Your SlideShare is downloading. ×
4. GAIA: ALDI BATERAKO EZGAITASUNA

6.GALDERA: Revisión de la prestación economica por incapacidad temporal como 
consecue...
kontutan izan behar da,baja hartu eta lehenengo egunetik ez dela hasten oinarriaren % 
•

    75   kobratzehahahahahahahah...
Tribunal Supremo Sala IV de lo Social. Sentencia de 15 de febrero de 
         1999
Ponente: MARIANO SAMPEDRO CORRAL

Voce...
­CANTIDAD RECLAMADA 1.092.270 PTAS. 
Sexto.­ El actor ha agotado la vía administrativa previaquot;.
SEGUNDO.­ Contra dicha...
La cualidad repetida de eventualidad, no ha sido puesto en duda por las partes, ni el resultado histórico avanza 
dato alg...
bases anuales. Son bases mensuales o diarias, fijadas  anualmente, lo mismo que ocurre con las bases de 
cotización genera...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

aldi baterako ezgaitasuna, 6.ariketa

169

Published on

Revisión de la prestación economica por incapacidad temporal como consecuencia del establecimiento de una nueva base minima de cotización.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
169
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "aldi baterako ezgaitasuna, 6.ariketa"

  1. 1. 4. GAIA: ALDI BATERAKO EZGAITASUNA 6.GALDERA: Revisión de la prestación economica por incapacidad temporal como  consecuencia del establecimiento de una nueva base minima de cotización. Planteamiento: Un trabajador de la categoria profesional de peon,  grupo 10 de cotizacion a la   seguridad social, inicio el 7­12­2007 un proceso de baja derivada de enfermedad comun   en   el   que la  base reguladora  a  efectos  de  calculo  de  la  correspondiente  prestacion   economica se cifraba en 23 euros diarios.  El trabajador continua de baja el 1­1­2008 fecha de entrada en vigor de una  nueva base minima de cotizacion que,para su grupo profesional, se establece en 23.33  euros diarios. ¿Qué efectos economicos produce el establecimiento de esta nueva base minima   de cotizacion?  Langilea aldi baterako ezgaitasunagatik baja egoeran badago eta egoera horretan  aurkitzen den bitartean  kotizazio oinarri  minimoa  aldatzen  bada,  berak jasotzen  duen  prestazioa ere aldatu egingo da, bere prestazioa kalkulatzeko oinarria ere aldatu egingo  bait da. Beraz, kasu honetan,  2008 ko urtarrilaren batean, 23.33€ hartu beharko lirateke  oinarri erregulatzaile bezala eta horri aplikatu %75a. Beraz,  horrela geratuko litzateke: 7.12.2007 1­1­2008 23€ X %75= 17.25 € eguneko          23.33€X%75=17.50€ eguneko Lehenengo kopurua (17.25€ eguneko) kobratuko du kotizazio oinarriak  aldatu arteko egunetan*. Kotizazio oinarriak aldatzen direnean (1­1­2008),  17.50€ eguneko kobratzera pasako da, baja egoera hori bukatu erte edota  kasu hontan planteatu zaigun bezalako beste aldaketa bat gertatu arte. 
  2. 2. kontutan izan behar da,baja hartu eta lehenengo egunetik ez dela hasten oinarriaren %  • 75   kobratzehahahahahahahahaaurrera   hasiko   litzateke   17.25   €   kobratzen.   Aurreko  egunetan, bajaren egunetik hasita lau egunetan ez du ezer kobratuko eta 4. egunetik  20. egunera % 60a kobratuko du.  ­erabilitako legedia: gizarte segurantzako legea - EPAIAREN LABURPENA: Epai honetan esaten denez, laneko istripua jasan duen langileak noizean behin lan  egiten zuen enpresa horretan: lan asko zegoenean hain zuzen, eventual moduan. Istsripua  eduki ondoren enpresako mutuak era batera kalkulatzen dio aldi baterako prestazioaren  zenbatekoa baina berak esaten du beste era batera izan beharko litzatekeela.   Mutuak  22.665   pezeta   ematen   dizkio   eta   langileak     1.092.270   pezeta   eskatzen   ditu.   Izan   ere  mutuak soilik kontatzen ditu lan egindako orduak eta langileak urtearen barruan sartzen  ditu   lanordu   horiek.     Epaiak   arrazoia   ematen   die   mutuari,   eta   baita   ere   gizarte  segurantzako institutu nazionalari, marinako institutu soziala eta Puerto de Pasajes S.A  .ko elkarte laguntzaileari.
