Reforma Energética Presentación
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Reforma Energética Presentación

on

  • 204 views

 

Statistics

Views

Total Views
204
Views on SlideShare
204
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Reforma Energética Presentación Reforma Energética Presentación Presentation Transcript

    • “El tesoro mexicano, próximamente regalado”.
    • INTRODUCIÓN. En México, Pemex es la empresa paraestatal más grande y es una de las nueve organizaciones más importantes a nivel mundial con mayor cobertura de ventas de productos petrolíferos, y su riqueza petrolera puede ser aprovechada para mejorar su economía. No obstante, existen factores externos como la falta de políticas públicas, un sistema tributario sólido y eficiente que permitan contar con finanzas públicas sanas y en particular fortalecer las finanzas de la empresa paraestatal de petróleos mexicanos. La inversión extranjera, como nuestros gobernantes lo llaman, es una solución que proponen a la Nación para que la industria energética y petrolera se transforme para el desarrollo de dicha industria. El propósito de éste ensayo es realizar un análisis para evaluar la problemática petrolera de México, así como obtener las principales conclusiones y conocer hasta dónde afectará a la sociedad mexicana la posible inclusión de dicha reforma en la Nación. A lo largo del ensayo abordaremos también algunos subtemas como: conceptualización de reforma, artículos constitucionales que definen al sector energético y sus limitantes, una reforma energética a nivel constitucional, no es la mejor vía para tener un desarrollo en el sector energético, la inversión extranjera no es la única solución para la problemática de PEMEX.
    • DESARROLLO. Conceptualización de reforma. La reforma energética de 2013 en México es una iniciativa de reforma constitucional presentada por el Presidente de la República. Feliciano Blázquez en su obra Diccionario de las Ciencias Humanas, 1997, explica que el término reforma del latín re-formare (volver a formar), es un cambio no sustancial de un régimen político, es decir, corregir algunas situaciones concretas, pero que no perturban el orden establecido (p. 423). De acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 2013, el artículo 28 define al petróleo y al gas como un sector estratégico donde el sector público ejerce un control exclusivo, mientras que el 27 prohíbe que el gobierno otorgue concesiones al sector privado para el petróleo o el gas (p. 62-85).
    • Una reforma energética a nivel constitucional, no es la mejor vía para tener un desarrollo en el sector energético. La iniciativa de reforma, propone la inversión y participación mediante contratos de utilidad para la exploración y extracción del petróleo y el gas en la actividad de Pemex. Ésta reforma tendría que modificar el artículo 27 constitucional ya que prohíbe otorgar concesiones al sector privado para dichas actividades, ya que el Estado tiene exclusividad sobre la propiedad de los recursos del subsuelo y las diversas actividades que de ello emanen. El objetivo de ésta reforma energética según el ejecutivo será maximizar los niveles de producción y así mismo la renta petrolera. En lo que refiere a la renta petrolera, cito un fragmento del artículo “¿Por qué puede ser mala idea la reforma energética?” de la revista electrónica Forbes México, del economista Diego Castañeda, dónde nos explica lo siguiente:
    • La renta petrolera, no sólo está en función de una mayor producción, sino de los costos de la misma, en una reforma donde los contratos permiten el compartir un porcentaje de la utilidad y donde una parte de las reservas pase a la contabilidad de las empresas privadas, se necesitaría que la producción creciera de forma muy significativa para compensar dicha pérdida de utilidad en los contratos, que debido a las más altas primas de riesgo no será menor (párr.8). En cuanto a la mencionada reforma a los artículos 27 y 28 constitucional, citamos un fragmento de uno de los miembros del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y Presidente de la Academia Mexicana de Ingeniería (1991-1993), Ingeniero Javier Jiménez Espriú, quién en su libro “La reforma energética: ¿Qué hacer?”, menciona que nuestro gobierno federal:
    • Dice no cambiar la Constitución, pero la propuesta la trasgrede; dice fortalecer a Pemex, pero su propuesta lo hace renunciar a su capacidad operativa y a su crecimiento; dice no privatizarlo, pero su propuesta cede a la iniciativa privada de participaciones, instalaciones y mercados, condenándonos a la abstinencia de la ciencia y la tecnología; dice buscar transparencia y combate a la corrupción pero su propuesta plantea procedimientos laxos, inciertos, confidenciales, opacos y discrecionales; dice no que no hay contratos de riesgo, pero propone contratos incentivados sin acotamiento alguno; dice que los hidrocarburos son y seguirán siendo sólo de los mexicanos, pero abre la puerta para compartirlos. En suma nuestro gobierno tergiversa, miente y engaña (párr.2). En las actividades de muy alto costo como lo son la extracción de petróleo y gas de lutitas bituminosas, dado el caso de que el objetivo es incrementar la producción y con ello la renta petrolera éste método por contratos de utilidad compartida debería entrar en gran discusión y análisis para saber si en realidad ésta propuesta es factible para lograr éstos objetivos.
