Your SlideShare is downloading. ×
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Modelo La Fageda
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Modelo La Fageda

4,759

Published on

Published in: Business
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,759
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
178
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  1. MODELO LA FAGEDA Enero de 2008
  2. MODELO LA FAGEDA 2 ÍNDICE 1. INTRODUCCIÓN ...................................................................................................... 4 1.1. 1.2. El sentido del trabajo .................................................................................... 4 1.3. La estructura que da soporte al proyecto ................................................... 7 1.4. 2. Que es La Fageda? ....................................................................................... 4 Los servicios que ofrece La Fageda ............................................................ 8 EL MODELO LA FAGEDA .................................................................................. 10 2.1. Los valores compartidos ............................................................................ 13 2.1.1. La persona como eje .............................................................................. 14 2.1.2. La integridad........................................................................................... 14 2.1.3. La confianza ........................................................................................... 15 2.1.4. La responsabilidad ................................................................................. 16 2.1.5. La ilusión ................................................................................................ 16 2.1.6. El esfuerzo ............................................................................................. 17 2.2. Los elementos esenciales .......................................................................... 17 2.2.1. El reconocimiento social de les necesidades globales de los colectivos con riesgo de exclusión social (CRES) y la voluntad de solucionarlos ................ 20 2.2.2. La voluntad de construir una empresa social .......................................... 21 2.2.3. La posibilidad de desarrollar políticas de alianzas y de colaboración con los agentes implicados, tanto en la identificación del problema como en la búsqueda de soluciones...................................................................................... 22 2.2.4. Ser una entidad sin ánimo de lucro ........................................................ 23 2.2.5. La existencia de un liderazgo con autoridad moral, y con la capacidad de saber conjugar el ámbito empresarial con el ámbito asistencial .......................... 24 2.2.6. La voluntad de arraigarse al territorio ..................................................... 25 2.2.7. Le entorno físico adecuado .................................................................... 26 2.3. Las creencias .............................................................................................. 27 2.3.1. 2.3.2. El trabajo ................................................................................................ 32 2.3.3. 3. Las personas .......................................................................................... 30 El proyecto ............................................................................................. 36 ELEMENTOS ESTRUCTURALES ...................................................................... 40
  3. MODELO LA FAGEDA 3 3.1. Política de personas ................................................................................... 40 3.2. Creación de una Marca Propia ................................................................... 44 3.3. Política de Alianzas ..................................................................................... 45 3.4. Política de Comunicación ........................................................................... 48
  4. MODELO LA FAGEDA 4 1. INTRODUCCIÓN 1.1. Que es La Fageda? La Fageda es un Proyecto de atención global al colectivo de Personas con Disminución Psíquica i/o Trastorno Mental de la Garrotxa (Girona), con el objetivo alcanzar el grado máximo de autonomía en todos los aspectos: individual, familiar, laboral y social, y por lo tanto de mejorar su calidad de vida. Nuestro proyecto nace el año 1982, ante la necesidad de cubrir un vacío existente en el aspecto laboral de este colectivo. Pero, con la intención de atender la globalidad de las necesidades de estas personas, el proyecto se ha desarrollado creando otros servicios que atienden el resto de áreas básicas de su vida. Ubicada en medio de una de las principales reservas del Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, La Fageda d’en Jordà (El Hayedo de Jordà)*, nuestra sede social se sitúa en Mas Els Casals. En esta finca de 15 hectáreas llevamos a cabo la mayor parte de las actividades, tanto asistenciales como productivas. 1.2. El sentido del trabajo Dado que el trabajo es esencial en la integración social y en el equilibrio de cualquier persona, consideramos que éste puede actuar como un elemento rehabilitador importante para las personas con Discapacidad Psíquica i/o Trastorno Mental. El trabajo actúa favorablemente a dos niveles en el individuo: a nivel personal, y a nivel social. Posibilita sentir-se una persona activa que puede crear y modificar su entorno, y así aumentar la propia autoestima. Pero cualquier
  5. MODELO LA FAGEDA 5 trabajo no tiene las mismas capacidades integradoras y equilibrantes, y, de hecho podríamos distinguir tres niveles cualitativos, que pueden quedar cubiertos o no, dependiendo del tipo de trabajo: Nivel Material o económico. Cubre aquellas necesidades materiales y económicas que permiten vivir: alimentación, vivienda, ... Nivel Relacional. Cubre aquellas necesidades que como seres sociales tenemos: compartir con otros, elaborar experiencias, y sentirse reconocido en la relación. Nivel Transcendente. Cubre aquellas necesidades que dotan de sentido lo que uno hace. Cuando uno siente que el trabajo es parte de alguna cosa más grande que uno mismo, que es útil para los demás, que transciende, ocupa un lugar en el mundo, forma parte de algo mayor. Estos tres niveles forman parte de un todo, y cuando se cubre un peldaño cualitativo, este nos lleva al siguiente. Así, se crea una retroalimentación positiva, en donde “si me siento parte de algo, me implicaré con mi responsabilidad, e intentaré hacer el trabajo lo mejor posible. Gozaré de las relaciones que establezca, y eso me motivará a trabajar más a gusto”. Así será posible gozar de todo el potencial de la persona si conseguimos crear puestos de trabajo y estructuras organizativas que alimenten los tres niveles. En la Fageda convertimos el trabajo en el eje vertebrador de nuestro proyecto. Por una parte, desarrollamos buenos puestos de trabajo, adaptados a las características de las personas, que constituyen la base rehabilitadora. Así, la persona con Discapacidad Psíquica y/o con Trastorno Mental cambiará de rol, pasando de ser un elemento pasivo a ser una persona que contribuye activamente en la sociedad. Por otra, el trabajo se convierte en una herramienta intermediaria para acceder y atender las demás áreas psicosociales, tan importantes para la vida: familia, vivienda y convivencia, ocio, hábitos y capacidades, relaciones sociales, ...
  6. MODELO LA FAGEDA 6 Los puestos de trabajo reales sólo se dan en empresas reales. Así, no podemos gozar de los beneficios del trabajo en puestos de trabajo ficticios, en los que “hacemos como si se trabajara”. De esta manera, el primer objetivo de La Fageda es crear una estructura empresarial como herramienta, como medio para cubrir y atender las necesidades del colectivo, que tenga la capacidad de crear puestos de trabajo para todos los usuarios y trabajadores, y que sea fuerte y sólida para convertirse en el núcleo de nuestro proyecto. A más éxito empresarial tengamos, más éxito social obtendremos. VISIÓN DE LA FAGEDA Ofrecer la mejor solución asistencial a las personas con Enfermedad Mental y Discapacidad Psíquica, adultas, con una situación psicopatológica estable, de la comarca de la Garrotxa, fundamentada en los aspectos terapéuticos del trabajo: o Un proyecto asistencial basado en el trabajo “con sentido”, en servicios de vivienda, de ocio y en un entorno y red relacional adecuado (equilibrio trabajo-hogar-familia). o Un proyecto empresarial, basado en una marca propia y fuerte. Donde producir de manera responsable, lo más sostenible y ecológica posible, para alimentarse de forma sana. Una empresa rentable con un estilo propio de gestión y formas de dirección basadas en las relaciones humanas, en un medio de personas con capacidades diferentes. o Un proyecto de investigación/formación/comunicación/alianzas que pueda servir para el enriquecimiento de la experiencia en otros proyectos, y que aporte conocimientos en el ámbito, y potencie la empresa social como a proyecto posible en la sociedad actual.
  7. MODELO LA FAGEDA 7 1.3. La estructura que da soporte al proyecto El proyecto inicial de La Fageda empezó alrededor de una figura jurídica: Cooperativa de Trabajo. Con los años, y a medida que el proyecto se iba desarrollando y tomando complejidad, se crearon dos Fundaciones para mejorar la gestión de las diferentes áreas que se trabajaban y redistribuir las funciones de cada una de las entidades. Hoy día, La Fageda opera a través de tres entidades que se relacionan mediante convenios, y que juntas conforman una unidad, un solo proyecto. No obstante, esta es nuestra conformación particular, dado que es el resultado de los años, del contexto, de la historia y del proceso singular de La Fageda. Las tres entidades son: Cooperativa La Fageda. Es la entidad que realiza todas las actividades empresariales, en el marco administrativo de Centro Especial de Empleo, y que aporta puestos de trabajo a las personas con Discapacidad Psíquica y/o Trastorno Mental. También incluye el SSIL (Servei de Suport a la Integració Laboral), encargado de ofrecer soporte psicológico a las personas en el ámbito laboral. Fundació Privada de Serveis Assistencials de la Garrotxa (FPSAG). Su función es crear y gestionar servicios asistenciales para atender de manera integral el colectivo de usuarios y trabajadores del CET. Está formada por un equipo de profesionales (psicólogas, trabajadoras sociales, educadores,...) que velan por el bienestar psicosocial de todos sus usuarios. Esta asistencia pasa por un soporte en el área emocional, relacional, de vivienda, de ocio, formación, y por atender aquellas personas con grados de Discapacidad superior al 65 % (Servei de Teràpia Ocupacional), o que se encuentran en edad de jubilación (Club Social).
