Democracia y medios de comunicación

1,204 views
1,059 views

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,204
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Democracia y medios de comunicación

  1. 1. Instituto de Altos Estudios para el Desarrollo - Universidad Externado de ColombiaMaestría en Análisis de Problemas Políticos, Económicos e Internacionales ContemporáneosLuisa Fernanda Mejía Cáceres Democracia y Medios de ComunicaciónProblemática¿Contribuyen los medios de comunicación e información a la promoción de los principios e ideales del sistemademocrático?HipótesisLos medios de comunicación e información – MCI – contribuirán a la promoción de la democracia, en tanto logrenfavorecer a que la ciudadanía pueda internalizar y canalizar la información que se le provee, en torno a la toma dedecisiones conscientes y objetivas de la vida política, económica y social de una nación. Esta situación puede verseamenazada por la acción de diferentes grupos de interés que pretendan manipular tanto los canales como lacalidad de la información, para el beneficio de algunos segmentos poblacionales o intereses particulares.Frase PlanLos medios de comunicación encarnan en su naturaleza una composición dual de libertad y poder, que permitetanto promover la consolidación de procesos democráticos (a través de la legitimación y reivindicación de losderechos de los ciudadanos), como limitar la capacidad de toma de decisiones objetivas por parte de la sociedad(dado los diferentes incentivos que se le presentan a los dueños de los MCI y los intereses políticos y económicosque medran la calidad de la información y parcializan las decisiones de la población).Desarrollo de la propuestaDado que no se pretende reanudar el debate sobre qué es democracia, o si por ejemplo en las sociedadeslatinoamericanas hay presencia de esta característica en los estilos gubernamentales, el concepto de democracia autilizar en la presente exposición, estará sujeto a una concepción preestablecida de participación ciudadana, desocialización de beneficios económicos y sociales, e internalización por parte de la sociedad de elementos de lavida nacional tales como la economía, la cultura, las cuestiones de bienestar social y la inclusión en decisionespolíticas, que van mucho más allá de sufragios. Así como lo manifiesta Ocampo (2004, p. 154-155), democracia esmucho más que régimen democrático, es decir más que las instituciones electorales, el equilibrio y el control mutuode los poderes, las responsabilidades de las mayorías y los derechos de las minorías que caracterizan a losregímenes democráticos. Democracia es la extensión del concepto de la igualdad jurídica y, por ende, de losderechos ciudadanos en un sentido amplio, es decir ciudadanía civil, política y social. Este concepto fuerte dedemocracia se identifica así, con una visión moderna y amplia de ciudadanía, que va más allá de los derechos civilesy políticos. Identifica, en particular, a la democracia como la extensión efectiva de los derechos humanos, en sudoble dimensión de derechos civiles y políticos, que garantizan la autonomía individual frente al poder del Estado yla participación en las decisiones públicas y de derechos económicos, sociales y culturales que responden a losvalores de igualdad, solidaridad y la no discriminación.La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (1999) afirma que entre los derechos a una gestiónpública democrática figuran los siguientes: El derecho a la libertad de opinión y de expresión,de pensamiento, de conciencia y de religión, deasociación y de reunión pacíficas. El derecho a la libertad de investigar y de recibir ydifundir informaciones e ideas por cualquier mediode expresión. El imperio de la ley, incluida la protección jurídicade los derechos, intereses y seguridad personal delos ciudadanos y la equidad en la administraciónde la justicia, así como la independencia del PoderJudicial.