  3. 3. Tribunal Supremo Sala IV de lo Social. Sentencia de 15 de febrero de  1999 Ponente: MARIANO SAMPEDRO CORRAL Voces: Social: Seguridad Social: Acción Protectora de la Seguridad Social: Incapacidad: Temporal: Prestaciones por  Incapacidad Temporal: Base Reguladora En la Villa de Madrid, a quince de Febrero de mil novecientos noventa y nueve.  Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación para la UNIFICACIÓN  DE DOCTRINA interpuesto por don J.M.S.A., representado por el Procurador don José Manuel de Dorremochea  Aramburu y defendido por Letrado, contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia  del País Vasco de 10 de febrero de 1998, dictada en suplicación por dicha Sala contra la sentencia del Juzgado   de lo Social número 1 de San Sebastián de 21 de abril de 1997, a instancia del mencionado recurrente contra el  Instituto   Nacional   de   la   Seguridad   Social,   representado   por   el   Procurador   don   Carlos   Zulueta   Cebrián   y  defendido   por   Letrado,   Sociedad   Auxiliar   del   Puerto   de   Pasajes,   S.A.,   La   Fraternidad,   representada   por   el  Procurador   don   Enrique   Hernández   Tabernilla   y   defendida   por   Letrado,   e   Instituto   Social   de   la   Marina,  representado por el Procurador don Fernando Ruiz de Velasco y defendido por Letrado, sobre accidente de  trabajo. Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. MARIANO SAMPEDRO CORRAL  ANTECEDENTES DE HECHO  PRIMERO.­ El Juzgado de lo Social número 1 de Donostia­San Sebastián dictó sentencia el 21 de abril de 1997  en la que desestimaba la demanda  formulada  por don  J.M.S.A. frente al Instituto Nacional de la Seguridad  Social, Sociedad Auxiliar del Puerto de Pasajes, S.A., La Fraternidad e Instituto Social de la Marina, absolviendo  a los demandados de los pedimentos frente a ellos deducidos. La sentencia contiene el siguiente relato de hechos probados: quot;Primero. Don J.M.S.A., nacido el 26­8­1966, se  encuentra afiliado a la Seguridad Social con nº XXX. El demandante  ha venido prestando sus servicios por  cuenta y bajo la dependencia de la empresa quot;Sociedad Auxiliar del Puerto de Pasajes S.A.quot;, como trabajador  portuario eventual, en los siguientes períodos durante el año inmediatamente anterior a producirse el accidente  del que trae causa estas actuaciones: julio de 1995 (dos días), octubre de 1995 (dos días), diciembre de 1995  (dos días), febrero 1996 (1 día), junio de 1996 (un día). El actor ostentaba la categoría profesional de peón, y su  salario diario ascendía a 12.927 pesetas. Segundo.­ El 14­6­1996 el demandante sufrió un accidente de trabajo,  cuando al encontrarse cargando paquetes siderúrgicos en el buque quot;XXXquot;, fue aprisionada su mano izquierda  por una de las izdas. de metal a bordo del buque. Tercero.­ El demandante pasó a situación de incapacidad   temporal siendo asistido por los servicios médicos de la Mutua Patronal quot;La Fraternidadquot;, con quien la empresa  demandada tenía concertada la cobertura de los riesgos derivados de accidente de trabajo. El actor fue dado de  alta el 7­10­1996. Cuarto.­ La Mutua Patronal quot;La Fraternidad abonó al actor en concepto de prestaciones por  incapacidad temporal la cantidad de 22.655 pesetas. Quinto.­ El actor reclama por el concepto indicado en el  numeral anterior la cantidad de 1.092.270 pesetas, según el siguiente desglose: ­Salario regulador diario: 12.927 Ptas.  ­12.927 Pts.x 75% = 9.695 Ptas.  ­115 días de I.T. x 9.695 Ptas. ...... 1.114.925 Ptas.  ­Cantidad percibida......................... ­ 22.655 Ptas. 
  4. 4. ­CANTIDAD RECLAMADA 1.092.270 PTAS.  Sexto.­ El actor ha agotado la vía administrativa previaquot;. SEGUNDO.­ Contra dicha sentencia recurrió el actor en suplicación y el 10 de febrero de 1998 la Sala de lo  Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dictó sentencia en al que manteniendo inalterados los  hechos probados de la de instancia desestimó el recurso y confirmó la sentencia recurrida. TERCERO.­ El actor preparó contra dicha sentencia recurso de casación para la unificación de doctrina, que  después   interpuso   ante   esta   Sala   Cuarta.   Denuncia   en   el   recurso   infracción   del   artículo   13   del   Decreto  1646/1972, de 23 de junio, del artículo 35 del Decreto 2864/1974, de 30 de agosto y de la Disposición Adicional   4­IV del Real Decreto de 29 de diciembre de 1993 y 127 de la Ley General de la Seguridad, en consonancia con  el artículo 2 del Reglamento General de Prestaciones de 23 de diciembre de 1996 y con el artículo 2 de la   Orden de 13 de octubre de 1967, sobre ILT. CUARTO.