Oración de un anciano

2,377 views
1,945 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,377
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Oración de un anciano

  1. 1. Oración de un Anciano Confesión de fe Señor Jesús yo creo firmemente que tu eres el Hijo de Dios. Tu eres elCristo, el Mesías que vino a deshacer toda obra del diablo, toda obra de maldad.Diste tu vida en la cruz por mis pecados y resucitaste de entre los muertos. Padre te confieso todos mis pecados, confieso haber andado por maloscaminos, haciendo lo que me gusta, confieso no haberte obedecido y pido perdóny me vuelvo a ti en arrepentimiento. Saca, destruye, arranca de mi todo, todo lo que impida que TÚ controles mivida. Quiero ser gobernado, guiado, dominado solo por Ti Padre Santo Altísimo.Lávame, limpia mi conciencia con tu sangre. Creo que tu sangre me limpia ahorade toda maldad, de todo pecado. Te pido que te quedes conmigo, en mi corazón yseas dueño y Señor de mi vida. Te confieso como mi único y verdadero Dios. Apártame para servirte,amarte, obedecerte. Dedico y consagro a TI mi vida. Gracias por redimirme, porlimpiarme, por justificarme y santificarme, muchas gracias. TE AMO PADRESANTO. Amén. Tomar toda la armadura de Dios (Efesios 6:10-18). Me fortalezco con el gran poder del Señor Jesucristo. Me pongo toda laarmadura de Dios y hago frente a todas las artimañas del diablo, y cuando llegueel día malo, permaneceré firme resistiendo hasta que acabe la batalla. Me ciño con el cinturón de la verdad, y me protejo con la coraza de justicia,y calzo mis pies con el ánimo de proclamar el Evangelio de la Paz. Ahora tomo elescudo de la fe con que voy a apagar todos los dardos de fuego del maligno.Tomo el casco de salvación y la espada del espíritu que es la palabra de Dios.Como guerrero oro todos los días y me mantengo alerta y perseverante enoración de los unos por los otros.
  2. 2. Oración de un anciano. Salmos 71 “En ti, Señor, me he refugiado; jamás me dejes quedar en vergüenza. Por tujusticia, rescátame y líbrame; dígnate escucharme, y sálvame. Sé tú mi roca derefugio adonde pueda yo siempre acudir; da la orden de salvarme, porque tú eresmi roca, mi fortaleza. Líbrame, Dios mío, de manos de los impíos, del poder de losmalvados y violentos. Tú, Soberano Señor, has sido mi esperanza; en ti heconfiado desde mi juventud. De ti he dependido desde que nací; del vientrematerno me hiciste nacer. ¡Por siempre te alabaré! Para muchos, soy motivo deasombro, pero tú eres mi refugio inconmovible. Mi boca rebosa de alabanzas a tu nombre, y todo el día proclama tugrandeza. No me rechaces cuando llegue a viejo; no me abandones cuando mefalten las fuerzas. Porque mis enemigos murmuran contra mí; los que me acechanse confabulan. Y dicen: «¡Dios lo ha abandonado! ¡Persíganlo y agárrenlo, quenadie lo rescatará!» Dios mío, no te alejes de mí; dios mío, ven pronto aayudarme. Que perezcan humillados mis acusadores; que se cubran de oprobio yde ignominia los que buscan mi ruina. Pero yo siempre tendré esperanza, y más ymás te alabaré. Todo el día proclamará mi boca tu justicia y tu salvación, aunque es algoque no alcanzo a descifrar. Soberano Señor, relataré tus obras poderosas, y harémemoria de tu justicia, de tu justicia solamente. Tú, oh Dios, me enseñaste desdemi juventud, y aún hoy anuncio todos tus prodigios. Aun cuando sea yo anciano ypeine canas, no me abandones, oh Dios, hasta que anuncie tu poder a lageneración venidera, y dé a conocer tus proezas a los que aún no han nacido. OhDios, tú has hecho grandes cosas; tu justicia llega a las alturas. ¿Quién como tú,oh Dios? Me has hecho pasar por muchos infortunios, pero volverás a darme vida;de las profundidades de la tierra volverás a levantarme. Acrecentarás mi honor yvolverás a consolarme. Por tu fidelidad, Dios mío, te alabaré con instrumentos de cuerda; tecantaré, oh Santo de Israel, salmos con la lira. Gritarán de júbilo mis labios cuandoyo te cante salmos, pues me has salvado la vida. Todo el día repetirá mi lengua lahistoria de tus justas acciones, pues quienes buscaban mi mal han quedadoconfundidos y avergonzados”.
