Your SlideShare is downloading. ×
Internet sera otra television
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Internet sera otra television

44
views

Published on

¿Internet será otra televisión? …

¿Internet será otra televisión?
Reflexión sobre "El Internet que quieren las corporaciones", nivel de censura al que estamos expuestos y "El Internet que quieren los ciudadanos", la libertad de expresión, compartir, comunicar, evolucionar...

Published in: Social Media

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
44
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. “INTERNET NO SERÁ OTRA TELEVISIÓN” CONSUELO LOPEZ MOTOS Imagen cedida http://es.123rf.com/
  • 2. El internet que quieren las corporaciones “Compartimentación” Mi reflexión no se limita a la Censura Comercial ya que creo que es muy importante también la libertad de expresión, son conceptos que van unidos, dentro de la Red. LA CENSURA EN INTERNET REALMENTE ES UNA BARRERA COMERCIAL “La libertad en Internet no es sólo un valor fundamental, sino que además, si se quiere ser parte de la comunidad de libre comercio, hay que buscar la forma para que Internet sea abierto”, (agencia Reuters). Más de mil millones de personas usan cada día Internet para comunicarse y buscar información. Decenas de Gobiernos buscan, mientras, la manera de controlarles. Precisamente, por el peligro que representa la libertad de comunicación para la estabilidad de los gobiernos corruptos, la cleptocracia (robo capital) está intentando limitar la libertad de los ciudadanos de comunicarse y transmitir información. Internet permite la descentralización de los flujos de información y, por tanto, confiere un enorme poder de decisión a los ciudadanos que se transforman en decisión makers anónimos. El poder de Internet reside en que se critique abiertamente los actos de los gobernantes y facilita que se organicen de modo espontáneo, ajenos al control del Gobierno. La integración de las aplicaciones de Internet en nuevos dispositivos de telefonía móvil ha incrementado exponencialmente la comunicación y está permitiendo que, allí donde parecía imposible, sociedades civiles aparentemente frágiles y oprimidas logren denunciar la corrupción y el aplastamiento de los derechos civiles por parte de sus gobernantes, y organicen protestas por medio de aplicaciones como Facebook, YouTube o Twitter. En el 2007 se hizo público un estudio de la prestigiosa organización OpenNet, integrada por las universidades de Oxford, Cambridge, Harvard y Toronto. En él se concluía que 25 países -entre ellos, Irán, China y Corea del Sur, Azerbaiyán, Bahráin, Brumma, Etiopía, India, Irán, Marrucos, Arabia Saudí, Turquía, República Islámica - ejercián la censura de webs con contenidos políticos o sociales peligrosos, e impidían el acceso a aplicaciones como YouTube o Google Maps. Además, sus métodos de censura se estan sofisticando gracias a la colaboración de algunas empresas occidentales. Sin ir más lejos, entre esos países se encontraba España, un país europeo en donde la legislación y los tribunales politizados van mermando año tras año la libertad de los ciudadanos. El Gobierno Español creó una Comisión de Propiedad Intelectual (CPI), que con la excusa de proteger se dedica a cerrar páginas Web y otros servicios de Internet cuando sean críticos. En el estudio se realizó un informe donde se analizaron 200.000 observaciones (diez accesos) a miles de webs, alojadas en 120 proveedores de Internet (ISP).
  • 3. Los 25 países que, según el estudio, ejercen censura en la Red no lo hacen de la misma manera, ni en la misma medida. Los autores del informe han detectado tres tipos de censura: - - - La más común es la política, ejercida para evitar la difusión de ideas por parte de partidos de la oposición, defensores de los derechos humanos o disidentes. El peor país para la censura política es Myanmar (antigua Birmania), seguido de China e Irán. El segundo tipo de censura es la social, que impide acceder a contenidos vinculados con derechos de grupos como mujeres y homosexuales. Irán, Omán y Arabia Saudí encabezan esta lista negra. Un