­ El recurso fue impugnado por la Mutua La Fraternidad, por el Instituto Nacional de la Seguridad  Social   y   por   el   Instituto   Social   de   la   Marina;   y   el   Ministerio   Fiscal,   evacuando   el   traslado   conferido   para  dictamen, informó en el sentido de estimarlo procedente. QUINTO.­ Se señaló para la deliberación, votación y fallo de la sentencia, convocándose para dichos actos la  totalidad de los Magistrados que la componen, celebrándose los mismos de acuerdo con la convocatoria. FUNDAMENTOS DE DERECHO  PRIMERO.­ El actor ha venido trabajando para la empresa demandada, Sociedad Auxiliar del Puerto de Pasajes  S.A.,   como   quot;trabajador   portuario   eventualquot;,   durante   el   año   inmediatamente   anterior   al   accidente   de   trabajo  sufrido, en los siguientes periodos: 2 días en cada uno de los meses de octubre y diciembre de 1995 y 1 día en  los de febrero y junio de 1996. El día 14 de éste último mes y año, cuando trabajaba para la referida empresa  con la categoría de peón y salario de 12.927 pts diarias, sufrió un accidente de trabajo, iniciando situación de  incapacidad temporal, de la que fue dada de alta el 7 de octubre de 1996. Pretendió, de la Mutua Patronal aseguradora del riesgo laboral, el reconocimiento de la prestación económica  de incapacidad temporal con arreglo a una base reguladora diaria de 12.927 pesetas, siéndole concedida por  aquella, una base de 262 ptas diarias, equivalente al resultado de dividir la suma de las bases de cotización del  año anterior a la baja por 365 días al año. Su pretensión jurisdiccional ha sido también rechazada por la sentencia dictada por la Sala de lo Social del  Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 10 de febrero de 1998 y, frente a la misma, se ha interpuesto el   presente recurso de casación para la unificación de doctrina, en el que se alega como sentencia contraria, la  pronunciada por esta Sala del Tribunal Supremo en 10 de diciembre de 1997. SEGUNDO.­ Existe igualdad sustancial entre las sentencias recurrida y la aportada como contraria, manifestada  en la triple vertiente de hechos, fundamentos y pretensiones ante litigantes en idéntica situación jurídica, con  resultado   final   de  pronunciamientos   contrarios.  Ello   es   así  porque   una   y   otra  resolución   ­en   la  que   incluso  figuran como demandadas la misma empresa y Mutua de Accidentes de Trabajo­ contemplan y resuelven una  misma   cuestión,   cual   es   determinar   la   base   reguladora   diaria   de   la   incapacidad   temporal,   derivada   de   la  contingencia del accidente de trabajo, que sufre un trabajador eventual portuario el primer día de trabajo en la  empresa.   Los   pronunciamientos   han   sido   diferentes:   la   sentencia   impugnada,   como   antes   se   ha   expuesto,  declara que aquella base es el cociente de dividir las bases de cotización del año anterior a la baja por los 365  días del año, lo que equivale a 262 pts. diarias. La sentencia contraria, determina que la cuantía de la base  litigiosa es la resultante de dividir el importe de la base de cotización del trabajador en el mes anterior a la fecha  de inicio de la incapacidad temporal por el número de días a que dicha cotización se refiere, lo que, en el caso   examinado, conduce a que sea igual a la correspondiente al único día trabajado, al sobrevenir el accidente en  este primer y único día de actividad laboral. TERCERO.­  Verificada   la   existencia   del   presupuesto   de   contradicción   entre   las   sentencias   impugnada   y  quot;contrariaquot;, es preceptivo entrar a conocer de las infracciones legales alegadas en el recurso. 1. Es de señalar, en cuanto resulta fundamental para la resolución de la controversia, determinar cuál es la  naturaleza de la relación contractual concertada entre el demandante y la sociedad demandada. Al respecto, la  sentencia impugnada admite sin ningún género de dudas el hecho de que el demandante trabajaba para la  empresa   demandada,   en   el   momento   de   surgir   el   accidente   de   trabajo,   como   quot;portuario   eventualquot;   ­hecho  probado primero­. Este carácter de eventualidad se remarca, en el Fundamento de Derecho Segundo, cuando,  a propósito de la aplicabilidad del art. 13.1 del Decreto 1646/72, se afirma que la norma quot;no contempla en el  presupuesto   de   hecho,   al   que   concede   solución   jurídica   general,   el   caso   de   la   prestación   de   servicios  esporádicos u ocasionales propios del actor, sino los casos de prestación de servicios adornada de estabilidadquot;. 
