Sexto mandamiento:
6   no cometerás actos impuros
Compendio del Catecismo
                      ¿Qué es la castidad?
                 
                     2337-2338
     ...
Introducción
    San Pablo escribe a los de

    Corinto:
        quot;¿No sabéis que vuestros cuerpos
         son miem...
1. La sexualidad es don de Dios
                        La Sagrada Escritura enseña que Dios
                    
       ...
2. La virtud de la castidad
    La castidad es la virtud que regula y

    controla la sexualidad, imponiendo el
    resp...
3. La impureza destruye muchas cosas en el hombre
                              El pecado de impureza destruye
           ...
4. La castidad es para todos
    Condición del cristiano es vivir

    una vida casta: cada uno en su
    estado y según ...
5. Pecados contra la castidad
                           Pecan contra la castidad los que -
                       
     ...
6. La lucha por la castidad
    Para ganar la batalla de la

    castidad es necesario huir de las
    ocasiones; en esta...
Un propósito para avanzar
    Acude a la Virgen al sentir

    tentaciones contra la castidad:



    Pon esmero en ser y...
Compendio del Catecismo
                     ¿Qué declara el séptimo
                 
                     mandamiento?
...
1. El plan de Dios sobre los bienes de la tierra
                              El hombre está rodeado de cosas
           ...
2. El respeto de las personas y de sus bienes
    El séptimo mandamiento prohíbe

    actuaciones que atentan contra el
 ...
3. El respeto de la integridad de la creación

                                Dios ha concedido al hombre
               ...
4. Obligación de reparar el daño
    Cuando se roba o

    estropea algo,
    produciendo un daño
    importante en los b...
5. Actitud ante los bienes de la tierra
                                 Respecto a nosotros mismos:
                     ...
Un propósito para avanzar
    Vive la generosidad para

    dejar tus cosas a tus
    hermanos, amigos,
    compañeros, e...
Compendio del Catecismo
                          ¿Qué prohíbe el octavo
                     
                          ...
Introducción

    El octavo mandamiento es

    muy necesario: las
    relaciones entre los
    hombres se encuentran
   ...
1. Jesús enseña a decir la verdad

                             La verdad, según Santo
                         
        ...
2. El daño de la mentira
    La mentira, algo tan

    pequeño, puede destruir
    grandes cosas, como la
    amistad de ...
3. Motivos por los que se miente
                            Con frecuencia se miente por
                        
      ...
4. El octavo mandamiento ordena respetar la honra
de los demás
    La honra es más importante

    que los bienes materia...
5. Podemos ayudar a los demás con la corrección fraterna

      La caridad nos llevará a
  
      decir la verdad con
   ...
¿Se puede ocultar la Verdad?

    a) Virtud de la discreción: consiste en

    no revelar lo que no es necesario o lo
   ...
El criterio de la Caridad.
                                              Nunca es lícito poner los medios para
           ...
Un propósito para avanzar
      No hables mal de los
  
      demás ni permite que lo
      hagan los otros; si has
     ...
ANGELICO, Fra
          Anunciación
                c. 1430
 S. Maria delle Grazie,
 S. Giovanni Valdarno




53
Compendio del Catecismo
                          ¿Qué exige el noveno
                     
                          ma...
Introducción
    Compuesto de alma y cuerpo,

    el hombre debe soportar el
    tirón de la carne que reclama el
    pla...
1. La concupiscencia: el deseo que el alma siente por
lo que produce satisfacción.
                                     Al...
2. Luchar contra la tentación
                             Las tentaciones contra la
                         
          ...
3. El pudor y la modestia
    La pureza está defendida por

    el pudor, virtud que es parte
    potencial de la templan...
4. Campaña por la pureza
                               La pureza cristiana exige
                           
           ...
5. Medios para vivir y crecer en pureza
       Se puede alcanzar y
   
       mejorar la pureza interior
       mediante ...
Un propósito para avanzar
    Rechaza enseguida los

    malos pensamientos,
    poniendo los medios
    naturales y sobr...
Compendio del Catecismo
                          531. ¿Qué manda y qué
                     
