Un modelo de televisión pública:              qué virtudes debe          tener y qué defectos evitarDestacados periodistas...
Un modelo de televisión públicaconsejos son elegidos por los profesio-      table, Public Television, financiada pornales ...
jorge del corral                             cuando se levanta el lechero; potencienAntes de responder a la pregunta, qui-...
Un modelo de televisión públicalítico quiera crear una nueva televisión     no tienen (Castilla y León, Cantabria, Lapúbli...
Televisión pública vs. televisión priva-      del liderazgo de audiencia ha de pasarseda. La televisión pública, con la mi...
Un modelo de televisión públicacomercialización. Debe mantenerse la          menos aún de lo morboso. La informa-tasa sobr...
defensores más entusiastas no faltan          obsesiona a quien tiene que captar publi-quienes la empujan al abismo con la...
Un modelo de televisión públicaentre las que gastan las dos grandes te-        Puestos a admitir una televisión públi-levi...
fragmentado sea el mercado de la infor-       interés, a la mayor audiencia posible y amación, más necesario será un servi...
Un modelo de televisión pública    Una televisión pública no tiene que          Saquemos, por favor, a la radiotele-ser fo...
de los ciudadanos a los contenidos (in-      blico, donde los ciudadanos busquen,formación, cultura, ciencia, educación,  ...
Un modelo de televisión públicaredes por los medios y las empresas de         por la innovación y el descubrimiento detele...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

APM. TV Pública

1,052

Published on

Propuestas para una televisión pública en Cuadernos de Periodistas, la revista de la Asociación de la Prensa de Madrid

Published in: News & Politics
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,052
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
29
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

APM. TV Pública

  1. 1. Un modelo de televisión pública: qué virtudes debe tener y qué defectos evitarDestacados periodistas opinan sobre cuál debe ser el modelo de tele-visión pública en España, contestando a la pregunta de qué requisitosdebe cumplir y qué deficiencias nunca debe tener. Algunos de ellos lohacen desde su experiencia en Televisión Española, como es el casode los periodistas que integran el Consejo de Informativos de TVE;otros, como observadores desde canales privados o como expertosen medios de comunicación y, en particular, en el sector televisivo.consejo de informativos de tveTodo el periodismo es un servicio públi- televisión estatales independientes y deco, pero este precepto se está olvidando, servicio ciudadano.porque los medios tradicionales se han Una de sus funciones esenciales esconvertido en empresas multimedia con satisfacer el derecho constitucional a laintereses en diversos sectores económi- información de todos los ciudadanos,cos. Por este motivo, los únicos medios imprescindible en toda democracia, esque pueden garantizarlo son la radio y decir, cumplir con su papel de serviciotelevisión públicas. público. Por ello, es necesario que su Una televisión pública debe ser útil dirección, gestión y edición estén des-a los ciudadanos y debe ser plural. Por politizadas y la información se elaboreello, los principios básicos e irrenuncia- siempre con criterios profesionales y conbles han de ser el rigor, la independen- respeto a los principios deontológicos.cia, la neutralidad y garantía del acceso Como medio para conseguir y garan-de los grupos sociales significativos. La tizar esto, la ley de 2006 creó los conse-ley de 2006 marcó el inicio de una nueva jos de informativos, una vieja reivindi-etapa y sentó las bases para una radio y cación de los profesionales de RTVE. Los 9