  8. MODELO LA FAGEDA 8 Fundació Privada Sentit. Se encarga de aportar aquellos servicios necesarios para garantizar que la Cooperativa y la FPSAG puedan desarrollar su objetivo. Servicios a nivel financiero, comercial, comunicativo, administrativo, legal y de gestión. 1.4. Los servicios que ofrece La Fageda Todos los servicios que ofrecemos en La Fageda, también se han ido creando con los años. A medida que el proyecto crece, podemos ir incorporando servicios más específicos para una mejor atención a las necesidades individuales. Como todo, es un proceso.  Centro Especial de Trabajo (CET). Amplio abanico de actividades empresariales y de tipos de puesto de trabajo para satisfacer las diferentes necesidades laborales de las personas con Discapacidad Psíquica y/o Trastorno Mental, con un grado de Discapacidad superior al 33%. - Actividades productivas: Vivero, Jardinería, Vaquería y Fábrica de lácteos. - Actividades de servicios: Cocina, limpieza, administración y atención al cliente.  Servicio de Apoyo a la Inserción Laboral (SSIL). Atención a los trabajadores del CET a nivel psicológico en el ámbito laboral para favorecer y mejorar los hábitos laborales, el trabajo en equipo,... a través de un equipo de profesionales (psicóloga, trabajadora social y monitores de CET).
  9. MODELO LA FAGEDA 9  Servicio de Terapia Ocupacional (STO). Atención diurna a personas con un grado de Discapacidad superior al 65%. Se llevan a cabo actividades ocupacionales y de ajuste personal (estimulación cognitiva, psicomotricidad, ...).  Club Social. Atención diurna a personas que han trabajado en el CET o han sido atendidas en el STO de La Fageda, pero que están en edad de jubilación.  Área de Vivienda. Cobertura de las necesidades de vivienda de los trabajadores del CET y usuarios del STO que lo requieran. Consta de dos servicios: el hogar-residencia (donde viven personas que necesitan de un soporte elevado); y el servicio de soporte para la autonomía en el propio hogar (un soporte más bien puntual para acompañar a la vida independiente).  Servicios Complementarios. Servicio de autobuses y furgonetas para acceder a las instalaciones, servicio de Cocina y Comedor (ofrece servicio a todas las personas del proyecto Fageda), Servicio de Ocio (salidas, actividades en el mediodía, excursiones, actividades varias,...). Red de coordinación: Comisión técnica de Discapacidad Psíquica y/o Transtorno Mental de la comarca de la Garrotxa Como proyecto social, trabajamos de manera coordinada con los agentes que intervienen de forma directa o indirecta en la atención de los colectivos que atendemos. Y es que en un proyecto social, la solución pasa por todos.
  10. MODELO LA FAGEDA 10 2. EL MODELO LA FAGEDA El presente documento muestra una visión global, integradora, de nuestra organización. No es un modelo empresarial, ni asistencial, ni tampoco un modelo organizacional. Es el modelo completo de los valores y creencias (cultura), y de la estructura organizativa que se deriva. Es el modelo que concibe una auténtica y real empresa social. Es, por lo tanto, el modelo de una empresa social. Un modelo que se caracteriza por 3 aspectos esenciales:  Voluntad de solucionar un problema social  Solucionar el problema a través de una empresa  Ser una empresa sin ánimo de lucro La clave para entender el Modelo La Fageda es que se trata de un modelo sistémico. Las relaciones que se establecen entre los diversos elementos que lo conforman permiten entender el modelo como un sistema que opera sólo desde la plena interrelación de estos elementos. Las conexiones que constantemente se producen, y que el presente modelo documenta, entre los elementos más conceptuales como son los valores y las creencias, y los elementos que forman parte de la estructura organizativa, hace que nos refiramos al Modelo La Fageda como a un modelo circular, que no se puede leer tan sólo en dos dimensiones dada su profundidad. Nos encontramos, así, ante una mirada sistémica al proyecto de La Fageda. EL MAPA SIGNIFICATIVO El Mapa Significativo que se observa, presenta los diversos elementos que constituyen lo que conocemos como a Atmósfera del Modelo. Por lo tanto, y como ya hemos comentado, agrupa aquel conjunto de Valores y de Creencias que La Fageda, como a organización y como conjunto de personas que forman parte de un proyecto en común, comparten.
  11. MODELO LA FAGEDA 11 Además, el mapa determina lo que denominamos como Elementos Esenciales, y que son aquellas realidades preexistentes, o que sirvieron de base, a la construcción del proyecto de La Fageda.
  12. MODELO LA FAGEDA 12 El reconocimiento social de las necesidades globales de los Colectivos con Riesgo de Exclusión Social (CRES) y la voluntad de solucionarlas Todas las personas deben ser comprendidas, acompañadas y tratadas desde su globalidad La voluntad de construir una empresa social Todas las personas tienen capacidades diferentes, y sus posibilidades aflorarán si les ofrecemos las condiciones necesarias Elementos Esenciales En el ámbito asistencial, se debe ofrecer un lugar a cada persona, y facilitar que cada persona encuentre su lugar El sentido del trabajo es un trabajo con sentido Creencias La voluntad de arraigarse al territorio El Entorn físico adecuado Somos conscientes de las dificultades de nuestro proyecto, y de la necesidad de esfuerzo que de ello se deriva La persona como eje Queremos hacer de nuestra organización un proyecto perdurable La Integridad Sentirnos parte de una organización de éxito nos puede ayudar a crecer como personas Debemos comunicarnos con una clara voluntad de transparencia Ser una entidad sin ánimo de lucro La existencia de un liderazgo con autoridad moral, y con la capacidad de saber conjugar el ámbito empresarial con el ámbito asistencial Debemos competir en el mercado con las reglas del mercado Queremos hacer las cosas bien, con total profesionalidad y una voluntad constante de mejora La posibilidad de desarrollar políticas de alianzas y de colaboración con los agentes implicados, tanto en la identificación del problema como en la búsqueda de soluciones Valores Compartidos La Confianza La Responsabilidad Queremos comunicar y compartir la experiencia de estos años La Ilusión El Esfuerzo
  13. MODELO LA FAGEDA 13 2.1. Los valores compartidos Los valores de La Fageda, como en toda organización, operan de la misma forma que los valores individuales de las personas: un referente claro que orienta las actuaciones de las personas de La Fageda. Pero los Valores son, sobretodo, un camino de aprendizaje. Su formulación asertiva no quiere expresar un logro, sino una idea de trabajo permanente para acercarnos a su realización. No son tampoco un mero deseo, sino un firme camino de trabajo, un compromiso. Por todo eso, los valores que aquí se detallan son una guía para la aplicación práctica, para la materialización de aquello que La Fageda siente, dice y quiere ayudar a poner en práctica. Son los Valores Compartidos de La Fageda, los valores que gobiernan nuestra filosofía de actuación. El esfuerzo La persona como eje La ilusión La responsabilidad La integridad Valores compartidos La confianza
  14. MODELO LA FAGEDA 14 Estos valores son, a la vez, la base sobre la cual se construye nuestra política asistencial, la visión de La Fageda sobre el colectivo al que se dirige, y el camino que quiere recorrer para conseguir su objetivo. Las personas con Discapacidad Psíquica i/o Trastorno Mental solían ser atendidas en contextos paternalistas que los alejaban de cualquier responsabilidad, y por lo tanto del uso de su libertad. En La Fageda queremos acompañar a la persona para que asuma aquellas responsabilidades de las que sea capaz (ni más ni menos), y de esta manera asumir la libertad que sí puede utilizar. Queremos hacer revivir la ilusión, el esfuerzo para crecer, la confianza en uno mismo y en los demás. 2.1.1. La persona como eje Este valor define una cultura organizacional, una forma de hacer y de actuar muy concreta y central. Es el valor que sitúa la persona en primer término, y que por lo tanto focaliza todas las acciones de la organización y de las personas que forman parte en un pensamiento claro y unívoco: Primero, la persona. Este es el primero de nuestros valores, dado que es la finalidad de nuestro proyecto: acompañar y mejorar la calidad de vida de las personas. En todo momento, situación, incidente, selección, primero se contempla a la persona, y después al profesional o el usuario. Las dos miradas son importantes, pero una es primera que la otra. . 2.1.2. La integridad La Integridad, valor básico que debería conformar cualquier cultura organizacional, engloba un conjunto de actitudes complementarias, que juntas dotan de sentido una manera de ser y de actuar. La integridad es la voluntad de ser coherente entre el pensamiento, las creencias y las actuaciones. La integridad es hacer lo que se dice, y también, decir justamente lo que se hace.
