+ Palabra rhema confesar a cristo

  • 271 views
Uploaded on

 

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
271
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
3
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Confesar a Cristo “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tucorazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón secree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación” (Romanos 10:9-10). Este verso es totalmente cierto. Dios no quiere que le sigan agentes supersecretos, que trabajan para él a escondidas, y que nadie sabe que ellos handecidido seguir al Rey de reyes y Señor de señores. Dios quiere que se proclama,se declare a viva voz que Jesús es el Señor, y que tú has decidido creerle yaceptarlo como tu Salvador. Pero, de igual forma, si tú debes declararlo, debes decreerlo en tu corazón. Porque si tú mismo no lo sientes y lo crees dentro de tucorazón, ¿Cómo lo puedes declarar con tu boca? Si quieres ser agente de Jesucristo, o sea, trabajar para él, has que todo elmundo lo sepa. Te aseguro que Jesús hará esto por ti: “A cualquiera, pues, queme confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padreque está en los cielos” (Mateo 10:32). Y al no confesarlo es negarlo, y negarloconlleva a que esto pase “Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres,yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:33).¿Qué representa esto? Que difícil, penoso, y doloroso sería que el día que túllegues a la presencia de Jesús, él te diga “no te conozco, sal de mi presencia”. Ahora, ¿Por qué la confesión debe de hacerse con la boca y no depensamiento? Porque Jesús quiere que lo declares a los seres vivientes de latierra y los que viven en los cielos “Os digo que todo aquel que me confesaredelante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de losángeles de Dios” (Lucas 12:8). Y los demonios sabrán que tú perteneces ahora alque los derrotó en la cruz del calvario “En él también vosotros, habiendo oído lapalabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él,fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” (Efesios 1:13). Somossellados o marcados y todos los seres espirituales sabrán que le perteneces aJesucristo.
  • 2. Es importante saber que, es mejor declara que Jesús es el Señor auncuando tenemos vida. Que tengamos que reconocerlo y declararlo cuando seatarde “Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará todarodilla, y toda lengua confesará a Dios” (Romanos 14:11). Aquí dice: se doblarátoda rodilla, y toda lengua confesará, y toda es toda. En el día del juicio hasta elmismísimo Satanás y sus demonios se postraran y declararan, y reconocerán queJesús es el Señor. Por supuesto, todos los hombres y mujeres lo harán de lamisma forma, los buenos y malos, los que creyeron y los que no creyeron. EstaPalabra fue dicha por el mismo Dios mucho antes que él viniera a la tierra enforma de hombre, “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra,porque yo soy Dios, y no hay más. Por mí mismo hice juramento, de mi boca saliópalabra en justicia, y no será revocada: Que a mí se doblará toda rodilla, y jurarátoda lengua” (Isaías 45:22-23). Pero, lo más cumbre es que, los demonios sireconocen a Jesús como el Señor, aun es su condición y antes de que llegue eljuicio, como lo dice la Biblia en el encuentro de Jesús y el endemoniado gadareno“Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios? ¿Has venidoacá para atormentarnos antes de tiempo?” (Mateo 8:29); “Y sanó a muchos queestaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; yno dejaba hablar a los demonios, porque le conocían” (Marcos 1:34); “Tambiénsalían demonios de muchos, dando voces y diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. Peroél los reprendía y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Cristo” (Lucas4:41); “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, ytiemblan” (Santiago 2:19), y los hombres no lo hacen. Aquí he demostrado encuatro citas, que los demonios si saben que Jesús es el Señor. Nosotros debemosde declararlo antes de tiempo, y a diferencia de los demonios, es que sideclaramos que Jesucristo es el Señor, nos hacemos del lado ganador. Ya estáescrito, Jesús venció y vendrá a premiar los que en él creyeron. Porque él ha dicho“El que no es conmigo, contra mí es” (Mateo 12:30). Es bueno explicar, porque Jesús recibe el título de Señor. Es por lo que éllogró en la cruz, por obediencia, y su obediencia fue tal, que gano ese títulodirectamente de Dios el Padre “Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel,que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo”
  • 3. (Hechos 2:36). Que obediencia, esto fue lo que hizo “y estando en la condición dehombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muertede cruz” (Filipenses 2:8). Por todo esto, ahora sabiendo que Jesucristo es el Señor, sabes que él tieneautoridad para que sepas lo que dice la Biblia “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y laverdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). No hay otro ser,por el cual podamos llegar al Padre, o por el cual podamos ser salvos. Nadie másmurió por ti, y logró llevar a la cruz todos tus pecados, todas tus maldiciones, y depaso, haber resucitado con poder al tercer día, y encontrarse a la diestra de Diosabogando por ti. Quiero que entiendan, no hay hombre o mujer que haya existidoo que viva, que pueda hacer algo por tú salvación. Solo Jesucristo el Señor. LaPalabra dice: “en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quienconstituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos1:2). Solo nos queda reconocer y declararlo “Y en ningún otro hay salvación;porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamosser salvos” (Hechos 4:12). Es Cristo Jesús por medio del cual soy salvo. Lo creo conel corazón para justicia y lo declaro con mi boca para salvación. “Padre Celestial,en esta hora declaro que creo que resucitaste a Jesús de los muertos y lo hicisteheredero del universo entero, por lo que él hizo en la cruz por mí, y que es tu Hijo,y que es reconocido como el Señor por todos los seres espirituales, y todos losseres de la tierra. Hoy decido declarar que Jesucristo es mi Señor, y al cual decidoseguir, y que no me avergüenzo de declarar tu nombre a los hombres”. Amén. Osmán Montero (Abril 29 de 2010)