                          p...
Introducción
    El hombre fue creado en un

    estado de inocencia que
    suponía una mente sometida
    a Dios, las p...
1. La avaricia, raíz de todos los males
                              Escribe San Pablo:
                          
     ...
2. Conformidad con lo que Dios nos da
    El corazón se identifica con lo que

    ama: si ama sin freno los bienes
    m...
3. Qué prohíbe el décimo mandamiento
                            Prohíbe la avaricia, deseo
                        
    ...
4. El desprendimiento de los bienes de la tierra
    Cuando impera la ley de

    Dios en el corazón,
    sobresale el
  ...
5. La lucha contra el apego a los bienes terrenos
                                El Evangelio exhorta a la
              ...
6. Hay que amar y cumplir los diez mandamientos

     El décimo mandamiento se
 
     refiere a las intenciones del
     ...
Un propósito para avanzar
    Vive desprendido de lo que

    tengas y uses.
    Examina sinceramente tu

    conciencia...
Los pasos del Cristiano 7
Los pasos del Cristiano 7
Los pasos del Cristiano 7
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Los pasos del Cristiano 7

2,154

Published on

7 Ëtica cristiana; mandamientos

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,154
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
76
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los pasos del Cristiano 7

  1. 1. Sexto mandamiento: 6 no cometerás actos impuros
  2. 2. Compendio del Catecismo ¿Qué es la castidad?  2337-2338  La castidad es la positiva integración de la  sexualidad en la persona. La sexualidad es verdaderamente humana cuando está integrada de manera justa en la relación de persona a persona. La castidad es una virtud moral, un don de Dios, una gracia y un fruto del Espíritu. ¿Qué supone la virtud de la castidad?  2339-2341  La virtud de la castidad supone la  adquisición del dominio de sí mismo, como expresión de libertad humana destinada al don de uno mismo. Para este fin, es necesaria una integral y permanente educación, que se realiza en etapas graduales de crecimiento.
  3. 3. Introducción San Pablo escribe a los de  Corinto:  quot;¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo?... ¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, que lo habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis? ¡Habéis sido comprados a gran precio! Glorificad por tanto a Dios en vuestro cuerpoquot; (1 Corintios 6,15;19-20). No sólo el cristiano, sino el hombre  como tal, debe respetar su cuerpo -y el de los demás- cuidando con esmero la castidad en pensamientos, palabras, obras y deseos, si quiere vivir conforme a la razón.
  4. 4. 1. La sexualidad es don de Dios La Sagrada Escritura enseña que Dios  creó al hombre a su imagen y semejanza, y los creó hombre y mujer (cfr. Génesis 1,27). Por tanto, la sexualidad no es mala, ni es contraria a la ley de Dios; es buena puesto que viene de Dios. Es otro don de Dios. Dios ha establecido un orden en el uso  de la sexualidad: el placer sexual -sea de pensamiento, palabra u obra- sólo es lícito buscarlo dentro del matrimonio y encaminado al fin señalado por el Creador: la transmisión de la vida humana, junto con la ayuda mutua de los esposos.
  5. 5. 2. La virtud de la castidad La castidad es la virtud que regula y  controla la sexualidad, imponiendo el respeto al cuerpo en pensamientos, deseos, palabras y acciones. Esta virtud expresa la integración de la  sexualidad en la persona y, por consiguiente, la sumisión de la pasión sexual a la razón humana y a la fe. La virtud de la castidad es, como toda  virtud, una conquista propia de valientes; es algo positivo que libera de la esclavitud del pecado.
  6. 6. 3. La impureza destruye muchas cosas en el hombre El pecado de impureza destruye  en el hombre y en la mujer tesoros que Dios les ha dado, no sólo por cuanto le ofendemos y perdemos su amistad, sino porque daña de modo particular virtudes de verdad excelentes. El impuro está triste, porque es  esclavo del pecado; no es generoso, porque sólo piensa en sí mismo y en el placer; se debilita su fe, porque se le va cegando el corazón. Pierde esa sensibilidad fina del alma, que le capacita para amar a Dios y a los demás.
