARNAT-2010 bajo la categoría de ries- go amenazada”. El evento de Después de la Tierra fue du- rante la quinta edición del Summer of Sony. Enseguida, el gobierno de este estado envió un comunicado, firmado por Rangel F. Rosado Ruiz, vocero del gobierno de Ro- berto Borge Ángulo, a www.proceso.com. mx donde resaltó que Proceso daña la pro- moción turística de Cancún. En la misiva se habla de que la nota “afecta los esfuerzos del gobierno en materia de promoción turística” y que “el actor esta- dunidense contribuye a posicionar a Cancún y la Riviera Maya en el selecto ámbito de la industria cinematográfica y atraer a persona- lidades del mundo de la farándula…”. En cuanto al uso de la palma chit, sólo se argumenta “que es una especie endémica protegida, no bajo amenaza por la NOM-059”. La paradoja es que la película Después de la Tierra, un thriller de ciencia ficción diri- gido por M. Night Shyamalan, se ubica en el futuro, cuando la Tierra expulsó a los depre- dadores seres humanos que tuvieron que huir para sobrevivir como especie. Como el RMFF no sólo combina bellos escenarios naturales y películas de calidad, sino que también genera conciencia ecoló- gica, su directora Chaurand opina que ha- ber instalado la palma chit es un problema de producción “desmedido”: “Hay que controlar lo que puedes con- trolar. En mí está esa conciencia ecológica y el gobernador siempre está en el tema ver- de. Leí la nota y pensé: ‘Pobre de Sony’. Fue un accidente. Por eso, todos debemos labo- rar en vigilar.” –El comunicado no explica bien, sólo culpa a Proceso… –Entiendo lo complicado y lo polémico de la postura que puede llegar a ser. Es co- mo muy entripado lo que hacemos y deci- mos. Más bien hay que trabajar duro en la conciencia en torno a la ecología. Por su parte Columbia Pictures, la dis- tribuidora de Después de la Tierra, envió un oficio a esta reportera, firmado por la Coor- dinación de Protección Civil de la Delega- ción Municipal de Alfredo V. Bonfil y fechado el 22 de abril, donde se lee: “…C. Alberto Antonio Pech Chi, propie- tario del Vivero La Primavera, haría una po- da y uso de hojas de palma chit que el mis- mo produce, misma actividad que después de ser verificada por esta dependencia constatamos que no causará ningún daño a la vida reproductiva de esta planta.” Pero no detalla si era para el evento del largometraje. Se le pregunta a Chaurand si es difícil que tanto el público como las autoridades tengan conciencia ecológica, y señaló que es compli- cado pero no imposible. “Por eso explicó todo el tiempo el eslogan del festival: ‘La Riviera Maya somos todos’, para los visitantes, los residentes, en fin, es su casa y hay que cuidarla. Va a ser un proceso largo, pero no hay que pensar que por ser lar- go y complicado se es indiferente.” –Los periodistas se han quejado de la mala organización de los actos del festival. Todos se retardaron, y de los agravios por parte de la gente, específicamente de la em- presa cohn&wolfe. –A los periodistas les pido perdón. Se trata de realizar el mejor esfuerzo. Se traba- ja durante un año para que no ocurra esto, pero se está sometido a circunstancias aje- nas. No hay hoteles que sostengan 300 ha- bitaciones, no los hay. Son decisiones a ni- vel producción, es muy complejo. Estamos en la curva de aprendizaje. –¿También se dice que hubo preferencia hacia la prensa extranjera? –No, no…, me reportaron lo contrario. No hubo preferencia. Todos en el festival son importantes: prensa nacional y local, los voluntarios, en fin.
    • 74 1904 / 28 DE ABRIL DE 201374 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 BEATRIZ PEREYRA S oraya Jiménez murió triste. La agobiaba el dolor físico de un sinnúmero de lesiones y enfermedades mal trata- das y peor cuidadas. Pero el cuerpo no le dolía tanto co- mo el alma. Las decepciones se le acumu- laron en forma de un sufrimiento cáusti- co que los antidepresivos no alcanzaron a calmar. Falleció esperando que sus ami- gos del deporte o uno de tantos políti- cos que se le acercaron cumplieran con la promesa de darle trabajo. La primera mexicana que ganó una medalla de oro olímpica vivía al día. “No quería limosna ni que le regalaran dine- ro. Quería una oportunidad para ganarse la vida y sentirse útil”, dice José Luis Jimé- nez, hermano de la atleta. –¿Cómo fueron los últimos años de Soraya Jiménez? –Físicamente, muy deteriorada por años de cirugías, enfermedades y trata- mientos. Anímicamente, también mal, in- cluso llegó a estar con un siquiatra. El de- portista de alto rendimiento en México entrena, obtiene una medalla olímpica y luego no sabe qué hacer. Todo el mundo se le acerca, desde políticos hasta gente que quiere que realcen sus eventos. Mu- chos políticos que la invitaban a apoyar- México la abandonó Los medallistas olímpicos del país pueden correr con diversos tipos de suerte: la ruina o éxitos ulteriores a base de esfuerzo propio o a partir de favores políticos. La pesista Soraya Jiménez tuvo el primer destino tras una gloria tan grande como efímera al haber sido la primera mexicana que ganó una medalla de oro olímpica. Ahora, después de la muerte de la atleta aún joven, su hermano José Luis da testimonio de la magnitud del desastre que la lle- vó a la tumba: múltiples problemas de salud, apuros económicos, depresiones, olvido de autoridades y amigos, uso abusivo de su figura... APphoto/RickRycroft
