RAMATIS Mediumnismo

3,286 views

Published on

Published in: Spiritual, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
3,286
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
554
Actions
Shares
0
Downloads
102
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

RAMATIS Mediumnismo

  1. 1. Ramatís Mediumnismo Mediumnismo Ramatís Psicografiada por: Dr. Hercilio Maes 1
  2. 2. Ramatís Mediumnismo CURITIBA, BRASIL Traducida del portugués por MANUEL VALVERDE QUINTA EDICIÓN EDITORIAL KIER S.A. Av. Santa Fe 1260 1059 Buenos Aires Título original en portugués: Mediunismo Ediciones en español: Editorial Kier S.A.; Buenos Aires años: 1968 - 1973 -1976 -1985 - 1993 Tapa: Baldessart LIBRO DE EDICIÓN ARGENTINA I.S.B.N.: 950-17-1326-1 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 e 1993 by Editorial Kier, S.A.; Buenos Aires Impreso en la Argentina Printed in Argentina 2
  3. 3. Ramatís Mediumnismo HOMENAJE A Rodolfo Dos Santos Ferreira, corazón generoso e idealizador del Hogar "Ramatís" para los niños, en Osasco, Sao Paulo. A Osvaldo Polidoro, espíritu incansable y escritor fecundo, que enriqueció la bibliografía espirita, con su admirable conjunto de obras de alto relieve espiritual. HERCILIO MAES. Curitiba, 20 de agosto de 1960 3
  4. 4. Ramatís Mediumnismo EN EL CAMPO DE LA MEDIUMNIDAD Capitulo extraído de la obra Coletanea Do Alem, dictada por Andrés Luiz al médium Francisco Cándido Xavier. Editada por la Librería Allan Kardec (LAKE), San Pablo, Brasil. El cerebro físico es un aparato de complicada estructura. Está formado por células emisoras yreceptoras que actúan en los diversos centros mentales, reguladores de la vida orgánica. Dentro de élse acumulan poderosas corrientes magnéticas que fluctúan sobre el líquido cerebro espinal, como sifueran los engranajes de un motor, embebidos en aceite adecuado, produciendo vibracioneseléctricas con frecuencia de diez a veinte por segundo. Desde ahí parten infinidad de órdenes,dirigidas al sistema nervioso, al sistema endocrino y a los demás órganos. El cerebro, tal como se conoce en la Tierra, representa la parte visible del centro periespiritual dela mente, imponderable para la ciencia común, en donde se produce la elaboración del pensamiento,que escapa a los conceptos humanos. Hacemos estas referencias para resaltar la necesidad de cooperación por parte del servidormediúmnico para efectuar el intercambio entre los dos planos —visible e invisible—. La tesis delanimismo, no obstante ser respetable por las excelentes intenciones que la inspiran, muchas vecesamedrenta a los compañeros que se ven obligados a exponer testimonios en el servicio del ministeriode la verdad y el bien. Los investigadores exigentes no favorecen al esfuerzo que realizan losmédiums bien intencionados y, en la mayoría de los casos, les destruyen los gérmenes de la buenavoluntad y realización con sus exigencias particulares, en base a los detalles pequeños de lagramática y la adivinación. La organización mediúmnica, como todas las creaciones elevadas, no seimprovisa en el camino de la vida. El médium no es una inteligencia o una conciencia anulada en lasexteriorizaciones fenoménicas de la comunicación entre las dos esferas. Aún en el llamado sonam-bulismo puro, en el trance completo y en la hipnosis más profunda, su colaboración será manifiesta eindispensable. La energía de la lejana usina, precisa del filamento de la lámpara para manifestarse yproducir luz y calor. El artista, para ejecutar una melodía perfecta, necesita de las cuerdas buenas ybien afinadas, que le presten concurso para la demostración musical. El mensaje del cantor, o delpolítico, requiere el aparato de recepción para ser escuchado a la distancia, el que posee loselementos especializados. El violín necesita mucha experiencia y cuidado en su elaboración, y elreceptor radiofónico, una gran cantidad de piezas eléctricas para atender a los fines para que fuecreado. Si en semejantes servicios de transmisión, a base de materia común, existen imperativostécnicos y de organización, ¿cómo se podrá improvisar un mecanismo mediúmnico, a base demateria viva, asociada a los elementos espirituales, imponderables para la ciencia humana, queademás exige una férrea voluntad en los valores de la cooperación? Orientar la mediumnidad es una obra digna de esfuerzo, aliado a la perseverancia a través delespacio y el tiempo. El habitante de una esfera extraña necesita valerse de los recursos que le ofrece el cooperador,identificado con el círculo donde pretende hacerse escuchar. Es una imposición vulgar en lasrelaciones comunes de los países terrenos, de cultura diversa. El brasileño que es portador de ciertomensaje para Inglaterra, y no haya tenido contactos anteriores con la vida británica, de ningún modoprescindirá del intérprete, y éste, para cumplir su tarea, deberá prepararse debidamente. Adaptarseuna entidad desencarnada al cerebro, sistema nervioso y núcleos glandulares del compañeroencarnado, como hacer ajustes biológicos y eliminar resistencias celulares, sin mencionar losprocesos mentales inaccesibles a la comprensión actual de los fenómenos, no es operaciónmatemática que se efectúa a través de cálculos hechos en un instante. Se organiza pacientemente, 4
  5. 5. Ramatís Mediumnismoexigiendo el adecuado concurso y dedicación por parte de los amigos que sirven desinteresadamentedesde la superficie planetaria. Y, así aclarado este aspecto, invitamos a los colaboradores sinceros del espiritismo evangélico adedicar mayor atención a la llamada "mediumnidad consciente", donde el intermediario es compelidoa guardar sus verdaderas nociones de responsabilidad con el deber por cumplir. Cultive cadatrabajador su campo de meditación, eduque la mente indisciplinada y enriquezca sus propios valoresen los dominios del conocimiento, multiplicando las afinidades con la esfera superior, y observará laextensión de los tesoros de servicios que podrá accionar en beneficio de sus hermanos y de símismo. Ninguno debe engañarse con relación al mecanismo absoluto en materia de mediumnidad.Todo intérprete de la espiritualidad, conciente o no, en el transcurso de los procesos psíquicos, estáobligado a cooperar, ofreciendo algo de sí mismo, según las características que le son peculiares,porque si bien existen facultades semejantes, no encontraremos dos mediumnidades exactamenteiguales. Recordamos que no estamos empeñados en las realizaciones exteriores, donde la forma debesacrificar la esencia, y la letra" asfixie al "espíritu", y sí en la construcción de un mundo mejor,identificado con la experiencia que brinda la vida eterna. Tenga cada colaborador del Espiritismocristiano la conciencia, la responsabilidad y el espíritu de servicio, cual riqueza celestial, que esnecesario valorizar y multiplicar. No olvidemos que, según dicen las profecías, por medio de loscanales mediúmnicos, el Señor está derramando su Luz sobre la carne, pero que es preciso purificarel vehículo carnal y enriquecer la mente, para que el hombre sea, de hecho, el intérprete fiel de la LuzDivina. 5
  6. 6. Ramatís Mediumnismo ALGUNAS PALABRAS DEL MÉDIUM Apreciado lector: Aunque parezca innecesario y cansador cualquier consideración preliminar sobre el contenido dela presente obra de Ramatís intitulada Mediumnismo, que abarca con especialidad los diversosaspectos del ejercicio de la mediumnidad, bajo el patrocinio de la doctrina espirita, tengo la obligaciónmoral de explicar que los errores que se encuentran en este trabajo, se deben a mi exclusivapersonalidad. Aún son raros de encontrar los médiums similares a un Francisco Cándido Xavier, que puedanrecepcionar con éxito el pensamiento de los desencarnados para verterlo en el ambiente material.Todavía se hace más difícil, cuando las comunicaciones pertenecen a los espíritus de categoría, cuyavibración ultrapasa nuestra frecuencia psíquica común. Mediumnismo se asemeja a las otras obras de Ramatís en lo tocante a su elaboración, pues fueestructurada en base a preguntas y respuestas. A medida que surgían las dudas a causa de lasrespuestas anteriores de Ramatís, hacíamos nuevas indagaciones, incorporando a la obra nuevosvalores de aspectos interesantes. Todo lo preguntado sobre mediumnidad fue respondido satisfactoriamente por el espíritu deRamatís, y si algo de interés no fue insertado, no cabe la culpa al espíritu consultado, pero si al olvidoo falta de práctica del médium, que hizo las indagaciones. Como sucedió en otras ocasiones, lossimpatizantes de esta obra tal vez resuelvan hacer nuevas consultas sobre la mediumnidad, siendoposible la versión de nuevos conceptos, quedando así sub-sanadas las omisiones actuales. Conrespecto a ciertos puntos de la mediumnidad que suelen crear controversias que exigenesclarecimientos minuciosos, Ramatís respondió con otras respuestas, pero sirviéndose de otrovocabulario. De esa forma procuró avivar la memoria del lector sobre los aspectos que debenconocerse con más detalles y que, a su vez, sea favorecida la interpretación sobre el compromiso dela mediumnidad. Habíamos cerrado el último capítulo de la presente obra, cuando uno de los componentes denuestro grupo de trabajo mediúmnico solicitó a Ramatís que le hiciera el favor de citar algunostratados en idioma brasileño-portugués para orientar con más precisión al desenvolvimientomediúmnico y enseñar los métodos sensatos y provechosos para los futuros candidatos a médiums.Ramatís hizo notar que la bibliografía sobre ese tópico es prolífera en el Brasil y otros países, ycumplen su objetivo ampliamente para explicar las relaciones mediúmnicas entre los vivos y los muer-tos, pero aun así nos. indicó algunas obras que consideró más apropiadas para ayudar aldesenvolvimiento mediúmnico conforme a los preceptos de la doctrina espirita. Con el interés de facilitar la adquisición de las obras citadas, para aquellos que todavía no lasconocen, especificamos los autores, encarnados o desencarnados, y las editoriales que las editaron: EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO, de Allan Kardec. Edición KIER. EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS, de Allan Kardec. Edición KIER. EL LIBRO DE LOS MÉDIUMS, de Allan Kardec.Edición KIER. EN LOS DOMINIOS DE LA MEDIUMNIDAD, de Andrés Luiz. Médium: Francisco Cándido Xavier. Ediciónbrasileña. Editó Federación Espirita Brasileña. MEDIUMNIDAD, de Edgar Armond. Edición Librería Allan Kardec (LAXE). TRABAJOS PRÁCTICOS DEL ESPIRITISMO, de Edgar Armond. Edición Librería Allan Kardec (LAKE). PONTOS DE LA ESCUELA DE MÉDIUMS. Editado por la Federación Espirita del Estado de San Pablo. PASES Y CURAS ESPIRITUALES, de Wenefledo de Toledo. Edición de la Librería del Pensamiento. 6
  7. 7. Ramatís Mediumnismo MANUAL DEL DIRECTOR DE SESIONES ESPIRITISTAS, de Manso Vieira y B. Godoy Paiva. (Traducido alcastellano por M. Valverde.) Editorial Allan Kardec. Colección Amalia Nº 3. MEDIUMNIDAD SIN LÁGRIMAS, de Eliseu Rigonattí. Edición Librería Allan Kardec (LAKE). HERCILIO MAES. Curitiba, 20 de agosto de 1960. 7
