RAMATIS  Mediumnismo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

RAMATIS Mediumnismo

on

  • 2,628 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,628
Views on SlideShare
2,424
Embed Views
204

Actions

Likes
0
Downloads
69
Comments
0

13 Embeds 204

http://escuelaramatis.blogspot.com 72
http://www.slideshare.net 45
http://escuelaramatis.blogspot.com.ar 35
http://escuelaramatis.blogspot.mx 20
http://escuelaramatis.blogspot.com.es 16
http://escuelaramtis2012.blogspot.com.ar 6
http://escuelaramtis2012.blogspot.com 4
url_unknown 1
http://escuelaramatis2.blogspot.com.ar 1
http://escuelaramatis2.blogspot.com.es 1
http://escuelaramtis2012.blogspot.com.es 1
http://escuelaramtis2012.blogspot.mx 1
http://escuelaramatis2.blogspot.com 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

RAMATIS  Mediumnismo RAMATIS Mediumnismo Document Transcript

  • Ramatís Mediumnismo Mediumnismo Ramatís Psicografiada por: Dr. Hercilio Maes 1
  • Ramatís Mediumnismo CURITIBA, BRASIL Traducida del portugués por MANUEL VALVERDE QUINTA EDICIÓN EDITORIAL KIER S.A. Av. Santa Fe 1260 1059 Buenos Aires Título original en portugués: Mediunismo Ediciones en español: Editorial Kier S.A.; Buenos Aires años: 1968 - 1973 -1976 -1985 - 1993 Tapa: Baldessart LIBRO DE EDICIÓN ARGENTINA I.S.B.N.: 950-17-1326-1 Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 e 1993 by Editorial Kier, S.A.; Buenos Aires Impreso en la Argentina Printed in Argentina 2
  • Ramatís Mediumnismo HOMENAJE A Rodolfo Dos Santos Ferreira, corazón generoso e idealizador del Hogar "Ramatís" para los niños, en Osasco, Sao Paulo. A Osvaldo Polidoro, espíritu incansable y escritor fecundo, que enriqueció la bibliografía espirita, con su admirable conjunto de obras de alto relieve espiritual. HERCILIO MAES. Curitiba, 20 de agosto de 1960 3
  • Ramatís Mediumnismo EN EL CAMPO DE LA MEDIUMNIDAD Capitulo extraído de la obra Coletanea Do Alem, dictada por Andrés Luiz al médium Francisco Cándido Xavier. Editada por la Librería Allan Kardec (LAKE), San Pablo, Brasil. El cerebro físico es un aparato de complicada estructura. Está formado por células emisoras yreceptoras que actúan en los diversos centros mentales, reguladores de la vida orgánica. Dentro de élse acumulan poderosas corrientes magnéticas que fluctúan sobre el líquido cerebro espinal, como sifueran los engranajes de un motor, embebidos en aceite adecuado, produciendo vibracioneseléctricas con frecuencia de diez a veinte por segundo. Desde ahí parten infinidad de órdenes,dirigidas al sistema nervioso, al sistema endocrino y a los demás órganos. El cerebro, tal como se conoce en la Tierra, representa la parte visible del centro periespiritual dela mente, imponderable para la ciencia común, en donde se produce la elaboración del pensamiento,que escapa a los conceptos humanos. Hacemos estas referencias para resaltar la necesidad de cooperación por parte del servidormediúmnico para efectuar el intercambio entre los dos planos —visible e invisible—. La tesis delanimismo, no obstante ser respetable por las excelentes intenciones que la inspiran, muchas vecesamedrenta a los compañeros que se ven obligados a exponer testimonios en el servicio del ministeriode la verdad y el bien. Los investigadores exigentes no favorecen al esfuerzo que realizan losmédiums bien intencionados y, en la mayoría de los casos, les destruyen los gérmenes de la buenavoluntad y realización con sus exigencias particulares, en base a los detalles pequeños de lagramática y la adivinación. La organización mediúmnica, como todas las creaciones elevadas, no seimprovisa en el camino de la vida. El médium no es una inteligencia o una conciencia anulada en lasexteriorizaciones fenoménicas de la comunicación entre las dos esferas. Aún en el llamado sonam-bulismo puro, en el trance completo y en la hipnosis más profunda, su colaboración será manifiesta eindispensable. La energía de la lejana usina, precisa del filamento de la lámpara para manifestarse yproducir luz y calor. El artista, para ejecutar una melodía perfecta, necesita de las cuerdas buenas ybien afinadas, que le presten concurso para la demostración musical. El mensaje del cantor, o delpolítico, requiere el aparato de recepción para ser escuchado a la distancia, el que posee loselementos especializados. El violín necesita mucha experiencia y cuidado en su elaboración, y elreceptor radiofónico, una gran cantidad de piezas eléctricas para atender a los fines para que fuecreado. Si en semejantes servicios de transmisión, a base de materia común, existen imperativostécnicos y de organización, ¿cómo se podrá improvisar un mecanismo mediúmnico, a base demateria viva, asociada a los elementos espirituales, imponderables para la ciencia humana, queademás exige una férrea voluntad en los valores de la cooperación? Orientar la mediumnidad es una obra digna de esfuerzo, aliado a la perseverancia a través delespacio y el tiempo. El habitante de una esfera extraña necesita valerse de los recursos que le ofrece el cooperador,identificado con el círculo donde pretende hacerse escuchar. Es una imposición vulgar en lasrelaciones comunes de los países terrenos, de cultura diversa. El brasileño que es portador de ciertomensaje para Inglaterra, y no haya tenido contactos anteriores con la vida británica, de ningún modoprescindirá del intérprete, y éste, para cumplir su tarea, deberá prepararse debidamente. Adaptarseuna entidad desencarnada al cerebro, sistema nervioso y núcleos glandulares del compañeroencarnado, como hacer ajustes biológicos y eliminar resistencias celulares, sin mencionar losprocesos mentales inaccesibles a la comprensión actual de los fenómenos, no es operaciónmatemática que se efectúa a través de cálculos hechos en un instante. Se organiza pacientemente, 4
  • Ramatís Mediumnismoexigiendo el adecuado concurso y dedicación por parte de los amigos que sirven desinteresadamentedesde la superficie planetaria. Y, así aclarado este aspecto, invitamos a los colaboradores sinceros del espiritismo evangélico adedicar mayor atención a la llamada "mediumnidad consciente", donde el intermediario es compelidoa guardar sus verdaderas nociones de responsabilidad con el deber por cumplir. Cultive cadatrabajador su campo de meditación, eduque la mente indisciplinada y enriquezca sus propios valoresen los dominios del conocimiento, multiplicando las afinidades con la esfera superior, y observará laextensión de los tesoros de servicios que podrá accionar en beneficio de sus hermanos y de símismo. Ninguno debe engañarse con relación al mecanismo absoluto en materia de mediumnidad.Todo intérprete de la espiritualidad, conciente o no, en el transcurso de los procesos psíquicos, estáobligado a cooperar, ofreciendo algo de sí mismo, según las características que le son peculiares,porque si bien existen facultades semejantes, no encontraremos dos mediumnidades exactamenteiguales. Recordamos que no estamos empeñados en las realizaciones exteriores, donde la forma debesacrificar la esencia, y la letra" asfixie al "espíritu", y sí en la construcción de un mundo mejor,identificado con la experiencia que brinda la vida eterna. Tenga cada colaborador del Espiritismocristiano la conciencia, la responsabilidad y el espíritu de servicio, cual riqueza celestial, que esnecesario valorizar y multiplicar. No olvidemos que, según dicen las profecías, por medio de loscanales mediúmnicos, el Señor está derramando su Luz sobre la carne, pero que es preciso purificarel vehículo carnal y enriquecer la mente, para que el hombre sea, de hecho, el intérprete fiel de la LuzDivina. 5
  • Ramatís Mediumnismo ALGUNAS PALABRAS DEL MÉDIUM Apreciado lector: Aunque parezca innecesario y cansador cualquier consideración preliminar sobre el contenido dela presente obra de Ramatís intitulada Mediumnismo, que abarca con especialidad los diversosaspectos del ejercicio de la mediumnidad, bajo el patrocinio de la doctrina espirita, tengo la obligaciónmoral de explicar que los errores que se encuentran en este trabajo, se deben a mi exclusivapersonalidad. Aún son raros de encontrar los médiums similares a un Francisco Cándido Xavier, que puedanrecepcionar con éxito el pensamiento de los desencarnados para verterlo en el ambiente material.Todavía se hace más difícil, cuando las comunicaciones pertenecen a los espíritus de categoría, cuyavibración ultrapasa nuestra frecuencia psíquica común. Mediumnismo se asemeja a las otras obras de Ramatís en lo tocante a su elaboración, pues fueestructurada en base a preguntas y respuestas. A medida que surgían las dudas a causa de lasrespuestas anteriores de Ramatís, hacíamos nuevas indagaciones, incorporando a la obra nuevosvalores de aspectos interesantes. Todo lo preguntado sobre mediumnidad fue respondido satisfactoriamente por el espíritu deRamatís, y si algo de interés no fue insertado, no cabe la culpa al espíritu consultado, pero si al olvidoo falta de práctica del médium, que hizo las indagaciones. Como sucedió en otras ocasiones, lossimpatizantes de esta obra tal vez resuelvan hacer nuevas consultas sobre la mediumnidad, siendoposible la versión de nuevos conceptos, quedando así sub-sanadas las omisiones actuales. Conrespecto a ciertos puntos de la mediumnidad que suelen crear controversias que exigenesclarecimientos minuciosos, Ramatís respondió con otras respuestas, pero sirviéndose de otrovocabulario. De esa forma procuró avivar la memoria del lector sobre los aspectos que debenconocerse con más detalles y que, a su vez, sea favorecida la interpretación sobre el compromiso dela mediumnidad. Habíamos cerrado el último capítulo de la presente obra, cuando uno de los componentes denuestro grupo de trabajo mediúmnico solicitó a Ramatís que le hiciera el favor de citar algunostratados en idioma brasileño-portugués para orientar con más precisión al desenvolvimientomediúmnico y enseñar los métodos sensatos y provechosos para los futuros candidatos a médiums.Ramatís hizo notar que la bibliografía sobre ese tópico es prolífera en el Brasil y otros países, ycumplen su objetivo ampliamente para explicar las relaciones mediúmnicas entre los vivos y los muer-tos, pero aun así nos. indicó algunas obras que consideró más apropiadas para ayudar aldesenvolvimiento mediúmnico conforme a los preceptos de la doctrina espirita. Con el interés de facilitar la adquisición de las obras citadas, para aquellos que todavía no lasconocen, especificamos los autores, encarnados o desencarnados, y las editoriales que las editaron: EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO, de Allan Kardec. Edición KIER. EL LIBRO DE LOS ESPÍRITUS, de Allan Kardec. Edición KIER. EL LIBRO DE LOS MÉDIUMS, de Allan Kardec.Edición KIER. EN LOS DOMINIOS DE LA MEDIUMNIDAD, de Andrés Luiz. Médium: Francisco Cándido Xavier. Ediciónbrasileña. Editó Federación Espirita Brasileña. MEDIUMNIDAD, de Edgar Armond. Edición Librería Allan Kardec (LAXE). TRABAJOS PRÁCTICOS DEL ESPIRITISMO, de Edgar Armond. Edición Librería Allan Kardec (LAKE). PONTOS DE LA ESCUELA DE MÉDIUMS. Editado por la Federación Espirita del Estado de San Pablo. PASES Y CURAS ESPIRITUALES, de Wenefledo de Toledo. Edición de la Librería del Pensamiento. 6
  • Ramatís Mediumnismo MANUAL DEL DIRECTOR DE SESIONES ESPIRITISTAS, de Manso Vieira y B. Godoy Paiva. (Traducido alcastellano por M. Valverde.) Editorial Allan Kardec. Colección Amalia Nº 3. MEDIUMNIDAD SIN LÁGRIMAS, de Eliseu Rigonattí. Edición Librería Allan Kardec (LAKE). HERCILIO MAES. Curitiba, 20 de agosto de 1960. 7
  • Ramatís Mediumnismo PREÁMBULO Mis hermanos y amigos: AI entregaros esta obra que denominamos con buen sentido Mediumnismo, también dejamosatrás una etapa más del programa sideral, cuya responsabilidad asumimos junto a nuestros mayorescuando nos ofrecimos para cooperar en el progreso espiritual de algunos espíritus encarnados en laTierra. Merced a la bondad del Creador, gozamos jubilosamente al verificar que hemos atraído lasimpatía de quienes se interesaron por el contenido sencillo de nuestros mensajes mediúmnicos.Comprobamos también que modificaron algo su antiguo modo de vivir y adoptaron principiosevangélicos en sus vidas, alcanzando una frecuencia espiritual más elevada, apresurando surenovación, y que más tarde serán elegidos para morar en los planos paradisíacos. Reconocemos la imposibilidad de agradar a todos los que toman contacto con nosotros, tampocoposeemos vanidades mesiánicas, ni pretendemos distinciones especiales en medio de las co-munidades siderales. Nos alegramos considerablemente por la oportunidad de cooperar en lostrabajos de esclarecimiento espiritual y de socorro fraterno, que lo Alto realiza en favor de las almasque pertenecen a la escuela benefactora en los planos materiales. Comprendemos la necesidad demantenernos por encima de los preconceptos y equívocos humanos, extendiendo nuestro afectoespiritual a todos los hombres, a pesar de la posible mala impresión que nuestros mensajesmediúmnicos puedan causar a los espíritus ortodoxos en sus creencias. Ojalá que, al servirnos de laorganización mediúmnica que nos transfiere el pensamiento hacia la materia, podamos correspondera la inmerecida confianza de aquellos que nos permitieron participar en el bendecido servicio delBien. Realizamos así este modesto esfuerzo en el sentido de ayudar, en todo lo posible, a la liberaciónespiritual de nuestros hermanos encarnados, presentando un trabajo exceptuado de los pruritoscientíficos, apreciaciones filosóficas destructivas de las mentalidades intoxicadas por el sentidoacadémico del mundo y de los conceptos dogmáticos; formulamos una sincera invitación espiritual alos hombres de buena voluntad para que a la brevedad se interesen por ingresar al reino amoroso delCristo. Aunque la vida física sea una escuela de elevado mérito, que proporcione al espíritu sumergidoen la carne transitoria el desenvolvimiento de su conciencia, la realidad es que las Fortísimas raícesadquiridas por el instinto animal retardan al hombre por mucho tiempo bajo la capa del sufrimientoredentor. El dolor en la vida material, casi siempre resulta ser el corolario inmediato de los placeresdescontrolados. Por eso debemos reconocer la importancia indiscutible del curso experimental de la vida terrena,resaltando la valiosa oportunidad que significa ayudar a despertar la centella sideral emanada delCreador y situada en la carne humana, causa por la que insistimos en la necesidad de que el hombreaprenda su lección espiritual con cierta urgencia, para liberarse lo más pronto posible de las formasesclavizantes de la materia. No obstante ese beneficio prestado por la carne al alma en suaprendizaje angélico, es implacable en su acción atávica y bastante difícil para desatarlo de suscadenas milenarias. Si el estado angélico es la condición definitiva que Dios estatuyó para todos loshijos creados por su Conciencia Cósmica, es justo que el espíritu se sirva eficientemente de loslaboratorios planetarios que le facilitan las pruebas redentoras; pero debe ser sensato y trabajareficientemente para lograr su ventura, a la que tanto e indiscutible derecho tiene. Reconocemos que algunas criaturas encadenadas a las pasiones deletéreas de la carne, seangustian cuando comprueban que en nuestros mensajes condenamos la negligencia espiritual delhombre. Nuestro proceder no tiene interés en condenar solamente las flaquezas naturales de la vidahumana, ni tampoco excomulgar a nuestros hermanos encarnados por sus equivocaciones. Enverdad, todos viven en la carne las mismas experiencias y equívocos que nosotros también debimosafrontar en innumerables existencias planetarias. 8
  • Ramatís Mediumnismo Nuestro principal objetivo es invitar insistentemente, con elevado espíritu de fraternidad, a losencarnados, para que despierten de su negligencia tan común en su peregrinar por los caminosterrenales; que aceleren sus pasos, pues están próximos a la ventura eterna de la vida angelical. Enrealidad, constantemente nos hemos referido a los inconvenientes que les esperan a los espíritus quese demoran, por sus ataduras a la hoguera de las pasiones devoradoras y pecaminosas del mundode la carne; pero también les anunciamos las perspectivas sublimes y el panorama paradisíaco quealcanzan las almas sufrientes después de su liberación del compromiso redentor del cuerpo físico.Con mucha razón deberíamos ser condenados a la repulsa pública, si en detrimento de las virtudesangélicas del espíritu inmortal, prefiriésemos exaltar los vicios y pasiones pecaminosas que se agitanbajo el combustible ofrecido por las energías del instinto animal. Mediumnismo es un simple trabajo ofrecido por nuestra cooperación espiritual por víamediúmnica, mientras rogamos a Dios que nos permita encender la llama de la vida inmortal enalgunos corazones que aún están torturados por las vicisitudes y dolores de la vida material.Realizamos nuestros mejores esfuerzos para contribuir en forma provechosa, junto a los médiumsconfusos e indecisos, que vacilan en tomar la ruta efectiva para emprender su desenvolvimientomediúmnico. Es obvio que no tenemos la presunción de acrecentar con cualquier novedad las obrasfundamentales de Allan Kardec que los espíritus le dictaron sobre la mediumnidad; de la misma formareconocemos que existen muchas y acreditadas obras en el género, realizadas por encarnadosestudiosos de la fenomenología mediúmnica, que superan estas simples exposiciones de nuestrohaber espiritual. Sirviéndonos del médium que nos recepciona el pensamiento, hemos procuradoatender las diversas indagaciones sobre el complejo y sublime problema de la mediumnidad, exaltán-dola como la tarea espiritual que debe ejercerse con excesivo celo moral y alejada de los interesesmercenarios y de las vanidades humanas. Obedeciendo a la necesidad selectiva del programa elaborado por nuestros superiores, algunasveces fuimos compelidos a destacar los ángulos sombríos de la práctica mediúmnica, sobre la im-prudencia, el interés mercenario y la capciosidad de ciertos médiums. Procedimos de esa forma paradistinguir a los que merecen la confianza de lo Alto y que prestan un valioso y dedicado servicio alprójimo. En algunas de nuestras consideraciones existe un tono de censura hacia los médiumsprejuiciosos, que sienten extraño placer por querer conservarse en la misma ignorancia de cuando seiniciaron en su desenvolvimiento. Y no debe olvidarse que el éxito del mandato mediúmnico y sutransparencia espiritual exige a sus intérpretes, además de su evolución moral, que despierten sudirección mental y mejoren" su intelecto. Advertimos a todos los médiums que el éxito del servicio mediúmnico depende mucho de larenuncia, desinterés, humildad y ternura de sus mediadores, desechando cualquier manifestación detipo espectacular que opaca los sentidos físicos, y que de ningún modo convierte al espíritu hacia elBien. Aunque no hayamos podido alinear conceptos espiríticos más avanzados que los consignadospor Allan Kardec en sus obras doctrinarias, nos sentiremos bastante compensados si a través deestos simples mensajes se pudiera comprender el sentido liberador del Espiritismo y la funciónredentora de la mediumnidad. Al término de este breve preámbulo rendimos nuestro homenaje de simpatía y admiración a AllanKardec, espíritu sensato y heroico, que renunció a su propia tranquilidad e intereses del mundo físicopara servir benefactoramente a la humanidad terrena. Considerando que la doctrina espirita es la reaparición del Cristianismo en toda su purezaIniciática y simplicidad conmovedora, los médiums que se disponen a servirle bajo su égida doctri-naria también precisan cumplir su mandato espiritual en el siglo atómico, como nuevos apóstoles,pregonando la inmortalidad del espíritu. RAMATÍS. Curitiba, 21 de abril de 1960. 9
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO I CONSIDERACIONES SOBRE EL "LIBRO DE LOS MÉDIUMS" Pregunta: Para comenzar, gustaríamos que nos indicaseis qué método es más eficiente paraalcanzar éxitos en él desenvolvimiento mediúmnico, o qué proceso es más aconsejable para educaral candidato a médium. Ramatís: Así como al futuro profesional le compete primero estudiar las bases primarias paraaprender el alfabeto que más tarde le servirá para proseguir con los estudios complejos de la cátedrauniversitaria, el médium precisa comenzar su desenvolvimiento mediúmnico orientado por laslecciones básicas de la doctrina espirita. El hombre puede llegar a ser ingeniero, abogado, médico omagistrado, pero no puede eludir la alfabetización. Actualmente, a medida que el mundo terreno progresa, su humanidad también ingresa en loscursos educativos, que comúnmente se utilizan para ejercer las profesiones más simples, causa éstaque permite multiplicar y popularizar los tratados científicos y los compendios técnicos. Hoy seestudian y consolidan reglas y leyes basadas en las lejanas experimentaciones del pasado, gra-duando disciplinadamente los estudios más variados, y a su vez facilita el derrotero educativo de losestudiosos. Foco a poco se eliminan las indecisiones, equívocos, trastornos y sorpresas comunes alas tentativas empíricas y propias de las experimentaciones sin métodos seguros. En consecuencia las iniciativas culturales, cursos científicos y conocimientos técnicos modernosson tratados en lenguaje accesible a todas las mentes estudiosas y aceleran el progreso de la hu-manidad terrena, porque reducen la pérdida de tiempo empleado en el empirismo desordenado.Proliferan, entonces, las academias destinadas a oficializar los trabajos humanos, pues diploman alas costureras, peluqueros, fabricantes de varias industrias, pedicuros y decenas de técnicos de lasmás variadas profesiones. Es evidente que si la facultad mediúmnica está destinada para objetivossublimes, también es más compleja e importante que las profesiones comunes del mundo, debiendodedicarse con esmero y cariño por parte de sus cultores. En ese perfeccionamiento mediúmnico están en juego las elevadas enseñanzas de la vidaevangélica, y su finalidad es proporcionar al hombre a la brevedad posible su liberación espiritual.Todo éxito depende muchísimo de las condiciones morales y conocimientos del médium, que debeapartarse de todo asunto que lo induzca al ridículo, a la censura o al sarcasmo sobre la doctrinaespirita. El médium bien desenvuelto, en la acepción de la palabra, es el fruto de largasexperimentaciones en favor del prójimo; sólo el servicio desinteresado, la imaginación disciplinada, elequilibrio emotivo y moral es el que garantizará el trabajo en sus comunicaciones con lo Alto. El desenvolvimiento mediúmnico correcto, supervisado por gente sensata y experimentada,garantizará los trabajos provechosos y evitará las espinas de las decepciones prematuras o eldesencanto de las tareas fracasadas. Aunque alguien se deja atraer por las manifestaciones yescenas raras que impresionan a los legos en los fenómenos mediúmnicos, el intercambiosatisfactorio y provechoso con el Más Allá requiere disciplina semejante a la exigida en los cursosprofesionales del mundo profano. Sería absurdo que alguien pretendiera ser candidato a un curso profesional habiéndose negado ala alfabetización primaria o intentara alcanzar su objetivo superior por medio de tentativas empíricas yexperimentaciones confusas, como también es absurdo que el candidato y necesitado deldesenvolvimiento mediúmnico espirita, despreciara las reglas y normas fundamentales del Libro delos médiums, en donde Allan Kardec definió positivamente las prácticas correctas de la mediumnidad. Si no confiáis en quien dice tener un diploma profesional sin antes haber hecho el curso primario,tampoco podéis confiar en la capacidad, seguridad y entendimiento de cualquier médium que ignorelos principios más elementales sobre la mediumnidad, expuesto en el Libro de los médiums. Muchomás importantes y peligrosas que las relaciones profesionales en la Tierra son los contactos entre losvivos y los muertos, pues el médium no puede prescindir de un curso seguro para sudesenvolvimiento, tal como lo estableció Allan Kardec en sus obras fundamentales. 10
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: Conocemos algunos colegas que se consideran "buenos médiums" y además sonseguros en sus trabajos mediúmnicos, pero afirman que jamás han leído una sola página del Libro delos médiums, ni consultaron los libros que compuso Allan Kardec. ¿Qué nos decís al respecto? Ramatís: En cuanto a que haya médiums buenos y seguros e ignoren las obras de Allan Kardec,no tenemos dudas, pues el Catolicismo, el Protestantismo, la Teosofía, el Esoterismo, el Budismo, elIslamismo, el Induismo y el Judaísmo, como las instituciones Rosa-Cruz y otras asociacionesiniciáticas, contaron con magníficos médiums de elevado criterio espiritual, pero ajenos a lospostulados espiritas. El Espiritismo es el conjunto de leyes morales que disciplinan las relaciones del"mediumnismo" entre el plano visible e invisible y coordina el progreso espiritual de sus adeptos. Elfenómeno mediúmnico se comprobó antes de codificarse la doctrina espirita y actúa en formaindependiente. Sin embargo, debéis distinguir, pues el mediumnismo es una manifestación que puedepresentarse ajena a todas las doctrinas y creencias; es una facultad, y el Espiritismo es "doctrina"moral y filosófica codificada por Allan Kardec, con la elevada finalidad de liberar a los hombres de losdogmas asfixiantes y de las pasiones esclavizantes. La literatura mediúmnica que proviene de las diversas fuentes religiosas y doctrinarias es pródigay podéis comprobar la cantidad de sensitivos que reciben mensajes de este plano, aunque no operenbajo la inspiración del Espiritismo codificado por Allan Kardec. Por lo tanto, en forma independiente de la codificación kardecista, fueron recibidos del Espaciolas importantes Cartas de meditación y la obra Luz del alma, dictadas por el instructor tibetano a AliceBailey; las misivas de escritura directa a Helena P. Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica, delos Maestros Moria y K.H.; las Cartas del otro mundo, dictadas a Elza Barker por un magistradoinglés; las comunicaciones intituladas Treinta años entre los muertos, por la facultad de la señoraWicklan; la Luz en el camino a Mabel Collins, inspirada por los mentores yogas; el magnífico poemaA los pies del maestro, inspirado al joven Krishnamurti; La vida en los mundos invisibles, dictada pormonseñor Robert Hugs Benson a Anthony Borgia; los Mensajes del padre Marchal, a Ana de G.; Lavida más allá del velo, al pastor protestante reverendo G. Vale Owen, de su progenitora. Las inéditasexperiencias de Eduardo Van Der Naillen entre los mayas —que ignoraban el Espiritismo— dieronorigen a El gran mensaje, obra admirable como repositorio de conocimientos sobre el Más Allá. Elobispo anglicano C. H. Leadbeater, uno de los luminares de la Sociedad Teosófica, que revelópoderosas facultades de clarividencia y escribió instructivas obras de esclarecimiento espiritual, sinhaber tenido contacto con el Espiritismo doctrinario de Kardec. En vuestro siglo, ajeno al área espirita, Pietro Ubaldi os entregó La grande síntesis, obraextraordinaria y de inspiración mediúmnica dictada por una sublime entidad sideral; y Rosalía de laTorre compuso mediúmnicamente Arpas Eternas, de la autoridad espiritual Hilarión del Monte Nebo,destacado iniciado sideral. Los profetas eran médiums poderosos: Jonás, Isaías, Jeremías, Ezequiel,Daniel, Naum, Samuel, Job, Habacuc y otros más, iluminaban los relatos bíblicos con sus poderesmediúmnicos; Moisés hipnotizó a la serpiente y la transformó en bastón, haciéndola revivir, mástarde, delante del faraón sorprendido. Sabía extraer ectoplasma a la luz del día, practicabalevitaciones, transportes y producía llagas en el cuerpo físico, curándolas rápidamente. Realizó lamás asombrosa hipnosis de la historia, usó al pueblo egipcio como "sujeto" haciéndole ver el río Nilosaturado de sangre; actuaba en las fuerzas vivas de la naturaleza, pues conocía el proceso de magiasobre las salamandras, esparciendo fuego a su alrededor, rodeándose de "zarzas ardientes",poniendo en fuga a los soldados escogidos para matarlo. En la esfera católica Teresita veía al Sublime Señor nimbado de Luz; Antonio de Padua setransportaba de Portugal a España para salvar a su padre inocente; Don Bosco, en trancepsicométrico reveía a Jesús en su infancia, o profetizaba sobre el futuro, inclusive las realizacionesactuales sobre vuestro país (Brasil)*; Vicente de Paul curaba úlceras con la simple imposición de lasmanos, y San Roque curaba la lepra a fuerza de oraciones. * La profecía de Don Bosco se publicó en la obra "O Brasil y Suas Riquezas" de WaldomiroPotsch, 30» edición, editada por la Fundación Herculano Xavier Potsch, Río de Janeiro. 11
  • Ramatís Mediumnismo Teresa Neumman, en vuestro siglo, presenta los estigmas de la crucifixión, y algunos sacerdotescatólicos se vuelven curanderos milagrosos bajo la terapéutica de las bendiciones. En la India, SriRama Maharsi y Nirmala Devi entran en Samadhi integrándose a la Conciencia Crística, en goceinefable y totalmente ajenos a la técnica espirita. Lahiri Mahasaya se levitaba delante de la esposa, laque se arrodillaba estática, y Babaji, el Yogi Cristo de la India, materializaba, curaba y resucitabarevelando los más altos poderes mediúmnicos; Buda fue una antena viva ligada a lo Alto, vertiendopara el Asia el elevado Mensaje Espiritual; Ramakrishna, a través de la Biblia de la Naturalezareproducía a sus discípulos los profundos pensamientos transmitidos por los maestrosdesencarnados. Lutero, Juan Huss, Prentice Mulford, Savonarola, Sócrates, Pitágoras, Apolonio leTyana, etc., revelaban distinguidas facultades mediúmnicas mucho antes que Allan Kardecestableciera el derrotero por medio del Libro de los médiums y el Libro de los espíritus. Todos esosseres tradicionales de la historia religiosa, en la acepción del vocablo, fueron médiums aunque ellosmismos lo ignoraban. Esos inolvidables trabajadores de la Verdad no se ufanaban por ser "buenosmédiums"; fue el servicio cristiano, consagrado por la Historia, el que los clasificó así. En consecuencia, creemos un tanto precario el juzgar como causa propia dicho aspecto, comoquien se jacta de ser "un buen médium", pero que desconoce la disciplina del desenvolvimientopreconizado por Allan Kardec, y sobre todo mucho antes de presentar un trabajo convincente en laesfera espiritualista. El médium que realmente tiene propósitos serios y pretende un desenvolvimientotécnico y disciplinado, que aspira a realizar servicios cristianos en la siembra espiritual, puede ignorarel método experimental de Kardec o subestimarlo si lo creyera conveniente, pero de modo alguno selibrará de las confusiones propias de los experimentos empíricos. Pregunta: Vuestro decir nos sorprende un poco, pero escuchamos a ciertos médiums, quejustifican su ignorancia sobre el Libro de los médiums o cualquier tipo de obra mediúmnica, alegandoque sus "guías" le suplen tal actitud. Dicen que esos guías evitan que se les fortalezca el animismo,que sería muy intenso a causa de la asociación de ideas por los autores leídos. Esos médiums sonadeptos a un desenvolvimiento mediúmnico espontáneo, afirmando que se liberan de cualquieracondicionamiento literario y métodos doctrinarios que puedan restringirles la libre eclosión de lafacultad en florecimiento. ¿Qué nos decís? Ramatís: Es verdad, tales médiums pretenden justificar su prejuicio mental o alergia hacia elestudio de la doctrina espirita. No vemos una razón sensata que pueda sancionar tales disparates.Vosotros sabéis que de "este lado" muchas veces se dan consejos y orientaciones maquiavélicas porparte de los pseudos guías que acostumbran a sembrar incongruencias y excitan las necedades entrelos médiums adversos a la disciplina espiritual. Aunque la facultad mediúmnica sea espontánea en su esencia, su desenvolvimiento debeencuadrarse en rigurosos procedimientos y experimentaciones, liberándolo de las prácticas y ritua-lismos ridículos, como de los inconvenientes que sean censurables. No hay dudas que existenmédiums de excelente estirpe espiritual, que alcanzan su desenvolvimiento mediúmnico exceptuadosde las experiencias aflictivas y alejadas de los desengaños ocasionados por la interferencia capciosade los desencarnados. Cuando sucede así se trata de criaturas acreditadas y están bajo la protecciónexcepcional del Más Allá, porque su trabajo de médium es "menos prueba" y más incumbenciasuperior. Bajo cualquier hipótesis, los espíritus benefactores del área espirita prefieren comunicarse através de los médiums que se desenvolvieron y orientaron por las normas expuestas en el Libro delos médiums, que es el admirable repositorio de reglas sensatas y advertencias saludables,concretadas después de una abundante experimentación mediúmnica. Es una obra que puedecontribuir al progreso del candidato a médium, distanciándolo de las decepciones y pérdidas detiempo, como es natural en el desarrollo empírico y sin experiencia. Kardec estudió profundamente las características psicológicas de los médiums y los clasificóconforme al tipo de su facultad inicial, disciplinándole la imaginación exacerbada por las comu-nicaciones incipientes. Las organizó en grupos afines y les graduó la capacidad de realización,seleccionó a los médiums positivos, calmos, seguros, devotos, coherentes y modestos de aquellos 12
  • Ramatís Mediumnismoque son improductivos, lacónicos, nerviosos, inseguros, vanidosos o prejuiciosos. Creemos que no guarda relación que los médiums incipientes se introduzcan en la florestaespesa de las contradicciones mediúmnicas, cuando las flores del buen mediumnismo aparecen almargen de los extensos caminos, que ilustran los compendios espiritas. Esos médiums sólo atiendencon propiedad al imperativo intrínseco de su mediumnidad en crecimiento, sin aliarlo al contenidodoctrinario y moral del Espiritismo. Es la simpatía o la conveniencia espiritual de sus tipos psíquicos elque los hace emprender el desenvolvimiento en ambientes con características diferentes a las reglasque dictó específicamente Kardec junto a la mesa espirítica. Es lo que sucede en los terreiros de laUmbanda, pues desenvuelven a sus médiums bajo una técnica exclusiva, inherente al fenómenomediúmnico, despreocupándose totalmente de relacionarse con cualquier tipo de disciplinadoctrinaria consagrada a través del tiempo. También han de contrariar la pureza del lenguaje espirita aquellos que se colocan bajo laprotección o simpatía del Espiritismo, pero que desprecian las bases del desenvolvimiento me-diúmnico enseñado por el Libro de los médiums. Sería una perfecta tontería, que los científicosterrenos, después de tantos sacrificios y experimentaciones para alcanzar las proporciones yelementos químicos que se combinan para formar las sustancias útiles, como el agua, la sal, elazufre, el azúcar, etc., y los estudiosos modernos de química resolviesen proceder inadecuadamentea través de nuevas y fatigosas tentativas de experimentación, para terminar en las mismas fórmulasde sus antecesores. Tampoco se justifica que ciertos candidatos a médiums prefieran el desenvolvimiento mediúmnicoempírico, cuando existe el Libro de los médiums, donde la sabiduría, experiencia y la ayuda cordial deAllan Kardec apartaron de las prácticas las fórmulas inapropiadas de las creencias supersticiosas ode las escenas ridículas. Pregunta: Algunos espiritualistas, pensadores, y también algunos médiums "libres" quesubestiman el Libro de los médiums, son partidarios de la espontaneidad incondicional deldesenvolvimiento mediúmnico, alegando que el "kardecista" es un adepto a los postulados absolutosy de enseñanza anacrónica, que en la actualidad, afirman, están superados por los conceptos delespiritualismo moderno. Juzgan que el "kardecismo" es viejo y sinónimo de sectarismo intransigente.¿Qué nos decís? Ramatís: No aconsejamos la ortodoxia espirita, capaz de impermeabilizar a sus adeptos contracualquier esfuerzo ajeno y digno en el campo de la espiritualidad. El Espiritismo, conforme ma-nifestamos, no tiene por objetivo agrupar prosélitos de hierro o estimular movimientos intolerantes; esuna iniciativa liberadora de conciencia y no impone sectarismo alguno. Es el generoso fermentó queacelera el psiquismo humano e incita al hombre a liberarse rápidamente de su animalidad. Su misiónfundamental, como un catalizador divino, es modificar y exaltar las cualidades de todo cuanto puedeintervenir o influir. Es el denominador espiritual común que tasa los nobles valores de las almas,antes de ser una excrescencia sectaria que aisla a los trabajadores devotos, que pertenecen a lamisma causa del espíritu inmortal. En base a esas consideraciones veréis que es inapropiada cualquier ironía o calificación dealgunos espiritualistas faltos de conocimientos que emiten conceptos contra Allan Kardec y su co-dificación espirita. Ninguno de sus postulados hiere a otros movimientos religiosos o doctrinaespiritualista, pues fueron elaborados sobre las raíces que milenariamente entrelazan a todos losmovimientos consagrados a buscar la Verdad. Son principios tan viejos como el espíritu del hombre;están exceptuados de preconceptos de sectas o castas, orientan el curso humano hacia objetivosavanzados de la vida inmortal y superior. Las obras de A. Kardec fueron inspiradas por elevadosmentores de los destinos humanos y cotizados psicólogos siderales, conocedores indiscutibles denlasínfimas necesidades de la humanidad terrena. Son tratados accesibles al hombre común, perosuficientes para ayudarlo a su emancipación espiritual. En su trabajo redentor Kardec fue orientado por el Espíritu de Verdad, bajo cuyo pseudónimo seocultó uno de los más sabios instructores espirituales de la Tierra, el que además de ser un genialpsicólogo sideral, capacitado para descubrir los complejos recónditos del alma humana, es un 13
  • Ramatís Mediumnismoportentoso cientista que domina todos los problemas kármicos de vuestro planeta. A Allan Kardec, espíritu generoso, liberado de los absurdos religiosos y de las limitacionesdogmáticas, no se le debe responsabilizar por el fanatismo de algunos "espiritas" irascibles, into-lerantes y sectaristas. El Espiritismo no fue codificado para competir con otras religiones existentes, pues suspostulados están basados en la Causa y el Efecto del Karma y en el lógico proceso de laReencarnación, principios que están consagrados a través de los milenios por todas las filosofíasorientales, que se preocupaban por iniciar rápidamente el perfeccionamiento del hombre. El vocablo"kardecismo", bastante generalizado entre los espiritas, es la indicación apropiada para ejercer elcompromiso de la mediumnidad, exceptuada de rituales, idolatrías, ofrendas, distinciones jerárquicaso cualquier tipo de exigencias que exterioriza aquello que sólo requiere un entendimiento sencillo ycomún. Definitivamente, es la distinción correcta de un procedimiento doctrinario, pero sinmenospreciar cualquier idea o movimiento espiritualista ajeno. Las instituciones religiosas, las doctrinas espiritualistas o los estatutos políticos del mundo, nodeben ser ajusticiados por el sectarismo infeliz de sus adeptos ignorantes y sentenciosos, que hacende su creencia el basamento de desquite personal contra aquellos que no concuerdan con sus ideas.Por lo tanto, "kardecismo" no es una agrupación de hombres sustentando doctrinas o religiones anteotro grupo de hombres; es la conceptuación tradicional de un sistema de trabajo mediúmnico. En elcampo del mediumnismo es una preferencia técnica, un modo particular de trabajar en contacto conel mundo invisible. El "kardecista" es el que simpatiza con el trabajo mediúmnico de la "mesa",conforme lo preceptuó Allan Kardec para los adeptos de la doctrina espiritista. Mientras tanto, existenotros sistemas de practicar mediumnismo, tal como lo efectúa la Umbanda, el que tiende a objetivartodas las expresiones y aspectos que sus comunicantes poseían en la vida física; o las sesiones de la"mesa blanca" de los Tatwas esotéricos, donde sus afiliados se limitan a transmitir conscientementela "inspiración" que les ofrecen los familiares de su movimiento. De ese modo, no es lícito que el "kardecista" censure a cualquier movimiento ajeno que atiende elmodo peculiar de su institución, practicando un mediumnismo diferente al preconizado por elEspiritismo en su seno doctrinario. 14
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO II LA MEDIUMNIDAD Y EL CONSOLADOR PROMETIDO Pregunta: ¿Qué nexo existe entre la mediumnidad y el Consolador prometido por Jesús? Lamediumnidad en sí, ¿qué es? Ramatís: La mediumnidad es un patrimonio del espíritu, es una facultad que se engrandece en supercepción psíquica, tanto como evoluciona y se moraliza el espíritu del hombre. Es de origenesencialmente espiritual y no material, como algunos equivocados sostienen. No proviene delmetabolismo del sistema nervioso, como dicen algunos científicos terrenos, pero sí de lasinterioridades del alma, donde la mente, a semejanza de una eficiente usina, organiza y seresponsabiliza por todos los fenómenos de la vida orgánica, que se inician en la cuna física yterminan en la tumba. La mediumnidad es una facultad extraterrena e intrínsecamente espiritual; su manifestación en elcampo de las fuerzas de la vida material se vuelve un elemento receptivo de las energías sublimes yconstructivas, provenientes de las elevadas esferas de la vida angélica. Cuando se aplica bien, setransforma al contacto magnánimo de la angelitud, trabajando en favor del progreso humano.Mientras tanto, como recurso que faculta el intercambio entre los "vivos" de la Tierra y los "muertos"del Más Allá, también sirve como puente o ligazón para que los espíritus de las sombras actúen conéxito sobre el mundo material. Muchos médiums que abusan de su facultad y se entregan al serviciomercenario, exclusivamente a sus intereses particulares, no demoran en ligarse imprudentemente alas entidades malhechoras de los planos inferiores, de cuya compañía difícilmente consigan liberarse. Pregunta: Dicen ciertos médicos, estudiosos del asunto, que la mediumnidad es un "fenómenoorgánico". ¿Qué opináis sobre ese concepto? Ramatís: La mediumnidad no es el fruto de la materia transitoria, ni es causada por sensibilidadeso anomalías del sistema nervioso. Repetimos: es la manifestación característica del espíritu inmortal.Es una percepción espiritual o sensibilidad psíquica, cuya manifestación varía de una persona a otra,pues en su esencia depende del tipo psíquico o del grado espiritual del ser que la posee. Aunquetodos los hombres son originarios de la misma fuente creadora, que es Dios, se diferencian entre sí,porque son conciencias individualizadas en el Cosmos, pero que conservan sus característicasparticulares, que varían conforme a su mayor o menor edad sideral. Existe un tono espiritual propio yespecífico en cada alma, que se pone de manifiesto durante el trabajo mediúmnico. Es como la flor,que revela su perfume particular, o la lámpara que expone su luz característica. Pregunta: Conforme hemos observado, la mediumnidad se ha generalizado y recrudece entre loshombres en forma ostensiva. ¿Por qué se manifiesta ese fenómeno con particularidad en nuestrotiempo? Ramatís: Es un fenómeno resultante de la hipersensibilidad psíquica que en el presente resaltaentre los hombres, en concomitancia con el "fin de los tiempos" o el simbólico "juicio final", tantasveces profetizado. El siglo en que vivís es el período final de la "Era de la Materia", que hasta elmomento se ha regido por la belicosidad, codicia, astucia, cólera, egoísmo y crueldad, pasionespropias del instinto animal y que predomina sobre la centella espiritual. Os encontráis en los umbralesde la "Era del Espíritu", en donde la humanidad ha de sentirse impulsada hacia el estudio y el cultivode los bienes de la vida eterna, con acentuado deseo de solucionar los problemas de origenespiritual. Las comprobaciones científicas de la inmortalidad del alma, a través del progreso de lafenomenología mediúmnica, reducirá bastante la fanática veneración del hombre por la existenciatransitoria del cuerpo físico. Así como el organismo carnal del hombre en cierto tiempo se verticalizó para servirle en un nivelbiológico superior, su espíritu también ha de verticalizarse de la horizontalidad de los fenómenos y delos intereses prosaicos de la vida provisoria, para actuar definitivamente en la frecuencia vibratoria delmundo crístico. La época profética que vivís actualmente, bajo la emersión colectiva del instinto animal 15
  • Ramatís Mediumnismosimbolizado en la "Bestia del Apocalipsis" que intenta subvertir al espíritu del hombre, esclavo de lasformas terrenas, produce ansiedad, nerviosidad e inquietud en las masas humanas, incitándolasbárbaramente a las guerras y revoluciones, luchas entre clases y odios raciales, mientras loscientíficos investigan cómo hacer para matar más rápido por medio de las armas nucleares. Lahumanidad del presente que llegó a su hora angustiosa de la selección espiritual y consolidaciónplanetaria, tendrá que decidirse definitivamente por la "derecha" o la "izquierda" del Cristo, puesconforme reza la profecía, serán separados los lobos de las ovejas y el trigo de la cizaña. Conturbase el magnetismo del ser humano a la periferia de su psiquismo exaltado por la energíaanimal, emergiendo en su desesperada tentativa de subvertir las costumbres, tradiciones y disciplinadel espíritu inmortal. Los hombres se encuentran confusos por estar al extremo de dos épocasantagónicas, pues con el reiterado llamado de los planos superiores hacia la cristificación humana,recrudece también la efervescencia del automatismo instintivo de la vida animal. En los hospitales se albergan cantidades de criaturas alienadas u obsesas que provienen de lasmiserables villas más afectadas económicamente y también de las altas esferas sociales, cuya ma-yoría se tortura por las crisis financieras o morales. En esa miseria espiritual, que tanto alcanza a losateos como a los egresados de las doctrinas y religiones, vuestro mundo comprueba que elsacerdocio organizado de las religiones oficiales fracasó en su misión salvadora. Y lo peor es quedurante esa eclosión incontrolada del instinto inferior, los espíritus desencarnados y malhechoresafirman sus bases en la materia grosera y ejecutan su programa diabólico contra los terrícolas, quetontamente se manifiestan apáticos a las sublimes enseñanzas salvadoras del Cristo Jesús. Actuando en las más contradictorias circunstancias, viviendo en algunos días lo que susantepasados vivieron en algunos años, el hombre del siglo atómico desequilibra sus nervios y super-excita su psiquismo, perdiendo terreno sobre su control espiritual, volviéndose un instrumento dócil enmanos de los espíritus desencarnados y malévolos. Esa constante relación de los "vivos" con los"muertos", aunque los primeros sean inconscientes del fenómeno, terminan por sensibilizarse, con elagravante de que se efectúa en ellos un verdadero desenvolvimiento mediúmnico de inferior calidad.Esa es una de las causas y también la necesidad urgente para que el hombre prudente y bienintencionado se integre definitivamente en los preceptos salvadores del Cristo y los viva siempre a laluz del día. Pregunta: El progreso científico actual, ¿contribuye a la hiper-sensibilización humana,sintonizando al hombre con las fuerzas del mundo oculto? Ramatís: El cientificismo avanzado del siglo XX ha dado origen a los satélites artificiales, avionesa repropulsión, proyectiles teleguiados y cohetes interplanetarios, mientras que las investigacionessobre los viejos "tabúes" y secretos de la mente humana son importantísimas contribuciones queaceleran la dinámica del pensar y aumentan el área de la conciencia, sensibilizando la emotividad delser. Os repetimos, el hombre de hoy vive en algunas horas y en forma simultánea, los raciocinios,reflexiones, conjeturas y las mutaciones mentales y emotivas, que sus antepasados no llegaban aexperimentar en decenas de años. El ciudadano del siglo XX enfrenta y resiste obligadamente unacantidad apreciable de fenómenos "psico-físicos" tan equidistantes en sus manifestaciones, queserían suficientes para entontecer a la mayoría de los habitantes terrenos de algunos siglos pasados. Crece la sensibilidad psíquica entre los terrícolas, se acentúa la eclosión de la mediumnidadcomún, porque se vive bajo la constante presión de los espíritus desencarnados, que explotan esaoportunidad para actuar inquisidoramente sobre la materia. Indiscutiblemente, se confirman losvaticinios de Jesús cuando decía que en el "fin de los tiempos" los viejos y los jóvenes, y hasta losniños tendrían visiones, oirían voces extrañas y profetizarían; todo eso, después del advenimiento delEspíritu de la Verdad. El Maestro indicó claramente el siglo que estáis viviendo en el presente,prediciendo los acontecimientos materiales y neurálgicos de vuestros días y la eclosión simultánea dela mediumnidad, generalizándose entre los hombres, simbolizando al Consolador prometidoderramándose sobre sus cuerpos. Así se manifestó el Divino Amigo con sus palabras inolvidables: "Si me amáis, guardad mismandamientos; y yo rogaré a mi Padre y Él os enviará otro Consolador para que quede eternamente 16
  • Ramatís Mediumnismocon vosotros el Espíritu de Verdad, que el mundo no puede percibir, porque no lo ve ni tampoco loconoce. Más vosotros los conoceréis, porque quedará con vosotros y estará en vosotros. Por lo tanto,el Consolador, que es el Santo Espíritu que mi Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas lascosas y os hará recordar todo aquello que os he dicho". (S. Juan, Cáp. XIV, vs. 15, 16, 17, 26.) Pregunta: ¿Podríais aclararnos un poco mejor, el sentido correcto de esa promesa hecha porJesús? Ramatís: Procuramos alcanzar el sentido exacto de la figura que Jesús enunció en la promesareferida y verificamos que el Maestro aludió en particular, a los espíritus desencarnados de ordensuperior, que son los equipos de condición angélica. Bajo la alegoría del Espíritu Santo o elConsolador prometido es fácil identificar a los grandes grupos de seres angélicos que actualmentetrabajan con los médiums dignos y desinteresados de los tesoros del mundo ilusorio de la carne. Osexplicó que el Consolador sería el Espíritu Santo, con capacidad para enseñar a los hombres "todaslas cosas y también recordaros de sus palabras", no hay dudas, que Jesús se estaba refiriendo a losespíritus angélicos, los únicos que podrían enseñar "esas cosas", pregonar el Evangelio y recordarsus máximas, por intermedio de la facultad mediúmnica de los hombres. El Maestro, al haberse referido a "otro" Consolador en su promesa profética, quiso advertiros queen la Tierra se había manifestado anteriormente un Consolador, que era Él mismo, que vino con lamisión de salvar al hombre de la animalidad inferior. Si el Maestro fue el Salvador de la humanidad,debemos considerarlo como "el primero" de los Consoladores que a través del Evangelio sintetizó lasleyes que rigen la vida cósmica. El "otro" Consolador, el Santo Espíritu que tenía que venir aderramarse sobre la carne, en todas las criaturas, traería las enseñanzas del "salvador" directamentedesde el mundo espiritual, sirviéndose de las voces de los espíritus desencarnados e inmortales. Eslógico entonces, que sólo un espíritu inmortal es el que podría quedar eternamente con vosotros. Jesús también aclaró que los pueblos de su época mesiánica no podían "ver" o "conocer" alEspíritu de Verdad, porque no estaban mentalmente capacitados y mediúmnicamente sensibilizadospara comprender y recepcionar con éxito los mensajes de los espíritus elevados. En la primerarevelación del Consolador a los hombres. Jesús fue el único representante directo del Santo Espíritu,pues conversaba con los ángeles sobre la salvación de los hombres. Y, conforme a su vaticinio, eseEspíritu Santo, en su segunda venida, nos enseñaría todas las cosas, comprobando la gloria y larealidad de las enseñanzas del Evangelio. En la enunciación del Maestro existe un tópico indiscutible que confirma totalmente su referenciasobre la facultad mediúmnica, que se derramaría sobre los hombres en el siglo actual, cuando dice:"que el Consolador, el Espíritu Santo nos recordaría todo cuanto Él dijera anteriormente. En verdad,gracias al intercambio mediúmnico que progresa aceleradamente, familiarizando a los espíritusdesencarnados con los hombres, poco a poco, se va restableciendo correctamente la identidad delMaestro en su peregrinación terrena. Algunas obras psicográficas realizadas por médiums juiciosos ycompetentes, os revelan con nitidez el porte exacto de Jesús en aquella época, alejándolo de lasobras milagrosas y de las contradicciones psicológicas en su tipo espiritual, como asegura la historiareligiosa cuando le atribuye la función de mago de feria, deslumbrando a las multitudes en elescenario bíblico de la milenaria Hebrea. Los espíritus de responsabilidad, en sus comunicacionesmediúmnicas, exceptúan al Maestro de las prendas tontas con que lo adornó la ignorancia humana ydestruyen el mito religioso de su nacimiento, contrario a las respetables leyes de la genética humana. En verdad, el Santo Espíritu o el Consolador prometido, es el "conjunto de espíritus sabios,bondadosos y angélicos, que a través de los médiums, os enseñan las cosas que el actual progresode la mente humana les permite evaluar y conocer, y también esclarecer la realidad y verdad sobre lafigura y naturaleza sublime del Nazareno en su vida por la Judea. Por todo lo expuesto, debéis saberque el Maestro Jesús, además de haber sido un ángel plasmado en la carne, por su ternura y amorpara el hombre terreno, también fue el Sabio, el Sociólogo y el Científico, que tanto conocía las leyessiderales que rigen la evolución de los orbes en sus movimientos cósmicos, como las leyes de la vidahumana que regulan los movimientos de los seres. Jamás precisó de los atavíos mitológicos y de losprocesos antinaturales de nacimiento para cumplir con su divina misión. Revestido por la 17
  • Ramatís Mediumnismoindumentaria de los hombres sencillos de la Judea y sin contradecir las reglas sensatas y milenariasde la vida humana, dejó a los terrícolas el más sublime y exacto tratado de redención espiritual. 18
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO III ¿TODAS LAS PERSONAS SON MÉDIUMS? Pregunta: Entre las mediumnidades, ¿cuál es la más avanzada? Ramatís: La mediumnidad más evolucionada es la Intuición pura. No es una facultad ostensible,pero es sublime y oriunda de la elevada sensibilidad espiritual. Es natural y definitiva, es una especiede percepción panorámica que se afina conforme el espíritu se ajusta a sus relaciones e inspiracionesde las esferas elevadas. Es el "eslabón" que une al alma encarnada con la Mente Divina que la creó,facultándolo para transferir hacia la materia el sentido y entendimiento de la vida espiritual superior. Como vosotros sabéis, la mediumnidad es una facultad que no> pertenece al organismo carnal,sino al recurso sublime que debe fluir y difundir el esclarecimiento espiritual entre los hombres, y serefina y exalta según la dedicación de su portador con el intercambio superior del espíritu inmortal. Eldiccionario terreno os: explica el fenómeno. Intuición —dice— es el acto de ver, tener percepciónclara, recta, inmediata de las verdades, sin necesidad de raciocinio; presentimiento, visión beatífica. La intuición, por lo tanto, es la etapa más elevada del espíritu; es el corolario de la gran escalaque comenzó en el curso primitivo del instinto, hasta alcanzar la razón angélica. Mientras al hombre ledomine la razón humana, será gobernado por las fuerzas rígidas del intelecto, será esclavo delmundo de las formas y sometido a las leyes coercitivas de la vida física. Sólo la intuición pura le darála percepción interior de la realidad cósmica, o le permitirá la concepción panorámica del Universo.En realidad, es la facultad inconfundible que "religa" a los seres humanos con el Creador. Es la divinalente que amplía la visión humana para observar la sublimidad de la vida inmortal. La pureza cristalina de la Intuición fue el atributo de los seres de elevada estirpe espiritual, quedelinearon los caminos de luces para vuestro orbe, como lo hicieron Krishna, Confucio, Pitágoras,Buda, Jesús, Francisco de Asís y otros, que en su peregrinación por la vida física, se conservaronconstantemente ligados a las esferas sublimes del espíritu superior, cual puente vivo que une elmundo exterior de la materia a la intimidad del Espíritu Cósmico. La Intuición pura es la "voz sinsonido", la "voz interior", la "voz del sonido espiritual" que habla en la intimidad del alma, es ellenguaje misterioso, verdadero y exacto del Yo Superior guiando al ego que fuera puesto en lacorriente evolutiva de las masas planetarias. Como la razón ayuda al hombre para comprender y apreciar la expresión fenoménica de lasformas en el mundo material, la Intuición le permite "sentir" todas las leyes ocultas y "saber" cuál es lanaturaleza original del Espíritu Creador del Cosmos. Refiriéndonos a la Intuición, como elevado ydivino camino para alcanzar la Conciencia Cósmica de su autor Eterno, dice el lenguaje poético delos yogas: "Antes que el Alma pueda ver, deberá alcanzar la armonía interior y los ojos de la carnevolverse ciegos a toda ilusión. Antes que el Alma pueda oír, la imagen (el hombre) tiene que volversesorda a los rugidos de las fieras, a los secretos, a los gritos de los elefantes furiosos, como al susurrode la luciérnaga de oro. Antes que el Alma pueda comprender y recordar, primero debe unirse alConversador Silencioso, como la forma que se dio al barro para unirse o identificarse al espíritu delescultor. Porque así el Alma oirá y podrá recordar. Entonces el oído interior escuchará la Voz delSilencio" *. Pregunta: Considerando que la mediumnidad es una manifestación natural del espíritu delhombre, ¿entonces, todas las personas, sin excepción, son médiums? Ramatís: Sí, porque todos nosotros transmitimos hacia el ambiente de la materia los másvariados influjos de nuestro espíritu, influenciando a los compañeros con nuestros pensamientos,actos y sentimientos. Existen hombres que por su espíritu altamente optimista y constantementeligados al bien, son verdaderos médiums de la alegría, esperanza, ánimo y confianza, afectados a los * Nota del médium: Ramatís nos solicitó que transcribiéramos esta parte de la obra "La Voz del Silencio". 19
  • Ramatís Mediumnismoelevados objetivos espirituales de la vida humana. Mientras que los pesimistas viertenconstantemente de su intimidad psíquica el mal humor que nubla el azul del cielo de la jovialidadajena, transformándose en médiums indeseables de melancolía, tristeza y desánimo. La mente delhombre encarnado es el campo que refleja su vida interior, transfiriendo hacia el mundo exterior todosu comportamiento anímico, los pensamientos de los espíritus encarnados o desencarnados de losmás variados matices que los influencian en sus relaciones cotidianas. Entonces no hay dudas, todas las personas son médiums. La mediumnidad no es un patrimonioparticular o exclusivo de los espiritas, pero sí de todos los hombres encarnados, siendo intermediariosde las buenas o malas inspiraciones del Más Allá de la Tumba. También es evidente que la facultadmediúmnica se manifiesta conforme al entendimiento y el progreso espiritual de cada criaturahumana. En general, los seres humanos ignoran o no perciben su facultad mediúmnica, porque es el frutode la sensibilidad psíquica, ni tampoco la mayoría tienen noción cuando participan en los fenómenosdel mundo oculto, confundiéndolos fácilmente con hechos comunes y naturales de la vida terrena.Los hombres que dicen ser ateos o descreídos de la inmortalidad de su propia alma, no justifican queestén exceptuados de la mediumnidad. Ellos también pueden ser instrumentos inconscientes deinnumerables acciones, fenómenos e inspiraciones de los desencarnados. Pregunta: ¿Por qué la mediumnidad no se manifiesta en forma apacible, cual fruto de la evoluciónhumana? Generalmente aparece en los seres humanos produciéndoles disturbios mentales operturbando el organismo físico. ¿Tienen justificación tales hechos? Ramatís: La mediumnidad apacible y natural es el fruto equilibrado de la espiritualidad del alma yse manifiesta en forma serena y espontánea, como un don innato y sin producir sensacionesdesagradables en el ser. Lo contrario sucede cuando se trata de una "concesión" provisoria otorgadapor la Administración Sideral, siendo comúnmente la denominada "Mediumnidad de Prueba", comocausa de una hiper-sensibilización prematura despertada excepcionalmente por los técnicos delmundo astral a fin de favorecer a los espíritus endeudados para su pronta recuperación espiritual. Durante el período de desarrollo de la mediumnidad, la mayor o menor perturbación psíquica uorgánica del médium depende mucho del tipo de sus amistades espirituales y su forma y conducta devida con el mundo material. Las alegrías, sufrimientos o tristezas que les embargan súbitamente, sedeben a la aproximación del Ser Invisible que se sintoniza perfectamente a sus pensamientos ysentimientos manifestados. La tarea mediúmnica no comprende solamente la función mecánica para que el médiumtransmita las comunicaciones de los espíritus desencarnados hacia el escenario terrícola, atendiendola prosaica función de ser el "puente vivo" entre el mundo material y el Más Allá. Requiere que susmediadores vivan una existencia digna y sublime, para conseguir sintonía con los elevados espíritus,responsables por la redención del hombre. Toda imprudencia, desarreglo, rebeldía, mala voluntad opasiones viciosas por parte de los médiums en prueba, genera toda clase de disturbios psíquicos ysufrimientos físicos incontrolables, por eso el proceso de desarrollo mediúmnico se vuelve torturante. Es muy común a la mayoría de los médiums, iniciar el despertar de sus facultades bajo laactuación de los espíritus sufrientes, imperfectos u obsesores que aprovechan la "puerta mediúm-nica" (abertura para la fenomenología del mundo material) para satisfacer sus objetivos impuros ycrueles. Si el médium es poco celoso e indisciplinado de su condición mediúmnica y estuvieracomprometido por su estado de rescate kármico, entonces se convertirá en el instrumento deseadopara el vampirismo de los desencarnados, que se inclinan ávidamente sobre el mundo material. Lamediumnidad, en sentido general, se despierta en los seres humanos a través de los sufrimientos queles afecta la carne y el psiquismo, para después docilizarse por medio de un desenvolvimientoordenado en los ambientes favorables y dirigidos por elementos capacitados. Así entonces, el médium neófito y perturbado, poco a poco se irá ajustando a la tarea fenoménicay controlará el psiquismo para conducir su cuerpo, mientras procura sintonizarse vibratoriamente conel espíritu guía y benefactor, que deberá protegerlo en su trabajo de intercambio con el mundoinvisible. 20
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: El desarrollo mediúmnico, para ser eficaz, ¿debe ineludiblemente ajustarse a lasorientaciones del Libro de los Médiums de Allan Kardec? Ramatís: El desenvolvimiento mediúmnico, conforme a la técnica y orientación dejada por A.Kardec en el Libro de los Médiums, tiene la finalidad de proteger la facultad que se manifiestaostensiblemente entre los hombres y permitir que desde el Espacio se emita el pensamiento de losdesencarnados autorizados para encaminar a la humanidad. La necesidad de desenvolver la mediumnidad, en cierta forma, nos recuerda al fenómeno de laelectricidad; si ésta es controlada y orientada por el hombre para servirse beneficiosamente, leprestará servicios admirables y le ayudará a formar un mundo más agradable. Mientras tanto,manejada por personas sin experiencia, o aplicada sin discriminación alguna, será una fuerza quedestruye y mata. De idéntica forma, la facultad mediúmnica bien aplicada siembra esperanzas,orienta a las almas en medio de los caminos peligrosos, de las seducciones de la materia y solucionalos motivos de innumerables problemas dolorosos de los destinos humanos. Mal usada, perturba,falsea y deforma el verdadero sentido de las cosas, causando desilusiones inolvidables. La leyenda bíblica de Adán y Eva, la primera pareja expulsada del Paraíso terrestre, no deja deadvertiros en su simbolismo mitológico, que ambos eran espíritus creados por Dios, con el derechoy ,el libre albedrío de escoger "intuitivamente" aquello que más les conviniera. Y, como nos cuenta laleyenda, la primera pareja prefirió atender a la voz maléfica de la serpiente, símbolo del instintoanimal inferior, en vez de aceptar el consejo del ángel del Señor, que les inspiraba para lacontemplación espiritual. En Adán y Eva, mito bíblico que significa la aparición de la raza adámica,surgiendo al mismo tiempo en varias latitudes de la Tierra, verificándose la existencia del espíritucapacitado para escoger su destino, señor de una capacidad espiritual, con suficiencia para discernirentre las voces del Mal y del Bien. Habiéndose establecido que los primeros encarnados de la Tierra podían tomar relación con losángeles o los diablos, es decir, con los buenos o malos espíritus, se comprueba también que elprimer habitante terreno era un médium en potencia. Después del advenimiento espirita y de los estudios avanzados de Allan Kardec, se consolidó underrotero evolucionado para el ejercicio de la mediumnidad. He ahí entonces por qué defendemos la tesis de que el médium desenvuelto, pero sin elmecanismo técnico del Espacio y la comprensión psicológica explicada en el "Libro de los Médiums",llegará a corresponder integralmente a las elevadas iniciativas del plano superior. Pregunta: La mediumnidad ¿evoluciona? Ramatís: Tanto como evoluciona el psiquismo del hombre, dado que es correlativo a su progresoy evolución espiritual. También es necesario distinguir que la base evolutiva de la mediumnidad nodebe llevarse a cuenta de la manifestación ostensiva de los fenómenos incomunes del mundomaterial. Tanto es así que el médium de fenómenos físicos, aunque demuestre una fenomenologíaespectacular y sorprendente para los sentidos carnales, no sobrepasa al médium altamente intuitivo,que es el fruto de elevado grado espiritual, alcanzado por el hombre. Con respecto a los fenómenosfísicos en sí, dependen fundamentalmente de la mayor o menor cuota de ectoplasma producido por elmédium, para permitir la materialización de los desencarnados en el ambiente físico; el médiumintuitivo, de elevado nivel espiritual, es capaz de transmitir mensajes que ultrapasan los nivelescomunes de la vida humana. Aunque no sorprenda ni satisfaga los sentidos físicos en suscomunicaciones de carácter espiritual, puede trazar derroteros definitivos para el progreso sideral delos hombres. En el primer caso, la mediumnidad de fenómenos físicos se manifiesta en formaespectacular al contacto con el mundo de las formas, es un acontecimiento transitorio que convencea muchos sobre la realidad espiritual, pero no siempre los convierte al reino amoroso del Cristo. En elcaso de la Intuición Pura y elevada, el ser pone de manifiesto la realidad crística de los planossuperiores, despreocupado en probar si el alma es inmortal, pues "siente" en sí mismo, que suventura está más allá de las formas perecederas del mundo fenoménico de la materia. Francisco de Asís tenía para sí mismo la facultad divina que le hacía vislumbrar los mundosangélicos de Jesús, sin necesidad de demostraciones espectaculares, fenómenos de materializacio- 21
