Alto Vaginosis Bacteriana « ✔PDF ✔Libro ✘Revisión

  • 335 views
Uploaded on

Deja de leer revisión sin sentido! Descargar y leer esta "información filtrada" de Libro : Alto Vaginosis Bacteriana PDF por Hanna Castelli, antes de decidirse a comprar el producto, de modo que usted …

Deja de leer revisión sin sentido! Descargar y leer esta "información filtrada" de Libro : Alto Vaginosis Bacteriana PDF por Hanna Castelli, antes de decidirse a comprar el producto, de modo que usted no se arrepentirá más tarde!

More in: Self Improvement
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
335
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
2
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 1
  • 2. 2 Si bien a lo largo de este libro encontrarás información variada sobre la Vaginosis Bacteriana, sus causas, síntomas y maneras de combatirla, este producto no puede ser tu única herramienta a la hora de enfrentarte a este mal. Nuestro material es puramente informativo y presenta una visión global sobre una enfermedad que aqueja a muchas mujeres. Aunque cada mujer es única e irrepetible, la información que te presentamos está aplicada a casos generales. Si bien los editores han puesto todo su empeño en corroborar la información y presentarla de una manera simple y entendible para todos, cabe aclarar que los próximos capítulos no sirven como instructivo ni pueden reemplazar los conocimientos de los médicos especialistas. La Vaginosis Bacteriana requiere de una consulta con profesionales de la salud que diagnostiquen y elijan la mejor manera de curarla, además de seguir de cerca la evolución de la paciente. Será tu responsabilidad tratar el tema con seriedad y responsabilidad, informándote y actuando en consecuencia, utilizando este libro como un aporte más en la prevención y como un aliado informativo durante el trayecto. Quienes trabajamos para llevar a tus manos este libro no podemos asumir la responsabilidad ante cualquier daño o lesión que se produzca por seguir los consejos o ideas que aquí presentamos.
  • 3. 3 Contenidos Capítulo 1 ¿A Qué Se Debe Que La Vaginosis Bacteriana Sea Tan Difícil De Combatir?...... 6 Primero Lo Primero ............................................................................................. 7 ¿Cómo Darte Cuenta? ......................................................................................... 8 Las Soluciones Actuales No Funcionan .................................................................. 9 Internet: Un Arma De Doble Filo ..........................................................................10 Los Remedios Son Una Historia De Nunca Acabar ...................................................11 Estar Informados Hace La Diferencia.....................................................................13 Capítulo 2 Con Eso No Solucionará Sus Problemas ......................................................... 14 Los Medicamentos No Son Una Solución ................................................................15 No Todo Lo Que Brilla Es Oro ...............................................................................16 Aspectos Que Debemos Modificar Para Atacar La VB ...............................................18 Alimentos Poco Amigables ...................................................................................20 Capítulo 3 Curar Complemente La VB Es Posible ............................................................. 22 ¡Sí, se puede! ....................................................................................................23 La Cura Está En Tus Alacenas ..............................................................................24 Los Hábitos Alimenticios También Ayudan .............................................................30 Pasos A Seguir Para Librarte De Este Mal ..............................................................32 El Cambio Desde Adentro Hacia Afuera..................................................................34 Capítulo 4 En La Dulce Espera ........................................................................................ 35 Cuando La VB Ataca Durante El Embarazo ............................................................36 La Vaginosis Bacteriana Juega A Las Escondidas ....................................................37 Productos y Métodos Naturales Para Embarazadas..................................................38 Capítulo 5 Una Buena Dieta Ayuda A Combatir La VB ..................................................... 42 Construyendo Una Defensa Fuerte........................................................................43 Finalizando Este Recorrido ............................................................................ 48
  • 4. Esta no es una revisión, ni un informe gratuito! Este documento es la páginas filtrados (página 1-13) de Alto Vaginosis Bacteriana manual principal por Hanna Castelli. Lea el presente documento a fondo, para que sepa los hechos y la verdad del lo que usted conseguirá más tarde (porsupuesto, si usted decide comprar la versión completa). Y lo más importante, después de leer este documento, se puede considerar sabiamente si el programa adecuado para usted o no. botón de descargar para el paquete completo de Alto Vaginosis Bacteriana disponible al final de este documento.