  8. 8. Ramatís Mediumnismo PREÁMBULO Mis hermanos y amigos: AI entregaros esta obra que denominamos con buen sentido Mediumnismo, también dejamosatrás una etapa más del programa sideral, cuya responsabilidad asumimos junto a nuestros mayorescuando nos ofrecimos para cooperar en el progreso espiritual de algunos espíritus encarnados en laTierra. Merced a la bondad del Creador, gozamos jubilosamente al verificar que hemos atraído lasimpatía de quienes se interesaron por el contenido sencillo de nuestros mensajes mediúmnicos.Comprobamos también que modificaron algo su antiguo modo de vivir y adoptaron principiosevangélicos en sus vidas, alcanzando una frecuencia espiritual más elevada, apresurando surenovación, y que más tarde serán elegidos para morar en los planos paradisíacos. Reconocemos la imposibilidad de agradar a todos los que toman contacto con nosotros, tampocoposeemos vanidades mesiánicas, ni pretendemos distinciones especiales en medio de las co-munidades siderales. Nos alegramos considerablemente por la oportunidad de cooperar en lostrabajos de esclarecimiento espiritual y de socorro fraterno, que lo Alto realiza en favor de las almasque pertenecen a la escuela benefactora en los planos materiales. Comprendemos la necesidad demantenernos por encima de los preconceptos y equívocos humanos, extendiendo nuestro afectoespiritual a todos los hombres, a pesar de la posible mala impresión que nuestros mensajesmediúmnicos puedan causar a los espíritus ortodoxos en sus creencias. Ojalá que, al servirnos de laorganización mediúmnica que nos transfiere el pensamiento hacia la materia, podamos correspondera la inmerecida confianza de aquellos que nos permitieron participar en el bendecido servicio delBien. Realizamos así este modesto esfuerzo en el sentido de ayudar, en todo lo posible, a la liberaciónespiritual de nuestros hermanos encarnados, presentando un trabajo exceptuado de los pruritoscientíficos, apreciaciones filosóficas destructivas de las mentalidades intoxicadas por el sentidoacadémico del mundo y de los conceptos dogmáticos; formulamos una sincera invitación espiritual alos hombres de buena voluntad para que a la brevedad se interesen por ingresar al reino amoroso delCristo. Aunque la vida física sea una escuela de elevado mérito, que proporcione al espíritu sumergidoen la carne transitoria el desenvolvimiento de su conciencia, la realidad es que las Fortísimas raícesadquiridas por el instinto animal retardan al hombre por mucho tiempo bajo la capa del sufrimientoredentor. El dolor en la vida material, casi siempre resulta ser el corolario inmediato de los placeresdescontrolados. Por eso debemos reconocer la importancia indiscutible del curso experimental de la vida terrena,resaltando la valiosa oportunidad que significa ayudar a despertar la centella sideral emanada delCreador y situada en la carne humana, causa por la que insistimos en la necesidad de que el hombreaprenda su lección espiritual con cierta urgencia, para liberarse lo más pronto posible de las formasesclavizantes de la materia. No obstante ese beneficio prestado por la carne al alma en suaprendizaje angélico, es implacable en su acción atávica y bastante difícil para desatarlo de suscadenas milenarias. Si el estado angélico es la condición definitiva que Dios estatuyó para todos loshijos creados por su Conciencia Cósmica, es justo que el espíritu se sirva eficientemente de loslaboratorios planetarios que le facilitan las pruebas redentoras; pero debe ser sensato y trabajareficientemente para lograr su ventura, a la que tanto e indiscutible derecho tiene. Reconocemos que algunas criaturas encadenadas a las pasiones deletéreas de la carne, seangustian cuando comprueban que en nuestros mensajes condenamos la negligencia espiritual delhombre. Nuestro proceder no tiene interés en condenar solamente las flaquezas naturales de la vidahumana, ni tampoco excomulgar a nuestros hermanos encarnados por sus equivocaciones. Enverdad, todos viven en la carne las mismas experiencias y equívocos que nosotros también debimosafrontar en innumerables existencias planetarias. 8
  9. 9. Ramatís Mediumnismo Nuestro principal objetivo es invitar insistentemente, con elevado espíritu de fraternidad, a losencarnados, para que despierten de su negligencia tan común en su peregrinar por los caminosterrenales; que aceleren sus pasos, pues están próximos a la ventura eterna de la vida angelical. Enrealidad, constantemente nos hemos referido a los inconvenientes que les esperan a los espíritus quese demoran, por sus ataduras a la hoguera de las pasiones devoradoras y pecaminosas del mundode la carne; pero también les anunciamos las perspectivas sublimes y el panorama paradisíaco quealcanzan las almas sufrientes después de su liberación del compromiso redentor del cuerpo físico.Con mucha razón deberíamos ser condenados a la repulsa pública, si en detrimento de las virtudesangélicas del espíritu inmortal, prefiriésemos exaltar los vicios y pasiones pecaminosas que se agitanbajo el combustible ofrecido por las energías del instinto animal. Mediumnismo es un simple trabajo ofrecido por nuestra cooperación espiritual por víamediúmnica, mientras rogamos a Dios que nos permita encender la llama de la vida inmortal enalgunos corazones que aún están torturados por las vicisitudes y dolores de la vida material.Realizamos nuestros mejores esfuerzos para contribuir en forma provechosa, junto a los médiumsconfusos e indecisos, que vacilan en tomar la ruta efectiva para emprender su desenvolvimientomediúmnico. Es obvio que no tenemos la presunción de acrecentar con cualquier novedad las obrasfundamentales de Allan Kardec que los espíritus le dictaron sobre la mediumnidad; de la misma formareconocemos que existen muchas y acreditadas obras en el género, realizadas por encarnadosestudiosos de la fenomenología mediúmnica, que superan estas simples exposiciones de nuestrohaber espiritual. Sirviéndonos del médium que nos recepciona el pensamiento, hemos procuradoatender las diversas indagaciones sobre el complejo y sublime problema de la mediumnidad, exaltán-dola como la tarea espiritual que debe ejercerse con excesivo celo moral y alejada de los interesesmercenarios y de las vanidades humanas. Obedeciendo a la necesidad selectiva del programa elaborado por nuestros superiores, algunasveces fuimos compelidos a destacar los ángulos sombríos de la práctica mediúmnica, sobre la im-prudencia, el interés mercenario y la capciosidad de ciertos médiums. Procedimos de esa forma paradistinguir a los que merecen la confianza de lo Alto y que prestan un valioso y dedicado servicio alprójimo. En algunas de nuestras consideraciones existe un tono de censura hacia los médiumsprejuiciosos, que sienten extraño placer por querer conservarse en la misma ignorancia de cuando seiniciaron en su desenvolvimiento. Y no debe olvidarse que el éxito del mandato mediúmnico y sutransparencia espiritual exige a sus intérpretes, además de su evolución moral, que despierten sudirección mental y mejoren" su intelecto. Advertimos a todos los médiums que el éxito del servicio mediúmnico depende mucho de larenuncia, desinterés, humildad y ternura de sus mediadores, desechando cualquier manifestación detipo espectacular que opaca los sentidos físicos, y que de ningún modo convierte al espíritu hacia elBien. Aunque no hayamos podido alinear conceptos espiríticos más avanzados que los consignadospor Allan Kardec en sus obras doctrinarias, nos sentiremos bastante compensados si a través deestos simples mensajes se pudiera comprender el sentido liberador del Espiritismo y la funciónredentora de la mediumnidad. Al término de este breve preámbulo rendimos nuestro homenaje de simpatía y admiración a AllanKardec, espíritu sensato y heroico, que renunció a su propia tranquilidad e intereses del mundo físicopara servir benefactoramente a la humanidad terrena. Considerando que la doctrina espirita es la reaparición del Cristianismo en toda su purezaIniciática y simplicidad conmovedora, los médiums que se disponen a servirle bajo su égida doctri-naria también precisan cumplir su mandato espiritual en el siglo atómico, como nuevos apóstoles,pregonando la inmortalidad del espíritu. RAMATÍS. Curitiba, 21 de abril de 1960. 9
  10. 10. Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO I CONSIDERACIONES SOBRE EL "LIBRO DE LOS MÉDIUMS" Pregunta: Para comenzar, gustaríamos que nos indicaseis qué método es más eficiente paraalcanzar éxitos en él desenvolvimiento mediúmnico, o qué proceso es más aconsejable para educaral candidato a médium. Ramatís: Así como al futuro profesional le compete primero estudiar las bases primarias paraaprender el alfabeto que más tarde le servirá para proseguir con los estudios complejos de la cátedrauniversitaria, el médium precisa comenzar su desenvolvimiento mediúmnico orientado por laslecciones básicas de la doctrina espirita. El hombre puede llegar a ser ingeniero, abogado, médico omagistrado, pero no puede eludir la alfabetización. Actualmente, a medida que el mundo terreno progresa, su humanidad también ingresa en loscursos educativos, que comúnmente se utilizan para ejercer las profesiones más simples, causa éstaque permite multiplicar y popularizar los tratados científicos y los compendios técnicos. Hoy seestudian y consolidan reglas y leyes basadas en las lejanas experimentaciones del pasado, gra-duando disciplinadamente los estudios más variados, y a su vez facilita el derrotero educativo de losestudiosos. Foco a poco se eliminan las indecisiones, equívocos, trastornos y sorpresas comunes alas tentativas empíricas y propias de las experimentaciones sin métodos seguros. En consecuencia las iniciativas culturales, cursos científicos y conocimientos técnicos modernosson tratados en lenguaje accesible a todas las mentes estudiosas y aceleran el progreso de la hu-manidad terrena, porque reducen la pérdida de tiempo empleado en el empirismo desordenado.Proliferan, entonces, las academias destinadas a oficializar los trabajos humanos, pues diploman alas costureras, peluqueros, fabricantes de varias industrias, pedicuros y decenas de técnicos de lasmás variadas profesiones. Es evidente que si la facultad mediúmnica está destinada para objetivossublimes, también es más compleja e importante que las profesiones comunes del mundo, debiendodedicarse con esmero y cariño por parte de sus cultores. En ese perfeccionamiento mediúmnico están en juego las elevadas enseñanzas de la vidaevangélica, y su finalidad es proporcionar al hombre a la brevedad posible su liberación espiritual.Todo éxito depende muchísimo de las condiciones morales y conocimientos del médium, que debeapartarse de todo asunto que lo induzca al ridículo, a la censura o al sarcasmo sobre la doctrinaespirita. El médium bien desenvuelto, en la acepción de la palabra, es el fruto de largasexperimentaciones en favor del prójimo; sólo el servicio desinteresado, la imaginación disciplinada, elequilibrio emotivo y moral es el que garantizará el trabajo en sus comunicaciones con lo Alto. El desenvolvimiento mediúmnico correcto, supervisado por gente sensata y experimentada,garantizará los trabajos provechosos y evitará las espinas de las decepciones prematuras o eldesencanto de las tareas fracasadas. Aunque alguien se deja atraer por las manifestaciones yescenas raras que impresionan a los legos en los fenómenos mediúmnicos, el intercambiosatisfactorio y provechoso con el Más Allá requiere disciplina semejante a la exigida en los cursosprofesionales del mundo profano. Sería absurdo que alguien pretendiera ser candidato a un curso profesional habiéndose negado ala alfabetización primaria o intentara alcanzar su objetivo superior por medio de tentativas empíricas yexperimentaciones confusas, como también es absurdo que el candidato y necesitado deldesenvolvimiento mediúmnico espirita, despreciara las reglas y normas fundamentales del Libro delos médiums, en donde Allan Kardec definió positivamente las prácticas correctas de la mediumnidad. Si no confiáis en quien dice tener un diploma profesional sin antes haber hecho el curso primario,tampoco podéis confiar en la capacidad, seguridad y entendimiento de cualquier médium que ignorelos principios más elementales sobre la mediumnidad, expuesto en el Libro de los médiums. Muchomás importantes y peligrosas que las relaciones profesionales en la Tierra son los contactos entre losvivos y los muertos, pues el médium no puede prescindir de un curso seguro para sudesenvolvimiento, tal como lo estableció Allan Kardec en sus obras fundamentales. 10
