Your SlideShare is downloading. ×
LITERATURA DELA EDADMEDIA                             1.   Características de la Época Medieval:                          ...
Características:   • La transmisión oral: Durante milenios, la palabra desnuda, mantenida en la memoria,      fue el único...
LECTURA                  “EL CANTAR DEL MÍO CID”                      CANTAR TERCERO                   LA AFRENTA DE CORPE...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

El cid sep

38

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
38
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "El cid sep"

  1. 1. LITERATURA DELA EDADMEDIA 1. Características de la Época Medieval: - Carácter religioso. La religión era el eje de la cultura medieval. - Se crean las lenguas romances por descomposición del latín mal hablado. 2. Cantares de Gesta: Nacen y se desarrollan en la sociedad feudal; por lo tanto reflejan los valores y características inherentes a ella como son; la fidelidad y el honor de los caballeros feudales. Tienen las siguientes características: a. Son anónimos b. Se transmitían en forma oral. El juglar recitaba las hazañas de sus héroes nacionales a un auditorio reunido en torno a él. c. Destacan el valor, la fuerza, el honor y la fidelidad. d. Los juglares acompañaban la narración de los Cantares de gesta con música. 2.1 El Cantar de Mío Cid: Es el primer poema escrito en castellano que ha llegado hasta nosotros. Se conserva casi íntegro, gracias a una copia que hizo de él Per Abbat en el siglo XIV. Se cree que el poema de Mío Cid debió de componerse a comienzos del siglo XII, cuando aún estaban recientes las hazañas de Rodrigo Díaz de Vivar, en la época en que los cristianos luchaban para conquistar sus territorios invadidos por los musulmanes. 2.2 Estructura del Cantar del Mío Cid: I Cantar: Destierro del Cid II Cantar: Bodas de las hijas del Cid III Cantar : La Afrenta de Corpes Tema Central: El honor y la lealtad del Cid. Personajes : El cid, doña Elvira, doña sol, doña Ximena, Diego y Fernando1. LITERATURA MEDIEVAL1.1.Literatura popular y tradicional1.2.Características La Literatura popular y tradicional: Junto a la literatura culta — escrita, inalterable y de autor generalmente conocido — corre paralela otra literatura llamada popular y tradicional que muestra, a veces, una extraordinaria calidad artística. Esta literatura pertenece al folclore, es decir, al “saber tradicional del pueblo” que, además de las costumbres, los juegos, las fiestas, las creencias, ...., incluye como aspectos destacados los cuentos las leyendas, las canciones y los romances. Este folclore literario es una de las más completas manifestaciones de la cultura y el modo de ser en España.
  2. 2. Características: • La transmisión oral: Durante milenios, la palabra desnuda, mantenida en la memoria, fue el único procedimiento de conservación y transmisión de la cultura literaria. El pueblo, que considera estas formas literarias como algo suyo, las transmite oralmente, de generación en generación, reelaborándolas. • Brevedad: El pueblo prefiere las composiciones breves que se pueden captar fácilmente y por eso a veces se llega a una condensación quizás excesiva, en el afán de reducir y eliminar lo superfluo. • Sencillez: La literatura popular es sencilla en el fondo y la forma. No presenta demasiados convencionalismos ni artificios, porque brota espontánea como expresión de un sentir general. Pese a esto presenta una curiosa efectividad poética. • Anonimia: Hay un creador inicial, un individuo especialmente dotado que interpreta y expresa el sentir del pueblo. Otros individuos a través del tiempo van rehaciendo la obra que se considera un bien común a disposición de la comunidad. Variantes: Como consecuencia del punto anterior, y de su carácter oral, aparece uno de los aspectos más claramente diferenciadores de la literatura popular de la culta: las numerosas variantes de un mismo cantar, cuento o romance.2. EL POEMA DE MIO CID2.1.Contexto histórico y social.2.2.Los cantares de gesta. Contexto histórico y social: En la poesía medieval había dos escuelas o mesteres — oficios —: el mester de juglaría, propio de los juglares, y el de clerecía, propio de los clérigos. Entre el mester de juglaría cabe resaltar como características principales la presencia de versos irregulares, que oscilan entre diez y veinte sílabas, y que son mayoritariamente monorrimos, rimando siempre en asonante. El juglar era el que divertía al rey, a los nobles o al pueblo. Se ganaba la vida ante un público para recrearlo con la música, la literatura, la charlatanería o con juegos de manos, de mímica, de acrobacia,... También servían como órganos de publicidad y de influencia en la opinión. Los cantares de gesta: Los poemas épicos son narraciones en verso de carácter heróico. Su objeto era cantar o relatar la vida de personajes importantes, sucesos notables o acontecimientos de vida nacional que merecieran ser divulgados. Debido a su carácter oral la mayoría de ellos. Su probable origen es que un poeta, que se ha servido de materiales del patrimonio popular o colectivo, los haya redactado.
  3. 3. LECTURA “EL CANTAR DEL MÍO CID” CANTAR TERCERO LA AFRENTA DE CORPES (Fragmento) Suéltase el león del Cid.- Miedo de los infantes de Carrión.- El Cid amansa al león.-Vergüenza de los infantes. Estaba el Cid con los suyos en Valencia la mayor y con él ambos sus yernos, los infantes de Carrión. Acostado en un escaño dormía el Campeador, ahora veréis qué sorpresa mala les aconteció. De su jaula se ha escapado y andaba suelto el león, al saberlo por la corte un gran espanto cundió. Embrazan sus mantos las gentes del Campeador y rodean el escaño protegiendo a su señor. Pero Fernando González, el infante de Carrión, no encuentra dónde meterse, todo cerrado lo halló, metiose bajo el escaño, tan grande era su terror. El otro, Diego González, por la puerta se escapó gritando con grandes voces: “No volveré a ver Carrión”. Detrás de una gruesa viga metiose con gran pavor y de allí túnica y manto todos sucios los sacó. Estando en esto despierta el que en buen hora nació y ve cercado el escaño suyo por tanto varón. “Qué es esto, mesnadas?, ¿Qué hacéis aquí alrededor?” “Un gran susto nos ha dado, señor honrado, el león”. Se incorpora Mío Cid y presto se levantó, y sin quitarse ni el manto se dirige hacia el león: la fiera cuando le ve mucho se atemorizó baja ante el Cid la cabeza, por tierra la cara hincó. El Campeador entonces por el cuello le cogió, como quien lleva un caballo en la jaula lo metió. Maravillándose todos de aquel caso de león y el grupo de caballeros a la corte se volvió. Mío Cid por sus yernos pregunta y no los halló, aunque lo está llamando no responde ni una voz.

×