Igualdad y mujer

119
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
119
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Igualdad y mujer

  1. 1. APUNTES SOBRE EL FEMINISMO1.- Igualdad y Mujer.- De la historia podemos extraer hechos y acontecimientos registrados sobre el trato y larelación de los hombres con las mujeres llegando pronto a la conclusión de que han sidomás los hechos que explicitan la desigualdad que la igualdad. Ello nos emplazaría aenfocarnos en la naturaleza de la desigualdad y deberíamos retrotraernos a tiemposbastantes remotos en la historia o en la prehistoria de la humanidad y así distribuir unconjunto ingente de acontecimientos que nos permitiera comprender el desarrollo de unfenómeno repetitivo y constatable. Porqué el hombre y la mujer son iguales o no, es un tema que podemos abordarlo desdeángulos muy diversos, biológico-genético, anatómico, fisiológico, religioso, mitológico,etc., pero todos estos ámbitos de conocimiento suelen describir fenómenos de unanaturaleza dada o de un saber consolidado en la tradición, tanto desde la cienciadescriptiva como del estudio de las costumbres o la moral y por tanto no representanotro conocimiento que el que sirve para constatar lo que a todos nos resulta obvio yevidente, es decir, que hombres y mujeres somos diferentes. Pero lo cierto es que hoyqueremos hablar de la igualdad y la mujer, pretendiendo hacer una revisión de losprocesos y cambios sociales que han avanzado en la igualación de derechos entrehombres y mujeres.Por ese motivo el conocimiento sociológico representa un instrumento válido paraconocer la relación entre igualdad y mujer, porque dicha relación; mujer e igualdad,adquirirá carta de naturaleza al calor de los cambios más significativos de los siglosXIX y XX. Al mismo tiempo que se desarrolla la llamada “Cuestión Social”, entorno ala cual se producirán las primeras aportaciones científicas de la Sociología y, endefinitiva, como el mismo Comte estableciera, un tratamiento Físico de lo Social.De ese modo las virtudes del conocimiento científico natural, su objetividad einapelabilidad racional, impregnará al propio movimiento social en el que se forma y lacuestión social comenzará a tener una explicación al margen de la religión, laprovidencia o la naturaleza intrínseca de las cosas, para encontrar una congruenciacientífica y racional.Como consecuencia de los procesos sociales que se viven en la Revolución Industrial, larevisión de las condiciones sociales y la rápida transformación del espacio urbano, lacuestión femenina recupera una perspectiva de masas totalmente práctica.Así pues podemos encontrar perspectivas economicistas-laboralistas, junto aperspectivas políticas o pedagógicas.2.-La Historia reciente.En España, fue la “Institución Libre de Enseñanza” (escuela creada en Madrid porelementos liberales y europeizantes a finales del siglo XIX) donde surgió el feminismoespañol. Como a las mujeres se les negaba el acceso a los medios de educación superior(y hasta a la Academia, a la condesa de Pardo Bazán), se crearon, sucesivamente, una“Residencia de Señoritas” y un “Liceum Club”, mientras, en Barcelona, DolorsMonserdá de Maciá (1845-1919), fundó un “Instituto de Cultura para la Mujer queTrabaja” y una “Biblioteca para la Mujer. En 1917, finalmente, se creó una “Unión delFeminismo Español2, por María Luz Morales, que publicó el periódico La voz de laMujer.Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 1
  2. 2. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOHabía tres tipos marcados de feminismo: el aristocrático, que aspiraba sobre todo alcambio de la situación jurídica; el republicano, de clase media, que quería el sufragio, yel obrero, que reclamaba la igualdad absoluta.Cuando se proclamó la República, en 1931, las Cortes Constituyentes decidieronreconocer el voto femenino, a pesar de que una de las feministas más destacadas,Victoria Kent (n.1896), pidió que se aplazara esta decisión, porque temía que lasmujeres votaran de acuerdo con los consejos de la Iglesia y derribaran la República. Aligual que en otros países, estos temores resultaron infundados y las mujeres votaron, engeneral, como sus maridos. La República fomentó la entrada de la mujer en laUniversidad, colocó a varias en puestos políticos destacadazos y estableció el