tercer tipo de censura se relaciona con la "seguridad nacional", es decir, se impide el acceso a webs y sitios de noticias de grupos insurgentes o terroristas. Myanmar, China e Irán repiten en los tres primeros puestos. Aunque los autores del estudio se resisten a identificar al país del mundo que más ejerce la cibercensura, las listas indica que es Irán. Según datos de Reporteros sin Fronteras (RsF), una veintena de bloggers han sido encarcelados en el país desde 2006 y se ha impedido el acceso a unas 10 millones de webs "inmorales". China, por su parte, ostenta el triste récord de tener mayor número de personas encarceladas por ciberdisidencia: 52, de un total de 68 en todo el mundo, según RsF. "Internet es el mayor aliado de la libertad de expresión"y "Por eso, quienes no están interesados en que se ejerza utilizan una gran variedad de métodos para controlarla" (Rafael Jiménez Claudín, secretario general de RsF.) La técnica más común de censura es la imposición de leyes que prohíben el uso de determinados términos (en China, por ejemplo, "democracia" o "derechos humanos"). También se utilizan filtros en los servidores de los ISP. El más conocido es SmartFilter, fabricado por la compañía estadounidense Secure Computing. Tanto OpenNet como RsF denuncian la colaboración de las empresas occidentales en esta censura aunque, como dice Jiménez Claudín, "lo bueno de Internet es que, cuando se cierra una puerta, siempre hay alguien dispuesto a abrir otra". La represión, sin embargo, va más allá, con la clausura de páginas web y cibercafés por motivos políticos, amenazas, encarcelamientos, etc… de aquí que Amnistía Internacional pusiera en marcha con la colaboración de The Observer, el proyecto https://www.irrepressible.info, para que los contenidos censurados no se pierdan. Una web que no sólo recopila noticias sobre casos de censura documentados por la organización, sino que cuenta con una base de datos de información prohibida en determinados países y un sistema para que cualquiera pueda convertir su propia web en una puerta de acceso a esos contenidos.
  • 4. Con un sencillo 'script' (un pequeño programa) una página o un blog cualquiera será un enlace a las decenas de páginas clausuradas alrededor del mundo que "Alguien no quiere que leamos". Con este proyecto Amnistía Internacional, pretende llamar la atención sobre la censura en Internet que impera en buena parte del mundo. Fuentes: Patricia Fernández De Lis - Aitor Riveiro , diario El Pais, recuperado de: http://elpais.com/diario/2007/05/18/sociedad/1179439203_850215.html http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2007/06/07/actualidad/1181204878_850215.html Ángel Fernández, recuperado de: http://www.juandemariana.org/comentario/4977/libertad/comunicacion/censura/politica/internet/ Imagen cedida del Blog de Enrrique Dans http://www.enriquedans.com/2009/06/internet-censurado-en-alemania-no-nos-protejais-tanto-por-favor.html
  • 5. El internet que queremos los ciudadanos "Internet es un bien común” Internet es una dimensión de la existencia, es un lugar donde se desarrolla una parte cada vez más consistente de nuestras vidas y nuestras relaciones. Impedir a alguien el acceso a Internet sería como ponerle obstáculos, como impedirle, físicamente, vivir un determinado ámbito de su propia existencia, (algo así como una privación sensorial, una limitación de una facultad). En este sentido, Internet es un bien común. Los instrumentos de telecomunicación permiten sustituir espacio y tiempo, facilitando la creación y el desarrollo de relaciones sociales y económicas. La Administración Pública debería garantizar la posibilidad de acceso con políticas adecuadas, cuyo desarrollo puede llevarse a cabo de acuerdo con las leyes del mercado. Pero ante fallos o deficiencias del mercado que obstaculicen dicho desarrollo, la Administración Pública debería convertirse en el actor directo que garantizara el acceso a este servicio. En 1810, en Virginia, alguien escribía: “electricity is by no means a necessity” (la electricidad no es, de ninguna manera, una necesidad), considerando un lujo el acceso al