  • Ramatís Mediumnismones, levitaciones o voz directa- de los desencarnados. En consecuencia, la mediumnidad intuitiva, omás propiamente dicha, la "mediumnidad espiritual" es una facultad superior, que sobrepasa a todasaquellas que dependen de la fenomenología del mundo transitorio de la carne para probar la realidaddel espíritu inmortal. Aunque sea loable la preocupación de los estudiosos del Espiritismo para profundizar losfenómenos mediúmnicos destinados a convencer a las personas sistemáticamente incrédulas, la másevolucionada de las mediumnidades sigue siendo la Intuición Fura, porque ayuda al hombre pararelacionarse directamente a la fuente de su origen divino. Pregunta: ¿Entonces no es conveniente la intensificación de los trabajos de fenómenos físicos;no precisan desenvolverse conforme a la técnica adecuada a su tipo mediúmnico? Ramatís: Así es, deben desenvolverse, no somos adversos a los trabajos de fenómenos físicos,donde se producen los de materializaciones, voz directa, levitaciones o transportes, los cualesobedecen a un programa elevado y elaborado por los mentores de la Tierra. Por otra parte, esegénero de fenómenos mediúmnicos cada día se multiplican más en vuestro mundo, como unimperativo determinado por la evolución del planeta. Dios, Padre Magnánimo y Justo, atiende a todossus hijos conforme a su capacidad, entendimiento intelectual y gradación espiritual. Todos los hombres, a su debido tiempo, tendrán la oportunidad de conocer el mensaje quecomprueba la sobrevivencia del alma, y todos aquellos que por falta de sensibilidad espiritual nopueden concebir su propia inmortalidad espiritual, serán despertados por el espectáculo ostensivo dela fenomenología medianímica de los trabajos de efectos físicos, donde la voz directa, lasmaterializaciones, levitaciones y acontecimientos incomunes serán suficientes y capaces de aplastaral más intransigente de los escepticismos humanos. También debe tenerse presente que la mayoría de los asistentes a la fenomenología mediúmnicano se convertirán repentinamente ante los principios de la vida espiritual, ni adoptarán inicialmente lasbases morales afirmadas en la sobrevivencia del alma. El tiempo, el buen ánimo y una decisiónvalerosa removerán los hábitos envejecidos, las convicciones y prevenciones estratificadas en lossiglos pasados. Aquellos que dan muestras de sentirse cansados de las ilusiones de la vida física,serán los más indicados, después que comprueben la sobrevivencia del espíritu a través de losfenómenos citados, para dedicarse sinceramente al culto de los valores espirituales elevados, concierta ansiedad para alcanzar brevemente la ciudadanía sideral. Pregunta: Si todas las personas son médiums, ¿también deberán sufrir la influencia constante delos espíritus descarnados? Entonces, ¿serán estimulados hacia el bien o el mal, en base a susintonía mediúmnica? Ramatís: Siempre existen las posibilidades para que todos los vivos sean influenciados por losespíritus desencarnados, que los acechan constantemente, valiéndose de cualquier susceptibilidadpsíquica o vulnerabilidad moral, para insinuarles sus intenciones maléficas. También es verdad queno todos los hombres perciben psíquicamente la presencia de los desencarnados, o distinguenfluídicamente los buenos de los malos espíritus, por cuyo motivo dicen que están exceptuados de lassensibilidades mediúmnicas. El acontecimiento es más común de lo que ellos piensan, pues esconstante la acción o intervención de los espíritus en medio de las actividades humanas de losencarnados. Muchas personas, que dicen ser insensibles a la influencia oculta del Más Allá, no sabenque hace tiempo son verdaderas prolongaciones vivas de algunos desencarnados astutos y dañinos,reproduciendo en el medio ambiente del mundo terreno sus deseos pervertidos. Conforme hemosafirmado, todo es cuestión de afinidad electiva, en donde los vivos se sintonizan con los muertos,conforme a su característica mental y naturaleza de sentimientos cultivados durante la vida terrenal. También es muy necesario recordar que los espíritus desencarnados en su mayoría se arrastranpor la superficie terrena, encadenados a las pasiones y deseos carnales que no pueden satisfacerdesde su plano astral, ni tampoco se dedican o preocupan en mejorar su situación aflictiva. Algunosambulan víctimas de su propia incuria espiritual, siendo esclavos de las emociones animalizadas yprimitivas, a causa de su relajamiento y desinterés por su suerte; otros, bastante experimentados enlos trabajos repulsivos de la obsesión y la perfidia, tratan de entrometerse en vuestra vida material, 22
  • Ramatís Mediumnismoinsuflando ideas erróneas y orientaciones confusas para precipitaros al ridículo y desesperación. Noretroceden delante de los mayores obstáculos, siempre que puedan perjudicar vuestra estabilidadmoral o situación financiera. Ociosos, exigentes, sensuales y esclavos de los vicios terrenos, vampirizan las energías ajenas,haciendo de sus víctimas la prolongación viva y viciosa para saciar algunas de sus pasiones impuras.Pablo de Tarso, en su epístola a los Romanos, afirma lo citado anteriormente, cuando dice: "Estamosrodeados de nubes de testimonios", confirmando que los hombres están rodeados de masas deespíritus que los vigilan en todos sus actos y actividades de la vida física. En medio de la masa queconforma los espíritus malévolos, livianos y viciados, se infiltran algunas almas benefactoras,dispuestas para la lucha tenaz a los fines de convertir a esos desventurados de las sombras ymenguar la acción perniciosa sobre los encarnados. Son almas que salen del mundo oculto para inspiraros hacia el Bien y hacen todo lo posible paraayudaros satisfactoriamente en los problemas justos de la vida humana, para liberaros de lastristezas ocasionadas en las vidas planetarias. Desgraciadamente, cuando un espíritu consiguedesviaros de la senda tortuosa, existen decenas de almas pervertidas que realizan ingentesesfuerzos para arrastraros a los peores deslices y equívocos espirituales. Y, conforme osmanifestamos anteriormente, aunque todas las personas sean médiums, su mayor o menor sintoníacon los espíritus desencarnados depende de la sensibilidad mediúmnica de orden inferior o superior.Toda persona es un médium en potencia, y puede relacionarse ostensiblemente con losdesencarnados por medio de la fenomenología mediúmnica, visible para el mundo material, comorecepcionarlos en la intimidad de su conciencia inmortal. Pregunta: Las afirmaciones que hicisteis sobre los médiums en potencia que somos todos losencarnados y que estamos continuamente observados por los buenos o malos espíritus, ¿no podríancausar grandes temores en las personas de poco conocimiento para entender esta revelaciónespontánea? Si somos espíritus encarnados, estamos en desventaja ante los espíritus malhechores ycon cierta libertad en el Más Allá. Creemos que nos sería muy difícil resistir por mucho tiempo elasedio inescrupuloso de esos seres mal intencionados. ¿No lo creéis así? Ramatís: Nosotros no podemos modificar la realidad de la vida creada por Dios desde elcomienzo de la humanidad y que obedece al siguiente e inmutable principio: "los hombres buenosatraen a los buenos espíritus, y los hombres malos atraen a los malos espíritus". Esa relación seejerce a través de la "afinidad electiva", que es responsable por la atracción y armonía entre losastros, al igual que rige la simpatía entre las sustancias y el amor entre los hombres. En base a tales consideraciones, que regulan el efecto, la atracción o él entendimiento entretodas las cosas creadas por Dios, existe la oportunidad para que los encarnados sufran la malaacción de los espíritus desencarnados, cuando se pierde el sentido directivo de conducta espiritual enla materia. Tales hechos pasan porque se apartan de las enseñanzas crísticas de la vida superior,que fueron divulgadas y pregonadas a todos los pueblos por los instructores adecuados a cada raza,índoles psicológicas y sentido artístico. Ninguno puede alegar ignorancia sobre esos acontecimientos,pues Dios atendió a todos los hombres, cuando envió a la Tierra en su época propicia a Hermes enEgipto, Antulio en la Atlántida, Buda en Asia, Zoroastro en Persia, Krishna y Rama en la India,Confucio en China, Pitágoras en Grecia, y el inconfundible Jesús en la Hebrea, fueron todos men-sajeros divinos que esclarecieron a los hombres sobre los principios que transforman a la criaturaanimalizada en un ciudadano angélico de la morada celeste. Ellos fijaron las bases o elaboraron losestatutos divinos del largo camino humano por la senda evolutiva en busca de la Verdad; muchasveces sus palabras se revistieron de poesía; otras se deslizaron bajo la gravedad sentenciosa de laresponsabilidad espiritual, o el pensamiento augusto y sublime era auspiciado por las parábolasencantadoras. Pero en esencia, lo que esos admirables instructores pregonaron al hombre —sorprendido por tener que apartarse de su tarea animalesca — permaneció en un solo fundamento,en una sola verdad: la revelación del Espíritu Inmortal. También dejaréis vuestro cuerpo en la sepultura terrena, y seréis espíritus desencarnados, tanbenefactores o malignos, según haya sido vuestro trato con las pasiones, vicios o virtudes expuestas 23
  • Ramatís Mediumnismoen la superficie del mundo físico. Conocéis el derrotero que os puede apartar de las malas compañíaso del dominio, de quienes se alimentan en el banquete detestable de las pasiones y vicios del mundoanimal. Los desencarnados respiran por afinidad en vuestro hálito mental, sintonizándose a vuestraesfera emotiva en correspondencia del alimento adecuado que les ofrecéis; o ellos se nutren convosotros en la efervescencia de las pasiones delictuosas, o intercambian los pensamientos crísticosdecepcionados en la esfera del Cristo. Todo depende de vosotros, conforme a la resistencia o inmunización contraria a los espíritusmalhechores del Más Allá, pues el proceder elevadamente, el apartarse de los vicios que estigma-tizan y de las iniquidades humanas, es lo que sintoniza al hombre con la faja vibratoria y sideral de losseres angélicos, que los protegen contra los espíritus imperfectos. Así como los gérmenes nocivosson atraídos por el deterioro de la fruta podrida, los espíritus mal intencionados también acudenpresurosos junto a aquellos que les ofrecen el alimento impuro y adecuado. Pregunta: Concordamos en que todos los hombres son espíritus encarnados y médiumspotencialmente innatos; preguntamos entonces: ¿por qué la doctrina espirita es la única en pregonartal condición humana, cuando los demás credos e instituciones espiritualistas guardan silencio alrespecto? Ramatís: No es preciso que el hombre sea espíritu para que se le considere médium; loimportante es que sea digno y bueno, a fin de rodearse de buenas influencias y atraiga los seresexcelsos. El Catolicismo y el Protestantismo no admiten la mediumnidad con la denominaciónespecífica que le da el Espiritismo, pero la consideran como una "gracia" extemporánea que Diosconcede a las almas santificadas. Mientras tanto, la interpretación diferente o la denominación defenómeno mediúmnico, no le cambia el carácter por revelarse en otro ambiente espiritualista oadverso a los postulados espiritistas. Es suficiente decir que la Biblia como la historia de la religióncatólica y protestante está saturada de relatos, visiones y otros fenómenos mediúmnicos, aunque seexpliquen bajo el antifaz de los "milagros" o "gracias" inesperadas otorgadas por Dios. Todo eso estácorroborado por las visiones proféticas de Don Bosco, Francisco de Asís, Antonio de Padua, PapaPío XII, Santa Teresa de Jesús, María y otros, inclusive las apariciones de Lourdes y Fátima, que sonfenómenos mediúmnicos registrados por niños y personas "médiums". En otras oportunidades hemos explicado que ciertas instituciones espiritualistas trataron desublimar o aristocratizar los acontecimientos poco comunes del intercambio que tenían sus adeptoscon el mundo oculto, los que fueron médiums en la acepción exacta y vulgar de la palabra, a pesar deocultar la veracidad de los fenómenos mediúmnicos con terminologías iniciáticas. La diferencia consiste en que el Espiritismo trata el asunto de la mediumnidad a las claras, sintabúes iniciáticos o nomenclaturas complejas. Las expone a la luz del día y las examina sinritualismos complicados. El hombre que es beneficiado desde lo Alto con la "dádiva" de la facultadmediúmnica, conoce por medio de la doctrina espirita sus deberes ante el mundo físico y susresponsabilidades para consigo mismo. Por encima de todo, que el médium sea beneficiado por lariqueza, posea un cerebro genial glorificado por la academia del mundo, o sea la criatura paupérrimaafectada por el cargo de una familia numerosa, su deber es servir en la medida de sus fuerzas, puesla causa principal que lo debe impulsar es su redención espiritual. Despreciando todas lasinterpretaciones sibilinas, las nomenclaturas aparatosas y las gradaciones excepcionales de losacontecimientos iniciáticos de muchas instituciones espiritualistas, en esencia, todos son fenómenosmediúmnicos. En esas circunstancias se encontraban como médiums el reverendo G. Vale Owen, protestante,cuando recibía los mensajes mediúmnicos de su progenitura en la sacristía de su iglesia; Alice A.Bailey psicografiaba en el ambiente iniciático las orientaciones del iniciado Tibetano; eran médiums laseñora Helena F. Blavatsky, el obispo anglicano Leadbeater, Geoffrey Hodson, Elsa Barker y otrosafiliados a la Sociedad Teosófica, quienes recibieron comunicaciones directas o indirectas del mundooculto, a pesar de haberles dado una procedencia completamente opuesta al fenómeno mediúmnicoy la forma como lo encara la doctrina espirita. Aunque tales movimientos espiritualistas o religiosos no usen el vocablo "médium" como 24
  • Ramatís Mediumnismoexpresión espiritista, sus mediadores no dejan de encuadrarse en la técnica sideral de lamanifestación mediúmnica, cuando captan los mensajes directamente de sus Maestros o por vía dela intuición. Las escuelas teosóficas, rosa-cruces, esotéricas y yogas evitarán en sus enseñanzas yprácticas el contacto mediúmnico con las regiones inferiores del mundo invisible y aseguran, que "nibien el discípulo se encuentra pronto, el Maestro aparece". Fervorosamente pugnan para que susadeptos se modifiquen primero en su intimidad espiritual, para que después intenten sus relacionescon los seres etéreos del mundo invisible. No hay dudas que son disposiciones loables, meritorias y sensatas, mas el Espiritismo es unmovimiento popular y de amplitud general, destinado a todos los hombres. Mucho antes de atendercon preferencia a quienes se encuentran en el "Camino de la Verdad", está destinado en susprincipios a amparar a los hombres incrédulos, desajustados y torturados por la eclosión de lamediumnidad de prueba. El despertar de esa facultad exige cuidados urgentes y un derrotero seguro,para evitar el fracaso del programa delineado por el Espacio. La manifestación mediúmnica no depende de la creencia o poderío religioso, ni de lasconvicciones personales del hombre o del ambiente donde viva, es una consecuencia inalterable delcompromiso que el espíritu asumió antes de reencarnar, cuyo mandato requirió para su beneficio ydeberá cumplirlo en la hora fijada. Quienes sean ateos, devotos a cualquier secta religiosa o seencuentren comprometidos con alguna institución iniciática, la facultad mediúmnica de "prueba" lesaparece en el momento exacto para comenzar su tarea sacrificial. Ignoran muchos teósofos, esoteristas, adeptos Rosacruces y algunos fraternalistas afiliados a loscursos iniciáticos, que siendo ponderable su método idealista, empleado para desenvolver cons-cientemente sus facultades ocultas, ajenos al intercambio espiritual con las almas superiores, cuandoreencarnan comprometidos para ejercer la "mediumnidad de prueba", tendrán que someterse alproceso graduativo y disciplinado por la técnica espirita de desenvolvimiento, preconizado por AllanKardec. Mientras tanto, los hombres que por su sensibilidad espiritual son médiums naturales yusufructúan el don espontáneo de la intuición pura, presentarán condiciones psíquicas poco comunesy satisfactorias para lograr una gradación destacada en cualquier doctrina o institución iniciática, sinnecesidad de ejercer la función pasiva del médium en servicio con los espíritus del astral inferior.Pero los que en vidas pretéritas abusaron de su dirección mental y utilizaron su inteligencia lúcidapara someter a los menos agraciados por la suerte, sea por cupidez, egoísmo, avaricia o "quecalumniaron para usurpar los bienes ajenos, sembrando perjuicios irreparables, han de cumplir consu mandato mediúmnico en la condición humillante de ceder su organización carnal para que losviejos adversarios o víctimas del pasado puedan reajustarse, a la brevedad, a los preceptos delCristo. Pregunta: Todas las instituciones espiritualistas que reciben la influencia de los desencarnados,¿son movimientos análogos al Espiritismo? Si todos los hombres son médiums y de una u otra formaejercitan su facultad en medio de su doctrina, ¿por qué deben diferenciarse de los espiritistas? Ramatís: Primero, es conveniente distinguir lo que es Espiritismo y qué significa Mediumnismo.Espiritismo es una doctrina disciplinada por un conjunto de leyes, principios y reglas, que tanto orientalas relaciones entre los espíritus encarnados y desencarnados, como promueve la renovaciónfilosófica y moral de sus adeptos. La facultad mediúmnica puede existir en forma independiente en lacriatura espiritista o en aquellos que ignoran los fenómenos mediúmnicos. Existen ciertos médiums que actúan en varios sectores espiritualistas pero no aceptan ningunode los postulados básicos del Espiritismo, como también existen espiritistas que son alérgicos a lassesiones mediúmnicas y sólo se interesan por el contenido filosófico de la doctrina. Muchas veces espreferible admitir los conceptos lógicos con que A. Kardec integró la codificación espirita, antes quebuscar pruebas y colegir los principios doctrinarios del Espiritismo por intermedio de algunosmédiums mañosos, tontos, anímicos y prejuiciosos, que no siempre mantienen una conducta regularen el mundo profano. El hecho de comprobarse la actuación de los espíritus en cualquier tipo de trabajo mediúmnico, 25
  • Ramatís Mediumnismono quiere decir que allí se practique Espiritismo. La doctrina espirita se confirma en sus prácticas,cuando sus adeptos aceptan y cultivan las reglas y principios morales en el trato con la vida material,sin utilizar los dones de la facultad mediúmnica. No es suficiente que el hombre frecuente los centrosespiritistas, que escuche a los espíritus en palestras sobre el espíritu inmortal, solicite recetas ypases, para considerarse excelente espiritista. De la misma forma nacen los católicos y demásreligiosos, que consideran confusamente la devoción interesada y la mendicancia a los santos y pro-fetas, como si fuera su propia renovación espiritual. Es necesario que los adeptos de la doctrina espírita, antes de ser meros espectadores de lasreuniones mediúmnicas y "pedigüeños" incorregibles de los beneficios ofrecidos por el Más Allá, seintegren al cumplimiento incondicional de sus postulados morales, que por encima de todo, debenmejorar la conducta del hombre. Hay muchos espíritus egresados del Catolicismo, antiguos y ociososfrecuentadores de misas, novenas y viciados en las comuniones, que después de afiliarse alEspiritismo, conservan la idiosincrasia y displicencia anterior para cumplir con sus deberes. A pesar de encontrarse muy impresionados por la fenomenología mediúmnica, todavía no sehallan a gusto con la doctrina, y continúan extrañados espiritualmente sin ajustarse a las enseñanzasque objetivan a la brevedad, la integración del hombre al reino del Cristo. Apáticos a la misiónredentora del Espiritismo, algunos ex católicos que recién se incorporan a la siembra, subliman susantiguas devociones y ruegos, viciándose con el pase que "siempre hace bien" o la recetamediúmnica, que debe atender desde la afección del brazo, hasta la hepatitis provocada por el abusode los condimentos y alcoholes. Estos se equivocan con respecto al sentido exacto del Espiritismo,como doctrina de redención espiritual, donde los neófitos requieren la atención de los fatigadostrabajadores del Espacio, para que les solucionen las enemistades domésticas o corrijan a losparientes que viven desajustados de los caminos espirituales. El espirita, como decía Allan Kardec, "se conoce por la modificación moral que efectúa a travésde todos los días". De no ser así, bastaría la presencia constante de sus simpatizantes a los centrosespiritistas, la utilización indiscriminada del servicio mediúmnico, para caracterizarse como unverdadero espirita. Con esa forma de pensar y obrar, también se podría instituir "la cartera depuntualidad y frecuencia", a semejanza de las escuelas, graduándose el espiritista conforme sea supresencia a las reuniones y a la mayor cantidad de pases y recetas que pudieran solicitar a losmédiums, exactamente a lo que sucede en la Iglesia Católica, donde la prodigalidad de confesiones,misas y comuniones, gradúan al buen católico. Pregunta: Si todos somos médiums, y diferimos solamente por la sensibilidad medianímica,¿cómo podríamos ubicar a quienes deben desenvolver sus facultades bajo la técnica espirita? Ramatís: Las personas que demuestran su facultad en forma ostensiva, donde se percibeclaramente el fenómeno "incomún", algo que les domina la mente, la voluntad o padecen de pertur-baciones psíquicas, son seres necesitados de un desarrollo mediúmnico disciplinado y bajo el controlde personas muy experimentadas. Conforme explicamos anteriormente, son espíritus que reencarnan comprometidos con la"mediumnidad de prueba" y tienen severas obligaciones kármicas a causa de sus iniquidades come-tidas en el pasado. Esos espíritus son agraciados por la bondad de los Mentores a través de lahipersensibilidad de su periespíritu y de la intervención de los, técnicos siderales, reencarnando conla "gracia prematura" de participar en un servicio extra, pero obligatorio en el mundo físico, que lesdespierta la sensibilidad hacia los objetivos espirituales. Tanto los hombres cultos e ignorantes, ricos o pobres que sufran la insidiosa perturbación que lesafecta el psiquismo y desequilibra los nervios, no son más que criaturas necesitadas de urgenteayuda de los trabajos espiritas, para lograr ajustarse nuevamente en su dirección psíquica yarmonizarse definitivamente con sus viejos adversarios. Algunos encarnados, cuya mediumnidad repunta súbitamente, con síntomas obsesivos, requierenlos cuidados urgentes de otro médium bien desenvuelto, pues han reencarnado con la obligaciónkármica de cambiar las convicciones infantiles o ateístas de su familia carnal. Al ser responsables enel pasado por acontecimientos morales, que llevaron a algunos seres a la desesperación, la locura, o 26
  • Ramatís Mediumnismoel suicidio, están obligados a soportar las pruebas de la obsesión y curar posteriormente, a fin demodificar las convicciones de su parentela, que generalmente fueron sus víctimas. Aunque todos los hombres más o menos son influenciados por los espíritus desencarnados, nodebéis olvidar que también existen espíritus buenos, dedicados a benefactores que actúan con todoslos que en la vida física buscan su rehabilitación espiritual. También es necesario que el hombre serenueve constantemente en la estructura de sus pensamientos y manifestaciones de sussentimientos, debiéndose introducir, tanto como le fuera posible, en el curso superior de la vidaespiritual. Los que desean liberarse de las entidades opresoras de las sombras, no deberándescuidar su reajuste moral, el estudio superior y su control emotivo y mental, sobre sus deseosinferiores y pasiones violentas. 27
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO IV LA "PRUEBA" DE LA OBSESIÓN Pregunta: ¿Podríais explicarnos esos casos, donde el espíritu debe reencarnar bajo el fatalismode la obsesión, para que sus familiares despierten y se interesen en los postulados de la vidainmortal, y que después sean curados por el Espiritismo? Nos extraña ese aspecto de la obsesión,pues sabemos que ninguno renace en la Tierra bajo el determinismo de sufrir penalidad o castigoalguno, por imposición de los espíritus superiores. ¿Cuál es vuestro pensar? Ramatís: Los Mentores Espirituales jamás determinan que los espíritus se reencarnen bajo elestigma implacable de la obsesión, víctimas de homicidios o sufran accidentes fatales, lo que seríapunición deliberada e incompatible con la Bondad del Creador. Los espíritus afectados sonencaminados hacia la materia por sus propias causas, basadas en faltas e indisciplinas cometidas enexistencias pasadas, siendo colocados en medio de las influencias mórbidas o maléficas, semejantesa las que promovieron en el pretérito. La nueva existencia física puede serle favorable o no, depende fundamentalmente de la formacómo piensa y actúa en la materia y en medio de sus viejos compañeros, víctimas o verdugos, puesestán sujetos a sus pasiones, vicios o virtudes. Siempre que sean dignos y vivan amorosamente enfavor del prójimo, podrán sobrevivir sin conflicto o tragedias, recibiendo con justicia la ayuda espiritualde sus mentores, que de modo alguno desean castigarlos, pero sí recuperarlos espiritualmente. Elespíritu que haya renacido en medio de malhechores y fuere blanco de un obsesor cruel, siempre quese dedique heroicamente al bien ajeno, ejercite su ternura, amor y magnanimidad hacia todos, sindistinción de creencias, razas o castas, tendrán mayores posibilidades de sobrevivir en la materia ydistanciados de las violencias o fines trágicos. Pregunta: ¿Qué concepto podríamos tener de esos espíritus que renacen con la "probabilidad" desufrir la prueba de la obsesión, a causa de las iniquidades cometidas en vidas pasadas? Ramatís: Es natural que la rebeldía, el ateísmo, la sensualidad o el pesimismo son estimuladosen los humanos por los malos escritores, oradores intencionados y líderes intelectuales maquia-vélicos, que influenciados por el existencialismo apocalíptico de la época, utilizan su inteligencia yperspicacia mental para afectar el alma de sus ingenuos lectores y admiradores desprevenidos.Ciertas filosofías, crónicas y adoctrinamientos modernos, inducen al hombre a la confusión y tomanlos raciocinios rebuscados de la mente terrena, como si fueran bienes supremos del espíritu inmortal. Aconsejan a sus discípulos intencionadamente para que se reencuentren consigo mismos,provocando una especie de "fuga interior" que los libere de las obligaciones que pudieran tener haciala jerarquía espiritual, e intentan convencerlos que serán humillados si concuerdan o simpatizan conla idea de un Dios, que reina por encima de los valores del intelecto humano. Esos espíritusexageradamente intelectivos, que emplean sus talentos para sembrar el descreimiento,inconformidad, rebeldía y ociosidad espiritual, que viven preocupados en fundar escuelas filosóficasexóticas, que alejan al hombre de su responsabilidad espiritual y lo excitan hacia una existenciapuramente sensual, dificultan la perfecta aplicación de la Ley de Evolución en la marcha progresivade las criaturas de menor sensibilidad mental. Y, conforme a la Ley Sideral que dice: "la cosecha siempre ha de ser conforme haya sido lasiembra", tales filósofos aniquiladores, tendrán que corregir en vidas futuras los desvíos queprovocaron en sus tontos discípulos, curándoles los raciocinios insensatos y haciéndoles reconquistarel respeto perdido. Como sembraron confusiones mentales y psíquicas en otros cerebros incautos, deberán encarnaren medio de "esas familias", cuyas creencias discordantes o infantiles, los retardaron en la senda delprogreso espiritual. Entonces les cabe ayudarlas a liberarse del negativismo secular o deldogmatismo asfixiante, a fin de compensar los perjuicios causados en base a los postuladoscontradictorios que pregonaron en el pasado. Por lo tanto, nacen en el futuro con ese implacable deber de despertar a sus viejos familiares o 28
  • Ramatís Mediumnismoamigos, atrofiados por el culto a los dogmas incisivos o totalmente apáticos a la vida inmortal, Graciasa su sacrificio y a la cura por medio de la doctrina espirita, esos espíritus perturbadores del pasado,terminan reajustándose meritoriamente junto a aquellos de cuya confianza, candidez o vulnerabilidadmental abusaron. Pregunta: Los líderes o maestros de filosofías extrañas y perturbadoras, ¿son los que en futurasexistencias deberán inmolarse para despertar a sus seguidores engañados del pasado? Ramatís: Aquellos que sedujeron a los ignorantes para el culto de sus doctrinas subversivas,aniquiladoras y negativistas, deberán renacer posteriormente y volverse "obligados objetivos" parareformar y recuperar a sus antiguos seguidores, aún confusos en la senda de la espiritualidad. Bajo, una disciplina férrea pero justa de la Ley Sideral, que rectifica y no castiga, retornarán alambiente del mundo físico, situándose en medio de las familias terrenas, comprometidos paraincentivar el despertar de la ilusión intelectiva, de la hipnosis de los sentidos pasionales o de laesclavitud del ateísmo infeliz, a quienes les siguieron tontamente en otras vidas. Esa tarea abnegadano se les impone arbitrariamente; la razón esclarecida y consciente por reducir su débito kármico, lespermite aceptar el servicio doloroso en favor del prójimo y también para su propio beneficio. También es una gran verdad que la familia humana ignora la razón de los acontecimientosdolorosos que se manifiestan y que constituyen las desventuras en medio del camino evolutivo enque les toca actuar. Así se forman los cuadros del sufrimiento redentor: aquí es el hijo que nace conla enfermedad congénita y se arrastra penosamente, provocando angustias en sus consanguíneos;allí, el jefe de la familia es acosado por una cruel enfermedad, que resiste a los esfuerzos realizadospor la medicina oficial, marchando tristemente hacia el cementerio y a su vez lacera los corazones desus familiares íntimos; acullá, una enfermedad dañina ataca a la hijita querida, haciéndole padecer la"vía crucis" de los consultorios e instituciones psicópatas, profiriendo gritos extraños y ofendiendo conpalabras groseras. Mas la Ley es atenta y permanece en observación y cuando la desesperación alcanza a latotalidad de la familia, sucede un milagro inesperado y bajo fortuita coincidencia surge el médiumcurativo, que recupera al hijo en sus movimientos atrofiados desde la cuna, restablece la salud deljefe de la casa, cuya medicina oficial no tenía remedios curativos, y aún, gracias a la dedicación dealgunos adeptos a la doctrina espirita, logran esclarecer al espíritu obsesor que torturaba a la hijamaldiciente, pero siempre querida. De esa forma el Espiritismo se acepta en el hogar, volviéndoseventuroso y, por ende, los postulados de la inmortalidad del alma penetran en aquellos que vivíanciegamente esclavizados a los dogmas infantiles o en absoluto descreimiento. Desplázanse las viejas convicciones ateístas y los sectarismos condenables en los familiares,gracias a la cura milagrosa en alguno de ellos a través del agua fluídica, del recetario mediúmnico ode los pases espiritas. Y aquellos que en el pasado abusaron del mando o del intelecto en contra delprójimo, de esa forma los planos superiores suministran nuevos enfoques de la vida espiritual,sirviéndose de los cuerpos atrofiados o de los nervios desequilibrados. Los conceptos equivocados onegativos de antes son compensados por el sacrificio del dolor físico o psíquico del presente. Pregunta: Ese hijo o hija obsesa, que más tarde es curada a través del Espiritismo y que haconvertido a la familia, ¿no podrían ser espíritus buenos que aceptan el sufrimiento con el deseomagnánimo de ayudar a su familia y también para activar su ascensión espiritual? Ramatís: Os repetimos que en el Espacio al igual que en la Tierra, no hay regla sin excepción,pues Jesús, espíritu excelso y justo, no eludió la ocasión de sumergirse en las sombras de vuestromundo, para salvar a los hombres ignorantes y posibilitarles el camino hacia su realidad espiritual.También es verdad que hay espíritus bondadosos, que descienden a la carne y se ajustan a la familiaconsanguínea de la tierra, con el fin de despertar espiritualmente a sus viejos y milenarios amigos. Enalgunos casos se sacrifican heroicamente para socorrer a sus adversarios de otrora y que en elpresente todavía demoran hipnotizados por las filosofías destructivas o las doctrinas enfermizas delmundo material. Cuando esas almas sublimes comprueban la inutilidad de sus esfuerzos para inspirar desde elMás Allá a sus pupilos negligentes, se deciden a reencarnar por amor hacia ellos. Así fue como el 29
  • Ramatís Mediumnismoexcelso amor de Jesús, apiadado del sufrimiento humano, lo condujo hacia la Tierra; por eso, muchasalmas angélicas abandonan sus planos paradisíacos, sometiéndose voluntariamente a una nuevaencarnación a fin de despertar sentimientos crísticos en sus tutelados. Muchos de ellos, cuando renacen junto al adversario empedernido, enfrentan terribles situacionesa fin de atenuar la fiereza, el odio y la violencia que aún sustentan. Movidos por la compasión delángel, efectúan toda clase de esfuerzos para sustraerlos de las tragedias odiosas, que en el futuroengendran karmas torturantes. Muchas veces son sacrificados por las mismas almas delincuentes, aquienes intentan salvar de los padecimientos inenarrables que les esperan en el fango del astralinferior. Aun así se sienten felices cuando consiguen acentuarles el fuego del remordimiento oarrepentimiento, provocándoles los primeros impulsos de redención espiritual. También os reiteramos que Dios no es vengativo ni sádico, ni creó la obsesión incurable, ladolencia fatal, las deformaciones corporales, ni cualquier tipo de desventura para el ser humano. ElPadre sólo tiene objetivos concretos, que es la recuperación amorosa de todos sus hijos eternos. Losacontecimientos trágicos o mórbidos son el fruto de la debilidad moral y de la ignorancia del hombre,que mal balbucea las primeras letras del alfabeto de la vida inmortal. 30
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO V LOS TRABAJADORES ACTIVOS EN EL SERVICIO MEDIÚMNICO Pregunta: ¿Podríais explicarnos qué distinción existe entre los hombres con facultades endesarrollo junto a la mesa espirita y aquéllos que, siendo médiums, no necesitan del mismo proce-dimiento? Ramatís: Pueden considerarse "médiums oficiales" en la Tierra, aquéllos que reencarnan y estáncomprometidos en sus servicios obligatorios con la siembra espirita. Esos seres tendrán quedesempeñarse constantemente en esa actividad, pues necesitan compensar con cierta urgencia losperjuicios causados a terceros y además deberán acelerar su propia recuperación espiritual. Sedestacan de los otros humanos porque gozan acentuadamente de la facultad mediúmnica, tomandorelación directa y rápida con los desencarnados. Conforme sean sus pensamientos, conducta yobjetivos en sus vidas, atraerán a los espíritus de frecuencia vibratoria afín, que en base a suscontexturas espirituales, los influenciarán para el bien o el mal. Y como son raros los médiums misioneros o de Intuición Pura, también son pocos los quealcanzan el "clímax" bendecido del servicio mediúmnico, sin antes haber pasado por el desenvol-vimiento penoso. Existen médiums a quienes les afloran los residuos de las viejas pasiones que losperturbaban en el pasado; sus pensamientos, palabras y sentimientos son blanco de los des-encarnados, que realizan todo lo posible para impedirles su éxito en el servicio mediúmnico en lasiembra espirita. Intentan hacerles buscar su desarrollo de facultades, alejados de la disciplina yprotección doctrinaria, les explotan el amor propio y la vanidad, apartándolos de los ambientes dondela experiencia del más capacitado podría ayudarlos e inmunizarlos del astral inferior. En la fase penosa y contradictoria, saturada de dudas y esperanzas, es cuando el hombre sientedespertar su facultad, pero al no haber logrado la fuerza moral, la mente desenvuelta y lossentimientos equilibrados, no pueden sintonizarse inmediatamente con las almas benefactores. Unpoco más tarde, el médium comprende la naturaleza y objetivos de su ejercicio mediúmnico obli-gatorio, pues a pesar de haber enfrentado sacrificios severos, comprueba que lo pasado era deprovecho e incidía para su bien. Entonces, como un sembrador incondicional de las elevadas ense-ñanzas de los planos superiores, necesita inmunizarse contra las críticas ajenas, como tambiénimpermeabilizarse de las lisonjas o evidencias peligrosas de la vanidad personalista de la vidahumana. Sus dolores, ingratitudes e injusticias son menos importantes que las desventuras delprójimo; sus opiniones no deben provocar conflictos u hostilidades en el prójimo a causa de ladoctrina espirita, que lo acoge y beneficia para usufructuar el camino de la renovación espiritual. Los demás hombres —aunque sean médiums en potencia— serán responsables por sus actos yforma de influir en sus familiares. Los médiums consagrados o admitidos como trabajadores activosen el servicio mediúmnico organizado de la siembra espirita, son para el mundo profano la ideaespiritual elevada, que no puede ni debe mancharse por sus intereses personales o caprichosvanidosos. Pregunta: Sin querer contrariar los elevados conceptos vertidos y en contradicción a lospostulados crísticos, hemos tenido muchas veces la oportunidad de conocer médiums poderosos,que producían fenómenos dignos de mención y curas extraordinarias; pero algunos comerciabanvilmente sus facultades, mientras que otros eran esclavos de los vicios comunes. De este paradójicoejemplo, ¿qué nos podéis decir? Ramatís: ¿Cuántas veces las autoridades públicas, de vuestro mundo, confían en determinadosindividuos para desempeñar servicios de importancia en favor del pueblo, que los considera hombreshonorables y de buenos propósitos? Al comienzo ganan la confianza de sus superiores ejecutandolos trabajos debidamente y poco a poco se dejan tentar por la codicia, avaricia o la fortuna fácil,terminando por cumplir deshonestamente aquello que les tuera solicitado para el bien común. El mandato mediúmnico, que autoriza al poseedor a prestar un servicio útil para la colectividadencarnada, también beneficia a su espíritu imperfecto, y es un compromiso que debe ejecutarse con 31
  • Ramatís Mediumnismodignidad y elevación moral. Aceptando la tarea medianímica de suma importancia para sí y para elprójimo, es evidente entonces que el médium es el responsable por cualquier desvío o perturbaciónque produzca durante el ejercicio de su tarea en el mundo profano. También es cierto que los ángeles del Señor, que son almas llenas de ternura y amor, tienenesperanzas para corregir o renovar a los espíritus, que siendo culpables e imperfectos, son con-vocados para el servicio espiritual de la mediumnidad en el mundo físico. Por eso no los privansúbitamente de la facultad que los pone en contacto con el mundo espiritual; les multiplican lasoportunidades de recuperación por las nuevas faltas y los ayudan a corregir sus deslices cometidosen la doctrina que desarrolla sus facultades. Paradójicamente, como si fueran árboles saturados desavia inservible, esos médiums continúan en su propósito de dar buenos frutos... ¡Ellos ignoran, quees el generoso "toque" angélico el que higieniza y sublima sus deslices y que promueven las curas ygarantiza las revelaciones buenas! Ciegos por la vanidad de juzgarse auto-suficientes, capaces de realizar todo, prescindiendo de laintervención del mundo invisible, abdican de la vigilancia y el buen sentido, inmunizándose pararecibir las vibraciones angélicas, cayendo fragorosamente en el lodo de sus imprudencias. Infelices yorgullosos, no alcanzan a percibir cuándo "cambia" la entidad oculta que los protegía; es decir,cuando se retira el ángel y ocupa su lugar la figura maquiavélica y astuta del genio de las sombras.Desde allí en adelante existe un solo "dueño" y no un "guía"; en vez de un orientador tierno ytolerante, que todos los equívocos e intereses inconfesables del médium, los toma bajo suresponsabilidad espiritual; surge entonces el alma cruel, dañina, orgullosa y llena de vicios, que exige,domina y castiga. Desaparece el ángel amoroso, que conduce a las almas hacia el reino de Luz, paramanifestarse el señor de los esclavos, que aprisiona desde la tumba al espíritu imprudente paraconducirlo a las regiones inhóspitas de las tinieblas. Ese es el fin de los médiums, que después de haber sido agraciados con destacados poderesespirituales, para el bien de sí y de la colectividad encarnada, terminan enlodando su tarea con lavileza del negocio impuro, generando la desconfianza y hostilidad hacia el servicio mediúmnico. Pregunta: ¿No sería más prudente, que los espíritus superiores no concedieran la facultadmediúmnica a los hombres que no tuvieran capacidad y amor para exponerla en la Tierra? Ramatís: No son poderes concedidos extemporáneamente por los mentores de la Tierra a loshombres inmaduros de espíritu; a veces esos espíritus son antiguos magos, que dominaban fácil-mente las fuerzas ocultas, ejercían sus poderes sobre los elementales y usaban la hipnosis para finesinteresados, tal como lo hacía Rasputín, que aprovechando sus poderes extraterrenos realizaba susobjetivos equivocados, como un instrumento de las tinieblas. Cuando esos espíritus retornan a lacarne, deben intentar su renovación espiritual, manejando los mismos poderes que desvirtuaron en elpasado, pero bajo la promesa de emplearlos para el bien. El corazón atrofiado y la mente agudizada por la voluntad poderosa y que fuera ejercitada envidas anteriores, es lo que tienen esos espíritus para ejecutar el trabajo mediúmnico del Bien, siempreque no se inclinen humildes desde el comienzo de su tarea a los postulados redentores del Cristo.Cuando los responsables por el progreso del orbe comprueban la imposibilidad de conservarlos en elservicio activo de la siembra propuesta, se ven obligados a separarlos de cualquier forma, para queterminen los graves perjuicios causados por sus actividades incontroladas. Pero Dios siempre concede la oportunidad de renovación moral y el trabajo honrado para todossus hijos. Y la prueba más evidente de lo que estamos manifestando la tenéis en vuestras manos,pues si en el presente vosotros portáis principios espirituales dignos y superiores, se los debéis a labondad divina, que toleró vuestras iniquidades del pretérito, concediéndoos la gracia del servicioredentor, tantas veces como las equivocaciones cometidas. En verdad, los pecadores son los quenecesitan más del Amor, tanto como los enfermos necesitan del médico. Si del lodo puede surgir el lirio inmaculado, es obvio que de los labios de los hombres impurostambién pueden nacer las esperanzas y el derrotero para los seres desviados del camino honesto dela vida humana. Y si Dios, el Creador del Universo, que debería exigirnos el máximo de sumisión yacatamiento a los sublimes objetivos de su Obra, multiplica los medios para nuestra rápida redención 32
  • Ramatís Mediumnismoespiritual, sin duda que el hombre, su criatura, no tiene el derecho de odiar, maltratar, robar y execrara sus hermanos de destino sideral. Ese es el motivo principal de todo médium fenoménico o intuitivo, cuyo compromiso sefundamenta incondicionalmente en cultivar su mediumnidad con el Cristo y revelarse como un tra-bajador activo en la siembra del Maestro. No basta ver, oír y sentir a los espíritus en el plano invisible,pues el médium, bajo cualquier hipótesis, debe ser un hombre que además de contribuir para ladivulgación de la inmortalidad del espíritu, es un ciudadano comprometido por los deberes comunesinherentes a la colectividad encarnada, donde la bondad, el amor, el afecto, la renuncia y el perdónconstante pueden liberarlo de las cadenas del astral inferior. Pregunta: ¿Cuáles son vuestras consideraciones sobre la mediumnidad con el Cristo? Ramatís: Considerando que la facultad mediúmnica de "prueba" o de "obligación" es el préstamoque las Esferas Elevadas conceden al espíritu endeudado para conseguir su rehabilitación espiritual,bajo ningún aspecto debe negociarse o vilipendiarse. Es un servicio de confianza que el médiumdebe ejercer en favor ajeno, sin dejar de cumplir con sus obligaciones en la familia, sociedad ypoderes públicos. Los mentores siderales no le exigen el sacrificio económico de la familia, lanegligencia educativa de la prole, el descuido de las necesidades justas con sus parientes, para queatienda indiscriminadamente el ejercicio de su facultad. Cada médium, como espíritu en evolución, conduce su bagaje kármico generado en el pretéritodelictuoso y que le determina las obligaciones en el hogar, donde víctimas y verdugos, amigos yadversarios de antes, inician el curso de aproximación espiritual definitivo. Por eso, en últimainstancia debe prevalecer sobre el servicio mediúmnico el cumplimiento exacto de lasdeterminaciones kármicas que le dieron origen a la existencia en la materia. Y, considerando que el mundo del César es el reino transitorio de los intereses de la vida materialpara la educación del espíritu imperfecto, el don mediúmnico es la dádiva espiritual del Reino delCristo, antes que una mercadería de especulación mundana. 33
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO VI EL MÉDIUM "KARDECISTA" Y EL MÉDIUM "UMBANDISTA" Pregunta: Conforme a vuestras consideraciones en el capítulo anterior, creemos que el únicodesenvolvimiento mediúmnico aconsejado, es el desarrollado en el ambiente espirita, bajo lacodificación de Allan Kardec. ¿No es verdad? Ramatís: No debéis apresuraros en vuestras consideraciones extremistas, pues es muy fácildistinguir al médium de "mesa" que se desenvuelve bajo la égida de la doctrina espirita y el médiumque prefiere desenvolverse por la técnica de la Umbanda. En el primer caso, es espiritismo, y elsegundo, es mediumnismo. No nos compete juzgar ésta o aquella predilección medianímica, nitenemos el derecho a inclinarnos exclusivamente hacia la esfera espirítica, porque los fenómenos yacontecimientos que sucedieron desde el comienzo de la humanidad hayan sido mediúmnicos. Loque más interesa en la efectividad del servicio mediúmnico, tanto en la siembra espirita, en elambiente umbandista o cualquier otro, es saber si se realiza por el amor al Cristo e inspirado por sudivino Evangelio. Apreciamos considerablemente al médium que se integra totalmente a su trabajoespiritual, guiado por los preceptos evangélicos distintos, al médium de "mesa" que se vuelvemercenario y corrompido. En esos casos, la distinción nos parece perfecta respecto a la naturaleza interpretativa de lamanifestación mediúmnica, pues mientras el médium de mesa se preocupa específicamente por lasideas de sus comunicantes, en su intercambio acentuadamente mental, el médium de la Umbanda —por ejemplo— toma el máximo de cuidado para reconocer la identidad del espíritu que lo incorpora.En la disciplina de la Umbanda existen códigos, puntos cantados y convencionales, cruces de líneasy tienen el concurso de las falanges que operan a través de la magia práctica, caracterizando a cadagrupo o individualidad que participe. Así, conforme sean los puntos, señales, toques o códigosdeterminados, el médium y los frecuentadores de la Umbanda deducen las intenciones, capacidad,naturaleza y especialidad del servicio que pueden realizar con los comunicantes. Junto a la mesa espirita se nota un cierto individualismo de trabajo en las relaciones con losencarnados por parte de los espiritas, una preelección de naturaleza elevada y de contenidoresponsable respecto al nombre o a la identidad del comunicante, que tanto puede ser un apóstol,como un "Juan nadie". Mientras tanto en la Umbanda, a pesar de no haber consolidado su unidaddoctrinaria definitiva, ni afirmado su sistema particular de trabajo en todas las latitudes del orbe, pormedio de su sincretismo afro-católico se transforma en un trampolín favorable para los católicos,protestantes y otros religiosos dogmáticos para familiarizarse con las enseñanzas de laReencarnación y la disciplina de la Ley del Karma. Las imágenes, los cánticos, el incienso, las velas ylas ofrendas de los rituales de la Umbanda, algo parecidos a los usos de la Iglesia Católica, atenúanel miedo prejuicioso de los católicos por las manifestaciones mediúmnicas, para ir ganando poco apoco el gusto por el conocimiento de la inmortalidad del espíritu pregonado por todas las filosofíasreencarnacionistas. Los jefes, las falanges y las líneas de la Umbanda, con sus mestizos, negros y salvajes, a pesarde la multiplicidad de costumbres, temperamentos y propósitos diferentes del servicio que realizanjunto a la materia, entrelazados por severos compromisos, deberes jerárquicos y obligacionesespirituales, aún no fueron comprendidos por sus propios profesantes. En el inmenso panorama delas relaciones entre el plano material y el mundo oculto de los espíritus, fundamentados por elproceso de la magia, en el ámbito umbandista resaltan ciertas combinaciones confusas y tonteríascondenables, que van a cuenta del elevado trabajo espiritual. Luchan aún los umbandistas paraalcanzar su constitución doctrinaria y eliminar las excrecencias ridículas que deforman su baseesotérica. En ese terreno fue más feliz el Espiritismo, pues partió de una unidad concreta y basada enconstantes investigaciones, con "tests" mediúmnicos que agotaron a Allan Kardec, pero lo ayudaronexitosamente para extirpar las contradicciones, exotismos y escenas ridículas de la prácticamediúmnica desorientada. La Umbanda es el vaso donde beben todos, pero raros son los que 34
  • Ramatís Mediumnismoconocen su verdadero contenido. Sirviéndonos de un ejemplo común y corriente, diríamos que la práctica mediúmnica delEspiritismo se asemeja a una agencia de informaciones civiles, donde es mucho más importante elcontenido de su "fichero" que las personas informantes. La Umbanda es una agencia deinformaciones tipo militar, pues buscan primero conocer la "graduación" del informante, pues tal comosucede en el mundo físico, es grande la diferencia y responsabilidad de aquello que dice el "cabo", ylo que informa el "general". .. El mejor proceso para desenvolver al médium que prefiere actuar bajo la protección de la doctrinaespiritista, es la que indicó Allan Kardec en el Libro de los Médiums, mientras tanto, aquel que porsimpatía, índole espiritual, temperamento psicológico o servicio comprometido en el Espacio escogeel mediumnismo de la Umbanda, deberá seguir los métodos prescriptos por los "padres de cabeza",someterse a la técnica de los "mestizos desarrolladores" y encuadrarse bajo los preceptos y ritualesde las líneas de Ogum, Xangó, Ori de Oriente, Oxosse, Oxalá, Yemanjá o Yori Yorimá. Pregunta: Cuando orientamos nuestras investigaciones y tratamos de conocer de cerca elproblema espiritualista de la Umbanda y recabamos la opinión de algunos espiritistas al respecto, sedefinen en dos aspectos y hasta parecería que temen enfrentarlo. Mientras una parte condena "ex-abrupto" la Umbanda, la otra guarda silencio. Aunque os parezca un pedido fuera del tema, en estaobra os sería posible considerar estos aspectos y decirnos en síntesis: De los dos trabajosmediúmnicos, ¿cuál de ellos es el mejor? Ramatís: No encontramos razones, misterios aparentes o "tabúes" en ese asunto, pues si tenéispresente que Dios es Omnipresente en toda su obra, es indiscutible que tanto asiste a sus hijos en elseno de la Iglesia Católica, en el Templo Protestante o en la Sinagoga Judía, como también os alientaen las experimentaciones del Espiritismo e igualmente corresponde a los esfuerzos ascendentes detodos aquellos que prefieren la siembra Umbandista. De la misma forma que son condenables las arremetidas agresivas del Clero contra la doctrinaEspirita, también debe censurarse a los malos espíritus que juzgan intencionadamente el trabajo delos umbandistas. No aconsejamos la mezcla de ambos, es decir, Espiritismo y Umbandismo, puestodo sincretismo religioso o doctrinario sacrifica la cualidad iniciática de cada uno en particular, y seríapoco provechoso e inferior. Mientras tanto, el respeto espiritual de índole crítica, exige que losespiritas vean agradablemente el esfuerzo que realiza la Umbanda en favor del Bien a través de lasprácticas mediúmnicas, como los umbandistas deben respetar el trabajo de desarrollo de la "mesa"kardecista. En verdad, el denominador común que aproxima a ambas doctrinas es alcanzar la misma verdad,el servicio caritativo hacia el prójimo y el movimiento activo que realizan actualmente para que elhombre de hoy asuma conscientemente su responsabilidad kármica, generada en existenciasanteriores. No hablamos del servicio mediúmnico mercenario, la magia degradante, la supersticiónque encadena el progreso mental, las prácticas primitivas que degradan al espíritu, ni los negocioscensurables que se realizan fuera de la ley, donde astutos médiums comercian con el dolor ajeno.Tampoco mencionamos al médium espirita, que desmiente en la vida profana los preceptos moralesque intenta imponer a los asiduos frecuentadores del centro espirita donde actúa. Debido al grado espiritual inferior, propio de los habitantes de la Tierra, en cualquier lugar dondeviva el hombre, allí surge la hierba dañina, y si puede, interfiere las santificadas realizaciones de loAlto. Las elevadas entidades espirituales que se manifiestan por los médiums criteriosos dicen: "loshombres pasan y las instituciones quedan" *, a medida que el material humano inferior seasubstituido por otro mejor, también los trabajos mediúmnicos se higienizarán y aumentaran losprovechos espirituales. Considerando directamente vuestra pregunta sobre el trabajo mediúmnico kardecista de la"mesa” si es superior al de los umbandistas, debemos deciros que lo más importante, en ambos * Nota del médium: Concepto de Emmanuel, por intermedio de Chico Cándido Xavier. 35
  • Ramatís Mediumnismocasos, es la cualidad espiritual de aquellos que trabajan en este o aquel sector del intercambio conlos desencarnados. Tened presente esta sencilla comparación: suponed que cierto hombre tiene elpie infectado por una herida maligna, la cual atrae a las moscas, atormentándolo constantemente;algunos le aconsejan que se cubra el pie con una media de algodón, para evitar la influencia de losinsectos. Desgraciadamente el enfermo comprueba que las moscas continúan posándose molestamenteen el pie herido, lo cual le induce a aceptar otra sugestión amiga para que use una media, pero deseda. Esa providencia también fracasa. Pero, por feliz coincidencia, consigue curar la herida con eluso determinado de cierta hierba medicinal, alegrándose por su cura radical. En realidad las moscasmolestaban a causa de su herida, importando poco que usara medias de una u otra calidad. De la misma forma, creemos que lo más importante para vosotros no es probar si el trabajomediúmnico kardecista es superior al del umbandista, pues en ambos casos, el primero significa lamedia de seda y el segundo la de algodón. Cuando desaparezcan de vuestras almas las "heridasmortales", que atraen a las moscas del astral inferior, sin lugar a dudas que podréis prescindir de am-bos trabajos, porque estaréis curados espiritualmente, tal como sucedió con el ejemplo citado. 36
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO VII CONSIDERACIONES SOBRE LA MEDIUMNIDAD NATURAL Y LA MEDIUMNIDAD DE PRUEBA Pregunta: Deseamos conocer algunos aspectos sobre los médiums que tienen sensibilidadpsíquica avanzada, cuya mediumnidad, según nos dijisteis, es fruto de su evolución espiritual. Ramatís: Los espíritus que evolucionaron moralmente y se integraron a la vida psíquica superior,cuando están encarnados tienen suma sensibilidad para recepcionar los fenómenos del mundooculto, y aunque no se manifiesten en forma ostensible, sucede a través de la intuición pura. Sufacultad mediúmnica es el corolario de su evolución espiritual, antes de ser una "concesión" pro-visoria. Se transforman en centros receptivos de las manifestaciones incomunes que trascienden lossentidos físicos; su elevada sensibilidad, fruto de avanzado grado espiritual, se afina constantementea los elevados valores psíquicos, facilitándoles el conocimiento instantáneo de los acontecimientospresentes y revelaciones importantes del futuro. El bendecido don de la Intuición Pura lo poseían enalto grado Antulio, Hermes, Rama, Krishna, Pitágoras, Buda, Ramakrishna y Jesús, además de otrosseres que pasaron anónimamente por el mundo terreno; fue la facultad iniciática que sirvió a esosgrandes espíritus para sobrellevar las admirables transformaciones en el espíritu del hombre. Tanto percibían los fenómenos inmediatos del mundo invisible, como descubrían ampliamente lasíntesis de los acontecimientos futuros e importantes de la Tierra. Existe gran diferencia entre el médium cuya facultad es una adquisición natural, por causa de sumadurez espiritual, al del médium de "prueba", que es agraciado prematuramente con la facultadmedianímica, destinada a proporcionarle el rescate de sus deudas karmáticas. A través de procesosmagnéticos, desconocidos para vosotros, los técnicos del Astral hipersensibilizan el periespíritu deaquellos que precisan encarnar con la obligación de trabajar por medio del servicio de lamediumnidad a favor del prójimo y a su vez emprender su propia recuperación espiritual. En el Más Allá existen departamentos técnicos especializados que ayudan a los espíritus aapresurar determinados centros magnéticos y vitales de su periespíritu, despertándolesprovisoriamente la sensibilidad psíquica para poder recepcionar los fenómenos del mundo ocultocuando están encarnados. Ése es el mandato mediúmnico o facultad transitoria a título de "préstamo"otorgado por el Banco Divino. Pero también es un arma de doble filo, que exige severa postura moralen el mundo, pues tanto coloca a sus portadores en contacto con los espíritus benefactores, como lossitúa fácilmente en la faja vibratoria de las entidades sombrías del astral inferior. Aunque la facultad mediúmnica parezca un privilegio que contraría el concepto de la Justicia ySabiduría de Dios, esa concesión prematura otorgada al espíritu en falta, implica una mayorresponsabilidad en el trabajo laborioso y espiritual. Por lo tanto, no es una gracia "fuera de tiempo"que exime a las almas de las preocupaciones y obstáculos futuros en su evolución espiritual; es unempréstito que le permite resarcirse de sus faltas cometidas en el pasado, compensando el tiempoperdido con un servicio extraordinario. Los Mentores Siderales, apiadados de los espíritus demasiadogravados en sus cargas kármicas para el futuro, les ofrecen la oportunidad de reajustarse a labrevedad, a fin de lograr su pronta ventura. Entonces el médium es el espíritu que renace en la materia, comprometido y con la obligación deejercer un trabajo constante en favor de los postulados sobre la inmortalidad del alma e inclusivetiene el deber de mejorar su propia gradación espiritual. Aunque sea agraciado prematuramente conun sentido psíquico avanzado —que no alcanzó por méritos—, podrá transformar en una facultad"natural" aquello que sólo era considerado como una facultad de "prueba". Evidentemente, eso esdifícil, pero no imposible, pues algunos médiums, los menos, logran alcanzar la gracia de la facultadmediúmnica natural, por medio de la facultad de prueba. Aunque la mediumnidad fenoménica impresione profundamente los sentidos físicos de losencarnados, en lo íntimo de la estructura espiritual del médium de "prueba", comúnmente no llega aconsolidarse el carácter moral superior, la renuncia angélica, el desapego a las ilusiones de la vida 37
  • Ramatís Mediumnismofísica o la capacidad heroica para el cumplimiento del mandato redentor. Apenas es el instrumentoconvocado para el servicio compulsorio en favor del prójimo o el transmisor de la realidad inmortal;pero por encima de todo, es el deudor interesado en reducir su débito kármico con el planeta que lesirvió desinteresadamente. El médium espontáneo y natural, de elevado grado moral, y superior en espíritu, dispensa de losentretenimientos o de la intervención técnica para relacionarse con el mundo oculto, dado que loconsigue por medio de su alta sensibilidad intuitiva. Aunque la mayor parte de esos médiums noconservan la conciencia nítida y total de los acontecimientos sublimes de que son intermediarios, sonantenas vivas evolucionadas, que bajo la inspiración de los espíritus angélicos fluyen hacia lasuperficie de la materia las esperanzas confortadoras e importantes revelaciones. Esos instrumentosexclusivos del Bien distribuyen orientaciones benefactoras, advertencias justas e incentivan losbuenos propósitos de la vida. En lo íntimo de sus almas, la "Voz Silenciosa" del Señor los anima,orienta y revela Su Obra, como lo hace con todos los seres, mas los sensitivos e intuitivos la sientenen su plenitud divina. Esos seres no participan obligatoriamente y en horas fijas para realizar los serviciosmediúmnicos, pues su naturaleza elevada los exceptúa del peculiar desenvolvimiento torturante quepadecen la mayoría de los médiums de prueba, que actúan bajo la acción de los espíritusimperfectos, dado que son los mejores intérpretes de la verdadera vida inmortal. Todas lasmanifestaciones gloriosas y concernientes a la Creación, las focalizan en una visión global y fecundaque restituye a la humanidad las cuotas de fe destruidas por los malos escritores, filósofos o líderesreligiosos ignorantes. Pregunta: El médium de "prueba", ¿podría alcanzar el mismo éxito del médium "natural", sidespués del desenvolvimiento se encuadrase bajo los principios elevados del Evangelio del Cristo? Ramatís: Lo que el médium natural alcanza por vía intuitiva, como suceso espontáneo de susensibilidad psíquica y sin necesidad de esfuerzos o adaptaciones fuera del tiempo, el médium deprueba, sin antecedente superior que le permita colocarse fácilmente en la faja vibratoria de la esferacrística, está obligado al desenvolvimiento espinoso, para graduarse por medio del entrenamientoagotador con los desencarnados imperfectos, enfrentando las más variadas decepciones psíquicas. La recepción inmadura muchas veces lleva al espíritu de prueba a desengaños, fracasos yrebeldías, tal como le sucede al jugador de ajedrez, que después de muchos lances infructuosos,vacila en mover las piezas de menor importancia. Tratándose de una facultad prematura y provisoria, que exige arduo y sacrificial ejercicio enmedio de las actividades terrenas, el médium que carece de sensibilidad espiritual espontánea, queorienta fácilmente al individuo entre los problemas confusos de la vida, casi siempre concluye susprogramas mediúmnicos después de muchos tropiezos. La perseverancia, el buen ánimo, la tenaci-dad, el estudio infatigable, la lucha impiadosa contra las pasiones de la animalidad inferior y laintegración definitiva al Evangelio del Cristo, es lo que asegura el éxito mediúmnico. Sirviéndonos de una comparación diríamos que el médium natural se asemeja al músico o alpintor que nace con el don espontáneo de ejercer su arte, al que se entrega con facilidad y placer. Elmédium de prueba es el alumno al que se obliga a estudiar una ciencia o arte, para el cual no tienecualidades espontáneas, precisando realizar enormes esfuerzos para alcanzarlas bajo un prolongadoentrenamiento, ejercido en medio de vacilaciones, fracasos y decepciones. Tampoco es imposible que el médium de prueba, integrado absolutamente en el serviciomediúmnico bajo la égida de Jesús, se depure de tal modo que disfrute en gran parte de la sublimemediumnidad natural, que en realidad es la mediumnidad espiritual. Es necesario comprender que noexiste una línea demarcatoria específica entre la mediumnidad de prueba y la intuición pura, puessiendo el médium un espíritu encarnado, tiene momentos que por fuerza de alguna virtud bastantedesenvuelta, logra ser el instrumento perfecto de la revelación superior, como suele suceder conalgunos hombres que experimentan, parcialmente y en forma fugaz, el inefable estado espiritualdenominado éxtasis. Cuando distinguimos al médium natural al de prueba, deseamos destacar que el primero es un 38
  • Ramatís Mediumnismoinstrumento genuino y superior de la realidad espiritual, y el segundo renace en la Tierra bajo unaobligación de orden kármico. Pregunta: Conforme observamos nosotros, es grande el porcentaje de médiums que fracasan enel ejercicio de esa mediumnidad, que la denominamos poco común y un tanto específica. ¿Qué nosdecís? Ramatís: Cuando Jesús anunció que "a cualquiera que le fuera dado mucho, mucho le serádemandado; y al que le encomendaron mucho, más le será pedido" (Lucas, Cáp. XII, vs. 47 y 48),como es lógico su augusto pensamiento también se refería al ejercicio de la mediumnidad. El médiumnatural, el intuitivo puro, que posee el tesoro espiritual de la intuición angélica, recibe mucho pormérito a su madurez, y "a quien mucho se le pedirá" ha de ser al médium de prueba, aunque seapobre espiritualmente, pues debe trabajar fuerte en el servicio mediúmnico para resarcir sus pecadospasados. Mientras tanto no es la posesión prematura de la facultad mediúmnica el motivo del fracaso,como generalmente pasa con algunos médiums de prueba en la materia. Se debe a su imperfeccióno contradicción espiritual, pues el médium, comúnmente, es el espíritu que decayó de las posicionesprivilegiadas del pasado y que aún se mantiene apegado a su personalidad humana transitoria. Deese modo, subestiman la trascendencia de los fenómenos que se realizan por su intermedio,considerándolos como un producto exclusivo de su voluntad y capacidad mental. Aunque muchos médiums son inteligentes y mentalmente desenvueltos, el orgullo, vanidad,ambición, prepotencia, cupidez o liviandad los hace caer de sus pedestales frágiles, porque se creenmagos excepcionales o individuos de poderes extraordinarios para producir fenómenos yrevelaciones incomunes. La Tierra es pródiga en magos de feria, curanderos mercenarios o iniciadossentenciosos, que a través de rituales extravagantes atraen y explotan a las multitudes ignorantes.Son verdaderos "gibosos" de la espiritualidad, que beneficiados por la gracia mediúmnica, concedidapor los espíritus benefactores, la explotan bajo el disfraz de la magia o poderes esotéricos, peroevitan siempre la disciplina del espíritu, que sin duda les exigiría una conducta honrada y absolutodesinterés en el trato con las cosas espirituales. Mientras tanto, llega el momento en que son alcanzados de lleno por la Ley Sideral,paralizándoles la explotación de la veta de oro mediúmnica, puesta al servicio de un comercio tanindigno y de interés tan personal. Terminan sus días bajo terrible humillación espiritual y sufriendohorriblemente por el mal uso de los favores concedidos por lo Alto. Muchas leyendas terráqueas son simbolismos y alusiones al mal uso de los dones mediúmnicos,y debe ser una seria advertencia por parte de los Mentores Siderales a quienes les habían depositadosu confianza. La tradición legendaria narra el caso de ciertos humanos, que después de haber sidofavorecidos con poderes excepcionales de orden angélico, terminan perdiéndolos lastimosamente porla avaricia, cupidez, vanidad, descuido e intereses mercenarios. Dice la leyenda que cierto avaro fue transformado en buitre porque no distribuyó el dinero que lehabían concedido las hadas del bosque; también cuenta la historia, del hombre ambicioso quehabiendo recibido del genio del Bien un poder excepcional, prefirió usarlo para transformar en orotodo aquello que tocaba, terminando por morir de hambre y sed, porque hasta el agua y los aumentosse transformaban en el dorado metal, al contacto con sus manos. Todavía perdura la conocidaleyenda del hombre que se alababa de entregarle su alma a Lucifer, si no llegaba a gastar todo eldinero concedido en el plazo fijado. Desgraciadamente perdió la apuesta, pues agotó todos losrecursos habidos para malbaratar la inmensa fortuna que el Diablo le proveía constantemente, porquese olvidó de practicar la caridad..., motivo éste que le hubiera permitido (simbólicamente) aplicar esacuantiosa fortuna para el Bien. Tales relatos no dejan de ser leyendas y cuentos fantásticos, pero en su profundidad permanecela enseñanza espiritual, para quienes hacen mal uso de los talentos proporcionados por el Señor dela Vida. La mediumnidad es uno de esos talentos que los genios del Bien conceden a los espíritusendeudados, necesitados de urgente rehabilitación espiritual. Esa facultad puede desaparecer encualquier momento, si su portador la profana para satisfacer su vanidad con provechos ilícitos. 39