  15. MODELO LA FAGEDA 15 En la integridad descansa la relación que mantienen los demás valores compartidos de La Fageda, la coherencia y el cumplimiento de los mismos. Si no somos íntegros, no podemos generar la confianza ni en las personas ni en el proyecto. 2.1.3. La confianza Si Confianza significa tener fe en alguna cosa, en este caso quiere decir tener fe en las personas y en el proyecto. Es importante entender que todas las personas tienen capacidades, diferentes todas ellas, y que estas afloraran si se ponen los medios, las estructuras y las condiciones necesarias para que eso ocurra. Por lo tanto, el valor de la confianza responde a la sólida creencia que es posible encontrar el lugar idóneo para cada persona, y que desde ese sitio la persona crecerá y hará su mejor aportación. Y, para que esto ocurra, es necesario hacer sentir a todas las personas del proyecto que son reconocidas y aceptadas en su globalidad. En La Fageda estamos convencidos que sólo podremos trabajar de manera eficiente, rica y constructiva, si confiamos en las personas que nos rodean, en sus capacidades y en sus procesos. Trabajando con esta población, es imprescindible sentir la confianza del equipo y de los responsables, dado que se crean situaciones complejas a nivel emocional que nos implican más allá del ámbito profesional.
  16. MODELO LA FAGEDA 16 2.1.4. La responsabilidad La Responsabilidad es la capacidad de dar respuesta a alguna cosa, de garantizar el cumplimento de una tarea, de una función. De esta forma, es necesario hablar de la responsabilidad personal dentro del proyecto, y de la responsabilidad del proyecto dentro de la sociedad. La responsabilidad personal hace referencia a alinear el esfuerzo, el trabajo y la ilusión con el pensamiento colectivo de la organización, asumiendo plenamente la parte personal de su realización. Aquí, la responsabilidad se da la mano con la libertad personal, y una organización que se centra en las personas, entiende que la libertad de cada individuo será utilizada en favor de su función y rol dentro del proyecto global. Referente a la responsabilidad social, el proyecto asume que la función que lleva a cabo en la sociedad va más allá de la generación de capital activo, dado que está respondiendo a las necesidades de unas personas que, de no funcionar correctamente, estarían desatendidas en diversos aspectos de su vida. Esta realidad regresa al proyecto como una responsabilidad de hacer bien su trabajo, con la máxima calidad en todas las áreas. 2.1.5. La ilusión En este contexto, hay que entender la Ilusión como alegría, entusiasmo que uno experimenta con la realización de alguna cosa. Cuando una organización es capaz de generar ilusión en las personas que trabajan, esta da paso a la motivación, al esfuerzo psíquico de hacer bien las cosas por el mero hecho de gozar haciéndolas bien. Esta ilusión se deriva de la confianza de las personas en el proyecto en el que trabajan. Si las personas tienen fe en el proyecto, estarán motivadas para desarrollar sus funciones dentro del mismo.
  17. MODELO LA FAGEDA 17 2.1.6. El esfuerzo Tenemos que huir de la ingenuidad en cuanto a la dificultad del proyecto, y por lo tanto es necesario saber que habrá muchas de esas dificultades sólo podrán ser superadas con esfuerzo. Pero de esta Cultura del Esfuerzo, surgen la motivación y la ilusión por hacer las cosas bien hechas y con sentido. Una actitud que está ligada con el crecimiento, porque el crecimiento de la organización sólo es posible desde el crecimiento de sus personas. En un proyecto como el nuestro, que quiere potenciar el bienestar en las personas a través de una estructura empresarial, las aparentes contradicciones, las dificultades, los riesgos, están garantizados. Situándonos claramente en nuestro propósito de llevar a cabo un proyecto de estas características, el esfuerzo es la única manera de generar la energía necesaria para caminar. Trabajar con personas con Discapacidad Psíquica i/o Trastorno Mental supone para nuestros profesionales un importante grado de implicación emocional, de trabajo con situaciones de crisis, de contención, de acompañamiento... que sólo es posible mantener desde la ilusión, el esfuerzo y la posibilidad de tener espacios de reflexión. 2.2. Los elementos esenciales Los Elementos Esenciales constituyen los primeros parámetros a tener en cuenta para entender la realidad de La Fageda, sus inicios y el porqué de su desarrollo y de su modelo. Y es que la existencia de unos determinados elementos que, o bien ya estaban presentes antes de la creación de La Fageda, o bien se tuvieron que generar, sirvieron como bases sobre las cuales construir el proyecto, y actuaron como palancas a la hora de impulsar el futuro proyecto asistencial-empresarial. Así, estos elementos han representado para La Fageda un aspecto capital y decisivo.
  18. MODELO LA FAGEDA 18 Cabe tener en cuenta que, si bien los elementos que a continuación se exponen intentan ser conceptos generalizables o adaptables a diferentes contextos, parten de una base, de una situación y de una experiencia concreta: el Proyecto Fageda en la comarca de la Garrotxa, desde el 1982 al 2007. Consideramos que estos elementos han dado impulso y firmeza a La Fageda, y que posiblemente sean elementos que favorezcan el éxito si se aplican en un proyecto similar. Es importante señalar que estos Elementos Esenciales siguen presentes en la vida de La Fageda, constituyendo una clara línea de actuación.
  19. MODELO LA FAGEDA 19 El entorno físico adecuado La volundad de arraigarse al territorio La existencia de un liderazgo con autoridad moral, y con la capacidad de saber conjugar el ámbito empresarial con el ámbito asistencial Ser una entidad sin ánimo de lucro El reconocimiento social de las necesidades globales de los colectivos con riesgo de exclusión social (CRES) y la volundad de solucionarlos La volundad de construir una empresa social Los elementos esenciales La posibilidad de desarrollar políticas de alianzas y de colaboración con los agentes implicados, tanto en la identificación del problema como en la búsqueda de soluciones
  20. MODELO LA FAGEDA 20 2.2.1. El reconocimiento social de les necesidades globales de los colectivos con riesgo de exclusión social (CRES) y la voluntad de solucionarlos Es necesario que se produzca un reconocimiento social de la necesidad de dar cobertura a un colectivo concreto de personas con riesgo de exclusión social. La realidad de La Fageda, que centra su actuación en la asistencia al colectivo de personas con Discapacidad psíquica y con Trastorno Mental es, en este sentido, tan sólo una particularidad que no lleva a pensar en la imposibilidad de aplicar el modelo en colectivos de personas con otras problemáticas. De hecho, la importancia radica en el hecho de crear un modelo organizacional que dé respuesta a las necesidades de un determinado colectivo, necesidades que deben ser reconocidas socialmente. Este reconocimiento social debe verse traducido, necesariamente, en una manifestación positiva del territorio hacía la puesta en marcha del proyecto empresarial. El territorio en el cual la organización crecerá ha de asumir el nuevo proyecto como suyo, respondiendo de manera positiva ante la posibilidad de poner en marcha mecanismos que contribuyan a dar cobertura a las necesidades específicas de este colectivo de personas que el mismo territorio ha reconocido. Para resolver un problema social, hay que actuar des de la sociedad. De hecho, este problema nunca podrá resolverse si se mantiene aislado de las otras dimensiones e instituciones sociales. Hay diferentes niveles de toma de conciencia social (algunos más próximos a la problemática, otros más lejanos): o Los afectados y círculos próximos (familia) o Los sectores profesionales que trabajan de alguna manera con la problemática o La Administración (de más local a más global) o La sociedad en general
  21. MODELO LA FAGEDA 21 Dependiendo del grado de reconocimiento de la problemática que exista, deberán plantearse objetivos para trabajar el nivel de toma de conciencia necesaria para empezar a construir el proyecto. Y es que cuando se reconoce el problema, y se asume como un problema social, se asume también la responsabilidad, que a cada uno pertenece, en su solución. Dependiendo de este grado de reconocimiento, los primeros objetivos podrán pasar por crear una asociación de padres, o por hablar con equipos de psiquiatría para convencerlos que puede existir una ocupación... En nuestro caso concreto, para desarrollar el proyecto de La Fageda era necesario reconocer dos ideas básicas: Por parte de los agentes sociales implicados: que el trabajo en sí mismo era un elemento fundamental en la vida de cualquier persona, y que por lo tanto se convertía en un elemento rehabilitador central para todas aquellas personas que, por una determinada problemática, no podían acceder al mundo laboral ordinario. Por parte de los afectados y de sus familias: el reconocimiento de unas capacidades que, a pesar de convivir con grandes problemáticas o carencias, podían aflorar para llevar a cabo una actividad productiva (adaptada a las capacidades), y de este modo, vivir de una manera más llena y tomar más responsabilidad sobre su propia vida. 2.2.2. La voluntad de construir una empresa social En La Fageda partimos de la base que “los puestos de trabajo reales se dan en empresas reales”. Por eso, si queríamos que el colectivo al cual nos estábamos dirigiendo, gozase de los aspectos beneficiosos y rehabilitadores del trabajo, debíamos crear una empresa real. Así, el eje central de nuestro proyecto se desarrolla alrededor de una Empresa Social, el objetivo de la cual trasciende la resolución de las necesidades económicas (a la vez básicas para la
  22. MODELO LA FAGEDA 22 supervivencia de nuestro proyecto), para llegar a cubrir las necesidades más cualitativas de todo un colectivo. Utilizamos un fenómeno económico para alcanzar un objetivo asistencial: generar puestos de trabajo, asistencia, actividades terapéuticas, crear redes relacionales y dotar de sentido, de valor y de pertenencia a un proyecto que trasciende el propio individuo. El Impulso de nuestro proyecto empresarial es social, no económico. 2.2.3. La posibilidad de desarrollar políticas de alianzas y de colaboración con los agentes implicados, tanto en la identificación del problema como en la búsqueda de soluciones Es imprescindible observar las redes asistenciales e institucionales complementarias que existen en el territorio, y analizar después la posibilidad de desarrollar alianzas o colaboraciones con los diversos agentes que conforman estas redes. Ante un problema, social del cual la organización quiere asumir una parte importante como impulsora y creadora, debe tener claro que “sola” no podrá abarcar ni resolver todas las áreas. Al contrario, ha partir de la base que es necesario trabajar conjuntamente con otras instituciones y servicios para ofrecer la mejor atención posible, y que este trabajo pasará por crear vínculos, colaboraciones, o alianzas con estos agentes. En nuestro caso, el hecho que la asistencia psiquiátrica de la provincia de Gerona dependa de un organismo público ha favorecido el desarrollo del proyecto asistencial-empresarial, que ha crecido amparado por la red psiquiátrica existente en el territorio. Este vínculo se ha convertido, con los años, en una base muy importante para La Fageda, hasta el punto de darnos cuenta que la creación de relaciones con otras instituciones que confíen en nuestro proyecto han sido impulsos que nos han ayudado a seguir adelante.
