Your SlideShare is downloading. ×
Miii autobiografìa!!
Miii autobiografìa!!
Miii autobiografìa!!
Miii autobiografìa!!
Miii autobiografìa!!
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Miii autobiografìa!!

937

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
937
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MI ARTÍCULO BIOGRÁFICO KAREM ANGÉLICA NEIRA SABOGALMi nombre es Karem Angélica Neira Sabogal, nací el 28 de junio,en Ponte, lugar que pertenece ala Provincia de Cajabamba. Mis padres son Melasio Neira Peña, de profesión Operador demaquinaria pesada y Luisa Reyna Sabogal Crespín, de profesión Profesora de Educación Inicial;tengo dos hermanas: Fiorela Neira Sabogal y Jaydi Neira Sabogal.Los seis primeros años de mi vida los viví en Ponte; allí realicé mis estudios iniciales, en donde mimamá era mi profesora, cabe recalcar que aún no tenía el título oficial de profesora, podíanenseñar con secundaria completa pero les pagaban un sueldo mínimo.Ponte es zona rural lo cual me gustaba mucho porque los fines de semana tenía la costumbre de ircon papá al río, mientras mamá se quedaba en casa preparando la comida en compañía de mihermana, tíos, abuelos; que también vivían allí.Con frecuencia viajaba a Cajabamba con mi mamá y hermanaa ayudarle con las compras de losalimentos para el hogar, en algunas oportunidades mis tíos me llevaban a pasear.Con mi mamá pasaba mayor tiempo ya que ella misma me enseñaba en el jardín, en cambio papáregresaba a casa por la noches de trabajar; me gustaba que lleguen los fines de semana porquequería disfrutar del tiempo en familia, paseábamos por los campos, aunque a veces tenía algunospleitos con mi hermana, pero a pesar de todo, ambas nos queríamos mucho.Mis padres también tenían por costumbre vestirnos de la misma manera, bueno creo que comoéramos pequeñas a ninguna de las dos nos incomodaba, en ocasiones en las que se pudocelebraron nuestros cumpleaños en otras solo pequeñas reuniones familiares.Llegó el último año de jardín de mi hermana y yo asistí a su fiesta de promoción; como veía que atodos los integrantes les otorgaban una cadenita, yo también quería, y no recuerdo cómo me lasarreglé pero al final conseguí que me diesen una.Pasado el tiempo terminé mi jardín; mi hermana ya estaba en segundo de primaria; ese fue elúltimo año que viví en Ponte.Un día mi tío, en una conversación con mis padres, les propuso de ir a vivir a su casa enCajabamba; no sé cómo pero aceptaron para mudarse, supongo convencidos de querer brindar asu familia una mejor calidad de vida.
  • 2. En ese entonces, llegaba la hermana de mamá de viaje, mis padres le propusieron que viva connosotros, ella aceptó pero solo por unos días, sin imaginarse que se quedaría por mucho mástiempo de lo previsto. Todo lo acordado se puso en marcha, nos trasladamos a Cajabamba, nosinstalamos en la casa de mi tío, arreglamos todas nuestras cosas y fueron a inscribirnos al nuevocolegio “Nuestra Señora del Rosario”, mi hermana a tercero y yo a primer grado. Recuerdo elprimer día como si fuese ayer, no podía dormir; mi hermana y yo estábamos muy emocionadas;nos despertamos muy temprano; mientras mi mamá preparaba el desayuno y alistaba lasloncheras, mi tía nos ayudaba a colocarnos el uniforme.Mi tío fue el encargado de llevarnos el primer día al colegio, que por cierto nos dijo que vendría arecogernos a la hora de salida y nunca llegó, creo que se olvidó de sus sobrinas; ahora lo recuerdoy me causa mucha gracia, pero en ese entonces me desesperé porque no me ubicaba y no sabíahacia dónde es que teníamos que ir. Mi hermana tenía un vago recuerdo del camino, como noquedaba de otra, fuimos por tal camino, preguntando a diferentes personas si conocían la casa detal persona, luego tuvimos una mayor orientación y no sé como pero logramos llegar a casa.En el colegio hice muchas amistades, pero pocas veces salía; prefería pasar el tiempo estudiando;me gustaba salir a participar en diferentes actividades.Tiempo después mi mamá nos da la noticia que está embarazada; fue una gran noticia, meemocionaba la idea de tener otro hermano; a pesar de ello, mamá seguía