Your SlideShare is downloading. ×

Pedagogía con el voto

122

Published on

Pedagogía con el Voto

Pedagogía con el Voto

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
122
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EL VOTO COMO UNA OPCIÓN PARA HACER PEDAGOGÍA. LA PEDAGOGÍA COMO UNA OPCIÓN PARA COMPRENDER EL VOTO. Por Luis Eduardo Peláez Valencia Tengo un hijo de 12 años y uno de 7. Hace pocos días aprovecharon la reunión de la comida alrededor de las 7 de la noche para discutir –entre ellos- sobre los resultados de la reciente jornada electoral. El mayorcito está convencido de la decisión que había tomado: no votará en la segunda vuelta, no se anima, los candidatos que quedaron le parecen inadecuados para el País. El menorcito, dijo que habían tratado el tema en el colegio con sus colegas y también concluyó: -mi amigo David G (léase deivi lli) va a votar por Zuluaga. Yo les dije que iba a votar en blanco-, continuó, -pero me dicen ellos que el voto en blanco no pasó a la segunda vuelta porque quedó por debajo de Peñalosa-. A ambos les expliqué entonces –me animé a intervenir- que sí podían votar en blanco, aunque éste último no podría ganar. Eso no fui capaz de explicárselos; es posible que por eso el mayorcito no siga animado a votar. Con el panorama anterior confirmo la necesidad que tiene la sociedad de que los Padres expliquen a sus hijos en sus hogares el impacto del voto popular y que los Maestros hagan lo propio con sus estudiantes en el aula. Ellos, los menores de edad, no pueden votar, pero están asumiendo el voto de sus Padres y de sus Maestros como propio; porque reciben ese ejemplo o mejor aún, ese testimonio. El escenario puede ser poco alentador por muchos aspectos o también muy alentador por otro tanto. Sobre la perspectiva se pueden tomar muchas actitudes, pero hay una que no podemos promover: la indiferencia. Si los niños lo están haciendo en las escuelas, los grandes lo debemos hacer en los escenarios en los que actuamos. Hay que ejercer el derecho. Aunque este derecho se interprete como la posibilidad que tiene el elector de “gozar del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros” (Bierce, 1904) Aprovechemos la pedagogía, nuestras capacidades en didáctica. Ese podría ser nuestro granito de arena frente a la situación. La democracia no puede ser el silencio. Si estamos de acuerdo o no, debemos expresarlo. Se nos ofrecen los mecanismos para hacerlo y si queremos trascender los dispositivos que nos facilitan, podemos buscar los medios de comunicación para pronunciarnos; medios como este. Que les vaya bien en el ejercicio.

×