  23. MODELO LA FAGEDA 23 También hemos generado vínculos y alianzas con otras entidades que, si bien disponen de una política de gestión diferente, nos pueden aportar capital o conocimiento para continuar jugando en primera división. Algunas de las alianzas que La Fageda ha generado son CLADE (Grupo Cooperativo Catalán), Sinergrup (Asociación de organizaciones de economía social que trabajan en la atención a colectivos vulnerables), Fundación Accenture, o TNS, ayuntamientos locales y diversas Fundaciones. 2.2.4. Ser una entidad sin ánimo de lucro Cuando se habla de una entidad sin ánimo de lucro, hace referencia a una organización que no basa su actividad empresarial en un enriquecimiento personal de las figuras que la gobiernan o que son propietarias, sino en un enriquecimiento colectivo. Los beneficios que la organización genera, imprescindibles para su viabilidad, contribuyen de forma directa a impulsar el crecimiento de sus personas, y a la vez del territorio en el cual está ubicada. La empresa sin ánimo de lucro, se caracteriza por la ausencia de ambición económica individual, personal, y al mismo tiempo también por una ambición amplia, legítima y colectiva para la creación de valor (excedentes) que contribuya al crecimiento del propio proyecto. Además, es importante que también exista un reconocimiento de la organización como entidad de interés público por parte de las instituciones, así como de la sociedad en la cual queda enmarcada. Para la Fageda, ser entidad sin ánimo de lucro es condición necesaria para desarrollar un proyecto de estas características, y así lo demostramos en nuestros estatutos:
  24. MODELO LA FAGEDA 24 Artículo 1. Denominación y Régimen Legal “la Fageda, SCCL” es una cooperativa de trabajo asociado, con socios consumidores, que actúa en el ámbito de la iniciativa social sujeta a los principios y disposiciones de la Ley de Cooperativas....” “Esta sociedad cooperativa está dotada de plena personalidad jurídica, con responsabilidad limitada de los socios y es una entidad sin ánimo de lucro.” 2.2.5. La existencia de un liderazgo con autoridad moral, y con la capacidad de saber conjugar el ámbito empresarial con el ámbito asistencial Si bien en todo momento velamos por atender a un colectivo de personas con una problemática concreta, no podemos olvidar que también es necesario impulsar los mecanismos propios de cualquier empresa, el objetivo de la cual es hacer una oferta competitiva de productos o servicios y obtener excedentes o beneficios. Es por esta razón que la persona, o el equipo, que lidere el proyecto ha de disponer de una elevada autoridad moral y de una visión estratégica a largo plazo para ser capaz de intervenir y de construir sinergias entre la actividad empresarial y la asistencial, sin olvidar nunca que la primera está al servicio de la segunda. Naturalmente, esta tarea puede llegar a ser utópica si no se dispone del conocimiento necesario de ambos ámbitos, sabiendo por lo tanto en qué momento es necesario impulsar cada uno para mantener la relación adecuada. Así, la formación de las personas que dirigen el proyecto ha de ser la necesaria para abordar ambas esferas. Y es que a la hora de conjugar estas dos realidades (asistencial y empresarial), muchas veces contradictorias, es necesario que el liderazgo esté dotado de la autoridad y la competencia (y que además, le sean reconocidas) que le permitan tomar decisiones que, si bien son positivas para el buen funcionamiento del proyecto, en ocasiones pueden resultar “impopulares” por atentar contra uno de los ámbitos. Sólo si se ha conseguido crear un ambiente de confianza, se podrán aceptar las decisiones tomadas apoyándose en el criterio de los líderes.
  25. MODELO LA FAGEDA 25 Por último, se ha de tener en cuenta que este liderazgo ha de ser capaz de implicarse en el territorio (liderazgo hacía afuera), además de estructurar la organización (liderazgo hacía adentro). En la Fageda, tenemos claro que hemos de competir en un mercado donde, a pesar que las reglas son las mismas para cualquier empresa, partimos de una situación diferente. Nuestras necesidades siempre son superiores a nuestros recursos (tiempo, espacios, dinero), por eso el papel del liderazgo ha de permitir, en todo momento, observar cual es la prioridad real para la continuidad del proyecto sin caer en la toma de decisiones aparentemente urgentes en detrimento de las importantes. A lo largo de los años, hemos llevado a cabo esta función de liderazgo de diferentes maneras. En los duros inicios, fue una persona la que desarrollaba este papel. Aunque provenía del mundo asistencial, observó la necesidad de formarse en el área empresarial (finanzas, marketing, dirección de empresas,...) y así, hacer posible el “juego de malabares” con los dos mundos. Pero a medida que el proyecto ha ido creciendo, ha sido necesario crear otra figura de liderazgo: el Comité de Dirección. Debido a los volúmenes de trabajo que se mueven, ha sido necesario que trabajemos con profesionales que, a pesar de tener una visión general de las diferentes áreas (asistencial y empresarial), estén especializados en una en concreto. De esta forma hemos creado un equipo interdisciplinario que cuenta con competencias sobre los respectivos ámbitos, y que tiene la visión necesaria para poner en común un solo proyecto de dos realidades. 2.2.6. La voluntad de arraigarse al territorio Si bien la implicación del territorio en la resolución del proyecto no se puede determinar, ya que dependerá de las características concretas de cada caso, sí que se puede apuntar la necesidad que el proyecto nazca con una clara vocación de arraigo al territorio.