  • Ramatís MediumnismoNingún médium está facultado para servirse de la mediumnidad para uso exclusivo o aprovecha-miento egocéntrico, ni exponerla en público en forma comercial. Es uno de los bienes concedidos porDios a sus hijos, tal como lo dijera Jesús en su parábola, profundamente espiritual (Mateo, 25-14, 30). Las fuerzas psíquicas no deben degradarse con las manifestaciones espectaculares que exaltanla personalidad humana transitoria, y se desfiguran para transformarse en mercadería destinada acrear facilidades o atender los caprichos de la vida física. Los valores legítimos de las facultades mediúmnicas, cuando son desenvueltos y practicados conel Cristo, no producen caídas ni humillaciones que testimonian la vida equivocada de los médiumsimprudentes. El médium, como instrumento fiel de la voluntad del Señor, revelada en el mundo de las formas,crea destinos crueles para el futuro, cuando la negligencia o mala fe invierte el programa espiritualque prometió divulgar en la superficie de la Tierra. Siempre existe atenuante para aquel que peca porignorancia, pero es indigno e intolerante quien lo hace deliberadamente, después de habersecomprometido para la realización de un servicio que es fuente de Bien y progreso para muchascriaturas. 40
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO VIII DIFICULTADES EN LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS Pregunto: ¿Qué verdad existe cuando se afirma que los espíritus elevados encuentran seriasdificultades para tomar contacto con los médiums? Ramatís: En base a la vibración sutilísima de los espíritus superiores, distanciados del padrónespiritual común de vuestra humanidad, se ven obligados a realizar grandes esfuerzos para que losencarnados logren percibirlos. A través de los médiums, sublimados en el servicio del Cristo, esasentidades angélicas se manifiestan a gusto, por encontrar fluidos sutiles y balsámicos para revestir asus periespíritus en el contacto con la materia. En general, extraen gran cantidad de fluidos de losmédiums y sólo aprovechan una mínima parte, es decir, la menos animalizada y más susceptible a la"eterización" angélica. Aunque son seres sublimes, cuya presencia es agradable y tonificante para las percepciones delas criaturas sensibles, no pueden prescindir de las energías groseras del plano carnal cuandodesean sintonizarse con el periespíritu de los médiums. He ahí la mayor realización de los médiumsen ese elevado intercambio, cuando se dedican constantemente al Bien y viven alejados de los viciosy pasiones degradantes, por eso también se subliman los fluidos animalizados, debido a la constanteconexión con la frecuencia vibratoria de las regiones edénicas. Pregunta: ¿Nos podéis explicar qué es lo que afecta a esos espíritus elevados en su contacto conlos médiums terrenos? Ramatís: Les afecta los sufrimientos, pero éstos son distintos al que padecéis vosotros en elmundo físico, pues las vibraciones espirituales de esas entidades sublimes superan la mediocridad dela frecuencia vibratoria de la materia, como el rayo del Sol no se perturba cuando incide sobre lavasija de barro. Los espíritus sabios y angélicos sólo se afligen cuando deben mantener un contacto directo yactuar positivamente con vosotros en la materia. Cuando se sirven de los médiums para comunicarsecon los encarnados, se sumergen en medio de las energías primarias de la vida animal, afectándolesla fatiga producida por el magnetismo opresivo del medio, el que actúa en sus periespíritusoprimiéndoles sus delicadas composiciones fluídicas. Realizan hercúleos esfuerzos para bajar sudinámica angélica y poder así sintonizarse con los fluidos inferiores y hacerse perceptibles en elmundo material. No podemos describir con los vocablos del lenguaje humano el estado fluídico incómodo,angustioso y opresivo que ataca a esos seres cuando se ajustan a los fluidos coercitivos del mundofísico, y os recordamos el caso similar de un hombre sano y jovial, que al estar habituado al oxígeno yal perfume embriagador de las flores, se viese casi privado en su respiración natural, al tener queabsorber las emanaciones pestilentes de los pantanos. Esa dificultad en el contacto un poco directode las entidades angélicas con los fluidos ásperos y animalizados del mundo terreno, nos recuerdatambién a esos seres humanos, vestidos con fino traje de lino, debiendo introducirse con urgencia enel lodo frío y repugnante para socorrer a un hermano que estuviera en peligro. Pregunta: ¿Las elevadas vibraciones de los espíritus angélicos, no sobrepasan las frecuenciasvibratorias de las fajas inferiores de la materia, inmunizándolos contra cualquier actuación de ordenopresivo? ¿Para no perturbar su ventura paradisíaca, no debieran estar totalmente alejados delcontacto con nuestro mundo terreno? Ramatís: Os reiteramos que el rayo del Sol no se perturba cuando incide sobre la vasija de barro.Las elevadas entidades espirituales padecen por las vibraciones angustiosas cuando necesitan entraren "contacto directo" con los médiums para accionarlos en su ambiente físico. Para tales efectosdeben revestirse de los fluidos terráqueos opresivos, a los que vosotros estáis acostumbrados, porser una condición normal de vuestra vida física. Por fuerza de esa ley, que Dios creó para encaminara sus hijos hacia la ventura eterna y espiritual, todos los espíritus angélicos también cursaron por lasescuelas terrenas, y por ignorancia también incidieron en las mismas equivocaciones y 41
  • Ramatís Mediumnismoexperimentaron las pasiones y vicios que aún son comunes en la humanidad terrena. Después de haber recorrido las etapas planetarias que los liberó definitivamente de la carne, sóloentonces se desvistieron de los trajes de fluidos animalizados para integrarse definitivamente en elseno de las comunidades angélicas. En sus memorias siderales no olvidan sus dolores atávicos,padecidos en la vida educativa de la materia, causa que les permite apiadarse de sus hermanosencarnados que gimen a la retaguardia, y aprovechan todos los caminos posibles para ayudarlos. Por eso no temen enfrentar la masa pegajosa y opresiva producida por las pasiones y vicios de lahumanidad, y ciertas veces renuncian a su paz y ventura en las moradas celestes, para renacer en lamateria con el fin de suministrar directamente sus lecciones espirituales en el seno de la familiaconsanguínea. La prueba y el ejemplo lo han dado esos grandes líderes de la vida espiritual comoAntulio, Hermes, Krishna, Buda, y particularmente se destaca el amoroso Jesús, que dejó sus esferascelestiales para habitar la carne terrena y exponer personalmente los avanzados programas desalvación para el hombre imperfecto. "Pregunta: Ante la gran dificultad que tienen los espíritus sublimes para comunicarse con nuestromedio material, ¿no sería posible y hasta aconsejable, que se higienizara anticipadamente el lugardonde pretenden actuar? Esa providencia ¿no les favorecería su acción doctrinaria y ayudaespiritual? Ramatís: No tenemos la menor duda sobre lo que decís, pues para tener un mejor contactomediúmnico con vosotros, los espíritus superiores requieren la cooperación de los técnicos sideralespara la necesaria higienización fluídica o "ionización" del ambiente donde deben manifestarse yejercer una acción profiláctica sobre los médiums. Éstos acostumbran en su generalidad a participaren los trabajos mediúmnicos, envueltos por su aura psíquica conservando los residuos mentales delos pensamientos, palabras, objetivos y hábitos adquiridos durante el día. Esa emanación residual dela mente del médium es una densa cortina de fluidos inferiores, que se interponen entre los espírituselevados que deben comunicarse requiriendo su dispersión o limpieza del halo mental. Aunque esta providencia beneficiosa se realice con bastante anticipación, en general lasentidades elevadas necesitan adaptarse durante un espacio de tiempo, que dura de tres a seis horasen medio de los fluidos densos o sustancia espesa, para poder actuar en medio del mundo material. £1 mensaje espiritual transmitido desde las esferas elevadas hacia el mundo físico exigeanticipadamente un delicado planeamiento, y además los mensajeros responsables por suscomunicados benefactores deben ser ayudados técnicamente en el descenso gradual a través de lascarnadas de fluidos inferiores. La reducción vibratoria a causa del adensamiento gradual delperiespíritu debe realizarse en perfecta correspondencia con el tiempo de trabajo y el "quantum" deenergía disponible en el ambiente donde debe efectuarse. La entidad superior que voluntariamente sededica al servicio espiritual, junto a los encarnados, debe aprovechar su trabajo al máximo por causade los fluidos densos y la actuación angustiosa del medio sobre su delicada vestidura periespiritual. En el ambiente terreno tampoco es aconsejable la permanencia inadecuada en lugaresinapropiados para la organización física. Sería absurdo, por ejemplo, exigirle al higienizador de loshabitáculos de las fieras en el zoológico que permanezca en su interior más del tiempo necesario,dado lo infeccioso del trabajo que realiza. El servicio sideral junto a la Tierra está supervisado automáticamente por lo Alto, como tambiénse prevén los acontecimientos favorables o no, que pudieran manifestarse durante el descensovibratorio de las entidades angélicas, cuyo plazo es cuidadosamente determinado para no oprimir lasenergías periespirituales de tan excelsas almas. Cuando se proponen ayudar a los encarnados,necesitan revestirse de una coraza protectora de fluidos densos que les impide los mínimosmovimientos, tal como sucedía con los buzos antiguos, cuya escafandra les cohibía sus movimientosen el fondo del mar. Pregunta: En ese plan meticuloso que los espíritus superiores elaboran para "bajar" hasta nuestromundo, ¿alcanzan éxitos en sus empresas benefactores? Ramatís: Raras veces consiguen alcanzar la totalidad de sus objetivos planeados con el mundo 42
  • Ramatís Mediumnismomaterial, y se consideran muy satisfechos, después de tan heroica empresa, cuando logran la vi-gésima parte de lo previsto. Aunque necesitan movilizar todas sus energías periespirituales enconexión con su inteligencia, perseverancia y tenacidad espiritual, no ignoran que los resultados sonbastante precarios en el sentido de esclarecer al hombre terreno. Pregunta: ¿Podéis indicarnos cuáles son los factores más adversos que esas entidadessuperiores deben neutralizar en el contacto sacrificial con el médium? Ramatís: Los factores principales se deben a la deficiencia del material humano, siendo en estecaso el médium encargado de recepcionar los pensamientos e interpretar las orientaciones angélicasy que están dedicadas para la comprensión del hombre encarnado. Muchas veces un programaelaborado cuidadosamente por esas entidades se sacrifica en su cumplimiento final, por causa delmédium que vive adherido a las pasiones y vicios del mundo terreno, atrayendo a los espíritusinfelices y vampirizadores que lo desvían fácilmente de su tarea benefactora. La irresponsabilidad, la comodidad, los placeres efímeros y los intereses que invierten los valorespueden aniquilar a última hora un programa sideral que necesitó muchas y apreciadas energías delas almas excelsas. Esto sucede porque los intérpretes humanos se niegan a cumplir, exactamente,la etapa final que les cabe efectuar en el servicio de propagar el mensaje espiritual educativo. Se asemeja a la construcción de un gran edificio con fines culturales, que a pesar de haber sidoplaneado con inmenso cariño por los ingenieros competentes, adquirido el costoso material ypreparado sus bases, los operarios resolvieran, en acto de condenable irresponsabilidad, negarse atrabajar. Pregunta: ¿Cómo debemos interpretar esa irresponsabilidad de los médiums ante ese plan detrabajo sacrificial de ayuda a la Tierra, emprendido por los espíritus superiores? Ramatís: No debe pareceros dudoso que la realización en la parte final de ese programa superiordependa de la última pieza, que es el médium encargado de materializarlo en el ambiente físico. Apesar de ser un proyecto organizado en las regiones superiores y por encima de las imperfeccioneshumanas, su revelación a la luz de los sentidos humanos exige el concurso indispensable delmédium, como último eslabón situado en la materia. Aunque sea la ultérrima pieza en el esquema sideral, es imprescindible para ejecutar el trabajo.Es la ventana viva, relativamente importante, pero tan responsable por la eficacia del mensajebenefactor que debe entregarse al mundo físico, como la victoria del ejército beligerante depende delplan urgente que envía el comando general, por medio del mensajero ignorante. Como espírituencarnado, con sensibilidad psíquica avanzada para unificar los dos polos, el del mundo material y elespiritual, el médium representa la etapa final de los objetivos planeados por los espíritus superiores. Por eso, grande es su responsabilidad en los trabajos de ayuda con las entidades superiores,pues además de su deficiencia espiritual, recibe la dádiva de la mediumnidad para su redenciónmoral y es agraciado por la confianza angélica que lo asocia a las tareas sublimes de esclarecer a loshumanos. Lastimosamente, algunos proyectos siderales descienden hasta la superficie terrenadebido a la renuncia y al sacrificio heroico de sus elevados ejecutores, pero quedan pendientes, en suúltima etapa, por la frágil voluntad, indocilidad y caprichos de ciertos médiums, esclavos de laspasiones deletéreas y devotos a las ilusiones tontas de la vida física. Debido a los esfuerzos conjugados de todas las entidades experimentadas que canalizan eltrabajo educativo de las múltiples e intermediarias esferas entre la Tierra y el mundo angélico, losprincipios esclarecedores de la vida inmortal, descienden hasta el nivel común de los médiums seriosde la Tierra, pues algunos por su abnegación y criterio superior, compensan la irresponsabilidad eincomprensión de los compañeros descuidados. Pregunta: Nos cuesta creer, que el esclarecimiento de lo Alto hacia el humano de la Tierra,siempre se haya efectuado de esa forma, debiendo el éxito depender únicamente de los médiumsnegligentes e irresponsables. Ramatís: No existe ninguna duda, pues el esclarecimiento espiritual del hombre debe hacerse através del mismo, pues siendo un espíritu encarnado, también es un médium en potencia ligado al 43
  • Ramatís Mediumnismomundo invisible. Algunos son inconscientes de su función y tanto transmiten el bien como el mal;otros, conscientes del fenómeno mediúmnico, se transforman en instrumentos eficaces y discipli-nados de la revelación oculta. También es necesario aclarar que las entidades elevadas de los planos superiores no dependenexclusivamente de los hombres imperfectos para transmitir sus mensajes salvadores, pues mientrasmillares de hombres o médiums convocados para ese servicio dejan de ejecutarlo, basta un puñadode sublimes intuitivos, sintonizados a la Mente Divina, para compensarlo en forma loable. Todas lasvacilaciones en el intercambio mediúmnico, revelaciones contradictorias, fracasos de las misionesespirituales y demoras en las orientaciones para los humanos, fueron compensadassatisfactoriamente por la presencia de un Rama, Hermes, Antulio y el Divino Jesús, querestablecieron las bases indestructibles de la Verdad Inmortal. Pregunta: ¿Los médiums de "prueba" también están comprometidos con las tareas elevadas?¿Cómo distinguiremos a los ligados con los compromisos severos de lo Alto, con aquellos queúnicamente deben rescatar su fardo kármico a través del servicio mediúmnico? Los médiums, engeneral, ofrecen condiciones diferentes en su moral y capacidad intelectual, por dicha causa se hacedifícil identificar a los aptos de aquellos que no tienen responsabilidad. ¿No es verdad? Ramatís: Nuestro principal objetivo, en estos relatos, es resaltar la responsabilidad de losmédiums en el desempeño de su tarea mediúmnica y exhortarlos para su actividad en el mundo delas formas. Reiteramos que el médium es el hombre directamente comprometido con la direcciónespiritual del planeta, para realizar un servicio definido junto a la humanidad, como así también enfavor de su renovación moral superior. Como no pueden eximirse de su obligación pre-reencarnatoria que asumieron en el Espacio,deben apurar su carácter, controlar sus emociones y apresurar su intelecto, en contacto permanentecon los preciosos valores de la espiritualidad. En consecuencia, no es muy importante preocuparse por distinguir cuáles son los médiumscomprometidos con los espíritus sublimes, destinados a ejercer trabajos poco comunes en el mundofísico. Lo seguro y provechoso es que todos los médiums cultiven dignamente la vida humana yrenuncien definitivamente a las ilusiones del mundo, protegiéndose contra las perfidias del astralinferior y acreditándose electivamente para cumplir íntegramente cualquier mandato, bajo el comandode las falanges angélicas. Pregunta: ¿Cuáles son los motivos que generalmente inducen a los médiums para que desistan aúltima hora, imposibilitando a sus mentores para el cumplimiento de su programa sideral, después detantos preparativos? Ramatís: Los médiums, en su mayoría, antes de encarnar prometieron cumplir puntualmentedeterminados programas con objetivos espirituales, que les fueron expuestos en el Más Allá, a fin deinfluir a ciertas criaturas hacia su renovación espiritual. Mientras tanto, a último momento, gran partedesisten o desatienden su compromiso espiritual, mientras que otros viven tan equivocados que seimpermeabilizan a la receptividad de sus elevados mentores. En general se dejan influenciar por losespíritus maquiavélicos de las sombras, que hacen lo imposible para interceptar los elevadosmensajes, trabajando activamente contra los objetivos beneficiosos de la vida crística. Cuántas veces, después de la asidua y benefactora asistencia del Guía junto a su médium,sugiriéndole para que participe de ciertos trabajos mediúmnicos a fin de eliminar las conviccioneserradas de algunas criaturas, el médium desiste de su tarea por la noche, prefiriendo realizar su visitatrivial, demorarse en la comida excitante o entregarse a la aventura pecaminosa. El éxito de ese intercambio mediúmnico y superior depende muchísimo del estado vibratorio delespíritu del médium, lo que solamente se logra cuando se dedican a la vida sana de cuerpo y alma, afin de mantener aptitudes propicias para la convocación del servicio espiritual. Cuántas veces elmédium se presenta a cumplir con sus obligaciones, después que abandona la mesa opípara, con elestómago y los intestinos saturados por la misma de la carne embebida por el alcohol, que malpueden disimular los eructos a causa de la fermentación producida por la digestión descontrolada. 44
  • Ramatís Mediumnismo Cuando no, derrochan los últimos minutos que les falta para servir mediúmnicamente en elhumorismo capcioso de la palestra intencionada y anécdotas indecentes, cuyos asuntos gravitan con-tra la figura delicada de la hermana mujer. Con ese cuadro de aptitudes se presentan para cumplir sutarea junto a la "mesa espirita", con los fluidos corrompidos, a pesar del esfuerzo profiláctico de susguías para higienizarlo de las impurezas comunes. Todavía quedan aquellos que buscan laconcentración medianímica, después de la violenta discusión conyugal o de las .alteracionesproducidas por la disputa con el vecino caprichoso. Se debilita la práctica de la mediumnidad enaquellos que destrozan sus nervios con emociones tontas, a través de los juegos de naipes clandesti-nos por la avidez de ganar en las apuestas imprudentes, o quienes comentan coléricamente loslances dudosos de su club favorito en competiciones poco afortunadas. Así los nobles proyectos programados en el Espacio a fin de esclarecer a la humanidad terrena,quedan bajo la exclusiva dependencia de los médiums imprudentes, que no aprovechan el beneficiode la mediumnidad concedida generosamente para su ventura espiritual. Pregunta: ¿Qué es lo que caracteriza al médium dispuesto para ejercer el intercambio con losespíritus superiores? Ramatís: El médium caracterizado y definitivamente propuesto por su sensibilidad mediúmnica,que puede ser útil para el servicio activo del Bien, se asemeja al mensajero enviado hacia la ruidosaciudad, llena de vicios e ilusiones peligrosas, donde debe divulgar el mensaje sublime que leencargaron. Tiene derecho a cambiar su vestido empolvado, por el traje limpio, disfrutar de unaalimentación adecuada, del sueño reparador y permanecer junto a sus familiares o seres queridos.Mientras tanto, se comprometió para evitar todo contacto vicioso e indigno que pudiera manchar eltrabajo superior y atraer la confianza de aquellos que lo acreditaron para proseguir con los objetivosbenefactores. En su contacto espiritual está obligado a repeler cualquier iniciativa que fuera capaz desubvertirle la sensibilidad mediúmnica o afectarle el carácter espiritual, como son las aventuras con-denables, donde el desprecio, la malicia, las pasiones peligrosas o el vicio deletéreo terminanatrofiando a las mentes livianas e indisciplinadas. Debe ser el esposo digno, el padre amoroso, el ciu-dadano honesto, el hijo generoso, el amigo fiel para aquellos que lo aceptan en el círculo de suamistad, o el hombre tolerante y benévolo con sus adversarios. Aunque no desprecie a los viciados e infelices que caen bajo el manto de las pasionespecaminosas,jamás debe pactar con el vicio y la corrupción. Jesús agasajaba a los pecadores, perode modo alguno era consecuente con el vicio y las impurezas del mundo. Amaba a los hombresaunque fueran pervertidos o débiles de espíritu, pero no se asociaba a las tramas deshonestas niadmitía la degradación moral. El médium, como espíritu que aceptó la tarea de servir a los encarnados, necesita evitar lasprácticas viciosas que le carguen aún más el karma del pasado, así logra usufructuar del aurabenefactora que se nutre de los fluidos sanos, pensamientos elevados y sentimientos de bondad.Aunque sea un espíritu encarnado actuando en medio de la vida turbulenta, participando de los am-bientes infelices y de los sufrimientos humanos, le cabe el deber de orientar al prójimo en medio de lazarza contradictoria de la vida humana, ofreciéndole las enseñanzas confortadoras que recibe de susamigos desencarnados. Pero no debe olvidar que por encima de todas sus obligacionesmediúmnicas, precisa cuidar cariñosamente de su redención espiritual. Si aún existe un contacto provechoso de los planos superiores con la humanidad encarnada, sedebe al heroísmo de esos espíritus bondadosos que abdican de su ambiente paradisíaco para ayudara sus hermanos comprometidos con la carne. Pregunta: Esas frustraciones en el intercambio con los espíritus benefactores, ¿ocurrenúnicamente con los denominados "médiums de prueba", o suceden también con aquellos cuyamediumnidad es el fruto de su evolución espiritual? Ramatís: Conforme manifestamos anteriormente, existe una perfecta distinción entre lamediumnidad de "prueba" y la mediumnidad "natural", siendo la última una facultad intrínseca delespíritu sublimado, es una resultante o corolario de su graduación espiritual. Aquel que posee la 45
  • Ramatís MediumnismoIntuición Pura, como percepción angélica, fruto bendecido de los milenios de sacrificio, renuncia yrenovación moral en la escala espiritual, se pone fácilmente en contacto con la conciencia crística delCreador, pues vive en su intimidad el estado de Paz y euforia de las almas santificadas. No sufre alteraciones espirituales en su faja vibratoria alcanzada es inmune a las malasinfluencias, pues no vibra con las modulaciones inferiores de los vicios, pasiones o seducciones de lamateria. No elude la vibración reconfortante del comando angélico del orbe. Su alma filtra lospensamientos y revelaciones angélicas, tal como brilla la diamantífera lámina expuesta a la luz delSol, sin empañar su brillo natural. El médium natural no exige a los elevados dignatarios de la Vida Oculta que desciendanvibratoriamente hasta sus organizaciones humanas, para efectuar el trabajo mediúmnico, pues estánligados permanentemente a la fuente angélica y son una prolongación viva en la Tierra. Es elciudadano sideral que descendió de su morada sublime, pero sin desligarse de su excelso plano,cuya mente vibra distante de los pensamientos equivocados o residuos morales poco dignos. A fin dedaros un ejemplo aclaratorio, diríamos, que el médium en prueba es la lámpara de color que emite suluz conforme al filtro que posee, mientras que el médium natural es un foco de luminosidad cristalinae irradia constantemente su pureza original. Como en la intimidad del espíritu no hay retrogradación, el médium natural no presentacontradicciones en su facultad y es la fiel exposición de su grado espiritual. La facultad mediúmnicaes intrínseca a su índole superior y no puede mancharse con las imperfecciones del medio dondevive, porque no hay decadencia en su nivel superior alcanzado. En consecuencia, jamás decepcionaa las almas que lo inspiran por la "vía interior" y lo inducen a elevar el patrón espiritual del mundofísico. Jamás precisa ser accionado para actuar correctamente, a causa de su permanente conexióncon el pensamiento crístico, siendo un verdadero centinela de los planos elevados sobre la Tierra.Cuando piensa, desea o actúa, reproduce vivamente el mensaje angélico, porque siendo íntegro en elcontacto con esas entidades, se refleja en sus actos la voluntad definitiva del Creador. Así fueronFrancisco de Asís, Antonio de Padua, Krishna, Teresa de Jesús, Pitágoras, Buda, Jesús y muchosotros que fueron anónimos y que el mundo desconoce por su gran renuncia y humildad. Pregunta: Los médiums desentendidos de sus compromisos espirituales, ¿deberán sufrir una vezdesencarnados, la pena impuesta por el Tribunal Divino? Ramatís: Innecesario es decir cuál es el sufrimiento de los médiums que no cumplen su mandatoespiritual con dignidad en la Tierra y que solicitaron para su redención antes de reencarnar, mas esesufrimiento no se aplica a semejanza de la justicia humana. Aunque no se le aplique castigo algunodeterminado por las autoridades siderales, sus condiciones vibratorias de angustia y remordimientocrucial, es suficiente para oprimirles sus conciencias. Después que despiertan en el Más Allá yreconocen a la luz meridiana de su conciencia espiritual los enormes perjuicios que causaron en elprograma organizado por los espíritus benefactores, los médiums infractores se vuelven másinfelices, comprobando la urgente necesidad de recomenzar la misma tarea en la Tierra, encondiciones peores y sin el apoyo angélico, del cual abusaron negligentemente. Como la fila deespíritus desencarnados que esperan tomar nuevos cuerpos físicos para rehabilitarse es muyextensa, esos médiums perdularios y errados tendrán que permanecer muchos años en el astral,para meditar sus desdichas y sufrir el efecto de sus íntimas equivocaciones. 46
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO IX EXTENSIÓN Y PROFUNDIDAD DE LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS Pregunta: ¿Por qué motivo les resulta imposible a los desencantados, describir exactamente através de los médiums la realidad del Más Allá? Eso nos ayudaría a eliminar definitivamente lasdudas, bastante comunes, que existen en todos los géneros de trabajos mediúmnicos y terminaríapor darnos un concepto amplio de la vida inmortal. ¿No es verdad? Ramatís: Es muy difícil para los encarnados que viven en el mundo de la tercera dimensión,comprender con claridad los fenómenos y manifestaciones que se producen de "este lado", cuyoplano es regido por dimensiones inconcebibles para la física humana. Aún más, los estadosvibratorios vividos por los desencarnados superan cualquier concepción dinámica de la velocidadconcebida por los terrícolas. Nuestras comunicaciones hacia el mundo físico, como lo hacemos en este momento, sontransmitidas por intermedio del cerebro periespiritual del médium, exceptuando el cerebro físico.Nuestro médium, por ejemplo, a fin de hacer coherente nuestros relatos del Más Allá, moviliza todossus esfuerzos de memorización espiritual tratando de evocar los hechos vividos en su peregrinaje porel mundo astral, cuando era desencarnado, es decir, en el espacio de tiempo que media entre dosencarnaciones, y por excelencia, las dos últimas. Materializa nuestros pensamientos por medio de los signos gráficos de la escritura a medida quelo inspiramos y procura relacionarlos con las imágenes y conocimientos almacenados en susubconsciente, de ese tiempo que vivió fuera del cuerpo físico. Los dictados mentales los escribe ytrata de colocarlos en la frontera de los dos mundos, para darles más tarde el retoque y ajustenecesario y que sea comprensible en lenguaje humano. Como nosotros no disfrutamos en el presentedel cerebro físico que nos sirvió en la última existencia física en la Indo-China, solamente actuamospor el periespíritu del médium, sin intervenir para nada en el cerebro material. En caso contrario, siprocediéramos sobre su cerebro material, tendría que ser un médium completamente sonambúlico,porque su facultad nos permitiría actuar directamente sobre su sistema cerebro-espinal encombinación con el conjunto de ganglios nerviosos. En consecuencia, se ve obligado a recepcionar la "mitad9 de la realidad espiritual de nuestromundo; después le incumbe compensar la otra mitad con las sugestiones e imágenes terrenas queconoce, ajustándolas en forma comparativa y que supone es la fenomenología astral. Ese es uno de los motivos por qué la mayoría de los médiums no consiguen hacer unadescripción exacta del Más Allá, conforme al dictado que le proporcionan los espíritusdesencarnados. Durante la comunicación mediúmnica se produce una fuerte reducción vibratoria porparte de las entidades comunicantes, debido a su gran esfuerzo para tomar contacto con la materia,para exponer con éxito los fenómenos del mundo oculto. Es obvio que esa reducción vibratoria sóloocurre con los espíritus superiores, pues los desencarnados imperfectos, o malévolos, a veces vibranen una frecuencia inferior a la del propio médium. Pregunta: Esa dificultad mediúmnica en el intercambio con las entidades, ¿no podría reducirseatrayendo al médium un poco más hacia el mundo interior del astral, es decir, haciéndole ver larealidad del plano que moráis? Ramatís: Algunas veces conseguimos atraerlo hacia el plano donde accionamos y tuvimosbastante éxito. Pero la facultad de nuestro médium actual es más intuitiva; a veces su inspiraciónemotiva en sintonía con la inspiración intelectiva le hace presentir el fenómeno de la comunicación,que "escucha" a través de la voz inmaterial de los espíritus. Es una mediumnidad que evoluciona enconcomitancia con la evolución moral e intelectual del médium, proporcionándole gradualmente lavisión panorámica y profunda de las cosas inmateriales. Siendo el hombre un espíritu inmortal ycuando más se expande la centella espiritual que existe en la intimidad de su ser, también abarcamayor área de realidad del Creador. £1 apresuramiento moral del espíritu le faculta para participarcon más intensidad en la vida oculta, mientras que su aceleración mental le permite juzgar con 47
  • Ramatís Mediumnismoeficiencia y exactitud aquello que provechosamente le facilita el poder del sentimiento crístificado. Aunque el médium que estamos utilizando no vea ni oiga los asuntos que le estamostransmitiendo, los siente en su intimidad periespiritual. Después los reúne por medio de su inspiraciónintelectiva y coordina la exposición para el mundo exterior. Ciertas veces no consigue ajustar atiempo los vocablos exactos para exponer correctamente nuestro pensamiento, ni logra identificar conprecisión alguna de las ideas que le proyectamos en el cerebro periespiritual. En ese momento seayuda apresuradamente con el vocablo más viable que tuviera a tono en su mente, aunque esainterpolación provisoria no sea fielmente la que debe escribir. En el momento que le dictamos demora en buscar las palabras o términos que definan aquelloque recibe de nosotros, pues interrumpiría el flujo de la inspiración y perdería el tema esencial delmensaje enfocado. Más tarde, cuando revisa el trabajo psicografiado, vuelve a estar bajo nuestrainspiración, siendo intuido para que sustituya palabras o frases que puedan distorsionar la fidelidaddel mensaje que le fue transmitido desde el Espacio. Y cuando más revisa y corrija el fruto de nuestramutua colaboración, también se aproxima al contenido exacto que elaboramos en favor de nuestroslectores. En base a la diversidad vibratoria existente entre los dos planos, material y astral, actuamos en elmédium bastante distanciados del elemento fluídico que nos es familiar y natural, obligándonos atrabajar bajo las leyes opresivas del mundo físico. Va a cumplirse un milenio que desencarnamos enla Indo-China y debido al tiempo transcurrido todo nos parece más grosero y extraño cuandodebemos penetrar nuevamente en su campo magnético, para poder actuar sobre las cosas y losseres del mundo físico. Ese magnetismo denso actúa nocivamente en nuestra organizaciónperiespiritual, que se encuentra condicionada a las energías libres de "nuestro plano". Lo mismosucedería en el mundo físico, si alguien se apartara de la Tierra para vivir exclusivamente en laestratosfera, habituándose definitivamente al oxígeno rarificado, donde encontraría inmensa dificultadpara volver a adaptarse a su antigua respiración, ni bien intentase regresar al suelo terráqueo. De esa forma debemos bajar hasta el nivel de comprensión y percepción del médium, que es unespíritu encarnado y de temperamento sensible a las formas del mundo físico. Durante el tiempo queactuamos sobre los médiums, nos distanciamos bastante de las leyes que rigen el campo vibratoriosutilísimo del mundo astral donde vivimos normalmente, para someternos dócilmente a la acción delas leyes comunes que rigen a los fenómenos fisioquímicos de la Tierra. Cuando analizamos los diversos fenómenos inherentes a la Tierra, verificamos la gran diferenciaque se manifiesta en la regencia de las leyes que disciplinan las relaciones humanas y los diversosestados físicos de la materia. Los movimientos ligeros que el hombre realiza en la superficie terrena,son contrarrestados ni bien se sumerge en el agua, debiendo movilizar recursos diferentes para nosucumbir por falta de oxígeno. Pregunta: Dado que el hipnotizador consigue dirigir la mente del "sujeto" en trance, ¿no podríaisserviros con más fidelidad de vuestro intermediario, si lo sometieseis a una fuerte hipnosis? Ramatís: Esa hipnosis anulando la voluntad del médium, sería flagrante violación de nuestraparte, pues solamente los espíritus maquiavélicos, obsesores o entidades inescrupulosas noescatiman esfuerzos para accionar hipnóticamente sobre las criaturas reencarnadas odesencarnadas, cuando desean transformarlos en sus prolongaciones vivas para satisfacer bajosdeseos. No es permitido violar la mente de nadie, aunque esa intervención pueda favorecer nuestrascomunicaciones con los encarnados. Los médiums también se encuentran situados en un plan detrabajo colectivo y organizado por otros espíritus benefactores y responsables por su evolución quelos ayudan a desenvolver la conciencia espiritual, como verdaderos jardineros divinos queacompañan el crecimiento de la flor cuando comienza a entreabrirse paulatinamente, en vez dedebilitarla con una vida artificialmente prematura. Si el médium que nos sirve en este momento fuese escogido en el Espacio para la transmisiónfidedigna de nuestros pensamientos, no tengáis la menor duda que hubiera sido totalmentesonambúlico. Pero es portador de la mediumnidad intuitiva y raras veces se comporta como médiumsemimecánico. Además, el trabajo espiritual que desenvolvemos por su intermedio hacia el mundo 48
  • Ramatís Mediumnismofísico, está basado en la ejecución por la facultad de la intuición. Aunque intentásemos la hipnosis del médium, apenas nos serviríamos de su bagajesemiconsciente, o memoria acumulada, a causa de sus experiencias reencarnatorias, y tambiéntendríamos que enfrentarnos con los automatismos instintivos y estratificaciones psicológicas, comoes común en las prácticas hipnóticas. No convendría forzarlo para que incidiera en su memoria delpasado, cuando nuestro principal objetivo es mantenerlo despierto para poder comunicar losimportantes mensajes para el presente, que deberá servir a determinadas personas como orientacióneducacional de su espíritu. No hay dudas que con una actuación tenaz y persistente sobre losencarnados débiles de voluntad y situados en ambientes lesivos, terminarían rápidamente encompleta hipnosis. Pero, como dijéramos anteriormente, eso es más apropiado a los espíritusdelincuentes, que solapadamente debilitan las defensas espirituales de sus víctimas, hastadominarlas y hacer verdaderos instrumentos vivos de degradación en la materia. Pregunta: Tratándose de una tarea benefactora, ¿no sería mejor alcanzar el éxito deseado por loAlto, a través de un médium que aun actuando bajo hipnosis de la entidad espiritual fuera dócil a lasideas superiores, en vez de enfrentarse con su voluntad y desconfianza mediúmnica? Ramatís: Preferimos enfrentar la voluntad y la mente del médium, aunque posea desconfianzasobre nuestros relatos y que suponga ser el producto de su elucubración mental. Como no alcanza aidentificar con seguridad el insólito fenómeno del cual participa con nosotros, casi en estado de vigilia,es razonable entonces que algunas veces restrinja nuestra influencia comunicativa, suponiendo quees su propia intervención anímica. Cuando dictamos estos mensajes necesitamos trasponercuidadosamente su barrera de prevención psicológica y demás condicionamientos naturales de suexistencia humana. Como el asunto tratado trascienda sus conocimientos, nos opone mayor resistencia mediúmnica,porque desconoce anticipadamente todo cuanto le intuimos. En otros aspectos, cuando enfrentamosobstáculos más fuertes, procuramos ayudarnos con la facultad semimecánica de nuestro médium,como en el caso de las consideraciones que le son adversas o extrañas. Pregunta: Ya que sois contrarios a la hipnosis mediúmnica, para el mejor aprovechamiento delmédium, ¿cuáles serían los recursos o providencias a tomar a fin de alcanzar éxito en vuestrascomunicaciones? Ramatís: Muchas veces el éxito de nuestras comunicaciones depende de la preparación queefectuamos en el médium durante el sueño, a distancia del cuerpo y cuando es sometido a ciertotratamiento técnico por los magnetizadores de "este lado" que le acentúan su receptividadmediúmnica y la dinámica psicográfica. En noches tranquilas lo trasladan a las principales escenas ylo adoctrinan sobre los asuntos que al día siguiente deberá psicografiar por nuestro intermedio. Esaprovidencia le ayuda muchísimo, avivándole el contenido de las comunicaciones posteriores y querecibe durante su salida en cuerpo astral. Además, esas dificultades están previstas por todos los espíritus conscientes de sus trabajosjunto a los encarnados en el servicio de esclarecimientos fraternos, precisando servirse de los mé-diums intuitivos o semimecánicos, cuya voluntad no pretenden violentar. Aunque existen múltiples facultades mediúmnicas, que se agrupan bajo la denominación deintuitivas, mecánicas, sonambúlicas, incorporativas, videntes, de fenómenos físicos o terapéuticos,siendo unas más nítidas y favorables, y otras más intelectivas y objetivas, lo cierto es que aún así no"hablamos" ni "escribimos" por simples autómatas de carne. Los médiums, en verdad, sonorganizaciones vivas y señores de su memoria estructurada en los milenios pasados, cuyasconcepciones particulares varían tanto sobre el plano físico, como en el mundo invisible. En nuestras almas siempre se impone un cierto atavismo intelectual, hábito filosófico ocristalización psicológica del pasado que nos distingue particularmente entre los demás seres, siendoun bagaje que nos obliga a encarar los asuntos "nuevos" bajo los "viejos" moldes que nos han sidomuy familiares. En los médiums ese condicionamiento del pasado se transforma en fuertes barreras,difíciles de remover por parte de los espíritus comunicantes. Sólo los espíritus persistentes yesforzados, después de mucho tiempo de adaptación junto a su mediador, logran la eficacia deseada. 49
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: A pesar de los obstáculos y dificultades que nos decís, ¿aún encontráis conveniente laprosecución de las comunicaciones mediúmnicas entre los encarnados y desencarnados, aunque nose alcancen grandes éxitos? Ramatís: No debéis olvidar que nos estamos refiriendo particularmente a la acostumbradanegligencia y desconfianza con que los encarnados acostumbran a recibir las noticias del Más Allápor vía mediúmnica. Aunque existan muchas dificultades y grandes fracasos en el intercambiomediúmnico, los espíritus laboriosos y benefactores alcanzan razonables éxitos con los objetivospreviamente trazados por lo Alto. En general, todos los obstáculos mediúmnicos, en el servicio decomunicación espiritual, son consecuencias previstas y evaluadas por la Técnica Sideral. Dentro de la ética y responsabilidad con que los espíritus bondadosos aceptan en el Espacio susmisiones salvadoras, los resultados conseguidos posteriormente les compensa el esfuerzo realizadoen favor de los encarnados. Los médiums estudiosos de la doctrina espirita y devotos a las prácticasde las enseñanzas evangélicas del Cristo, logran afianzar los deseos del Espacio por su conducta ydedicación al Bien, consiguiendo transferir provechosamente hacia la Tierra los mensajes quedescienden de las esferas elevadas para la humanidad imperfecta. Pregunta: Como nos habéis dicho que existen muchas dificultades para el contacto directo de lasentidades superiores con los médiums, ¿nos podréis informar si tienen los mismos tropiezos cuandoprocuran inspirar al hombre común, exceptuando de la prueba mediúmnica? Ramatís: El hecho en sí no es que los espíritus superiores inspiren a los hombres, o que éstoscausen obstáculos; por regla general, los hombres son difíciles de ser inspirados. Son pocos los queviven sin estar encadenados a los intereses inmediatos del mundo físico; realmente, sufren laactuación hipnótica de los fluidos densos producidos por su esfera mental, ligándolos familiarmente alas carnadas bajas del astral inferior. Los espíritus benefactores realizan muchos esfuerzos paradespertar a sus pupilos a través de la sugestión mental e influirles el corazón, a fin de apartarlos de lafascinación mórbida ejercida por las pasiones y tesoros efímeros del mundo material. Una vezexpuesto esto ¿cómo podrían los espíritus atravesar los fluidos densos, plomizos y pegajosos, quecomúnmente se ciernen sobre las criaturas sedientas de sensaciones inferiores? En su mayoría los hombres caminan por las calles de las ciudades dentro de sus auras ovoidesconformadas por el bajo eterismo animal de la Tierra, cuales impermeables confeccionados de fluidosdensos y aceitosos. Algunos se destacan por las manchas terrosas y rojizas que emanan de su auranebulosa, atrayéndoles el deseo sexual subvertido, otros presentan el color escarlata llameante,identificando el odio que sustentan contra sus probables adversarios de la vida en común. En elmanto de fluidos densos que los envuelve, como la cerrazón opaca de las mañanas frías,cerniéndose sobre el río lodoso, se acentúan los fragmentos coloreados de los más inimaginablestonos. Son las tonalidades que marcan los buenos y malos pensamientos, los deseos impuros y lossentimientos altruistas. Algunos colores tienden a diluirse bajo el impulso de las ideas benevolentes;otros se retuercen en el fluido pegajoso que se exuda de la efervescencia del instinto animal,revelando a los desencarnados el carácter de los hombres. Los espíritus gozadores siguen aferradosa los encarnados, que son como usinas vivas de fluidos malos, alimentándose voluptuosamente delas peores intenciones y proyectando los cuadros más sensuales en la mente sin educación. Sugierenlas aventuras condenables, estimulan el odio, la violencia, la cupidez, la deshonestidad y lavenganza; exaltan el orgullo, activan el amor propio herido o subvierten la conciencia al juzgar lasintenciones inofensivas y los gestos menos condenables del prójimo. En ese torbellino ruidoso y heterogéneo de las ciudades de la Tierra, debido al estado primario yevolutivo de su humanidad, predominan las contiendas políticas, las guerras fratricidas, lascompetencias comerciales, la posesión y el deseo animal, formándose el manto vigoroso y denso delos fluidos nocivos, exhalados pródigamente por el astral inferior. Entonces todo el orbe se encuentraenvuelto por un aura sucia y grasosa, en medio de cuya cerrazón astral las almas benefactoras semueven dificultosamente para abrir claros de luz para los terrícolas aún entontecidos por las pasionescamales. 50
  • Ramatís Mediumnismo Pero en base a que el Espíritu de Dios palpita en la intimidad de todas las cosas o seres de suCreación, también en medio de las pasiones nocivas y entre los dolores más acerbos, permanece laSublime Luz en continua expansión centrífuga y agradable transfusión angélica. En el futuro la Tierratambién será vestida con un aura refulgente, divina cabellera de luz que ha de sustituir el manto defluidos opacos y tristes del presente. He ahí por qué es suficiente la actuación de un puñado de ángeles que sirven al mundo físico,cual rayos de luz que neutralizan la acción deletérea de esos millares de espíritus diabólicos,desintegrando por medio de los fotones siderales, las cama-das microbianas del astral inferior, y a suvez proporcionan nuevos caminos de progreso espiritual al hombre terreno. Esas almas abnegadasson la divina esperanza de lo Alto para afirmar en la materia los fundamentos de la nueva humanidad,pues viven en todos los órdenes sociales y actúan en los diversos trabajos del sector humano.Despiertan conciencias perturbadas, orientan voluntades débiles, higienizan los ambientes enfermosy son una invitación constante hacia la vida angélica, para que el hombre se libere de la influenciagrosera de la materia. Toda criatura es luminiscente centella espiritual del Creador, cubierta por el pesado vestido de losfluidos primitivos, pero también es un constante nexo con los abismos de la animalidad o con lasauroras refulgentes de la angelitud. Sin duda alguna que mientras el alma viva sumergida en el mar de los fluidos asfixiantes de lavida inferior, aún exige los más heroicos esfuerzos de las entidades sublimes, que tanto realizan paraintuirla hacia el Bien, como ayudarla a liberarse rápidamente del yugo satánico, simbolizado por laspasiones animales. 51
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO X EL MÉDIUM ANÍMICO MEDIÜMNICO Y EL INTUITIVO Pregunta: El médium cuyo espíritu se aparta del cuerpo físico, dejándolo en trance mediúmnico,¿pertenece exclusivamente al tipo sonambúlico? Ramatís: Difícilmente existe similitud de técnica o exactitud en el ejercicio de la mediumnidad,entre un médium y otro, sean éstos intuitivos, de incorporación o de efectos físicos. Que el espírituabandone su cuerpo camal no implica clasificarlo, de inmediato, como sonámbulo, en la acepción dela palabra, como se acostumbra a denominar al intermediario inconsciente entre los dos planos.Existe el médium de incorporación, sonámbulo e inconsciente, cuyo espíritu se aparta de suorganismo físico, mientras que la entidad desencarnada habla o escribe directamente, como señorabsoluto de la casa ajena; también existe el mediador que abandona su cuerpo y no lo cede a nadie.Este se encarga de tomar conocimiento directo de los fenómenos del mundo astral, para despuésrelatarlos convencido de haber estado bajo la incorporación o influencias de un desencarnado. De ahí que existe el médium, anímico y mediúmnico, pues su espíritu se puede apartar de laorganización carnal, y en libertad participa de los fenómenos del mundo oculto, tomando contacto conlos espíritus desencarnados y también encarnados. Se trata de una facultad muy fácil de confundircon la del médium sonámbulo o de incorporación total, donde el espíritu y el periespíritu dejan sucuerpo físico durante el trance mediúmnico, mientras los desencarnados se pueden manifestar por suintermedio, revelando todas sus características personales, cuya comunicación se produce sin elconocimiento del intermediario. Pregunta: ¿Nos podéis aclarar con más precisión qué clase de médium estamos tratando, elanímico-mediúmnico? Ramatís: Es un médium cuyo espíritu y periespíritu, al igual que el médium de incorporación, seaparta de su cuerpo carnal durante el sueño hipnótico o por- cualquier acontecimiento emocionalpoco común, quedando sujeto por el cordón fluídico o ectoplasmático de la terminología espirita yconocido por el "cordón plateado" entre los esoteristas, rosa-cruces y yogas. Aunque no tenga características de incorporación, ese tipo de médium, cuando duerme, puedeausentarse fácilmente de su organismo carnal y manifestarse a largas distancias, en cuya libertadastral suele muchas veces reavivar su memoria etérica del pasado, pasando a describir escenas yhechos de sus vidas del pretérito, aunque las confunda con hechos de su actual existencia. Actuandobajo la influencia regresiva de la memoria sideral, el médium anímico-mediúmnico puede reasumir enlas sesiones espiritas, su personalidad vivida en la existencia anterior, creyendo en el presente quees un espíritu desencarnado comunicándose. En general, es una criatura fácilmente hipnotizable; cede dócilmente a las sugestiones ajenas y alas voluntades fuertes, entrando rápidamente en trance sonambúlico natural. Durante el trance revelasueños premonitorios, describe paisajes distantes y refleja con claridad los acontecimientos ocultos oestratificados en su memoria sideral-etérica. Cuando se encuentra hipnotizado divulga los mínimosdetalles de sus existencias pasadas acompañando sus relatos con fuertes emociones, queimpresionan conmovedoramente. Pregunta: Entonces, ¿podéis decirnos, qué es en esencia el médium "anímico-mediúmnico"? Noentendemos cómo puede ser al mismo tiempo una cosa y también otra. Ramatís: Lo denominamos de esa forma porque no queremos colocarlo en los extremosantagónicos del mediumnismo. Sabemos muy bien que el anímico puro es un pseudo médium, queno participa de los fenómenos psíquicos, solamente los imagina, dominado por su auto-sugestión,histeria, automatismo psicológico o fantasía de su mente indisciplinada, esto es, es el autor exclusivode la comunicación que atribuye a un espíritu desencarnado. Entonces preferimos designar a nuestroejemplo de anímico-mediúmnico porque siendo el individuo anímico, capta en el astral los hechos ylas ideas que después reproduce y relata como si fueran transmitidas por espíritus desencarnados,siendo también un tipo mediúmnico, puesto que "comunica" por su organización material en "trance", 52
  • Ramatís Mediumnismotal como hacen los espíritus por la incorporación con el médium sonambúlico. Esa sensibilidad representa al mismo tiempo, la destreza conque opera fuera de su cuerpo,haciendo del médium anímico-mediúmnico un buen "sujeto" para la hipnosis, porque sus relatos sonvivos, nítidos e impresionantes. Pero, como no es sensitivo fácilmente de encontrar como "sujeto"para las experiencias hipnóticas, también son raras las hipnosis que ofrecen los excelentes aspectosy comprobaciones indiscutibles en la regresión de la memoria periespiritual. Pregunta: ¿Podríamos denominarlo como médium de transporte? Ramatís: Esa denominación no se ajusta al caso, pues el médium de transporte, o médium motory de traslación, citado en la terminología de Allan Kardec, ayuda a los espíritus desencarnados parael transporte de los objetos, flores, joyas, monedas, tejidos, etc. El médium de transporte se aproximaa la categoría de los fenómenos físicos, pues provee una parte de ectoplasma para que los espíritusactúen en la desintegración de los objetos, que después transportan apenas en su molde etérico,debiendo reintegrar la materia nuevamente, accionando primero sobre la energía. El médiumanímico-mediúmnico se sitúa mejor en la categoría de los médiums de desdoblamiento o de bi-locación, que pueden trasladar su "duplo etérico" a considerables distancias y que en casos muyoportunos, llegan a ser vistos y oídos como si estuviesen en su cuerpo físico. Pregunta: Gustaríamos que nos citaseis algunos ejemplos con ese tipo de mediumnidad anímico-mediúmnica. ¿Es posible? Ramatís: Antonio de Padua, el estimado fraile portugués, es un ejemplo típico de esa facultad,pues conforme os cuenta la tradición religiosa, al mismo tiempo que predicaba en Italia, hizo suaparición en el templo de Lisboa, comprobando su facultad de bi-locación y capacidad de proyectarsu duplo etérico a tanta distancia. Felipe, el apóstol, conforme relata la Biblia * se traslado hasta Azot;Don Juan Bosco se sentía desplazado hacia regiones distantes, relatando después las visionesanímicas-mediúmnicas; San Alfonso de Ligorio se manifestaba simultáneamente en dos lugaresdiferentes. Pregunta: Y en el caso del médium intuitivo, ¿cómo se produce el fenómeno anímico? Ramatís: La mediumnidad intuitiva, cuya manifestación no es palpable a la luz de los sentidosfísicos, es más espiritual y menos fisiológica, conforme manifestáramos, pues permite al hombreabarcar panorámicamente los fenómenos que su espíritu participa en todos los sentidos de la vidafísica, mental y espiritual. Cuando nos referimos al médium intuitivo, como generalmente se clasificaen los medios espiritas —no al hombre espiritual en esencia, dueño absoluto de la percepciónangélica, que lo pone en constante contacto con el mundo divino—, nos referimos al médium queoye, siente o recibe el pensamiento de los desencarnados, pero lo hace conscientemente. El espíritu desencarnado actúa directamente en el cerebro periespiritual del médium intuitivo, quemás tarde transmite las ideas de su comunicante hacia el mundo material, valiéndose de su vocablofamiliar para darle sus expresiones peculiares. De esa forma, el médium intuitivo tiene plenoconocimiento de lo que dice o escribe, siendo este tipo de mediumnidad el más generalizado entre loshombres. Por eso exige mayor interpretación todo lo recibido del Más Allá, y no se prestasatisfactoriamente para determinar correctamente la identidad de los espíritus comunicantes, tanexigido por los investigadores de pruebas, siempre tan desconfiados de la realidad inmortal. Esafacultad no sirve para ofrecer los detalles minuciosos de la familia que, en su escepticismo común,exige al pariente desencarnado en comunicación por el médium de buena voluntad. Cuando este tipo de médium aun es inseguro y deficiente por falta de desarrollo, lascomunicaciones resultan reducidas y confusas, pues deben pasar primero por el cerebro físico, lasfiscaliza y luego las expone conforme a sus condiciones intelectuales y temperamento psicológico. Enconsecuencia, si el médium intuitivo es excesivamente anímico, las ideas recibidas de losdesencarnados se anexan con sus ideas propias o preconcebidas, influyendo también susubconsciente, que puede creer que una entidad espiritual se está comunicando. * Nota del médium: "Actos de los Apóstoles", cap. 8, vs. 39 y 40. 53
  • Ramatís Mediumnismo De esa forma los pensamientos amplios, los conceptos incondicionales de la vida espiritual,sufren las restricciones empobrecidas del médium que las recibe. Debido a su condicionamientoparticular, encuadra todo aquello que los espíritus transmiten en la moldura de su intelecto, que eslimitado en las expresiones o supeditado a las costumbres de la vida humana. Si son criaturasadversas al estudio y convencidas ingenuamente que basta la "buena intención" para garantizar eléxito de su tarea incipiente, no hay duda que muchas veces comunicará cosas tontas y ridículas,tenidas como mensajes de elevado tenor espiritual. Pregunta: ¿Nos podéis dar un concepto más claro, sobre ese condicionamiento mediúmnico,capaz de modificar el tenor de los mensajes de los espíritus comunicantes? Ramatís: El médium, en verdad, también es una persona destacada en el tiempo y el espacio, yestá restringida al campo de las pruebas terrenas, que todavía es un planeta de orden inferior. Desdela infancia se condiciona al ambiente que vive y es educado; sufre la influencia de sus parientes,amigos, profesores, filósofos, científicos y líderes religiosos, con quienes tiene contacto en suderrotero educativo y que por eso, también le influencian psicológicamente. Durante la eclosión ydesenvolvimiento mediúmnico, queda circunscrito a la influencia de sus colegas espiritas, que loasisten y orientan en la trayectoria vacilante, para su ajuste sensato a los postulados del Espiritismo. En el intercambio mediúmnico se ve obligado a adaptarse a la psicología de los desencarnadoscon los cuales se relaciona frecuentemente y que también le imponen un cierto sentido particular. Porconsecuencia, el intelecto desenvuelto o tardío del médium intuitivo, sus concepciones amplias opremeditaciones empobrecidas, sobre la naturaleza de la vida inmortal, han de influir fuertemente enlas comunicaciones con los desencarnados, ya sea restringiendo o ampliando el curso de las ideasproyectadas desde el Más Allá. No hay dudas que el médium consciente elabore con su índolepsicológica y conocimiento intelectual el contenido de los mensajes enviados desde el otro mundo. Pregunta: ¿Cómo debemos interpretar esa elaboración por parte del médium intuitivo, en lascomunicaciones recibidas por su intermedio? Ramatís: Realmente estigmatiza los comunicados del Más Allá, porque involucra suspeculiaridades e interpretaciones personales, volviéndose una prolongación de su propiapersonalidad humana. Si el médium es criatura inteligente y sentenciosa, acostumbra a restringir enlas comunicaciones con los desencarnados, las gracias o cualquier síntoma de humorismo; en esecaso, todos los espíritus que se comunican por su intermedio, son graves, inteligentes y consejeros,aunque después de transmitida la comunicación, sean criaturas lozanas, espirituosas y alegres En verdad, es el médium el que impone a través del filtro mediúmnico ese aspecto suyo,personal, haciendo que los espíritus comunicantes queden limitados al sello característico de suexposición, aunque sean portadores de otro temperamento psicológico. En sentido opuesto, cuandoel médium consciente es optimista y jovial, adverso a los dogmatismos filosóficos o religiosos, seinvierte el caso, pues los mismos espíritus, que transmitían por el médium parco e inteligente, semuestran exageradamente circunspectos, de buen humor, sin formalismos o preconceptosdoctrinarios del mundo material. Pregunta: En base a nuestro gran interés para comprender la mediumnidad intuitiva, ¿seríaposible darnos algunos ejemplos de esas peculiaridades personales que el médium impone en suscomunicaciones con los espíritus desencarnados? Ramatís: Cuando el médium intuitivo tiene férrea dirección mental, le impone a los comunicadossus convicciones intelectivas, premeditaciones psicológicas y temperamento emotivo, estigmatizandotodo lo que le es transmitido. Eso no sucede cuando son elementos muy disciplinados en elfenómeno mediúmnico de la intuición, pues no interceden mentalmente en los pensamientos de suscomunicantes. Pregunta: ¿Podéis darnos un ejemplo concreto sobre este asunto? Ramatís: Es necesario saber que en muchos casos, las convicciones, preconceptos yrestricciones del médium influyen en su comunicante. Suponed, por ejemplo, que determinadomédium intuitivo y sistemáticamente adverso o contrario a las comunicaciones de los espíritus 54
  • Ramatís Mediumnismosufrientes, sea un convencido de que ese tipo de mensaje no ofrece confianza, si no es recibido enforma directa del Más Allá, por la línea de su práctica ortodoxa; no queda dudas entonces, que susguías y demás espíritus que por su intermedio actúan, aunque íntimamente piensen lo contrario,tendrán que ajustarse al paredón granítico de su condicionamiento personal. Si el médium es persona que no posee preconceptos doctrinarios o religiosos, simpático a todoslos esfuerzos espiritualistas que buscan la Verdad, no cabe duda, que los mensajes que le tocatransmitir serán proporcionados por los desencarnados en la misma frecuencia de su tolerancia ycomprensión. Tales médiums no se manifestarán antagónicos a las pintorescas comunicaciones delos salvajes, viejos negros y demás espiritualidades, pero les respetan en su nivel de entendimiento yprogreso espiritual. Las contradicciones que surgen comúnmente en la personalidad de un mismo espíritu, cuando secomunica por otros médiums intuitivos de índole o cultura diferente a las de sus mediadorespredilectos, sorprende a sus simpatizantes, por los nuevos y múltiples aspectos psicológicos quepresenta. Por eso no es difícil verificar que conforme a la estructura psicológica de los médiumsintuitivos, también es la manifestación habitual de los espíritus comunicantes. Y cuando alguno deesos espíritus consigue comunicarse por algún médium de incorporación inconsciente o por unintuitivo absolutamente neutro a cualquier interferencia anímica, sólo así podrá identificarse con suverdadera individualidad, revelando a veces el temperamento emotivo y formación mental, quemuchas veces es bastante opuesto al manifestado por el médium habitual del trabajo mediúmnico. Pregunta: Debido a que en las comunicaciones intuitivas predomina el bagaje o condicionamientointelectual y psicológico de los médiums, sobreponiéndose a la individualidad del espíritumanifestante, ¿no sería mejor dispensar de las sesiones mediúmnicas y tratar directamente con elmédium intuitivo en vigilia? De esa forma podríamos identificar sus convicciones personales ycapacidad espiritual, para después aceptar sus orientaciones, conclusiones doctrinarias. ¿Es mássensato soportarlo en la mesa espirita de trabajo, en trance mediúmnico, aunque no pueda transmitirintegralmente aquello que le revela su comunicante, o bien ha de ofrecer el resultado por medio de supalabra personal? ¿Debemos acatarlo por el solo hecho de que al final de su preelección pronuncia elnombre de un espíritu desencarnado? Ramatís: Existe en el mundo un buen proverbio que reza así: "Ni tanto a la tierra, ni tanto al mar".Eso es lo que recomendamos en el caso de las comunicaciones espirituales por los médiumsintuitivos. En nuestras consideraciones mediúmnicas dirigidas a los encarnados, adeptos o médiumsdel Espiritismo, tenemos por principal objetivo aconsejarles el estudio de la doctrina espirita y acelerarel aspecto moral. Mientras tanto, por encima de todo, el médium intuitivo, sonámbulo o fenoménicodebe desenvolver su sentimiento universalista, para eliminar todas las premeditaciones orestricciones con que afecta el trabajo de otros credos o experimentaciones mediúmnicas de otrosseres. Sólo así podrá lograr el más sano aprovechamiento de su facultad, atrayendo junto a sí a lasentidades completamente liberadas de preconceptos o premeditaciones, tan a gusto de los hombresortodoxos. El médium consciente y excesivamente anímico en el intercambio con el Más Allá, aunque searígido con su propia creencia, indiferente o adverso a la cultura espiritualista y a los experimentospsíquicos superiores, no hay duda que los espíritus comunicantes se han de sentir cohibidos paratransmitirle ideas amplias o exponer cualquier asunto de mucha importancia. Por eso, apenas podrán"recordar" o "sugerirle" un tema que pueda exponer en público con sus propios recursos. Siendo así,la entidad podrá ofrecer al público espirita, una pieza oratoria, cuyo contenido será tan valioso comosea la capacidad intelectiva y conocimientos espirituales del mediador. En este caso el guía tieneobstáculo para intuir al médium sobre el asunto que debe tratarse en la manifestación mediúmnica, ydifícilmente consigue interferir para ajustar o sacar conclusiones lógicas de lo que se estáexponiendo. La imaginación exaltada, el animismo demasiado acentuado o el bagaje psíquico medio-cre, acumulado prejuiciosamente en el transcurso de la vida material, hacen del médium un elementocasi nulo para elevar el coeficiente mental y espiritual de sus oyentes. Si el médium anímico amplía su bagaje intelectual y se dedica al estudio constante de las obras 55
  • Ramatís Mediumnismomaestras de la espiritualidad, buscando su perfeccionamiento moral y espiritual en todos los caminoseducativos de la vida y de las relaciones humanas, no demorará en sobreponerse a su automatismopsicológico y gobernará sus excesos de imaginación que perturban la fidelidad de los mensajesmediúmnicos. Y en el caso que sea de propensión amorosa y universalista, su mente, cual telapanorámica, ha de alcanzar paisajes más extensos y eliminará a las comunicaciones de losdesencarnados de los condicionamientos particulares. Sabéis que los espíritus benefactores no imponen su voluntad, ni violan el sagrado derecho de ladirección mental de los encarnados, puesto que les respetan hasta la obstinación que manifiestanpara resistir los impulsos del Bien. En consecuencia, ellos también soportan los condicionamientosperjudiciales o sectaristas de sus médiums, aunque perseveren en darles constantes consejos parasu perfeccionamiento y eliminar de la intimidad de sus almas los preconceptos y barreras que impidenla fluencia exacta de las comunicaciones de lo Alto. Pregunta: Considerando el caso de los desencarnados, que tanto divergen en la transmisiónmediúmnica hacia la materia, como varían conforme al grado intelectual o temperamento psicológicodel médium receptor, ¿podríais citar algún ejemplo comparativo sobre este asunto? Gustaríamos quenos explicaseis el caso de un solo espíritu exponiendo los mismos pensamientos, a través dediferentes médiums. ¿Cómo sería transmitida la idea fundamental de ese único espíritudesencarnado, utilizando el vocabulario, cultura y temperamento casi opuestos de los médiums? Ramatís: Suponed que un espíritu decidiera comunicar el mismo tema o idea fundamental, porintermedio de cuatro mediadores, distintos en temperamento, cultura, inteligencia o condicionamientopsicológico; veremos entonces que cada una de las comunicaciones también presentarán unacaracterística personal, diferente entre sí y propia de cada médium transmisor, aunque siempreprevalezca el tema esencial. Presentamos un ejemplo más claro: consideremos que cierto espíritu desea transmitirmediúmnicamente por medio de cuatro mensajeros distintos, la siguiente idea matriz: "una casablanca situada a la orilla de un camino desierto, rodeada por un jardín con muchas flores".Supongamos que para transmitir esa idea base, el espíritu comunicante disponga de los siguientesmédiums intuitivos, de cultura y condicionamientos diversos en sus vidas, o sea, un ingeniero, unpoeta, un filósofo y por último, un simple campesino, incapaz de exponer científica y literariamente losmensajes mediúmnicos. El tema a ser expuesto por esos cuatro médiums, tan diversos entre sí, ha de variar en suexposición conforme sea el intelecto, emotividad, conocimiento y temperamento particular, noobstante permanecer en su intimidad la idea fundamental de "una casa blanca situada a la orilla delcamino desierto, rodeada por un jardín con muchas flores". El médium ingeniero, disciplinado por la precisión matemática de las cosas de su estudio, ha decomunicar el mensaje en lenguaje técnico, parsimonioso y académico. Probablemente diría así: "Unaedificación pintada de blanco, localizada a la orilla derecha de un camino y a sus lados un jardín". Elmédium poeta, mediador del mismo asunto, la describiría con su inspiración de la siguiente forma:"Era una vivienda lirial, adornada graciosamente en medio de un camino tranquilo, bajo la dulcequietud de la tarde serena, cual paloma canora posada en el nido, rodeada de hermosas flores". El médium filósofo, bajo la actuación de la misma idea comunicada por la entidad desencarnada,y gracias a su entrenamiento especulativo y a la facilidad de elucubración mental, debería expresarseasí: "Era una residencia pintada de blanco junto al camino cubierto de polvo, a semejanza de unasolitaria y pensativa criatura, meditando sobre el destino de las cosas y los seres; alrededor, un floridojardín, que bajo la orgía de los colores, era dadivosa compensación para aquel destino ignorado".Finalmente, ese mismo asunto, expuesto por el campesino diría así: "Era una casa pintada de cal,construida a la orilla del camino y rodeada por un jardín con muchas flores". Su exposición estaríaexceptuada de la forma académica del ingeniero, sin la literatura del poeta, ni la conjetura del filósofo,en un lenguaje simple, casi empobreciendo la idea fundamental del espíritu expositor. En el ejemplo que expusimos, cada médium transmite la misma idea matriz, vistiéndola conformea su capacidad intelectual, gusto personal y talento, aunque se evidencie el asunto básico. He ahí la 56