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 751904 / 28 DE ABRIL DE 2013 75 los nunca se acordaron de que también comía, de que tenía necesidades y de que tenía que ganar dinero. Quedó en el olvido económicamente. “No estudian porque son atletas de al- to rendimiento, luego comienzan a estu- diar cuando están en una edad en la que ya deberían trabajar. Pero si estudian, ¿de qué viven? Nadie te estira la mano. El úl- timo año se dedicó desesperadamente a tocar puertas y no se le abrieron. Todo el mundo le decía: ‘Sí, amiga Sorayita, Sori…’. La realidad es que lo poco que tenía, ahora nos dimos cuenta,se dedicaba a darlo,pero a ella nunca le dieron.Y así se fue,sin nada, viviendo al día.” –¿A qué políticos les pidió ayuda? –No me sé el nombre pero, por ejem- plo, hace como dos meses una persona del Estado de México la llamó para decirle que la acompañara a un homenaje. La engañó porque le dijo que le iban a pagar y no le pa- garon.Tampoco fue homenaje.La llevaron a inaugurar dos gimnasios y hasta le robó su chamarra que dejó en el coche de esa seño- ra.Soraya le dijo:“ni me pagaste y me robas- te mi chamarra”.Ya después ni las llamadas le tomaba.A ese grado.Y así fue siempre. Si se podían aprovechar de ella lo hacían. “Mi padre la apoyaba económicamen- te muchísimo. De ninguna manera somos ricos. Mi papá es un asalariado, igual que yo, que apoyaba a mi hermana.” –Por tratarse de la primera mujer me- dallista olímpica, esperaríamos que tuvie- ra una vida fantástica. –Todo lo contrario. Te puedo hablar de una vida de vicisitudes. Desde tocar puer- tas y decirle que se las iban a abrir, hasta mucha gente que no era su amiga y sólo se acercaba porque era la medallista. Y Sora- ya se daba muy fácil. La verdad es que re- cibió muchos machetazos en la espalda.Te puedo decir que eso la deprimía, le baja- ba las pilas.Al principio en la familia le de- cíamos: “Ya ves, te dijimos que esa no era tu amiga”. Después ya ni le decíamos na- da porque veíamos que le afectaba mucho. “Te puedo hablar de muchos macheta- zos. No quiero decir nombres, pero varios políticos con quienes anduvo en campaña del PRI y del PAN, que no sería difícil sa- ber cuáles, le decían: ‘Ven, apóyame y des- pués vamos a hacer tal proyecto, te voy a dar chamba’. En tiempos de Jesús Mena en el Imcufide (Instituto Mexiquense de Cul- tura Física y Deporte), le dieron una ofici- nita de nuevos talentos. Ella se encarga- ba de buscarlos. Dejó ese trabajo porque nunca le pagaron. Estuvo como un año re- galando su trabajo. Mi papá le decía: ‘Oye, Soraya, te dijeron que te iban a dar tanto y no te lo dieron. Reclama’.Y ella: ‘No, papá, ya que se lo queden. Cómo voy a andar co- brando’. Era incapaz de pelear, además de que le dolía que le hicieran eso. A pesar de que tenía una imagen de dura, la verdad es que era muy bonachona.” –¿Soraya sí le pidió a Mena que le pa- gara y jamás llegó el dinero? –Así es. Me tocó escuchar llamadas con él y con Fernando Platas.Le decían:‘Ay,ami- ga, es que no me han soltado los recursos. Es que no me los han autorizado, no tengo dinero’. Te puedo decir que Mena y Carlos Padilla pagaron todos los gastos funerarios. Muy bien. Qué triste que sea al final. ¿Por qué no en vida? Como decía Soraya,¿home- najes, para qué? Como a Noé Hernández, que tres días lo trajeron de un lado a otro. Soraya dijo: ‘No manchen, pobre Noé. Segu- ro ya se revolcaba en el ataúd.Yo no quiero eso’.Y le doy toda la razón. Porque además no me dirás que no es cierto: todo el mundo va a la foto. Prueba de ello es que a las hijas de Noé y a la esposa no les han dado nada. “Fueron muchos golpes para Soraya. Muchas veces llegó diciendo que le habían ofrecido algo en la Conade. A la mera hora no le daban nada. Eso pasó con Carlos Her- mosillo y Bernardo de la Garza. Ella no pe- día que le regalaran dinero, quería trabajo.” –Soraya estaba triste y deprimida por todo eso. –Sí. Ella quería ser totalmente inde- pendiente de mi papá y no podía. Sólo le tomaban el pelo. A últimas fechas, mani- festó que por fin sabía diferenciar a sus cuates de parranda y cotorreo y sus ami- gos en quienes podía confiar. Le tomó mu- cho tiempo saber distinguir. Uno o dos años se distanció de la familia porque le cuestionábamos mucho a sus amistades. Se enojaba cuando le decíamos: “Esa no es tu amiga”. Ella se aferraba con que sí. –Incluso el propio Mario Vázquez Ra- ña, que decía que era como su hija, no asistió al funeral –De cierta manera lo entiendo.Yo sé que él no se para en ese tipo de cosas. Sé que sí le dolió. Conmigo no habló. No sé si con mis padres. Mi papá hasta ahora no me ha comentado nada. Pero estuvieron grandes amigos que sí la querían, como Carlos Pa- dilla, que siempre le dio apoyo incondicio- nal; Rogelio Hernández,amigo de la familia, muy entrañable; Rosalinda Coronado o Víc- tor Estrada, que es un amigo de 10. –¿Soraya permanentemente se queja- ba de dolor? –Más de 80% del tiempo, sí. Cuando no eran problemas mal atendidos por los mé- dicos, era que ella se mal cuidaba. Hubo médicos que la operaron de lo mismo tres veces, como aquel que la convenció de po- nerle meniscos