divorcio.Cuando, en 1936, estalló la guerra civil, las mujeres ocuparon lugares deresponsabilidad en el lado republicano y no pocas formaron en las filas de las milicias oen los comités obreros de control que administraron las empresas colectivizadas.Terminada la guerra civil, las mujeres perdieron el voto y en el franquismo sólo lotenían cuando eran cabezas de familia.En Alemania, el dicho del canciller Otto Bismarck, según el cual la mujer debía guiarsepor las tres K: Kusch, Kirche, Kinder (cocina, iglesia, niños) inspiraba la actitudgeneral. Allí el feminismo se nutrió especialmente de maestras e institutrices. Esto teníauna razón: las muchachas, educadas solamente para ser esposas, no sabían hacer nadafuera de la casa; las que quedaban solteras sólo podían ser institutrices o maestras. Perono existían bastantes plazas para ellas, pues el Estado no las consideraba aptas paraenseñar en sus escuelas, porque no habían pasado por la Universidad, pero, al mismotiempo no se las admitía en ella. Esto provocó frustraciones que se manifestaron enfeminismo. Haciéndose eco de ellas, luisa Otto-Peters fundó en 1865 una “SociedadGeneral de la Mujer Alemana”.En 1890, Augusta Schmidt y H. Lange formaron una asociación más amplia, con ayudade numerosas institutrices que luchaban por la igualdad de educación.En 1900, la Federación de Uniones de Mujeres Alemanas reunía ya 110.000 afiliadas en137 sociedades. Su acción consiguió la igualdad de instrucción y la apertura de lasUniversidades a las mujeres. En algunas empresas empezó a haber mujerescontramaestres; la enorme empresa armamentista Krupp estaba dirigida por una mujer,Bertha Krupp (1886-1957).Sólo al acercarse la Primera Guerra Mundial comenzó a hablarse de derechos políticosfemeninos. Terminada la contienda, los socialistas subieron al poder. Cuando sediscutió la constitución de la nueva República, en la Asamblea de Weimar, se decidióreconocer el voto a la mujer.En los países escandinavos, la labor fue más fácil, porque había una vieja tradición deindependencia femenina. La mujer había sido la igual del marido entre los vikingos;luego, cuando Suecia se convirtió en una potencia militar y los hombres partían a laguerra, las mujeres se quedaban a cargo de sus negocios y tierras. Pero el puritanismoluterano fue restringiendo, poco a poco, esta independencia. Federika Kremer (1801-1865), que vivió un tiempo en los Estados Unidos, al regresar de ellos se puso a escribir.Su novela Herta, causó sensación en 1856, porque era un intento de justificar lasreivindicaciones feministas no con la rebeldía, sino con la tradición. Para Kremer, elfeminismo consistía en devolver a la mujer escandinava su personalidad histórica.Los progresos fueron rápidos. En 1858 se reconoció la mayoría de edad a los 25 años.En 1862 se le concedió el voto municipal, y en 1903 el derecho de elegir y ser elegida.Igual camino siguió el movimiento feminista en Noruega, donde se consiguió en 1907.En Finlandia se reconoció en 1907, y en Dinamarca en 1915. La figura más interesanteAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 2
  3. 3. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOdel feminismo escandinavo, porque ejerció una influencia internacional, fue la suecaEllen Key (1849-1926), cuyas doctrinas pedagógicas fueron muy escuchadas yaplicadas. Se basaba en el deseo de dar al niño plena libertad para desarrollar supersonalidad individual.En el proceso de consecución de los derechos políticos de la mujer –lo que comúnmentellamamos el voto femenino- se pueden distinguir tres períodos. El primer período abarcahasta 1918. durante él consiguieron el voto, gracias a movimientos feministas y apresiones de determinados partidos, las mujeres de cuatro Estados norteamericanos, lasde Australia, Nueva Zelanda y los países escandinavos, pero sólo eran elegibles enNueva Zelanda y Finlandia.El segundo período, que abarca la época entre las dos guerras mundiales, vio laconcesión del voto a la mujer en Estados Unidos, la Gran Bretaña y Alemania, y mástarde España por unos años, así como en varios países latinoamericanos. El tercerperíodo, que comenzó con el fin de la Segunda Guerra Mundial, conoció el votofemenino de las francesas e italianas, de todos los países latinoamericanos y de casitodos los africanos y asiáticos. Finalmente, hasta