  • Ramatís Mediumnismocausa, del por qué varían tanto las diversas manifestaciones de la mediumnidad intuitiva, cuyo éxitodepende muchísimo del conocimiento, de la fluencia del lenguaje, de la pureza lexicológica y deltalento literario o académico que el médium tuviera consolidado. 57
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XI UNA OBSERVACIÓN INDIVIDUAL Pregunta: Si no existieran inconvenientes por vuestra parte, desearíamos que nos esclarecieseisel aspecto de los capítulos anteriores, con algún ejemplo más objetivo. Tal vez pudiereis hacerlo másclaro, basándolo en el trabajo y característica del médium que os recepciona el pensamiento en esteinstante. ¿Puede ser? Ramatís: Es obvio que todo médium necesita disciplinarse bajo cierta elaboración dedesenvolvimiento y corrección mediúmnica, porque no hay privilegios especiales, ni saltos milagrososy extemporáneos que violen el proceso de educación del espíritu en la materia o en las relacionescon el Más Allá. Nuestro médium actual también encontró los inconvenientes del camino accidentadodel desenvolvimiento y progreso mediúmnico, por cuyo motivo sus primeras comunicaciones fueronconfusas, vacilantes y un tanto perjudicadas por su interferencia anímica. Atravesó los primeros años de su eclosión mediúmnica en intensa lucha interior, para lograrafirmarse en el derrotero satisfactorio con que hoy nos recepciona el pensamiento de "este lado".Enfrentó los tropiezos naturales del comienzo de todo médium intuitivo e incipiente —porque eraconsciente y "sabía" de todo cuanto le pasaba por el cerebro—, oponía dudas a los mensajestransmitidos por su intermedio desconfiando que fueran ideas exclusivamente suyas, de su mente, envez de comunicaciones procedentes de los espíritus desencarnados. Muchas veces le ganó el desánimo, sin poder definir efectivamente la naturaleza de su funciónmediúmnica, pues no tenía el recurso de dominar el fenómeno imponderable a los sentidos físicos,sin tener una base concreta para probarlos. Igual como le sucede a la mayor parte de los médiumsrecién ingresados en la siembra espirita, nuestro sensitivo alentaba la ilusión de estar desenvuelto deldía hacia la noche, como un pase de magia, aplicado por su guía aún desconocido. Juzgó que sumediumnidad llegaría a manifestarse en forma instantánea y sonambúlica, que le permitiría, mástarde, incorporar a los espíritus sin tener "conciencia del fenómeno. Le seguimos paso a paso en su camino arduo y confuso y sólo pudimos enseñarle y alentarlo enel silencio íntimo de su alma, convidándolo a seguir sin desánimos y estudiar con perseverancia, paraque aprendiera a dominar su sospecha perjudicial. Aceptamos, esperanzados en el futuro, la cuota deequívocos y dificultades que nos oponía en sus comunicados mediúmnicos, como también nossometíamos dócilmente a la concepción preconcebida con que daba forma, según su mente, en lotocante a la vida extraterrena y a la resistencia ortodóxica que nos restringía los conceptos filosóficosde la inmortalidad del alma. Entre la desconfianza del médium en su imaginación indisciplinada, con-descendiendo con sus ideas fantasiosas que inconsciente y anímicamente introducía en los asuntosque le habíamos vertido en el cerebro periespiritual, poco a poco avanzamos en medio de la marañade sus contradicciones mediúmnicas y suposiciones ingenuas, para alcanzar definitivamente elservicio que hoy nos satisface. Mientras tanto, como lo sabíamos responsable por cierto trabajo psicográfico que mutuamentecombinamos en el Espacio, antes de su actual encarnación, y conociendo nosotros el derroterodificultoso de todo médium intuitivo, sonambúlico o fenoménico, no nos preocupábamos por suscomunicaciones triviales, anímicas o fantasiosas de las primeras horas de trabajo. Mucho antes deavivarle el intelecto, nos importaba ayudarlo para que acertara en su brújula espiritual, el NorteEvangélico, que debe ser el seguro refugio de todo médium deseoso de participar en el servicio supe-rior, sin preocuparse de las glorias y veleidades efímeras del mundo físico y transitorio. Más tarde, lo intuimos constantemente para desenvolver su mente en el estudio provechoso de laciencia espiritual y que hiciera buenos juicios sobre el esfuerzo benefactor de los demás trabajadoresde la vida del espíritu inmortal. Mientras eso sucedía, le acompañábamos en su desenvolvimientomediúmnico, aún en la fase tormentosa y bajo el asedio de las entidades imperfectas, que siempreaprovechan la puerta abierta por el descuido evangélico. Pregunta: Queréis decir que los mentores desencarnados no trabajan con sus médiums 58
  • Ramatís Mediumnismoexclusivamente en las horas de sesiones mediúmnicas, pero lo hacen durante el tiempo que cumplencon sus tareas cotidianas, en el mundo profano; ¿debemos entenderlo así? Ramatís: Los espíritus desencarnados y de responsabilidad, cuando más preocupación tienenpor su renovación espiritual, más se sobrecargan de obligaciones y compromisos en el plano sideral,por cuyo motivo no podemos permanecer "pegados" a los pupilos en la Tierra, los que son ayudadospor otros amigos, simpatizantes y parientes desencarnados. No obstante, todo tiempo disponible porparte de los mentores y guías, además de sus tareas en el Espacio, lo emplean para ayudar a losencarnados bajo su responsabilidad kármica, tal como lo hacemos con nuestro sensitivo, al queestamos ligados por viejos lazos de amistad espiritual, y que hacemos todo lo posible para guiarlohacia los objetivos benefactores de la vida inmortal. Dentro de un plan establecido anticipadamente, lo intuimos para la lectura provechosa y de mejorconocimiento espiritual; también lo encaminamos junto a aquellos que son más experimentados ypueden alertarlo en el servicio mediúmnico, de sus deberes espirituales. A veces, por "coincidencia"nuestro médium abrió el libro en la página exacta, obteniendo la explicación correcta para su dudaangustiosa del momento; cierta vez conseguimos inspirar a un amigo suyo, que le presentó una obrabenefactora, que sin dudas lo ayudó a solucionar parte de los problemas aflictivos deldesenvolvimiento mediúmnico. A través de lazos invisibles, que los encarnados ignoran en su vida cotidiana, sus amigosdesencarnados lo asisten y ayudan a resolver sus cuestiones mínimas, cuando son promovidas por laduda sincera, como las soluciones difíciles que llegan a modificar los destinos humanos. Pregunta: A nosotros nos consta que los mentores a veces llegan a movilizar a los espíritusprimitivos o sufrientes, para beneficiar a sus protegidos. ¿Eso también sucedió con vuestro médium? Ramatís: Algunas veces, cuando nuestro mediador acentuaba su desconfianza sobre lainmortalidad del espíritu, ya sea por no tener pruebas concretas o porque no lograba sentirfísicamente los fluidos periespirituales, nosotros lo sometíamos en las sesiones mediúmnicas, bajo laacción de los fluidos densos y coercitivos de las entidades menos felices, que le dejaban marcada ensu propia carné la convicción de que el espíritu "existe". Sujeto a ese drástico recurso, cambiabahasta la expresión fisonómica, su tenor de sentimientos y manifestación de palabras, conforme a laentidad manifestante, así se iba fortaleciendo su convicción íntima de la sobrevivencia del alma y elrespeto por los postulados espiritas. El ejercicio mediúmnico angustioso le dio la comprensión de que los espíritus benefactoresdifícilmente pueden hacerse notar fluídicamente sobre los médiums, porque sus fluidos son rarifica-dos y suaves, causando apenas una leve impresión de naturaleza psíquica, en vez de violencias uopresión de la carne. Las almas atribuladas, imperfectas o mal intencionadas acostumbran actuar conviolencia o rudeza con sus intermediarios, disipándoles las desconfianzas con respecto a la realidadincontestable del otro mundo. El fluido angustioso de los espíritus sufrientes es el recurso que lasentidades del Bien suelen utilizar a fin de disipar la duda de muchos Santos Tomás encarnados... De esa forma, nuestro médium también necesitó someterse a la tarea mediúmnica con losdesencarnados sufrientes, imperfectos o rebeldes, que le proporcionaron el camino valioso de poderdiscernir en su propia carne la variedad de fluidos buenos o malos de los espíritus desencarnados,como también convencerse de su propia existencia inmortal. El médium comprendió que de acuerdocon las intenciones y grado evolutivo de los espíritus desencarnados, también se altera la densidad,temperatura y olor de sus fluidos. Todo eso lo hizo más estudioso en la auscultación fluídica de losdesencarnados, madurándole el sentido de vigilancia que mucho lo ayudó a rechazar —más adelante— las ideas y sugestiones capciosas que ciertas entidades trataron de inculcarle en la mente, acuenta de nuestra responsabilidad espiritual. Después de tantos tropiezos y decepciones, nuestro sensitivo reconoció, por fin, que sólo elestudio disciplinado, tenaz y perseverante, aprovechando todos los minutos disponibles en su vidaprofana para mejorar su patrón moral, es lo que podría ayudarlo a solucionar las incógnitas yproblemas aflictivos del ejercicio de la mediumnidad intuitiva. Estudio, trabajo y disciplina al serviciodel prójimo pasaron a significarle las principales etapas del proceso de crecimiento y evolución en el 59
  • Ramatís Mediumnismocultivo de la facultad mediúmnica. Por eso os advertimos que no basta que el médium disponga dealgunas decenas de horas junto a la mesa espirita, en la tentativa de captar las ideas de losdesencarnados y exponerlas en público vestidas con su capacidad intelectual, para lograr el éxitosoñado con el cultivo de la mediumnidad. Es preciso también, que evolucione en el contactocotidiano, dentro de sus obligaciones comunes, con los demás espíritus "encarnados" que tambiénofrecen innumerables caminos a la luz del día, para el intercambio benefactor. El desenvolvimiento mediúmnico, en verdad, termina en el momento que el médium cierra losojos para el mundo carnal y retorna al Espacio, para someter sus actos y propósitos a la apreciaciónde la contabilidad divina, que lo juzgará con respecto al buen o mal uso de la facultad que le fueconcedida por empréstito, y en favor de su redención espiritual. Pregunta: ¿Consideráis a vuestro médium actual, como un instrumento fiel para la transmisión devuestros mensajes hacia el mundo material? Ramatís: Aunque juzguemos que todavía no es el instrumento ideal para transmitir fielmentenuestros mensajes, pues a veces interpreta según sus propias concepciones filosóficas y tempera-mento psicológico, podemos asegurar que actualmente nos facilita muchísimo el trabajo con elintercambio establecido. Al igual que la "herramienta que se sensibiliza por el uso constante, creemosque poco a poco ha de ajustarse al esquema exacto de nuestra responsabilidad comunicativa hacia laTierra y revelar fielmente nuestras características espirituales. Gracias a su maleabilidad psíquica y ajeno a los preconceptos intelectuales y religiosos, nuestromédium nos permite mayor afluencia de ideas, porque reduce su interferencia anímica. Esto nosfavorece bastante, porque al estar exceptuado de premeditaciones doctrinarias o prevencionespersonales, nos permite abordar asuntos educativos cursados en otras actividades espirituales, másallá del trabajo espirítico. Su despreocupación hacia las sectas y ortodoxia religiosa, como el respetoque posee hacia los demás movimientos redentores del alma, como son la Teosofía, el Esoterismo, elRosacruz, el Yoga, el mediumnismo de la Umbanda o los mensajes de Krishnamurti, nos deja enlibertad para transferir a los lectores un contenido de carácter universalista. Pregunta: Presuponemos que a medida que el médium aumenta su visión global, los guíastambién "mejoran" sus conceptos y perspectivas de esclarecimiento espiritual; ¿no es verdad? Ramatís: Si a la linterna le cambiáis gradualmente los vidrios opacos por otros más puros,aunque este hecho no cambie la cualidad intrínseca de la luz, a su vez proporciona mayor fidelidaden la iluminación; el discernimiento, el progreso filosófico o intelectivo del médium, tampoco amplía elcoeficiente espiritual y la visión desenvuelta de sus guías, pues les facilita la oportunidad paraexponer con más exactitud, el valioso bagaje psíquico que sus portadores poseen como adquisiciónespiritual definitiva. La elevación moral del intermediario proporciona a sí mismo, mayor transparencia espiritual,señalando a los desencarnados sabios y benefactores el camino para revelar hacia el mundo carnal,el mayor contenido de sus conocimientos y atributos siderales. Conforme expusimos anteriormente, elmédium es el filtro del pensamiento de los desencarnados para la materia; cuanta mayorintelectualidad y cualidad espiritual puede ofrecer a sus comunicantes, más le favorecerá para laexposición fiel de sus mensajes. Pregunta: Para lograr avalar el progreso de su mediumnidad intuitiva, ¿nos podéis decir cualesson los valores que vuestro médium actual consolidó para serviros en forma eficiente en la trans-misión mediúmnica? Ramatís: Por ser nuestro sensitivo consciente de casi todo lo que le comunicamos en espíritu, ode aquello que percibe en contacto con nuestra mente, se reducen considerablemente nuestrasdificultades comunicativas, por eso tiene más confianza en los mensajes que le transmitimos de "estelado", destinados a las reflexiones de los encarnados. Su convicción de que nosotros operamos conintenciones benefactoras y educativas, de que actuamos bajo la inspiración del Divino Jesús y sinintereses subversivos, lo deja tranquilo en su trabajo mediúmnico, animándolo para cooperar consatisfacción en el servicio útil del Bien. 60
  • Ramatís Mediumnismo En cuanto a la naturaleza de los valores que debería tener consolidados para servimos con mejoreficiencia espiritual, creemos que es inútil volver a repetir nuevamente todo lo dicho hasta estemomento. Esos valores que deseáis conocer, son resultantes de los estudios constantes de lasobras máximas del espiritualismo, del servicio desinteresado al prójimo y del constante apresura-miento moral, que es una obligación para cualquier médium, sea intuitivo, sonámbulo o de efectosfísicos. Preguntas: Sin embargo, no podéis dejar de reconocer que vuestro médium actual nació conciertas cualidades psíquicas latentes, que le han favorecido para alcanzar el índice de aprove-chamiento y capacidad con que recibe vuestros mensajes poco comunes. Ramatís: Todos vosotros poseéis en lo íntimo de vuestra alma la misma cualidad intrínseca atodo ser creado por Dios. Y, en el caso de los médiums, aquellos que presentan mayor graduaciónespiritual y capacidad mental, se lo deben a su trabajo eficiente y cualitativo, fruto de su esfuerzoabnegado y aprovechamiento de todos los minutos disponibles en favor de la causa espiritual. No haydudas que hay una diferencia de capacidad, inteligencia y moralidad entre los hombres, pero esdebido a la edad sideral de sus conciencias forjadas en el tiempo y el espacio, que les gradúa elentendimiento mental y la naturaleza del sentimiento. Eso también sucede con nuestro sensitivo, que en forma alguna es una excepción entre vosotros,ni es misionero elegido para las predicciones apostelares de salvación para la humanidad, porquetransmita a los encarnados nuestros sencillos mensajes de invitación al Bien. Es un espíritu de origencomún, igual a todos los seres, y cumple la tarea que solicitó, de cooperar en el servicio espiritualentre el Más Allá y la Tierra. En ese trabajo es uno de los más interesados, porque de su éxitodepende un mayor crédito para la recuperación de sus fuerzas mal empleadas en algunas existenciaspasadas. Con el servicio extra de divulgación espiritual, conjuga sus necesidades espirituales y luchaarduamente para obtener el mayor resultado posible en el usufructo de la facultad mediúmnica, quees lo imprescindible que le han concedido para la liquidación urgente de sus deudas kármicas. Pregunta: Suponiendo que vuestro médium actual se negase a cumplir con su promesa deintercambiar vuestros mensajes para la Tierra, por ventura, ¿sería substituido con éxito? Ramatís: El buen éxito de los programas espirituales y benefactores del Espacio no quedansupeditados exclusivamente a la voluntad caprichosa de cualquier médium irresponsable. En nuestrocaso, otros médiums podrían sustituir al que nos sirve en estos momentos, y quizás, hasta conventajas, si se negase a cumplir con las promesas efectuadas antes de convivir en los fluidos delambiente terráqueo. Seria una gran tontería de su parte juzgarse un elemento muy importante e insustituible, puestoque existen en vuestro orbe, médiums capaces, sensatos y disciplinados, que podrían superar anuestro sensitivo en el intercambio mediúmnico. Reiteramos que sólo es un trabajador de buenavoluntad, pero muy interesado en la cosecha provechosa, mas no un misionero elegido por lo Alto ycon la incumbencia de rasgar la cortina de las sombras del planeta Tierra. A través de sumediumnidad intuitiva, nosotros, espíritus desencarnados, intentamos recordaros las enseñanzasespirituales que los elegidos del Señor sembraron mucho antes de nuestra simple interferencia.Nosotros tampoco, de modo alguno, pretendemos merecer la corona de la gloria que ostentan lossantos y elegidos del Padre, pues no podemos agregar algo nuevo sobre la superficie de la Tierra,pero sí avivar los conceptos milenarios y efectuar algunas comparaciones útiles, en el esfuerzo deconfirmar la justeza de los conceptos evangélicos de Jesús. Ningún ser de la Creación fue jamás desheredado por Dios en base de sus cualidadesespirituales innatas, pues todos serán llamados, en la hora oportuna, para colaborar en el servicio su-blime de la redención humana. Así la tarea mediúmnica que ejerce nuestro sensitivo, es un trabajocomún a todo aquel que acepta el servicio sacrificial para su propio bien y en favor de la vida inmortal.En el ejercicio de la mediumnidad provechosa y sana, no se puede servir a Dios y al Diablo, al mismotiempo, como reza comúnmente la voz del pueblo, o sea reunir lo útil del servicio mediúmnico alagradable placer transitorio del mundo de la carne. Así como el buen abono desenvuelve vigorosa y 61
  • Ramatís Mediumnismorápidamente a la tierna planta, el trabajo mediúmnico constante, en el servicio del Bien, tambiéndespierta y desenvuelve las cualidades latentes y sublimes de todos los médiums. 62
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XII LA MEDIUMNIDAD MECÁNICA Pregunta: ¿Cómo se produce la mediumnidad mecánica? Ramatís: En la clasificación efectuada por Allan Kardec en el Libro de los Médiums, el médiummecánico es "aquel donde el espíritu desencarnado actúa directamente sobre los centros y nerviosmotores, sin necesidad de accionar el periespíritu". Así facilita a la entidad para que actúe librementey sin obstáculos anímicos, pues escriben, pintan y hasta componen música sin la interferencia delmédium. En ese caso el médium no tiene conocimiento directo del hecho que sucede consigo mismo,y el espíritu comunicante actúa con fidelidad, consiguiendo escribir en la forma que le era peculiar enla vida física, como enfoca los asuntos desconocidos para su mediador, que solo asiste en vigilia altrabajo automático de su mano, pudiendo si así lo quiere, ocuparse mental o verbalmente de otrascosas. El espíritu desencarnado se liga al médium mecánico por medio de los ganglios nerviosos a laaltura del omóplato; allí dispone como si fuera de un segundo cerebro, accionando fácilmente losnervios motores de los brazos y manos del médium, pudiendo escribir directamente, tal como lo hacíaen la vida física. Ciertos médiums mecánicos llegan a trabajar con ambas manos al mismo tiempo, bajo la acciónde dos entidades completamente distintas, algunos escriben mecánicamente en su lenguaje común,como en idiomas desconocidos, y hasta en dialectos que ya no existen en el mundo. Sus escritospresentan caracteres gráficos idénticos a los que poseían cuando estaban encarnados. Encondiciones tan excepcionales, el médium puede hablar con los presentes sobre asuntos totalmenteajenos al que psicografía automáticamente. Pregunta: ¿Qué nos podéis decir de la mediumnidad "semimecánica", facultad que tambiénposee vuestro médium actual? Ramatís: Conforme explica Allan Kardec, en el Libro de los Médiums, el médium semi-mecánicoparticipa de la mediumnidad mecánica como de la intuitiva, pues escribe recibiendo parte de lospensamientos de los espíritus por contacto periespiritual, al mismo tiempo que la otra parte esarticulada por los comunicantes, en forma independiente de su voluntad. En el médium abso-lutamente mecánico, el movimiento de su mano es dirigido por el espíritu comunicante, y elpensamiento viene después de la escritura; en el caso del médium intuitivo, su escritura es voluntariay espontánea, pues el pensamiento del desencarnado procede en el acto de escribir. El médiumsemi-mecánico, que actúa entre esas dos facultades, escribe intuitiva y voluntariamente, como aveces lo hace a través de los impulsos directos de los desencarnados, cuyos pensamientosacompañan a la escritura. El médium semi-mecánico tiene conocimiento parcial de lo que escribe, pues el mayor porcentajedel asunto transmitido del Más Allá le atraviesa el cerebro periespiritual; mientras tanto ignora lostrechos que son escritos mecánicamente por su brazo a través del plexo braquial, y sin fluirle por elcerebro física En vez de "oír" o "captar" el pensamiento del espíritu comunicante, como sucede en larecepción intuitiva, lo hace mecánicamente y se limita a "leer", lo que en forma independiente de suvoluntad escribe en el papel. Sin embargo, conoce anticipadamente y fiscaliza una gran parte de aquello que deberá escribir yque le pasa por el cerebro periespiritual, pero ignora los pensamientos y palabras que su manoescribe en forma automática y accidentalmente bajo la influencia del comunicante. La comunicaciónrecibida por el médium mecánico conserva las características psicológicas y gráficas de los espíritus,pero la psicografía del médium semimecánico posee su manera peculiar de escribir, excepto algunasfrases o tópicos donde se percibe el estilo del autor espiritual. En verdad, el éxito del trabajo del médium semimecánico depende muchísimo de la capacidad deconjugar simultáneamente al pensamiento a los fluidos de los espíritus comunicantes. El médiumintuitivo, por ejemplo, recibe el pensamiento de la entidad a través de su cerebro periespiritual,después lo viste con sus vocablos peculiares, exponiéndolo con su modo de hablar o escribir, pero el 63
  • Ramatís Mediumnismosemimecánico tanto psicografía intuitivamente parte del comunicado, como emplea frases y palabras,que se grafican espontáneamente por medio de los impulsos que le toman la mano en formaindependiente de su voluntad. Es una comunicación con trayectoria intermitente, es decir, parte mecánica y parte intuitiva, y esetipo de médium se absorbe tanto en su trabajo, que los desencarnados encuentran más facilidad paracomunicarse directamente, sin necesidad del contacto periespiritual. Mientras que los médiums semi-mecánicos difieren intensamente entre sí, pues en algunos predomina la facultad mecánica y en otrosprepondera la mediumnidad intuitiva. Nuestro médium, por ejemplo, es predominantemente intuitivo yen raras ocasiones podemos graficar algunos asuntos sin estar en contacto con su cerebroperiespiritual. Pregunta: Tratándose de un tema que es de interés general para los médiums ¿podríaisexplicarnos con detalles, el funcionamiento de esa mediumnidad semimecánica? Ramatís: Ejemplificamos: el médium intuitivo actúa conscientemente por su libre y espontáneavoluntad, compone el dictado mediúmnico, transmitido por las entidades espirituales, con sus propiaspalabras; mientras tanto, el médium mecánico se somete enteramente a la dirección del Más Allá,mientras su mano escribe sin intervención de su parte. El médium semimecánico participa de ambasfacultades, pues los espíritus tanto transmiten sus ideas a través del cerebro periespiritual, como enlos momentos de mayor sensibilidad mediúmnica consiguen escribir frases completas moviéndole lamano directamente. El médium bastante experimentado, en tales momentos, se deja llevardócilmente, no ofrece resistencia a los impulsos que le fluyen por el brazo y por la mano. Más tardecomprueba que parte de la comunicación psicografiada fue escrita mecánicamente, mientras que otraparte la pasó nítidamente por su cerebro físico. Dicen los médicos —como si fuera un notable descubrimiento moderno— que la electricidadbiológica es el elemento dinámico y propulsor del trabajo de los nervios; es fuerza viva que actúa enel campo neuro-muscular. Sin embargo, hace milenios eso mismo era conocidísimo por los viejosiniciados caldeos, egipcios, etíopes e hindúes, que la denominaban "prana", es decir, elementomagnético y cósmico vital, muy familiar a las escuelas espiritualistas de Oriente y de todos aquellosque investigan los fenómenos del mundo oculto. Esa energía, que tanto impregna al periespíritu como interpenetra los intersticios de todo elorganismo carnal, también se subordina en su manifestación a las leyes, que tienen bastante similituda los principios que disciplinan la energía eléctrica. Consecuentemente el "prana" o la electricidadbiológica clasificada por la medicina académica, deslizase fácilmente por el cuerpo humano a travésde la red nerviosa, y principalmente por la punta de los dedos o de los cabellos en obediencia aprincipios o leyes muy parecidas a las que rigen la manifestación de la electricidad, en forma deenergía dinámica en dispersión o "fuga" por los extremos. El "prana", como electricidad biológica,también huye o se dispersa por las puntas de los dedos y cabellos de los humanos; en sentidoinverso, se transforma en energía estática y se polariza en todos los órganos y regiones esféricas delcuerpo físico. Por eso, es posible a los radiestesistas experimentados atestiguar el grado de vitalidad orgánicadel hombre, examinando las oscilaciones negativas o positivas de los péndulos de prospección, quese mueven conforme a la frecuencia de las ondas electromagnéticas emitidas por los cuerpos o seresen forma de energía dinámica o estática. Los plexos nerviosos son fuentes de "prana" almacenado o electricidad biológica polarizada yforman las reservas energéticas, que en cualquier momento se transforma en energía dinámica,haciendo la conexión de los órganos físicos con sus respectivas contrapartes o matrices situadas enel periespíritu, que son extremadamente sensibles a la actuación de los espíritus desencarnados enel caso de los médiums mecánicos. Cuando el médium conserva mayor potencial de carga magnéticaalrededor de sus plexos nerviosos, ofrece mejor oportunidad para que los desencarnados accionensus nervios motores y se identifiquen fácilmente con sus características individuales. El médium mecánico es más apropiado para identificar a los "fallecidos", pues el magnetismo queacumula pródigamente en los plexos nerviosos, se transforma en palanca eficiente para las 64
  • Ramatís Mediumnismoentidades, accionando a gusto los nervios motores de los brazos, exponiendo fácilmente a través dela escritura sus ideas e identificación que usaban en la Tierra. El médium semimecánico, cuyo éxitoen el intercambio con el Más Allá depende de la conjugación simultánea de sus comunicantes, estáobligado a cubrir intuitivamente todos los pasajes truncos o vacíos que dejan sus comunicacionesmediúmnicas, por lo cual tiene conciencia perfecta de casi todo lo que escribe, aunque lo realice enforma semimecánica. Cuando desaparecen los impulsos de la mano, en la escritura mecánica,prosigue con el comunicado, pasando a "oír" intuitivamente a sus comunicantes, que unas vecesescriben directamente y otras lo hacen por el ajuste periespiritual. 65
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XIII LA MEDIUMNIDAD INTUITIVA Y LA DE INCORPORACIÓN Pregunta: La mediumnidad mecánica, ¿es la denominada de incorporación? Ramatís: Hay que distinguir lo siguiente: el médium mecánico y el semimecánico no abandonansu cuerpo físico en el momento de la escritura de los mensajes de las entidades espirituales, mientrasque en el caso de la incorporación completa, el espíritu y el periespíritu del médium pueden apartarsea mucha distancia, dejando el cuerpo físico bajo la dirección de la entidad comunicante. El médium deincorporación completa, cuando abandona su cuerpo físico queda ligado únicamente por su cordónfluídico, espacio de tiempo ese en que el espíritu se manifiesta,, como sucede con el dueño de casa,que deja la habitación para que temporariamente la habite su amigo o amistad. Aunque continúeligado al cuerpo carnal, por el lazo fluídico, en virtud a su desligamiento de los centros energéticos deldoble etérico, le baja la temperatura y el trance mediúmnico pronunciase hacia el estado decatalepsia. El éxito de la comunicación mediúmnica de incorporación, en trance completo, dependemuchísimo del conocimiento y posibilidad que manifieste la entidad espiritual para utilizarlo, pues endefinitiva es el único dueño —en ese momento— de la propiedad ajena. La mediumnidad deincorporación, como la mecánica, es eficaz para las identificaciones correctas de los desencarnados,que pueden actuar sin interferencias del médium, revelando con seguridad su característicapsicológica y otras particularidades íntimas de su vida terrena. Aunque los espíritus comunicantes deben someterse a las exigencias instintivas del cuerpo físicodel médium de incorporación, el cual conserva los ascendientes biológicos y hábitos particulares yestigmatizados en su vida común, asimismo consigue manifestarse con cierta comodidad paraexponer su verdadera identidad. La entidad, a pesar de encontrarse en casa ajena o disponiendo deotro instrumento vivo de manifestación en el medio del mundo material, no deja de verificar susprincipales cualidades o defectos que eran conocidos por los vivos. La severidad, la malicia, elhumorismo, la capciosidad, la ternura, la inteligencia o la humildad retrátanse perfectamente a travésdel médium de incorporación, porque goza de la facultad de poder plastificar en su rostro lasexpresiones personales de sus comunicantes. Nos recuerda el caso del inquilino, que debió mudarsea otra mansión amueblada, de gusto distinto, pero que poco a poco consiguió imponer su sellocaracterístico, logrando predominar definitivamente su preferencia emotiva. Sirviéndose del médium de incorporación, el espíritu comunicante encuentra ciertos hábitosbiológicos y condicionamientos psicológicos que fueron de "su gusto", pero durante la comunicaciónconsigue interferir en su intermediario dejándole entrever algo de su propia índole y temperamentoespiritual. En virtud a que el espíritu del médium se aparta totalmente de su organismo físico, al igualque su periespíritu, la comunicación le fluye en forma inconsciente, despertando del trancemediúmnico sin recordar nada de aquello que fue transmitido por su cerebro físico durante suausencia espiritual. Más tarde se sorprende cuando alguien le describe ciertos asuntos, conceptosfilosóficos o argumentación científica, que le agradó, pues como es lógico, no tenía conocimientopersonal de la exposición. Pregunta: ¿Podemos considerar al médium intuitivo como el tipo exactamente opuesto al deincorporación? ¿Acaso no representan los dos tipos clásicos de médium "consciente" e "inconsciente"situados en extremos opuestos? Ramatís: La escala de la facultad mediúmnica es muy extensa y variada. El médium es un señorde reducido o extenso bagaje psíquico milenario y aporta sus condiciones en las comunicaciones delos desencarnados. Es dificilísimo encontrar dos médiums cuya moral, temperamento, cultura o podermental coincidan rigurosamente entre sí, por eso se producen comunicaciones perfectamentesemejantes, mas no iguales. Aunque se trate de médiums de incorporación completa e inconscientes,su bagaje psíquico y la contextura de su individualidad espiritual, influyen en las comunicacionesmediúmnicas, imponiendo cierta peculiaridad. Sólo en el caso de muerte física, cuando el espíritu se 66
  • Ramatís Mediumnismodesliga completamente del cuerpo carnal, cuando realmente es un "cadáver", un cuerpo sin vida, enese estado recién deja de recibir la influencia exterior, propiamente dicha. El peri espíritu del médium, que es la matriz o molde original del cuerpo físico, prestado al espíritudesencarnado o manifestante, aunque se conserve a larga distancia, lo mismo influye, dejandotraslucir en la comunicación sus características psíquicas acondicionadas del pretérito. El espíritucomunicante utiliza el cuerpo del médium, mas su temperamento, cultura o costumbres se podránmanifestar a través de las peculiaridades que ofrece, en cierta forma, por medio del comunicado. La facultad intuitiva y la de incorporación no pueden considerarse dos patrones exclusivos demediumnidad, opuestas entre sí, porque tanto el médium intuitivo como el de incorporación puedenvariar en su manifestación mediúmnica, revelando algunos matices opuestos e incomunes a su propiafacultad habitual. El intuitivo, algunas veces, puede comunicar en trance sonambúlico parcial —aunque no sea muy frecuente— y el médium incorporación también está sujeto a intercalar en sumanifestación algo de la facultad intuitiva. Durante el ejercicio mediúmnico pueden surgir factores ocircunstancias que favorecen al médium, predominando ciertos matices mediúmnicos diferentes delacostumbrado; también debido a su progreso espiritual, alcanza nuevas aptitudes de mejoramientopsíquico en su tarea de comunicación con el mundo oculto. En general, los médiums intuitivos, a veces, son de incorporación, mientras que en los quepredomina la facultad de incorporación, accidentalmente también pueden comunicar intuitivamente. La diferencia está en que el médium intuitivo recuerda todos los pensamientos que le fueroncomunicados por las entidades, en cuanto al de incorporación es inconsciente, pues su periespíritu seaparta durante la manifestación. el propio médium de incorporación —que se vuelve nulo durante eltrance— más tarde logra recordar algo de las ideas que se transmitieron por su intermedio. Pregunta: ¿Por qué el médium de incorporación, no recuerda de inmediato aquello que losespíritus comunicaron por su intermedio? Ramatís: Conforme manifestamos anteriormente, sólo en caso de muerte corporal el periespírituabandona definitivamente el cuerpo físico. El médium inconsciente o de incorporación completa,algunos días después de su trabajo mediúmnico verifica la aparición de algunas frases, vocablos oideas, que los desencarnados vertieron por su cerebro físico, cuando estaba alejado de suorganismo. Aunque el cerebro periespiritual quede distanciado durante el trance, no elimina totalmente losucedido; por eso, las ideas comunicadas se retratan o reflejan aunque no posean la nitidez originalcon que las recibió por su cerebro. El médium se sorprende tiempo después al reconocer formas,vestimentas o fisonomías que tuvo la oportunidad de identificar en otros lugares, pero ignora quefueron lar entidades que utilizaron su cuerpo físico en trance. Ese reconocimiento posterior y mental,de algunos períodos, fragmentos o ideas que los desencarnados le fluyeron por el cerebro físico, leda la impresión de que el hecho sucedió en aquel momento. Así como sucede con el médium intuitivoy vidente, que "ve" a los espíritus a través de su mente sensibilizada, y en realidad el fenómenoocurre porque "sienten" la presencia junto a su periespíritu, para surgirle después las imágenes odetalles que le aclaran o explican la visión intuitiva; el médium de incorporación, instintivamenteevoca de la intimidad de su periespíritu aquello que sintió cuando cedía el cuerpo a la entidadmanifestante. Su cerebro periespiritual insiste en evocar el acontecimiento incomún que observó a la distancia,pero que grabó en su memoria etérica. A través del fenómeno de repercusión vibratoria, poco a pocole transfiere hacia el cerebro físico las imágenes que mejor entrevió en su visión periespiritual.Algunos detalles nítidos pueden surgir posteriormente por el ajuste sincrónico del periespíritu alcerebro físico; podría decirse que las rememorizaciones y asociaciones de ideas que aparecen mástarde se las comunica el periespíritu al cerebro físico. Esto sucede también con los "sujetos" muy sensibles a la hipnosis, quienes más tarde recuerdan,con mayor o menor claridad, aquello que vivieron o transmitieron en trance hipnótico, a pesar de sucompleta inconsciencia cuando estaban bajo la dirección y voluntad del hipnotizador. Algunos"sujetos" recuerdan inmediatamente todo aquello de cuanto participaron, ni bien retoman del trance; 67
  • Ramatís Mediumnismootros lo van recordando lentamente, y a veces pasan algunos días para tomar conocimientosatisfactorio del fenómeno hipnótico. En el caso de los experimentos hipnológicos de regresión de la memoria reencarnatoria, algunospacientes de la hipnosis llegan a evocar los contornos físicos, voces y acontecimientos que vivieron, orelatan en trance aquello que más les impresionó el cerebro en la evocación de sus vidas anteriores.La memoria etérica y periespiritual definitiva conserva totalmente los hechos de que participa con elser, pudiendo ser desde un simple cabello, el vuelo y brillo fugaz de la luciérnaga, hasta las escenastormentosas y catastróficas del mundo físico. A medida que se sensibiliza el espíritu, aviva su bagajemilenario y sideral y poco a poco toma posesión de su conciencia forjada en el tiempo y en el espaciopor los elementos educativos del mundo planetario. 68
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XIV LA MEDIUMNIDAD SONAMBÚLICA Pregunta: ¿Podemos considerar que la mediumnidad sonambúlica es más favorable que laintuitiva? Ramatís: La facultad mediúmnica, aunque sea de "prueba", debe ser como la flor que seentreabre espontáneamente, sin el calor artificial. La tarea o responsabilidad espiritual determinada,se manifiesta en el espíritu endeudado a fin de rescatar su factor kármico, en el momento exacto yprevisto por los mentores siderales, sin lugar a dudas beneficiará al futuro médium. Encontramos depoca importancia saber cuál es la mediumnidad más favorable, pero sí interesa conocer cuál de ellaspermitió al médium redimirse rápidamente de su pretérito delictuoso. El médium sonámbulo no esmás agraciado espiritualmente que el médium intuitivo, pues ambos enfrentan la responsabilidadmediúmnica conforme a su necesidad kármica y entendimiento psíquico. La administración sideral les ofrece el camino mediúmnico de acuerdo a su contextura espiritualpara mejor aprovechamiento en el servicio redentor. Además el médium no debe preferir la condiciónpasiva de ser simple "muleta" de los espíritus desencarnados, le conviene participar íntimamente enla comunicación, a fin de incorporar a su mente el bagaje superior que los guías promueven pormedio de su facultad de mediador. Después de cierto tiempo en contacto superior, el cerebroperiespiritual del médium se habitúa a las advertencias y enseñanzas elevadas que los espíritusbenefactores transmiten para los encarnados, quedando mejor entrenados para orientarseeficazmente en su propia vida física. Aún en las comunicaciones tormentosas de los espíritussufrientes o rebeldes, que el médium participa por fuerza del desarrollo mediúmnico, sirve de ejemplovivo para ayudarlo a modificar su conducta moral y liberarlo, más tarde, de muchos padecimientos enel Más Allá. Aunque el desempeño de la mediumnidad siembre ciertas desilusiones y dudas en el médiumincipiente, poco a poco se transforma en un excelente camino de reflexión para el mejoramientoespiritual de su portador. De acuerdo al concepto de que “la función hace al órgano", a medida que elmédium se renueva en espíritu y se aficiona al estudio superior, también se vuelve un mediadoreficiente de las entidades elevadas, de cuyo intercambio agradará por su elevada preferencia por lospensamientos constructivos y actitudes benefactoras, hasta la modificación loable de su lenguajegrosero, hacia un nivel respetuoso y sano. El servidor mediúmnico, bajo la dirección superior, se convierte en el instrumento útil, dócil yvalioso, que por ley de asimilación lo vuelve heraldo de las ideas sublimes. Mientras el médiumsonambúlico se entrega al sueño pesado, sumergiendo la conciencia para ceder el cuerpo físico a laentidad comunicante, el intuitivo transmite conscientemente los mensajes que los desencarnados lecomunican por el periespíritu, e imprime con su mente la esencia educativa de aquello que esportador. Pregunta: Los médiums intuitivos alegan comúnmente que prefieren la mediumnidadsonambúlica, porque así se libran del animismo improductivo, que les hace cometer ciertasincongruencias mediúmnicas. ¿Qué opináis? Ramatís: El sonámbulo absoluto es rarísimo, aunque suceda el caso de inconsciencia transitoriaen el médium de incorporación, pues sólo los infelices internados de los asilos psicópatas, destituidostotalmente de la razón, presentan un patrón de sonambulismo indiscutible. Además consideramos depoco valor para el médium la facultad que lo hace semejante al cartero terrestre, como un simpleentregador mecánico de los recados del Más Allá, pues en definitiva nada usufructúa de su propiatarea. Los espíritus elevados tienen la preocupación de enviar mensajes mediúmnicos hacia la Tierra,pero por encima de todo, tienen sumo interés en mejorar las condiciones morales e intelectivas desus propios médiums. Buscan de Hacerlos participar personalmente de los mensajes de que sonportadores. Aunque el servicio mediúmnico sea ejercido por el médium sonambúlico de confianza, 69
  • Ramatís Mediumnismoaún así, guarda en su mente el recuerdo parcial de aquello que los espíritus desencarnadostransfieren por su intermedio hacia el mundo carnal. Pregunta: Algunos médiums, con quienes hemos tenido contacto, afirman resueltamente que nose acuerdan absolutamente nada del contenido espiritual que reciben de los desencarnados,dejándonos convencidos de que son totalmente sonámbulos. ¿Puede ser? Ramatís: Repetimos: el médium sonámbulo que fuera incapaz de valorar de inmediato oposteriormente al menos, un solo pensamiento de los comunicantes desencarnados, además de muyraro, es el indicado para atender la investigación científica e identificar a los espíritus de los"fallecidos", cumpliendo la finalidad de probar experimentalmente a los escépticos la inmortalidad delalma. En el sonambulismo perfecto se encuadra mejor el médium de fenómenos físicos, quegeneralmente, después del trance completo, provee ectoplasma para ejecutar los trabajosmediúmnicos de ese género. Precisa someterse pasivamente a los técnicos del Más Allá paraalcanzar el mejor éxito posible en la fenomenología de materializaciones, voz directa, transportes olevitaciones, que se manifiestan por la manipulación de la fuerza ectoplásmica que se exuda por lacontextura periespiritual y el sistema nervioso del médium. Conforme manifestáramos anteriormente, los desencarnados se comunican por el cerebroperiespiritual de los médiums intuitivos; en los sonámbulos les accionan directamente el cerebrofísico, y en el médium mecánico le mueven la mano en la psicografía inconsciente. Pero el médiumsiempre tendrá un conocimiento parcial de aquello que hace de intermediario, pues sólo en los casosde obsesión completa, donde las entidades malévolas, después de tensa acción diabólica, consiguendominar completamente la dirección mental del obseso, en este único caso podría aceptarse elsonambulismo absoluto y sin posibilidades de algún reflejo de la razón. También es cierto que algunos médiums sinceros y bien intencionados alegan que sonsonámbulos y que no recuerdan nada del trance mediúmnico, pues son temerosos de no inspirar ladebida confianza en sus oyentes. No lo hacen por vanidad o mala intención, pues es evidente que elpúblico queda más convencido de las comunicaciones del Más Allá cuando cree que hubo completoalejamiento del médium, de aquello que transmite mediúmnicamente. Pregunta: ¿Es verídico que los médiums, intuitivos o sonambúlicos sufren mucho, cuandoretornan en sí, después del trance mediúmnico? Hemos participado de trabajos mediúmnicos dondelos médiums demuestran gran aflicción para retomar el cuerpo físico. ¿Qué sucede en ese caso? Ramatís: Es obvio que el mediador entre vosotros y nosotros, sea éste sonámbulo o intuitivo, hade sufrir en trance, conforme a la naturaleza de los fluidos de los comunicantes que se manifiestan.No podemos asegurar que haya realidad en ciertas escenas producidas por parte de los médiumsignorantes del mecanismo de la mediumnidad, y que sus comunicantes dicen ser espíritus deevolución, demostrando grandes sufrimientos y convulsiones impresionantes. Es razonable laangustia y desarmonía respiratoria de los médiums al desligarse los espíritus sufrientes o agresivos;mientras tanto, guardamos reserva sobre el hecho, cuando repiten el mismo fenómeno angustioso enel intercambio con los espíritus superiores, cuyos fluidos son fundamentalmente sedativos. Pregunta: ¿Qué podemos deducir en tal caso? Ramatís: Evidentemente, eso es el fruto de la ignorancia del médium, que aún no conoce lospreceptos y directrices fundamentales del Libro de los médiums, pasando a impresionar únicamente alos asistentes del centro espirita donde actúa. Es posible también que tales médiums aseguren quelas convulsiones o estertores, durante el retiro de las entidades comunicantes, convenzan a lospresentes de la realidad de la incorporación mediúmnica. El médium correcto y estudioso no ejecutamovimientos extraños, ni produce gestos circenses cuando retorna al estado de vigilia, puescomprende que las alteraciones orgánicas nada tienen que ver con el ajuste de su mente a losacontecimientos comunes de la vida física. El propio espíritu sufriente deja al médium más calmo, cuando decide retirarse, pues se aleja consus fluidos coercitivos. Expuesto lo anterior, no podemos justificar ios espasmos o convulsiones dealgunos médiums que presentan cuadros de gran aflicción, después de haber incorporado a susguías o espíritus benefactores. 70
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: Insistimos en deciros que estamos familiarizados con algunos médiums de ciertaenvergadura mediúmnica, quienes después de la incorporación de sus guías y espíritus de orden su-perior, caen sobre las mesas y retornan a la vigilia haciendo movimientos espasmódicos. ¿No podríaprovenir ese aspecto de alguna particularidad orgánica, que realmente les causa dificultad en eltrance, en forma independiente de su voluntad? Ramatís: Repetimos que sólo el desconocimiento de la realidad mediúmnica provoca taleshechos incoherentes, pues es de ley sideral que cuanto más elevado fuera el espíritu comunicante,tanto más imperceptible es su manifestación, debido a sus tiernos; y sedativos fluidos. Cuando los espíritus benefactores se comunican por los médiums sensatos y experimentados, semanifiestan con tal naturalidad que a veces es dificilísimo distinguirlos de la personalidad del médium,que los recibe serenamente. No oponemos dudas en cuanto a la veracidad de ese sufrimiento y perturbación mediúmnica,cuando son espíritus mistificadores y de baja condición moral, que se hacen pasar por entidadessuperiores; pues en su desincorporación suelen dejar restos de fluidos agresivos y contundentes.Además puede suceder en ciertos casos que sea un recurso estudiado del médium, que inge-nuamente desea atraer la atención del público. Algunos de ellos aseguran que la cantidad deespasmos en la comunicación mediúmnica permite comprobar el potencial de su mediumnidad, puesen su ignorancia espiritual confunden la comunicación mediúmnica con la gimnasia física. Pregunta: En algunas manifestaciones mediúmnicas tuvimos la oportunidad de escuchar lasolicitud que hacía el comunicante, de alta estirpe espiritual, pidiendo elevación y oraciones a losasistentes, para que el médium retomara sin sufrimiento. Algunas veces transcurren varios minutosde expectativa aprehensiva, mientras los entendidos apelaban al espíritu del médium para queretorne a su cuerpo. ¿Qué nos decís al respecto? Ramatís: La contradicción es muy evidente, pues un espíritu de naturaleza elevada no haría talsolicitud absurda, porque posee fluidos sedativos y tonificantes, que benefician al médium.Probablemente el mismo sensitivo consciente o inconsciente de sus automatismos psicológicosexagera en su tarea mediúmnica. En ciertos casos se trata de entidades mistificadoras, que intentan disfrazar su naturalezamaquiavélica, desviando la atención del público con el pedido de oraciones, mientras se apartancautelosamente. En realidad, todos esos actos ridículos podrían eliminarse fácilmente con la lectura del Libro delos médiums a través del cual Allan Kardec, después de criterioso estudio anotó todas las incohe-rencias y actitudes dudosas en el desempeño de la mediumnidad. Si los adeptos espiritas aceptantales anomalías, es evidente que ellos también necesitan consultar asiduamente las obras funda-mentales del codificador del Espiritismo. 71
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XV TRABAJOS DE TIPTOLOGÍA Pregunta: ¿Cómo se produce el fenómeno de las llamadas "mesas danzantes", conocido porTiptología? Ramatís: Las comunicaciones mediúmnicas por el proceso de Tiptología a través de las mesasdanzantes, es factible si hay entre los componentes un médium de fenómenos físicos. Éste ayuda eltrabajo proveyendo los fluidos necesarios para interpenetrar los intersticios de los átomos etéricos deldoble invisible de la mesa, que se ajusta en perfecta conexión con los átomos y sistemas electrónicosde su estructura material. A falta de un médium adecuado para ese género de trabajo, su posibilidadde acción quedará supeditada a la armonía conseguida entre las personas participantes delfenómeno, pues la sintonía fluídica en la misma frecuencia vibratoria, neutraliza la fuerza gravitacionalpara que los espíritus trabajen libremente. Sólo así la mesa podrá moverse en varias direcciones o elevarse, obedeciendo a la direcciónmental y voluntad de los desencarnados, y sus movimientos serán tan seguros y positivos como seala calidad y naturaleza de la masa ectoplástima que fuera entregada por la afinidad de los presentes.Después de transcurrido el tiempo necesario para la adaptación preliminar de los componentes deltrabajo, recién se efectúa el intercambio satisfactorio y comprensible con las entidades a través de losmovimientos convencionales de la mesita en su debido alfabeto. Pregunta: ¿Es posible que se llegue a tratar asuntos de mucha importancia por medio de latiptología? Algunos colegas dicen que la tiptología es un trabajo mediúmnico de baja calidadespiritual, en donde actúan espíritus inferiores. ¿Qué tiene de verdad esa aseveración? Ramatís: Lo que determina la calidad superior o inferior de cualquier trabajo mediúmnico, no essu género de expresión, sino las condiciones morales y naturaleza de los objetivos de sus com-ponentes. También es verdad, que la sintonía con los espíritus desencarnados depende de lasintenciones buenas o malas de los encamados. El vicio del juego no reside en los elementos utiliza-dos, sino en aquellos que juegan con intenciones equivocadas; la calidad del trabajo triptológico noreside particularmente en utilizar la mesita, pero sí en el contenido espiritual de quienes la utilizan. Lamesita sólo es un medio, un instrumento convencional para ajustar los intereses y facultar lasrelaciones, como punto de apoyo, entre los vivos y los muertos. En consecuencia, es un géneromediúmnico que permite tratar asuntos elevados, siempre que sea practicado por criaturasinteresadas en su ascensión espiritual, desechando la solución a los problemas de la vida materialtransitoria. Lo que atrae a los espíritus inferiores son los objetivos e intenciones condenables y no eltipo de comunicación mediúmnica. Respecto al éxito técnico de la tiptología, conforme hemos explicado, depende de la cantidad ycalidad del tenor de los fluidos que se puedan combinar entre los presentes. En cuanto al nivelintelectual del trabajo, principalmente en su comienzo, queda sujeto a la mentalidad de loscomponentes, pues sus ideas influyen consciente o inconscientemente en la manifestacióntiptológica. Esa función mental impide la acción absolutamente independiente de los espíritusdesencarnados que operan desde el Más Allá, pues la coherencia y fidelidad en el trabajo es posible,después de cierto tiempo de intercambio mediúmnico y mayor afinidad entre los asistentes. El trabajoevoluciona cuando más se reduce el desvío fluídico del elemento vital-etéreo en libertad, que sufre lainterferencia mental de los encarnados cuando precisa combinarse a la fuerza nerviosa. Pregunto: ¿Podríais explicarnos con más exactitud sobre la naturaleza de esa interferenciamental? Ramatís: Algunos de los participantes, cuya mente y voluntad son muy desenvueltas, al comienzodel intercambio tiptológico pueden interferir y cortar la respuesta del espíritu comunicante, imponiendosus propias conclusiones y aun ciertas emersiones del subconsciente. Eso sucede porque losmovimientos de la mesita danzante, en su comienzo son guiados por la acción vigorosa de la energíafluídica de los componentes y por el escaso dominio de los espíritus comunicantes. 72
  • Ramatís Mediumnismo De esta forma, los asuntos tratados a través de las convenciones tiptológicas se determinan porla medida del entendimiento común de los que se reúnen, transformándose en una "cortina psíquica",que los espíritus desencarnados no consiguen atravesar en su propósito de manifestar sus ideas. Enconsecuencia, los resultados o conclusiones espirituales de las primeras manifestaciones del Más allácorresponden al índice mental de los presentes, sorprendiendo o decepcionándolos porque lacomunicación de los espíritus es vacilante, confusa y no sobrepasa del orden común. Pregunta: ¿Entonces los trabajos mediúmnicos de tiptología son el fruto del animismo de losencarnados? Ramatís: No pretendemos decir eso, pero sí advertiros, que el fracaso, la confusión y laincoherencia en la mayoría de esos trabajos tiptológicos, son el resultado de la precipitación de suscomponentes, que al comienzo exigen pruebas indiscutibles de la inmortalidad e identificaciónminuciosa de los espíritus comunicantes. Ignoran que en la fase preliminar de esas experimentacio-nes mediúmnicas predomina fuertemente la interferencia anímica de los participantes que asisten alos trabajos. Después de asiduo y perseverante intercambio con el plano espiritual y de la experi-mentación cuidadosa, recién se estabiliza la tiptología en base a la presencia de los desencarnadossensatos y benefactores, que recién principian a controlar el fenómeno mediúmnico y dominan la in-terferencia anímica. Los asistentes a esos trabajos son candidatos seguros a las desanimadoras decepciones cuandopretenden servirse de la mesita danzante como oráculo infalible, que debe resolver todas laspreguntas y asuntos triviales. Fuera de la experimentación seria, con finalidad constructiva y sanaespiritualidad, el trabajo de tiptología, dominado por los intereses materiales, se corta y desilusiona asus participantes, en base a las respuestas vulgares de los espíritus irresponsables y almaquiavelismo de las sugestiones capciosas. Las entidades benefactoras son unánimes en recomendar que todos los intercambios ytransacciones de los "vivos" con los "muertos" debe ejercerse únicamente en función del progreso es-piritual, y alejado de cualquier objetivo que enfoque los intereses equivocados del mundo físico.Cualquier trabajo mediúmnico sin finalidad superior, de liberación espiritual, que se identifique con elintercambio mercenario de las entidades del astral inferior, termina irremediablemente por agravar laesclavitud de la criatura a las formas terrenas. Pregunta: ¿Qué otros recursos pueden elevar el trabajo mediúmnico tiptológico, además del nivelmental creado por sus participantes? Ramatís: Son los propósitos adoptados por los componentes los que elevan o rebajan el nivelespiritual e intelectivo de los trabajos con el Más Allá. Los espíritus superiores son muy desenvueltosmental y espiritualmente, causa ésta que los transforma en sublimes catalizadores angélicos junto aquienes merecen su presencia o logran atraerlos para el estudio de sus objetivos espirituales. Eltrabajo de tiptología podrá sobrepasar el nivel mental creado por la influencia de los asistentescuando éstos puedan usufructuar de la presencia o relaciones con los desencarnados de elevada es-tirpe espiritual. Al comienzo, las respuestas de los desencarnados, a través de la tiptología, pueden serincongruentes, evasivas, triviales o confusas, reflejando mayormente el automatismo mental yemotivo de sus participantes; algunas veces contradicen el tema o pregunta escogida, inclusive sedesajustan para la comprensión mínima exigible. El grado de sensibilidad de la mesita está deacuerdo al potencial de la fuerza nerviosa y del magnetismo conjugado de los presentes, que facilitala liberación gravitacional del mundo físico, conforme sea el volumen y naturaleza de ectoplasma quefuera extraído del ambiente. Algunas veces la mesa se mueve impulsada por la acción particular"psico-magnética" de los asistentes, desobedeciendo a la dirección de los espíritus desencarnados,que actúan en una faja vibratoria más sutil, quedando cohibidos para interferir en, la direcciónpositiva, proveída por el magnetismo físico de los "vivos". Si el trabajo de tiptología quedara sujeto únicamente al área mental de los encarnados, lo que aveces sucede, dejará de ofrecer la seguridad y responsabilidad en las preguntas formuladas ydifícilmente se logrará la identificación de los comunicantes. 73
  • Ramatís Mediumnismo Repetimos: es necesario mucho entrenamiento, contacto mediúmnico y paciencia, para que eltrabajo de tiptología compense integralmente. Pregunta: ¿Cuáles son las providencias que deben tomarse, al comienzo, para lograr a labrevedad el éxito en el trabajo tiptológico? Ramatís: Os advertimos que la base fundamental del progreso y éxito de cualquier trabajomediúmnico es la naturaleza elevada de sus objetivos, pues sólo así se logrará apartar a lasentidades livianas o groseras que acostumbran a interferir en cualquier intento mediúmnico. Esosespíritus irresponsables hacen todo lo posible para quebrar la fe, sembrar la desconfianza, promoverintrigas o causar decepciones amargas entre quienes se colocan bajo su dirección. Y con muchafacilidad pueden interferir en la tiptología, porque es un intercambio cuya base es el magnetismo ani-mal y fácil de sufrir la influencia de las mentes desenvueltas, almas imperfectas en la gradaciónespiritual. Vuestros guías os protegen constantemente en la vida física, pero una vez que se afirmanlos objetivos espirituales y las intenciones elevadas de los componentes del trabajo tiptológico, reciénconsiguen intervenir a gusto y disponer de su precioso tiempo en favor de vuestro progreso espiritual.Entonces los espíritus equivocados y malhechores se apartan ante la inutilidad de sus esfuerzos parasubvertir o mistificar a los encarnados. Ciertas personas ajenas a la realidad espiritual y a la responsabilidad mediúmnica, ni bienalcanzan un pequeño éxito en el intercambio espiritual por la tiptología, no tardan en servirse de lamisma para resolver sus intereses de orden material, sacrificando el esclarecimiento espiritual enfavor de las cosas prosaicas del mundo terreno y transitorio. Mañosamente truncan el sentido elevadoy la enseñanza moral que los espíritus benefactores suministran desde el Más Allá, encaminando elintercambio tiptológico a favor de sus intereses vulgares. Impacientes ante las instrucciones yesclarecimientos sobre la vida inmortal del espíritu, desvían el asunto espiritual hacia lasindagaciones fútiles e innecesarias. Pregunta: ¿Podéis explicarnos ese asunto más objetivamente? Ramatís: Ciertas veces el jefe de la familia intenta extraer hábilmente de los desencarnados lasolución provechosa para sus negocios comunes; el joven negligente y cómodo indaga, sobre laposibilidad de ser trasladado el jefe, que le dificulta el ascenso en la firma que trabaja; la dueña decasa consume el precioso tiempo del comunicante para que la explique sobre la urticaria en el brazocontraída por la ingestión abundante de habichuelas; la muchacha casadera, un poco voluble, indagasobre los enamorados que le convendrán para el deseado casamiento; y el joven colegial, displicentey vivo, apoyado aún por el estímulo materno, requiere del espíritu desencarnado una solución fácilpara resolver sus problemas escolares, puesto que aborrece estudiar. En otras oportunidades, elgrupo de trabajo recibe la visita accidental y encantadora de la joven escéptica, que gentilmenteparticipa de la tiptología, curiosa y charlatana, resuelve comprobar la realidad del Más Allá,desafiando al espíritu comunicante a que revele el color del vestido que compró para el baile de gala. Indudablemente que los espíritus sensatos se apartan de inmediato de los grupos de trabajosmediúmnicos, cuyas indagaciones no sobrepasan el círculo vicioso de sus intereses materiales. Esoslugares no tardan en ocuparlos las entidades irresponsables, juguetonas y livianas, que esperan laoportunidad favorable para trabar relación con los encarnados en base a la trivialidad doméstica,permitiéndoles cínicamente inmiscuirse en la vida ajena. Algunas de esas entidades llegan hastaprestar algunos servicios, promoviendo simpatías, pues su finalidad es tomar contacto eficiente conlos humanos, para imponerles sus conceptos vulgares a cuenta de elevada filosofía y revelacionesimportantes. Como esos espíritus no tienen cultura espiritual suficiente para orientar con provecho a sussimpatizantes encarnados, el intercambio mediúmnico y el trabajo de tiptología decaen muchísimo ensu tono intelectivo, situándose en la esfera de las soluciones banales y conceptos comunes, bajovulgar entretenimiento para los ociosos del Más Allá. Pero si sus componentes se interesanseriamente por su progreso moral y ascenso espiritual, el intercambio se disciplina y alcanza un ritmoproductivo, serio y con tal eficacia que la mesita llega a revelar el temperamento de los espírituscomunicantes. 74
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: ¿Podéis explicar de qué forma la mesita puede revelar el temperamento de losespíritus comunicantes, por medio de sus señales tiptológicas? Ramatís: Una vez que la mesita pasa a ser la prolongación móvil y material del espíritumanifestante, dado que es el instrumentó de que dispone para manifestar su inteligencia y tenor desu psiquismo, es obvio que en los movimientos puede demostrar la naturaleza de los sentimientos,temperamento y psicología que la anima, bajo el estímulo del espíritu comunicante. Es el medio conque cuenta y puede ofrecer en ese momento, para expresarse en lenguaje inteligente hacia el mundomaterial. La mesita, por consecuencia, es el intérprete material, sensibilizada por el magnetismohumano, que en sus movimientos entrega el recado de la entidad invisible y también se impregna conalgo de la contextura psicológica de sus comunicantes. Pregunta: ¿Podéis citar algunos ejemplos de esa influencia? Ramatís: Al mismo tiempo que el espíritu comunicante transmite sus pensamientos por latiptología, que es lenguaje por medio de golpes, también expresa la naturaleza de sus sentimientospor la parsimonia o gravedad con que dirige la mesita. Por ejemplo: cuando se comunican entidades bondadosas y serenas, la mesita se inclina ygolpea dócilmente, efectuando movimientos tranquilos y suaves; bajo la acción de un espíritu severoy enérgico, pero bien intencionado, los golpes son firmes, los movimientos exactos, rápidos ydecisivos. Los espíritus diestros y de mucha vitalidad astral manejan la mesita con firmeza yseguridad; los recién desencarnados, sufrientes o atribulados por el remordimiento, la mueven enforma penosa e incierta, porque aún se manifiestan psíquicamente debilitados y confusos. Las entidades agresivas y mal intencionadas efectúan movimientos bruscos y fuertes,presentando un estilo tiptológico cargado de hostilidad; los espíritus coléricos producen movimientosimpacientes y nerviosos, los livianos o mistificadores se expresan con impulsos dudosos y falsos, enfranca burla contra los encarnados, y los necios y tontos del Más Allá la accionan rápidamente y enforma confusa. 75
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XVI LAS COMUNICACIONES PERVERSAS POR MEDIO DE LA TEPTOLOGÍA Pregunta: ¿Cuál es la forma característica con que se manifiestan los espíritus perversos a travésde la tiptología? Ramatís: Los espíritus perversos, livianos y escarnecedores engañan a los encarnados conrespuestas incompletas, dictando frases tontas a cuenta de asuntos importantes. Algunas veces obli-gan a los asistentes del trabajo tiptológico a esperar mucho tiempo inmovilizando la mesita, mientrasgozan y ríen a causa de la perplejidad e indecisión incómoda que se manifiesta. Hacen escribir lasmismas palabras, innumerables veces, producen dictados paradójicos, componen farsas históricas,revelaciones raras y predicen acontecimientos contradictorios. Uno de sus habituales placeres esatizar la curiosidad de los asistentes para después dejarlos en la mitad del camino, como se dicecomúnmente. Los más pervertidos aprovechan la ignorancia de los novicios, la liviandad o intereses comunesde los presentes, para expresar por medio de la mesita, palabras y frases obscenas; los más crueles,transmiten falsos avisos de muerte, sembrando la aflicción entre los presentes, como también prevénenfermedades terribles; para los dolientes, les recetan remedios extravagantes y bebidas nocivas, acuenta de sabias prescripciones médicas. Ciertas veces inducen a sus admiradores a las adoraciones idólatras y los incentivan en lacreencia de las necedades religiosas; otras veces, recomiendan el uso de talismanes ridículos, de in-signias tontas u oraciones misteriosas. Despreocupados por las consecuencias futuras que puedensembrar, hacen profecías livianas; aseguran excelentes promociones para los militares, predicenextraordinarios hechos políticos o excelente transacción en el comercio. Ningún escrúpulo losdetiene, pues conforme hemos explicado en esta obra, cuando les aparece el momento oportuno,indican dónde se encuentran tesoros enterrados y trazan rutas confusas, para mortificar a los que selanzan a la aventura improductiva. Pregunta: En algunos trabajos tiptológicos encontramos espíritus solícitos que atienden asuntospersonales y solucionan problemas que benefician a sus consultantes. En ese caso, ¿qué interésposeen? Ramatís: Como no hay regla sin excepción, aun en el Más Allá existe el merecimiento kármico dela criatura, que es atendida directamente en las solicitaciones triviales o de interés material. Fuera deesos casos accidentales hay que vigilar la intromisión de los espíritus irresponsables, imprudentes yequivocados que tratan de engañar, disponiendo la orientación de sus consultantes livianos. No hay dudas que la continuidad del intercambio mediúmnico, para fines de provecho material,ha de atraer y crear el ambiente propicio para los espíritus ociosos, petulantes e interesados, que seapegan fanáticamente a las tradiciones personalistas y a las formas del mundo físico. Son solícitos,sin escrúpulos; explotan las fricciones y antipatías de los parientes consultantes, y sugierensoluciones que puedan ablandar las fibras de sus simpatizantes incautos. No tardan en atender lasevocaciones asiduas que les hacen los interesados, se colocan servicialmente a disposición de lafamilia y de los amigos, opinan respecto al día favorable para realizar el viaje de turismo, o sobre lavecina, que es conveniente romper con su amistad. Hábilmente evitan perder la simpatía de los consultantes, conservándola con dichos yorientaciones agradables, pero apartándolos de sus responsabilidades espirituales. Los conflictos enla familia, las indisposiciones temperamentales y los pecados cometidos, son transferidos a cuenta deotro; siempre existe el vecino envidioso, el que "mira mal" la mediumnidad en eclosión o el serviciomaléfico contrario, que justifica todas las insanías. A todos atienden y a todos prometen; son solícitosen el servir y hábiles en desorientar a las almas poco vigilantes. Pregunta: Tal vez fuera conveniente que los guías esclarecieran a los encarnados al respecto,para lograr reducir las interferencias de esos espíritus mefistofélicos. ¿No es verdad? Ramatís: La -culpa principal de esa situación, la tienen los propios encarnados, que se 76