  2. 2. El derecho al sufragio universal e igual, así como aprocedimientos libres de votación y a eleccionesperiódicas libres. El derecho a la participación política, incluida laigualdad de oportunidades de todos los ciudadanospara presentarse como candidatos. Instituciones de gobierno transparentes y responsables. El derecho de los ciudadanos a elegir su sistema degobierno por medios constitucionales u otros mediosdemocráticos. El derecho de acceso, en condiciones de igualdad, ala función pública en el propio país.¿A qué se refiere la Frase Plan cuando indica “composición dual de libertad y poder” de los medios decomunicación?En primer lugar, y de manera muy general, se entiende por “poder” la capacidad de llevar a cabo una acción.Teniendo en cuenta una concepción bastante weberiana de Estado, el poder se establecerá como uno de loselementos constitutivos de ese Estado y se entenderá como la capacidad de establecer un “monopolio legitimo delacoacción física para el mantenimiento del orden vigente”. Así las cosas, puede decirse que el poder es lacapacidad que tienen algunas instituciones o personas, de manipular o condicionar los pensamientos y las accionesde una persona o un colectivo social, en torno a ideas, hechos o situaciones previamente identificadas. El poder es 1un condicionante de la manipulación y el control de la mente colectiva.La libertad se deriva de la capacidad de “inmunidad” frente a dicha manipulación con el fin de crear unaconsciencia propia y libre de ataduras o condiciones impuestas por terceros.Los medios de comunicación pueden considerarse como herramientas que promocionan la libertad de expresión yle proveen a la ciudadanía información para la toma de decisiones o incorporación en la vida nacional, perotambién, y al mismo tiempo, pueden condicionar la mente del colectivo para que esas decisiones estén sesgadashacia diferentes posturas, las cuales pueden estar determinadas por la dependencia económica de diferentesempresas o grupos de poder.Capítulo I: MCI para la construcción de comunidades imaginadasDesde comienzos de las campañas independentistas y de la construcción de repúblicas en Hispanoamérica, losmedios de comunicación han jugado un rol fundamental en la difusión de las ideas libertarias y pro-democracia.Rafael Rojas, en su libro “Las Repúblicas del Aire”, establece que fue principalmente por los medios decomunicación escritos, que las ideas que propendieron por la revolución, la independencia y la creación deidentidades y nacionalismos, tuvieron acogida dentro de la población hispanoamericana.Actualmente, en una era de globalización, donde la revolución que se vive es digital y mediática, los medios decomunicación influyen directamente en la formación de criterios, posturas políticas, económicas o sociales conrespecto a las acciones de los diferentes actores en un contexto ya no sólo nacional, sino tambiéninternacional.Gracias a la revolución informática, determinada principalmente por la aparición y difusión de lainternet, la creación de redes de información y comunicación transnacionales y el incremento en la velocidad detransmisión de la información, le han otorgado al ciudadano común, la capacidad de no sólo ejercer un controlsobre dichas acciones, sino también de liberarse del “velo de ignorancia” para tomar decisiones objetivas deacuerdo al imaginario construido. Esto no puede significar otra cosa, que una reproducción de la pluralidad real ypotencial de una sociedad en proceso de modernización y crecimiento 2El concepto de nación como una “comunidad imaginada ” acuñado por Benedict Anderson, ha derivado enmúltiples aplicaciones, donde para efectos de la presente exposición se entenderá como la creación de un colectivo1 La palabra control tiene un doble sentido. El primero, que es su sentido original, se refiere a la capacidad de ejercer vigilancia o comprobar quealgo se desenvuelve de cierta manera, es decir, según determinadas expectativas o normas. El segundo, se refiere a la posibilidad de imponer lavoluntad sobre alguien y limitar o delimitar sus acciones.2 Anderson define Nación como una comunidad política imaginada y como inherentemente limitada y soberana (1993, p. 23). Será imaginadaporque “aun los miembros de la nación más pequeña, no conocerán jamás a la mayoría de sus compatriotas; no los verán ni oirán siquierahablar de ellos, pero en la mente de cada uno vive la imagen de su comunión”. Será limitada puesto que las naciones tienen fronteras finitas,