  • 5. 4 Hola Querida Lectora, ¿Qué Tal? Para comenzar quiero agradecerte por haber adquirido este libro y por confiar en nosotros. Quizás si has llegado hasta aquí es porque hace tiempo estás luchando contra la Vaginosis Bacteriana (VB) y ya no sabes qué hacer al respecto. O tal vez eres una afortunada que recién has sido diagnosticada con esta enfermedad y has empezado con el pie derecho ¡créeme! Si estás dentro del alto porcentaje de mujeres que son aquejadas por este mal y ya has comenzado a gastar dinero y tiempo en encontrar una manera de curarlo, te prometo que eso puede cambiar. Y el cambio empieza leyendo los próximos capítulos. Seguramente has investigado; habrás pasado horas frente al ordenador, surfeando por Internet en busca de información al respecto. Es probable que te hayas dado una vuelta por una librería y escondido detrás de alguna estantería para que nadie te vea leyendo ese libro que habla de… “eso”. Y seguro has susurrado en la farmacia, deseando que te hubiese atendido una empleada y no el muchacho que reflexiona en silencio y observándote de reojo, qué remedio venderte. Me imagino que a esta altura ya habrás escuchado y leído de todo, pero aquí me tienes a mano, una mujer que ha sufrido lo mismo que tú y que ha estado en tu lugar durante mucho tiempo. Casi diez años de hecho. Pero no desesperes, estoy aquí para ayudarte. Hace mucho tiempo descubrí en mi ropa interior un flujo de un extraño olor. Lo primero que pensé fue que mi pareja me había contagiado algún tipo de enfermedad. Por supuesto, en seguida oculté la información. Con mi secreto corrí hacia una farmacia y le describí al farmacéutico el olor desagradable que emanaba, en busca de algún remedio que pudiese erradicarlo. ¡Qué tonta fui! Los productos que combaten la Clamidia o aquellos que se usan en contra de la Candidiasis no hicieron más que empeorar la situación. Claro, no padecía ninguna de estas enfermedades. Lo mío era otra cosa.
  • 6. 5 No me quedó más remedio que ir al ginecólogo. La situación se hizo insostenible y finalmente debí contárselo a mi pareja: padecía Vaginosis Bacteriana y tendría que tratarme. Era inexperta en la materia, pero aún así decidí tomar cartas en el asunto. Comencé a probar todo lo que encontré en el mercado. No tienes idea del dineral que he gastado en remedios, libros e incluso videos. Finalmente empecé a relacionarme con otras mujeres que habían padecido este problema y que supieron aconsejarme al respecto. Imagino lo mal que te sientes. Sé por lo que estás pasando y ahora te debe parecer un infierno. Pero yo estoy aquí frente a ti, libre de la VB ya hace cuatro años. No te voy a hablar de pomadas o ungüentos mágicos que borran el ardor durante un corto tiempo. Esta enfermedad puede ser erradicada definitivamente de nuestro cuerpo y se puede volver a tener una vida sexual activa y sana, como antes. Doy fe de esto. ¿Me acompañas en el recorrido?
  • 7. 6 Capítulo 1 ¿A Qué Se Debe Que La Vaginosis Bacteriana Sea Tan Difícil De Combatir?
  • 8. 7 Primero Lo Primero Antes de seguir, sería interesante aclarar qué es la Vaginosis Bacteriana. Es bueno primero poder entender de qué se trata para saber cómo curarla y comprender por qué a muchas mujeres se les hace muy difícil combatirla. La VB es una condición que afecta a las mujeres activas sexualmente o que se encuentran embarazadas. Puede tratarse de adolescentes o de mujeres mayores; ninguna está exenta. La Vaginosis solo afecta a las mujeres, porque es precisamente una condición que se da en la vagina, pero sí es cierto que un hombre puede transmitirla de una mujer a otra si practica sexo sin protección. Las mujeres lesbianas también pueden contagiarse. ¿Cuándo se produce? Cuando la cantidad “normal” de microorganismos encargados de mantener la salud de la vagina disminuye, y la cantidad de otros microorganismos también presentes, pero no tan amigables en una alta proporción, aumenta. Si bien el bacilo llamado Gardnerella es uno de los principales causantes, la VB también está producida por la proliferación de ciertas bacterias que no necesitan oxígeno para sobrevivir. A este tipo de bacterias se las llama anaeróbicas.