  • Ramatís Mediumnismotransforman en consultantes livianos cuando ingresan en el centro espirita, considerándolo como sim-ple agencia de informaciones y asistencias a la ley del menor esfuerzo. Por eso no tardan enaparecer los "gentiles" profesores o tutores de las sombras que logran minar las reservas sublimesdel espíritu encarnado, deshabituándolo de la reflexión mental o experimentación educativa. En elcampo de la espiritualidad, transforman a sus simpatizantes en inútiles "robots" que después de lamuerte del cuerpo físico, comparecen de "este lado", a semejanza del salvaje ignorante, arrojado altorbellino de las ciudades; y aun les sucede peor, pues indagan a sus antiguos "mentores" tiptológi-cos en busca de amparo en el Más Allá, volviéndose blanco de sus impiadosas chacotas ysarcasmos. Pregunta: Nos habéis informado sobre los espíritus perversos, livianos, escarnecedores, crueles yobscenos, que siendo ignorantes acucian a los encarnados en los trabajos de típtología; también nosexplicasteis la existencia de los espíritus solícitos, simpáticos y que sirven hábilmente con el fin dedestruir las fibras íntimas de las almas encarnadas. Por ventura, ¿en tales trabajos actúan tambiénciertos espíritus de avanzada inteligencia y poderes, pero entregados al mal? Ramatís: Esos espíritus son los más dañinos y diabólicos en la función de subvertir lasconvicciones espirituales de los encarnados, pues consiguen hacer pasar sus realizacionesmaquiavélicas como si fueran servicios prestados por las entidades benefactoras y responsables.Genios del sub-mundo espiritual, con mente extraordinariamente desenvuelta y sapientes en elmanejo de algunas energías del mundo oculto, trabajan con cierta facilidad en el campo de lafenomenología mediúmnica ectoplasmática. Su principal interés es fascinar y decepcionar a loshombres que se interesan por los fenómenos que "convencen" a través de la prueba de los sentidosfísicos, eliminándoles el sentido de la indagación interior, para desadaptarlos de los principios delCristo. En estos casos acentúan el entusiasmo de la creencia transitoria en los encarnadosdescuidados de su introspección espiritual y ávidos de sensaciones exóticas, produciéndolesfenómenos mediúmnicos poco comunes, que los impresionan mucho. Después de transcurrido cierto tiempo de entrenamiento fascinador, esas entidades actúansolapadamente; siembran las contraindicaciones mediúmnicas y poco a poco llevan a sus admira-dores a la desconfianza y profunda descreencia, desmintiendo los fenómenos y revelaciones queprodujeron anteriormente. Pérfidos en sus intenciones, conducen el trabajo mediúmnico hacia lo vul-gar, la confusión y dudas, mientras que por vía intuitiva conducen a los encarnados a la incredulidadde las manifestaciones del mundo espiritual. Pregunta: ¿Qué providencias emplean esos espíritus para alcanzar sus objetivos subversivos? Ramatís: Ya lo manifestamos anteriormente; son genios del sub-mundo espiritual, astutos alextremo, profundos psicólogos, conocen las vulnerabilidades humanas y las contradiccionesfreudianas de los encarnados. Planean con mucha capacidad, previendo con seguridad el curso desu programa mefistofélico, pues desde el principio dejan antecedentes de los fenómenos ocomunicaciones mediúmnicas determinadas, que después servirán de base para asociarlos a lasevocaciones mentales de los asistentes, apresurándoles la descreencia o sospecha. Actúan de modo que los hechos manifestados en forma in-común, más tarde sean explicados porla regencia natural de las leyes del mundo físico, o se ajusten perfectamente a la sospechadamistificación o animismo de los médiums. En suma, inducen a la creencia entusiasta del fenómenoincomún y realidad de los espíritus inmortales, pero después proporcionan indirectamente los mediospara que los encarnados lleguen a las conclusiones personales, que todo se puede explicar con sumafacilidad, sin la intervención del Más Allá. Inescrupulosos, accionan directamente en el médium bajo su control, llevándolo en trance amistificar en forma inconsciente en la sesión mediúmnica, logrando causar gran decepción entre lospresentes neófitos e inseguros en la creencia espirita, apagando la última llama de esperanza sobrela inmortalidad. Entonces desaparece el tono espiritual de la intervención extraterrena, para im-ponerse la explicación humana por la tesis del puro animismo o de la intervención mistificadora. Pregunta: ¿Es muy común la intervención perniciosa de esos espíritus de avanzado poder eintelecto en los trabajos de fenómenos mediúmnicos, o es accidental? ¿Qué provecho compensador 77
  • Ramatís Mediumnismoobtienen de su compleja actuación contra los encarnados? Ramatís: Ninguna entidad irresponsable o mala, aunque fuera poderosa, interviene en lostrabajos mediúmnicos donde dominan los principios evangélicos del Cristo, aliados a los deseossinceros de ascensión espiritual de sus componentes. Eso sucede cuando los encarnados pretendentransformar a los comunicantes en "correctores" de los intereses humanos. Moisés, conforme relata laBiblia, en época tan lejana se vio obligado a prohibir el intercambio mediúmnico de los hebreos conlos desencarnados, pues había llegado a ser tan vulgar el índice de las relaciones, que cuidabanúnicamente de las satisfacciones del cuerpo físico y mataban los estímulos ascensionales del alma. Los genios de la sombra alcanzan éxito entre los encarnados adversos a su propia reformaespiritual y que sólo pretenden usufructuar lo "mejor" posible de los sentidos físicos. Los médiumsque descuidan su vigilancia espiritual están sujetos a la mistificación inconsciente provocada por losdesencarnados inescrupulosos. Muchos trabajos mediúmnicos, después de brillantes sucesos fe-noménicos, fracasaron sembrando crueles decepciones entre sus integrantes, en base a laintervención de los espíritus de mala fe, que aprovecharon la decadencia moral y mediúmnica de lossensitivos, haciéndolos mistificar inconsciente y hasta conscientemente. Las maléficas entidades, responsables por las hordas del astral inferior, que promuevendesesperadas ofensivas contra los propuestos del Cristo, saben que es conveniente neutralizar lacreencia que se despierta en las almas laboriosas e inteligentes y que una vez convertidas totalmentese transforman en sus eficaces colaboradores. Sin dudas que el progreso espiritual de innumerablescriaturas se habría estancado, si los genios del mal hubiesen podido atrofiar, en su comienzo, elgermen sublime de la creencia que afirmó Allan Kardec, cuando tuvo contacto con las mesitas dan-zantes. Cuántos médiums excelentes abandonaron las primeras experiencias benefactoras de laeclosión mediúmnica, porque los interventores del astral inferior consiguieron minarles las convic-ciones, por la tesis del animismo improductivo y la mistificación condenable. Varios entusiastas, amigos de los fenómenos físicos de la tiptología y demás trabajosmediúmnicos, alegan que abandonaron el Espiritismo más descreídos que cuando comenzaron ensus trabajos prácticos. Lamentan su viejo entusiasmo y creencia ingenua en los médiums y en lossupuestos espíritus, cuya existencia habían comprobado por la "seguridad" de los sentidos físicos,para después desempeñarse espectacularmente por el animismo, mistificación y burla de losmediadores mercenarios. Ignoran, mientras tanto, que recogieron las desilusiones de su propiaintimidad egoísta y atrofiaron el último intersticio de su vida inmortal bajo la dirección de los magosastutos de las sombras, que cerraron la puerta entreabierta hacia "este lado". A través de un golpemaquiavélico, provocan el fenómeno mediúmnico poco común, para después negar la existencia delalma que la produjo. Esas criaturas quejosas y decepcionadas con la doctrina espirita y su práctica mediúmnica sonlas que todavía no se convirtieron íntimamente a la fenomenología evangélica del Cristo. Así como laclaridad súbita de la luz ilumina, pero después ofusca, los espíritus subversivos apenas lasconvencen, abriéndoles los ojos de sorpresa, para después cegarlos con la arena cáustica de la des-creencia. Es más provechoso que el hombre "sienta" el espíritu inmortal en sí mismo, para despuésintentar observarlo o palparlo por la exteriorización de la fenomenología de los sentidos físicos, puessi la intuición es cualidad intrínseca del alma, la visión física es el medio provisorio de los ojos de lacarne. 78
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XVII CONSIDERACIONES SOBRE LA VIDENCIA Pregunta: Entre un médium intuitivo, que no "ve" propiamente a los espíritus, pero que recibe susimpresiones a través de la mente o del periespíritu, presintiendo su figura, vestidos y fisonomía, y otromédium, cuya facultad le permite observar directamente en el mundo astral, ¿cuál de los dos es máseficiente, exacto y seguro? Ramatís: No es necesario decir que no son los ojos de fa carne los que ven el fenómeno de lavida en el Más Allá, pues es el espíritu quien ve a través de la doble vista, por cuya causa losmédiums videntes tanto ven con los ojos cerrados como abiertos, quedando definitivamente aclarado,que los ciegos pueden ver los espíritus, conforme lo explica Allan Kardec *. Como el cuerpo físico y el sistema nervioso son la prolongación viva del espíritu, es decir, elrevelador de sus ideas y concepciones para el mundo material, el éxito técnico de la videnciaindirecta mental o astralina directa, depende de la mayor o menor sensibilidad psíquica delintermediario. Sin embargo, su seguridad, exactitud y provecho, están subordinados a la gradaciónmoral y espiritual del ser. Grandes videntes famosos y dotados de doble vista, que obtenían visión directa del mundo astral,no fueron espíritus benefactores, y su desenvolvimiento mental, poco común, no tenía armonía consus sentimientos inferiores dispuestos para el servicio del mal. En cualquier manifestación mediúmnica, es muy importante verificar la índole moral del mediador,pues si es viciado o inescrupuloso, vive ligado a los espíritus desencarnados de la misma estirpeespiritual inferior, por cuyo motivo sus revelaciones no poseen el mérito de las revelacionesespirituales provechosas. Los espíritus de las sombras viven en constante acecho para localizar a losencarnados que pueden ofrecerles la oportunidad de ser un "puente vivo" mediúmnico, que les ligueal mundo físico para disfrutar de las sensaciones torpes, que les fueron anuladas cuando perdieran elcuerpo camal. Pregunta: ¿Nos podéis dar un ejemplo de algún médium de videncia astral, poco común, perosubvertido con respecto a sus objetivos personales? Ramatís: Uno de los ejemplos más convincentes fue el caso de Rasputín, que además de poseerotros poderes ocultos y extraordinarios, visualizaba directamente el mundo astral y se entendía conlos genios del mal. Aplicaba con fines criminales e inconfesables toda la fenomenología mediúmnicade que disponía, bajo el concurso de la inspiración del Mal. Por eso es más útil y seguro el médium de videncia intuitiva, pues a causa de su moral superior ypropósitos elevados que asumió, permanece constantemente ligado a las entidades sublimes, porquesiendo su vista indirecta, ve aquello que es sensato y provechoso. Es de poco valor el médium devisión directa astralina avanzada, que por estar ligado a los espíritus diabólicos, hace relatosfunestos, predice perturbaciones y deforma la realidad espiritual, transformando su facultad en un vilnegocio o motivos de sensaciones inferiores. Los espíritus delincuentes y malhechores tratan de ligarse a los videntes excepcionales pero demoral dudosa para lograr interferirlos y ponerlos en ridículo, diciendo sandeces o avivando las intrigasy desconfianzas entre los compañeros. Su interés es apartarlo lo más rápido posible de los ambientesmoralizadores, para neutralizarle la videncia esclarecedora y eficaz de ayuda, en la siembra espirita.Por eso ciertos videntes que viven bajo la acción perniciosa de esos espíritus mistificadores, revelancuadros tontos, cansadores y exóticos, que arrojan dudas, despiertan risas o siembran confusiónentre los circunstantes. Los espíritus maquiavélicos hacen todo lo posible para bajar el tono de seguridad y sensatez enlos ambientes espiritas, intentando anarquizarlos por medio de las revelaciones frívolas o * Nota del médium: Cáp. XIV, Libro de los Médiums: Tópico 167. 79
  • Ramatís Mediumnismocontradictorias, que nada tienen que ver con la doctrina u objetivos serios del trabajo. Tanto por lapsicofonía, como por la videncia, hacen descripciones huecas y extensas, acumulan detalles inútiles ycansadores e introducen intencionadamente ideas ridículas, para justificar las supersticiones, cuandoactúan por los médiums ingenuos e ignorantes o de sentimientos censurables. Y si disponen delmediador exaltado, exhibicionista o envanecido por las competiciones de oratoria mediúmnica, esasentidades de las sombras, falsean la realidad sobre el Más Allá y debilitan las convicciones de losneófitos espiritas. Por lo tanto el médium vidente, intuitivo o de vista doble y directa, antes de preocuparse por eléxito técnico y el poder descriptivo de su facultad, primero debe evangelizarse, a fin de asegurar eltenor verídico y el sentimiento benefactor de aquello que "ve" o "siente" en el umbral del mundoinvisible de los espíritus desencarnados. 80
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XVIII VIDENCIA IDEOPLÁSTICA Pregunta: ¿Por qué motivo, entre los variados retratos que fueron pintados mediúmnicamente,sobre vuestra figura periespiritual, ninguno se ajusta estrictamente a la verdad? Vuestro sensitivo nosdice que sois moreno, de ojos oblicuos y que no tenéis aspecto de adolescente, como os han pintado.También presentáis una fisonomía expresivamente accidentalizada, cuando en realidad sois un tipooriental descendiente del hindú y el chino. Dice el médium que la mayor semejanza entre vos y losretratos realizados mediunímicamente, reside en el tipo de ropa, el turbante y los colores de vuestraaura. ¿Qué nos decís? Ramatís: Las diferencias entre la verdadera configuración periespiritual de los desencarnados ylas pinturas mediúmnicas, son el resultado de los efectos imprecisos y comunes en los fenómenos deideoplastía. Las ideas y los pensamientos producen ondas y radiaciones y a su vez deben formarimágenes sobre lo que se piensa. Como las nuestras son configuradas en el plano de la cuartadimensión, no suele ajustarse con la exactitud deseada a las formas tridimensionales de la visióncarnal. Es muy difícil para los encarnados obtener una fotografía perfecta y exacta de las imágenes eideas que proyectamos en el Más Allá, sobre la mente de los médiums intuitivos, videntes odiseñistas. Lo mismo sucede con la exactitud de las comunicaciones habladas o psicografiadas denuestros pensamientos, pues son raros los médiums intuitivos que captan la realidad intrínseca delasunto que desearíamos transferir para el conocimiento del mundo material. Haciendo comparación con la frecuencia retardada de los acontecimientos del mundo material, esmuy grande la aceleración o fuga vibratoria de los fenómenos que se manifiestan en el mundo astral,resultando un considerable desajuste en el mismo instante que se produce. Como ilustración concretade nuestra exposición basta decir que nuestro médium, en este mismo momento, moviliza toda sucapacidad psíquica para captar las ideas que formulamos desde "este lado", y sin embargo, noconsigue transferir fielmente hacia la materia el asunto que siente en la intimidad de su alma.Sirviéndonos de un grosero ejemplo diríamos que mientras emitimos un "tonel" de pensamientos,nuestro mediador sólo consigue captar en su equipo físico la cantidad pensada que simbólicamentecabria en una modesta "copa". Pregunta: ¿Nos podéis esclarecer el motivo de la contradicción entre el original espíritu y la copiadel retrato mediúmnico? Ramatís: Los retratos pintados mediúmnicamente, que no reproducen fielmente la configuraciónperiespiritual o la fisonomía de los desencarnados, se resienten por lo general, a causa de tresdificultades características: a veces, los médiums diseñadores, cuando retratan al espíritudesencarnado, apenas sienten la vibración distante, confundiéndolo con la imagen que "ven" mental-mente en ese momento. En otros casos, las personas presentes al trabajo mediúmnico piensanfuertemente en determinado espíritu de su simpatía, y el médium diseñador confecciona el retratoconforme a la figura que siente proyectada en la cortina astral, ignorando que es la imagen pensadapor un encarnado en ese instante. Sin dudas entonces que la pintura será tan perfecta o imperfectacomo fuera la capacidad o fidelidad del que la piensa. Finalmente, la mayoría de los casos deimperfección del diseño mediúmnico, proviene de la inhabilidad y deficiencia técnica del médium, quea veces posee una facultad incipiente e incapaz de presentir con eficacia el modelo deldesencarnado. En virtud de la semejanza, que es muy común en los vestidos de los orientales, los videntes odiseñadores confunden fácilmente a los espíritus de ese origen por sus turbantes o túnicas tradicio-nales, como ha sucedido con nosotros, que somos confundidos con otras entidades. Es muy común alos trabajadores de Oriente presentarse a los médiums ostentando ciertos emblemas iniciáticos delEspacio, como son la esmeralda, el rubí, el topacio o zafiros en los turbantes, y que no expresan elconvencionalismo que se les atribuye a las joyas terrenas, sino la identificación particular, como 81
  • Ramatís Mediumnismohacen los fraternalistas terrenos cuando usan la estrella de salamandra, el signo de Salomón o eltriángulo egipcio. No son talismanes o insignias supersticiosas, ni tampoco distinciones jerárquicas, alas cuales son adversos, son señales que identifican a las entidades bajo el mismo género de trabajoy responsabilidad espiritual en las comunidades astrales de Oriente. En cuanto a nosotros, hemos aparecido al sensitivo y a la videncia de los terrícolas con losvestidos religiosos que usábamos hace un milenio en nuestro último peregrinaje carnal en la Indo-china; es una especie de indumentaria iniciática de los sacerdotes de aquella latitud geográfica. Losespíritus esclarecidos y seguros de que todas las criaturas provienen del mismo Creador y que jamásse distinguen por privilegios espirituales, no se preocupan con la fidelidad o exactitud de susfisonomías del mundo físico y que son retratadas por los médiums diseñadores. Sabéis que elespíritu, a medida que reencarna, se traslada a otros planetas o asciende hacia planos espiritualessuperiores, pero también modifica inexorablemente la sustancia y estética de su vestimenta peri-espiritual. Si fuésemos a coleccionar los diversos periespíritus que modelamos desde nuestro primercontacto espiritual con la materia planetaria, lo cierto es que terminaríamos confundidos ante la va-riedad de aspectos y figuras que utilizamos en las diferentes vidas carnales, mientras tanto semantiene intacta nuestra individualidad espiritual responsable por tales manifestaciones en el mundode las formas. Actualmente tenemos conciencia de que somos un sencillo "número sideral"clasificado en las fichas de la contabilidad divina, por cuya causa nos desinteresamos de los nombrescon que fuimos conocidos en las tablas educativas del mundo físico y de los preconceptosancestrales extinguidos en la cueva material. La personalidad humana, que muchos aún defiendenfanáticamente en su hereditariedad biológica, para nosotros es un rótulo que nos marcóprovisoriamente en el aprendizaje de la escuela física. En base a la determinación divina del Padre, donde todos los espíritus son ángeles en potencia,caminando en pos de su ventura eterna, en el reino del espíritu puro, el cuerpo físico y el periespírituson trajes anacrónicos fuera de uso. Si conservamos la configuración de nuestra última existencia enla Indochina en vez de otra figura plasmada por nuestra mente y que hayamos vivido anteriormente,lo hacemos únicamente para dar apoyo a la videncia o intuición de los terrícolas que vibran connosotros, en el mismo esfuerzo e ideal de liberación espiritual. Pregunta: Para lograr comprender satisfactoriamente la autenticidad o dificultad en el retratomediúmnico de los espíritus desencarnados, ¿podríais esclarecernos, en vuestro caso, por qué mo-tivo os retrataron mediúmnicamente con la apariencia de un joven de quince años, si cuandodejasteis la materia, parecíais tener la edad física de los treinta años? Ramatís: El médium que nos retrató periespiritualmente se dejó envolver por un sentimientolisonjero y de simpatía hacia nosotros, convencido de que todos los espíritus que participan de lastareas espirituales benefactoras, deben ser bellos y jóvenes, algo parecidos a los ángelestradicionales de la historia sagrada. Además, es muy común entre los encarnados atribuir características de belleza y sabiduría a losespíritus de su simpatía, como sucede con la familia terrena, que consideran a sus descendientescomo las mejores criaturas del mundo. Ese debe haber sido el motivo por qué nos retrataron en formatan lisonjera cuando el médium, probablemente, nos imaginó como habitantes privilegiados de losplanos edénicos, por cuya causa nos retrató bajo una radiosa atmósfera de luces y aspecto joven,enmarcándonos con los colores principescos *. * Nota del médium: Respetando las evasivas modestas de Ramatís, debo decir, que yo también lo he visto en mediode una masa de luz policroma, centellante y transparente, que elimina las posibilidades de arrugas, cicatrices y señales demadurez en su fisonomía, presentándolo como un joven de quince años, cuyo rostro asume un tono rosado; sus ojosalmendrados, redondéanse por la luz que los inunda fácilmente. Ramatís se remoza de tal modo por los fulgoresluminiscentes que irradia de su intimidad, que sería dificilísimo creer que su periespíritu abandonó su cuerpo carnal a los 30años de edad física, puesta hasta sus labios pierden sus contornos orientales. 82
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XIX ALGUNAS OBSERVACIONES SOBRE EL ANIMISMO Pregunta: ¿Qué debemos interpretar por animismo, en lo tocante a las comunicacionesmediúmnicas de la siembra espírita? Ramatís: Animismo, conforme explica el diccionario de vuestro mundo, es el "sistema fisiológicoque considera al alma como la causa primaria de los hechos intelectivos y vitales". El fenómeno anímico, en la esfera de las actividades espiritas, es la intervención de lapersonalidad del médium en las comunicaciones de los espíritus desencarnados, imponiendo en lasmismas algo de sí mismo y a cuenta de los mensajes transmitidos del Más Allá. Cuando los adeptosdel Espiritismo afirman que determinada comunicación mediúmnica fue "puro animismo" quierenexplicar que el alma del médium intervino exclusivamente, habiendo manifestado sus conocimientos yconceptos personales, aunque los rotule con el nombre de un espíritu desencarnado. Esa interferencia anímica inconsciente es tan sutil que el médium es incapaz de percibir cuándosu pensamiento interviene o cuándo el espíritu comunicante transmite sus ideas por contactoperiespiritual. Pregunta: ¿Consideráis el animismo como "algo" indeseable en las comunicaciones espiritas? Ramatís: Al servirnos de los médiums de la Tierra, nos inclinamos llenos de agradecimiento alPadre por la oportunidad que nos brinda para poder inspirarlos en favor de la ventura, del bien yalegría de los seres humanos. Por eso no despreciamos la oportunidad de los médiums anímicoscuando nos interpretan a su modo personal, pero que conservan la idea central y auténtica de aquelloque le inculcamos en su alma. Pregunta: La comunicación del médium totalmente anímico no deja de ser una mistificacióninconsciente, ¿no es verdad? Ramatís: Cuando el médium no tiene interés en engañar a los oyentes, no podéis admitir lamistificación inconsciente. La comunicación anímica sucede por la falsa e íntima suposición que lacriatura cree o juzga, de sentirse accionada por los espíritus, transmitiendo equivocadamente suspropias ideas. La mistificación, mientras tanto, es el fruto de la mala intención. Pregunta: En el concepto de la mediumnidad, ¿el médium anímico tiene algún valor positivo? Ramatís: La criatura anímica, cuando se encuentra en trance, revela su temperamentopsicológico, alegrías o aflicciones, mañas o venturas, sueños o derrotas. Esa manifestación anímica,a cuenta de la mediumnidad, cuando se manifiesta en trance conturbado o escenas dolorosas,hechos trágicos o detestables, es el producto de un médium desajustado o enfermo, que necesitamucho del amparo y orientación espiritual para aprender a dominar las impresiones mórbidas delsubconsciente. Algunas veces transmite anímicamente los hechos mórbidos que le impresionaron enla infancia o las escenas trágicamente vividas en la existencia pasada, como si fueran la historia delos espíritus infelices y desencarnados. Las emersiones freudianas de la terminología psicoanalíticatambién son responsables por algunas de esas supuestas manifestaciones intempestivas yconturbadas, que los médiums excesivamente anímicos y sugestionables presuponen que sonmanifestaciones del Más Allá. Pregunta: Supongamos a un médium anímico, que sólo transmite lo que es suyo, pero a cuentade la manifestación de los espíritus, pero que sea culto, sensato y de conducta moral intachable, queexponga sus pensamientos con elevado tenor intelectivo y espiritual: ¿cómo debemos clasificarlo enla tesis anímica? Ramatís: En ese caso es la criatura que supera a la mayoría de los médiums, pues si esinteligente, de moral superior y sensible a la vida espiritual angélica, no deja de ser un médiumintuitivo natural, un feliz inspirado que absorbe directamente de la Fuente Divina los elevadosconceptos filosóficos de la vida inmortal y posee además las bases exactas del ascenso espiritual. Al contrario de la criatura exclusivamente anímica, que ofrece un contenido pobre y superficial en 83
  • Ramatís Mediumnismosu pasividad psíquica, el intuitivo natural llega a presentir la transformación del futuro y reconoce conabsoluta seguridad los valores evolutivos de elevada espiritualidad. Domina el fenómeno de suauscultación espiritual, dirigiéndolo consciente y despierto, en apreciable coherencia, garantizado porla sensatez de su intelecto superior. El médium anímico e inculto, sugestionable, enfermizo omoralmente falto, es la víctima pasiva de sus ideas fijas, de las emersiones de la memoria en elpasado y de las sugestiones anímicas mediocres. Fácilmente ha de tomar por manifestación de losespíritus desencarnados todo aquello que aflora a la superficie de su mente y bajo la influencia decualquier clima catalizador del animismo. Pregunta: ¿Qué debemos entender por "catalizador" del animismo? Ramatís: El ambiente de una sesión espirita, por ejemplo, es un clima adecuado para favorecer laasociación de ideas, emersión del subconsciente o el ajuste de las impresiones del día, en laspersonas muy sugestionables, creándose tal confusión que creen estar mediumnizados por losespíritus. Todo converge para "catalizar" o sea acelerar el contenido psicológico, el bagaje freudiano,los automatismos incontrolables en el intermedio anímico. Se sugestiona para el trance anímicocuando ingresa a la atmósfera tradicional del ambiente espirita; el subconsciente se le excita a medialuz, para dar comienzo a los trabajos, bajo la lectura del Evangelio o temas mediúmnicos. Lasinstrucciones del adoctrinador, la invitación para que los médium se concentren y reciban al guía oseres sufrientes, todo funciona como un incentivo para el clima "catalizador" que accionainadvertidamente la maquinaria psíquica de las personas ansiosas por ser médiums y desahogar susdramas y angustias íntimas, que erróneamente creen es el fruto de la influencia de los espíritussufrientes. Además de esas condiciones que acelera la mente del médium anímico puede, inclusive, darcabida a su imaginación incontrolable por la presencia de algún espíritu desencarnado, que fueronafines en el pasado y se hallan ligados por los dolores y aflicciones morales idénticas, que tambiéndominan al médium durante el trance anímico. La aproximación de los espíritus a los seres encarnados se verifica por varias formas depresentimiento, modificando el campo magnético o sensaciones psíquicas extrañas que pueden coali-garse con otros fenómenos de la vida física, confundiéndose a la criatura anímica con el médium. Esdifícil distinguir cuando el espíritu se comunica o si el médium interfiere anímicamente, pues en elencuentro de ambos se produce una acentuada oscilación vibratoria, una especie de "focalización" y"desfocalización" alternadas, siendo únicamente controlable por los espíritus desencarnados muycompetentes. Pregunta: El médium anímico ¿puede ser un fiel comunicante de los espíritus desencarnados? Ramatís: ¿Por qué no? El animismo, como manifestación del alma es sensibilidad psíquica, comolo es la facultad mediúmnica, que es la vía de comunicación entre los dos planos. En consecuencia,el médium anímico también alcanzará la eclosión del fenómeno mediúmnico por su hipersensibilización psíquica, cabiéndole estudiar y saber distinguir cuándo es su espíritu o cuándo lo hacela entidad espiritual. Además, precisa evitar la cristalización de la mente en los cuadros que le sonfamiliares y que acostumbraba a comunicar anímicamente; eso debe alcanzarse por el estudio,investigación y consultando a los más experimentados. El intermediario totalmente anímico es víctima pasiva de su propio espíritu, que piensa y exponesu mensaje particular, sin interferencias exteriores; el mediador propiamente dicho, aún cuando fueraobsesado, es un instrumento de las intenciones o deseos de otra entidad. Entre los médiums totalmente anímicos se puede establecer dos clasificaciones, es decir, elanímico pasivo, que es víctima de sus ideas e impresiones, y el anímico activo, capaz de investigarlos acontecimientos y fenómenos de la vida oculta para luego exponerlos en nombre de terceros. Pregunta: ¿Cuáles son los factores que encuadran al médium en el "animismo puro"? Ramatís: El automatismo psicológico en particular, es un estado del alma que influye bastante enlas manifestaciones anímicas, donde el subconsciente dirige las ideas y los hechos que afloran en elcerebro del médium, imponiéndolos a cuenta de los espíritus. En tal condición el médium asume la 84
  • Ramatís Mediumnismopersonalidad ajena y pasa a vivir el temperamento, sentimientos o carácter de las criaturas queconoció personalmente a través de los relatos históricos, dejándose influenciar hasta llegar aimitarlos. Pregunta: ¿Podéis darnos un ejemplo objetivo sobre esa influencia del automatismo psicológicode los médiums anímicos? Ramatís: Algunos de ellos, por ejemplo, aunque no son del todo anímicos se dejan influenciar porla vida de los apóstoles, seguidores del Maestro Jesús, viviendo las impresiones íntimas, que mástarde, las comunican como manifestaciones mediúmnicas en nombre de aquellos que tanto admiran. Los grandes líderes, profetas, santos, escritores, artistas, gobernadores, ministros y demáspersonalidades que se destacaron en el mundo material, ejercen profunda impresión en los médiumsmuy anímicos, llegando a poner sus nombres como guías. Otros, debido a la excesiva imaginación, activada en su juventud a causa de los romances yaventuras extraídas de la historia, viven en trance mediúmnico las mismas y excitantes impresiones,llegando a sobreponerse a la entidad y a los asuntos tratados por el espíritu comunicante. El Egipto de los faraones, la Grecia de los filósofos, la Italia de los Césares, la Francia deaventureros de capa y espada, aún vibran con fuerte vitalidad en la mente de la mayoría de las per-sonas y también del mediador. Principalmente Francia ejerció gran influencia en el alma de loslectores de aventuras, los personajes célebres de su historia aún se mueven en su retina, remar-cando el caso de Notre Dame, del Sena, de la Plaza de la Greve, del Patio de los Milagros, lastabernas de París o la sombra de la tétrica guillotina. Los guardias de Richelieu o Mazzarino, en lucha forzada con los mosqueteros del Rey, a travésde las páginas de Dumas, aún lanzan el fulgor de las espadas, el brillo de los puñales en la memoriade los lectores emotivos. En el período monárquico forman fila Luis XIV y XV, Catalina y María deMédicis, La Valliére, Du Barry, Pompadour, María Antonieta o los Guise; la República surgedestacando la figura de Robespierre, Napoleón, Marat, Danton, Fouché, Madame Roland, el Delfín deFrancia, Desmoulin y otros más. El automatismo psicológico o personalismo que domina fuertemente el subconsciente del ser,estratifica en el tiempo las imágenes simpáticas y que produjeron mucha impresión en las personassugestionables, haciéndoles surgir por asociación de ideas o el clima psicológico propicio. El médium anímico, indisciplinado con sus emociones y entontecido por las imágenes qué bailanen su mente descontrolada, no tarda en transferir hacia el ambiente espirítico las personalidades quemás le impresionaron en la existencia, dándole vida triste, sublime o desafortunada. A través desupuestas comunicaciones mediúmnicas del Más Allá, los personajes exaltados en los romancesaventurescos y fondo histórico, continúan manifestándose con insistencia en ciertos trabajosmediúmnicos con las mismas características que hace siglos poseían. Aquellos que la historia losdescribió como héroes, bondadosos o desprendidos "bajan" en las sesiones para cumplir misioneselevadas que condicen perfectamente con su carácter y temperamento tradicional. Pero aquellos quela pluma del escritor los retrató como tiranos, crueles, falsos, maquiavélicos, también se presentan enlas sesiones, corroídos por los sufrimientos o dolores o jurando vengarse e irrumpiendo conamenazas contra los que pretendían adoctrinarlos. Los personajes trágicos de la Revolución Francesa, en Brasil solamente, fueron adoctrinadosdecenas de veces, pues determinados números de médiums todavía no consiguieron liberarse de lafascinación ejercida en su mente por las lecturas románticas e históricas, cuyos personajes lesexcitan la memoria o interfieren anímicamente en las comunicaciones de los espíritus, imponiéndose,a veces, como casos de profunda realidad. Pregunta: ¿Queréis decir que todas las comunicaciones en nombre de esos personajes sonapócrifas? Ramatís: Aunque esos médiums muy anímicos sean víctimas de su exaltación psíquica, actúansin mala intención, también es obvio que algunos espíritus que la historia destacó por su turbulencia,crueldad o maquiavelismo, todavía manifiestan el remordimiento por sus aventuras innobles o 85
  • Ramatís Mediumnismocrímenes execrables, compareciendo a ciertos trabajos espiritas sin que hayan conseguidomodificación espiritual. Queremos advertiros solamente, con respecto a los perjuicios que causa laimaginación indisciplinada de los médiums anímicos, que reviven en las sesiones mediúmnicas lafigura de los personajes históricos, sus temperamentos y emotividades psíquicas y que en realidad esobra del médium, que vive el personaje que admira. Pregunta: Los apóstoles de Jesús, tan benefactores y bondadosos, que son tenidos como guías yprotectores de tantos médiums, ¿no se comunican con la Tierra? Ramatís: No tenemos duda que algunos médiums sean inspirados o protegidos por algunosapóstoles o discípulos, que vivieron a la sombra del Maestro Jesús. Pero deseamos recordaros que elascenso sidéreo es constante y los espíritus cuanto más conscientes son de sus necesidadesíntimas, con más urgencia procuran rectificar su pasado imprudente, buscando reintegrarse a lafrecuencia vibratoria elevada, acelerando su programa reencarnatorio junto a la escuela eficiente dela materia. En cuanto a los apóstoles y demás discípulos de Jesús, es muy probable que hayan cambiado depersonalidad humana varias veces. En consecuencia, cuando no es animismo de algunos médiumsignorantes de esa realidad, o de las mistificaciones hechas a propósito por entidades burlonas, sepresentan en las sesiones espiritas manifestando la última personalidad que poseyeron en la Tierra,en vez de insistir en la vieja forma apostólica. Considerando que el espíritu se estaciona más noretrograda en su curso evolutivo, es evidente que los espíritus que se movieron en la Tierra bajo elpersonaje de los apóstoles de Jesús, al retornar en nuevas encarnaciones, tienen que haberdesenvuelto aún más sus cualidades angélicas. En consecuencia, podrían, como es lógico,manifestarse mediúmnicamente bajo cualquier identificación personal, pero también pueden preferirpresentarse con los valores bien desenvueltos de su última existencia. No es imposible que algunosapóstoles se vuelvan guías de ciertos médiums, pero también es factible que detrás de un nombre deJuan o Antonio, sin mucha expresión brillante, se esconda en feliz anonimato un Marcos, Mateo,Lucas o Felipe. Ningún espíritu es impedido, deliberadamente, para comunicarse con la Tierra, siempre queposea los vehículos de los mundos mental-concreto y astral que lo ligan a la materia; más deseamosadvertiros que si los apóstoles cambiaron varias veces de personalidad terrena, obviamente tambiénabandonaron la vieja figura apostolar para presentarse bajo la última identidad obtenida en la Tierra.Cumplís así con el deber de apartar de las prácticas mediúmnicas del Espiritismo, cualquier motivoque más tarde puedan acarrear el ridículo o la censura del adversario. Es mucho mejor para el médium usufructuar la humilde presencia de un guía que le suministrelecciones de amor, tolerancia y sencillez bajo la simpleza de "un amigo", que afirmar la presencia deun apóstol en el servicio mediúmnico, pero que sólo ofrece aforismos vacíos y sin ningún provechoespiritual. Pregunta: Bajo vuestra opinión, ¿es imposible la comunicación de un Marcos, Mateo, Lucas, oPablo de Tarso? Ramatís: De modo alguno encontramos imposible, siempre que exista el médium afinado a lospropósitos e ideas superiores que ellos poseen. Intentamos deciros que los espíritus elevados yconscientes de su condición espiritual, son los que más aprecian el anonimato y tratan de escondersu identidad bajo pseudónimos sencillos, cuando se comunican con la Tierra. Tenéis el caso de JuanEvangelista, que habiendo sido Samuel, el profeta puro de la Biblia, retornó a la carne en el siglo xncomo Francisco de Asís, por cuyo motivo, si tuviera preocupación por sobresalir se presentaría en lostrabajos mediúmnicos con su última personalidad, que evidencia su linaje espiritual. Los grandes líderes espirituales prefieren el anonimato en sus manifestaciones mediúmnicas,evitando el sentido de la superioridad en los médiums, que se envanecen con su presencia gloriosa.Bajo la figura humilde, amorosa e iletrada del "Juan nadie", muchas veces se esconde un espírituluminoso del Señor, haciendo todo lo posible para no humillar a los demás médiums que no condicencon su alma angélica. Los ángeles no descienden a la Tierra con sus luces para afrontar a los pecadores, pero se visten 86
  • Ramatís Mediumnismoal nivel de los seres humanos que pretenden ayudar *. Pregunta: Esos guías como Francisco de Asís, los apóstoles y demás figuras de relieve delCristianismo, ¿son apócrifas? Los médiums que los reciben ¿son burlados? Ramatís: Anteriormente os notificamos que tales almas pueden "inspirar" a los mediadoresterrenos, intuirlos para que prosigan en el servicio espiritual, bajo el tutelaje de sus nombresconsagrados junto al Maestro Jesús. Todo deseo y objetivo de recuperación espiritual esinmediatamente asistido por lo Alto, y consecuentemente apadrinados por grupos de espíritus quetrabajan bajo la égida de determinado "santo" o apóstol consagrado. Pero es necesario que losmédiums despierten y recuerden que tales almas no pueden solucionarles los inconvenientes domés-ticos y proferir máximas compungidas, a fin de justificarles la personalidad terrena. Pregunta: Hemos notado en ciertos trabajos mediúmnicos que al no estar presente el médiumprincipal, debe tomar el guía tradicional de la casa, otro médium, creándose ambiente bastantediferente. ¿Cómo se explica esto? Ramatís: El fenómeno es explicable, pues en el reino espiritual que vivimos importan más lasideas, sentimientos, características de sabiduría y entendimiento íntimo del alma, mientras que lasconfiguraciones personales o tipos humanos permanecen en situación secundaria. En la Tierra tienegran valor la personalidad humana con sus ascendientes biológicos y las tradiciones de familia,porque los encarnados viven la sensación de una vida única. Raros son los que están completamenteconvencidos de que detrás del organismo físico, con sus expresiones peculiares, el espíritu eterno esinmutable, y aunque cambie de Organismo carnal siempre ha de manifestar las ideas y sentimientosque hubiere cultivado. Los desencarnados tienen otro concepto de la vida, porque comprueban la variedad de cuerpos yfisonomías que un mismo espíritu utiliza en sus peregrinaciones por el mundo físico, sin fragmentarsu verdadera individualidad a través de los aspectos provisorios de la personalidad terrena. Es lo quesucede con las comunicaciones mediúmnicas; el guía de la casa es conocido y está familiarizado porlas palabras, tono de voz, expresiones fisonómicas del médium que lo manifiesta comúnmente.Expone las ideas y los conceptos espirituales, pero es visto por los ojos del público por lapersonalidad de su mediador, resultando que el guía tiene mucho del médium y también éste se leasemeja. Pregunta: En ese caso, ¿se puede tener confianza en los consejos y respuestas de los guías,cuando necesitamos orientarnos por intermedio del médium que los representan? Ramatís: En el aprendizaje espirita, bajo cualquier hipótesis, lo más aconsejable es que lacriatura se dedique voluntariamente al estudio, a la auscultación psíquica y enfrente los equívocos ylos óbices naturales de su experiencia espiritual en contacto con la materia. Es necesario evitar eljuzgamiento anticipado, la premeditación religiosa o afirmar conceptos doctrinarios definitivamente,cuando no se tiene fundamentos lógicos y sensatos. Muchos aforismos, postulados yrecomendaciones que traen el sello de distinguidos espíritus, apenas son sentencias sin provechoespiritual y fruto del médium anímico. Cierto espíritu trabajador os dice en determinada obra mediúmnica: "El hombre que vivió un díacon el Cristo, podrá caminar un siglo con la humanidad". Evítese, por eso, transformar el Espiritismoen agencia de informaciones, aunque se trate del mejor trabajo mediúmnico o del médium que sedeba confiar. Es conveniente no anular el esfuerzo propio en cualquier circunstancia de la vida, puesJesús fue indiscutiblemente claro e incisivo cuando se puso a nuestro frente, sorteando los escollosde los caminos terrenos, advirtiéndonos sabiamente: "Toma tu cruz y sígueme". Naturalmente que podríais conocer la individualidad exacta del guía con que simpatizáis, sipudieseis oírlo a través de un médium neutro, absolutamente esclarecido y dotado del poco comúnsentido de auto-crítica. Entonces sí, podría trasmitirnos el pensamiento de su mentor tan fácilmente,como el lecho del riacho deja pasar el agua límpida de la vertiente. * Ver explicación detallada en el Cáp. XXVIII. 87
  • Ramatís Mediumnismo Los inconvenientes y decepciones comunes en la siembra espirita obedecen a la imprudencia delos neófitos, ignorantes del mecanismo de la mediumnidad, por eso abundan los médiums quepredicen oráculos infalibles y capaces de resolver todos los problemas complejos de la vida. Elmédium, como ser humano e imperfecto, es el instrumento en constante afinación para las grandescausas futuras, debiendo ser el mensajero en continuo perfeccionamiento y no el "ábrete sésamo"para las soluciones más excéntricas. 88
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XX EL APROVECHAMIENTO ANÍMICO EN LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS Pregunta: Bajo vuestra opinión, ¿cómo encararíais el problema angustioso de los médiums endesenvolvimiento y su correspondiente animismo? Ramatís: Naturalmente que no pretendemos endosar los abusos de la imaginación, los exotismosy las excentricidades de los médiums adversos al estudio, prejuiciosos, interesados o exhibicionistas.Reconocemos la interferencia o asociación de ideas en el médium consciente, porgue su esfuerzoestá en lograr la pasividad en trance, pues toma lo concebido por su alma como si fuera unamanifestación ajena. Tampoco la generalidad abusa del animismo con propósitos condenables o parafines vanidosos, por cuyo motivo no aconsejamos desistir del desenvolvimiento mediúmnico, por elsolo hecho de que la interferencia del médium perturbe la transparencia de las comunicaciones de losespíritus desencarnados. Si la virtuosidad del músico tiene comienzo en el solfeo de la simple escala musical "do - re - mi",la elocuencia del orador requiere el fundamento del "a - b -c" y la euforia del poeta afirma su baseprincipal en el balbucear de la palabra infantil, seguro entonces que el éxito mediúmnico también seapoya inicialmente en los trastornos del animismo. Pregunta: Algunos médiums sin experiencias y con varios años de servicio junto a las filasespiritas, tienen dudas al respecto de sus comunicaciones mediúmnicas y aún tienen la seguridad deque el mensaje transmitido es un efecto de su propia alma. Los más escrupulosos tienen deseos deabandonar la tarea mediúmnica, a fin de no desilusionar al público con sus pseudo comunicaciones.¿Qué opináis? Ramatís: El médium no es un muñeco vivo, insensible y de manejo mecánico, pero sí unaorganización activa con vocabulario propio y conocimientos personales adquiridos por su experienciay cultura humana. Pero, por sobre todo, es un alma que guarda en su memoria forjada en lasexistencias anteriores, la síntesis de sus esfuerzos para ascender espiritualmente. Cuando se trata demédiums conscientes o semiconscientes, les queda la tarea de vestir y ajustar honesta ysinceramente las ideas y las frases que mejor le corresponden al pensamiento que les es ma-nifestado por los espíritus desencarnados, a través de su contacto periespiritual. De esa forma, loscomunicantes quedan circunscriptos, casi totalmente, a la voluntad y directrices intelectuales yemotivas de su intérprete encarnado, el que fiscaliza, observa y hasta modifica conscientementeaquello que le fue sugerido. Se parece al mensajero terrestre que oye el recado para transmitirverbalmente a otra persona, pero en la hora de cumplir su tarea debe usar sus propios recursos depalabras para manifestarlo. Para el caso, tanto el médium como el mensajero sen intérpretes delpensamiento ajeno, por eso influyen con su temperamento, ingenio y cultura en los mensajes quetraducen, resultando textos lacónicos o prolijos, precisos o deteriorados. Solo el médium con propósitos condenables es el que puede tener remordimientos de suinterferencia anímica, pues en ese caso se trata dé una burla a cuenta del mediumnismo. No espasible de censura aquel que impregna en los mensajes de los espíritus una fuerte dosis de supersonalidad, mas lo hace sin poder dominar el fenómeno, o aún no lo distingue de la realidadmediúmnica. Es tan sutil la línea divisoria entre el mundo espiritual y la materia, que la mayoría de losmédiums conscientes difícilmente logran percibir cuándo predomina el pensamiento deldesencarnado o cuándo es su propia interferencia anímica. Después de algunos años de trabajo asiduo en la siembra mediúmnica, estudios provechosos,afinada la sensibilidad mediúmnica, mucha capacidad de autocrítica e introspección freudiana, escuando el médium distingue y logra éxito con el fenómeno *. Con el ejemplo expuesto anteriormenteen el transcurso de la presente obra sobre la hipótesis de un solo asunto, expuesto por cuatromédiums intuitivos, de cultura y temperamento diferentes, creemos que podéis valorar la diferenciaanímica sin destruir la autenticidad del pensamiento del espíritu comunicante. * Ver la última Pregunta y Respuesta del Cáp. X. 89
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: Mientras tanto, ¿los mentores espirituales no podrían orientar a los médiums sobre elmedio posible de eliminar totalmente el animismo en las comunicaciones mediúmnicas? Ramatís: No aconsejamos que se intente eliminar deliberadamente el fenómeno anímico en elintercambio con el Más Allá, puesto que dificultaría aún más el desenvolvimiento mediúmnico y lascomunicaciones doctrinarias para los propios médiums; además que los guías no tienen por objetocrear autómatas mediúmnicos, especie de "robots" accionables a la distancia. La mediumnidad es unmedio para alcanzar objetivos excelsos por parte de los encarnados y desencarnados, sin escatimarla educación, afinamiento moral, cultura y el despertar espiritual del mismo intérprete. Es másimportante para el "guía" bueno, el progreso intelectivo y la integración evangélica de su médium queel éxito brillante de su manifestación mediúmnica. El mentor espiritual sabio y sensato, muchas vecesretarda las revelaciones extemporáneas del Más Allá, por la ansiedad que manifiesta su pupilo endestacarse personalmente, así aprende primero a revelarse por la modestia sensata del hombreevangelizado. El médium, como criatura de responsabilidad personal con su familia y la sociedad, porencima de todo, deberá aprender a caminar con sus propios pies, en lo que concierne alentendimiento de la vida inmortal y procurar ser muy útil al prójimo. Lo que más preferimos en nuestros médiums aún es el servicio cristiano incondicional, aliado alestudio sincero de la espiritualidad; nos satisface la demostración de ternura, la práctica de labenevolencia y tolerancia, el cultivo de la honestidad y la manifestación de la humildad, pues aunquesean anímicos para los mensajes de los espíritus, serán siempre nuestros más hermosos intérpretes,en constante comunicación benefactora a la luz del día. No exaltamos al médium sonambúlico yabsolutamente inconsciente de su transmisión, incapaz de interferir anímicamente si es despiertopara la práctica de los vicios degradantes y en el trato con las pasiones peligrosas. Cuando duermeen trance sonambúlico es el servidor inconsciente, pero despierto puede ser la manifestación anímicadel mal. Pregunta: ¿Nos podéis explicar mejor ese asunto? Ramatís: Aún en la vida física- es necesario que cada profesional se ajuste a su tarea oresponsabilidad, para favorecer con mayor éxito o eficiencia los objetivos propuestos. Un militar, porejemplo, explicaría con más fidelidad que un sacerdote, el plan estratégico estructurado por elComandante en Jefe, pues el primero tiene finalidades totalmente opuestas. Delante de un mecánicoy un prestigioso pensador, nadie dudaría en elegir para que se le explique el pensamiento másreciente sobre la Filosofía. De la misma forma el espíritu del médico desencarnado logrará mayor éxito al comunicarse con elmundo material, si dispusiera de un médium que también fuera médico. Y aunque éste médiummodestamente dispensara de la terminología académica para expresarse, siempre ha de sentir másseguridad y facilidad en manifestarse por quien dispone de los mismos recursos que él usufructuabaen su personalidad en el mundo físico. No hay dudas que basta una gran afinidad espiritual entre unespíritu altamente intelectualizado y un médium inculto, para ser posible cualquier manifestaciónmediúmnica entendible a vuestro mundo. Pero es indiscutible que esa comunicación presentarámayor suceso si fuera recibida por otro médium de nivel intelectual superior. Cuando el médium y el espíritu manifestante se afina por los mismos lazos intelectivos y morales,o coinciden en semejanza profesional, las comunicaciones mediúmnicas se hacen flexibles,elocuentes y nítidas. El mismo hecho sucede con el recetario mediúmnico, pues cuando el médiumtambién es médico no sólo facilita muchísimo las prescripciones de los desencarnados, sino que lasfiscaliza, evitando cualquier interferencia o aceptación del medicamento contraindicado. Por lo tanto,lo mismo sucede entre los espíritus desencarnados y el médium que los recepciona, recrudeciendo elentusiasmo, la coherencia y claridad del asunto en exposición, cuando entre ambos hay similitud deconocimientos, gustos e intenciones. Pregunta: ¿Los espíritus de responsabilidad y objetivos superiores acostumbran a eludir losmédiums muy anímicos o intentan anularle el animismo? Ramatís: Los espíritus guías y benefactores utilizan los médiums conforme a la necesidad delaprovechamiento doctrinario para los encarnados. Hay médiums que son eficientes para la 90
  • Ramatís Mediumnismoidentificación de los espíritus, otros sirven mejor para los esclarecimientos doctrinarios y tambiénestán aquellos que tienen la facultad de transmitir fidedignamente las revelaciones importantes delMás Allá. Los médiums, en su generalidad, son intuitivos y no pueden liberarse totalmente de suanimismo, que sólo varía en su intensidad entre uno y otro intermediario: Cuando los mentoresespirituales precisan entregar pruebas indiscutibles de la sobrevivencia espiritual a ciertos"negadores" encarnados, se ayudan con el mediador más apropiado para el caso, o sea el médiumde incorporación, por medio del cual los espíritus desencarnados pueden escribir con la mismaexactitud que lo hacían en vida, ofreciendo detalles convincentes de su inmortalidad. De otra forma,también pueden servirse del médium de fenómenos físicos, que proporciona la voz directa, lasmaterializaciones, los transportes o desmaterialización de los objetos, la confección de los moldes deparafinas, que sirven para conmover a los "vivos" tan desconfiados. Para las revelaciones o predicciones de importancia, que después de comprobadas aseguran alos encarnados la existencia de un plano espiritual inteligente, los espíritus tienen preferencia por elmédium que tiene algo del don profético en su vida particular. Si hubiera necesidad de eliminar lasconvicciones negativistas en alguien que después de convencido fuera útil para la siembra espirita,los espíritus se servirán del médium elocuente, vibrátil y señor de una vasta cultura espirita, quemejor atiende a ese objetivo propuesto. Los espíritus no se preocupan de eliminar radicalmente el animismo en las comunicacionesespiritas, porque su finalidad principal es orientar a los médiums gradualmente, hacia las mayoresadquisiciones espirituales, morales e intelectivas, para después endosarles las comunicacionesanímicas como si fueran de autoridad de los desencarnados. Pregunta: ¿Por qué motivo el médium intuitivo, por momentos se siente solo, aislado, durante sucomunicación mediúmnica, notando que el pensamiento del espíritu comunicante se le escapa,pareciendo que lo abandona? Súbitamente se le interrumpe el curso de las ideas que le fluíanespontáneamente por el cerebro, sin que pueda imaginar tal desenlace. ¿Qué nos decía al respecto? Ramatís: Durante la transmisión mediúmnica si las ideas, pensamientos, la índole yconocimientos del médium coinciden con el tema que el espíritu inspira, este mediador se vuelve elo-cuente y regocijase de entusiasmo, porque la exposición que está realizando le es familiar. Pero sientre el médium y el espíritu se producen desajustes en materia de conocimientos, en el transcursodel mensaje se forman lagunas, comúnmente dicho "fallas". Por eso el mediador debe mantenerse en condiciones de poder atender a las solicitaciones de loAlto, transformándose en un instrumento mediúmnico flexible, culto y ágil, listo para transferir a losencarnados el mensaje con el mejor provecho espiritual. El médium sensato, estudioso y servicialcomprende que no es bastante someterse al trance mediúmnico junto a la mesa espirita en lasnoches programadas, para cumplir satisfactoriamente su mandato, pues aún en estado de vigilia ybajo el inteligente entrenamiento de su guía, puede recibir los mensajes de favorecimiento para elprójimo, transmitiendo el consejo, la sugestión y la orientación espiritual más acertada. De ahí también la intermitencia observada en la comunicación del médium, pues en ciertosmomentos los guías o protectores lo dejan "hablar solo", como decís, obligándolo de esa forma amovilizar en forma urgente sus recursos intelectuales y apurar el mecanismo de la mente, para nodecepcionar al público oyente. Bajo la dirección y control del guía del médium, los espírituscomunicantes suspenden el flujo de las ideas que le transmitían por el cerebro periespiritual,obligándolo a unir los vacíos que presenta la comunicación, demostrando hasta qué punto es capazde exponer el mensaje espiritual sin distorsionarlo o fragmentarlo en su esencia doctrinaria. Esa acción imprevista, que obliga al médium a convocar todos sus valores intelectivos y morales,para hacer la cobertura de la "fuga" del pensamiento del espíritu comunicante, es parecido a lo quesucede con el orador desprevenido y obligado a hablar en público, viéndose forzado a la rapidísimaaceleración mental para no cometer errores y decepción ante el auditorio. Aunque ese recurso delguía amilane y atemorice al médium, poco a poco va adquiriendo el entrenamiento preciso para llenar"provisoriamente" y compensar el vacío de las ideas que componen la comunicación, apresurando deesa forma sus aptitudes y ser un elemento útil y capaz de atender, en cualquier momento, la nece- 91
  • Ramatís Mediumnismosidad de orientar y servir al prójimo. Pregunto: Durante esas interrupciones provocadas por el guía, ¿obliga al médium a actuar por su"animismo puro”? Ramatís: Conviene conceptuar mejor el asunto, pues en ese caso no se produce la interferenciaanímica en sentido perjudicial, en realidad lo que se evidencia ante el público es el bagaje intelectualo temperamento psíquico y moral del médium que "habla solo". Queda liberado a sí mismo y sinpoder huir al impulso de la comunicación, como al escolar que se le exige más estudio en épocas deexámenes. El médium necesita en esas ocasiones ayudarse con sus concepciones filosóficas,morales y espirituales, para llenar los intervalos deliberadamente creados por el espíritu.Verdaderamente está sometido a un "tests" bajo orientaciones espirituales provechosas, dondedeberá comprobar que asimiló, hasta aquel momento, las lecturas doctrinarias, índice filosófico dejuzgamiento y apreciación de la vida humana y su capacidad de orientar al prójimo entre las pasionesanimales. Ciertas veces las comunicaciones mediúmnicas pueden cortarse a propósito por losorientadores del médium, para comprobar su grado de seguridad y saber cómo se portaría en el casode interferencia, intromisión o mistificación de las entidades mal intencionadas, que a veces seinfiltran entre los sensitivos poco atentos, a cuenta de mentores espirituales. Bajo tal proceso de pedagogía espiritual el médium toma valor y pasa a exponer personalmente,en sus relaciones cotidianas, el contenido espirita y la sugestión evangélica que asimilóobligatoriamente bajo el entrenamiento hábil de su guía. Todo eso lo anima más aún para el estudio,ayudándolo a desenvolver el sentido de la crítica superior y la eficaz argumentación junto a susamigos, y a su vez lo fortalece definitivamente para la defensa de los postulados del Espiritismo. El entrenamiento mediúmnico y el aprendizaje imprevisto de la doctrina, en el intercambio con elMás Allá, habilitan al médium para exponer en vigilia, con claridad, los asuntos doctrinarios que yatuviera ocasión de exponer, sin temor a las indagaciones serias o capciosas de los adversarios.Después las ideas se multiplican y los conceptos elevados le dominan la mente entrenada, gracias alas situaciones imprevistas y a los vacíos que se vio obligado a llenar sólito durante lascomunicaciones mediúmnicas. Así entonces crece la confianza de su guía y la de otros espíritus deelevada estirpe espiritual, que poco a poco le dan mayor responsabilidad en el ejercicio de lamediumnidad. Sin embargo —conviene recordar que los espíritus mentores no tienen ningún interés en aplicareste método de enseñanza espiritual a los médiums livianos, iletrados o prejuiciosos. Pregunta: ¿Podría suceder que el médium prosiga con la comunicación porque está convencidode que su guía se halla presente, aunque lo haga solo? Ramatís: El médium es una criatura demasiado sensitiva, centro de convergencia deinnumerables fenómenos del mundo oculto que participa, pero que generalmente ignora; es la puertaentreabierta para "este lado" y difícilmente distingue en el proceso del trance psíquico, cuándo es suemotividad, su formación intelectual o temperamento psicológico que lo domina en ese momento. Esposible que por el hábito de "pasividad mediúmnica", algunas veces comunique "solo", sinceramenteconvencido de que lo hace bajo la acción de los desencarnados. Mas no os precipitéis en acusarlo de anímico completo, mistificador o de mala fe, pues eso puedesuceder con los más excelentes mediadores del Más Allá. Hemos explicado el entrenamiento que losguías inteligentes aplican a sus médiums intuitivos, cortándoles la afluencia de la comunicación paraobligarlos a proseguir con sus propios recursos morales e intelectuales. Existen algunos casos endonde el guía solamente ofrece el "tema" apropiado a la comunicación mediúmnica de la noche,envolviendo al médium con los fluidos que lo identifica con su presencia espiritual, le inspira lasprimeras ideas, para luego dejarlo solo hasta el fin de los trabajos. Una vez que comprueba que lacomunicación prosigue correctamente en el curso orientado, se aparta del sensitivo en trance y a ladistancia le aprecia la comunicación anímica sobre el tema esencial, que el médium desenvuelveexclusivamente con sus recursos. Al terminar la comunicación anímica el guía se aproxima,autorizándola con su personalidad conocida. Los espíritus protectores se regocija cuando comprueban que su pupilo ejerce sensata y 92
  • Ramatís Mediumnismosatisfactoriamente su dirección psíquica, volviéndose capaz de esclarecer y adoctrinar al públicocomo un orador eximido, en vez de ser un simple "robot" que transmite mecánicamente los mensajesde los espíritus, sin la convicción espiritual de quienes se comunican inteligentemente. Pregunta: ¿Todos los protectores usan ese recurso de aprovechamiento anímico paraperfeccionar a sus médiums? Ramatís: El médium serio, laborioso y culto alcanza tal éxito en su trabajo mediúmnico, que bastaa su guía darle el toque fluídico familiar y delinearle el tema que debe exponer al público, para que lacomunicación fluya espontáneamente, fiel al programa de esclarecimiento delineado por los mentoresde la casa o de la institución espirita. Ese entrenamiento de apresuramiento moral y desenvolvimientointelectivo, bajo la dirección del guía, sensibiliza el psiquismo del médium, ayudándolo a sublimar gra-dualmente su facultad para la conquista natural de la más bella mediumnidad del ser humano, que esla Intuición Pura. En el futuro no necesita el temario o la idea central delineada por su guía, pues yaentreabre su mente al contacto definitivo con la Mente Divina y se transforma en el canal precioso, delcual, en alta sensibilidad, fluye para los encarnados la orientación exacta para el curso de la vidainmortal. Deja de ser intérprete quien necesita de la dirección ajena para cumplir con el serviciomediúmnico obligatorio, porque ya expone el producto de su elevada sabiduría y perfeccionamientomoral a través del raciocinio consolidado por la seguridad de su gradación espiritual. Muchas vecesultrapasa el propio límite de sus conocimientos y vibra emotivamente por encima del sentimentalismohumano, transformándose en el sensitivo que hace fluir la revelación sideral hacia la materia, sinincorporar a los espíritus desencarnados. En esa condición de elevada conquista espiritual, donde su alma busca personalmente elconocimiento y la realidad angélica, vibrando al unísono con las mentes directoras del orbe a travésde la Intuición Pura, el médium intuitivo natural no perturba las revelaciones de lo Alto con lasinquietudes intelectivas del mundo transitorio de la materia. No es el instrumento ostensiblementemediúmnico, que es accionado por las entidades del Espacio, de recursos más pobres que los suyos,porque es una antena viva sintonizada permanentemente con la Fuente Creadora de la Vida. He ahí del por qué los espíritus protectores, sensatos e inteligentes, se esfuerzan paradesenvolver los dones morales, la espontaneidad personal y la fluidez de la oratoria en sus médiums,ofreciéndoles experiencias imprevistas y sorpresas que los obligan a movilizar recursos de su propiaalma, para proseguir con la comunicación mediúmnica. Al mismo tiempo los ayudan a ser criaturasutilísimas en cualquier momento, en vez de servir bajo la actuación de los desencarnados en lasmesas espiritas. Pregunta: Considerando la utilidad de ese aprovechamiento anímico en la práctica mediúmnica,¿no sería más oportuno crear escuelas para oradores espiritas, dispensando del concurso de losmédiums intuitivos, que a fin de cuentas, son incentivados por sus guías para llegar a "hablar solos"en las sesiones mediúmnicas? Si se dedicaran en un comienzo a la oratoria, ¿no podríancorresponder con más precisión a las ideas de sus guías, sin la necesidad de las intermitencias de lostrabajos mediúmnicos? Ramatís: Con el tiempo ese fenómeno también podría invertirse, es decir los óptimos oradoresterminarían siendo inspirados o accionados por los espíritus responsables de los adoctrinamientos,revelaciones y advertencias espirituales para el hombre encarnado. El hecho de que los guíasentrenen a sus médiums, para que más tarde asuman solos la responsabilidad de las comu-nicaciones espirituales, no tiene por finalidad transformarlos en médiums exclusivamente anímicos,en vez de buenos intermediarios mediúmnicos. Lo que les preocupa en esencia, es el per-feccionamiento de los médiums intuitivos, para que puedan reducir los equívocos, las vacilaciones ylos tradicionales datismos, que tanto sacrifican el ritmo y la vehemencia de los mensajes espirituales,y hagan vibrar al público, sintiendo el calor de la vida inmortal. En virtud del entrenamiento anímico constructivo y bien orientado por el mentor, el médium semuestra eficiente cuando transmite el pensamiento de los desencarnados cuando debe "hablar solo".Es el mediador seguro y capaz por el cual fluye fácilmente el pensamiento de los seres elevados sin 93
