Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Trabajo de investigacion   derecho internacional publico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Trabajo de investigacion derecho internacional publico

  • 1,253 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,253
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
14
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. “UNIVERSIDAD CATOLICA LOS ANGELES DE CHIMBOTE”"Año de la Integración Nacional y el Reconocimiento de Nuestra Diversidad"CURSO: Derecho Internacional Público TEMA: INFORME SOBRE LA SITUACIÓN JURÌDICA DE PATRICARCADO ORTODOXO DE CONSTANTINOPLA Y SOBRE LAS MISIONES MILITARES ALUMNA:  SALINAS RODRIGUEZ MAGALY FLOR CICLO: “XI” TURNO: NOCHE AÑO - 2012
  • 2. CONFECCIONAR UN INFORME SOBRE LA SITUACIÓN JURÌDICA DEPATRICARCADO ORTODOXO DE CONSTANTINOPLA Y SOBRE LASMISIONES MILITARES, COMO PRESUNTOS SUJETOS DEL DERECHOINTERNACIONAL PÚBLICOSITUACION JURÌDICA DE PATRICARCADO ORTODOXO DECONSTANTINOPLA:Considerada desde siempre como una de las sedes episcopales másimportante de la Iglesia, sólo precedida por el Obispo de Roma, el Patriarcadoadquiere el máximo relieve cuando tiene lugar el Cisma de Oriente (1054), enque las comunidades ortodoxas se separan de la Iglesia Católica.Cuando Constantinopla cae en poder de los turcos en 1453, el sultán MahometII confirma al Patriarca Gennadios en todos los privilegios e inmunidades que laIglesia, a partir del imperio de Constantino, había obtenido en Oriente.La comunidad ortodoxa dispuso de una autonomía importante dentro delImperio otomano en virtud de privilegios e inmunidades reconocidos en materiareligiosa, administrativa y judicial.En el aspecto religioso, la comunidad ortodoxa gozó de libertad de conciencia yde culto. El Patriarcado ejercía el poder legislativo en cuanto al culto ydisciplina eclesiástica, pudiendo dictar su propia organización y, lo que es másimportante por las prerrogativas que ello entraña, podía establecer impuestos afin de proveer a sus necesidades, y en ciertos momentos de crisis financieratuvo facultad de emitir moneda.En el aspecto judicial los miembros del clero gozaban de una inmunidad enmateria penal y en ciertas cuestiones civiles. En el orden administrativo elPatriarca era el jefe religioso y, también, el jefe civil de los cristianos ortodoxos,encargándose de la administración de los bienes de las entidades religiosas, laenseñanza y el registro del estado civil de las personas.El Patriarca era, igualmente, el responsable de la ejecución de los decretos delgobierno respecto de los asuntos relativos a la Comunidad ortodoxa, teniendola consideración de órgano del Gobierno de la Sublime Puerta con los honoresde ministro que le atribuía tal estatus.En 1862 se reducen substancialmente los privilegios judiciales del Patriarca,desapareciendo las competencias de que gozaba en materia penal.