donados, una cirugía con pocas probabilidades de éxito. Mi papá le decía que no lo hiciera,pero Soraya siempre salía con que “es mi médico y además mi amigo”. Otro doctor del hospital Ángeles la operó como cinco veces de lo mismo. “Hubo de todo: el que se quiso levantar el cuello e hizo mal las cosas, los que no le daban diagnósticos claros. En una ocasión la operaron del cuello, le pusieron una placa con dos tornillos, pero fue una ciru- gía mal practicada porque el doctor puso un aparato que no era el indicado. La tu- vieron que volver a operar.” –Cuando Soraya dio positivo en un control antidopaje en 2002 fue por un an- tidepresivo. ¿Desde entonces ya tenía pro- blemas emocionales? –No los tomaba de manera regular. Por alguna razón andaba muy decaída y tra- taron de subirla un poquito. Después fue exculpada por eso, porque era un medica- mento recetado, pero no, en ese entonces aún no tomaba nada. Los antidepresivos los empezó a tomar porque tenía tanto DEPORTES/ PESAS BenjaminFlores Los funerales de Soraya. “Murió en el olvido”
    • 76 1904 / 28 DE ABRIL DE 201376 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 dolor físico: en las vértebras, espalda, cue- llo, codos, en todos lados, que era algo que no la dejaba dormir. –En su perfil de Facebook lo último que escribió fue justamente eso. Parecía desesperada por no poder conciliar el sue- ño. Manifestó que ya había tomado todo lo que podía tomar y seguía sin dormir. –Sé que tomaba pastillas para dormir. Nada fuera de lo normal.Eso de que tomó to- do,bueno,no sé si un té,leche con miel o pa- siflora. No sé a qué se refería. No dormía por el dolor y la angustia,como todos,de cuando nohemoscobrado,tenemosdeudasynohay dinero. Creo que más bien va por ahí. –¿Era tan grave su situación económica? –Sí. No parecía.Vivía en la Condesa, te- nía coche. Pero no, ese departamento se lo compró regresando de Sídney (cuando ga- nó la medalla) con 1.7 millones de pesos que le dio como premio el Estado de Mé- xico. No lo había ni terminado de amue- blar. Gas Uribe, su patrocinador, le regaló una camioneta Mercedes que costaba 800 mil pesos y dos años después la vendió y se fue comprando siempre coches mucho más baratos. Terminó con un Peugeot. Di- nero, mi papá se lo daba. Le afectaba eso de que ya tengo 35 años y mi papá me si- gue dando. Quería ayudar a mis papás y no podía. Esa era su batalla constante. “Daba clases de halterofilia en la UEM (Universidad del Estado de México). ¿Cuán- to te gusta que ganara? Iba y venía deToluca diario.En casetas y gasolina se le iba el suel- do. Lo hacía por gusto.Veía a los chavos con posibilidades de triunfar y lo hacía por ellos. Televisa le pagaba una exclusiva por tempo- radas, no sé de cuánto, era para garantizar que estuviera con ellos en Juegos Olímpicos y eventos importantes. De ahí se ayudaba.” –Justo para los Juegos Olímpicos de Londres, Televisa presentó un sketch don- de Soraya salió vestida de novia en una es- cena muy ridícula. Es terrible que un per- sonaje de la investidura de Soraya haya tenido que hacer eso. –Un atleta olímpico merecía un po- co más de respeto, ¿no? Mira. Fueron opi- niones encontradas. Mi papá se indignó. A mí me dio risa. A Magaly (hermana geme- la de Soraya) también. Mi mamá dijo: “pues si ella quiso…”. Soraya nos explicó que al principio no estaba muy convencida, pero como todos le entraron,se convirtió en una broma de todos. “Que Televisa la haya obligado, no creo, pero sí sintió la obligación moral de hacer- lo. En Sídney, bajando de la tarima después de ganar la medalla,Televisa le ofreció mu- cho dinero para irse con ellos. Pero Soraya dijo: ‘A mí siempre me ha seguido TV Azte- ca’. Entonces, aunque esta empresa no le pagó siguió con ellos en las entrevistas.” –¿Soraya rechazó un cañonazo de cuánto dinero por lealtad a TV Azteca? –Un representante de Televisa se le acercó a mi mamá y le dijo: ‘Señora, sé que TV Azteca le está ofreciendo 3 millones de pesos a Soraya por la primera entrevista. Estoy autorizado para ofrecerles el doble y que se vaya con nosotros’. Mi mamá le di- jo:‘Díganle a ella’.Y Soraya dijo que no,que Azteca había sido muy leal siguiéndola.So- raya era muy agradecida. Se llevó muchos trancazos por la lealtad. Ella se cortaba las venas por alguien y ese alguien le termina- ba dando una patada.YTVAzteca tampoco nunca le dio nada. Al menos le hubiera da- do trabajo. O como lo que pasa ahora, que hace 18 meses no se ha cobrado el dinero de su salario del Imcufide. –¿Por qué no ha recibido ese dinero? –No lo sé. No hay explicación hasta la fecha. Incluso hace poco habló Fernando (Platas) a la casa para decirle de un home- naje. Nosotros le dijimos: “Ni siquiera te apareciste el día del velorio, y eso que eres el dirigente del deporte en el Estado de México”. Era la primera persona que de- bió haber estado ahí, porque además era su amigo. Esa es mi opinión. “Víctor Estrada hasta le decía a Fernan- do: ‘A partir de abril ya no le pagues porque ya no está, pero para atrás ¿qué onda?’