  • Ramatís Mediumnismolas impurezas de la personalidad transitoria, así como el filtro deja pasar el agua limpia que mitiga lased. En base a que aún es muy reducido el número de médiums y espiritas que realmente estudianlos compendios esclarecedores de la vida inmortal, la institución espirita que tuviera un médiumanímico, culto, inteligente e insaciable en busca de nuevos conocimientos, no hay dudas de que aún"manifestándose solo" durante las comunicaciones de los espíritus, es la fuente más provechosa parael progreso de los frecuentadores de la sociedad. La creación de las escuelas para oradores, en el ambiente espirita, traería inmensos beneficiospara la propaganda y exposición pública de los postulados doctrinarios; pero eso no terminaría con eldon mediúmnico de los intuitivos, ni sería necesario para, enseñarles a "hablar solos", aunque lesreportara inmensas ventajas. Sucede que por más sabio y eficiente que sea el orador eximio, elmédium aún es la criatura adaptada al contacto peri-espiritual de los desencarnados, pues nació conla facultad para esa realización. Cuando es eficiente, es la antena viva a disposición de los mentoresque advierten, orientan y protegen a la humanidad. Pregunta: Deducimos de vuestras consideraciones que el estudio y el apresuramiento moral delmédium intuitivo es la condición imprescindible para asegurarle la facilidad de "hablar solo". Ramatís: El médium identificado con sus deberes mediúmnicos jamás se considera con losmismos derechos de la vida preocupada del ciudadano común, que vive atentamente para nutrirse,vestir, dormir, procrear y huir despavorido de la muerte física. El servicio mediúmnico, útil y amoroso,exige el abandono de todos los vicios, pasiones y frivolidades del mundo provisorio del César, porquesu objetivo es transmitir los valores del mundo del Cristo. Raramente el médium logra atender conéxito y al mismo tiempo, esos mundos de naturaleza tan opuesta, pues el mundo del Cristo no poseelos atavíos de la personalidad humana, requiriendo la simplicidad, renuncia, decencia, honestidad,pensamiento casto y los sentimientos altruistas que constituyen el temperamento espiritual del almasuperior; el mundo del César, es el laboratorio de experimentaciones humanas, donde las criaturasluchan por acumular tesoros, glorificarse políticamente y usufructuar de los placeres y pasiones quele satisfacen la sed del goce carnal. Pregunta: Algunos médiums intuitivos, conocidos por nosotros, se quejan de que suscomunicaciones mediúmnicas, malgrado el empeño que tienen por dominar el fenómeno, no consi-guen evitar la influencia de ciertas lecturas cotidianas, cuyos asuntos mezclan más tarde a losmensajes de los desencarnados. No tienen dudas en cuanto a la veracidad del fenómeno en que sonintermediarios mediúmnicos, pero lamentan la imposibilidad de vencer la interferencia anímica. ¿Quéaconsejáis en estos casos? Ramatís: Algunas veces la interferencia anímica, que los buenos médiums aseguran que esperjudicial en sus comunicaciones, representa el cimiento cohesivo y el ajuste proporcionado por losguías, con el interés de lograr más éxito en el mensaje mediúmnico de esa noche. Algunos guíasacostumbran a preparar a sus médiums con cierta anticipación, cuando desean transmitir mensajesde importancia para el público o dirigirlo a alguien de su aprecio. Por eso les inspiran las lecturas y losaproximan a las personas que pueden avivarles el asunto a ser expuesto posteriormente en lainstitución espirita. A través de los recursos tomados a la luz del día, los guías aseguran la coherenciade la comunicación mediúmnica, fortaleciendo la idea fundamental que debe entregarse al públicopara su adoctrinamiento. De ahí, pues, la sorpresa de algunos frecuentadores, que al oír al guía de la casa aleccionar através del médium, comprueban que trata los asuntos que hacen parte de su persona y que concurreoportunamente para que abandone ciertas actitudes peligrosas, cultivadas en la vida física. Otrasveces, el dirigente de los trabajos, al dar clase en el tema de la noche, abre el Evangelio en la páginaprovidencialmente exacta y que inspira a algunos de los presentes afligidos a solucionar susproblemas dolorosos de manera sensata y provechosa. Pregunta: ¿Ese proceso de introducir en las comunicaciones mediúmnicas de la noche, losasuntos fortuitos tomados durante el día, es un sistema adoptado por todos los guías? Ramatís: Sucede conforme a la necesidad de los frecuentadores u oyentes de las institucionesespiritas. Normalmente los guías familiares se reúnen en el Espacio y deliberan respecto a la tesis 94
  • Ramatís Mediumnismoapropiada a ser expuesta para el esclarecimiento colectivo del público, que probablementefrecuentará la sesión en donde ellos deberán actuar. Después de escogido el médium afín ycapacitado para el caso, tratan de asociarle toda clase de pensamientos por medio deconversaciones y lecturas que consoliden la tesis escogida. El médium intuitivo en vigilia, aunqueignore el mecanismo del que participa, termina incorporando ideas, asuntos y lecturas queposteriormente han de transformarse eficaces para el complemento del mensaje mediúmnico. No se trata de un sistema adoptado comúnmente por todos los guías, es un recurso que tienen amano para asegurar el éxito de ciertas comunicaciones que deben efectuar profundas trans-formaciones en sus oyentes. Pregunta: ¿Podéis darnos algún ejemplo de esos casos? Ramatís: Supongamos que determinado guía espiritual se interesa en conducir a la sesiónmediúmnica a su pupilo encarnado, aunque este no sea espirita, pero que se manifiesta propenso aconocer la doctrina. Es lógico que hará todo lo posible para que su protegido frecuente cualquiertrabajo espirita, donde no se critique habitualmente el Catolicismo, Protestantismo o demás credosreligiosos, a fin de no eliminar al comienzo, la llama de simpatía que sustenta hacia los postuladosespiritas. Bajo tal condición, el guía espiritual tratará de poseer a un médium de sentimientosuniversalistas, incapaz de criticar los esfuerzos ajenos en busca de la Verdad y que sea adverso a lasdiscusiones que promueven las separaciones entre los hombres. Y, para mayor seguridad de éxito ensu programa de conversión de su pupilo a la doctrina espirítica, rodea al médium escogido de todocariño, de sugestiones favorables y "coincidencias" que se constituyen en el basamento capaz deconducir al candidato a la adoctrinación espirita. 95
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXI LA INFLUENCIA ANÍMICA EN LA APERTURA DE LOS TRABAJOS MEDIÚMNICOS Pregunta: Los médiums que comienzan los trabajos mediúmnicos usando fórmulas o palabreríoparticular, especie de prefijos sin sentido doctrinario y vacíos de significado, como ser: "queden entrevosotros las bendiciones de las infinitas alturas", "bajen las luces de los pies de Dios sobre vosotros","que la bandera blanca corone vuestras cabezas" o "el manto de la humildad se descorra sobrevuestros hombros". ¿Son convenciones particulares de los espíritus comunicantes, o es el fruto delanimismo de los médiums? Ramatís: Eso es muy común entre los candidatos al desenvolvimiento mediúmnico, o de aquellosque se anquilosaron en un mediumnismo improductivo. Ciertos vicios anímicos se propagan porvarios médiums, que por estar en la etapa de desarrollo se copian del médium oficial o principal de lainstitución espirita donde inicia sus primeros pasos, para despertar su facultad. Es un animismocolectivo, propio a determinados trabajos espiritas doctrinarios o mediúmnicos aún incipientes. Cuando los candidatos a médium tienen la suerte de colocarse bajo la dirección de otrosmédiums estudiosos, serios y adversos a las fórmulas, símbolos, llaves convencionales o frasespomposas, desenvuelven su facultad sin las excrecencias anímicas que oscurecen y ridiculizan lasprácticas mediúmnicas. Existen médiums que debido al estudio constante de las obras espiritas eindagaciones esclarecedoras, progresan tan rápidamente en el primer año de su ejerciciomediúmnico, que ultrapasan en conocimientos y experiencias a sus compañeros cómodos,prejuiciosos o displicentes que no alcanzaron ese progreso ni en veinte años de trabajo. Estos últimosviven repitiendo las comunicaciones fastidiosas, usando los viejos términos y la elocuenciasentenciosa de siempre, mientras carece de provecho espiritual el mensaje que transmiten. Pensando que el desarrollo mediúmnico se resume en la exclusiva operación de "recibir" espíritusdesencarnados, se habitúan a la modalidad mediúmnica usada durante varios años, mientras secristalizan en una práctica improductiva, que impide a los guías exponer los temas nuevos a losencarnados, por la imposibilidad de atravesar el paredón granítico de un acondicionamiento tan pobrede recursos intelectivos y de conocimientos espirituales. De ahí el caso de esas extensas frases sin sentido lógico, que los médiums repiten en formalacrimosa o bajo la afectada elocuencia, cuando abren los trabajos espiritas. Tal como sucede en losdemás sectores de la vida humana, los "alumnos novicios" siempre imitan a los veteranos, cosa quetambién es justificable en el ambiente espirítico. Los candidatos a médiums y los neófitos delambiente espirita raramente conocen las obras de Allan Kardec, León Denis, Gabriel Delanne,Ernesto Bozzano, Pablo Gibier, Dale Oven, William Crookes, César Lambroso, Albert de Rochas,Aksakoff, y otros que sería extenso enumerar, pero suficientemente buenos para esclarecer losmodos de extirpar los ridículos, trivialidades o manifestaciones mediúmnicas que contrarían el buensentido. En consecuencia, a los displicentes sólo les queda seguir al pie de la letra todo aquello queobservan en el médium desenvuelto e instrumento del guía director de los trabajos del Centro espirita.En base al "tabú" inescrutable, especie de dogma espirita, todo aquello que dice y enseña el guíadebe observarse religiosamente, tal como sucede con los fieles católicos según el padre; losmédiums novatos también aceptan ciegamente y sin reparo alguno lo que expone el médium señordel trabajo, que también puede enseñar tonterías a cuenta de conceptos de elevada filosofíaespiritual. Consecuentemente, pronto surge el animismo colectivo, resultando ser copia fiel de lasmismas formas y palabreríos usados en la apertura del trabajo, sin faltar el tono de voz dramática quedará elocuencia al dictado del comunicante. Pregunta: El hermano Ramatís, ¿encuentra razonable esa conducta por parte de los médiumsnovatos en el desarrollo mediúmnico? Ramatís: Eso es humano y bastante justificable, pues la mitad de la humanidad le gustaría imitara la otra mitad. Es regla general que en cualquier experiencia del mundo, los neófitos se guíen por losveteranos, porque desconocen el camino, pues deben seguir los pasos de quienes van adelante. El 96
  • Ramatís Mediumnismoartista, el cantante, el escritor o el orador famoso caminan por la vida con el cortejo de imitadores queen ansiosa emulación, buscan la fama y la celebridad del imitado. Es verdad que algunos de losimitadores, con el transcurso del tiempo, también consiguen imponerse por alguna creación original;pero al comienzo, el candidato incipiente precisa apoyarse en aquellos que alcanzaron éxito. Sucede lo mismo en el campo de la mediumnidad, en donde los novicios tratan de asimilar lascualidades de los veteranos, aunque en el futuro hasta puedan superarlos ventajosamente. Perodesde que los candidatos a médiums olviden el estudio, la investigación provechosa y recelen paraenfrentar los "tabúes" supersticiosos, prefiriendo la cómoda posición del misticismo suspirante eimproductivo, no hay dudas que se cristalizarán como ruines imitadores de los buenos o malosmédiums en que se inspiraron. De esa forma se viciarán también con las llaves sentenciosas, señassibilinas y las metáforas ridículas que se prefieren bajo la elocuencia imitadora de los viejos tribunosromanos. Bajo el conocimiento profundo de la bibliografía espirita, por la parte doctrinaria o la prácticamediúmnica, sólo ahí tendrán la base para reducir las interferencias anímicas del médium en lascomunicaciones de los espíritus, ayudándolo a eliminar gradualmente los datismos, imitaciones,redundancias y formas indeseables en el intercambio con las entidades del Espacio. En algunostrabajos espiritas de nivel intelectual muy pobre, donde los componentes se limitan a unainterpretación tristona y lacrimosa del Evangelio, se llega a exaltar el "tabú" del médium analfabeto, elque compensa su ignorancia, apenas por su buena intención. Es natural que solo la buena intención no basta para alcanzar el éxito completo durante la vidahumana, pues muchos acontecimientos indeseables y trágicos del mundo son fruto de la ignoranciade aquellos que lo provocan, aunque sean bien intencionados. Y el médium, que es un intermediariode las enseñanzas y derroteros del mundo espiritual para los encarnados, no puede eximirse delestudio doctrinario de la investigación mediúmnica y de la cultura del mundo que vive, aunque alegueque actúa con buena intención, pues ésta debe basarse en los conocimientos seguros y sensatospara no producir perjuicios irreparables a la fe y confianza del prójimo. Pregunta: Esa falta de instrucción que induce a los médiums incipientes a copiar el modo dehablar, la voz, la manera y el estilo del médium principal, ¿puede perjudicar los trabajos del centrodonde actúa? Ramatís: Aún son pocos los trabajos mediúmnicos que están liberados de ciertas prácticascontraproducentes y que sería de mucho agrado para los espíritus comunicantes eliminarlas. Losmédiums, en gran parte, conforme os dijimos, se dedican forzosamente a la práctica mediúmnica,porque viven acicateados por la necesidad de desarrollarse a fin de recuperar la salud o liberarse deincómodas opresiones psíquicas que constantemente actúan sobre ellos. Les falta al comienzo elsentido heroico de renuncia a sus intereses personales, el placer de servir al prójimo o el ideal dedivulgar la doctrina espirita. Entonces claudican por muchos años, cambian constantemente de centros espiritas, siempreinsatisfechos, procurando las "corrientes afines" de los "buenos trabajos" o "reuniones elevadas",donde puedan obtener el máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo. Muchos de esos médiumsincultos e inquietos se olvidan de que al participar en las mejores corrientes y en los mejores trabajosespiritas, algunas veces logran desarmonizar los trabajos mediúmnicos ajenos. La solución, por lotanto, no está en buscar grupos espiritas más simpáticos o eficientes para alcanzar el des-envolvimiento mediúmnico, pues el médium debe promover la renovación íntima de su espíritu en elmismo ambiente donde la bondad de los presentes les toleran su bagaje aún bastante defectuoso. He ahí la causa del por qué, a falta de otros recursos, los benefactores desencarnados se danpor muy satisfechos cuando consiguen actuar a través de los médiums de buena voluntad,trabajadores y sin complicaciones, aunque no sean muy preparados. Por eso también son pacientes ytolerantes con la incapacidad de sus mediadores encarnados, soportándoles el animismo, la histeria,el automatismo psicológico, la imaginación indisciplinada, los largos circunloquios, las frasespomposas y vacías, la manifestación neurótica y los caprichos llevados a cuenta de las cualidadesmediúmnicas. Cuando encuentran alguna docilidad en sus intérpretes, hacen todo lo posible para 97
  • Ramatís Mediumnismoapartarlos de los ambientes perniciosos, de las compañías degradantes, encaminándolos hacia lasconversaciones elevadas, lecturas provechosas que los ajusten gradualmente al imperativo superiordel trabajo mediúmnico junto a la mesa espirita. Como dijéramos anteriormente, es mucho más importante para el guía que el médium serehabilite espiritualmente, antes de volcarse como un gran intérprete de la revelación del Espacio...Cuando afirme su conducta espiritual y se decida por el rumbo provechoso, se volverá el candidatoque se gradúa para recibir los mensajes de los espíritus de buena estirpe. Los médiums, en granparte, ignoran que los espíritus responsables y conscientes de sus tareas son concisos, sensatos yparsimoniosos en sus comunicaciones hacia la materia, despreocupados por impresionar a losencarnados por la oratoria pomposa, pero carente de beneficios. El animismo colectivo, que generaliza en un mismo patrón anímico a los médiums en suscomunicaciones, es el resultado de la displicencia de quienes se creen muy bien desarrollados peroque por comodidad prefieren extraer los conocimientos y orientaciones espirituales de la fuente máspróxima y favorable, que en ese caso es el médium principal donde ellos actúan. Si el médiumescogido como modelo, resulta ser también anímico, lleno de manías, prevenciones ysuperficialidades a cuenta del "estilo" mediúmnico, entonces sus imitadores se vuelven otrosmultiplicadores de las mismas incongruencias en nuevos papeles carbónicos, cuando actúan en otroscentros espiritas. De esta forma quedan viciadas las más sencillas comunicaciones de "este lado"debido a la excesiva repetición de modismos, aperturas de trabajos con palabras pomposas yhuecas, mientras el guía aguarda paciente, junto al médium indisciplinado, para poder saludar a lospresentes con un fraternal "buenas noches". Pregunta: Hace poco os referisteis a las "prolongadas aperturas" de los trabajos mediúmnicos, loque nos induce a preguntar si es razonable la costumbre adoptada en ciertas reuniones espiritas,donde todos los médiums, uno por uno, deben recibir a su "protector" para hacer la apertura de lostrabajos y saludar a los presentes. ¿Son verdaderamente "protectores" o es la interferencia anímicade los médiums? Ramatís: El buen sentido recomienda que en los trabajos doctrinarios o de desenvolvimientomediúmnico, sus realizadores aprovechen al máximo posible los minutos disponibles, para tratar losasuntos importantes y de esclarecimiento público. Conviene evitar esa improductiva práctica de quetodos los médiums, uno a uno, invoquen al protector en el trabajo mediúmnico, imitando a lossoldados que responden al llamado de revista en el cuartel. Se consume gran parte de la valiosa ymilimetrada hora de trabajo espirita en saludos sin provecho, que en forma alguna compensan elsacrificio de los guías que abandonan sus tareas espirituales para esperar su actuación en la materia. Los dirigentes formales de los trabajos espiritas y que se destinan principalmente al público,deben trazar un programa orientado por el guía de la casa o por la dirección responsable de lainstitución, graduando las comunicaciones de cada médium conforme a su progreso y provecho.Considerando que las sesiones mediúmnicas se limitan apenas a una hora de trabajo, controladorigurosamente por el péndulo del reloj, es evidente, que los frecuentadores semanales más asiduoshabrán participado de 48 horas de trabajos mediúmnicos durante el año. Sin dudas que si losmédiums gastan la mitad de esas valiosas horas en saludos y cumplimientos formales, quedanapenas 24 horas de servicio efectivo y provechoso en ese año, lo que nos parece de muy pocaoportunidad para el esclarecimiento espiritual. Debemos considerar que muchos asistentes a lasreuniones duermen, otros hablan o se desinteresan de las lecciones de los espíritus, por sercansadoras, desarticuladas y molestas, a causa de la interferencia improductiva y muy anímicas desus médiums. Es necesario eliminar de los trabajos mediúmnicos todas las manifestaciones que roben el tiempoprecioso destinado a los asuntos útiles, así como los espíritus sensatos dispensan de las etiquetas ypreconceptos del mundo físico, evitando las competiciones que lo destaquen personalmente en laapertura de los trabajos citados. En las sesiones mediúmnicas disciplinadas por las enseñanzas deAllan Kardec la regla general es permitir a la entidad responsable de la casa que delinee el programade servicio para la noche, que exponga el asunto esencial de beneficio colectivo y después hacer 98
  • Ramatís Mediumnismoefectivas las demás comunicaciones de los espíritus, aprovechando magníficamente el tiempo sintantas demoras por los extensos saludos y que, además, son improductivos. Con respecto a ciertosoradores que agotan gran porcentaje del tiempo en los trabajos espíritas, podrían utilizarprovechosamente esos minutos radiando pensamientos benefactores a los enfermos, a paraesclarecer el Evangelio al público. Pregunta: ¿Cómo se explica la aflicción que generalmente embarga a los médiums novatos,cuando se les insiste para que "abran" los trabajos mediúmnicos con la palabra de sus "guías", quecomúnmente denominan "protectores"? Ramatís: Los médiums novatos creen que su desenvolvimiento mediúmnico depende de la"cantidad" de comunicaciones de los espíritus, que de la "calidad" del estudio del espiritualismo y desu urgente renovación moral. Entonces se afanan para aprovechar todas las oportunidadesfavorables que tuvieren en los trabajos espiritas, para transmitir su comunicación, pues se sientenmalogrados cuando no pueden concretar tal deseo. Basta recordaros que en los trabajosmediúmnicos, donde la dirección de la mesa no tiene experiencia o posee excesiva condescendencia,hay momentos en que varias comunicaciones se reciben simultáneamente o alguien se comunicadespués de cerrados los trabajos; tal es la fiebre de los novicios por transmitir la palabra de susguías, aunque éstos no sean tan atrevidos. Si el éxito dependiera del mayor número de comunicaciones de los espíritus, es evidente que lostipos populares, obsecados de las calles y los infelices encerrados en el manicomio, deberían serconsiderados "excelentes" médiums y en completo desarrollo, pues comunican fielmente y en todoslos instantes las palabras y deseos de sus obsesores. Por lo tanto deben evitarse los excesos de saludos en los comienzos de los trabajosmediúmnicos, las lecciones triviales, las pronunciadas oratorias y los comunicados excéntricos quecansan al público, como frutos del animismo exacerbado de los médiums nuevos. Que se aprovecheal máximo posible el tiempo disponible para esclarecer a los "vivos" en vez de estimular el estérilconvencionalismo de los "muertos". Pregunta: Esa preocupación febril y anímica de algunos médiums en "abrir" los trabajosmediúmnicos, en usar formas convencionales y frases típicas que preludian a las comunicaciones delos espíritus, ¿deben ser blanco de nuestra censura en la siembra espirita? Ramatís: Deseamos aclararos que nuestro principal interés en esta obra es enfrentar el problemaanímico en su esencia, sin recelos de "tabúes" o misticismo lacrimoso que favorezca la institución dedogmas en el seno del Espiritismo. Muchos factores indeseables que rebajan el nivel de lascomunicaciones pueden ser corregidas a tiempo, a fin de estimular el progreso mediúmnico. Nopodemos censurar a los médiums anímicos, porque el animismo es fruto natural y lógico deldesenvolvimiento mediúmnico, aunque muchos continúen estacionados en esa improductividad,después de considerarse completamente desarrollados. El médium en desenvolvimiento es como lahoja que arrastra el viento, algunas veces copia las veleidades y contradicciones de aquellos quejuzga más competentes. En verdad el médium evoluciona o se cristaliza; se estaciona entre lasexcrecencias anímicas copiadas del "modelo" veterano en quien se inspiró, o entonces estudia, in-vestiga y desenvuelve el sentido de la autocrítica, suficiente para comprender mejor su propiotemperamento y carácter, a fin de liberarse rápidamente de las anomalías del animismo improductivo. No importa los tropiezos de los primeros pasos, aunque predominen las fórmulas típicas, lascomunicaciones tontas, pomposas o improductivas, que significan para el candidato a médium comoel "a - b - c" para el analfabeto. La base del mediumnismo aún es el animismo; sin éste no existeaquél. Los rasgos de la oratoria genial, con que ciertos médiums experimentados terminan pordeslumbrar a sus oyentes, tuvieron por bases las manifestaciones mediúmnicas incipientes de losprimeros días. Pregunta: Vuestro médium, que parece ágil y desprovisto de convenciones mediúmnicas,¿también atravesó la fase anímica y contradictoria, transmitiendo el pensamiento de los encarnados através de las comunicaciones ridículas, ingenuas y superficiales? Ramatís: La base primaria de su desenvolvimiento la realizó comunicando las ideas de los 99
  • Ramatís Mediumnismoespíritus a través de frases entrecortadas, de los dísticos supersticiosos o redundancias sin provechodoctrinario. Por mucho tiempo nos mantuvimos a la expectativa, aguardando pacientemente queatravesase el período de los desbordes orales, de los datismos propios de los intelectos des-envueltos, pero indisciplinados, fruto natural de su animismo e inexperiencia. Él también profirióextensos saludos de apertura en los trabajos espiritas, copió los gestos, exclamaciones y el tono devoz de los médiums a quienes él atribuía mayores quilates; muchas veces exageró laspronunciaciones provincianas, intentando impresionar al público por la exposición de conceptostriviales, que juzgaba eran de elevada filosofía espiritual. Cuando temíamos que se cristalizase en elmediumnismo improductivo y convencional, se mostró inconformado con la situación y deseó nuevosconocimientos; se dedicó incondicionalmente al estudio de todo aquello que le pudiese dar unconcepto superior de la vida creada por Dios. Vimos cómo rompía las fronteras ortodoxas de sucreencia e investigaba en los esfuerzos ajenos, de otros hombres que sinceramente buscaban laVerdad, consolidándose con las enseñanzas de la ciencia y psicología del mundo material. En su in-vestigación incondicional sobre la inmortalidad del espíritu, nuestro médium terminó por comprenderque Dios es íntegro en su Obra, por cuya causa la materia también es una creación divina, comocondición provisoria para que el alma despierte su conciencia. Sin mayores aflicciones examinócuidadosamente sus propias incongruencias y estigmas anímicos, que interferían en las comu-nicaciones, investigó su subconsciente bajo el método freudiano y terminó por identificarinnumerables anomalías que se interponían durante su trance mediúmnico. Investigando el fenómenode la mediumnidad sin la mística religiosa que dogmatiza, poco a poco fue eliminando muchasintervenciones anímicas que oscurecían nuestro intercambio espiritual, pasando a facilitarnos lascomunicaciones por su intermedio. Pregunta: No deseamos censurar los trabajos de los médiums noveles que son sinceros yentusiastas, pero observamos ciertas competiciones de oratoria mediúmnica, que parecen contrariarlas recomendaciones hechas por Allan Kardec en el Libro de los Médiums. ¿Qué decís al respecto? Ramatís: Lógicamente, la solución del animismo, que se manifiesta en sus más variadosaspectos, no se conseguirá a través de la censura; pero sí es necesario afrontar ese problema sinrecelos de "tabúes" o de herir susceptibilidades sujetas al misticismo improductivo. El Espiritismo esuna doctrina sensata, seria y evolutiva y no puede endosar las anomalías que aparecen en elejercicio mediúmnico y que pueden ser el blanco de los adversarios malintencionados. El médium,que es uno de los elementos de mayor importancia en la propaganda del Espiritismo práctico, debedestacarse por su modestia, conducta moral superior y en el servicio mediúmnico exceptuado de lasexcrecencias ridículas. Los médiums son hombres, y por eso también imperfectos; mientras tanto, siempre que estudienconscientemente las obras codificadas de Allan Kardec, quedarán esclarecidos desde su comienzoen el trabajo mediúmnico con respecto a las incongruencias que necesitan evitar en nombre de ladoctrina espirita, como ser los desajustes de los médiums en lo tocante a sus cualidades moralesconforme se expresa claramente en el Libro de los Médiums *. Los médiums nuevos son tímidos, cuidadosos y temen al ridículo; al comienzo, mal disimulan laansiedad de sobrepasar a los compañeros más experimentados, oportunidad ésta que no desechancuando se les presenta. Algunos alcanzan buenos éxitos en el ambiente más confuso; otros seperturban en los trabajos mediúmnicos más armónicos. Obviamente se gradúan por los matices másvariados y conforme a la mayor o menor influencia anímica; en unos predomina un elevado lenguaje,el potencial intelectivo superior o el sentimiento de tolerancia evangélica; en otros, la trivialidad, elmental primario o el empeño decidido de "decir la verdad" a los demás. Conforme cita Allan Kardec,en el Libro de los Médiums, aún es el médium exhibicionista el que más se preocupa en competir eimponerse sobre sus compañeros de trabajos mediúmnicos, así no pierde la oportunidad de atraer alpúblico y teatralizar las más sencillas comunicaciones. Hace del ambiente espirita la moldura que leadorna las actitudes rebuscadas, los efectos pirotécnicos o las exclamaciones dramáticas. * Nota del médium: Libro de los Médiums, Cáp. XVI, 185 a 109. 100
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: En algunos trabajos oímos comunicaciones de buena índole por parte de sensitivosconstructivos, pero nos extrañó ciertos convencionalismos o modismos, repetidos constantemente porel comunicante, en una lengua típica de otras razas. Algunos colegas nos explican que ciertosespíritus usan siglas o saludos particulares, para identificarse con más facilidad al comienzo de sumanifestación. ¿Qué nos decís? Ramatís: El saludo tradicional que utilizan algunos desencarnados al comienzo de susadoctrinamientos, es propio de su índole peculiar y no representa seña o código que sería rematadatontería aceptar como prueba de identificación espiritual. Nosotros también os saludamos con laspalabras “Paz y Amor", al comienzo de nuestras comunicaciones espirituales, sin que nosencontremos sujetos a ningún código de identificación o signo esotérico. Aunque no sean palabrassagradas o mántricas, ciertas frases peculiares, al ser manifestadas en las sesiones espiritas,predisponen al público para hacerlo vibrar simpáticamente por el reconocimiento de su presencia. Pregunta: Y en el caso de los modismos o saludos repetidos de los desencarnados en sánscrito,hebreo, bantú, guaraní, árabe o cualquier otro dialecto extraño, como observamos; ¿cómo lo de-bemos interpretar? Ramatís: Sabéis que un loado sea Dios", pronunciado con ánimo y convicción sincera, encualquier dialecto o idioma extraño a vuestra raza, ha de poseer la fuerza espiritual emotiva y ne-cesaria. Pero no deja de ser un excéntrico el médium intuitivo que saluda en idioma extraño a su razay luego no consigue transmitir lo restante del mensaje en la misma lengua. Cuando se trata de unmédium políglota o xenoglósico, es natural que comunique cualquier mensaje de los desencarnadosen la lengua que ellos utilizaban en la vida física, ya sea francés, bantú, turco o chino. Muchas veces, no pasa de ser la escena motivada por parte del médium intuitivo, que en vigiliaconoce el fraseado en lengua extraña y lo usa como llave al comienzo de la comunicación. Creemosque os sería bastante extraño si a través del presente médium intuitivo dictásemos el tradicionalsaludo nuestro de "Paz y Amor" en lengua indochina y después no pudiésemos transmitir en la mismalengua el resto de la comunicación. No censuramos tales hechos, cuando ocurren tradicionalmente en los trabajos mediúmnicos delambiente de la Umbanda, donde los salvajes, viejos negros de Angola, Nagó o Bantú, llegan a arran-car de sus "intérpretes" algunos vocablos del idioma natal que usaban en su vida" física. Todo eso yano se justifica en las sesiones espiritas disciplinadas por la codificación de Allan Kardec, donde lamanifestación medianímica debe desligarse de las superficialidades y teatralizaciones extravagantes. En cuanto a la suposición de que ciertos espíritus superiores usan "llaves" esotéricaspreviamente combinadas con los encarnados, para garantizarles su identificación en los trabajosmedianímicos, creemos que esa seguridad moral o benefactora de los desencarnados no dependedirectamente de su nombre, llaves sibilinas o señas cabalísticas antes del mensaje, sino de susintenciones y del tratamiento espiritual con que se comporten en sus comunicaciones. En cualquiercircunstancia, es más loable y segura la presencia anónima de Francisco de Asís en los trabajosespiritas, sin llave alguna que lo identifique, que algunos espíritus diabólicos que aleccionansolapadamente, empleando frases lacrimosas y señas enigmáticas. 101
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXII LA SUGESTIÓN Y LA IMAGINACIÓN EN LAS COMUNICACIONES ANÍMICAS Pregunta: Gustaríamos que nos explicaseis el caso de ciertas comunicaciones transmitidas, hastapor médiums muy bien dispuestos, de espíritus desencarnados en homicidios, accidentes trágicos osuicidios, cuyas muertes, tiempo después son desmentidas. Un amigo nuestro fue dado por muertoen un accidente ferroviario ocurrido en una provincia vecina, y esa misma noche, en el centro espiritaque frecuentábamos se comunicó afligido y perturbado, quejándose de tantos dolores que soportaba.Mientras tanto, para asombro y espanto general, días más tarde volvió a su hogar, pues la víctima delaccidente fue otra persona de igual nombre y apellido. ¿Nos podéis orientar sobre este particular? Ramatís: El animismo os explica muy bien esos casos contradictorios y decepcionantes,generalmente, si el médium es sugestionable en su vida profana, a punto de estigmatizar, confacilidad en su mente indisciplinada, la noticia trágica del periódico del día, sin comprobar si la noticiaes verídica o dudosa. Cuando este aspecto no pertenece a los espíritus livianos que gustan divertirse,que hacen lo imposible para ridiculizar el trabajo mediúmnico, es el fruto de la imaginación exaltadadel médium que trabaja totalmente desgobernado y crea los cuadros dramáticos que supone lehabían ocurrido a la víctima. Por eso, a la noche, en la sesión mediúmnica las imágenes exacerbadaspor la sugestión que domina la mente del mediador, le hace describir los hechos a cuenta de serverdaderos. Pregunta: ¿Deberíamos censurar o apartar al médium que se deja sugestionar tan fácilmente,hasta el punto de causar perjuicios a la contextura doctrinaria del Espiritismo? Ramatís: En cualquier situación de la vida aún es la recomendación de Jesús: "No juzguéis parano ser juzgados", lo que debe orientar nuestras apreciaciones sobre los actos del prójimo. Esevidente que si el médium demasiado sugestionable tuviera certeza del hecho desairoso que sucedeconsigo mismo, no lo contaría, sembrando su propio ridículo. No existiendo intención, por no haberpropósitos censurables, el deber de los espiritas esclarecidos es conducir al médium sin gobiernoalguno para que ejerza el servicio mediúmnico con el máximo de criterio, evitando causar el desánimoy la decepción en aquellos que le escuchan. El buen éxito de las comunicaciones intuitivas mediúmnicas depende principalmente de la mayorpasividad del médium intuitivo; sin embargo, en estado neutro, su psiquismo tiende al estado de auto-hipnosis, en cuya fase es muy fácil la sugestión y el dominio de las ideas que fueron factor principaldel día. Hay casos en que los sensitivos de poco control mental llegan a transmitir, a cuenta demensajes de entidades desencarnadas, las ideas y pensamientos de alguien que frecuenta lostrabajos y es mentalmente desenvuelto. Otros son fácilmente dominados por el don de querercolocarse en el lugar del que sufre el hecho trágico y pasa a vivir sus dolores o vicisitudes. Y los mássugestionables pasan a materializar a la noche, en el centro espirita, aquello que durante el día losimpresionó más. Raros son los médiums que saben controlar los avanzados recursos de su imaginación, quedeberían aprovecharlo para dinamizar las ideas que los espíritus les transmiten, pues generalmente,confunden las imágenes virtuales de su pensamiento, suponiéndolas como entidades concretas yfuera del cuerpo físico. La falta de estudio y autocrítica conduce a gran número de mediadores aconfundir la realidad con la fantasía. Pregunta: ¿Cuáles son los recursos o providencias más aconsejables para ayudar a esos tiposde médiums tan imaginativos, volviéndolos más eficientes y menos anímicos, reales y menos fan-tasiosos, evitando los casos de falsas comunicaciones mediúmnicas, inspiradas por la noticia trágicade los periódicos? Aunque no pretendemos juzgar a los médiums víctimas de esas incongruencias,creemos que los acontecimientos perjudican la creencia espirita de los neófitos, y dan lugar a lascríticas mordaces; ¿no es verdad? Ramatís: Ante vuestra indagación sólo podemos insistir fastidiosamente en la tecla batidísima deque sólo hay un camino para que cualquier médium logre éxitos en su trabajo mediúmnico; es el 102
  • Ramatís Mediumnismoestudio constante, aliado a la disciplina moral y superior. El Espiritismo explica que no existenprivilegios por parte de Dios para ninguno de sus hijos; en su seno es inaceptable el milagro o lamagia, que contraría la disciplina de las leyes sidéreas. De esa forma ningún médium ignorante,fantasioso o anímico se transforma en un instrumento efectivo, inteligente y capaz, si no hiciera por elestudio el propio esfuerzo de ascensión espiritual. No contrariamos la tesis de que es preferible el médium analfabeto, ingenuo e imaginativo, perodotado de virtudes cristianas y sublimes, al médium intelectivo, culto y atrevido, pero vanidoso, malintencionado o interesado. Es evidente que es mejor el médium humilde, bueno y desinteresado,estudioso de las obras espiritas y de los compendios profanos, que se inmuniza contra los automa-tismos psicológicos, las sugestiones ajenas y las interferencias anímicas. Actualmente el hombre no precisa nacer en cuna privilegiada para ser culto, pues la facilidad dela vida moderna pone a su alcance los libros, revistas y ¡métodos pedagógicos a través de los cursosradiofónicos o correspondencia, desmintiendo a los que displicentemente alegan dificultad paraeducarse. Algunos médiums adversos a las lecturas se abandonan a la fama voluptuosa y cómoda deser excelentes médiums, aunque analfabetos; lo cierto es que lo hacen más por prejuicio y desinterésde su progreso intelectivo y espiritual. Todo ser convocado para contribuir mediunímicamente junto ala mesa espirita, debe reconocerse como una criatura endeudada, debiendo recoger los frutosespinosos de la siembra imprudente del pasado. Bajo tal condición, asume graves compromisos consus benefactores desencarnados y es responsable por su renovación moral, intelectiva y espiritual. El primer deber del médium analfabeto o inculto es alfabetizarse y tratar de adquirir cultura,recordando que el sacrificio inicial puede ser una imposición de su propio karma, demasiado gravoso.No se justifica en el seno del Espiritismo el viejo y cómodo sistema, muy a gusto de muchos médiumso adoctrinadores displicentes, que justifican su ociosidad mental con la disculpa pobre y evasiva deposeer innata intuición, sensata y segura sobre todas las cosas, sin tener conocimiento alguno de lasobras espiritas. Los más ingenuos acrecientan que su vasto conocimiento intuitivo los dispensaactualmente de cualquier aprendizaje nuevo en lo doctrinario, pues es el fruto de su contacto con elEspiritismo en su vida anterior. También es lógico que todos los hombres nacen analfabetos, pero precisan aprender a leer. Unavez que los niños consiguen alfabetizarse es natural que haya de ser más fácil para los adultos,puesto que también poseen mayor desenvolvimiento y sensibilidad mental. Inconscientes de suridículo, aquellos que se enorgullecen de ser iletrados, pero innatamente cultos, se sientan en lasmesas espiritas para lanzar torrentes de sandeces y exhortaciones saturadas de pobreza a cuenta debrillante tesis filosófica sobre la doctrina espirita. Pregunta: ¿Cuáles serían los libros que esos médiums incipientes deberían compulsar paradominar la interferencia anímica y progresar en el trato de sus relaciones con el Más Allá? Ramatís: No sugerimos que sea necesario al médium iletrado o demasiado anímico volverse ungenio o un valioso autodidacta, para corresponder a los objetivos y responsabilidades de su tareamediúmnica. La verdad irrefutable es que un buen porcentaje de los médiums son displicentes yestratifícanse durante varios años, hipnotizados por su ignorancia, mientras confunden los conceptosvulgares con los elevados e inteligentes postulados de salvación al prójimo. El médium sinceramentededicado a la causa espirita trata de elevar su nivel intelectual por el estudio de las obras de ladoctrina, pero también debe auscultarse hacia el interior de su alma para identificar las pasiones ytrivialidades que le amoldan perjudicialmente en las comunicaciones mediúmnicas. Después deconocerse a sí mismo, es cuando recién está en condiciones de corregir al prójimo. Ciertos médiums justifican su alergia a la lectura alegando la imposibilidad dé adquirir los librosde esclarecimiento científico o filosófico, porque son excesivamente pobres y trabajanagotadoramente para lograr sostener a la familia. Pero sucede algo característico, pues se devoranmillares de revistas improductivas, folletines aventurescos, cuentos policiales, diarios deportivos, y to-davía tienen tiempo de ir a casa del amigo que presta el aparato de televisión a fin de no perder elsuspenso de la serie preferida... Las horas que le sobran en días de descanso o feriados, gustan pegarse a la radio para oír 103
  • Ramatís Mediumnismonovelas sentimentalistas y a veces inconvenientes. Los médiums masculinos pierden largas horas enel cafecito de la esquina, dando cuerpo a la conversación inútil-; los médiums femeninos consumenmucho tiempo con la vecina próxima, en el comentario de las historias dramáticas de las vecinasdistantes. Como no hay regla sin excepción, algunos médiums que son iletrados e ignorantes de losrecursos de su mente, alcanzan admirables resultados en su intercambio mediúmnico con el MásAllá. Algunos son bastante serios y sirven satisfactoriamente a los desencarnados, pues elevan elnivel mental de los compañeros por las transmisiones de excelentes derroteros espirituales. El fenómeno se explica con suma facilidad porque esos casos son referidos a espíritusexperimentados y dueños de elevado conocimiento filosófico y saludable entendimiento psicológico,que les permite transmitir el pensamiento de las entidades en nivel de comprensión superior. Aunquesean anímicos, son tan utilísimos para los asistentes neófitos, como si realmente se comunicaran es-píritus desencarnados, pues su memoria del pasado es rica en conocimientos espirituales,avivándolos bajo el clima espirita. Todavía son pocos los médiums intuitivos que saben distinguirdónde termina la frontera de su subconsciente y dónde comienza el área de la fenomenologíamediúmnica. Los médiums, que son criaturas imperfectas, a veces caen en contradicciones flagrantes ydesmoralizan el concepto público de la mediumnidad, principalmente cuando opinan, en el ambienteespirita, sobre los problemas del mundo profano. Algunos se precipitan en dar respaldo mediúmnico,como sucede con la competencia sensacionalista de los periódicos, haciéndolo en forma imprudente,como en el caso que mencionasteis en vuestra primera pregunta del presente capítulo.Inconscientemente van cosechando los apodos y críticas contra la codificación de Allan Kardec, elque con muy buen sentido advirtió "que sería mejor rechazar 99 verdades antes que aceptar una solamentira en la doctrina espirita". Por medio de los recursos del hipnotismo se puede implantar una idea fija o una ordenincondicional en el "sujeto" hipnotizado, que obedece fielmente como se lo habían ordenado. Esehecho es muy conocido entre los hipnotizadores por el "signo señalado". Del mismo modo losmédiums fácilmente sugestionables, también se transforman en "sujeto" capaz de vivir en trancemediúmnico las ideas y fantasías que lo impresionan fuertemente en estado de vigilia. En verdad,ellos también son dirigidos por un "signo señalado" que les impone el propio subconsciente. Pregunta: ¿Cuáles son los factores responsables por la comunicación fantasiosa, aunque elmédium lo haga con buena intención, seguro de que fue intuido o incorporado por alguna entidaddesencarnada? Ramatís: Ya hemos citado el automatismo psicológico o el dominio de la personalidad ajenasobre la mente del médium; mientras tanto, existe otro factor de fuerte influencia, que es el histeris-mo. Las mujeres, principalmente, son las mayores víctimas de la citada distorsión individual, una vezque involucran fácilmente su estado anormal de excitación o frustración a cuenta de la facultadmediúmnica en crecimiento. Los sueños inalcanzables, la excesiva introspección, las neurosis, lasperturbaciones intelectuales, las convulsiones, las manías de grandeza, las exageraciones y simula-ciones muy familiares en la esfera psiquiátrica y en la terminología freudiana, son responsables porlas falsas suposiciones de mediumnidad. El histerismo, en particular, puede atacar a la mujerfrustrada en el casamiento o soltería, acicateándole el psiquismo por la angustia de la soledad, frutode la ausencia del compañero predestinado por las leyes biológicas de la vida humana. La consecuencia neurópata, el traumatismo psíquico o exaltación incontrolable, fácilmente seconfunden con las manifestaciones mediúmnicas. Algunas personas intentan el trance mediúmnicosin tener la sensibilidad exigida; de ese esfuerzo incomún resurge el bagaje oculto del subconsciente,que es capaz de confundirse con la comunicación de los espíritus desencarnados. 104
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXIII EL ESPÍRITA Y EL BUEN HUMOR Pregunta: ¿Qué nos decís de esas comunicaciones bastante fúnebres, de espíritus guías obenefactores, que dejan al público espirita algo deprimido? ¿Debe atribuirse al comportamiento ha-bitual de los comunicantes, que al ser desencarnados modifican totalmente su temperamentopsicológico, a causa de su responsabilidad espiritual? Algunos espíritus pronuncian sus palabras deun modo casi espasmódico, entre frases que casi parecen sollozos y gemidos. ¿A qué se atribuyetales circunstancias? Ramatís: En general, los médiums novatos e ignorantes de la realidad de la vida del espíritu,presuponen que la muerte es un acto de magia o pase milagroso, que modifica instantáneamente elcontenido psicológico y estado moral de los desencarnados. Aunque comprueben que las entidades,a través de ellos, se comunican eufóricas, felices y liberadas de preconceptos terrenos, sin embargo,nos siguen considerando lúgubres, puesto que por encima de todo, somos las almas de los"muertos". En base a la idea fúnebre que se tiene en la Tierra, con relación a la vida Más Allá de lasepultura, a los desencarnados se les transforman en figuras duras y sentenciosas, que se muevenen un cielo silencioso y sepulcral. Los "vivos" nos colocan en los dos extremos opuestos; somosángeles estáticos en eterna contemplación de la obra del Señor, o somos fantasmas melodramáticos,helados y tétricos. Después de la muerte del cuerpo físico, dicen ellos, los espíritus deben serinteligentes, graves y compungidos, cuyos labios deben abrirse para censurar las voluptuosidades ypecados de los hombres. Difícilmente los encarnados puedan imaginar que Más Allá de la tumba y en las regiones felices,las almas angélicas conservan la risa franca, su jovialidad y despreocupación, liberadas de loscomplejos y resentimientos humanos, cuyo sentimiento elevado, puro e inocencia de intenciones,justifican la máxima de Jesús, cuando exclamaba: "Venid a mí los niños, porque de ellos es el reinode los cielos". Los pesimistas de la morada terrena no pueden admitir que los "muertos" desempeñenactividades laboriosas y contagien con su alegría y optimismo. La verdad es que en las coloniasespirituales venturosas que circundan al orbe terráqueo —conforme hemos notificado en otras obras—, son verdaderas colmenas de almas afectuosas y de humorismo sano, gracia y jovialidad ligados albien y a la utilidad espiritual. Si la muerte no transforma las almas en arcángeles liriales, purificados aúltima hora, tampoco no anula las preferencias buenas o malas que hayan poseído en la Tierra. También es cierto que en las carnadas densas del astral inferior existe la otra cara de la verdad;allí los engrillados de las sombras transitan bajo el peso de sus remordimientos o enloquecidos porsufrimientos atroces, mientras los más revoltosos lanzan amenazas contra sus compañeros delpasado. El gemido lúgubre, el dolor profundo, la carcajada siniestra, los gritos de desesperación yterror son la antítesis de la alegría y ventura que domina a las almas habitantes de las esferassuperiores. Esos infelices, cuando se comunican con la Tierra, no pueden hacer nada para evitar losgritos angustiosos y las rebeldías irrefrenables, porque se manifiestan conforme al submundo dondehabitan. Pero los guías que os visitan de las regiones de Paz y Luz no pueden tenerse como fantasmassuspirantes o almas tristes y severas, cuya presencia en las sesiones espiritas en vez de disipar elambiente, lo hacen triste y taciturno. Pregunta: Muchas veces hemos escuchado críticas severas contra ciertos espíritus, que entreuna y otra enseñanza en sus comunicaciones, interrumpían con un dicho o una gracia que des-pertaba el humorismo y desahogaba la tensión de los presentes. Nos dicen los colegas espiritas quelas sesiones no es el palco del humorismo o la arena del circo. ¿Qué nos decís? Ramatís: Todo extremismo es pasible de censura y lo será también en la práctica mediúmnica oen la sesión espirita. No aprobamos la sesión mediúmnica donde predomina la trivialidad,el interés mercenario, la chacota, la ironía, la gracia intencionada o el lenguaje sarcástico, que 105
  • Ramatís Mediumnismotermina transformándose en fuente de atracción para los espíritus capciosos y libertinos; pero,tampoco no lisonjeamos la reunión espirita a base de comunicaciones compungidas, que parece larememoración del velorio terreno. En general los amantes de esas sesiones son personas reciénllegadas de las reuniones alegres, participantes de conversaciones chistosas, donde predomina elanecdotario jocoso de la calle; mientras tanto, se encuentran que deben "cerrar" los ojos con todaurgencia, y poner "cara fea" ni bien se encuentran ante el médium, el director o el adoctrinador demirar compungido. Es lógico suponer que poco adelanta el hombre modificando su aspectofisonómico exterior, si dentro de sí laten los recuerdos que lo hacen reír a voluntad, o si desperdicialos días de la semana, riendo desconsoladamente por las anécdotas maliciosas que ofrece la radio, elcine o las revistas humorísticas. Los espíritus felices son alegres y absolutamente despreocupados de las convenciones ypreconceptos humanos y su mayor deseo es activar el ánimo y henchir vuestra alma de optimismo yesperanzas hacia un futuro feliz. El Espiritismo, como doctrina de ayuda y esclarecimiento para los"vivos", también suple el objetivo de confortar y orientar al hombre, víctima de angustioso pesimismo,que sólo piensa que ha de alcanzar un cielo melancólico o la eternidad del infierno, casi imposible deevitar. En consecuencia, como doctrina de optimismo y liberación espiritual, el Espiritismo no puedepatrocinar las sesiones lúgubres o especie de velorios mediúmnicos, donde los adeptos se sometenconvencionalmente a una falsa tensión de gravedad apostólica, bajo las voces lacrimosas de lalectura del Evangelio, para volver más tarde a las tareas cotidianas, agitados por las emocionesdescontroladas y perturbados por los sentimientos contradictorios. No admitimos la payasada o lairreverencia en el ambiente espirita, pero aseguramos que al codificar el Espiritismo, Allan Kardecrealizaba una transfusión de sangre nueva en la creencia triste y en los sufrimientos de los hombres,cuando estableció el intercambio convencional, donde las almas felices resultan ser los "muertos"apesadumbrados y lastimosos. 106
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXIV LA TELEPATÍA Y LAS COMUNICACIONES MEDIÚMNICAS Pregunta: Ciertos críticos afirman que los médiums son telepáticos pasivos, pues suscomunicaciones con los desencarnados, no dejan de ser la simple transmisión del pensamiento delos "vivos" que frecuentan las sesiones mediúmnicas. A sus formas de ver, los médiums sonpersonas sumamente sensibles a la recepción de las ondas "ultra-micro-cortas" emitidas por loscerebros de los encarnados y que les hacen creer que son intermediarios de las almasdesencarnadas. ¿Existe algún fundamento en esa explicación? Ramatís: No existe desacuerdo por vuestra parte con respecto a la posibilidad de que losfenómenos telepáticos intervengan en las prácticas mediúmnicas, mas no prueba que los médiumssean únicamente transmisores de pensamientos de los asistentes a las sesiones espiritas. Lamediumnidad inspirativa es en verdad efectuada por el proceso de comunicación telepática; por esoes tan necesario distinguir si son dos personas encarnadas que se transmiten el pensamiento, o setrata de los espíritus desencarnados que proyectan sus pensamientos sobre el médium. En la telepatía efectuada únicamente entre los encarnados, una voluntad activa transmite suspensamientos a otra voluntad deliberadamente pasiva, constituyendo un proceso de transmisiónmental directamente de persona a persona encarnada. Pero en el caso de la comunicaciónmediúmnica telepática, el médium además de ser "inspirado" por otro espíritu desencarnado, tambiéndomina sus problemas venturosos o aflictivos, como recibe mensajes espirituales educativos quesobrepasan su entendimiento o concepción común que posee de la vida. En la telepatía, un cerebro vivo envía ondas concéntricas que son captadas por otro cerebroreceptor y pasivo, porque ambos se sintonizan en la misma faja vibratoria de transmisión mental. Sinembargo, la transmisión mediúmnica se efectúa por el "ajuste peri-espiritual" entre el espíritu delmédium y el desencarnado, donde el primero recibe directamente el mensaje que debe transferir ha-cia el mundo material. Pregunta: Entonces, ¿hay posibilidad de que el médium reciba telepáticamente el pensamientodel público, para después retransmitirlo verbalmente, en la creencia de que es una comunicación delas entidades desencantadas? Ramatís: La transmisión telepática puede ocurrir en cualquier lugar, para lo cual deben existircircunstancias favorables y dos cerebros apropiados para el fenómeno, donde uno transmite y otrorecibe el pensamiento. Como el médium necesita entregarse a un estado de pasividad para recibir lospensamientos de los encarnados, no es difícil que también capte algunos pensamientos de losencarnados que forman parte del ambiente de trabajo. Es el caso de la telepatía accidental,recibiendo ideas sueltas y sin concatenación, que interfieren en la comunicación mediúmnica, peroque no logran modificarla, pues no se producen por la voluntad deliberada de quienes las emiten. En el caso de la telepatía pura entre los encarnados, el fenómeno se subordina a losacontecimientos del mundo físico, mientras que en el intercambio telepático inspirado por los espíritusdesencarnados, los médiums captan noticias inéditas del Más Allá, haciendo previsiones acertadas ymuchas veces exponen asuntos que además de trascender sus conocimientos, ultrapasan el con-cepto habitual de los asistentes de las sesiones espiritas. En las instituciones espiritas, donde los desencarnados de mejor graduación pueden actuar conseguridad y manifestarse con éxito a través de sus intérpretes mediúmnicos, el fenómeno transcurreexceptuado de cualquier intervención telepática por parte de los encarnados y las entidades del MásAllá. Los médiums bien asistidos son aislados y protegidos por sus guías contra cualquier influenciaexterior, por tal motivo sus comunicaciones conservan la fidelidad del pensamiento enviado de "estelado". Así como la mediumnidad no anula el fenómeno de la telepatía, éste tampoco puede hacer lomismo con la mediumnidad, pues además de ejercerse ambas en forma bastante diferente, sucedenen planos diversos. 107
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXV EL PROBLEMA DE LA MISTIFICACIÓN Pregunta: ¿Todos los médiums pueden ser mistificados? Ramatís: La mistificación mediúmnica es un problema que requiere minucioso estudio y análisis,exceptuado de premeditaciones personales, porque intervienen innumerables factores desconocidospara el mismo médium, víctima del fenómeno. La Tierra todavía es un planeta que está en la fase deajuste geológico y consolidación física; su inestabilidad material es profundamente correlativa a lainestabilidad del orden espiritual de su humanidad. Por consecuencia, no podéis exigir absoluto éxitoen el intercambio mediúmnico entre los "vivos" y los "muertos", pues depende muchísimo delentendimiento evangélico que se logre establecer en esas relaciones espirituales. Los médiumstotalmente dedicados al servicio del Bien y que ofrecen garantía por su vibración sintónica con elplano espiritual del Maestro Jesús, son los únicos capacitados para superar cualquier tentativa demistificación que provenga del Más Allá. En verdad, los agentes de las sombras no consigueninterferir a quienes cuidan su conducta espiritual y se Allan a las tareas de ayuda y liberación de sushermanos encarnados. Pregunta: La mistificación del médium directamente, ¿significa descuido e indiferencia por partede sus guías espirituales? Ramatís: Es el fruto de las circunstancias naturales creadas por el mediador, o de aquellos quecreen que la sesión espirita es un espectáculo para impresionar al público. El espíritu mistificadorsiempre aprovecha el estado del alma, la ingenuidad o la vanidad del médium para poder mistificar.Pero os podemos asegurar que la mistificación no tiene relación con los mentores del médium, yaunque no puedan o no deban intervenir, hacen todo lo posible para que sus intérpretes redoblen lavigilancia y sensibilidad psíquica, para que se fortalezcan en el futuro. La mayoría de lasmistificaciones se deben al amor propio exagerado, al prejuicio mental y al exceso de confianza delmédium en el intercambio tan complejo y mañoso con el plano invisible, abandonándosedisplicentemente a la práctica de su facultad mediúmnica. Pregunta: Basándonos en vuestras palabras, suponemos que la mayoría de los médiums puedenser mistificados, ¿no es verdad? Algunos colegas espiritas nos explican que la mistificación enalgunos casos tiene por objetivo principal combatir la vanidad del médium. ¿Qué fundamento tieneeste concepto? Ramatís: Los mentores de elevada estirpe espiritual jamás promueven acontecimientosdeliberados sobre mistificación mediúmnica, ni aun sirviendo para advertir al médium vanidoso enforma educativa ¡Es el propio médium quien ofrece la oportunidad para su perturbación o la presenciaindeseable de dichas entidades en su trabajo! Algunas veces, la base de la mistificación es kármica,por eso el médium no consigue liberarse de los adversarios del pasado, que lo importunan en todomomento, procurando mistificarlo de cualquier modo para dificultarle la recuperación espiritual en latarea ardua de la mediumnidad. No creemos que la vanidad de los médiums desaparezca porque sean víctimas de mistificacióncorrectiva; en general, cuando comprueban que fueron eludidos por los desencarnados, se sientenprofundamente heridos en su amor propio y se rebelan contra su propia facultad mediúmnica. Enmuchos casos, el médium mistificado y rebelado, por la decepción de haber sido humillado en lamistificación, desiste más rápido de la tarea mediúmnica que lo ayudaba a amortizar la deudakármica, terminando por corresponder perfectamente a los propósitos maquiavélicos de sus persegui-dores del Más Allá. Algunos médiums abandonaron las prácticas mediúmnicas, alegando que fuerontraicionados en su buena intención y no recibieron la debida recompensa de lo Alto, que esperabanoportunamente. Son raros los que admiten honradamente que día más o día menos pueden ser mistificados, nopor culpa de los mentores, sino por su imprudencia, descuido, vanidad o intereses personales que aveces les domina, ofreciendo oportunidades magníficas para la infiltración de los espíritus livianos, 108
  • Ramatís Mediumnismoirresponsables y malévolos en el ejercicio de la mediumnidad. Los desocupados del Más Allá de latumba vigilan astutamente cualquier brecha vulnerable que se produzca en el carácter del médium,perturbación que tuviera en el trabajo o en el trato con la familia, para poder interferir en esa virtualcaída de frecuencia vibratoria espiritual y lograr la tan deseada mistificación, que más tardedesanima, decepciona o debilita la confianza. La mistificación todavía significa la determinada cuotade sacrificio en la práctica mediúmnica, tal como sucede en ciertas profesiones humanas, que através del tiempo van eliminando ciertas equivocaciones que fueran patrimonio de los primerospasos, hasta que se afirman definitivamente en su renglón profesional. Pregunta: ¿Qué medio resulta más eficiente para que el mediador se pueda librar de lamistificación? Ramatís: Sin lugar a dudas, es la conducta moral y la integración incondicional a los preceptossublimes de la vida espiritual superior. Si el médium conjuga todos sus actos y subordina suspensamientos a la directriz doctrinaria del Cristo-Jesús, se ha de ligar definitivamente a las entidadessuperiores, responsables por el desenvolvimiento de la humanidad terrena, que lo inmunizarán contralos espíritus maquiavélicos. La paciencia, la bondad, el desinterés, la renuncia, la humildad y el amorson las virtudes que atraen a los espíritus buenos y sinceros, absolutamente incapaces de actuarcapciosamente o con intenciones subversivas. Las intromisiones de los espíritus indeseables en el ejercicio mediúmnico es a causa de ladistracción del médium, que imprudentemente abre su puerta psicofísica a los irresponsables delmundo invisible. La disculpa que ofrecen ciertos médiums es que, a pesar de su buena intención en eltrabajo, no es lo suficiente para poder liberarse de los espíritus maquiavélicos, juguetones e ines-crupulosos, que actúan contra todas las criaturas interesadas por la liberación del hombre. Muchosmédiums bien intencionados no pueden sustraerse de la vanidad, ignorancia, fanatismo o resultandemasiado fanáticos, cuando no personalistas, ofreciendo el camino propicio para que losdesencarnados perversos les perturben en su función de intermediarios con los espíritus. A los espíri-tus sagaces, malos y pervertidos poco les importa las buenas intenciones de los encarnados, lesinteresa únicamente descubrir el defecto moral, la ingenuidad mental o la confianza tonta de aquellosque se entregan al servicio superior. No es bastante que el médium posea un objetivo bueno, paraliberarse de cualquier mistificación del Más Allá, es necesario que comprenda que los espíritusastutos, capciosos y crueles gozan de la regalía de ser invisibles. Además, Allan Kardec trató cuidadosamente el aspecto de la mistificación en el Libro de losMédiums, después que hubo indagado a los espíritus sobre ese problema, recibiendo la siguienterespuesta: "Me parece que podéis encontrar la respuesta en todo aquello que se os ha enseñado. Sies cierto, hay para esto un me- dio muy sencillo: es no pedir al Espiritismo más que aquello quepuede y debe daros ya que su objeto es el mejoramiento moral de la humanidad; si no os separáis deesto, nunca seréis engañados, porque no hay dos modos de comprender la verdadera moral, la quepuede admitir todo hombre de buen sentido". "Los espíritus vienen a instruiros y a guiaros por el camino del bien y no por el de los hombres yde la fortuna, o para serviros en vuestras mezquinas pasiones. Si nunca se les pidiera nada trivial oque esté fuera de sus atribuciones, no daría motivo a los Espíritus mentirosos, de donde debéis sacaren consecuencia que el que es mistificado es porque lo merece." (Cáp. XXVII, Tópico 303: "De lasMistificaciones".) Pregunta: El guía, en caso de mistificación, ¿deja de intervenir en favor de su médium? Ramatís: El principal objetivo de la pedagogía espiritual es conducir al hombre a superfeccionamiento angélico, dado que en su intimidad permanece indestructible la centella espiritual,que es la emanación del Creador. La función del mundo físico, astral y mental, es proporcionar a lasalmas la oportunidad de volverse conscientes de sí mismas, aunque existan aparentemente separa-das, pero todas son oriundas de la misma fuente creadora. Los caprichos, el prejuicio, la negligencia y el descuido a los consejos espirituales, significan lospecados de los seres, pero Dios los tolera porque representan la fase del proceso evolutivo, en cuyalucha heroica van tomando conocimiento de sí mismos y deshaciéndose de los prejuicios y equívocos 109
  • Ramatís Mediumnismoque retardan el ascenso angélico. El hombre debe decidir conscientemente sobre todo cuanto losatura en la vida transitoria y material, pues la liberación de las ilusiones de la carne debe efectuarsesin violencia o imposiciones gravosas, que lo empujan hacia el frente mas no lo esclarecen de laverdad. Los pecados, que son combatidos y censurados por todos los instructores religiosos, apenas sonlos equívocos del alma titubeante en su marcha por los largos caminos planetarios. Así como el jovenestudiante reconoce y lamenta más tarde los errores cometidos en las pruebas de su examencolegial, señalados por el profesor, el espíritu del hombre lamenta después el tiempo perdido en susequívocos espirituales, haciendo todo lo posible para recuperarse de los deslices condenables. Tampoco es posible cultivar flores hermosas sin que primero sepultéis las raíces en el sueloabonado con desperdicios repugnantes, y el espíritu del hombre también desenvuelve sus poderes yalcanza su gloria angélica después de consolidarse en el seno de la materia inferior de los mundosplanetarios. Las equivocaciones, mistificaciones o contradicciones espirituales de muchos médiums,son el fruto de sus deslices e imprudencias cometidas en el pasado, cuando hirieron a esas almas,que hoy los mistifican y se vengan desde el Más Allá. La mistificación, en ese caso, es el efecto de laLey del Karma, en donde dice: "La siembra es libre, mas la cosecha es obligatoria". Pregunta: El médium, ¿podría liberarse de la mistificación, si se apartara a los espíritus que laprovocan? Ramatís: Es un problema que no se soluciona apartando simplemente a los espíritusmistificadores, pues dicha separación debe incidir directamente con la renovación moral del médium ydel sincero perdón de las entidades que actuaban sobre ellos. Conforme sabéis, las moscas seapartan cuando se cura la herida y no por espantarlas. Generalmente es mistificado por sus verdugoso víctimas del pasado; debiendo demostrar su sincera humildad y su amor para quienes lo hieren,tanto como él hirió en otras vidas. Los espíritus adversos, del pasado obtienen mayor éxito en su empresa malhechora cuando susvíctimas poseen la facultad mediúmnica de "prueba", que les vuelve el periespíritu más hacia "estelado" y facilita la acción obsesiva. Las entidades perversas tratan de acentuarle la vanidad, el amorpropio, el capricho, el orgullo, la falsa modestia y demás defectos que puedan exaltar la personalidaddel médium, él que valoriza por demás su mediumnidad, dejándose vencer por el delirio de auto-suficiencia y se impermeabiliza a las intuiciones benefactoras de sus guías. Algunos médiumsimprudentes y vanidosos rechazan cualquier advertencia ajena, como también confunden la humildadcon su propia ignorancia. Se vuelven petulantes dejándose dominar por el "máximo de animismo", porsu auto-exaltación, y no esconden el despecho contra aquellos que osan dudar de su mediumnidad. No tardan en perturbar la armonía del ambiente que frecuentan volviéndolo un clima de opresióny ansiedad, provocando la división entre los menos conocedores de la doctrina espirita. Cuando norecibe la lisonja a la que se creen merecedores, o los demás compañeros le subestiman el prestigio yel tenor de los mensajes, entonces se mudan con armas y bagajes hacia otro ambiente espirita, a finde encontrar la compensación deseada. Con ese cambio poco provechoso, que es fruto del inconformismo y del anonimato, la facultadmediúmnica pierde la fluencia natural y comienza a dominar el animismo incontrolable o lafascinación solapada de los elementos de las sombras. La poca paciencia, la indisciplina e irreflexiónterminan por desanimar hasta a sus propios guías, que no pueden invertir su precioso tiempo junto almédium que sólo se preocupa de su prestigio personal en detrimento del servicio benefactor hacia elprójimo. Pregunta: El médium que en este momento recibe vuestro pensamiento, ¿también podría sermistificado? Ramatís: ¿Por qué no? No lo consideramos con más privilegio que los otros médiums, pues nodeja de ser un espíritu endeudado y que por eso tiene la mediumnidad de "prueba", a fin derecuperarse de su orden kármico. Siempre que desatienda su conducta moral y falsee susintenciones espirituales, seguro que será el blanco de los espíritus maquiavélicos y mistificadores,que hacen todo lo posible desde el Más Allá para neutralizar el servicio mediúmnico benefactor para 110