enseñando en Ponte,tenía que viajar todos los días y regresar; me parecía demasiado cansado por el estado en el quese encontraba. Estábamos cerca de la llegada del nuevo miembro de la familia y mamá seguíatrabajando; un día nos avisaron que la habían trasladado al hospital, había llegado el momento,nació una bebé, ya éramos tres hermanas; fuimos a visitarla al hospital, mi papá prefirió esperaren casa, por cierto que estaba tan nervioso que parecía que iba a ser padre por primera vez.Mi mamá decide abandonar su trabajo, pero la situación cada vez se tornaba más difícil; cada vezse necesitaba de más dinero y solo contábamos con el sueldo de papá, es allí donde mi mamádecide retomar sus estudios de Profesora de Educación Inicial, a pesar de ya contar con familia yde todo los obstáculos que se le presentaban.Mi mamá a la par con sus estudios se dedicaba a vender ropa, mi papá le ayudaba; ambostrataban de darnos los mejor.Gracias a la ayuda de mi tía en los quehaceres del hogar mis padrespodían trabajar y estudiar, pero a pesar de ello todo era muy cansado.Mi hermana creció y tenía que ir al jardín, ahora tres éramos las que teníamos que estudiar; eltiempo que compartíamos en familia disminuyó, ya que mi papá pasaba mayor tiempo en sutrabajo y mamá estudiando; los días que podíamos pasarlo juntos tenían que atender el puesto deropa, que era la otra actividad a la que también se dedicaban.
  • 3. El tiempo pasó y mi tío formó su propia familia, nosotros teníamos que pensar en hacer nuestrapropia casa ya que todo el tiempo no íbamos a vivir con ellos. Con el esfuerzo de mis padreslograron la construcción de la casa; abandonamos la casa de mi tío y nos independizamos ahoraya con algo propio.Todo salió bien, al mismo tiempo mi madre terminaba sus estudios superiores; ahora sí ya contabacon un título; consiguió trabajo rápidamente aunque aun no logra nombrarse; pero confio en quemuy pronto lo logrará.En el colegio todo iba bien, participaba en diferentes concursos, en varias ocasiones obtuvediplomas y mis padres se sentían orgullosos de ello, participaba en actuaciones realizadas porfechas importantes, pero mis padres casi nunca podían asistir debido a sus trabajos.Recuerdo que en los recreos con cada una de mis amigas nos turnábamos para llevar cada díadiferentes cosas para compartir, todo aquello era muy hermoso, pero cada vez se iba acercando elfinal del nivel primario; celebramos nuestra fiesta de promoción y realizamos nuestro viaje deexcursión, que por cierto fue a Cajamarca. Viajamos en la madrugada, nos hospedamos en unhotel de la plaza de armas, cada habitación estaba conformada por tres integrantes, por la nochesnos reuníamos en una sola habitación y conversábamos de distintas cosas, era muy interesante laidea de intercambiar experiencias entre compañeras; conocí diferentes lugares, nos tomamosfotografías, la pasé muy bien y tengo recuerdos que los guardaré por siempre.Empezó una nueva etapa en mi vida, el nivel secundario, lo esperaba con ansias. El primer día declases volví a rencontrarme con muchas de mis amigas.Mi colegio tenía que mejorar su infraestructura y para ello iban a construirlo nuevamente, mientrastanto tuvo que funcionar en otro local, como ahí su horario de estudios era por la mañana no sepodía estudiar en el mismo horario porque no había suficientes aulas para el alumnado. Nuestrohorario de estudios cambió, y tuve que adecuarme a otro por la tarde.Empecé a adoptar una nueva actitud; salía más seguido y no específicamente a hacer trabajos,sino a simplemente pasear;comencé a descuidar mis estudios lo que provocó que baje mirendimiento académico, supuestamente como que uno se sentía más rebelde porque estaba ensecundaria, las personas que me conocían se sorprendían de mi cambio, no esperaban eso de mi.Un día junto con otra amiga nos evadimos del colegio y casi nos cuesta una expulsión, la policíanos encontró y como estábamos con uniforme nos llevaron al colegio; no sabía qué hacer , ladirectora hizo llamar a nuestros padres, ellos tuvieron que justificar nuestro comportamiento y a lavez comprometerse que no lo volveríamos hacer.
