Ensayo Comida chatarra

2,846
-1

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,846
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo Comida chatarra

  1. 1. BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA Facultad Ciencias de la Comunicación Asignatura: DHTIC Ensayo: Adicción a la comida Profesor: Jesús Humberto López Coronado Alumna: Hebreo Castellanos Cadmiel Ismerai Modalidad Semi-escolariza
  2. 2. Comida chatarra: ¿Podría llegar a ser la otra cara de la adicción?Cuando hablamos de adicciones nos referimos a una cierta dependencia ya sea auna sustancia, actividad o relación pero sabemos que las adicciones te puedenperjudicar tanto física como emocionalmente. La mayoría de las personas alhablar de la palabra “adicción” lo primero que se les viene a la mente son lasdrogas pero existe la otra cara de la moneda la que pocos identificamos en otraspersonas, incluso pueden pasar desapercibidas en nosotros mismos como porejemplo: adicción a los juegos, sexo, internet, etc. En este escrito abordaremos laadicción a la comida chatarra, este tema adquiere importancia por los grandesproblemas emocionales, físicos e incluso sociales que provocan esta adicción. Laimportancia es aún mayor cuando la obesidad comienza a perjudicar de unamanera sorprendente a nuestro país, actualmente podemos percatarnos que lacomida chatarra se ha vuelto uno de los mayores problemas puesto quedesencadenan numerosas enfermedades en el cuerpo humano. Me gustaríaabordar los estudios científicos que aprueban la comida chatarra como adicción,enfermedades como la obesidad y la bulimia que se encuentran estrechamenterelacionadas con esta adicción, causas, problemas psicológicos que sufren laspersonas con esta adicción y por último, como podríamos controlarpsicológicamente el gran “abismo” emocional que provoca esta adicción.La comida chatarra actualmente, se ha vuelto un gran problema social, paramuchas personas no solo provoca un daño físico, (el subir de peso y provocardiversas enfermedades) si no también, un problema psicológico y más aun paraaquellas personas que suelen comer compulsivamente. Estudios recientes hancomprobado que la comida “basura” es como una droga, sus cerebros lareconocen como tal, activando las mismas zonas y reaccionando de la mismamanera que cuando alguien es adicto a la cocaína o a la heroína. Unainvestigación con ratones comprobó que cuanto más comida “basura” ingeríanmenos eficaz era la respuesta de placen desencadenada por el cerebro, por lo quedebían consumir cada vez mayores cantidades y por lo tanto sus kilosaumentaban, este mismo proceso desarrollan aquellas personas adictas a
  3. 3. sustancias como la heroína o cocaína. Por esta razón se compara con las drogas.La adicción de los ratones hacia la comida hizo perder por completo su controlalimenticio, pues preferían todo aquello que les proporcionara azúcar quecualquier otro alimento que no lo contuviera. El problema de su adicción se debíaa la dopamina, una sustancia que se libera en el cerebro cuando tenemosexperiencias placenteras, presentadas también en personas que consumencocaína, su principal objetivo es busca el placer ya sea por medio de la comida,las drogas o el sexo, es también una sustancia química esencial para elaprendizaje, la memoria y la toma de decisiones. La dopamina la experimentanpersonas con obesidad, llega un momento que no sienten la misma satisfacciónen la comida normal por lo que comienzan a ingerir mayor alimento calórico pararecompensarse buscando un clímax, es por eso que cada vez ingieren mayoresporciones de comida chatarra para satisfacerse. La reacción que tuvieron losratones también la presentamos nosotros en el cerebro, debemos de tener un grancuidado de cuanta comida chatarra consumimos ya que sin darnos cuentapodemos consumirla en montones cayendo en una adicción y puede que despuésprovoque sobre peso u obesidad. Las personas con esta adicción podrían justificarsu fuerte necesidad por consumir grandes cantidades de comida al afirmar que yaes parte de una adicción que no pueden controlar culpando a su cerebro queactúa mecánicamente, pero las adicciones en general tienen algo que va mas alláde una simple respuesta cerebral.Comenzando a abordar el tema desde otro enfoque, en su mayoría las personasque sufren adicción a la comida tienen obesidad y pierden el control comiendo sinpoder detenerse. Podemos relacionar el comer impulsivamente con una adicción,entonces estamos hablando que las personas que consumen demasiada comidachatarra, como habíamos mencionado anteriormente produce un nivel de“satisfacción” pero de cierto modo ingieren alimentos para estar felices, olvidar susproblemas, o entrar en un trance emocional donde comen de una manera“automática”. La comida en vez de convertirse una necesidad fundamental, sevuelve una “anestesia” del dolor. Cuando las personas adictas se encuentranenvueltas en estrés, angustia, preocupación, sienten que algo en su vida no andan
