INSTITUTO SUPERIOR DE MEDICINA MILITAR “DR. LUIS DÍAZ SOTO”.   AFECCIONES CARDIOVASCULARES EN LA ENFERMEDAD CEREBROVASCULA...
computada (TAC) donde no existían evidencias de eventos hemorrágicos de ninguna índole,solo imágenes de infarto cerebral q...
Tabla no 2. Distribución de la muestra según antecedentes o condicionantes previascardiovasculares.Categorías             ...
debe prestarse especial interés a los pacientes cardiópatas afectos de estos padecimientos porsu potencial desarrollo de u...
Universitario Paquito González Cueto de Cienfuegos de enero a diciembre del año 2003. Existeun gran número de niños afecta...
cráneo es común en los países industrializados siendo en algunos la primera causa de invalidezy muerte en el niño. Del 0,2...
Diagnósticos al ingreso:- Trauma de cráneo comprende: fractura de cráneo, contusión cerebral y conmoción cerebral- Sepsis ...
En la tabla No. 5 se analiza la evolución de los pacientes según diagnóstico, 3 fallecidos (6.12)del total de casos estudi...
no guardan relación con la ventilación, y si puede ser secundaria a la enfermedad que requirióde esta. (15,17,18)Las categ...
15- Gilio AE, Shoji Miyake R, Meningitis y meningoencefalitis. En: Stape A et al, editores.    Manual de normas de terapia...
Cuerpo deguardia           2       4.08    2   4.08    33   67.34        37       75.51UCIM              1       2.04     ...
Barotrauma              1     14.28                              1     14.28neumoníaasociada a la           2     28.57   ...
- Alteración del bienestar        49       - Medir diuresis y                                                    estado de...
HOSPITAL UNIVERSITARIO “MANUEL FAJARDO”USO DE LA REANIMACIÓN CON SOLUCIÓN SALINA HIPERTÓNICA. UNA ALTERNATIVA             ...
solución salina hipertónica. Todos los pacientes fueron clasificados según el tipo de shock,analizando variables como resp...
función endotelial y se normaliza el diámetro capilar lo que sugiere que la hidratación con estasolución tiene una habilid...
1.    Velasco IT, Pontieri M, Rocha E. Hypertonic NaCl and severe hemorrhagic shock. Am J      Physiology 1980;239:H664-73...
Total                                        32                          100,0%Fuente: Historias Clínicas                 ...
Tabla No. 5. Complicaciones          Complicaciones               No.              %           Hipernatremia >            ...
Primaria de Salud (reducción del 20% de ingresos hospitalarios). El Dolor Abdominal, lasNeoplasias, los Traumatismos y la ...
Metódica: Los datos fueron obtenidos de los registros primarios de atención médica deurgencia (hoja de cargo) de los médic...
ingresos en salas de observación y de atención al grave y disminución de los ingresos en lassalas de la atención secundari...
6- Existió un incremento del reporte en todas las técnicas de la MNT de urgencia,sobresaliendo la acupuntura, la moxibusti...
15- Marques Morales. Grado de satisfacción con el ingreso en el hogar. Rev Cubana Med GenIntegr 2002;5:20-9.16- Pereda Rod...
TABLA No 1: COMPORTAMIENTO DE LA CADENA DE INGRESOS EN EL                              SIUM.AMANCIO. AÑOS 2001-2002   CADE...
ACUPUNTURA                   411     1549       + 1 138       411     1 549      + 1 138MOXIBUSTIÓN                  116  ...
La magnitud del problema TRAUMA adquiere particular interés en la medida en que seconvierte en una verdadera endemia que n...
   Identificar tipo de trauma de acuerdo a la etiología del mismo.      Mostrar las complicaciones aparecidas durante el...
manera que se señala que cada 45 segundos alguien muere en el mundo debido a unaccidente de tránsito. (7-9)En los accident...
5. Perales R, De Viguri N, Calvo Menchaca M. Epidemiología y costes del accidente de tráfico.    Puesta al día en Urgencia...
Cuadro III: Distribución de acuerdo a la etiología de los pacientes con trauma rescatadospor la Coordinación Provincial de...
Oxigenación y Volumen                           64                62,1Oxigenación, Ventilación y Volumen              39  ...
La bronconeumonía es una enfermedad inflamatoria de los bronquios y del parénquimapulmonar, generalmente de carácter infec...
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Trabajos cientificos de medicina
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Trabajos cientificos de medicina

2,434 views
2,353 views

Published on

estudios cientificos sobre acupuntura

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,434
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajos cientificos de medicina

  1. 1. INSTITUTO SUPERIOR DE MEDICINA MILITAR “DR. LUIS DÍAZ SOTO”. AFECCIONES CARDIOVASCULARES EN LA ENFERMEDAD CEREBROVASCULAR ISQUÉMICA. Autores: DRA. MILDRED DÍAZ MASSÍP. ** DRA. LETICIA DEL ROSARIO CRUZ. * DR. DIONIS BARREIRO VEITÍA. ** DRA. ISABEL MARÍA GONZÁLEZ GUERRA. * DR. MANUEL ENRIQUE GUZMÁN NOA. ** DR. ROBERTO GARCÍA VALDEZ. *Especialista de Primer Grado de Medicina General Integral Militar. Diplomado en TerapiaIntensiva. **Especialista de Primer Grado de Medicina Interna. Diplomado en Terapia Intensiva. * Dirección: Carretera Monumental Km. 1 ½. Habana del Este, C. Habana, Cuba. Teléfono: 954251INTRODUCCIÓN:La asociación entre las enfermedades cardiovasculares y cerebro vasculares es conocidadesde hace tiempo, todos los órganos del cuerpo humano comparten el mismo árbol arterial ylas modificaciones que se producen en el mismo afectan a toda la economía humana. Existenalgunas afecciones cardiovasculares que por su génesis o consecuencias repercuten en elfuncionamiento cerebral, baste decir, que la caída del gasto cardiaco, las oscilaciones extremasde la tensión arterial y algunas arritmias, pueden sobrepasar los límites de compensación yadaptación cerebral provocando serias alteraciones en el funcionalismo cerebral y establecergraves secuelas, incluso la muerte. (1-4)Las afecciones cardiovasculares relacionadas con la enfermedad cerebro vascular pueden serbinomios de causa-efecto o de acción-reacción, son determinantes de alteraciones funcionalescardiacas que a de una forma u otra reflejan sus condiciones en el cerebro humano. No sontodas, existe un grupo de afecciones cardiacas que por sus alteraciones fisiopatológicas estánmuy íntimamente ligada al cerebro humano y su correcta función. Además del gasto cardiacoadecuado, la regulación arterial y el aporte de nutrientes, otras perturbaciones como son lasarritmias y los defectos estructurales del corazón pueden condicionar daños cerebrales. (3-8) Larelación e incidencia de las afecciones cardiovasculares en la enfermedad cerebro vascular noha sido muy documentada por la literatura, en el presente estudio no propusimos determinar lasprincipales afecciones cardiovasculares más comunes que se relaciones con la enfermedadcerebro vascular de tipo isquémica. (8)MÉTODOS:Se realizó un estudio prospectivo de tipo analítico e inferencial, en el servicio de la Unidad deCuidados Intermedios de Medicina (UCIM) del hospital militar ―Dr. Luis Díaz Soto‖ del este de lacapital.Para seleccionar la muestra fue tomado el criterio de inclusión consistente en la demostraciónde enfermedad cerebro vascular isquémica documentada por imagen tomográfica axial
  2. 2. computada (TAC) donde no existían evidencias de eventos hemorrágicos de ninguna índole,solo imágenes de infarto cerebral que correspondieron a las mediciones en UH estandarizadaspara tal efecto por los fabricantes del equipo SOMATOM. Se excluyeron los pacientesfallecidos o con ictus hemorrágico.La muestra estuvo integrada por 54 pacientes afectos de evento cerebro vascular agudo de tipoisquémico, donde se estudiaron variables de tipo demográfica, epidemiológica y fisiológica.Para tal objetivo se confeccionó una encuesta por el servicio y fue aplicada de forma individuala cada paciente. Durante la estancia del paciente se realizó dos electrocardiogramas en reposode 12 derivaciones, uno al ingreso y otro al egreso recogiéndose las alteraciones del ritmo, dela morfología de las ondas y de la duración.Se construyó una base de datos con el programa computarizado SPSS versión 8.0, utilizándoseuna PC Pentium II con WINDOWS 98. Se realizó el cálculo del valor porcentual, la media y ladesviación estándar como medidas descriptivas de tendencia central y de dispersión. Paraidentificar las asociaciones se utilizó la t de Student para análisis de las variables de tipocontinuo y el test de CHI cuadrado para el análisis de las categóricas, también se estimó elriesgo relativo y los intervalos de confianza.RESULTADOS: Tabla no 1. Distribución de la muestra por variables demográficas.Categorías no %Sexos  Masculinos 32 59,2  Femeninos 22 40,8Grupos de edades  15-35 años 1 1,8  36-55 años 28 51,8  56-75 años 19 35,2  + 75 años 6 11,2Promedio de edad total 65,5 añosCon antecedente de Enfermedad Cardíaca*. 31 57,4Sin antecedente de Enfermedad Cardíaca*. 23 42,6Condicionales patológicas previas^^ Sin antecedente 1 1,8 Fumadores 17 31,7 Hipertensos 22 40,8 Diabéticos 2 3,7 Hiperlipémicos 4 7,4 Obesos 3 5,5 Pulmonares Crónicos 1 1,8 Alcohólicos 1 1,8 Cardiópatas 3 5,5El sexo masculino, las edades entre 35 a 75 años, la hipertensión y los fumadores son lasvariables que mayor representación demostraron en la muestra estudio, los antecedentes deenfermedad cardiaca demostraron ser más del 50% de los casos, como coincide en la literaturainternacional. (8-10)
  3. 3. Tabla no 2. Distribución de la muestra según antecedentes o condicionantes previascardiovasculares.Categorías no % Fibrilación auricular con respuesta rápida 22 40,8 Taquicardia sinusal 5 9,9 Insuficiencia Cardiaca 11 20,9 Bradicardia sinusal 7 13,7 Angina Inestable Aguda 4 7,4 Fibriloflutter 3 5,5 Infarto Agudo del Miocardio 1 1,8La fibrilación auricular, la insuficiencia cardiaca y la bradicardia sinusal son las alteracionescardiovasculares previas al ingreso del enfermo que con mayor frecuencia se evidenciaron en lamuestra no existiendo puntos de divergencias con la mayoría de los autores que abordan estetema. (11-12)Tabla no 3. Distribución de la muestra según afecciones o condicionantes cardiovasculares enel ictus en evolución.Categorías no % Hipertensión Arterial 11 20,3 Infarto Agudo del Miocardio 8 14,8 Fibrilación Auricular 3 5,5 Hipertrofia Ventricular Izquierda 3 5,5 Bloqueo completo de rama Izquierda 2 3,7 Bloqueo de rama Derecha 2 3,7 Insuficiencia Cardiaca. 2 3,7En el ictus isquémico en evolución la HTA, el IAM y la fibrilación auricular fueron lasalteraciones cardiovasculares que presentaron mayor porcentaje. (7,8,10)Tabla no 4. Prueba de significación Enfermedad cerebro vascular isquémica vs. Alteración cardiovascular INFARTO* % p OR Tasa M*.Con ECAV* 31 57,4 >0,05 0,89 1,74Sin ECAV* 23 42,5INFARTO CEREBRAL*TM* = tasa de incidencia muestral.CONCLUSIONES:Las afecciones cardiovasculares tienen relación significativa con los eventos cerebrovascularesisquémicos, el infarto cerebral ya sea establecido o en evolución se muestra relacionado conalgunas entidades cardiovasculares del tipo de las arritmias auriculares, el infarto agudo delmiocardio y la insuficiencia cardiaca global. Los trastornos hemodinámicos que presentan estasentidades cardiológicas repercuten en el riego sanguíneo cerebral alterándolo y porconsiguiente disminuyendo el aporte de oxigeno y nutrientes al cerebro, ofreciendo un terrenofértil para la producción de una zona de isquemia y/o necrosis del tejido cerebral. Por lo que