  3. 3. común a partir de la promoción de dinámicas sociales, donde los ciudadanos encuentran en los medios decomunicación actuales, puntos de convergencia con demás ciudadanos en cuestiones de consensos o disensos detemas políticos, culturales, económicos o de bienestar social, así dichos ciudadanos se encuentren en puntos físicosdiametralmente opuestos dentro del territorio nacional, o incluso por fuera de él. Así como lo establecen Sorj yMartucelli,“estos medios a lo largo del siglo XX han sido un fuerte agente catalizador de identidad colectiva y en lamedida que los avances tecnológicos encaucen la mayoría de lo cultural en la convergencia digital, los medios decomunicación tendrán un papel aún más importante” (2008, p. 41) (…) “por supuesto, los nuevos medios nocumplen más la función que fue antaño la suya en la construcción de las comunidades imaginadas que fueron lasnaciones. Pero no por ello cesan de transmitir algunos principios, nuevas formas de ser y visiones de mundocomunes. En efecto, a pesar de su multiplicidad, la mayor parte de ellos vehiculan elementos que se asocian por logeneral a una modernización cultural y a una expansión de las expectativas” (2008, p. 47)Esta creación de rasgos colectivos comunes, de cohesión social (condición de democracia) y de la ampliación de lacapacidad de acción política de la ciudadanía, sin duda alguna tiende al fortalecimiento y promoción de unaciudadanía participativa dado la mayor facilidad de acceso a dichos medios de comunicación. Sorj y Martucelli, sepreguntan en su texto: “¿Cómo los medios de comunicación pueden contribuir a la sinergia de la construcción decohesión social en democracia?. A lo que responden: “los medios de comunicación al potencializar las posibilidadesindividuales, transforman literalmente el sentido de la cohesión social. Esta no va más únicamente de la “sociedad”a los “actores”, pero se constituye como un conjunto de redes más o menos densas, cambiantes en función demomentos o actividades, y capaces de apoyarse o de activar elementos identitarios, afectivos, étnicos o familiaresdisímiles. En este sentido, bien puede decirse que un número creciente de individuos son efectivamente los propiosactores de su cohesión social. Cada uno de ellos, desde posiciones diversas y con recursos distintos, entreteje redesdiferentes” (2008, p. 43-44).Actualmente, se consideran los medios de comunicación masivos como los únicos capaces de construir y promoverla opinión pública, característica fundamente de las sociedades democráticas, puesto que será a través del“alzamiento” en la voz del pueblo, que las necesidades y demandas de la población, pueden ser escuchadas.Adicionalmente, se ha visto que a través de los medios masivos de comunicación, la movilización de masas en tornoa objetivos comunes de reivindicación de derechos humanos y de ciudadanía, ha sido posible para sentarprecedentes tanto de protesta como de apoyo a diferentes acciones del gobierno.En este debate, se hace imperante analizar el papel de las redes sociales, las cuales se configuran como unmecanismo masivo de opinión pública que sirven para difundir información alternativa, de una formarelativamente democrática; y digo relativamente puesto que si bien en los últimos años se ha facilitado el accesode la población a internet, según los datos de Internet World Stats, por ejemplo en Colombia, un 44.1% de la 3población , no usainternet.En lo que respecta a las condiciones establecidas por el régimen democrático y lo que se refiere específicamente aelecciones, los MCI son fundamentales, ya que transmiten las propuestas de los partidos; suman adeptos; invocan ala participación de la sociedad en los problemas sociales; impulsa controversias; anima a la oposición; promueve laparticipación en el diálogo político y la acción cívica.Los medios son el espacio natural donde se da la confrontación,el análisis y el debate de las ideas políticas. Representan el derecho de los partidos de difundir sus ideas y derechode los ciudadanos de tener conocimiento e información sobre las opciones políticas que se le presentan.El informe de la UNESCO sobre Indicadores de Desarrollo Mediático, establece que “la evidencia muestra que unentorno mediático libre, independiente y pluralista es Imprescindible para fomentar la democracia. Además, alproporcionar un vehículo para comunicar y acceder a la información, los medios pueden ayudar a asegurar que laciudadanía esté equipada con las herramientas necesarias para elegir, en base a información adecuada, y participarmejor en las decisiones sobre los temas que influyen en sus vidas” (2008, p. 6)pero elásticas, más allá de las cuales se encuentran otras naciones. Será soberana, dado el ejercicio libre de las religiones y la fe. Y serácomunidad dado que la nación se concibe siempre como un compañerismo profundo, horizontal y fraterno.3 Información disponible en: http://www.internetworldstats.com/stats15.htm