  7. 7. 4. La castidad es para todos Condición del cristiano es vivir  una vida casta: cada uno en su estado y según la vocación que ha recibido, pues a unos Dios les pide vivir en virginidad o en celibato, y a otros, en el matrimonio o solteros. Los casados han de vivir la  castidad conyugal, fieles a sus deberes matrimoniales; los solteros practican la castidad en la continencia. El acto matrimonial debe quedar  abierto a la transmisión de la vida, y nunca está permitido el recurso a la anticoncepción o a la esterilización para evitar la procreación.
  8. 8. 5. Pecados contra la castidad Pecan contra la castidad los que -  consigo o con otros-  cometen acciones impuras;  miran cosas impuras;  consienten pensamientos o deseos impuros;  mantienen conversaciones o cuentan chistes sobre cosas impuras;  se ponen a sí mismos o a otros en peligro de cometerlos. Son pecados notorios contra la  castidad:  la masturbación, la fornicación, las actividades pornográficas y las prácticas homosexuales;  contra la dignidad del matrimonio podemos destacar el adulterio, la poligamia y el amor libre. Estos pecados contra la castidad  son siempre graves, si hay pleno conocimiento y consentimiento; en tal caso no hay materia leve.
  9. 9. 6. La lucha por la castidad Para ganar la batalla de la  castidad es necesario huir de las ocasiones; en esta materia huir no significa cobardía sino prudencia. Y la prudencia dicta evitar amistades, lecturas, espectáculos, conversaciones, etc., que empujen al pecado. Otro paso es estar ocupados en un  trabajo serio, que salva de ensimismarse en el egoísmo. Pero lo más importante es poner  medios sobrenaturales: confesión y comunión frecuentes; pedir la castidad con humildad y perseverancia; acudir a la Virgen Purísima y Madre nuestra, etc.
  10. 10. Un propósito para avanzar Acude a la Virgen al sentir  tentaciones contra la castidad: Pon esmero en ser y mostrarte  siempre limpio en palabras, conversaciones, chist es, etc.
  11. 11. Compendio del Catecismo ¿Qué declara el séptimo  mandamiento? 2401-2402  El séptimo mandamiento declara el  destino y distribución universal de los bienes; el derecho a la propiedad privada; el respeto a las personas, a sus bienes y a la integridad de la creación. La Iglesia encuentra también en este mandamiento el fundamento de su doctrina social, que comprende la recta gestión en la actividad económica y en la vida social y política; el derecho y el deber del trabajo humano; la justicia y la solidaridad entre las naciones y el amor a los pobres.
  12. 12. 1. El plan de Dios sobre los bienes de la tierra El hombre está rodeado de cosas  que necesita, bienes que hacen posible el desarrollo de sus capacidades naturales, recibidos de Dios Creador. Los bienes creados tienen un  destino universal; son de todos y para todos, y se consiguen principalmente mediante el trabajo. El derecho a la propiedad privada  es un derecho natural, querido por Dios, aunque el hombre es mero administrador: debe estar abierto a los demás.
  13. 13. 2. El respeto de las personas y de sus bienes El séptimo mandamiento prohíbe  actuaciones que atentan contra el derecho del prójimo:  El robo  La usura  El fraude  Retener objetos perdidos  Pagar injustamente  Ignorar la necesidad ajena  El trabajo mal hecho  El despilfarro
  14. 14. 3. El respeto de la integridad de la creación Dios ha concedido al hombre  un dominio relativo sobre la naturaleza, regulado por el respeto y la calidad de vida del prójimo. Es legítimo servirse de los  animales como alimento y vestido; pero no hacerlos sufrir inútilmente, sacrificarlos sin necesidad, o invertir en ellos sumas que podrían remediar necesidades de los hombres.
  15. 15. 4. Obligación de reparar el daño Cuando se roba o  estropea algo, produciendo un daño importante en los bienes de los demás, se comete un pecado grave. Se puede perdonar en confesión si se acompaña de la intención de devolver lo robado o de reparar el daño. Si ya no se tiene lo  robado, se devuelve de los bienes propios, o se compra y devuelve algo igual a lo robado.