  4. 4. debe prestarse especial interés a los pacientes cardiópatas afectos de estos padecimientos porsu potencial desarrollo de una enfermedad cerebro vascular en especial de tipo isquémica.BIBLIOGRAFÍA:1. Goldenstein L, Adams R, Becker K, Furberg C, Gorelick P, Hademenos G et al. Primary prevention of ischemic stroke: a statement for healthcare professionals from the stroke council of the American Heart Association. Stroke 2001;32:280.2. Christopher JL, Murray A, Lopez D. Global burden of disease: a comprehensive assessment of mortality and disability from diseases, injuries and risk factors in 1990 and projected to 2020. Cambridge, MA: Harvard School of Public Health, 19993. Lonn E, Yusuf S, Dzavik V, Doris C, Yi Q, Smith S et al. Effects of ramipril and vitamin E on atherosclerosis: the study to evaluate carotid ultrasound changes in patients treated with ramipril and vitamin E (SECURE). Circulation 2001;103:919-25.4. Adler A, Stratton IM, Neil HAW, Yudkin JS, Matthews DR, Cull CA et al. Association of systolic blood pressure with macrovascular and microvascular complications of type 2 diabetes (UKPDS 36): prospective observational study. BMJ 2000;321:412-9.5. PROGRESS Collaborative Group. Randomized trial of a perindopril-based blood-pressure- lowering regimen among 6105 individuals with previous stroke or transient ischemic attack. Lancet 2001; 358: 1033-10416. Johnston S, Gress D, Bowner W, Sidney S. Short-term prognosis after emergency department diagnosis of TIA. JAMA 2000;284:1901–6.7. EAFT (European Atrial Fibrillation Trial) Study Group. Secondary prevention in non- rheumatic atrial fibrillation after transient ischemic attack or minor stroke. Lancet 1993;342:1255–62.8. Chimowitz M, Kokkinos J, Strong J, Brown M, Levine S, Silliman S, Pessin M, Weichel E, Sila C, Furlan AJF. The Warfarin-Aspirin Symptomatic Intracranial Disease Study. Neurology 1995;45:1488–93.9. Skoog I, Lernfelt B, Landahl S, Palmertz B, Andreasson LA, Nilsson L et al. 15-year longitudinal study of blood pressure and dementia. Lancet 1996;347:1141 5.10. Forette F, Seux ML, Staessen JA, Thijs L., Birkenhäger WH, Babarskiene MR et al. Prevention of dementia in randomized double-blind placebo-controlled systolic hypertension in Europe (Syst-Eur) trial. Lancet 1998;352:1347 51.11. Applegate WB. Hypertension in elderly patients. Ann Intern Med 1989;110:901-15.12. Klungel OF, Kaplan RC, Heckbert SR, Smith NL, Lamaitre RN, Longstreth WT Jr et al. Control of blood pressure and risk of stroke among pharmacologically treated hypertensive patients. Stroke 2000;31:420 4. HOSPITAL UNIVERSITARIO PEDIÁTRICO “PAQUITO GONZÁLEZ CUETO” AFECCIONES NEUROLÓGICAS EN LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS PEDIÁTRICOS. AÑO 2003. AUTORA: LIC. MARIELA AVALOS GARCÍA.** Licenciada en Enfermería. Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Enfermería.Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Universitario Pediátrico “Paquito GonzálezCueto” de Cienfuegos. e-mail: aimee@jagua.cfg.sld.cuRESUMENSe realizó un estudio descriptivo retrospectivo correlacionar a los pacientes ingresados pordiferentes afecciones neurológicas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Pediátrico
  5. 5. Universitario Paquito González Cueto de Cienfuegos de enero a diciembre del año 2003. Existeun gran número de niños afectado por diferentes tipos de afecciones neurológicas, causadospor múltiples microorganismos. En nuestro servicio hubo un aumento de pacientes por dichapatología lo que nos resultó un problema porque hubo tres fallecidos y cuatro casos sépticosasociados a la ventilación mecánica. El universo estuvo constituido por 304 pacientes queingresaron en el servicio. Se tomó una muestra por el método aleatorio simple de 49 niñosingresados por afecciones neurológicas. El grupo etáreo que más predominó fue de 1-4 añoscon 19 pacientes y la causa más frecuente fue por sepsis del sistema nervioso central y de ellos4 requirieron ventilación mecánica. El cuerpo de guardia fue el servicio que mayor número decasos ingresó en nuestra Unidad que requirió ventilación artificial antes de las 24 horas. Lostrastornos hemodinámicos fueron los motivos de ventilación en las primeras 24 horas. Lainfección respiratoria baja fue la complicación más frecuente. El mayor número de pacientesfue rehabilitado. Todos los casos coinciden las categorías diagnósticas con suscorrespondientes acciones. La recolección de los datos se realizó mediante el registro depaciente del servicio y el expediente clínico, a través de un cuestionario, los datos fueronrecolectados a través del procesador de encuesta SPSS, obteniéndose tablas de relación,frecuencia, totales y porciento.INTRODUCCIÓNExiste un gran número de niños afectados por diferentes tipos de afecciones neurológicas,causados por múltiples microorganismos. En el año 2002 tuvimos un aumento de pacientes poresta patología, lo que nos resultó un problema en nuestro servicio porque también aumentó elnúmero de casos sépticos asociados a la ventilación mecánica.La meningitis bacteriana es una de las infecciones posiblemente más grave de los lactantes ylos niños mayores con una elevada incidencia. El 95% de los casos aparecen en edadescomprendidas entre 1 mes y 5 años que tienen más riesgo a padecer de enfermedadesinfecciosas de SNC por la inmadurez de su sistema inmunológico, pero puede surgir a cualquieredad. En las enfermedades infecciosas del sistema nervioso central el pronóstico depende dediferentes factores como la edad, estado de conciencia al ingreso y agentes etiológicos. Lascomplicaciones neurológicas son convulsiones, hipertensión endocraneal, parálisis de losnervios craneales, ictus, herniación cerebral o cerebelosa, mielitis, ataxia, derrame subdural,shock, que aparece de forma rápida y progresiva, fundamentalmente en las meningitismeningocóccicas. (1-3).Las convulsiones están relacionadas con alteraciones metabólicas o cambios neuroquímicosasí como alteraciones del flujo cerebral debido a un aumento de la presión intracranealdisminución de los niveles de sodio, deshidratación, toxinas bacterianas, fiebre. (4,5)El trauma cráneo encefálico incluye desde las simples contusiones hasta las fracturasconminutas hemorrágicas intra o extraparenquimatosa, (6,7) cuando el trauma es severo existeuna pérdida de la autorregulación del flujo cerebral que tarda un cierto tiempo en recuperarseaunque el enfermo vuelva a condiciones normales, existiendo también cambios bruscos eimportantes de la PaCO2 y la PaO2 por lo que es necesario la ventilación mecánica en lasprimeras 24 horas, es una causa importante de invalidez en el niño, trae consigo la afectaciónde múltiples sistemas. (8)En la maniobra de intubación del paciente neurológico se rompen los mecanismos de defensanatural del huésped y son factores que favorecen el riesgo de aspiración de agentes externos ala vía aérea favoreciendo la colonización orofaríngea y desarrollo de la neumonía. El trauma de
  6. 6. cráneo es común en los países industrializados siendo en algunos la primera causa de invalidezy muerte en el niño. Del 0,2 al 0,3 de la población europea sufre un trauma cráneo encefálicoalguna vez en su vida. En Estados Unidos se calcula que se produce 7 560.000 traumas cráneoencefálico al año, de estos 10% son fatales y 5% sobreviven con alguna disfunción neurológicaresidual. (9)El trauma encefálico trae consigo el daño cerebral este se divide en primario y secundario; lalesión primaria es la que se produce en el momento del impacto. Puede ser desde una lesiónmínima hasta incluso muerte fulminante. La secundaria se produce por fenómenos que seinician en el momento del impacto, pero se manifiestan clínicamente en la fase posterior y estánrelacionadas con la aparición de lesiones ocupantes de espacio, edema cerebral, hipertensiónintracraneal, isquemia, hipoxia, alteraciones metabólicas e infecciones y depresión respiratoria.(10)En la medicina moderna se han obtenido grandes logros en el control y curso de lasenfermedades que hasta hace poco tiempo se comportaban invariablemente de forma fatal, y através de la forma y pensamiento científico del hombre que surge una respuesta, tal es el casode la utilización de medios mecánicos de ventilación aplicados para prolongar la vida delhombre agobiado por entidades que interfieren en su respiración. A lo largo de los años 70 laelectrónica se incorpora al funcionamiento de los respiradores, mejorando los niveles deexactitud y seguridad, también aparecen en esta época los respiradores específicos para elcampo Pediátrico. (11,12)Nos motivamos a realizar un estudio sobre afecciones neurológicas en la Unidad de CuidadosIntensivos de nuestro Hospital, para ello nos trazamos los siguientes objetivos: determinarafecciones neurológicas más frecuentes; identificar edad, sexo, diagnóstico al ingreso, serviciode procedencia y tiempo transcurrido desde el ingreso hasta iniciada la ventilación ; describirmotivo y tiempo de ventilación; enumerar complicaciones según modalidad ventilatoria; precisarevolución de los pacientes, diagnósticos y acciones de enfermería que más se utilizaron.MÉTODOSe realizó un estudio descriptivo y retrospectivo a los pacientes ingresados por diferentesafecciones neurológicas en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital PediátricoUniversitario Paquito González Cueto de Cienfuegos de enero a diciembre del año 2003.El universo estuvo constituido por los 304 pacientes ingresados en nuestro servicio. La muestrafue representativa en un 12.82% ya que solo se estudiaron los 49 pacientes que ingresaron enel servicio por afecciones neurológicas a través del método aleatorio simple. La recolección delos datos se realizó mediante el expediente clínico por un cuestionario que recoge las siguientesvariables:La distribución de grupos etáreo se realizó según lo establecido por las normas nacionales y labibliografía consultada (2)Edad: - 0-29 días Servicio de procedencia: -1-11 meses - Cuerpo de Guardia - 1-4 años - UCIM - 5-9 años - Unidad Quirúrgica -10-14 años - Neuropediatría - Otros