  3. 3. Isaías 33:6 “Él será la seguridad de mis tiempos, me dará en abundancia salvación,sabiduría y conocimiento; el temor del Señor será mi tesoro”. Salmos 92 “¡Cuán bueno, Señor, es darte gracias y entonar, oh Altísimo, salmos a tunombre; proclamar tu gran amor por la mañana, y tu fidelidad por la noche, al sondel decacordio y de la lira; al son del arpa y del salterio! Tú, Señor, me llenas dealegría con tus maravillas; por eso alabaré jubiloso las obras de tus manos. OhSeñor, ¡cuán imponentes son tus obras, y cuán profundos tus pensamientos! Losinsensatos no lo saben, los necios no lo entienden: aunque broten como hierbalos impíos, y florezcan todos los malhechores, para siempre serán destruidos. Sólotú, Señor, serás exaltado para siempre. Ciertamente tus enemigos, Señor,ciertamente tus enemigos perecerán; ¡dispersados por todas partes serán todoslos malhechores! Me has dado las fuerzas de un toro; me has ungido con el mejorperfume. Me has hecho ver la caída de mis adversarios y oír la derrota de mismalvados enemigos. Como palmeras florecen los justos; como cedros del Líbanocrecen. Plantados en la casa del Señor, florecen en los atrios de nuestro Dios. Aunen nuestra vejez, daremos fruto; siempre estaremos vigorosos y lozanos, paraproclamar: El Señor es justo; él es mi Roca, y en él no hay injusticia”. Job 5:19-26 “De seis aflicciones me rescatará, y la séptima no me causará ningún daño.Cuando haya hambre, me salvará de la muerte; cuando haya guerra, me librará dela espada. Estaré a salvo del latigazo de la lengua, y no temeré cuando venga ladestrucción. Me burlare de la destrucción y del hambre, y no temeré a las bestiassalvajes, pues hare un pacto con las piedras del campo y las bestias salvajesestarán en paz conmigo. Reconoceré mi casa como lugar seguro; contare miganado, y ni un solo animal faltará. Llegare a tener muchos hijos, y descendientescomo la hierba del campo. Llegare al sepulcro anciano pero vigoroso, como lasgavillas que se recogen a tiempo”.
  4. 4. Salmos 138:3 (Nueva Versión Internacional) “Cuando te llamé, me respondiste; me infundiste ánimo y renovaste misfuerzas”. Proverbios 3:1-3 (Nueva Versión Internacional). Otras ventajas de lasabiduría. “Hijo mío, no te olvides de mis enseñanzas; más bien, guarda en tu corazónmis mandamientos. Porque prolongarán tu vida muchos años y te traeránprosperidad. Que nunca te abandonen el amor y la verdad: llévalos siemprealrededor de tu cuello y escríbelos en el libro de tu corazón”. EL GRAN obstáculo a las Oraciones. Antes de comenzar con cualquier tipo de oración en Guerra Espiritual, esSUMAMENTE IMPORTANTE, que TODOS en la familia hagan un compromiso de nohablar quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrota, amargura, sino queCAMBIE el lenguaje familiar de maldición a BENDICION. Los pleitos, las griterías, las contiendas, los desacuerdos y la intoleranciadeben desaparecer PARA SIEMPRE del hogar de lo contrario todo será un granfracaso. De ahora en adelante cambiara el lenguaje a lenguaje de BENDICION y sedeclarara la victoria de Dios en el lenguaje cotidiano. Si el ambiente de pleito ycontienda, y amargura continúan en el hogar, DE NADA SERVIRAN LASORACIONES. Tener un lenguaje negativo, pesimista o de maldición DESACTIVA lasoraciones de poder. Los cristianos que oran a Dios por una situación y declaran victoria y luegomás tarde expresan negativismo, amargura, pesimismo, derrota, maldición, en sulenguaje cotidiano, NUNCA, verán contestadas sus oraciones, por esto es que haymuchos cristianos que por años oran por una situación que nunca se resuelve. Ellenguaje que utilizamos para orar debe estar en CONCORDANCIA con nuestrolenguaje cotidiano.

×