LAS PLANTAS MEDICINALES Y SUS EFECTOS EN EL SER
HUMANO

Desde la más remota antigüedad, el ser humano ha utilizado las pla...
compuestos químicos
enfermedades.

destinados

al

tratamiento

específico

de

determinadas

Preparación y administración...
Compresa
Es una preparación similar a la cataplasma, pero en este caso en
lugar de aplicar la planta directamente, se util...
Gargarismo o enjuague
Es la aplicación de un líquido a la cavidad bucal. Se usa para
lograr la acción local en la boca y/o...
Lavados
Es la aplicación de infusiones, cocimientos o tinturas diluidas
para tratar tópicamente afecciones externas locali...
Tintura
Se obtiene dejando en contacto la parte de la planta seca a
utilizar, con una mezcla de alcohol al 40% en agua dur...
curativas más versátiles que podemos encontrar, todo gracias al líquido que se encuentra
dentro de sus hojas.
El romero: e...
difundido contra las enfermedades de los riñones y trastornos de la vejiga y uretra.
Además para las digestiones, flemas d...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Las plantas medicinales y sus efectos en el ser humano documento

2,343

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,343
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las plantas medicinales y sus efectos en el ser humano documento

  1. 1. LAS PLANTAS MEDICINALES Y SUS EFECTOS EN EL SER HUMANO Desde la más remota antigüedad, el ser humano ha utilizado las plantas o sus derivados para tratar sus heridas y curar sus dolencias; seguramente debió buscar los remedios en su ambiente, en el trueno, el rayo y los vegetales, por lo que no es aventurado suponer que a través de sucesivos intentos al azar fue hallando plantas que tenía a su disposición y aprendiendo a diferenciar en carne propia las que le eran provechosas de las tóxicas. En los últimos años se ha prestado más atención a las plantas -en especial las de las regiones tropicales- debido a su gran diversidad y en algunos casos abundancia, por lo que en la actualidad se han encontrado muchas especies de la flora que por sus probables propiedades medicinales son motivo de gran interés por sus compuestos activos, metabolitos secundarios y demás. A partir de ello se han evaluado los extractos de plantas, hallándose compuestos activos a los que se les atribuyen efectos antibacterianos, antivirales, anticancerígenos y hasta citotóxicos. El renacimiento de la medicina natural ha fomentado la atracción del público y de los científicos por las variadas propiedades de las plantas, lo que ha provocado la realización de numerosas investigaciones en este campo en los últimos años. Sin embargo, cabe preguntarse si existen plantas que tienen la capacidad de curar, o por lo menos aminorar el daño causado por una infección o de combatir las afecciones causadas por los agentes patógenos. Muchas investigaciones ofrecen evidencias de que algunas plantas contienen compuestos activos que les confieren la capacidad para combatir microorganismos causantes de ciertas enfermedades, combate que puede llevarse a cabo mediante la ingestión de cocciones de partes de las plantas (raíz, tallo, hoja, corteza, flor, fruto o semilla) o por medio de la aplicación directa de estas partes en las áreas enfermas, disminuyendo o eliminando la enfermedad. Lo anterior nos permite presumir el posible efecto de esos compuestos activos sobre muchos microorganismos gracias a su capacidad bactericida. En la actualidad, ha aumentado la actividad de las industrias farmacéuticas para fabricar los llamados "fitofármacos"; estos compuestos pueden ser mezclas complejas de sustancias activas de fuentes naturales (plantas) que tienen una acción similar a la de los