  7. 7. Diagnósticos al ingreso:- Trauma de cráneo comprende: fractura de cráneo, contusión cerebral y conmoción cerebral- Sepsis de SNC comprende: meningoencefalitis bacteriana, encefalitis y meningitis.- Status convulsivo comprende: epilepsias y convulsiones.Tiempo transcurrido desde el ingreso hasta iniciada la ventilación: <1horas; 1-23 horas; 24-72horas; >72 horas Motivo de ventilación: Tiempo de ventilación: <24 horas- Edema cerebral - 1-5 días- Trastornos hemodinámicos - 6-15 días- Apoyo post-quirúrgico >15 díasEvolución: Fallecido o Rehabilitado.Cuando se analizó las complicaciones se tuvieron en cuenta las posibles durante la intubación,ventilación o extubación En cuanto a los diagnósticos de enfermería nos referimos a los másusados en este tipo de paciente.Todos los datos fueron procesados a través del registro de paciente del servicio y el expedienteclínico, a través de un cuestionario, los datos fueron recolectados a través del procesador deencuesta SPSS, obteniéndose tablas de relación, frecuencia, totales y por ciento.RESULTADOSEn la tabla No. 1 observamos la distribución de pacientes según el grupo etáreo, el diagnósticoa su ingreso en la Unidad de Cuidados intensivos; encontramos que el grupo de 1-4 año fue elgrupo más afectado con un total de 19 pacientes para un 38.77%, le sigue en orden defrecuencia los de 10-14 años con 11 casos para un 22.44%. La sepsis del sistema nerviosocentral predominó como diagnóstico al ingreso con 23 pacientes representando el 46.93% delos casos estudiados.Al analizar tabla No. 2 la relación entre el servicio de procedencia, el tiempo transcurrido desdeel ingreso hasta el inicio de la ventilación y los no ventilados podemos apreciar que el servicioque mayor número de pacientes ingresó en la unidad fue el de cuerpo de guardia con 37 casospara un 75.51%, los demás servicios se presentaron con baja frecuencia. Podemos constatarque de los 7 casos que requirieron ventilación todos fueron en las primeras 24 horas a sullegada a la Unidad 4 (57.15%).En la tabla No. 3 que relaciona el motivo y tiempo de ventilación, podemos apreciar que elmayor número de pacientes predominó en un tiempo de ventilación de 1-5 días con 5 pacientes(71.43%), el motivo que más predominó fue por trastornos hemodinámicos con 4 casos(57.15%), seguido del edema cerebral con 2 pacientes (28.57%), y apoyo post-quirúrgico con 1(14.28%)En la tabla No. 4 las complicaciones presentadas según modalidad ventilatoria nosencontramos que la causa infecciosa, en este caso las neumonías asociadas a la ventilaciónfue la predominante con un total de 4 casos (57.15), seguida de la atelectasia con 2 pacientes(28.57)presentándose el mayor número de complicaciones en la ventilación manométrica 4(57.14%)
  8. 8. En la tabla No. 5 se analiza la evolución de los pacientes según diagnóstico, 3 fallecidos (6.12)del total de casos estudiados, los fallecidos uno por cada patología, en total se rehabilitaron 46(93.87%) pacientes.En la tabla No. 6 tratamos los diagnósticos y acciones de enfermería en el 100% de los casosse utilizó alteración sensoperceptiva, alteración del bienestar y alteración en el patrón delsueño, en el total de los casos ventilados se utilizó patrón respiratorio ineficaz y limpiezaineficaz de vías aéreas, las acciones que más se emplearon, observar estado de conciencia,aspiración de secreciones; cambio de tramos del ventilador; auscultación horaria de amboscampos pulmonares; mantener permeable vías aéreas; cura de las lesiones y catéter venoso; yrealizar cambios posturales.DISCUSIÓNLos resultados alcanzados en la tabla No. 1 explican lo planteado en literatura revisada conrelación a que en las primeras etapas de vida no se ha concluido totalmente el desarrolloinmunológico comportándose inmaduro ante agresiones externas por bacterias que llegan alsistema nervioso central adquiridas principalmente por vía respiratoria (2,4,6). Es por ello que elmayor porciento de los casos estudiados 46.93% sea por sepsis del sistema nervioso central yprincipalmente en menores de 4 años. (13)Cuando analizamos tabla No. 2 corroboramos lo planteado por autores que tanto al pacientecon trauma de cráneo como con sepsis de sistema nervioso central, el edema cerebral es deintensidad variable presentando en su debut inestabilidad hemodinámica y cambios bruscos eimportantes de la PaCO2 y la PaO2 por lo que necesitan de ventilación mecánica en lasprimeras 24, siendo una de las primeras causas de ingreso en las Unidades de CuidadosIntensivos, lo que explica que en nuestro estudio el 75,5% de los casos sean procedentes deCuerpo de Guardia. (14,15) La tabla No. 3 guarda relación con lo planteado por Ruza y Pérez Navarro que el objetivo de laventilación es prestar apoyo a la respiración hasta tanto el paciente recupere la capacidad dehacerlo por sí mismo y lograr una adecuada oxigenación del sistema nervioso central, siendolos trastornos hemodinámicos 4 (57.15%) en nuestro estudio los causantes de la ventilación de1-5 días a estos pacientes (14,15)Ruza plantea que más del 70% de pacientes ventilados presentan como complicaciones lasinfecciones del tractus respiratorio bajo. Nuestro resultado tabla No.4 se corresponde con este ycon la literatura revisada que reporta a la neumonía asociada a la ventilación como másfrecuente en paciente ventilado y en el paciente neurológico con deterioro de su nivel deconciencia es sometido a instrumentación que rompe los mecanismos de defensa del huéspeden su paso de la flora orofaríngea al pulmón a través de sondas, aspiración, favoreciendo lacolonización orofaríngea y desarrollo de la neumonía (4,6) observamos que se comportó consimilar frecuencia para ambas modalidades 2 (28.57%) coincidiendo con toda la bibliografíaconsultada en que no existe relación entre las complicaciones infecciosas y el tipo de modalidadventilatoria utilizada. (16-18)En la tabla No. 5 los resultados pueden suceder gracias a los efectos beneficiosos de laventilación, si bien el pronóstico de los pacientes con insuficiencia respiratoria ha mejoradoconsiderablemente con el advenimiento de las modernas técnicas de asistencia ventilatoria,estas no son inocuas y pueden dar lugar a complicaciones que deben ser adecuadamentereconocidas para posibilitar su prevención y tratamiento. Lo cual nos muestra que los fallecidos
  9. 9. no guardan relación con la ventilación, y si puede ser secundaria a la enfermedad que requirióde esta. (15,17,18)Las categorías diagnosticas y acciones de enfermería más utilizadas se corresponden con lasafecciones neurológicas que presentaron los pacientes (tabla No. 6) cumplen con las directricespropuestas por Patricia (9) y N. Bello (10) relacionado con los aspectos fisiopatológicos queocurren por las alteraciones sufridas a nivel de la bóveda craneana donde aparecenmanifestaciones típicas del sistema nervioso central. (19)CONCLUSIONES FINALES El grupo etáreo que más predominó fue el de 1-4 años con sepsis del sistema nervioso centraly requirieron ventilación mecánica. El cuerpo de guardia fue el servicio que mayor número decasos ingresó en nuestra unidad que requirió ventilación artificial antes de las 24 horas. Lostrastornos hemodinámicos y apoyo post-quirúrgico fueron los motivos de ventilación en lasprimeras 24 horas. La neumonía nosocomial fue la complicación más frecuente en el pacienteventilado. El mayor número de pacientes fue rehabilitado. Todos los casos coinciden lascategorías diagnósticas con sus correspondientes acciones.REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS1- Rogers CM et al. Meningitis. En: Roger CM, editor. Tratado de cuidados intensivos pediátricos. 2ª ed. La Habana: Revolucionaria; 1997.p.477-92.2- Irving Kleiguman BM et al. Infecciones del sistema nervioso central. En: González PC, editor. Tratado de Pediatría; 1997.p.885-94.3- Burton Lee W. Meningitis. En: Burton Lee W, editor. Medicina basada en la evidencia. España: Marban; 1999.p.541-50.4- Fernández Álvarez F. Convulsiones en el paciente pediátrico. En: Fernández Álvarez F editor. Neurología pediátrica. 2ª ed. Bogotá: Editora médica panamericana;1997.p.531-99.5- Mar F, Meilán A. Estatus convulsivo en el niño. En: Ruza Tarrio F, editor. Tratado de cuidados intensivos Pediátricos. 2ª ed. Madrid: Ediciones Normas SL; 1994.p.589-94.6- Pérez Navarro JL et al. Trauma craneoencefálico. En: Ruza Tarrio F, editor. Tratado de cuidados intensivos Pediátricos. 2ª ed. Madrid: Ediciones Normas SL; 1994.p.565-80.7- Bousso A. Atención al paciente neurológico. Stape A, editor. Manual de normas de terapia intensiva pediátrica. Brasil: Sarvier; 2000.p.135-9.8- Ruza Tarrio F. Ventilación mecánica mediante presión positiva intermitente. Bases de su funcionamiento. En: Ruza Tarrio F, editor. Tratado de cuidados intensivos Pediátricos. 2ª ed. Madrid: Ediciones Normas SL; 1994.p.365-421.9- Alfonso del Pino F. Ventilación mecánica. Alfonso del Pino F et al, editores. Guías de prácticas clínicas de terapia intensiva. La Habana: Editora Política; 2001.p.104-26.10- Barone MA. Trauma de cráneo. En: Barone MA. Manual de pediatría hospitalaria. Madrid: Harcourt Brace; 1998.p.402-12.11- Scannel C et al. Respiratory distress in traumatized and Burneo children. J Pediatric Surg1995;30(4):612-4.12- Madagame ET. Swuial and functional outcome of children require mechanical ventilation during therapy for acute bacterial meningitis. Crit care med, 1995;23(7):1279-83.13- Fernández Álvarez F. Afecciones neurológicas en edad pediátrica. En: Fernández Álvarez F, editor. Neurología pediátrica. Bogotá: Editora médica panamericana;1997.p.841-45.14- Santana Faría L, Troster EJ, Beaninger R. Ventilación mecánica. En: Stape A et al, editores. Manual de normas de terapia intensiva pediátrica. Brasil: Sarvier; 2000.p.114-26.
