MANUAL DE PENTECOSTES JUVENIL

  • 7,780 views
Uploaded on

Este es el Manual que la Pastoral Juvenil de la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria usamos para vivir nuestra festividad de Pentecostés de la forma como lo vivimos!!!!!

Este es el Manual que la Pastoral Juvenil de la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria usamos para vivir nuestra festividad de Pentecostés de la forma como lo vivimos!!!!!

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
7,780
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7

Actions

Shares
Downloads
215
Comments
1
Likes
4

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. PENTECOSTÉS JUVENIL<br />3:00 PM. – 3:10 PM.RECEPCIÓN (Comisión de Bienvenida: Maribel)<br />3.10 PM. – 3:30 PM.ANIMACIÓN (Comisión de Animación y Cantos: Andrea) <br />(Comisión de Equipos y Sonido: Lucero)<br />3:30 PM. – 3:40 PM.DINÁMICA (Comisión de Dinámicas: Cristian)<br />3:40 PM. – 4:20 PM.TEMA 1: EL ESPÍRITU SANTO Y LA IGLESIA (Liliana)<br />4:20 PM. – 5:00 PM.TEMA 2: DONES DEL ESPÍRITU SANTO (Julio)<br />5:00 PM. – 5:10 PM.DINÁMICA (Comisión de Dinámicas: Cristian)<br />5:10 PM. – 5:50 PM.TEMA 3: EL ESPÍRITU Y LOS JÓVENES (Andrea)<br />5:50 PM. – 6:30 PM.TEMA 4: EFECTOS DEL ESPÍRITU SANTO (Cristian)<br />6:30 PM. – 7:30 PM. SANTA MISA (Padre Ángel- Brenda)<br />7:30 PM. – 9:00 PM.VIGILIA DE PENTECOSTÉS (Liliana - Brenda)<br />Objetivos de la Fiesta:<br />Preparar nuestro corazón, para acoger al Espíritu Santo en nuestra vida personal y social.<br />Reconocer la fuerza del Espíritu Santo en las primeras comunidades cristianas y en su inserción en la sociedad, a través de un clima de oración.<br />Motivar a los jóvenes a asumir un compromiso personal, en la creación de una sociedad más justa y fraterna, a la luz de Pentecostés y de las primeras comunidades.<br />Fortalecer la confianza en el Espíritu Santo, para ser testigos y discípulos de Jesús en cada uno de nuestros ambientes.<br />Estructura de la Fiesta:<br />La Vigilia se estructura sobre la base de 4 momentos de Reflexión y una celebración juvenil al Espíritu Santo:<br />La Iglesia y el Espíritu Santo<br />Dones del Espíritu Santo<br />El Espíritu Santo y los jóvenes.<br />Efectos del Espíritu Santo<br />Misa<br />Vigilia<br />Esquema de las 4 partes:<br />Motivaciones a cargo de los Animadores.<br />Escuchamos la Palabra de Dios: Proclamación y representación del pasaje Bíblico.<br />Miramos nuestra Vida: Tiempos de Reflexión personal y comunitaria.<br />Oración comunitaria.<br />Esquema de la Celebración: <br />Se sugiere crear mediante el canto y la música un ambiente de intimidad para la oración.<br />Previamente se han preparado los personajes “Dones”, dependiendo de las condiciones del lugar el “texto de cada don” puede ser declamado o estar grabado.<br />Después de la intervención de cada Don, los participantes realizan la actividad sugerida.<br />Se concluye con la renovación de las promesas bautismales y una bendición final.<br />Coordinaciones Previas: <br />Para la preparación de la Vigilia se recomienda seguir los siguientes pasos:<br />Designar los animadores de pastoral juvenil que van a formar el equipo coordinador:<br />Comisión de Animación:Cristian (Confi)kisuke3@hotmail.com578484<br />Comisión de Recepción:Maribel (Confi)ros_yane23@hotmail.com952-002555<br />Comisión de Orden:Kevin (Beraká) gian_tremolo@hotmail.com984-482818<br />Comisión de Teatro:Yeni (Anawin)loquita_cc_15@hotmail.com952-967671<br />Comisión de Publicidad:Liliana (Confi)mili_20047@hotmail.com952-304893<br />Comisión de Eq. y Sonido: Andrea (Beraká)franccesca_22@hotmail.com952-371505<br />Comisión de Tiempos:Miriam (Anawin)estrella_mc_11@hotmail.com502453<br />Comisión de Utilería:Orielly (Confi)xica_leli_x100pre@hotmail.com952-288627<br />Comisión de Cantos:Lucero (Beraká)luzbi_27@hotmail.com952-863510<br />Monitor 1:Liliana (Confi)mili_20047@hotmail.com952-304893<br />Monitor 2:Brenda (Confi)brenda_16_17_1@hotmail.com952-694436<br />Designar los animadores de pastoral juvenil que serán los jefes de Grupo y que representarán los 7 Dones del Espíritu Santo<br />Sabiduría:Wilfredo (Beraká)angelgb_tk@hotmail.com952-315744<br />Entendimiento:Benjamín (Confi)pazitas_91@hotmail.com952-786042<br />Ciencia:Pamela (Beraká)angela_6.5@hotmail.com952-539448<br />Consejo:Victoria (Beraká)rosas_123_4amor@hotmail.com952-833323<br />Fortaleza:Juan Carlos (Confi)delirios_juan100pre@hotmail.com952-315078<br />Piedad:Macarena (Beraká)mia_traviesa_91@hotmail.com952-313575<br />Temor de Dios:Mafer (Confi)mafer_31_94@hotmail.com952-620318<br />A partir del tema (contenidos, preguntas de reflexión, textos Bíblicos, documentos eclesiales, etc.) de la Vigilia, clarificar los términos, conceptos o esquemas que resulten más difíciles de comprender (Todo está listo según las reflexiones que se llevarán a cabo).<br />Establecer la forma en que se organizaran los grupos de reflexión. (Se efectuará bajo responsabilidad de la Comisión de Bienvenida – MARIBEL, quien se encargará de elaborar los solapines con diferentes formas y con el nombre ya grabado de los Dones del Espíritu Santo. De tal forma que al momento de llegar los vividores del Pentecostés se distribuyan los grupos equitativamente y se queden conformados los equipos de reflexión) (ANEXO 1:SOLAPINES) (ANEXO 2: RÓTULOS DE GRUPOS DE REFLEXIÓN)<br />Elaborar entre todos el momento que se va a realizar de acuerdo con los siguientes apartados:<br />Justificación de la Vigilia: explicar los por qué.<br />Objetivos de la Vigilia: para qué. <br />Precisar los pasos anteriores y posteriores de los grupos como preparación y continuación de la Vigilia.<br />Lectura grupal del Esquema propuesto.<br />Aportes, sugerencias de cómo realizarla en su comunidad (FINALIZADOS LOS TRABAJOS GRUPALES DEBE HABER UN APORTE CONCRETO: UNA ORACIÓN, UN COMPROMISO, UNA ACCIÓN). <br />Elaborar las ideas - claves que darán unidad y profundidad a la Vigilia. <br />Elaborar un horario provisional para la noche (Éste ya está elaborado y se encargará BRENDA).<br />Modo de hacer la convocatoria (Comisión de Publicidad - LILIANA).<br />Distribución y realización de los diferentes Momentos de la Vigilia.<br />Animación: es conveniente contar con dos animadores (Los dos monitores de los 5 momentos de la vivencia de PENTECOSTES estará a cargo de LILIANA Y BRENDA).<br />Coordinación de los tiempos de reflexión y oración personal y comunitaria (Comisión de Tiempos - MIRIAM). (ANEXO 3: CARTELES DE TIEMPO)<br />Preparación de las técnicas, dinámicas, cantos que se utilizarán (Comisión de Animación CRISTIAN y Comisión de Teatro - YENI).<br />Dirección del ensayo de canto (Comisión de Equipos y Sonido ANDREA).<br />Responsable general y coordinador del equipo animador (BRENDA).<br />Equipo de teatro, responsable de la representación de los textos bíblicos y de la personificación de los “dones” en la Celebración (Comisión de Teatro - YENI).<br />Responsable de conseguir y distribuir los materiales durante la Vigilia (Comisión de Utilería - ORIELY).<br />Equipo de animación y acogida, especialmente para la llegada de los jóvenes (Comisión de Bienvenida - MARIBEL).<br />Puesta en común de lo preparado por cada persona o pequeño equipo, para lograr la unidad de fondo y facilitar la coherencia de toda la Vigilia y su proyección. Este intercambio ayuda a modificar entre todos lo previsto y a tener una visión de conjunto al servicio de la experiencia de fe que queremos vivan los jóvenes. (Cada “DON” prepara la temática de los 4 momentos)<br />Concretizar algunos medios, como: amplificación, música adecuada (Comisión de Equipos y Sonido - ANDREA).<br />Modo de evaluar el encuentro por parte de los participantes y del equipo animador (BRENDA).<br />Ambientación: <br />Proponemos al inicio de la Vigilia un lugar con baja luminosidad.<br />El lugar en que se va a celebrar la Vigilia de Pentecostés estará preparado con los siguientes símbolos:<br />Cirio Pascual (UTILERÍA: ORIELY)<br />7 velas (UTILERÍA: ORIELY) <br />Ambón para la Palabra <br />Una imagen de María (UTILERÍA: ORIELY)<br />Cestitos con los dones del Espíritu Santo (pequeñas llamas de cartulinas de colores , en las que están escritos los dones del Espíritu : SABIDURÍA, ENTENDIMIENTO, PIEDAD, FORTALEZA, CONSEJO , CIENCIA, TEMOR DE DIOS) (UTILERÍA:ORIELY)<br />Preparar aparte una mesa para dejar los siguientes símbolos que se ocuparán en la Vigilia: (UTILERÍA: ORIELY)<br />Una vela para María. <br />Una fuente con agua<br />Una paloma con la palabra PAZ (HERMANA DIANA)<br />Unas espigas<br />Cántaro de barro<br />Una lámpara encendida<br />10 velas (Cada joven tiene que traer su vela)<br />semillas<br />Pocillo con tierra<br />DESARROLLO DE LA VIGILIA<br />BIENVENIDA: Comisión de Bienvenida (MARIBEL- Tener listo los solapines y las hojas con el nombre de cada don para distribuir los grupos de reflexión) (ANEXO 1: MARIBEL)<br />ANIMACIÓN: Comisión de Cantos (LUCERO – previamente entregar un listado de las canciones de animación y referentes al Espíritu Santo) (POR ENVIAR: LUCERO)<br />DINÁMICA: Comisión de Animación (CRISTIAN – previamente elaborar un listado de dinámicas para seleccionar cuál y coordinar con todos los jóvenes para que puedan guiar la dinámica) (POR ENVIAR: CRISTIAN)<br />SALUDO: A cargo de Monitores BRENDA y LILIANA<br />Animador 1: (Saludo y bienvenida)<br />¡Hola queridos/as amigos/as!<br />Bienvenidos a la celebración de la vigilia de Pentecostés, hoy nos unimos como Iglesia joven a todos nuestros hermanos de las diócesis y de nuestra comunidad parroquial para acoger la venida del Espíritu Santo en nuestra vida y comunidad. Esta noche los invitamos a profundizar en la experiencia que vivieron los discípulos de Jesús, el testimonio de ellos y de las primeras comunidades transcendió sus vidas y progresivamente fue transformando la sociedad de aquel primer siglo de era cristiana.<br />Animador 2:<br />Hoy queremos orar y reflexionar a la luz de la experiencia de las primeras comunidades cristianas, testimoniada en el libro de los Hechos de los Apóstoles. La Vigilia, pretende hacernos tomar conciencia de las implicancias y exigencias que tiene un creyente, sea este un joven, un niño, un adulto o un anciano en su compromiso social. <br />Los invito a que comencemos esta oración colocándonos en la presencia de aquel que es Padre, Hijo y Espíritu Santo.<br />Digamos en voz alta (Se colocará en proyector multimedia para que todos puedas verlo)<br />ORACIÓN 1<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque sin ti, a Dios lo tenemos lejos.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque sin ti, Cristo resucitado<br />Se nos queda en el pasado.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque sin ti, El Evangelio es letra muerta.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque sin ti, la Iglesia es una simple organización, y la autoridad se convierte<br />en ejercicio del poder.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque sin ti, a misión pasa a ser propaganda.<br />Y el culto es un arcaísmo.<br />Sin ti, el actuar de los cristianos<br />refleja una vida de esclavos.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque contigo, el cosmos camina<br />hacia el Reino.<br />Contigo, Dios está cerca, y Cristo resucitado<br />se hace presente.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque contigo, el Evangelio es vida;<br />la Iglesia pasa a ser comunión en la Trinidad.<br />Contigo, la autoridad es un servicio liberador,<br />y la misión, un renovado Pentecostés.<br />¡Ven, Espíritu Santo!<br />Porque contigo, la liturgia es memoria viviente.<br />Contigo el actuar humano se hace divino.<br />Amén<br />Una vez formados los grupos de reflexión con los DONES se inicia la vivencia de los 4 momentos<br />La Iglesia y El Espíritu Santo (TEMA 1: LILIANA)<br />La Iglesia, obra del Espíritu<br />Qué es la Iglesia<br />La Iglesia no nace como consecuencia de la simpatía de los apóstoles por Jesús ni de la amistad entre los apóstoles, ni de su decisión de continuar la obra de Jesús. La Iglesia no es una obra humana. Lo que hace y constituye como Iglesia a los que "estaban juntos en el mismo lugar" (Hechos 2, 1) es que fueron llamados por Jesucristo a seguirle, y que "todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extrañas, según el Espíritu Santo les movía a expresarse".<br />Efesios 2, 19-22<br />Sois familia de Dios<br />Ya no sois, por tanto, extranjeros o advenedizos. Sois conciudadanos en medio de un pueblo consagrado, sois familia de Dios, sois piedras de un edificio construido sobre el cimiento de los apóstoles y los profetas. Y Cristo Jesús es en ese edificio la piedra angular. En Cristo queda ensamblado todo el edificio, por él crece hasta convertirse en templo consagrado al Señor, Y por él, también vosotros os vais integrando en el edificio que se construye, hasta llegar a ser, por medio del Espíritu, casa en la que habita Dios.<br />¿Quién es la piedra angular del edificio? ¿Qué quiere decir eso, qué consecuencias tiene en la práctica? ¿Qué te sugieren los términos "pueblo", "familia", "piedras"?<br />Gálatas 1, 11-16<br />El Evangelio no es invención humana<br />Hermanos, quiero dejar bien claro que el mensaje proclamado por mí no es ninguna invención humana. Ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno. Es Jesucristo mismo quien me lo ha revelado. Ya conocéis seguramente mi antigua conducta, cuando aún militaba en las filas del judaísmo: con qué saña perseguía a la Iglesia de Dios intentando aniquilarla. Así fui ganando prestigio dentro del judaísmo como fanático defensor de las tradiciones de mis antepasados. Pero Dios, que me había elegido ya desde antes de mi nacimiento, me llamó en su amor para revelarme a su Hijo y darme el encargo de anunciar su mensaje de salvación a los que no son judíos.<br />¿Quién la ha enseñado el mensaje a San Pablo? <br />¿Quién y por qué nos lo enseña hoy a nosotros?<br /> ¿Es el Evangelio y la Iglesia un "montaje" humano? ¿Por qué?<br />Cómo debe vivir la Iglesia<br />Este cuerpo tiene como cabeza a Cristo, como condición la dignidad y la libertad de los hijos de Dios, por ley el nuevo mandamiento del amor, y como fin dilatar más y más el Reino de Dios. Cada comunidad cristiana ha de configurarse como comunidad de fe, de culto y oración, de relaciones fraternales y de testimonio de amor.<br />Hechos 2,42-47<br />La vida de los primeros cristianos<br />Y eran constantes a la hora de escuchar la enseñanza de los apóstoles, de compartirlo todo, de celebrar la cena del Señor y de participar en la oración. Todo el mundo estaba impresionado a la vista de los numerosos prodigios y señales realizados por los apóstoles. En cuanto a los creyentes, vivían todos de mutuo acuerdo y tenían todo en común. Hasta vendían las propiedades y bienes, y repartían el dinero entre todos según la necesidad de cada cual. A diario asistían juntos al templo, celebraban en familia la cena del Señor y compartían juntos el alimento con sencillez y alegría sinceras; alababan a Dios, y toda la gente los miraba con simpatía. Por su parte, el Señor aumentaba cada día el grupo de los que estaban en camino de salvación. <br />Señala las cuatro características fundamentales de las primeras comunidades cristianas. ¿Qué cambios concretos se deberían ir dando en tu vida para vivir tu pertenencia a la Iglesia tal como la quiere el Señor?<br />Efesios 4, 1-6<br />Un Señor, una fe, un bautismo<br />Yo, prisionero por amor al Señor, os exhorto a que llevéis una vida en consonancia con el llamamiento que habéis recibido. Sed humildes, amables, comprensivos. Soportaos unos a otros con amor. Esforzaos en mantener la unidad del Espíritu, con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido llamados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo y lo invade todo. <br />¿Cómo habría que transparentar hoy la "humildad", la "amabilidad", la "comprensión", y el "soportar a los demás"? <br />¿Qué signos concretos habría que dar? <br />¿Es importante la unidad y la paz? ¿Cómo alcanzarlas? ¿Quién guía a la Iglesia?<br />El Espíritu Santo actúa, sobre todo, en la misión de la Iglesia, testimoniando que la Iglesia es una obra divina, que, pesar de las apariencias humanas, es Dios quien conduce la Iglesia: El Espíritu Santo la guía en su misión, la acompaña con signos y prodigios sorprendentes en su acción que dan testimonio del Señor resucitado, y se deja constancia de su acción continua, manifestada especialmente en la comunión fraterna de las comunidades cristianas.<br />Hechos 16,4-10<br />El Espíritu guía a la Iglesia<br />Al recorrer las distintas ciudades, comunicaban a los creyentes la decisión tomada por los apóstoles y demás dirigentes en Jerusalén, y les recomendaban que la acatasen. Con el paso de los días, las iglesias se fortalecían en la fe y aumentaban en número. El Espíritu Santo les impidió anunciar el mensaje en la provincia de Asia, por lo cual atravesaron las regiones de Frigia y Galacia. Al llegar a la frontera de Misia, tuvieron intención de entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. Dejaron entonces a un lado Misia y alcanzaron la costa de Troas. Aquella noche tuvo Pablo una visión: de pie ante él había un macedonio, que le suplicaba: - ¡Ven a Macedonia, ayúdanos! No bien tuvo esta visión, hicimos los preparativos para marchar a Macedonia, pues estábamos convencidos de que Dios nos llamaba para anunciar allí la buena nueva. <br />¿Cómo "leen" los Apóstoles los acontecimientos de la historia?<br /> ¿Cómo puedes "leer" tu propia historia como una historia de amor que Dios va haciendo contigo?<br />Hechos 13,1-6<br />El Espíritu dirige la Iglesia<br />Había en la iglesia de Antioquía varios profetas y maestros; a saber, Bernabé, Simeón, apodado el Negro; Lucio de Cirene, Manahén, hermano de leche del tetrarca Herodes, y Saulo. Un día de ayuno, mientras celebraban el culto al Señor, dijo el Espíritu Santo:- Apartadme a Bernabé y a Saulo para la tarea que les he encomendado. Entonces, mientras hacían la oración y el ayuno, les impusieron las manos y los despidieron. Investidos de esta misión por el Espíritu Santo, Bernabé y Saulo llegaron a Seleucia, donde se embarcaron rumbo a Chipre. A su llegada a Salamina comenzaron a proclamar el mensaje de Dios en las sinagogas judías. Como colaborador llevaban a Juan. <br />¿Cómo se preparan los Apóstoles para saber qué es lo que Dios quiere de ellos? <br />¿Cómo podemos conocer nosotros la voluntad de Dios? <br />Hechos 5, 34-42<br />No podéis luchar contra Dios<br />Pero había en el Consejo un fariseo llamado Gamaliel, doctor en la Ley, respetado por todos; éste tomó la palabra, mandó que sacasen de la sala a los procesados y dijo a los presentes: - Israelitas, reflexionad bien sobre lo que os proponéis hacer con estos hombres. Hace poco apareció un tal Teudas pretendiendo ser alguien importante, y logró reunir unos cuatrocientos adeptos. Pero lo mataron, y todos sus seguidores se dispersaron en nada. Después de él, durante la época del censo, apareció Judas, el galileo, y arrastró a una buena parte del pueblo tras de sí; pero, cuando también a él le mataron, todos sus partidarios se esfumaron. Por eso, en esta ocasión, mi consejo es que no os metáis con estos hombres y que los dejéis en paz. Porque si los mueve un propósito o afán humano, fracasarán; pero, si es Dios quien los mueve, no podréis acabar con ellos. Y pudiera ser que estuvierais luchando contra Dios. Ellos aceptaron su consejo. Llamaron a los apóstoles, los azotaron y les prohibieron terminantemente hablar más de Jesús. Después le soltaron. Los apóstoles salieron del Consejo llenos de alegría por haber sido considerados dignos de sufrir por Jesús. Y, tanto en el templo como por las casas, continuaron día tras día enseñando y proclamando que Jesús era el Mesías. <br />¿Cuáles son los criterios de discernimiento que señala Gamaliel para juzgar sobre la autenticidad de la Iglesia? ¿Cuál es la actitud de los apóstoles ante la prohibición de predicar? ¿Quién puede pertenecer a la Iglesia?<br />Dios no llama a los "mejores". Llama a quien quiere. La llamada no es un mérito nuestro, sino un don, un regalo de Dios. Y Dios elige a "siervos inútiles" para que se manifieste que la fuerza y el poder vienen del Señor, y que la vitalidad de la Iglesia sólo puede comprenderse porque Dios está en ella, la guía y la protege.) <br />Dones del Espíritu Santo<br />El Espíritu santificador: Dones y frutos del Espíritu Santo<br />¿Para qué se nos da el Espíritu?<br />La vida cristiana es una vida que está llamada a la plenitud, a la santidad. Es el Señor Jesús el que en su palabra y en su vida nos va indicando el camino a seguir para alcanzar la santidad. El Espíritu Santo es quien va haciendo en nosotros esa santidad. Para ello nos concede sus frutos y sus dones.<br />Juan 14, 15-18. 25-26<br />No os dejaré huérfanos<br />Si me amáis guardaréis mis mandamientos. Yo rogaré al Padre para que os envíe otro Defensor que os ayude y esté siempre con vosotros: el Espíritu de la verdad. Los que son del mundo no pueden recibirle, porque ni le ven ni le conocen; vosotros, en cambio, le conocéis, porque vive en vosotros y está en medio de vosotros. No os dejaré huérfanos; volveré a estar con vosotros. <br />Os he dicho todo esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.<br />Hechos 1, 7-8<br />Recibiréis al Espíritu Santo para ser mis testigos<br />No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los confines del mundo.<br />¿Cuáles son los "dones" que nos concede el Espíritu?<br />Isaías 11, 1-2<br />Saldrá un renuevo del tronco de Jesé, y de su raíz brotará un vástago. Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor de Yahveh.<br />SABIDURÍA<br />Conocimiento profundo y conducta prudente en la vida. Es gustar, saborear el sentido íntimo, a la vez espiritual y corporal, que hace llegar hasta los huesos el entendimiento y el placer sereno de la belleza de las cosas y el orden que Dios puso en ellas.Proverbios 3 21<br />Confía en el Señor, no te fíes de tu propia inteligencia<br />Hijo mío, no olvides mis instrucciones, guarda en el corazón mis preceptos, porque te traerán largos días, vida y prosperidad; no abandones la bondad y la lealtad, cuélgatelas al cuello, escríbelas en la tabla del corazón: alcanzarás favor y aceptación ante Dios y ante los hombres. Confía en el Señor con toda el alma, no te fíes de tu propia inteligencia; en todos tus caminos piensa en él, y él allanará tus sendas; no te tengas por sabio, teme al Señor y evita el mal.<br />Mateo 11, 25-26<br />Todo lo has revelado a la gente sencilla<br />Por aquel entonces exclamó Jesús: Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor.<br />INTELIGENCIA<br />Es el don de entender lo más importante: entender a Jesús, entender su doctrina, entender a su Padre y al Espíritu. Entender, profundizar, interiorizar, penetrar, llegar al corazón.<br />1 Cor 2, 9-12<br />Nadie puede imaginar lo que Dios ha preparado para los que le aman<br />Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman. Y Dios nos lo ha revelado por el Espíritu. El Espíritu lo sondea todo, incluso lo profundo de Dios. ¿Quién conoce lo íntimo del hombre sino el espíritu del hombre, que está dentro de él? Pues lo mismo, lo íntimo de Dios lo conoce sólo el Espíritu de Dios. Y nosotros hemos recibido un Espíritu que no es del mundo, es el Espíritu que viene de Dios, para que tomemos conciencia de los dones que de Dios recibimos.<br />CONSEJO<br />Después de haber gustado y entendido hay que aplicar a las situaciones concretas de la vida, en nosotros y en los demás, la voluntad de Dios. Aconsejarnos y aconsejar. Cada instante trae su necesidad de reflexión. El consejo es la sabiduría en acción. Aconsejarnos es el gran servicio que podemos prestarnos unos a otros.<br />Salmo 1, 1-4<br />Dichoso el hombre que no sigue el camino de los impíos<br />Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche. Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin. No así los impíos, no así; serán paja que arrebata el viento.<br />Salmo 15, 7-11<br />El Señor me aconseja, me instruye internamente<br />Bendeciré al Señor que me aconseja, hasta de noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena. Porque no me entregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha.<br />FORTALEZA<br />Hemos conocido el camino. Ahora hay que recorrerlo. Sabemos lo que hay que hacer. Ahora hay que hacerlo. Necesitamos fuerzas para obedecer la llamada del Señor. Dios nos da los santos deseos y la fuerza del Espíritu para llevarlos a cabo. Ese es el don de fortaleza. <br />Salmo 17<br />Señor, tú eres mi fortaleza<br />Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza; Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador. Dios mío, peña mía, refugio mío, escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte. En el peligro invoqué al Señor, grité a mi Dios: desde su templo él escuchó mi voz, y mi grito llegó a sus oídos. Desde el cielo alargó la mano y me agarró, me sacó de las aguas caudalosas, me libró de un enemigo poderoso, de adversarios más fuertes que yo. Me acosaban el día funesto, pero el Señor fue mi apoyo: me sacó a un lugar espacioso, me libró porque me amaba. Señor, tú eres mi lámpara; Dios mío, tú alumbras mis tinieblas. Fiado en ti, me meto en la refriega, fiado en mi Dios, asalto la muralla. Perfecto es el camino de Dios, acendrada es la promesa del Señor; El es escudo para los que a El se acogen. ¿Quién es dios fuera del Señor? ¿Qué roca hay fuera de nuestro Dios? Dios me ciñe de valor y me enseña un camino perfecto.<br />CIENCIA<br />Conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas. Entender la naturaleza y sus leyes porque vemos en ella a Dios que la creó. Ver en su belleza, en su grandeza y en su verdad el reflejo de la belleza y la verdad de Dios.<br />Efesios 3, 14-19<br />Que Cristo habite por la fe en vuestros corazones<br />Doblo las rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, pidiéndole que, de los tesoros de su gloria, os conceda por medio de su Espíritu: robusteceros en lo profundo de vuestro ser; que Cristo habite por la fe en vuestros corazones; que el amor sea vuestra raíz y vuestro cimiento; y así, con todos los santos, lograréis abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo lo que trasciende toda filosofía: el amor cristiano. Así llegaréis a vuestra plenitud, según la Plenitud total de Cristo.<br />1 Corintios 13, 9-12<br />Ahora vemos confusamente; entonces veremos cara a cara<br />Limitado es nuestro saber y limitada es nuestra profecía; pero cuando venga lo perfecto, lo limitado se acabará. Ahora vemos confusamente en un espejo; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora limitado: entonces podré conocer como Dios me conoce.