  5. 5. La cualidad repetida de eventualidad, no ha sido puesto en duda por las partes, ni el resultado histórico avanza  dato alguno que pueda alterar esa manifestada eventualidad de la relación. De otra parte, el propio régimen  especial de trabajadores portuarios, ­arts. 9.1 y 12.1 del Real Decreto Ley de 23 de mayo de 1986 y 16 de su  Reglamento   de   13   de   marzo   de   1987­   permite   la   contratación   del   trabajador   para   una   obra   o   servicio  determinado por un turno de trabajo. 2. La Sala de lo Social proclama en la sentencia impugnada, que la materia examinada se encuentra huérfana  de regulación en el Régimen Especial de Trabajadores del mar, y para llenar esta laguna acude a la analogía  legis, ex art. 4.1 del Código Civil, y aplica ­descartando las normas relativas al contrato a tiempo parcial­ las  prescripciones  referentes,  en   el propio  Régimen  especial  del  Mar,  quot;al  caso  de  prestaciones   retribuidas  que  dependen de la ocasiónquot; y específicamente, quot;al régimen a la parte, en el que sí hay una previsión en normas  positivas (arts 20 del Decreto 2864/74 de 30 de agosto y 35 del Decreto 1867/70 de 9 de julio) que, a efectos de  base de cotización, se determina anualmente sobre los valores medios de salario realmente percibido en el año  precedentequot;. La Sala no está de acuerdo con la existencia de laguna legal, y tampoco con la aplicación analógica ­con la que   se pretende cubrirla­ de las normas del Régimen Especial del mar, referentes a quienes son retribuidos por el  régimen a la parte; y ello, sin desconocer que, la aplicación estricta de las normas específicas del Régimen del  mar   ­que   remiten   al   Régimen   General­,   pudiera   producir   en   el   trabajador   portuario   eventual   una   super­ protección, aunque es de constatar que ni esto es seguro, pues, de una parte, pertenece a la dinámica del futuro  la   mayor   o   menor   actividad   del   trabajador   portuario   y,   de   otra   parte,   este   razonamiento   es   ajeno   a   los  fundamentos   de   la   Seguridad   Social   de   reconocer   rentas   sustitutorias   de   salarios,   con   arreglo   a   las  prescripciones legales. 3. Esta divergencia de criterios, se debe a que, probada, como se afirma al principio, la naturaleza eventual de  la   relación   laboral   que   el   trabajador   portuario   mantenía   con   la   sociedad   demandada   en   el   momento   de  sobrevenir el accidente ­si se tratare de trabajador  no sometido al régimen especial, sería incuestionable la  aplicación de las normas del régimen general, y, consecuentemente, habría que estarse al salario real del día  del accidente­ debe aplicarse ­por respeto al principio de legalidad­ el artículo 40 de la Ley de Seguridad Social  de los Trabajadores del Mar, que, respecto a la prestación de incapacidad temporal derivada de accidente de  trabajo establece que su quot;cuantía se determinará aplicando a la base de cotización individual efectivamente  realizada, el porcentaje que, a estos efectos, se establecen en el régimen generalquot;. Esta determinación en el  régimen   general,   está   contenida   en   el   Decreto   1646/1972   ­que   derogó   el   anterior   art.   73.2   del   Decreto  1867/1970,  regulador  de  esta materia­,  a cuyo  tenor  literal, la  base reguladora  es  el  resultado  de  dividir  el  importe de la base de cotización del mes anterior por el número de días a que se refiere dicha cotización. Como afirma la sentencia ­aportada como contraria­ de esta Sala de 26 de noviembre de 1997 quot;el artículo 13 del  Real Decreto 1646/72, fija, de forma clara y precisa, la manera de calcular la base reguladora para el subsidio  litigioso, determinando que tal base será el cociente que resulte de dividir la base de cotización del trabajador en  el mes anterior al de la fecha de iniciación de la situación de incapacidad por el número de años a que dicha  cotización   se   refiera.   