Suiza, que por referéndum, se negóvarias veces a conceder el voto a la mujer, se lo reconoció en 1969.El feminismo internacional.Las organizaciones feministas de los Estados Unidos y de Francia, cada una por sucuenta, tuvieron la idea de llevar su lucha al plano internacional, con el fin deintercambiar experiencias, coordinar la acción y establecer un programa común.En el Congreso feminista de Washington de 1888 se lanzó la iniciativa de formar unaorganización mundial y cuatro años más tarde, en el Congreso de Chicago, se decidiócrear un Consejo Internacional de Mujeres, al que irían adhiriéndose las organizacionesfeministas de otros países.Las feministas francesas, por su parte, decidieron organizar congresos internacionalesfeministas. Las dos ideas se conjugaron y el consejo Internacional de Mujeres seencargó de convocar los congresos, que deberían celebrarse cada cinco años y reunirsecada vez en una capital distinta.Los congresos más importantes fueron el primero, reunido en 1892, en París, y en elcual se lanzó por primera vez el término feminista, y el de 1904 en Berlín, en el cual seplanteó la cuestión de la lucha de las mujeres por la paz. Más tarde, en 1918, se celebróen París un congreso de mujeres aliadas, y en 1921, en Ginebra, un congresointernacional con representantes de organizaciones feministas de países que, hasta tresaños antes, habían sido enemigos en los campos de batalla. En estos congresos sehablaba, sobre todo, de lo realizado y de los métodos de lucha.Por otro lado, la diversidad de las organizaciones feministas y de las clases sociales,convicciones religiosas, ideologías políticas, antecedentes educativos y profesiones delas participantes en los congresos hacía que fuera casi imposible llegar a establecerprogramas que satisficieran a todas. El único denominador común que existía era eldeseo de llegar a obtener la igualdad con el hombre y el convencimiento de que el mejorcamino para ello era conseguir, ante todo, el voto para la mujer.La mujer trabajadora.En los comienzos del industrialismo, las mujeres del pueblo –antiguas artesanas,antiguas campesinas- comenzaron a trabajar en las fábricas, al lado de las que yatrabajaban antes en las manufacturas. En aquella época, había en la industria casi tantasmujeres y niños como hombres. Pero a medida que, gracias a la acción de los sindicatos,Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 3
  4. 4. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOlas huelgas y los grupos obreros políticos, mejoró algo la condición de los trabajadores,se tendió, en la clase obrera, a que la mujer dejara de trabajar cuando empezaba a tenerhijos, si el salario del marido lo permitía.Esto permitió al movimiento obrero conseguir, poco a poco, y no sin lucha, que seaceptara su punto de vista, según el cual a los desiguales había que tratarlosdesigualmente para que se estableciera un mínimo de igualdad. Es decir, puesto que lamujer tenía obligaciones –o funciones, según se veía entonces- que le exigían esfuerzo ytiempo, era necesario que tuviera una jornada de trabajo menos larga.Por igual motivo, fue posible que, hacia finales del siglo, se lograra que se promulgasenalgunas leyes protectoras de la mujer: prohibiendo su trabajo y el de los niños por lanoche, para que, por lo menos, pudiera estar en la casa cuando llegaba a ella el marido;prohibiendo que se la ocupara en labores especialmente peligrosas o penosas;ordenando que se les proporcionara una silla durante las horas de trabajo. Esto, claro,hacía algo menos dura su situación, pero sólo de un modo muy relativo, puesto que, detodos modos, al terminar el trabajo debían empezar la labor casera. Estas conquistasfueron muy lentas. En 1890 era todavía común la jornada de doce horas para la mujer(de catorce para el hombre) y sólo hasta después de la Primera guerra Mundial no segeneralizó la jornada de ocho horas (igual para la mujer que para el hombre).Aún costó más conseguir que a la mujer encinta se le dieran unos días libres antes ydespués del parto, sin que perdiera su empleo, y aún más que se le pagaran estos días enque no trabajaba, porque era justamente cuando tenía más gastos.Lo más difícil de lograr – y todavía no se ha obtenido en ninguna parte de modo eficaz-es que, por un trabajo igual, se pague un salario igual, cualquiera