  2. 2. Un modelo de televisión públicaconsejos son elegidos por los profesio- table, Public Television, financiada pornales de la información. Como órganos las grandes corporaciones norteameri-de representación profesional, tienen la canas, con una clara intencionalidadfunción de garantizar el control interno de acercamiento al pensamiento y ay la independencia, tanto editorial como la cultura. No es el caso de Europa, yprofesional. mucho menos de la Europa meridional. Pero el modelo de una televisión pú- Aquí, en Italia y hasta en Francia, lablica independiente no está asentado televisión en sus contenidos hay queaún. Es necesario contar no solo con un diferenciarla por matices y no por con-marco normativo, sino también con la ceptos. Al final, lo que de verdad lasvoluntad política para garantizar el de- distingue es su forma de financiación:sarrollo de esta televisión pública, de las privadas se nutren del mercado pu-calidad, de servicio público y con un blicitario y las públicas del canon o demodelo de financiación equilibrado, efi- la ayuda estatal directa. En España,ciente, sostenible y criterios de rentabi- hasta hace poco, hemos tenido un sis-lidad social. En caso contrario, los ciu- tema mixto –publicidad y subvencióndadanos solo tendrán lo opuesto: una gubernamental– y, ahora, parece quetelevisión gubernamental. nos movemos en un terreno teórica- mente más claro, pero cambiante, dis-Luis Ángel de la Viuda cutido e impredecible. El último esta-Hablar de televisión pública inevitable- tuto ha sido alabado por muchos, peromente nos retrotrae a un tiempo pasa- evidentemente no puede ser un modelodo, al enfrentarse con el concepto de definitivo, pues nos ha llevado a unatelevisión privada. ¿Por qué televisión situación tan esperpéntica como la ac-pública? ¿Por qué radio pública y no tual, en que un consejo de administra-prensa pública? ción, acéfalo y sin poderes, gobierna en Hablemos de televisión. A secas. La un terreno que no es el suyo y unos di-televisión es un medio de información rectivos siguen ocupando sus puestosfrío y atractivo, que debe cumplir –sea porque no existe una forma legal parapública o privada– con los principios su confirmación o renovación.de veracidad, actualidad, compromiso, No me olvido de la BBC, pero aquelindependencia y buscar, hasta donde es otro país, otra ciudadanía y, dígasepueda, la objetividad y la equidistan- lo que se diga, siempre el Gobierno bri-cia. Lo que, desde luego, no es poco. tánico, con mano de hierro y guante de En el continente americano mayori- seda y usos british, ha gobernado contariamente toda la televisión es priva- firme delicadeza la prestigiosa Britishda, con un apéndice marginal y respe- Broadcasting Corporation.10
  3. 3. jorge del corral cuando se levanta el lechero; potencienAntes de responder a la pregunta, qui- la industria audiovisual española, in-zás convenga decir algo sobre la propia cluida la cinematográfica, que formaexistencia de la televisión pública. A mi parte de la audiovisual, y cuente en sujuicio, España no puede permitirse el parrilla con programas informativos ynúmero actual de televisiones públicas de actualidad potentes, elaborados con(estatal, 13 autonómicas y varias doce- periodistas propios y con una amplia ynas municipales), y cada una de ellas, eficaz red mundial de corresponsalesen el caso de la nacional y las autonó- españoles.micas, viviendo de espaldas una de otra Por independencia del Gobierno dey con tres, cuatro, cinco y hasta seis ca- turno y sujeta a mayorías reforzadas ennales diferentes y haciéndose la compe- el Parlamento quiero decir que el Go-tencia entre ellos. Ni hay recursos eco- bierno no mande sobre sus directivos ynómicos suficientes ni es necesario. Es que el presidente y los consejeros seanun despropósito. elegidos por plazos improrrogables de Admitiendo la existencia de una te- seis años y por dos tercios de los miem-levisión pública nacional (en tanto que bros de la Cámara, sin que se puedavertebradora de un Estado con varias recurrir a la mayoría simple en tercerafuerzas centrífugas que utilizan su pro- votación, como ocurre ahora.pia televisión pública para fomentar el En lo tocante a la buena gestión y aindependentismo) y de algunas en au- la financiación suficiente, me refiero atonomías con dos idiomas propios, la un exigente control interno y externo detelevisión pública debe ser de servicio la llevanza empresarial (con auditoríaspúblico, independiente del Gobierno de económicas y de cumplimiento de ser-turno, sujeta a mayorías reforzadas en el vicio público, anuales, públicas y reali-Parlamento, bien gestionada, y suficien- zadas por organismos independientes)temente