  • 9. 8 ¿Cómo Darte Cuenta? Una de cada tres mujeres padece Vaginosis Bacteriana. En el caso de las embarazadas, el número de afectadas alcanza al 15%. Es mucho, ¿no? Sin embargo, una amplia mayoría de quienes se ven aquejadas por este mal no presentan todos los síntomas. La primera señal de presencia de VB es el flujo poco común. El color varía hacia el blanco o el grisáceo y este se puede encontrar adherido a las paredes de la vagina. Después de tener relaciones sexuales se hace más notable. Además de su consistencia y color diferentes, el olor característico comienza a ser sospechoso. Y sí, tiende a ser bastante desagradable. Entiendo que ante este panorama te sientas poco sexy a la hora de seducir a tu pareja. Nos pasa a todas. Ahora sí, el olor de la sangre menstrual no se modifica por tener VB. Es necesario que sepas esto para despreocuparte, pero también para alertarte. Al menos en cuanto a aromas, no hay nada anómalo durante el período menstrual. ¿Qué otro síntoma puede aparecer con esta enfermedad? Puede suceder que cuando vayas al baño, sientas una sensación de ardor al orinar. Pero debes tener cuidado ya que este escozor también puede ser producido por hongos. Es recomendable que ante esta situación vayas a ver a un profesional de la salud para que te diagnostique antes que automedicarte sin saber a lo que te estás enfrentando. Otro síntoma menos común es la picazón en la zona de los labios vaginales. Algunas mujeres aseguran también estar ser más sensibles en esa zona, e incluso sentir algún dolor durante la penetración.
  • 10. 9 Las Soluciones Actuales No Funcionan Me imagino que cuando te dicen “Vaginosis Bacteriana” piensas que allí afuera debe haber una cantidad enorme de remedios para curar este mal al alcance de tu mano, ¿no? No te equivocas. Se puede encontrar de todo, desde geles y cremas, pasando por antibióticos, los clásicos supositorios, y hasta hechizos y pases mágicos. Aunque no es lo que las farmacias van a decirte pero seguramente ya has descubierto, la mayoría de estos remedios no curan la VB. De hecho, muchos la empeoran. Y no solo eso, te hacen perder tiempo y dinero ya que estos geles y cremas no son para nada baratos. ¿Quieres saber cuál es el problema de estos remedios? ¿Recuerdas cuando te comenté que en la vagina hay bacterias que se consideran “normales”? Que no te asuste la palabra “bacteria”, porque en este caso se encuentran allí cumpliendo una importante función: mantener el equilibrio y la salud. Su presencia te ayuda a llevar una vida sana. Muchos de estos remedios no solo combaten las bacterias malas que se desean erradicar, sino que además afectan a los microorganismos buenos, creando un desequilibrio aún mayor. Como resultado, cuando la VB contraataca, te encontrará sin las defensas adecuadas para combatirla. Cuando descubrí que algo andaba mal, fui a visitar a mi médico. Me revisó, me diagnosticó y procedió a indicarme un tratamiento prolongado con ciertos antibióticos. Por un tiempo logré eludir los síntomas, eso es cierto, respiré aliviada e incluso tuve esperanzas. Pero esto no duró demasiado tiempo, lejos estaba de terminar con este calvario. Cuando los síntomas hicieron su reaparición volví al consultorio, y mi ginecólogo decidió cambiar el procedimiento para combatir la VB. Me recetó remedios más caros todavía, y esta vez la solución no perduró ni siquiera un mes, ya que la VB volvió a presentar sus típicas señales de vida. Así fue como vi pasar frente a mis ojos todos los billetes gastados en vano. Es por esto que te recomiendo que no te dejes llevar por publicidades o ideas engañosas. Evita creer en las “supuestas” soluciones que son trasmitidas de mujer a mujer a manera de leyendas urbanas. Como verás, este es el motivo principal por el que nos cuesta tanto deshacernos de la VB de una vez por todas.