  10. 10. 15- Gilio AE, Shoji Miyake R, Meningitis y meningoencefalitis. En: Stape A et al, editores. Manual de normas de terapia intensiva pediátrica. Brasil: Sarvier; 2000.p.192-7.16- Cisterna R, Basara M, García Rodríguez JA, Muñoz Bellido Jl, Buoza E. Aproximación a la neumonía comunitaria y nosocomial. J R Prous SA. Barcelona; 1996.p.1-75.17- Palomar Martínez M, Serra Vich J. Enfermedades infecciosas. IDEPSA. Madrid; 1998.p.85- 8.18- Torres Martí A. Neumonía nosocomial. En: Farreras - Rozman, editores. Medicina Interna. Barcelona: Doyma; 1996.p.793-9.19- Iyer PV. Proceso y diagnósticos de enfermería. En: Bernoche BJ, Lascay D. Táctica. Nueva York: Interamericana; 1998.ANEXOS.Tabla No. 1. Distribución entre el grupo etáreo y diagnóstico al ingreso. Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos Hospital Pediátrico Universitario Paquito González Cueto. Cienfuegos. Año 2003Diagnostico Grupo etáreo < 1mes 1-11meses 1-4años 5-9años 10-14años Totalal ingreso No. % No. % No. % No. % No. % No. %Trauma de 1 2.04 5 10.2 2 4.08 5 10.2 13 26.53CráneoSepsis delSNC 1 2.04 5 10.2 7 14.28 5 10.2 5 10.2 23 46.93EstatusEpiléptico 3 6.12 7 14.28 2 4.08 1 2.04 13 26.54TOTAL 1 2.04 9 18.36 19 38.77 9 18.36 11 22.44 49 100Fuente: CuestionarioTabla No. 2.Distribución según servicio de procedencia e inicio de la ventilación mecánicaUnidad de Cuidados Intensivos Pediátricos Hospital Pediátrico Universitario.Paquito González Cueto. Cienfuegos. Año 2003 Tiempo transcurrido Pacientes noServicio de inicio ventilación ventilados TotalProcedencia <1h 1-23h No. % No. % No. % No. %
  11. 11. Cuerpo deguardia 2 4.08 2 4.08 33 67.34 37 75.51UCIM 1 2.04 1 2.04UnidadQuirúrgica 1 2.04 1 2.04Neuro pediatría 3 6.12 3 6.12Otros 1 2.04 6 12.24 7 14.29Total 4 8.16 3 6.12 42 89.36 49 100Fuente: CuestionarioTabla No. 3. Distribución según motivo y tiempo de Ventilación mecánica. Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Hospital Pediátrico. Universitario. Paquito González Cueto. Cienfuegos. Año 2003Motivo de Tiempo de ventilaciónVentilación <24h 1-5 días 6-15 días Total No % No % No % No %Edema cerebral 1 14.28 1 14.28 2 28.57TrastornoHemodinámico 4 57.15 4 57.15ApoyoPost-quirúrgico 1 14.28 1 14.28Total 1 14.28 5 71.42 1 14.28 7 100Fuente: CuestionarioTabla No. 4. Distribución según modalidad ventilatoria y complicaciones. Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos Hospital Pediátrico Universitario Paquito González Cueto. Cienfuegos. Año 2003 Modalidad ventilatoriaComplicaciones Volumétrica Manométrica Total No. % No. % No. %
  12. 12. Barotrauma 1 14.28 1 14.28neumoníaasociada a la 2 28.57 2 28.57 4 57.15ventilaciónAtelectasia 2 28.57 2 28.57Total 3 42.85 4 57.14 7 100Fuente: CuestionarioTabla No. 5.Distribución según diagnostico y evolución del paciente. Unidad de Cuidados IntensivosPediátricos. Hospital Pediátrico Universitario. Paquito González Cueto. Cienfuegos. Año 2003. Sepsis del Trauma de Estatus SNC cráneo convulsivo TotalEvolución No. % No. % No. % No. %Rehabilitado 22 44.89 12 24.48 12 24.48 46 93.87Fallecido 1 2.04 1 2.04 1 2.04 3 6.12Fuente: CuestionarioTabla No. 6.Diagnósticos y acciones de enfermería Más utilizados en los pacientes estudiados.Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Hospital Pediátrico Universitario Paquito GonzálezCueto. Cienfuegos. Año 2003. Diagnósticos de Acciones de Enfermería Enfermería más usados No. No. - Alteración en la - Verificar estado de percepción sensorial 49 conciencia 20 - Patrón respiratorio - Aspiración de ineficaz 18 secreciones 16 - Limpieza ineficaz de vías 18 - Mantener permeables vías aéreas 20 vías aéreas 40 - Deterioro del intercambio - Cambiar tramos del gaseoso 9 ventilador c/72h 14 - Hipertermia 22 - Auscultar ambos campos pulmonares 18 - Deterioro de la integridad - Aplicar compresas cutánea 14 y despojar de ropas 22 - Deterioro de la mov. física 10 - Observar coloración de piel y mucosas 18
  13. 13. - Alteración del bienestar 49 - Medir diuresis y estado de hidratación 23 - Alteración del patrón - Curar lesiones diario 20 del sueño 49 - Incapacidad para mantener - Baño diario 49 la ventilación espontánea 18 - Apoyo psicológico a - Exceso de volumen de familiares 49 líquido 20 - Realizar cambios - Respuesta ventilatoria postulares 36 disfuncional al destete 6Fuente: Cuestionario CUESTIONARIO1- Edad _____ menor de 29 días _____ 1 mes – 11 meses _____ 1 - 4 años _____ 5 - 9 años _____ 10 -14 años2- Diagnóstico al ingreso _____ Sepsis del sistema nervioso central _____ Trauma de cráneo _____ Status convulsivo3 - Servicio de procedencia 4- Motivo de ventilación _____ Cuerpo de Guardia _____ Apoyo posquirúrgico _____ Cuidados intermedios _____ Edema cerebral _____ Neuro pediatría _____ Trastornos hemodinámicos _____ Unidad quirúrgica _____ Otros5 - Tiempo entre el ingreso e inicio de la ventilación _____ Menor de 1 hora _____ 1 – 23 horas _____ 24 – 47 horas _____ 48 – 71 horas _____ Más de 72 horas6 – Tiempo de ventilación 7- Complicaciones _____ Menor de 24 horas _____ Barotrauma _____ 1 - 3 días _____ Atelectasia _____ 4 – 6 días _____ Laringitis _____ 7 - 15 días _____ Neumonía asociada a la ventilación _____ Más de 15 días _____ Otros8 – Evolución _____ Rehabilitado _____ Fallecido9 – Diagnósticos y acciones de enfermería más utilizados.
  14. 14. HOSPITAL UNIVERSITARIO “MANUEL FAJARDO”USO DE LA REANIMACIÓN CON SOLUCIÓN SALINA HIPERTÓNICA. UNA ALTERNATIVA EN CIRUGÍA. Autores: DR. JUAN C. BARRERA ORTEGA. * DR. CARLOS A. ROMERO DÍAZ. ** DR. ORESTES N. MEDEROS CURBELO. *** DR. JESÚS M. VALDÉS JIMÉNEZ. **** DR. ALEXIS CANTERO RONQUILLO. *** PROFESOR ASISTENTE, ESPECIALISTA DE SEGUNDO GRADO EN CIRUGÍA GENERAL.** PROFESOR AUXILIAR, ESPECIALISTA DE SEGUNDO GRADO EN CIRUGÍA GENERAL.*** PROFESOR TITULAR, ESPECIALISTA DE SEGUNDO GRADO EN CIRUGÍA GENERAL,DOCTOR EN CIENCIAS MÉDICAS.**** ESPECIALISTA DE PRIMER GRADO EN CIRUGÍA GENERAL. DIRECCIÓN: ZAPATA Y D, VEDADO, CIUDAD DE LA HABANA, CUBA. TELÉFONO: 55-2453. E-MAIL: noemed@infomed.sld.cuRESUMENSe presentan 32 enfermos con shock hipovolémico tratados en su fase inicial de reanimaciónvolumétrica con solución salina hipertónica evaluando la respuesta clínica a este método.OBJETIVO: Mostrar las posibilidades que ofrece las soluciones salinas hipertónicas para lareanimación inicial en el shock hipovolémico. RESULTADOS: La respuesta clínica fueadecuada permitiendo la recuperación de parámetros de monitoraje periféricos (diuresis, pulso,tensión. Al iniciar la reanimación, la Presión Arterial Media variaba en un rango de 42 a 63 mmde Hg, llegando a los 10 minutos a un rango entre 68 y 86 mm de Hg, manteniendo estospacientes la estabilidad hemodinámica para las conductas posteriores. CONCLUSIONES: Lareanimación con solución salina hipertónica es un método eficaz para el tratamiento inicial delshock hipovolémico con respuesta clínica a corto tiempo y complicaciones escasa y de fácilcorrección.INTRODUCCIÓNDe todos es conocido que uno de los objetivos del médico que enfrenta una emergencia esrestaurar los parámetros hemodinámicos a valores normales y detener las desagradablesconsecuencias del Shock hipovolémico para tal fin se han usado a lo largo de los añossoluciones isotónicas y coloides. Velasco en 1980 reporta la resucitación rápida en perros conshock hemorrágico con pequeños bolos de solución salina hipertónica al 7,5%. (1)Estudios en animales y humanos han demostrado que la solución salina hipertónica enpequeño volumen de 3 a 6 ml/kg mejora rápidamente la función cardiovascular y metabólica,por una combinación de volumen plasmático, vasodilatación sistémica y aumento delrendimiento miocárdico, sin acumulación excesiva de líquidos. (2,3)MATERIAL Y MÉTODOSSe presentan 32 enfermos tratados en el HOSPITAL MANUEL FAJARDO durante el 2002 y el2003 por presentar cuadros de shock hipovolémico tratados en su fase de reanimación con
  15. 15. solución salina hipertónica. Todos los pacientes fueron clasificados según el tipo de shock,analizando variables como respuesta clínica inicial y diuresis en la primera hora evaluando lascomplicaciones del método de reposición rápida de volumen. (4-6)METODOLOGÍA Y APLICACIONES CLÍNICASSe administra 4ml/Kg de una solución de cloro sodio hipertónica al 7.5% lo cual existe en elmercado, pero que en nuestro medio lo preparamos agregándole a la solución salina isotónica0,9%, tantas ámpulas de ClNa hipertónica sean necesarias para realizar la conversión, de unamanera práctica se podría utilizar una solución compuesta con los siguientes ingredientes: 300 ml de ClNa 0,9% 160 ml de ClNa hipertónico (8 ámpulas) 40 ml de agua destilada o dextrosa al 5% 500ml de ClNa al 7.5%RESULTADOSVariadas fueron las causas de shock hipovolémico destacando los sangramientos digestivos(10 de localización alta y 3 bajos), los sangramientos postoperatorios, los traumas cerrados deabdomen con lesión de víscera maciza, las heridas por arma blanca en partes blandas (dos conlesiones vasculares importantes) y el embarazo extrauterino (tabla 1.) Las edades estuvieronentre la tercera y la sexta década de la vida, teniendo el enfermo de mayor edad 66 anos. Elsexo fue proporcional con predominio ligero del masculino.La mayoría de los enfermos tenían un shock hipovolémico clase 2 y 3, estando en estos gruposel 65.6% del total y el resto de forma similar en los tipos 1 y 4 (tabla 2).La respuesta a la reanimación fue rápida con excelentes resultados en el 59.3%, ligera en 10enfermos y sin respuesta adecuada en el 9.5% (tabla 3).Los parámetros de monitoraje externo tuvieron cambios significativos, el pulso periférico serecupero en el 100% a los pocos minutos al igual que la tensión arterial, en relación con ladiuresis en la primera hora en el 47% la diuresis era superior a los 50ml/h y el 34.3% oscilabaentre los 30 y los 50 ml, no logrando en ese periodo subir la diuresis por encima de 30ml en el18.7% (tabla 4). En los 32 pacientes la presión arterial media variaba en un rango de 42 a 63mm Hg, llegando a los 10 minutos entre 68 y 86 mm Hg, manteniendo estos pacientesestabilidad hemodinámica para las conductas posteriores.Solo se presentaron complicaciones en cuatro enfermos, en 3 hipernatremia mayores de 160mEq/l, en el otro hipotensión arterial, tratados todos con una respuesta adecuada.DISCUSIÓNEstá demostrada que con la reanimación con soluciones salinas hipertónicas se logran 3elementos vitales para el equilibrio hemodinámico que son: Expansión del volumen plasmático Vasodilatación Aumento de la función miocárdica.Con este método hay un rápido flujo desde la célula al espacio vascular que disminuye a los 10minutos, aumentando el volumen plasmático de 3 a 5 ml por cada ml de solución salinahipertónica, con rápida mejoría de la función vascular (7,8). También se logra minimizar la