financiada y sin publicidad, sin y a la financiación mediante un canonque compita deslealmente con la televi- de tres tramos (nacional, autonómico ysión privada ni ofrezca contenidos que municipal) a los titulares de la vivienda,sean emitidos gratuitamente y en abier- que se cobraría en el impuesto de bienesto por la privada (derechos deportivos inmuebles (IBI). ¿Por qué tres tramos?:de alto coste y cine norteamericano de porque el ciudadano que viva en unaestreno, entre otros). localidad en la que no hay televisión pú- Entiendo por servicio público que blica autonómica ni municipal pagaríasus contenidos entretengan al espec- únicamente el tramo nacional. Allí don-tador, atiendan todos los gustos de la de vea tres públicas, pagará el cien porciudadanía en horarios normales y no cien del canon, y cuando un partido po- 11
  4. 4. Un modelo de televisión públicalítico quiera crear una nueva televisión no tienen (Castilla y León, Cantabria, Lapública allí donde ahora no hay, deberá Rioja y Navarra) podrían elaborar conte-consultar a sus ciudadanos e informar- nidos propios o encargarlos a terceros yles de que, si la aceptan, deberán pagar difundirlos en ese último canal, e inclu-el tramo correspondiente. España es el so hacer desconexión territorial el nú-único país de la UE a 27 en el que no mero de horas que crean conveniente.hay canon para financiar la televisión Hecho todo esto, reordenaría el es-pública. pectro radioeléctrico asignado a la te- Por último y para ceñirme al espacio levisión y todo el sobrante, incluido elasignado, considero que TVE debe tener de las televisiones públicas municipalesun máximo de tres canales de TDT (ge- –que deben cerrar– y el asignado a losneralista, cultura-infantil con estos úl- privados de cualquier ámbito territorialtimos contenidos a horarios apropiados que no lo utilizan o incumplen olímpi-para los niños y un tercero de 24 horas camente la concesión, lo subastaría en-de noticias y programas de actualidad) tre las compañías telefónicas y de otrosy dos canales internacionales vía saté- servicios radioeléctricos, con el consi-lite: uno de elaboración propia que di- guiente ingreso para el Tesoro Público.funda la cultura española y su industriaaudiovisual, defendiendo los intereses rafael díaz ariaseconómicos y estratégicos de la nación Misión de servicio público. La televisióny con unos programas informativos y de pública tiene que estar en el marco de unactualidad muy potentes, y un segundo servicio público esencial para la cohesiónelaborado conjuntamente por RTVE y social: acceso universal a la cultura y a lalas públicas autonómicas, con conteni- información relevante; promoción de lados nacionales y autonómicos y distri- identidad social, el pluralismo y la parti-bución global similar. cipación; promoción de los valores y prin- En lo tocante a las públicas autonómi- cipios constitucionales; promoción de loscas, creo que las pocas que se justifican derechos de colectivos como las mujeres,deben tener un canal generalista como los menores, los discapacitados y lasmáximo y participar en un segundo con minorías. Estos fines están bien formu-producción y gestión editorial comparti- lados para RTVE en la Ley 17/2006, con-da entre ellas y RTVE, que sea de cober- cretados adecuadamente en el Acuer-tura nacional y completando la cuarta do Marco de 2007… pero son papel moja-señal del múltiplex de RTVE que admite do mientras no se concreten presupues-desconexión autonómica. Aquellas co- tariamente en un Contrato Programamunidades autónomas que decidan ce- (como preveía la Ley 17/2006). Esta defi-rrar sus actuales canales o las que ahora nición legal no debe ser rebajada.12