  • 4. Mis padres son comprensivos, sabían que me gustaba bailar y me daban permiso para salir; encambio con mis amigas pasaba todo lo contrario, a ellas no les dejaban, yo era una de las pocaspersonas que salía con permiso, eso me gustaba ya que no tenía que ocultarles nada.Luego me di cuenta que estar en secundaria es sinónimo de madurez y no de tratar o creerse otrapersona.Entendí que no debía descuidar mis estudios, bueno y tampoco dejar de hacer lo que megusta (salir con mis amigos, bailar), saber distribuir mi tiempo, esa nueva actitud me atrajo más, yaque no dejaba de hacer nada de lo que me gustaba.Mi grupo de mejores amigas estaba conformado por nueve integrantes, éramos muy unidas,compartíamos diferentes cosas, la pasábamos muy bien en el colegio; hacíamos muchastravesuras, cuando llovía me gustaba caminar junto con ellas bajo la lluvia, no importaba si semojaba el uniforme, simplemente disfrutábamos el momento.En cuarto grado de secundaria salí a participar en una danza, recuerdo que como mi colegio erasolamente de mujeres, en ese año algunas tuvieron que disfrazarse de hombres, nunca antes sehabía hecho eso, siempre se buscaba una danza en la que solo interactúen mujeres, ese añocambió, mi danza obtuvo el primer puesto.Al año siguiente en el 2009 mi danza fue de hombres, todas tuvimos que disfrazarnos de tales.Valió la pena, volvimos a ganar, y esta vez concursamos con diferentes provincias, y como en otrasocasiones salimos victoriosas.Cada vez me acercaba al final de esa etapa, y no quería, tenía miedo; me parecía que no habíapasado nada de tiempo cuando ingresé a secundaria, y veía tan lejos terminar algún día.Bueno se terminó quinto, celebré mi fiesta de promoción, año en el que fue BODAS DE ORO; sinpensarlo, al siguiente día mis padres estaban haciendo todos los trámites para enviarme a recibiruna preparación para postular a la Universidad Nacional de Cajamarca.No tuve tiempo de despedirme de mis amigas, todo pasó muy rápido.Me enviaron a casa de mistíos junto con mi hermana mayor, ella ya había ingresado. Estuve un ciclo preparándome en unaacademia, no me adaptaba casi al ambiente, viajaba con frecuencia a visitar a mis padres. Ese añono quise postular porque no me sentía preparada, quería esperar un poco mas de tiempo.Regresé por un tiempo a Cajabamba, mientras empezaba los nuevos ciclos de academia. Mequedaba a cargo de la casa porque mamá tenía que ir a trabajar, me despertaba temprano aprepararle el desayuno a mi hermana menor, lavaba su ropa, ya que solo quería que se dedique asus estudios, preparaba el almuerzo y así estuve durante un tiempo, hasta que otras vez meenviaron a prepararme.
  • 5. Esta vez los viajes a Cajabamba era menos frecuentes, pues tenía que adaptarme a mi nuevavida, tenía que dedicar mas tiempo a mis estudios. La carrera que quería estudiar era Derecho, sellegó el examen de admisión y no logré ingresar, es entonces cuando empecé a preocuparme más,ya que había perdido un año; mis padres me inscribieron en un centro de estudios de ingresodirecto, estuve unos ciclos, pero pude ingresar, claro, esta vez postulé a otra carrera.Actualmente me encuentro estudiando la carrera profesional de Economíay continúo viviendo conmis tíos y hermana mayor, mis padres y hermana menor viven en Cajabamba,Los extraño mucho como es normal y sé que ellos a mi también y aunque esta situación no es deltodo fácil, sé que al final tendrá su recompensa, pues estoy segura que lograré terminarsatisfactoriamente mi carrera profesional, llenando de orgullo a mis padres y sabremos así que losmomentos en los que estuvimos alejados y que nos causaron tristeza no serán en vano.

×