  16. 16. función endotelial y se normaliza el diámetro capilar lo que sugiere que la hidratación con estasolución tiene una habilidad específica para restaurar el flujo capilar y evitar la hipoxia celular,contrarrestando la disfunción endotelial que eleva la resistencia capilar impidiendo el paso de lasangre a través del lecho de la microcirculación, evento que caracteriza al shock hemorrágico.Además la solución salina hipertónica tiene un profundo efecto vasodilatador en la circulaciónperiférica que esta mas relacionado con la hiperosmolaridad que con la solución mismaproduciendo además un sustancial aumento del flujo coronario. (9-12)Se han reportado hipotensión arterial cuando la velocidad de infusión supera 1 ml/kg/min, esteefecto es fugaz seguido de un incremento de las cifras funcionales progresivas.Se sugiere que la SSH tiene efecto ionotropo positivo y se han invocado diferentes causas:1. Aumento de osmolaridad plasmática.2. Deshidratación del miocito cardiaco.3. Incremento del calcio intracelular.4. Disminución del factor depresor del miocito.Este efecto es controversial y ha sido negado por diferentes autores. (9)Debido a que los efectos de la SSH son transitorios y tienden a desvanecerse en 30 minutos,coloides como el Dextrán han sido evaluados para prolongar y mantener la mejoríahemodinámica, en caso de shock hemorrágico constituye una buena opción en la que sedispone de la sangre del banco.Las indicaciones clínicas del SSH son las siguientes:1. Resucitación en el trauma. (10)2. Resucitación en el quemado una las primeras horas. (13)3. Resucitación en el trauma de cráneo. (14)4. Cirugía cardiovascular. (15)5. Resucitación en pacientes con alto riesgo cardiaco. (11)Los efectos adversos descritos son:1. Desequilibrio hidroelectrolítico: hipernatremia e hiperosmolaridad.2. Hipotensión arterial sí infusión rápida: Debe ser administrada menor de 1 ml/kg/ min.3. Hemorragia incontrolable4. Deshidratación.Todas estas complicaciones son factibles de corrección médica.CONCLUSIONES*La reanimación con solución salina hipertónica es eficaz para el tratamiento del shockhemorrágico.*Se obtiene buena respuesta terapéutica en corto tiempo, permitiendo la reposición de sangreposteriormente.*Las complicaciones del método son pocas y de fácil corrección.BIBLIOGRAFÍA
  17. 17. 1. Velasco IT, Pontieri M, Rocha E. Hypertonic NaCl and severe hemorrhagic shock. Am J Physiology 1980;239:H664-73.2. Traverse LW, Bellamy RF, Hollenbach SJ. Hypertonic sodium chloride solutions: Effect in hemodynamics and survival after hemorrhage in swine. J Trauma 1989; 27:32-9.3. Armistead CW, Vincent JL, Preiser JC. Hypertonic saline solution-hetastarch for fluid resuscitation in experimental shock. Anesth Analg 1989;69:714-20.4. Kien ND, Antognini JJ, Reilly DA. Small-volume resuscitation using hypertonic saline emproves organ perfusion in burned rats. Anesth Analg 1996;83:782-8.5. Onarheim H. Fluid shifts following 7% hypertonic saline (2400 mosm/L) infusion. Shock 1995;3:350-4.6. Kien ND, Moore PG, Reitan JA. Cardiac and vasomotor responses to hypertonic saline. In: Okada K, Agata H, editors. Shock, From Molecular and Cellular Level to Whole Body. New York, NY, Elsevier; 1996.p.355-61.7. De Felippe J Jr, Timoner J, Velasco IT. Treatment of refractory hypovolemic shock by 7.5% sodium chloride injections. Lancet 1980,2:1002-4.8. Kien ND, Moore PG, Pascual JMS. Effects of hypertonic saline on regional function and blood flow in canine hearts during acute coronary occlusion. Shock 1997;7:274-81.9. Constable PD, Muir WW, Binkley PF. Hypertonic saline is a negative inotropic agent in normovolemic dogs. Am J Physiology 1994;267:H667-77.10. Vassar MJ, Perry CA, Gannaway WL. 7.5% Sodium chloride/dextran for resuscitation of trauma patients undergoing helicopter transport. Arch Surg 1991;126:1065-72.11. Ellinger K, Fahnle M, Schroth M. Optimal preoperative titrated dosage of hypertonic- hyperoncotic solutions in cardiac risk patients. Shock 1995;3:167-72.12. Junger WG, Coimbra R, Liu FC. Hypertonic saline resuscitation: A tool to modulate immune function in trauma patients? Shock 1997;8:235-41.13. Horton JW, White J, Baxter CR. Hypertonic saline dextran resuscitation of thermal injury. Ann Surg 1990;211:301-11.14. Fisher B, Thomas D, Peterson B. Hypertonic saline lowers raised intracranial pressure in children after head trauma. J Neurosurg Anesth 1992;4:4-10.15. Boldt J, Kling D, Weidler B. Acute preoperative hemodilution in cardiac surgery: Volume replacement with a hypertonic saline-hydroxyethyl starch solution. J Cardiothor Vasc Anesth 1991;15:23ANEXOS Tabla No. 1. Causas de Shock HemorrágicoSangramiento 13 40,6%DigestivoSangramiento 6 18,7%PostoperatorioRuptura de víscera 5 15,6%MacizaHerida de partes 5 15,6%BlandasEmbarazo 3 9,3%Ectópico
  18. 18. Total 32 100,0%Fuente: Historias Clínicas Tabla No. 2. Clasificación Inicial del ShockClasificación Numero PorcientoCLASE 1 5 15,6%CLASE 2 9 28,1%CLASE 3 12 37,5%CLASE 4 6 18,7%TOTAL 32 100,0%Fuente: Historias Clínicas Tabla No. 3. Respuesta a la Resucitación Inicial con SSHRespuesta Numero PorcientoRápida 19 59,3%Transitoria 10 31,2%Sin Respuesta 3 9,5%Total 32 100,0%Fuente: Historias Clínicas Tabla No. 4. Diuresis en la Primera Hora Diuresis Numero Porciento<30ml/hora 6 18,7%30-50ml/hora 11 34,3%>50ml/hora 15 47,0%Total 32 100,0%Fuente: historias clínicas
  19. 19. Tabla No. 5. Complicaciones Complicaciones No. % Hipernatremia > 3 9,3% De160mlq/l Hipotensión Arterial 1 3,1%Fuente: historias clínicas HOSPITAL GENERAL CLÍNICO QUIRÚRGICO MUNICIPAL “LUIS ALDANA PALOMINO”. ASPECTOS RELEVANTES EN EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA INTEGRADO DE URGENCIAS MEDICAS EN AMANCIO RODRÍGUEZ. AÑOS 2001-2002. AUTORES: DR. LIBAN HERNÁNDEZ MONTEAGUDO. * DR. CARLOS ALBERTO ESCALONA RAMOS. ** LIC. CARMELO FUENTES CASTELLANOS. *** DR. PABLO HERNÁNDEZ ÁLVAREZ. **** DRA. NELYS REYES WILLIAM. ****** Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral. Diplomado en MedicinaIntensiva del Adulto.** Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Diplomado en Medicina Intensiva delAdulto. Instructor Adjunto de Biología Celular y Molecular I.*** Licenciado en Enfermería. Diplomado en Emergencias Medicas.**** Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Diplomado en Medicina Intensivadel Adulto. Instructor Adjunto de Psicología I.***** Especialista de Primer Grado en Microbiología. Instructor Adjunto de Metodologíade la Investigación. Ave Sergio Reinó s/n Amancio, Las Tunas, Cuba. Teléfono: 92012-92384 Contactar con: marcos@disa,ltu.sld.cu; Nelys@disa.ltu.sld.cu o Pablo@disa.ltu.sld.cu.RESUMEN: Se realizó un estudio retrospectivo, observacional, con los pacientes atendidos enlas diferentes áreas del Sistema Integrado de Urgencias Medicas en el municipio Amancio, lamuestra estuvo constituida por 76 400 pacientes atendidos en el año 2001 y 67 936 atendidosen el año 2002. Con el objetivo de analizar los principales aspectos de su funcionamiento enel año 2002, comparándolo con el año 2001. Se tuvieron en cuenta las variables número depacientes atendidos y nivel de atención, interconsulta, remisión; ingreso en el hogar, en salade Observación, en sala UCIE y en el Hospital; causa de ingreso en observación y MNT deurgencia. Los datos fueron recogidos de los registros primarios y confrontados con el resumenanual del Departamento de Estadísticas del municipio. La información se analizo utilizando eltanto por ciento como medida de frecuencia, procesada en una PC y los resultados sepresentan de forma tabular y gráfica. Se concluye que el funcionamiento del que elfuncionamiento del Sistema de Urgencia de la Atención Primaria de Salud provocó un aumentode los casos atendidos en los Consultorios Médicos de Urgencias, logrando impacto al reduciren un 22.7% los pacientes atendidos en la Unidad de Urgencias Médicas del Hospital Municipal.Hubo un incremento del número de interconsultas y disminuyeron las remisiones desde el áreade salud al Hospital. La cadena de ingresos se desplaza desde el Hospital a la Atención
  20. 20. Primaria de Salud (reducción del 20% de ingresos hospitalarios). El Dolor Abdominal, lasNeoplasias, los Traumatismos y la Deshidratación fueron las patologías más frecuentes queingresaron y se obtuvo un promedio de estadía de 7,24 horas en la sala de observación delHospital. Existió un incremento del reporte en todas las técnicas de la Medicina NaturalINTRODUCCIÓN.Los sistemas de Servicios de Urgencias-Emergencias (SUE) médica son entidades, cuyoobjetivo es la prestación de asistencia médica en los ambientes pre y hospitalarios, a personaso grupos de individuos que se encuentren en situaciones de urgencia o emergencias. Elsistema está preparado y equipado para ofrecer transportación a las víctimas desde el sitio dela urgencia hasta la institución de salud donde reciben tratamiento definitivo (1).En Cuba, el Ministerio de Salud Pública, como parte de la estrategia de desarrollar la UrgenciaMédica como una concepción más amplia de la Atención Primaria de salud, organiza enDiciembre de 1995 el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM), que funciona hoy entodo el país; y que tiene como misión la organización de la atención de urgencia y emergenciasmédicas desde la Comunidad, Consultorios, Policlínicos, Coordinaciones de Ambulancias deUrgencias Municipal y de Emergencia Provincial hasta la Emergencia y las TerapiasHospitalarias, mediante un proceso de evaluación y decisión médica a través de cuatrosubsistemas asistenciales: el programa de socorrismo, la red de urgencia primaria, laemergencia móvil y hospitalaria, y las terapias intensivas e intermedias (2). De esta forma sematerializa un brillante proyecto de repercusión en la calidad de la asistencia médica en losservicios de atención al grave; antes de su apertura muchos pacientes críticos no podíandisponer de este servicio, o se le brindaba sin la calidad necesaria. Estas no son simplespalabras, la práctica clínica diaria y lo reportado por diversos trabajos en todo el país; así loconfirman (3-11).En la provincia de las Tunas, el SIUM se inaugura en el año 1998 y con posterioridadcomienza a funcionar en el municipio de Amancio, donde se han obteniendo resultadosalentadores que muestran impacto (12); por todo lo anterior estuvimos motivados a realizar unestudio del comportamiento del SIUM en nuestro municipio, abordando los principales aspectosde su funcionamiento en el año 2002, comparándolo con el año 2001.OBJETIVOS.GENERAL: Conocer el comportamiento del SIUM del Municipio Amancio Rodríguez en el año2002, comparándolo con el año 2001.ESPECÍFICOS:Analizar el número de casos vistos por el sistema, el número de interconsultas y remisiones delos Consultorios Médicos de Urgencias (CMU), el numero de ingresos en el sistema, el numerode ingresos en sala de Observación del Hospital y sus causas, así como el uso de la MedicinaNatural y Tradicional de urgenciasMATERIAL Y MÉTODO.Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo observacional con los pacientes atendidos en lasdiferentes áreas del SIUM en Amancio, en los años 2001-2002.Universo y Muestra: Constituido por 76 400 pacientes atendidos en año 2001 y 67 936pacientes atendidos en el año 2002.