  5. 5. Televisión pública vs. televisión priva- del liderazgo de audiencia ha de pasarseda. La televisión pública, con la misión al de la diversidad de contenidos: ofreceranteriormente indicada, no puede ser a cada ciudadano el contenido que deseesubsidiaria de la privada; programar lo en la plataforma que prefiera y en el mo-que las privadas desechan porque no in- mento que elija. Por eso es tan importanteteresa a la audiencia. La televisión pú- la diversidad y especialidad de canalesblica, cumpliendo las normas europeas (perder un múltiplex sería un grave cer-y con una financiación estricta que se cenamiento del servicio público) y la “te-ciña a la misión de servicio público, tie- levisión a la carta”. La 1 tiene que seguirne que ser competitiva. La televisión pú- siendo la televisión generalista de referen-blica debe ser líder en la transformación cia, pero en términos de servicio públicotecnológica. es más importante el deporte minoritario de Teledeporte que la Liga de CampeonesIndependencia. La televisión pública de fútbol de La 1. Dicho en términos aca-tiene que ser independiente del Gobier- démicos: pasamos del servicio público deno, los partidos y los poderes económi- la radiotelevisión al servicio público mul-cos. Desde 2006, es institucionalmente timedia.independiente del Gobierno. No puedehaber marcha atrás. Sus gestores tie- Pluralismo informativo. En los últimosnen que seguir siendo nombrados con ocho años, TVE ha logrado una más queun alto consenso parlamentario, sepa- aceptable neutralidad y pluralismo insti-rando el tiempo de su mandato de las tucional. Tampoco en esto puede darselegislaturas. Hay que acentuar su profe- marcha atrás. Pero no basta con respetarsionalidad, exigiendo el cumplimiento la proporcionalidad parlamentaria. TVEestricto de los requisitos exigidos por la ha avanzado en el pluralismo social, peroLey 17/2006. Un cambio positivo sería faltan todavía muchas voces (las de lasla elección del presidente por el Consejo minorías, las de las nuevas tendencias) yde Administración mediante convoca- sobran políticos y tertulianos. Una insti-toria pública y examen de sus méritos tución como el Consejo de Informativosprofesionales, como ocurre con el direc- es esencial para garantizar la indepen-tor general de la BBC. dencia y pluralismo informativo.Programación. Es muy difícil definir la Financiación. Estable, adecuada y su-programación de calidad. Diríamos que ficiente a su misión pública. El retornolos programas tienen que tener una atrac- pleno a la publicidad hoy es imposible,ción mayoritaria, siempre al servicio de la pero, en cambio, sí puede admitirse elmisión de servicio público. Del paradigma patrocinio y explorar nuevas formas de 13
  6. 6. Un modelo de televisión públicacomercialización. Debe mantenerse la menos aún de lo morboso. La informa-tasa sobre las privadas. El actual recor- ción, seleccionada con rigor y respeto a late de 204 millones convertirá a TVE en pluralidad y elaborada bajo principios deirrelevante socialmente. calidad, es fundamental. También es primordial todo lo queGestión. Eficaz y transparente. Hay que pueda implicarse en el ámbito más am-poner a trabajar a toda la estructura. Debe plio de la cultura y cuanto afecte a otroshaber transparencia en la contratación. aspectos de interés social no menos im-También, un sistema de incompatibili- portantes. Aunque debe contribuir a ladades y terminar con la puerta giratoria formación de las personas que la siguen,TVE/productoras de televisión privadas. la televisión pública no debe confundir sus contenidos con los de las aulas uni-diego carcedo versitarias o escolares. Tiene que abrirseAunque una televisión pública debe te- al horizonte más amplio de la vida, laner público que la siga, porque de otra convivencia y los denominadores comu-forma carecería de sentido, no debe caer nes de la sociedad a la que sirve, evitandoen la tentación de buscar audiencia a sembrar motivos de discordia o actitudescualquier precio, como algunas han he- de discriminación entre las ideas o lascho a veces y quizás todavía hacen. Este creencias.principio implica de partida la renuncia En resumen, la televisión pública ena incluir en la rejilla cierto tipo de pro- su concepción más amplia debe respon-gramas que proporcionan una audiencia der a la realidad de ser la televisión deelevada con la ventaja añadida de que su todos y, por lo tanto, la que mejor con-coste de producción es barato. Para eso tribuya a aportar a todos un servicio deya están algunas televisiones comercia- información, de distracción y de ilus-les, cuyo objetivo casi único es obtener tración, que nos ayude a valorar más suunos buenos resultados económicos al compañía y su necesidad. Su más ele-final de cada ejercicio. mental