<br />PIEDAD<br />Es el sentimiento de amor, reverencia, intimidad, que un buen hijo siente para con sus padres. Es la virtud de la familia. Es el don de sentirse hijo. El don de tener a Dios por Padre y saberlo y disfrutarlo con paz doméstica y alegría filial. Es saberse heredero de todo lo bueno, protegido en la vida y bienvenido en la muerte al gozo sin fin en la morada del Padre. Es sentir ternura, obediencia, admiración y afecto hacia Dios como Padre en mayor y más verdadera ejemplaridad que cualquier padre de la tierra. Es el don sagrado de la filiación.<br />Gálatas 4, 6-7<br />Ya no eres esclavo, sino hijo<br />Como sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: ¡Abbá! (Padre). Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios. <br />Romanos 8, 14-16<br />Somos hijos de Dios<br />Los que se dejan llevar por el Espíritu de Dios, ésos son hijos de Dios. Habéis recibido, no un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino un espíritu de hijos adoptivos, que nos hace gritar: ¡Abbá! (Padre). Ese Espíritu y nuestro espíritu dan un testimonio concorde: que somos hijos de Dios.<br />TEMOR DE DIOS<br />Respeto que se debe tener a Dios. No es temor a ser castigado, sino temor a ofender, a hacer algo que entristezca al Padre, a hacerse indigno de la familia, a traicionar el hogar.<br />Lucas 12, 4-7<br />Temed al que tiene poder para matar y después echar al infierno<br />No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden hacer más. Os voy a decir a quién tenéis que temer: temed al que tiene poder para matar y después echar al infierno. A ése tenéis que temer, os lo digo yo. ¿No se venden cinco gorriones por dos cuartos? Pues ni de uno solo se olvida Dios. Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados. Por lo tanto, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.<br />¿Cuáles son los "frutos" que nos da el Espíritu?<br />Gálatas 5, 16-23<br />Las obras de la carne están patentes: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, contiendas, envidias, rencores, rivalidades, partidismo, sectarismo, discordias, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que los que así obran no herederán el reino de Dios.<br />En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, lealtad, y dominio de sí.<br />AMOR<br />Es el primer fruto del Espíritu. Amar es dar la vida. Es el Espíritu mismo presente y activo en nuestro corazón.<br />Romanos 5, 5<br />El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado.<br />Juan 15 , 12-13<br />Este es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.<br />1 Corintios 13, 7-8<br />El amor disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca.<br />ALEGRÍA<br />El Espíritu trae la alegría. Mejor aún, el Espíritu es la alegría. La certeza y la experiencia del amor de Dios nos hace vivir con alegría, incluso en medio de la cruz: todo se torna un signo del amor de Dios. Por eso la alegría no está fuera de nosotros, en las fiestas o en la juerga. La alegría brota en el corazón: es dejar "salir" el amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones.<br />Juan 16, 20. 22<br />Os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría. Volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y nadie os quitará vuestra alegría<br />Romanos 8, 35. 38-39<br />¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?; ¿la aflicción?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada? En todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni vida, ni muerte, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni criatura alguna, podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro.<br />PAZ<br />La paz es la perfección de la alegría. El fundamento de la paz es la paz con Dios. La relación humilde y confiada del hijo con el Padre, con la conciencia de nuestras limitaciones y nuestros fallos y con la fe en su misericordia que mantiene su amor y su fidelidad por encima de todo. Quien experimenta la paz con Dios puede buscar la paz con los hermanos.<br />Mateo 5, 9<br />Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán "los hijos de Dios".<br />Mateo 18, 21-22<br />Se adelantó Pedro y le preguntó: Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces? Jesús le contesta: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. <br />Colosenses 3 15<br />Que la paz de Cristo habite actúe de árbitro en vuestro corazón; a ella habéis sido convocados, en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.<br />PACIENCIA<br />Dios tiene paciencia con nosotros. Y el Espíritu nos lleva a aprender de Él para tener nosotros con los demás la paciencia que Él tiene con nosotros. Es saber esperar, como el labrador. Dar tiempo. Confiar.<br />Santiago 5, 7-11<br />Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. El labrador aguarda paciente el fruto valioso de la tierra, mientras recibe la lluvia temprana y tardía. Tened paciencia también vosotros, manteneos firmes porque la venida del Señor está cerca. No os quejéis, hermanos, unos de otros, para no ser condenados. Mirad que el juez está ya a la puerta. Tomad, hermanos, como ejemplo de sufrimiento y de paciencia a los profetas, que hablaron en nombre del Señor. Llamamos dichosos a los que tuvieron constancia. Habéis oído ponderar la paciencia de Job y conocéis el fin que le otorgó el Señor. Porque el Señor es compasivo y misericordioso.<br />AMABILIDAD<br />No se trata sólo de hacer el bien, sino de hacerlo con delicadeza y con cariño. La verdad sin caridad pierde su credibilidad y su atractivo. El Espíritu es quien nos enseña a combinar la firmeza con el tacto, a mantener nuestras convicciones y practicar la humildad.<br />Mateo 11, 29<br />Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso.<br />2 Timoteo 2, 23-25<br />Niégate a discusiones estúpidas y superficiales, sabiendo que acaban en peleas; y uno que sirve al Señor no debe pelearse, sino ser amable con todos; debe ser hábil para enseñar, sufrido, suave para corregir a los contradictores.<br />BONDAD<br />Sólo Dios es bueno. La bondad que nos da el Espíritu es la fuerza para hacer el bien, para hacer cada día las acciones de Dios, para pasar por el mundo haciendo el bien.<br />Efesios 4, 31-32<br />Desterrad de vosotros la amargura, la ira, los enfados e insultos y toda la maldad. Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo.<br />Hechos 10, 38<br />Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con Él.<br />LEALTAD<br />La fidelidad es la virtud que guarda a las demás y asegura su fruto. La persona en quien vive el Espíritu es fiel, es de fiar. Debilidades y flaquezas las habrá siempre, pero los principios, los valores fundamentales, los criterios de fe y de moral han de permanecer firmes, y ahí se nos exige fidelidad absoluta, sin vacilaciones ni sombras. No se puede servir a dos señores.<br />Eclesiástico 6, 14-15<br />El amigo fiel es refugio seguro; quien lo halla, ha encontrado un tesoro. ¿Qué pagarías por tener un amigo fiel? No tiene precio. El amigo fiel es remedio saludable y los que temen al Señor lo encontrarán.<br />Lucas 16, 10<br />El que es fiel en lo poco también lo es en lo mucho, y el que es infiel en lo poco, también suele serlo en lo mucho.<br />Apocalipsis 2, 10<br />No temas nada de lo que vas a sufrir. Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida.<br />DOMINIO DE SÍ<br />El último fruto es la templanza, el autodominio. El no dejarse arrastrar por las pasiones ni por la apatía, sino ser dueño de uno mismo en cualquier circunstancia. No se trata de quitar su realidad al sufrimiento y al gozo, sino de rebajar los bandazos que dan a nuestra frágil barca.<br />Romanos 13, 13-14<br />Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo y que el cuidado de vuestro cuerpo no fomente los malos deseos.<br />Gálatas 6, 7-8<br />No os engañéis, con Dios no se juega: lo que uno siembre eso cosechará. El que siembra para la carne, de ella cosechará corrupción; el que siembra para el espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.<br />1 Timoteo 6<br />Los que buscan riquezas caen en tentaciones, trampas y mil afanes absurdos y nocivos, que hunden a los hombres en la perdición y la ruina. Porque la codicia es la raíz de todos los males, y muchos, arrastrados por ella, se han apartado de la fe y se han acarreado muchos sufrimientos. Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo esto, practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la delicadeza. Combate el buen combate de la fe. Conquista la vida eterna a la que fuiste llamado y de la que hiciste noble profesión ante muchos testigos.<br />PLENARIO<br />Intenta concretar en tu vida de hoy qué es lo que Dios te está pidiendo. Escucha su voz en su palabra, en los sacramentos, en los Oficios de hoy, en el hecho de que te haya traído hasta aquí, en el momento crucial de tus estudios en el que estás, y sin miedo, preguntate:<br />¿Qué espera Dios de ti?<br />¿Qué te frena? ¿Qué te impide entregarte con confianza?<br />¿Cuáles son tus miedos?<br />(COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (ANIMACIÓN)<br /> El Espíritu Santo y los jóvenes<br />El Espíritu de Dios sopla donde quiere e impulsa lo que encuentra a su paso. A Dios se lo experimenta en la vida. El Espíritu, es como un viento, como una fuerza interior que nos mueve. Es sentir que el Espíritu de Dios entra por la ventana de nuestro corazón con un viento de vida q renueva todo lo q toca.<br />Pentecostés es la fiesta de los tiempos nuevos que nos lleva a experimentar q la renovación y el cambio son posibles. El Espíritu nos conduce con una fuerza nueva e irresistible y nos fortifica. <br />Es el gran regalo de Dios a los jóvenes y a cada uno de ustedes. Alienta sus vidas, fortalece sus trabajos, quita sus temores, los impulsa a ser activos y dinámicos en la tarea de transformar la realidad. <br />"Limpia los pecados, riega las arideces y cura las heridas; suaviza la dureza, elimina con su calor la frialdad y endereza los caminos" <br />Les concede la multiplicidad de sus dones para que puedan vivir en plenitud el seguimiento de Jesús y ser protagonistas y testigos de la Civilización del Amor:<br />La Audacia, que los hace capaces de asumir tareas sin temor a las dificultades, superar la tentación de caer en la apatía y el desánimo frente a lo que aparece como imposible de cambiar y los lleva a poner su confianza en Dios y a dejarse guiar por él;<br />El Dinamismo, que los mantiene inquietos y los llena de energía para participar en la vida de la comunidad, aportar sus iniciativas y sus capacidades de realización y celebrar activamente la presencia de Dios en sus vidas;<br />La Espontaneidad, que les permite expresarse libremente como son y cómo se sienten, superar las visiones estructuradas y formalistas del mundo que los rodea, responder con gestos oportunos a los desafíos y acontecimientos de la vida diaria y celebrar su fe con sencillez y entusiasmo;<br />La Amistad, que los hace querer y dejarse querer por las personas, gustar de las acciones grupales y de la vida en comunidad, disfrutar la gratuidad de los momentos para encontrarse y compartir y ser así manifestación del amor de Dios;<br />El Espíritu de Lucha, que los ayuda a hacer suyas las aspiraciones del pueblo, a comprometerse en la defensa de la vida y de los derechos humanos, a no desanimarse o cruzarse de brazos frente a las situaciones de pobreza e injusticia y a jugarse siempre por la causa del Reino;<br />La Solidaridad, que los impulsa a hacer suyo el espíritu del Buen Samaritano (Lc 10,25-37), a ser sensibles para compartir las miserias de la condición humana y la pasión de los hombres y mujeres de su pueblo y a no cansarse de levantar a los caídos del camino y ofrecer esperanza a los que viven en la marginalidad;<br />La Alegría, que los motiva a seguir celebrando la fiesta de la vida aún en medio de las dificultades y obstáculos de cada día, porque en ella Dios se hace presente para renovar el triunfo de la vida sobre la muerte y reafirmar el compromiso de todos;<br />La Creatividad, que despierta los intereses y articula los sentimientos más hondos del corazón de los jóvenes, les permite expresar a través del arte, la poesía, la música y el baile, la presencia de Dios Creador en medio de su pueblo y les ayuda a comprender mejor y profundizar el misterio mismo de la vida.<br />El Espíritu es una fuente inagotable de imaginación, de creatividad y de vida. El mismo empuja a los jóvenes a "vivir según el Espíritu" (Gal 5,16), los invita a formar comunidades (Hch 2,42-47), los envía como misioneros (Mt 28,18-20) especialmente a los no evangelizados (Hch 13,46-48) y los invita a estar atentos para discernir a la luz de la palabra, los signos de los tiempos a través de los cuales se sigue manifestando en la historia.<br />En medio de las cambiantes realidades culturales del mundo actual, el Espíritu llama a los jóvenes a revivir la experiencia de Pentecostés. "El Espíritu Santo está suscitando generaciones nuevas de jóvenes alegres, profundos, comprometidos" Les ofrece su fuerza y su aliento de vida para dejar de lado los sueños de construir babeles individualistas y colaborar en la construcción de ámbitos vitales de comunión y participación que hagan realidad el proyecto de Jesús.<br />Preguntas para compartir en los grupos:<br />- ¿Algunos de estos dones se reflejan en nuestra vida?<br />- ¿Crees que se reflejan en los jóvenes de hoy? Si no porque? ¿Qué podemos hacer para cambiar la realidad de los q están alejados?