  21. 21. Metódica: Los datos fueron obtenidos de los registros primarios de atención médica deurgencia (hoja de cargo) de los médicos de guardia de los CMU, de los médicos de la Atenciónprimaria de Salud (APS) y de la Unidad de Urgencias Medicas del Hospital (UUM-H), delregistro primario de la sala de Observación y de la sala de Cuidados Intensivos Emergentes(UCIE); estos datos fueron confrontados con el resumen anual del Departamento deEstadísticas. Se tuvieron en cuenta las variables que dieran salida a los objetivos de lainvestigación (número de pacientes atendidos y nivel de atención, interconsulta, remisión;ingreso en el hogar, en sala de observación, en sala UCIE y en el Hospital; causa de ingresoen observación y MNT de urgencia). La información se analizo utilizando el tanto por cientocomo medida de frecuencia, procesada en una PC y los resultados se presentan de formatabular y gráfica.RESULTADOS Y DISCUSIÓN.En el período de estudio fueron atendidos un total de 76 400 pacientes en el año 2001 y 67 936pacientes en el año 2002, con una reducción de 22 762 pacientes menos (-22,7%) atendidosen la UUM-H y un aumento de 14 328 pacientes vistos en los CMU. Estos resultados son laconsecuencia de la apertura de Subsistema de Urgencias de la APS en el municipio (12) y delperfeccionamiento de su funcionamiento. Villasuso Fernández y Mesa Chaviano reportan unadisminución de la afluencia de pacientes atendidos en los hospitales de un 55,4% (año 1999) yun 74% (año 2000) en un estudio en Santa Clara (6), por su parte Falcón Hernández ycolaboradores encontraron una reducción del 37% de casos atendidos en el nivel secundario yun aumento de los pacientes atendidos en los CMU entre los años 1997-2000 y (4) y enCamagüey existió una reducción de los casos vistos en los hospitales de un - 12.3% y 20.5%en los años 2000-2001 (8). Ver gráfica No 1.En el periodo de estudio se produjo un incremento de 66 lnterconsultas y una disminución delnúmero de remisiones de 424 menos en el año 2002 con respecto al año 2001 desde los CMUa la UUM- Hospital. Este es un aspecto importante porque los pacientes con enfermedadescrónicas con inadecuado seguimiento, condiciones sociales hostiles y dependencia a fármacos(10) podrían beneficiarse con el uso adecuado de esta estrategia de interconsulta con laUnidad de Urgencias de referencia. En un estudio en Santa Clara el numero de interconsultasde pacientes aumentó de un 1% en 1996 a un 2.3% y 2.2% en los años 1998 y 1999 (6). EnJimaguayú y Najasa (Provincia Camagüey) reportan un 31.3% de pacientes remitidos desdeel área de salud al nivel secundario (7), en la misma provincia otro estudio señala que lasremisiones al hospital son muy superiores en número que las remisiones al Punto Principal deUrgencia pero se observa un aumento mayor en las remisiones a este ultimo (8), y de Varona ycolaboradores aseguran aumentaron las remisiones y vemos que hay más interrelación con lapoliclínica principal de urgencia (5) y finalmente en Ciudad Habana solo el 6,8% asistió alservicio de urgencias con una remisión del médico del área (9). Ver gráfico No 2.En este periodo aumentaron los ingresos en el hogar en 550 pacientes en el año 2002 conrespecto al año 2001 para un más 24.4%. Paradójicamente también aumentaron los ingresosen la sala de observación en 162 pacientes (+18.1%) y en la UCIE mas 97 pacientes (+21.3%);pero el impacto principal se logro en la disminución más de un 20% de los ingresoshospitalarios por lo que de esta forma se logro propósito de desplazar la cadena de ingresosdesde el hospital hacia la APS. En la bibliografía consultada señalan que el ingreso en elhogar no se está aplicando en toda su potencialidad; esto puede deberse a que el personal desalud no ha interiorizado la importancia y las ventajas que representa, tanto para el paciente ysu familia, como para la sociedad (13-15). Además se reporta una pobre variación en los
  22. 22. ingresos en salas de observación y de atención al grave y disminución de los ingresos en lassalas de la atención secundaria (4,5); con lo cual coincidimos en nuestro estudio. Ver TablaNo1.En cuanto a las causas de ingreso en la sala de observación de la UUM-H observamos que elDolor Abdominal (18,5%), las Neoplasias (10,3%), los Traumatismos (10,2%) y Deshidratación(8,3%) son las que predominaron en ese orden. Llama la atención que aun se manejanenfermedades potencialmente graves en la Sala de Observación y que debían ser atendidas enla sala de Cuidados Intensivos Emergentes (UCIE), como el caso de la Insuficiencia Cardiaca yla Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC), aunque su incidencia es baja. Moran Pérez ycolaboradores señalan a la Hipertensión Arterial (HTA), Enfermedad Diarreica Aguda (EDA) yCólico Nefrítico como las causas fundamentales de ingreso (8); por su parte otros autoresplantean otro orden en las causas de morbilidad (6,16-19). Como se puede apreciar estosresultados son variables y dependen de la morbilidad de cada territorio y de la muestra de cadaserie. Ver tabla No 2.El promedio de estadía en sala fue de 7,24 horas (límite superior 12,55 h y límite inferior 360h); en Holguín se señalaron promedios de estadía bajo de 4,8 horas (20), este resultado debeconstituir una pauta para encausar nuestro trabajo con el objetivo de disminuir este parámetro;no obstante pensamos que tuvo gran peso la pobre disponibilidad de camas en el Hospital. Elpromedio de estadía por patología más bajo fue de 3.60 horas para los con pacientes con eldiagnóstico de Insuficiencia Cardiaca, que posiblemente se debió a que el Servicio de Atenciónal Grave priorizó estos casos para su pronto traslado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).Ver Tabla No 2.En cuanto al uso de la MNT de urgencia observamos que en los CMU existió un aumento demás 24.07 procederes aplicados y en la UUM-H se aplicaron mas 2168 procederes en el año2002 con respecto al 2001; es llamativo señalar el incremento en todas las técnicas de la MNT,sobresalen en este aspecto el aumento de los casos a los que se aplico la acupuntura, lamoxibustión y el empleo de la hipnosis en los CMU y en la UUM-H. En la bibliografíaconsultada se señala un aumento del uso de la MNT con predominio de la acupuntura (5,8,20),coincidiendo este resultado con ese reporte. Por todo ello podemos concluir que el año 2002 seobtuvieron alentadores resultados con el uso de la MNT de urgencia y se incorporaron nuevastécnicas para su uso en la urgencia. Ver Tabla No 3.CONCLUSIONES1- El funcionamiento del SIUM en la APS provocó aumento de los casos atendidos en los CMU,logrando impacto al reducir en un 22.7% los pacientes atendidos en la UUM-Hospital.2- Hubo un incremento del número de ínter consultas y disminuyeron las remisiones desde losCMU a la UUM- Hospital de un año en otro, hecho que favoreció a los pacientes conenfermedades crónicas con inadecuado seguimiento o con condiciones sociales hostiles ydependientes de fármacos.3- La cadena de ingresos se desplaza desde el Hospital a la Atención Primaria de Salud(reducción del 20% de ingresos hospitalarios).4- El Dolor Abdominal, las Neoplasias, los Traumatismos y la Deshidratación fueron laspatologías más frecuentes que ingresaron en sala de Observación. De la UUM-Hospital.5- Se obtuvo un promedio de estadía de 7,24 horas (límite superior 12,55 h y límite inferior 360h) en Sala de Observación de la UUM-H.
  23. 23. 6- Existió un incremento del reporte en todas las técnicas de la MNT de urgencia,sobresaliendo la acupuntura, la moxibustión y el empleo de la hipnosis en los CMU y en laUUM-HBIBLIOGRAFÍA1- Organización Panamericana de la Salud. Grupo de Trabajo de Expertos en Políticas deDesarrollo en sistemas Nacionales de Servicios de Urgencia Médica: Informe de la reunión deExpertos (10-12 de septiembre de 1997, México). Washington: División de desarrollo desistemas y servicios de salud, 1998 (serie 13): 11-3.2- Sosa Acosta A. Conferencia Central. II Congreso Internacional de Urgencias, Emergencias yMedicina intensiva. Ciudad Habana. 16 abril 2002:2-46.3- Vásquez V, Pardo G, Fernández G, Canals M, Delgado MA, Navas M. Porque nuestrospacientes acuden a los departamentos de urgencia hospitalarios. Aten Primaria 2000;25(3):172-5.4- Falcón Hernández A, Navarro Machado VR, Rodríguez Suárez G, Cueto Eduarte I.Demanda de asistencia médica para las urgencias. Tendencias provincia Cienfuegos, 1997-2000. En URGRAV’2002. La Habana: II Congreso Internacional de Urgencias, Emergencias yMedicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1249-56.5- De Varona Felipez I, Bujardon Perdomo Z, Ramírez E, Díaz Aguada S. Caracterización delsubsistema de urgencia. Año 1999 y 2000. En URGRAV’2002. La Habana: II CongresoInternacional de Urgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1194-8.6- Villasuso Fernández K, Mesa Chaviano MA. Sistema Integrado de Urgencias Médicas.Comportamiento en el municipio de Santa Clara. En URGRAV’2002. La Habana: II CongresoInternacional de Urgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1408-25.7- Escobar Alfonso V, Pastor García A, Duque-Estrada Robles L, Sarrosa Gala R, SarozaGonzález R. La atención de urgencia hospitalaria según grado de satisfacción en dos áreas desalud. Camagüey. En URGRAV’2002. La Habana: II Congreso Internacional de Urgencias,Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:763-71.8- Morán Pérez V, Callejas Sánchez T, Saroza Gala R, Duque-Estrada Robles L.Comportamiento del subsistema de Atención Primaria. Municipio Camagüey. Primer semestrequinquenio 1997 – 2001. En URGRAV’2002. La Habana: II Congreso Internacional deUrgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19: 1276-81.9- Hernández García R, Sosa Acosta A, Castro Pacheco BL, Acevedo Castro BL. Demanda deurgencias del nivel primario en el secundario. En URGRAV’2002. La Habana: II CongresoInternacional de Urgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1249.10- Justo I, Arnaez S, Balcindes S, García G, Yee S. Pacientes de alta recurrencia a serviciosde urgencias en atención primaria: Estudio de intervención. En URGRAV’2002. La Habana: IICongreso Internacional de Urgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1365.11- Reyes Romero CM. Relación Servicio de Emergencia – Unidades de Cuidados Intensivosen la atención a la emergencia médica. En URGRAV’2002. La Habana: II CongresoInternacional de Urgencias, Emergencias y Medicina intensiva; 2002 Apr 16-19:1356.12- Escalona Ramos CA, Hernández Álvarez P, García Carbonell JL, Fuentes Castellanos C.Impacto del Subsistema de Urgencias de la Atención Primaria de Salud en el Subsistema deUrgencia Hospitalario. Rev Elect Zoilo Marinello Vidaurreta 2000;11( 4):20-8.13- Vera Miyar CR, Fernández Aspiolea E, Alonso Freyre JL, Basanta Marrero L, ZuazagaCabreras G. Comportamiento del ingreso en el hogar. Rev Cubana Med Gen Integr2001;17(5):429-34.14- Rombicek J, Salvatore A, Kauka G, Wierska C. Servicios de internación domiciliaria parapacientes con enfermedades agudas. Rev Panam Salud Públ 1999;6:172-5.