. Mi papá me dijo, ya no pelees nada. Y yo le di- je que al menos done ese dinero, pero que lo paguen porque se lo ganó ella. En más de una ocasión Soraya le pidió a Platas: ‘Pága- me’. Y Fernando siempre salió con que ‘no tengo’. Víctor Estrada llegó a presionar y le decía: ‘Oye, Fernando, págale. No seas des- graciado. Pide una partida especial, ¿cómo que no hay dinero?’” –¿Por qué tuvo que ir con un psiquiatra? –Porque los dolores físicos derivaron también en depresiones. Las depresiones si no son problemas de la cabeza pueden derivar en algo físico, o una molestia física te puede llevar a una depresión. Soraya ter- minó casi como si fuera de cristal.Y es que era cosa tras cosa. En un temblor de ha- ce unos meses el edificio más dañado fue donde vivía Soraya. Fue el único que que- dó como comprimido. Se la pasó peleando con el constructor, con protección civil.To- do el mundo se hizo a un lado.Le pidió ayu- da a sus “cuates” políticos.Y nada. Mi papá terminó pagando la reparación. No se po- día vivir ahí. La pared tenía aberturas tan grandes que veías para la calle. “Creo que ser una gloria olímpica no le sirvió de mucho. En una ocasión, antes de ir a los Juegos Olímpicos, Canadá, Espa- ña yTurquía le ofrecieron becas para estu- diar, dinero, casa, la nacionalidad, con tal de que se fuera con ellos. Era mucho dine- ro. Le dijimos: ‘Considéralo. Es una buena oportunidad, vas a estudiar. Si ganas algo vas a tener tu vida resuelta’. Creo que hu- biera sido lo mejor para ella. “Soraya dijo que no, simplemente por- que no hay otra bandera ni un himno co- mo el de México. Nos quedamos callados. Traía el nacionalismo a flor de piel. Lo hi- zo por su país, que luego la abandonó. A pesar de tanto dolor físico y del abandono, siempre decía que no cambiaba su meda- lla por nada. Pagó el precio.” –¿Considera que la medalla fue dema- siado pesada, que necesitó orientación pa- ra lidiar con todo lo que trajo ganarla? –Le faltó un guía. En México un meda- llista olímpico sólo tiene claro que quiere conseguir un triunfo y cuando lo consigue no sabe qué viene atrás. Nosotros como fa- milia tampoco lo sabíamos.Fue una avalan- cha.Nunca hubo alguien que le dijera:“yo te oriento, me vas a pagar porque vivo de esto, pero te voy a ayudar a aprovecharlo”. –Soraya tuvo varios representantes. –Todos, todos la exprimieron. No hubo uno que la ayudara.Por ejemplo,la hermana de Platas (que tiene una agencia de relacio- nes públicas) le decía: ‘Oye, Soraya, hay que ir a tal lugar a dar una conferencia, pero no te van a pagar’.Ella cobraba en su nombre.Le decían que había que hacer algo pero sin pa- ga, y se quedaban con el dinero o cobraban 50 pesos y a Soraya le daban 5.A base de gol- pes aprendió lecciones muy duras… La pesista en la CNOP. Tiempo de elogios
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 77 DEPORTES / LA CAPITAL 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 77 RAÚL OCHOA E l Instituto del Deporte del Distrito Federal (IDDF) no encuentra el rumbo. Y aun- que su titular, Horacio de la Vega Flores, se comprome- tió a resucitar el deporte ca- pitalino, hasta ahora sólo ha reciclado a exempleados de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). En cuatro meses de gestión, el fun- cionario ni siquiera ha presentado a sus colaboradores, tampoco ha anunciado su plan de trabajo ni los nombres de los pa- trocinadores que, según él, le ayudarían a sacar del atolladero en que el instituto ha permanecido durante estos 15 años de ad- ministraciones perredistas. Aun así, el director de la Conade, Je- sús Mena, pretende entregarle al organis- mo capitalino las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento y Talentos Deportivos (Cnar), un elefante blanco que no ha cumplido con las expectativas de transformarse en el máximo recinto de- portivo del país ni ha justificado su inver- sión de más de mil millones de pesos in- vertidos en su construcción. Peor aún, el pasado 22 de marzo, a tra- vés de la Subdirección General de Cultura Fí- sica, la Conade le requirió a De la Vega que solventeunaseriedeinconsistenciasporpa- gos realizados al personal que participó en los programas de activación física durante 2012, cuando Javier López dirigía el instituto. De acuerdo con las reglas de operación de la Conade, como el IDDF no ha compro- bado satisfactoriamente los recursos fe- derales correspondientes a 2012, no podrá recibir dinero para operar este año. La Subdirección General de Cultura Físi- ca de la Conade detectó adeudos del institu- toenlasestrategiasdeactivaciónfísicaesco- lar por 1 millón 268 mil pesos; en activación físicaenespaciosabiertos,por3millonesmil pesos, y en activadores físicos de delegación y municipio activo, por 687 mil 500 pesos. El titular de la subdirección, José Al- berto Chávez Mendoza, expuso que algu- nos recibos cobrados carecen de firma y en los que sí la tienen rúbrica no coinci- den con la que aparece en la credencial del IFE de los beneficiados. Chávez Mendoza notificó al titular del IDDF de otros faltantes por cantidades menores, entre ellas una por 3 mil 582 pe- sos en apoyos a la estrategia de espacios activos (oficio SGCF/302/13); incluyó tam- bién el listado de pendientes en el área de activación física en espacios abiertos en la que están implicados 22 proveedores que, indica, cobraron 30 mil pesos cada uno entre enero y octubre de 2012, con una ob- servación: “La firma no corresponde”. Respecto del programa de activación física en instituciones públicas, el IDDF Cuando lo nombraron titular del Instituto del Deporte del Distrito Federal, hace cuatro meses, Horacio de la Vega hizo innumerables promesas, entre ellas que se rodearía de un superequipo para resucitar el deporte capitalino, pero hasta ahora sus nombramientos son cuestionados. Su intención de conseguir patrocinadores en la iniciativa privada tampoco se ha concretado y el presupuesto que maneja apenas alcanza para cubrir la nómina. El deporte del DF, en la indefinición Benjamin Flores