<br />- Proponernos alguna consigna personal y/o grupal, que nos permita conocer más al Espíritu Santo y sus dones. <br />EFECTOS DEL ESPÍRITU SANTO. <br />Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?<br />Entre tanto, Saulo, que seguía con el corazón lleno de amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se dirigió al sumo sacerdote y le pidió cartas de presentación para las sinagogas de Damasco. Su intención era conducir presos a Jerusalén a cuantos seguidores del nuevo camino del Señor encontrara, tanto hombres como mujeres. Se hallaba en ruta hacia Damasco, a punto ya de llegar, cuando de pronto un resplandor celestial le deslumbró. Cayó a tierra y oyó una voz que decía: - Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? - ¿Quién eres, Señor? - preguntó Saulo. - Soy Jesús, a quien tú persigues - respondió la voz -. Anda, levántate y entra en la ciudad. Allí recibirás instrucciones sobre lo que debes hacer. Sus compañeros de viaje se habían quedado mudos de estupor. Oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo, y cuando abrió los ojos, no podía ver. Así que le llevaron de la mano a Damasco, donde pasó tres días privado de la vista, sin comer y sin beber. <br />Residía en Damasco un discípulo llamado Ananías. En una visión oyó que el Señor le llamaba: - ¡Ananías! - Aquí estoy, Señor - respondió. El Señor le dijo: - Vete rápidamente a casa de Judas, en la calle Recta, y pregunta por un tal Saulo de Tarso. Ahora está orando, y acaba de tener una visión en la que un hombre llamado Ananías entra en su casa y le toca los ojos con las manos para que recobre la vista. - Señor - contestó Ananías -, muchas personas me han hablado acerca de ese hombre y del daño que ha causado a tus fieles en Jerusalén. Y aquí mismo tiene plenos poderes de los jefes de los sacerdotes para prender a todos los que te invocan. - Tú vete - replicó Ananías -, porque he sido yo quien he elegido a ese hombre para que anuncie mi mensaje a todas las naciones, a sus gobernadores y al pueblo de Israel. Yo mismo le mostraré las contrariedades que habrá de sufrir por mi causa. Ananías partió inmediatamente y tan pronto como entró en la casa, tocó con sus manos los ojos de Saulo y le dijo: - Hermano Saulo, Jesús el Señor, el mismo que se te apareció cuando venías por el camino, me ha enviado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu Santo. De repente cayeron de sus ojos una especie de escamas y recuperó la vista. A continuación fue bautizado, tomó alimento y recobró fuerzas. Saulo se quedó algún tiempo con los discípulos que residían en Damasco, y bien pronto empezó a proclamar en las sinagogas que Jesús era el Hijo de Dios. <br />PLENARIO<br />¿Por qué Jesús se siente perseguido? <br />¿Qué quiere Jesús de Pablo? Comenta la actitud de Ananías. <br />¿Quién ha elegido a Pablo y para qué lo ha elegido? <br />¿Cuándo y cómo te ha elegido a ti el Señor para vivir en la Iglesia? ¿Cuál es la misión para la que te ha elegido? <br />¿Cómo lo has averiguado o cómo puedes llegar a conocerlo?<br />1 Co 1, 25-31<br />Lo necio de Dios es más sabio que los hombres; y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. Y si no, fijaos en vuestra asamblea, no hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; todo lo contrario, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar el poder. Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor. Por Él vosotros sois en Cristo Jesús, en este Cristo que Dios ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención. Y así -como dice la Escritura- el que se gloríe que se gloríe en el Señor.<br />Comenta el texto. ¿Te sientes retratado en él?<br />El Espíritu nos enseña la verdad: la Palabra de Dios<br />1. ¿ Qué significa "Escuchar" la Palabra de Dios?<br />Uno de los temas centrales en la predicación de Jesús es el de la escucha, acogida, predicación y servicio de la Palabra de Dios. En nuestro mundo estamos ya demasiado cansados de oír palabras, y por eso no les damos demasiada importancia, pero para el judío, la "palabra" es un elemento fuerte, cargado de sentido, de vida... dar tu palabra significa ponerte todo tú en juego. Por eso es tan importante no sólo oír, sino sobre todo escuchar lo que Dios tiene que decirnos. Lee el siguiente texto y responde a las preguntas:<br />Mateo 13, 1-23<br />Ese día Jesús salió de casa y fue a sentarse a orillas del lago. Pero la gente vino a él en tal cantidad, que subió a una barca y se sentó en ella, mientras toda la gente se quedó en la orilla. Jesús les habló de muchas cosas, usando comparaciones o parábolas.<br />Les decía: "El sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, unos granos cayeron a lo largo del camino: vinieron las aves y se los comieron. Otro cayeron en terreno pedregoso, con muy poca tierra, y brotaron en seguida, pues no había profundidad. Pero apenas salió el sol, los quemó y, por falta de raíces, se secaron. Otros cayeron en medio de cardos: éstos crecieron y los ahogaron. Otros granos, finalmente, cayeron en buena tierra y produjeron cosecha, unos el ciento, otros el sesenta y otros el treinta por uno. El que tenga oídos, que escuche."<br />Los discípulos se acercaron y preguntaron a Jesús: "¿Por qué les hablas en parábolas?". Jesús les respondió: "A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de los Cielos, pero a ellos, no. Porque al que tiene se le dará más y tendrá en abundancia, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran, y no ven; oyen, pero no escuchan ni entienden.<br />En ellos se verifica la profecía de Isaías: Por más que oigan, no entenderán, y por más que miren, no verán. Este es un pueblo de conciencia endurecida. Sus oídos no saben escuchar, sus ojos están cerrados. No quieren ver con sus ojos, ni oír con sus oídos y comprender con su corazón. Pero con eso habría conversión y yo los sanaría.<br />¡Dichosos los ojos de ustedes, que ven!; ¡dichosos los oídos de ustedes, que oyen! Yo se lo digo: muchos profetas y muchas personas santas ansiaron ver lo que ustedes están viendo, y no lo vieron; desearon oír lo que ustedes están oyendo, y no lo oyeron.<br />Escuchen ahora la parábola del sembrador: Cuando uno oye la palabra del Reino y no la interioriza, viene el Maligno y le arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Ahí tienen lo que cayó a lo largo del camino. La semilla que cayó en terreno pedregoso, es aquel que oye la Palabra y en seguida la recibe con alegría. En él, sin embargo, no hay raíces, y no dura más que una temporada. Apenas sobreviene alguna contrariedad o persecución por causa de la Palabra, inmediatamente se viene abajo.<br />La semilla que cayó entre cardos, es aquel que oye la Palabra, pero luego las preocupaciones de esta vida y los encantos de las riquezas ahogan esta palabra, y al final no produce fruto. La semilla que cayó en tierra buena, es aquel que oye la Palabra y la comprende. Este ciertamente dará fruto y producirá cien, sesenta o treinta veces más."<br />¿Sobre qué terreno ha caído la Palabra de Dios en tu corazón? ¿Con cuál de ellos te identificas?<br />¿Qué podrías hacer para preparar una tierra buena? ¿Eres consciente que Dios tiene una "semilla" preparada para ti, una Palabra reservada para ti?<br />2.La acción de Espíritu Santo en el que escucha la Palabra de Dios<br />Hoy Dios tiene repite su historia de amor con el hombre contigo, conmigo y con cada uno de los hermanos. Y lo hace en el anuncio y la acogida de la Palabra de Dios, que no se realiza sin el Espíritu, que actúa tanto en el que proclama la Palabra y también en el que la escucha. Sin el Espíritu el predicador sólo pronuncia palabras humanas, y si el Espíritu no actúa en quien escucha la predicación, éste únicamente oye palabras humanas<br />Jn 6, 59-63<br />Así habló Jesús en Cafarnaún enseñando en la sinagoga. Al escucharlo, cierto número de discípulos de Jesús dijeron: "¡Este lenguaje es muy duro! ¿Quién querrá escucharlo?" Jesús se dio cuenta de que sus discípulos criticaban su discurso y les dijo: "¿Les desconcierta lo que he dicho? ¿Qué será, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir al lugar donde estaba antes? El espíritu es el que da vida, la carne no sirve para nada. Las palabras que les he dicho son espíritu, y son vida.<br />PLENARIO<br />¿Por qué crees que es necesario el Espíritu para escuchar la Palabra de Dios? <br />¿Qué ocurriría si no abriésemos nuestro corazón a su acción? Fíjate en lo que le ocurrió a Jesús<br />¿En alguna ocasión te ha ocurrido algo similar, encontrarte con que te disgustaba la Palabra de Dios que habías oído?<br />San Pablo dirá que la fe viene de la proclamación de la Palabra... piensa en todas esas personas que te han anunciado la Palabra de Dios y gracias a las cuales has podido llegar a creer en Jesús. Es por su anuncio que has llegado a tener hoy fe. Da gracias al Señor por ellos. Y fijate después en lo que dice también San Pablo:<br />Pero ¿cómo invocarán al Señor sin haber creído en él? Y ¿cómo podrán creer si no han oído hablar de él? Y ¿cómo oirán si no hay quien lo proclame? Y ¿cómo lo proclamarán si no son enviados? Como dice la Escritura: Qué bueno es ver los pasos de los que traen buenas noticias. Pero es un hecho que no todos aceptaron la Buena Noticia, como decía Isaías: Señor, ¿quién nos ha escuchado y ha creído? Así, pues, la fe nace de una proclamación, y lo que se proclama es el mensaje cristiano.<br />Santo Tomás de Aquino comentaba a partir de este texto de San Pablo que viendo un mismo milagro y con la misma predicación, hay unos que creen y otros que sin embargo no creen. ¿Cuál es la razón para que oyendo lo mismo unos? Pues dice Santo Tomás que para aceptar la predicación como Palabra de Dios es necesario que el Espíritu Santo convierta el corazón del oyente y lo mueva a asentir a eso que se le dice. Nadie puede acoger la predicación evangélica sin la iluminación y acción del Espíritu Santo, que da a todos la dulzura para consentir y acoger la verdad.<br />¿Estás abierto a escuchar la Palabra como salida de la boca de Dios? ¿Qué actitudes crees necesarias para escucharla de verdad y no sólo oírla?<br />3. Llamados a anunciar la Buena Noticia<br />En el mensaje de despedida de Jesús, en esos últimos momentos en la tierra entre los hombres, cuando estaba a punto de ascender a la derecha del Padre, su petición fue ésta:<br />Y les dijo: "Id por todo el mundo y anunciad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se niegue a creer se condenará.Estas señales acompañarán a los que crean: en mi Nombre echarán demonios y hablarán nuevas lenguas; tomarán con sus manos serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y quedarán sanos."<br />Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios.<br />Ellos, por su parte, salieron a predicar en todos los lugares. El Señor actuaba con ellos y confirmaba el mensaje con los milagros que los acompañaban.<br />PLENARIO<br />¿Eres consciente que la Palabra de Dios que se te ha anunciado y la fe que ha nacido de ella es un don, un regalo, un tesoro? Haz una valoración de ello, piénsalo.<br />¿Eres consciente de que debes compartir ese tesoro con todos los hombres y que, por tanto, hay que anunciar la Buena Noticia a todos? ¿Lo haces? ¿Cómo puedes hacerlo mejor?<br />Sería importante ahora que descubrieses también que la obra de anunciar el Evangelio es acción del Espíritu en nosotros, y que requiere de una serie de condiciones:<br />Estudio y preparación:<br />Lc 1. Después de haber investigado cuidadosamente todo desde el principio, también a mí me ha parecido bueno escribir un relato ordenado para ti, ilustre Teófilo. De este modo podrás verificar la solidez de las enseñanzas que has recibido.<br />Ofrecerle al Espíritu nuestras capacidades humanas para que actúe a través de ellas. Fiarse de Dios, ya que su Espíritu actúa desde la sencillez y la nobleza:<br />Pues yo, hermanos, cuando fui para daros a conocer el proyecto misterioso de Dios, no llegué con oratoria ni grandes teorías. Con vesotros decidí no conocer más que a Jesús, el Mesías, y un Mesías crucificado. Yo mismo me sentí débil ante vosotros, tímido y tembloroso. Mis palabras y mi mensaje no contaron con los recursos de la persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu, para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.<br />Como compromiso, deberíamos ver cuál es nuestra implicación en el ministerio de anunciar la palabra en la parroquia: en la misa del domingo, en la catequesis, en el grupo juvenil... ¿qué estoy haciendo yo por colaborar en anunciar la Buena Noticia? Y más aún, entre aquellos que me rodean y no creen en Jesús o no le conocen bien, ¿transmito mi fe como una Buena Noticia? En el fondo es preguntarse si somos buenos instrumentos del Espíritu.<br />El truco fundamental: leer la Palabra de Dios con calma, pidiendo antes en la oración insistentemente que el Señor envíe su espíritu sobre nosotros para de ese modo que sea Él quien nos haga entender el mensaje, escucharle con el corazón abierto, con profundo amor. Prográmate unos minutos diarios de oración en un momento tranquilo del día, sin sueño, sin agobios, sin cansancio... que le puedas dedicar un rato al Señor preguntándole: ¿qué quieres decirme hoy?<br />El Espíritu Santo actúa en nosotros: Los Sacramentos<br />Vamos a intentar meditar un rato acerca del gran don del Espíritu Santo que se te transmite a través de los sacramentos de la Iglesia. Es ésta una invitación a que medites, a que revises tu vida cristiana a la luz del mismo Espíritu del Señor, que dejes que Él entre en tu corazón para que seas capaz de verte a ti mismo con Sus Ojos y descubras el gran amor que siente por ti.