  26. MODELO LA FAGEDA 26 En este sentido, la conciencia de contribuir al desarrollo del territorio más próximo, de ser parte del crecimiento de éste, de trabajar para que sea un lugar mejor, es imprescindible en un proyecto de empresa social. Nuestro proyecto actúa como un elemento dinamizador entre el colectivo al cual atendemos y el territorio en el cual convivimos. Y es que, actuar desde una voluntad de arraigo al territorio significa que nosotros, como proyecto, queremos resolver un problema de la comarca, desde la comarca. En este “desde”, incluimos la sociedad, las instituciones, los servicios, la administración y las empresas, y por lo tanto ha de ser vivido para todos estos agentes, promoviendo así la intención de participar, en la medida y competencia, en la resolución del problema. Si conseguimos que el problema sea vivido como parte del territorio, esta implicación se transformará también en forma material en contratos de trabajo para la administración, en proyectos con otras instituciones, en coordinaciones con servicios,... Nuestra voluntad de arraigo al territorio es perdurable, dado que “me estoy implicando en aquello de lo que formo parte: Formo parte de la sociedad”. Como este término también se refiere a la integración social, procuramos que nuestro colectivo salga a la calle y se sienta miembro de una comunidad, forme parte de su entorno. Como organización, participamos en las ferias con un estand, estamos presentes en el desfile de las Fiestas de Olot, participamos en el concurso del Ramo de la Gigantesa, o preparamos una tienda y manualidades hechas por el STO para ir a vender en el paseo d’en Blay el día de Sant Jordi, al lado de las paradas del resto de entidades de la ciudad. 2.2.7. Le entorno físico adecuado Es muy importante tener en cuenta el espacio físico en el cual se quiere llevar a cabo la actividad, el “continente”, y que éste vaya en consonancia con la calidad del “contenido” de la organización. Que este espacio sea agradable, amigable, donde las características concretas de cada caso, puedan favorecer el desarrollo de la actividad, incidiendo además en la generación de un clima,
  27. MODELO LA FAGEDA 27 de un ambiente, más positivo. Al fin y al cabo, el espacio físico es un elemento que, de ser negativo y además de forma acentuada, podría ir claramente en contra de la bondad global del proyecto. En la Fageda nos dirigimos a un colectivo con especial fragilidad y sensibilidad, y por eso consideramos que el contexto donde se encuentra situado el proyecto tiene una influencia positiva sobre las personas que trabajan en él. Situados en una comarca rural, con paisajes verdes, boscosos y prepirinencos, la sede del proyecto y la mayoría de actividades que desarrollamos se encuentran en medio de la Fageda d’en Jordà. Nuestro contexto, con mucha luz natural y paisajes de montaña, nos ofrece tranquilidad, contacto con la naturaleza y con las estaciones del año, una sensación de espacio y apertura, y nos permite hacer paseos por el bosque. Todo esto nos puede inducir a una manera de trabajar y nos invita a buscar la armonía en la convivencia. 2.3. Las creencias Las creencias completan la atmósfera de La Fageda. Sinérgicas con los Valores Compartidos y los Elementos Esenciales, se anuncian desde una perspectiva positiva, y por lo tanto muestran aquello que es necesario que suceda, aquello que ha de ser materializado. Los Valores Compartidos, así como los Elementos Esenciales y las Creencias mueven a la acción, y así generan los mandatos centrales de La Fageda. No obstante, con el fin de simplificar la exposición narrativa del Modelo, hemos optado por asociar a las Creencias la primera manifestación de esta acción, como es la consecución de objetivos. Así, junto con las Creencias, mostramos los objetivos fundamentales de La Fageda. Unos objetivos permanentes, “residentes” en La Fageda en la mejor expresión de este término, y que al mismo tiempo se muestran como meta y como camino permanente de aprendizaje y de mejora organizacional. El logro
  28. MODELO LA FAGEDA 28 de estos objetivos no ocupa un espacio temporal concreto, dado que ocupa “todo” el espacio vital de La Fageda. Conseguir estos objetivos, siempre en términos de acercamiento, de mejora, de “casi” logro, dota de sentido la atmósfera diseñada, a la vez que son el puente necesario para llegar a la arquitectura de La Fageda. La arquitectura, la estructura, responde a la necesidad de satisfacer estos objetivos, llevando a la realidad que las personas de La Fageda respiren la atmosfera deseada. UNA ESTRUCTURACIÓN DE LAS CREENCIAS Dadas sus características, las Creencias permiten una múltiple agrupación. No obstante, con la intención de facilitar la comprensión de las mismas y de sus objetivos asociados, hemos optado por hacer esta agrupación bajo tres grandes ámbitos:  Las personas: Incluyendo todo aquello que refiere al trato humano, al área asistencial y a las relaciones personales.  El trabajo: Incluyendo lo relacionado con el trabajo, el proyecto empresarial y su calidad.  El proyecto: Generado por la interrelación de los ámbitos anteriores, uniéndolos en un proyecto complejo, que debe mirar hacía adentro y hacía afuera. Para ser fieles a sus propósitos, las Creencias así como los Objetivos, piden una claridad expositiva que en sí misma sea capaz de transmitir aquello que se propone. Por esta razón optamos por una evidente economía narrativa, acompañada en algunos casos de ejemplos concretos de actuaciones en La Fageda, así como viene siendo a lo largo del Modelo.
  29. MODELO LA FAGEDA 29 Todas las personas deben ser comprendidas, acompañadas y tratadas desde su globalidad LAS PERSONAS Debemos ofrecer servicios que se dirijan a la totalidad de las necesidades de las personas Debemos mirar a la persona antes que al trabajador Tener la capacidad de conocer y entender a las personas Todas las personas tienen capacidades diferentes, y sus posibilidades aflorarán si les ofrecemos las condiciones necesarias Hacer que todos los Responsables de la organización confíen en las personas Ocuparnos del 100% de las personas CRES de lo que consideramos nuestro territorio El futuro debe ser un compromiso permanente Debemos fijarnos objetivos ambiciosos Toda la información relevante debe ser compartida Debemos hacer que la transparencia sea hacia fuera y hacia dentro Debemos enriquecernos mutuamente con todos los miembros de la Comunidad que La Fageda dinamiza En el ámbito asistencial, se debe ofrecer un lugar a cada persona, y facilitar que cada persona encuentre su lugar Queremos hacer de nuestra organización un proyecto perdurable Diversificar las actividades y los servicios para una mejor atención Ofrecer condiciones de trabajo flexibles Sentirnos parte de una organización de éxito nos puede ayudar a crecer como personas EL PROYECTO Cada persona debe tener una visión global de lo que hace y de la organización Creencias El sentido del trabajo es un trabajo con sentido Debemos comunicarnos con una clara voluntad de transparencia Debemos crear un sentido de pertenencia El trabajo de cada persona debe ser un trabajo real Queremos comunicar y compartir la experiencia de estos años Debemos competir en el mercado con las reglas del mercado EL TRABAJO Debemos ser una empresa eficiente, competitiva y rentable Debemos fijar altos objetivos de calidad Queremos hacer las cosas bien, con total profesionalidad y una voluntad constante de mejora Debemos reconocer siempre el trabajo bien hecho Es necesario que figuras externas validen la calidad del trabajo realizado Somos conscientes de las dificultades de nuestro proyecto, y de la necesidad de esfuerzo que de ello se deriva Debemos instaurar en la organización la Cultura del Esfuerzo Debemos trabajar con buenos profesionales para crear un buen proyecto
  30. MODELO LA FAGEDA 30 2.3.1. Las personas Todas las personas deben ser entendidas, acompañadas y tratadas desde su globalidad OBJECTIVO: Debemos ofrecer Servicios que se dirijan a la totalidad de las necesidades de las personas OBJECTIVO: Debemos mirar a la persona antes que al trabajador Las personas tienen diversas dimensiones, y la dimensión laboral o profesional es tan sólo una de ellas. Entender y acompañar a las personas desde la su globalidad profesional y personal, es una referencia inexcusable en una cultura organizativa basada y focalizada en las personas y en todas sus dimensiones. En La Fageda, cuando atendemos a un usuario, sabemos que no nos podemos centrar sólo en la parte laboral. La mirada ha de ser global, y con los años hemos ido creando servicios y funciones para atender algunas de las áreas más importantes. Cuando la persona necesita un servicio que La Fageda no tiene disponible, buscaremos los recursos adecuados. La atención o las necesidades que aparezcan, dependerán mucho de las capacidades y del nivel de autonomía de la misma persona, y del apoyo de la familia. Así, aunque desde La Fageda no atendamos directamente las áreas de la vida no laboral de algunos usuarios y trabajadores de CET (dado que o bien la persona es autónoma o bien existe una familia que se hace cargo) es importante que tengamos un conocimiento general de la situación para observar como se va desarrollando la persona, acompañarla en su crecimiento, y a la vez poder detectar con antelación las posibles crisis, o ofrecer ayuda en un determinado momento.