que sea el sexo dequien haga este trabajo. Hay una convención de la Organización Internacional delTrabajo de 1952 (OIT) por la cual los países firmantes (casi todos los del mundo) secomprometen a promulgar leyes haciendo ilegal la discriminación en el salario porrazón de sexo. Pero, en la práctica, incluso cuando se han promulgado esas leyes, a lamujer se le paga menos.Virginia Wolf dijo: “La mujer ha servido durante siglos de espejo del hombre. Poseíael poder mágico y delicioso de reflejar una imagen del hombre dos veces mayor que lade tamaño natural, lo cual le daba confianza en sí mismo, puesto que se veía comosuperior a la mitad del género humano.”Los enfoques del feminismo actualmente.El feminismo liberal.Busca explicaciones para las desigualdades de género en las actitudes sociales yculturales. A diferencia de las feministas radicales, las liberales no consideran que lasubordinación de la mujer forme parte de un sistema o estructura mayor. Por elcontrario, llaman la atención sobre los muchos factores dispares que contribuyen a lasdesigualdades existentes entre hombres y mujeres.A las feministas liberales les preocupa el sexismo y la discriminación de las mujeres enel ámbito laboral, las instituciones educativas y los medios de comunicación. Tienden aconcentrar sus energías en el establecimiento y la protección de la igualdad deoportunidades para las mujeres mediante leyes y otros procedimientos democráticos.Las radicales les acusan de animar a las mujeres a aceptar una sociedad desigualitaria ysu carácter competitivo.El feminismo radical.Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 4
  5. 5. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOLa raíz del feminismo radical se encuentra la idea de que los hombres son responsablesde la explotación de la mujer y que se benefician de ella. El análisis del patriarcado –ladominación sistemática de las mujeres por parte de los hombres- es una preocupaciónclave de este tipo de feminismo.Las feministas radicales tienen diferentes formas de explicar los fundamentos delpatriarcado, pero la mayoría están de acuerdo en que éste conlleva algún tipo deapropiación del cuerpo y de la sexualidad de la mujer. Shulamith Firestone (1971) hablade una “clase sexual”.Las feministas radicales creen que como el patriarcado es un fenómeno sistémico, laigualdad entre los géneros sólo podrá obtenerse derrocando al orden patriarcal.El feminismo “negro”.Muchas feministas negras y de los países en vías de desarrollo señalan que lasprincipales escuelas de pensamiento feministas no tienen en cuenta las divisiones detipo étnico que existen entre las mujeres, porque dichas corrientes se centran en losdilemas de la mujer blanca, principalmente de clase media, que vive en las sociedadesindustrializadas.Los escritos del feminismo negro tienden a subrayar la historia: aspectos del pasado queaportan datos sobre los actuales problemas a los que se enfrentan las mujeres negras.Las obras del feminismo negro estadounidense hacen hincapié en la poderosa influenciaque tienen el legado de la esclavitud, la segregación y el movimiento de los derechosciviles sobre las desigualdades de género que afectan a la comunidad negra.Algunas feministas de esta raza han mantenido que la fuerza de la teoría feminista negraradica en el hecho de que se ha centrado en la interacción de las cuestiones de raza,clase y género. Para ellas, las mujeres negras sufren desventajas múltiples, en funciónde su color, de su sexo y de su posición social. Cuando estos tres factores se combinan,se refuerzan e intensifican unos a otros (Brewer, 1993)La respuesta internacional.De una pequeña muestra sobre el conjunto de actividades internacionales, que elmovimiento pro-derechos de la mujer ha activado, podemos deducir las líneas maestrasdel programa reivindicativo global de la mujer en el mundo. Esta acción dirigida desdelas Naciones Unidas hacia los gobiernos firmantes de múltiples protocolos ha incididode arriba a bajo sobre la acción de los distintos países y a supuesto un frente muyespecífico de la acción reivindicativa de la mujer. Por otro lado, el propio movimientoasociativo de la mujer se ha hecho cada vez más internacionalista, uniendo lazos decolaboración y denuncia, organizando la acción reivindicativa y facilitando la toma deconciencia sobre