Your SlideShare is downloading. ×

Ciudadanía y participación

335

Published on

Paper elaborado por Thais Maingon y Katheryne Molina Medina para proyecto CESAP-El Nacional

Paper elaborado por Thais Maingon y Katheryne Molina Medina para proyecto CESAP-El Nacional

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
335
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 1PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008“VIVIENDO Y HACIENDO LA DEMOCRACIA QUE QUEREMOS”Convocado por La Fundación Cultural Miguel Otero Silva y el Centro Social para la Acción Popular (CESAP)(Sede El Nacional, Boleíta- Caracas)CIUDADANÍA EN DEMOCRACIA: Un debate entre conceptos, principios y el ejercicio participativoThais Maingón/Katheryne Molina*ResumenEl objetivo de esta presentación es el de identificar varios aspectos que toman lugar en los debates quegiran alrededor de la noción de ciudadanía y sugerir un acercamiento que tenga sentido para laVenezuela actual. Para empezar se presentará una definición o idea de ciudadanía con el fin de tratar dedejar claro qué se va a entender por ciudadanía. Segundo, se discutirá sobre las principalesdimensiones o componentes de la ciudadanía. Luego se analizarán algunos de los principalesmecanismos de participación ciudadana puestos en marcha en los últimos 8 años, haciendo énfasis enlos Consejos Locales de Planificación Pública y en los Consejos Comunales. A modo de conclusión setratará de vincular las diferentes relaciones que se tejen alrededor de la ciudadanía, la participación y lainclusión en el devenir de la democracia venezolana.Introducción: la ciudadanía en democraciaLa ciudadanía se ha convertido en una de las ideas o construcciones político-sociales, másimportante de nuestras sociedades. Esta idea reconoce a los individuos como poseedores dederechos con responsabilidades colectivas en las cuales la estabilidad de un gobierno descansa. Enesta presentación se espera explorar los alcances de la potencialidad de esta idea-práctica así comotambién los dilemas y contradicciones que presenta.No puede pensarse en democracia si no hay ciudadanos. Cuando se piensa en democracia debepensarse en “agentes”, es decir, en seres humanos razonablemente autónomos y responsables aquienes el sistema legal democrático les reconoce esa calidad en tanto sujetos jurídicos. En losúltimos años ha habido, alrededor del mundo y, específicamente en Venezuela, avancessignificativos dirigidos hacia la corrección de los desequilibrios sociales y políticos aunque ello no sehaya traducido en un progreso o desarrollo de la institucionalidad, lo que afecta de forma adversa laprofundización de la democracia y la ampliación de la ciudadanía. Se han multiplicado los problemasque impiden la cohesión social, se ha dificultado la gobernabilidad democrática, se ha profundizadola fragmentación social y las inequidades se presentan y se expresan en las diferentes estructuras(económicas, sociales, culturales, de género, étnicas) y tienden a reproducirse a través de lasinstituciones: sistema educativo, servicios de atención en salud, relaciones de trabajo, relaciones degénero, entre otras. Las sociedades se hacen mas heterogéneas y diferentes a su interior lo que
  • 2. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 2PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008dificulta, por un lado, atrapar el concepto de ciudadanía y por el otro lado, estar en capacidad deejercerla activamente. La ciudadanía se ha convertido en una especie de saco de ideas que la hadesdibujado. Ello es así ya que la ciudadanía contiene al mismo tiempo elementos individuales comocolectivos. Es un concepto potencialmente democrático y es producto de una construcciónsociopolítica.El proceso de globalización ha tenido impactos que se han traducido en cambios, tanto en laconformación como en la constitución de actores colectivos como respuesta principalmente, a lastransformaciones ocurridas en los mercados laborales, en los modos de producción, en las formas deconcentración del capital, en los procesos de des-industrialización, de-salarización y flexibilizacióndel trabajo. Ello trae como consecuencia la emergencia de nuevos actores que generan