  11. 11. Ramatís Mediumnismo Pregunta: Conocemos algunos colegas que se consideran "buenos médiums" y además sonseguros en sus trabajos mediúmnicos, pero afirman que jamás han leído una sola página del Libro delos médiums, ni consultaron los libros que compuso Allan Kardec. ¿Qué nos decís al respecto? Ramatís: En cuanto a que haya médiums buenos y seguros e ignoren las obras de Allan Kardec,no tenemos dudas, pues el Catolicismo, el Protestantismo, la Teosofía, el Esoterismo, el Budismo, elIslamismo, el Induismo y el Judaísmo, como las instituciones Rosa-Cruz y otras asociacionesiniciáticas, contaron con magníficos médiums de elevado criterio espiritual, pero ajenos a lospostulados espiritas. El Espiritismo es el conjunto de leyes morales que disciplinan las relaciones del"mediumnismo" entre el plano visible e invisible y coordina el progreso espiritual de sus adeptos. Elfenómeno mediúmnico se comprobó antes de codificarse la doctrina espirita y actúa en formaindependiente. Sin embargo, debéis distinguir, pues el mediumnismo es una manifestación que puedepresentarse ajena a todas las doctrinas y creencias; es una facultad, y el Espiritismo es "doctrina"moral y filosófica codificada por Allan Kardec, con la elevada finalidad de liberar a los hombres de losdogmas asfixiantes y de las pasiones esclavizantes. La literatura mediúmnica que proviene de las diversas fuentes religiosas y doctrinarias es pródigay podéis comprobar la cantidad de sensitivos que reciben mensajes de este plano, aunque no operenbajo la inspiración del Espiritismo codificado por Allan Kardec. Por lo tanto, en forma independiente de la codificación kardecista, fueron recibidos del Espaciolas importantes Cartas de meditación y la obra Luz del alma, dictadas por el instructor tibetano a AliceBailey; las misivas de escritura directa a Helena P. Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica, delos Maestros Moria y K.H.; las Cartas del otro mundo, dictadas a Elza Barker por un magistradoinglés; las comunicaciones intituladas Treinta años entre los muertos, por la facultad de la señoraWicklan; la Luz en el camino a Mabel Collins, inspirada por los mentores yogas; el magnífico poemaA los pies del maestro, inspirado al joven Krishnamurti; La vida en los mundos invisibles, dictada pormonseñor Robert Hugs Benson a Anthony Borgia; los Mensajes del padre Marchal, a Ana de G.; Lavida más allá del velo, al pastor protestante reverendo G. Vale Owen, de su progenitora. Las inéditasexperiencias de Eduardo Van Der Naillen entre los mayas —que ignoraban el Espiritismo— dieronorigen a El gran mensaje, obra admirable como repositorio de conocimientos sobre el Más Allá. Elobispo anglicano C. H. Leadbeater, uno de los luminares de la Sociedad Teosófica, que revelópoderosas facultades de clarividencia y escribió instructivas obras de esclarecimiento espiritual, sinhaber tenido contacto con el Espiritismo doctrinario de Kardec. En vuestro siglo, ajeno al área espirita, Pietro Ubaldi os entregó La grande síntesis, obraextraordinaria y de inspiración mediúmnica dictada por una sublime entidad sideral; y Rosalía de laTorre compuso mediúmnicamente Arpas Eternas, de la autoridad espiritual Hilarión del Monte Nebo,destacado iniciado sideral. Los profetas eran médiums poderosos: Jonás, Isaías, Jeremías, Ezequiel,Daniel, Naum, Samuel, Job, Habacuc y otros más, iluminaban los relatos bíblicos con sus poderesmediúmnicos; Moisés hipnotizó a la serpiente y la transformó en bastón, haciéndola revivir, mástarde, delante del faraón sorprendido. Sabía extraer ectoplasma a la luz del día, practicabalevitaciones, transportes y producía llagas en el cuerpo físico, curándolas rápidamente. Realizó lamás asombrosa hipnosis de la historia, usó al pueblo egipcio como "sujeto" haciéndole ver el río Nilosaturado de sangre; actuaba en las fuerzas vivas de la naturaleza, pues conocía el proceso de magiasobre las salamandras, esparciendo fuego a su alrededor, rodeándose de "zarzas ardientes",poniendo en fuga a los soldados escogidos para matarlo. En la esfera católica Teresita veía al Sublime Señor nimbado de Luz; Antonio de Padua setransportaba de Portugal a España para salvar a su padre inocente; Don Bosco, en trancepsicométrico reveía a Jesús en su infancia, o profetizaba sobre el futuro, inclusive las realizacionesactuales sobre vuestro país (Brasil)*; Vicente de Paul curaba úlceras con la simple imposición de lasmanos, y San Roque curaba la lepra a fuerza de oraciones. * La profecía de Don Bosco se publicó en la obra "O Brasil y Suas Riquezas" de WaldomiroPotsch, 30» edición, editada por la Fundación Herculano Xavier Potsch, Río de Janeiro. 11
  12. 12. Ramatís Mediumnismo Teresa Neumman, en vuestro siglo, presenta los estigmas de la crucifixión, y algunos sacerdotescatólicos se vuelven curanderos milagrosos bajo la terapéutica de las bendiciones. En la India, SriRama Maharsi y Nirmala Devi entran en Samadhi integrándose a la Conciencia Crística, en goceinefable y totalmente ajenos a la técnica espirita. Lahiri Mahasaya se levitaba delante de la esposa, laque se arrodillaba estática, y Babaji, el Yogi Cristo de la India, materializaba, curaba y resucitabarevelando los más altos poderes mediúmnicos; Buda fue una antena viva ligada a lo Alto, vertiendopara el Asia el elevado Mensaje Espiritual; Ramakrishna, a través de la Biblia de la Naturalezareproducía a sus discípulos los profundos pensamientos transmitidos por los maestrosdesencarnados. Lutero, Juan Huss, Prentice Mulford, Savonarola, Sócrates, Pitágoras, Apolonio leTyana, etc., revelaban distinguidas facultades mediúmnicas mucho antes que Allan Kardecestableciera el derrotero por medio del Libro de los médiums y el Libro de los espíritus. Todos esosseres tradicionales de la historia religiosa, en la acepción del vocablo, fueron médiums aunque ellosmismos lo ignoraban. Esos inolvidables trabajadores de la Verdad no se ufanaban por ser "buenosmédiums"; fue el servicio cristiano, consagrado por la Historia, el que los clasificó así. En consecuencia, creemos un tanto precario el juzgar como causa propia dicho aspecto, comoquien se jacta de ser "un buen médium", pero que desconoce la disciplina del desenvolvimientopreconizado por Allan Kardec, y sobre todo mucho antes de presentar un trabajo convincente en laesfera espiritualista. El médium que realmente tiene propósitos serios y pretende un desenvolvimientotécnico y disciplinado, que aspira a realizar servicios cristianos en la siembra espiritual, puede ignorarel método experimental de Kardec o subestimarlo si lo creyera conveniente, pero de modo alguno selibrará de las confusiones propias de los experimentos empíricos. Pregunta: Vuestro decir nos sorprende un poco, pero escuchamos a ciertos médiums, quejustifican su ignorancia sobre el Libro de los médiums o cualquier tipo de obra mediúmnica, alegandoque sus "guías" le suplen tal actitud. Dicen que esos guías evitan que se les fortalezca el animismo,que sería muy intenso a causa de la asociación de ideas por los autores leídos. Esos médiums sonadeptos a un desenvolvimiento mediúmnico espontáneo, afirmando que se liberan de cualquieracondicionamiento literario y métodos doctrinarios que puedan restringirles la libre eclosión de lafacultad en florecimiento. ¿Qué nos decís? Ramatís: Es verdad, tales médiums pretenden justificar su prejuicio mental o alergia hacia elestudio de la doctrina espirita. No vemos una razón sensata que pueda sancionar tales disparates.Vosotros sabéis que de "este lado" muchas veces se dan consejos y orientaciones maquiavélicas porparte de los pseudos guías que acostumbran a sembrar incongruencias y excitan las necedades entrelos médiums adversos a la disciplina espiritual. Aunque la facultad mediúmnica sea espontánea en su esencia, su desenvolvimiento debeencuadrarse en rigurosos procedimientos y experimentaciones, liberándolo de las prácticas y ritua-lismos ridículos, como de los inconvenientes que sean censurables. No hay dudas que existenmédiums de excelente estirpe espiritual, que alcanzan su desenvolvimiento mediúmnico exceptuadosde las experiencias aflictivas y alejadas de los desengaños ocasionados por la interferencia capciosade los desencarnados. Cuando sucede así se trata de criaturas acreditadas y están bajo la protecciónexcepcional del Más Allá, porque su trabajo de médium es "menos prueba" y más incumbenciasuperior. Bajo cualquier hipótesis, los espíritus benefactores del área espirita prefieren comunicarse através de los médiums que se desenvolvieron y orientaron por las normas expuestas en el Libro delos médiums, que es el admirable repositorio de reglas sensatas y advertencias saludables,concretadas después de una abundante experimentación mediúmnica. Es una obra que puedecontribuir al progreso del candidato a médium, distanciándolo de las decepciones y pérdidas detiempo, como es natural en el desarrollo empírico y sin experiencia. Kardec estudió profundamente las características psicológicas de los médiums y los clasificóconforme al tipo de su facultad inicial, disciplinándole la imaginación exacerbada por las comu-nicaciones incipientes. Las organizó en grupos afines y les graduó la capacidad de realización,seleccionó a los médiums positivos, calmos, seguros, devotos, coherentes y modestos de aquellos 12