  4. 4. bien y no saben cómo resolverlo recurriendo automáticamente a su anestesia parapoder huir de sus problemas y sentir placer en la comida. En definitiva sabemosque esta no es la manera para resolver los problemas, las personas con este“estrés” emocional deben de aprender a lidiar con sus problemas directamente,reconociéndolos, aceptándolos y resolviéndolos sin recurrir a su primeraescapatoria, para algunas personas es el alcohol, el cigarro, las drogas, etc. Eneste caso, parecería inofensivo hablar de una adicción a la comida pero realmenteadquiere mayor importancia cuando se vuelve obesidad o un trastorno alimenticioafectando nuestra vida social, emocional como consecuencias y sin exagerar, queen cualquier momento los puede llevar a la muerte.La adicción a la comida la podemos encontrar en personas con trastornosalimenticios como lo es la bulimia, puesto que no pueden evitar los atracones decomida en su mayoría grasas y azucares. La bulimia es una enfermedad en dondese quiere llegar a la “perfección física”, no pueden evitar comer desesperadamentey cuando al fin satisfacen su necesidad se sienten culpables pensando quecomiendo no podrán llegar a ese estereotipo social. Frecuentemente utilizan elsecretismo, es decir se levantan a media noche y comen a escondidas. Susacciones son auto destructivas es dañando físicamente su cuerpo por el aumentode peso, sumado a un sentimiento de culpa y rechazo hacia uno mismo.Regularmente las personas que sufren este tipo de problemas alimenticios tienenuna baja autoestima, se miran en el espejo y se odian a sí mismos por tener unoskilos de más provocados por no tener el suficiente control en la comida. . GeneenRoth, autora de varios estudios sobre el tema, en su libro Cuando la comidasustituye al amor explica así como para ella, que deseaba perder peso, los kilosde más suponían un escudo con el que protegerse de otros problemas:”Mientrastuviera la atención pendiente en lo que comía, del tamaño de la ropa que usaba,de la celulitis y de cómo sería mi vida cuando finalmente consiguiera perder peso,no había persona capaz de herirme profundamente. Mi obsesión por el peso eramás apasionante e inmediata que nada que pudiera sucederme con una amiga oun amante. Cuando me sentía rechaza por alguien, me decía que esa personarechaza mi cuerpo, pero no a mí, y que cuando adelgazara las cosas serían
  5. 5. diferentes“. La bulimia como podemos ver es una enfermedad a mi parecer aunmás peligrosa puesto que comienzan a deteriorar sus hábitos alimenticios de unaa manera muy drástica, jugando prácticamente con su cuerpo pues su peso no esestable, se obsesionan tanto por tener un cuerpo ideal que su único objetivo en lavida es perder peso pero al ser adictos a la comida cada vez ven más lejano suobjetivo. Son trastornos que van más allá de una simple adicción si no queintervienen rasgos psicológicos que necesitan ser tratados por un especialista y sino se atiende de manera pronta, estas personas podrían llegar a la muerte.Podemos observar que la obesidad y la bulimia tienen una estrecha relación encuanto a la adicción a la comida, ambas necesitan ser tratadas por un especialistay el evitar los atracones de comida, de esta manera para las personas obesas lesresultara más fácil bajar de peso cuando comienzan a ver la comida de unamanera diferente, comiendo cuando se tiene hambre no cuando se sientan tristes,así mismo para una estabilidad de su peso en las personas bulímicas. Se puedeempezar con el auto-control, yo creo que este es un paso importante para unarecuperación. El dejar la adicción a la comida no es tan fácil porque podemosobservar que son similares las características de una adicto al alcohol con ladiferencia que un alcohólico puede alejarse de los bares para superar su adicción,un drogadicto puede salir de su ambiente pero, ¿cómo puede hacer algo similar unadicto a la comida? Para el tratamiento a esta adicción no es posible alejarse perosi, el control y modificación su actitud en la comida, por esta razón hablaba delauto-control. La principal raíz del problema no está en lo que se coma, si no elporqué, de esta manera se puede controlar en cierta parte este problema.Considero que el primer paso para una recuperación es estar consientes de quese es adicto a la comida y plantearse un reto para superar el problema. Porejemplo: Gloria Arenson en su libro Una sustancia llamada comida propone un”plan a cuatro niveles“.1. Nivel físico: la conducta. La autora recomienda llevar un diario en que sereflejen los”episodios de atracón“, y puntuarlos por su intensidad según una escaladel uno al diez.
  6. 6. 2. Nivel emocional: los sentimientos. Con cada una de las anotaciones, hay quepreguntarse qué hay en nuestras vidas que merezca una puntuación como la quese le acaba de otorgar a la comilona.3. Nivel cognitivo: los pensamientos y las creencias. Como no se ha encontradonada que merezca esta puntuación, hay que analizar qué pensamos sobrenosotros mismos después del atracón y por qué creemos que lo actuamos así.4. Nivel transpersonal: la recuperación del poder. Hay que dejar de sentirse unavíctima y se deben buscar las medidas para logarloDesde mi punto de vista todos al menos alguna vez en nuestra vida hemoscomido por satisfacción y no por sentir hambre, lo malo de esto es el comerexcesivamente o sin pensar en el daño que le podemos causar a nuestroorganismo o simplemente en la adicción que podemos caer. La obesidad y labulimia son enfermedades que se encuentran frecuentemente en las personas,desgraciadamente se están volviendo cada vez más comunes. Los huecosemocionales que dejan estas enfermedades son en muchos casos irreversibles,para evitar todos estos problemas es necesario comenzar a observar nuestrasactitudes alimenticias y si es nuestro caso no pasarlo por desapercibido si nointentar salir adelante por nosotros mismo. No es fácil controlar una adicción a lacomida pero tampoco imposible. La comida es un elemento esencial para nuestrasubsistencia pero no fue creado para olvidar nuestros problemas emocionales ointentar evadir la realidad. La adicción a la comida es un problema no solo físico sino también emocional, es necesario ser cuidadosos para no convertir unanecesidad básica en una anestesia para el dolor.ReferenciasLantigua, I. L. (marzo, 2010). Enganchados a la comida “basura” .Madrid, Elmundo.esTrivedi, V.(septiembre, 2010). Por qué la comida chatarra es adictiva, Londres, lanación.com, ciencia y salud.
  7. 7. Jampolis, M. (septiembre 2011). La adicción a la comida comparte síntomas con lade la droga o el alcohol. México, CNN.

×