nuevasrelaciones de fuerza. Algunos autores destacan que la globalización también ha producido y produceimpactos en la relación entre la democracia, las identidades y la justicia por lo que la democraciadebe desarrollar capacidades para controlar estos desequilibrios sin que ello afecte la ciudadanía.En este contexto se produce un cambio, tanto en el discurso como en la práctica, del ejercicio de laciudadanía, lo que incluye cambios en su concepción y formas de entenderla y de ejercerla. Enefecto, fue a partir de la conformación del Estado Social en América Latina, de sus instituciones,especialmente de los partidos políticos, que se inició un proceso de incorporación de ampliossectores de la población a la ciudadanía. Este proceso no fue uniforme ni homogéneo, por elcontrario, fue un movimiento heterogéneo y muchas veces excluyente de las mayorías. A pesar desus características, el Estado venezolano fue el elemento y el actor más importante de este proceso,su acción estuvo dirigida, principalmente, hacia la ampliación progresiva de la ciudadanía reciénconstruida, a través de la incorporación de los sectores rezagados, como ciudadanos con derechos:civiles, políticos, económicos y, sobre todo, sociales.La fragilidad que presentaban las instituciones en Venezuela, funcionó como una barrera decontención que impidió que la ciudadanía se consolidase y ampliase de manera tal que los derechosdifícilmente lograron sostenerse, lo que resultó a la postre en dificultades para ejercerlos así comotambién, lograr una ciudadanía plena y activa.La literatura especializada en este tema identifica a los derechos como la base de la ciudadanía.Generalmente, se les clasifica en diferentes generaciones de acuerdo al orden cronológico de sureconocimiento. Fueron reconocidos primero las exigencias relacionadas con la libertad individual ylos derechos civiles. Luego, le tocó el turno a las exigencias de libertad política y de participación,tanto en el gobierno como en la sociedad; después se le agregaron las exigencias que combinabanla libertad con la igualdad para la satisfacción de las necesidades básicas y no tan básicas y porúltimo, de mas reciente reconocimiento, están las exigencias que permiten defender a la humanidady que tienen que ver directamente con las consecuencias negativas del uso de tecnologías de punta,
  • 3. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 3PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008la contaminación de las aguas y del aire, cuestiones que atentan contra la paz, las culturas, ladiversidad, la tolerancia.El objetivo general de esta presentación es discutir sobre una concepción ampliada de ciudadanía ysus implicaciones para la práctica democrática, las dimensiones de la ciudadanía y susrepercusiones en la participación, se presentarán algunos de los mecanismos más importantes departicipación ciudadana puestos en marcha en este siglo en Venezuela y sus repercusiones para laautonomía. Se intentarán identificar algunos lineamientos que permitan dibujar opciones diferentesdel ejercicio de la ciudadanía activa como parte importante de la responsabilidad de la sociedad paragarantizar el ejercicio pleno de los derechos.1.- ¿Qué es la ciudadanía o qué vamos a entender por ciudadanía?Lo que hemos venido entendiendo por ciudadanía proviene de las visiones contrastantes quepresentan, en algunos aspectos, el pensamiento liberal (tradicional, individualista) y el republicano(social). Estas diferencias se derivan de la definición de individuo y su relación con lo público quesostiene cada una de estas corrientes de pensamiento.La tradición liberal entiende a la ciudadanía como el vínculo que se establece entre el Estado y losintegrantes de una sociedad. Es en la esfera de lo público en donde, por un lado, se reconocen ygarantizan una serie de derechos a todos los individuos que habitan un determinado territorionacional o que conforman una sociedad y es también, en donde se estructuran los interesescolectivos y se da respuesta a las diferentes demandas de los ciudadanos. Los ciudadanosgarantizan su igualdad a través de la seguridad legal que le otorgan los procesos democráticos. Deigual forma, el liberalismo