    • 78 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 OctavioGómez tendrá que comprobar 70 mil pesos que entregó al proveedor Luis Rodrigo Castillo Tello, cuya firma tampoco concuerda con su identificación del IFE. Y como las Reglas de Operación prohí- ben expresamente entregar más recursos a los municipios, federaciones y asocia- ciones civiles deudoras, el IDDF no podrá recibir esos apoyos mientras no comprue- be sus gastos, al menos que el adeudo no resulte superior a 10% del presupuesto otorgado en ese ejercicio fiscal. Consultado al respecto, De la Vega confirma a Proceso que la Conade entre- gó a su instituto 9.8 millones de pesos en 2012 y admite que aún falta por compro- bar más de 50% de los recursos ejercidos en ese periodo fiscal. El 16 de abril, dice, respondió a la Conade por las inconsis- tencias encontradas en los recibos sim- ples con los que su instituto intentó com- probar los recursos otorgados. “Hasta la fecha no hemos recibido ninguna contes- tación”, sostiene De la Vega. Pero resulta que un par de días des- pués la subdirectora de Recreación y Ser- vicio Comunitario de la Conade, Silvia Ro- cío Gómez, mandó un recordatorio al IDDF en relación con las observaciones sobre la comprobación por el concepto de estrate- gias de activación física. La nueva encomienda El presidente de la Comisión de Juven- tud y Deporte de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Orlando Ana- ya González (PAN), asegura que el institu- to no ha solicitado ninguna partida adi- cional para administrar las instalaciones del Cnar y que su presupuesto autorizado para este año es de 58.5 millones de pesos, que prácticamente se van a la nómina. Según el legislador, el IDDF necesitaría al menos 90 millones de pesos anuales pa- ra administrar el Cnar. De darse el caso, el instituto administraría tres instalaciones deportivas: la parte operativa del Deporti- vo Pelón Osuna, en la delegación Venustia- no Carranza; el Rosario Iglesias, en Coyoa- cán, y el Cnar. No obstante advierte que este año “se- rá imposible” que la Asamblea Legislativa le otorgue un presupuesto extraordinario al instituto. –¿No resulta viable para el IDDF la ad- ministración del Cnar? –No mientras no se conozca un pro- yecto, mientras no sea público. Al menos para este año sería imposible, pero el go- bierno del Distrito Federal puede tener una consideración económica a través de la Secretaría de Finanzas. En días pasados, funcionarios del go- bierno capitalino recorrieron las instala- ciones del Cnar en presencia de Gusta- vo Sanciprián –destituido a mediados de mes– y de Juan José Palacios, profesor de educación física que laboró en la Conade en los tiempos de Nelson Vargas. El titular de la Comisión de Juventud y Deporte de la ALDF también asegura que por ahora no se prevé centralizar las insta- laciones deportivas, como propuso en fe- brero pasado el presidente de la Comisión de Deporte de la Cámara de Diputados, Fe- lipe Muñoz, en un punto de acuerdo. Aun- que, aclara, siempre existe esa inquietud del gobierno federal. Y adelanta que en los próximos días los integrantes de la comisión que encabe- za se reunirán con sus pares de la Cámara de Diputados y autoridades del IDDF para conocer el proyecto deportivo del sexenio. “Estamos en espera de que nos pre- senten ese plan. El Distrito Federal ha te- nido una participación muy pobre en los últimos años en la Olimpiada Nacional, donde ha descendido al noveno lugar, pe- ro en el caso de la Asamblea Legislativa al menos el PAN impulsará una nueva ley del deporte”, comenta Anaya González. En enero pasado, De la Vega comentó a este semanario que sólo disponía de un pre- supuesto anual de 55 millones de pesos –en realidad son 58.5–, que se reduce a 10 millo- nes tras el pago de nómina (Proceso 1889). Expuso también que al menos requie- re de 100 millones para darle forma a su proyecto y destacó que en su experiencia como director comercial y de mercadotec- nia del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 (Copag) logró patrocinios de 50 empresas por más de 600 millones de pesos. Y aunque intenta aplicar esa fórmula en el IDDF, lo cierto es que en sus cuatro meses de gestión el expentatleta sólo ha presen- tado un solo patrocinador: la marca de ro- pa deportiva Atlética. Por lo que atañe a los nombramientos,hasta ahora se conoce el de JoséAlejandro Barbosa Ortega como director de Promoción y Desarrollo del Deporte. Barbosa Ortega fue director de Activa- ción Física y Recreación en la Conade en los tiempos de Bernardo de la Garza, cargo que ahora ocupa José Asturiano Merodio Reza, hermano de Lilia Guadalupe, la se- nadora priista integrante de la Comisión de Juventud y Deporte del Senado. Antes de ese nombramiento se habló de Lucas Conde Fartuk