  2. 2. compuestos químicos enfermedades. destinados al tratamiento específico de determinadas Preparación y administración de las plantas medicinales La administración de las plantas medicinales y de los productos derivados de estas debe estar acompañada de los máximos cuidados, para garantizar el buen suceso del tratamiento. Contrariamente a la creencia general, los mejores resultados no siempre se obtienen con el uso de las plantas frescas o con preparaciones caseras. El hacer extractos de plantas procesadas permite obtener más principios activos.1 Cataplasma y emplasto La cataplasma se prepara machacando la parte de la planta que contiene las propiedades curativas que se pretende usar, se puede llegar a calentar y se aplica directamente sobre el área afectada que se quiere tratar. Para preparar el emplasto se puede mezclar la parte de la planta a utilizar con una harina, arcilla o similar logrando una pasta que se aplica sobre el área afectada, al igual que la cataplasma. No obstante el emplasto también se puede aplicar solo con la planta resultado de la cocción. Cocimiento Se prepara hirviendo durante algunos minutos (del orden de los 5 minutos) la planta y luego se filtra. Debe verificarse que el calor no afecte o destruya los principios activos. Esta forma de usarse es apropiada en general para las partes duras de la planta, como son: troncos, raíces, cortezas y semilla Las semillas tieneque dejarse en la sombra durante 3 días
  3. 3. Compresa Es una preparación similar a la cataplasma, pero en este caso en lugar de aplicar la planta directamente, se utiliza una extracción acuosa, aplicada a un paño o toalla. Las compresas pueden ser calientes, generalmente aplicadas en el caso de inflamaciones y abscesos; o bien frías, preferibles para tratar casos de cefalea o conjuntivitis. Ensalada Es una forma de ingerir las hierbas medicinales en una forma directa, sin ninguna modificación o transformación consecuencia del procesamiento. Se lavan y desinfectan las partes de la planta que se piensa ingerir, y se prepara como una ensalada tradicional, eventualmente mezclándola con otras verduras o vegetales, sazonándolo sal, aceite de oliva y limón. Extracto Los principios activos de las plantas medicinales se obtienen también por un tipo de extracción llamada “sólido-liquido”. Este proceso consta de tres etapas: *Penetración del disolvente en los tejidos de los vegetales e hinchazón; *Disolución de las sustancias extraíbles; *Difusión de las sustancias extraíbles disueltas fuera de la célula vegetal. La forma de extracción más frecuente es por maceración, este proceso tiene algunas ventajas sobre la percolación y contracorriente. También se puede procesar la extracción mediante métodos que involucran el ultrasonido, el eléctrico, y el vórtice (turbo). La extracción de los extractos requiere un cierto equipamiento y conocimiento de procesos químicos. En su presentación final pueden ser: tinturas (1:10); extractos fluidos (1:2), blandos, con una consistencia parecida a la miel, viscosos o firmes (masas plásticas, que licúan al calentarlas), secos (cuando se ha desecado la mezcla) y nebulizados (obtenidos por atomización del disolvente.)
  4. 4. Gargarismo o enjuague Es la aplicación de un líquido a la cavidad bucal. Se usa para lograr la acción local en la boca y/o garganta y así limpiar de secreciones, bacterias e impurezas estas áreas. Puede usarse para prevenir infecciones bucales o respiratorias. Para prepararse el líquido puede usarse una infusión, un cocimiento o un jugo de la planta. Infusión Es la forma de preparación más frecuente y sencilla, se le denomina también apagado o té. Forma parte de una cultura de consumo de hierbas aromáticas que se usan no solo para fines medicinales. Consiste en poner en contacto las partes de las plantas con agua hirviendo por unos minutos, dejando que se enfríe progresivamente. Al no usarse calor directo, garantiza que sus partes no sufren deterioro. Más frecuentemente se usa para las partes blandas de las plantas como hojas y flores. Jarabe Los jarabes se preparan extrayendo con agua los componentes activos o medicinales de la planta y disolviendo luego en esta una gran cantidad de azúcar o miel como preservante. Puede prepararse a partir de extractos hidroalcohólicos, conservarse por períodos largos y se le suele dar un sabor agradable para facilitar su administración a los niños. La preparación se inicia en forma semejante a la infusión, pero se deja reposar algunas horas y luego se filtra el líquido, se agrega el azúcar o la miel, se diluye y se lleva a hervir algunos minutos para coagular las sustancias albuminosas, luego se cuela y se guarda en botella o frasco de color ámbar, se etiqueta y se guarda (hasta 30 días) en lugar limpio y protegido del calor y de la luz. Jugo Los jugos se obtienen siempre al exprimir o licuar las plantas frescas o sus frutos. En algunos casos, sobre todo para tubérculos o raíces se recomienda ponerlos en remojo durante un período de 8 a 12 horas antes de exprimirlos.