la realidad de la discriminación y proponiendo métodos paracombatirla.Del conjunto de los temas analizados así como de la progresión histórica que han idotomando se puede deducir la insistencia en el cambio efectivo de determinadasconductas contrarias a los derechos fundamentales de la humanidad, buscando no solola mera denuncia sino la implicación legal y jurídica para la erradicación de dichasprácticas de opresión.Así pues de aquella primera Convención de los Derechos Políticos de la Mujer, y de losprotocolos de adhesión se le siguieron, se inició un movimiento que repercutió en lasestructuras orgánicas de las administraciones públicas. Con más o menos éxito, elasumir formalmente un conjunto de valores y criterios de igualdad abrió la puerta a otraAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 5
  6. 6. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOactiva oleada de encuentros que ampliaron y concretaron los puntos y temas que setrataban en dichas convenciones.Inicialmente, parece ser que el derecho al voto de la mujer, el derecho a la educación yel derecho al trabajo digno, constituyeron los principales ejes reivindicativos, pero estosse ampliaron en la medida que los temas de salubridad y sanidad convertían a la mujeren protagonista de la acción internacional específica en esas áreas. Posteriormente, elpapel de reguladora del consumo e importante agente en la contaminación doméstica, lagestión del agua, etc.., amplió el abanico temático, dando efectividad al papel de lamujer en importantes temas de preocupación internacional.También la promoción de pequeños negocios y las iniciativas financiadas por el BancoMundial para activar la iniciativa empresarial y autónoma de las mujeres ha idorepercutiendo en un mayor protagonismo de la mujer en los procesos de decisióneconómica a nivel micro. Pero observamos, en tiempos recientes, el interés delmovimiento por la igualdad de derechos por ampliar la capacidad de la mujer en elcampo de la toma de decisiones a nivel macro. Ello se debe a la creciente presencia delliderazgo empresarial femenino y sobre todo al peso femenino en las AdministracionesPúblicas.Finalmente, podemos constatar el crecimiento de estudiantes universitarias, mejoresresultados académicos en la enseñanza secundaria de la mujer sobre el hombre, lo quenos augura una impronta de género en el área de producción más importante de laactualidad y del futuro próximo, el ámbito del conocimiento y la información.Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 6
  7. 7. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOTabla 1 Encuentros internacionales sobre los Derechos de la Mujer (auspiciadas por las Naciones Unidas)Año Título del evento Lugar Conclusiones a destacar Convención de los1952 Derechos Políticos de la Mujer -Igualdad plena. I Conferencia Mundial1975 México -Integración y participación en el desarrollo. sobre la Mujer -Contribución a la Paz.1977 Asamblea. N.York Resolución 32/142 Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación1979 Convención N.York contra la Mujer. -Igualdad de Acceso a la educación. II Conferencia Mundial1980 Copenhague -Oportunidades de empleo. sobre la Mujer -Servicios de atención a la salud. III Conferencia Mundial -Empleo, salud, educación y Servicios Sociales, Industria, Ciencia,1985 Nairobi sobre la Mujer Comunicaciones y Medio Ambiente. Conferencia Mundial de1993 Viena los Derechos Humanos Conferencia1994 Internacional de El Cairo. Población y Desarrollo Convención Interamericana para Belem de Pará.1994 prevenir, sancionar y Brasil erradicar la violencia contra las mujeres -Pobreza -Mecanismos Institucionales. - Educación y Formación. -Derechos Humanos. - Salud. -Medios de Comunicación. IV Conferencia1995 Beijing -Violencia. -Medio Ambiente. Mundial sobre la Mujer -Economía. -La niña. -Toma de decisiones.1996 II Conferencia de ONU Estambul -sobre Asentamientos humanos. Habitat II -El reconocimiento de la -Adopción de protocolo Facultativo necesidad de participación de la Convención sobre eliminación igualitaria de las mujeres en la de todas las formas de discriminación toma de decisiones sobre contra la mujer. macroeconomía. -Inclusión en Estatuto de Roma, de la -Reconocimiento de los Corte Penal Internacional de todas las V Conferencia Mundial impactos negativos de