para esa dirección, pero el nombramiento no se concretó. Conde es un ayudante de chef que nada sabe de deporte pero es cercano al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. De la Vega anunció la llegada de su más cercano colaborador, Pedro Martínez Balderas, exdirector deportivo del Cnar, quien funge como director de Alto Rendi- miento. Y como no tuvo a quién contra- tar, De la Vega echó mano de exemplea- dos de la Conade, entre ellos Carla Beatriz Román, la secretaria del exdirector de ese organismo, Bernardo de la Garza, quien no tiene conocimientos sobre la materia. Román formó parte de la jefatura de misión de los Juegos Olímpicos de Lon- dres 2012. La justificación fue que la lleva- ron porque “es la única persona que habla inglés en la Conade”. Ahora asesora al di- rector general del IDDF y percibe un sala- rio de 19 mil 46 pesos mensuales. Otra de las colaboradoras de De la Vega es Katya López, reportera del periódico El Universal, quien cobraba como asesora téc- nica de la Federación Mexicana de Remo, como parte del equipo de Comunicación Social del instituto. También están Donato Eduardo Mentado Martínez, quien aparece en la red como exempleado de la Conade, y Marcela Guerrero Uribe,como subdirectora del Deporte Asociado y Estudiantil, aunque en realidad labora en Comunicación Social. Entre los “superfuncionarios” del IDDF tampoco se toma en cuenta el perfil ni la formación académica. Un ejemplo es el de Ángel Eduardo Mondragón Cátala, subdi- rector de Medicina y Ciencias Aplicadas al EduardoMiranda Vista aérea de Cnar. futuro incierto
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 79 DEPORTES / LA CAPITAL Deporte, quien no es médico, sino profesor de educación física; Arturo Contreras Boni- lla, subdirector del Deporte para Todos del IDDF, quien durante su gestión anterior en la delegaciónTlalpan fue cuestionado (Pro- ceso 1717), y Delfino Pablo Rojas González, jefe de la unidad departamental de Apoyo Logístico y Abasto, que actualmente está en juicio contra la delegación Cuauhtémoc en el Tribunal Federal de Conciliación y Ar- bitraje (expediente 6803/11). El riesgo El jueves 25, con casi hora y media de re- traso, el jefe de gobierno capitalino, Mi- guel Ángel Mancera, acompañado por el titular del IDDF, encabezó la ceremonia en la que fue presentado el uniforme que portarán los deportistas del Distrito Fede- ral en la Olimpiada Nacional y en la Para- limpiada Nacional, que se inició ese día. En el acto se hizo énfasis en el llamati- vo e “innovador uniforme”, en cuya playera se estamparon en la parte posterior imáge- nes fotográficas de centenares de ciudada- nos –“a quienes representarán en esta jus- ta”– con la leyenda “Ciudad de México”. ElincisoIIIdelcapítuloVIIIdelreglamen- todelIDDFrefiere,respectodelosuniformes, que las abreviaturas oficiales de las entida- des para la Olimpiada Nacional y la Paralim- piada Nacional son “Distrito Federal” y “DF”, pero no la palabra “Ciudad de México”. El inciso II del mismo artículo estable- ce que se considerará una conducta an- tideportiva grave el que los deportistas o equipos no se presenten con su uniforme oficial durante la competencia y ceremo- nias protocolarias; serán sancionados, di- ce, de acuerdo con el Código de Conducta. El apartado VI indica que las asocia- ciones deportivas instruirán a los árbitros, jueces u oficiales que habrán de sancio- nar el evento sobre la obligatoriedad de los participantes en el uso del uniforme oficial de competencia. Y el inciso VI se advierte, en referencia al apartado anterior, que “los árbitros, jue- ces y oficiales tendrán la facultad y obli- gación de negar la participación de algún deportista o de un equipo completo si éste no cumple con el requisito del uniforme”. Para activar la controversia bastará que cada estado que enfrente a un parti- cipante del Distrito Federal se inconforme ante la comisión de honor y justicia pa- ra la Olimpiada Nacional y la Paralimpia- da Nacional 2013, que está integrada por el propio Horacio de la Vega; Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación; David Hernández, asesor de la Conade; José Alberto Chávez, Jaime Cada- val, Fernando Platas, Carmen García Oroz- co y Ángel Alberto Robles. De laVega revira,a propósito del ya con- trovertido uniforme: “No es algo que se ha- ya pasado por encima. La gente del área jurídica me hizo la asesoría y tomamos la decisión.En varios reglamentos que me die- ron se estipula que se puede utilizar la le- yenda ‘Ciudad de México’ o ‘Distrito Fede- ral’ y optamos por la de Ciudad de México”. –¿De dónde obtendrá los recursos para operar el Cnar? –Ese tema todavía no es un hecho. Hay pláticas que se han iniciado, pero ni siquie- ra se ha planteado a ningún nivel para tomar una decisión de esa naturaleza. Es algo que empezó a salir en los medios,no es que aho- ra tengamos la misión para ver de dónde sa- camos esos recursos. Es más, si me pregun- ta hoy en día el costo del Cnar no lo conozco. “Entonces no puedo pedir un recurso de algo que no conozco; si me pregunta si es interesante tener el Cnar para operar- lo, sí lo es en el sentido de que actualmen- te no tenemos instalaciones deportivas en las que entrenen los atletas que compiten en la Olimpiada Nacional.”