sentido de existencia es estable- La televisión pública, sea del ámbito cer una diferencia clara con las ofertasgeográfico que cubra, tiene que fijar sus que, por supuesto, legítimamente –deobjetivos en aportarle a la sociedad ele- eso que no queden dudas–, vuelcan sumentos que la enriquezcan y que la digni- talento en otras direcciones.fiquen. Esto –que, en absoluto, excluye elentretenimiento– obliga a una selección fernando gonzález urbanejade los contenidos en función de su inte- RTVE sufre demasiadas conspiracionesrés general pero nunca en el cultivo ni de que buscan su punto final, unas explí-la chabacanería, ni de lo esperpéntico, ni citas y otras no tanto, porque entre sus14
  7. 7. defensores más entusiastas no faltan obsesiona a quien tiene que captar publi-quienes la empujan al abismo con la pre- cidad y defender su bono, pero no a quientensión de volver a unos tiempos imposi- tiene un compromiso con los ciudadanosbles. No lo tiene fácil la actual RTVE en que pagan impuestos. RTVE tiene queuna etapa de ajustes presupuestarios y de huir de los defectos que implican e im-competencia que exige flexibilidad en las ponen el partidismo y el despilfarro: esosorganizaciones, uso de tecnologías avan- son los males a evitar, que llevan al actualzadas, innovación, realismo y audacia. modelo a la liquidación por imposible.En resumen, todo menos burocracia y de- Que el debate sobre TVE esté en cuán-rechos adquiridos. Es cierto que en RTVE tos minutos dedica a cada partido oatesoran habilidades y talentos (pese al cómo se sienten tratados sus aparatos dedesgaste de los últimos años), pero con propaganda es decepcionante, arruinatendencia a esconderlos, con una buro- cualquier esperanza. Habrá que elevar elcracia y un inmovilismo que conducen a debate, colocarlo en la búsqueda de unaarruinar las esperanzas. gestión excelente y una programación de- ¿Qué virtudes debe buscar la nueva cente y responsable, de calidad; lo cual noRTVE?: fundamentalmente, la seriedad, quiere decir intrascendente o aburrida. Seel rigor, la calidad. Una empresa con fi- puede hacer una buena televisión pública.nanciación asegurada (luego aludiré acuánta financiación) tiene el deber de Para ello, son necesarias, aunque no su-una administración ejemplar y también ficientes, dos condiciones:de colocar la calidad como objetivo cen- Primera: un consejo de administracióntral. RTVE no tiene que pelear por el últi- (no solo un presidente) muy competen-mo punto de audiencia cuantitativa que te, como manda la ley, sin cuotas, sinpermite captar unas decenas de millones infiltrados, sin intereses de parte. Unde euros adicionales de publicidad; su consejo reducido, de cinco a siete per-competición está en la respetabilidad, sonas, con plena dedicación, personasen la calidad, que puede dar algún punto competentes y respetables, con currícu-menos de share, pero varios más de in- lum, capaces de trabajar en equipo, defluencia y de credibilidad. elegir directivos, de resistir presiones y Anunciar que TVE se hunde por perder de gestionar. Es responsabilidad de Ra-un punto de share son ganas de enredar joy y Rubalcaba componer ese consejo.y de no entender nada. El liderazgo de Segunda: una financiación clara y sufi-la audiencia, del 10 al 13% de share, no ciente. En ningún caso, esos 1.200 mi-puede significar el ser o no ser de TVE. llones de euros en los que lleva instaladoSus objetivos están en emitir calidad, la el gasto de RTVE desde hace años. Sirveaudiencia vendrá por añadidura. El share como referencia una cifra intermedia 15
  8. 8. Un modelo de televisión públicaentre las que gastan las dos grandes te- Puestos a admitir una televisión públi-levisiones en abierto, en torno a 600-700 ca como mal menor y fruto de la volun-millones de euros, con una transición a tad de la mayoría, habría que entenderlaesa cifra que sea razonable. Cantidad que sobre los principios de la subsidiaridaddebe salir del Presupuesto y no de im- del Estado. Sin competencia con las pri-puestos artificiosos y de dudosa legalidad vadas, que viven en rebeldía contra losaplicados a compañías privadas. supuestos de la ley que las germinó, y consagradas al apoyo del trabajo docentemanuel martín ferrand en