servicio eléctrico, un lujo que nunca se convertiría en una verdadera necesidad. Esto está sucediendo hoy en día con Internet, que no sólo posibilita acciones si no, sobretodo, relaciones. Internet está soportado por estándares e infraestructuras abiertos, lo que es la causa principal de su éxito y de la enorme creatividad e innovación a la que ha dado lugar. Internet es una realidad compleja formada por infraestructuras físicas y lógicas sobre las que se construye una cultura digital y, por tanto, la necesidad de modelos abiertos se manifiesta a muchos niveles. Pero estos estándares y herramientas, para ser realmente abiertos, deben ser tratados como bienes comunes, accesibles a cualquier ciudadano por el hecho de serlo, que no puedan ser apropiados por intereses corporativos o gubernamentales. De hecho, la cultura digital ha revitalizado la importancia del concepto de bienes comunes o procomún (commons), que son aquellos que comparten características tanto con los bienes públicos (dado que no son 'excluibles', porque es muy difícil privar a los usuarios de su utilización) como con la propiedad privada (al ser 'sustractables', si una persona usa esos bienes disminuirá su disponibilidad para otros usuarios). Medialab-Prado, un centro de producción cultural especialmente innovador, cuenta con un Laboratorio del Procomún dedicado a analizar los papeles de este tipo de bienes y las soluciones a los conflictos que genera su gestión. La economía de los nuevos comunes está todavía en su infancia, pero empiezan a configurarse modelos que permiten la gestión efectiva de bienes como internet sin necesidad de convertirlos en bienes controlados por gobiernos o empresas.
  • 6. Para explicar el papel de Creative Commons como parte del ecosistema de innovación abierta al que sirve de plataforma internet, plantea la existencia de cuatro capas de innovación abierta: • • • • 1) Ethernet, como la tecnología que permite la comunicación en redes locales de ordenadores. 2) TCP/IP, conjunto de protocolos de red en que se basa internet. 3) HTTP / la web, conjunto de protocolos que permiten la conexión de documentos de hipertexto, o se a de contenidos, y su acceso desde Internet. 4) Creative Commons, como el protocolo legal que permite el intercambio y la colaboración en el ámbito de las ideas y cultura. Estas cuatro capas se basan en estándares abiertos y podríamos considerarlas como ejemplos de los 'nuevos comunes'. Entre estos 'nuevos comunes' digitales han surgido ya modelos de gestión exitosos, como son Creative Commons y la Fundación Mozilla. Pero la integración de intereses comunitarios y empresariales está suscitando intensos debates sobre potenciales conflictos de interés. Para concluir creo Internet es relevante en el desarrollo futuro de los países, con lo que volvemos al inicio de lo que significa un “bien común”, hay estudios desarrollados por prestigiosas consultoras, como McKinsey “Internet Matters”, en el cual demuestran el impacto económico directo e indirecto en el crecimiento económico de los países producto de la Internet, específicamente en el aporte que produce en el producto interno bruto (PIB). Tomando una muestra de 13 países, de los cuales 10 corresponden a países desarrollados, miembros de la OCDE y 3 economías emergentes (Brasil, China e India), donde podemos ver que es una realidad: - 2.000 millones de usuarios Internet Participación promedio del 3.4% en el PIB de países desarrollados 21% del incremento del PIB en países desarrollados en los últimos años 2.6 puestos de trabajo creados por cada puesto perdido 75% del impacto en empresas tradicionales Productividad en PyMEs se incrementa un 10% Se puede tener acceso a este estudio en: http://www.alejandrobarros.com/media/users/1/50369/files/4363/McKinsey_and_Companyinternet_matters.pdf Juan Freire, PIELDIGITAL, recuperado de: http://www.igooh.com/notas/internet-es-un-bien-comun/, Internet Society, de: http://www.isoc-es.org/internet-un-bien-comun-la-gobernanza-de-internet/ Alejandro Barros, de http://www.elobservatodo.cl/noticia/sociedad/internet-como-bien-comun-algundia-nos-daremos-cuenta

×