  16. 16. 5. Actitud ante los bienes de la tierra Respecto a nosotros mismos:  Las cosas de la tierra están a nuestro servicio y las necesitamos, pero debemos aspirar a bienes mucho más importantes, amor a Dios y al prójimo, demostrado con obras. Respecto a los demás:   El cristiano ha de compartir con los que tienen necesidad, para ser fieles al Evangelio.  Tenemos obligación de ayudar a la Iglesia en sus necesidades, cada uno en la medida de sus posibilidades.
  17. 17. Un propósito para avanzar Vive la generosidad para  dejar tus cosas a tus hermanos, amigos, compañeros, etc. No robes nunca nada, aunque  sea poco y en casa; si lo has hecho, devuélvelo cuanto antes. Da limosna a los más pobres  y necesitados.
  18. 18. Compendio del Catecismo ¿Qué prohíbe el octavo  mandamiento? 2475-2487  2507-2509 El octavo mandamiento prohíbe:  1) El falso testimonio, el perjurio y la  mentira, cuya gravedad se mide según la naturaleza de la verdad que deforma, de las circunstancias, de las intenciones del mentiroso y de los daños ocasionados a las víctimas. 2) El juicio temerario, la maledicencia, la difamación y la calumnia, que perjudican o destruyen la buena reputación y el honor, a los que tiene derecho toda persona. 3) El halago, la adulación o la complacencia, sobre todo si están orientados a pecar gravemente o para lograr ventajas ilícitas. Una culpa cometida contra la verdad debe ser reparada, si ha causado daño a otro.
  19. 19. Introducción El octavo mandamiento es  muy necesario: las relaciones entre los hombres se encuentran enturbiadas por tanta mentira que lesiona nuestro vínculo con Dios y con el hombre. Hemos de oponer el amor  a la Verdad. Deriva de la vocación del  pueblo santo a ser testigo de Dios que es verdad. Quien miente se separa de  Dios
  20. 20. 1. Jesús enseña a decir la verdad La verdad, según Santo  Tomás, es algo divino: hay que respetarla y amarla. A veces cuesta y exige  esfuerzo, pero hay que ser valientes para decirla siempre. ¿Cuál es nuestro Padre?  Jesús dijo: “Sea vuestro modo de  hablar: sí, sí, o no, no. Lo que excede de esto, viene del Maligno” (Mt 5, 37) Es un buen lema para  ayudarnos a ser sinceros y leales con Dios, con nosotros y con los demás.
  21. 21. 2. El daño de la mentira La mentira, algo tan  pequeño, puede destruir grandes cosas, como la amistad de un amigo o la confianza de unos padres. Para vivir en sociedad,  ser sinceros y decir la verdad es indispensable. Aun cuando no se debe  mentir, en ocasiones se debe callar para guardar secretos o para no perjudicar a otra persona.
  22. 22. 3. Motivos por los que se miente Con frecuencia se miente por  miedo o vergüenza de ser descubiertos, para salir de un apuro o para gastar una broma. Un cristiano debe decir  siempre la verdad, si el bien común o particular no exige que callemos. Se miente a sí mismo 
  23. 23. 4. El octavo mandamiento ordena respetar la honra de los demás La honra es más importante  que los bienes materiales. A) Destruye la honra de los  demás: La calumnia  La maledicencia o difamación.  El falso testimonio  El juicio temerario  Violación de secretos  B) Actuación del cristiano: No  escuchar lo que se habla mal de los demás y defender con valentía y/o disculpar. C) Restituir la honra: Estamos  obligados a reparar el mal hecho para que se pueda perdonar el pecado.
  24. 24. 5. Podemos ayudar a los demás con la corrección fraterna La caridad nos llevará a  decir la verdad con nobleza, de frente, nunca de espaldas. Decir las cosas con verdad  y caridad es ayudar con la corrección fraterna. Recordamos lo que dijo  Jesús: “La verdad os hará libres”  (Jn 8, 32)