entiende a la ciudadanía como un concepto que tiene un carácterpotencialmente universal, argumentando que todos los ciudadanos son individuos libres e iguales.La tradición republicana, por su parte, centra su concepción de ciudadanía en el ejercicio activo ypleno que adquieren las personas con el destino de la sociedad en donde viven. Por tanto, laciudadanía incluye el ejercicio de los derechos civiles, políticos, sociales y culturales. Está asociada ala participación de los individuos en la vida comunitaria y al control de los ciudadanos de los poderespúblicos. La ciudadanía es entendida como el vínculo que se desarrolla a través de un compromisorecíproco entre los poderes públicos, el Estado y los individuos.Para la visión liberal el individuo tiene derechos como producto de su relación con una comunidad oun Estado. Para la tradición republicana, el individuo tiene derechos sólo por su condición de serhumano.Estas dos visiones podrían ser complementadas desde las perspectivas que entienden a laciudadanía como parte del Estado en contraste con las que la entienden como un derecho que vamás allá del Estado. El Estado genera visiones y prácticas Estado-céntricas caracterizadas por la
  • 4. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 4PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008coerción en contraste con la idea de ciudadanía entendida como emancipación. El uso de la fuerzaes incompatible con la idea de auto-gobierno, una de las ideas centrales de la democracia. Elconcepto de ciudadanía lleva en su seno la tensión entre fuerza, coerción, autogobierno yemancipación ya que la ciudadanía, a través de la historia de las sociedades, significó luchas por sermiembro reconocido y participar activamente en una comunidad o sociedad, luchas por lograr gradosde autonomía y control sobre sus vidas. Hoy en día la ciudadanía expresa un dilema o contradicciónentre el Estado visto como una comunidad exclusiva y la ciudadanía definida como un statusuniversal.La ciudadanía combina de una forma inusual las esferas de lo público y de lo social con la individual.Al mismo tiempo, expresa un proceso de cambio continuo por lo cual no se podría decir que lahumanidad o una sociedad determinada, haya llegado al punto en que todos sus miembros seanciudadanos activos y plenos. La ciudadanía es un proceso y como tal puede cambiar, avanzar,evolucionar pero también involucionar.Llegados a este punto es necesario que definamos que estamos entendiendo por ciudadanía.Ciudadanía implica reconocimiento y ejercicio de los derechos, no solo a los ojos del Estado sinoentre los propios ciudadanos. Ello implica la construcción de una condición de pertenencia, dereciprocidad y de cohesión de los miembros de una sociedad. La ciudadanía es uno de losprincipales aspectos de la integración social que le da vida a la democracia y permite que los sujetosparticipando, se apropien del poder que los respalda como ciudadanos iguales con característicassociales, políticas y culturales diferentes, capaces de organizar su vida y conducir sus destinos.Ciudadanía comprende una serie de derechos, obligaciones y responsabilidades que se construyenen una relación dinámica y activa que concierne a los individuos y su relación con sucomunidad/sociedad y el Estado. Es decir que a los derechos individuales se les agregan losderechos sociales. La función de los derechos es la de otorgarle autonomía a los individuos. Lasnecesidades de la comunidad/sociedad y los intereses de los individuos son indivisibles.La condición de ser humano no se traduce mecánicamente en ciudadanía. Se es ciudadan@ cuandose actúa en un contexto determinado (comunidad/sociedad) ejerciendo determinados derechos yadquiriendo ciertas responsabilidades y obligaciones. Estas acciones están enmarcadas en relacióncon un Estado, reconociendo a los otros en igualdad de derechos y en un contexto políticodemocrático. Estas intervenciones públicas deben ser legítimas y cada día los espacios departicipación ciudadana deben ampliarse más, para ello es necesario estructurar las relaciones entreciudadan@s, comunidades y Estado en donde todos avancen progresivamente hacia el bienestar yuna calidad de vida digna.