  • Ramatís Mediumnismola Tierra. El intercambio que el sensitivo efectúa con nosotros es apenas el "beneficio" que lo Alto leconcedió para su recuperación espiritual; pero no creáis por eso que está exceptuado de losexperimentos y rectificaciones kármicas junto a su familia, de sus amigos, de su raza y en la sociedadde que forma parte. Evidentemente, su primera obligación es sustentar al grupo familiar y cumplir con susobligaciones sociales; después atender sus deberes de la mediumnidad hacia el prójimo. Sinembargo, es igual a cualquier médium, pues le cabe ejercer vigilancia sobre sus pensamientos y debeejercitar las virtudes superiores en su corazón. Ha de vivir correctamente por encima de cualquierresabio de vanidad personal, si desea garantizar los principios espirituales de los mensajes que leenviamos e impedir que las entidades subversivas deformen nuestros pensamientos. La facultad mediúmnica es el medio que faculta a los desencarnados para la realización delservicio útil al prójimo, pero el médium que intercambia los principios elevados de lo Alto necesita viviren absoluta armonía con aquello que le fluye para los encarnados, si no quiere volverse el muñeco delos espíritus livianos, irresponsables y mal intencionados. Cualquier médium distraído de susobligaciones comunes y ligado a las aventuras poco dignas, no es más que un candidato favorablepara la mistificación del mundo invisible. Pregunta: ¿No sería posible que a vuestro médium, a pesar de su buena voluntad, de la conductaregular y del esfuerzo sincero que realiza para captar vuestros pensamientos, lograra interferirloalguna entidad experimentada en el campo científico, filosófico y de intelecto avanzado, que viniese amistificar por la interposición de las ideas corruptoras o capciosas de vuestros mensajes? Ramatís :Ese es uno de los motivos principales del por qué deseamos fluir nuestrospensamientos a través de un médium intuitivo que sea estudioso, sutil, bien intencionado y trabajador,en vez de hacerlo por un médium sonambúlico como si fuera una simple máquina, sin voluntad propiaen el intercambio mediúmnico. Nuestros mensajes fueron transmitidos a través de este sensitivodespués que comprobamos su capacidad para recibirlos. Tratamos siempre de guiarlo en el buendesempeño de su misión; sin embargo, a pesar de nuestra intensa vigilancia, cariño y asistencia, nopodrá liberarse de la mistificación, cuando decida dejar todo a nuestro cargo y se desvié de la rutaprogramada en el Espacio, antes de su actual encarnación. 111
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXVI LAS COMUNICACIONES DE LOS ESPÍRITUS SOBRE LOS TESOROS ENTERRADOS Pregunta: ¿Qué nos decís de los espíritus, que en las sesiones espíritas como en los lugaresapropiados de la Umbanda, acostumbran a indicar los lugares donde afirman que existen tesorosenterrados por los piratas, jesuitas o aventureros? En general, dicen que cierta parte de lo que fueradescubierto puede emplearse en obras de caridad, aliviando a los infelices que están sujetosmagnéticamente al lugar donde enterraron los tesoros. Ramatís: Las personas que fanáticamente se ponen a buscar tesoros indicados por los espíritusdesencarnados, les recomendamos la proverbial advertencia que el Maestro Jesús citaba conti-nuamente: "No acumuléis tesoros en la Tierra, donde la herrumbre y los gusanos los consumen y quelos ladrones desentierran y roban; acumulad tesoros en el cielo, donde los gusanos y la herrumbre nodañan, porque donde está vuestro tesoro, ahí está vuestro corazón" (Mateo, Cáp. VI, v. 19). En cuanto a las entidades que en las sesiones mediúmnicas indican los tesoros enterrados, lamayoría de las veces son espíritus bromistas e irresponsables, que abusan de la ingenuidad humana,proponiendo empresas que incitan a la codicia. No tienen escrúpulos, causando las mayoresdecepciones, induciendo a los encarnados a emprender los más agotadores esfuerzos físicos ca-vando túneles en terrenos pedregosos y difíciles, para encontrar los supuestos tesoros, mientras ríeny gozan a gusto de aquellos que se dejan fascinar por la avidez de la fortuna fácil. Los seres que realmente entierran joyas, monedas o valores y que por esa causa sufrenaprisionados a los recuerdos de las cosas en donde imprudentemente fijaron su ideal, raramenteestán en condiciones de poder elucidar a los encarnados el lugar donde se encuentran, pues ademásde las vibraciones proporcionadas por la avaricia que promovieron en el mundo físico, se encuentrandesorientados bajo el manto de los fluidos mórbidos del astral inferior. Pregunta: ¿No sería una empresa caritativa desenterrar los tesoros que todavía aprisionan a lasalmas imprudentes y sufren atrozmente? ¿Siempre que los valores ocultos fuesen aplicados en obrasfilantrópicas, no mejoraría la situación espiritual de esos infelices que tontamente los escondieron? Ramatís: Aunque los ex dueños de esos valores pudieran indicar los lugares en que fueronenterrados, no sería posible extraerles a ellos la avaricia o capacidad que existe en sus corazones,fruto del profundo egoísmo de haber pensado en sí mismos. Que se encuentren ligados a los tesoroso separados de ellos, esas almas continuarán sufriendo en sí mismas los efectos de la causa mórbidaque los indujo a ocultar los valores que circulaban por el mundo material. Bajo la Ley benefactora yjusta del Karma, aquellos que mueven fuerzas magnéticas, tocados por la avaricia, enterrandoegoístamente los bienes, deberán sufrir el efecto coercitivo hasta su máxima disolución. Pregunta: ¿Podemos suponer, que el aprisionamiento del espíritu junto a los valores enterrados,es una imantación magnética, efectuada por un acto de magia? Ramatís: Esos espíritus no están imantados magnéticamente a los objetos o tesoros enterradospor la causa que citáis en la pregunta; es su voluntad la que los fija, movilizada por un acto deprofunda avaricia y contraria a las leyes espirituales. Después de desencarnados pierden elraciocinio, pasando a vivir en constante pesadilla, dominados por el miedo de perder aquello para locual pusieron todas sus fuerzas de posesión y objetivo de su vida. En verdad, es un crimen ante lasleyes espirituales, pues sustraen los elementos que corresponden a la circulación del mundo, paraatender su egoísmo y avaricia. Pregunta: ¿Suponiendo que algún tesoro descubierto por una persona magnánima y desprendidade los intereses personales, lo devuelve a la circulación y se aplique en obras de caridad y filantropía,por ventura, el espíritu que lo enterró no se libera de su tormento espiritual, favorecido por lasbendiciones y gratitudes de las personas beneficiadas? Ramatís: Si suponéis que los tesoros desenterrados, vueltos a la circulación y más tarde 112
  • Ramatís Mediumnismodistribuidos en obras de beneficencia pueden causar alivio y eliminar de la responsabilidad a losespíritus avaros y egoístas que los enterraron, entonces también debéis admitir la eficacia de lasmisas y oraciones consagradas a los hombres crueles y deshonestos que usufructuaron la existenciahumana en su provecho, explotando al prójimo. Aquellos que entierran tesoros u objetos movidos porlas ganancias y codicia, quedan exceptuados de las bendiciones y gratitud que las personas agracia-das con esos elementos les puedan dedicar. El bien es fruto espontáneo del grado espiritual del ser y no el producto de circunstanciasfavorables. El tesoro enterrado, aplicado después por las personas buenas en servicio caritativo, nocomprueba que haya sido la voluntad expresa del espíritu en falta. Lo mismo sucede con las almassufrientes, que a veces aparecen por los lugares solitarios e inspiran a algún médium, señalando ellugar donde enterraron los bienes; aun así están demostrando que les guía el interés de librarse, lomás rápidamente posible, del sufrimiento atroz que les acicatea el alma en el Más Allá, a conse-cuencia de su tonta avaricia. Entonces se afligen para desembarazarse del tesoro que tan cuidadosamente escondieron y queya no pueden utilizar jamás, por encontrarse en otro plano vibratorio de vida. Tampoco renuncianespontáneamente a los bienes enterrados, pero obran así porque están impedidos para utilizarlos,cediéndolos tal como reza el viejo proverbio popular: "Cuando no puedas cargar, da al prójimo y tealiviarás". De esa forma, no les caben las gracias de las personas favorecidas por la distribución de losvalores que habían sustraído de modo ilícito y más tarde cedidos por fuerza de las circunstanciasdolorosas. La oración tiene finalidad justiciera beneficiando solamente a quien merece, pues no hayinjusticia ni privilegio en el Cosmos; en verdad, "a cada uno le será dado según sus obras". 113
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXVII CONSIDERACIONES SOBRE LA CASTIDAD POR PARTE DE LOS MÉDIUMS Pregunta: La continencia sexual por parte del médium que presta servicio a los espíritussuperiores, ¿lo ayuda a mejorar su trabajo mediúmnico? ¿Ese proceder le apresura el psiquismo y lefavorece en el intercambio vibratorio con sus comunicantes? Ramatís: Es de sentido común que Dios no estatuyó el acto sexual como una prácticadeprimente, capaz de rebajar al ser humano cuando precisa cumplir con sus deberes procreativos. Esuna función técnica importantísima para la continuidad de la vida física en los mundos planetarios,coadyuvando las fuerzas creadoras del mundo espiritual con las energías instintivas del mundo de lacarne. No es una función impura o censurable, cuando se desempeña como objetivo noble. Constituyeel proceso prodigioso que materializa y plasma en la superficie del planeta la vida en todas susmanifestaciones animales, ofreciendo la oportunidad que el espíritu necesita para apresurar elraciocinio y entendimiento espiritual. No hay dudas que lo más acertado, ante las leyes de elevadaespiritualidad, sería la relación sexual ejercida solamente en función procreadora, en las épocasapropiadas para dar lugar a una nueva vida. Mientras tanto, el temperamento instintivo de los hombres terrenos, todavía inestable y en mediode dos mundos, el de la vida animal y el plano angélico, los acicatea en procura de goces, a veces enforma insaciable, y los esclaviza a las pasiones violentas, transformando el acto sexual en unacontinua fuente de placeres que retarda la ventura espiritual. El comportamiento sexual del hombreterreno es aberrado y desatinado a causa de su incapacidad para gobernar su instinto animal inferior,entendiendo normalmente que el animal es una entidad primitiva y fiel seguidor de las leyes de laprocreación. La historia os dice paradójicamente de los espíritus lúcidos, geniales y buenísimos, quedescendieron al nivel más degradante de la escala sexual, sin" poder dominar la fuerza primitiva delinstinto animal indisciplinado. Mas no se debe condenar a esos seres, pues las almas con cierto relieve espiritual sobre losvalores del físico, en su actividad incomún para difundir las enseñanzas superiores, a veces son to-madas de sorpresa por la fuerza inflamante de la carne y que ellos suponían superada. Aun para elsanto descendido de las alturas del Paraíso, Jesús lanzó su imperecedera recomendación: "Orad yVigilad". Aunque los vicios o las pasiones residan en el alma y se proyecten en el plano físico a travésde la carne, la vida exige que el espíritu dirija a la materia, en cuyo trabajo no siempre alcanza el éxitodeseado. Algunas almas de grado superior se perturban en el trato con el potencial vigoroso de lasfuerzas sexuales aunque después sufran terriblemente en su conciencia despierta, censurándose a símismas. Nos recuerda la hipótesis del hombre vestido de traje blanco, que necesita descender a lamina de carbón, contaminándose con el polvo negro, cada vez que se descuida. Algunos espíritus benefactores y disciplinados, cuando regresan a su esfera paradisíaca, sufrenatrozmente por el comportamiento sexual equivocado que ejercieron en el mundo físico. Aunque sehayan dedicado a todas las formas del Bien no pudieron controlar los ascendientes biológicos que losimpelían a la satisfacción sexual desatinada. En base a su grado sideral y debido al sincero examencrítico de su propia conciencia, tuvieron que reconocer su debilidad en el trato aberrativo de lapráctica sexual en el mundo Tierra. Sin embargo les sería más perjudicial el falso puritanismo de la contención sexual, semejante a lacaldera de presión, sin válvula de escape. El hombre puede engañarse a sí mismo, pero no puedeeludir la realidad de Dios, que forma el receptáculo de su conciencia. Ningún espíritu puedeexceptuarse del aguijón sexual que lo hiere continuamente, exigiéndole el máximo esfuerzo para noser arrastrado al desamparo espiritual. En el campo de la actividad sexual, el hombre no puede juzgaral prójimo, pues la contención, que muchas veces se supone es una virtud loable, es unaconsecuencia del miedo, de la falta de circunstancias favorables, o debido a la noción pecaminosa dela tradición religiosa. Rarísimas criaturas podrán afirmar, con sana conciencia, que resistieron 114
  • Ramatís Mediumnismosexualmente a todas las seducciones y oportunidades que les ofreció la vida humana, terminando susúltimos días en perfecta castidad. Lo cierto es que mientras el hombre no comprenda que la realidad del placer sexual es unespasmo orgánico de importante función biológica, ha de ser siempre esclavo de la vida física. Deacuerdo a las leyes que regulan las afinidades electivas, los encarnados atraerán compañerosbuenos o grupos de almas detestables del Más Allá, conforme se sintonicen las frecuencias vibra-torias, bajas o altas, que les inspiran los deseos, pensamientos y actos. Los placeres deletéreos o losvicios insidiosos de la carne son multiplicadores de frecuencia del astral inferior, una especie deoperación baja que sólo consume el peor combustible del ser, y lo impermeabiliza de las elevadassugestiones de lo Alto. En consecuencia, el médium, como intermediario sensible y en contacto con el mundo oculto, nopodrá gozar de la protección espiritual superior, mientras sea un esclavo incontrolable de laspasiones animales inferiores. Pues sólo ha de ser como el ave, que a pesar de tener alas, noconsigue volar por tener las patas en el lodo. Pregunta: ¿Cuál es vuestra consideración respecto al acto sexual, como fuente de placer, y queaún es una debilidad común en la humanidad terrena? Ramatís: Reconocemos que Dios palpita en la intimidad de toda su obra, permaneciendo en elseno de la virtud y en el peor de los pecados, puesto que el hombre es el fruto de su esencia. Que elhombre haga del acto sexual un placer común no es una afrenta odiosa a Dios, pues Él no se ofendepor las equivocaciones o pecados de sus hijos aún ignorantes de su realidad espiritual. Inhibidos deusufructuar los bienes elevados y duraderos del espíritu, porque les falta la capacidad psíquica, losterrícolas subliman su ansiedad de goce y ventura haciendo un vicio de la función sexual. Todos los individuos se mueven en continuo proceso de perfeccionamiento y en cada uno se vaefectuando la transformación, lenta o apresurada para su bien. Dios no crea hombres al simple toquede un capricho, mas les apura la conciencia para que los mismos puedan desenvolver sus cualidadesdivinas innatas y que prefieran lo que más les convenga. Si el terrícola se satisface en el intercambiode las sensaciones animales, es porque no alcanzó la fase que lo hace sensitivo a los goces defini-tivos del espíritu angélico. No se le puede exigir diferente actuación mientras le falte el don depercepción psíquica superior y la gradación espiritual que sea capaz de compensarle en espíritu losgoces que le brinda la sensación primitiva de la vida carnal. Su pecado no es un acto de provocación o premeditación contra la Divinidad, es el fruto de susimpulsos inferiores sin la dirección espiritual. La criatura humana vive tratando de alcanzar el mejorplacer y ventura, que es un derecho desde que nace y lo impulsa continuamente para la realizaciónconsciente de sí mismo. Reza el concepto humano de que Dios es la Perfección, por cuya causa, sushijos son impelidos por el deseo de alcanzar lo mejor y más perfecto, seguros de que la Verdad enalgún tiempo se ha de encontrar. Entonces, los seres humanos se dejan atraer por la magia del sexo,gozan y se sienten transitoriamente compensados en esa mutua relación física, en donde se conjugael placer fugaz de la carne y la ansiedad por la ventura espiritual. El laboratorio terreno posee todos los recursos apropiados para despertar y graduar la concienciadel hombre sideral, liberándolo poco a poco del lastre que le ofrece la carne transitoria. El placersexual, por lo tanto, después de la comprensión consciente del hombre y de la mujer sobre la realidadespiritual, será relegado hacia una condición inferior y superado por los valores definitivos de la vidainmortal. A su debido tiempo, los terrícolas se sentirán saturados de ese placer físico y efímero, quees un ardid de la naturaleza para mantener la continuidad de la vida en los mundos materiales. Ycomprenderán que la verdadera felicidad no es el fruto de las contracciones y espasmos de la carne,pero por encima de todo, proviene del intercambio con las cosas siderales. Pregunta: Suponemos que esa actitud irregular del hombre, en lo tocante a sus relacionessexuales, merece la censura de los espíritus disciplinados. ¿No es verdad? Ramatís: No nos cabe censurar al terrícola por su contradicción sexual, puesto que intentaencontrar lo "mejor" para sí; y si aún confunde el placer del cuerpo efímero con el placer del espíritueterno, os volvemos a repetir: eso se debe a su inmadurez espiritual. El cuerpo físico es el 115
  • Ramatís Mediumnismoinstrumento de que el alma se sirve para alcanzar su perfeccionamiento, así como el alumno sealfabetiza y adquiere conocimientos a través de la materia escolar. Si el hombre se ofusca parautilizar su organismo carnal, que es su banco escolar y educativo en el mundo físico, además de serun candidato a las enfermedades comunes de la Tierra, se impregna de los fluidos inferiores de laanimalidad, que cada vez lo aíslan más de la inspiración de los Alto. Principalmente el médium —que es el puente sensible y el instrumento de relación entre lamateria y lo Invisible, destinado para cumplir el servicio espiritual a favor del prójimo y de sí mismo—necesita protegerse de la infiltración inferior y disponer de su cuerpo físico para el éxito de su tareaincomún. Todo gasto excesivo de las fuerzas sexuales destruye los elementos preciosos de la vidapsíquica, responsable por la interconexión entre el mundo superior y la Tierra; faltando ésta el hombrese precipita hacia el submundo del instinto inferior animal. En sentido opuesto, la economía y elcontrol de las energías sexuales, cuando están disciplinadas por la mente, beneficianextraordinariamente al médium. El fluido creador, cuando está acumulado sin la violencia de lacontención obligatoria, se purifica por el contacto con las vibraciones sutiles del espíritu. Esemagnetismo vitalizante, producto de las glándulas sexuales, se funde al fluido superior emanado del"chakra" coronario, irriga el cerebro y aclara la mente, despertando la función de la glándula pineal ala altura del "chakra" frontal, favoreciendo la visión psíquica del mundo interior. Los abusos de la práctica sexual debilitan el cerebro, pues tanto el hombre como la mujerexteriorizan la parte positiva y negativa de la fuerza sexual, que los órganos responsables utilizanpara la procreación. La mayor parte de las criaturas ignoran que cierto porcentaje de esa fuerzaconstruye y alimenta el cerebro y su gasto excesivo puede afectar la memoria y retardar el raciocinio,mientras que el buen uso purifica las emociones y pensamientos. Ciertas personas que abusan deestimulantes para multiplicar la práctica sexual, generalmente terminan enfermas, imbéciles yretardadas, presentando los síndromes "parckisonianos", debido al agotamiento de los fluidossexuales imprescindibles para la nutrición de las células cerebrales. También es necesario considerar que la castidad no puede ser el fruto de una reacción exclusivade la mente, pues refrenando las actividades del cuerpo, de modo alguno el espíritu consigue resolverel problema que sólo desaparece por su mejoría espiritual. Toda virtud deja de serlo cuando lacriatura decide cultivarla como algo independiente de sí misma, y que exige una vigilancia continuapara mantenerse constante. El hombre que trata de ser modesto, vigila todos sus actos, preocupadopor no decepcionar al prójimo; en verdad, termina cultivando la vanidad de ser modesto. De la mismaforma, no os volvéis castos porque cultivéis la castidad, cosa que solo conseguiréis por la renovacióníntima de vuestro espíritu, entonces sí podréis ser castos sin tener preocupación de ser castos. La contención sexual forzada es una deliberación artificial e inútil, que acumula las energíasprocreativas, pero no las extingue. El acumular no es liberación, resulta transferencia obligatoria deacción, tal como sucede con la caldera, que guarda en su interior el peligroso vapor. Algunascriaturas, que después de cierto tiempo abandonan el convento o las instituciones donde seacostumbraba a sofocar el deseo sexual, a veces se vuelven peores de aquellos que no hacenrestricciones por conceptos morales. Apenas se contenían impedidos por el ambiente que cultivaban,pero ni bien rompieron las amarras de las convenciones religiosas o de moral compulsoria, sesumergieron violentamente en la tempestad sensual, que les rugía en la intimidad descontrolada delalma. Pregunta: ¿Nos podéis decir si la liberación del sexo en la materia es suficiente para elevar alespíritu hacia las esferas superiores, exceptuándolo de las reencarnaciones físicas? Ramatís: El sexo es la última puerta a cerrarse para el hombre que desea liberarse del ciclodoloroso de las reencarnaciones físicas, que conseguirá —conforme dijéramos anteriormente—cuando se vuelva casto sin la angustia enfermiza por serlo. Será un fruto natural de su evoluciónespiritual, antes que la sofocación forzada de la llama interior, que persistirá latente bajo las cenizasde la voluntad impuesta drásticamente. La castidad forzada es el cerebro terrible que incita hacia eldeseo insatisfecho y que acicatea a la mente descontrolada. Una vez que sea reconocido el sexo 116
  • Ramatís Mediumnismocomo un proceso procreativo, antes que un deseo reprimido, la contención sexual beneficia al hombrey principalmente al médium, eliminándole la ansiedad de la relación física. El deseo lúbricodesaparecerá por la comprensión consciente sobre el acto sexual, que antes de ser una acciónplacentera, es una función biológica de reproducción en la materia. Ojalá que el médium bien intencionado se dé por satisfecho con sus relaciones conyugales,evitando las aventuras condenables fuera de su hogar y las ligazones deprimentes con el psiquismotorturado de las infelices meretrices. Los prostíbulos, bajo cualquier hipótesis, son cisternas de fluidosintoxicantes, que se adhieren a la tesitura delicada del periespíritu, creando condiciones apropiadaspara actuar los obsesores y vampiros atrasados de las sombras del astral inferior. El médium que seentrega a las aventuras sexuales se transforma en un puente que une el astral tenebroso y el hogaren que vive, atrayendo hacia éste las emanaciones nocivas y las perturbaciones, frutos de su malcomportamiento sexual. Los miasmas, los bacilos y virus psíquicos de la degradación del sexoterminan por saturarle el ambiente familiar, creando enfermedad, angustia y desarmonía quecaracterizan a las noches tristes y trágicas de los ambientes prostituidos. También es evidente que la liberación del sexo en la materia, no basta paira elevar al espíritu alas esferas celestiales, ni tampoco cuando se encuentra encadenado a la crueldad, venganza oavaricia, cosa que aún los pone en sintonía con el astral inferior. 117
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXVIII ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LAS REENCARNACIONES DE LOS APÓSTOLES Y LÍDERES DEL CRISTIANISMO Pregunta: ¿Qué nos podéis decir sobre algunos médiums o colegas espiritas que dicen ser lareencarnación de apóstoles o destacados líderes del cristianismo? Ramatís: No es imposible la hipótesis sobre la reencarnación de algunos discípulos de Jesús, ensuelo brasileño. Muchos seguidores y contemporáneos de Jesús regresaron más tarde a la carne,para hacer brotar las simientes críticas arrojadas hace dos mil años. Algunos lo hicieron para alcanzarmayor graduación espiritual, pues no hubo el milagro de verse transformados instantáneamente enseres angélicos, por el solo hecho de haber convivido a la sombra, del Sublime Rabí. Frecuentandonuevamente la escuela terrena, asumieron otras configuraciones humanas viviendo personalidades yrazas diferentes de aquellas donde la historia sagrada los consagró en el advenimiento del Cristia-nismo. Aunque hubiesen sido los apóstoles Bartolomé, Simón, Felipe, Juan o Andrés, tiempo despuéstuvieron que retornar a la Tierra para asumir posiciones destacadas o de servicio humilde y anónimoen vuestro mundo. Bajo otros nombres algunas veces se demostraron eficientes colaboradorescrísticos, como les sucedió en Judea bajo la orientación del Divino Jesús. Muchas veces el mundoespiritual fue el conocedor de las obras de bien que estos hermanos elevados hicieronexclusivamente dedicados al Bien. Posiblemente se llamaron José, Giácomo, Estanislao, etc.,viviendo personalidades humanas que son de poca importancia para el mundo, pero de profundainfluencia en la transformación de sus espíritus. |Qué importa la configuración provisoria de la perso-nalidad terrena en el mundo físico, cuando interesa únicamente el contenido espiritual definitivo y queinvolucra las etapas de gloria de la vida angelical Pregunta: Conocemos algunos trabajadores espiritas que aseguran haber sido algunas de esaspersonalidades históricas del cristianismo y afirman que no han habitado la Tierra después de suúltima encarnación apostolar. ¿Qué nos decís? Ramatís: Es cierto que en el área de la experimentación espirita abundan las reencarnaciones deMarcos, Juan, Mateo, Felipe, Lucas, Verónica, María Magdalena, Martha, etc., etc., que se sienteninvestidos de nuevas tareas mesiánicas en el actual resurgimiento del Cristianismo. Muchos viveninquietos y ansiosos, esperando el momento sublime, donde la luz súbita" emane del espíritu y vayapor el mundo en defensa de los postulados de Jesús. Pedro, el apóstol, Pablo de Tarso o Juan elBautista, que se suponen reencarnados en la actualidad, también se esfuerzan para no demostrar lamisma índole o temperamento y la contextura psicológica con que la historia sagrada los puso enevidencia en el pasado. Viviendo otras personalidades, apropiadas al siglo atómico, los nuevos Pedros reencarnadostambién se demuestran circunspectos, los Pablos de Tarso son dinámicos y amigos de las "epís-tolas", promoviendo las peregrinaciones agotadoras para sustentar el basamento del nuevomovimiento salvador. Las nuevas copias de Juan el Bautista, precursor del Maestro, mantienen laseveridad de otrora y anatematizan los pecados del mundo, tal como lo hacía ese grande y austeroespíritu. Sin embargo, los estudiosos sensatos y sutiles de la fenomenología mediúmnica se sorprendenconfusos, descubriendo que todos los viejos seguidores de Jesús se encuentran reencarnados en laactualidad y paradójicamente se siguen manifestando en las sesiones espiritas, conservando lascaracterísticas personales de la época del advenimiento del Cristianismo. Pablo de Tarso, Pedro,Marcos, Juan Evangelista, Lucas y todos los demás conocidos, tanto viven encarnados en la Tierra,cumpliendo nuevas misiones a la sombra amiga del Espiritismo, como no dejan de comunicarse porlos médiums eufóricos de esa preferencia espiritual tan honrosa. De esa forma, tanto se multiplican en la Tierra como en el Espacio los mismos apóstoles ydiscípulos de Jesús, dejando perplejos a los neófitos espiritas, que todavía desconocen la comple- 118
  • Ramatís Mediumnismojidad del mecanismo de la mediumnidad e ignoran la intervención fácil de la mente indisciplinada en lasugestión mesiánica. Pregunta: ¿Qué nos podéis decir de las comunicaciones mediúmnicas, tan comunes en ciertostrabajos espiritas, atribuidas a destacados espíritus que fueron expresión viva de las filosofías yreligiones de otros pueblos? ¿Es viable, por ejemplo, la comunicación rutinaria, en los centrosespiritas, de personalidades como Moisés, Sócrates, Ramakrisna, Mahoma, Zoroastro, Platón,Confucio o Gandhi, cuando son trabajos mediúmnicos de Occidente? Ramatís: No es imposible la comunicación, pero os advertimos que serian muy raras y en casosmuy excepcionales, porque esos líderes de pueblos y razas dedican su valioso tiempo a losemprendimientos colectivos de mayor importancia. No los justificaría ni les compensaría desligarse desus planos siderales para atender asuntos rutinarios de la materia. Vivieron en las personalidadesadecuadas a las costumbres, ideas y experimentaciones de su época tradicional, como espíritus queafrontaron la corriente de la vida evolutiva, para atender las necesidades espirituales de razas,pueblos y colectividades y no a individuos o grupos aislados. Pregunta: En base a la ternura y el amor que esos líderes espirituales manifestaban a los sereshumanos, ¿no podrían manifestarse en nuestras sesiones mediúmnicas o espiritas, a fin deorientarnos, siempre que tuviéramos sinceridad y honestidad para nuestro progreso espiritual? ¿Nopodrían Buda, Confucio, Gandhi, etc., etc., brindarnos las enseñanzas espirituales, puesto que susobras y pensamientos son bastante conocidos y divulgados por Occidente? Ramatís: Os repetimos, en virtud a que el Espíritu Cósmico de Dios es la fuente eterna denuestras vidas, cuya Individualidad Divina se manifiesta a través de las personalidadesmicrocósmicas de las figuras humanas, todo es posible que suceda en el seno del Cosmos, donde elpermanece eternamente integrado en su Obra. Si fuera de provecho espiritual que tales líderes delpasado tuvieran que tomar contacto con vosotros en los trabajos espiritas, no hay dudas que así loharían bajo la orientación de lo Alto. Es de sentido común que el general no debe sustituir al soldado en la tarea común de transmitirel sencillo recado a la compañía, y el emperador no desciende a la calle para discutir con el servidorpúblico el modo más práctico para recoger la basura en la limpieza de la ciudad; ¿por qué entonceslos espíritus líderes e instructores de razas y pueblos, sometidos a otros condicionamientospsicológicos y costumbres diversas, deben transmitiros aquello que la parentela desencarnada o losprotectores familiares afines a vuestros entendimientos, pueden deciros con más propiedad? Losespíritus de vuestro nivel, portadores de hábitos semejantes a los ambientes de vuestraexperimentación humana, son mucho más aptos para advertiros y orientaros en el plano de lasnecesidades domésticas o espirituales. Las almas que pasan por la Tierra cumpliendo actividadespoco comunes, construyendo y orientando el crecimiento espiritual de pueblos y razas, no puedendisponer de su precioso tiempo para solucionar los asuntos individuales, plagados de pequeñeces. La ley que rige los movimientos del ascenso espiritual también regula la economía del Cosmos ylos gastos excesivos; en consecuencia, en los intercambios mediúmnicos al servicio de la co-lectividad, es designado el instructor espiritual para que actúe y produzca los beneficios conforme a laestricta exigencia del momento, sin que se produzcan anomalías, desperdiciando los oyentes losconceptos que todavía no pueden asimilar. Si admitís que no es lógico que Pitágoras sustituya almodesto profesor primario que enseña los principios rudimentarios de la aritmética, ¿por qué osparece sensato que Confucio, Buda, Zoroastro, Platón o Gandhi deban abandonar sus tareasimportantes para sugerir a vosotros el despertar de las virtudes primarias para el espíritu? Esealcance tendrá más éxito cuando actúan las entidades que poseen el nivel de vuestras necesidadesambientales y entrenadas en la rutina de vuestra vida en común. Los líderes y guías espirituales,después de abandonar el cuerpo físico continúan influenciando desde el Más Allá el progreso de lasrazas y pueblos que dirigieron en la Tierra, cumpliendo con un programa, en cuyo transcurso se in-vierten algunos siglos de trabajo. Pregunta: Sin embargo, en las obras de Allan Kardec existen varias comunicaciones atribuidas aesos luminares del Señor. ¿Debemos tener discreción con este asunto? 119
  • Ramatís Mediumnismo Ramatís: Las comunicaciones de los espíritus bastante elevados, que se registran en las obrasfundamentales del Espiritismo, no son intervenciones accidentales o discutibles, puesto que re-presentan las directrices doctrinarias y definitivas para el progreso espiritual colectivo. No soncomunicaciones para orientar individuos o grupos aislados, son el cimiento cohesivo de la doctrina deorientación espiritual definitiva para toda la humanidad. Por eso Hermes, Krishna, Loa Tse, Zoroastro,Rama, Buda y el Divino Jesús, influenciaron a Kardec por algún tiempo, aunque estuviera actuandoen Francia, es decir, en Occidente, aferrado a una severa disciplina científica. Esos luminares delSeñor no fueron evocados para atender las trivialidades humanas o promover soluciones fáciles deorden doméstico, puesto que afirmaron los postulados de la Doctrina Espirita como cuño del EspírituSuperior. Pregunta: ¿Puede causar perjuicio a la doctrina espirita que sus adeptos juzguen erróneamentelas encarnaciones de los apóstoles u otras personalidades famosas del pasado? ¿Los espíritussuperiores, cuando son emulados por los vivos, plagiando su reencarnación terrena, puede afectarlosíntimamente? Ramatís: Las personalidades apostolares consagradas por la historia religiosa no sufren perjuicioalguno cuando los encarnados se suponen ingenuamente ser su entidad espiritual. Gracias a suíndice elevado de comprensión de las debilidades humanas, son inmunes a las actitudes censurableso ingenuas de quienes les imitan la personalidad del pasado, practicando apenas una groseramistificación. Mientras tanto, algunas personas, convencidas de que en el pasado fueron santos oapóstoles a la sombra de Jesús, se benefician bastante porque emplean todos sus esfuerzos y vigilansus actos, a fin de no desmentir la "línea psicológica" del modelo-patrón que juzgan haber sidoanteriormente. Pregunta: ¿Nos podéis aclarar mejor ese punto? Ramatís: Los seres que juzgan ser la nueva encarnación de Pablo de Tarso tratan de serdinámicos, decididos y valerosos, tal como lo era el apóstol. Algunos emprenden tareas de peregrina-ciones fatigosas para divulgar los postulados del Espiritismo, pues creen que es el Cristianismoresurgido, debiendo ser activos, como lo fueron en la supuesta vida mesiánica del pasado. Asemejanza de la actividad de los apóstoles y discípulos de Jesús, se dispersan por diversos lugaresde la Tierra donde nacieron, para cumplir con las "misiones" que les fueron asignadas de lo Alto. De ahí el motivo por qué los presuntos apóstoles o santos reencarnados repiten cual copia alcarbónico los mismos gustos, gestos y temperamentos de sus modelos pretéritos. Por eso los nuevosJuan Bautista son circunspectos, abominan de las riquezas y placeres; algunos se dejan crecer labarba y cabellos, y su lenguaje áspero condena las pasiones del mundo, tal como lo hacía el severoprecursor del Divino Maestro. Los Mateos o Lucas devoran las páginas del Evangelio tratando deembeberse del contenido, que juzgan haber compuesto otrora, habilitándose para citar cualquierversículo esclarecedor en el momento oportuno. Algunos ofrecen resistencia a creerse tales entidades, inclusive rechazan rápidamente lassugerencias en tal sentido, pero cuando llegan a aceptar la situación, no lo hacen por su culpa, puesdebido a la precipitación de sus colegas sin experiencias ni conocimientos, les preparan el basamentoa través de coincidencias, semejanzas de temperamento, trabajo y objetivos, convenciéndolos de querealmente son los espíritus apostolares. Es lo que sucede con la probable reencarnación de AllanKardec, pues en Brasil solamente existen decenas de conductores espiritas que presumen ser la re-encarnación del codificador del Espiritismo. Como Allan Kardec debía volver a la carne a principios deeste siglo, conforme lo predice en cierta obra (Obras póstumas: Mi Regreso), algunos próceres espiritas ymédiums consagrados alientan la esperanza de ser su encarnación. Se justifica tal pretensión por la facilidad del don de la simpatía que predomina en las personassensibles, principalmente en los médiums, siempre dispuestos a vivir la personalidad que másadmiran. En base a esa multiplicación de apóstoles y líderes del Cristianismo, en mayor número de larealidad, los mentores espirituales aconsejan a los médiums la modestia, humildad y constanteautocrítica, a fin de no dar lugar al crecimiento de las flores ridículas que condicen con la vanidadhumana. 120
  • Ramatís Mediumnismo Pregunta: ¿Los elevados planos espirituales censuran la convicción de esos encarnados que sejuzgan la encarnación de apóstoles, líderes y destacados cooperadores de Jesús? Ramatís: Si Dios es el "paño de fondo" de todas las conciencias humanas, no vemos la razónpara que los presuntos apóstoles se preocupen con el tipo de personalidad humana que deberíanhaber vivido anteriormente, puesto que todos hemos sido agraciados con la misma fuerza divina, quetanto vivifica a los grandes como pequeños seres. La personalidad terrena que se manifiesta en elmundo físico es la cáscara, el involucro exterior que no necesita imitación, porque todos los hombrespueden revelar la misma gloria y poder, que proviene del espíritu y no de la carne. Sólo la ingenuidad,la exaltación personal o la contradicción interior pueden imponer ese tipo de ansiedad del alma, sinhaber sido famoso en el escenario terreno. Hay muchos "Juan nadie" que son desconocidos por elmundo terreno y son capaces de superar a los más famosos personajes de otrora, porque alcanzanmayor porción de la Divinidad y hacen emanar más luz de sus conciencias. No podemos censurar a los encarnados, que juzgan ser la encarnación de almas apostelares,que sé dejan absorber por un ideal mesiánico para sembrar el Bien, siempre que para justificar lasfiguras del pasado que imitan, abandonen las pasiones peligrosas, purificándose moralmente,estudian, trabajan y se vuelven útiles a sí mismos y al prójimo. Analizando esos acontecimientos a lasombra amiga del Espiritismo, deseamos advertiros contra las exageraciones que pueden sembrarconfusiones y ridículos a cuenta de la doctrina. Es conveniente, por lo tanto, evitar todo aquello quesea insensatez o exotismos, que después se atribuyen a la responsabilidad espirítica, pues losadversarios inescrupulosos critican a las instituciones benefactoras del mundo por los actos clau-dicantes de sus adeptos irresponsables. Ciertas criaturas que presuponen ser la encarnación de Juan Bautista, por ejemplo, tratan dejustificarse siendo estoicas, sentenciosas y severas, olvidando que el circunspecto precursor deJesús, actualmente ha cambiado su temperamento espiritual en el transcurso de sus encarnacionesterrenas. Tal vez, en la actualidad, sea menos agresivo para los pecadillos del mundo y más tolerantecon la riqueza material, propiciando nociones más optimistas con relación a la vida física. Es probableque se hubiera destacado en literatura, en el teatro o en filosofía, produciendo obras de elevadoalcance moral y educativo, además podría haber afinado su humor, dejando la fragancia de lajovialidad en todo lo que emana de su mente complaciente. A medida que se popularizan losconceptos iniciáticos de Oriente y que el hombre comprende más el divino misterio del "Yo Soy" y dela inmanencia del Creador en toda su Obra, comprende mejor que los pecados del mundo son lasfases transitorias del constante progreso de angelización para todos los seres. Ninguno se perderá enel seno del Cosmos, y todas las criaturas serán eternamente venturosas, pues no hay privilegios odiferencias especiales en la metamorfosis angélica, sólo el destino implacable de ser todos felices. Pregunta: Gustaríamos que nos explicaseis con mayores detalles, qué significa la líneapsicológica" del personaje del pasado a que hicisteis referencia en una nueva encarnación de unmismo espíritu. Ramatís: Es evidente que cualquier personaje históricamente famoso o santificado poseyó unconjunto de ideas, sentimientos y determinaciones particulares que lo han hecho diferente de otrapersona sometida a la misma experimentación psicológica. Costumbres, preferencias morales,temperamento artístico y capacidad intelectiva que había poseído, lo hacían reaccionar en formapeculiar en el ambiente donde vivía con relación a los demás seres. Esa síntesis viva que loscientistas de la Tierra consideran del espíritu humano o su vida mental proyectada en el mundo,nosotros, espíritus desencarnados, la consideramos como un curso precario de una existencia física,pero que la estudiamos en cada nueva encarnación. La ciencia terrícola considera la "líneapsicológica" únicamente desde el momento que se inicia la vida en la cuna y termina en el sepulcro;pero nosotros la consideramos como la memoria del pasado forjada a través de los milenios y queforma el bagaje del espíritu inmortal. La línea psicológica", por lo tanto, es la marca o el cuño personal que auspicia definitivamente lapersonalidad exteriorizada en el tiempo y en el espacio del mundo de las formas. Entre los grandesespíritus del pasado, que realizaban un trabajo poco común en favor de la revelación espiritual, se 121
  • Ramatís Mediumnismodistinguen de los demás porque presentan una "línea psicológica" diferente. Pablo de Tarso, porejemplo, si se encontrara encarnado entre vosotros, se habría caracterizado por la renuncia a losbienes del mundo y por la ayuda en favor del prójimo; psicológicamente se distinguiría por sudinamismo, espíritu combativo y heroísmo en sus emprendimientos sacrificiales. Mientras tanto,Francisco de Asís y Buda presentarían otra línea psicológica, pues mientras el primero era poesía yhumildad, Buda personificó la inteligencia ilimitada y el dominio espiritual sobre la mente ilusoria. Aquellos que se juzgan ser la encarnación de determinado personaje históricamente conocido,deberán revelar también su emotividad, virtudes, heroísmos o pecadillos, pues si tal cosa no se diera,obviamente sería una verdadera "quiebra" en la línea psicológica entre el espíritu que vivió otrora y elque se supone encarnado actualmente. Pregunta: ¿Nos podríais dar algún ejemplo objetivo sobre esa "quiebra" de la línea psicológica? Ramatís: Sería una quiebra de la línea psicológica y un desmentido de la nueva encarnación delespíritu si un individuo prepotente y rico se convenciera que anteriormente fue Francisco de Asís.Francisco de Asís renunció absolutamente a los intereses en el mundo material y jamás regresaría ala carne como prepotente o con el interés de acumular fortuna, competir comercialmente ocoleccionar propiedades transitorias. En varias existencias anteriores buscaba liberación de la vidafísica, y en el último pasaje terreno alcanzó a eliminar totalmente el deseo de gozo en la materia. Cuando la naturaleza angélica del espíritu predomina sobre la personalidad transitoria de laTierra, pierde el gusto y el entusiasmo en destacarse en el mundo provisorio, cuya mayor gloria novale el minuto de paz que se usufructúa en el reino del Cristo. He ahí el por qué un individuo astuto,utilitarista, negociante celoso e industrial hábil no se puede ajustar al porte espiritual de Francisco deAsís, que es todo renuncia y pobreza absoluta, viviendo exclusivamente para el bien ajeno. Reviéndose las encarnaciones anteriores de Francisco de Asís y examinando sus personalidadesterrenas, se observa que no hay incoherencia ni truncamiento en su línea psicológica, pues su tipoespiritual se identifica perfectamente con los personajes que viviera anteriormente. Además fueSamuel, el profeta puro, místico y poeta, que más tarde retornó a la Tierra como Juan Evangelista,para encarnar posteriormente como Francisco de Asís, confirmando el inmenso amor que sentía porel Maestro Jesús, ratificando su línea psicológica de renuncia y bondad. En este ejemplo no existequiebra de esa línea psicológica, pues las tres personalidades vividas en los dos milenios manifiestanla misma estructura íntima, espiritual y temperamental, aunque más evolucionada por el transcursodel tiempo. Sería absurdo que Francisco de Asís retornara a la Tierra en la personalidad de un potentado; unGandhi encarnara en la figura egocéntrica y belicosa de un déspota; pero no existe quiebra en lalínea psicológica cuando se comprueba que Moisés fue Abraham; Nostradamus fue Isaías; Einsteinfue Demócrito; Napoleón fue César y Alejandro; Frei Fabiano de Cristo fue Anchieta, y Ruy Barbosafue José Bonifacio. Pregunta: Entonces, ¿no hay posibilidad de que algún encarnado de hoy puede haber sido Pablode Tarso, Juan Bautista, Lucas, Marcos o Mateo? ¿No hay posibilidad de que algunos de losnombrados pueda encontrarse encarnado en la Tierra; quizás en Brasil? Ramatís: Eso no es imposible; además algunos espíritus laboriosos, de la época de Jesús,actúan en Brasil en favor de la doctrina espirita, entregados al servicio cristiano. Pero, por serespíritus sinceros, humildes y serviciales, los verdaderos Pablo de Tarso, Esteban, Juan Bautista odemás apóstoles de Jesús serán los últimos en creer que fueron esas entidades destacadas y queactuaron en el advenimiento del Cristianismo. Ya está confirmado en la Tierra que el hombre cuantomás sabio o santo sea más humilde y bueno es, pues su amplia visión de la realidad cósmica lesugiere colocarse al término de la "fila" de los favores y vanidades del mundo material. Pregunta: Las criaturas que se asignan falsamente la encarnación de famosas entidadesapostólicas o históricas del pasado, ¿pueden sufrir perjuicios al desencarnar? Al comprobar su equí-voco en el Espacio, ¿no les embarga una gran decepción? Ramatís: No sufren aquellos que aun siendo ilusos y suponiéndose erradamente la encarnación 122
  • Ramatís Mediumnismode apóstoles o santos del pasado, hayan vivido en forma digna y justa. Después de la muertecorporal, la tranquilidad del espíritu no depende de la raza, configuración física o condición materialque vivió en la Tierra; lo que garantiza la ventura espiritual es el servicio prestado al prójimo y laconducta moral alcanzada en su vida física. Las personalidades que se sustituyen por las formasfísicas en las sucesivas encarnaciones, son meros accidentes que marcan las etapas del perfeccio-namiento de la conciencia espiritual en el contacto con el mundo planetario. Son como las perlas decolor de un collar disperso en el tiempo y en el espacio y que se liga definitivamente por el hilo de laindividualidad eterna. Las almas caritativas y disciplinadas no sufren en el Más Allá, porque se hayan juzgadoerróneamente como la copia del carbónico de un Pablo de Tarso, Marcos, Juan o Pedro; y si porventura imitaron lo más posible la conducta, el coeficiente de lucha y renuncia que fueron las virtudesproverbiales de sus modelos del pasado, es natural, que les habrá sido de mayor provecho la exis-tencia física. Es preferible que el hombre se juzgue ser la encarnación de un espíritu benefactor delpasado, que entregarse a una existencia indigna y animalizada, aunque esto último lo haga cons-ciente de su personalidad. Realizando esfuerzos heroicos para no desmentir el modelo superior delpretérito, muchas criaturas logran éxitos en su gradación espiritual, aunque sea oportuno y de buensentido no caer en los absurdos mesiánicos, que sólo representan la vanidad humana. Pregunta: Creemos que en los médiums el impulso místico es más vigoroso que en el hombrecomún; ¿no es verdad? Eso tal vez los lleve a sentirse ligados a las misiones espirituales y a losmisioneros que más se distinguieron en el mundo, convencidos de que ellos también desempeñaronactividades excelsas en el pretérito. Ramatís: Es preciso no confundir ese impulso místico y loable con los estímulos de lapersonalidad egocéntrica, tonta y vanidosa, que pueden ser explotadas fácilmente por los espíritusastutos de las sombras. La autofascinación o el fanatismo por una idea, aunque sea benefactora,también puede atrofiar el sentido de la crítica interior y alterar la dirección psíquica, haciendoconfundir al hombre el buen sentido con lo ridículo. Eso puede volverlo ajeno a los preceptossensatos de la vida humana y rebelde a las advertencias fraternas de los que intentan despertarlo dela obstinación perjudicial. Aun en el seno del Espiritismo, algunos más presumidos o que se juzganautosuficientes, a veces se aíslan en la coraza de su vanidad y amor propio, confundiendo sus"obligaciones kármicas" con las "misiones divinas". Pocos médiums y adeptos espiritas se conforman con haber sido en el pasado figuras comunes ydesconocidas, que vivieron sujetas a las tareas más serviles y prosaicas. Esos aún necesitan de losatavíos y de las glorias efímeras del mundo material, a fin de exaltar su personalidad humana ycompensar los sueños e ideas que todavía no pudieron realizar. No hay deshonra para las personasen considerarse la encarnación de algún apóstol o discípulo devoto de Jesús, en el pasado; perogrande ha de ser su decepción en el Más Allá, si ha vivido una existencia censurable y contraria a laconducta manifestada por su predecesor. 123
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXIX LA FUNCIÓN DE LOS GUÍAS Y LAS OBLIGACIONES DE LOS MÉDIUMS Pregunta: Algunos médiums con quienes hemos tenido contacto en varios lugares del país,dejaron entrever que son misioneros en tarea sacrificial a favor del progreso de la humanidad. Al-gunos se quejan del mundo adverso de la Tierra, donde se sienten desajustados, pero necesitandesempeñar su servicio mesiánico. ¿Qué nos decís al respecto? Ramatís: Los médiums, generalmente, son criaturas portadoras de grandes débitos del pasado.En vidas pasadas abusaron del poder y de la influencia magnética sobre los encarnados, sirviéndosede su inteligencia avanzada para concretar empresas mercenarias y casi siempre de absoluto interéspersonal. Muchos huyeron de los compromisos contraídos con el pueblo o descendieron a losabismos de la vanidad, orgullo o venganza. A pesar de la corrección con que se desempeñan en su tarea mediúmnica, no es difícilidentificarles las fallas perjudiciales del pretérito y la exagerada susceptibilidad que manifiestan encontacto con el prójimo. Hay médiums que se irritan fácilmente cuando son contrariados; buscan lasprimeras posiciones, exigen la dirección de los trabajos espiritas y estiman profundamente el prestigiopersonal en el ambiente de que participan. Se sienten humillados cuando deben someterse a otroscolegas de menor envergadura cultural y hacen todo lo posible para huir de las posiciones que losconservan en el anonimato. Raros son los que se someten a la disciplina eficaz de los postuladoscodificados por Allan Kardec y algunos alegan que sus principios ya pasaron de tiempo. Cuando son espíritus inteligentes y cultos el amor propio les grita en lo íntimo del alma cuandoreciben cualquier advertencia ajena. Algunas veces reproducen en la siembra espirita los actosinsensatos del pasado como nuevas copias al carbónico, y los más exaltados e inconformes seapartan inmediatamente de los trabajos espíritas donde predomina la disciplina doctrinaria kardecista.Más tarde, por espíritu de venganza o de rebelde personalismo, prefieren cultivar las rarezasmediúmnicas, distantes de los postulados espiritas, consagrados por un siglo de experimentación.Los más soberbios rompen las cadenas del convencionalismo de su vanidad y orgullo y gritanfrenéticamente que no fueron comprendidos en sus "buenas intenciones". En el pasado gustaban de las altas posiciones políticas o sociales, imponiendo su voluntad a losmenos agraciados en inteligencia, dejando de cumplir sus promesas demagógicas que arrebataban alas multitudes. Entonces la Ley Justiciera los obliga en la actualidad a servir a las masas quesubestimaron y maltrataron con insistencia, para que salden sus deudas pasadas con la contabilidaddivina. Pocos son los médiums que se reconocen en la prueba de recuperación kármica, pues lamayoría considera la obligación mediúmnica como fruto de su elevada graduación espiritual ocondición misionera, olvidando que los propuestos, en realidad, fueron Antulio, Hermes, Buda,Krishna, Juan Bautista, Francisco de Asís, Allan Kardec, Gandhi y por encima de todos, elinconfundible Jesús. Pregunta: Que el médium se crea un misionero al servicio de lo Alto, ¿no lo ayuda a sustituir susinclinaciones inferiores por las del servicio benefactor hacia el prójimo? Convencidos totalmente de sumisión, algunos se dedican a la aplicación de pases, a los recetarios, a la adoctrinación de lossufrientes y realizan toda clase de esfuerzos para "hacer la caridad". ¿Qué opináis? Ramatís: El Bien tiene múltiples formas; en cuanto a los méritos de las realizaciones humanas, nonos preocupemos, pues Jesús sabrá distinguir la cizaña del trigo. Es evidente que la prestación de lacaridad es sublime y loable cuando en la intimidad del alma existe la cualidad crística del placerespontáneo de «servir al prójimo. Algunas veces podemos encender luces en los corazones ajenos yparadójicamente afirmamos nuestras vidas en la oscuridad de la irreflexión íntima. Nos agotamospara atender a los necesitados de todas las especies, que en su mayoría buscan soluciones físicaspor la vía mediúmnica, ni aun así dejamos de acudir con la finalidad de eliminar las solapadaspasiones que pudieran anidar en el interior de sus almas. El servicio en favor del prójimo, aunque seade valor, no elude la higienización espiritual de quien lo realiza. 124
  • Ramatís Mediumnismo Cuando el cruel Saulo se transformó en Pablo, el sublime apóstol decidió en primer lugar dar porterminada la vida del "hombre viejo", es decir, eliminar la vieja y vanidosa personalidad humana yhacer resurgir el "hombre nuevo" de la individualidad angélica. Los magníficos servicios cristianos quelos médiums pueden prestar a la humanidad, convencidos de que son misioneros al servicio de loAlto, no los exime de purificar sus espíritus, pues no basta atender a los seres afligidos o practicar lacaridad a "toda mano". Antes de todo, precisan comprobar en sí mismos, si realmente usufructúan laemoción espiritual de servir al prójimo, o es el deseo egoísta de alcanzar el cielo. Los médiums que se jactan de realizar el trabajo espectacular de la caridad por obligaciónkármica y sin la fuerza íntima del amor espiritual son candidatos a la desilusión producida por laceniza de los fuegos artificiales. El bien debe hacerse por el propio bien, sin interés o noción deldeber; es un estado espiritual de dedicación en favor de otro; conmueve a quien lo recibe y regocija aquien lo practica. Es un acto esencial del espíritu y se degrada cuando es practicado bajo el interéspersonal. La caridad puede ser puro artificialismo, aun en aquellos que la practican para cumplirmisiones de lo Alto. El Bien, en su verdadera esencia, dispensa de los estímulos externos que lequitan espontaneidad; sólo es válido por el placer íntimo de servir. Pregunta: ¿Qué fundamento existe para que algunos de los guías acostumbren a lisonjear a susmédiums, destacándoles el servicio mediúmnico como sacrificado trabajo en favor de la humanidad?Otras veces hemos escuchado que solicitan a los presentes oraciones y ayuda para sus mediadores,a fin de que cumplan con su misión espinosa en la materia. Ramatís: Los protectores desencarnados o afiliados a las instituciones espirituales deComunicaciones con la Tierra y responsables por sus tutelados en la tarea mediúmnica, reconocenperfectamente el peligro que entraña, distinguir al médium en el trabajo de intercambio con losdesencarnados. Conforme hemos dicho en otras oportunidades, bajo raras excepciones, los médiumsen actividad en la superficie de la Tierra son servidores a "prueba" y no misioneros elegidos, por esacausa es conveniente evitar los elogios que son capaces de avivarles la vanidad y crear una falsasuperioridad espiritual. Los guías y mentores sensatos evitan sistemáticamente la imprudencia dehacer reflorecer en sus sensitivos el viejo personalismo, que en el pasado los arrojó por tierra bajo elpeso de las pasiones y veleidades humanas. En el servicio mediúmnico existe el peligro de crear unanueva clase de "elegidos" y una vanidosa jerarquía religiosa. Como los médiums, en su mayoría, son espíritus que abusaron de la inteligencia, cultura, poder oriquezas en vidas pretéritas, tomados por la vanidad, orgullo e intereses materiales, cualquier trabajoimprudente y prematuro puede reactivarles la escoria adormecida en la intimidad del alma imperfecta.Los guías esclarecidos se consideran satisfechos cuando pueden conservar a sus mediadores adistancia de las entidades de las sombras, que solapadamente procuran infiltrarse en todos losmovimientos mediúmnicos indisciplinados, atizando la vanidad de los médiums, tratando deconvencerlos de que son misioneros abnegados a disposición del servicio de lo Alto. Pregunta: ¿Cómo se explica entonces, los elogios que algunos guías de cierta notoriedadacostumbran a hacer de sus médiums? Ramatís: Siempre que esos elogios no los manifieste un espíritu liviano, irresponsable omaquiavélico, interesado en subvertir el propósito serio del trabajo mediúmnico, pueden provenir delos propios médiums bajo el dominio de algún complejo de narcisismo. Reconocemos que estoselogios, comúnmente no son hechos en forma deliberada, por vanidad, exhibicionismo o ansiedad deprestigio entre sus admiradores. Casi siempre son fruto de la ignorancia. Pregunta: Toda persona candidata a médium, ¿tiene asignado su guía desde que abre sus ojosen el mundo terreno? Ramatís: En verdad, todos los seres poseen su guía espiritual desde que nacen y que la tradiciónreligiosa designó como el ángel de la guarda, que los protege e inspira para las buenas acciones. Enalgunos casos el espíritu que debe renacer en la materia con la prueba de la mediumnidad, solicita aotro espíritu amigo, con autorización de lo Alto, que lo proteja y guíe en el denso matorral de lasdificultades propias de la vida física. Otras veces los guías son atraídos naturalmente por losmédiums en desenvolvimiento mediúmnico, porque ambos poseen genios semejantes y se aproximan 125
  • Ramatís Mediumnismopor los lazos de la simpatía espiritual. Los guías también pueden ser designados posteriormente, enel Espacio, mucho tiempo después de encarnar sus- pupilos, como otros se ligan al médium que lesofrece la oportunidad de progreso en el intercambio recíproco de ideas y en el trabajo mediúmnicobenefactor. El guía, por lo general, es el amigo, portador de cualidades y aptitudes que el médium poseeembrionariamente, así el éxito de su pupilo, en la materia, también se refleja benéficamente sobre sí.Hay casos en que el guía acompaña al médium durante siglos, al que se siente ligado por profundoafecto, pues decidió situarlo definitivamente a la sombra salvadora del Cristo. Todo éxito en eseservicio de ayuda y orientación espiritual a los médiums encarnados, depende de su cooperaciónespiritual, pues en general, se dejan dominar por la terquedad, irascibilidad o por los vicios, queproporciona una tupida cortina de fluidos perniciosos entre ellos y las intuiciones de lo Alto. Pregunta: A veces los médiums anuncian la sustitución de su guía habitual por otro espíritu afín,despidiéndose el primero en determinada noche en el Centro Espirita. ¿Es esto razonable, o el guíadebe acompañar al médium hasta el último día de su encarnación sobre la Tierra? Ramatís: En ciertos casos el espíritu encarnado necesita de esclarecimientos especiales paradesenvolver determinado objetivo científico o posee intelecto excepcional, requiriendo entonces laasistencia de otros espíritus más competentes de aquel que lo guía desde la cuna. De esta forma,ninguno se encuentra desamparado de la protección de lo Alto, mas atraen hacia sí las almas que vi-bran en el mismo patrón espiritual. Esa protección se reduce cuando el médium crea las condicionespsíquicas o fluídicas que hostilizan la acción de su protector. Ciertas veces el guía del médium necesita retornar a la materia, a fin de proseguir con superfeccionamiento espiritual; en otras oportunidades debe ausentarse para colaborar en servicioselevados en esferas próximas, o precisa atender a otra alma de mayor afinidad y compromisokármico que ha renacido en el mundo físico. Si el médium es estudioso y dedicado sinceramente alservicio del Cristo, obviamente acelera su progreso espiritual, requiriendo a veces, otro orientadorespiritual con mejores perspectivas y experiencias, que ha de suplirle las condiciones y conocimientosnuevos buscados por su espíritu. Pregunta: ¿Puede darse el caso de que los médiums logren tal progreso espiritual en su vidaterrena, que lleguen a superar a su propio "guía", en conocimientos o experiencia? Ramatís: En realidad, quien puede progresar más en el trabajo material es el médium, siempreque estudie, experimente y mejore su conducta espiritual. El guía, en sentido general, es el fruto de laamistad espiritual prereencarnatoria, de la responsabilidad recíproca asumida en vidas anteriores, oconsecuente determinación de lo Alto. De tal manera varían las aptitudes, el entendimiento y el poderespiritual de los guías entre sí; algunos son muy semejantes a sus pupilos encarnados, llevandosolamente la ventaja de estar en libertad en el Más Allá, conociendo anticipadamente lasnecesidades, objetivos y posibilidades de éxito de sus guiados. Los guías visualizan con másseguridad la realidad espiritual que los encarnados perciben confusamente, dado que estos últimospierden considerable parte de su memoria del pasado y la visión del Más Allá. El médium muy intelectivo pero débil moralmente puede ser guiado por un espíritu humilde ybuenísimo, cuyo objetivo es despertarle las virtudes superiores; mas el médium de elevado índicemoral, pero pobre de intelecto, a veces es orientado por un alma de menor coeficiente espiritual perode buena intención y valiosa inteligencia. En ambos casos la influencia es recíproca y da muy buenosresultados; el guía recibe los estímulos inteligentes de su médium, que le acelera el coeficientemental, mientras que en el otro extremo, el orientador de intelecto avanzado, pero de pocas virtudes,se influencia por la fuerza de las disposiciones morales elevadas de su tutelado. El médium estudioso, bueno y de elevado criterio, dedicado a los objetivos espirituales superioresy ardiente investigador del misterio de la vida, es capaz de elevarse al nivel mental de su tutorespiritual y hacerse merecedor de otra entidad de mayor graduación en la escala sideral. Pregunta: Conocemos reuniones espiritas, públicas y privadas, frecuentadas únicamente porespíritus de renombre, lo que es muy pregonado por los presentes, quienes consideran ese hechocomo un alto índice de seguridad espiritual del ambiente. Los adeptos de la doctrina se sienten 126
  • Ramatís Mediumnismoimpresionados por esas entidades prestigiosas, realizando el acto sin consultarlas previamente.¿Podríamos saber si esos médiums y demás colegas están realmente bajo la égida de los espíritussuperiores y de merecida confianza? Ramatís: Debéis recordar lo que explicamos en otras oportunidades, pues el animismo, aunquesea el fundamento de las prácticas mediúmnicas, influye en todas las comunicaciones de los espíritusdesencarnados, variando conforme a la capacidad intelectual, sentido lógico o imaginación de losmediadores. Son raros los médiums cultos, sonambúlicos o intuitivos que ofrezcan absolutaseguridad espiritual en todas sus comunicaciones mediúmnicas; siempre es conveniente conocer elporcentaje de actuación del desencarnado en relación a las ideas preconcebidas de los mediadores.No aconsejamos a los adeptos espiritas abdicar de su sentido común y aceptar incondicionalmentelas reglas y sugestiones impuestas por los espíritus desencarnados, aunque sean prestigiosos, puescasi siempre es el médium el que interfiere fuertemente, haciendo recomendaciones anímicas. Podéis notar que si el médium anímico es un individuo prepotente y ortodoxo en su vida común,coincide con su guía severo, rígido y sectario, profiriendo advertencias graves y sentenciosas. Haycasos en donde algunos médiums abusan de autosuficiencia por considerarse perfectamente hábileso capacitados anímicamente, llevando sus desaciertos o errores personales a cuenta y respon-sabilidad de su guía. Muchos espiritas se extrañan de ciertos seres conocidos como tolerantes y afectuosos, y cuandose comunican por determinado médium, se vuelven álgidos, exigentes y severos. Evidentemente, eneste caso, o el médium impone al espíritu su personalidad anímica, o es otra entidad que se sirveabusivamente de la identidad ajena para impresionar a los oyentes. No existe ningún tipo de policíaastral responsable por el contenido o pureza de las comunicaciones de los "muertos" para los "vivos",en el intercambio mutuo, siendo frecuente la intromisión de los espíritus perturbadores en los asuntosque no les competen. De "este lado" también proliferan los supuestos guías, que pretenden saberlo todo; dictangravemente las reglas más tontas a los encarnados, incitan a viejas supersticiones y transmiten men-sajes triviales a cuenta de revelaciones trascendentales. Explotan la vanidad de los médiumspresuntuosos o adversos al estudio, dictándoles escritos vulgares, produciendo material que sólosirve para que los adversarios cultos ridiculicen la práctica mediúmnica. Esos son enemigos comunes y declarados del progreso de la doctrina espirita, pues reconocenque ésta es capaz de liberar las conciencias encadenadas a las pasiones de la materia y también alos infelices del vampirismo repulsivo del astral inferior. Algunas veces, hasta los hombres de buensentido y estudiosos del Espiritismo se dejan fascinar por las invenciones y exhortaciones banales deesos pseudo guías, que las profieren bajo incontrolable verborragia, repleta de sentencias pomposasde puro efecto infantil. Pregunta: ¿Qué nos aconsejáis para cuando tengamos oportunidad de enfrentarnos consituaciones similares? Ramatís: Allan Kardec esclareció perfectamente esa situación en el Libro de los Médiums; susconclusiones sensatas y comentarios claros y concisos sobre la naturaleza, acción y objetivo de losespíritus mistificadores, son el molde para instruir a cualquier espirita sobre la actitud más acertada.Se trata de entidades que se aprovechan fácilmente del interés particular, de la vanidad o ingenuidadde los dominados por los prejuicios que desprecian las advertencias ajenas y las intuiciones de susamigos espirituales. Generalmente profieren extensos discursos y entregan cansadores mensajes sinnexo alguno, a cuenta de elevada filosofía espiritualista, que no se olvidan de signarlas con el nombrede los espíritus santificados por el servicio cristiano de la Tierra. En el intercambio con el Más Allá esnecesario mantener el raciocinio despierto y evitar el sentimentalismo improductivo, analizando conbuen criterio los compungidos mensajes mediúmnicos, cuyo contenido dudoso es firmado connombres pomposos. La mala intención y liviandad de ciertos espíritus os rodean constantemente. No aconsejamos la desconfianza preconcebida hacia las recomendaciones sanas y sensatas queos ofrecen las almas bien intencionadas; pero no debéis olvidar que el árbol bueno sólo se conocepor sus frutos. Sed prudentes en el intercambio con el Más Allá, cuyo mundo vibra en otra dimensión 127