  25. 25. ¿Se puede ocultar la Verdad? a) Virtud de la discreción: consiste en  no revelar lo que no es necesario o lo que puede ser malentendido. Ejemplo de Jesús en su vida pública que no revela su identidad de auténtico Mesías. (Lc. 4, 41; 5, 14) b) Ocultar la verdad no es mentir:  de acuerdo a las situaciones que la virtud de la prudencia aconseja, por ejemplo no hacer público la enfermedad o la adicción de una persona, por no dañar el buen nombre de su familia o el prestigio de él mismo. Todo hombre tiene derecho a mantener reservados aquellos aspectos de su vida que no servirían al bien común y que sin embargo haciéndose públicos pueden acarrear graves consecuencias.
  26. 26. El criterio de la Caridad. Nunca es lícito poner los medios para  El secreto: hay realidades que en  conocer secretos ajenos ni meterse en la sí mismas son materia de secreto vida privada de los demás. como los defectos del prójimo, la La obligación de guardar un secreto  correspondencia epistolar y todos desaparece cuando se dan estas condiciones: los medios de comunicación Cuando lo conocido llegue s ser público por  privados. Pueden ser secretos por otro medio. promesas, por el secreto Cuando se pueda legítimamente suponer la  profesional que afecta por ejemplo autorización a revelar del que se nos confío. a abogados, psicólogos, doctores, Cuando desvelándolo se evite un mal grave  orientadores espirituales, que no a la sociedad. pueden revelar ningún dato Cualquier secreto conocido escuchado en privado. Hay  accidentalmente o por algún tipo de siempre obligación moral de investigación personal sigue siendo secreto y guardar el secreto. si no hay una razón más fuerte, no debe ser comunicado, aunque no se haya hecho promesa de guardarlo.
  27. 27. Un propósito para avanzar No hables mal de los  demás ni permite que lo hagan los otros; si has faltado, repara enseguida los daños causados. Reconoce las propias  faltas, sin disculparte. Sócrates: ¿es verdadero,  es bueno, harás un bien?
  28. 28. ANGELICO, Fra Anunciación c. 1430 S. Maria delle Grazie, S. Giovanni Valdarno 53
  29. 29. Compendio del Catecismo ¿Qué exige el noveno  mandamiento? 2514-2516  2528-2530 El noveno mandamiento exige  vencer la concupiscencia carnal en los pensamientos y en los deseos. La lucha contra esta concupiscencia supone la purificación del corazón y la práctica de la virtud de la templanza. ¿Qué prohíbe el noveno  mandamiento? 2517-2519  2531-2532 El noveno mandamiento prohíbe  consentir pensamientos y deseos relativos a acciones prohibidas por el sexto mandamiento.
  30. 30. Introducción Compuesto de alma y cuerpo,  el hombre debe soportar el tirón de la carne que reclama el placer de la sexualidad. Para ser limpios de corazón es  necesario rechazar con firmeza pensamientos y deseos impuros. Sin embargo, vale la pena, como dice Jesús: “Bienaventurados los limpios  de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt 5,8) La pureza puede costar, pero  es un don magnífico que el mismo Dios ayudará a conseguir.
  31. 31. 1. La concupiscencia: el deseo que el alma siente por lo que produce satisfacción. Al desobedecer a Dios,  Adán y Eva abrieron una fuente de pecado: la concupiscencia, que permanece incluso en el bautizado. San Juan habla de una  triple concupiscencia:  De la carne  De los ojos  Soberbia de la vida (Cf 1 Juan 2, 16) En sí misma no es  pecado, pero inclina al pecado.
  32. 32. 2. Luchar contra la tentación Las tentaciones contra la  castidad no son pecado, son inclinaciones. Sería pecado si la voluntad se complaciera en ellas. No deben sorprendernos,  pero hay que rezar para ser fuertes y rechazarlas con prontitud. No hay que perder la paz y  la alegría si podemos decir sinceramente que hemos hecho todo lo posible por quitarnos la tentación de encima.
  33. 33. 3. El pudor y la modestia La pureza está defendida por  el pudor, virtud que es parte potencial de la templanza. El pudor rechaza mostrar lo  que debe permanecer velado, lleva a la modestia que regula gestos corporales, y mantiene la reserva. El pudor custodia la intimidad  de la persona y enseña, sobre todo, delicadeza.
  34. 34. 4. Campaña por la pureza La pureza cristiana exige  sanear el clima de la sociedad actual, luchando contra la permisividad de las costumbres. El cristiano ha de trabajar  para que los espectáculos sean limpios y no ofendan a Dios. El esfuerzo en favor de la  castidad contribuye a purificar y elevar las costumbres de los pueblos.