  • 5. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 5PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008La lucha por la reducción de las desigualdades socioeconómicas y el déficit de reconocimiento dederechos implica intervenir y participar activamente como ciudadan@s en los diferentes espaciospúblicos con el fin de convertirnos en miembros plenos de una sociedad. Sintetizando, tenemos que:1. Tradicionalmente se ha denominado ciudadan@s a los miembros de una sociedad dada. Esta es unadefinición estática y pasiva de ciudadanía.2. La ciudadanía está articulada fuertemente con la democracia y con la participación. Esta es unadefinición de ciudadanía dinámica y activa.3. Derechos, obligaciones y responsabilidades: ser ciudadanos implica ser responsables por las políticasque se hacen en nuestro nombre. El argumento de que los ciudadanos tienen el derecho a no ejercersus derechos ignora el hecho de que los derechos son indivisibles y están unidos a lasresponsabilidades.4. Para ser ciudadan@s es necesario que seamos reconocidos como tales e iguales, que seamoslegitimados como miembros de una sociedad o comunidad dada. El status de ciudadan@ implica unsentido de inclusión dentro de una comunidad o sociedad..5. La importancia de la libertad, la no dominación y la autonomía: todo ello conforma una noción depoder. Los ciudadan@s tienen poder y debemos ser activos en presionar por nuestras demandas ypor tomar responsabilidades por las políticas que democráticamente se deciden.2.- ¿Cuáles son las dimensiones o qué compone la ciudadanía?Quedó claro que las responsabilidades y los derechos deben entenderse como condiciones quepermiten el ejercicio de la ciudadanía con autonomía. Para mantener y expandir nuestros derechosdebemos cumplir con nuestras obligaciones y aceptar nuestras responsabilidades.Las principales y primeras dimensiones reconocidas de la ciudadanía son los derechos. Estos a suvez son de diferentes tipos. Los derechos civiles que son los que garantizan las libertadesfundamentales, son naturales de la condición humana y comprenden los derechos a la vida, lalibertad de expresión, para protestar, de religión, de pensamiento, de trabajo, de propiedad, justicia,entre otros. Sin estos derechos los individuos estarían a merced del poder arbitrario del Estado.El segundo tipo, son los derechos políticos que comprenden el derecho a participar en el ejercicio delpoder político como miembros investidos de autoridad pública, a votar y a ser elegido, a deliberar, acomprometerse y compartir el poder. El tercer tipo está constituido por los derechos sociales que sonaquellos percibidos como restricciones a la libertad económica (mercado) pero en realidad susefectos potenciales en los individuos les otorga autonomía y libertad y son los derechos a laeducación, trabajo, salud, vivienda, seguridad social y ciudadana, bienestar, entre los másimportantes. Estos son los derechos que más expansión han tenido y los que han provocadomayores contradicciones en cuanto a su reconocimiento.
  • 6. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 6PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008El ejercicio de este conjunto de derechos y las responsabilidades que conllevan se combinan con lasobligaciones que se materializan en las instituciones. La ciudadanía tiene que ver, principalmente,con los sistemas de protección y promoción de las oportunidades y desarrollo de las capacidades,con los sistemas de aseguramiento de la calidad de vida, con la generación y promoción delbienestar social y con la participación en los beneficios. La ciudadanía se fortalece con laparticipación efectiva de los miembros de la sociedad en los asuntos públicos. Ello ayuda a enfrentarlos problemas que se derivan de la falta de cohesión social y a tejer lazos de solidaridad.Hoy en día, la ciudadanía tiene una sobre dosis de derechos, obligaciones y responsabilidades queconspiran en contra su la calidad. Habría que hacer un esfuerzo por reconectar los derechos con lasresponsabilidades para lograr un ejercicio pleno y activo de la ciudadanía.3.