Este   precepto   no   distingue,   al   efecto   mencionado   de   fijar   la   base   reguladora   de  incapacidad temporal, entre trabajadores que prestan su actividad laboral de modo continuado y aquellos otros  que lo hacen en determinados días al mes, por lo que no cabe una interpretación extensiva, ni una aplicación  analógica,   que   comporte,   como   en   el   caso   examinado,   un   perjuicio   del   trabajador­beneficiario,   que   vería  sensiblemente   disminuida   su   prestación   sustitutoria   por   aplicación   de   un   modo   de   cálculo   diferente   al  establecido por la norma que se dice violadaquot;. 4. No debe confundirse la determinación de la cotización con la concreción de la base reguladora. Así, el art. 52   del   Real   Decreto  2.064/1995,   de  22  de   diciembre,  señala,   con   relación   a   los   trabajadores   del   mar,   que   la  cotización  se efectuará  para  todas las contingencias, teniendo  en cuenta las  remuneraciones  efectivamente  percibidas, como indica el artículo 20 de la ley, según los criterios establecidos en el Régimen General, con las  particularidades establecidas para los trabajadores a la parte, del grupo tercero, que lo regula en su artículo 54  y, a su vez, el art. 55 indica que quot;en todo caso, las modalidades de los sistemas recaudatorios, establecidos en  este Régimen Especial... no tendrán otro alcance que el de facilitar el cumplimiento de la obligación de cotizar  sin que pueda afectar a los sujetos, contenidos, cuantía y demás elementos de la mismaquot;. Este artículo 20 de la ley, no afecta, pues, a la clara delimitación de la base reguladora de la prestación por  incapacidad   temporal,   a   que   nos   hemos   referido   anteriormente.   Aún   más   lo   que   viene   a   establecer   esta  precepto para los trabajadores a la parte y para los trabajadores portuarios, es un sistema de fijación provincial  anual de las bases de cotización mediante resolución de la Dirección Provincial correspondiente. Es un sistema  de fijación administrativa de esas bases que se realiza cada año, pero ello ni siquiera significa que se trate de 
  6. 6. bases anuales. Son bases mensuales o diarias, fijadas  anualmente, lo mismo que ocurre con las bases de  cotización generales que se establecen también anualmente en las órdenes de cotización, pero no son bases  anuales. En todo caso, ni este precepto, ni ningún otro, autoriza para, en contra de lo expuesto en la norma  general, establecer la base reguladora con arreglo a un divisor de 365 días. CUARTO.­ En virtud de lo anteriormente argumentado, procede estimar el recurso y casar y anular la sentencia  impugnada. Ello conduce a resolver el debate  en los términos  planteados  en suplicación, lo que implica, la  revocación de la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social y, con estimación íntegra de la prestación actora,  la condena a las partes demandadas a que paguen al actor la suma reclamada en las demandas. Sin hacer  expresa imposición de costas procesales. Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español. FALLO  Estimamos el recurso de casación para la UNIFICACIÓN DE DOCTRINA interpuesto por don J.M.S.A., contra la  sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 10 de febrero de 1998,  dictada en suplicación por dicha Sala contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de San Sebastián  de   21   de   abril   de   1997,   a   instancia   del   mencionado   recurrente   contra   el   INSTITUTO   NACIONAL   DE   LA  SEGURIDAD   SOCIAL,   SOCIEDAD   AUXILIAR   DEL   PUERTO   DE   PASAJES   S.A.,   LA   FRATERNIDAD,   e  INSTITUTO SOCIAL DE LA MARINA, sobre ACCIDENTE DE TRABAJO. Casamos y anulamos la sentencia  recurrida y resolvemos el debate en los términos planteados en suplicación, lo que implica, la revocación de la  sentencia dictada por el Juzgado de lo Social y, la estimación íntegra de la pretensión actora, condenando a las  partes demandadas a que paguen al actor la suma reclamada en su demanda. Sin hacer expresa imposición de  costas procesales. Devuélvanse las actuaciones al Órgano Jurisdiccional correspondiente, con la certificación y comunicación de  esta resolución. Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos  y firmamos.

×