  4. 4. Históricamente, “el cuarto poder”, como se le llama al poder mediático, se ha configurado como el recurso de losciudadanos frente a los abusos del poder político; es el poder que tenían los ciudadanos para oponerse en unmarco democrático, a decisiones legales que podrían ser injustos para algunos ciudadanos. Es el poder de laopinión pública en contra de arbitrariedades cometidas por los dirigentes políticos. El PNUD en su informe sobre elEstado de la Democracia en América Latina, establece que “los medios tienen la peculiaridad de operar comomecanismo de control o límite a las acciones de los tres poderes constitucionales y de los partidos políticos,independientemente de quiénes sean los propietarios de esos medios. Asimismo, reconocen que actúan como unacorporación que define los temas de la agenda pública e incluso delinea la agenda presidencial”(2004, p. 160)En este sentido, pueden traerse diferentes casos que ejemplifican cómo el uso de medios masivos decomunicación, TICS y redes sociales, pueden propender por insurrecciones del pueblo en contra de abusosgubernamentales o incluso, dicho uso de medios masivos de comunicación, pueden promover actos democráticosde acercamiento de la población a la cultura política.Tal vez el ejemplo más conocido por todos, es la llamada “primavera árabe”, la cual se considera como un conjuntode movimientos revolucionarios que empezaron a gestarse a finales de 2010 y comienzos de 2011 en los países deloriente medio y norte de África, que buscaban principalmente acabar con regímenes autoritarios y protestar contramodelos económicos neoliberales y la grave situación económica. Países como Túnez, Egipto, Libia, Argelia, ArabiaSaudita, Siria y Yemen, han sido los protagonistas de las revueltas, causando desde dimisiones de gobernanteshasta cambios en la estructura gubernamental. En muchos de estos casos, el papel de las redes sociales ha sidoorganizar las manifestaciones, coordinar, denunciar y dar informaciones a los periodistas. En algunos países en losque las cadenas no pueden llegar ni los corresponsales trabajar, los medios reciben imágenes de teléfonos móviles.Naturalmente, no sólo las redes sociales se encargaron de gestar en las conciencias de medio oriente, las ideas derevolución; diferentes medios de comunicación, tales como la televisión y los teléfonos, sirvieron para propagar latendencia alcista.El reciente caso colombiano de la Reforma a la Justicia, también es un ejemplo donde (en gran parte) gracias a losmedios de comunicación, la población alza su voz de protesta contra el proyecto de acto legislativo presentado porel Gobierno Nacional. Esta Reforma fue aprobada por el Congreso el 20 junio de 2012 y generó fuertes críticas porparte de la sociedad civil, algunos medios de comunicación y diferentes ONG, por los beneficios que otorgaba a losparlamentarios. Debido a la presión ejercida por la opinión pública, el presidente Juan Manuel Santos decidióobjetar su aprobación y convocar al Congreso a sesiones extraordinarias con el fin de revocarla. El 20 de junio de2012 la coalición ciudadana que adoptó el nombre de Movimiento Constituyentes Primarios emitió un primercomunicado oficial en el que llamaban a un referendo revocatorio de la Reforma que acababa de ser aprobada. EnTwitter el hashtag #SeMueveLaContraReforma logró convertirse en tendencia como evidencia de la indignaciónciudadana. Finalmente, el día 28 de junio de 2012 el Congreso decidió hundir el proyecto de acto legislativo quehabía sido aprobado.Otro ejemplo importante a tener en cuenta, fue la campaña 2.0 del Presidente Obama. La campaña electoral de 4Obama abre la discusión sobre la posibilidad de alcanzar una democracia continua basada en la ciberdemocracia.Como se recordará, Obama usando las herramientas del internet fue capaz de organizar a sus simpatizantes (nonecesariamente afiliados al partido demócrata), hacer propaganda y marketing político, defenderse de los ataquesde los republicanos a través de blogs y logró comunicarse de manera continua con sus simpatizantes usando sitiosde redes sociales, listas de correos electrónicos y YouTube de tal forma que pudo ajustar sus acciones políticas –durante la campaña electoral- para alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.Obama comprendió que podríausar el Internet para bajar los costos requeridos para construir su marca política, crear el sentido de conexión ycolaboración con los ciudadanos y prescindir de los métodos centralizados de control y dirección de las campañaspolíticas tradicionales a través de una estrategia sencilla, en la cual son los ciudadanos son los que se autoorganizan para hacer el trabajo político.Pero hay que tener en cuenta que este “cuarto poder”, que actúa como un contrapoder de los tres tradicionales,actualmente se encuentra difuso. Grandes corporaciones globales son las dueñas de los canales de transmisión de4 Aquella “que implica la superación de un sistema de comunicación vertical *de la élite gobernante a los gobernados+ y una interacción políticaintermitenteentre ciudadanos y élites políticas” que va más allá del diálogo normal que ocurre durante las campañas electorales.