- ¿Cómo se ejerce la ciudadanía o qué requiere la participación ciudadana?El ejercicio ciudadano hace referencia a seres autónomos, racionales, insertos en un orden social, enel cual, cada derecho conferido tiene adherida una responsabilidad para consigo y para con lasociedad o comunidad a la que pertenece.En este sentido, es importante señalar que luego de la instalación del Estado Social, ese serautónomo ha tendido y pretendido retirarse al mundo privado, desvinculándose casi por completo dela vida pública, sin sentir compromiso con ésta. Es allí, donde, por un lado, comienza a desdibujarseel ejercicio ciudadano, y por otro, la vuelta necesaria de las democracias participativas. Es derecordar los estudios realizados sobre los niveles de conciencia cívica, participación ciudadana ycredibilidad/confianza en las instituciones en los países latinoamericanos cuyos resultados dejanclara existencia de una fragilidad institucionalidad, un limitado capital social y un débil vínculo con lopúblico.3.1.- La responsabilidad en la participación: el dilema entre el individuo y el colectivoPartiendo de la relación continua entre la esfera privada/la pública con la indivisibilidad de losderechos que incluyen la responsabilidad de su ejercicio, es pertinente discutir que se establece unvínculo entre sobre lo que son “mis intereses” (lo particular) y lo que son “nuestros intereses” (locolectivo). Esto es, comprender que la participación ciudadana no abriga más que la defensa de losintereses individuales en un contexto colectivo, lo mismo que los proyectos locales en un contextonacional, de modo tal que sea posible conciliar los intereses individuales y las necesidadescolectivas.Son las estructuras institucionales las que tienen la responsabilidad de regular y construir losprocesos de conciliación de las demandas entre el individuo y el colectivo (agenda particular vsagenda universal), teniendo como fin, la desconcentración de poder, pues ello permite generarmecanismos dirigidos a la búsqueda de la autonomía y la resolución de las “tensiones” sociales en el
  • 7. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 7PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008marco de la autonomía e interdependencia necesaria en estos espacios. Así, cuando los derechos ylas responsabilidades son definidos tomando en cuenta sólo las demandas del colectivo, con unenfoque comunal-primitivo (filiación sanguínea, espacio geográfico, afinidades ideológicas oculturales, entre otras), se corre el riesgo de no reconocer o aceptar al otro como igual, concualidades y necesidades diferenciadas; por lo tanto potencialmente excluido como miembro conderechos.Los derechos envuelven responsabilidades y son ejercidos por un colectivo, lo que quiere decir quesu locus es la comunidad. Son estos derechos y no otros, los que privan las acciones y deberespolíticos, por ello, en el colectivo se deben defender los derechos, así como compartir lasresponsabilidades. No caer en una dilución de derechos en la “masa”, dónde se reconocen unos,mientras que las responsabilidades son de todos… y de nadie a la vez.3.2.- La participación como ejercicio democráticoEs pertinente en este punto, discurrir sobre el ejercicio democrático entendido como el ejercicio dederechos/responsabilidades dentro del marco de la participación. Para ello, es útil preguntarse decuál participación hablamos.Para algunos autores la fortaleza de una sociedad se mide por el vigor de la acción ciudadana, puesella expresa la voluntad y la capacidad para determinar y definir el destino del colectivo, de lasociedad, del país.Existen fundamentalmente dos formas de ver y entender la ciudadanía, desde una perspectiva másestática, si se quiere restringida, acotada y otra iluminada por el dinamismo, ampliada, comprendidadesde la acción. La primera hace referencia a que el ejercicio ciudadano se agota en la adscripción aderechos y responsabilidades; la segunda, entiende la ciudadanía como una acción participativa enlos diversos ámbitos o espacios de una sociedad que van desde el político-electoral, la contraloría yhasta la construcción y deliberación sobre la agenda pública. Esto se puede visualizar de la siguientemanera:DERECHOS YRESPONSABILIDADESPARTICIPACIÓN O ACCIÓNPARTICIPATIVA• Participación política, electoral, militanciapartidista• Contraloría Social• Participación Civil (cooperación colectiva, ODS)• Deliberación sobre la agenda pública• Cumplimiento de la leyCIUDADANÍACIUDADANÍA