  13. 13. Ramatís Mediumnismoque son improductivos, lacónicos, nerviosos, inseguros, vanidosos o prejuiciosos. Creemos que no guarda relación que los médiums incipientes se introduzcan en la florestaespesa de las contradicciones mediúmnicas, cuando las flores del buen mediumnismo aparecen almargen de los extensos caminos, que ilustran los compendios espiritas. Esos médiums sólo atiendencon propiedad al imperativo intrínseco de su mediumnidad en crecimiento, sin aliarlo al contenidodoctrinario y moral del Espiritismo. Es la simpatía o la conveniencia espiritual de sus tipos psíquicos elque los hace emprender el desenvolvimiento en ambientes con características diferentes a las reglasque dictó específicamente Kardec junto a la mesa espirítica. Es lo que sucede en los terreiros de laUmbanda, pues desenvuelven a sus médiums bajo una técnica exclusiva, inherente al fenómenomediúmnico, despreocupándose totalmente de relacionarse con cualquier tipo de disciplinadoctrinaria consagrada a través del tiempo. También han de contrariar la pureza del lenguaje espirita aquellos que se colocan bajo laprotección o simpatía del Espiritismo, pero que desprecian las bases del desenvolvimiento me-diúmnico enseñado por el Libro de los médiums. Sería una perfecta tontería, que los científicosterrenos, después de tantos sacrificios y experimentaciones para alcanzar las proporciones yelementos químicos que se combinan para formar las sustancias útiles, como el agua, la sal, elazufre, el azúcar, etc., y los estudiosos modernos de química resolviesen proceder inadecuadamentea través de nuevas y fatigosas tentativas de experimentación, para terminar en las mismas fórmulasde sus antecesores. Tampoco se justifica que ciertos candidatos a médiums prefieran el desenvolvimiento mediúmnicoempírico, cuando existe el Libro de los médiums, donde la sabiduría, experiencia y la ayuda cordial deAllan Kardec apartaron de las prácticas las fórmulas inapropiadas de las creencias supersticiosas ode las escenas ridículas. Pregunta: Algunos espiritualistas, pensadores, y también algunos médiums "libres" quesubestiman el Libro de los médiums, son partidarios de la espontaneidad incondicional deldesenvolvimiento mediúmnico, alegando que el "kardecista" es un adepto a los postulados absolutosy de enseñanza anacrónica, que en la actualidad, afirman, están superados por los conceptos delespiritualismo moderno. Juzgan que el "kardecismo" es viejo y sinónimo de sectarismo intransigente.¿Qué nos decís? Ramatís: No aconsejamos la ortodoxia espirita, capaz de impermeabilizar a sus adeptos contracualquier esfuerzo ajeno y digno en el campo de la espiritualidad. El Espiritismo, conforme ma-nifestamos, no tiene por objetivo agrupar prosélitos de hierro o estimular movimientos intolerantes; esuna iniciativa liberadora de conciencia y no impone sectarismo alguno. Es el generoso fermentó queacelera el psiquismo humano e incita al hombre a liberarse rápidamente de su animalidad. Su misiónfundamental, como un catalizador divino, es modificar y exaltar las cualidades de todo cuanto puedeintervenir o influir. Es el denominador espiritual común que tasa los nobles valores de las almas,antes de ser una excrescencia sectaria que aisla a los trabajadores devotos, que pertenecen a lamisma causa del espíritu inmortal. En base a esas consideraciones veréis que es inapropiada cualquier ironía o calificación dealgunos espiritualistas faltos de conocimientos que emiten conceptos contra Allan Kardec y su co-dificación espirita. Ninguno de sus postulados hiere a otros movimientos religiosos o doctrinaespiritualista, pues fueron elaborados sobre las raíces que milenariamente entrelazan a todos losmovimientos consagrados a buscar la Verdad. Son principios tan viejos como el espíritu del hombre;están exceptuados de preconceptos de sectas o castas, orientan el curso humano hacia objetivosavanzados de la vida inmortal y superior. Las obras de A. Kardec fueron inspiradas por elevadosmentores de los destinos humanos y cotizados psicólogos siderales, conocedores indiscutibles denlasínfimas necesidades de la humanidad terrena. Son tratados accesibles al hombre común, perosuficientes para ayudarlo a su emancipación espiritual. En su trabajo redentor Kardec fue orientado por el Espíritu de Verdad, bajo cuyo pseudónimo seocultó uno de los más sabios instructores espirituales de la Tierra, el que además de ser un genialpsicólogo sideral, capacitado para descubrir los complejos recónditos del alma humana, es un 13
  14. 14. Ramatís Mediumnismoportentoso cientista que domina todos los problemas kármicos de vuestro planeta. A Allan Kardec, espíritu generoso, liberado de los absurdos religiosos y de las limitacionesdogmáticas, no se le debe responsabilizar por el fanatismo de algunos "espiritas" irascibles, into-lerantes y sectaristas. El Espiritismo no fue codificado para competir con otras religiones existentes, pues suspostulados están basados en la Causa y el Efecto del Karma y en el lógico proceso de laReencarnación, principios que están consagrados a través de los milenios por todas las filosofíasorientales, que se preocupaban por iniciar rápidamente el perfeccionamiento del hombre. El vocablo"kardecismo", bastante generalizado entre los espiritas, es la indicación apropiada para ejercer elcompromiso de la mediumnidad, exceptuada de rituales, idolatrías, ofrendas, distinciones jerárquicaso cualquier tipo de exigencias que exterioriza aquello que sólo requiere un entendimiento sencillo ycomún. Definitivamente, es la distinción correcta de un procedimiento doctrinario, pero sinmenospreciar cualquier idea o movimiento espiritualista ajeno. Las instituciones religiosas, las doctrinas espiritualistas o los estatutos políticos del mundo, nodeben ser ajusticiados por el sectarismo infeliz de sus adeptos ignorantes y sentenciosos, que hacende su creencia el basamento de desquite personal contra aquellos que no concuerdan con sus ideas.Por lo tanto, "kardecismo" no es una agrupación de hombres sustentando doctrinas o religiones anteotro grupo de hombres; es la conceptuación tradicional de un sistema de trabajo mediúmnico. En elcampo del mediumnismo es una preferencia técnica, un modo particular de trabajar en contacto conel mundo invisible. El "kardecista" es el que simpatiza con el trabajo mediúmnico de la "mesa",conforme lo preceptuó Allan Kardec para los adeptos de la doctrina espiritista. Mientras tanto, existenotros sistemas de practicar mediumnismo, tal como lo efectúa la Umbanda, el que tiende a objetivartodas las expresiones y aspectos que sus comunicantes poseían en la vida física; o las sesiones de la"mesa blanca" de los Tatwas esotéricos, donde sus afiliados se limitan a transmitir conscientementela "inspiración" que les ofrecen los familiares de su movimiento. De ese modo, no es lícito que el "kardecista" censure a cualquier movimiento ajeno que atiende elmodo peculiar de su institución, practicando un mediumnismo diferente al preconizado por elEspiritismo en su seno doctrinario. 14
  15. 15. Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO II LA MEDIUMNIDAD Y EL CONSOLADOR PROMETIDO Pregunta: ¿Qué nexo existe entre la mediumnidad y el Consolador prometido por Jesús? Lamediumnidad en sí, ¿qué es? Ramatís: La mediumnidad es un patrimonio del espíritu, es una facultad que se engrandece en supercepción psíquica, tanto como evoluciona y se moraliza el espíritu del hombre. Es de origenesencialmente espiritual y no material, como algunos equivocados sostienen. No proviene delmetabolismo del sistema nervioso, como dicen algunos científicos terrenos, pero sí de lasinterioridades del alma, donde la mente, a semejanza de una eficiente usina, organiza y seresponsabiliza por todos los fenómenos de la vida orgánica, que se inician en la cuna física yterminan en la tumba. La mediumnidad es una facultad extraterrena e intrínsecamente espiritual; su manifestación en elcampo de las fuerzas de la vida material se vuelve un elemento receptivo de las energías sublimes yconstructivas, provenientes de las elevadas esferas de la vida angélica. Cuando se aplica bien, setransforma al contacto magnánimo de la angelitud, trabajando en favor del progreso humano.Mientras tanto, como recurso que faculta el intercambio entre los "vivos" de la Tierra y los "muertos"del Más Allá, también sirve como puente o ligazón para que los espíritus de las sombras actúen conéxito sobre el mundo material. Muchos médiums que abusan de su facultad y se entregan al serviciomercenario, exclusivamente a sus intereses particulares, no demoran en ligarse imprudentemente alas entidades malhechoras de los planos inferiores, de cuya compañía difícilmente consigan liberarse. Pregunta: Dicen ciertos médicos, estudiosos del asunto, que la mediumnidad es un "fenómenoorgánico". ¿Qué opináis sobre ese concepto? Ramatís: La mediumnidad no es el fruto de la materia transitoria, ni es causada por sensibilidadeso anomalías del sistema nervioso. Repetimos: es la manifestación característica del espíritu inmortal.Es una percepción espiritual o sensibilidad psíquica, cuya manifestación varía de una persona a otra,pues en su esencia depende del tipo psíquico o del grado espiritual del ser que la posee. Aunquetodos los hombres son originarios de la misma fuente creadora, que es Dios, se diferencian entre sí,porque son conciencias individualizadas en el Cosmos, pero que conservan sus característicasparticulares, que varían conforme a su mayor o menor edad sideral. Existe un tono espiritual propio yespecífico en cada alma, que se pone de manifiesto durante el trabajo mediúmnico. Es como la flor,que revela su perfume particular, o la lámpara que expone su luz característica. Pregunta: Conforme hemos observado, la mediumnidad se ha generalizado y recrudece entre loshombres en forma ostensiva. ¿Por qué se manifiesta ese fenómeno con particularidad en nuestrotiempo? Ramatís: Es un fenómeno resultante de la hipersensibilidad psíquica que en el presente resaltaentre los hombres, en concomitancia con el "fin de los tiempos" o el simbólico "juicio final", tantasveces profetizado. El siglo en que vivís es el período final de la "Era de la Materia", que hasta elmomento se ha regido por la belicosidad, codicia, astucia, cólera, egoísmo y crueldad, pasionespropias del instinto animal y que predomina sobre la centella espiritual. Os encontráis en los umbralesde la "Era del Espíritu", en donde la humanidad ha de sentirse impulsada hacia el estudio y el cultivode los bienes de la vida eterna, con acentuado deseo de solucionar los problemas de origenespiritual. Las comprobaciones científicas de la inmortalidad del alma, a través del progreso de lafenomenología mediúmnica, reducirá bastante la fanática veneración del hombre por la existenciatransitoria del cuerpo físico. Así como el organismo carnal del hombre en cierto tiempo se verticalizó para servirle en un nivelbiológico superior, su espíritu también ha de verticalizarse de la horizontalidad de los fenómenos y delos intereses prosaicos de la vida provisoria, para actuar definitivamente en la frecuencia vibratoria delmundo crístico. La época profética que vivís actualmente, bajo la emersión colectiva del instinto animal 15