las escuelas, la formación permanen-Supongo que todos los colegas miem- te de adultos y, generalizando, dedicadasbros de la Asociación de la Prensa de al servicio y la difusión de la cultura y,Madrid manifestarían su escrúpulo ante si fuéramos capaces de crear un marcola idea, ya caducada, de una “Prensa de objetivo y profesional, de la información.Estado” y, curiosamente, somos muy No de la opinión. Naturalmente, salvo enpocos los que defendemos, ya avanzado las autonomías bilingües –en las que, so-el siglo XXI, que no debiera existir una bre el mismo patrón, cabría la emisión“Televisión del Estado”. ¿La deferencia en el idioma local–, solo una televisióntecnológica que media entre lo impre- pública, con una sola cadena. Cubriríaso y lo audiovisual es suficiente razón todo el territorio nacional. ¿Tendría unapara condenar lo uno y defender lo otro? emisión destinada a la propagación in-Cuesta mucho entender que, entre las ternacional del idioma español? Puesfunciones del Estado, en cualquiera de también, pero sin olvidar el principiosus planos administrativos, esté la de de que la emisión audiovisual no es unaofrecernos una película de Hollywood, función del Estado, como pueda serlo laun telediario sesgado según el turno en Justicia, la Educación, la Sanidad o el or-la alternancia del poder o un concurso den público.dicharachero. La televisión, en Europa, nació pública felipe sahagúnporque Joseph Goebbels la había conver- Hay tantos modelos de radiotelevisióntido en arma de guerra; pero, según lo pública como países, y muchos de esosentiendo, su condición estatal va contra modelos han cambiado con el tiempo,las esencias de la libertad y el pluralis- con los vaivenes políticos y económicos,mo. La pérdida de valor estratégico de los y con la revolución tecnológica. A pesarmedios audiovisuales clásicos rechaza la de todo, no hay país que aspire a tenerpresencia pública en su propiedad, elabo- voz propia e influencia en la sociedadración y difusión; aunque son muchos los internacional que no disponga de unaintereses acumulados en su entorno. radiotelevisión pública y, cuando más16
  9. 9. fragmentado sea el mercado de la infor- interés, a la mayor audiencia posible y amación, más necesario será un servicio la calidad.público que informe, eduque, entretenga Los principios fundamentales que de-y dé voz a todos por igual, independiente- ben guiar a la radiotelevisión pública nomente de su clase, ideología y condición. han cambiado con la revolución de In- De los tres modelos tradicionales –el ternet y la digitalización. Todo serviciocomercial, el estatal y el de servicio pú- público debe responder a los principiosblico independiente–, es difícil encontrar de universalidad (accesible a todos ymodelos puros, pero creo que el ideal, al democrático), diversidad (de géneros,que debe aspirar toda democracia para temas y audiencias), independencia (sinconsolidarse, es el de servicio público. muros que impidan la libre expresión de Significa apostar por una radiotelevi- información, opinión y crítica) y la mar-sión independiente tanto de los Gobier- ca distintiva que todo servicio públiconos de turno como del mercado, con un necesita en lo que hace y, sobre todo, ensistema de financiación suficiente para la forma de hacerlo.preservar su independencia y para cum- Dicho modelo exige un control y unaplir su misión al interés general. supervisión independiente de los polí- Todas las fuentes de financiación dis- ticos de turno y del mercado publicita-ponibles –canon, presupuestos, publi- rio, y una evaluación permanente delcidad, donaciones y comercialización cumplimiento de su misión de serviciode programas– pueden servir. La im- al interés común por parte de una co-portancia de unas u otras depende de la misión formada no solo por los partidoshistoria, de la tradición y de la cultura. con representación parlamentaria, sinoTan adecuada puede ser una como otra, también por los educadores, los perio-varias o todas a la vez, si la financiación distas, los académicos, los espectadores,se gestiona de modo que no pueda inter- los sindicatos y los empresarios.ferir en la misión de interés público. Dicha misión exige una información antonio San Joséimparcial y