  • 8. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 8PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008La integración de ambas visiones da como resultado que el ejercicio ciudadano contemple laparticipación político-ciudadana de una forma amplia que incluya a la partidista y que no secontraponga a ella, más bien que la complemente. No hay una sola forma de participar y existenmuchos y diferentes canales para ejercer la participación, entendida como un proceso en el cual elindividuo autónomo puede y debe incorporarse.4.- Los nuevos mecanismos de participación: capacidad e institucionalización oparticipacionismo sin decisiónSon diversas las cuestiones sujetas a análisis en estos tiempos recientes de revalorización del poderciudadano y el ejercicio que el soberano hace a través de variados mecanismos de participación. Enlos últimos 8 años, Venezuela ha experimentado una gran “explosión participacionista”. Cabe revisarcuáles han sido esos mecanismos, su efectividad en tanto espacios para la incidencia pública y suoperatividad en un contexto donde coexisten instancias de representatividad y de participación.4.1.- Autonomía y corporativismo: “el pecado original”La vuelta a las democracias participativas ha traído consigo la posibilidad de una participaciónciudadana a través de vehículos que permiten discutir sobre el proyecto de país que se deseaconstruir y sobre el siempre “intangible” e indefinible bien común, que para el caso, tiene que ver conalcanzar una calidad de vida digna. Aquí es útil preguntarse, aún sin total respuesta sobre algunascuestiones: ¿En qué momento se comprometen los ciudadanos?, ¿cuánta autonomía tienen losciudadanos?, ¿los mecanismos de participación posibilitan la autonomía de acción de losciudadanos?, ¿qué incidencia pública tienen las decisiones de los ciudadanos?Intentando responder a estas preguntas, algunos alegan que la participación debe ser directa y lainclusión de los ciudadan@s debe estar contemplada desde el diseño de las políticas y programashasta su ejecución y seguimiento. Siendo que no estamos en Atenas y la escala humana haceinviable la incorporación de tod@s, en todas y cada una de las decisiones e instancias de decisión,deben generarse, por tanto, instrumentos dirigidos a expandir la injerencia ciudadana en los asuntospúblicos, sin que ello sea en detrimento de la democracia representativa. En ese sentido, losreferendos, plebiscitos, audiencias públicas, cabildos abiertos, revocatorias de mandato, consejoscomunales, comités de tierra, mesas de discusión, entre otros, sobre determinada política públicason mecanismos de participación ciudadana.La autonomía, como fue mencionado, va de la mano con el ejercicio de la ciudadanía. Uno de losobjetivos de los mecanismos de participación es la desconcentración del poder por lo que losciudadan@s tienen el deber de conocer la independencia que tienen estos mecanismos, no solo delas instancias político-partidistas sino también, del Estado central. En el caso venezolano, luego dehaber compartido el poder durante la década de los noventa en el marco del proceso de
  • 9. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 9PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008descentralización en donde se configuraron entes regionales y locales diferenciados con autoridadeselectas por sufragio universal y popular que actuaban como mediadoras y con una cierta capacidadresolutiva en las regiones y localidades, hoy día, estamos en presencia de un gobierno cuya visiónde la participación es muy restringida, con ambiciones de revertir el proceso de descentralización, loque reforzaría una ciudadanía tutelada y pasiva.Ciertos mecanismos que se creía que eran participativos, nacieron con la marca del “pecado original”que no es otra cosa que el corporativismo, entendido como uno de los elementos fundamentales deuna nueva estructura institucional que está directamente relacionada con y promocionada desde elpoder central. Ello hace muy difícil, cuando no imposible, la participación autónoma de l@sciudadan@s (con sus formas propias de asociación, cooperación y redes) en el proceso de toma dedecisiones.Esto no es nuevo en Venezuela. La mayoría de los “movimientos sociales”, las centrales obreras, lossindicatos y otras formas de acción ciudadana o política han estado tradicionalmente mediados por elpartido del gobierno de turno. En el caso de mecanismos más recientes de organización y deexpresión de la participación ciudadana como son los Consejos Comunales, los distintos comités ymesas técnicas, entre otras instancias, en donde la práctica del corporativismo se manifiesta contoda su fuerza, contraviniendo el proceso de descentralización y conformando organizacionesparalelas a las establecidas en el contexto municipal y hasta regional dependientes del poder centrallimitando de esta forma, la autonomía que debe privar en el quehacer ciudadano.La consecuencia directa de estas prácticas anti-ciudadanas es el desdibujamiento de lainstitucionalidad haciendo difuso el trabajo local, fortaleciendo el poder central en detrimento delregional y local. Convierte el espacio de deliberación y participación en “cascarones vacíos” donde nohay posibilidad alguna para la discusión sobre la formulación y diseño de políticas públicas yciudadanas; sucede al mecanismo de participación como instrumento –natural, automático yabsoluto- de acción política del gobierno.4.2.