  16. 16. Ramatís Mediumnismosimbolizado en la "Bestia del Apocalipsis" que intenta subvertir al espíritu del hombre, esclavo de lasformas terrenas, produce ansiedad, nerviosidad e inquietud en las masas humanas, incitándolasbárbaramente a las guerras y revoluciones, luchas entre clases y odios raciales, mientras loscientíficos investigan cómo hacer para matar más rápido por medio de las armas nucleares. Lahumanidad del presente que llegó a su hora angustiosa de la selección espiritual y consolidaciónplanetaria, tendrá que decidirse definitivamente por la "derecha" o la "izquierda" del Cristo, puesconforme reza la profecía, serán separados los lobos de las ovejas y el trigo de la cizaña. Conturbase el magnetismo del ser humano a la periferia de su psiquismo exaltado por la energíaanimal, emergiendo en su desesperada tentativa de subvertir las costumbres, tradiciones y disciplinadel espíritu inmortal. Los hombres se encuentran confusos por estar al extremo de dos épocasantagónicas, pues con el reiterado llamado de los planos superiores hacia la cristificación humana,recrudece también la efervescencia del automatismo instintivo de la vida animal. En los hospitales se albergan cantidades de criaturas alienadas u obsesas que provienen de lasmiserables villas más afectadas económicamente y también de las altas esferas sociales, cuya ma-yoría se tortura por las crisis financieras o morales. En esa miseria espiritual, que tanto alcanza a losateos como a los egresados de las doctrinas y religiones, vuestro mundo comprueba que elsacerdocio organizado de las religiones oficiales fracasó en su misión salvadora. Y lo peor es quedurante esa eclosión incontrolada del instinto inferior, los espíritus desencarnados y malhechoresafirman sus bases en la materia grosera y ejecutan su programa diabólico contra los terrícolas, quetontamente se manifiestan apáticos a las sublimes enseñanzas salvadoras del Cristo Jesús. Actuando en las más contradictorias circunstancias, viviendo en algunos días lo que susantepasados vivieron en algunos años, el hombre del siglo atómico desequilibra sus nervios y super-excita su psiquismo, perdiendo terreno sobre su control espiritual, volviéndose un instrumento dócil enmanos de los espíritus desencarnados y malévolos. Esa constante relación de los "vivos" con los"muertos", aunque los primeros sean inconscientes del fenómeno, terminan por sensibilizarse, con elagravante de que se efectúa en ellos un verdadero desenvolvimiento mediúmnico de inferior calidad.Esa es una de las causas y también la necesidad urgente para que el hombre prudente y bienintencionado se integre definitivamente en los preceptos salvadores del Cristo y los viva siempre a laluz del día. Pregunta: El progreso científico actual, ¿contribuye a la hiper-sensibilización humana,sintonizando al hombre con las fuerzas del mundo oculto? Ramatís: El cientificismo avanzado del siglo XX ha dado origen a los satélites artificiales, avionesa repropulsión, proyectiles teleguiados y cohetes interplanetarios, mientras que las investigacionessobre los viejos "tabúes" y secretos de la mente humana son importantísimas contribuciones queaceleran la dinámica del pensar y aumentan el área de la conciencia, sensibilizando la emotividad delser. Os repetimos, el hombre de hoy vive en algunas horas y en forma simultánea, los raciocinios,reflexiones, conjeturas y las mutaciones mentales y emotivas, que sus antepasados no llegaban aexperimentar en decenas de años. El ciudadano del siglo XX enfrenta y resiste obligadamente unacantidad apreciable de fenómenos "psico-físicos" tan equidistantes en sus manifestaciones, queserían suficientes para entontecer a la mayoría de los habitantes terrenos de algunos siglos pasados. Crece la sensibilidad psíquica entre los terrícolas, se acentúa la eclosión de la mediumnidadcomún, porque se vive bajo la constante presión de los espíritus desencarnados, que explotan esaoportunidad para actuar inquisidoramente sobre la materia. Indiscutiblemente, se confirman losvaticinios de Jesús cuando decía que en el "fin de los tiempos" los viejos y los jóvenes, y hasta losniños tendrían visiones, oirían voces extrañas y profetizarían; todo eso, después del advenimiento delEspíritu de la Verdad. El Maestro indicó claramente el siglo que estáis viviendo en el presente,prediciendo los acontecimientos materiales y neurálgicos de vuestros días y la eclosión simultánea dela mediumnidad, generalizándose entre los hombres, simbolizando al Consolador prometidoderramándose sobre sus cuerpos. Así se manifestó el Divino Amigo con sus palabras inolvidables: "Si me amáis, guardad mismandamientos; y yo rogaré a mi Padre y Él os enviará otro Consolador para que quede eternamente 16
  17. 17. Ramatís Mediumnismocon vosotros el Espíritu de Verdad, que el mundo no puede percibir, porque no lo ve ni tampoco loconoce. Más vosotros los conoceréis, porque quedará con vosotros y estará en vosotros. Por lo tanto,el Consolador, que es el Santo Espíritu que mi Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas lascosas y os hará recordar todo aquello que os he dicho". (S. Juan, Cáp. XIV, vs. 15, 16, 17, 26.) Pregunta: ¿Podríais aclararnos un poco mejor, el sentido correcto de esa promesa hecha porJesús? Ramatís: Procuramos alcanzar el sentido exacto de la figura que Jesús enunció en la promesareferida y verificamos que el Maestro aludió en particular, a los espíritus desencarnados de ordensuperior, que son los equipos de condición angélica. Bajo la alegoría del Espíritu Santo o elConsolador prometido es fácil identificar a los grandes grupos de seres angélicos que actualmentetrabajan con los médiums dignos y desinteresados de los tesoros del mundo ilusorio de la carne. Osexplicó que el Consolador sería el Espíritu Santo, con capacidad para enseñar a los hombres "todaslas cosas y también recordaros de sus palabras", no hay dudas, que Jesús se estaba refiriendo a losespíritus angélicos, los únicos que podrían enseñar "esas cosas", pregonar el Evangelio y recordarsus máximas, por intermedio de la facultad mediúmnica de los hombres. El Maestro, al haberse referido a "otro" Consolador en su promesa profética, quiso advertiros queen la Tierra se había manifestado anteriormente un Consolador, que era Él mismo, que vino con lamisión de salvar al hombre de la animalidad inferior. Si el Maestro fue el Salvador de la humanidad,debemos considerarlo como "el primero" de los Consoladores que a través del Evangelio sintetizó lasleyes que rigen la vida cósmica. El "otro" Consolador, el Santo Espíritu que tenía que venir aderramarse sobre la carne, en todas las criaturas, traería las enseñanzas del "salvador" directamentedesde el mundo espiritual, sirviéndose de las voces de los espíritus desencarnados e inmortales. Eslógico entonces, que sólo un espíritu inmortal es el que podría quedar eternamente con vosotros. Jesús también aclaró que los pueblos de su época mesiánica no podían "ver" o "conocer" alEspíritu de Verdad, porque no estaban mentalmente capacitados y mediúmnicamente sensibilizadospara comprender y recepcionar con éxito los mensajes de los espíritus elevados. En la primerarevelación del Consolador a los hombres. Jesús fue el único representante directo del Santo Espíritu,pues conversaba con los ángeles sobre la salvación de los hombres. Y, conforme a su vaticinio, eseEspíritu Santo, en su segunda venida, nos enseñaría todas las cosas, comprobando la gloria y larealidad de las enseñanzas del Evangelio. En la enunciación del Maestro existe un tópico indiscutible que confirma totalmente su referenciasobre la facultad mediúmnica, que se derramaría sobre los hombres en el siglo actual, cuando dice:"que el Consolador, el Espíritu Santo nos recordaría todo cuanto Él dijera anteriormente. En verdad,gracias al intercambio mediúmnico que progresa aceleradamente, familiarizando a los espíritusdesencarnados con los hombres, poco a poco, se va restableciendo correctamente la identidad delMaestro en su peregrinación terrena. Algunas obras psicográficas realizadas por médiums juiciosos ycompetentes, os revelan con nitidez el porte exacto de Jesús en aquella época, alejándolo de lasobras milagrosas y de las contradicciones psicológicas en su tipo espiritual, como asegura la historiareligiosa cuando le atribuye la función de mago de feria, deslumbrando a las multitudes en elescenario bíblico de la milenaria Hebrea. Los espíritus de responsabilidad, en sus comunicacionesmediúmnicas, exceptúan al Maestro de las prendas tontas con que lo adornó la ignorancia humana ydestruyen el mito religioso de su nacimiento, contrario a las respetables leyes de la genética humana. En verdad, el Santo Espíritu o el Consolador prometido, es el "conjunto de espíritus sabios,bondadosos y angélicos, que a través de los médiums, os enseñan las cosas que el actual progresode la mente humana les permite evaluar y conocer, y también esclarecer la realidad y verdad sobre lafigura y naturaleza sublime del Nazareno en su vida por la Judea. Por todo lo expuesto, debéis saberque el Maestro Jesús, además de haber sido un ángel plasmado en la carne, por su ternura y amorpara el hombre terreno, también fue el Sabio, el Sociólogo y el Científico, que tanto conocía las leyessiderales que rigen la evolución de los orbes en sus movimientos cósmicos, como las leyes de la vidahumana que regulan los movimientos de los seres. Jamás precisó de los atavíos mitológicos y de losprocesos antinaturales de nacimiento para cumplir con su divina misión. Revestido por la 17
  18. 18. Ramatís Mediumnismoindumentaria de los hombres sencillos de la Judea y sin contradecir las reglas sensatas y milenariasde la vida humana, dejó a los terrícolas el más sublime y exacto tratado de redención espiritual. 18
  19. 19. Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO III ¿TODAS LAS PERSONAS SON MÉDIUMS? Pregunta: Entre las mediumnidades, ¿cuál es la más avanzada? Ramatís: La mediumnidad más evolucionada es la Intuición pura. No es una facultad ostensible,pero es sublime y oriunda de la elevada sensibilidad espiritual. Es natural y definitiva, es una especiede percepción panorámica que se afina conforme el espíritu se ajusta a sus relaciones e inspiracionesde las esferas elevadas. Es el "eslabón" que une al alma encarnada con la Mente Divina que la creó,facultándolo para transferir hacia la materia el sentido y entendimiento de la vida espiritual superior. Como vosotros sabéis, la mediumnidad es una facultad que no> pertenece al organismo carnal,sino al recurso sublime que debe fluir y difundir el esclarecimiento espiritual entre los hombres, y serefina y exalta según la dedicación de su portador con el intercambio superior del espíritu inmortal. Eldiccionario terreno os: explica el fenómeno. Intuición —dice— es el acto de ver, tener percepciónclara, recta, inmediata de las verdades, sin necesidad de raciocinio; presentimiento, visión beatífica. La intuición, por lo tanto, es la etapa más elevada del espíritu; es el corolario de la gran escalaque comenzó en el curso primitivo del instinto, hasta alcanzar la razón angélica. Mientras al hombre ledomine la razón humana, será gobernado por las fuerzas rígidas del intelecto, será esclavo delmundo de las formas y sometido a las leyes coercitivas de la vida física. Sólo la intuición pura le darála percepción interior de la realidad cósmica, o le permitirá la concepción panorámica del Universo.En realidad, es la facultad inconfundible que "religa" a los seres humanos con el Creador. Es la divinalente que amplía la visión humana para observar la sublimidad de la vida inmortal. La pureza cristalina de la Intuición fue el atributo de los seres de elevada estirpe espiritual, quedelinearon los caminos de luces para vuestro orbe, como lo hicieron Krishna, Confucio, Pitágoras,Buda, Jesús, Francisco de Asís y otros, que en su peregrinación por la vida física, se conservaronconstantemente ligados a las esferas sublimes del espíritu superior, cual puente vivo que une elmundo exterior de la materia a la intimidad del Espíritu Cósmico. La Intuición pura es la "voz sinsonido", la "voz interior", la "voz del sonido espiritual" que habla en la intimidad del alma, es ellenguaje misterioso, verdadero y exacto del Yo Superior guiando al ego que fuera puesto en lacorriente evolutiva de las masas planetarias. Como la razón ayuda al hombre para comprender y apreciar la expresión fenoménica de lasformas en el mundo material, la Intuición le permite "sentir" todas las leyes ocultas y "saber" cuál es lanaturaleza original del Espíritu Creador del Cosmos. Refiriéndonos a la Intuición, como elevado ydivino camino para alcanzar la Conciencia Cósmica de su autor Eterno, dice el lenguaje poético delos yogas: "Antes que el Alma pueda ver, deberá alcanzar la armonía interior y los ojos de la carnevolverse ciegos a toda ilusión. Antes que el Alma pueda oír, la imagen (el hombre) tiene que volversesorda a los rugidos de las fieras, a los secretos, a los gritos de los elefantes furiosos, como al susurrode la luciérnaga de oro. Antes que el Alma pueda comprender y recordar, primero debe unirse alConversador Silencioso, como la forma que se dio al barro para unirse o identificarse al espíritu delescultor. Porque así el Alma oirá y podrá recordar. Entonces el oído interior escuchará la Voz delSilencio" *. Pregunta: Considerando que la mediumnidad es una manifestación natural del espíritu delhombre, ¿entonces, todas las personas, sin excepción, son médiums? Ramatís: Sí, porque todos nosotros transmitimos hacia el ambiente de la materia los másvariados influjos de nuestro espíritu, influenciando a los compañeros con nuestros pensamientos,actos y sentimientos. Existen hombres que por su espíritu altamente optimista y constantementeligados al bien, son verdaderos médiums de la alegría, esperanza, ánimo y confianza, afectados a los * Nota del médium: Ramatís nos solicitó que transcribiéramos esta parte de la obra "La Voz del Silencio". 19