la formas de violencia sexual como2000 sobre la Mujer (Beijing N. York globalización en las mujeres y crímenes de guerra y, en ciertas + 5) propuesta de asegurar acceso circunstancias, como crímenes de igualitario a la protección lesa humanidad o genocidio. social. -Necesidad de que los gobiernos -Reconocimiento del derecho a formularan nuevos compromisos en la herencia y la propiedad. casos como, crímenes en nombre del honor o abusos de agentes no estatales.2000 Consejo de Seguridad N. York Mujer, Paz y Seguridad2000 II Asamblea Mundial Madrid Sobre envejecimiento. Durban. Contra Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y formas conexas de2001 Conferencia Mundial Sudáfrica intolerancia.2002 Finlandia Mujeres líderes y Ambiente.2002 Cumbre Mundial Johannesburgo Sobre el Desarrollo Sostenible. Conferencia Sobre financiación para el Desarrollo2002 Monterrey Internacional2002 Conferencia Mundial Canadá Sobre mujer y deporte.Elaboración propia. Basada en datos de las Naciones Unidas.2004Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 7
  8. 8. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOLa reacción institucional en Europa.Un estudio realizado en 1984 por el Consejo de Europa, puso de manifiesto algunosaspectos interesantes de la incorporación institucional a la igualdad de derechos de lamujer así como los principales temas de preocupación y sus modos de afrontarlos.Hemos elaborado una tabla donde se recoge la respuesta a esta encuesta por países,señalando el número de organismos estatales puestos en marcha para tratar la cuestiónde la mujer.Así pues podemos observar como Francia y Holanda son los países que desarrollan granactividad organizativa del la igualdad de derechos de la mujer, lo más destacada es queesta actividad se desarrolla entre 1965 y 1981 pero serán los años setenta los queconcentren mayor cantidad de iniciativas a nivel mundial respecto de los añosanteriores. De ello se puede apreciar el efecto “onda expansiva” que produjo la accióndesde los organismos internacionales, pero analizando las áreas y los objetivosfuncionales a los que se dedicaron dichos organismos podemos deducir que existen trestemas primordiales. La igualdad en el trabajo, el derecho a la educación y el ámbitogeneral, aspecto este último más vinculado a la promoción del derecho a la igualdad engeneral, como valor universal y un tanto inconcreto.Asimismo, los objetivos funcionales demuestran que hay dos caras claramentedestacadas en el modo de tratamiento de esta cuestión. Uno, el que se refiere a laimagen gubernamental o institucional ante los ciudadanos, en ese sentido se promuevenestudios, informes, encuestas y campañas de divulgación. El otro, el asesoramiento y laelaboración de documentos y propuestas, cara a la gestión y la acción de los gobiernos.Muy pocos son los organismos que actúan para vigilar o hacer seguimiento de lapolítica del gobierno sobre discriminación de la mujer, pero constituye, globalmente uncomienzo que se verá frenado en los noventa con la vuelta del neoliberalismo, eltacherismo y el fin de la guerra fría.Tabla 2 FECHA DE OBJETIVO PAÍS ORGANISMOS CREACIÓN COMPOSICIÓN ÁREA FUNCIONALAustria I 1966 4 trabajo informesAustria II 1979 26 trabajo no definidoAustria III 1979 según mandato no definido asesoramientoBélgica I 1974 59 no definido informesBélgica II 1975 26 no definido informesBélgica III 1979 26 no definido informesBélgica IV 1980 9 no definido asesoramientoChipre I 1979 10 general asesoramientoDinamarca I 1975 8 general coordinaciónDinamarca II 1976 10 educación informesEspaña I 1977 según mandato general coordinaciónFrancia I 1965 según mandato trabajo informesFrancia II 1971 7 + exp trabajo informesFrancia III 1974 según mandato general coordinaciónFrancia IV 1976 según mandato general controlFrancia V 1978 según mandato trabajo ejecutivaFrancia VI 1978 según mandato general no definidoFrancia VII 1979 según mandato general no definidoFrancia VIII 1978 según mandato general coordinaciónFrancia IX 1981 según mandato general coordinaciónHolanda I 1974 según mandato no definido asesoramientoHolanda II 1975 según mandato trabajo no definidoAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 8