  5. 5. la información. Estas empresas responden a la lógica de mercado (oferta y demanda regidas por el sistema deprecios), que de alguna manera pueden contaminar o manipular la información que le llega al público.Adicionalmente, en algunos países, la libertad de prensa y expresión, está coartada por los mismos gobiernos.Capítulo II: ¿Está la objetividad de los medios de comunicación en tela de juicio?La respuesta a la pregunta es sí.Como se mencionó anteriormente, la información ha creado a su alrededor un mercado altamente redituable queha visto una expansión de los ingresos derivados de la actividad. Por ejemplo, según datos del Ministerio de TICS en 5Colombia ,el sector de telecomunicaciones y correos, creció en septiembre de 2011, 9,5% frente al mismo mes delaño anterior, lo que representa 1,8 puntos más que el resto de la economía, la cual creció 7,7%.La mercantilización de la información, ha producido que esta pase de ser un elemento para la educación cívica, aser un mecanismo para la obtención de beneficios económicos para aquellos que ostentan la propiedad de losmedios y canales de comunicación.Ahora las noticias, no se definen en términos de qué tan importante puede ser la información que comunica, sinocuánta audiencia puede movilizar dicha notica. A mayor número de espectadores, mayores serán los réditos de lainformación. Es así como la difusión de los mensajes, está basada en cálculos empresariales y en la relación que secrea con los patrocinadores de los canales de comunicación. De dichos anunciantes, depende gran parte de laprogramación que es transmitida a la audiencia.Como consideración personal, no creo que el negocio alrededor de los MCI, sea la venta de la información. Creoque es la “venta de ciudadanos” a los anunciantes. En este sentido, y si la información se considera “gratuita”, losanunciantes obtendrán sus beneficios de la publicidad de sus patrocinadores, por lo tanto, la información en ciertosentido, estará en dependencia, lo cual parcializa la información y le resta objetividad.Como lo manifiesta Ignacio Ramonet en su conferencia, en el marco de la globalización financiera, los medios decomunicación han dejado de considerarse un contrapoder. Las empresas globales son incluso más poderosas queuna nación. Se está observando la transformación de los MCI en grandes grupos mediáticos (News coorp,Microsoft, Google, Nokia, Apple, BB), donde dichos grupos abarcan no sólo a los medios de comunicacióntradicionales y propiamente dichos (prensa, radio, televisión), sino que comprende todo lo que se denomina“cultura de masas”, comunicación de masas, información e internet. Este cuarto poder ya no va en contra de lospoderes tradicionales (político, económico e ideológico) a favor del ciudadano, sino que se suma a los poderestradicionales para aplastarlo.Pero qué pasa cuando es el poder político y el aparato gubernamental que ostenta la propiedad sobre los mediosde comunicación e información.Grandes empresas mediáticas: no sólo como poder mediático, sino también poderideológico: contener ambiciones populares para apoderarse del poder político. Un reciente artículo publicado en el 6periódico El Espectador , pone de manifiesto una situación preocupante en este sentido; se refiere a un InformePreliminar en el marco de la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se celebra en Sao Paulo,donde se establece que “el Gobierno de Cuba utiliza los medios de comunicación como vehículos de propaganda,mientras la censura y la desinformación son permanentes”. El informe también denunció “que se producendetenciones breves que duran pocos días u horas, además de palizas mediante el uso de turbas o intervencióndirecta de la policía contra periodistas independientes y opositores”.Esta situación característica de gobiernostotalitarios, a pesar que Cuba ponga de manifiesto que se considera como un “Estado Socialista de trabajadores,independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como República unitaria y democrática,para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana”5 Información disponible en: http://www.mintic.gov.co/index.php/mn-news/757-las-tic-tuvieron-el-mayor-crecimiento-de-los-ultimos-cuatro-anos6 Información disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/articulo-381183-cuba-sigue-aplicando-censura-prensa