  31. MODELO LA FAGEDA 31 Todas las persones tienen capacidades diferentes, y sus posibilidades afloraran si les ofrecemos las condiciones necesarias OBJECTIVO: Tener la capacidad de conocer y entender a las personas OBJECTIVO: Hacer que todos los Responsables de la organización confíen en las personas Partiendo de la creencia que las personas tienen capacidades diferentes, la tarea pasa por ofrecer los elementos, las estructuras y las condiciones necesarias para que las posibilidades de todas las personas que forman parte del proyecto, con o sin discapacidad, con más o menos problemáticas, afloren. El objetivo final de nuestro proyecto no es el de “curar” el colectivo al que nos dirigimos. De hecho, somos conscientes que este objetivo no seria real, teniendo en cuenta la población con la que trabajamos. Así, nuestro objetivo es hacer resurgir esas partes de la persona que son más sanas, más saludables, más creativas, más enriquecedoras. Partiendo de esta concepción, en La Fageda ofrecemos espacios donde poder acompañar, observar y contener las personas en los diferentes momentos. Creemos en una cultura del trabajo de las relaciones, y cada usuario, trabajador de CET o profesional de la organización dispone de espacios individuales y colectivos donde poder compartir y elaborar, sintiéndose parte integrante de un grupo o un equipo, pero a la vez sintiendo la propia individualidad cuidada, atendida y escuchada. En el ámbito asistencial, se debe ofrecer un lugar a cada persona, y facilitar que cada persona encuentre su lugar OBJECTIVO: Ocuparnos del 100% de las personas CRES de lo que consideramos nuestro territorio OBJECTIVO: Diversificar las actividades y los servicios para una mejor atención OBJECTIVO: Ofrecer condiciones de trabajo flexibles
  32. MODELO LA FAGEDA 32 En La Fageda consideramos nuestro territorio la comarca de la Garrotxa, y nuestro colectivo de atención todas aquellas personas con Discapacidad Psíquica i/o Trastorno Mental. Atendido el objetivo central de crear puestos de trabajo para todas estas personas, con hábitos básicos adquiridos y una situación psicopatológicamente estable que desean o necesitan trabajar, adaptamos nuestros procesos productivos, tareas o actividades a los puestos de trabajo que necesitamos cubrir, y no a la inversa. Esta actitud y filosofía se extiende a todas nuestras áreas y servicios, y así intentamos buscar siempre nuevas estrategias o herramientas que se adapten a las necesidades personales, para atender de la mejor forma posible nuestros usuarios y trabajadores de CET. El perfil profesional de las personas que trabajamos en La Fageda es flexibilidad y tolerancia, independientemente de la formación que tengamos y de la tarea que desarrollemos en el proyecto. Estas actitudes son más fáciles de ejercer cuando las hemos experimentado en la propia piel, dado que cuando tratamos a todas las personas desde la comprensión, es más fácil integrar esta manera de funcionar como propia, y repetirla tratando a los demás con la misma actitud. De esta manera creamos una red relacional, que alimentamos con las actitudes y valores que actuamos y potenciamos. 2.3.2. El trabajo El sentido del trabajo es un trabajo con sentido OBJECTIVO: El trabajo de cada persona debe ser un trabajo real OBJECTIVO: Cada persona debe tener una visión global de lo que hace y de la organización OBEJCTIVO: Debemos crear un sentido de pertenencia
  33. MODELO LA FAGEDA 33 Un trabajo con sentido es aquel que está bien hecho, que es útil para los demás, y que está hecho con responsabilidad y de forma consciente. El trabajo con sentido, que enriquece a la persona así como al colectivo, empieza tomando conciencia de “quién soy y qué hago”, y de “cómo lo que hago aporta al colectivo”. Pero el trabajo con sentido trasciende a la persona llevándola directamente a aquello que es más grande que ella misma. El sentido de pertenencia que se genera entonces, es uno de los sentimientos más potentes: sentirse parte de un grupo, de una razón de ser, de una forma de hacer, de un objetivo, de una suma de fuerzas que toman una dimensión tan grande que lleva a las personas a sentir más fuerza trabajando en equipo que trabajando individualmente. Es necesario buscar estrategias de comunicación para lograr transmitir esta globalidad. Ahora bien, cuando cada uno en la medida de sus capacidades, puede comprender la totalidad de una actividad y de un proyecto, el “para qué” de aquello que está haciendo, esta comprensión se transforma en una motivación interna para continuar desarrollando aquello de lo que forma parte. Cuando decimos que el trabajo es rehabilitador, hablamos de un trabajo real, no de un “hacer como si se trabajase”. En la Fageda es bien conocida por todos (por boca y experiencia de nuestro presidente) la laborterapia de los psiquiátricos, consistente en hacer ceniceros artesanales que no se vendían en ningún sitio, y que de hecho tan solo tenían como finalidad ser destruidos o guardados en un almacén. Al principio de elaborar los ceniceros, las personas estaban motivadas y se sentían útiles, ya que aquello podría ser utilizado y tenía un sentido. Pero una vez llenos de ceniceros todos los rincones del psiquiátrico, no tenía sentido continuar haciéndolo. Por el sólo hecho de mantener una actividad ocupacional, se siguió llevando a cabo, pero la motivación, el sentido de aquel trabajo fue desapareciendo, y con él, el potencial terapéutico del mismo. No era un trabajo real, era “como si se trabajase”.
  34. MODELO LA FAGEDA 34 En La Fageda, cuando un trabajador de CET de nuestra fábrica de lácteos está haciendo yogures, sabe que estos serán repartidos por toda Cataluña y que la gente irá a comprarlos al supermercado porque son buenos y saludables. Así, nuestros trabajadores llegan al siguiente razonamiento: “Debemos hacer yogures, porque si no, ¿qué comería la gente de postres?”. Y es que el hecho de sentirnos útiles, de saber que nuestro trabajo tiene un sentido y es necesario, dota de sentido nuestras vidas. Debemos competir en el mercado con las reglas del mercado OBEJCTIVO: Debemos ser una empresa eficiente, competitiva y rentable La única forma de garantizar la sostenibilidad y la independencia, es conseguir que el mercado acepte y aprecie la propuesta de la organización. Sin duda, resulta la prueba más difícil, pero superarla da paso a la posibilidad de afrontar retos que de otra forma son literalmente imposibles. Ganar la prueba del mercado “da permiso” para ampliar los horizontes hacía nuevos y más ricos niveles de intervención. Para la Fageda, ser una empresa eficiente y competitiva quiere decir que nuestros productos son apreciados por nuestros clientes gracias a la capacidad de satisfacer sus necesidades sin ningún “adorno” provinente de la esfera social. Queremos hacer las cosas bien, con total profesionalidad y una voluntad constante de mejora OBJECTIVO: Debemos fijar altos objetivos de calidad OBJECTIVO: Debemos reconocer siempre el trabajo bien hecho OBEJCTIVO: Es necesario que figuras externas validan la calidad del trabajo realizado
  35. MODELO LA FAGEDA 35 “Hacer las cosas bien” es absolutamente necesario para nuestro proyecto. La supervivencia de La Fageda, tal como la concebimos, depende directamente de este hecho, que se apalanca con la capacidad y la necesidad que tenemos las personas de hacer bien las cosas tan solo por el hecho de hacerlas bien. Confiamos en que la persona se sienta responsable de lo que hace, dejándose guiar por el sentido innato de la perfección que todas las personas compartimos. La búsqueda constante de la excelencia, estrechamente ligada a la mejora continua, son para a nosotros unos referentes permanentes. En La Fageda consideramos que es importante que figuras externas valoren la calidad del trabajo hecho, y por lo tanto hemos cumplido las normas ISO 9001:2000, y estamos en proceso de obtener las 14.001:2004 (medioambientales). También extendemos esta calidad al ámbito económico, con las correspondientes auditorias externas. Somos conscientes de las dificultades de nuestro proyecto, y de la necesidad de esfuerzo que de ello se deriva OBJECTIVO: Debemos instaurar en la organización la Cultura del Esfuerzo OBJECTIVO: Debemos trabajar con buenos profesionales para crear un buen proyecto La participación de una organización cualquiera en el mercado es siempre difícil. A esta dificultad inherente, cabe añadirle que participar con un colectivo con riesgo de exclusión social, pide de un esfuerzo y de una capacidad de trabajo realmente alta, y eso, hay que tenerlo muy presente. No hay que confundir la tolerancia y la flexibilidad con la permisividad. Es importante ser comprensivos con las personas, pero exigentes con el trabajo. Se trata de la Cultura del Esfuerzo, una cultura del trabajo bien hecho, en el que se dedican las energías y los recursos necesarios. Y es que, a menudo, los proyectos asistenciales se encuentran con dos dificultades: la escasez de
  36. MODELO LA FAGEDA 36 recursos para poder ofrecer salarios adecuados a buenos profesionales, hándicap que no padece el mercado ordinario; y considerar que, al tratarse de un proyecto con un componente asistencial, no es necesario tener profesionales especializados en las áreas más empresariales. Estas prácticas conducen a un círculo vicioso de difícil salida. En La Fageda trabajamos con el Trastorno Mental y la Discapacidad Psíquica. Por este motivo apoyamos y colaboramos con el tratamiento psiquiátrico que a menudo necesitamos. De hecho, muchas veces es necesario cumplir con el programa terapéutico como requisito para empezar a trabajar con nosotros, la cual cosa supone hacer un esfuerzo más allá de la necesidad propiamente productiva. Nuestra área asistencial está profesionalizada, pero la misma excelencia la encontramos también en el área empresarial. 2.3.3. El proyecto Queremos hacer de nuestra organización un proyecto perdurable OBJECTIVO: El futuro debe ser un compromiso permanente Se habla de una “empresa permanente” cuando las necesidades que se cubren también permanecen en el tiempo. Entonces, es necesario que exista un fuerte compromiso para que el proyecto se viva como una estructura segura y fuerte, donde poder confiar en el día de mañana, y en la cual todas las personas que están atendidas, no se encuentren de un día por otro sin un trabajo, una vivienda, o una atención. En La Fageda, nuestro compromiso con la sostenibilidad queda evidenciado a partir de una triple filosofía de actuación reflejada en nuestro Plan Estratégico: o Supervivencia, pero consiguiendo los objetivos asistenciales. o Crecimiento, pero limitado a nuestras necesidades de pervivencia y posibilidades de ocupación.