  9. 9. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOHolanda III 1977 17 general asesoramientoHolanda IV 1977 según mandato general no definidoHolanda V 1978 según mandato general coordinaciónHolanda VI 1979 16 general asesoramientoHolanda VII 1980 2 + rep. trabajo informesHolanda VIII 1980 11 + rep. general informesHolanda IX 1980 8 general asesoramientoHolanda X 1980 13 general asesoramientoIrlanda I 1974 13 general asesoramientoIrlanda II 1977 11 trabajo controlIslandia I 1962 según mandato trabajo no definidoIslandia II 1975 según mandato general no definidoIslandia III 1976 5 general asesoramientoLuxemburgo I 1980 20 trabajo coordinaciónNoruega I 1962 según mandato trabajo informesNoruega II 1972 7 general informesNoruega III 1977 según mandato general controlNoruega IV 1979 2 general mediaciónNoruega V 1979 7 general asesoramientoPortugal I 1973 según mandato social informesPortugal II 1975 según mandato general asesoramientoPortugal III 1979 11 trabajo controlReino Unido I 1975 14 general informesReino Unido II 1979 12 general informesRepública FederalAlemana I 1972 según mandato no definido no definidoRepública FederalAlemana II 1979 según mandato general coordinaciónSuecia I 1976 7 general informesSuecia II 1976 3 general no definidoSuecia III 1980 5 trabajo mediaciónSuecia IV 1980 11 trabajo sancionadorSuecia V 1980 1 de c/Mº general no definidoSuecia VI 1981 9 general no definidoSuiza I 1976 20 general asesoramientoPanorama social de la mujer en España.Por encima de ser un mero dato estadístico la discriminación social de la mujerconstituye un hecho fácilmente constatable, aunque los espacios de conocimiento einfluencia van abriéndose cada vez más, augurando cambios muy importantes en losespacios de cuadros y mandos medios-altos.Así pues, podemos observar en la tabla 6, desde el año 1997 el número de alumnas eninvestigación de tercer ciclo supera al de los hombres, siendo superior, en ciclosformativos y enseñanza profesional, el número de alumnos al de mujeres.La presencia de la mujer en la Administración Pública ha crecido y su influencia en losprocesos de decisión también.En el plano laboral la discriminación sigue pudiéndose constatar según refleja la tabla5,pues la participación de la mujer ha seguido un crecimiento constante, sin embargo,ocupan una tasa de paro desproporcionadamente superior a la de los hombres, la tasa deocupación del hombre representa el 62% frente al 48% de las mujeres, siendo lasmujeres el 57% de los parados. Pero quizá lo más significativo de los datos estadísticosson las nuevas interrogantes que abre la representación femenina en los nuevos espaciosde relevancia política, al calor de los cambios sociales observables.Así el voto de la tercera edad viene muy marcado por la supervivencia de la mujerfrente al hombre, que duplica la tasa de inactividad. También podemos constatar elAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 9
  10. 10. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOcrecimiento del asociacionismo femenino, tabla 3. Pero el dato social más dramático yaparentemente contracorriente lo representa el crecimiento de los malos tratos, tabla4;con ellos no podemos dejar de pensar que puede existir una relación indirecta entre elcrecimiento de la influencia femenina y su mayor autonomía social frente a los datos demarginación y dependencia económica que caracterizan la situación de la mujermaltratada. Quizá porque no todos los progresos se han hecho al mismo tiempo, ni laconciencia de la igualdad ha calado homogénea en todos los ámbitos, estamosobservando un efecto anexo de los cambios que vivimos en la relación de género.Conclusiones.Observamos que desde un punto de vista sociológico el propio movimiento asociativode la mujer ha impulsado su concienciación como género y de la necesidad de lucharpor una igualdad de derechos. Sin embargo, observamos también que dicho movimientono ha sido homogéneo en su trayectoria.Tras la Segunda Guerra Mundial el movimiento asociativo de la Mujer ha tomadodiversos cauces; a) la lucha institucional: basada en la lucha por el reconocimiento dederechos ante las instituciones internacionales y su repercusión en las iniciativasnacionales. b) La lucha en el plano asociativo, optando por una militancia política ysocial específica al margen de las luchas y reivindicaciones de otros movimientossociales. c) La ideologización del movimiento feminista, cuyas teorizaciones abarcanamplios espectros ideológicos que van del neoliberal-conservador (igualdad sometida ala función de la familia) pasando por la lucha de clases -la clase sexual-, es decir, laexplotación de la capacidad productiva de la mujer para el enriquecimiento de lapropiedad masculina (patriarcado) o los más innovadores enfoques cibernéticos; Cyborg(Haraway, Donna. 