- Los Consejos Locales de Planificación Pública y Consejos ComunalesEn el contexto actual venezolano, han sido aceptados dos nuevos mecanismos que abren espacios ala participación ciudadana y promocionados y legalizados por el gobierno a nivel nacional: LosConsejos Locales de Planificación Pública (CLPP) y los Consejos Comunales (CC). Desde otraperspectiva, es interesante resaltar la activación de nuevos mecanismos de participación y ejerciciociudadano desde la óptica de la corresponsabilidad social como los que se encuentran expuestos enlas leyes de Servicio Comunitario y de Servicio Social Integral.Existen grandes dudas y desconocimiento sobre la efectividad de estas experiencias en lo atinente alos valores fundamentales de la participación que estos espacios prevén, como por ejemplo los que
  • 10. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 10PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008tiene que ver con la autonomía, la profundización de la descentralización y la interdependencia entrelos poderes, entre otros. Sin embargo, es justo señalar que estos tipos de compromisos ciudadanos,aún cuando presenten debilidades, son, en todo caso, canales dirigidos a la activación del derecho ala participación en la solución de los problemas que aquejan a las comunidades.En la Constitución de 1999, la participación ciudadana está prescrita como la forma en que lacolectividad toma parte activa en la gestión administrativa. De esta manera, comienza a aparecer lanecesidad de ejecutar y activar medidas de contraloría social y deliberación ciudadana sobre losasuntos de interés colectivo.Entre las diferentes y variadas iniciativas presentadas por el gobierno en cumplimiento con lopautado en la Carta Magna, son de mencionar por su importancia relativa en la intervención en elproceso de toma de decisiones públicas, a los CLPP y los CC. El primero, pareciera que goza de unamayor visualización de la necesidad de trabajar de forma integrada con otros entes de laadministración pública, con las “fuerzas vivas” y organizaciones instaladas previamente en el mundolocal. El otro, nace tutelado por el gobierno central, como una figura que se opone o que absorbe lasorganizaciones comunitarias de base pre-existentes, pero con una potencialidad para generar ydesarrollar interés por lo público, por conocer las necesidades del colectivo en donde los individuoshacen vida y por solucionar los problemas mas apremiantes de su comunidad.Ahora bien, desde hace más de una década, con el proceso de descentralización la sociedadvenezolana ha venido experimentando una creciente actividad hacia la formación y consolidación deespacios de participación local; derivando en la conformación de redes de la sociedad civil,movimientos vecinales y populares, sólo que la Constitución de 1999 hace más evidente e imperativala importancia de la participación protagónica y directa en los asuntos públicos.Ambas espacios están definidos como instancias que deben promover y organizar la participaciónciudadana, bien sea en los procesos de planificación de políticas publicas (CLPP), en procesos queconllevan la corresponsabilidad o la contraloría social de los procesos y decisiones que tome elcolectivo (CC). En todo caso, son entidades que potencian la deliberación y contraloría social a nivelmunicipal e incorporan las funciones de coordinación y cooperación en el diseño y ejecución depolíticas públicas locales, promoviendo la organización de la comunidad, integrando a comunidadesorganizadas, grupos vecinales, comités, mesas técnicas y otras manifestaciones de la sociedad civil,en el entendido de que éstas instancias funcionan también como mecanismos de inclusión. De estamanera, se espera que de este esfuerzo asociativo resulten soluciones colectivas, decididas sobre labase de la solidaridad y la cooperación del colectivo, que podrían ser más eficientes que las tomadasde manera individual.