  • 3. El régimen de privilegios acordado al Patriarcado dejó de existir por el Tratadode Lausanne de 24 de Julio de 1923, fecha en que el Patriarca ecuménicoqueda reducido a una mera autoridad religiosa.La cuestión de si el Patriarcado estaba dotado de personalidad internacional noes clara. Podría aducirse, en su favor, que el Patriarca se comunicó con laSublime Puerta hasta 1879 a través del Ministerio de Relaciones Exteriores yque mantenía acreditado ante ella un Agente Especial. Podría pensarse que elEstatuto del Patriarca ecuménico dictado por el Sultán en 1862, en el que seprecisan los privilegios e inmunidades de aquél, tendría carácter de unConcordato concertado entre la Sublime Puerta y el Patriarca ecuménico. Aesto podría contrarreplicarse el carácter de órgano del Gobierno que, respectoa la Comunidad ortodoxa, ostentaba el Patriarca.De cualquier forma, hoy día el Patriarca no ejerce ningún acto en el planointernacional del cual pueda deducirse que se trata de un sujeto de eseordenamiento. El hecho de que Turquía se halla obligado en la Conferencia deLausanne (10 de enero de 1923) a admitir que el Patriarca tenga su sede enConstantinopla no haría, evidentemente, a éste titular de un derecho en elámbito internacional, sino más bien una obligación de Turquía respecto de losotros Estados partes en el acuerdo.Aunque sea bajo un punto de vista honorífico, al Patriarca de Constantinopla sele viene reconociendo su carácter "ecuménico", es decir "universal". Cada vezque Benedicto XVI nombra a Bartolomé I, no deja jamás de calificarlo con estadenominación de “Patriarca Ecuménico”.En la ortodoxia cada Iglesia se gobierna autónomamente. Pero por una antiguatradición es reconocido al Patriarca de Constantinopla un primado de honor, encuanto cabeza de la Iglesia de la antigua capital cristiana de Oriente.Recientemente, el 26 de junio de 2007, una sentencia de la Corte Suprema deTurquía ha infligido un duro golpe a la autoridad del Patriarca deConstantinopla, negándole valor jurídico a su calificativo de “ecuménico”.La sentencia, como es obvio, no incide sobre el fundamento teológico de laautoridad del Patriarca y sobre el reconocimiento que le es dado por las otrasIglesias cristianas. De cualquier forma, la sentencia ha producido “profundodisgusto” en el Patriarcado, que hizo público una información oficial en la quedefendía el carácter religioso y teológico del título de Patriarca Primado, comotítulo espiritual, histórico y honorífico de la ortodoxia desde hace 17 siglos.La Corte Suprema de Ankara en su sentencia estableció que el Patriarcado es,especialmente, un ente turco destinado al culto de la minoría greco-ortodoxa, ypor lo tanto no puede atribuirse el título de “ecuménico” para todo el mundoortodoxo.
  • 4. La ocasión para el veredicto ha sido el recurso presentado por un sacerdoteturco ortodoxo de origen búlgaro, que el Patriarcado había removido de suparroquia por “comportamiento inadecuado a sus funciones”. La CorteSuprema, que en apoyo de su sentencia citaba el Tratado de Lausana de 1923,donde se califica al Patriarcado de Constantinopla como minoría religiosa ynada más, ha fallado contra el sacerdote, pero ha aprovechado la oportunidadpara emitir un juicio político acerca del estatuto jurídico del Patriarca.En Turquía la comunidad ortodoxa, igual que la católica, sigue sin tenerpersonalidad jurídica, los ministros de culto y los obispos no son reconocidos,los seminarios están cerrados y el Patriarca de Constantinopla debe serobligatoriamente ciudadano turco. Esta negación de los derechos máselementales a las minorías religiosas está en flagrante contradicción con elderecho europeo y dificulta el deseo de Turquía de ser admitida en la UniónEuropea.Como expusimos en otra ocasión, la situación de la Santa Sede es totalmentedistinta, gozando de todas las prerrogativas con que se adornan los estadossoberanos y manteniendo una separación e independencia absoluta conrespecto al estado italiano, cosa que, como acabamos de ver, no sucede con elPatriarcado Ortodoxo de Constantinopla.Con todo, el Patriarca ecuménico ejerce una jurisdicción espiritual sobre laRepública del Monte Athos, aprueba su Carta, vigila el cumplimiento de lasdisposiciones en materia religiosa y preside su Tribunal Supremo, lo cual, pesea los controles de Turquía, le da un relativo protagonismo en la esferainternacional.LAS MISIONES MILITARES:Tanto el establecimiento de Relaciones Diplomáticas, como el de misionespermanentes, tiene lugar por mutuo consentimiento, y lo mismo puede decirse delnivel de representaciones.Hay dos principios fundamentales que dominan todo el derecho diplomático:a) La discrecionalidad: En el sentido de que el Estado puede establecer o norelaciones diplomáticas, fijar libremente el nivel de sus misiones, aceptar o rechazar alas personas que le sean propuestas por otros Estados para cargos diplomáticos, etc.b) La Reciprocidad: Que significa que normalmente el Estado dará a los diplomáticosde otros, el trato que los suyos reciban en aquellos.Un país puede manifestar su disgusto a otro, degradando su propia misióndiplomática, llamando por ejemplo “para consulta” al embajador y dejando al frente dela misión a un agente de menor rango.
