Your SlideShare is downloading. ×
Palabras de Cierre de la Jornada de Ingeniería Industrial 2012
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Palabras de Cierre de la Jornada de Ingeniería Industrial 2012

319

Published on

Viernes 4 de mayo de 2012, Auditorio de la Universidad del Caribe.

Viernes 4 de mayo de 2012, Auditorio de la Universidad del Caribe.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
319
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Palabras de Bienvenida Clausura de la Jornada de Ingeniería Industrial 2012 Dr. José Enrique Alvarez Estrada 4 de mayo de 2012En 1991, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y el Círculo de Lectores,hicieron una encuesta entre sus socios, preguntándoles qué libro había marcado susvidas con mayor profundidad. No resultó sorpresivo que La Biblia quedase en primerlugar; pero sí lo fue su segunda selección: "Atlas Shrugged" ("La rebelión de Atlas").Esta obra, de la pluma de la filósofa y escritora ruso/estadounidense Ayn Rand, ypublicada por vez primera en 1957, es casi desconocida en América Latina,especialmente en las universidades públicas, pues la autora siempre fue una acérrimadefensora del egoísmo racional, el individualismo, y el capitalismo laissez faire,argumentando que es el único sistema económico que le permite al ser humano vivircomo ser humano, es decir, haciendo uso de su facultad de razonar. En consecuencia,rechazaba absolutamente el socialismo, el altruismo y la religión.La obra, que inicialmente se titulaba The Strike (La Huelga), reflexiona acerca de qué lesucedería al Mundo si sus principales impulsores decidieran cesar sus labores. El títulode "La Rebelión de Atlas" le fue sugerido por su esposo, equiparando la figura de estosempresarios al titán mítico que carga a sus espaldas los destinos del mundo.En la segunda parte de la obra, Rand pone en boca del Dr. Robert Stadler, Jefe delInstituto de Ciencias Estatales, la siguiente reflexión:“¿conoce usted el estado de ánimo de quienes ocupan un lugar secundario en la vida? Sesienten dominados por el odio hacia los mitos ajenos. Son mediocridades quepermanecen sentadas, temblorosas, pensando que el trabajo de otro puede resultar mejorque el suyo. No tienen la menor idea de la soledad que se apodera de uno cuandoalcanza la cima, la soledad de anhelar un igual, una mente capaz de respetar y admirar el
  • 2. logro ajeno. Nos enseñan los dientes desde sus madrigueras de ratón, pensando que auno le complace ver cómo el propio brillo los hace casi invisibles, mientras la realidades que uno daría un año de su vida para observar un chispazo de talento en cualquiera deellos. Envidian el triunfo. Su sueño de grandeza es un mundo en el que todos loshombres sean inferiores a ellos y lo reconozcan así. No se dan cuenta de que dichosueño es la prueba infalible de su mediocridad, porque semejante mundo esprecisamente el que el triunfador no podría soportar. No tienen modo de saber lo queaquél siente cuando está rodeado de inferiores. No, no es odio, sino aburrimiento, unaburrimiento terrible, desesperanzado y paralizador. ¿De qué sirven la alabanza y laadulación si proceden de hombres a los que uno no respeta? ¿Ha sentido alguna vez elanhelo de tener a su lado a alguien que provoque su entusiasmo? ¿Alguien a quien nomirar de arriba abajo, sino lo contrario? ”Afortunadamente, aquellos de nosotros que tenemos el privilegio de trabajar en elDepartamento de Ciencias Básicas e Ingenierías de la Universidad del Caribe, nosentimos ese aburrimiento, ni debemos sacrificar el proverbial año de vida. Todos losdías convivimos con el talento. Nos gusta pensar que ayudarmos a formarlo, o cuandomenos a no deformarlo. Eventos como la Jornada de Ingeniería Industrial 2012 nospermiten ver la conversión de este talento potencial en cinético, vislumbrar el brillantefuturo que tenemos por delante, si hoy nos atrevemos a soñarlo y mañana a ponerlo enpráctica.

×