  37. MODELO LA FAGEDA 37 o Optimización de beneficios, pero dentro de un código ético determinado: - Las mejores condiciones de trabajo/vida para las personas. - Las mejores condiciones de vida para los animales. - La mejor calidad de productos para nuestros clientes. - El menor impacto posible sobre el Medioambiente. Sentimos parte de una organización de éxito nos puede ayudar a crecer como personas OBJECTIVO: Debemos fijarnos objetivos ambiciosos El éxito empresarial es una consecuencia del trabajo bien hecho, pero a la vez es el mejor reconocimiento que la actividad de la organización será sostenible, que permanecerá. En La Fageda, el reconocimiento de nuestra perdurabilidad nos llega como el mejor estímulo para nuestro propio crecimiento. Nuestro éxito colectivo nace de nuestro éxito personal, y los dos interactúan y conforman un espiral virtuoso que nos mejora y mejora lo que hacemos y para quien lo hacemos. Si nuestro objetivo son las personas, en La Fageda consideramos que tener éxito nos permitirá acompañarlas y potenciarlas en su crecimiento. Debemos comunicarnos con una clara voluntad de transparencia OBJECTIVO: Toda la información relevante debe ser compartida OBJECTIVO: Debemos hacer que la transparencia sea hacia fuera y hacia dentro Compartir la información ayuda a reforzar el sentido de pertenencia, potenciar las capacidades de las personas y aumentar su implicación. La comunicación
  38. MODELO LA FAGEDA 38 honesta y transparente se convierte en un elemento esencial de una Dirección responsable, y debe llegar a todos los niveles y categorías profesionales de la organización. Esta comunicación tomará más coherencia y fuerza si se trabaja de manera interna y externa. Relacionarse con los clientes, proveedores, entidades públicas, instituciones del territorio, desde la misma transparencia y trato humano en que se basan las relaciones internas estimula la aceptación y el reconocimiento que la sociedad tiene del proyecto. De esta manera, el proyecto se integra y se relaciona con algo más grande, evitando crear un mundo aislado de la sociedad. En La Fageda somos conscientes que informar de aquellos acontecimientos o decisiones que afectan al proyecto general o a las áreas en particular, genera que las personas nos sintamos reconocidas y parte de un grupo. Sabemos que hay cosas importantes más allá de la producción y de la tarea operativa que desarrollamos. Por este motivo buscamos constantemente una política de comunicación que responda y se adapte a los momentos y necesidades de nuestro proyecto, aunque sea una tarea difícil de sobrellevar. Vivimos la experiencia de dedicar energías a comunicarnos con el exterior, dar a conocer la tarea que llevamos a cabo, los proyectos que desarrollamos, son esfuerzos que la sociedad nos devuelve en forma de reconocimiento y apoyo. Queremos comunicar y compartir la experiencia de estos años OBEJCTIVO: Debemos enriquecernos mutuamente con todos los miembros de la Comunidad que La Fageda dinamiza Este documento muestra nuestro Modelo, las idees esenciales que con el proyecto La Fageda hemos extraído de nuestros 25 años de experiencia. El momento vital de nuestro proyecto nos impulsa ahora a buscar en nuestro entorno otros proyectos para poder compartir cuales de estos elementos resultan comunes y cuales se diferencian. De esta manera podremos intentar crear una estructura conceptual, y a la vez práctica, que consolide el hecho que
  39. MODELO LA FAGEDA 39 la empresa social y los proyectos asistenciales sean camino de futuro para nuestra sociedad. Además, este crecimiento externo nos será devuelto como un crecimiento interno del propio proyecto, que podremos compartir con nuestras personas, planteando juntos nuevas y mejores miradas para al futuro.
  40. MODELO LA FAGEDA 40 3. ELEMENTOS ESTRUCTURALES Como hemos comentado, una atmósfera determinada pide una arquitectura que la haga posible. Aquello que es intangible (la atmósfera) guía lo que es tangible (la arquitectura). Desde la consideración que una exposición exhaustiva de la estructura de La Fageda no aportaría más que un indebido enfoque en la singularidad de nuestra organización, hemos considerado más interesante fijar la atención, a la vez que mostramos los elementos estructurales de La Fageda, en 4 elementos en los que se observa la plena relación entre la atmósfera y la arquitectura de La Fageda. Estos elementos son: 1. Política de Personas 2. Creación de una Marca Propia 3. Política de Alianzas 4. Política de Comunicación 3.1. Política de personas A grandes rasgos, la política de La Fageda respecto a todas las personas de nuestro proyecto queda materializada en estos nódulos organizativos: Dirección del área de las Personas = Responsable del área Asistencial En La Fageda, la persona que lleva a cabo estas dos funciones es la misma: la Directora de las Personas. La Directora de las Personas se ocupa de todas aquellas áreas del proyecto que requieren poner la mirada primero en la persona y en su situación vital, para después llegar al área profesional. De esta
  41. MODELO LA FAGEDA 41 manera conseguimos mantener nuestra esencia: atender y cuidar todas nuestras personas. A parte de coordinar todo el equipo técnico asistencial, tomando las correspondientes decisiones, la Directora de las Personas se ocupa de cuidar el ambiente de trabajo de toda la organización. Así, procura que las personas se relacionen en una red lo más sana posible, en un ambiente tranquilo, detectando aquellas zonas donde haya fricción, y acompañando a las personas y a los equipos en los diferentes procesos. Al fin y al cabo, la Directora de las Personas se ocupa de todas las personas de la organización, asegurándonos: - Una visión global de las personas (de los usuarios, de los trabajadores de CET, como de los profesionales) la cual cosa favorece la materialización de nuestro primer valor: La persona como a eje. - Un acercamiento del ámbito asistencial y empresarial, la cual cosa nos beneficia a la hora de mantener un equilibrio. Equipo Asistencial: funcionamiento básico Los responsables de todos nuestros servicios asistenciales se reúnen semanalmente para ponerse al día de la situación actual y de los cambios. De esta manera todos se pueden considerar informados de la situación general, y tener una mirada más global de cada uno de los usuarios y servicios, trabajen directamente con ellos o no. Cualquier usuario, con independencia del servicio, recibe la asignación de un tutor. De esta forma, se ofrecen espacios individuales a cada uno para hablar con la psicóloga o la directora técnica. También realizamos reuniones entre los grupos de usuarios y los monitores, en las cuales es generan propuestas, se informa o se discuten conflictos cotidianos.
  42. MODELO LA FAGEDA 42 Los monitores de todos nuestros servicios se reúnen periódicamente para compartir el funcionamiento general de los mismos. Se trata de reuniones útiles que marcan la línea de actuación del servicio, favoreciendo la cohesión de los equipos y generando espacios de reflexión. Por otro lado, contemplamos un seguimiento individual de cada uno de nuestros profesionales con su responsable, para hablar de temas a nivel profesional, personal y como miembros de un equipo. Así, en las definiciones de las funciones de los coordinadores y directores técnicos de nuestros servicios siempre aparecen estos conceptos: Coordinar y velar para lograr el objetivo del servicio, trabajando con: - las actividades y necesidades de los usuarios y sus familias - el buen funcionamiento del equipo de monitores - el formar parte de un proyecto más amplio (proyecto de La Fageda) Atención a la familia Al hablar de atención a la familia, hablamos de tener presente la familia de cada uno de los usuarios, de conocer su situación y historia familiar, de apoyar a la familia en el proceso, de hacerla partícipe de los cambios e intervenciones, de invitarla a las celebraciones del proyecto, de informarla, de acompañarla en las situaciones de crisis, de hacer entrevistas de seguimiento, ... Todo esto, nos permite crear un vínculo que nos lleva a conocer con mayor profundidad la realidad de cada usuario. Así conseguimos que La Fageda no sea vivida sólo como un “puesto de trabajo”, sino como un proyecto más amplio. Coordinación Externa Tenemos la certeza que, para conseguir una línea de trabajo única y fuerte, es necesaria la coordinación de todos los agentes que intervengan en la solución de un determinado problema.