  24. 24. 15- Marques Morales. Grado de satisfacción con el ingreso en el hogar. Rev Cubana Med GenIntegr 2002;5:20-9.16- Pereda Rodríguez J, Díaz Sánchez I, Pereda Rodríguez R. Urgencias clínicas. Algunasvariables de interés. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(4):321-8. 17- Pereda Rodríguez, J; Díaz Sánchez, I; Pereda Rodríguez, R. Urgencias clínicas.Comportamiento según su gravedad. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(4):329-35.18- Domínguez León JL, Jiménez Mendilú I, Cedeño Donet M, Sáez Gálvez R. SistemaIntegrado de Urgencias Médicas. Experiencia en nuestro medio. Revista Electrónica "ArchivoMédico de Camagüey" 2002;6(1).19- Sosa Bosch D, Gómez Torres JM, De Oriente Romero L, Bordies F, Escandón Díaz CM.Mortalidad en el cuerpo de guardia. Indicadores de impacto posterior a la estructuración delservicio de urgencias. En URGRAV’99. La Habana: I Congreso Internacional de Urgencias yatención al Grave; 1999:157-8.20- Colón Díaz L, Seda Martínez LM. Resultados de la implantación del Policlínico Principal deUrgencias. Mayo 1997-1998, Mayarí, Holguín. En URGRAV’99. La Habana: I CongresoInternacional de Urgencias y Atención al Grave; 1999:115-6.GRÁFICO No 1: DISTRIBUCIÓN DE PACIENTES ATENDIDOS EN LOS DIFERENTESNIVELES DEL SIUM. AMANCIO. AÑOS 2001-2002. 100000 80000 60000 CMU UUM-H 40000 Total 20000 0 2001 2002 DiferenciaFUENTE: HOJA DE CARGO. RESUMEN ANUAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADÍSTICASGRÁFICO No 2: FRECUENCIA DE LA INTERCONSULTA Y LA REMISIÓN DESDE LOSCMU A LA UUM HOSPITAL. AÑOS 2001-2002 1200 1000 800 600 Interconsulta 400 Remisión 200 0 2001 2002 DiferenciaFUENTE: HOJA DE CARGO. RESUMEN ANUAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADÍSTICA
  25. 25. TABLA No 1: COMPORTAMIENTO DE LA CADENA DE INGRESOS EN EL SIUM.AMANCIO. AÑOS 2001-2002 CADENA DE 2001 2002 DIFERENCIA INGRESOS # % EN EL HOGAR 1705 2255 + 550 + 24.4 UUM- H 735 897 + 162 + 18.0 (OBSERVACIÓN) UCIE 358 455 + 97 + 21.3 SALAS DEL HOSPITAL 63 264 52 673 - 10 573 - 20.2FUENTE: HOJA DE CARGO. RESUMEN ANUAL DEL DEPARTAMENTO DEESTADÍSTICAS.TABLA NO 2: CAUSA DE INGRESO Y PROMEDIO DE ESTADÍA EN SALA DEOBSERVACIÓN DE LA UUM- HOSPITAL. AMANCIO. AÑOS 2001-2002 CAUSA DE INGRESO 2001 2002 TOTAL PROMEDIO ESTADÍA (HORAS) DOLOR ABDOMINAL 172 165 310 4.31 NEOPLASIAS 97 100 202 8.39 TRAUMATISMOS 117 90 170 7.24 DESHIDRATACIÓN 100 74 144 5.06 INTENTO SUICIDA 73 34 100 4.28 CÓLICO NEFRÍTICO 76 49 99 8.92 DIABETES MELLITUS 106 44 97 6.78 ASMA BRONQUIAL 54 33 76 8.14 EPOC 31 29 59 3.60 NEUMONÍA 79 21 35 12.55 INSUFICIENCIA CARDIACA 45 11 56 4.10 SOSPECHA DE 75 55 120 8.53 LEPTOSPIROSIS OTRAS CAUSAS 112 210 447 10.35 TOTAL 1217 897 1 715 7.24FUENTE: HOJAS DE CARGO. REGISTRO PRIMARIO DE SALA DE OBSERVACIÓN.RESUMEN ANUAL DEL DEPARTAMENTO DE ESTADÍSTICASTABLA No 3: USO DE LA MNT DE URGENCIAS EN EL SIUM. AMANCIO.AÑOS 2001-2002TÉCNICA DE MNT CMU UUM- HOSPITAL 2001 2002 DIFEREN 2001 2002 DIFEREN CIA CIA
  26. 26. ACUPUNTURA 411 1549 + 1 138 411 1 549 + 1 138MOXIBUSTIÓN 116 678 + 572 100 678 + 578VENTOSA 80 160 + 80 40 160 + 120HIPNOSIS 0 183 + 183 6 183 + 177DIGITOPUNTURA 42 112 + 70 67 112 + 145ELECTROESTÍMULO 12 54 + 42 2 54 + 52FANGOTERAPIA 0 2 + 20 0 45 + 45AURICULOTERAPÍA 5 25 + 20 12 25 + 13 TOTAL 411 2 818 + 2 407 638 2 806 + 2 168FUENTE: HOJAS DE CARGO. RESUMEN ANUAL DEL DEPARTAMENTODE ESTADÍSTICAS COORDINACIÓN PROVINCIAL DE EMERGENCIAS. HOSPITAL PROVINCIAL DOCENTE “SATURNINO LORA”. ATENCIÓN DE ENFERMERÍA AL TRAUMA. AUTORES: * ENF. ESPEC. ANA E. TORRES CARVET. ** DR. ROGELIO A. SOTO GONZÁLEZ. * Enfermera Especializada en Cuidados Intensivos y Emergencias.** Especialista de 2do. Grado en Medicina Intensiva y Emergencias y de 1er. Grado en Anestesiología y Reanimación. Jefe Provincial SIUM. Profesor Instructor de Medicina Intensiva y Emergencias. Facultad No. 1. ISCM Santiago de Cuba. Ave. de los Libertadores e/ 4ta. y 6ta. S/N. Reparto Sueño, Santiago de Cuba. Cuba. Teléfonos: 626571- 79 Ext. 306; 626422; 627211. e-Mail soto@ucilora.hsl.scu.sld.cuIntroducción.El trauma se ha definido como el daño a la integridad física de una persona, de origen diverso,ocasionado de manera intencional o no intencional. Es una alteración que genera dolor,malestar, morbilidad, mortalidad e incapacidad e implica la utilización de recursos de salud. Susefectos se pueden medir a través de la incidencia, la prevalencia, la mortalidad, la incapacidad,los años de vida potencial perdidos, los años de vida saludables, los costos y el impacto social.(1) Se produce como resultado de un conjunto de factores sociales, educativos, ambientales,económicos, culturales, políticos, urbanísticos y de convivencia, entre otros que confluyen endeterminadas circunstancias y se traducen en el hecho situación que desencadena la accióntraumática. (1,2)El trauma es la principal causa de muerte en la población cubana de menos de 40 años.Debemos tener en cuenta que por cada víctima fatal, se producen al menos tres lesionadosgraves, los cuales representan el 5% de todas las víctimas y por otro lado de un 10 a un 15%pueden presentar lesiones menos graves, pero que necesitan de un tratamiento urgente. (3)
  27. 27. La magnitud del problema TRAUMA adquiere particular interés en la medida en que seconvierte en una verdadera endemia que no superan las enfermedades más temibles, sitenemos en cuenta que provoca más muertes y secuelas que la mayoría de ellas, con elagravante de que afecta generalmente a personas sanas, en plena capacidad productiva, sindistinguir edad, sexo ni oficio y sin selección de lugar ni momento, a veces cuanto más diáfanoparece el futuro para el lesionado. (4)La importancia del estudio de los accidentes del tránsito radica en su catalogación deenfermedad social por la gran morbilidad y mortalidad así como las consecuenciassocioeconómicas que supone, constituye una carga económica considerable para cualquierpaís requiriendo que se dispongan recursos para reducir el problema de las lesiones y muertesen accidentes de tránsito. (5)Si bien no es para batir palmas, debe admitirse que han quedado para beneficio de lostraumatizados la ambulancia, el transporte rápido y la atención precoz dispuesto por Larrey aprincipio del pasado siglo, la sistematización del rescate de heridos, transportación, medidas deresucitación, clasificación y prioridades hasta la rehabilitación, también se cuentan entre estosbeneficios. En fin, la concepción de la eficacia terapéutica del trabajo de gruposmultidisciplinarios. (4)En la atención prehospitalaria el enfermero emergencista juega un papel primordial, es elencargado de mantener de forma adecuada todo el equipamiento médico a utilizar en laatención al paciente, conocer la cinemática del trauma ocurrida en el accidente, analizar laescena, situación y seguridad del lugar, ayudar al médico en el triage, favorecer la extracciónrápida y segura, así como brindar reanimación cardiopulmonar cerebral en estos pacientes sifuera necesario. (6)En el lugar del accidente el enfermero apoya al médico con la ayuda del paramédico conductoren la evaluación primaria del paciente, asegura la vía aérea y control de la columna cervical, laventilación adecuada, garantiza las vías necesarias para la administración de fluidos así comoyugular cualquier sangramiento externo así como la detección de situaciones neurológicas quecomprometan al lesionado. (6)La enfermería a lo largo de las últimas décadas ha logrado incorporar a sus múltiplesactividades un papel principal en la actuación de primera urgencia en las ambulancias siendoen muchos casos decisivos para lograr satisfacción en los servicios. El enfermero emergencistaen su labor diaria y mantenida adquiere un entrenamiento enriquecedor que lo hace capaz deactuar adecuadamente y tener habilidades en el manejo de las emergencias traumáticas siendocapaz de aplicar en todo momento sus conocimientos en función del tratamiento adecuado dellesionado.ObjetivosGeneralExponer la experiencia y procedimientos del trabajo de enfermería en la Coordinación Provincialde Emergencias de Santiago de Cuba.Específicos.  Cuantificar los casos de trauma atendidos por la Emergencia Médica Móvil Provincial.  Conocer el comportamiento del trauma según sexo y grupo de edades.  Relacionar lesionados con la etiología del trauma.
  28. 28.  Identificar tipo de trauma de acuerdo a la etiología del mismo.  Mostrar las complicaciones aparecidas durante el traslado hasta el Hospital.Material y Método.Se realizó un estudio descriptivo, transversal y retrospectivo sobre atención al politraumatizadoen los pacientes atendidos por las Unidades Intensivas Móviles de la Coordinación Provincial deEmergencias en Santiago de Cuba en el período comprendido entre el 1ro. de enero al 30 deseptiembre del 2003.El universo estuvo constituido por todas las demandas realizadas a dicha CoordinaciónProvincial con el diagnóstico de trauma.Para el cumplimiento del trabajo, se realizó el rescate a los pacientes con los siguienteselementos:  Sujetos de cualquier edad y sexo que se solicitara rescate por trauma.  Los pacientes se agruparon por edades según comportamiento natural del problema y se dividió el sexo en sus dos categorías biológicas.  Se utilizaron como Unidades Intensivas Móviles ambulancias Ford modelo Econoline y Citroën Jumper climatizadas, dotadas de monitor con capacidad para aplicar terapia eléctrica en todas sus variantes con baterías recargables, aspiradora, medicamentos clase I, IIa y IIb, set de RCP completo, ventilador artificial mecánico volumétrico, medios de inmovilización para fracturas, apósitos, vendajes y comunicación por planta de radio.  Los equipos para el rescate estaban integrados por personal médico, de enfermería y paramédico capacitado y acreditado en Apoyo Vital Avanzado.  Se utilizó la Escala de Glasgow para el coma como método para determinar la severidad del traumatismo craneoencefálico, calificándolo como severo si el puntaje del mismo era de 8 o menos, moderado entre 9 y 12 y ligero en 13 o más.  Clasificamos como gran politraumatizado el lesionado con compromiso de más de una función vital basados en la valoración primaria siguiendo los pasos del ABCD.  En todos los casos se confeccionó la Historia Clínica de traslado de donde posteriormente se obtuvieron los datos para la realización de este trabajo.Resultados.En la distribución de los pacientes según grupo de edades, encontramos un neto predominio delsexo masculino (78,7%) sobre el femenino (21,3%), lo que se relaciona con la bibliografíaconsultada, pues es de conocimiento que esta pandemia del siglo es más frecuente entre lapoblación masculina que la femenina.Cuando comparamos por edades, observamos mayor incidencia en el grupo de 16 a 40 años locual es señalado por todos los autores, esta es la edad más productiva en la vida y estudiosrealizados indican que el grupo desde los 4 a 44 años es el más afectado por mortalidad enaccidentes de tránsito en los países de Europa y Estados Unidos.En el cuadro III puede observarse el comportamiento de acuerdo a la etiología del trauma,obsérvese que lo predominante resultó ser la accidentalidad en la vía representado por el39,9% de nuestra casuística, resultado acorde con lo relacionado internacionalmente, pues sedescribe que en el último siglo han ocurrido 20 millones de muertes por esta causa, de la misma
  29. 29. manera que se señala que cada 45 segundos alguien muere en el mundo debido a unaccidente de tránsito. (7-9)En los accidentados en la vía, el Traumatismo Craneoencefálico Severo (TCE) resultó elhallazgo más frecuente representado por el 46,4%, seguido del gran politraumatizado con un21,9% y el trauma de extremidades con un 19,6% según puede apreciarse en el cuadro IV.En el caso de los caídos de altura, la lesión predominante fue el trauma de extremidades con un36%, ocupando el TCE el segundo lugar con muy poco margen de diferencia, pues apareció enel 32% de los rescatados y en tercer lugar el gran politraumatizado con un 20% de loslesionados.Como puede apreciarse, las tres formas de lesiones, fueron predominantes en ambos grupos,alcanzando más del 75% de los casos en el universo estudiado. Al respecto Ary Fernándezseñala que el TCE es un componente casi obligado en las diferentes formas o tipos deaccidentes y este tipo de lesión constituye un factor importante en la morbimortalidad de lospacientes traumatizados. (10)En el cuadro VI puede apreciarse que en todos los pacientes fue necesaria la administración devolumen, pero el 37,9% presentó la sintomatología florida del estado de shock. La experienciainternacional demuestra que con un sistema integral de emergencias se logra la atenciónadecuada a los accidentados desde el momento y el lugar en que se producen los accidentes.Realizar la evaluación inicial rápida y correcta y reevaluaciones periódicas con calidad es labase para garantizar una mejor supervivencia del paciente siguiendo los pasos de ABCD ytomando la conducta consecuente, elementos estos donde la actuación de enfermería junto alequipo juega un papel importante ayudando a garantizar la permeabilidad de vías aéreas, laoxigenación y el abordaje venoso periférico para la administración de volumen. (11)Conclusiones 1. En el periodo estudiado, se atendieron 103 casos de demanda por trauma en la Coordinación Provincial de Emergencias en Santiago de Cuba. 2. El sexo predominante fue el masculino y el grupo más afectado el de 16 a 40 años. 3. Los lesionados por accidente de tránsito ocuparon el primer lugar con un 39,9%. 4. El TCE, Gran Politraumatizado y el Trauma de Extremidades fueron las lesiones más frecuentemente encontradas independientemente de la etiología del trauma. 5. El estado de shock estuvo presente en el 37,9% de nuestros pacientes con sintomatología florida, pero fue necesario la administración de volumen en todos los casos estudiados.Referencias Bibliográficas.1. Chaparro Narváez PE. Trauma y Accidentes. Revista Salud Pública Colombia; 1998:33.2. Comité de Trauma. Colegio Americano de Cirujanos. Uniform Copyright Convention. Curso avanzado de apoyo vital en trauma para médicos. Quinta edición. Chicago; 1994.3. Rodríguez Suárez G, Navarro Machado VR. Reanimación del Paciente con Trauma. En: Navarro Machado VR, Falcón Hernández A, editores. Manual para la Instrucción del Socorrista. Rodas, Cuba: Ediciones Damují; 2001.p.59.4. Loeches Fernández JR. Lesiones Traumáticas de Urgencia. Ciudad de la Habana, Cuba: Editorial Científico Técnica; 1990.