  35. 35. 5. Medios para vivir y crecer en pureza Se puede alcanzar y  mejorar la pureza interior mediante la oración, junto con la pureza de intención, que busca cumplir en todo la voluntad de Dios. Se debe cuidar la  imaginación y la vista, para rechazar cualquier complacencia en los pensamientos impuros.
  36. 36. Un propósito para avanzar Rechaza enseguida los  malos pensamientos, poniendo los medios naturales y sobrenaturales adecuados. Piensa qué puedes hacer en  la propia familia y en el ambiente que te rodea para crear un clima de pureza. Vive el pudor y la modestia. 
  37. 37. Compendio del Catecismo 531. ¿Qué manda y qué  prohíbe el décimo mandamiento? 2534-2540  2551-2554 Este mandamiento, exige  una actitud interior de respeto en relación con la propiedad ajena, y prohíbe la avaricia, el deseo desordenado de los bienes de otros y la envidia, que consiste en la tristeza experimentada ante los bienes del prójimo y en el deseo desordenado de apropiarse de los mismos.
  38. 38. Introducción El hombre fue creado en un  estado de inocencia que suponía una mente sometida a Dios, las potencias inferiores a la razón y el cuerpo al alma. Con frecuencia, el hombre  pierde la conciencia de su dignidad, olvida que vale más que las cosas y se apega a ellas, dando lugar a la codicia. La avaricia sólo se explica  en el pagano, cuya única esperanza son los bienes caducos.
  39. 39. 1. La avaricia, raíz de todos los males Escribe San Pablo:   quot;Nada trajimos al mundo y nada podemos llevarnos de él. (…) Los que quieren enriquecerse caen en tentaciones (…) que hunden a los hombres en la perdición y en la ruina, porque la raíz de todos los males es la avariciaquot; (1 Timoteo 6,7-10) El hombre no puede  esclavizarse sometiéndose a bienes efímeros. La codicia y envidia de bienes ajenos debe ser combatida y dominada
  40. 40. 2. Conformidad con lo que Dios nos da El corazón se identifica con lo que  ama: si ama sin freno los bienes materiales se hace materia, y reduce sus aspiraciones a un bienestar material. La conformidad con los bienes que  Dios da, y con los que honradamente se pueden adquirir, hace feliz. La codicia y la envidia de lo que no se  posee no hace feliz a nadie.
  41. 41. 3. Qué prohíbe el décimo mandamiento Prohíbe la avaricia, deseo  desordenado de riquezas, y también el deseo de cometer una injusticia que dañe al prójimo en sus bienes temporales. Prohíbe la envidia, tristeza  que produce el bien del prójimo, con deseo desordenado de poseerlo y apropiárselo. De la envidia nacen el odio,  la maledicencia y la calumnia.
  42. 42. 4. El desprendimiento de los bienes de la tierra Cuando impera la ley de  Dios en el corazón, sobresale el desprendimiento de los bienes creados, porque el amor de Dios lo domina todo.  quot;Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos“ (Mt 5, 3). El cristiano ha de orientar  sus deseos hacia la esperanza teologal, buscar el amor perfecto.
  43. 43. 5. La lucha contra el apego a los bienes terrenos El Evangelio exhorta a la  vigilancia, porque el apego a los bienes desplaza a Dios y desorienta la vida. El remedio está en fomentar el  deseo de la felicidad verdadera, viviendo en gracia de Dios por encima de todo. La esperanza de que veremos a  Dios supera toda felicidad, y para llegar a ello hay que vencer la seducción del placer y del poder.
  44. 44. 6. Hay que amar y cumplir los diez mandamientos El décimo mandamiento se  refiere a las intenciones del corazón; resume, con el noveno, los diez mandamientos de la ley de Dios. Los mandamientos son un  regalo de Dios al hombre. Jesucristo nos enseñó a cumplirlos y proclamó las bienaventuranzas para saber con qué espíritu debemos hacerlo.
  45. 45. Un propósito para avanzar Vive desprendido de lo que  tengas y uses. Examina sinceramente tu  conciencia para evitar que se meta la envidia del bien ajeno; alégrate con los éxitos de los demás.
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×