  5. 5. Lavados Es la aplicación de infusiones, cocimientos o tinturas diluidas para tratar tópicamente afecciones externas localizadas, como heridas, llagas, úlceras, hemorroides, vaginitis y otras afecciones de la piel o de las mucosas. Lavativa o enema Es la aplicación de un preparado que se introduce a través del ano con una técnica especial, para la cual el que la aplica debe estar capacitado. Se aplica preferiblemente en ayunas y el paciente debe permanecer acostado, durante la aplicación y durante un tiempo de por lo menos una hora después de la aplicación. Polvos Los polvos se obtienen pulverizando la planta seca, el material puede ser retriturado y tamizado varias veces, hasta alcanzar el tamaño deseado de las partículas. Los polvos vegetales son fáciles de manejar, formular y acondicionarlos en preparados fitofarmacéuticos, a través del mezclado, encapsulado y de la compresión. Existen dudas acerca de la bio-disponibilidad de los principios activos medicinales extraíbles naturalmente de polvos de plantas secas que toman en cápsulas o tabletas, ya que la absorción en esta forma es mínima. Se puede aumentar la absorción diluyendo los polvos en líquidos o mezclándolos en alimentos sólidos. Preparados fitofarmacéuticos Los extractos obtenidos industrialmente deben reunir al menos cinco aspectos: la materia médica, donde se encuentran los principios activos debe ser adecuadamente molida, la extracción debe efectuarse con el disolvente adecuado, puede extraerse por maceración o percolación, la concentración debe ser por un método que no afecte el principio activo y algunas drogas requieren tratamientos preliminares antes de usarse. Con extractos procesados es posible hacer preparados fitofarmacéuticos que son más fáciles de dosificar, tales como formas sólidas (tabletas, grageas, tabletas efervescentes, cápsulas de gelatina dura, gránulos), formas líquidas (jarabes, gotas, soluciones, suspensiones en cápsulas de gelatina suave) y formas para uso local (cremas ungüentos, pomadas, geles, colirios y supositorios).
  6. 6. Tintura Se obtiene dejando en contacto la parte de la planta seca a utilizar, con una mezcla de alcohol al 40% en agua durante 35 días, con agitación diaria y filtración. Las tinturas se usan de base para la formación de elixires que contienen mezclas de varias plantas y sustancias estabilizantes como el glicerol. Tienen la ventaja de ser más estables y de fácil dosificación. Vapores Los vapores de ciertas plantas emitidos por la acción del calor son utilizados para el tratamiento de las afecciones de la garganta y de las vías respiratorias. Aunque existe una amplia lista de hierbas con propiedades curativas, la mayor parte son bastante conocidas e incluso acudimos a ellas de forma cotidiana para cocinar o sentirnos bien. Entre las plantas medicinales más comunes y sus efectos sobre nuestro cuerpo tenemos: La valeriana: es una de las plantas medicinales más populares que existen. Ingrediente activo en gran cantidad de medicamentos farmacéuticos, es indicado para quienes sufren de ansiedad, nerviosismo odepresión, además de beneficiar a personas con otras condiciones. Se consigue fácilmente en tiendas de productos naturales y también puede plantarse en casa. El ginseng: un ingrediente común en las bebidas energizantes, y uno de los productos naturales más indicados para combatir la fatiga y mantenernos activos. Las personas que sufren del corazón o de depresión encontrarán una buena solución en esta planta, que es usada para mejorar diversas condiciones. Aloe vera o sábila: sus beneficios son tan amplios que siempre es recomendable tener una en casa. Alivia quemaduras y problemas de piel, es usada en diversos tratamientos estéticos, contribuye a mejorar ciertas condiciones respiratorias, siendo una de las plantas