<br />¿Qué es un sacramento?<br />Quizás te pueda ayudar a descubrir la dimensión más humana del sacramento el texto que tienes a continuación. Léelo e intenta contestarte a las preguntas que tienes abajo.<br />Existe un vaso, un "tanque" de aluminio. De aquel antiguo, bueno y brillante. El mango está roto pero le confiere un aire de antigüedad. En él bebieron los 11 hijos, de pequeños a grandes. Acompañó a la familia en sus muchas mudanzas. Del campo a la villa; de la villa a la ciudad ; de la ciudad a la metrópolis. Hubo nacimientos. Hubo muertes. El participó en todo; vino siempre al lado. Es la continuidad del misterio de la vida en la diferencia de situaciones vitales y mortales. El y ella permanecen. Está siempre brillante y antiguo. Creo que cuando entró en casa ya debía ser viejo, con esa vejez que es juventud, porque genera y da vida. Es la pieza central de la cocina. <br />Cada vez que se bebe por él no se bebe agua sino la frescura, la dulzura, la familiaridad, la historia familiar, la reminiscencia del niño ansioso que se sacia tras la sed. Puede tratarse de cualquier agua. En este tanque siempre será fresca y buena. En casa todos los que quieren matar la sed beben por él y como en un rito exclaman: ¡Qué bien se bebe por este tanque! ¡Qué buena es el agua de aquí! Y en realidad se trata del agua que, según los periódicos, es tan mal tratada. Llega del río inmundo de la ciudad, llena de cloro. Pero, gracias al tanque, el agua se convierte en buena, saludable, fresca y dulce. <br />Un hijo regresa. Recorrió el mundo. Estudió. Llega, besa a la madre, abraza a los hermanos. Se matan añoranzas sufridas. Las palabras son pocas. Las miradas, largas y minuciosas : hay que beber al otro antes de amarlo; los ojos que beben, hablan el lenguaje del corazón. Sólo tras haber mirado, la boca habla de las superficialidades: ¡Qué gordo estás! ¡Sigues igual de guapo! ¡Qué mayor te has hecho! La mirada no dice nada de eso; habla lo inefable del amor. Sólo la luz entiende. "Madre, tengo sed, quiero beber del tanque viejo". <br />Y el hijo ha bebido de tantas aguas... "EI acqua de San Pellegrino". Las aguas de Alemania, de Inglaterra, de Francia, la buena agua de Grecia. Aguas de las fuentes cristalinas de los Alpes, del Tirol, de las fuentes romanas, el agua de S. Francisco. Agua de OuroFino, de Teresópolis, de Petrópolis. Tantas aguas...Pero ninguna es como ésta. Se bebe un vaso. Y no para matar la sed corporal. Esa, la matan todas las demás aguas. Para matar la sed del arquetipo familiar, la sed de los penates paternos, la sed fraterna, arqueológica, de las raíces de donde llega la savia de la vida humana. Esa sed sólo la puede matar el tanque. Se bebe un primer vaso. Apresuradamente. Termina con un largo suspiro como de quien se hundió y sale a superficie. Después bebe otro. Lentamente. Es para degustar el misterio que contiene y significa ese vaso. <br />¿Por qué el agua del tanque es buena y dulce, saludable y fresca? Porque el tanque es un sacramento. El tanque-sacramento confiere al agua, bondad, dulzura, frescor y salud. <br />¿Qué es un sacramento? <br />Hoy, mucha gente ya no sabe qué es un sacramento. Los antiguos lo sabían. A mí me costó aprenderlo. Durante cinco años estudié muchas horas al día, todo lo que se escribió sobre el sacramento en lenguas cristianas, desde la Biblia hasta hoy. Fue una batalla del espíritu. De ello resultaron 552 páginas impresas y publicadas en forma de libro. Pero ése no fue el resultado principal. Después de tanto esfuerzo, rabia, alegría, maldición y bendición, descubrí lo que siempre había estado descubierto. Capté lo clamorosamente obvio. El sacramento era aquello que siempre había vivido y todos viven, pero que no sabía y pocos saben. <br />Volví a contemplar el paisaje que había tenido siempre ante mis ojos. Lo cotidiano está lleno de sacramentos. En la arqueología de lo cotidiano crecen los sacramentos vivos, vividos y verdaderos. Es el vaso de mi familia; la polenta que hacía mi madre; la última colilla del cigarrillo de picadura dejado por mi padre con todo cariño; la vieja mesa de trabajo; una gruesa vela de Navidad; el jarrón con las flores encima de la mesa; aquel sector de la montaña; el viejo camino pedregoso; la antigua casa paterna, etc. Esas cosas dejaron de ser cosas. Se convirtieron en gente. Hablan. Podemos oír su voz y su mensaje. Poseen un interior y un corazón. Se han convertido en sacramentos. En otras palabras : son señales que contienen, exhiben, rememoran, visualizan y comunican otra realidad diversa de ellas, pero presente en ellas. <br />La época moderna vive entre sacramentos pero no posee la apertura ocular capaz de visualizarlos reflejamente. Porque ve las cosas como cosas. Las contempla desde fuera. Quien las vea por dentro, percibirá en ellas una grieta por la que penetra una luz superior. La luz ilumina las cosas, las hace transparentes y diáfanas <br />Leonardo Boff, Los Sacramentos de la Vida<br />Piensa en el texto y reflexiona sobre esos objetos que te traen a ti recuerdos de gente, si tienes alguno en especial, a quien te recuerdan... ¿te das cuenta que son normalmente signos de amor?<br />Piensa ahora en los Sacramentos de la Iglesia, especialmente en aquellos que más de cerca te tocan por haberlos recibido (Bautismo, Confirmación) y en los que recibes habitualmente (Eucaristía, Reconciliación)... y en cada uno de los signos que en ellos entran en juego (agua, imposición de manos, aceite, pan, vino, perdón...). Busca la relación que tienen con el Señor, intenta ver sus signos de amor en ellos.<br />Dios te da su Espíritu a través de signos visibles<br />Tienes en tu propia vida multitud de ejemplos de situaciones en las que Dios ha estado presente demostrándote su amor, en personas, en acontecimientos, en llevarte a la Iglesia, en cuidarte y darte la vida cada día... piensa en ello. Y recuerda estas palabras de Jesús:<br />[9].Pues bien, yo os digo: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad a la puerta y se os abrirá. [10].Porque todo el que pide recibe, el que busca halla y al que llame a la puerta, se le abrirá.<br />[11].¿Habrá un padre entre todos vosotros, que dé a su hijo una serpiente cuando le pide pan? [12].Y si le pide un huevo, ¿le dará un escorpión? [13].Si vosotros, que sois malos, sabeis dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del Cielo dará Espíritu Santo a los que se lo pidan!"<br />Lc 11<br />PLENARIO<br />¿Eres capaz de pedirle a Dios lo que necesitas con esa confianza que muestra Jesús?<br />Eres un "hombre-en-marcha". Como cristiano, caminas con el Pueblo de Dios hacia la Patria Prometida. Tu caminar es duro, lo sabes. Eres peregrino en un desierto (la vida) que tienes que redimir. Y necesitas alimento que dé espíritu a la tierra para que encuentre la liberación. <br />Israel vivió esta experiencia (Ex 16, 1-16)<br />[1].Los israelitas se marcharon de Elim y llegaron al desierto de Sin, entre Elim y el Sinaí, el día quince del segundo mes después de la salida de Egipto.<br />[2].Toda la comunidad de los israelitas empezó a murmurar contra Moisés y Aarón en el desierto. [3].Les decían: "¡Ojalá Yavé nos hubiera hecho morir en Egipto! Allí nos sentábamos junto a las ollas de carne y comíamos pan en abundancia. Vosotros, en cambio, nos habéis traído a este desierto en que todo ese gentío morirá de hambre."<br />[4].Pero Yavé dijo a Moisés: "Ahora os hago llover pan del cielo; salga el pueblo y recoja lo que necesita para cada día. Y yo voy a probar si se ajusta o no a mi enseñanza... [5].El día sexto prepararán lo que les envíe, y será el doble de la ración diaria."<br />[6].Entonces Moisés y Aarón dijeron a toda la gente de Israel: "Esta tarde reconocereis que Yavé es el que los ha sacado de Egipto, [7].y por la mañana vuestros ojos verán la Gloria de Yavé. Yavé ha escuchado cuando murmurarasteis contra él. Pues vuestras quejas no se dirigían a nosotros, ¿qué somos nosotros?<br />[8].Esta tarde, Yavé os dará carne para que comais, y por la mañana, pan a saciedad. Esa es la manera como os contestará porque le habeis criticado a él y no a nosotros. Pues nosotros, ¿qué somos?"<br />[9].Moisés dijo a Aarón: "Di a todos los hijos de Israel: Venid, presentaos a Yavé, porque ha oído vuestras quejas."<br />[10].Y mientras Aarón hablaba al pueblo, miraron hacia el desierto: la Gloria de Yavé se apareció en medio de la nube. [11].Yavé habló a Moisés diciendo: [12]."He oído las quejas de mi pueblo. Diles: por la tarde comerán carne y por la mañana se saciarán de pan; así sabrán que yo soy Yavé, vuestro Dios."<br />[13].Aquella misma tarde llegaron codornices, que cubrieron el campamento.<br />Y, por la mañana, en torno al campamento, había una capa de rocío. [14].Al evaporarse el rocío, apareció sobre el suelo del desierto una cosa menuda, como granos, parecida a la escarcha. [15].Cuando los israelitas vieron esto, se dijeron unos a otros: "Manha", o sea: "¿Qué es esto?" Pues no sabían lo que era. Y Moisés les dijo: "Este es el pan que Yavé os da para comer.<br />[16].Yavé manda que cada uno recoja cuanto necesite para comer, alrededor de unos cinco litros por persona; y cada uno recogerá lo necesario para la gente de su tienda de campaña."<br />Era penoso el camino del desierto. Añoraron las ollas que tenían cuando vivían esclavos. Surgió la murmuración contra Dios y contra Moisés. Y Dios les hizo presente el "maná": El pan que Dios da en alimento. <br />Pero se cansaron, y dando oídos a advenedizos, volvieron a suspirar por los puerros y los ajos de Egipto. Esta era su queja: ¡Sólo tenemos el maná! (Núm 11, 4-6). <br />El alimento que acompañó su libertad les cansaba; preferían las cebollas cuyo precio había sido la esclavitud. En ti, en los hombres, se repite la historia. Tenemos Pan de Vida, Cristo hecho Eucaristía, para acompañar nuestro peregrinar de hombres libres. Pero hay momentos en los que queremos otro pan, aunque haya que pagar precios de esclavitud. Hay días en los que no te dice nada Cristo Eucaristía; a lo mejor meses o años... <br />PLENARIO<br />Pregúntate entonces por tu vida: ¿Te sientes esclavo? ¿O te sientes libre? <br />¿Te alimentas de Dios? ¿Cómo lo haces? ¿Vives tu fe como un regalo que también él te hace? ¿Das gracias porque un día te regaló el bautismo?<br />¿Vives la Eucaristía? ¿Acudes semanalmente a celebrarla con "hambre"? ¿O más bien tienes esa actitud de los israelitas, cansados de siempre lo mismo?<br />¿Eres consciente que alimentarse de la Eucaristía da la fuerza del Espíritu del mismo modo que alimentarse del maná daba la fuerza para el camino?<br />¿Cómo piensas que deberías vivirlo?<br />Deja que el Espíritu sea el que te lleve a reflexionar sobre estas cosas<br />El Espíritu Santo nos lleva a vivir en comunidad<br />Desde bien pronto la Comunidad de los que creían en Jesús se dio cuenta que debía obedecer cada uno de los mandatos de Cristo antes de irse: Id y bautizad, anunciad la Buena Noticia, Haced esto en memoria mía... por fidelidad a cada mandato surgieron los sacramentos de la Iglesia..<br />Pero también quiso Dios que no olvidasemos que había entregado a su propio Hijo por amor a todos y cada uno de nosotros, y que espera que nos queramos y vivamos tan unidos como viven el Padre unido al Hijo y al Espíritu.<br />Por eso es importante reconocer también que cada sacramento es la celebración especial de la Comunidad cristiana que se reúne para celebrar el gran amor de Dios Padre que entregó a su Hijo y derramó su Espíritu para salvarnos.<br />[23].Yo he recibido del Señor lo que a mi vez os he transmitido. El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan [24].y, después de dar gracias, lo partió diciendo: "Esto es mi cuerpo, que es entregado por vosotros; haced esto en memoria mía." [25].De igual manera, tomando la copa, después de haber cenado, dijo: "Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Todas las veces que la bebais hacedlo en memoria mía."<br />1 Cor 11<br />Este conocido texto de Pablo está diciendonos cuál era y es la intención de la Comunidad que se reune para celebrar la "fracción del pan", la "Cena del Señor", la Eucaristía. En aquel momento se trataba de una auténtica cena entre hermanos en la que se repetía el gesto de Jesús, y, tal y como creemos los cristianos, comulgábamos de nuevo de su Cuerpo y Sangre. Pero bien pronto las costumbres "se relajan", los que se llaman hermanos están cargados de rencores y empieza a enrarecerse el ambiente... si lees el capítulo 11 entero podrás ver que Pablo ha dicho esas palabras en mitad de una llamada de atención.<br />PLENARIO<br />¿Y tú? ¿Acudes a la Eucaristía movido por el Espíritu, sintiéndote hermano de aquellos a los que vas a encontrar?<br />¿Sientes la alegría de ir a celebrar la fiesta de la salvación con tantos hermanos en la fe?<br />¿Qué haces para construir la Comunidad? ¿Qué puedes hacer?<br />Estas reflexiones se han centrado sobre todo en la Eucaristía, pero, si te sobra tiempo, piensa en los otros sacramentos, especialmente el de la Reconciliación, pero también el Bautismo y la Confirmación que ya has recibido. <br />MISA<br />OFERTORIO: (Los Dones que lideran los grupos de reflexión escogen a un integrante de cada grupo para hacer la procesión de ofrendas)<br />Sabiduría: Roguemos para que seamos sabiduría y sal de la tierra. Que nuestra sal de cristianos no se vuelve sosa, porque entonces no sirve para nada Danos, Señor, el don de la sabiduría.