rigurosa, libre de tintes pro- Soy firme partidario y convencido de-pagandísticos o partidarios; una progra- fensor de la televisión pública. Y más enmación de interés general y de servicio a tiempos en los que cierta competenciatodos, en especial a las minorías; la pro- audiovisual ha tendido a abaratar in-moción de los valores constitucionales y telectualmente los contenidos hasta elde los intereses nacionales; contenidos punto de hacernos añorar tiempos pasa-que impulsen la vertebración social, y dos, de mayor calidad, en las emisionesatenta siempre a las necesidades cultu- que configuran las parrillas de las dife-rales de los ciudadanos sin renunciar al rentes cadenas.  17
  10. 10. Un modelo de televisión pública Una televisión pública no tiene que Saquemos, por favor, a la radiotele-ser forzosamente aburrida ni exenta visión pública de la discusión políticade interés para una amplia panoplia de barata. Actuemos con altura de miras yespectadores. Ese es el pretexto que al- grandeza democrática. Garanticemos agunos interesados ponen para conjurar los ciudadanos un modelo audiovisuallas posibilidades de un modelo que ha del que puedan sentirse orgullosos. Unade servir forzosamente a los intereses televisión plural, abierta, respetuosa yinformativos, culturales, formativos y útil para la sociedad a la que sirve. Esede ocio de amplias capas de la socie- es el camino. No es fácil, y menos vi-dad. Defiendo “una televisión pública niendo de donde venimos, pero hay porcon público”, con vocación de llegar al delante una tarea apasionante que exi-mayor número de espectadores posible ge generosidad de los partidos y sosiegoy con una serie de contenidos suscepti- en el debate. Una televisión austera quebles de interesar, formar, entretener y nos permita sentirnos orgullosos por loenriquecer a los mismos.  que aporta. Una televisión de todos en El modelo añorado es aquel que se la que podamos entender el presente yaleje no de la política, sino de los chatos mirar el futuro.intereses partidistas. El que sea capaz Ahí está el reto...de convocar a miles de personas antecontenidos que no les hagan perder el juan varelatiempo y, en consecuencia, sean útiles Es hora de refundar el servicio públicopara su desarrollo como personas. El de radiotelevisión en la era digital. Supe-que se conforme con una parrilla atrac- rar la televisión y la radio para centrarsetiva, interesante y apetecible, que no en el acceso abierto de los ciudadanos atiene que ser forzosamente la más cara, los contenidos de servicio público (porsino la más imaginativa y original. El su función) y de dominio público (pro-modelo que cuente con la excelente piedad o participación pública: los lla-plantilla de profesionales que confor- mados procomunes).man la estructura de Televisión Españo- Cuando los medios, la tecnología y lala y Radio Nacional de España.  sociedad viven el impacto de Internet, Cuanto más profesionalicemos la Cor- las nuevas tecnologías y la sociedad deporación RTVE, mejor servicio estare- la información, la discusión no puedemos prestando a la sociedad. Lógicamen- seguir anclada en la herencia del siglote, ello ha de tener un control objetivo y XX. El futuro del servicio público estáplural del Parlamento para garantizar el en la convergencia digital, la redefi-cumplimiento de los objetivos que esta nición de sus objetivos para promovertiene asignados por ley.  una sociedad abierta, ampliar el acceso18
  11. 11. de los ciudadanos a los contenidos (in- blico, donde los ciudadanos busquen,formación, cultura, ciencia, educación, exploren y encuentren contenidos, y unetc.), convertirse en un espacio ciuda- Facebook social, un nuevo espacio pú-dano en la era de las redes sociales y ga- blico digital alrededor de los interesesrantizar el acceso a la información y los públicos y ciudadanos.contenidos sociales o financiados condinero de todos (procomunes). El nuevo servicio público digital necesita: Cuando redes sociales y nuevas tec- 1. Convergencia tecnológica: convertir-nologías crean plataformas privadas se en una plataforma digital multipan-donde los usuarios son “prosumidores” talla en la que se distribuyan y promue-(consumidores y creadores), el servicio van los