  • 11. 10 Internet: Un Arma De Doble Filo Es normal que si te han recomendado una cura para tu problema que no te ha ayudado, salgas a buscar información desesperadamente. Cualquier fuente de información parecería ayudar, y es por eso que recurrimos a cualquier cosa, ya sea videos, libros, folletos, etc. Casi vaticino que con un poco de investigación terminarás llegando a alguna clínica especializada que luce bonita, que te asegura una cura rápida y precisa, y en la que depositarás toda tu confianza. Sí, como una pitonisa también preveo tu desilusión, porque al cabo de un tiempo te darás cuenta de que en realidad todo sigue igual. Internet parece la respuesta más rápida cuando se trata de buscar información. Nos volcamos a ella para encontrar recetas, datos históricos, y opiniones de otros usuarios. Cuando tenemos que probar un nuevo tratamiento, es lógico suponer que en este centro de información algo habrá para nosotros. Decenas de páginas con colores vibrantes y eslóganes llamativos se encuentran allí deseando que los visitemos para poder vendernos sus inútiles productos. Es difícil que no nos tienten, ya que ante nuestra desesperación, cualquier solución parece ser viable. No te dejes engañar. No todo lo que reluce es oro, y muchas veces los sitios webs coloridos no ofrecen más que engaños. Te prometen una cura milagrosa cuando lo único que quieren es quedarse con tu dinero. Yo compré y no compré una única vez, sino que lo he hecho en cuatro oportunidades! Mis ganas de solucionar este drama me llevaron a probar cosas que no se las recomiendo a nadie. Es increíble lo que una mujer puede hacer ante tal situación de desesperación. Es por eso que hago especial énfasis en esto y no quiero que pases por lo mismo que yo. Fui engañada, no cometas el mismo error. Ten cuidado con Internet: es un fantástico mundo de información al alcance de tu mano. Pero esta información no está chequeada y cualquiera puede decir cualquier cosa con total impunidad. Tantas páginas, fotos y links podrán terminar por marearte y, probablemente, desinformarte más. He escuchado casos en los que muchas mujeres encuentran tantos métodos y remedios caseros en Internet que prueban uno detrás del otro, sin esperar un debido tiempo para ver si el anterior funcionó. O incluso peor: ¡los prueban al mismo tiempo! Mezclan antibióticos con cremas sin saber los daños que estas combinaciones muchas veces provocan. Por favor, ¡no hagas locuras! Créeme, también he cometido algunas de esas.
  • 12. 11 Los Remedios Son Una Historia De Nunca Acabar Hay varias razones por las que muchas mujeres evitan ir al médico cuando aparecen los primeros síntomas de la VB. La principal suele ser el olor desagradable. Un error muy común en las mujeres es creer que solamente se trata de un olor pasajero, que seguro se irá luego de bañarse. Otras asumen que el cambio en su flujo vaginal se debe a algún hongo, entonces van a una farmacia y compran un producto para combatir algo que nunca tuvieron. Hay otro grupo que ni siquiera pisa el consultorio de un médico, porque sienten demasiada vergüenza del olor desagradable que tienen y les resulta imposible eliminar. Cuando esto sucede no podemos quedarnos esperando que el olor se vaya solo o combatiéndolo con remedios que nada tienen que ver con el problema que estamos padeciendo. Lo único que lograrán de esta manera es empeorar los síntomas. Nuestra salud es muy importante. Hay que hacerse fuertes y dejar la vergüenza de lado. Los ginecólogos han visto todo en la vida, para eso han estudiado y para eso ejercen su profesión. Ellos están para ayudarte y no para juzgarte. Cuando me sucedió a mí tuve que tomar coraje y presentarme frente al profesional. Tú deberías hacer lo mismo. Debes ser diagnosticada, eso es lo más importante. Es cierto, los médicos no siempre tienen la razón, y cuando se trata de Vaginosis Bacteriana parece que jamás dan con el tratamiento adecuado. Es probable que te receten algo, que lo pruebes y que pienses que ha sido exitoso, pero que al poco tiempo te sientas nuevamente en el infierno. Es que la VB suele retornar antes del mes, y aunque sigas el tratamiento que te han recomendado, después de un tiempo sueles darte cuenta que no está funcionando. Tuve que volver al consultorio, y mi ginecólogo hizo el intento con otro medicamento. Pero la verdad es que los resultados obtenidos fueron casi exactos. Te recetan otro gel, otra crema, otro supositorio. Planean otra manera de curarte más prolongada en el tiempo y si bien el alivio momentáneo aparece, la cura definitiva no llega nunca. Sumado a la desesperación que nos genera no poder estar bien, pasar por todo esto también conlleva una pérdida de tiempo y de dinero. Los medicamentos que se recetan para combatir la VB no son para nada baratos y dependiendo de la marca, podemos llegar a gastar unos cuantos cientos de dólares en el tratamiento.