<br />Entendimiento: Ilumina, Señor, nuestro corazón, para que sepamos descubrir tu voluntad y el camino de nuestra vocación. Queremos ser luz para los demás y llevar la luz del Evangelio a todo el mundo.<br />Consejo: Te pedimos por los sacerdotes, los religiosos, las religiosas, todos los consagrados y los que se preparan para ordenarse o hacer los votos. Que vivan con fidelidad su vocación siguiendo los consejos evangélicos y siendo ejemplo tuyo en la sociedad de hoy<br />Fortaleza: Señor, tú dijiste: “El que quiera seguirme, que cargue con su cruz y me siga”. Aquí estamos, dispuestos a hacer tu voluntad. Pero que tu Espíritu nos ayude en nuestras debilidades.<br />Ciencia: Que todos los que se dedican a la investigación y a la enseñanza lo hagan para el verdadero progreso de la humanidad. Que también haya jóvenes dispuestos a dar a conocer lo que supera toda ciencia: el amor de Dios revelado en Jesucristo<br />Piedad: Espíritu Santo, Maestro interior enséñanos a orar. Te pedimos por las vocaciones contemplativas, que son como el corazón de la Iglesia, oculto y en el interior, pero necesario para su vitalidad.<br />Santo temor de Dios: Señor, ayúdanos a vivir una vida entregada al servicio de los demás, limpia en nuestras costumbres y fiel a tu voluntad, según los Mandamientos y el espíritu de las Bienaventuranzas.<br />CELEBRACIÓN<br />Consideraciones: se debe preparar el lugar adecuadamente acorde a la temática y los pasos que realizaremos. También se debe ambientar y en lo posible entregar a cada joven participante una vela para que todo esté solamente iluminado por el cirio Pascual y las velas. <br />Se debe prever un afiche con el dibujo de un corazón de piedra y otro con un corazón de carne por grupo, vasijas con agua para cada grupo.<br />(COMIISÓN CANTOS: LUCERO) (Motivamos el momento con cantos que permitan crear un ambiente de oración)<br />Monitor1: (COMIISÓN CANTOS: LUCERO) (Preparar cantos con guitarra de fondo y voces bajas)<br />ORACION PARA LA VENIDA DEL ESPIRITU SANTO<br />PREPARACIÓN<br />Vamos a disponernos a recibir el Don de Dios que Jesús va enviar sobre nosotros. Para esto primeramente necesitamos tener una actitud de fe: que es la certeza de que Dios va a cumplir lo prometido, dando su Espíritu Santo a todos los que con corazón abierto se lo pidan. <br />Pensemos que no venimos aquí para ver si Dios nos da su Espíritu. Estamos aquí porque nos lo va a dar. Él lo prometió y no puede fallar. Es más, está garantizado, por la misma palabra de Jesús, por su muerte y resurrección.<br />Ciertamente no debes pensar: “yo no merezco el Don del Espíritu Santo, porque ninguno lo merece, no decir: yo no soy nadie para pedir ese Don, pero hoy no lo vas a pedir tu, Es Jesús quien lo va a pedir por ti, para ti, Cristo Jesús, a quien su Padre siempre escucha y da todo cuanto pide, no pienses en ti, piensa en Cristo Jesús.<br />La donación del Espíritu depende sólo de Jesús. Sólo el Mesías, que está lleno de Espíritu, puede darlo a quien se lo pida. El Espíritu no viene porque somos santos, sino para que seamos jóvenes santos.<br />Monitor2:<br />LA PRESENCIA DEL ESPIRITU <br />Tú no debes decidir y planear cómo va ser tu experiencia cuando venga a ti el Espíritu Santo. Dios, desde toda la eternidad, planeó con sabiduría y amor cómo te iba a tocar ese día con su Espíritu.<br />La única prueba de que recibiste el Espíritu Santo: es el cambio de vida que comenzarás a experimentar, tendrás una paz y una seguridad como nunca la habías tenido en tu vida, comenzarás a amar de una manera distinta, estarás capacitado para apartarte del pecado, gusto por la oración y hambre de Dios y sobre todo, una presencia de Dios en tu vida de una manera nueva por su Espíritu en tu vida.<br />Tu corazón debe estar en paz y tranquilidad. Sin miedo ni ansiedad. Sin nerviosismo o temor. Simplemente déjate abrazar por el Dios amoroso que es tu Padre, solo déjate amar y llenar de él.<br />Monitor 1: <br />LA ORACIÓN DE JESÚS<br />Va ser el mismo Mesías quien va a pedir a su Padre, el Espíritu Santo para cada uno de nosotros. La oración es la oración de Jesús; en su nombre. Nosotros, pues, no lo vamos a pedir. Nosotros lo vamos a agradecer.<br />Dios nos va a inundar con el agua Viva de su Espíritu. Nos sumergirá en el océano de su amor y su poder. Pero, nos puede pasar como a esas botellas que flotan en el mar: El agua la rodea por todas partes pero no entra porque tienen un tapón que no permite que el agua llegue a lo más profundo. Para que esto no nos suceda es necesario quitarnos el tapón que impide se realice el plan de Dios. Ese tapón es el pecado y todo rencor y resentimiento que hay en nuestro corazón.<br />Monitor 2:<br />ORACIÓN DE PERDON DE OFENSAS<br />Antes de pedirle al Padre en el nombre de Jesús que mande su Espíritu, vamos a quitar de nuestro corazón cualquier obstáculo que impida que el espíritu se derrame en nuestro corazón como un río de agua Viva.<br />El obstáculo que tenemos es la falta de amor. Cualquier odio, resentimiento o rencor que exista para con algún hermano nuestro, es una barrera que está deteniendo el Espíritu santo fuera de nosotros.<br />En la siguiente oración, cierra tus ojos, para ir trayendo a la imaginación a cada una de las personas que vaya nombrando.<br />Tal vez las situaciones que nombre sean actuales o muy pasadas, pero lo que sí es presente son los resentimiento por eso escucha con atención:<br />Perdono a mis PADRES porque no me dieron todo el amor y la atención que yo necesitaba. Les perdono las veces que me hicieron a un lado, los castigos injustos, los golpes y gritos con que me hirieron. Les perdono también su silencio e indiferencia para conmigo. Les perdono las veces en que se gritaron y pelearon delante de mí. Les perdono sus incomprensiones o preferencias por otro de mis hermanos.<br />Papá, Mamá, yo les perdono de todo corazón con el mismo perdón de Cristo. Que Dios te bendiga, papá; que Dios te bendiga, mamá. Yo les doy el abrazo de la paz y la reconciliación. Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren.... (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono a mis HERMANOS por todas las veces que no me tomaron en cuenta. Por hacerme a un lado en sus juegos y diversiones. Porque a mí no me tenían la misma confianza que a sus amigos, por las veces que se aprovecharon de mí y por las veces que me acusaron delante de mis padres.<br />Hermano.... yo te perdono de todo corazón con el mismo perdón de Cristo. Que Dios te bendiga, hermano. Yo te doy el abrazo de la paz y la reconciliación. Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren....<br />(COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono también a mis COMPAÑEROS DE ESCUELA por todas las burlas que hacían de mí y de mi familia. Los perdono completamente. Perdono al compañero que me puso aquel apodo que no me gustaba. Perdono a todos los que se reían y burlaban de un defecto físico o de mi manera de ser.<br />Compañeros de escuela, yo les perdono de todo corazón como Cristo me ha perdonado a mí. Que Dios los bendiga a todos en estos momentos. Yo les doy el abrazo de la paz y la reconciliación, especialmente a quien más me ofendió.<br />Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren....<br />(COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono a mis PROFESORES Y MAESTROS por las veces que me humillaron delante de mis compañeros., por sus represiones o calificaciones injustas. Por no haberme apoyado o ayudado. Por los complejos que en mi crearon con sus actitudes. Porque me hicieron sentir que no me querían; yo los perdono.<br />Maestros y profesores, Cristo, a través de mi, los perdona de todo el mal que consciente o inconscientemente hicieron en mi vida. Que Dios los bendiga a cada uno de ustedes. Yo les doy el abrazo de la paz y la reconciliación.<br />Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren.... <br />(COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono igualmente a mis JEFES Y PATRONES que no reconocieron lo que yo era y hacía. Les perdono sus favoritismos y arbitrariedades, porque nunca me dieron un cargo de verdadera responsabilidad, por las veces que fui víctima de sus injusticias y de sus burlas. Les perdono el abuso de autoridad que tuvieron conmigo. Sus presiones y chantajes.<br />Jefes y superiores, con la autoridad de Cristo yo los perdono de todo corazón. Que Dios los bendiga abundantemente a todos ustedes. Yo les doy el abrazo de la paz y la reconciliación. Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren.... (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono al NOVIO (A) que hirió mi corazón, dejándolo lastimado y desconfiado. Perdono a .... que se burló de mí y me usó como mero pasatiempo en su vida. Perdono a ... que no supo corresponder con amor a mi amor.<br />Yo te amo ahora con el amor de Cristo. Por eso, te perdono de todo corazón. Que Dios te bendiga. Yo te doy el abrazo de la paz y la reconciliación. Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren....<br />(COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (CORO DE UNA CANCIÓN PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR)<br />Perdono a SACERDOTES, MONJAS Y CLERO EN GENERAL.<br />También existen algunos chicos que guardan resentimiento contra DIOS y no le han perdonado la muerte de un ser querido, un defecto físico o la pérdida de un miembro propio o ajeno.<br />Otros, jóvenes tampoco se han perdonado a SI MISMO una falta, un pecado o error.<br />Yo perdono a todos los que me han ofendido. En el nombre de Cristo renuncio a todo odio, rencor y resentimiento que exista en mi corazón.<br />De una manera especial en estos momentos perdono a la persona que más me ha ofendido, que más mal me ha hecho. La perdono de todo corazón y para siempre con el mismo perdón que Cristo ha tenido para conmigo. Pienso en esta persona y veo a Cristo junto a ella. Cristo la bendice y la abraza. Yo también la abrazo y le doy el perdón que Cristo ha tenido para conmigo. Una respiración para que al exhalar ese perdón les llegue en donde quiera que se encuentren....<br />Monitor2:<br />Ahora seguros de que no hay ningún obstáculo en nuestro corazón nos abandonamos a Cristo para que él haga la oración y le pida a su Padre el Espíritu Santo. En esta oración está muy cerca María. Como estuvo en aquel primer Pentecostés con los discípulos de Jesús. Ella está al lado de cada uno de nosotros.<br />CANTO: (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO) (al entonar el canto hacer la oración en medio)<br />ORACIÓN A JESUS MESIAS PIDIENDO ESPIRITU SANTO<br />Jesús, Señor de los cielos y tierra, creemos que moriste en la cruz por nuestros pecados. Pero que Dios te resucitó y estás vivo para nunca más morir. Que el Padre te ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Estamos seguros que todo lo que pides al Padre, él lo concede. Permítenos tomar tu Nombre Santo que está sobre todo nombre, y en tu nombre, con tus meritos, pedirle al Padre que derrame abundantemente su Espíritu sobre nuestros jóvenes corazones.<br />Padre Santo, en el nombre de Jesús, el Mesías, el hijo de tus complacencias, a quien no le niegas nada, danos tu Espíritu Santo. Danos, Padre un nuevo Pentecostés que transforme todo nuestro ser y nos haga criaturas nuevas en Cristo Jesús para tu gloria. Jesús, sabemos que tú estás lleno de Espíritu Santo. Abre tu corazón y llena el nuestro con tu Santo Espíritu que nos santifique y nos transforme en jóvenes nuevos.<br />Espíritu Santo, ven a cada uno de los que aquí estamos. Llénanos de ti. Inúndanos, báñanos, purifícanos, santifícanos y transfórmanos. Ven y haz de nuestro corazón un templo vivo donde habites por siempre.<br />Monitor1:<br />EL REGALO DE DIOS.<br />Dios ha querido que en esta mañana, tú te lleves un regalo del Espíritu Santo, el cual fue uno de los siete sagrados dones, pero Dios quiere que tu lo hagas crecer en tu corazón y en tu vida, porque él solo te da la semilla, lo él quiere es que la cuides y la cultives, ese el compromiso que Dios te pide para que recibas la gracia de un Don del Espíritu Santo. Solo Dios sabe cuál es el regalo que te tiene preparado para ti, y solo tú eres el responsable de cuidar y hacer germinar esa semilla que él te da. NOTA: (Cada uno pasa frente al cirio se arrodilla, hace una oración y prende su vela)<br />Monitor2:<br />EL MANDATO DEL ESPÍRITU SANTO.<br />En el cirio encontramos la luz que es el fuego del Espíritu Santo y que quiere transmitírtela y que se quede contigo, porque es el fuego que quema, que ilumina, transforma, da calor, es energía transformadora, calienta los hogares, el fuego invita reunión, intimidad, confidencia, dialogo y fiesta. Solo tú que estés dispuesto a responder al compromiso de hacer crecer ese don que tienes en tu vida, y sobre todo ser ahora la luz para la gran oscuridad que existe en la tierra, tantos jóvenes necesitados de una luz en su oscuridad de vida esta luz es el mandato que desea Dios que da: “Ve por toda tierra siendo la luz entre tanta oscuridad porque los que conocen a Jesús ya no pueden ser tinieblas si no luz.”<br />Monitor 1: (Continúan las luces apagadas y música de fondo) (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO)<br />REPRESENTACIÓN DE DONES<br />Chicos luego de haber estado durante esta noche (tarde) en una constante vigila reflexionando y orando en torno al Espíritu Santo y nuestra vocación a la vida, es importante que podamos celebrar todo aquello que hemos realizado y nos dispongamos a recibir los dones del Espíritu Santo. Dones que renuevan nuestra vida y que nos acompañan e iluminan al momento de asumir nuestro lugar en la construcción de un mundo donde reine la paz y el amor.