  7. 7. curativas más versátiles que podemos encontrar, todo gracias al líquido que se encuentra dentro de sus hojas. El romero: es una conocida hierba aromática usada habitualmente en la cocción de carnes, por lo que se consigue de forma fácil en los mercados. Pero además es una planta llena de propiedades curativas, mejorando problemas digestivos, respiratorios y musculares. Sin duda una alternativa completa y de fácil acceso. La manzanilla: no solo es común, sino que cuenta con muchos usos cotidianos. En casi todas las casas podemos encontrar infusión de manzanilla o camomila, que ayuda a mejorar trastornos digestivos, calmar los nervios y disminuir la irritación, por eso es una de las plantas medicinales más populares. El diente de león: también se encuentra en abundancia en tiendas de productos naturales y ventas de plantas. Usado muchas veces para decorar jardines, es una planta llena de muchos beneficios. Depura, mejora el tránsito intestinal y favorece a personas con problemas del colesterol, sin duda una gran aliada para nuestra salud. El perejil: aparte de su uso culinario cuenta con otras propiedades, siendo un excelente antioxidante y una gran alternativa para mantener la salud renal. Es muy sencillo plantarlo en casa, aunque también puede conseguirse con facilidad en cualquier mercado. El eucalipto: es un árbol originario de Australia pero de gran implantación en otros continentes. A sus hojas y flores se les atribuye propiedades beneficiosas e incluso curativas para todos aquellos males que afecten al aparato respiratorio, incluidos catarros, resfriados y gripes. El llantén:Diuréticas astringentes y depurativas. Es muy útil en forma de gargarismo contra las inflamaciones de la garganta y como colirio contra las enfermedades de los ojos. El jugo de sus hojas calma el dolor de oídos, se aplican unas gotas dos veces al día. Se usa para lavar, cicatrizar heridas, llagas, erupciones escrupulosas y herpes. Su uso es muy
  8. 8. difundido contra las enfermedades de los riñones y trastornos de la vejiga y uretra. Además para las digestiones, flemas de pecho y los intestinos. También sus emplastos son desinflamantes y atenúan dolores diversos. Parece tener propiedades antitumorales. La cola de caballo: Esta es una planta sin flores, y tiene dos tipos de tallos de color verde y ahuecados, con una especie de nudos escamados de donde brotan sus hojas. Es rica en sales minerales como silicio y potasio. También tiene principios activos muy saludables como los sapónidos, flavonoides y alcaloides, entre ellos, la nicotina, muchos de los cuales tienen comprobados efectos tanto preventivos y curativos. Reumatismo, diurético, digestión, artritis, gota, riñones, cálculos renales y hepáticos, tuberculosis, tromboflebitis, varicela, nefritis, bazo, infecciones, garganta, amigdalitis, osteoporosis, arteriosclerosis, hemorragias, hemorroides, huesos, tendinitis, astringente, cicatrizante, úlceras, encías. La ruda: Es una planta medicinal característica del mediterráneo. Su nombre científico es Ruta graveolens, Las propiedades medicinales de la ruda provienen principalmente de la rutina, un glucósido que se encuentra sobre todo en las hojas. Una de sus principales cualidades es la capacidad que posee para incrementar la resistencia de los capilares sanguíneos.También es destacable su acción emenagoga, es decir, su capacidad para facilitar la menstruación.Las infusiones también parecen ser eficaces para otras afecciones como las enfermedades de las encías, el histerismo, las afecciones de la vista o los calambres. La ruda también se emplea a modo de cataplasma para tratar abscesos, varices, hemorroides y forúnculos. La carne humana: La carne humana es una planta medicinal que se puede encontrar en la ciudad de cuenca específicamente en los cerros, es muy escasa por lo que se la debe de pedir con anticipación en los mercados. Sus hojas tienen forma estrellada.Es muy utilizada para el tratamiento de varias enfermedades como por ejemplo: gastritis, inflamaciones, principios de cáncer, diabetes, etc.

×