    • 80 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 Acerca de Especialistas del INAH, excluidos del debate... Señor director: Con relación a la nota de Judith Amador Tello publicada en el nú- mero 1903 de Proceso, Especialistas del INAH, excluidos del debate a la Ley de Monumentos, página 84, cabe aclarar que la iniciativa de ley a que se refiere es un asunto pendiente de la pasada Legislatura que ya había si- do dictaminada por la entonces Co- misión de Cultura y que no llegó al pleno porque no se llevó a cabo una sesión de Comisiones Unidas con la Comisión de Educación y Ser- vicios Educativos para su dictamen conjunto, como lo señala el Reglamento de la Cámara de Diputados. La actual Comisión de Cultura y Cinemato- grafía la retoma, la dictamina cumpliendo con el ordenamiento y la envía al pleno. Esta iniciativa señala en la exposición de motivos la problemá- tica a la que se enfrenta de manera recurrente el Instituto Nacional de Bellas Artes en la Declarato- ria de Monumentos Artísticos, diferente a lo que puede suceder en el caso del Instituto Nacional de Antropología e Historia, que gestiona una de- claratoria sólo en casos excepcionales, aquellos que no estén contemplados en el artículo 28 de la ley (Suprema Corte de Justicia de la Nación; tesis aislada Semanario Judicial de la Federación, 7ª época, 1ª Sala, volumen 139-144, segunda par- te, pág. 94). Por otro lado, señala la reportera que “espe- cialistas en legislación cultural como el aboga- do y antropólogo Bolfy Cottom explicaron hace tiempo a este semanario que el derecho de au- diencia está contemplado en leyes supletorias de la Ley de Monumentos y en la Ley Federal de Procedimiento Administrativo. Incluso existen re- soluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre casos particulares que han decla- rado que la ley es constitucional”. Yo sugeriría que revise la Tesis Aislada Cons- titucional Administrativa XXIX/2000, tomo XI, marzo de 2000, y la Tesis del Pleno, volumen 181-186, pág. 38, ambas publicadas en el Sema- nario Judicial de la Federación, en que se con- cluye que la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos es violatoria de la garantía de audiencia consagrada en el artículo 14 constitucional, situación que se subsanaría con la iniciativa aprobada el pasado 20 de marzo en la Cámara de Diputados y que fue enviada para su revisión a la colegisladora. Atentamente Jesús Ricardo Fuentes G. fuentesricardo@hotmail.com Respuesta de la reportera Señor director: Efectivamente, la iniciativa de ley a que se re- fiere el señor Jesús Ricardo Fuentes fue pre- sentada en la Legislatura pasada y de hecho esta reportera publicó la nota en la agencia Apro en su momento. Y fue el 23 de mayo de 2010 (Proceso 1751) cuando el abogado Bolfy Cottom explicó por qué la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos no es in- constitucional. El señor Fuentes se refiere a una tesis de 2000; el doctor Cottom citó entonces un comunicado del 16 de abril de 2008 mediante el cual la Suprema Corte de Justicia de la Nación informa que la Ley sobre Monumentos “es cons- titucional”, y niega un amparo a un quejoso por considerar “innegable” que sí hay métodos de defensa contra una declaratoria de monumento. Atentamente Judith Amador Tello Denuncia un fallo injusto de la autoridad judicial de Chiapas Señor director: Derivado de unos problemas legales del or- den civil en el estado de Chiapas, tuve la necesidad de contratar los servicios profesiona- les del licenciado José Gustavo Cervantes Yáñez, a efecto de que me tramitara un juicio ordinario civil de anulación de escrituras, por lo cual acor- damos que me cobraría la cantidad de 450 mil pesos, pero que debía darle como anticipo 300 mil pesos; aceptando dicha condición el 15 de octubre de 2009 le hice entrega de la cantidad mencionada. En razón de ello el abogado me ex- tendió un recibo elaborado de su propio puño y letra que amparaba el dinero recibido. El 13 de octubre del mismo año, el licenciado Cervantes Yáñez presentó ante el Juzgado Mix- to de Primera Instancia de la ciudad de Arriaga, Chiapas, la demanda correspondiente, radicán- dose el expediente bajo el número 402/2009 del referido juzgado. Sin embargo, a partir de ese momento el abogado nunca más se ocupó de atender mi asunto, ya que si bien es cierto que se llevaron a cabo algunos actos procesales poste- riores, como el emplazamiento de dos de los de- mandados, dichos actos fueron efectuados por el actuario adscrito al juzgado, sin la participación de mi abogado. Ignorando todas estas irregularidades y con- fiando plenamente en su profesionalismo, perió- dicamente le llamaba o acudía a su oficina para pedirle me informara de los avances del juicio y siempre me decía que todo marchaba bien; sin embargo, rebasadas por mucho las fechas aproximadas que me había indicado para concluir el caso, em- pecé a exigirle resultados, por lo que ante eso el licenciado José Gustavo Cervantes Yáñez optó por no volver a contestarme una sola llamada ni a re- cibirme en sus oficinas. El 14 de marzo de 2012 me vi obli- gada a presentar una denuncia penal en contra