Politica monetaria en Mexico 1980 a 1990
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Politica monetaria en Mexico 1980 a 1990

on

  • 4,987 views

Política Monetaria

Política Monetaria

Instrumentos de la política monetaria en el periodo de 1980 a 1990 para México

Statistics

Views

Total Views
4,987
Views on SlideShare
4,985
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
43
Comments
0

1 Embed 2

https://twitter.com 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Politica monetaria en Mexico 1980 a 1990 Politica monetaria en Mexico 1980 a 1990 Document Transcript

  • Política Monetaria Instrumentos de la política monetaria en el periodo de 1980 a 1990 para México M C Judith Medina Vela Hasta la crisis de 1982, la política monetaria es expansiva y se encontraba subordinada a la promoción del crecimiento económico. La crisis de 1982 puso de manifiesto las debilidades estructurales de la economía y puso en cuestión cual debería ser el objetivo central de la política monetaria. Entre 1982 y 1994 las autoridades monetarias intentan distintos abordajes a fin de promover el crecimiento económico con estabilidad de precios. El instrumento principal para alcanzar la estabilidad del tipo cambiario se convertirá en la principal preocupación de las autoridades monetarias. Desde 1995 hasta 2010; la política monetaria se dirige al único objetivo de mantener la estabilidad de precios. Se produce una transición gradual hacia el establecimiento de un sistema de metas de inflación. En los últimos 30 años la política monetaria mexicana pasó de ser un componente subordinado a una estrategia de desarrollo basado en incentivos del Estado a la actividad productiva, a constituirse en una política relativamente autónoma, con objetivos propios, esta evolución no estuvo libre de contradicciones que afectaron la coherencia interna de las políticas implementadas, por ejemplo: La incompatibilidad de política monetaria que se intentó en los años ochenta con el legado de intervencionismo de los setenta, esto se evidencio con la nacionalización de la banca privada para evitar la fuga de capitales, medida que generó desconfianza más que atraer capitales. Otra serie de contraindicaciones fueron producto de la fijación de objetivos múltiples e incongruentes entre sí para la política monetaria, obstaculizando el cumplimiento de los mismos. Así, el plan de desarrollo 1983-1988 pretendía simultáneamente controlar la inflación, proteger el empleo y fomentar el crecimiento. Para controlar la inflación y para estar alineados con FMI se adoptaron medidas recesivas que afectaron negativamente el crecimiento y el empleo en el corto y mediano plazo. La combinación de políticas antiinflacionarias ortodoxas con intento de protección de la actividad económica y del empleo reflejada en el Pacto de solidaridad Económica (De la Madrid, 1988) quitó efectividad a los esfuerzos estabilizadores de la moneda. La mayor coherencia en los instrumentos durante la administración de Salinas de Gortari es la razón del éxito en términos de crecimiento e inflación, lo cual corresponde a la adscripción de distintas políticas al programa neoliberal y a la eliminación de tensiones entre políticas monetaria, fiscal y social. La política cambiaria asumió un rol central a lo largo de este periodo. Entre septiembre de 1982 y diciembre de 1991 México tuvo dos tipos de cambio: uno libre y otro controlado. El primero significó una transición hacia la determinación del tipo de cambio por la oferta y la demanda. El segundo rigió para importación de materias primas, bienes de capital y para el pago del servicio de la deuda, el tipo de cambio controlado vinculo la política cambiaria con la política comercial, introduciendo distorsionas que subsidiaban la competividad de las exportaciones mexicanas y buscando compensar los efectos de la liberación comercial. A partir de la década de los 90´s México experimentó diversas políticas monetarias y regímenes cambiarios. En particular se observan tres grandes fases: En la primera el eje ordenador fue una meta de tipo de cambio definida en una banda antes de la crisis de 1994; posteriormente, se aplicó un régimen de metas de agregados monetarios y libre flotación cambiaria por un periodo acotado por la crisis de 1994, que fue finalmente seguido por una fase de transición e instrumentación de una política de metas de inflación. El proceso de transición de "metas de inflación" (IT, Inflation Targeting) se aceleró en 1999 cuando el Banco de México anunció un objetivo de inflación a mediano plazo basado en el
  • índice de precios al consumidor, y a partir de 2000 empezó a publicar reportes trimestrales sobre la evolución de la inflación. El Banco de México dispuso de un conjunto de factores que contribuyen a consolidar la política de metas de inflación tales como la independencia institucional (desde 1993) con el solo objetivo de controlar la inflación, un régimen cambiario de libre flotación y un entorno de aplicación "transparente" de políticas monetarias apoyado por un régimen fiscal austero. Bibliografía http://www.ejournal.unam.mx/ecu/ecunam9/ecunam0906.pdf http://www.eclac.org/publicaciones/xml/6/4526/lcl1028e.pdf www.cide.edu/publicaciones/status/dts/DTEP%20225.pdf