contenidos públicos, tanto de lapúblico digital puede garantizar una televisión y el cine como de la investi-plataforma abierta en la que creadores, gación, la ciencia y la cultura. La puertaproductores, desarrolladores y público de una gran red para llegar a todas lasse encuentren para compartir conteni- fuentes públicas: radiotelevisión, mu-dos e información sin restricciones pri- seos y archivos, educación e investiga-vadas o comerciales. ción, recursos y datos. Superar la TDT y El servicio público digital debe avan- estimular la convergencia entre televi-zar en independencia política y eco- sión, Internet y aplicaciones.nómica; coordinación de los recursos 2. Independencia: gobernado por un con-estatales, autonómicos, municipales y sejo independiente con objetivos públicossociales; en tecnología, para superar la y revisados periódicamente. Integradotelevisión y convertirse en una plata- por miembros profesionales y de presti-forma digital abierta y con estándares, gio. Elegidos por concurso a propuestaaccesible desde cualquier equipo y pla- del Parlamento, autonomías y munici-taforma sin limitaciones comerciales; pios, representantes de los medios, laredefinirse como un espacio público producción y la tecnología, la audienciade contenidos y relaciones entre ciuda- y los consumidores, las instituciones cul-danos; promover el acceso a los conte- turales y científicas, y los trabajadores.nidos de interés público; estimular la Ese consejo debería seleccionar las di-producción, y empujar la innovación, recciones profesionales de las diferentestecnológica y de contenidos. empresas y medios: independientes, con Ser una plataforma social, de conte- objetivos concretos y auditables.nidos y tecnológica, en la que los ciu- 3. Sostenibilidad económica: financia-dadanos encuentren, compartan y ac- ción transparente y pública. Con re-cedan a la oferta pública de la sociedad cursos obtenidos de la compensaciónde la información. Un Google de lo pú- del uso del espectro radioeléctrico y las 19
  12. 12. Un modelo de televisión públicaredes por los medios y las empresas de por la innovación y el descubrimiento detelecomunicaciones. Una financiación nuevos contenidos y ofertas de valor.para rentabilizar los bienes comunes, 7. Innovación e I+D: convertirse en motormás que con un canon sobre los ciuda- de la industria y la convergencia. Superardanos. las limitaciones interactivas de la TDT, re-4. Colaboración y coordinación de todos ordenar el espectro y la oferta de canales,los recursos públicos: sostener canales estimular el desarrollo y las ventajas dey servicios estatales y autonómicos con la televisión híbrida y conectada (VoD,sentido propio y uso de las diferentes streaming, HD y 3D, etc.) y garantizar ellenguas no está reñido con colaborar en acceso a toda la población.objetivos, recursos y producción paramaximizar la eficiencia y garantizar el Los cambios en los hábitos y demandasacceso a los contenidos a todos los ciu- de la sociedad, la revolución tecnológi-dadanos. ca, la Agenda Digital europea y la ne-5. Contenidos públicos y multipantalla: cesidad de repensar las necesidades depromover la innovación y el acceso a to- un ciudadano hiperconectado en undos los contenidos de propiedad, gestión mercado con alta competencia y abun-o promoción pública. Del entretenimien- dancia de oferta son la oportunidadto de calidad a la cultura, la ciencia o los para refundar un servicio público paradatos públicos. A través de todas las pan- ciudadanos empoderados: con mayortallas y con aplicaciones para mejorar el acceso y participación a los contenidos,acceso desde los nuevos soportes. la información y los datos públicos.6. Enfoque social: alejarse de la oferta Un servicio que necesita ser atractivo,comercial y centrarse en la rentabilidad con alta usabilidad y de gran audiencia,social: información, conocimiento y edu- pero enfocándose a la calidad de la ofer-cación, contenidos de calidad e interés ta y el estímulo social y de innovación,social, promoción de la producción inde- sin competir por el target y los conteni-pendiente, atención a los menores y a co- dos más comerciales. Un servicio de do-lectivos sociales, y una decidida apuesta minio público. n20

×