1984) donde se pone de manifiesto la progresiva imbricación de latecnología en la formación de nuestras conductas sociales y especialmente en las degénero, haciendo un llamamiento a la participación de la mujer en los progresoscibernéticos como modo de superación de la relación físico-biológica con la funciónsexual y procreadora. d) la lucha en el plano educacional, no meramente como igualdadde derechos a la educación sino reclamando cambios efectivos en las conductasparticulares de los individuos, vinculando dichos cambios a una nueva forma derelación social entre los sexos y a asumir las consecuencias que se deriven. e) Tambiénen el plano político, actuando como movilizador del voto femenino, como partidospolíticos.En definitiva, la mujer hoy sigue cobrando menos que los hombres, se la discrimina a lahora de contratar y su ocupación profesional convive con la dedicación a la familia.Socialmente tiene una protección que no elude ni cuestiona su papel tradicional ycontinúa vetada para asumir cargos de dirección o liderato en algo más que no seaanecdótico o acompañando a un líder masculino.Asimismo, la diferencia entre la intencionalidad de la Ley y la realidad, al igual que haocurrido en otros fenómenos políticos, como la elaboración de una Constituciónavanzada en una sociedad a la zaga de sus principios (Constitución Weimar,Constitución Republicana española, Constitución Española 1812,) llevainexorablemente a la polarización ideológica.A la luz de los acontecimientos de violencia doméstica que vivimos actualmente,podemos observar el planteamiento jurídico como auténticamente desfasado de lapráctica real. Su incapacidad para evitar más agresiones o crímenes es manifiesto, loque ha provocado en la sociedad una polarización práctica, una impotencia de lasAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 10
  11. 11. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOvíctimas y una cierta impunidad del agresor, lo que nos proyecta un futuro incierto parala lucha por la igualdad, dada la justificación, por inoperancia, que implícitamenteproporciona la aplicación inefectiva de la norma jurídica para los que hacen uso de laviolencia. Al tiempo que se nos emplaza a una lucha de más hondo calado, a un cambioeducacional y a una mayor implicación de la sociedad para un nuevo equilibrio social.Autor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 11
  12. 12. APUNTES SOBRE EL FEMINISMOBibliografía. • Alba, Víctor: “Historia Social de la mujer” • Aparicio Gómez, Rosa: “Identidad y Género” • Consejo de Europa: “Estudio comparativo de los organismos nacionales para promover la igualdad entre mujeres y hombres”. • Durán, Mª Ángeles: “Nuevos objetivos de igualdad en el siglo XXI” • Fuente Vázquez, Dolores de la: “Análisis de la negociación colectiva en la Comunidad de Madrid” • Giddens, Anthony: “Sociología”.Alianza Editorial, 4ª edición.2002.Madrid • Haraway, Donna: “Simians, Cyborgs, and Women: The Reiventation of Nature. Routledg. New York. Nov. 1999 • Rodríguez, Encarna: “Neoliberalismo, educación y género” • COMUNIDAD DE MADRID. DIRECCIÓN GENERAL DE LA MUJER. Las mujeres en la Comunidad de Madrid. Datos para abrir caminos hacia la igualdad (II). Madrid, 2002 (14040C MUJ). • Decisión del Consejo de 20-12-2000 por la que se establece un Programa de Acción sobre la estrategia comunitaria en materia de Igualdad entre mujeres y hombres/2001/2005) (DOCE L 17/22 de 19 de Enero 2001) • Decisión del Parlamento y del Consejo de 24-1-2000 por la que se aprueba un programa de acción comunitario (Programa Dphne 2000-2003) sobre medidas destinadas a combatir la violencia ejercida sobre los niños, los adolescentes y las mujeres, publicada en el D.O.C.E. de 9-2-2000.Internet: • http://www.isis.cl/temas/conf/beijing.htm • http://www.emakunde.es/emakunde/igualdad_ONU/cuando_c.htm • http://www.uv.es/onubih/Fechas%20clave%20mujer.htmAutor: Julio César de Cisneros BrittoNoviembre 2006 12

×