    • En ésta situación de no obtener la maximización de la producción deseada, Pemex presentaría más pérdidas en sus utilidades y en la renta petrolera, dado que Pemex es una de las empresas que más aporta recursos fiscales al país, una pérdida en estos recursos pondría en riesgo la economía de la sociedad mexicana, y abrirían puerta a buscar nuevos métodos de recaudación fiscal tales como el incremento a los impuestos, reducir el gasto público, entre otras, afectando así el bienestar económico del país. El modelo de inversión extranjera en el sector energético por medio de contratos tal como se habla en la reforma energética de México no es nuevo, éste modelo es un esquema muy semejante al que se ha usado en Brasil y en Venezuela. Y es un diseño que no maximiza la renta petrolera. Brasil tiene una renta petrolera mucho menor a la de México a pesar de tener un flujo financiero mayor. Si el objetivo como se anuncia es el maximizar la renta petrolera, entonces claramente este mecanismo no lo asegura.
    • La inversión extranjera no es la única solución para la problemática de PEMEX. La reforma energética basa sus argumentos en la hipótesis de que Pemex no cuenta con las herramientas tecnológicas, conocimiento y recursos necesarios para realizar las actividades antes mencionadas en aguas profundas y ultra profundas, que es dónde aseguran se encuentran grandes yacimientos de petróleo y que dada ésta situación, se requiere de la inversión de grandes empresas privadas ya que supuestamente son las únicas que cuentan con la capacidad tecnológica para incrementar el desarrollo de Pemex. Ahora bien, pensando en desarrollar tecnología y conocimiento en el país, el problema recaerá en los recursos económicos para adquirirla y dado a esto se requiere de la inversión extranjera, una reforma fiscal antes de una reforma energética darían una posible solución a éste problema. Respecto a éste punto Diego Castañeda, menciona que: Si se libera la carga fiscal de Pemex y se le permite invertir en la adquisición de tecnología y en desarrollar el conocimiento necesario para explorar y extraer en terrenos complejos podrá ser más eficiente, incrementar su producción y con ello la renta petrolera. La reforma trascendental es por lo tanto la fiscal, de acuerdo a datos del IEA (Agencia Internacional de Energía) México es uno de los países en el mundo con mayor dependencia fiscal en su explotación petrolera y sabemos que a su vez México es uno de los países con menor recaudación fiscal en el mundo (párr.13).
    • De esta manera Pemex podría invertir sus propios recursos en su propia tecnología y desarrollo y habiendo sido aprobada la Reforma Fiscal ésta podría ser una solución a la problemática de Pemex. De esta manera también se podría fomentar el desarrollo de la tecnología en nuestro país y así contribuir al desarrollo energético sin tener que ceder al sector privado una sola molécula de los hidrocarburos y verdaderamente abrir campo de trabajo para los mexicanos.
    • CONCLUSIÓN. Hemos analizado en pequeña escala a “La Reforma Energética” que nuestro Gobierno Federal hoy en día a incluido en la práctica de las actividades de Pemex y CFE, con ello podemos llegar a la conclusión de que ésta reforma contiene grandes riesgos para la economía mexicana, a pesar del gran descontento que se presentó por parte de un gran número de ciudadanos mexicanos, el gran riesgo y todo el trasfondo de dicha reforma, nuestros legisladores ya aprobaron dicha reforma y la modificación a nuestra constitución en los artículos que conciernen a la inclusión de la reforma, con una decisión de esta importancia la opinión pública mediante encuestas hubiesen sido un medio factible para que la voz de la sociedad mexicana sea escuchada ya que seríamos los mayores afectados si la reforma energética no llegase a funcionar como lo plantea nuestro gobierno.
    • BIBLIOGRAFÍA: Jiménez Espriú, Javier. “La reforma reforma energética: ¿Qué hacer?”. Jiménez Espriú, Javier. Análisis a la reforma energética 2013. www.juridicas.unam.mx www.bibliojuridica.org Castañeda, Diego. Economía y Finanzas. ¿Por qué puede ser mala idea la reforma energética? www.forbes.mx Reforma energética “Resumen ejecutivo”. www.presidencia.gob.mx Blázquez, Feliciano. Diccionario de las Ciencias Humanas. Spain: Editorial Verbo Divino, 1997. Carbonell, Miguel. Leyes y Códigos de México, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 170ª Ed. México: Editorial Porrúa México, 2013.