  6. 6. Adicionalmente, “En Cuba el sistema democrático se sustenta en el principio del “gobierno del pueblo, por el puebloy para el pueblo”. El pueblo cubano a través de sus instituciones políticas y civiles, y en el marco de sus disposiciones 7legales, participa en el ejercicio y control activo del gobierno”.Lo peligroso de los medios de comunicación, es que en sus manos puede estar la malversación de la información ola exclusión de diferentes agentes (opositores, pobres o minorías étnicas), lo cual puede ser tremendamentedañino para el ejercicio democrático. Según la UNESCO, “es igualmente aparente que, a veces, los medios decomunicación social pueden ser utilizados para reforzar el poder de los intereses creados y exacerbar lasdesigualdades sociales, excluyendo a las voces críticas o marginadas”(2008, p. 10).Adicionalmente, y de acuerdo con el Observador de Medios,“este marcado predominio e influencia de los mediosde comunicación que trasciendelo mediático y se proyecta a lo económico, lo político y lo educativo, ha provocadoque la democracia, en nuestros días, se denomine «mediática, de espectáculo, o de sondeos», video democracia omediocracia, donde los ciudadanos se transforman en prisioneros de una información mediatizada, que se concibecomo una mercancía sometida a la lógica del mercado de consumo y participan del sistema político como showmediático” (2008, p.8)ConclusionesLa información con la cual cuenta la población para la toma de decisiones, es objetiva. Los datos, los mensajes, lasimágenes, son herramientas de las que se vale la ciudadanía para optar por una posición u otra. Otra cosadiferente, es la forma en que se transmite esa información y los canales por los cuales llega a la ciudadanía; estosno son objetivos.El rápido crecimiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, permite mayoresoportunidades de participación ciudadana y de procesos de democratización, pero también desafíos en cuanto a lacalidad en la difusión de diferentes mensajes, dada la limitación (tanto en el acceso a los medios, como en lapropiedad de ellos) e intervención de los canales mediáticos.De la calidad de la información, depende la calidad de la democracia.Bibliografía - ANDERSON, Benedict, (1993), Comunidades Imaginadas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. Fondo de Cultura Económica, México. - OCAMPO, José Antonio, (2004), Mercado, cohesión social y democracia, en: Reconstruir el futuro. Globalización, desarrollo y democracia en América Latina. Bogotá: Grupo Editorial Norma, p: 151-200. - PNUD. (2004) Estado de la democracia en América Latina. Disponible en internet: http://www2.ohchr.org/spanish/issues/democracy/costarica/docs/PNUD-seminario.pdf. Recuperado: 14 de octubre de 2012 - RAMONET, Ignacio. Medios y Democracia. La información: aparato ideológico de la globalización. Ponencia disponible en internet: http://www.youtube.com/watch?v=gBaoW3tANSA. Recuperado: 07 de octubre de 2012 - SORJ, Bernardo. MARTUCCELLI, Danilo, (2008), Las transformaciones del lazo social, En: El desafío Latinoamericano. Cohesión social y democracia. San Pablo: Instituto Fernando Enrique Cardozo, Siglo XXI Editores, p: 1-70. - UNESCO. Indicadores de Desarrollo Mediático: Marco para evaluar el desarrollo de los medios de comunicación social. 2008. Disponible en Internet: http://www.unesco.org/new/en/communication-and- information/resources/publications-and-communication-materials/publications/full-list/media- development-indicators-a-framework-for-assessing-media-development/. Recuperado: 14 de octubre de 20127 Información tomada del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba:http://www.cubaminrex.cu/derechos%20humanos/articulos/consejoderechoshumanos/Informe/Espannol/Sist_Politico.html
  7. 7. - ZUKERNIK, Eduardo. 2008. Observador de Medios de Comunicación en América Latina. Prensa, ciudadanía y Democracia en Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Disponible en Internet: http://www.kas.de/wf/doc/kas_15465-1522-1-30.pdf?110208220805. Recuperado: 14 de octubre de 2012

×