  • 5. El Placet.- Cuando un Estado desea enviar determinada persona como Jefe de Misión,debe solicitar previamente al Estado receptor su “placet”, es decir, comunicar sunombre para asegurarse de que es persona grata. Si el placet no es concedido debeprocederse al nombramiento de otra persona, y aun en el caso de que sea concedido,nada impide que el Estado receptor pueda retirarlo en cualquier momento y solicitarque el diplomático sea llamado a su país (art. 4 Convención de Viena).Los otros miembros de la misión pueden ser nombrados libremente por el Estadoacreditante, sin tener que someter anticipadamente sus nombres al Estado receptor,pero éste se reserva la posibilidad de declararlos “persona non grata”, con los mismosefectos que para el Jefe de Misión.En el caso de agregados militares, navales o aéreos, el Estado receptor puede solicitarque sus nombres sean sometidos previamente a su aprobación. (Art. 7 Convención deViena)El artículo 9 de la Convención de Viena dispone que el Estado receptor podrá, encualquier momento y sin tener que exponer los motivos de su decisión, comunicar alEstado acreditante que cualquier miembro del personal diplomático de la misión espersona non grata. El Estado acreditante tiene que retirar a esa persona.La Convención de Viena también ha aprobado, por consideraciones de ordeneconómico y técnico de formación de personal, para conceder facilidades a los nuevosEstados y a los económicamente débiles, acreditar a un jefe de misión ante dos o másEstados, o bien destinar a ellos a cualquier miembro del personal diplomático, con elconsentimiento de los Estados receptores. En este caso podrá establecer una misióndiplomática dirigida por un encargado de negocios ad interim en cada uno de losEstados en que el jefe de misión no tengo su sede permanente.El jefe de misión o cualquier miembro del personal diplomático de la misión podrárepresentar al Estado acreditante ante cualquier organización internacional. (Art. 5Convención de Viena)También permite que dos o más Estados podrán acreditar a la misma persona comojefe de misión ante un tercer Estado, salvo que el Estado receptor se oponga a ello(art. 6 Convención de Viena).La Ley del Servicio Exterior Mexicano en su artículo 19 establece que la designaciónde Embajadores y Cónsules Generales la hará el Presidente de la República. (Verfracc. II y III del art. 89 de la CPEUM).Art. 20 de la LSEM.- Para ser designado Embajador o Cónsul General se requiere: sermexicano por nacimiento, y no tener otra nacionalidad, estar en pleno goce de susderechos civiles y políticos, ser mayor de 30 años de edad y reunir los méritossuficientes para el eficaz desempeño de su cargo.
  • 6. Las designaciones de Jefes de misiones diplomáticas permanentes ante Estados yOrganismos Internacionales, de Embajadores Especiales y de Cónsules Generalesserán sometidas a la ratificación del Senado de la República, o en sus recesos, de laComisión Permanente, según lo disponen los artículos 76 fracc. II, 78 fracc. VII y 89fracc. III de la CPEUM. Sin este requisito la persona designada no podrá tomarposesión de su cargo. (Art. 23 LSEM).Las Cartas Credenciales: Es el documento en que el Jefe de Estado acredita lapersonalidad de un Jefe de Misión ante un Estado extranjero. En el caso delencargado de Negocios quien firma las Cartas Credenciales es el Ministro deRelaciones Exteriores.Cuando la persona en cuestión llega al Estado en que va a ejercer sus funciones,envía una copia de este documento al Ministro de Relaciones Exteriores, y luego eloriginal ante el Jefe de Estado. Los encargados de negocios las presentan únicamenteante el Secretario de Asuntos Exteriores, puesto que sólo están acreditados ante él.(art. 13 Convención de Viena).La fecha de presentación de las cartas credenciales tiene importancia entre losAgentes Diplomáticos de la misma categoría. El más antiguo es el Decano del CuerpoDiplomático en cada Estado, con ciertas prerrogativas de orden protocolario, como lade ser considerado el portavoz del cuerpo diplomático cuando éste decide cualquieracción (Art. 16 Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas).El artículo 10 de dicha Convención dispone que se notificará al Ministro de RelacionesExteriores del Estado receptor: el nombramiento de los miembros de la misión, lallegada y salida definitiva de toda persona perteneciente a la familia de un miembro dela misión, o del servicio doméstico, así como la contratación y el despido de miembrosde la misión o criados particulares que tengan derecho a privilegios o inmunidades.