  30. 30. 5. Perales R, De Viguri N, Calvo Menchaca M. Epidemiología y costes del accidente de tráfico. Puesta al día en Urgencias, Emergencias y Catástrofes 1999;1(1):5.6. Reyes Almeida D. Enfermería extrahospitalaria ante un politraumatizado y su traslado al hospital. II Congreso Internacional y I Encuentro Virtual de Urgencias, Emergencias y Medicina Intensiva. URGRAV 2002. 2002 Abril 15 - 19. Palacio de Convenciones, Ciudad de la Habana. Cuba.7. Díaz Hernández CM, Pérez Rodríguez JM. Atención de Enfermería al trauma. Asistencia extrahospitalaria e intrahospitalaria. II Congreso Internacional y I Encuentro Virtual de Urgencias, Emergencias y Medicina Intensiva. URGRAV 2002. 2002 Abril 15 - 19. Palacio de Convenciones, Ciudad de la Habana. Cuba.8. Franco Martínez L, Bande Granadillo LI, Lorenzo AJ. Comportamiento de la Atención Prehospitalaria a Traumatismos en el SIUM de Varadero. II Congreso Internacional y I Encuentro Virtual de Urgencias, Emergencias y Medicina Intensiva. URGRAV 2002. 2002 Abril 15 - 19. Palacio de Convenciones, Ciudad de la Habana. Cuba.9. Hernández Ferrer K. Mortalidad por Accidente. ―San Miguel del Padrón‖, Año 2000. II Congreso Internacional y I Encuentro Virtual de Urgencias, Emergencias y Medicina Intensiva. URGRAV 2002. 2002 Abril 15 - 19. Palacio de Convenciones, Ciudad de la Habana. Cuba.10. Fernández García A. Traumatismo Craneoencefálico en el Niño. III Congreso Estudiantil Virtual de Ciencias Médicas. Facultad de Ciencias Médicas ―Comandante. Manuel Fajardo‖. Cuba; 2001.11. Pérez Puig JL. La enfermería y el paciente crítico ―Cuidados en la degradación de conciencia‖. II Congreso Internacional y I Encuentro Virtual de Urgencias, Emergencias y Medicina Intensiva. URGRAV 2002. 2002 Abril 15 - 19. Palacio de Convenciones, Ciudad de la Habana. Cuba.Cuadros y Gráficos.Cuadro I: Distribución por sexo de los pacientes con trauma rescatados por laCoordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 de septiembre del 2003. SEXO No. % Masculino 81 78,7 Femenino 22 21,3 TOTAL 103 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado.Cuadro II: Distribución según grupo de edades de los pacientes con trauma rescatadospor la Coordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 de septiembre del 2003. GRUPO DE EDADES No. %0 – 15 años 25 24,316 – 40 años 58 56,341 ó más años 20 19,4 TOTAL 103 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado.
  31. 31. Cuadro III: Distribución de acuerdo a la etiología de los pacientes con trauma rescatadospor la Coordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 de septiembre del 2003. ETIOLOGÍA DEL TRAUMA No. %Accidentes en la Vía 41 39,9Caídas de Altura 25 24,3Heridas por Arma Blanca 21 20,4Quemaduras 6 5,9Heridas por Arma de Fuego 4 3,8Trauma Eléctrico 2 1,9Agresiones 2 1,9Desconocido 2 1,9 TOTAL 103 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado.Cuadro IV: Distribución según tipo de trauma en los accidentados en la vía rescatadospor la Coordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 de septiembre del 2003. TIPO DE TRAUMA No. %T. C. E. Severo 19 46,4Gran Politraumatizado 9 21,9Trauma de Extremidades 8 19,6Trauma Abdominal 3 7,3Trauma de Columna 2 4,8 TOTAL 41 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado.Cuadro V: Distribución según tipo de trauma en los caídos de altura rescatados por laCoordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 de septiembre del 2003. TIPO DE TRAUMA No. %Trauma de Extremidades 9 36,0TCE Severo 8 32,0Gran Politraumatizado 5 20,0Trauma de Columna 4 16,0Trauma Torácico 2 8,0 TOTAL 25 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado.Cuadro VI: Distribución de acuerdo al proceder aplicado a los pacientes con traumarescatados por la Coordinación Provincial de Emergencias. 1 de enero al 30 deseptiembre del 2003. TIPO DE PROCEDER No. %
  32. 32. Oxigenación y Volumen 64 62,1Oxigenación, Ventilación y Volumen 39 37,9 TOTAL 103 100,0Fuente: Historias Clínicas de Traslado. HOSPITAL CLÍNICO-QUIRÚRGICO “LUIS ALDANA PALOMINO”. BRONCONEUMONÍA BACTERIANA EN LA TERCERA EDAD EN LA UCI DEL HOSPITAL LUIS ALDANA. AMANCIO RODRÍGUEZ, LAS TUNAS. AUTORES: DR. PABLO HERNÁNDEZ ÁLVAREZ * LIC. RODOLFO LEMES VELÁSQUEZ ** ENF INT. IVIAN LÓPEZ ALMAGUER *** DR. JOSÉ LUIS GRACIA CARBONELL. * DR. ÁNGEL M. HERNÁNDEZ MENSONET. ****** Especialista de primer grado en Medicina Interna – Diplomado Cuidados Intensivos.** Licenciado en Enfermería.*** Enfermera Intensivista.**** Especialista de primer grado en Medicina General Integral. AMANCIO RODRÍGUEZ, LAS TUNAS, CUBA. TELÉF. : 92012. E-mail: pablo@disa.ltu.sld.cuRESUMEN:Se realizó un estudio descriptivo y retrospectivo en la unidad de cuidados intensivos delHospital Luis Aldana Palomino, del municipio Amancio. Las Tunas, desde enero del 2002 hastaenero del 2004 para conocer los principales factores de riesgo en la morbimortalidad por de labronconeumonía bacteriana en pacientes geriátricos. Los hombres y el grupo de edad de 60 a70 años fueron los más frecuentes. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) fue elprincipal factor de riesgo, seguida por insuficiencia cardiaca congestiva. El promedio de estadíaosciló entre cuatro y siete días. Los betalactámicos basados en evidencias clínicas yepidemiológicas se consideraron un tratamiento útil para el manejo de estos casos. Se alcanzóun índice de supervivencia mayor del 70%Palabras Clave: bacteriana / bronconeumonía / terapéutica / supervivencia.INTRODUCCIÓN:Envejecer en el siglo XXI no se considera en realidad una hazaña pues para el año 2030 elmundo contará con unos 6 millones de adultos con más de 60 años. En Cuba el 12% de lapoblación tiene 60 años o más, cifra que aumentará aproximadamente a un 20% para el año2025 con una expectativa de vida al nacer de 75 años, lo cual constituye un grupo másvulnerable, que otras personas para las neumonías y bronconeumonías. Estas afeccionessuelen ser más frecuentes y peligrosas en la tercera edad y si se complican pueden llegar acomprometer la vida de los seniles.
  33. 33. La bronconeumonía es una enfermedad inflamatoria de los bronquios y del parénquimapulmonar, generalmente de carácter infeccioso, pudiendo ser viral, parasitaria o micótica.La bronquiectasias, la EPOC, el asma, y otras enfermedades respiratorias crónicas, constituyenalgunos factores de riesgo de dicha enfermedad, el encamamiento prolongado, por tendencia ala inmovilidad también constituye un factor de riesgo importante. Todo lo antes expuesto nos motivó a la realizar la presente investigación para conocercaracterísticas de la morbi-mortalidad por bronconeumonía bacteriana en la tercera edad,durante en el periodo de dos años: 2002 al 2004, en la Unidad de Cuidados Intensivos delHospital Clínico - Quirúrgico ―Luis Aldana Palomino.‖ Amancio. Las Tunas. Cuba.OBJETIVO GENERAL Identificar factores predisponentes en la morbimortalidad por bronconeumonía en la tercera edad.OBJETIVOS ESPECÍFICOS: Relacionar las siguientes variables de morbimortalidad con la Bronconeumonía Bacteriana.  Edad  Sexo  Factores de Riesgo  Estadía en UCI.  Tratamiento antibiótico utilizado.  Estado al egreso.MATERIAL Y MÉTODO:Se realizó un estudio descriptivo y retrospectivo tomando como universo a 85Ancianos, procedentes de la comunidad e ingresados con el diagnóstico debronconeumonía bacteriana en la unidad de Cuidados Intensivos del Hospital ―LuisAldana Palomino‖, Amancio. Las Tunas, en el período comprendido desde el mesde enero del 2002 hasta enero del 2004.Se revisaron las historias clínicas, luego se llenó una encuesta a cada caso con lassiguientes variables: Edad, Sexo, Factores de riesgo: EPOC, Asma,Bronquiectasias, Insuficiencia Cardiaca, Estadía en la UCI, Tratamiento antibióticoutilizado y estado al egreso (vivo o fallecido).La información obtenida se procesó por el método de los Palotes y los resultados seexpresan en tablas y gráficas con valores absolutos y porcentuales para su mejorinterpretación.RESULTADOS:Al analizar la distribución por sexo y grupos de edad, encontramos un predominiodel sexo masculino con 50 casos para un 59%, sobre el femenino con un 41%. El50.5% perteneció al grupo de edad de 60 a 70 años del total de 85 pacientesestudiados. (Figuras # 1 – 2)

×