del abogado, misma que fue recibida en la mesa de trámite núme- ro dos de la Fiscalía del Ministerio Pú- blico de la ciudad de Arriaga, Chiapas, inicián- dose la averiguación previa bajo el número 81/ IC02/2012; pero es el caso que el 31 de agosto de 2012 el fiscal del Ministerio Público titular de la mesa de trámite número dos, sin haber agota- do todos los recursos a su alcance para integrar debidamente la averiguación previa de referen- cia, decidió solicitar la autorización del no ejerci- cio de la acción penal en contra del indiciado a su superior jerárquico, el fiscal de Distrito de la Fiscalía Istmo Costa, quien hay que destacar que también sin entrar al estudio concienzudo de la indagatoria decidió autorizar el no ejercicio de la acción penal en contra de Cervantes Yáñez. Sirva la presente para solicitar apoyo, toda vez que ya no sé a quién recurrir para que las au- toridades de Chiapas cumplan con su deber de manera honesta. (Carta resumida.) Atentamente Aurora Ada Luz Cué Oest Critica las “dádivas” del gobierno como la Cruzada contra el Hambre Señor director: Como ciudadano y como académico en una universidad pública, cuyo salario es pagado por el pueblo de México, y en especial por los contribuyentes, deseo solicitarle encarecidamen- te la publicación de este documento. El calentamiento global, el daño a la capa de ozono, el agotamiento de los recursos naturales y la pérdida de la calidad ambiental son los pro- blemas más serios que ha enfrentado la humani- dad en toda su historia, y también amenazan con extinguirla y con ella toda la vida sobre nuestro planeta. Estos tienen su origen en las políticas públi- cas perniciosas, sobre todo aquellas que fomen- tan la depredación ambiental, especialmente las que favorecen el crecimiento poblacional: de ser 2 mil 500 millones de seres humanos en 1945, en 2011 ya había 7 mil millones sobre la tierra, de los cuales 4 mil millones habitan en países de media- no-bajo ingreso, que incluyen a India, China, Bra- sil, Indonesia y México, países éstos emergentes y con regímenes de democracia electoral. En el caso de nuestro país, con la creación y puesta en marcha del programa Cruzada contra el Hambre, el gobierno federal busca dar conti-
    • 1904 / 28 DE ABRIL DE 2013 81 A LOS LECTORES 1. Toda carta dirigida al semanario Proceso deberá contener nombre y firma de su au- tor, una identificación fotocopiada o esca- neada (de preferencia credencial de elector, por ambos lados), dirección y, en su caso, teléfono o correo electrónico. Si el remitente sólo desea publicar su nombre, lo indicará; de lo contrario, el resto de sus datos tam- bién podrían ser difundidos. 2. Ninguna carta tendrá una extensión mayor de dos cuartillas, es decir, no más de 56 líneas de 65 caracteres cada una. 3. La correspondencia no incluirá docu- mentos probatorios de lo denunciado; se publicará conforme a su turno de llegada, y podrá ser enviada por correo, entregada personalmente, transmitida por fax (56-36- 20-55) o dirigida a sloya@proceso.com.mx. 4. La sección Palabra de Lector cierra los miércoles de cada semana. PALABRA DE LECTOR nuidad a una política basada en prácticas cliente- lares, que refuerzan esa simulación de participa- ción política a cambio de dádivas y prebendas, como lo ha hecho con otros programas en los úl- timos 40 años. Todos estos han sido ineficientes e ineficaces, ya que no sólo no han reducido el número de pobres, sino que lo han aumentado. Entre las consecuencias de estos programas también están el desfase progresivo entre cre- cimiento demográfico y la reducida generación de empleos, la saturación del sistema educati- vo; el desempleo, el subempleo y el aumento en la criminalidad ante la carencia de un ingreso por las vías legales (Proceso 1871) o como mano de obra barata para las empresas trasnacionales, o por su grave impacto negativo en el desarrollo sustentable. En mi opinión como economista e investiga- dor universitario, la raíz de estos problemas, así como el surgimiento de un número cada vez ma- yor de asentamientos urbanos irregulares, de una demanda mayor de infraestructura y servicios, de una mayor demanda de recursos naturales y una menor calidad ambiental es consecuencia directa de esos programas para erradicar la pobreza, in- cluyendo Solidaridad, y posteriormente Progre- sa y Oportunidades, y ahora la Cruzada contra el Hambre, que a su vez han permitido legitimar al régimen político, sin distinción de partidos, me- diante la cooptación clientelar de los votos de sus beneficiarios. Miles de mexicanos reciben esta “ayuda”, que en muchos casos se ha vuelto su sopor- te principal, además de un modus vivendi y un modus operandi para las llamadas “organizacio- nes sociales” que los agrupan y que exigen esos recursos para sus agremiados. Así también ha emergido una aristocracia burocrática que se ha enriquecido operando estos programas a costa de los contribuyentes. Entiéndase que no es con dádivas institucio- nales como se reducirán la pobreza y el hambre. (Carta resumida.) Atentamente Jaime Martínez García 5ec9d6b2feca2945c0f5a56d37298847161446cf65d644dc6d9fbdab07e4046e39aeb2