  20. 20. Ramatís Mediumnismoelevados objetivos espirituales de la vida humana. Mientras que los pesimistas viertenconstantemente de su intimidad psíquica el mal humor que nubla el azul del cielo de la jovialidadajena, transformándose en médiums indeseables de melancolía, tristeza y desánimo. La mente delhombre encarnado es el campo que refleja su vida interior, transfiriendo hacia el mundo exterior todosu comportamiento anímico, los pensamientos de los espíritus encarnados o desencarnados de losmás variados matices que los influencian en sus relaciones cotidianas. Entonces no hay dudas, todas las personas son médiums. La mediumnidad no es un patrimonioparticular o exclusivo de los espiritas, pero sí de todos los hombres encarnados, siendo intermediariosde las buenas o malas inspiraciones del Más Allá de la Tumba. También es evidente que la facultadmediúmnica se manifiesta conforme al entendimiento y el progreso espiritual de cada criaturahumana. En general, los seres humanos ignoran o no perciben su facultad mediúmnica, porque es el frutode la sensibilidad psíquica, ni tampoco la mayoría tienen noción cuando participan en los fenómenosdel mundo oculto, confundiéndolos fácilmente con hechos comunes y naturales de la vida terrena.Los hombres que dicen ser ateos o descreídos de la inmortalidad de su propia alma, no justifican queestén exceptuados de la mediumnidad. Ellos también pueden ser instrumentos inconscientes deinnumerables acciones, fenómenos e inspiraciones de los desencarnados. Pregunta: ¿Por qué la mediumnidad no se manifiesta en forma apacible, cual fruto de la evoluciónhumana? Generalmente aparece en los seres humanos produciéndoles disturbios mentales operturbando el organismo físico. ¿Tienen justificación tales hechos? Ramatís: La mediumnidad apacible y natural es el fruto equilibrado de la espiritualidad del alma yse manifiesta en forma serena y espontánea, como un don innato y sin producir sensacionesdesagradables en el ser. Lo contrario sucede cuando se trata de una "concesión" provisoria otorgadapor la Administración Sideral, siendo comúnmente la denominada "Mediumnidad de Prueba", comocausa de una hiper-sensibilización prematura despertada excepcionalmente por los técnicos delmundo astral a fin de favorecer a los espíritus endeudados para su pronta recuperación espiritual. Durante el período de desarrollo de la mediumnidad, la mayor o menor perturbación psíquica uorgánica del médium depende mucho del tipo de sus amistades espirituales y su forma y conducta devida con el mundo material. Las alegrías, sufrimientos o tristezas que les embargan súbitamente, sedeben a la aproximación del Ser Invisible que se sintoniza perfectamente a sus pensamientos ysentimientos manifestados. La tarea mediúmnica no comprende solamente la función mecánica para que el médiumtransmita las comunicaciones de los espíritus desencarnados hacia el escenario terrícola, atendiendola prosaica función de ser el "puente vivo" entre el mundo material y el Más Allá. Requiere que susmediadores vivan una existencia digna y sublime, para conseguir sintonía con los elevados espíritus,responsables por la redención del hombre. Toda imprudencia, desarreglo, rebeldía, mala voluntad opasiones viciosas por parte de los médiums en prueba, genera toda clase de disturbios psíquicos ysufrimientos físicos incontrolables, por eso el proceso de desarrollo mediúmnico se vuelve torturante. Es muy común a la mayoría de los médiums, iniciar el despertar de sus facultades bajo laactuación de los espíritus sufrientes, imperfectos u obsesores que aprovechan la "puerta mediúm-nica" (abertura para la fenomenología del mundo material) para satisfacer sus objetivos impuros ycrueles. Si el médium es poco celoso e indisciplinado de su condición mediúmnica y estuvieracomprometido por su estado de rescate kármico, entonces se convertirá en el instrumento deseadopara el vampirismo de los desencarnados, que se inclinan ávidamente sobre el mundo material. Lamediumnidad, en sentido general, se despierta en los seres humanos a través de los sufrimientos queles afecta la carne y el psiquismo, para después docilizarse por medio de un desenvolvimientoordenado en los ambientes favorables y dirigidos por elementos capacitados. Así entonces, el médium neófito y perturbado, poco a poco se irá ajustando a la tarea fenoménicay controlará el psiquismo para conducir su cuerpo, mientras procura sintonizarse vibratoriamente conel espíritu guía y benefactor, que deberá protegerlo en su trabajo de intercambio con el mundoinvisible. 20
  21. 21. Ramatís Mediumnismo Pregunta: El desarrollo mediúmnico, para ser eficaz, ¿debe ineludiblemente ajustarse a lasorientaciones del Libro de los Médiums de Allan Kardec? Ramatís: El desenvolvimiento mediúmnico, conforme a la técnica y orientación dejada por A.Kardec en el Libro de los Médiums, tiene la finalidad de proteger la facultad que se manifiestaostensiblemente entre los hombres y permitir que desde el Espacio se emita el pensamiento de losdesencarnados autorizados para encaminar a la humanidad. La necesidad de desenvolver la mediumnidad, en cierta forma, nos recuerda al fenómeno de laelectricidad; si ésta es controlada y orientada por el hombre para servirse beneficiosamente, leprestará servicios admirables y le ayudará a formar un mundo más agradable. Mientras tanto,manejada por personas sin experiencia, o aplicada sin discriminación alguna, será una fuerza quedestruye y mata. De idéntica forma, la facultad mediúmnica bien aplicada siembra esperanzas,orienta a las almas en medio de los caminos peligrosos, de las seducciones de la materia y solucionalos motivos de innumerables problemas dolorosos de los destinos humanos. Mal usada, perturba,falsea y deforma el verdadero sentido de las cosas, causando desilusiones inolvidables. La leyenda bíblica de Adán y Eva, la primera pareja expulsada del Paraíso terrestre, no deja deadvertiros en su simbolismo mitológico, que ambos eran espíritus creados por Dios, con el derechoy ,el libre albedrío de escoger "intuitivamente" aquello que más les conviniera. Y, como nos cuenta laleyenda, la primera pareja prefirió atender a la voz maléfica de la serpiente, símbolo del instintoanimal inferior, en vez de aceptar el consejo del ángel del Señor, que les inspiraba para lacontemplación espiritual. En Adán y Eva, mito bíblico que significa la aparición de la raza adámica,surgiendo al mismo tiempo en varias latitudes de la Tierra, verificándose la existencia del espíritucapacitado para escoger su destino, señor de una capacidad espiritual, con suficiencia para discernirentre las voces del Mal y del Bien. Habiéndose establecido que los primeros encarnados de la Tierra podían tomar relación con losángeles o los diablos, es decir, con los buenos o malos espíritus, se comprueba también que elprimer habitante terreno era un médium en potencia. Después del advenimiento espirita y de los estudios avanzados de Allan Kardec, se consolidó underrotero evolucionado para el ejercicio de la mediumnidad. He ahí entonces por qué defendemos la tesis de que el médium desenvuelto, pero sin elmecanismo técnico del Espacio y la comprensión psicológica explicada en el "Libro de los Médiums",llegará a corresponder integralmente a las elevadas iniciativas del plano superior. Pregunta: La mediumnidad ¿evoluciona? Ramatís: Tanto como evoluciona el psiquismo del hombre, dado que es correlativo a su progresoy evolución espiritual. También es necesario distinguir que la base evolutiva de la mediumnidad nodebe llevarse a cuenta de la manifestación ostensiva de los fenómenos incomunes del mundomaterial. Tanto es así que el médium de fenómenos físicos, aunque demuestre una fenomenologíaespectacular y sorprendente para los sentidos carnales, no sobrepasa al médium altamente intuitivo,que es el fruto de elevado grado espiritual, alcanzado por el hombre. Con respecto a los fenómenosfísicos en sí, dependen fundamentalmente de la mayor o menor cuota de ectoplasma producido por elmédium, para permitir la materialización de los desencarnados en el ambiente físico; el médiumintuitivo, de elevado nivel espiritual, es capaz de transmitir mensajes que ultrapasan los nivelescomunes de la vida humana. Aunque no sorprenda ni satisfaga los sentidos físicos en suscomunicaciones de carácter espiritual, puede trazar derroteros definitivos para el progreso sideral delos hombres. En el primer caso, la mediumnidad de fenómenos físicos se manifiesta en formaespectacular al contacto con el mundo de las formas, es un acontecimiento transitorio que convencea muchos sobre la realidad espiritual, pero no siempre los convierte al reino amoroso del Cristo. En elcaso de la Intuición Pura y elevada, el ser pone de manifiesto la realidad crística de los planossuperiores, despreocupado en probar si el alma es inmortal, pues "siente" en sí mismo, que suventura está más allá de las formas perecederas del mundo fenoménico de la materia. Francisco de Asís tenía para sí mismo la facultad divina que le hacía vislumbrar los mundosangélicos de Jesús, sin necesidad de demostraciones espectaculares, fenómenos de materializacio- 21