  • 13. 12 Si este problema se solucionara con la compra de estos productos, la inversión de dinero podría estar justificada, pero lamentablemente este no es el caso. Y no se trata de solo un pote de crema o un tubito de gel el que debemos comprar, ya que como la Vaginosis vuelve una y otra vez como el asesino serial de una mala película de terror, tendremos que seguir comprando el producto eternamente. Luego de un tiempo parecería que las bacterias no se ven afectadas por el remedio que estamos ingiriendo, por lo que recurrimos a tratamientos más fuertes y más nocivos. Así nuestra historia con la Vaginosis Bacteriana parece un cuento de nunca acabar. Creo saber lo que estás pensando… Seguro crees que estoy loca, ¿no? Primero te digo que no dejes de ir al médico, y luego te cuento que nada de lo que te receten los profesionales de la salud te servirá, y que además terminarás gastando mucho dinero y tiempo. El diagnóstico es necesario. Seguro ya pasaste por todo esto y coincides conmigo. No debes darte por vencida. Debes hacerte fuerte y persistir, yo sé lo que digo ya que estuve en el preciso lugar en el que estás parada ahora. He hecho este libro para compartir experiencias y educarte sobre este mal que afecta a tantas mujeres. Aquí encontrarás la respuesta a todas tus dudas. Ánimo, ¡sigue leyendo!
  • 14. 13 Estar Informados Hace La Diferencia Del alto porcentaje de mujeres afectadas por la Vaginosis Bacteriana, hay muchas que están combatiéndola con todo lo que encuentran a su alcance. Constantemente están en la búsqueda del elixir que acabe con este mal. Hay otras mujeres que simplemente no entienden qué les está sucediendo. No saben lo que padecen y por lo tanto no tienen idea de cómo combatirla. De hecho, la mayoría ni siquiera ha escuchado hablar de la VB. ¿Qué es lo único que saben? Que su flujo vaginal ha cambiado. Luce distinto y además huele terriblemente mal. No toleran la situación; sin embargo, no tienen idea hacia dónde correr. Como yo, seguramente se meten bajo la ducha varias veces por día, queriendo hacer desaparecer ell olor nauseabundo. No hacen más que cambiarse la ropa interior una y otra vez. Han comprado jabones de aromas más intensos y ya no saben qué ducha vaginal probar para eliminar el hedor. Claro, a todo esto además se suma el mal momento que pasamos con nuestras parejas, evitando todo tipo acercamiento. Es desesperante la situación, los momentos vergonzosos por los que debemos pasar. Un hombre jamás podría entendernos, y es por eso que preferimos no contarle nuestro problema a nuestra pareja. Lo más importante en estos casos es ir al médico para saber exactamente qué es lo que tenemos. Este es el primer paso correcto: el diagnóstico. Evitar tener sexo por un tiempo, o al menos hasta que nos encaminemos hacia la cura es lo ideal porque si no, se puede empeorar la situación. Esta es la decisión más inteligente que puedes tomar. Como vengo repitiendo, la VB tiene cura. Eliminándola podrás volver a disfrutar de una vida sexual sana y plena. ¡Te lo prometo! En el próximo capítulo te adentraras a leer qué es aquello que funciona y qué es lo que debes evitar hacer. Te ayudaré a descubrirlo desde mis errores y aciertos.
  • 15. $39 USD