  • Ramatís Mediumnismoy escapa a la auscultación positiva de vuestros sentidos. Cuando Jesús se refirió a la situación de losespíritus en la materia, recomendó que fuésemos "mansos" como palomas, pero "prudentes" comolas serpientes. No es conveniente cultivar el intercambio con los desencarnados como se hacía en elpasado, en el tiempo de las sibilas, de los oráculos y de las vestales, donde los esclavos,emperadores y reyes aceptaban sumisamente los consejos más desconcertantes y las revelacionesmás tontas, atribuidas a los dioses de la época. No debéis aceptar sin un examen esmerado todo cuanto los espíritus envían hacia la Tierra,como si los desencarnados fuesen oráculos infalibles. En cualquier campo de actividad y experimen-tación del espíritu, es necesario permanecer despejado para raciocinar y resolver los problemas porel esfuerzo propio. Muchas veces resulta más productivo el equívoco, pues una vez corregido indicael camino seguro. El abuso del "guiísmo" * en la siembra espirita puede terminar por conducir a sus adeptoscómodos y sin iniciativa particular al fanatismo enfermizo y ridículo. La vida física tiene por funciónprincipal desenvolver el raciocinio, la voluntad y el entendimiento del ser, por cuyo motivo lasindagaciones y rogativas en exceso a los desencarnados, no encuentran al guía disponible y de plan-tón para dar el consejo seguro. Casi siempre la rogativa trivial atrae a los espíritus adversos que semanifiestan por la brecha vulnerable de la negligencia humana, sembrando aflicciones en los incautospedigüeños, que suponen el movimiento espirita como si fuera una cooperativa de consumo. Pregunta: ¿Cómo debemos interpretar ese aspecto del "guiísmo" en la siembra espirita? Ramatís: La vida terrena es una escuela de educación espiritual, lo repetimos constantemente; elorbe terráqueo puede compararse a un inmenso laboratorio de ensayos y perfeccionamiento, dondeel quimismo de la buena voluntad y ofrenda de la renuncia cataliza en el espíritu su cualidad angélicay le desenvuelve el raciocinio para el entendimiento consciente del Universo. Y el Espiritismo,inspirado por lo Alto, es de importante influencia para el siglo actual, en la hora profética de los"tiempos son llegados", que ha de servir como óptimo derrotero para ascender rápidamente las almasimperfectas. Mas los terrícolas juzgan que la doctrina debe atender a los más absurdos ruegos, al igual queuna "agencia de informaciones", pues pretenden que debe resolver los asuntos más frívolos, trans-formando a sus guías en correctores desencarnados, con la obligación de resolverles urgentementetodos los problemas del mundo del César. Mientras se atrofian en su discernimiento espiritual por laausencia de la experimentación física, se aíslan de los espíritus serios y responsables por suprogreso espiritual, sometiéndose ciegamente a los guías. En consecuencia, las entidades bromistas y capciosas, que se aprovechan de la oportunidadfavorable, pasan a sustituir a los guías serios y prudentes, influyendo sobre los encarnados en todoslos aspectos triviales del mundo material. Los seres que no se ejercitan en las vicisitudes de la vidahumana, menos podrán atender las difíciles tareas y resolver los complejos problemas que les es-peran en el Más Allá de la tumba. Lastimosamente atraviesan la vida terrena con la menteanquilosada por la falta de uso, anotando sentencias, consejos e indicaciones fáciles que los eximande las complicaciones cotidianas. Pregunta: Cuando los espíritus son evocados con insistencia por sus admiradores o pupilosencarnados para atender solicitudes prosaicas, ¿se irritan o apartan de nuestro lado, totalmentedecepcionados? Ramatís: Imaginad lo absurdo que sería molestar a vuestros parientes y amigos que siendoautoridad pública, con graves problemas, tuvieran que atenderos para solucionar los caprichos que acada instante se os ocurran. Indudablemente que esas personas serias y dignas de su ocupación sesentirían sorprendidas y hasta molestas, por las solicitaciones infantiles, cabiéndoles un solo recurso:dejaros sin respuesta para que os entreguéis vosotros mismos al estudio de tan dispares ocurrenciasy caprichos. * La sumisión completa a los guías. 128
  • Ramatís Mediumnismo Los buenos espíritus tratan de ayudar y orientar a los encarnados alejados de cualquier interéssuperior; hacen el bien por el bien mismo y deben atender a quienes están interesadosverdaderamente por su reforma espiritual. No se someten a la función despreciable de ser oráculosgraciosos o informantes ridículos de las familias terrenas, despreocupados por los objetivos serios dela vida, y que los evocan asiduamente para resolver los asuntos triviales de la vida humana. Vivenabsorbidos por el servicio de protección a los desencarnados que se debaten dificultosamente en elMás Allá, causa ésta que les permite emplear su precioso tiempo en las obras que producenresultados beneficiosos y definitivos en las almas atribuladas, mientras se apartan de las consultasimprudentes de los encarnados. Los espíritus laboriosos no se irritan ni se decepcionan por las solicitaciones absurdas, cómodase inconvenientes de sus tutelados de la Tierra, pero al verificar la inutilidad de su esfuerzo paraelevarles su patrón espiritual, los dejan solos, para así poder orientar y servir a otros másnecesitados. Y, como dijéramos anteriormente, la incomprensión es aprovechada por las entidadesmistificadoras e irresponsables, que adoptan nombres pomposos, consagrados por la historiareligiosa, pasando a satisfacer la vanidad, el interés y los caprichos de sus cómodos consultantes. La situación es más grave para los encarnados que no tienen objetivos serios en el intercambiomediúmnico, porque los espíritus livianos, gozadores y ociosos, atraídos por ellos, en general utilizanla enorme organización de los genios del mal, situados en el astral inferior. Actúandesaprensivamente a la vanguardia, anotando los caracteres precarios y las deficiencias espiritualesde los encarnados, para minarles las fuerzas morales, debilitándoles la fe en la inmortalidad delalma., Pregunta: Si la renuncia y el amor son los atributos de las almas angélicas, ¿por qué los espíritusbenefactores y amigos se apartan de nosotros, en base a nuestra ignorancia, cuando nos com-portamos en forma tonta e interesada, en el intercambio mediúmnico? Cuántas veces, nosotros,encarnados, toleramos las incongruencias, los pedidos interesados y absurdos de las personas, y sinembargo los atendemos en sus indagaciones frivolas, sin que las censuremos. ¿Qué os parecenuestra consideración? Ramatís: Los espíritus buenos sirven a sus entes queridos y encamados, ayudándolos a cargarcon su fardo kármico durante la trayectoria física. Pero la bondad y el altruismo no deben incentivar laimprudencia y pretensión de atender a todos los intereses de sus simpatizantes encarnados, pues labondad, para ser útil, la mayoría de las veces debe estar amparada por la sabiduría. Hay casos donde los guías, aunque se sientan contrariados en sus sentimientos, necesitanadoptar providencias drásticas contra sus protegidos, dejándolos a merced de sus propiasexperiencias dolorosas. Aunque se diga que es preferible la bondad sin la sabiduría, a veces labondad puede volverse insensata y dar lugar a la indisciplina o confusión. 129
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXX EL PEDIDO A LOS AMIGOS DEL ESPACIO Pregunta: ¿Puede haber peligro si nos entregamos a la orientación de cualquier desencarnadoservicial, a fin de solucionar nuestros problemas particulares, siempre que confiemos en sus buenasintenciones? Ramatís: Como simple ejemplo, os recordamos que seria bastante insensato e imprudente que elsanto amoroso, movido por un sentimiento generoso, resolviera conducir la fogosa pareja de caballosque tiran del carruaje repleto de niños, y no tuviera habilidad en la conducción. De la misma forma,ciertos espíritus buenos y serviciales, pero sin experiencia, se transforman en "padrinos"incondicionales de los encarnados, atendiendo toda clase de imprudencias y problemas materiales. Los hombres que se entregan fácilmente a la orientación de cualquier desencarnado servicial, sincomprobar su gradación y competencia espiritual, pueden llegar a perder el coeficiente del buensentido que es peculiar al ser humano normal. Muchos seres se sorprenden, después de sudesencarnación, cuando comprueban la gradación mediocre de algunos pseudo guías, que siempreestaban prontos para atender los pedidos más absurdos de la Tierra. Pregunta: Entonces, ¿debemos suponer que los espíritus de gradación elevada son los únicosque pueden orientarnos satisfactoriamente? Ramatís: Algunos espíritus desencarnados y de poca gradación espiritual que permanecenligados a las actividades de la Tierra, pueden serviros con cierto éxito en las soluciones de losproblemas directos del mundo carnal, pues se infiltran con mucha facilidad en los ambientes físicos yperciben nítidamente las intenciones de los encarnados. De esa forma prevén algunos aconteci-mientos y orientan a sus inquietos consultantes para obtener mejores negocios materiales; opinansobre el noviazgo de la joven casadera; advierten sobre las amistades inconvenientes para la familia,indican el trabajo para el joven negligente o aconsejan el cambio de sus pupilos hacia otro barrio másfavorable. No quedan dudas de que se trata de almas bien intencionadas y cariñosas, que hacen lo posiblepara servir y ayudar espiritualmente. Pero es evidente que su bondad y ternura se vuelven hastaperjudiciales, porque incentivan el prejuicio, el interés y la codicia del terrícola. Son los encarnadoslos principales culpables de esa situación, puesto que algunos espíritus bondadosos, pacíficos yserviciales quedan ligados afectiva e ingenuamente a la tela seductora que les extienden desde laTierra bajo el interés oculto. A través de los ruegos acentuados, la mente encarnada y subvertida porardientes deseos, enlaza al espíritu desencarnado bueno y confiado, transformándolo en un corredoractivo del mundo astral, convocado a cada instante para cumplir con la inagotable mendicanciaespiritual ejercida en la materia. Es un acontecimiento muy común en las prácticas de la Umbanda, donde muchos asistentesbuscan únicamente solucionar sus problemas particulares, transformando a los viejos negros y hu-mildes como "esclavos psíquicos". El verbo "pedir" se emplea sin ceremonia alguna, disfrazado porlas afectadas demostraciones de cariño y gratitud de los encarnados, constituyéndose en un ver-dadero soborno espiritual destinado a conmover a los corazones generosos del Más Allá. Los terrícolas paralíticos de la espiritualidad explotan la magnanimidad y piedad de esos espíritusbondadosos, sinceros y serviciales, para solucionar la transferencia del jefe indeseable de larepartición, o el traslado urgente del vecino impertinente, hasta la ayuda para la elección del políticomañero, que promete "ayudar a los pobres" ni bien sea elegido. Aquí el militar de graduación convocaa los servidores del astral para obtener una mejor promoción y menos trabajo; allí la señora repleta dejoyas y frivolidades ruega para que se tomen las providencias necesarias para que su esposo regreseal hogar, aunque oculte sus caprichos y celos que lo apartaron; acullá, el jefe interesado, pide alprotector que acentúe el pase del empleado solicitado para su dependencia, pero que lo retiene algúnalto funcionario celoso. Así se organizan los trabajos especiales, como si fueran procesos de juiciosurgentes. 130
  • Ramatís Mediumnismo Por otra parte, los espíritus servidores son llamados urgentemente para atender con pases,descargas o medicamentos al jefe de la familia, víctima de un fuerte choque hepático después delopíparo banquete de carne de cerdo, o la jovencita posesionada, que después de tres díasconsecutivos de Carnaval frenético, es subyugada por la entidad desencarnada, que a través de sumediumnidad intenta seguir festejando el Carnaval en el último día de cenizas... Pregunta: ¿Es censurable que nuestros amigos desencarnados nos ayuden cuanto les seaposible en solucionar los problemas y vicisitudes de nuestra existencia? ¿Si Dios permite que en lavida física cometamos equivocaciones y más tarde debemos repararlas, para merecer el premioespiritual exacto; eso no podría interpretarse como un acto de sadismo por parte del Creador? Ramatís: Los espíritus desencarnados de buena índole hacen cuanto está a su alcance paraayudar a sus parientes, amigos y admiradores encarnados; y los más valientes se dedican a ayudar asus adversarios practicando el Amor, que en verdad, es lo único que salva al hombre. Aunque esasalmas no se evoquen en las sesiones mediúmnicas o en los hogares, acuden y ayudan a los en-carnados que merecen real ayuda en sus problemas aflictivos. Pero no es lícito que por eso haganAlianza con la ociosidad, el capricho y la comodidad tan común entre los terrícolas irresponsables, yque no condice con su elevada gradación espiritual. Es de sentido común que si los padres nopueden apartar a sus hijos de la senda del vicio o de los placeres peligrosos, por lo menos evitenapoyarlos o atenderlos en las solicitudes ilícitas. De la misma forma, los espíritus inteligentes no atienden a los ruegos que pueden anular eldiscernimiento y la libre iniciativa de los encarnados, o incitarlos a la mendicancia con losdesencarnados mal intencionados. Conforme dice el concepto de que "la función hace al órgano", eslógico que la falta de ejercicio del raciocinio termina por ofuscar la mente del hombre, como huir de laexperiencia que ofrecen los problemas comunes de la vida física, anquilosando la sensibilidadespiritual. Dios no exige que sus hijos se equivoquen primero en el contacto con el mundo material, paradespués darles el apoyo o discernimiento espiritual. El objetivo principal de la experimentaciónhumana, aunque surjan equívocos, es desenvolver en el espíritu la capacidad de raciocinio y hacerloconsciente, experto y receptivo a la evocación de lo Alto. Los espíritus estoicos enfrentan laexistencia humana con ánimo y buena voluntad, porque reconocen la necesidad de apresurar su tonoespiritual para integrarse rápidamente a la humanidad angélica. No tenemos constancia, en la historiade la vida de Jesús, que haya invocado constantemente a los ángeles para que le resolvieran losproblemas comunes; sus ruegos los dedicaba siempre en favor de los desheredados de la suerte ynunca en su propio beneficio. Pregunta: ¿Qué tipo de recursos o providencias adoptan los guías para ayudarnos en eltranscurso de la vida terrena? Ramatís: Ya lo hemos dicho; los espíritus prudentes y benefactores tratan de despertar lasenergías superiores de vuestra alma, antes que ayudaros a acumular fortuna. Prefieren retardaroshasta la salud física, si os ayuda a libraros de los excesos y abusos nocivos para la armoníaespiritual. Su principal objetivo es ayudaros a dominar el orgullo, la vanidad, la crueldad, el odio, laavaricia o la deshonestidad, cualidad ésta que sólo conseguís a través de las dificultades materiales opor el sufrimiento redentor. Aunque esos amigos desencarnados os amen profundamente, no deben asumir el papel de"resuélvelo todo" de la espiritualidad, comprometiéndose a descubriros los negocios turbios, lasempresas deshonestas o hechos censurables. Aunque algunas veces hayan sido parientes carnales,después de la muerte física reconocen el enorme perjuicio generado por la devoción fanática a losfamiliares encarnados, cuando éstos persisten en abdicar del esfuerzo propio para ejercer unintercambio mediúmnico puramente interesado. Pregunta: Por consecuencia, los guías no nos pueden ayudar a solucionar los problemasmateriales, puesto que sólo deben asistir a nuestro desenvolvimiento espiritual y recuperación moral,¿no es verdad? Ramatís: Los guías jamás dejan de asistiros espiritualmente, sea cual fuera la necesidad de 131
  • Ramatís Mediumnismovuestra vida, aun con relación a los problemas comunes de la vida cotidiana; alguien de "este lado"se presta siempre para cooperar desinteresadamente. Pero ello se realiza a través de la vía de lainspiración o la sugestión benefactora, afirmando el mérito de la buena escuela, de acuerdo a vuestrodiscernimiento espiritual. Bajo cualquier hipótesis, los protectores os inspiran en los negocios honestos y realizacionesventurosas, apartando a sus tutelados de las transacciones lucrativas, puesto que arrojan enormesperjuicios materiales al prójimo. Ellos os evitan todas las ventajas o confort de la vida carnal, siempreque esto pueda agravar vuestra deuda kármica, con el consecuente perjuicio para el espíritu inmortal.Los desencarnados serios y responsables no aceptan, en el Más Allá, la función de Investigadores dela Policía en procura de distinciones en la materia. Cuando os inspiran lo hacen únicamente en elsentido del Bien, pues su principal objetivo es liberaros del compromiso espiritual, que más tardepuede arrojaros a los charcos pestilentes del mundo astral. Pregunta: ¿Nos podéis aclarar mejor ese aspecto según el cual nuestros guías nos ayudanespiritualmente, aunque seamos perjudicados materialmente? Ramatís: Supongamos que deseáis vender un automóvil defectuoso y desvalorizado, queimpresiona en su apariencia, pero qué causará enormes perjuicios al comprador sin experiencia; dedos compradores, uno acepta el precio exorbitante que se le impone, mientras que el otro sólo ofreceel valor justo y equitativo de la mercadería. Íntimamente creéis que vuestro guía espiritual ha deayudaros a realizar el mejor negocio, es decir, que se venda por el precio más alto; no, vuestroprotector, interesado en la reducción de vuestra deuda kármica y progreso espiritual, no ha detransigir con el negocio deshonesto en perjuicio ajeno. Siempre que le fuera posible intervenir, harátodo lo posible para que el automóvil sea vendido a aquel que ofrece menor precio, puesto que es lomás justo y de menor perjuicio para el prójimo. Pregunta: Consideremos que el hombre peca al generar un pensamiento deshonesto, ¿porventura quedará exceptuado de culpa espiritual porque el guía impidió a su protegido concretar unatransacción poco digna que había deliberado premeditadamente. Ramatís: En verdad, el hombre comete pecado desde el momento que emite un pensamientoruin. También es evidente que el espíritu que proyecta negocios ilícitos es de índole perversa, ejecuteo no esa transacción deshonesta. Su deficiencia espiritual no se comprueba porque piense mal otenga negocios deshonestos; eso es el fruto natural de su temperamento, de su psiquismo, de suíndole psicológica, que lo induce a proceder en forma irregular. Si el guía evita que su tuteladopractique acciones ilícitas, también evita que sufra en el futuro cuando recoge la cosecha dañina. Elpensamiento ruin acarrea perjuicios y estigmatiza espiritualmente a su propio autor, pero una vezmaterializado es cuando exige la reparación total del perjuicio ocasionado. 132
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXXI LAS INFLUENCIAS OBSESIVAS SOBRE LOS MÉDIUMS Y SUS CONSECUENCIAS Pregunta: Ciertos candidatos a médium y adeptos al Espiritismo se quejan de que no puedendominar su entorpecimiento visual, cuando tratan de estudiar o leer las obras espiritas. Ellos creenque esto es obra de espíritus atrasados o malévolos que tratan de impedirles su desenvolvimientomediúmnico y su progreso espiritual. ¿Hay fundamento para tales afirmaciones? Ramatís: Encontramos algo extraño que esas personas sientan los párpados pesados cuandotratan de leer obras espiritas y que nada les suceda cuando se dedican a leer novelas fútiles,romances kilométricos, revistas tontas o dramas lacrimosos. Si manifestasen el mismo interés por lasobras de esclarecimiento espiritual creemos que ninguna fuerza oculta o sugestión inferior seríacapaz de cansarles los ojos o entorpecerles el cerebro. Suponiendo que en realidad no puedanvencer esa mala influencia que les perturba durante la lectura espiritual constructiva, es aconsejableque se sometan urgentemente a un tratamiento psíquico, porque son seres obsesados y queabdicaron de su voluntad. En muchos casos no tienen interés por el valor de las enseñanzas de la vida inmortal, enespecial, cuando se acondicionaron a las lecturas fútiles, historias de cuadros y novelas melodramá-ticas, que son verdaderos entorpecedores para la lectura de profundidad espiritual. Agradan de lasverborragias sentimentalistas que malgastan el esfuerzo del raciocinio y sirven de "mata tiempo". Asíevitan el libro serio, útil y sensato; además son displicentes consigo mismos, algunos son ociosos demente, culpando a los espíritus desencarnados, que ellos suponen, deben perturbarlos cuando sededican a la lectura superior. De esa forma, el médium aguarda el día milagroso en que deberá surgir su mediumnidad,mientras que el adepto espirita espera su angelización instantánea, sin necesidad de consultarninguna obra espiritualista o dedicarse a lecturas saludables. Pregunta: Algunas personas se duermen en las sesiones espiritas, por no resistir en vigilia eltiempo normal del trabajo mediúmnico o de oratoria, alegando, que por más que lo intentan nopueden sustraerse al sueño. ¿Qué nos podéis aleccionar sobre este particular? Ramatís: Reconocemos que en el trance sonambúlico el cuerpo físico se adormeceprofundamente, mientras que el espíritu del médium puede distanciarse suficientemente para ejerceralgún trabajo espiritual, pero eso no se da con aquellos que dormitan en los trabajos mediúmnicos.En verdad lo que mantiene a la persona despierta durante las conferencias, lecturas, trabajos me-diúmnicos o adoctrinamientos en los centros espiritas, es el interés espontáneo causado por el deseosincero de perfeccionarse espiritualmente. En general, los que duermen fácilmente en las sesionesmediúmnicas y reuniones evangélicas, muy raramente se adormecen durante el partido de fútbol, lascarreras de caballos, la irradiación de la novela jocosa y aún en el cine, aunque se pase algunapelícula que no es de su agrado. Hay feligreses que duermen en las iglesias católicas y en el templo protestante —y también enlas instituciones culturales— ni bien el sacerdote abre el Evangelio para la lectura de práctica, o elpastor toma la Biblia para el comentario del día —o el conferencista aborda el tema instructivo de sudisertación—. Es evidente que sólo duermen en los ambientes religiosos o espiritas las personas muycansadas por el trabajo agotador durante el día, y aquellos que realmente no se preocupan ni seinteresan por lo que oyen o participan. Pregunta: Algunos colegas explican que durante ese sueño los que dormitan acostumbran adonar fluidos en favor de los enfermos que se encuentran a distancia. ¿Qué opináis? Ramatís: Es un hecho demasiado raro; creemos que en casos muy excepcionales los espíritus deresponsabilidad extraen fluidos de personas somnolientas en las sesiones espiritas para atender a losenfermos distantes, puesto que no acostumbran a violentar o vampirizar a quienes duermendisplicentemente y que no participan en vigilia de los fenómenos caritativos. A tales espíritus no les 133
  • Ramatís Mediumnismoagrada hacer la caridad sin el consentimiento del dueño de los fluidos, quien además, si duerme, esel menos interesado. El que provee fluidos benefactores al prójimo debe estar movido por la voluntadde servir. La caridad es posible y efectiva cuando el agente que la promueve ofrece algo de sí mismo,consciente y espontáneamente, impregnando la acción con el calor de su corazón, porque el cielo nose conquista con el esfuerzo ajeno, ni cómodamente dormido. La extracción indebida de fluidos aquienes duermen en los ambientes espíritas, en verdad no dejaría de ser un censurable vampirismo,aunque fuera practicado por los espíritus benefactores y destinado a fines útiles. Pregunta: Conocemos algunos trabajos mediúmnicos especializados, donde los espíritusobsesores son apartados compulsivamente de la persona objeto de ese trato e impedidos para queactúen malignamente. Algunos espiritualistas aseguran que es muy eficaz y saludable ese tipo detrabajo mediúmnico y drástico, donde los espíritus atormentadores son anulados en su funciónnefasta. ¿Qué hay de cierto? Ramatís: Muchísimas veces los instructores espirituales os han advertido de que la simpleprovidencia de apartar las moscas de las heridas no es suficiente para que se curen. De la misma for-ma el alejamiento forzado del obsesor de su víctima tampoco soluciona ciertos problemas psíquicosdolorosos, que desde hace muchos siglos se entretejen debido a la crueldad y venganza de ambaspartes. Esa providencia drástica, es semejante al efecto de la inyección violenta; mientras dura laacción en el organismo físico, existe cura aparente y contemporizase el síntoma doloroso, pero no esla remoción de la causa oculta de la enfermedad. El obsesor apartado violentamente, aguarda elmomento oportuno para volver a hostigar más enfurecido a su víctima, continuando su obra odiosa. Ciertos espíritus vengativos, astutos y maquiavélicos, fingen adherirse a las imposicionesviolentas que los fuerzan a dejar a sus víctimas kármicas; mas después las vigilan constantemente,esperando el momento de herirlas mortalmente, a fin de quitarles toda oportunidad de recuperación.¡Cuántas veces se manifiesta entre los encarnados el júbilo ocasionado por la conversión yarrepentimiento lacrimoso del obsesor que fue apartado drásticamente por la intervención de losentendidos, y al poco tiempo ese obsesor desata su furia homicida alcanzando su nefasto designio!Aquí arroja al viejo compañero de andanzas bajo la rueda del vehículo pesado; allí deja inválida a suvíctima para el resto de su vida material en un accidente inevitable; acullá hiere profundamente almás querido de sus seres o le destruye los bienes terrenos. El problema de la obsesión no se soluciona por el solo hecho de apartar al obsesor, ni impedirleque se acerque a sus victimas. Ese recurso violento no elimina la responsabilidad kármica recíproca,en donde ambos, víctima y verdugo, se encuentran atrapados en la red de odios y venganzascrueles. Ese recurso apenas resuelve temporariamente el problema, mas no lo soluciona. Per-sistiendo el odio, como causa de la enfermedad espiritual, sin duda que vuelve el perseguidor, talcomo sucede con las moscas que vuelven a la herida mal cerrada. Únicamente la conversión simultánea del obsesor y su víctima pueden proporcionar la soluciónespiritual, que la fuerza y la violencia jamás podrán resolver. Pregunta: Hemos visto casos tan crueles por parte de los espíritus obsesores, que al ver elestado de sus víctimas nos inclinamos a creer que el empleo de la fuerza y los métodos violentos,aunque no se justifiquen, pueden arrojar por lo menos alivio y un poco de recuperación para elobseso agotado. Nos gustaría vuestro parecer al respecto. Ramatís: No tenemos conocimiento de que Buda, Krishna, Ramakrishna, Maharsi, Gandhi,Vicente de Paul, Francisco de Asís y principalmente Jesús, espíritus que renunciaron a las gloriasterrenas para dedicarse al bien del prójimo, hayan sido víctimas de las entidades obsesoras delmundo oculto. Allan Kardec, a nuestra forma de ver, fue una de las criaturas que más trató con losespíritus de diversos matices y gradación espiritual, al mismo tiempo que enfrentaba la campañadifamante del Clero y de los pseudo cientistas de la época. Sin embargo, ningún espíritu des-encarnado malévolo y cruel consiguió atacar al codificador del Espiritismo o afirmar sus bases paracualquier intento obsesivo. De acuerdo con los principios justos de la Ley del Karma, la interferencia de los espíritus cruelesy enfurecidos intentando obsesar a los encarnados, no es un acontecimiento accidental o proceder 134
  • Ramatís Mediumnismoinjusto, es el efecto de alguna causa infeliz o trágica del pasado. Es el propio obseso el que engendrólas consecuencias dolorosas que después viene a recoger; él también hirió o maltrató a quien lopersigue. La ley rectificadora de esos casos la enunció claramente Jesús cuando advertía que "quiencon hierro hiere con hierro será herido", o sea su equivalente en el adagio terrícola de "quien siembravientos, recoge tempestades". No hay injusticias en el mecanismo ordenado de la evolución espiritual creada por Dios; ningunoserá perseguido, maltratado o engañado, si está exceptuado de imprudencias o culpas en el pasado. Pregunta: ¿Con qué providencias crísticas se podría dominar a ese tigre rebelde y furioso? Ramatís: A pesar de comparar al obsesor con el tigre feroz, rebelde y refractario al lenguajeamoroso, no tengáis dudas de que su víctima es el principal culpable de atraerlo hacia su presencia,en base a los perjuicios que le hiciera sufrir en el pasado. Las fieras también tienen el don de presentir a la criatura inofensiva y amorosa, pues mientrasalgunos hombres han sido sacrificados por los animales, otros nunca fueron picados por las abejas,reptiles e insectos venenosos, ni mordidos por los perros, coceados por los caballos o heridos porfiera alguna. Francisco de Asís, en su inmenso amor, exhortaba a las aves y fieras, haciendoperdurable amistad con el lobo feroz. Jesús extendía sus manos sobre las serpientes que seenroscaban dócilmente por su magnetismo sublime; Ramana Maharsi, cuando era joven, se en-tregaba al éxtasis, mientras las arañas le subían por el rostro y las fieras le lamían las manos,participando también de su alimento. El castigo o la prisión no apagan las llamas del odio que alimenta a los espíritus en mutuoproceso obsesivo, donde uno de ellos lleva la ventaja de actuar desde lo Invisible. Sólo hay unrecurso o solución: el amor pregonado por Cristo y que convierte hasta a las fieras. El espírituperseguidor y cruel es apenas el acreedor que regresa para cobrar sus deudas, provocando los mis-mos procesos que la víctima le infringió en el pasado. Desgraciadamente, aun entre los mismosespiritas estudiosos de la doctrina, dirigen sus reproches hacia el obsesor, mientras se trata de igno-rar el odio, la irascibilidad y blasfemia de la propia víctima, que intenta ignorar sus culpas del pasado. La familia del obseso trata de liquidar el problema aflictivo e incómodo a cualquier precio y forma;para eso mueve tierra y cielo a fin de apartar al obsesor, o si es posible liquidarlo. Raramente losperjudicados reconocen los gritos de odio, los propósitos de venganza y desesperación espiritual quese encuentran en el alma de aquel que fue la víctima de antes. Pocos son los que se disponen aconquistar el corazón de aquel que los persigue, dado que intentan ignorar sus propias culpaspasadas y huir de la responsabilidad kármica. Hasta que los lazos atados por el odio no sean desatados por los sentimientos sublimes de amory ternura crística, el problema obsesivo continuará insoluble, prolongándose recíprocamente a travésde otras existencias futuras y en la erraticidad del Espacio, bajo la condenable pérdida de tiempo, quetanto retarda la ventura espiritual del obsesor como la del obseso. Es inútil apartar con violencia a losobsesores, pues sus víctimas son verdaderos imanes vivos, cuya vibración odiosa insiste en atraer asus perseguidores. 135
  • Ramatís Mediumnismo CAPÍTULO XXXII CONSIDERACIONES SOBRE EL DESENVOLVIMIENTO MEDIÚMNICO Pregunta: Algunos médiums se quejan de que no lograban desenvolver rápidamente lamediumnidad cuando asistían al desarrollo de las mesas kardecistas; alegando que tuvieron máséxito frecuentando los ambientes de la Umbanda. ¿Qué nos podéis decir al respecto? Ramatís: Respetamos el método de desenvolvimiento mediúmnico en los ambientes de laUmbanda, que son bastante diferentes y casi opuestos al que se realiza en el área del Espiritismocodificado por Allan Kardec, pero debemos agregar que en ambos casos el éxito no depende de lamayor o menor agitación física, sino del contenido espiritual superior que el médium kardecista ointermediario de la Umbanda haya podido acumular y consolidar en su espíritu. La mediumnidad, y principalmente la de prueba, no es un don concedido por lo Alto para seraprovechado de cualquier forma y precio, como un madero de "salvación" para la humanidad terrena.Es un recurso, un medio divino concedido prematuramente para la mejoría espiritual del candidato amédium, que generalmente se encuentra bastante endeudado por sus imprudencias del pretérito. Enconsecuencia, lo que importa no es la cantidad de tiempo que precisa invertir para sudesenvolvimiento, pero sí la calidad espiritual conseguida durante el ejercicio o la asidua asistencia ala sesión mediúmnica. ¿De qué vale un desenvolvimiento mediúmnico rápido y fenoménico, si el médium no posee nadade bueno y útil para ofrecer al prójimo? ¿No sería absurdo ofrecer una copa vacía al que estáagonizando de sed? Partiendo de la base de que la facultad mediúmnica no es un baño milagrosocapaz de transformar instantáneamente a su portador en un sabio o en un santo, pero sí unahipersensibilidad periespiritual prematura en los médiums de prueba, debiendo desenvolverse enperfecta concomitancia con la recuperación espiritual del portador, puesto que es el más necesitado ytambién puede ser el más beneficiado. Como el desenvolvimiento mediúmnico no consiste en una serie de movimientos rítmicos,parecido a la gimnasia muscular, el candidato a médium encuentra en el ambiente de trabajo espíritala oportunidad valiosa de apresurar sus atributos angélicos, antes que volverse un intermediariofenoménico de los espíritus desencarnados. Frecuentando asiduamente a las sesiones mediúmnicas y ante la influencia benefactora de laoración y enseñanzas evangélicas, tendrá la oportunidad de dominar muchos impulsos viciosos y mo-derar los sentimientos irascibles e indisciplinados. Comprobando la inmortalidad del alma por mediode los espíritus comunicantes, también elevará su tono psíquico, dinamizando su fe en los propósitosde la vida espiritual. En el servicio de irradiación a los enfermos, el médium activa sus célulascerebrales, mientras desenvuelve mejor el sentido crítico; así, cuando debe juzgar las cosas yraciocinar sobre los motivos angustiosos de los espíritus sufrientes, pone en práctica cuanto de bien yevolución alcanzó hasta ese instante. Pregunta: ¿No es razonable la ansiedad que demuestra todo médium cuando trata de comunicarlo más breve posible el pensamiento de los espíritus desencarnados, a fin de cumplir con su deberespiritual y fortalecerse bajo la protección del guía? Ramatís: Aunque no comunique directamente el pensamiento de los espíritus del astral, deberáincorporar innumerables valores en su empobrecido patrimonio espiritual, mucho antes que poseer laidea aflictiva de ser un médium para recibir al guía o "hacer la caridad", como si fuera un académicodiplomado del mundo profano. Junto a la mesa kardecista el aspirante a médium no disfrutaúnicamente de su desenvolvimiento mediúmnico, también sensibiliza su sentimiento fraterno en favorde los necesitados, como también conquista nuevas amistades benefactoras, volviendo la mente másreceptiva a los conocimientos técnicos sobre la mediumnidad y los principios saludables de ladoctrina espirita. Antes de ejercer su mandato mediúmnico, debe docilizar la lengua para cooperarcon el adoctrinador de turno y apurar su juicio en el entendimiento psicológico de la vida, para servir alos "muertos" como a los "vivos". 136
  • Ramatís Mediumnismo Esperanzado en que su mediumnidad se manifieste de un momento a otro, el candidato ha deperseverar pacientemente frecuentando las sesiones mediúmnicas; de ese modo aprovechacentenares de horas ejerciendo actividades benéficas, evitando consumirlas en los juegos viciosos,anécdotas indecentes, conversaciones fútiles, críticas injustas, o discusiones políticas o deportivas,que siempre dejan en el alma los residuos de las toxinas psíquicas. También deben evitar la ingestiónde alcoholes, rechazar la tiranía del tabaco, vencer la ociosidad mental y no desperdiciar el tiempoprecioso escuchando novelas radiofónicas o leyendo revistas de poco provecho intelectual. Sucede, desgraciadamente, que el futuro candidato a médium, inconsciente de las virtudes oatributos superiores que iba incorporando poco a poco en su patrimonio espiritual, gracias a la de-mora en su desenvolvimiento, se deja dominar por la impaciencia y abandona el banco de su escuelaespiritual preliminar, decidido a promover la eclosión milagrosa de su facultad, aunque sea activadapor estímulos inoportunos y fuera de tiempo. En su comienzo confunde sensibilidad psíquica con dinamismo muscular o espasmo físico,creyendo ser el señor absoluto del poder mediúmnico, pasando a resolver los difíciles problemas aje-nos, antes que conseguir su propio equilibrio espiritual. Eufórico por la manifestación fenoménica quese produce en la periferia de su cuerpo físico, confiando en que su probable guía le fortalecerá apartir de ese momento y sin el menor esfuerzo de su parte; en todo cuanto ha de consultarlo,descuida el estudio, la investigación y su propia recuperación espiritual. Paradójicamente, más tardele faltará el tiempo para atender su propia penuria en lo íntimo del alma, ante la multiplicidad deproblemas que se pone a resolver junto a los seres que a veces son más ricos en conocimientos queél mismo. Algunas veces el médium pseudamente desenvuelto es un individuo que se liberó de la incómodafascinación del Más Allá, cuando no se trata de un portador de neurosis crónica a cuenta de unamediumnidad diagnosticada por otro médium incipiente. Entonces, a los primeros síntomas en suorganización psico-física, se pone a recetar y a distribuir pases fuera del ambiente donde mal sereajusta, y que luego abandona por las advertencias prudentes de sus compañeros másexperimentados. Todavía no citamos aquéllos que exudando fluidos enfermos por todos los poros ysiendo incapaces de atender a las necesidades más imprescindibles de su familia, se dedican,afligidos pero audaces, al trabajo mediúmnico, para lo cual no tienen alcance ni están debidamentepreparados, tratando de cumplir a "todo costo" la misión espiritual que suponen están seriamentecumpliendo. Pregunta: Sabemos de algunos colegas que vivían accionados por espíritus, cuya actuación seintensificaba más en los días predeterminados para los trabajos mediúmnicos. Pero, ni bien se sen-taban junto a la mesa kardecista, para el debido desenvolvimiento, la influencia del Más Allá cesabainstantáneamente. ¿No es justo que intentaran su desenvolvimiento en otro ambiente o bajo métodosdiferentes, pero capaces de ayudarlos a despertar rápidamente su facultad? Ramatís: Los guías, ciertas veces, acostumbran a utilizar hermanos inferiores, que tienen fluidosdensos y constrictivos, proyectándolos periódicamente a sus pupilos encarnados y desinteresados delas cosas espirituales. Estos, ni bien siente esas cargas fluídicas tratan de buscar lenitivo,desconfiados de estar sufriendo algo detestable o peligroso en su sistema nervioso. Inquietos yafligidos, efectúan la tradicional "vía sacra" por los consultorios médicos, sin alcanzar los resultadosprovechosos, coleccionando los más raros diagnósticos, entregándose a la ingestión de tóxicosmedicamentosos a granel. Visitan a renombrados psiquiatras y neurólogos, se someten al psicoanálisis, pasan por todaclase de radiografías y exámenes de laboratorios, sin conseguir solucionar sus problemas tanincomunes y complicados. Algunos amigos afines les advierten diciéndoles que puede ser unproblema psíquico, tal vez la manifestación de la mediumnidad, sugiriéndoles el recurso delEspiritismo; pero el credo, la convicción ateísta o el diploma académico les impide solicitar losrecursos humildes y efectivos de los médiums espiritas. Finalmente, después del cansancio físico y de los gastos enormes, el paciente acepta elindeseable diagnóstico, que puede ser un médium en potencia que necesita desenvolverse en la 137
  • Ramatís Mediumnismosesión espirita para poder liberarse de los fluidos agresivos que lo ponen enfermo y desesperado.Entonces el guía, que planeó colocar a su pupilo negligente y sarcástico en el ambiente espirita, hacetodo lo posible para encaminarlo hacia las obras fundamentales de la doctrina y desenvolverlepropósitos espirituales sanos para su mejor aprovechamiento de la existencia física. Después queverifica la presencia asidua de su tutelado a los trabajos mediúmnicos para obtener la cura psíquica,por lo cual ha de recibir esclarecimientos útiles para su espíritu embrutecido, le suspende las cargasfluídicas coercitivas y periódicas, que lo forzaban a buscar el ambiente espirita, debilitándole laorgullosa convicción ateísta. El pupilo recuperado en su salud y libre del "peso" y de la "angustia" nerviosa que lo molestaba,desaparece de las sesiones mediúmnicas y de las reuniones evangélicas, retornando a la antiguasituación improductiva e indolente. No tarda en olvidar su viejo caso de dolores, alegando entre susamigos que fue víctima de alguna alucinación nerviosa o neurosis accidental, cuya manifestaciónmórbida desapareció gracias a los efectos retardados de los medicamentos proscriptos por losmédicos. Sin embargo su guía está atento, pues su tutelado irresponsable no tarda en sentir nuevamenteel mismo y extraño fenómeno, que además de incómodo le causa la misma angustia y descontrolpsíquico, reaparecen las cargas fluídicas agresivas que lo obligan a frecuentar, nuevamente, elcírculo de amistad espirita o someterse a la disciplina del desenvolvimiento mediúmnico que lo habíaaliviado. Ignora que al huir del ambiente doctrinario, que atendía su falta de espiritualidad, pasa asufrir la carga fluídica coercitiva de las entidades groseras al servicio de su guía. Y para que continúefrecuentando regularmente el centro espirita, donde tomaba conocimientos y apresuraba sussentimientos embrutecidos, esa actuación fuerte y agresiva se registra con más propiedad el día deltrabajo mediúmnico. También suele ocurrir que algunos candidatos bastante inconscientes de sus necesidadesespirituales y afligidos por liberarse lo más rápido posible de su carga psíquica, tratan de buscarambientes que los desenvuelvan apresuradamente, aunque sea engañados o mistificados. Ignoranque su recuperación espiritual es más importante que sus poderes mediúmnicos en la manifestaciónfenoménica y opuesta al trabajo delineado por su guía. También es lógico que su generoso mentor espiritual no tenga otra salida que dejar a su pupiloque actúe en el ambiente que él considera más simpático y favorable, cuya única finalidad es verseliberado de sus incomodidades psíquicas. Pero como ésa no sea la solución propuesta por su guíapara su versátil tutelado, prefiere verlo colocado en un ambiente de menor aprovechamientoespiritual, pero que lo aparta por algún tiempo de la actuación viciosa y censurable en el mundoprofano. Pregunta: Suponiendo que el médium frecuente un ambiente espirita atrasado, donde losdirigentes son incultos, negligentes y demasiado ortodoxos, y por consecuencia, su desenvolvimientose halla estacionado por falta de estímulos, ese médium, ¿no debe tratar de buscar otro lugar másfavorable para alcanzar su objetivo? Ramatís: El progreso de la facultad mediúmnica, como dijéramos muchas veces, es fruto delesfuerzo propio, de la perseverancia y tenacidad. El médium estudioso, investigador incansable delos preceptos superiores de la vida inmortal, debe interesarse por los esfuerzos educativos de laCiencia y Filosofía del mundo, terminando por apartarse del ambiente empobrecido donde actúa,volviéndose un elemento útil y capacitado, que invierte los papeles y pasa a esclarecer a suscompañeros más ignorantes. El esclarecimiento de la razón y el apresuramiento espiritual son tareasque corresponden tanto al médium, adoctrinadores y dirigentes, como a los adeptos espiritas. Losque prefieren depender del progreso de sus compañeros, aguardando cómodamente la colaboraciónajena, no hay duda de que terminarán cristalizados bajo la condenable estagnación espiritual. El propio Jesús hacía invitaciones a sus discípulos para que tomasen sus cruces y lo siguieran,pero no los arrastró con el fin de evangelizarlos apresuradamente, fuera del tiempo debido, sino quelo efectuaran sin violentar su ascensión espiritual. El médium que descuida su urgente renovacióninterior y su agilizamiento intelectivo, se estaciona improductivamente en las comunicaciones 138
  • Ramatís Mediumnismomediúmnicas mediocres y muy comunes, terminando por desinteresar al mismo público del ambientedonde participa. Cuando percibe que no lo lisonjean, ni le dan importancia a sus mensajes, cambia decentro en busca de la "corriente más afín" donde le elogien su don de "misión sacrificial" en el mundo. No hay duda que confunde su pobreza espiritual con la deficiencia del medio donde actúa,atribuyendo su proceso improductivo como mediador, a la falta de conocimientos por parte de suscolegas. Todos los trabajadores de la siembra espirita precisan instruirse eficientemente, pero nobasta leer y releer exclusivamente las obras espiritas y disponerse a enfrentar a un público cada vezmás ávido de conocimientos evolutivos en todos los sectores de la vida humana. Innumerablesfuentes educativas en lo espiritual y obras que tratan las últimas conquistas de la Ciencia, Filosofía yPsicología, ayudan al espirita a disciplinar su mente, prejuzgar sus impulsos ocultos que se proyectandel subconsciente en la tentativa de esclavizar al alma con sus embestidas inferiores. Pregunta: ¿Es contraproducente la ansiedad que manifiestan casi todos los médiums neófitospara recibir a su guía, a fin de participar provechosamente en el servicio de la caridad espirita? Lareceta mediúmnica, el pase espirita o la revelación de los desencarnados, ¿no es la característicabásica de todo médium desenvuelto? Ramatís: Somos del parecer que la manifestación súbita del espíritu guía no es suficiente paradespertar en el médium los tesoros del amor que él no haya revelado en el trato cotidiano con elprójimo. El sentimiento caritativo, que hace padecer y participar de la desdicha ajena, no puededespertarse o merecer la asistencia de las almas excelsas, si la persona deseosa de hacer el Bien nose esfuerza para despertar en sí misma el placer de servir y amar. Caridad, en su esencia absoluta, es la emoción estética amorosa del alma angelizada; es lasensibilidad espiritual fruto del grado evolutivo del ser, que produce el Bien por el ejercicio es-pontáneo del propio Bien, pero exceptuado de cualquier interés personal y de la ansiedad utilitaristade alcanzar el cielo. Francisco de Asís, Vicente de Paul, Pablo de Tarso, Buda, Gandhi y el amadoJesús, como determinados apóstoles y cristianos ejecutados, probaron la grandiosidad delsentimiento de la caridad, puesto que vivieron entregados al servicio del amor al prójimo y sesacrificaron en holocausto heroico sin preocupación de lucros espirituales. Pregunta: Creemos que el deseo de hacer el bien y ser útil al prójimo, como objetivo venturoso delos médiums en desenvolvimiento, es una intención loable y un estímulo para el futuro servicio dehacer la caridad; ¿no es verdad? Ramatís: Es evidente que ese sentimiento de caridad debe ser permanente en el individuo ymanifestado como un estado natural del alma, dispensando de cualquier clima religioso o ambienteespiritista para ser practicado, y sin depender de cualquier influencia exterior. Será de poco valor lafiebre de los médiums en hacer la caridad en el recetario mediúmnico distribuyendo pases, recibiendodesencarnados sufrientes o dedicándose a las campañas filantrópicas, si después fracasan en losactos y cosas más simples. Muchas veces, en el trayecto del hogar al centro espirita donde pretenden hacer beneficios afavor del prójimo, ciertos médiums dejan de cumplir los actos más simples del amor. Aquí faltan conla caridad amistosa con el amigo de la infancia empobrecido y viciado, apresurando los pasos a fin deno ser visto y demandado en algún servicio momentáneo; allí son groseros con el conductor delvehículo de pasajeros, que agotado y neurasténico, demoró su llegada o no estacionó en el puntoprefijado; acullá, censuran al vagabundo o al embriagado que las entidades espirituales superiores lecolocaron en el camino, para tomar y experimentarle la temperatura del corazón. Ese espíritu carentede crítica amorosa, va desde la censura contra los viciados en el alcohol, las prostitutas infelices y losmendigos que explotan la caridad pública, hasta las acusaciones livianas de robo a los servidorespúblicos o críticas violentas a las instituciones religiosas adversas. A la espera del ómnibus o del ascensor, los candidatos a la prestación de la caridad protestanvivamente contra el aumento injusto del pan, de la leche, la carne, y los negocios censurables de losacaparadores del fruto del pueblo; pero no dejan de desperdiciar el dinero en cigarrillos, alcohol ofutilidades dispensables en la vida humana, vicios que si fueran abandonados, beneficiarían hasta lapropia salud orgánica. Se discute prolongadamente con el proveedor que altera el aceite, el queso y 139
  • Ramatís Mediumnismodemás comestibles, pero dejan de protestar delante del joyero que les anuncia el costo astronómicode la piedra preciosa destinada a engalanar la vanidad humana. Sería justificable la crítica sana y laprotesta justa contra el imperio del robo, el crimen y la corrupción administrativa, como la censura porla indiferencia de las autoridades con relación al problema del menor abandonado, la juventud des-viada o la mujer desamparada. En nuestro caso, nos referimos especialmente a todos aquellos queasumen graves responsabilidades en el ambiente espirita y procuran el desenvolvimiento mediúmnicopara servir al prójimo, contradiciéndose con frecuencia, puesto que alternan los momentos decaridad, con aquellos que desmienten la verdadera personalidad espirítica. Ese proceder no los ayuda a conseguir los fluidos buenos, ni los predispone para el pase espirita,a fin de irradiar a los enfermos y fluidificar el agua curativa, pues al comportarse equivocadamente enel trato común de la vida, se contaminan fácilmente con los tóxicos generados por la intolerancia,cólera, maledicencia, irritación o desamor al prójimo. Pregunta: ¿Qué fundamento existe en las afirmaciones de ciertos adoctrinadores espiritas,cuando dicen que los médiums en desarrollo, que todavía no recibieron a sus guías, conservan ensus auras los fluidos malos de los espíritus sufrientes? Ramatís: En los buenos trabajos mediúmnicos, los espíritus perturbados o sufrientes están bajo elcontrol y los cuidados del guía de la casa, y cuando se retiran del cuerpo del médium, los técnicos de"este lado" les higienizan el periespíritu para disolverles los fluidos y miasmas dejados. Evidentemente, lo que más ensucia el aura de los encarnados es el depósito de fluidosdeletéreos engrosado por los vicios, pensamientos obscenos, coléricos o maldicientes, preparandolas bases para que las entidades malhechoras alcancen sus propósitos perniciosos en el mundofísico. El espíritu sufriente puede causar malestar y estigmatizar el periespíritu del médium en la horade su comunicación, mas las interferencias e infiltraciones pervertidas que se manifiestan por lamente indisciplinada o deseos impuros, forman manchas lodosas definitivas, que difícilmente sedesintegran en quienes la producen. Jesús estuvo en contacto con los fluidos sufrientes del orbe, sin embargo no se apartó de lanaturaleza sublime del Espíritu Santo, que le orientaba los pasos en el mundo y le alimentaba elespíritu con las energías de lo Alto. Pregunta: ¿Qué factores son más eficientes para ayudar al desenvolvimiento de los médiums enlos trabajos espiritas kardecistas? Ramatís: El desenvolvimiento mediúmnico, como dijéramos, no es gimnasia física, su éxitodepende muchísimo del apresuramiento del intelecto y sentimientos del médium; es lógico que ade-más del entrenamiento disciplinado junto a la mesa espírita, el candidato debe tratar de alcanzarconstantemente su esclarecimiento espiritual. Es tiempo de terminar con el viejo tabú de que no tieneimportancia que el médium sea analfabeto, siempre que sea humilde y de buenas intenciones. Haycasos en donde la mediumnidad aparece espontáneamente en criaturas incultas y humildes, que soncapaces de cumplir loablemente su mandato mediúmnico, porque no se apartan en forma alguna delas prácticas evangélicas. Mientras tanto, el médium que además de poseer buenos sentimientos y sustentar propósitossuperiores en su tarea mediúmnica, fuera estudioso de la doctrina espirita y culto en el trato con otrasfuentes de educación espiritual del mundo, en verdad, ha de convertir con más facilidad al prójimo,por su humildad afectuosa y argumentación intelectual superior. En las conversaciones, conferencias,estudios y comunicaciones mediúmnicas en el centro espírita, sus responsables deben exigir unpatrón de conocimientos y cultura que no empobrezca la divulgación de los postulados doctrinarios enpúblico. Pregunta: ¿Qué nos decís sobre la formación de escuelas para la orientación y desenvolvimientodisciplinado de los médiums? Están aquellos que censuran cualquier movimiento o programa deacción en el seno del Espiritismo, pues alegan que se elimina la espontaneidad mediúmnica. Ramatís: Desgraciadamente aún predomina entre muchos espiritas el sistema crónico yendurecido por parte de los médiums y dirigentes de sesiones, que confunden su ortodoxia enfermiza 140
  • Ramatís Mediumnismocon el linaje iniciático de la doctrina. En su ignorancia, bastante generalizada, defienden la rectitud, lainmutabilidad y la disciplina de las leyes qué Dios creó para regir los fenómenos de la vida en toda sumanifestación en el Cosmos, y paradójicamente exigen la incuria, el empirismo, la indisciplina y lasorpresa para el desenvolvimiento de la facultad mediúmnica. Si la propia flor, que se supone ha de abrirse espontáneamente a la luz del Sol, es unacontecimiento resultante de millares de procesos y realizaciones técnicas, disciplinadas por leyesinteligentes, que rigen desde la eclosión de la simiente hasta el quimismo del color, ¿por qué,entonces, la mediumnidad, que es una facultad compleja, de relación entre el mundo espiritual y lamateria, debe prescindir de cualquier derrotero científico, educativo o técnico? Ella exige tratamientoy control científico tan eficaz como cualquier manifestación de la vida oculta, puesto que también sesubordinan a las leyes inteligentes y definitivas, que no pueden ser contrariadas por la voluntadhumana. Además de su entrenamiento psíquico y de su garantía evangélica, el éxito de la mediumnidadrequiere cultura, disciplina y control consciente, en concomitancia con la exigencia de la doctrinaespirita en su triple aspecto de Ciencia, Filosofía y Religión. Si la evangelización es asunto íntimo yespontáneo del candidato a médium, su desenvolvimiento mediúmnico requiere la sesión es-pecializada y la dirección del instructor apto, para evitar el deterioro de los principios lógicos con queAllan Kardec consolidó la base de la doctrina espirita. En consecuencia, siempre es aconsejable la escuela de médiums o los cursos disciplinados quedeben graduar a los candidatos por su competencia y responsabilidad, pues siendo la mediumnidaduna facultad —que en la opinión cándida y ortodoxa de algunos espiritistas, debe desenvolverseespontáneamente— requiere la experimentada asistencia técnica y el control inteligente, para evitarel ridículo y degradación en las relaciones espirituales. Innumerables médiums, buyodesenvolvimiento se produjo contrariando las sanas orientaciones, en vez de exaltar o justificar lasensatez de los postulados espiritas, lo ridiculizan y arrojan al desánimo a las criaturas másesperanzadas. Pregunta: Algunos colegas espiritas condenan la escuela de médiums, porque temen que loscursos especializados del mediumnismo terminen por inducir a la mercantilización de la facultadmediúmnica. Argumentan también contra el peligro de los diplomas, insignias de mérito ogradaciones, muy al gusto académico del mundo profano, capaz de crear castas de sacerdotes o unajerarquía espirita. ¿Qué opináis al respecto? Ramatís: No preconizamos la creación de cualquier clase de sacerdotes médiums, subordinadosa la jerarquía de jefes, subjefes o acólitos de menor envergadura, copiando los vicios de las religionesseculares, que sustentan sus dignatarios a expensas del pueblo. Nos referimos únicamente a la necesidad del médium para que corrija y eduque su imaginacióndesatinada, sin despreciar la disciplina, técnica y cultura de la vida material, para evitar los tabúes yconvicciones ingenuas, que lo colocan al margen del programa y de las realizaciones del mundoterreno. La escuela de médiums bajo el control de las federaciones e instituciones espiritas deresponsabilidad, es el recurso aconsejable para el desenvolvimiento mediúmnico sin el empirismo dis-persivo, que además proporciona la oportunidad de exámenes y la creación de los "tests" quecomprueban el conocimiento y progreso del médium con relación a los postulados espiritas, quepretende divulgar y proteger. El curso mediúmnico disciplinado libera al médium de los datismos,estulticias, frivolidades, exotismos y manifestaciones excéntricas, que se anteponen a la lógica yprudencia espirita. Los cursos elementales, preparatorios y de conclusiones pedagógicas para la mediumnidad,contribuyen al perfeccionamiento teórico y práctico del médium, desenvolviéndole también el en-tendimiento psicológico de los fenómenos del subconsciente y le apresura la capacidad de oratoria yfacilidad correcta de la palabra en público. Es lamentable que el índice creciente de médiums incultos y sin comprensión psicológica de sustareas en público, sirvan de motivo para que los adversarios inescrupulosos desprestigien al 141
  • Ramatís MediumnismoEspiritismo. Los mal intencionados acostumbran a tejer críticas injustas contra la doctrina, despuésque han recogido el material censurable en las manifestaciones absurdas, banalidades filosóficas,exhortaciones tontas o revelaciones excéntricas, que los médiums incultos y presumidos transmiten acuenta de mensajes importantes. Pregunta: Cierta vez oímos a un prestigioso espirita alegar que el Espiritismo progresósatisfactoriamente en un siglo de actividades, sin tener necesidad de crear las escuelas de médiums,por cuya causa tal iniciativa es innecesaria. Ramatís: Si en la actualidad los hombres se agrupan y disciplinan para proteger las profesionesmás humildes, como son la academia de peluqueros hasta el instituto especializado en la físicanuclear, ¿por qué motivo la mediumnidad no ha de merecer un tratamiento sensato, un derroterosano y progresivo, a fin de entrenar a los médiums para alejarlos de los escollos y decepcionespropias de las tentativas empíricas desordenadas? El hombre moderno se disciplina hasta paralimpiarse los dientes e higienizarse la boca; mientras tanto, la práctica mediúmnica que sirve deligazón entre el mundo de las fuerzas ocultas e incontrolables y la materia impotente, ¿debeabandonarse al juicio equivocado del primer consejero ignorante? El médium la mayoría de las veces es pobre, inculto y agravado por un doloroso karma, debiendodebatirse sin protección alguna contra las embestidas maquiavélicas del Más Allá; casi siempreenfrenta problemas dificultosos y dramáticos en medio del hogar, o luchan contra la descreencia desus familiares con respecto al Espiritismo. Sin disciplina espiritual interior, sin el conocimientosuficiente para saber cómo se manifiesta su facultad que le conmueve brutalmente el psiquismo, auntodavía son el blanco de la crítica fácil de aquellos que fiscalizan ortodoxamente la doctrina. En elcaso que sobreviva con éxito del mar revuelto de sus condiciones y angustias, prestando favores yayudando al público sediento de soluciones para los intereses comunes, será una fuente de gratitud,respetado y deseado en la mesa de todos los hogares. Pero el infeliz cae agotado y masacrado por laignorancia, dificultades domésticas y desorientaciones maquiavélicas del Más Allá, es juzgado comoun perdulario de los bienes divinos, caído espiritualmente y víctima de su presunción, vanidad,orgullo, interés o indiferencia a las sabias advertencias de sus colegas. La escuela de médiums, es un bendecido "oasis" para los médiums de buena voluntad, quienespodrán mitigar la sed de esclarecimiento, confort y amparo para su "vía crucis", aún tan malcomprendida por sus propios compañeros de doctrina. Pregunta: Reflexionando sobre vuestras explicaciones acerca del mediumnismo, creemos que esmuy dificultoso para los guías desarrollar satisfactoriamente a sus futuros médiums; ¿no es verdad?¿Qué nos podéis decir sobre el proceso de desarrollo mediúmnico, conforme a las prácticas de ladoctrina espirita codificada por Allan Kardec? Ramatís: No siempre los guías prevén cuál ha de ser el éxito y aprovechamiento en susrelaciones futuras con sus pupilos o candidatos a médium de servicio espiritual en la Tierra.Generalmente, los mediadores descienden a la carne después de efectuar mil promesas de absolutaconsagración al servicio mediúmnico y renunciar a las ilusiones seductoras y sensuales de la vidafísica; son pocos los que resisten a las vicisitudes humanas o dominan los placeres deletéreos.Algunos caen desamparados por falta de recursos económicos; otros debilitan sus fuerzasespirituales arrasados por las pasiones viciosas; algunos se desaniman ante la tarea más simple;otros se agotan en el trabajo desordenado. Así, enfrentando todas las probabilidades hostiles en el trabajo espiritual junto a la Tierra, losguías precisan estudiar previamente el ambiente fluídico donde deben actuar a través de losencarnados que les servirán de mediadores. Analizan los fluidos ambientales, auras periespirituales ycorrientes magnéticas que puedan influir en la receptividad mediúmnica; investigan desde lasamistades terrenas al tipo de espíritus desencarnados que podrán influir en el futuro en suscomunicaciones doctrinarias. A pesar del trabajo inteligente, agotador y cuidadoso de los mentores, el programa espiritual paradescender hasta la materia sufre los más variados tropiezos, cuyo mayor porcentaje cae en elfracaso, ante la falta de pericia, mala voluntad, negligencia, vanidad e interés de los médiums que se 142
  • Ramatís Mediumnismoolvidan del compromiso reencarnatorio. La obra benefactora concebida en el Espacio se retarda ensu transferencia hacia el mundo físico, pues aunque los guían sean inteligentes y capaces, no sonoráculos infalibles, capaces de prever las debilidades, enfermedad, rebeldía, desánimo ydesconfianza de sus mediadores futuros. El trabajo del Bien en la Tierra, aún es dudoso e imprevisible, pues además del laboratoriocorrectivo, que es el espíritu en la materia, es un planeta geológicamente inestable y sincronizadoperfectamente con la discordia, sensualismo, cupidez, egoísmo y crueldad de sus habitantes. Pregunta: ¿Qué opinión nos podríais dar si tuvierais que indicarnos el camino más seguro aseguir, para el ajuste de los nuevos candidatos a médiums? Ramatís: Siempre es aconsejable que el candidato al desarrollo mediúmnico y elemento nuevoen las reuniones de ese tipo, se mantenga primeramente a la expectativa, sin participar directamenteen el trabajo, tiempo éste que durará de uno a varios meses, así podrá valorar su propia electividad oantipatía con el ambiente. De esta forma se evitará el gasto inútil en el servicio de intercambioespiritual y el toque llamativo, por ser un elemento nuevo que debe actuar desafinando con la"corriente mediúmnica" establecida. Después de un período de observación o aclimatación al nuevoambiente, el candidato podrá ser admitido, encuadrándose a la disciplina peculiar de la casa espiritaque encuentra organizada e independiente de su cooperación. En trabajos de mayor capacidad intelectiva y entendimiento doctrinario, conviene que susdirectores procedan a los "tests" elementales con referencia a los nuevos elementos, para seleccionara los que manifiestan la facultad en forma más positiva, espontánea y segura, dado que necesitamayor urgencia para su desenvolvimiento. Los demás elementos, cuyo mediumnismo no se define yse confunde fácilmente con las perturbaciones nerviosas, histéricas, animismo o fenómenos neuro-vegetativos, deben aguardar mejor disposición psíquica, para evitar la pérdida de tiempo en tentativasempíricas y sin resultados útiles para el futuro. Se debe distinguir entre el "doliente" que se conjuga específicamente en la terminologíapatogénica de la medicina académica, que será improductivo junto a la mesa mediúmnica, y el mé-dium, cuyo psiquismo descontrolado puede llevarlo al desequilibrio mental. Reconocemos que lamayoría de las molestias en la materia tienen su origen en las perturbaciones del psiquismo in-controlado, pudiendo curarse en los trabajos especializados y bajo la égida de la doctrina espirita.Mientras tanto no se justifica forzar el desenvolvimiento mediúmnico de un epiléptico en la sesión dedesarrollo, pudiendo encontrar su cura en las sesiones de pases, recetario mediúmnico, o bien en eltrabajo de irradiación fluídica a distancia. Además, el médium de prueba es un espíritu cargado de deudas en el pasado, que generalmentese conforma con el desenvolvimiento mediúmnico después de muchas perturbaciones y sufrimientos.En consecuencia, su adaptación psíquica a cualquier ambiente espirita debe hacerse en formagradual, hasta que se armonice y ajuste satisfactoriamente al equipo de trabajo. Paz y Amor. RAMATÍS 143
  • Ramatís Mediumnismo ÍNDICE En el campo de la mediumnidad 4 Algunas palabras del médium 6 Preámbulo 8 I. Consideraciones sobre el "Libro de los médiums" 10 II. La mediumnidad y el consolador prometido 15 III.¿Todas las personas son médiums? 19 IV.La "prueba" de la obsesión 28 V. Los trabajadores activos en el servicio mediúmnico 31 VI. El médium "Kardecista" y el médium "Umbandista" 34 VII. Consideraciones sobre la mediumnidad natural y la Mediumnidad de prueba 37 VIII. Dificultades en las comunicaciones mediúmnicas 41 IX. Extensión y profundidad de las comunicaciones Mediúmnicas 47 X. El médium anímico-mediúmnico y el intuitivo 52 XI. Una observación individual 58 XII. La mediumnidad mecánica 63 XIII.La mediumnidad intuitiva y la de incorporación 66 XIV.La mediumnidad sonambúlica 69 XV. Trabajos de tiptología............................... 72 XVI. Las comunicaciones perversas por medio de la Tiptología 76 XVII. Consideraciones sobre la videncia......... 79 XVIII. Videncia ideoplástica ........................... 81 XIX. Algunas observaciones sobre el animismo 83 XX. El aprovechamiento anímico en las comunicaciones mediúmnicas 89 XXI. La influencia anímica en la apertura de los trabajos mediúmnicos 96 XXII. La sugestión y la imaginación en las comunicaciones anímicas 102 XXIII. El espirita y el buen humor 105 XXIV.La telepatía y las comunicaciones mediúmnicas 107 XXV. El problema de la mistificación 108 XXVI. Las comunicaciones de los espíritus sobre los tesoros enterrados 112 XXVII. Consideraciones sobre la castidad por parte de los médiums 114 XXVIII. Aspectos psicológicos de las encarnaciones de los apóstoles y líderes del cristianismo 118 XXIX. La función de los guías y las obligaciones de los médiums 124 XXX. El pedido a los amigos del espacio 130 XXXI. Las influencias obsesivas sobre los médiums y sus consecuencias 133 XXXII. Consideraciones sobre el desenvolvimiento mediúmnico 136 144