  22. 22. Ramatís Mediumnismones, levitaciones o voz directa- de los desencarnados. En consecuencia, la mediumnidad intuitiva, omás propiamente dicha, la "mediumnidad espiritual" es una facultad superior, que sobrepasa a todasaquellas que dependen de la fenomenología del mundo transitorio de la carne para probar la realidaddel espíritu inmortal. Aunque sea loable la preocupación de los estudiosos del Espiritismo para profundizar losfenómenos mediúmnicos destinados a convencer a las personas sistemáticamente incrédulas, la másevolucionada de las mediumnidades sigue siendo la Intuición Fura, porque ayuda al hombre pararelacionarse directamente a la fuente de su origen divino. Pregunta: ¿Entonces no es conveniente la intensificación de los trabajos de fenómenos físicos;no precisan desenvolverse conforme a la técnica adecuada a su tipo mediúmnico? Ramatís: Así es, deben desenvolverse, no somos adversos a los trabajos de fenómenos físicos,donde se producen los de materializaciones, voz directa, levitaciones o transportes, los cualesobedecen a un programa elevado y elaborado por los mentores de la Tierra. Por otra parte, esegénero de fenómenos mediúmnicos cada día se multiplican más en vuestro mundo, como unimperativo determinado por la evolución del planeta. Dios, Padre Magnánimo y Justo, atiende a todossus hijos conforme a su capacidad, entendimiento intelectual y gradación espiritual. Todos los hombres, a su debido tiempo, tendrán la oportunidad de conocer el mensaje quecomprueba la sobrevivencia del alma, y todos aquellos que por falta de sensibilidad espiritual nopueden concebir su propia inmortalidad espiritual, serán despertados por el espectáculo ostensivo dela fenomenología medianímica de los trabajos de efectos físicos, donde la voz directa, lasmaterializaciones, levitaciones y acontecimientos incomunes serán suficientes y capaces de aplastaral más intransigente de los escepticismos humanos. También debe tenerse presente que la mayoría de los asistentes a la fenomenología mediúmnicano se convertirán repentinamente ante los principios de la vida espiritual, ni adoptarán inicialmente lasbases morales afirmadas en la sobrevivencia del alma. El tiempo, el buen ánimo y una decisiónvalerosa removerán los hábitos envejecidos, las convicciones y prevenciones estratificadas en lossiglos pasados. Aquellos que dan muestras de sentirse cansados de las ilusiones de la vida física,serán los más indicados, después que comprueben la sobrevivencia del espíritu a través de losfenómenos citados, para dedicarse sinceramente al culto de los valores espirituales elevados, concierta ansiedad para alcanzar brevemente la ciudadanía sideral. Pregunta: Si todas las personas son médiums, ¿también deberán sufrir la influencia constante delos espíritus descarnados? Entonces, ¿serán estimulados hacia el bien o el mal, en base a susintonía mediúmnica? Ramatís: Siempre existen las posibilidades para que todos los vivos sean influenciados por losespíritus desencarnados, que los acechan constantemente, valiéndose de cualquier susceptibilidadpsíquica o vulnerabilidad moral, para insinuarles sus intenciones maléficas. También es verdad queno todos los hombres perciben psíquicamente la presencia de los desencarnados, o distinguenfluídicamente los buenos de los malos espíritus, por cuyo motivo dicen que están exceptuados de lassensibilidades mediúmnicas. El acontecimiento es más común de lo que ellos piensan, pues esconstante la acción o intervención de los espíritus en medio de las actividades humanas de losencarnados. Muchas personas, que dicen ser insensibles a la influencia oculta del Más Allá, no sabenque hace tiempo son verdaderas prolongaciones vivas de algunos desencarnados astutos y dañinos,reproduciendo en el medio ambiente del mundo terreno sus deseos pervertidos. Conforme hemosafirmado, todo es cuestión de afinidad electiva, en donde los vivos se sintonizan con los muertos,conforme a su característica mental y naturaleza de sentimientos cultivados durante la vida terrenal. También es muy necesario recordar que los espíritus desencarnados en su mayoría se arrastranpor la superficie terrena, encadenados a las pasiones y deseos carnales que no pueden satisfacerdesde su plano astral, ni tampoco se dedican o preocupan en mejorar su situación aflictiva. Algunosambulan víctimas de su propia incuria espiritual, siendo esclavos de las emociones animalizadas yprimitivas, a causa de su relajamiento y desinterés por su suerte; otros, bastante experimentados enlos trabajos repulsivos de la obsesión y la perfidia, tratan de entrometerse en vuestra vida material, 22
  23. 23. Ramatís Mediumnismoinsuflando ideas erróneas y orientaciones confusas para precipitaros al ridículo y desesperación. Noretroceden delante de los mayores obstáculos, siempre que puedan perjudicar vuestra estabilidadmoral o situación financiera. Ociosos, exigentes, sensuales y esclavos de los vicios terrenos, vampirizan las energías ajenas,haciendo de sus víctimas la prolongación viva y viciosa para saciar algunas de sus pasiones impuras.Pablo de Tarso, en su epístola a los Romanos, afirma lo citado anteriormente, cuando dice: "Estamosrodeados de nubes de testimonios", confirmando que los hombres están rodeados de masas deespíritus que los vigilan en todos sus actos y actividades de la vida física. En medio de la masa queconforma los espíritus malévolos, livianos y viciados, se infiltran algunas almas benefactoras,dispuestas para la lucha tenaz a los fines de convertir a esos desventurados de las sombras ymenguar la acción perniciosa sobre los encarnados. Son almas que salen del mundo oculto para inspiraros hacia el Bien y hacen todo lo posible paraayudaros satisfactoriamente en los problemas justos de la vida humana, para liberaros de lastristezas ocasionadas en las vidas planetarias. Desgraciadamente, cuando un espíritu consiguedesviaros de la senda tortuosa, existen decenas de almas pervertidas que realizan ingentesesfuerzos para arrastraros a los peores deslices y equívocos espirituales. Y, conforme osmanifestamos anteriormente, aunque todas las personas sean médiums, su mayor o menor sintoníacon los espíritus desencarnados depende de la sensibilidad mediúmnica de orden inferior o superior.Toda persona es un médium en potencia, y puede relacionarse ostensiblemente con losdesencarnados por medio de la fenomenología mediúmnica, visible para el mundo material, comorecepcionarlos en la intimidad de su conciencia inmortal. Pregunta: Las afirmaciones que hicisteis sobre los médiums en potencia que somos todos losencarnados y que estamos continuamente observados por los buenos o malos espíritus, ¿no podríancausar grandes temores en las personas de poco conocimiento para entender esta revelaciónespontánea? Si somos espíritus encarnados, estamos en desventaja ante los espíritus malhechores ycon cierta libertad en el Más Allá. Creemos que nos sería muy difícil resistir por mucho tiempo elasedio inescrupuloso de esos seres mal intencionados. ¿No lo creéis así? Ramatís: Nosotros no podemos modificar la realidad de la vida creada por Dios desde elcomienzo de la humanidad y que obedece al siguiente e inmutable principio: "los hombres buenosatraen a los buenos espíritus, y los hombres malos atraen a los malos espíritus". Esa relación seejerce a través de la "afinidad electiva", que es responsable por la atracción y armonía entre losastros, al igual que rige la simpatía entre las sustancias y el amor entre los hombres. En base a tales consideraciones, que regulan el efecto, la atracción o él entendimiento entretodas las cosas creadas por Dios, existe la oportunidad para que los encarnados sufran la malaacción de los espíritus desencarnados, cuando se pierde el sentido directivo de conducta espiritual enla materia. Tales hechos pasan porque se apartan de las enseñanzas crísticas de la vida superior,que fueron divulgadas y pregonadas a todos los pueblos por los instructores adecuados a cada raza,índoles psicológicas y sentido artístico. Ninguno puede alegar ignorancia sobre esos acontecimientos,pues Dios atendió a todos los hombres, cuando envió a la Tierra en su época propicia a Hermes enEgipto, Antulio en la Atlántida, Buda en Asia, Zoroastro en Persia, Krishna y Rama en la India,Confucio en China, Pitágoras en Grecia, y el inconfundible Jesús en la Hebrea, fueron todos men-sajeros divinos que esclarecieron a los hombres sobre los principios que transforman a la criaturaanimalizada en un ciudadano angélico de la morada celeste. Ellos fijaron las bases o elaboraron losestatutos divinos del largo camino humano por la senda evolutiva en busca de la Verdad; muchasveces sus palabras se revistieron de poesía; otras se deslizaron bajo la gravedad sentenciosa de laresponsabilidad espiritual, o el pensamiento augusto y sublime era auspiciado por las parábolasencantadoras. Pero en esencia, lo que esos admirables instructores pregonaron al hombre —sorprendido por tener que apartarse de su tarea animalesca — permaneció en un solo fundamento,en una sola verdad: la revelación del Espíritu Inmortal. También dejaréis vuestro cuerpo en la sepultura terrena, y seréis espíritus desencarnados, tanbenefactores o malignos, según haya sido vuestro trato con las pasiones, vicios o virtudes expuestas 23
  24. 24. Ramatís Mediumnismoen la superficie del mundo físico. Conocéis el derrotero que os puede apartar de las malas compañíaso del dominio, de quienes se alimentan en el banquete detestable de las pasiones y vicios del mundoanimal. Los desencarnados respiran por afinidad en vuestro hálito mental, sintonizándose a vuestraesfera emotiva en correspondencia del alimento adecuado que les ofrecéis; o ellos se nutren convosotros en la efervescencia de las pasiones delictuosas, o intercambian los pensamientos crísticosdecepcionados en la esfera del Cristo. Todo depende de vosotros, conforme a la resistencia o inmunización contraria a los espíritusmalhechores del Más Allá, pues el proceder elevadamente, el apartarse de los vicios que estigma-tizan y de las iniquidades humanas, es lo que sintoniza al hombre con la faja vibratoria y sideral de losseres angélicos, que los protegen contra los espíritus imperfectos. Así como los gérmenes nocivosson atraídos por el deterioro de la fruta podrida, los espíritus mal intencionados también acudenpresurosos junto a aquellos que les ofrecen el alimento impuro y adecuado. Pregunta: Concordamos en que todos los hombres son espíritus encarnados y médiumspotencialmente innatos; preguntamos entonces: ¿por qué la doctrina espirita es la única en pregonartal condición humana, cuando los demás credos e instituciones espiritualistas guardan silencio alrespecto? Ramatís: No es preciso que el hombre sea espíritu para que se le considere médium; loimportante es que sea digno y bueno, a fin de rodearse de buenas influencias y atraiga los seresexcelsos. El Catolicismo y el Protestantismo no admiten la mediumnidad con la denominaciónespecífica que le da el Espiritismo, pero la consideran como una "gracia" extemporánea que Diosconcede a las almas santificadas. Mientras tanto, la interpretación diferente o la denominación defenómeno mediúmnico, no le cambia el carácter por revelarse en otro ambiente espiritualista oadverso a los postulados espiritistas. Es suficiente decir que la Biblia como la historia de la religióncatólica y protestante está saturada de relatos, visiones y otros fenómenos mediúmnicos, aunque seexpliquen bajo el antifaz de los "milagros" o "gracias" inesperadas otorgadas por Dios. Todo eso estácorroborado por las visiones proféticas de Don Bosco, Francisco de Asís, Antonio de Padua, PapaPío XII, Santa Teresa de Jesús, María y otros, inclusive las apariciones de Lourdes y Fátima, que sonfenómenos mediúmnicos registrados por niños y personas "médiums". En otras oportunidades hemos explicado que ciertas instituciones espiritualistas trataron desublimar o aristocratizar los acontecimientos poco comunes del intercambio que tenían sus adeptoscon el mundo oculto, los que fueron médiums en la acepción exacta y vulgar de la palabra, a pesar deocultar la veracidad de los fenómenos mediúmnicos con terminologías iniciáticas. La diferencia consiste en que el Espiritismo trata el asunto de la mediumnidad a las claras, sintabúes iniciáticos o nomenclaturas complejas. Las expone a la luz del día y las examina sinritualismos complicados. El hombre que es beneficiado desde lo Alto con la "dádiva" de la facultadmediúmnica, conoce por medio de la doctrina espirita sus deberes ante el mundo físico y susresponsabilidades para consigo mismo. Por encima de todo, que el médium sea beneficiado por lariqueza, posea un cerebro genial glorificado por la academia del mundo, o sea la criatura paupérrimaafectada por el cargo de una familia numerosa, su deber es servir en la medida de sus fuerzas, puesla causa principal que lo debe impulsar es su redención espiritual. Despreciando todas lasinterpretaciones sibilinas, las nomenclaturas aparatosas y las gradaciones excepcionales de losacontecimientos iniciáticos de muchas instituciones espiritualistas, en esencia, todos son fenómenosmediúmnicos. En esas circunstancias se encontraban como médiums el reverendo G. Vale Owen, protestante,cuando recibía los mensajes mediúmnicos de su progenitura en la sacristía de su iglesia; Alice A.Bailey psicografiaba en el ambiente iniciático las orientaciones del iniciado Tibetano; eran médiums laseñora Helena F. Blavatsky, el obispo anglicano Leadbeater, Geoffrey Hodson, Elsa Barker y otrosafiliados a la Sociedad Teosófica, quienes recibieron comunicaciones directas o indirectas del mundooculto, a pesar de haberles dado una procedencia completamente opuesta al fenómeno mediúmnicoy la forma como lo encara la doctrina espirita. Aunque tales movimientos espiritualistas o religiosos no usen el vocablo "médium" como 24