  43. MODELO LA FAGEDA 43 En la Garrotxa, el año 1999 se crea la Comisión Técnica de Disminución Psíquica y Enfermedad Mental de la Garrotxa. En esta Comisión se encuentran mensualmente todas aquellas instituciones que atienden esta población (Consorci de Benestar Social de la Garrotxa, Institut Català de Assistència Socio-Sanitaria, Red de Salut Mental, Escuela de Educación Especial, Equipo de Atención Psicopedagógica, Servicios Ocupacionales –Mossèn Girgues y La Fageda–, CET La Fageda, Vivienda –La Fageda y Patronat Joan Sellas–), y se presentan, se abordan y consensúan los casos y los itinerarios a seguir. A la vez, también llevamos a cabo coordinaciones individuales con Red de Salud Mental, Centro de día, Consorci de Benestar Social de la Garrotxa, Fundació Tutelar de las comarques gironines, y con las unidades hospitalarias especializadas ( UHEDI - Unitat d’Hospitalització Externa per a Discapacitats Intel·lectuals y SESM-DI - Servei Especialitzat en Salut Mental – Discapacitat Intel·lectual), para llevar el seguimiento de los usuarios que compartimos e intercambiar informaciones útiles para ambas instituciones: crisis, incidencias, relaciones familiares, comportamientos, cambios de medicación,... De hecho, la buena coordinación con la XSM ha sido uno de los factores de éxito de nuestro proyecto. Política Salarial En La Fageda disponemos de 5 niveles salariales que agrupan los diferentes puestos de trabajo, con independencia de las personas que los ocupen, a partir de las funciones y responsabilidades específicas de cada uno. Cada nivel tiene un máximo y un mínimo salarial, y este sí que dependerá de las capacidades de la persona que lo ocupe. Por lo tanto, nuestros salarios están directamente relacionados con el puesto de trabajo, que se mantiene siempre en el mismo nivel, y no varía en función de la antigüedad, de las cifras de venta, o de otros criterios más arbitrarios. Y es que para nosotros, estos criterios no ayudan a motivar a la persona para
  44. MODELO LA FAGEDA 44 mejorar la calidad de su trabajo. A la vez, será la persona que ocupe un determinado puesto de trabajo quien determinará si su salario es el máximo o el mínimo dentro del nivel que le corresponde, sabiendo en todo momento que este criterio será revisado anualmente. Es necesario buscar un equilibrio entre los salarios del mercado y los propios. En referencia a esto últimos, en La Fageda encontramos diferentes criterios: el salario de los usuarios y trabajadores de CET es más alto que el correspondiente salario medio de un trabajador de CET, el salario de los profesionales es igual al de la media correspondiente, y el salario de los directivos es un 10% inferior (por un criterio de equidad y justicia). En cualquier caso, es necesario tener en cuenta que solo con unos salarios próximos a los del mercado podremos atraer buenos profesionales que quieran trabajar con nosotros. Por último, en La Fageda creemos que existe un salario que no es económico: el Salario Emocional. Este salario emocional depende del grado de satisfacción obtenido en desarrollar una determinada tarea, un determinado proyecto en el cual se tienen en cuenta las personas y que estas gocen de su trabajo. Este salario es el que realmente dota de sentido el trabajo. 3.2. Creación de una Marca Propia ¿Por qué crear una marca propia? Porque un producto con identidad y personalidad, un proyecto diferente y con sentido, aporta a las personas que trabajan en él un sentimiento de pertenencia, de autoestima por la creación de algo. Es muy diferente trabajar con un producto del cual uno es responsable desde su inicio hasta su resultado final, convirtiendo esta responsabilidad en satisfacción, que trabajar como soporte de una empresa externa que en un determinado momento requiere de un tipo de trabajo manual (manipulados),
  45. MODELO LA FAGEDA 45 pero de la cual uno no se siente que forme parte, dado que no percibe ni el proceso ni el resultado de aquello en lo que está trabajando, haciendo imposible gozar del esfuerzo implicado una vez terminado el trabajo. Esta segunda opción sitúa el trabajo en el último eslabón de la cadena de valor. Esta es la razón interna que nos ha movido a crear una marca propia como es la del Yogurt de Granja La Fageda. Con él hemos conseguido que la marca de productos lácteos de La Fageda transmita valores como calidad, naturalidad, tradición, identidad y arraigo al territorio. Pero además, hemos podido comprobar como a nivel externo hemos creado una relación directa, una fidelización, con nuestro cliente, generando así un valor añadido que contribuye a potenciar el propio producto. El hecho de crear una marca propia protege al proyecto empresarial. 3.3. Política de Alianzas Una Cooperativa, un Centre Especial de Trabajo, un proyecto empresarial sin afán de lucro. Los objetivos que pretendemos, dadas las condiciones de las que partimos, nos obligan a trabajar para ampliar nuestras posibilidades, buscando aportaciones de capital y alianzas que nos doten de conocimiento y profesionalización. Por otro lado, nuestro proyecto asistencial también nos impulsa a llevar a cabo un trabajo de colaboraciones con las entidades de esta área. Podemos clasificar los tipos de alianzas y colaboraciones en cinco grupos: 1. Alianzas Asistenciales Como ya hemos comentado, es necesario que establezcamos alianzas y coordinaciones con los agentes que atienden la misma población: Xarxa de Salut Mental, Consorci de Benestar Social de la Garrotxa, Xarxa Sanitària,... Es
  46. MODELO LA FAGEDA 46 necesario que trabajemos conjuntamente con estos agentes para caminar en una misma dirección, siempre desde una visión global de la persona. 2. Alianzas Territoriales Cuando hablamos de voluntad de arraigo al territorio, hablamos de que los ayuntamientos, las empresas, las entidades del territorio donde nos encontramos situados conozcan el proyecto y lo apoyen en la medida adecuada. Es importante que estas fuerzas territoriales confíen en nuestro proyecto, dado que en muchos momentos necesitaremos permisos legales, o soporte ante nuevos proyectos. La relación que establezcamos con estos agentes nos podrá facilitar o dificultar considerablemente la tarea. 3. Alianzas Profesionales Como empresa, La Fageda ha de competir en el mercado con los mejores, con aquellos el objetivo de los cuales es maximizar beneficios, implicando para hacerlo las energías y los recursos que sean necesarios. Dado que nuestro objetivo no es el mismo, es evidente que jugamos al mismo juego pero en condiciones diferentes. Nos equipamos con herramientas semejantes a las que estas empresas utilizan (estudios de mercado, consultores...), pero lo hacemos en unas condiciones económicas asequibles para a nosotros. La Fundación Accenture hace años que colabora con nosotros en diversos proyectos: la creación de la página Web, la optimización del funcionamiento de producción, o la planificación y gestión del área comercial. A la vez, TNS nos aporta estudios de mercado de nuestros productos, tan necesarios para observar su situación en el mercado, innovar o tomar decisiones sobre las ventas.
  47. MODELO LA FAGEDA 47 Y aún apartándonos un poco del mundo empresarial, cabe añadir que la Fundació Un Sol Món, de Caixa Catalunya, colabora en el presente proyecto de documentación del Modelo La Fageda. 4. Alianzas Económicas y Financieras En La Fageda somos conscientes que hemos de conseguir que nuestro negocio sea rentable, y de hecho lo es, pero también hemos de tener en cuenta que nuestro proyecto va más allá de este objetivo. Necesitamos alianzas de tipo financiero que nos permitan poner en marcha proyectos que no están ligados al área empresarial, pero que también son importantes para al proyecto, como pueden ser los hogares-residencias, las vacaciones, la atención... Así, Caja Madrid nos apoya en la construcción de un nuevo edificio para mejorar el Servicio de Terapia Ocupacional, sala de psicomotricidad, salas de personal de los trabajadores de CET... También nos apoya en la renovación del Servicio de Atención al Visitante, permitiéndonos atender con una alta calidad las visitas que llegan a La Fageda para conocer el proyecto. 5. Alianzas Estratégicas Cuando encontramos otras entidades y proyectos que compartan ciertos aspectos con nosotros, podemos generar una relación para trabajar conjuntamente estas áreas que nos afecten a ambos. Así, podremos crear grupos de relación, más o menos formalizados, donde poder desarrollar y compartir conocimientos y experiencias. Estar federados en APPS (Federació Catalana Pro Personas con Retard Mental) hace que nos mantengamos actualizados de los cambios a nivel normativo y recibimos asesoramiento. Además, resulta ser un espacio donde encontrarnos con diferentes grupos de interés.
  48. MODELO LA FAGEDA 48 La Fageda somos cofundadores de nuestros dos principales grupos de relación: Sinergrup y CLADE. El primer es una asociación de CETs de Cataluña, que dan trabajo cerca de 3.000 personas, y con los que tenemos en común el objetivo del proyecto: trabajar en la atención a colectivos vulnerables a través de la Economía Social. Con CLADE, primer grupo cooperativo catalán, que a hoy en día reúne 11 cooperativas o sociedades laborales pioneras en los respectivos sectores de actividad, tenemos en común el concepto de empresa. A través de aquellos puntos compartidos con los respectivos grupos, podemos acompañarnos, asesorarnos, apoyarnos en todo aquello que los respectivos proyectos necesiten. 3.4. Política de Comunicación La creación de un departamento de Comunicación se produce en La Fageda porque consideramos que puede actuar como palanca de nuestro proyecto, y por lo tanto ha de tener el espacio que le corresponda. Según el receptor al que la dirigimos, diferenciaremos dos tipos de comunicación. Comunicación externa La comunicación institucional es aquella que da a conocer a la sociedad en general la función del proyecto. Informa de quiénes somos y de qué hacemos. Dado que nuestra tarea es social, es una obligación velar para que esta información llegue a la sociedad. Es importante que los proyectos sociales se comuniquen con su entorno para darse a conocer y recibir el soporte del territorio. Más allá de esta comunicación institucional, es evidente que en la Fageda producimos un producto de gran consumo. Como hemos optado por no hacer publicidad, nuestra herramienta para llegar al consumidor es una comunicación
  49. MODELO LA FAGEDA 49 que dé a conocer el proyecto a través de los medios de comunicación. Así, nuestra comunicación institucional se convierte en un medio para transmitir nuestra comunicación de producto. Comunicación interna La comunicación interna (el responsable de Comunicación y la responsable de las Personas definen esta política) permite que nuestros trabajadores, o cualquier otra persona que tenga una estrecha relación con nuestro proyecto, conozcan la función que desarrollan, la globalidad de su área, las funciones de las áreas vecinas, las novedades en el proyecto, los cambios... Nuestro Comité de Comunicación, formado por profesionales de todas las áreas, se encarga de seleccionar y compartir información a través de material visual que se muestra en los plafones de todas nuestras áreas, o también de la redacción de la revista interna “Coses de la Fageda” publicada mensualmente. La Fageda: Unas personas, un territorio, una atmosfera, una arquitectura, y una firme voluntad compartida, mejorar lo que nos rodea y mejorarnos haciéndolo.

×