<br />Los invitamos a que íntimamente unidos en la oración invoquemos la presencia del Espíritu Santo, Espíritu de Vida, <br />Canto: (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO)<br />EL DON DEL CONSEJO<br />(Antecedentes de caracterización de Personaje)<br />El don del consejo nos inspira lo que debemos hacer, decir, escoger, evitar, callar, tomar decisiones, encontrar soluciones, guiar a otros, etc. y cómo hacerlo de acuerdo a la voluntad de Dios. Es Él quien nos da la luz para dar un buen consejo al que lo necesite.<br />(Vestuario: Un personaje formal, completamente vestido de negro, con un maquillaje entre blanco y oscuro, guantes blancos y sombrero negro)<br />Lector o grabación<br />Yo soy el consejo, soy un don del Espíritu Santo, siempre he estado presente en la vida de la Iglesia, en su historia y en la historia de los pueblos desde la creación. Hoy estoy presente entre ustedes porque quiero darme a conocer, quiero que me comprendan y me incluyan en sus vidas.<br />He tratado de estar presente en tu historia desde el momento de tu bautismo, fui derramado para ser parte de tu existencia y acompañarte siempre.<br />Te preguntaras ¿Cuándo me he hecho presente en tu diario vivir? Cada vez que alguno de tus seres queridos te ha sabido orientar o dar una palabra de ánimo y esperanza, soy yo quien puso las palabras en esa persona.<br />Cuando estás en oración y meditas la Palabra. También por medio de ti yo he obrado muchas veces, cuando escuchas a tus amigos y das una palabra o gesto reconfortante. Has sido mi más fiel representante ¡No ves que tu también has encarnado mi papel!.<br />“Te aconsejare y te enseñaré el camino que has de seguir, te acompañaré con mi mirada “ (Salmo.32)<br />“Oye el consejo, acepta la corrección y llegarás a ser sabio “ (Prov.19, 20)<br />Recuerda entonces en esta noche que me has llamado y he venido a tu encuentro, que el “plan del Señor persiste siempre y los consejos de su corazón perduran a través de los siglos “ (Salmo.33)<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Consejo. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto: (A propuesta de Beraká)<br />EL DON DE LA PIEDAD<br />Antecedentes de caracterización de personaje<br />Es el don de sentirnos hijos de Dios, saberlo y disfrutarlo con paz y alegría filial. Es el sabernos herederos del cielo y protegidos por el Padre Dios. El sentir ternura, obediencia, admiración y afecto filial hacia Dios. Sentirnos a gusto con la vida que Dios nos ha dado, porque estamos ciertos que Dios nos ama desde toda la eternidad.<br />(Vestuario: Un personaje femenino, con un maquillaje muy delicado que resalte los rasgos de ternura y femineidad, una estatua vestida de blanco, con trencillas y una corona de flores naturales, una lámpara de aceite encendida en sus manos)<br />Lector o grabación<br />Soy la piedad, estoy muy feliz de que me hayas convocado a este momento tan significativo en la vida de los cristianos, un cumpleaños de nuestra Madre Iglesia.<br />Estoy presente en tu vida cotidiana, para que puedas amar fielmente a Dios, para que comprendas y respetes las cosas de Dios, también para que ames nuestras prácticas religiosas que sin duda nos ayudan a acercarnos más a Dios.<br />Estoy presente en la oración de los cristianos, allí donde dos o tres se reúnen en oración; también estoy el lecho de los enfermos que en su dolor y sufrimiento invocan la acción de Dios en sus vidas; en la dueña de casa que con afán bendice a sus hijos y los encomienda a Jesús. <br />Cuando te encuentras en un lugar solitario mirando una hermosa puesta de sol, o admirando la creación y recuerdas elevar una acción de Gracias por las maravillas de Dios.<br />Cuando te acercas al sacramento de la Reconciliación, para encontrarte con Dios Padre pidiéndole su perdón y el te llena de su infinito amor y misericordia.<br />También cuando crees que Dios te ha abandonado, allí estoy soplando alientos de vida y esperanza, soplos de piedad, soplos de amor, alientos para seguir caminando.<br />“Pide y recibirás, busca y encontrarás, llama y se te abrirá porque todo el que pide recibe, y el que busca encuentra y el que llama se le abrirá “ Mt.7, 7-8.<br />Ahora quiero pedirles que oremos juntos el salmo 139 (138). En nombre de todas y todos los laicos comprometidos en el mundo de la política, la economía, en la construcción de la sociedad, para que sus intenciones y acciones correspondan a los que creen.<br />Canto: (Beraká)<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Piedad. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />EL DON DEL ENTENDIMIENTO<br />Antecedentes de caracterización de personaje<br />Es la facilidad para comprender lo que Dios nos dice por medio de su Palabra y reconocer la mano de Dios en todos los acontecimientos del diario vivir. Es como una luz que nos hace entender en un momento lo que antes nunca habíamos entendido.<br />(Vestuario: Un personaje masculino, vestido con una túnica blanca con cinturón blanco, un maquillaje blanco y bien peinado con gel, en sus manos sostiene un globo terráqueo)<br />Lector o grabación<br />Aquí he venido a estar con ustedes en esta noche bendita. Bendita noche en la que me has convocado, la noche de la acción del Espíritu en el orbe entero, vengo con algo deprisa, pues el mundo me requiere en muchos lugares, y los cristianos como ustedes han de ENTENDER que soy imprescindible en la explicación de las cosas de Dios. Ustedes han sido la prioridad en la multiplicidad de compromisos que tengo. <br />En este mundo que camina a pasos apresurados, entender las cosas requiere prioridad, las cosas de Dios, sobre todo su Palabra, son esenciales en la vida de los cristianos.<br />De lo que sí estoy muy seguro es que Dios, que inició esta buena obra aquí en su parroquia (capilla, decanato, zona, diócesis), la llevará a feliz término el día que Cristo Jesús nos reúna en su Reino (Flp.1, 6).<br />Tienes entonces una tarea muy significativa desde hoy, es ser discípulo de Jesús, motivándote a conocerlo cada día más aprender más y más de su Evangelio, de sus actitudes y sus ejemplos que él nos dejó, somos cristianos porque CRISTO es nuestro horizonte de vida.<br />Por lo tanto, difundiendo la Palabra de Dios, estas siendo signo de ENTENDIMIENTO para quienes aún por diferentes circunstancias de la vida aún no lo conocen.<br />Quiero invitarte a que seas SAL Y LUZ DEL MUNDO, sobre todo en aquellos lugares en donde Jesús aún no es conocido, ni amado y de un modo muy especial ahí donde se necesite sentir al Señor mucho más cerca, con los pobres, los enfermos, los presos, los jóvenes que están solos, desesperanzados. <br />Soy tu amigo, por ello nunca te abandonare en esta misión de llevar la Buena Nueva y dar a entender al mundo que DIOS es PRIORIDAD en nuestras vidas.<br />Te invito a que en esta noche repitas conmigo:<br />Señor, dame no demasiada inteligencia, sino la suficiente para entender la vida<br />y a los hombres que encuentro.<br />Dame no demasiada fuerza, sino la suficiente para trabajar.<br />Una cosa Señor pido sin condición ni medida:<br />Dame siempre un amor más grande, por ti y por todos, en unión con Jesús, tu Hijo, nuestro Compañero y Señor, por los siglos de los siglos.<br />Amén.<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Entendimiento. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto: <br />EL DON DE LA FORTALEZA<br />Antecedentes de caracterización de personaje.<br />Es una fuerza especial para realizar lo que Dios quiere de nosotros y para resistir con paciencia y valor las contrariedades de la vida.<br />(Vestuario: Un personaje varón, vestido de pantalones blanco, con el dorso descubierto con un maquillaje que denote fuerza, con una corona de ramas de olivo y una antorcha encendida)<br />Lector o grabación<br />Yo soy el don de la fortaleza, desde siempre estoy presente en el plan de Salvación de Dios para la humanidad, cada vez que sientes que tus energías juveniles se debilitan, allí estoy para levantarte y darte ánimo para salir adelante.<br />Cada vez que la fe se ve cuestionada por los hombres, yo estoy atento para que la verdad que es JESUCRISTO, siempre ilumine el camino de los creyentes.<br />Tengan fe en Dios, él es nuestra roca, nuestra verdadera fortaleza, nuestro libertador. Dios mío, mi muro, mi refugio, mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte (Sal.18, 2).<br />No dejes nunca de confiar en el Señor con todo tu corazón y no dejes de poner tu confianza en Dios, en Él está la fuerza para que las incomprensiones, las dudas se disipen con la fuerza de Dios. Estoy cierto que tu fortaleza esta en Jesús, por eso me has llamado en el hoy de tu historia. Tu confianza es sinónimo de fuerza, en ti habitan tantas fuerzas nuevas, capaces de transformar lo que estaba muerto en algo viviente.<br />Que la fuerza del Espíritu de Dios impulse tu vida de joven, sobre todo en este Pentecostés, en el cual, la efusión de todos los dones abre nuevas ventanas para tu crecimiento en la fe.<br />Quiero invitarte a ser fuerte en los momentos de debilidad, quiero suscitar en tu interior fuerzas espirituales que transformen las divisiones en unidad, las diferencias en caminos de fraternidad. Tus talentos esta noche son la fuerza y la fortaleza que sostiene al mundo, tus anhelos y proyectos de futuro. No te desanimes frente a las tormentas del mundo, yo estoy junto a ti, para que después del temporal creemos junto un nuevo amanecer.<br />Les invito para que en un momento de oración puedas orar con uno de tus compañeros que se encuentran a tu lado, en primer lugar, manifestando en qué necesitan que el Espíritu Santo Los fortalezca y luego cada uno ora por el otro para que el Espíritu les otorgue ese don.<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Fortaleza. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto:<br />EL DON DE LA CIENCIA<br />Antecedentes de caracterización del personaje.-<br />Es una facilidad para distinguir lo verdadero de lo falso. Nos ayuda a comprender el orden del universo creado por Dios, y el desorden y las consecuencias del pecado.<br />(Vestuario: Un personaje mujer vestida con telas azul y celeste, el rostro blanco)<br />Lector o grabación<br />Yo soy la ciencia tu me has llamado para compartir una experiencia conmigo de la misma manera que se han hecho presente los demás dones. Mi origen proviene del Espíritu de Dios, quien ha buscado lo mejor para que el ser humano enfrente su existencia.<br />Yo soy el talento que tienes en tu interior para comprender racionalmente la verdad y para que vayas descubriendo cual es la voluntad de Dios en tu vida. Con mi ayuda muchos hombres y mujeres que se han dejado inspirar por mí han aportado grandes descubrimientos, avances científicos y tecnológicos para mejorar la calidad de vida de la humanidad.<br />Estoy presente en el esfuerzo de quien estudia para ensanchar sus conocimientos y transmitirlos a otros, y así contribuir en la construcción de un mundo mejor. Tu también puedes contar conmigo, sueña, crea, busca, descubre todas tus capacidades y no dejes que se atrofien; utilízalas para realizarte para ser feliz y hacer felices a los demás.<br />Un día Jesús dijo: “Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra” Jn. 4, 34.<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Ciencia. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto: <br />EL DON DE LA SABIDURIA<br />Antecedentes de caracterización de personaje:<br />Es el don que nos hace gustar todo lo que es espiritual, todo lo que se refiere a Dios y al bien de los seres humanos. Es lo que nos hace buscar primero el Reino de Dios.<br />(Vestuario: Una joven vestida de gasa blanca. En sus manos 3 calas blancas, con el cabello suelto)<br />Lector o grabación <br />Buenas noches, mi nombre es Sabiduría; desde siempre estoy presente, soy amiga de los hombres, me he difundido por todo el universo, he dado unidad a todas las cosas, amo la justicia, la paz, la verdad y la sencillez de corazón. <br />Muchos jóvenes como tu comparten mis ideales y se entregan a grandes causas, buscando ser solidarios con los hermanos.<br />Si profundizas y buscas seriamente en tu interior, me encontrarás para llevar a cabo tus más grandes ideales. Porque “las grandes obras producen algo espléndido y yo soy como un árbol que siempre da frutos. No te límites, no vayas por la vida mirando el suelo, sueña, inspírate, mira hacia lo alto, todas tus metas y proyectos son posibles si cuentas sabiamente conmigo.<br />“Soy un reflejo de la luz eterna, un espejo limpio de la actividad de Dios, una imagen de su perfecta bondad”, lucha para que en ti esta imagen no se empañe.<br />“Tú, que por tu sabiduría formaste al hombre para que dominara las criaturas salida de tus manos para que gobernara al mundo con santidad y justicia y pronunciara sentencias con alma recta, dame la sabiduría que comparte tu trono y no me rechaces del número de tus hijos”. Sab. 9, 2-4.<br />Ahora te invito a hacer vida lo que has escuchado, en tus manos tendrás un trozo de greda , con ella moldearas una figura en la cual darás el soplo de la sabiduría. Realízalo en silencio y en oración.<br />Animador 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don de la Sabiduría. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto: BERAKA<br />EL DON DEL TEMOR DE DIOS<br />Antecedentes de caracterización de personaje:<br />Es el don de tener respeto y veneración a Dios. No es temor a ser castigado sino temor a ofenderlo, a hacer algo que lo entristezca por ser El un Padre tan bueno y generoso con nosotros.<br />(Vestuario: Un personaje con túnica de papel crepé verde claro y blanco y maquillaje plateado, cabellos bien peinados con gel y un bastón plateado)<br />Lector o grabación<br />Yo soy el Temor de Dios, soy respeto a Él, estoy en el corazón de los hombres y mujeres con la intención de que permanezcan cercanos a Dios, nuestro Padre, yo les ayudo para mantenerse en su presencia, con un corazón limpio y puro. Te ayudo cada día en tu camino de santidad. Quiero que seas santo. <br />Debes contar conmigo para ser capaz de seguir a Jesús y vivir según su Palabra. Cuando el Papa Juan Pablo II, discípulo de Jesús, al cual imagino que admiras mucho, en su visita a Chile, cuando ustedes eran niños les dijo a los jóvenes: “no tengáis miedo de mirarlo a él, mirad al Señor”.<br />Muchos jóvenes, niños, mujeres y hombres creyentes como ustedes me han tomado en serio, y aun que no lo creas, porque es contrario a las corrientes del mundo, han sido felices, han construido sus vidas en el amor. “No hay lugar para el temor en el amor”.1 Jn. 4,18.<br />Los invito a que oremos en voz alta, poniendo en manos de Dios Padre nuestras intenciones, acciones de gracias, alabanzas y súplicas, sobre lo que yo, el Don del Santo temor de Dios suscito en ustedes<br />Monitor 1:<br />Espíritu de Dios, repártenos el don del Temor de Dios. <br />Todos:<br />Regálanos este don<br />Canto: BERAKÁ<br />Monitor 2:<br />Los dones del Espíritu Santo se han hecho presentes en nuestra celebración, hemos podido comprender lo que esperan de nosotros. Nuestra fe debe ser asumida en plenitud, sabemos que el Señor nos acompaña, sabemos que su Espíritu nos ilumina y pone sus palabras en nuestras bocas, por tanto sólo nos falta ponernos en acción, para contribuir en la construcción de una sociedad más fraterna y solidaria, de una sociedad más justa y más humana, de una sociedad que tenga una mirada y una atención preferencial por los pobres y marginados.<br />Sacerdote o asesor:<br />Queridos Jóvenes, la Iglesia tiene una mirada preferencial por cada uno de ustedes, tiene depositada muchas esperanzas en todo lo que puedan hacer y decir, por el gran amor que ustedes le tienen a Jesús.<br />Somos una comunidad que quiere vivir al estilo de Jesús y, movidos por su espíritu, amar y servir a nuestros hermanos. Por ello, todos juntos vamos a proclamar nuestra fe y nuestro deseo de renunciar a lo que nos impide ser fieles testigos del amor de Dios; vamos a hacer manifestación pública de nuestra adhesión a Jesús y a su iglesia, para comprometernos a hacer realidad el Reino y su Justicia, para vivir conforme a la invitación de Jesús de amar al prójimo como Él nos amó y de entregar, en todo, nuestra vida. Y para que todo esto sea posible:<br />El testimonio de una comunidad juvenil viva, alegra, esperanzadora y comprometida con su realidad es un signo de esperanza para el mundo. Anunciemos al mundo nuestra fe renovando nuestras promesas bautismales<br />(Todos se ponen de pie)<br />¿Se comprometen a renunciar del pecado, que se manifiesta en el egoísmo, la mentira, la envidia, y la venganza?<br />R. Sí, me comprometo <br />¿Se comprometen a renunciar al pecado que se manifiesta también en la búsqueda del placer por el placer sin importar los otros, en la búsqueda de la comodidad, en el consumismo desenfrenado?<br />R: Sí, me comprometo<br />¿Se comprometen a dejar de buscar, ante todo, los propios intereses personales y poner en el corazón y en la vida, el corazón y la vida de sus hermanos?<br />R: Sí, me comprometo<br />-¿Se comprometen a perdonar cuando los traten mal, a amar, incluso, a los que no los quieren bien, a ayudar a los que necesiten, aunque no sean sus amigos?<br />R: Sí, me comprometo<br />Así entonces, proclamemos nuestra fe.<br />¿Renuncian a Satanás, a todas sus obras y a todas sus seducciones?<br />R. Sí, renuncio.<br />¿Creen en Dios, el Padre Bueno que nos ama y nos ha creado por su amor y que por su amor ha creado todas las cosas en el cielo y en la tierra?<br />R. Sí, creo.<br />¿Creen en Jesús, Hijo del Padre y hermano nuestro, que nació de María Virgen y que pasó por este mundo haciendo el bien y murió entregando su vida, para darnos vida, y vida en abundancia?<br />R, Sí creo<br />¿Creen en Jesucristo que resucitó y está a la derecha del Padre y que permanece con nosotros hasta el final de los tiempos?<br />R. Sí, creo.<br />¿Creen en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que continúa actuando en nuestra historia, principalmente en los hombres y mujeres que se comprometen en la construcción del Reino y que se dio a los apóstoles en el día de Pentecostés?<br />R. Sí, creo.<br />¿Creen en la Santa Iglesia Católica, la cual nos permite hacer un camino de seguimiento de Jesús, a través de una vida en comunidad, y de donde nace el llamado a ser constructores de la sociedad, para gloria de Dios y de los hombres?<br />R. Sí creo.<br />¿Creen en la comunión de santos, hermanos nuestros, que nos han precedido en la fe y que a la luz de su testimonio nos animan a ser mejores discípulos del Señor?<br />R. Sí, creo.<br />¿Creen en el perdón de los pecados, que se manifiesta plenamente en el sacramento de la reconciliación, donde Dios nos acoge y recibe al igual que al hijo pródigo?<br />R. Sí, creo.<br />¿Creen en la resurrección de los muertos y en la vida eterna, que hemos heredado gracias al gran acto de amor de Jesucristo, al dar la vida por cada uno de nosotros?<br />R. Sí, creo.<br />Esta es nuestra fe. Esta es la Fe de nuestra Iglesia, que nos gloriamos de manifestar en esta noche, en Cristo Jesús nuestro Señor.<br />El Espíritu Santo nos manifiesta y nos trae la Paz, que es fruto de la Resurrección de nuestro Señor. Agradecidos de Él, de su presencia en medio de nosotros, esta noche despidámonos dando un abrazo de paz y que esta paz la podamos transmitir a nuestros hogares y a nuestra ciudad.<br />La Paz del señor esté con ustedes<br />R. Y con tu espíritu<br />Como Hermanos muy queridos nos damos la paz.<br />Monitor 1:<br /> Al igual que los que desean con humildad y verdad recibir el don de Dios en sus vidas, y que desean ser bautizados en el Espíritu Santo: le pediremos al Señor que se cumpla su palabra en nosotros, que derrame “agua pura para limpiarnos de nuestros pecados”, para que nos convierta el corazón de piedra en uno de carne, para que podamos caminar por sus senderos de paz y de justicia, de perdón y misericordia; para que nos sintamos y vivamos como hijos e hijas de Dios.<br />Gesto: Uno de los miembros toma la vasija, se moja la mano y haciendo una cruz en la frente de quien tiene a su lado le dice: “Que el Señor te dé siempre un corazón de carne”. Quien recibe el gesto realiza lo mismo con quien tiene a su lado y así hasta que termina la ronda. Cuando se completó la rueda, juntos tomados de la mano rezan el Padrenuestro, pidiéndole que se cumpla lo que pedimos y así nos preparemos a recibir el Espíritu de la Promesa.<br />Se le entrega a cada grupo el afiche con el corazón de carne y se le pide que anoten aquellas actitudes que son propias de un corazón de carne y que ellos quieren esta noche pedirle al Espíritu Santo que les dé fuerzas para vivirlas.<br />*En este momento se hacen peticiones espontáneamente pidiendo que el Espíritu Santo descienda sobre nosotros y se responde a cada una de ellas <br />“Ven Espíritu Santo” (COMISIÓN DE CANTOS: LUCERO)<br />7810535502853440430397510-140335387985ANEXOS 1: SOLAPINES (Comisión de Recepción_Maribel)<br />35452053390900254033909003678555228600<br />1549406293485360299062934857810528073351905-1263653621405-12636539643052807335<br />ANEXOS 2: RÓTULOS DE GRUPOS (Comisión de Recepción_Maribel)<br />826135176530<br />921385244475<br />130238549530<br />730885244475<br />997585267970<br />730885263525<br />826135168275<br />735330360680ANEXOS 3: RÓTULOS DE TIEMPOS (Comisión de Tiempos_Miriam)<br />-163195-64770<br />25400-1905<br />ANEXOS 4: LISTADO DE CANTOS (Comisión de Cantos_ Lucero)<br />ANEXOS 5: LISTADO DE DINÁMICAS (Comisión de Animación_Cristian)<br />CRONOGRAMA DE PENDIENTES<br />Encontrar instaladores para pc<br />Recargar tintas negras y de colores<br />Imprimir el programa/esquema y pegarlos en las puertas de ingreso del Templo Antiguo<br />Imprimir los objetivos de la vigilia y pegarlos en las puertas de ingreso del Templo Antiguo<br />Coordinar con Cristian para ver cuáles son las dinámicas que realizará en los dos momentos<br />Imprimir los solapines/ Entregárselos a Maribel para que los corte. Imprimir hojas para tomar datos a los asistentes y registrarlos. (Comisión de Recepción-Maribel)<br />Ordenar sillas y cosas en coordinación con Kevin/ Equipos (Comisión de Orden-Kevin) (Comisión de equipos-Andrea)<br />Coordinar con Yeni para que la vestimenta de los dones esté lista (Comisión de Teatro- Yeni)<br />Sabiduría : Wilfredo (Beraká) angelgb_tk@hotmail.com 952-315744<br />Vestido de gasa blanco<br />Velas blancas<br />Entendimiento:Benjamín (Confi)pazitas_91@hotmail.com952-786042<br />Túnica blanca con cinturón blanco<br />Peinado con gel<br />Globo terráqueo<br />Ciencia:Pamela (Beraká)angela_6.5@hotmail.com952-539448<br />Vestida de telas azul y celeste<br />Rostro blanco<br />Consejo:Victoria (Beraká)rosas_123_4amor@hotmail.com952-833323<br />Traje Negro<br />Maquillaje entre blanco y oscuro<br />Guantes Blancos<br />Sombrero negro<br />Fortaleza:Juan Carlos (Confi)delirios_juan100pre@hotmail.com952-315078<br />Pantalón Blanco<br />Maquillaje que denote fuerza<br />Corona de ramas de olivo<br />Antorcha encendida<br />Piedad:Macarena (Beraká)mia_traviesa_91@hotmail.com952-313575<br />Maquillaje muy delicado<br />Traje blanco<br />Trencillas<br />Corona de flores naturales<br />Lámpara de aceite<br />Temor de Dios:Mafer (Confi)mafer_31_94@hotmail.com952-620318<br />Papel crepé verde y blanco<br />Cabellos peinados con gel<br />Bastón plateado<br />Imprimir carteles alrededor del Templo Antiguo para publicitar Pentecostés (Comisión de Publicidad-Liliana)<br />Imprimir los carteles de tiempo para medir el cronograma del programa (Comisión de Tiempos: Miriam)<br />Revisar el listado de cosas enviado por Oriely para comprar (Comisión de Oriely)<br />Cirio Pascual (Parroquia)<br />7 velas (Comprar)<br />Una imagen de María (Parroquia)<br />Cestitos con los dones del Espíritu Santo (pequeñas llamas de cartulinas de colores , en las que están escritos los dones del Espíritu : SABIDURÍA, ENTENDIMIENTO, PIEDAD, FORTALEZA, CONSEJO , CIENCIA, TEMOR DE DIOS) (Comprar cestos e imprimir llamas de colores)<br />Una vela para María. (Cada joven llevará su vela)<br />Una fuente con agua (Parroquia)<br />Unas espigas (Comprar)<br />Cántaro de barro (Buscar)<br />Una lámpara encendida (Buscar)<br />10 velas (Cada joven tiene que traer su vela)<br />Semillas (Comprar)<br />Pocillo con tierra (Ya!)<br />Guantes Blancos (Ya!)<br />Sombrero Negro (Hacerlo- Comprar cartulina negra)<br />Una lámpara de aceite encendida en sus manos (Parroquia)<br />Corona De Flores Naturales (Comprar)<br />Túnica de papel crepé verde claro y blanco (Comprar papel crepé claro y blanco para Yeni)<br />Ambón para colocar la Biblia (Comisión de Utilería: Oriely) (Parroquia)<br />Paloma para la paz (Parroquia)<br />Pedirle la relación de cantos a (Comisión de Cantos: Andrea) para fotocopiarlo y entregárselos a las personas que vendrán. Y colocarlo también en el proyector para que todos lo vean.<br />Imprimir dos juegos originales de guiones para que Brenda también pueda monitorear.<br />Colocar la oración inicial en el proyector y además distribuirlo en pequeñas hojas para que todos lo tengan. Fotocopiarlos.<br />Coordinar con los expositores la metodología que emplearán para desarrollar la temática. Dejar listos equipos, preguntas en proyección, reparto de hojas, papelotes, cartulinas, plumones, biblias. Recomendar que finalizado el tema debe concluirse con un aporte concreto: una oración, un compromiso, una acción.<br />Tema 1-El E.S. y la Iglesia :Liliana (Confi)mili_20047@hotmail.com952-304893<br />Tema 2-Dones del E.S. :Julio (Bautizo)djulio10@hotmail.com952-001102<br />Tema 3-El E.S. y los jóvenes:Andrea (Beraká)francessca_22@hotmail.com952-371505<br />Tema 4- Efectos E.S. :Cristian (Confi)kisuk3@hotmail.com952-<br />Coordinar con la Señora Elena para que nos encarguen la misa del sábado. Escoger de cada grupo los lectores y responsables de ofrendas y peticiones. Alistar la Monición<br />Monitor:<br />Lector 1 Lectura:<br />Lector Salmo:<br />Lector 2º Lectura:<br />Lectores Peticiones: ___________________,_____________________,______________________,_________________<br />Ofrendas: <br />Pan:<br />Vino:<br />Cirio<br />Flores<br />Don Sabiduría<br />Don Entendimiento<br />Don Consejo<br />Don Fortaleza<br />Don Ciencia<br />Don Piedad<br />Don Temor de Dios<br /> Ofrendas Económicas<br />Coordinar con los encargados de cada grupo para que lleven una vela<br />Imprimir un corazón de piedra en un papelote e imprimir siete corazones de carne por grupo y vasijas de agua para los grupos.<br />Prever una lámpara para hacer la monición de la oración de la vigilia.<br />Imprimir para el Padre la renovación de promesas bautismales<br />