  25. 25. Ramatís Mediumnismoexpresión espiritista, sus mediadores no dejan de encuadrarse en la técnica sideral de lamanifestación mediúmnica, cuando captan los mensajes directamente de sus Maestros o por vía dela intuición. Las escuelas teosóficas, rosa-cruces, esotéricas y yogas evitarán en sus enseñanzas yprácticas el contacto mediúmnico con las regiones inferiores del mundo invisible y aseguran, que "nibien el discípulo se encuentra pronto, el Maestro aparece". Fervorosamente pugnan para que susadeptos se modifiquen primero en su intimidad espiritual, para que después intenten sus relacionescon los seres etéreos del mundo invisible. No hay dudas que son disposiciones loables, meritorias y sensatas, mas el Espiritismo es unmovimiento popular y de amplitud general, destinado a todos los hombres. Mucho antes de atendercon preferencia a quienes se encuentran en el "Camino de la Verdad", está destinado en susprincipios a amparar a los hombres incrédulos, desajustados y torturados por la eclosión de lamediumnidad de prueba. El despertar de esa facultad exige cuidados urgentes y un derrotero seguro,para evitar el fracaso del programa delineado por el Espacio. La manifestación mediúmnica no depende de la creencia o poderío religioso, ni de lasconvicciones personales del hombre o del ambiente donde viva, es una consecuencia inalterable delcompromiso que el espíritu asumió antes de reencarnar, cuyo mandato requirió para su beneficio ydeberá cumplirlo en la hora fijada. Quienes sean ateos, devotos a cualquier secta religiosa o seencuentren comprometidos con alguna institución iniciática, la facultad mediúmnica de "prueba" lesaparece en el momento exacto para comenzar su tarea sacrificial. Ignoran muchos teósofos, esoteristas, adeptos Rosacruces y algunos fraternalistas afiliados a loscursos iniciáticos, que siendo ponderable su método idealista, empleado para desenvolver cons-cientemente sus facultades ocultas, ajenos al intercambio espiritual con las almas superiores, cuandoreencarnan comprometidos para ejercer la "mediumnidad de prueba", tendrán que someterse alproceso graduativo y disciplinado por la técnica espirita de desenvolvimiento, preconizado por AllanKardec. Mientras tanto, los hombres que por su sensibilidad espiritual son médiums naturales yusufructúan el don espontáneo de la intuición pura, presentarán condiciones psíquicas poco comunesy satisfactorias para lograr una gradación destacada en cualquier doctrina o institución iniciática, sinnecesidad de ejercer la función pasiva del médium en servicio con los espíritus del astral inferior.Pero los que en vidas pretéritas abusaron de su dirección mental y utilizaron su inteligencia lúcidapara someter a los menos agraciados por la suerte, sea por cupidez, egoísmo, avaricia o "quecalumniaron para usurpar los bienes ajenos, sembrando perjuicios irreparables, han de cumplir consu mandato mediúmnico en la condición humillante de ceder su organización carnal para que losviejos adversarios o víctimas del pasado puedan reajustarse, a la brevedad, a los preceptos delCristo. Pregunta: Todas las instituciones espiritualistas que reciben la influencia de los desencarnados,¿son movimientos análogos al Espiritismo? Si todos los hombres son médiums y de una u otra formaejercitan su facultad en medio de su doctrina, ¿por qué deben diferenciarse de los espiritistas? Ramatís: Primero, es conveniente distinguir lo que es Espiritismo y qué significa Mediumnismo.Espiritismo es una doctrina disciplinada por un conjunto de leyes, principios y reglas, que tanto orientalas relaciones entre los espíritus encarnados y desencarnados, como promueve la renovaciónfilosófica y moral de sus adeptos. La facultad mediúmnica puede existir en forma independiente en lacriatura espiritista o en aquellos que ignoran los fenómenos mediúmnicos. Existen ciertos médiums que actúan en varios sectores espiritualistas pero no aceptan ningunode los postulados básicos del Espiritismo, como también existen espiritistas que son alérgicos a lassesiones mediúmnicas y sólo se interesan por el contenido filosófico de la doctrina. Muchas veces espreferible admitir los conceptos lógicos con que A. Kardec integró la codificación espirita, antes quebuscar pruebas y colegir los principios doctrinarios del Espiritismo por intermedio de algunosmédiums mañosos, tontos, anímicos y prejuiciosos, que no siempre mantienen una conducta regularen el mundo profano. El hecho de comprobarse la actuación de los espíritus en cualquier tipo de trabajo mediúmnico, 25
  26. 26. Ramatís Mediumnismono quiere decir que allí se practique Espiritismo. La doctrina espirita se confirma en sus prácticas,cuando sus adeptos aceptan y cultivan las reglas y principios morales en el trato con la vida material,sin utilizar los dones de la facultad mediúmnica. No es suficiente que el hombre frecuente los centrosespiritistas, que escuche a los espíritus en palestras sobre el espíritu inmortal, solicite recetas ypases, para considerarse excelente espiritista. De la misma forma nacen los católicos y demásreligiosos, que consideran confusamente la devoción interesada y la mendicancia a los santos y pro-fetas, como si fuera su propia renovación espiritual. Es necesario que los adeptos de la doctrina espírita, antes de ser meros espectadores de lasreuniones mediúmnicas y "pedigüeños" incorregibles de los beneficios ofrecidos por el Más Allá, seintegren al cumplimiento incondicional de sus postulados morales, que por encima de todo, debenmejorar la conducta del hombre. Hay muchos espíritus egresados del Catolicismo, antiguos y ociososfrecuentadores de misas, novenas y viciados en las comuniones, que después de afiliarse alEspiritismo, conservan la idiosincrasia y displicencia anterior para cumplir con sus deberes. A pesar de encontrarse muy impresionados por la fenomenología mediúmnica, todavía no sehallan a gusto con la doctrina, y continúan extrañados espiritualmente sin ajustarse a las enseñanzasque objetivan a la brevedad, la integración del hombre al reino del Cristo. Apáticos a la misiónredentora del Espiritismo, algunos ex católicos que recién se incorporan a la siembra, subliman susantiguas devociones y ruegos, viciándose con el pase que "siempre hace bien" o la recetamediúmnica, que debe atender desde la afección del brazo, hasta la hepatitis provocada por el abusode los condimentos y alcoholes. Estos se equivocan con respecto al sentido exacto del Espiritismo,como doctrina de redención espiritual, donde los neófitos requieren la atención de los fatigadostrabajadores del Espacio, para que les solucionen las enemistades domésticas o corrijan a losparientes que viven desajustados de los caminos espirituales. El espirita, como decía Allan Kardec, "se conoce por la modificación moral que efectúa a travésde todos los días". De no ser así, bastaría la presencia constante de sus simpatizantes a los centrosespiritistas, la utilización indiscriminada del servicio mediúmnico, para caracterizarse como unverdadero espirita. Con esa forma de pensar y obrar, también se podría instituir "la cartera depuntualidad y frecuencia", a semejanza de las escuelas, graduándose el espiritista conforme sea supresencia a las reuniones y a la mayor cantidad de pases y recetas que pudieran solicitar a losmédiums, exactamente a lo que sucede en la Iglesia Católica, donde la prodigalidad de confesiones,misas y comuniones, gradúan al buen católico. Pregunta: Si todos somos médiums, y diferimos solamente por la sensibilidad medianímica,¿cómo podríamos ubicar a quienes deben desenvolver sus facultades bajo la técnica espirita? Ramatís: Las personas que demuestran su facultad en forma ostensiva, donde se percibeclaramente el fenómeno "incomún", algo que les domina la mente, la voluntad o padecen de pertur-baciones psíquicas, son seres necesitados de un desarrollo mediúmnico disciplinado y bajo el controlde personas muy experimentadas. Conforme explicamos anteriormente, son espíritus que reencarnan comprometidos con la"mediumnidad de prueba" y tienen severas obligaciones kármicas a causa de sus iniquidades come-tidas en el pasado. Esos espíritus son agraciados por la bondad de los Mentores a través de lahipersensibilidad de su periespíritu y de la intervención de los, técnicos siderales, reencarnando conla "gracia prematura" de participar en un servicio extra, pero obligatorio en el mundo físico, que lesdespierta la sensibilidad hacia los objetivos espirituales. Tanto los hombres cultos e ignorantes, ricos o pobres que sufran la insidiosa perturbación que lesafecta el psiquismo y desequilibra los nervios, no son más que criaturas necesitadas de urgenteayuda de los trabajos espiritas, para lograr ajustarse nuevamente en su dirección psíquica yarmonizarse definitivamente con sus viejos adversarios. Algunos encarnados, cuya mediumnidad repunta súbitamente, con síntomas obsesivos, requierenlos cuidados urgentes de otro médium bien desenvuelto, pues han reencarnado con la obligaciónkármica de cambiar las convicciones infantiles o ateístas de su familia carnal. Al ser responsables enel pasado por acontecimientos morales, que llevaron a algunos seres a la desesperación, la locura, o 26
  27. 27. Ramatís Mediumnismoel suicidio, están obligados a soportar las pruebas de la obsesión y curar posteriormente, a fin demodificar las convicciones de su parentela, que generalmente fueron sus víctimas. Aunque todos los hombres más o menos son influenciados por los espíritus desencarnados, nodebéis olvidar que también existen espíritus buenos, dedicados a benefactores que actúan con todoslos que en la vida física buscan su rehabilitación espiritual. También es necesario que el hombre serenueve constantemente en la estructura de sus pensamientos y manifestaciones de sussentimientos, debiéndose introducir, tanto como le fuera posible, en el curso superior de la vidaespiritual. Los que desean liberarse de las entidades opresoras de las sombras, no deberándescuidar su reajuste moral, el estudio superior y su control emotivo y mental, sobre sus deseosinferiores y pasiones violentas. 27

×