  • 11. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 11PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 20085.- Cuáles son los principales retos para la consolidación de la ciudadanía en Venezuela?La ciudadanía es un concepto que no se valida sino es en la práctica. Es un ejercicio que tiene ungran potencial como idea para luchar contra las injusticias y a favor de una calidad de vida digna. Losderechos implican responsabilidades. Estos no se dan en un vacío político. Consecuentemente,tenemos la responsabilidad de ejercer nuestros derechos lo que es fundamental para alcanzar unbuen funcionamiento de nuestra comunidad. Los vínculos que se tejen entre los ciudadanos y elejercicio de sus derechos y responsabilidades construyen solidaridad entre sus miembros.Hay una relación muy cerrada entre ciudadanía y democracia. Podríamos decir que la ciudadanía esuna precondición para el desarrollo de la democracia. Derechos y responsabilidades implican alsistema de gobierno de la democracia. La democracia permite transformar a los miembros políticosde sujetos en ciudadanos. Una coherente política para ampliar la ciudadanía comprendería:• El reconocimiento y legitimación de los ciudadanos.• Desarrollar políticas capaces de influenciar o de impactar a la sociedad en cuanto al respeto ala disidencia, construcción de tolerancia y la gobernabilidad.• Construir nuevas instituciones y fortalecer las existentes, para que sean capaces deinfluenciar social, civil y culturalmente las prácticas democráticas y desarrollar nuevasprácticas de deliberación y toma de decisiones que impidan que los derechos civiles ypolíticos dominen a los derechos sociales y culturales.• La política de participación debe tener un por qué en el proyecto de país, promoviéndose másampliamente desde la base.• Revisar y reactivar las figuras e instancias de representatividad para que se amplíen yrepliquen modelos participativos “aguas adentro”.• Implementar procesos de capacitación en las organizaciones sociales, para que construyendocapacidades ciudadanas pueda desarrollarse el capital social.• Es necesario recalcar que la idea de ciudadanía es una idea que implica universalismo.Todos los miembros de una sociedad tienen el derecho de participar de forma autónoma,política y socialmente en la construcción de sus vidas. Este es el fin de la democracia y de laciudadanía activa y plena.
  • 12. T h a i s M a i n g ó n , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a - i n v e s t i g a d o r a , C E N D E S - U C VK a t h e r y n e M o l i n a , S o c i ó l o g a , P r o f e s o r a U C A B , U N I M E T Página 12PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO A LA CULTURA DEMOCRÁTICAMarzo de 2008REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS• BOMBAROLO, Felix (2003): “El Fortalecimiento de los canales de participación ciudadana frente a losretos de la desigualdad social”, en: Bodemer, Klaus (editor): Políticas Públicas, inclusión social yciudadanía, Nueva Sociedad, Caracas, pp. 257-282.• CUNILL GRAU., Nuria (1991): Participación ciudadana, CLAD, Caracas.• MAINGON, Thais (2005): “Los Consejos Locales de Planificación Pública: ¿Nuevos espacios para laparticipación ciudadana en Venezuela?”. En: CENDES: Venezuela Visión Plural, tomo II,bid&co.editor/CENDES-UCV, pp.535-554.• MAINGON, Thais (2007): “Los consejos Comunales: ¿Espacios para la construcción de ciudadanía y elejercicio del poder popular?”, Informe final, Proyecto de investigación: Redefinición de la democracia yla ciudadanía en Venezuela: nuevas relaciones entre el Estado y sociedad civil, Parcialmentefinanciado por el FONACIT, Nº S1-2002000420, Coordinador: Luís Gómez, CENDES-UCV, mimeo.• MARSHALL, T. H./Bottomore, Tom (1992): Ciudadanía y clase social, Alianza Editorial, España.• TOURAINE, Alain (2000): Igualdad y Diversidad. Las nuevas tareas de la democracia, FCE, México.

×